C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O

INFORME SOBRE EL TRABAJO QUE CIUDAD ALFARO LLEVA ADELANTE EN LOS CERROS DE HOJA Y JABONCILLO.
Jorge G. Marcos PhD César I. Veintimilla Msc Richard Lunniss PhD

Al irse a cumplir el centenario de la publicación del volumen II de la Arqueología de Manabí1 por Marshall Saville, el informe final de investigaciones que ese autor llevó adelante en la costa del Ecuador en 1906 bajo el auspicio de la Fundación Heye2, para el fondo arqueológico sudamericano del Museo del Indio Americano de la Ciudad de Nueva York3, la Corporación Centro Cívico Ciudad Alfaro retoma las investigaciones arqueológicas del emblemático monumento de los Cerros de Hojas y Jaboncillo en Manabí. Inicia los trabajos con la puesta en valor de 57 hectáreas de dicho monumento en el sistema territorial de las laderas del Este en Cerro de Jaboncillo. La investigación que iniciamos en convenio con el INPC, es parte de un proceso emprendido por el gobierno de la revolución ciudadana presidido por el Economista Rafael Correa Delgado, y de acuerdo al siguiente derrotero: en 2006 al cumplirse los 100 años del inicio de las investigaciones de Saville el INPC – Costa contrata con el arqueólogo Telmo López una prospección inicial del Cerro de Jaboncillo. En el 2008 el INPC contrata al Dr. Florencio Delgado para llevar adelante una prospección intensiva de los Cerros de Hojas, Bravo, Guayabal, Verde y Jaboncillo con el fin de determinar el área arqueológica y preparar un informe que permita al INPC preparar el acuerdo ministerial para la declaratoria de estos monumentos como Patrimonio Cultural de la Nación. Lo que se culmina en ----------

El complejo arqueológico Manteño de los Cerros de Hojas y de Jaboncillo fue trabajado por el arqueólogo Marshall Saville, en 1906 (informe preliminar 1907, informe final 1910), profesor de la Universidad de Columbia en la Ciudad de Nueva York, y jefe de la misión a él encomendada por la Fundación Heye para el Museo del Indio Americano, de dicha ciudad. Sin embargo, ya en 1853 el cónsul de Italia y Francia en Guayaquil, Sr. Destruge había enviado una silla o trono en “U” al Museo Pigorini de Roma, la cual según los arqueólogos de dicha
1
2

Archaeology of Manabí Volume II (New York,1910), Volume I, (1907) George Heye Foundation, 3 Museum of the American Indian, este museo fue cerrado en la década de los años 1980 y adquirido por el sistema de museos nacionales de EE. UU., Smithsonian Institution de la Ciudad de Washinton, donde en su nueva sede ha exprimentado un importante desarrollo durante de primera década del siglo XXI.

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
institución, había sido encontrada “formado un ágora con otras sillas en “U” sobre el cerro de Montecristi.” Se trataba posiblemente del Cerro de Hojas, por su proximidad a Montecristi, ya que no existen evidencias de que en la cima del Cerro de Montecristi se hallan encontrado monumentos arqueológicos con sillas en “U” formando semicírculos como lo describieron los primeros arqueólogos que visitaron las Cerros de Hojas y de Jaboncillo. Aparte de Saville, han excavado y explorado en el Cerro de Hojas, Jacinto Jijón y Caamaño, Max Uhle, Carlos Zevallos Menéndez, Emilio Estrada entre otros. El Cerro Jaboncillo está ubicado en la parroquia de Picoazá (cantón Portoviejo, provincia de Manabí), cerca del poblado de Picoazá. Es parte de un cordón de cerros conformado también por el Cerro de Hojas y Bravo, y que colindan con importantes arterias viales como la vía Portoviejo – Montecristi – Manta y la Picoazá – Jaramijó. Está ubicado en las siguientes coordenadas UTM: 17M 550250 E 9882000 N; 549000 E 9887000 N; 551000 E 9887600 N; 554000 E 9884000 N. Con el fin de llevar adelante la puesta en valor4 arqueológica de lo que posiblemente constituyó el Centro Político Ceremonial de la Formación Estatal Manteña (siglos X-XV) es necesario emprender una investigación y restauración de los monumentos arqueológicos que cubre cimas y laderas de los Cerros de Hojas y Jaboncillo y su entorno. Para afinar el diagnostico se diseño una investigación inicial o Bloque A5 que permita conocer y evaluar el estado de deterioro y necesidades de consolidación de los monumentos. Estos cerros están cubiertos por remanentes del bosque deciduo (árboles se les caen las hojas durante la estación seca) y en la parte más alta por un bosque de nube donde habitan orquídeas, bromelias y otras epifitas propias de este tipo de bosque, constituyéndose en una zona de altísima biodiversidad. Existe también una gran variedad de fauna aviar y de mamíferos, algunos en peligro de extinción. Debido a la altísima biodiversidad vegetal y animal, la recuperación de estos cerros deberá enfocar tanto el rescate de los yacimientos arqueológicos como la preservación del bosque natural que los cubre.

