You are on page 1of 49

BARAN, Paul A. La economía política del crecimiento Ed. Fondo de Cultura Económica, México 1967, 337 pp.

(La economía política del crecimiento, Ed. Fondo de Cultura Económica, 4ª ed., México 1967, pp. 337. Título original: The Political Economy of Growth, Monthly Review Press, Nueva York, 1957). INTRODUCCIÓN El propósito de Baran en este libro, es demostrar la necesidad de acelerar una transformación socialista de Occidente que además, más pronto o más tarde, llegará de modo irreversible. Para tal demostración escoge el tema del desarrollo económico, e intenta hacer ver que el capitalismo obstaculiza e impide este crecimiento, por lo que no hay más remedio que abocar en un socialismo. En concreto dice que el desarrollo depende del monto y utilización que se haga del excedente económico (diferencia entre lo que produce y consume la sociedad); y que el capitalismo no consigue ni alcanzar el monto debido de excedente (lo que él llama excedente económico potencial), ni utilizarlo adecuadamente; de ahí que impida el desarrollo y, por tanto, esté destinado a morir (Capítulos I y II). Después de estos capítulos introductorios, divide su obra en dos partes: la primera dedicada al capitalismo desarrollado, y la segunda al subdesarrollado. En la primera (Capítulos III y IV) examina cuál es la suerte del excedente económico en una sociedad capitalista desarrollada: el consumo excesivo en gastos ostentosos, los trabajadores improductivos, y la producción inferior a la posible por la organización irracional y el desempleo, hacen que el excedente económico de estas sociedades sea inferior al excedente económico potencial (diferencia entre lo que se podría producir en las condiciones dadas, y el consumo necesario). Además en estos países, el desarrollo del monopolio lleva consigo que los empresarios prefieran no invertir este excedente más que en empresas competitivas, que acaban transformándose en monopolios. Ambos factores, consumo excesivo y falta de inversión, producen un estancamiento en el desarrollo de las sociedades capitalistas adelantadas, que sólo puede romperse por medio de la intervención estatal; esta intervención se lleva a cabo fundamentalmente en la industria del armamento ya que, por una parte, es una industria que no perjudica a los empresarios privados, y por otra facilita la política imperialista del país y, por ende, su intervención económica en países más débiles. Ahora bien, la mejora que produce la intervención estatal es sólo transitoria, y a la larga agrava la situación más que la remedia. Por tanto sólo una transformación socialista de estos países puede ser un remedio válido para sus desajustes económicos. En cuanto a los países capitalistas subdesarrollados (Capítulos V a VII), indica que lo son, porque han estado sometidos a la rapacidad occidental, que les ha desposeído de sus bienes, sin proporcionarles ninguna mejora. En estos casos, el excedente económico generado es pequeñísimo, ya que en gran parte procede de la agricultura; además de

gastarse como el anterior, una parte se va hacia los países desarrollados; y en cuanto a su utilización es muy poco lo que se invierte, pues resulta más productivo para el capitalista individual mantenerlo en la esfera de la circulación (comerciantes, usureros, etc.). La inversión extranjera resulta perjudicial en lugar de beneficiosa, puesto que acentúa el fenómeno indicado; y por otra parte, los países imperialistas prefieren el atraso de estas zonas para poder explotar sus materias primas. En el Cap. VII estudia cómo se comportan los diversos gobiernos de los países atrasados respecto al problema del desarrollo económico; manifiesta cuáles serían las falsas explicaciones capitalistas de este subdesarrollo, e indica que la verdadera explicación es la pequeñez y mal empleo del excedente económico. Así pues, la conclusión es la conveniencia del socialismo. En el último capítulo, insiste en esta conveniencia y en la injusta campaña que existiría contra el comunismo; e indica cómo se podría establecer una economía planificada, dando las soluciones que él cree convenientes para una buena relación entre agricultura e industria, entre industrias ligeras y pesadas, hablando del método de producción y del orden económico internacional. Baran es uno de los pocos marxistas convencidos en el ambiente científico anglosajón[1]. Su libro es una amplia reelaboración de un curso de lecciones dado en Oxford en 1953, en los que afrontaba el problema del desarrollo económico; el tema central es, por tanto, un examen de este crecimiento, visto en su compleja problemática por un socialista occidental pero ortodoxo. Al intentar poner de manifiesto las equivocaciones de Baran es lógico que se resalten algunas ventajas del capitalismo que él se niega a reconocer; no queremos con esto alabar ni los principios ni las conclusiones de este sistema económico: en su momento hemos hecho notar en qué medida, el capitalismo es incapaz de responder a algunas de las críticas que hace Baran, por la misma insuficiencia de sus propios planteamientos; insuficiencia e incapacidad de dar respuesta adecuada, que no son sino un síntoma de la debilidad congénita de que adolece; y que no debería dejar de ser una alerta sobre la urgencia de buscar unas bases más hondas y más seguras para la conciencia económica. El libro está dividido en ocho capítulos, y cada uno en varias secciones numeradas sin titular; para facilitar la lectura se han puesto títulos a estas secciones, que no son del autor sino nuestros, por eso se incluyen entre paréntesis. Aunque la lectura pueda resultar algo pesada, hemos preferido poner muchas frases textuales que den una idea, lo más exacta posible, del contenido. ÍNDICE Prefacios Capítulo I.—Panorama general I. (Evolución de la política económica en Occidente). II. (Incompatibilidad entre el crecimiento económico y el sistema capitalista). III. (Esfuerzos para mantener el statu quo). IV. (Desarrollo económico y sus factores). Capítulo II.—El concepto de excedente económico I. (Excedente económico real y potencial). II. (La «razón objetiva» y el consumo excesivo). III. (Los trabajadores improductivos, la organización irracional y el desempleo).

IV. (La solución). Capítulo III.—Estancamiento y desarrollo del capitalismo monopolista (I) I.(Política económica capitalista). II.(Utilización de los recursos en la sociedad capitalista). III. (Aumento del consumo). IV. (La falta de inversión). V. (La inversión en el capitalismo competitivo). VI. (La inversión en el capitalismo monopolista). VII. (Conclusión). Capítulo IV.—Estancamiento y desarrollo del capitalismo monopolista (II) I. (Imposibilidad de una dinámica interna capitalista). II. (Asalto capitalista del control estatal). III. (Posibilidades para una inversión estatal). IV. (Política extranjera del monopolio). V. (Los gastos militares). VI. (Espiral de estancamiento del capitalismo). VII. (Financiación de los gastos estatales). VIII. (Conclusión). Capítulo V.—Las raíces del atraso I. (Por qué el atraso de las zonas subdesarrolladas) II. (El caso de la India). III. (El Japón). IV. Capítulo VI.—Hacia una morfología del atraso (I) I. (Excedente económico generado). II. (Falta de inversión industrial). III. (Obstáculos a la inversión por parte del capitalismo monopolista). IV. (Impacto en el desarrollo que producen las empresas extranjeras). V. (Lo perjudicial de la inversión extranjera). VI. (Efecto indirecto de la inversión extranjera). VII. (Oposición del imperialismo al desarrollo de los países pobres). VIII. Capítulo VII.—Hacia una morfología del atraso (II) I. (Países coloniales). II. (Gobiernos mercenarios). III. (Regímenes de «New Deal»). IV. (El obstáculo para el desarrollo). V. (Falsas explicaciones del subdesarrollo). VI. (El control de la natalidad). I. (Conveniencia de una transformación socialista del mundo). II. (Campaña imperialista contra el comunismo). III. (Establecimiento de una economía planificada). IV. (El desarrollo en la agricultura y en la industria). V.(Relación entre industria pesada y ligera).

VI.(Método de producción). VII.(Orden económico internacional). CONTENIDO DE LA OBRA PREFACIO (p. 9). Está fechado en diciembre de 1966, mientras que «el manuscrito del presente libro se terminó en el otoño de 1955. Desde entonces han ocurrido muchas cosas que guardan una relación directa con varios de los temas que aquí se tratan» (p. 9): el desembarco anglofrancés en Egipto y el papel jugado por los Estados Unidos, «corroboran una de las tesis centrales de este libro, a saber, la naturaleza 'irreformada' del capitalismo contemporáneo y su animosidad inherente hacia toda iniciativa genuina de desarrollo económico por parte de los países atrasados» (p. 9). También menciona «las revelaciones de Kruschev respecto a ciertos aspectos del régimen de Stalin y los acontecimientos que tuvieron lugar posteriormente en Polonia y Hungría» (p. 9-10), pero —según Baran— en este caso, sería «una falacia grave el concluir que el socialismo es 'el sistema' que debe repudiarse. No es al socialismo a quien deben imputársele los delitos de Stalin y sus títeres» (p. 10); este tipo de sucesos más bien «confirma la proposición básica del marxismo de que el grado de madurez de los recursos productivos de la sociedad es lo que determina 'el carácter general de la vida social, política e intelectual'» (p. 10). PREFACIO A LA EDICIÓN EN ESPAÑOL (p. 13) Fechado en julio de 1959. El autor indica que en el tiempo transcurrido, la depresión sufrida por Estados Unidos, y el éxito obtenido por la China comunista y la Unión Soviética, serían otras tantas pruebas de las tesis de su libro. Hace una especial referencia a la importancia de estas ideas en la América Latina. Desde el primer momento se apunta pues la idea que constituirá la tesis esencial del libro: «la racionalidad fundamental, la deseabilidad y la potencialidad de una transformación socialista del Occidente» (p. 10) y, a la vez, «la crueldad e irracionalidad del orden capitalista» (p. 13). Capítulo I: PANORAMA GENERAL (p. 17) La exposición que hace Baran en este capítulo, es como la síntesis de su obra; empieza con un breve panorama del camino recorrido por el capitalismo, llegando a la conclusión de que los economistas occidentales también han descubierto los síntomas de su decadencia; la incompatibilidad del capitalismo con el desarrollo, según el autor, se puede observar tanto en los países avanzados como en los atrasados; no obstante, dirá, las fuerzas burguesas tratan de mantener con diversos subterfugios sus posiciones, con lo que bloquean el progreso económico. La última sección, de carácter más técnico, la dedica a los factores que producen el crecimiento económico. I. (Evolución de la política económica en Occidente) (p. 17) Para Baran, «el desarrollo económico siempre ha sido impulsado por clases y grupos interesados en un nuevo orden económico y social, encontrando siempre oposición y obstáculos por parte de aquellos que pretenden la preservación del statu quo» (p. 19). Y

por parte del pensamiento económico burgués. y con ella la economía burguesa. tanto en los países capitalistas avanzados como en los atrasados. tendrán que reaparecer con fuerza renovada y mayor obstinación» (p. de las guerras y de las revoluciones sociales y nacionales» (p. «que son inherentes al sistema capitalista la inestabilidad. Unicamente Marx y Engels[2]. por lo que concluye «que la planeación económica socialista representa la única solución racional del problema» (p. que sólo pueden retrasar esa hora. llevó a que «en forma tardía y a regañadientes» la ciencia económica admitiera. Es «la época del imperialismo. pero «mientras la razón y las lecciones obtenidas de la historia estaban manifiestamente de lado de la burguesía en su lucha contra las ideologías oscurantistas y las instituciones del feudalismo.) Pero. tanto la razón como la historia fueron invocadas confiadamente como los árbitros supremos de este inevitable conflicto (. en la opresión y explotación brutal de las naciones subyugadas» (p. junto con la rápida recuperación económica de la Unión Soviética.... la ideología burguesa como un todo. que se producirá necesariamente y con independencia de lo que hagan los individuos y los Estados.. «Claro está que esta regresión probablemente durará poco tiempo (. 25). 20). 21). es para Baran un proceso irreversible. esto. Hacia fines del XIX se realizaría un «cambio monumental de la estructura de las economías capitalistas (. comenzaron a abandonar tanto la razón como la historia» (p. en el paso del feudalismo al capitalismo. 24). cuando la razón y el estudio de la historia principiaron a revelar la irracionalidad. 27). pero no impedirla ni dar otro giro a la historia.. y aquellos a quienes inspiraron.. habría tenido lugar «la confluencia histórica de la agitación de los países subdesarrollados con el avance espectacular y la expansión del cuerpo socialista del mundo» (p. Según Baran. una fuerte tendencia hacia el estancamiento y la subutilización crónica de los recursos humanos y materiales» (p. 25) Después de la segunda Guerra Mundial.) fueron capaces de percibir los límites y las barreras inherentes al progreso dentro del sistema capitalista» (p. 27).) [y] la penetración occidental en las regiones atrasadas y coloniales (. 23).. con el análisis keynesiano. entran continuamente en conflicto con el orden económico y político del capitalismo y del imperialismo» (p. 24). 22).. las limitaciones y la naturaleza meramente transitoria del orden capitalista. De todo ello deduce Baran que «las condiciones indispensables para el desarrollo económico. La decadencia del capitalismo y su transformación en socialismo. 26)... según él. .) las grandes empresas se convirtieron en la base del monopolio y del oligopolio. De ahí «la incompatibilidad entre un crecimiento económico sostenido y el sistema capitalista» (p.. La guerra y la prosperidad de los años de postguerra hicieron olvidar las dificultades pasadas. que son los rasgos característicos del capitalismo moderno (. 26). (Incompatibilidad entre el crecimiento económico y el sistema capitalista) (p.) se tradujo de hecho.) los impedimentos al progreso económico. serían «la prueba decisiva de la fuerza y viabilidad de una sociedad socialista» (p.. 28). que son inherentes al sistema capitalista. II. para descubrir una manera de salvar al sistema capitalista pese a sus síntomas manifiestos de decadencia y desintegración» (p. la Gran depresión y el éxito económico de la URSS.así ocurrió. «no estando ligados a la clase capitalista ahora dominante (. sin embargo «no pasó de ser el esfuerzo supremo.

34). y. 30). «hacen poca mención (. III.«Las cosas empeoran cuando se trata del desarrollo económico de países subdesarrollados» (p. concluye. Aunque «aparentan favorecer el desarrollo económico de los países atrasados» (p. (Esfuerzos para mantener el statu quo) (p. ha obtenido. 33). cuya validez está respaldada por el éxito que. 30). no lo califica sin más como acertado. no queda más remedio que abocar en el segundo. e.) del papel desempeñado en la evolución del capitalismo occidental por la explotación de los hoy países subdesarrollados» (p. Por lo que. el desarrollo «puede lograrse únicamente a través de una lucha firme contra las fuerzas conservadoras y retrógradas. 32). ya que resulta «profundamente adverso a los intereses dominantes de los países capitalistas más avanzados» (p. Estas denuncias de errores ciertos. y «se pone poco énfasis en el estudio de la experiencia única de desarrollo rápido. 28). por el despilfarro de recursos que hacen las clases dirigentes de los países subdesarrollados y por el retiro de ganancias que llevan a cabo los inversionistas extranjeros» (p. 29). a través de un cambio de la estructura social. como p. la que se refiere al control de natalidad (que volverá a mencionar más tarde). por tanto. obtenida en la URSS y en otros países del sector socialista» (p. La verdad está por encima y fuera de unos y otros. IV. y así éstos se oponen «amargamente a la industrialización de los llamados 'países fuentes' y al surgimiento de economías industriales integradas en las regiones coloniales y semicoloniales» (p. 28).. este desarrollo es tan lento que resulta absorbido «por el rápido crecimiento de la población. Interesa de momento resaltar que toma como afirmación incontrovertible que sólo existen dos posibles concepciones reales del mundo: el capitalismo y el socialismo. Las ideas que Baran ha expuesto en esta sección son las que va a desarrollar a lo largo de todo el libro. política y económica de una sociedad atrasada y estancada» (p. 34). dentro de la estructura del orden capitalista y sin grandes choques y levantamientos revolucionarios» (p. pueden sorprender a un lector ingenuo y hacerle pensar que el marxismo tiene una parte de verdad: hay errores que sencillamente contrarían a otros errores. 35). según él. 32). «Permítaseme definir el crecimiento —o desarrollo— económico. (Desarrollo económico y sus factores) (p. Pero también se ha de tener en cuenta que así como la verdad es una. «omiten las irracionalidades del capitalismo monopolista y del imperialismo que bloquean el desarrollo económico» (p. 31) Las fuerzas sociales capitalistas «están dedicando ahora muchas energías al intento de demostrar que los propios países capitalistas avanzados han llegado a su actual nivel de desarrollo por un proceso de crecimiento lento y espontáneo. rechazado el primero —por el estancamiento económico que produce— a través de una «lucha firme». como el incremento de la producción per capita de bienes materiales en el transcurso del tiempo» . «explican el atraso de los países atrasados como resultado inevitable del crecimiento 'excesivo' de su población» (p. por la corrupción de los gobiernos locales.. los errores son múltiples y no sólo se oponen a la verdad. 28). el que el marxismo denuncie errores evidentes. Conviene tener presente que algunas de las acusaciones al capitalismo son ciertas. sino también entre sí.

que «puede efectuarse únicamente si la producción total de la sociedad excede a lo que se usa en su consumo corriente y en reparar el uso y el desgaste causados en las instalaciones productivas empleadas durante el período en cuestión.) existencia del desempleo» (pp. depende del tamaño y del modo de utilización del excedente económico generado en el proceso productivo» (p. y/o nuevas instalaciones productivas. (La «razón objetiva» y el consumo excesivo) (p.) consumo excesivo de la sociedad (. De los cuatro procesos «poca duda cabe acerca de que la aplicación económica del conocimiento técnico creciente y la inversión neta en instalaciones productivas adicionales. mejora de la organización. han sido las fuentes más importantes del crecimiento económico» (p. «la economía niega toda 'respetabilidad' a la distinción entre consumo esencial y no esencial. II. «El excedente económico real es la diferencia entre la producción real generada por la sociedad y su consumo efectivo corriente. 38)... 42). a menos que se piense en la economía como la ciencia suprema. el volumen y la naturaleza de la inversión neta que se efectúa en una sociedad en un tiempo dado..) existencia de trabajadores improductivos (. 39). «aparece bajo cuatro aspectos distintos (.. entre trabajo productivo e improductivo. para intentar medir el excedente potencial apela a la «razón objetiva». indica lo que sería razón de lo anterior: la «economía del bienestar» se dedica «a algo que se acerca mucho a una introspección compulsiva: determinar en qué medida la organización económica . el desarrollo económico dependería de la diferencia entre lo que produce y lo que consume la sociedad. Porque evidentemente no lo es explicarlos por sí mismos.. según Baran. y lo que pudiera considerarse como consumo esencial» (p 40). «El excedente económico potencial es la diferencia entre la producción que podría obtenerse en un ambiente técnico y natural dado con la ayuda de los recursos productivos utilizables. 35). y el que podría producirse (excedente económico potencial). 37).. por lo tanto. Por consiguiente. y toma cuerpo en los activos de diversas clases » (p. entre excedente real y potencial» (p. indica que en el desarrollo influyen los siguientes procesos: introducción de recursos no usados previamente. Después de examinar la dificultad de medir este incremento. Baran pasa a estudiar este excedente distinguiendo entre el que se produce de hecho. 40-41). reemplazamiento de los equipos por otros más eficaces. La diferencia entre ambos excedentes. I (Excedente económico real y potencial) (p. Entremezclada con párrafos en que pone de manifiesto su concepto de la historia como mero hacerse del hombre.(p. Capítulo II: EL CONCEPTO DE EXCEDENTE ECONÓMICO (p. Es en el último de estos procesos. donde se necesita una inversión neta. 41) En la sociedad capitalista. 39). Establecido que el desarrollo depende del excedente económico generado. En definitiva.. Es. idéntico al ahorro corriente o acumulación..) organización dispendiosa e irracional del aparato productivo (. Pero ¿por qué y para qué produce o consume una sociedad?: a esto no nos da respuesta. 39).

