Thomas Hobbes/ El ciudadano Capítulo V: De las causas y origen del Estado.

Es parte de la naturaleza del hombre que prefieran violar las leyes naturales si de esto obtendrán un bien mayor que el de la observancia de éstas, es decir, el mero conocimiento de las leyes naturales no asegura la seguridad de que esto se cumpla. En consecuencia de esto se entiende que todos retienen el derecho originario a todo1 o derecho de guerra mientras no se asegure que los demás no van a incumplir las leyes naturales. Esto nos devuelve al estado de naturaleza, por lo que es necesario averiguar... ...¿Cómo conseguir la seguridad? 1. Es necesario que el número de individuos que colaboran para la unidad sea tan amplio que el paso de algunos al enemigo no le proporcione a éste una ventaja decisiva para triunfar.

2. Se requiere que exista entre los pactantes un acuerdo en cómo defenderse, de manera que se
aúnen las fuerzas hacia un mismo fin (una sociedad de mutuo auxilio) y no se estorben mutuamente según sus propios intereses. La única forma de asegurar este acuerdo es que el miedo impida a los pactantes volver a discutir cuando haya algún conflicto entre un bien privado y el bien común.

3. Se requiere también un poder común que gobierne a cada uno por miedo al castigo y que la
voluntad de todos sea una sola orientada a la paz y defensa. Esto no puede ocurrir sin que los individuos sometan su voluntad a la de ‘uno solo’ (hombre o asamblea), voluntad que debe prevalecer ante las voluntades individuales en lo referente a las cosas necesarias para la paz común. Esta sumisión de voluntades se da cuando se pacta con los otros no resistir la voluntad de ese hombre o asamblea Estado: persona civil cuya voluntad representa la voluntad de todos para disponer de las fuerzas y facultades de cada uno para la paz y defensa común, en virtud de los acuerdos celebrados entre todo. Es decir, cada individuo le transfiere el derecho de sus fuerzas y facultades al Estado, de manera que cuando todos hubiesen transferido el derecho de sus fuerzas, el Estado sea dueño de una fuerza tal que por miedo de ella pueda conformar las voluntades de todos en orden a la unidad y concordia. 4. Todo Estado tiene el poder supremo, potestad soberana o el dominio. Todo ciudadano y personas civiles son súbditos del que tiene el poder supremo. 5. Cuando las personas se unen por miedo, pueden surgir dos tipos de Estados: Natural: se origina en el poder natural cuando las personas se someten a quien temen. Es el caso de los vencidos de guerra para que no los maten. Es paternal y despótico, el señor adquiere los ciudadanos por su voluntad.

1

Derecho a todo: derecho originario otorgado por la naturaleza a todos sobre todo. Es decir, derecho a poseer, usar y disfrutar todo lo que se quiera. Este conflicto entre ‘mi derecho a todo’ y el ‘derecho a todo de los demás’ es lo que causa el estado de guerra permanente de todos contra todos característico del estado de naturaleza del hombre, provocando el miedo en las personas y generando la necesidad de hacer pactos a la luz de las leyes naturales.

Instituido: proviene de la deliberación y constitución de sus miembros. Las personas se someten a quien confían para que los protejan, los ciudadanos, por decisión propia se imponen al señor. Capítulo VI: Sobre el derecho del que tiene en el estado el poder supremo, sea un hombre o una asamblea. La multitud pactante no es una unidad sino de muchos hombres, cada cual con voluntad propia, por lo que lo que hace una multitud ha de entenderse como hecho por cada uno de los que la forman y no por quienes pertenecen a la multitud, pero no estaban de acuerdo con lo hecho ni colaborado con ello. Es Estado es una sola persona, por lo que no puede alzar armas contra sí mismo. En las multitudes que aún no se han unido en una sola persona, se mantiene el estado de naturaleza donde no existe el dominio ni la propiedad. El Estado mantiene su derecho de guerra contra los que no quieren formar parte del pacto, que son sus enemigos.

¿Cuáles son las cosas necesarias para la paz y la defensa?

