You are on page 1of 9

POLIÉTICA 2009 - Año 2 Nº 8 pp.

26-35

La democracia representativa liberal [y neoliberal] Antonio López Tomas Hobbes (El Leviatán, 1651) y Jhon Locke (Segundo Tratado sobre el gobierno civil, 1690), son los pensadores que fundamentan teóricamente el moderno Estado burgués y el liberalismo como su sistema político. Ambos basan su teoría en una supuesta condición humana natural e innata, que hace al hombre un sujeto individual, egoísta, insociable y movido sólo por pasiones, principalmente la pasión de poder. Según Hobbes, la política no es más que el despliegue de la pasión de poder, una “inclinación general de la humanidad entera, un perpetuo e incesante afán de poder, que cesa solamente con la muerte”. Hobbes apoya sus tesis en el derecho natural. Parte de una hipotética sociedad en “estado natural” en la que no existe aún ningún pacto político. El hombre se encuentra en estado de plena libertad, igualdad y derecho a defender su vida de cualquier forma. Es decir, no existe ningún impedimento externo que lo limite en el uso de su poder para la preservación de su propia vida, pues no existe ley que establezca restricción alguna. Los hombres son iguales física y mentalmente, pues aun el débil puede asociarse con otros para aumentar su poder. De esta igualdad de hecho, basada en el derecho natural, nace la competencia por la consecución de bienes, ya que la escasez relativa de estos y la apetencia de muchos por los mismos introduce la desconfianza y, con ella, la tendencia a la guerra pues el hombre se adelanta a “…dominar por medio de la fuerza o por la astucia a todos los hombres que pueda, durante el tiempo preciso, hasta que ningún otro poder sea capaz de amenazarle”. Estos actos de conquista que inicialmente tienen un sentido de protección ante agresiones externas motivadas por la necesidad, se transforman por efectos de la pasión de poder en actos dirigidos a tratar de aumentar el dominio más allá de lo indispensable. Lo que inicialmente fue un acto necesario de preservación de la vida se convierte en fuente de discordia permanente, la cual tiene tres fuentes: la competencia, la desconfianza y la gloria. La igualdad natural engendra la competencia que lleva a usar la violencia para apropiarse de hombres y bienes. La desconfianza conduce a usar la violencia para defender dichas

De allí la celebérrima definición de Hobbes de que en el “estado natural” el hombre es un lobo para el hombre. convirtiéndose en enemigo del otro Locke. a la enemistad y a la guerra. no hay oportunidad para el desarrollo de la sociedad. una guerra tal que es la de todos contra todos.. inclina a la lucha.. sino que se da durante el lapso de tiempo en que la voluntad de luchar se manifiesta de modo suficiente”. Se desarrolla así un poder ofensivo que se convierte en medio para acrecentar el poder y la gloria: “La pugna de riquezas.Año 2 Nº 8 pp. suplantar o repeler a otro”. convirtiéndose en enemigo del otro. Locke considera que aquel que se . El resultado de la discordia en este “estado natural” es una tendencia a la guerra pues cada hombre no tiene más seguridad que la que deriva de su propia fuerza. pues nada puede prosperar. en el acto de luchar. Porque el medio que un competidor utiliza para la consecución de sus deseos es matar y sojuzgar. pobre. pero no de una manera arbitraria. y la vida del hombre es solitaria. placeres. pueden generar confusión y desorden y conducir a un estado de guerra. existe continuo temor y peligro de muerte violenta. “…y lo que es peor de todo. tosca.POLIÉTICA 2009 . Porque la guerra no consiste solamente en batallar. aunque con matices que atenúan la visión realista de Hobbes. honores u otras formas de poder.durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que los atemorice a todos. La gloria conduce a acrecentar la reputación como manera de alimentar la pasión de poder. Dice Hobbes: “. la pasión y la venganza al castigar a otros. embrutecida y breve”. La parcialidad. se hallan en la condición o estado que se denomina guerra. 26-35 posesiones. sino con arreglo a la razón y la conciencia y de manera proporcional al delito. La violación de los preceptos de la ley natural acarrea el castigo que puede ser ejecutado por cualquier hombre. Pero en el “estado natural” los hombres tienen el poder ejecutivo de la ley natural y son juez y parte de sus propias relaciones. coincidirá con éste en que el “estado natural” puede derivar en un “estado de guerra”. En tal situación como es obvio. El resultado de la discordia en este “estado natural” es una tendencia a la guerra pues cada hombre no tiene más seguridad que la que deriva de su propia fuerza.