sin embargo aquí anima a rebajar el consumo y por ende la demanda[3] a niveles muy bajos. 55). No entramos.. en cuanto pasa la emergencia (. ahorrar e invertir en un tiempo dado» (p. Capítulo III: ESTANCAMIENTO Y DESARROLLO DEL CAPITALISMO MONOPOLISTA (I) (p. 55). Es de notar que más adelante (Cap. de controles económicos para la guerra (. expertos en relaciones públicas.. No obstante en algunos casos..existente satisface las reglas de juego establecidas por la organización económica existente» (pp. cuya consecución implica de continuo los mismos sacrificios que los tiempos de guerra. consumir. bien «por la pequeñez irracional de las empresas» (p. por ejemplo «en tiempos de guerra. abogados.) el pensamiento burgués se retira precipitadamente de cualesquiera posiciones avanzadas que temporalmente haya logrado y cae nuevamente en su estado habitual de agnosticismo e 'inteligencia' práctica» (p. 62) . por ahora. en lugar de dejarse guiar por la «razón objetiva». 55). 60). miembros del cuerpo militar. los corredores de bolsa... basta apuntar un interrogante: ¿qué ocurriría en una familia que se propusiera como meta primordial el crecimiento económico? IV. 47). La irracionalidad de la organización productiva aparecería. Está claro que para Baran el desarrollo económico es un bien absoluto. Otros grupos más de trabajadores improductivos son los agentes de publicidad. cuando la victoria se transforma en el interés principal de la clase dominante». También entraría aquí «el beneficio que podría obtener la sociedad de la investigación científica. artículos de lujo de todas clases. y considera inútiles a todas las personas que no están directamente ocupadas en su aumento. 48) Los «trabajadores improductivos están ocupados en fabricar armamentos. la organización irracional y el desempleo) (p. El último aspecto es el desempleo. 50). 59) Termina el capítulo con una página y media en donde se afirma que todos los problemas se solucionarían en un régimen socialista. III. si su dirección y explotación no estuviesen sometidas al control de empresas en busca de ganancias o de gobiernos orientados hacia la producción de armamentos» (p. Un examen de estas circunstancias permite decir a Baran que «lo que constituye el 'consumo excesivo' en una sociedad podría ser fácilmente establecido» (p. especuladores y similares» (p. con «un plan racional que expresará lo que la sociedad quiera producir. 59). Otros son funcionarios gubernamentales. bien por «el desperdicio que hacen los gigantes monopolistas» (p. clérigos.) bien sea que se trate del servicio militar obligatorio. actuaría conforme «a lo que en esas circunstancias constituye la razón objetiva (. III § VI) intenta demostrar que el capitalismo en los países avanzados frena el desarrollo por la falta de inversión (que sigue a una falta de demanda).) Sin embargo. que «siempre ha mantenido a la producción total muy por abajo de lo que podría haberse alcanzado en una sociedad organizada de manera racional» (p. etc. objetos de ostentación conspicua y de distinción social. (La solución) (p. 44-45). especialistas en evasión fiscal. 47).. comerciantes. en su crítica. (Los trabajadores improductivos.

la red gubernamental corrupta. Una vez que el progreso técnico disipó los temores de la ley de rendimientos decrecientes. forzosamente serviría de motor a la expansión de la producción total. Se eliminarían los trabajadores improductivos. lo que se propone a cambio es aún peor.) del empresario capitalista» (p. de lo que entonces se consideraba como uno de los succionadores más voraces del excedente económico. era la creación y el mantenimiento de las instituciones sociales y políticas que permitiesen funcionar armoniosamente al mecanismo capitalista» (p. dispendiosa e ineficaz que databa de la era feudal» (p.Pasa ahora el autor a desarrollar sus ideas sobre el funcionamiento del mundo capitalista. a promover el progreso técnico y a darle aplicación completa a sus resultados. comenta cómo han cambiado los factores del desarrollo. «el único problema con que se enfrentaba la sociedad. 64). Por otra parte.. (Utilización de los recursos en la sociedad capitalista) (p. los departamentos legales o de relaciones públicas. El autor estudia ahora cómo han evolucionado las condiciones del desarrollo económico en el capitalismo. 65).. examina el crecimiento económico de los Estados Unidos antes y después de la Guerra Civil. e indica: «aunque parezca que las tasas de crecimiento de la producción per capita de los Estados Unidos eran menores antes de la Guerra Civil que . «Todavía más importante era la restricción prevista. Los Cap. 63). La competencia entre los obreros impediría que aumentasen los salarios por encima del mínimo de subsistencia» (p. comenzando (Cap. y el «espíritu capitalista» ligado al protestantismo y puritanismo. III y IV los dedica al capitalismo de los países desarrollados. La competencia forzaría constantemente a los hombres de empresa tanto a mejorar sus métodos de producción.. (Política económica capitalista) (p. 62) Baran hace un esbozo del modus operandi al comienzo de la economía capitalista: el empeño del empresario «para acumular y ampliar sus empresas. 68). Parece interesante retener lo que es para Baran la inspiración de toda economía —y de todo individuo— no marxista: eso es lo que luego criticará. «De esta máxima producción. los excesos de capacidad. Respecto a la primera condición —utilización de los recursos—. como a incrementar y diversificar la producción (.) el despilfarro y la irracionalidad serían eliminados del proceso productivo» (p. a saber.. la mayor parte debería constituir el excedente económico. si no es que la desaparición. I. II. sino que afecta únicamente a quienes no se muevan por otros motivos que los aquí aludidos. por ende su crítica —en lo que tiene de denuncia cierta de errores— no sólo queda corta al no llegar a la raíz del mal. Además había razones para suponer «la frugalidad y el deseo de invertir (. 66): el mecanismo competitivo. los hábitos de trabajo asiduo y de ahorro. para intentar demostrar que necesariamente tiende al estancamiento. III) por ver cómo ha evolucionado este sistema hasta llegar al punto muerto: hace un esquema del funcionamiento de la economía capitalista. además «los gastos enormes en propaganda. no entraban en el modelo de una economía que se pensaba iba a estar compuesta de empresas relativamente pequeñas» (p. 68). para concluir que la inversión tiende a disminuir y por tanto a paralizar el crecimiento. 63).

72) La segunda condición «exigía. que a veces es difícil de seguir por los avances y retrocesos en el hilo de su razonamiento.. como es habitual. y por otra parte. Ahora bien. se encuentra en la distribución del excedente económico entre sus receptores» (p. según Baran. (La inversión en el capitalismo competitivo) (p. un nivel de consumo masivo) tal. (La falta de inversión) (p. además. que constituyen la parte central de esta argumentación. 79). 70). De lo que concluye: «Aunque en el capitalismo monopolista el excedente económico es mucho mayor en términos absolutos que en el capitalismo competitivo. III. aunque los actuales capitalistas no sean tan sobrios como «sus antecesores puritanos (.. IV. sino a la acción de factores externos a ésta» (p. como se recordará.. (Aumento del consumo) (p. «ni la baja de la tasa de crecimiento de la población. la participación relativa que ha tenido el ingreso por trabajo respecto al ingreso total de la sociedad. «la diferencia principal entre el capitalismo monopolista y competitivo. definiendo este último como la diferencia entre la producción en condiciones de ocupación plena y algún nivel mínimo de subsistencia fisiológica del consumo masivo» (p. No fue observada durante su etapa competitiva y ha estado cada vez más lejos de realizarse en su fase monopolista avanzada» (p. 72). que el excedente económico obtenible del ingreso total desigualdad de la distribución de las ganancias. 72).) aparentemente no hay duda entre los expertos acerca de que las tasas de crecimiento disminuyeron notoriamente a partir de la Guerra Civil» (p. 80). Pero. 83).) la impresionante total se oriente hacia el consumo de los capitalistas (. A partir de aquí realiza una larga disgresión. pueden proporcionar tal explicación» (p. un nivel de salarios (y correlativamente. Y concluye «por consiguiente. Por otra parte. la proporción del excedente económico que es retenida por las corporaciones y está disponible para la inversión. no es tan sólo grande sino que se incrementa notoriamente en los períodos de prosperidad» (p. nuestra primera condición apenas si se ha cumplido en el curso del desarrollo capitalista. no se trata de un dato sino de una interpretación que. 78-79). ni la desaparición de la llamada frontera. V. 79) La última conclusión de la sección anterior permite decir a Baran que. según Baran. la tendencia monopolista ha sido creciente[5]. para explicar por qué este excedente económico no se invierte en su totalidad..) por consiguiente. se ha mantenido prácticamente constante[4].. 83). 91) . está en contra del dato que él mismo dice: aunque parezca que el crecimiento era menor antes de la Guerra Civil. hace que sólo una porción relativamente pequeña del excedente económico generado en condiciones de ocupación fuese el mayor posible» (p.. La ciencia económica contemporánea lo atribuirá «no a causas inherentes al funcionamiento de la maquinaria económica. ni los supuestos cambios en el tiempo y en la naturaleza del progreso técnico. Conviene observar que. es notoriamente inferior al mayor excedente posible.después de ésta (. no hay duda que el crecimiento disminuyó notoriamente a partir de la Guerra Civil.

99). VI. sin encontrar en ninguna situación el incentivo necesario para reinvertir sus utilidades en su propia empresa» (p. (Conclusión) (p. Más aún. «El resultado es que el monopolio y el oligopolio se extiende de una a otra rama de la economía» (p.La explicación la encuentra en los principios rectores de la economía capitalista. (La inversión en el capitalismo monopolista) (p. la diferencia estriba en que «la empresa competitiva estará obligada por la competencia (. Hay. 97). 91). porque «además de ofrecerle el atractivo de las ganancias adicionales. el sistema competitivo amenaza con el garrote de la bancarrota para promover y reforzar la inversión y el progreso técnico» (p. al no estar «expuestas al cortante viento de la competencia» (p. no sólo las diferencias entre las ganancias absolutas.) en tanto que la empresa monopolista no está expuesta a esta presión» (p. una tendencia hacia la sobreproducción» (p. Indica . tenderán a «posponer la nueva inversión hasta que haya sido amortizado el equipo disponible» (pp. Nótese que el autor no concede ningún recurso a otras inspiraciones que no sean la económica: en este sentido ha descrito con realismo la sensación de asfixia que produce un comportamiento basado en esa premisa. pero esta inspiración no sólo se da en los sectores materialistas del mundo occidental. el escape es «fundar nuevas industrias que. especialmente en su tendencia al monopolio y oligopolio. había una sobreabundancia de inversión. 103) y trata de estructurarlas a su manera. En la época competitiva «las ganancias totales deberían repartirse necesariamente en un gran número de pequeñas porciones. Esta tendencia es válida para todo el capitalismo. «La empresa monopolista u oligopolista 'que se ahoga' en sus ganancias. sino también —y además con un fundamento más teórico— en el marxismo. 106). por lo tanto. pues las empresas. el volumen de la inversión tiende a ser menor que el volumen del excedente económico que se obtendría en condiciones de ocupación plena. concluye el autor. «el monopolista y el oligopolista se vuelven necesariamente cada vez más cautos y circunspectos en sus decisiones de inversión. requerirá cantidades de capital tan grandes e involucrará riesgos tan enormes. a semejanza de la mayor parte de las regiones de África en los principios del siglo XIX. las mismas razones hacen desistir la inversión a nuevos posibles oligopolistas. busca emplearlas en las empresas competitivas» (p... VII. 95) El tema se agravaría «en la actual etapa monopolista del desarrollo del capitalismo» (p. 95). 97-98). deberían ser comparativamente pequeñas. sino que las tasas de utilidades en relación al capital invertido deberían tender a ser aproximadamente iguales» (p. 105) Baran resume el capítulo diciendo que «en cualquier situación dada. porque «una guerra de precios a muerte entre los gigantes oligopolistas. Y cuando se reduce el sector competitivo. Por eso. esto llevó consigo un «excesivo volumen de inversión durante la fase competitiva del capitalismo. Así pues. una tendencia hacia el estancamiento y el desempleo. El resultado fue una utilización dispendiosa del excedente económico» (p. que se prefiere el arreglo a la lucha ruinosa» (p. aunque desiguales entre sí. todavía no son propiedad de ninguna gran potencia» (p. 92). obtenidas por las empresas individuales. Es más. 94). 105). 102). 102). 104).

1 Hong Kong 850 8. tampoco interesaría vivir en un país marxista. piensa Baran.7 Israel 1. social. ocupa el 15° lugar.9 (1) PNB per capita en US $ (1969).8 Rumania 860 7. el autor procura demostrar que el capitalismo tiene una dinámica interna muy precaria y.370 3. que una vez llegado al estancamiento no podrá salir de él: después de alcanzar el control estatal. UU 4. hay países capitalistas que crecen más velozmente que los correspondientes socialistas. cultural y políticamente.6 Checoslovaq 1. parecería que esta línea de razonamiento descuida completamente la dialéctica histórica de todo el proceso» (p. y se decide tomar un rasero tan bajo en relación a la felicidad humana como es el grado de desarrollo económico.9 México 580 3. el despilfarro en armamento . por un imposible. a la luz de la exposición anterior. Puede ser interesante repasar algunas estadísticas económicas tomadas del Atlas preparado por el Banco Mundial[6]: Países (1) (2) Países (1) (2) EE.570 5. que el capitalismo «tiende a convertirse económica. (2) % de crecimiento medio anual (1960-69).240 3.430 10. según él. lo hace al 6. 106-107).6 Portugal 510 4.2 Bulgaria 860 6.5 Alemania Or.4 URSS 1.. en una fuerza retrógrada que obstaculiza y corrompe un mayor desarrollo» (pp. progreso o retroceso. en todo caso la comparación no favorece a los países socialistas.. 1. mientras que China nacionalista.0 Panamá 660 4. pero a fin de cuentas. China comunista.7 Yugoslavia 580 4. los esfuerzos económicos que realicen los sectores burgueses tendrán más éxito cuando se apliquen a la industria bélica.510 21. Si.) Sin embargo. de un país en su crecimiento económico.5 Japón 1. con 300 $. Y así hay que concluir.8 Italia 1. Capítulo IV: ESTANCAMIENTO Y DESARROLLO DEL CAPITALISMO MONOPOLISTA (II) (p. en aras a la brevedad.que a este hecho «por lo general se le da una interpretación distinta (.570 4.7 Francia 2. el problema está mal planteado desde su raíz: situar el grado de bondad o maldad. 108) En este segundo capítulo dedicado a los países desarrollados.8 por 100.3 Grecia 840 6. y la URSS el 23°. En realidad. 106).3 por 100.400 4. la felicidad última del hombre se identificase con el progreso económico. lo que contribuirá además a que crezcan sus afanes imperialistas. con menos de 100 $ de renta crece a un ritmo de 0. El anterior cuadro es necesariamente parcial. no es un planteamiento acertado y propio de la dignidad del hombre.200 5.2 Libia 1.7 España 820 6. En estos datos. no se observa un estancamiento tan profundo como quiere Baran de las economías no socialistas: para los mismos niveles de renta. resulta conveniente indicar un par de datos más: el país socialista de mayor renta (Alemania Oriental). Pero si se trata de hacer comparaciones.460 4. por ende.

. «este incremento no basta para reducir adecuadamente el volumen del excedente económico disponible (. Para los capitalistas. a saber. haciéndola un instrumento obediente en manos de sus nuevos amos monopolistas» (p. 122) Plantea ahora Baran un problema al capitalismo. por lo menos. II. Poco a poco. hasta que «el control del gobierno por parte de las corporaciones fue restablecido totalmente» (p. con cinco posibles soluciones. (Posibilidades para una intervención estatal) (p. 118). «tenía todas las virtudes de lo que desplazaba y ninguno de sus defectos más obvios (. III. 122). pues aunque sea «considerable el gasto de las corporaciones en actividades no productivas» (p. «Se hizo imperativa la necesidad de cierta acción gubernamental para mitigar. por la dinámica interna. sino de que «lo que está en juego son los intereses vitales del capital monopolista. cada vez más importante política y socialmente» (pp. los grandes empresarios pudieron «apoderarse del Estado» y despojar «a la pequeña burguesía de toda independencia política y moral. etc. «individuos que gozaban de la confianza de las grandes empresas comenzaron a desplazar a los elementos sospechosos que se habían infiltrado en el gobierno con la ola populista de 1932» (p.) aseguró altas ganancias al capital monopolista y al mismo tiempo prometió buenos ingresos a la 'nueva clase media'. el mantenimiento y protección del orden capitalista» (p. 120).. 112): relaciones públicas. según el autor. (Imposibilidad de una dinámica interna capitalista) (p. este impulso por asegurarse el control sobre el Estado. 120). no proviene «de las ambiciones de poder del capital monopolista o de su avidez de puestos públicos» (p. y observa que la única con garantía de éxito es la intervención económica en países extranjeros. Según Baran. los aspectos más degradantes de la situación» (p. 113). (Asalto capitalista del control estatal) (p. las oposiciones que se generaron —de la corriente populista y de la democracia burguesa— no fueron muy importantes. cuya consecuencia inmediata sería el desarrollo de la industria bélica para apoyar tales intervenciones.producirá un equilibrio cada vez más inestable y el irremediable derrumbamiento de la sociedad capitalista. Pero con el avance del monopolio. 116).. aquellos que de hecho afectan su propia existencia» (p. Mientras tanto.) Se requieren 'impulsos del exterior' más premeditados para que la economía del capitalismo monopolista sea capaz de abandonar el punto muerto al que ha llegado» (p. 113) Al principio de la época capitalista «el Estado realizó en forma enérgica e inequívoca su función básica. «el desmembramiento de la economía capitalista en la década de los treinta. 118). 114).. comprometió en forma irrevocable el concepto de automatismo del mercado» (p. 108) El estancamiento del capitalismo no se puede romper. el programa de ocupación plena realizado por el Gobierno.. 114). mientras los capitalistas eran muchos y poco importantes «el Estado podía satisfacer su mandato común de proteger y fortalecer al propio orden capitalista en contra de los ataques de las clases explotadas» (p. I..) es menor que la producción total en condiciones de ocupación plena.. el gobierno se enfrenta con cinco . 119-120). El lo ve así: «Cuando la demanda total (. 122). publicidad.