 Que cada uno esté protegido de la violencia de los demás para poder vivir seguro. Esto se
refiere a que cada uno necesita una causa justa para no temer a los demás mientras no les haga ningún daño.

 Es necesario asegurar la seguridad no sólo con pactos de palabra, sino con castigos que
signifiquen resultados peores al cometer una injuria que no hacerla, pues todos eligen por necesidad natural lo que aparece como bueno para ellos. Este derecho a castigar o espada de la justicia se concede al Estado cuando todos los demás pactan que no ayudarán al que sufra el castigo y se entiende por esto que el Estado tiene el poder supremo porque con derecho castiga a su arbitrio y con derecho obliga a todo lo que se quiera.

 El Estado tiene derecho a armar, congregar y unir en cualquier peligro y u ocasión a tantos
ciudadanos que se necesiten para la defensa común contra el enemigo y firmar con él la paz cuando sea necesario. Este derecho es la espada de la guerra y pertenece al mismo hombre o asamblea que posee la espada de la justicia.

 El Estado tiene derecho a presentar las reglas comunes para todos que definan qué es justo
o injusto, bueno o malo. Estas son las leyes civiles y pueden definirse como los mandatos de quién está investido del poder soberano en el Estado acerca de las acciones futuras de los ciudadanos.

 También tiene derecho a juzgar qué opiniones son enemigas de la paz e impedir que se
enseñen.

 Todo lo que el Estado haga es impune, esto se deriva del sometimiento de la voluntad de
todos los ciudadanos a él, de forma que no pueden usar sus fuerzas en su contra pues son insuficientes.

 El poder Absoluto es el poder de todo Estado en el que puede, con derecho, obrar
impunemente, legislar, sentenciar pleitos, castigar, usar de las fuerzas y de los bienes de todos a su arbitrio, donde no existe derecho de los ciudadanos para usar la fuerza a su arbitrio para la autoconservación.

 A este poder absoluto le corresponde tanta obediencia de parte los ciudadanos como sea
necesaria para conservar la paz. Esta obediencia se llama obediencia Simple pues no puede prestarse una mayor y nace mediatamente, pues sin ella el derecho de mandar del Estado no tendría sentido. (No nace inmediatamente del pacto en el que transferimos nuestros derechos al Estado)

 Las leyes civiles no obligan al Estado, pues las leyes civiles son las del Estado y nadie
puede obligarse a sí mismo. Tampoco puede el Estado obligarse con los ciudadanos puesto que la voluntad de todos los ciudadanos está contenida en la del Estado.

 La propiedad comienza con el Estado mismo, pues antes de él, todo es de todos y la
propiedad se define por todo lo que se pueda retener como propio en virtud de las leyes y el poder estatal. De esta forma, la propiedad existe respecto a los otros ciudadanos en virtud de las leyes, pero no frente al Estado.  Las injurias (homicidio, hurto, adulterio) están prohibidas por la ley natural, pero es la ley civil la que determina su contenido, es decir, qué es el homicidio, qué es el hurto, etc.  En todo estado hay un hombre singular o una asamblea que dispone con derecho de poder absoluto sobre cada ciudadano cuyos límites los señala la fuerza del Estado. Cuando este poder se entrega a una asamblea, ésta se llama asamblea soberana; cuando se le entrega a un solo hombre, señor soberano del Estado.

 El poder absoluto contiene: legislar y abrogar leyes, declarar la guerra y firmar la paz,
entender y juzgar todos los conflictos, elegir a todos los magistrados, consejeros. ministros y

 El Estado es como el alma del cuerpo (la multitud de ciudadanos) pues es la voluntad.

 Los ciudadanos, en la cantidad que fuese, no pueden despojar al gobernante de su poder sin
su propio consentimiento puesto que el derecho que tenía cada uno a usar sus fuerzas en beneficio propio se transfiere en su totalidad a un hombre o asamblea en beneficio de todos. De esta forma, el poder obliga doblemente: a los ciudadanos entre sí y con a los ciudadanos con el gobernante.