el hombre tiene una naturaleza irracional. pues no existen leyes ni por tanto justicia. La necesidad de la sociedad civil (o Estado político) Según los fundadores del liberalismo. 26-35 vale de las prerrogativas de la ley natural para dominar a otro hombre de modo absoluto. Dice: . La razón sugiere adecuadas normas de paz. La fuerza y el fraude se convierten en las principales “virtudes” en un constante esfuerzo de lucha por la dominación entre enemigos que buscan una inestable seguridad personal. Surge así la justificación de la constitución de la sociedad civil o Estado político. Sin una autoridad central a la cual apelar. Pero ante el peligro que este estado significa para la vida y para la propiedad. La naturaleza de la sociedad civil (o Estado político) La construcción de este Estado político que detenga las calamidades del “estado natural” es considerado por Hobbes el mayor de los poderes humanos.POLIÉTICA 2009 . La fuerza y el fraude se convierten en las principales “virtudes” en un constante esfuerzo de lucha por la dominación entre enemigos que buscan una inestable seguridad personal. entonces los hombres deben acordar y cumplir los pactos que sean necesarios para mantenerla. cada uno tiene derecho a cualquier acción. Hobbes hace despuntar un momento de lucidez de la razón y de las pasiones: “Las pasiones que inclinan a los hombres a la paz son el temor a la muerte. se coloca en un estado de guerra. ya que nada es injusto. un estado de enemistad y destrucción. Ello obliga a la construcción de un “poder capaz de imponerse a todos” y por tanto de garantizar la paz y el desarrollo social. el deseo de las cosas que son necesarias para una vida confortable y la esperanza de obtenerlas por medio del trabajo. Si la paz es mejor que la guerra porque garantiza la vida y las condiciones de seguridad adecuadas para disfrutar de la propiedad.Año 2 Nº 8 pp. Ello obliga a la construcción de un "poder capaz de imponerse a todos” a las cuales pueden llegar los hombres por mutuo consenso”. La razón opera organizando los pensamientos y dándoles la lógica necesaria para la satisfacción del apetito de poder y de gloria que conduce a la guerra de todos contra todos. pues de otra manera no habría lugar para el desarrollo y disfrute de ninguna propiedad ni pasión humana.

Año 2 Nº 8 pp. La fundación de tal poder es la concentración de todos los poderes individuales en un solo poder soberano. pero a cambio. El nuevo poder debe mantener los derechos del “estado natural”. Este poder se crea mediante el consentimiento individual de todos. los derechos naturales pueden ser transferidos por conveniencia mutua a través del Contrato Social. éste debe transferir sus poderes a una autoridad central capaz de ordenar la sociedad. una preeminencia constante del poder constituido sobre el poder constituyente]. de lo que deriva la legitimidad del Estado. pues los derechos naturales. 26-35 “El mayor de los poderes humanos es el que se integra con los poderes de varios hombres unidos por el consentimiento de una persona natural o civil. pues este es el fin fundamental de la constitución del gobierno civil. Como el momento lúcido de la razón aconseja que cada hombre se desempeñe en paz. tal es el poder de un Estado”. como derechos naturales y estar sujeto a gobernar estableciendo leyes promulgadas y conocidas por el pueblo. un gobierno absoluto es inconsistente con la sociedad civil. [Obsérvese como los golpistas en el caso de Honduras. La multitud unida en una sola persona traerá la paz y la seguridad a la comunidad. a excepción del derecho a la vida. Para defenderse de la fuerza. Un gobierno absoluto puede acarrear los mismos peligros que entrañaba el “estado natural” para disfrutar de las . En este sentido Locke sienta las bases para limitar el poder civil (el poder del Estado) en relación con los derechos de los individuos. es decir. en cambio. El poder del soberano que surge por la delegación de la soberanía de cada contratante es incuestionable ya que ningún hombre puede protestar contra la institución de la soberanía que ahora descansa en un poder distinto del poder de los contratantes. los súbditos no pueden cambiar la forma de gobierno. Así pues. Para Locke. defienden su poder con los llamados “artículos pétreos” de la Constitución. la seguridad y especialmente a preservar la propiedad de cada uno. pues la situación de guerra impide ejercitarlos. pueden ser transferidos cuando sea conveniente y necesario. conviene la creación de un poder externo coercitivo como la única vía para garantizar la vida y la propiedad. aplicadas por jueces probos y neutrales quienes decidirán las controversias orientándose por tales leyes. El nuevo ordenamiento jurídico debe estar dirigido a garantizar la paz.POLIÉTICA 2009 .