El mismo desarrollo de la economía conduciría así —sin posible alternativa voluntaria— a la nueva era comunista. que expone a continuación. 130).122). . 131) La última posibilidad para igualar la demanda global a la oferta total. 130). pero este proceso se puede detener aún por poco tiempo —continúa Baran— mediante el dominio político sobre los países en desarrollo. no sólo para la sociedad en su conjunto. (Política extranjera del monopolio) (p. 134): puede ofrecer préstamos. a saber.). etc. IV. sin embargo. sino para todos los grupos y facciones decisivas de la clase capitalista» (p. es cierto que «en las condiciones competitivas funcionaba un cierto mecanismo automático que imponía una seria limitación a la actividad del comercio exterior» (p. 129). sino también por parte de las masas trabajadoras. 127): mediante subsidios individuales que. que difícilmente podrían resistir una disminución en los salarios reales» (p. sin embargo. «el equilibrio (. hasta ese momento. «de ahí que un gobierno controlado por el capital monopolista no conduzca su política de ocupación plena en forma tal que realmente la logre» (p. La primera es permitir cualquier desempleo que se produzca y dejar que la producción se ajuste al volumen de la demanda efectiva (. Es la clásica tesis de Lenin. 128). la inversión en instalaciones productivas» (p. pero que «tropieza con la seria resistencia de los estratos de altos ingresos para costear con sus impuestos el establecimiento de instalaciones que ellos mismos usarán poco» (p. 127).. y realizar grandes inversiones para asegurarse la materia prima de los países-fuente. Descartadas las anteriores posibilidades. Aunque.) puede asumir la forma de un gasto gubernamental en consumo adicional.. «Esto nos lleva al cuarto método posible de intervención estatal. Pero «un intento para obligar a una tal reducción por parte del gobierno —si tal intento pudiese esperarse de un gobierno dominado por la clase capitalista— encontraría una enconada oposición no sólo por parte de las empresas. por otra parte. es la exportación. para asegurar la disciplina de trabajo de la empresa capitalista» (p. «donde el gobierno tiene 'permiso' para invertir es en las esferas de actividad que.. «todas las consideraciones que impiden a las empresas monopolistas invertir ellas mismas sus desbordantes ganancias. 128): construcción de carreteras. o por medio de «las contribuciones estatales al consumo colectivo» (p.. 124).posibilidades distintas (o alguna combinación de éstas). excluyen a fortiori la tolerancia para dicha inversión gubernamental» (p.. organizar presiones ante una manifestación hostil del gobierno importador. 123). 132). Por eso. 130). Este automatismo «ya no representa un obstáculo real para los esfuerzos de una empresa monopolista u oligopolista» (p. la irracionalidad manifiesta y la explosividad política y social de este camino lo hace inaceptable. «Otra posibilidad sería reducir la producción mediante una disminución general del número de horas trabajadas» (p. hospitales. individual o colectivo» (p. «la existencia continua de un ejército industrial de reserva es indispensable para mantener a los trabajadores en su lugar.) Pero en el caso de que esta acción tenga éxito en sus primeras fases.. el desarrollo posterior y los beneficios que resulten de ella deben traspasarse rápidamente a las empresas privadas» (p. «son totalmente incongruentes con el espíritu del capitalismo y desagradan a los intereses dominantes» (p. están fuera de toda explotación comercial (. 126)..

según el autor los gastos para mantener la política imperialista «al proporcionar un amplio escape para el desbordante excedente económico (. VI. 136).. con frecuencia agrava la condición a largo plazo del paciente» (p. por tanto. que conduciría a la inflación y que. la empresa oligopolista que opera en el mercado mundial se ve tentada.. 146). irresistiblemente. 142). pero también resulta inadecuado cuando el gasto «tenga que hacerse muy grande y debe ser financiado dentro de la estructura de un presupuesto equilibrado» (p. Así pues. Baran hace aquí un paréntesis. (Espiral de estancamiento del capitalismo) (p. en la médula de la intervención estatal a favor de la 'ocupación plena'» (pp. diplomático y militar de su gobierno nacional. 139). Además. la aplicabilidad de estas inyecciones es limitada y su efecto de muy corta duración. para todas sus clases. VII. .) se transforma en la forma central de los 'gastos exhaustivos' del gobierno. da gusto al 'público grueso' y ahoga en su nido toda oposición al régimen del capital monopolista» (p.) atrae al movimiento obrero. 146)[8]. 137)[7]. 148). no proporciona ni siquiera una medida aproximada de su importancia para las economías de las potencias imperialistas» (p. 151)[9]. el exceso de capacidad es más grande y los incentivos para invertir son consecuentemente más débiles. (Los gastos militares) (p. V. a tratar de conquistar una porción mayor de éste» (p. «los impedimentos a la inversión extranjera que surgen de las incertidumbres políticas. 142) Pero la fachada de prosperidad que así se logra es muy engañosa. del peligro de levantamientos sociales o de la alharaca de los gobiernos de los países dependientes. para estudiar cómo se comportará una reducción de impuestos en el nivel de ingreso y de ocupación. (Financiación de los gastos estatales) (p. frecuentemente pueden ser superados con la ayuda de los gobiernos de las potencias imperialistas» (p. grupos y estratos (. 144).«Confiada en el apoyo económico. efectivamente. 149). Y lo que es peor. sino que representa una parte más grande de la producción total y del ingreso» (p.. pues «como sucede con muchos otros narcóticos. mientras que el excedente económico de la sociedad no sólo es mayor en términos absolutos. Podría ser compensado por ingresos fiscales. satisface las exigencias de los agricultores.. 141-142). 146) «El procedimiento más sencillo para financiar dicho gasto parecería ser un franco déficit presupuestal» (p. 139) «El monto del excedente económico que se absorbe 'automáticamente' a través de las relaciones económicas con el exterior. cuando se alcanza «la nueva 'situación dada'. y concluye después de un largo razonamiento que «la reducción de impuestos es probable que aumente los ahorros personales y de las corporaciones y no que aliente un mayor volumen de inversión» (p. resulta «un método inadecuado de financiamiento» (p. «El gasto gubernamental en gran escala para propósitos militares aparece así como esencial para la sociedad en su conjunto.

156)[11]. «cualquiera que haya sido la forma en que se financió el gasto gubernamental» (p.. no proporciona una solución a largo plazo a los problemas básicos del capitalismo monopolista» (p. 151). y de suyo tienden a la destrucción de la sociedad más que a su armonía. Sin embargo «la situación de ni guerra ni paz. manteniendo un equilibrio precario al borde del abismo. y se crea una atmósfera de peligro. la ambición. aun buscando cada uno su propia ventaja. 153)[10]. con objeto de producir una casi total uniformidad de opinión acerca de los problemas importantes. el problema que se debe plantear al capitalismo (§ III). Para que ésta soporte la presión fiscal «se hace cada vez más urgente una 'preparación' ideológica sistemática de la población que asegure la lealtad de ésta al capitalismo monopolista (.. la avaricia. con el propósito de demostrar que también en ellos se produce un estancamiento en el desarrollo. Un complicado sistema de presiones económicas y sociales se desarrolla a fin de silenciar el pensamiento independiente y ahogar toda expresión científica. el altruismo y la magnanimidad no se dan espontáneamente.. tienen un reflejo negativo en la conducta humana.Después de este inciso indica que.. no debe tener su fundamento en el progreso económico. para decidirse a hacerlo. 152). La justicia. conduce a la pérdida del empleo. «cuando se ha creado una gran industria de armamentos y el crecimiento de la demanda y de la 'confianza' han provocado una gran inversión.. (Conclusión) (p.. Es cierto que una economía basada exclusivamente en el lucro personal. tenga como resultado final la prosperidad para todos. financiada por el gobierno y las grandes empresas.) es necesario el martilleo sistemático de las mentes con la existencia de un peligro extraño. hace tiempo que fue desechada en economía [13]: el egoísmo. se aviva la guerra fría. VIII. Por tanto. no puede conducir al bien de la sociedad: la idea de Adam Smith[12] sobre la mano invisible que dispone las cosas de modo que. también en la economía.) equivale de hecho a un continuo despilfarro del excedente económico de la nación y no conduce al mejoramiento del ingreso real de la población» (p. so pena de caer en las contradicciones y negaciones de la evidencia. se realizan pequeñas acciones de policía. Se lleva a cabo una incesante campaña de propaganda oficial y semioficial.) El no conformismo y la no obediencia a la 'cultura' del capitalismo monopolista. al ostracismo social y a un acoso sin fin por parte de las autoridades» (p. las posibilidades de nuevas inversiones 'inducidas' se reducen sensiblemente» (p. es preciso cultivarlas. etc. 152). artística o literaria que se juzgue 'indeseable' (. Para mantener esta tensión. 158) El autor dedica los tres próximos capítulos al estudio del desarrollo en los países atrasados.. 152) «De lo anterior se desprende que la estabilidad del capitalismo monopolista es muy precaria (. y hacen falta convicciones más altas que el progreso económico. . Empieza tratando de explicar por qué ha existido un diferente crecimiento económico en los diversos países capitalistas. y concluye que la causa es la usurpación llevada a cabo por los países de Europa Occidental: con los casos de la India y el Japón intenta ejemplificar sus ideas. que hemos puesto de relieve. Capítulo V: LAS RAÍCES DEL ATRASO (p.

(Por qué el atraso de las zonas subdesarrolladas) (p. similar al que ha existido en la historia de los otros países capitalistas?» (p.. de haberse dejado a sus propias fuerzas. 168). 168) Baran. impulsó a buscar esos recursos —especias.— en otros países. convirtiéndose ellos mismos en sus residentes permanentes (. esta sociedad pudo entregarse de lleno al desarrollo de sus recursos productivos» (p. «De ahí que los pueblos que cayeron en la órbita de expansión del capitalismo occidental se encontrasen con el ocaso del feudalismo y del capitalismo..) vinieron a las nuevas tierras con el 'capitalismo en sus huesos' (.. 915 Países de mediano ingreso. como buen discípulo de Marx[15]. No obstante. 175) . (El Japón) (p. (El caso de la India) (p. ejemplifica las ideas anteriores tomando el caso de la India. 158) Inserta el siguiente cuadro (p. «los visitantes de Europa Occidental decidieron extraer rápidamente las mayores ganancias posibles de los países huéspedes. un juicio histórico detallado —que Baran no hace— nos llevaría fuera del ámbito del libro que nos ocupa. bajo el control creciente de los intereses capitalistas.I. y «trajo como consecuencia la rápida formación de enormes fortunas por los mercaderes (. 163). té. 160)... III. «los europeos occidentales entraron a un vacío social más o menos completo y se establecieron en esas regiones.) Los mercaderes ricos entraron a las manufacturas para asegurarse un abastecimiento barato y continuo (. cerámica. II. resulta poco científico silenciar por completo. y llevarse el botín a sus países de origen» (p. libre de los obstáculos y de las barreras del feudalismo. concluye que «no debe pasarse por alto que la India. En algunos lugares —Norteamérica. varias citas de otros autores y algunas suposiciones gratuitas. en el mundo de 1949[14]. 18 15 Dls. etc. 175). 310 Países de bajo ingreso 15 67 Dls. como si fuese poco. podría haber encontrado en el curso del tiempo un camino más corto y seguramente menos tortuoso hacia una sociedad mejor y más rica» (p.) Partiendo de una estructura capitalista..) Pero lo más importante de todo fue que el Estado. En los otros lugares —Asia y África—. las mejoras que introdujeron los ingleses. 54 «Inmediatamente surge la pregunta ¿cómo es posible que en los países capitalistas atrasados no haya habido ningún adelanto conforme al desarrollo capitalista. metales preciosos. 166). Ingreso Población Ingreso mundial mundial Per (%) (%) capita Países de alto ingreso 67 18 Dls. Baran indica que la pobreza de recursos naturales y el desarrollo de la navegación en Europa Occidental. Con diversos datos. sufriendo las peores características de ambos y... se hizo cada vez más activo en la ayuda y promoción a los incipientes empresarios» (p. 165). Aunque sean ciertos algunos hechos que señala. 160) para tener una idea de la situación existente en los países subdesarrollados. Australia y Nueva Zelanda—. con todo el impacto de la subyugación capitalista» (p.

183). 179). en lo que tiene de tautología: si las cosas hubieran sido mejores. 181). 177).. el desarrollo progresista de los hoy países subdesarrollados habría marchado con una dilación mucho menor. En esto influyó «el atraso y la pobreza del pueblo japonés y lo exiguo de sus recursos naturales» (p. 186)[16]. en ese caso.. no han obtenido un mayor desarrollo. 183). «La correspondencia que existió entre los intereses vitales del capitalismo japonés y las necesidades militares para la supervivencia nacional tuvo una importancia capital para fijar la velocidad del desarrollo económico y político del Japón» (p. fue la fuerza básica que condujo a la restauración Miji» (p. «¿Qué fue lo que capacitó al Japón para tomar un curso tan radicalmente distinto al de todos los otros países que forman en la actualidad el mundo subdesarrollado? (.. (p. 185). pues si no —en buena lógica . ahora serían mejores. menos sacrificios y sufrimientos humanos» (p.) la rivalidad creciente entre los gigantes imperialistas ya establecidos y la llegada a la escena mundial de una nueva potencia imperialista: los Estados Unidos» (p. ahora bien los países colonizados no pudieron quedar tan empobrecidos como lo era el Japón.. si el contacto de los países más avanzados con el mundo atrasado hubiese sido distinto de lo que fue. Igualmente hay otro punto poco claro: el Japón se libró de ser explotado por su pobreza. «fue un impulso que sacó a la economía japonesa del estancamiento y la lanzó al camino del capitalismo industrial» (p. tendría que explicar también la causa del subdesarrollo de algunos países de Europa que no han sufrido colonización.) los recursos de los países más avanzados de Europa Occidental estaban ya seriamente abrumados por otros compromisos (.. IV. hay un abismo: la prueba son los países «colonizados» por regímenes socialistas.) La respuesta (. 178).. y por qué otros países que mantenían muchas riquezas naturales al alcanzar su independencia. «el hecho de que (... 187). «Como en todas las revoluciones. 187) «De hecho.. con menos fricciones. si hubiera habido una cooperación y ayuda genuina en vez de la opresión y la explotación.) se reduce al hecho de que el Japón es el único país de Asia (y de África y de la América Latina) que se salvó de ser convertido en una colonia o en una dependencia del capitalismo norteamericano o de Europa Occidental» (p. 176). 184).. cuyo subdesarrollo no tiene mucho que envidiar. Pero de ahí a que tengamos que pensar que hubieran sido mejores con un régimen planificado. Esta última frase es cierta. «La posibilidad y la necesidad de detener la amenaza occidental tuvieron un poderoso impacto en la velocidad y la dirección del desarrollo subsecuente del Japón» (p.) [pero] fue la clase capitalista la que cosechó los frutos económicos y políticos de la revolución» (p. Para que el modelo propuesto por Baran fuera cierto.En esta sección Baran da su contraprueba: el Japón fue el «único país asiático que logró escapar al destino de sus vecinos y obtener un grado relativamente avanzado de desarrollo económico» (p. Sintetiza así la historia reciente de Japón: «casi no hay duda de que la presión que ejercían las relaciones capitalistas —que se estaban desarrollando rápidamente— en contra de las barreras del orden feudal. fue una combinación de grupos sociales heterogéneos la que llevó a cabo el derrumbamiento del ancien régime (. «el régimen surgido de la restauración cambió drásticamente la marcha de la economía del país y propició un gigantesco impulso de la acumulación primaria del capital» (p.

o bien de ambos (. sería una falacia creer que la eliminación . se ha escrito: «Esta tesis no puede aceptarse en estos términos exclusivistas y estrictos. pues. (Excedente económico generado) (p. la producción en estos países ha sido baja y sus recursos humanos y materiales han estado subutilizados (. los pequeños campesinos generan poco excedente económico. 189). Según Baran. haciendo una contribución insignificante al incremento de la productividad.capitalista— se hubiera pasado a colonizar éste. Capítulo VI: HACIA UNA MORFOLOGÍA DEL ATRASO (I) (p. además. Respecto a las ideas marxistas de Rosa Luxemburg y Lenin (precursores en esto de Baran). en absoluto. 191). las parcelas. 190). Empieza tratando de la agricultura: si fuera cierto lo que dice. sino para la adquisición de bienes de lujo.. La fiebre nacionalista.. ni como válida para todos los países. En definitiva podemos concluir que aunque las ideas de Baran puedan tomarse como uno de los factores del subdesarrollo en algunos casos. abandonando a los más empobrecidos. con una productividad sumamente baja. como única regla. todo el excedente real disponible se incrusta en los poros de las sociedades atrasadas. mientras una parte muy elevada del excedente económico generado por la agricultura se convierte en un excedente potencial. Algunos países. tendrían razón los economistas del XIX cuando llamaban a la Economía la ciencia triste. ¿por qué se desarrolló más? Por último —siempre dejando para el final la crítica de fondo—. 191).. éstos «explotados por intermediarios de todas clases. Sin embargo. considerada como base indispensable para la defensa nacional. La expansión comercial es insuficiente para justificar el auge del imperialismo político en el decenio de los setenta y ochenta.. de hecho. con el intento de demostrar que le resulta imposible avanzar en el campo económico.) el consumo de la población productiva se ha reducido al nivel más bajo posible» (p. si Japón era más pobre de como quedaron los otros. obtienen precios bajos de lo poco que tienen para vender y pagan altos precios por los pocos productos industriales que pueden comprar» (p. «La discrepancia se hace mucho más profunda y. no tenían ni una producción industrial excedente ni fondos para invertir en el exterior y. cuando se llega a nuestras tercera y cuarta condiciones clásicas.. sino que también deben soportar el pago de la renta o de los impuestos. no se pueden tomar. participaron en la expansión colonial. 189) I. Así. como Rusia e Italia. que son las que se refieren al modo de utilización del excedente económico» (p. 189) Estudia ahora Baran cómo funciona la economía en un país subdesarrollado. que podría utilizarse para la inversión si se eliminasen el consumo excesivo y los gastos improductivos de todas clases. 190). De las «condiciones 'clásicas' del crecimiento (..) cubrir los pagos de los intereses de deudas que han sido contraídas por los campesinos» (p. sin embargo. el deseo de mantener o recobrar el prestigio nacional contribuyó no poco en el colonialismo» [17]. es interesante notar que no es la economía la que lleva al imperialismo. más bien fueron los afanes imperialistas y las tensiones políticas los que impulsaron la industrialización. Este había ya comenzado con anterioridad a los aranceles proteccionistas y antes también de las exportaciones coloniales de capital. «Por consiguiente. así pues. «no sólo deben mantener a las familias de los campesinos. y el que obtienen los terratenientes «no se usa para ampliar y mejorar sus plantas y equipos productivos» (p.). decisiva.

