You are on page 1of 6

Ensayo sobre programas abiertos: LibreOffice Spreadsheet v.s. OpenOffice Spreadsheet v.s.

Microsoft Excel
Mi problema
"Esta tarea va a ser más difícil de lo que imaginé." Esas fueron mis palabras luego de pasar al menos cuatro horas decidiendo qué programa abierto utilizaría para describir en este ensayo. Pude haberme ido por la vía fácil que en mi caso es el navegador Firefox. He utilizado Firefox desde hace al menos 7 años. Ha sido el primer programa instalado en cada una de mis computadoras personales y del trabajo. Sin embargo, no me sentía lo suficientemente imparcial como para hacer una buena comparación entre Firefox e Internet Explorer. Mi repulsa a este último es así de fuerte. Pensé también en utilizar un programa completamente nuevo para mí como Dia y compararlo con Microsoft Visio, pero recapacité pues en el tiempo que tenía no podría aprender ninguno de los dos bien. Eso tampoco hubiera sido correcto para esta tarea. Fue así como llegue hasta OpenOffice Spreadsheet, el programa de hojas de trabajo que hace las mismas funciones que Microsoft Excel. Como usuario casi avanzado y amante de Excel, sabía que tendría que hacer un esfuerzo para ser imparcial. No puedo ocultarlo, soy un "geek" que le fascina utilizar Excel para todo tipo de manejos de números complejos y no tan complejos. Sin embargo, hubo un momento significativo de mi vida donde no tenía el dinero para comprar una licencia de Microsoft Office, y utilicé una aplicación nueva en aquel momento de la compañía Sun Microsystems: OpenOffice.

La resumida historia y transformación de OpenOffice
El 19 de julio del año 2000, la compañía Sun Microsystems le anunció al mundo que "abriría" el código de sus aplicaciones de productividad conocidas entonces como StarOffice utilizando una Licencia General Pública. 1 Por lo que pude entender, esta licencia le permite a cualquier persona alterar el código de una aplicación y distribuirla libremente siempre y cuando las copias alteradas estén inidentificadas como alteraciones y que retengan la permisión de que otros también puedan alterar y distribuir el programa.
!

1 !

http://news.cnet.com/2100-1001-243346.html

Lo significativo de que Sun le haya cedido sus derechos de StarOffice a la fundación OpenOffice.org (creada por Sun) es que en ese verano del 2000, la compañía Microsoft estaba inmersa en un litigio de Anti-Monopolio. La Corte Suprema de los Estados Unidos estaba decidiendo si tomaría en revisión una orden de una corte de distrito ordenando a que Microsoft fuera divida en dos compañías, una de sistemas operativos(Windows) y otra de programas de productividad (Office). Según el New York times2, se estimaba que Microsoft gozaba del 90% del mercado de programas de productividad. Por lo tanto, el potencial de que Sun junto a OpenOffice.org crearan una alternativa libre de costo para competir con Microsoft Office era realmente disruptivo.
!

Sin embargo, OpenOffice a lo largo de su existencia tan solo conseguiría tener en promedio menos del 10% del mercado de programas de oficina, aún teniendo la ayuda de Google3 en un momento para poder hacer la instalación de OpenOffice en Microsoft Windows más fácil y teniendo a IBM como aliado4 en la adopción del formato OpenDocument como estándar mundial. Cabe destacar que Google lanzaría GoogleDocs (programas de productividad como MS Office gratuitos accesados desde la web) y IBM lanzaría Lotus Notes Symphony (programs similares a MS Office) de forma abierta y gratuita en el 20075.
! ! !

En el 2010 la Compañía Oracle adquirió a Sun Microsystems por 7 mil millones de dólares y con ello también adquirió OpenOffice. La movida se veía al momento como una formar de Oracle integrar su negocio desde manufactura hasta programas6. Sin embargo, la comunidad de programadores trabajando en el proyecto de OpenOffice decidieron abandonarlo a menos de un año de la adquisición y crear the Document Foundation con los programas gemelos de OpenOffice ahora llamados LibreOffice. Al leer el manifiesto7 de la nueva fundación se puede entrever que su disgusto con Oracle podría estar basado en las restricciones que esta pudiera poner en la creación y distribución del programa.
! !

2 !

http://www.nytimes.com/2000/04/25/business/us-hoping-2-microsoft-monopolies-are-gentler-thanone.html
3 ! 4 ! 5 ! 6 ! 7 !

http://www.forbes.com/2005/10/05/microsoft-google-sun-microsystems-cx_ld_1005microsoft.html http://www.infoworld.com/t/platforms/ibm-sun-team-support-opendocument-955 http://www.nytimes.com/2007/09/18/technology/18blue.html?_r=0 http://news.cnet.com/8301-13556_3-10443069-61.html?tag=mncol;txt http://www.documentfoundation.org/assets/tdf/pdf/tdf_manifesto.pdf

Como contestación a la partida del grupo de colaboradores, Oracle (en vez de cederle el nombre OpenOffice a la nueva fundación) le entregó todos los derechos de OpenOffice a la Apache Foundation8. Desde ese momento en adelante ambos OpenOffice y LibreOffice han sido desarrollados paralelamente de forma abierta y gratuita.
!