Pero obsérvese el carácter contradictorio de este argumento. sólo a cambio de una formal igualdad ante la ley y una hipotética defensa de la seguridad y la vida por parte del Estado? Es claro que este contrato social lo que hace es legitimar la propiedad privada de quienes han expropiado a toda la comunidad. Propiedad. entendido como la concepción política que establece las limitaciones del poder del Estado para menoscabar los derechos de los individuos. 26-35 propiedades. el liberalismo [y la democracia liberal] se fundamenta en una supuesta defensa de la libertad individual como valor supremo e inviolable. ¿Cómo es que si se parte de un “estado natural” en el que todos son propietarios y libres. Locke se inclina entonces por la división del poder. libertad individual e igualdad ante la ley La brevísima síntesis anterior de algunas de las tesis centrales del liberalismo nos permite aproximarnos a una mejor comprensión de los principios de la democracia liberal: la defensa de la propiedad privada.POLIÉTICA 2009 . . Este carácter inalienable de la libertad nace del pacto por el cual se crea la sociedad civil (o Estado) ya que todos los hombres renuncian voluntariamente al carácter irrestricto de su derecho natural. Surge así el contrato social cuya legitimidad estriba en el acuerdo voluntario de todos los contratantes cuya igualdad viene dada porque todos quedan igualados formalmente ante la ley. se renuncia voluntariamente a la propiedad de aquello necesario para la vida. transfiriéndolo a un poder externo [el Estado] que supuestamente lo preserva mediante la ley. La esfera privada es un área que el individuo tiene el derecho y el deber de defender de intromisiones externas. pues renunciar a la libertad individual implica renunciar a la propiedad privada y a la condición humana. El individuo es asumido como un microcosmos aislado cuyos límites son sus derechos individuales. Por eso es que Locke es considerado el padre del liberalismo clásico. la libertad individual negativa y la igualdad ante la ley. tesis que será tomada y reelaborada por Montesquieu y por toda la tradición política liberal para defender la supuesta división e independencia de poderes. orientados a la defensa de la propiedad privada.Año 2 Nº 8 pp. sus intereses egoístas y su racionalidad para maximizar beneficios. En efecto. y por tanto a la libertad.