197)[18]. efectuándose en el exterior el grueso de los gastos en la adquisición de maquinaria extranjera. Sin embargo. representa un enorme adelanto en el camino hacia el progreso» (p. 197). 200). 194). «Las nuevas empresas obtuvieron rápidamente un control exclusivo de sus mercados. 199). a pesar de todo. (Impacto en el desarrollo que producen las empresas extranjeras) (p. es la presencia de formidables obstáculos que impiden el ingreso de estas acumulaciones mercantiles a la esfera de la producción industrial» (p. Con estas medidas. 200) Para Baran el gran obstáculo es el capitalismo occidental: al usar los países colonizados como países-fuente. cercándolos mediante aranceles proteccionistas y concesiones gubernamentales de toda clase. «Es evidente que los hoy países subdesarrollados tienen esta característica en común con la fase primitiva del desarrollo capitalista de Europa Occidental o del Japón. tal como surgió. bastarían para generar una marcada tendencia al alza en la inversión y en la producción agrícolas» (p. la carencia de ésta tiende a convertirse en autoestancadora» (p. pues «una reforma agraria. su promedio de ingresos es bastante bajo» (p. De ahí que. 204): fluye al exterior o se gasta en una vida ostentosa. los prestamistas y los intermediarios de todas clases» (p. 202-203). pues «al igual que la inversión tiende a convertirse en autogeneradora.» (p. «Por la naturaleza de sus actividades. III. 204) .. por lo tanto. Y cuando los colonizadores decidieron llevar a cabo la industrialización. de cuya parte más importante se apoderan los consorcios monopolistas. bloquearon un mayor crecimiento industrial. retardará más de lo que adelantará el desarrollo económico de un país» (p. 201). en donde fuerzas muy potentes tendieron también a impedir la salida de capitales de la espera de la circulación y en los que. Una clase de este sector no agrícola son «los comerciantes. etc. 201). 198)[19]. y que no se emplee normalmente en la producción industrial. IV. la falta de inversión en la industria produjo el «infanticidio industrial». cuando se realiza en medio de un atraso general. (Falta de inversión industrial) (p. la parte de capital «que se gastó en el país subdesarrollado fue pequeña. 193). «la división del trabajo. II.del despilfarro y de la mala asignación del excedente económico. 196) «Aun en un país capitalista atrasado. al mismo tiempo que sus precios monopolistas y sus políticas de producción reducían al mínimo la expansión de sus propias empresas» (pp. lo que diferencia radicalmente su situación de la que existió en el pasado histórico de los países capitalistas avanzados. «El excedente económico de los países subdesarrollados. una gran parte del excedente económico total de la nación corresponde al sector no agrícola» (p. la clase de gente que se mueve en la esfera de la circulación no opone restricciones a los que quieren entrar (.) [aunque] la competencia entre ellos es despiadada y. (Obstáculos a la inversión por parte del capitalismo monopolista) (p. únicamente «si toma el carácter de unarevolución agraria. 196). no se utiliza para fines productivos» (p. de ahí que su ganancia «sólo puede encontrar una aplicación lucrativa en la esfera de la circulación» (p.. se parecía más a la distribución de funciones entre un jinete y su caballo» (p. de patentes extranjeras. 202). la transición en el uso del capital de los fines mercantiles a los industriales se realizó en el transcurso del tiempo.

si la extracción de su excedente económico por el capital extranjero o su reinversión por las empresas extranjeras» (p. 205). pero que abastecen al mercado interno de los países subdesarrollados. por eso. «las empresas que son propiedad total o parcial de extranjeros. 207). las ganancias obtenidas de las operaciones en los países subdesarrollados se han dedicado en gran medida a financiar inversiones en las regiones altamente desarrolladas del mundo» (p. son de pequeña cuantía» (p. En general. comparados con lo que el capital extranjero los obliga a realizar» (p. es decir. para los trabajadores nativos la empresa organiza economatos. Su argumentación. b)Operaciones corrientes: además de «las tasas increíblemente bajas de los salarios nativos» (p..Para Baran. Tales instalaciones son los ferrocarriles y los atracaderos. 211). los obreros de los países subdesarrollados «están en mejores condiciones con sus formas tradicionales de vida. (Efecto indirecto de la inversión extranjera) (p.. 206). que obtienen los mejores sueldos. pero que son totalmente indispensables. no presentan ningún problema especial» (p. 208). ha resultado «un plato de lentejas por el cual se ven obligados a vender su primogenitura de un futuro mejor» (p. 217) Se refiere a las instalaciones que «no forman parte integral del proceso de producción y exportación de materias primas.. y examina tres aspectos: a) lainversión realizada. que en realidad «fue mucho menor de lo que comúnmente se supone» (p. es que los beneficios para el país subdesarrollado. V. el alto grado de mecanización hace que se emplee una fuerza de trabajo pequeña. los beneficios que obtiene un país subdesarrollado de las inversiones que trae consigo el establecimiento o la expansión de empresas extranjeras orientadas a la exportación. 211). (Lo perjudicial de la inversión extranjera) (p. así que sería muy poco el monto de los salarios —de nativos y de extranjeros— que se gasta en el país subdesarrollado. se inviertan en otro país subdesarrollado. 21). en parte los ahorran y envían a su patria. campamentos. y en parte los consumen en productos que importan. c) El tercer aspecto lo examina en la sección VI. otras las dedican a realizar inversiones extranjeras adicionales (. de las explotaciones agrícolas y mineras. La empresa. VI. etc. con productos importados con lo que aún cierta cantidad de este salario sale del país.. 204). de regalías. ni que las ganancias generadas en un país subdesarrollado de no reinvertirse allí. En realidad ha sucedido lo contrario. atacando a los defensores de la inversión extranjera.) Tampoco puede decirse que los países subdesarrollados en su conjunto hayan tenido un destino común. 216). «Por consiguiente. etc. es el resultado de la reinversión en el exterior de parte del excedente económico que se obtuvo en esos lugares» (p. los teléfonos y los telégrafos. Se detiene algo más en las que producen mercancías destinadas a la exportación. parte de la ganancia bruta la «dedica al pago de impuestos. los caminos y los aeropuertos. los empleados extranjeros. éstos son . y que «fundamentalmente. 211) Empieza diciendo el autor «que resulta muy difícil precisar qué ha perjudicado más al desarrollo económico de los países atrasados. 216)[20]. los canales y las estaciones eléctricas. en cuanto al resto «aunque ciertas empresas se llevan a sus países de origen la totalidad o la mayor parte de sus ganancias. al gobierno del país en donde se realiza la producción» (p.

que corroboren lo dicho en VII. «reside en que las 'instalaciones auxiliares' de que se trata son. 222). (p. 229) I. por sí mismas.buenos para cualquier país subdesarrollado.) se debe. de manera fundamental y quizá exclusiva a la ayuda y al apoyo que 'libremente' les ha otorgado el capital occidental y los gobiernos occidentales que lo representan. 219). no producen una espectacular contribución al desarrollo económico del país[21]. Aun cuando su construcción per se no contribuye mucho a la expansión del mercado interno de las regiones atrasadas» (p. El mantenimiento de estos regímenes y la operación de las empresas extranjeras en los países subdesarrollados se han hecho mutuamente interdependientes» (p. y de hecho impide. se pueden considerar tres grupos de países: «los vastos territorios coloniales que están . (Países coloniales) (p. como hace Baran. 226). VIII. pero tampoco se puede minimizar esta ayuda hasta el punto. 225). su transformación en capitalismo industrial» (p.. cae inevitablemente —como hemos visto— en exageraciones y contradicciones. Capítulo VII: HACIA UNA MORFOLOGÍA DEL ATRASO (II) (p. más bien «quedarán como una mera potencialidad —disponible pero no utilizada— y se sumarán a las otras fuerzas productivas que no se ocupan y que contribuyen muy poco o nada al desarrollo económico del país» (p. por eso. en su mayor parte.. en retardar y controlar el desarrollo económico de los países atrasados» (p. radica en que fortalece y afirma el dominio del capitalismo mercantil y en que reduce.) entre las administraciones nacionales y las corporaciones monopolistas» (p. «Más aún. 217). de los poderosos monopolistas y de los grandes terratenientes que se consagra a la defensa del orden feudal-mercantil existente» (p. las grandes empresas occidentales que se dedican a la explotación de materias primas muevan todas las palancas con tal de obstaculizar cualquier evolución de las condiciones políticas y sociales de los países atrasados que puedan propiciar su desarrollo económico» (p. «El que hayan sido capaces de seguir medrando (. «De esta forma se aclara la tarea principal del imperialismo en nuestra época. 229). que consiste en impedir o.. haga lo que haga.. auxiliares tan sólo de las empresas extranjeras» (p. Con lo que concluye: «El impacto principal de la empresa extranjera sobre el desarrollo de los países atrasados. 218). «No es sorprendente que. el énfasis tan pronunciado sobre lo indispensable de la ayuda gubernamental para financiar estos proyectos (. 223). Para ello. en estas circunstancias. (Oposición del imperialismo al desarrollo de los países pobres) (p. 220). 229) «Trataremos ahora de completar nuestro rápido examen del modo de utilización del excedente económico de los países subdesarrollados» (p. 222) El resultado de este impacto sería la formación de «una coalición política y social de los mercaderes ricos. VII. si esto es imposible. Para Baran el capitalismo necesariamente genera atraso en los países subdesarrollados. de considerarla negativa. al intentar responsabilizarlo de todo el subdesarrollo. 223). Parece cierto que las empresas extranjeras. 227) Recoge algunas frases sueltas de discursos y documentos preparados por autoridades y economistas americanos.

examinando realmente lo que ha sucedido. Baran hace hincapié en dos puntos: las sumas dedicadas por las compañías extranjeras «con el objeto de mejorar las condiciones de vida de los pueblos de algunos países subdesarrollados en donde operan (. pues la explotación de las materias primas y la existencia de estos gobiernos están tan «estrechamente ligados que sólo pueden comprenderse en forma adecuada como el fenómeno global del imperialismo» (p. y «bajo el reinado de la actual dictadura mantenida por las compañías. pero. Es decir. trataron de conservar su amplio apoyo popular. además.) tiende a exagerarse burdamente» (p. 246). 230). 246). la corrupción. No se puede decir que «lo que el gobierno de un país fuente haga con los ingresos que recibe de las compañías extranjeras. Por último. 247). pusieron el acento principal en el desarrollo de las materias primas» (p. (Gobiernos mercenarios) (p.) [los] gobernados por regímenes de un marcado carácter mercenario (.administrados directamente por las potencias imperialistas (. aunque con un ingreso menor. 234) Empieza examinando los países productores de petróleo en Medio Oriente: la cantidad de dinero que reciben esos gobiernos de las compañías petrolíferas «podría ser considerada como una trascendental contribución 'indirecta' de las empresas extranjeras» (p. 242-243). 248) . 231). como consecuencia. el único tipo de inversión que facilitan las generosas economías externas que otorgan los gobiernos mercenarios de esos países... éstas al interesarse más «'en la tierra y no en los negros'.. y se realiza «para asegurar la fuerza de trabajo necesaria e incrementar su eficacia» (p.. de las extravagancias y del despilfarro» (p. sino que comenzaron a dedicar una parte de ellos al desarrollo económico e iniciaron una política económica y social que era tan desagradable para las compañías petroleras como para los intereses capitalistas nativos» (p. 235).) [y los] que tienen gobiernos con una orientación que podría calificarse de 'New Deal'» (p. 245). III. 242).. Tampoco sigue mejor camino el dinero que extraen estos gobiernos de la población. 241). es fundamentalmente la inversión extranjera» (pp. esos ingresos «se han hundido en la cloaca de la corrupción.. sucedería en los países de este grupo no productores de petróleo. hace que «el grueso de la carga impositiva recaiga en las amplias masas y no en las clases capitalista y feudal de los países subdesarrollados» (p.. 245). la evasión fiscal. 239). por eso «no existen estímulos ni posibilidades suficientes para que los capitalistas nativos realicen inversiones industriales. una junta militar derrocó al gobierno. Respecto al primer grupo —según el autor—. Baran se detiene un poco para examinar el caso de Venezuela: los gobiernos «a partir de 1945. Algo análogo. los fondos que se dedican a fomentar el desarrollo económico son considerablemente más bajos que los que pueden disponerse para este propósito» (p. no tiene nada que ver con el juicio 'puramente económico' de la contribución de esas empresas al desarrollo económico de los países atrasados» (p. todos los gastos estarían orientados únicamente a mejorar las ganancias de los capitalistas de la metrópoli. a pesar de la campaña publicitaria hecha por las potencias imperialistas. II. etc. (Regímenes de «New Deal») (p. no sólo forzando un aumento de los ingresos que obtenían del petróleo.

V.. 261). 251). 249). y. sin embargo. «El primero. 267) . Para abundar en la idea central de esta sección. Proporciona algunos datos para corroborar su afirmación: «Es bien conocido el hecho de que las ganancias que obtienen los intereses extranjeros en los países subdesarrollados son muy altas.. pone en peligro no sólo la posibilidad misma de realizar sus esperanzas y aspiraciones. por un aumento de los atesoramientos tanto en el interior como en el exterior. «Sin embargo. «sustituye a los cambios radicales por las pequeñas reformas.) lo escaso en todos esos países es lo que hemos llamado el excedente económico real que se invierte en la expansión de los medios de producción» (p. son mucho mayores que las utilidades que logran en sus países de origen» (p. es la forma en que se utiliza su excedente económico potencial. 252). Observa el caso de la India donde. Este es absorbido por diversas formas de consumo excesivo de las clases altas. (El obstáculo para el desarrollo) (p... 258). 250).«Sus gobiernos fueron llevados al poder por amplios movimientos populares. de hecho. es que el principal obstáculo para el desarrollo no es la escasez de capital (. 264) El segundo corolario es que no se puede explicar el atraso «por el funcionamiento de 'fuerzas externas' o bien (. la pobreza y el letargo en que se encuentra el país» (p. 256). una vez que se resuelve el problema de la independencia nacional —aunque exclusivamente la política y no la económica—. pues el aumento de precios en las materias primas afecta más a las ganancias de la empresa que a la economía general del país.. el gobierno «trata de fomentar el desarrollo del capitalismo industrial y.. según Baran. VI. concluye: «El principal obstáculo al crecimiento económico rápido de los países atrasados. el conflicto básico entre las clases antagónicas de una sociedad necesariamente se intensifica y se aclara» (p. «la amalgama de las clases poseedoras. 248). y así. a los hechos revolucionarios por frases revolucionarias. 257-258). Después de unos datos sobre los excedentes reales y los que él considera potenciales en algunos países.)la carencia de 'espíritu de empresa' en los países subdesarrollados y a cuya abundancia debe supuestamente atribuirse el adelanto económico de los países occidentales» (p. por el mantenimiento de enormes burocracias improductivas y de aparatos militares (. apoyadas por los intereses imperialistas utiliza todo su poder para liquidar el movimiento popular tendiente a lograr una genuina liberación social y nacional» (p.. IV. 264).. Acaba el capítulo con tres corolarios. y por ende. indica que también es falsa «la noción bastante generalizada de que el deterioro en la relación de intercambio de las regiones productoras de materias primas ha retardado seriamente su desarrollo económico» (p.) [y por lo que] retira el capital extranjero» (pp. cuyo propósito común y fundamental era derribar el dominio colonial y establecer la independencia nacional» (p.) el asalto decisivo en contra del atraso. (Falsas explicaciones del subdesarrollo) (p. 256). (El control de la natalidad) (p. sino aun su propio mantenimiento en el poder (. no se atreve a ofender a los intereses de los terratenientes» (p.

aunque su crítica no es lo bastante fundada ni decidida. control de natalidad.) se juzga como un factor que impide la rápida elevación del ingreso per capita» (pp. en general. pueden resolverse en la actualidad por un esfuerzo planificado y coordinado de todo el mundo en el plazo de una generación» (p. que se opone a un mayor progreso y. en U.) sino exclusivamente la parte que juega en el mundo objetivo la mentalidad que ellos reflejan y que continuamente fomentan. En la actualidad. 271). se realiza en el campo de las teorías sobre la población» (p. si es que existe alguno. 278). el Gobierno recomendó al Congreso «que en 1964 estableciese un impuesto de igualación de intereses y que habría de gravar con el 15 por 100 las compras de acciones y obligaciones extranjeras . entre 1886 y 1914.5 por 100 del movimiento económico del país»[22]. los hechos no favorecen el conjunto de su interpretación: «Contra lo que se cree. sobre la necesidad del control de nacimientos. la conclusión del capítulo es: «Los problemas del subdesarrollo. Con todo. La aventura colonial francesa se liquidó con déficit.Esto. porque no le importaría defender el control de natalidad. el colonialismo. como si esto tuviera poca o ninguna importancia. de lucro personal. representó. corrupción. Y así.. la fundada en 1889 por Cecil Rhodes fue incapaz de pagar dividendos hasta 1923. un desembolso de 50 millones de libras. no fue un negocio rentable.A. Después de unas citas de otros autores. 267-268). Son correctas algunas de las críticas que apunta: neocolonialismo. 277). oposición directa al desarrollo.«El supremo esfuerzo de las ciencias sociales burguesas para atribuir el atraso y el estancamiento de una gran parte del mundo capitalista a factores que podrían suponerse ajenos al orden económico y social en el cual viven. Baran aporta datos y citas de otros autores para probar que «si es una mera lucubración el que la pobreza de un país sea provocada por la presión de su población. En todo ello deja muy poco margen a la iniciativa y capacidad de la propia población. 267). Para ellos. de las necesidades insatisfechas y de las enfermedades. etc. En esto Baran tiene toda la razón.S. con toda certeza. el comercio colonial alemán apenas llegaba al 0. del cual pueda decirse que propiamente padece una sobrepoblación en relación a los recursos naturales. 273). si lo viera conveniente para el «desarrollo económico». Baran ha intentado atribuirlo a los países capitalistas adelantados: expolios y usurpaciones. a la supervivencia de la raza humana» (p. cuando en vísperas de la I Guerra Mundial. en cuanto a la alemana. «el incremento continuo y posiblemente acelerado de la población (.. etc. realmente desafortunadas. desventajas de las industrias extranjeras. en cuanto su motivación es puramente económica. y. de hecho. con lo que introduce su tercer corolario: «hay pocos lugares del mundo. etc. no puede ni siquiera insinuarse en relación al mundo en su conjunto» (p. por eso. de la sobrepoblación. En estos tres capítulos dedicados al subdesarrollo.. la exportación del capital no deja de producir dificultades al déficit exterior. comenta: «Lo que se discute no es la buena voluntad subjetiva o la maldad de los individuos (. aunque las utilidades en los países pobres sean mayores que en los ricos.. Si la Compañía del Congo amortizó sus inversiones antes de 30 años.. Esta es la mentalidad de un sistema económico y social que se encuentra arrinconado por su monstruosa insuficiencia. sólo toma en consideración su conducta al observar los puntos negativos: despilfarro. también es pura fantasía el atribuirla a la imposibilidad 'física' de abastecer con suficientes alimentos a una población creciente» (p.