La gran diferencia entre Open/Libre Office y MS Office.
En un mundo ideal, la cantidad de dinero que pueda invertirse en un proyecto no debería hacer la diferencia en su calidad o facilidad de uso, sin embargo nuestro mundo no es uno ideal. Open/Libre Office son productos muy eficientes y serviciales a la hora de escribir, calcular, o presentar cualquier proyecto. Llegaría a opinar que si una persona tan solo estuviera expuesta a estos dos programas, nunca necesitaría de Microsoft Office. Sin embargo ambos tienen limitaciones ante el gigantesco rival. La más importante es su facilidad de utilización. Open/Libre Office son más difíciles de utilizar por personas principiantes que Ms Office por la sencilla razón de que tienen limitaciones en dar instrucciones a los usuarios cuando enfrentan algún problema. En el caso de las aplicaciones de hojas de trabajo como Excel, si un usuario comete un error en una formula aparecerá un código como "Err:510". Para muchos usuarios principiantes es código no tiene ningún sentido y no saben qué hacer con él. Excel, al menos en Excel 2003 en adelante, del mismo error aparece una pestaña ofreciendo información y ayuda sobre el mismo. Aunque utilicé el programa Calc/Excel como ejemplos, puedo nombrar una instancia adicional aunque OpenOffice incluye un menú relevante al pulsar "Help", LibreOffice envía al usuario a una página de ayuda que parece más centrada en los programadores que en un usuario principiante. Por su parte Microsoft envía al usuario a una página cuyos enlaces son exclusivamente para aprender a utilizar el programa. Es difícil concluir que tener mejor formas de ayudar a un usuario principiante justifica el pagar cientos de dólares cada año por utilizar Ms Office, pero no dudo que muchas personas encuentren que poder utilizar
8 !

http://arstechnica.com/information-technology/2011/06/oracle-spurns-libreoffice-wants-to-giveooo-to-apache-foundation/

estas aplicaciones con una mejor interfaz para cuando las cosas no están saliendo bien sea un incentivo para la inversión. En otras palabras, muchas preguntas deben preguntarse algo como: "¿si tuviera que instalar una de estas aplicaciones para mis padres, cual sería mejor para ellos usar?" Al menos unas líneas debo dedicar para decir que el dinero le permite a Ms Office crear una estética agradable y unos "atajos" útiles que le permiten a los usuarios principiantes y avanzados tener una experiencia más agradable en MS Office. Open/Libre Office, aunque lejos de verse anticuados, no tienen estos aspectos y en realidad para cumplir su misión no los necesitan. Al final del día si un usuario no tiene el dinero, todos los colores del mundo no harán diferencia alguna, pero el tener un programa que pueda usar para sus trabajos si la hará.

Hojas de trabajo en OpenOffice Spreadsheet, LibreOffice Spreadsheet y Excel.
Una aplicación de hoja de trabajo debe, en su esencia, poder utilizar información numérica y ejecutar cálculos matemáticos, entrados por el usuario, con la misma. Las tres aplicaciones que estoy comparando hacen esta función a cabalidad. En adición, este tipo de aplicación debe poder ayudar al usuario a crear representaciones gráficas de la información numérica utilizada. Las tres aplicaciones tienen esta opción. Como bono, las aplicaciones de hojas de trabajo deben poder utilizarse como una base de datos práctica para poder analizar data con características similares en cada record por ejemplo, una lista de asistencia con notas de estudiantes en una clase, o una lista de contactos de clientes. Las tres aplicaciones pueden utilizarse para esto con varios niveles de complejidad. Comencemos con las diferencias para ejecutar cálculos. Tanto Excel como Spreadsheets en LibreOffice y OpenOffice pueden hacer operaciones desde simples hasta complejas. Sin haber contando las funciones en cada programa me atrevo a decir que tienen las misma cantidad de ellas. Para usuarios nuevos o que tan solo necesitan las operaciones aritméticas principales (suma, resta, multiplicación y división) todas se encuentran disponible y utilizan el mismo formato. Para usuarios un poco más avanzados, podrán utilizar las funciones más complejas como "If" para cálculos condicionales, "Vlookup" para buscar información y en una base de datos, "PV" para calcular el valor presente de una inversión, etc. Como expuse en la sección anterior, Excel tiene una ventaja marcada para usuarios principales, los ayuda paso a paso. Por ejemplo si un usuario no está seguro exactamente cuál es el nombre de una función que quiere utilizar, Excel le comienza a sugerir nombres de funciones después de el usuario escribir el signo de igual y la primera letra. además de sugerir los nombres de las funciones también les incluye una breve descripción de lo que hace la función. OpenOffice y LibreOffice no tiene esta función y lamentablemente tampoco tienen una forma de hacer una búsqueda por una función que no sea leyendo la lista de categorías de las funciones. Aún así con un poco de paciencia y memoria, todo usuario encontrará las mismas funciones en todos estos programas. Para muchas personas la mejor forma de asimilar información es visualmente. Por eso la mayoría de las aplicaciones de hoja de trabajo tienen una sección de crear tablas y gráficas.