un derecho inviolable del individuo frente a cualquier amenaza externa [particularmente del Estado] que le impida desarrollar su “iniciativa individual”.Año 2 Nº 8 pp. Pero. es decir. mucho menos garantía de la libertad real y del bienestar de todos. Pero anteponer defensas ante el Estado por aquella mayoría que no tiene dónde caerse muerto. Es falso que el liberalismo sea una forma de ejercicio de la democracia. también es una forma ideológica de legitimación del sistema capitalista pues .POLIÉTICA 2009 . competencia. no deja de ser una cruel ironía. es una mediación necesaria a los propietarios para la explotación del trabajo ajeno y para ocultar todas las formas de expropiación. la cual legitiman con el cuento del convenimiento voluntario de todos. sus propiedades y el control y la dominación sobre la sociedad. no deja de ser una cruel ironía. escenario de la compra/venta de mercancías. 26-35 Por eso es que la libertad del liberalismo es una libertad negativa. valorización y realización. Es claro que la democracia liberal –como forma política del Estado burgués– es un mecanismo de defensa de la propiedad e intereses de los capitalistas La razón fundamental que tienen los propietarios para la construcción de este poder coercitivo y violento que es el Estado burgués. El Estado burgués es el producto del pacto de quienes son propietarios para la defensa de sus intereses. anteponer defensas ante el Estado por aquella mayoría que no tiene dónde caerse muerto. El propio Locke es tajante cuando afirma que: “El grande y principal fin de los hombres que se unen en comunidades políticas y se ponen bajo el gobierno es la preservación de sus propiedades”. ¿Qué preservan quienes fueron expropiados de todo medio de producción y medio de vida? El Estado es un producto y un medio de defender la propiedad privada. La libertad de Mercado Tanto Hobbes como Locke introducen la idea de mercado como escenario de estimación. La libertad negativa del liberalismo es la “autonomía” del individuo en la esfera privada frente al Estado y no el derecho de participar activamente en el ejercicio de la “cosa pública”. sin importar como fue adquirida. si mediante el fraude o la violencia. es la necesidad de defender su propiedad. además. Es claro que la democracia liberal –como forma política del Estado burgués– es un mecanismo de defensa de la propiedad e intereses de los capitalistas. El mercado.

Dentro del capitalismo esto es imposible. promover el interés público. sino además. contribuye al bienestar de la sociedad. Adam Smith.. . Para que estos supuestos fuesen ciertos se requiere necesariamente que la igualdad ante la ley sea real. De esta manera la igualdad formal ante la ley se traslada al mercado. el padre del liberalismo en el terreno económico hace brotar del egoísmo el bienestar general de la sociedad. Supuestamente mediante la competencia mercantil cada quien obtiene. auto-interesado. Dice en su libro El origen de la riqueza de las naciones: “Ninguno se propone. la que desarrollada en “igualdad de oportunidades” garantizaría la creación de una estructura social ética. jurídica y política que permitiría explotar al máximo las potencialidades del individuo. que la propiedad privada no genere poder y que el Estado exprese realmente el interés de todos. Su agente social sigue siendo un individuo egoísta. Ni desde el punto de vista teórico ni práctico es posible conciliar la libertad individual egoísta con el bienestar social. que busca maximizar beneficios con medios escasos. no sólo el mejor resultado en la defensa de sus intereses. Cuando… …únicamente considera su seguridad… …(y) sólo piensa en su ganancia propia… es conducido por una mano invisible a promover un fin que no entraba en sus intenciones. 26-35 supuestamente el mercado garantiza la igualdad de oportunidades para todos. El neoliberalismo al igual que el liberalismo clásico combina el principio básico de la libertad negativa con el “principio ético” de la “igualdad de oportunidades”. aunque proceda egoístamente. Se basa en la defensa de la libertad individual y en una supuesta búsqueda del bienestar colectivo a través de la libertad de mercado.Año 2 Nº 8 pp. ni sabe hasta qué punto lo promueve. al perseguir su propio interés.. Supuestamente los individuos sólo pueden desarrollar sus capacidades a través de la competencia. pues éste es el espacio de realización de la “iniciativa privada” que permite garantizarse lo necesario para preservar la vida y la libertad. que el poder sea neutral. El neoliberalismo o la “actualización” del liberalismo clásico El neoliberalismo es una actualización del liberalismo. promueve el de la sociedad de una manera más efectiva que si esto entrara en sus designios”. La realidad cotidiana desmiente esta falacia.POLIÉTICA 2009 . por lo general.