permite observar la media de crecimiento anual (1960-69). Se puede observar cómo para Baran sólo existen dos posibilidades: capitalismo o socialismo. «Una transformación socialista del Occidente no sólo abriría a sus propios pueblos el camino hacia un progreso económico. el desarrollo de los países planificados ha sido menor que el de los otros países. Esto es consecuencia de sus postulados filosóficos: admitida la dialéctica como motor y ley de la historia. Capítulo VIII: EL ASCENSO A LA CUMBRE (p. En este capítulo trata la conveniencia de esta transformación y las líneas generales de una economía planificada. se ha convertido en un obstáculo formidable para el adelanto humano» (p. permitiría a los pueblos de los países subdesarrollados superar rápidamente las condiciones de pobreza y estancamiento» (p. 280) Las dos primeras secciones son una apología del comunismo: la primera es una defensa directa. que fue un poderoso impulsor del desarrollo económico.0 3. I. a la que el marxismo añadirá la interpretación exclusiva en términos materialista-económicos.efectuadas por todo ciudadano de Estados Unidos a cualquier extranjero. más bien favorecen pensar que en condiciones semejantes.3 1.2 4. no queda más remedio —señala Baran— que escoger el socialismo. 6. sino que. Por último. el hecho más característico y sobresaliente de nuestra época. si la situación siguiese empeorando. (Conveniencia de una transformación socialista del mundo) (p.4 3. 280) Una vez establecida la imposibilidad de un desarrollo sostenido con un sistema capitalista. es decir. al mismo tiempo.9 -3. el siguiente cuadro compuesto con los datos del Atlas ya mencionado.8 6.2 5. «Es en el mundo subdesarrollado donde puede observarse.8 3.1 Formosa Vietnam del Sur Corea del Sur Jamaica Alemania Occidental. 281). 280). Este impuesto tiene por objeto reducir la inversión individual en el extranjero y. podría extenderse a la inversión efectuada en el exterior por las sociedades yanquis»[23]. Es interesante retener que entre las ventajas que atribuye el autor a este tipo de economía están la eliminación de las supersticiones religiosas y la obligatoriedad de la colectivización agrícola. esas dos opciones serían los polos antitéticos. la segunda un ataque a lo que estima injusta campaña contra el socialismo. Lo que no se demuestra —se da por supuesto— es la existencia de esa dialéctica en la historia y la hegeliana contraposición amo-siervo. el progreso que se ha realizado en los países subdesarrollados mediante la planificación socialista. comparando países comunistas y capitalistas: China Continental Vietnam del Norte Corea del Norte Cuba (decrecimiento) Alemania Oriental 0. cómo el sistema capitalista. social y cultural sin precedentes.7 No parece que estos datos estén de acuerdo con el último párrafo transcrito de Baran. «De hecho. desconcierta mucho a la opinión . a simple vista.

en las artimañas ideológicas que en la razón» (p. en el caso. 283). y sería inexacto «tratar a las revoluciones sociales de los países individuales como si fuesen el resultado de una 'subversión del exterior'. o estuviesen 'impuestas' por maquinaciones y conjuras extranjeras» (p. «La cruzada contrarrevolucionaria no tiene sólo un efecto mutilador en las regiones subdesarrolladas que están bajo el control imperialista. Sin embargo.) [además] se ven obligados a dedicar una parte muy importante del ingreso nacional de sus países a la construcción y al mantenimiento de extensas instalaciones militares» (p. 288). amenazados con programas de 'liberación' y con 'guerras preventivas'. (Campaña imperialista contra el comunismo) (p. 292). Enfrentándose al odio implacable de la clase capitalista. sea que observemos la historia primitiva de las 'naciones opresoras' o su historia más reciente» (pp. fortalecen las supersticiones en las mentes de los campesinos y de los obreros atrasados. sino que sus repercusiones se resienten también con gran fuerza en los países que pertenecen al campo socialista. sino que también se les otorga ayuda militar directa para su lucha en contra de un pueblo cada vez más inquieto (. y acaba haciendo referencia a «la burda apologética que identifica la libertad con la libertad del capital. Pero. es la necesidad inevitable en que se ven de asignar una parte muy importante de sus recursos nacionales al sostenimiento de instalaciones militares.. 286-287). el peligro de una guerra está siempre presente y que los países socialistas no tienen otra alternativa que la de sacrificar una parte muy importante de sus recursos en el mantenimiento de una defensa adecuada» (p.. es justificada por las potencias imperialistas y sus agentes en los países subdesarrollados. «el peligro de una 'agresión soviética'. 289). «Esta destrucción en gran escala de recursos que podrían servir por sí solos como base para un crecimiento masivo de 'los medios de empleo'. 288). 287). estas instalaciones son defensivas. Es más. 286). las campañas de propaganda que desencadenaría el imperialismo en estos países «proporcionan cierto auxilio a los restos de las antiguas clases dirigentes en los países socialistas. que iguala los intereses de una minoría parásita con las necesidades vitales del pueblo y considera al imperialismo como sinónimo de democracia» (p. La más importante de ellas. sin ninguna posibilidad de error. aumentan las dificultades con que se tropiezan al educar y organizar al pueblo para realizar un esfuerzo colectivo que elimine la pobreza . de hecho equivale al peligro de la llamada 'subversión'. 285).oficial del Occidente» (p. 287) Los países mercenarios del imperialismo «no sólo reciben subsidios para el fomento de la religión y para la conducción de sus actividades políticas. cuya incapacidad para el desarrollo económico y social «obliga a sus apologistas y políticos a confiar más su estabilidad en el circo que en el pan. Baran lanza ahora algunas invectivas contra las «supersticiones religiosas» que fomenta el capitalismo. de estos países. los países socialistas se ven obligados continuamente a temer una agresión de parte de las potencias imperialistas» (pp. el impacto de esta ideología «está sintetizado en la cortante observación de Marx y Engels de que 'ninguna nación puede ser libre cuando oprime a otras naciones'. esto «quiere decir que en nuestra época de imperialismo y de revoluciones sociales. 290-291). II. que es nombre de moda que se le da a la revolución social» (p. alegando una supuesta amenaza de agresión soviética» (p. su trágica importancia se manifiesta.

) la distribución de los recursos entre las necesidades materiales y culturales. 296). «El establecimiento de una economía socialista planificada es una condición esencial... y la eliminación del consecuente consumo excesivo.. la necesidad vital de movilizar el excedente económico generado por la agricultura sería por sí sola suficiente para hacer indispensable la colectivización» (p. se hace necesaria la colectivización de la agricultura: «debemos insistir en que aunque no existiesen otras razones poderosas que hiciesen deseable la colectivización de la agricultura... no implica en sí nada acerca del contenido de esa decisión (. 292). 293). deben decidirse con base en las condiciones concretas que prevalezcan en cualquier fase particular del desarrollo histórico» (p. 303) . (El desarrollo en la agricultura y en la industria) (p. es precisamente allí donde es inevitable esa movilización del excedente económico. Ahora bien. por consiguiente. como «en una economía socialista planificada.. Este problema es más acuciante «allí donde el grueso de la producción (y. III. 297). 295). lo constituye la movilización del excedente económico potencial del país» (p. (Establecimiento de una economía planificada) (p. el volumen total de consumo que realizan las clases improductivas se reduce en proporción muy importante» (p.) empero. están sujetas a una decisión consciente y racional por parte de dicha sociedad» (p. traducirse en un aumento correspondiente del excedente económico real. y de hecho indispensable. «Esta declinación del consumo improductivo no puede.) de todas maneras. y la conveniencia del organismo de planificación..) y de esta forma. para ello. sino que. 294). del excedente económico) se obtiene de la agricultura (. 300). el descenso de producción debido a los desajustes «que necesariamente acompañan y siguen a las crisis revolucionarias. la necesidad de colectivización agrícola. pero es «un fenómeno transitorio. 300). 294)..(. tanto la estructura de la producción social como la disposición que de ella se hace. 293). IV. así como la velocidad de expansión y de perfeccionamiento de la producción socialista. cuya duración se exagera habitualmente por la propaganda contrarrevolucionaria» (p. «El primer paso y en muchas ocasiones el decisivo. resultaría relativamente sencillo la expropiación a los capitalistas y terratenientes. «más complicada resulta la movilización del excedente económico potencial que se presenta en la forma de cualquier clase de mano de obra improductiva (. puede ocasionar una reducción más o menos drástica de ambos» (p. puede no sólo impedir un aumento de la inversión y el mejoramiento de las condiciones de vida. «El que al gobierno socialista le toque decidir qué parte de la producción total debe retirarse del consumo y dedicarse a la inversión (o a usos colectivos). En gran medida. de ninguna manera. en realidad. obstaculizan el progreso de estas naciones hacia la democracia y el socialismo» (p. conduce a un incremento del consumo masivo» (p. que las dificultades que ésta ofrece son más grandes» (p. 293) Pasa ahora a estudiar cómo se ha de realizar la transformación económica socialista: habla de los desajustes iniciales. para lograr el progreso económico y social de los países subdesarrollados» (p. 299).

310). 305). 311)[25]. y remolacha) se habían más que . mientras que la revolución técnica. que es su único medio de salvación'. Aunque las declaraciones oficiales subrayaban la naturaleza voluntaria del movimiento de colectivización.. colectivamente'. sino por el ejemplo y brindando la ayuda social para este fin'» (p. Baran se percata de la dificultad que ha planteado. 309).) [por eso] sólo mediante la industrialización de esos países puede alcanzarse un incremento sustancial de la productividad de su agricultura» (p. 309). «La posibilidad de obtener el apoyo de los campesinos para la colectivización y de despertar su entusiasmo por la construcción de una economía agrícola moderna.. no por cuenta del capitalismo sino por su propia cuenta. Esto no puede lograrse 'mediante la fuerza. 308). Este «consentimiento» se obtuvo «mediante el hecho contundente de que la realización material fue tal. y la intenta resolver aunque su resultado práctico se oponga a las frases de Engels: «A primera vista. entre los «hechos contundentes». 307)[24]. la cosecha de granos alcanzó una cifra sin precedentes.) No cabe duda alguna acerca de que esta ruptura revolucionaria del atraso secular de la antediluviana aldea rusa no pudo haberse logrado con el consentimiento de un campesinado irracional. en darle al desenvolvimiento industrial todo el apoyo que se pueda. «Para evitar a los pequeños campesinos la experiencia destructiva y espontánea del desarraigo y de la proletarización a que los condena la transformación capitalista de la agricultura. pues «la evolución de la industria moderna es lo que proporciona el mercado para una producción agrícola más amplia» (p. y capacitarlos para realizar 'la transformación de sus empresas privadas y de sus posesiones privadas en empresas cooperativas'» (p. De todo ello se deduce que «la política correcta consistirá en iniciar el desarrollo en la industria. se basa en hacerlos 'comprender que esto va en su propio interés. indica las líneas generales de una economía planificada. en realidad la coerción y el terror fueron decisivos para ayudar a lograr el resultado deseado (. en tanto que la producción de los llamados cultivos técnicos (fibra de lino. deberá posponerse hasta que la sociedad haya reunido una fuerza industrial suficiente para que puedan sentarse las bases materiales de la reconstrucción agrícola» (p. No puede haber modernización de la agricultura sin industrialización. Empieza examinando cómo se conduce la agricultura en un país capitalista subdesarrollado.En las tres próximas secciones. indica que «en el año final del segundo Plan Quinquenal [1938]. 311). «En una sociedad socialista. puesto que el progreso es indivisible y una de las condiciones más importantes para lograr un desarrollo rápido y saludable es el mantenimiento de la armonía entre estos dos sectores de la sociedad» (p. que demostró a un número creciente de gente que la colectivización era un paso trascendental e indispensable hacia el adelanto económico y social» (p.. algodón. iletrado e ignorante» (p. social y cultural de la agricultura. 310): «el principio de libre adhesión de los campesinos a las granjas colectivas fue burlado continuamente.. parecería que nos enfrentamos a un círculo vicioso. el dilema entre la industrialización y el mejoramiento de la agricultura carece totalmente de sentido. 306). para concluir que la agricultura con grandes medios «únicamente pudo realizarse una vez efectuada la transición de la fase mercantil del capitalismo a la etapa industrial (. y no puede haber industrialización sin un incremento de la producción y del excedente agrícolas» (p. debe ofrecérseles 'la oportunidad de que implanten ellos mismos la gran explotación. en Rusia «la solución de esta tarea gigantesca se logró a un costo tremendamente alto» (p.

y en esto deben utilizar la única ventaja que el desarrollo histórico les ha otorgado —la capacidad de aprovechar los adelantos científicos y técnicos que han logrado los países más avanzados—. VI. tanto la parte del ingreso nacional que constituirá el excedente económico.) constituye un importante eslabón de la campaña. 312). «la decisión sobre la rapidez del crecimiento económico determinará. tan de moda en la actualidad. «particularmente en los países subdesarrollados. o bien mediante un incremento de las industrias (ligeras) que producen bienes de consumo» (p. 317). los principios de la división . que las relaciones económicas con el exterior constituyen no sólo una atenuación de dificultades que casi serían insuperables. VII.. 315). 317). sino que de hecho son una condición para su misma supervivencia» (p. (Método de producción) (p. «lejos de ser una 'inocente' falacia teórica (. 321). concluye: «los países subdesarrollados pueden o bien industrializarse. no marchar del todo) hacia la industrialización y el desarrollo económico» (p. o renunciar a la industrialización y contentarse con unos cuantos mendrugos de la rica mesa del progreso técnico mediante la importación de algún equipo de segunda mano de los países industriales y así elevar su 'bienestar' a paso de tortuga» (p. como la naturaleza física de la inversión que se requiere» (p. La importancia de este comercio reside en «la posibilidad de intercambiar una parte más o menos grande de sus producciones nacionales. 321) Empieza esta última sección. (Orden económico internacional) (p. Como las primeras son las que absorben el excedente económico. «El mantener las proporciones que se requieren para un desenvolvimiento armónico del proceso de crecimiento. con objeto de obtener el acopio físico de bienes que necesitan para su consumo y sus inversiones agrícolas e industriales» (pp. por ende. Baran acaba esta sección proponiendo dos conclusiones: «el desarrollo debe realizarse (. 316) «El segundo problema que surge con respecto a la tarea de lograr la asignación óptima del excedente económico.. V. 318) Después de un complicado razonamiento para indicar que son preferibles los métodos de producción con alta intensidad de capital. hablando de la importancia de las relaciones económicas internacionales: en todos los países. y «el excedente económico real no necesita elevarse al máximo para asegurar una tasa de inversión y de expansión económica excepcionalmente grande» (p..duplicado con respecto a 1928» (p. sobre los que necesitan elevada intensidad de mano de obra. es determinar si el desarrollo económico debe realizarse a través de la expansión de las industrias (pesadas) que fabrican bienes de producción. 321). 316). (Relación entre la industria pesada y ligera) (p. la estructura económica y la dotación de recursos de que disponen son tales. concluir lo contrario. 322). de probar 'científicamente' que los países atrasados deben 'marchar lentamente' (o más bien. lo que no indica es que en 1928 la producción agrícola era el 75 por 100 de la obtenida en 1913. la industria y la agricultura.) por medio de un esfuerzo simultáneo en ambas direcciones» (p. 315). 323-324). Para Baran. Ahora bien. es la misión principal de las autoridades planificadoras» (p..