4

Puesta en valor: se refiere al estudio y conservación de los bienes arqueológicos para convertirlos en iconos de la identidad de los pueblos. 5 Bloque A: PROYECTO DE RECUPERACIÓN PATRIMONIAL DE LOS CERROS DE JABONCILLO, GUAYABAL, VERDE Y HOJAS, Investigación básica inicial que se ha planificado ejecutar en 2010.

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
Mapa 1 – Área declarada de interés patrimonial y bosque protector.

En el Bloque A hemos identificado en las laderas del Este del Cerro de Jaboncillo un espacio de 57 hectáreas con un conjunto de varios elementos que se pondrán en valor durante este año, 13 hectáreas centrales en las que se distinguen una terraza de cultivo con una pequeña albarrada, seguida de otra terraza bordeada por un muro de piedra, sobre esta terraza hay varias estructuras de piedra, base de viviendas. Hacia el sur, una terraza cono truncada con estructuras de posible importancia ceremonial, un templete con talud recubierto de piedras y una rampa de ingreso orientada hacia el Este. Hacia el Norte, un mirador desde cuya cúspide se baja hacia una quebrada donde cae una cascada, el entorno de la cascada con una muy rica flora característica del bosque seco tropical combinado con un bosque de nubes, en el ingreso al mirador se encuentran varios silos con tapas de piedra. Al Oeste y a mayor altura, se halla tres terrazas en un risco con muros de entre 150 m y 180 m de largo recubiertos de piedra, dos de estos muros tienen 4 metros de altura y el central 8 metros de altura. Sobre cada uno de estos muros se encuentran las bases de 9 edificaciones. Descendiendo por un sendero prehispánico y escalinatas de piedras se llega a un despeñadero de roca viva, del que los antiguos manteños obtenían la piedra para sus edificaciones en el sector. Todavía se puede ver allí, restos del trabajo de los canteros, tanto en la remoción de bloques de piedra, como del tallado de los artefactos. En Agosto tendremos suficiente información para presentar el plan de trabajo para la puesta en valor de los conjuntos arqueológicos mejor conservados en los Cerros de Hojas, Guayabal, Bravo y Jaboncillo. Debiendo restaurarse entonces los

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
más importantes conjuntos monumentales que se hallan en las diferentes áreas de uso tradicional, definidas por el proyecto Diagnóstico sociocultural y ambiental de las comunidades Guayabal, Las Palmas, La Sequita y Pepa de Huso. identificadas en los cerros. En este sentido se han identificados estos espacios de uso tradicional como “Sistema Territorial Costero”, “Sistema Territorial Montañoso” y el “Sistema Territorial de las Laderas del Este”. Mapa 2 - Sistema Territorial Costero

El sistema territorial costero, se define por la interacción de los cerros con el mar, relacionando las poblaciones de Jaramijó, La Victoria, La Sequita. La idenficación de restos de edificaciones arquológicas llamadas por los habitantes del área “corrales” permite inducir que el sistema territorial costero, ha sido espacial y temporalmente para los Manteños un espacio básico de interacción con el mar y base para el comercio (marítimo). Mapa 3 - Sistema Territorial Montañoso

Este sistema territorial manifiesta la relación Prehispánica del desarrollo completo de un pueblo que tenía complejos niveles de Ingeniería en el uso de su

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
infraestructura y recursos, como la construcción de caminerías con drenaje, que hasta hoy existen, el manejo del agua mediante albarradas y pozos, el bodegaje de productos en silos, la construcción de sitios monumentales ceremoniales y de vivienda. Una comunicación rápida y directa se produce a través de la vía Montecristi-Portoviejo Sur.

Mapa 4 - Sistema Territorial de las Laderas del Este

Este sistema territorial se basa principalmente en la presencia de los vestigios arqueológicos y caminería Prehispánica, Pozos, silos, construcciones Monumentales, etc… Además está rodeado de vías carrozables y de fácil acceso. Sin embargo el impacto visual de las canteras y de las mismas estructuras metálicas de las torres deben ser consideradas en la planificación de programas de turismo cultural.