Un Estado democrático supone la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones que tienen que ver con el bienestar de la sociedad. nacional o política que no se ajuste a los intereses de los capitalistas simplemente debe ser desconocida.POLIÉTICA 2009 . Por otra parte. 26-35 El neoliberalismo plantea que el papel del Estado debe reducirse a servir de promotor de la competencia y garante de la “igualdad de oportunidades” para todos así como del funcionamiento del “libre” mercado. la democracia al gobierno del pueblo. Este ataque es una negación de la ética de los derechos colectivos y de la intervención del Estado en la economía. la sociedad se torna cada vez más caótica y desigual. en general. pues esta condenada al fracaso. El ataque del neoliberalismo a la intervención del Estado en la economía encubre el ataque al Estado de Bienestar y. Pero esto es impensable para el neoliberalismo que sólo respeta la propiedad y los intereses de los capitalistas. es justamente la comprensión de la significación del poder dentro de la moderna sociedad burguesa. con su secuela de concentración de la riqueza social en el polo de los propietarios. lo dice claramente su propio resultado histórico: la monopolización extrema de la economía. a expensas de la pobreza del resto de la sociedad. de poder y de gloria. al Estado democrático. pues para el neoliberalismo solo la competencia mercantil permite el desarrollo del hombre. Ello supone decidir sobre la forma de producción y distribución de la riqueza social y cómo se asume el bienestar social. Por el contrario. el individuo aislado y desmembrado de su comunidad y mediado por el afán de lucro. A manera de conclusiones El valor de la obra de Hobbes. Que la competencia sólo es el proceso de concentración y centralización del capital. de ganancia. tanto individual como colectivamente. liberalismo y democracia no son lo mismo. no permite un desarrollo humano ni el bienestar de la sociedad. El liberalismo refiere la defensa de los derechos del individuo frente al Estado. Pero la experiencia ha demostrado que la competencia sólo genera violencia pues el desarrollo que se logra en base a la rivalidad que engendra el egoísmo.Año 2 Nº 8 pp. por el pueblo y para el pueblo. Hobbes evita cualquier rodeo para justificar . Cualquier consideración social. El Estado neoliberal resulta pues incompatible con un verdadero Estado democrático.

pues. es obvio que se protege la propiedad de quien la tiene. Este principio fundamental de la defensa de la propiedad privada se convierte en el principio fundamental del liberalismo de manera que no pueda ser afectada por ningún poder externo al propietario. Aunque escueta. 26-35 el afán por el poder. control y dirección de la sociedad. Esta es la explicación de las críticas al papel interventor del Estado en la economía a través de políticas de redistribución del ingreso. la vida y la libertad de los individuos de cualquier amenaza externa. pero que sea fuerte y concentrado en su función de vigilancia y represión. invade el terreno de la iniciativa y la propiedad privada. sino también para el que no la posee. esta visión del liberalismo y la democracia liberal [y neoliberal] nos permite diferenciarla claramente de la democracia republicana bolivariana como germen de la democracia socialista. ni siquiera por el Estado. un valor cultural. La defensa a ultranza de la propiedad privada no sólo condiciona la libertad y el derecho a la vida individual. El poder adquiere.POLIÉTICA 2009 . La función del Estado debe restringirse al papel de “vigilante”. directa o indirectamente siempre que signifique una redistribución del ingreso. sino también el papel del Estado. El Estado concentra el monopolio “legitimo” de la violencia para hacer respetar tanto la propiedad privada como los contratos y todo el ordenamiento jurídico que se levanta sobre estos. el poder no sólo tiene la significación de la posesión de la cosa para el propietario. La concepción liberal reclama entonces un Estado que se abstenga de intervenir en la esfera económica privada. El poder es la llave que abre cualquier puerta y el factor clave para la consecución del consenso necesario para el dominio. Todos quieren tener la propiedad y el poder que aquella otorga. Distingue claramente que el mayor tipo de poder es el Estado y por tanto el poder de quienes controlan dicho Estado. . Por su naturaleza social. pues su participación en la economía. delimitándolo a garantizar la propiedad. El sustento principal del poder es la propiedad.Año 2 Nº 8 pp. Y si bien esta formulación es general y cobija a toda la sociedad.