Sus propios desórdenes y errores de funcionamiento no serán sino equivocaciones de hombres racionales» (p. implica que «la razón desaloje a la superstición». en los países socialistas. sino que en el proceso mismo de su avance victorioso. «obteniendo sus energías de los inconmensurables recursos del pueblo libre. 333). cuando comience a 'desarrollar sus propias bases'. serán necesarias décadas enteras. pues es en el transcurso de este proceso cuando pueden cometerse y corregirse. «Los obstáculos que obstruyen el camino de la razón no son simplemente el odio y la tenacidad de las fuerzas que se aferran desesperadamente al statu quo y el oscurantismo del pueblo que se encuentra bajo su férula. las enfermedades y al oscurantismo.del trabajo y la asignación de recursos. los frutos no han sido tan rápidos ni tan abundantes como pretende indicar. probablemente ninguno sea tan peligroso y destructivo como la incapacidad de distinguir entre la irracionalidad y el error. 329)[26]. De todos los defectos del pensamiento. décadas en que las nuevas generaciones de seres humanos serán educadas como miembros de una sociedad socialista cooperativa y no como lobos en competencia de la selva del mercado capitalista» (p. de hecho. creará nuevamente la estructura síquica e intelectual del hombre» (p 334). es eliminar rápidamente las desequilibradas estructuras económicas de los países subdesarrollados. sino incluso dice que sus errores no se le deben achacar. etc. 332). 326). no sólo derrotará definitivamente al hambre. 327). el objetivo de la planificación económica. no desaparecerá en el alba de la revolución social» (pp. se liberará progresivamente a sí misma del legado del pasado capitalista. También se ha visto que aun desde un enfoque meramente económico. nacional e internacional. Esta sociedad. moldeado y educado en el molino de la cultura capitalista.) Pero los errores son inevitables en todo esfuerzo humano. que es la única propia de la dignidad y de la potencialidad del hombre... de tal forma que no sólo le parece mejor en su conjunto una economía planificada. Los obstáculos también incluyen las exasperantes insuficiencias y equivocaciones que a menudo cometen aquellos que con gran dedicación luchan por su triunfo (. «A medida que la sociedad socialista madure. «La colaboración entre los países socialistas tan sólo constituye un primer paso hacia una organización plenamente racional de la economía mundial (.. y es que la planificación no es una panacea cuya . el socialismo impone grandes sacrificios que reconoce el mismo Baran: colectivización por medio de la coerción y el terror. Es la misma diferencia que existe entre las incoherencias de un sicótico y las afirmaciones erróneas de una persona cuerda» (p. «Para alcanzar esta etapa. Por el contrario. En esta sección culmina la constante contraposición que ha hecho Baran entre socialismo y capitalismo. 331-332).) El fenómeno económico y político de la nación desaparecerá lenta pero seguramente siguiendo las huellas del sistema económico y social al cual debe su origen y su cristalización» (p. «ya no se interpretan de tal forma que congelen la división del trabajo existente y que conserven la especialización prevalecienteentre las naciones en lo individual. pero «el hombre del subsuelo. además. pues son consecuencia de su pasado capitalista. El alcanzar este orden social. que a menudo están basadas en la producción de una o dos mercancías de exportación» (p.. el que ocurran no es sino un aspecto del progreso mismo de la razón. dentro del campo socialista. prioridad de la industria de producción sobre la de consumo..

a presentar un mapa tentativo cuya función principal. No pretendo haber agotado el estudio.. se muestran falsas en relación al todo. recurre a un procedimiento indirecto: realizar una serie de divisiones y disgresiones que pretende probar por separado. es más. conjeturas y suposiciones. es casi seguro.— Como hemos visto. Para ir probando cada una de sus partes. aun cuando parecen ciertas respecto a cada una de sus partes. Suposiciones y conjeturas. VALORACION CRÍTICA A lo largo de la síntesis han ido saliendo algunos de los errores del libro. el intento del autor es demostrar el estancamiento que produce el capitalismo. al desechar una unidad compleja con objeto de apreciar mejor sus componentes más simples. combinado con una disminución de la carga del trabajo. ASPECTOS FORMALES 1.puesta en práctica conduce a una sociedad perfecta: son necesarias otras instituciones a las que el plan no reemplaza[27]. sino a mencionar interpretaciones. «a lo más que puedo aspirar es a haber esbozado sus contornos generales y. por otra parte. no a dar los hechos. parece más probable. «no pueden esperarse en el sistema capitalista. 13). Un fenómeno histórico es inseparable de lo que constituyen sus consecuencias patentes (cfr. no es lo mismo que probar algo. Lo que parece más probable es el resurgimiento continuo del sombrío dilema entre los . para alguno de los puntos se han escogido sólo los más significativos. puede tender a hacerse. decir que se tienen las pruebas. hubieran podido ser reforzadas con pruebas adicionales. indica «que las conclusiones relativas a la actitud y la política que adopta el capital monopolista respecto a los países subdesarrollados. Hemos procurado utilizar pocos de los textos ya transcritos. para que el elenco de citas sea mayor. 11). p. con objeto de no extendernos demasiado. será el alentar los viajes posteriores y estimular su exploración más a fondo» (p. dirigiéndolas a él. le antecede una rápida visión de los defectos formales más llamativos. y así se puede dar por no dicho. racionalmente asignada entre la inversión y el consumo. por ende. podríamos parafrasear sus mismas palabras: es un ejemplo clásico de la incapacidad intrínseca de la ciencia económica marxista para penetrar en el tema de su investigación. I. trataremos de resumir las ideas de fondo en las que se basa Baran. El primer punto no es fácil de demostrar por un procedimiento rápido. ni una producción máxima. En este apartado. quizá no fueran tan concluyentes. si me hubiera sido posible tomar en cuenta la experiencia reunida durante los pocos años transcurridos desde que el manuscrito de este libro se entregó al impresor en los Estados Unidos» (p. siendo la edición manejada posterior en diez años a la original ¿por qué no ha insertado al menos las más importantes de esas pruebas?. transcribimos algunas de las más significativas. Al dividir burdamente un fenómeno histórico. Las «pruebas» que aporta sobre el modo de actuar del capitalismo las inserta con palabras ambiguas: no puede esperarse. 247). ni cierto nivel predeterminado de producción. en todo caso. espero. así pues. para concluir inmediatamente en la necesidad del socialismo. pues los datos parecen indicar lo contrario. etc. haciendo su valoración crítica. la ciencia económica marxista llega a conclusiones que. Baran recurre muchas veces.

.. etc. 71-72). puesto que los dividendos extraordinarios. «Es casi seguro que una gran parte de esta baja. sobre los hechos no caben medias tintas —parece probable. si este problema recibiera aunque no fuese sino una parte de la atención que se dedica a problemas tan urgentes y tan importantes como. no parecerá extraño encontrar textos en que da por sentado —sin aducir ninguna prueba— lo que tendría que demostrar: «Lo que constituye el 'consumo excesivo' en una sociedad podría ser fácilmente establecido. que es lo único que hace Baran. si no es que la totalidad de ella.—. es enteramente accesible a la investigación científica y al juicio racional» (p.) existen muchas pruebas que respaldan el punto de vista según el cual la pérdida total de producción respecto al total posible que pudo haberse obtenido. pero entonces ya no se está probando sino interpretando. provocada por el desempleo. 27).. 28). no queda ninguna duda de que. «No existe información precisa acerca del modo en que se han utilizado estos fabulosos ingresos. con algunos ejemplos: «a juzgar por los datos dispersos de que se dispone. ni siquiera en parte. 47). parece ser que ésta se ha agrandado considerablemente (. por lo que se conoce. la capacidad no utilizada. generados por la guerra y los flujos de desempleo provocados por la depresión» (p. Puestas las cosas de este modo. etc. lo cual no le resulta difícil al tomarla como base «evidente» para todo su razonamiento. aun en los años de prosperidad sin precedente que siguieron a la Segunda Guerra Mundial» (p. etc. y encontrar la tierra firme en que el autor basa su razonamiento. 235-236). Pero si es evidente. Cuando al hacer ciencia se emplea una palabra.—. es probable que traten de invertirse precisamente en el sector competitivo de la economía» (p. abordaremos el tema de los datos supuestos. estas frases ambiguas —resulta fácil. debe tomarse en el preciso significado que tiene. cabe la opinión al interpretar el hecho. tendría que ser absorbida por la clase obrera» (p. las restricciones a la producción. es decir. es casi seguro. o son o no son.incrementos repentinos de la producción. 56). evidente en sí» (p. para Baran es « esta verdad. «Esta situación puede tender a hacerse cada vez más grave. «Puede afirmarse que el incremento del consumo que han ocasionado no ha sido más que proporcional —probablemente ha sido menor . se usaron para aumentar la productividad y el nivel de vida de la población de Kuwait» (pp. digamos. sería deducida de los salarios totales. «Aunque no hay una base satisfactoria para comparar la magnitud de la discrepancia entre la producción real y la potencial en el siglo XIX y en el siglo XX. 105. 127). no producen al lector más que dudas y dificultades cuando quiere ahondar un poco. particularmente aquellos que pertenecen a los pequeños capitalistas. no queda ninguna duda. parece ser que el exceso de capacidad en la industria americana asumió proporciones gigantescas. la posibilidad de medición de la utilidad marginal» (p. «Lo que los agnósticos apologistas del statu quo y los adoradores de la 'soberanía del consumidor' tratan como obstáculo insuperable o como manifestación de una arbitrariedad censurable. tiene un presupuesto claro: «la planeación económica socialista representa la única solución racional del problema». Para acabar este punto. Esta interpretación del autor. «Abundan las pruebas de que el empleo productivo de las posibilidades técnicas está seria y frecuentemente paralizado por los intereses de aquellos que financian la investigación técnica» (p. Sin embargo. 53). ha sido mucho mayor en el siglo presente que durante el anterior» (pp. huelga el resto del libro pues su objetivo no es otro que pretender probarla. ahora bien. nota 74). 48).

Carta a The Economist.. pero nadie estaría dispuesto a jugarse la vida para defenderla. pues son continuos los ejemplos de teorías que fueron aceptadas por su éxito. con un parece ser. estas estadísticas (soviéticas) continuarán mostrando una tasa de crecimiento de la producción industrial que siempre será más elevada que la que jamás haya logradocualquier país capitalista. obtenida en la URSS y en otros países del sector socialista del mundo» (p.. el calórico en Termodinámica) o quedaron englobadas en sistemas superiores (p. por eso resulta un argumento poco sólido: al menos hoy por hoy. introduce en la argumentación un dato supuesto que apoye sus deducciones. puede considerarse como cierto que este coeficiente subestima el grado de usurpamiento británico de los recursos de la India» (p. El éxito como prueba.. que es el punto clave del libro. 19 de septiembre de 1953» (p. 14). Ya hemos tenido ocasión. en nota. citando la fuente. Este modo de proceder podría resultar disculpable. se admite como cierta. el autor hace referencia al éxito económico logrado en los países comunistas.e. es más. 264. De este modo. organización irracional. el éxito no bastaría: no se puede perder de vista que la prueba del éxito no resulta definitiva (tampoco para el capitalismo). 'aun reduciéndolas todo lo que queramos. Hasta ahora. y se queja de que en la economía occidental «se pone poco énfasis en el estudio de la experiencia única de desarrollo rápido. la mecánica newtoniana). Ahora bien. los datos de conjunto muestran que el comunismo se puede pretender justificar por otras vías. sin riesgo alguno. 314. que sería «la prueba decisiva de la fuerza y viabilidad de una sociedad socialista» (p. «Puede suponerse. que pruebe lo contrario'. «Existen amplias pruebas de que el auge de postguerra en diversos alimentos y materias primas producidos y exportados por algunos países de América Latina. 110). sin embargo. Más aún. No deja de ser chocante que. 2. no he leído a ningún experto. Esto resulta más claro en las ciencias de lo espiritual.que el crecimiento del excedente económico—. que este drene fue más pequeño en el siglo XX que en los siglos XVIII y XIX.— De vez en cuando. es decir. etc..) [y] los gigantescos logros de la Unión Soviética durante el último quinquenio» (p. pero no por el nivel de vida que han logrado. 170). etc. si es una suposición. para intentar probar cómo se consume el excedente económico potencial. debe exponerlo con exactitud. para insistir en este éxito escriba. nota 72). de observar que este éxito no ha sido tan clamoroso. en donde nunca el éxito —quizá aparente y momentáneo— . Baran lo utiliza en muchas ocasiones y en puntos centrales de su discurso: consumo excesivo. y luego se demostraron falsas (p. En el prefacio habla de «las trascendentales realizaciones y enseñanzas de la construcción socialista en la República Popular China (. la siguiente frase: «Como dice el Sr. nota 69). si el dato es exacto. puede suponerse o existen amplias pruebas. en la síntesis. deja de ser un dato y pierde su valor como prueba. Wiles. Es un argumento que se suele aceptar en las ciencias positivas: si una teoría tiene éxito al explicar algunos fenómenos. De todos modos. por escéptico y hostil que sea al régimen soviético. ha tenido pocos efectos en la vida de sus poblaciones o en la velocidad de su desarrollo económico» (p. si hubiese sido empleado en pocos detalles periféricos. Para una tal afirmación existen poderosas razones» (p. existen países en que ocurre lo contrario.e. 34). 26).

a) No es exacto que el monopolio y el oligopolio sean los rasgos característicos del capitalismo moderno (p. etc. y cuando se produce una infrautilización de los recursos. en algunas circunstancias. Es cierto que la subutilización y el desempleo — problemas ampliamente reconocidos en Occidente— son factores negativos del desarrollo. no está. en vez de usar maquinaria. ya que existen otras pruebas más seguras y menos sujetas a las contingencias. sin embargo. aunque se intente ocultar. Podría objetarse que es un procedimiento inhumano. la razón es que la plena producción en ese momento podría causar desajustes mayores en el sistema económico. al monopolio con objeto de aumentar las ganancias. y las van estructurando a su modo. esto es así porque la Física trata de él no en cuanto cuerpo humano. superficie. sin embargo. trata del hombre en cuanto realiza elecciones económicas: es decir como criatura inteligente y libre. etc. por ejemplo. de ahí que no se pueda hacer una Economía para las abejas. b) En varios párrafos (p. Funcionamiento del capitalismo. no procede por vía de invasión en sectores que «todavía no son propiedad de ninguna gran potencia» (p.— Es extraño que Baran. ante la alternativa de efectuar una situación de utilización y pleno empleo arbitraria. atribuya al capitalismo algunos modos de funcionar que no se dan en la realidad. podría intercambiarse en algunos aspectos con cualquier otro cuerpo que tuviera la misma masa. y se mantiene en reserva para situaciones de puntas estacionales. Esta conclusión parece ignorar el modus operandi de las grandes compañías: su área tradicional de expansión es la integración vertical dentro del sector.. La Economía. No se olvide que la Economía es una ciencia del hombre. un cuerpo humano. 22): la URSS no tiene otra cosa que grandes monopolios y no por eso es tachada de capitalista. 105). viviendo en USA. que los monopolios y oligopolios extienden su influencia a otras ramas de la economía.puede ser argumento decisivo. sino en cuanto cuerpo. el principio de la competencia ha hecho que se promulgaran las ya mencionadas leyes antitrust. a diferencia de la Física o las Matemáticas. 3. hay presupuestos éticos[28]. Quizá se puede decir que la consecuencia de los principios económicos de Occidente lleva. Baran indica además (p. sino por medio de la creación deliberada de nuevos usos y productos industriales. por ejemplo. 104). En cuanto al desempleo sería fácil de eliminar: bastaría. por el contrario.) menciona la subutilización de los recursos y el desempleo como factores del estancamiento capitalista. que el Estado obligara a que las carreteras las construyeran los desocupados con pico y pala. para disminuir aquella tendencia. y la aplicación de nuevas tecnologías también dentro de su sector. en todo sistema económico. capaz de tomar decisiones. 24. demostrado este estancamiento. Es imposible separar realmente las decisiones económicas de todas las demás decisiones humanas: por eso. pero se les prefiere como mal menor que se trata de subsanar. desde un punto de vista físico por ejemplo. El resultado es la búsqueda constante de menores costos de producción. a través de la integración vertical y de un proceso dinámico de innovación tecnológica en su rama de producción. El exceso de capacidad instalada no es algo inevitable: se lleva a cabo. pero resulta . La creación de nuevas industrias.

lo que llevaría consigo un estancamiento de los países avanzados y un freno en el desarrollo de los atrasados. con lo que la producción tiende a paralizarse (p. 146). depende de las metas que se proponga para su vida: en la organización de la sociedad los recursos económicos se han de calcular después de delimitar los objetivos humanos a que deben servir.muy semejante al que se utiliza en los países socialistas para conseguir el «pleno empleo»: en éstos. LA TEORIA DEL EXCEDENTE ECONÓMICO POTENCIAL 1. lo mismo. Define así este concepto: «El excedente económico potencial es la diferencia entre la producción que podría obtenerse en un ambiente técnico y natural dado con la ayuda de los recursos productivos utilizables. la finalidad exclusiva de Baran es el desarrollo económico: para él la planificación socialista se hace necesaria como único modo de conseguir la plenitud humana. más bien subordina el presupuesto a las metas que previamente se propone. una familia no se propone como primera meta el cumplir un presupuesto subordinando a ello toda otra actividad. y ve . II. organización irracional y desempleo. En la URSS la tecnología —excepto en el sector de armamentos y de prestigio exterior— resulta un factor secundario. identifica desarrollo económico con progreso humano. porque es el Estado el que decide qué se debe consumir. Su realización presupone una reorganización más o menos drástica de la producción y distribución del producto social. y lo que pudiera considerarse como consumo esencial. Así el problema de la libertad individual viene sacrificado al ideal del pleno empleo y la máxima producción. en qué cantidad y de qué calidad. como hemos podido observar. cosa que el consumidor de Occidente suele decidir por sí mismo: otra vez se apunta un problema de carácter humano. pero en realidad ocurre lo contrario: basta observar que los Estados Unidos han duplicado su PNB (en dólares constantes) en sólo ocho años. con la libertad del hombre en su centro. debido a la existencia de consumo excesivo. el autor concede poca importancia a la función del desarrollo tecnológico. En esta definición. trabajadores improductivos. Sin embargo. su conclusión podría ser cierta si la tecnología estuviera estancada o avanzara muy lentamente [29].— Baran basa su crítica al capitalismo en la supuesta mala utilización que éste realiza del excedente potencial. Aparte de que no existen pruebas estadísticas de que se está llegando a este punto. Idea de excedente potencial. c) Baran pretende presentar un proceso que inevitablemente conduzca al estancamiento del capitalismo: cada vez son menores los incentivos para invertir. e implica cambios de gran alcance en la estructura de la sociedad» (p. o no existían hace 20 años o tenían un peso económico insignificante. que genera nuevas fuentes de inversión. la capacidad potencial de creación de riqueza de un hombre o de una sociedad. se encierra en realidad una falsa concepción del hombre. 40). y una sociedad rectamente ordenada. le guste o no ese trabajo. Efectivamente. de apariencia exclusivamente técnica. Estos errores de tipo técnico explican —aunque esto no signifique un criterio definitivo— que sea una obra poco citada en la literatura económica: es una crítica marxista a la economía americana. y que el 50 por 100 de los bienes que produce hoy. la «racionalidad» la decide el Estado que juzga qué debe hacer el individuo para no estar desocupado. pero no un estudio científico de la economía del desarrollo.