Las tres aplicaciones de las que hablamos hoy las tiene también y funcionan de manera muy similar. La aplicación utiliza un rango de información seleccionado por el usuario y lo transfiere a tipo de gráfica también seleccionada por el usuario. La diferencia entre Excel y Open/LibreOffice, en este caso no es tan solo la ayuda que puede darle el primero a los usuarios principiantes (y a los intermedios), sino también la estética de las gráficas. La interfaz de gráficas de Excel permite que un usuario principiante pueda visualizar de donde la tabla está tomando la información y desde la misma hoja de trabajo ajustar la serie que utiliza la gráfica sin tener que escribir un solo comando. En Open/LibreOffice una vez se selecciona la información para crea la gráfica, la misma sólo puede ser cambiada entrando a las propiedades de la misma y ajustando las series y rangos a utilizarse. Nuevamente, cualquier usuario puede aprender a ajustar las propiedades de una gráfica y no le es necesario utilizar Excel, pero para un usuario principiante Excel será más sencillo de utilizar en un principio. En cuanto a la estética de las tablas, Excel tiene la facilidad de crear una gráfica con distintos formatos y colores de una manera muy sencilla. En Open/LibreOffice las opciones tienen que ser ajustadas en las propiedades de las gráficas por el usuario. Justifica esto el gastar cientos de dólares en Excel, definitivamente no, pero para usuarios que les es más importante crear gráficas con buena estética con un sólo click, Excel le lleva una ventaja a las otras alternativas. Otro uso de las aplicaciones de hojas de trabajo es el manejo de bases de datos. Una base de datos es una recopilación de información que tiene los mismos atributos. Puede ser algo tan sencillo como una lista donde todos los componentes de la misma son nombre. También pueden ser algo tan complejo como el inventario electrónico de libros de la biblioteca del congreso de los Estados Unidos. Manejar bases de datos en aplicaciones como Excel y Libre/OpenOffice puede ser bastante práctico para todo tipo de usuario.

Una opción indispensable para cualquier aplicación de bases de datos es el poder utilizar filtros en las columnas de información. Un filtro le permite al usuario ver información con parámetros específicos mientras se obvia toda información que no cumpla con las características buscadas. Utilizando la base de datos que es una lista de nombres un filtro me permitiría poder ver sólo los nombre que sean de niños, o sólo los nombre que empiecen con la letra "m". Sólo Excel y LibreOffice le permiten al usuario hacer seleccionar esos parámetros desde la hoja de trabajo principal. OpenOffice solo permite seleccionar una categoría de la lista limita mucho el tipo de análisis que se puede sacar de la información. Nuevamente estoy categorizando las ventajas de un programa contra otro pensando en la facilidad de uso para personas principiantes en el uso de estos. Pensando en una base de datos de un maestro donde aparecen todos sus estudiantes, sus notas y su asistencia, entiendo que es muy útil que el maestro o maestra pueda ver la información de estudiantes que hayan sacado menos de 65 puntos en un examen con sólo dar varios "clicks".

La recomendación
Esta tarea me pedía comparar las deferencias entre aplicaciones cerradas y propietarias versus aplicaciones abiertas que en su mayoría son gratuitas. Decidí explorar las aplicaciones abiertas similares a Microsoft Excel. Después de utilizarlas por un periodo breve de tiempo, me siento cómodo haciendo la siguiente recomendación. Si el usuario que instalará una de estas aplicaciones es completamente principiante, quizás le convenga el hacer una inversión en Ms Office. De esta manera se pudiera beneficiar de la ayuda, paso a paso, que ofrece Excel. Son embargo, si el usuario se somete bastante a gusto utilizando este tipo de programa y esta buscando una alternativa que le permita ahorrar dinero, entonces le recomiendo LibreOffice. El que LibreOffice, así como Openoffice, no le haga la vida tan fácil a los usuarios en términos de ayuda, no es del todo negativo. El aprender a buscar el por qué de los errores, utilizar las propiedades de las gráficas, diseñar filtros a través de códigos, son destrezas que vale la pena adquirir ya que profundizan en cómo funcionan las herramientas de estos programas. Por su historia y su modelo, LibreOffice no ha podido alcanzar a Excel en términos de estética y funciones más robustas, sin embargo se encuentra en la misma etapa que Ms Excel se encontraba entre el año 1999 y 2002. Por lo tanto puede que en varios años los desarrolladores lleguen a incluir todas la herramientas de ayuda y de contenido necesarias para poder recomendarle éste producto sin reservas para cualquier usuario.