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
Mapa 5 - Caminería y senderos

La caminería en el sistema Montañoso y Laderas, es una gran muestra del nivel de organización Prehispánica, además de darnos una muestra del uso del Drenaje y el nivel de ingeniería está de acuerdo a las situaciones ecológicas del entorno. El sistema Montañoso y el Sistema territorial Laderas Este co-existían mediante las vías de comunicación presentes en todo este espacio, existen caminos de tierra con drenajes o bordillos, graderíos, escalinatas talladas en piedra, etc, Hasta hoy se aprecia un sistema integrado de vialidad, que servía para desplazarse a lo largo de la montaña, para ir a distintas zonas de vivienda, cultivos, albarradas, cascadas, áreas rituales y de bodegaje (silos). En el sistema de información geográfica se pudo definir que en el área Montañosa y Laderas existen 46 kilómetros, de caminería y senderos, y 31 km de vías carrozables (solo de 3er orden), que muchos son accesos, a caseríos, fincas, a las antenas y a las canteras principalmente. (MAPA 5)
TIPO CAMINERÍA Y SENDEROS Longitud contador (m) 55 46670.9

VÍA CARROZABLE DE TERCER ORDEN 52 TOTAL

31615.0 78286.0

Una recopilación histórica de los sucesos que han marcado la vialidad de la zona, obtenida tanto en los talleres como en conversaciones con los habitantes de Pepa

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
de Huso, resume que existía un camino de herradura que comunicaba Pepa de Huso, con la Victoria y Jaramijó, hacia el mar (sistema territorial Costero), y que sobre el mismo se levantó lo que es el carretero pavimentado de dos vías (1990), de segundo orden que cumple su misma función. En el dialogo con los pobladores de los cerros Jaboncillo y de Hojas, se puede concluir que ellos han utilizado las mismas caminerías “que han existido desde siempre”, que hasta los años 50’s fueron utilizadas para el comercio de sombreros de paja de toquilla y el trasporte de materia prima, y “el paso de ganado”. Con la construcción de la carretera la Portoviejo Manta, alrededor de 1952 a 1954 aproximadamente, se construyo el eje vial sur (MAPA 5) y tomo importancia el mismo por la presencia de la antigua vía férrea , hasta imponer su influencia predominante a partir de su arreglo y ampliación en el 2006. El proceso de manejo del medioambiente en los Cerros de la Costa. El manejo de las cordilleras costeñas por los Manteños es la culminación de un proceso que se inicia con los avatares que los cazadores de la gran fauna tuvieron que afrontar al producirse el cambio climático que puso fin a la edad de los hielos del Pleistoceno, y dio inicio a un periodo más calido y húmedo conocido como Holoceno. Este cambio climático dio pié a la mega-biodiversidad que caracteriza al territorio que ocupa el Ecuador actual, y es uno de las causales de la extinción de la megafauna pleistocénica, al reducirse el hábitat de sabanas que la mantenía y ser reemplazadas por el bosque seco y bosque húmedo característicos del Neotrópico. El cambió climático produjo también importantes modificaciones en la organización social de los cazadores que reemplazaron las formas sociales pretribales por formaciones tribales (Bate), como lo permiten vislumbrar los yacimientos Vegas excavados por Lanning y por Stothert y que datan de hace 9400 años. Es durante esta época como lo ha demostrado Piperno que los horticultores de la época se inician en el cultivo del maíz entre la siembra de otras semillas como el zapallo, y de vástagos como el lerén o bijao, y posteriormente la achira y la yuca etc. A partir de hace 6000 años y durante los siguientes 2000 años, los grupos sociales que conocemos como Valdivia, emprendieron un proceso evolutivo en la producción, tomando la posta de la horticultura iniciada por la gente de la Cultura Vegas, que acabamos de discutir, y llevadas a formas agrícolas de roza y quema, agricultura extensiva en las vegas de los ríos, y sistemas de intensificación agrícola como albarradas y campos de camellones. A partir de entonces estos sistemas son perfeccionados, añadiéndose a ellos sistemas de almacenaje, y de manejo complejo del recurso agua. En el siglo IX de nuestra era, las sociedades jerarquizadas que se consolidan en señoríos regionales, van a dar paso al estado prehispánico Manteño, quienes se expanden a lo largo de las cordilleras de la costa aprovechando el bosque de nube, que les permite una producción excedentaria, que ensilan, ofreciendo de

C CE ER RR RO OS SD DE EH HO OJ JA AS SY YD DE EJ JA AB BO ON NC CI IL LL LO O
esta manera seguridad alimentaria a los pobladores de la región costera que ocupan. Los yacimientos arqueológicos de los Cerros de Hojas y de Jaboncillo parecen indicar que forman parte de un gran centro político ceremonial de la más alta importancia para esta formación estatal prehispánica. A continuación presentamos los informes técnicos del avance de la investigación realizadas por los arqueólogos Jorge G. Marcos, César I. Veintimilla, Richard Lunniss.