las dificultades que Baran pone de relieve sobre la determinación y medida objetiva para establecer el excedente potencial: «La identificación y la medición de estas cuatro formas del excedente económico potencial. por eso. y es que «el desarrollo económico es. ordenado a Dios como último fin —. ya que «se ha puesto de moda en ellos dudar de la 'conveniencia absoluta' del desarrollo económico. . confirma la proposición básica del marxismo de que el grado de madurez de los recursos productivos de la sociedad es lo que determina 'el carácter general de la vida social. el excedente óptimo es el que facilite dicha práctica a todos los ciudadanos. sino sólo en función de lo que se debe. al relacionarse no sólo con la actuación fácilmente observable de una organización socio-económica dada. Cuando la meta propuesta es el verdadero progreso humano —del hombre real. es evidente la imposibilidad de un excedente potencial absoluto: al no ser el desarrollo económico el fin real del hombre. ni vale decir que responde al comportamiento del hombre medio. De todo ello se deduce que el excedente potencial es una elucubración. 33).— No es de extrañar. la necesidad más urgente y vital de la enorme mayoría de la humanidad» (p. si el objetivo (en este caso verdadero) es la práctica de la virtud. Baran presupone como real la existencia de una sociedad compuesta por una especie de homo oeconomicus. tropiezan con algunos obstáculos. 41). en los países comunistas «habiendo convertido al conocimiento en un poderoso instrumento del progreso humano. política e intelectual'» (p. éste se convertirá en la principal preocupación de hombres y mujeres en todos los campos de la vida» (pp. haría falta que el hombre fuera pura materia. no puede dar una medida absoluta de lo que hay que hacer. pero este concepto es una abstracción que no tiene realidad. menos fácil de concebir. el excedente económico debería ser tal que lograra. Su medición. y difícilmente coincidirá en cantidad y modo de utilización con el anterior ejemplo. el hombre quedaría de este modo atrapado en un proceso que le supera —desarrollar una sociedad cuya imagen depende del desarrollo alcanzado—. sino también con la imagen. burlarse de su identificación con el progreso por considerarla anticientífica» (p. dirá. de una sociedad ordenada en forma más racional» (p. en la actualidad. cuanto antes. la acumulación de dicho poder. alma y cuerpo. Además. este concepto de excedente «potencial» carece de sentido: no se puede delimitar en abstracto sin saber qué es necesario para ese progreso —que es siempre de todo el hombre (alma y cuerpo)—. Estos pueden. es un pseudoproblema. mal planteado: si la meta que se propone una sociedad fuera la adquisición de poder. trasciende el horizonte del orden social existente. reducirse al hecho de que el concepto mismo de excedente económico potencial.en este progreso la meta cumbre del acontecer histórico[30]. esta imagen depende de mis ideas que —según el autor— están determinadas por el desarrollo económico de la sociedad: «Lo que ha ocurrido en la Unión Soviética y en los países de Europa Oriental. 10). que no existe: para que existiera. 277). y la crítica que presenta Baran al capitalismo. 2. pero no lo es. por eso fustiga a los economistas occidentales. tratando de amoldarse a él. En definitiva. 333-334). por tanto. en esencia. Ahora bien. o al menos de lo que se quiere hacer.

en donde los que 'tienen' están en disposición y con deseos de ayudar a los que 'no tienen' a medida que estos últimos se liberan progresivamente de la necesidad de que les ayuden los primeros» (p. Las cosas son de otra manera: resulta imposible que un hombre se proponga como meta de su vida el abstracto desarrollo material. 330). fines superiores: cuanto más elevada sea la meta propuesta a un hombre se hace más gustoso trabajar por su consecución. El defecto principal del capitalismo. nota 4). incluso para la eficacia económica. o el falso: la autoafirmación a través del poder. tampoco es fácil para un materialista teórico o práctico del mundo capitalista criticar o defenderse del marxismo. un menor desarrollo. la riqueza. 65). es el mismo defecto de fondo que tiene el marxismo. para acelerar el desarrollo. Y así llevan aparejada una visión empobrecida. incluso para el fin parcial que se propone falsamente como bien absoluto. sino la falta de un fin humano. En conclusión. Conclusión. que tienen presente o al menos respetan mejor. la espiritualidad. el placer sensible. En este sentido son fundadas las objeciones de Baran al mundo occidental cuando parece que la única preocupación de sus gobiernos está «dedicada a la elevación al máximo del excedente económico. en donde lo económico se convierte en el fulcro de todo el obrar humano. Crítica del capitalismo. digno del hombre. por eso la meta del desarrollo como finalidad última del hombre no sólo es degradante. 3. Pero es más. de una abundancia de bienes materiales.— El excedente potencial supone una organización utópica de la sociedad para producir más y más. y esto no lo puede hacer el marxismo. proponerse el fin económico como último fin. a instalaciones improductivas. no es su falta de planificación y el freno que podría poner al desarrollo (aunque esto resultara cierto). en donde para el empresario «el sentido de la existencia está dado por la acumulación del capital y su utilización lucrativa» (p. de la sociedad. además de suponer un concepto degradante del hombre porque le rebaja a la condición meramente material. Por tanto la visión de Baran es radicalmente falsa: se funda en el engaño del homo oeconomicus. sino que llevará aparejado un mal negocio: comporta un trabajo más cansino y. es como puede efectuarse una igualación internacional. etc. porque niegan su atributo más importante. etc.— De ahí que falle la crítica que Baran realiza al capitalismo: sólo se podría criticar partiendo de un concepto verdadero de lo que es el hombre y sus fines. por ende. a su utilización racional» (p. en realidad. Por eso.Así pues. en la que todos los sectores de la sociedad contribuirán al adelanto del conjunto de ésta. resulta menos eficaz que otros sistemas económicos. Baran no concreta —no puede hacerlo— el modo de medir ese excedente económico potencial: se limita a ciertas vaguedades referentes a los tiempos de guerra. 4. 64. . es una meta irreal y tan difuminada como la conclusión a que llega el autor: «Únicamente sobre la base de un alto nivel de vida. que puede ser el verdadero fin último: Dios. ya que el desarrollo no puede pasar de ser un medio para conseguir un fin personal. los presupuestos del libro —tomar el desarrollo económico como último fin del hombre y hablar de excedente potencial en base a este desarrollo «ideal»— repugnan a la esencia del hombre.

finalmente se vuelve contra las propias. para su sorpresa. 281). sino que prescinden de considerar el último fin: no lo niegan como punto de partida —como hace el marxismo—. lejos de ser . y si en algún caso. hay una lógica transición hacia el marxismo. y en consecuencia no ver la necesidad. no es que el hombre sea homo oeconomicus. 314). que pretende poseer un valor intrínseco inmanente y estar finalizada en sí misma. RACIONALIDAD E IRRACIONALIDAD DE LOS SISTEMAS ECONÓMICOS 1. al no buscar más que los horizontes materiales. ya que no se proponen un fin material como el absoluto fin del hombre. el error y lo criticable del capitalismo es no haberse propuesto esos fines: no haber considerado a qué se ordena en realidad el hombre. «no sólo terminaría con la explotación de los países atrasados. Por el contrario. sea más compatible con la dignidad humana que el marxismo. cuando facilita al hombre el camino hacia su último fin trascendente. el burgués encuentra. o de todos los ciudadanos de su país. entre el hombre y la bestia. puede ir convirtiéndose en bestia. Concepto de racionalidad. sólo no lo tienen en cuenta. «el mal que provocó fue agudo y doloroso. en uso de su libertad. al principio. mientras que los socialistas se ven como consecuencia necesaria del progreso.A partir de estas ideas. esto explica las veleidades filomarxistas de muchos pensadores de la economía occidental: no es que el pensamiento marxista se vuelva coherente. 42)[31]. es reflejo de la diferencia entre lo humano y lo sub-humano. aun siendo errónea. Por eso no impiden radicalmente el uso de la libertad y se hace posible una economía que. manifiestamente una enfermedad de crecimiento» (p. sino que la organización racional y la utilización plena de los enormes recursos productivos del Occidente fácilmente les permitiría compensar. La diferencia entre la economía así concebida y una economía apartada de esta realidad. cuando menos en parte. no deja de sorprender que los errores capitalistas continuamente son tachados de irracionales. III. pues la economía adquiere su verdadera dimensión. el camino hacia Dios. sino que. pues «el capitalismo crea un estado de ánimo crítico tal que. después de haber destruido la autoridad moral de tantas otras instituciones. cuando se encuentra finalizada hacia una realidad superior. de preocuparse por fomentar la mejora de otros países. puede ir reduciéndose a eso. el marxismo tiende a surgir como evolución del capitalismo. su deuda histórica con los pueblos atrasados y prestar una ayuda generosa y desinteresada a sus esfuerzos por aumentar rápidamente sus desesperados e inadecuados 'medios de empleo'» (p. es «cada vez más obvio que el desperdicio y la irracionalidad. En resumen. En todo caso. éste era. Para él la sociedad planificada es perfecta y racional. que la actitud racionalista no se detiene ante los títulos de reyes y de papas. siempre resulta una ventaja la falta de coherencia propia de los sectores materialistas de occidente. en el plano material. En este sentido habría acertado Marx: cuando no se ven más que fines materiales. y así se explica que sus éxitos sean también mayores. no la falta de planificación. cuando en definitiva. pero no por exigencias económicas.— En las valoraciones que hace Baran de los sistemas económicos —prácticamente se limita al capitalismo y al socialismo—. sino por exigencias morales: su fallo es la falta de fines morales. se ordena al hombre para llevarlo a Dios. se muestra en su grandeza. sino que continúa con el ataque a la propiedad privada y a todo el sistema de valores burgueses» (p.

. Más aún. Ya no será la consecuencia inevitable de un sistema basado en la explotación. 56).taras fortuitas del capitalismo. como la mejora del nivel de vida material en los países capitalistas: podría no estar de acuerdo con el método empleado. 14). son muchos los países en que ya . 41). 332-333). todo el conocimiento adicional que adquiera una sociedad irracionalmente constituida sólo contribuirá a ampliar y fortalecer la potencia de la muerte y de la destrucción[32]. 207) son los beneficios que aportan las empresas extranjeras. disminuyen el desempleo.) por un período bastante largo.. etc. cuando realizan obras en favor de los demás: pago a los desocupados. la situación es radicalmente distinta. 126). o bien aquellos que están tan cegados por la ideología burguesa. etc.. el consumo de esta sociedad (p. La irracionalidad se convertirá en un residuo de un pasado histórico. es cierto que podrían haber sido mayores pero no es menos cierto que sin ellas. otra prueba de irracionalidad la darían la pequeñez de algunas empresas (p. por eso «los únicos que pueden defender este sistema de inhumanidad y locura son aquellos que sólo se preocupan por sus intereses egoístas. estos hechos «son dictados por las necesidades y la conveniencia de las grandes empresas y por la credulidad de la gente para soportar la hipocresía y la irracionalidad de un orden económico gobernado por los intereses del capital monopolista» (p. los gastos de publicidad. es decir la libre facultad de consumo. tan anestesiados por la moral y los 'valores' burgueses.. obtienen divisas. de la misma forma que a un sicótico no puede influírsele mediante los argumentos y la persuasión. para el autor. obras públicas. no puede convertirse en racional a través de la ciencia y de la educación. 55) que no pueden generar la máxima producción posible. pero no puede negar que los resultados son iguales o mejores que en los países socialistas. Otra evidencia que niega (p. pues lo racional sería consumir lo que establece la oficina central de planificación. las relaciones públicas. como fenómeno social. lo decisivo es que la irracionalidad ya no será forzosamente —como en el caso del capitalismo— algoinherente a la estructura de la sociedad. bastará añadir una a todas las expuestas: La conclusión del capítulo VII (p. Nuevamente aquí. La otra cara de la moneda es la afirmación que hace Baran de cosas irreales. También es irracional. sino que es el fundamento de toda irracionalidad: «La irracionalidad. Para Baran el capitalismo no sólo es esencialmente irracional. 278) es que con una sociedad planificada se pueden resolver todos los problemas en una generación. estos beneficios serían nulos: al menos. un orden social cuyo principio de organización es la irracionalidad. que son incapaces de ver lo evidente y de experimentar el sentimiento humanitario más elemental» (p.) Sin embargo.. En un sociedad en que la razón se ha constituido en el principio rector de sus relaciones sociales. Para poder llegar a estas conclusiones. la evolución de dicha sociedad será un proceso largo y penoso (. y así. 111). etc. límites al desempleo. en los prejuicios nacionales y en las supersticiones que incesantemente se cultivan. De hecho. tanto la irracionalidad como el error obstruirán también al orden socialista (. tiene que negar evidencias. importan tecnología hace que se formen técnicos nativos. desarraigada por la desaparición de las clases sociales y por el fin de la explotación del hombre por el hombre» (pp. que es su fundamento siga existiendo. desprovista de sus cimientos socioeconómicos. están ligados a su esencia misma» (p. (p. no podrá ser superada en tanto que el sistema capitalista.

En realidad. Fundamento de la «racionalidad». 158-159). Si el modelo logra su objetivo. contribuirá más a su entendimiento que cualquier cantidad de información detallada y de datos particulares. etc. resultan falsas: el verdadero conocimiento es el conocimiento del todo. Al hacer economía no es posible —como pretenden algunos economistas— olvidarse del último fin. Ahora bien. ni siquiera puede obligarlo a reconocer la existencia de sus semejantes'. Aún más. cuando no se tiene en cuenta el conjunto. 213). únicamente teniendo claros los contornos del 'tipo ideal'..— El autor hace una exposición del método que ha seguido: «para intentar llegar a la comprensión de las leyes del movimiento. esto es juicioso y veraz en la superficie. desarrollo desequilibrado. y aún quedan por resolver muchos de estos problemas: necesidades no cubiertas. Esta necesidad debe . da una concepción prejuiciada y que conduce al error» (p. prescindir de las peculiaridades de los casos particulares y concentrarse en las características esenciales que les son comunes. sólo con la ayuda de un modelo tal. de la victoria de la vida sobre la muerte no puede ser demostrado por medio de la inferencia lógica. si tiene éxito en captar los rasgos dominantes del proceso real. Como dijo en una ocasión un gran físico. de hecho. 25). en esto tiene razón su crítica al capitalismo. cuando le acusa de que interpreta los hechos prescindiendo del todo: «como sucede con la mayor parte del razonamiento económico burgués basado en la 'inteligencia práctica'. es menester y de hecho es obligatorio. ningún trabajo científico es concebible sin este método (. ¿cuál es ese todo para Baran. es la función más noble y. tanto de las zonas avanzadas como de las regiones atrasadas del mundo capitalista. que es el único que puede dar razón de las partes. e incluso acusa a los economistas de Occidente de permanecer «pegados a los hechos observables» (p.. el que el 'modelo' que se obtenga en cualquier tipo de estudio no se ajuste completamente a cualquier caso particular o que no se acomode perfectamente a todas sus peculiaridades y especificaciones. La necesidad del triunfo de la razón sobre el mito. y es que las visiones parciales. pues no duda en sacrificar las evidencias a lo «racional».ha pasado una generación de socialismo (y en Rusia dos). es como puede dársele un significado a toda la información y datos que se recopilan continuamente por la investigación organizada y que muy frecuentemente se utilizan como sustituto para la comprensión de un fenómeno más que como ayuda para entenderlo» (pp.) Importa poco y no constituye un reproche válido para el método en sí o para sus resultados. En estas palabras se observa que el hombre no se puede disociar. la única digna del esfuerzo intelectual. sino con el método —tan de moda en la actualidad— que podría denominarse 'estática animada'. ¿Cuál es el concepto de racionalidad que tiene Baran para hablar como lo hace ? Indudablemente lo racional para él no coincide con la experiencia observable. en la cual el crecimiento desaloje a la decadencia y en la que la cultura liquide a la barbarie. Pero al abarcar meramente un segmento de la realidad y al no tratarlo de manera histórica. en el que basa su concepto de racionalidad? Ya vimos en el apartado anterior que el único fin que se proponía era el desarrollo material. 2. esto se confirma en la frase que cierra el libro: «Contribuir al surgimiento de una sociedad en la que el desarrollo suplante al estancamiento. que es imprescindible una visión de totalidad. 'la lógica por sí sola es incapaz de llevar a nadie más allá del reino de su propia percepción.

tengan influencia los factores externos. No deja de ser chocante esta eliminación sistemática de la responsabilidad personal: es lógico que en la actuación de una persona. el desarrollo. en el poder último del hombre sobre su destino. está irremediablemente condenado a la autodestrucción. Para un filósofo realista.). 334). VII. de ahí que tache de irracional cualquier realidad o forma de pensar que no coincida con su concepción. del desarrollo y de la felicidad. etc. la felicidad: el desarrollo económico que daría sentido a la vida y produciría la felicidad. es un reto que supera en alcance a todo lo que hasta la fecha se ha logrado en el curso de la historia» (p. § I a III) sólo puede hacerlo mal. VII.— A lo largo de la obra de Baran. en el fondo sólo busca su ganancia. basadas en la creencia relativamente simplista y falsa.. cosa que ni la teoría ni los hechos han corroborado. lo explica en base a la mayor o menor injerencia extranjera. Este tipo de planificación. etc. Baran no tiene interés en conocer la realidad tal como es. pensar en la materia como única realidad: sólo partiendo de este fundamento irreal se puede llegar a decir que la experiencia y los hechos evidentes resultan irracionales. de un todo cuyo conocimiento ilumina la realidad de las partes: nunca la contradice. § II y III). No tiene en cuenta las aptitudes individuales: espíritu de empresa. Sin embargo. VI. I. con criaturas materiales y espirituales—. hemos podido observar la poca importancia que atribuye para el desarrollo económico. 3. no necesita ser justificada. y cuando parece que lo hace así.): no concibe que el capitalista obre de otro modo.descansar en la proposición de que la demanda de la humanidad en favor de la vida. es sólo posible por el autoritarismo político y los métodos totalitarios[34]. en concreto de los países capitalistas. El afán de lucro sería el único impulso en el mundo burgués (Cap. por tanto. y por eso. a lo que hacen los propios interesados. IV. tienen como presupuesto económico que la centralización es un bien en sí. § I. tampoco es posible entender las partes prescindiendo del todo: pero del todo real. etc. casi se diría que el gobierno nativo (Cap. iniciativa. § VII. 330). el . que se habrán dado por igual tanto en las regiones que ahora son atrasadas como en las adelantadas (Cap. por el manejo que ejerce sobre lo que le rodea. como si esto prácticamente no contara. La explicación del desarrollo económico. UTOPÍA DE LA LIBERTAD 1. § V).— Su fallo es. sino en manejar todo como pura materia: «alcanzar un orden social en el cual el crecimiento económico y cultural sea posible de realizar fundándose en un creciente dominio racional del hombre sobre la inagotable fuerza de la naturaleza. Le parece inútil cualquier intento de reforma dentro del capitalismo (Cap. Cuando habla de los diferentes crecimientos que obtuvieron la India y el Japón (Cap. y lo racional la visión de esa materia como todo único en evolución. Con esta proposición se mantiene y cae. minimiza lo que hacen o dejan de hacer los nativos. a menos que sea socialista. ésta es la única premisa que no puede probar y que es irrefutable» (p. VI). en definitiva el todo sería la materia. El todo sería la vida. en su totalidad concreta — como creación. por lo violento que resulta a la naturaleza humana. V. Monismo materialista[33]. pues según él. Al estudiar el atraso de algunos países (Cap. Con este presupuesto se explican las planificaciones socialistas.

De hecho. para Baran. las motivaciones subjetivas (conscientes e inconscientes) son mucho menos importantes que su actuación objetiva» (pp. escribas serviles de una clase burguesa ascendente o dominante. es lo que hace de una constelación social un orden social» (p. gente bien intencionada puede no sólo no lograr lo que quería. sin posibilidad de sustracción. por tanto. se toma como dado. El autor no piensa que el total condicionamiento de la conducta se limite a las personas «iletradas e ignorantes». Este aspecto esencial sería la interdependencia entre individuo y sociedad. es decir que no cuentan los fines que se propone el individuo: la conducta no sería resultado de unas decisiones personales. necesariamente queda eliminada la posibilidad de ser libre. Sin embargo. la capacidad de producir el mecanismo que plasma tal personalidad. 49). de tal modo que «como sucede muy frecuentemente. p. 43). también lo extiende a los estudiosos. sus esperanzas y sus temores. difícilmente hubieran valido el papel en que se imprimieron. por ejemplo a los economistas: «Ningún escritor serio que yo conozca ha afirmado que los economistas clásicos —al menos los grandes e importantes—.) está determinada por el orden social en que vive. Esta determinación sería absoluta. como prueba la experiencia personal. 44). pasa por alto el aspecto más esencial de la historia humana» (p. En ese caso. La irrelevancia de los fines individuales y la razón objetiva. 1939). El influjo que ejercería el mundo material sobre las personas hasta modificarlas esencialmente. pero no se puede negar que lo determinante en la conducta son las decisiones personales. en el curso de la historia. con sus exigencias físicas y . el individuo. 4. de hecho. que su pensamiento resulte inaceptable: la libertad y la trascendencia de la naturaleza humana es algo irrefutable. esta concepción es la base de las conclusiones indicadas en el punto anterior. 2.— Baran. sus categorías de pensamiento. nota 1). con sus hábitos. es lo que según Baran. y así dice: «De hecho. sino obtener el resultado opuesto. que resulta vinculante en cuanto no son sino aspectos distintos de la misma realidad: la materia. En general.conscientemente. debería ser obvio que tal visión del individuo es totalmente metafísica y que. en el que se crió y en el cual ha modelado y determinado la estructura de su carácter. El mismo profesor Robbins ha visto claramente la distinción entre la conciencia subjetiva de los intereses y su contenido objetivo en su libro The Economic Basis of Class Conflict (Londres... etc. no alcanza a comprender la economía occidental donde «el individuo mismo. piensa de otro modo. bien puede decirse que para la apreciación del papel desempeñado por un grupo o por un individuo en el proceso histórico. Lo esencial del asunto es que fueron ( probablemente con plena inconsciencia) los portavoces de una burguesía ascendente a cuyos intereses objetivamente sirvieron. gustos y preferencias. 18-19. la negación de la libertad es un a priori: al no aceptar la trascendencia del hombre. de proporcionar la estructura material y síquica para un tipo específico de existencia humana. dejando de lado el papel en que constantemente se les reimprimiese.. hayan sido. si está obligada a vivir y a trabajar en un sistema cuyo timón está fuera de su control» (p. sin embargo. la educación recibida. sino que vendría determinada exclusivamente por la influencia del entorno socioeconómico. para él «la conducta observable de un individuo (. De ahí.ambiente.

recurrir a estas «autoridades». lo más probable es que lo que ahora piensan algunos —me atrevería a decir que son pocos los que lo piensan seriamente— que es la razón objetiva. «el capitalismo liberal y competitivo. su capacidad para contribuir al desenvolvimiento general y al crecimiento de las potencialidades humanas. Las modificaciones de la estructura de la sociedad lo han cambiado y los cambios en su naturaleza han cambiado a la sociedad» (p. pero no pueden detenerlo indefinidamente» (p. así. es el que forzosa e ineluctablemente gesta al monopolio» (p. 'No se puede entrar dos veces en el mismo río'. Tal conquista del poder sería una tontería. por eso en 1956 Moscú hizo una declaración oficial —¿Baran la ignoraba. La historia como evolución dialéctica. es la sinrazón. o ha preferido ignorarla?— considerando como «antimarxista» la tesis de la «descomposición automática del capitalismo». Ninguna fuerza podría destruir al capitalismo si éste no estuviese ya minado y subvertido por la historia» (pp. «el único criterio por el cual es posible juzgar la naturaleza de una organización socioeconómica. no por la naturaleza sino por sus propias pasiones. 3. la reacción en otra» (p. y lo que es la razón objetiva en una etapa histórica. En frase que recoge de Lenin[36]: «El dominio del capitalismo no se derrumba porque alguien quiera adueñarse del poder. 43). en razón de su espiritualidad no puede ser —y de hecho no lo ha sido en el curso de la historia— dominado por la naturaleza material o por la organización de la sociedad: es el hombre el que las domina dentro del recto orden.síquicas. por otra parte. La guerra ha acelerado este proceso y ha hecho que el capitalismo sea imposible. cuando por el mal uso de su libertad. 46). estos últimos sólo pueden obstaculizar y retardar el proceso histórico. 46). 45). 289-290). 311). No es necesario. ha estado cambiando con la sociedad de la cual forma parte. resulta natural —para él— que la historia siga unas leyes inexorables de evolución. está sometida a una dinámica. ¿quién nos asegura que el comunismo es la etapa final y cumbre de la historia?. con sus valores y sus aspiraciones. estando sus linderos y contenidos tan sometidos a la dinámica del proceso histórico. Nos encontramos ante otra contradicción del marxismo: si la «razón objetiva» —que no deja de ser subjetiva. «no es que la substancia de la razón objetiva esté fijada en forma inmutable en el tiempo y en el espacio.— El determinismo de Baran se extiende también al conjunto de la sociedad: si el hombre —como protagonista de la historia— está condicionado necesariamente. deduce el autor que ni siquiera la actuación real y observable del individuo. también dirá: «como en todas las situaciones en que las necesidades objetivas chocan con el juicio que tienen los individuos de tales necesidades. Como ya ha pasado bastante tiempo desde que se dijo esta frase. Olvida esta concepción que el hombre. habrá que concluir que el determinismo histórico resulta equivocado. pues no admiten un ser superior que la haya determinado—. la razón objetiva misma está enclavada en el flujo incansable de la historia. resulta dominado. la razón natural nos dice que la historia no se entiende . podría darnos una prueba de sus necesidades y aspiraciones[35]. es la razón objetiva» (p. quiere convertirse en árbitro supremo. sea dentro de unos años la sinrazón. ahora bien. Por el contrario. como la naturaleza y la sociedad en general. La terminación del dominio del capitalismo sería imposible si todo el desarrollo económico de los países capitalistas no hubiese conducido a ello. De los cambios en la naturaleza humana.

tanto en los países capitalistas avanzados como en los atrasados. El ejercicio de la autocrítica es tan molesto para una clase dirigente como lo es para un simple individuo» (pp. permite una introspección crítica de sus contradicciones y posibilidades ocultas. 20). no podría moverse ni avanzar. 111). no sólo en las actuales circunstancias. La evolución de la sociedad que propugna Baran. en forma similar a los esfuerzos actuales tendientes a crear las condiciones indispensables para el desarrollo económico. incluso atribuye la idea a los economistas clásicos. pero esta libertad. que «no tuvieron dificultades para mostrar que el progreso económico dependía de la remoción de las instituciones políticas. entran continuamente en conflicto con el orden económico y político del capitalismo y del imperialismo» (p. cambios que a su vez son producto de modificaciones en las costumbres y valores que determinan las violaciones y la conducta de los individuos» (p. Puede superarse únicamente por cambios en la estructura socioeconómica. ha procedido convulsivamente. 42-43). que está al margen de sus 'valores'. y por tanto. sabe que sus decisiones repercuten en la historia y que es responsable de cómo decide. sociales y económicas anticuadas para la época» (p. cuando no se obra rectamente. Esta dialéctica. sino para cualquier momento. el hombre es gobernado de un modo particular: debido a su libertad. «esta contradicción entre lo que es racional para el capitalista individual y lo que requiere la sociedad capitalista en su conjunto no puede ser resuelta individualmente. también se produce en los países socialistas: en el primero el bien propio prevalece sobre . Y así el hombre es responsable de su felicidad —o su condenación— terrena y eterna. está fuera del orden social prevaleciente. El desarrollo económico nunca ha sido un proceso suave y armonioso que se desenvuelva plácidamente en el tiempo y en el espacio» (p. se realizaría de modo dialéctico: si todo fuera materia. El supuesto conflicto entre individuo y sociedad no es privativo del mundo capitalista. continúa. porque «en general. ha sufrido retrocesos y ganado nuevo terreno. inherente al marxismo. pues únicamente admitiéndola se puede propugnar la necesidad de estar fuera del orden social para poder emitir un juicio. 17). y la lucha dialéctica hiciera evolucionar todo el conjunto. 47). introduce el desorden en el orden divino. conforme al cual ha creado y gobierna a todos los seres. adquiere tintes demagógicos cuando se aplica al problema del desarrollo económico: Baran la pone como condición necesaria. Aun dentro del capitalismo existiría «el conflicto siempre latente y esporádicamente activo. por ser una criatura racional y libre. «si en los siglos XVII y XVIII la lucha por el progreso equivalía a la lucha contra las instituciones caducas de la era feudal. su 'inteligencia práctica' y sus 'verdades axiomáticas'. 27). nada sucede que no sea querido o permitido por el plan de la divina sabiduría. «siempre ha estado marcado por conflictos más o menos violentos. a no ser que una parte se opusiera a otra.satisfactoriamente más que reconociendo que el ser del hombre y toda su capacidad de obrar le han sido donados por Dios. por eso. para el autor. entre los intereses de la clase capitalista como un todo y los de sus miembros individuales» (p. puede decirse que sólo la posición que. intelectualmente. Los economistas occidentales no se percatarían de esta realidad. y es que el desarrollo económico. Aquí vuelve a asomar el fantasma de la razón objetiva.

Curso de Economía Moderna. [6] Es sabida la dificultad de estimar el PNB de los países socialistas. la razón objetiva propugnaría la planificación total como el sistema económico óptimo que. Lewinsohn. Pero el hombre no es un animal. sin embargo. especialmente las de El Capital. etc.el bien del conjunto. artesanos. 1950. la negación de la libertad. el hombre —la parte de la materia que piensa— estaría determinado por el medio social. como si la sociedad fuese una realidad subsistente en sí misma. última fase del capitalismo. y por eso. a los teóricos marxistas. [3] «El consumo elevado y la inversión elevada son más bien complementarios que competidores».» (p. y el excedente económico potencial. llevaría al máximo desarrollo: único fin propuesto. por lo que esta tendencia ha sido decreciente. en este caso serían más probables las tesis de Baran.C. pp. El hombre alcanza su felicidad cuando contribuye al bien del universo. para comprender mejor el cuadro en que se mueve el libro que nos ocupa. no cabe duda que si las estimaciones se hacen siempre con el mismo criterio. es interesante consultar las recensiones de estos autores. la tasa de crecimiento será bastante real. 869-870. Engels y Lenin. 75). [2] [1] . pero por ser criatura inteligente. la idea de racionalidad basada en un todo material. Si el hombre. 1962. SAMUELSON. 273). Trust et Cartels dans l'economie mondiale. Sobre estos temas puede consultarse el trabajo de R. son otros tantos conceptos fundamentados en una visión exclusivamente materialista de la realidad. Los autores más citados. [5] En este punto no están de acuerdo la mayoría de los autores: la tendencia «natural» a la formación de monopolios está frenada en muchos países con las leyes anti-trust. El monismo materialista es el presupuesto último de la economía marxista: la materia evolucionaría necesariamente por medio de la dialéctica. en base a esto. aunque Baran lo interpreta no como «un alivio de la posición relativa de la clase obrera. son Marx. con posibilidad de sobreponerse a sus instintos y de hacer elecciones rectamente ordenadas. coordinando todos los esfuerzos productivos. Madrid. sino a su expansión a través de la absorción de pequeños empresarios. p. París.C. (P. Pero la materia no es la única realidad. si se comportara como homo oeconomicus cuyas reacciones ante las necesidades fueran resultados de instintos condicionantes. en los segundos el bien individual es sacrificado ante el bien social. efectivamente. no fuera libre. [4] En esto están de acuerdo casi todos los economistas. Por eso. nunca contradichos y en pocos casos —uno o dos— levemente matizados por Baran. como paso necesario para su ordenación a Dios. alcanza individualmente su fin último. En definitiva. y obraría de acuerdo con los condicionamientos de ese medio. es una criatura racional y libre. 1968. nunca les salen las cuentas. por eso no queda —como los animales— anonadado en el decurso temporal de la materia. Rivista di Politica Economica. Miseria de la filosofía y El imperialismo. Cfr. Roma. E.

prácticamente constante (cfr. y responde: «El gasto en bombarderos a reacción y en proyectiles intercontinentales no tiene nada de especial que le otorgue un multiplicador mayor. está el hecho de que el libro de Baran haya sido publicado en el reducto del capitalismo. [15] Marx en su British rule in India —citado un par de veces por Baran— sostiene estas mismas ideas. 804 4 22. sin que se lo hayan impedido.. SAMUELSON. cit. los dólares reducidos en los impuestos son un arma casi tan eficaz contra el paro en masa como los aumentos en dólares del gasto del Estado. [14] Teniendo en cuenta los datos de P. p. cuando en los países comunistas basta una «desviación de la ortodoxia» para pagar con la cárcel. 13 de esta recensión). D. Los ritmos del crecimiento potencial y efectivo de Estados Unidos.0 16. Op. Op. p. cit. [8] Si es cierto que el excedente económico aumenta más rápidamente que la producción total. y a veces con la vida. 1917... [12] Wealth of Nations (1776). [9] Esta interpretación está lejos de ser unánime: «Cada dólar reducido en los impuestos aumenta en un dólar la renta disponible de los particulares y acarrea un aumento de casi un dólar en el gasto inicial de consumo. ROSENSTEIN-RODAN en Review of Economics and Statistics (mayo.5 67.La política de nacionalizaciones llevada a cabo en el último cuarto de siglo no parece favorecer esta interpretación. se verían muy favorecidos por la desaparición de la guerra fría». [7] .5 16. escrito por un marxista.00 0 6 22. Además.. que no se estancan en el nivel mínimo de subsistencia (Baran sostiene lo contrario en la p. Siendo ya innecesarios los gastos de guerra fría. y aunque en absoluto se pueda sacar una visión armoniosa. y. 228.. Principles of Political Economy. p. que a otros tipos de gasto público. la consecuencia lógica es que los trabajadores ahorran parte del sueldo. SAMUELSON. London. desaparecería de la noche al día nuestro déficit exterior. se puede elaborar el siguiente cuadro para 1961. probablemente. para sostener el ritmo de la actividad económica. RICARDO. La reciente política de distensión es prueba de que los gastos militares no son imprescindibles para el crecimiento económico. y que la renta del trabajo se mantiene respecto a ella. [10] No deja de ser curioso este párrafo. 1961). 197 6 en el cuadro se observa una mejor distribución de la renta.. En estos últimos años. con los mismos conceptos anteriores: 55. [13] Cfr.. nota de la p.. el Gobierno podría reducir sus gigantescos gastos en el extranjero y. 909). lejos de depender de los preparativos bélicos. [11] Samuelson se pregunta la relación entre los gastos militares de los Estados Unidos y su prosperidad. Por esta razón. Estados Unidos e Inglaterra han recurrido a la reducción de impuestos como medio de elevar el empleo y la renta» (P. 282). por lo menos indica que las cosas no siguen empeorando como nos quiere hacer creer el autor. 63 de su libro). 2. por tanto. (P.

26-27). R. es muy probable que el excedente económico generado por este sector de la economía subdesarrollada comprenda cuando menos la mitad y en muchos países una proporción mayor de su producto total» (p. 1972. Lo mismo ocurre con la colectivización. son de Engels. SAMUELSON. La planification française. [31] Se trata de un texto de Schumpeter en Capitalism. E. Nueva York. 26). Análisis y política. pues «¿de qué sirve al hombre ganar el mundo. The peasant Question in France and Germany. VAZQUEZ DE PRADA. en G. 298. [26] Como en el caso de la colectivización agrícola. cit. Madrid. [19] Parece otra contradicción. [22] J. 1964. para educar a los disidentes se ha aplicado el aforismo: la letra. esta vez en el mismo párrafo. 309. [28] En todo sistema económico —aún en aquellos que pretenden negarlo— existen unas bases éticas que condicionan su desarrollo y conclusiones: el estudio de estos presupuestos dará más luz sobre la validez de dicho sistema. que buscaba una cierta autonomía dentro del comunismo. V. París. imponiendo si es necesario la voluntariedad con la fuerza (el ajusticiamiento y la deportación fueron penas aplicadas por este delito). p. R. Historia Económica Mundial. [23] P. [29] El argumento es semejante al que emplean los defensores del control de la natalidad: no tienen en cuenta que el avance tecnológico es superior al aumento demográfico. [21] Esto también ha sido observado por muchos economistas occidentales. 1962. Colonialismo I. P. tomo II. [17] [16] . L.. BARRE. también aquí.Cfr. 15. p. y la correspondiente a la p.. COMELLAS. que debe ser voluntaria.. 1962. p. se relaciona con la esencia misma de la lucha cada vez más extensa y aguda entre dos órdenes sociales antagónicos» (pp. lo indicado sobre los gastos militares al final del capítulo anterior. México. en aras de un progreso material que no siempre resulta tangible para esas mismas personas. Socialism and Democracy. [30] «La cuestión del progreso económico y social no sólo vuelve al centro del escenario histórico. como hace dos o tres siglos. sino que. 1950. [18] Sólo una p. 823. con sangre entra. Madrid. por ejemplo. al menos. si pierde su alma?» (Mat 16. antes decía: «Tomando a la agricultura en su conjunto. para acabar afirmando que la mejora de la agricultura debe posponerse a la industria. 143. recogido por Baran. las mismas contradicciones que achaca al capitalismo. [20] Es interesante hacer notar que en los países comunistas las personas se ven obligadas a abandonar «sus formas tradicionales de vida» (que allí llamarán alienaciones). (6). como quedó patente en Checoslovaquia. [27] Cfr. p. 191). que el mismo éxito material que haya obtenido.. cfr. Op. [24] Los entrecomillados dentro de esta cita. El desarrollo económico. En el marxismo afloran. BAUCHET. la lucha despiadada y el no poner restricciones a los que quieren entrar. [25] En estos párrafos tenemos un ejemplo típico del envolvente razonamiento marxista: empieza proclamando la armonía entre agricultura e industria.

antes bien. Cuneo. [32] . BIERVE y otros. P.Nótese que es una irracionalidad que se mantiene siempre al nivel de las estructuras. de Marx y Engels. [36] Sochinenya. 1962. 381. La planification en cinq pays de l'Europe Occidentale et Orientale. Moscú. [34] Cfr. la moral sería para Baran uno de los fundamentos del orden capitalista. en donde el organismo de planificación está más seguro de conocer las necesidades y aspiraciones de un individuo.: nunca de las decisiones morales de la persona. de las ideas abstractas. p. J. 1947. que él mismo. [35] Es un modo de justificar el autoritarismo de los países marxistas. etc. [33] Sobre este tema véanse las indicaciones recogidas en la recensión a La Sagrada Familia.