You are on page 1of 2

Nutrición.

La nutrición incluye todos los procesos por los cuales el animal ingiere, modifica químicamente, absorbe y usa el alimento. La conservación del cuerpo sano requiere de una variedad de sustancias alimenticias que se llaman nutrientes. Por otro lado, el alimento suministra los materiales en bruto para el crecimiento y la conservación, y suministra energía. Según esto, el agua, los minerales y las vitaminas pueden considerarse alimentos. Los carbohidratos, las grasas y las proteínas también son alimentos. La mayor parte de los alimentos no pueden usarse en el cuerpo bajo la forma en que se ingieren. No se disolverían con facilidad en el agua y no pasarían a través de las membranas celulares, aún si pudieran llegar a éstas. Dentro del proceso de nutrición, el primer paso es la digestión, proceso en que las moléculas de alimento se desintegran en moléculas más pequeñas. Estas moléculas más pequeñas, muchas de las cuales son hidrosolubles, pueden usarse en el cuerpo. La desintegración de moléculas grandes en moléculas pequeñas en el cuerpo requiere de la acción de enzimas. Estas catalizan cambos químicos en los que las moléculas grandes interaccionan con moléculas de agua y se dividen en unidades más pequeñas. Esto es la hidrolisis. El segundo paso es la absorción. Este es el proceso en el que los alimentos digeridos yotras sustancias químicas penetran en las células corporales. En el torrente sanguíneo, las sustancias absorbidas se distribuyen a todas las partes del cuerpo, donde ocurren cambios químicos adicionales. El tercer pas es la asimilación, donde el alimento digerido y absorbido se usa en las células corporales para el crecimiento y la conservación. Este es el paso en que el tipo de alimento que se ingiere produce una diferencia importante. Si no se suministra al cuerpo nutrientes apropiadas, las células no elaboran los materiales que necesitan para un crecimiento y conservación sanos . Los carbohidratos, las grasas y las proteínas son nutrientes orgánicos. Los carbohidratos y grasas suministran energía, mientras que las proteínas contribuyen tejidos. Los carbohidratos se encuentran en azucares, pan, papas, leche, fruta, dulces y muchos otros alimentos. La mayor parte de estos se oxidan con gran rapidez y suministran mucha energía, por lo que se llaman alimentos combustible. Las grasas y aceites suministran más del doble de la energía por unidad de peso en comparación con los carbohidratos. Algunas fuentes comunes de grasa o aceites incluyen mantequilla, queso, crema, margarina, grasa para pastelería, aceites vegetales y grasas de carne. Las grasas pueden absorberse directamente en el torrente sanguíneo. Durante la digestión las enzimas catalizan con lentitud la hidrolisis de las grasas. La grasa absorbida se hidroliza o almacena en el cuerpo hasta que sea necesaria.

Las proteínas son moléculas complejas hechas de unidades llamadas aminoácidos. La proteína en a alimentación es muy importante para el crecimiento y reparación de los tejidos corporales. Los aminoácidos son también necesarios para la síntesis de proteínas que actúan como enzimas. El cuerpo no puede almacenar proteínas o aminoácidos. Todos los aminoácidos que no se usan para síntesis de proteína se desintegran. Una parte de la mlecula puede utilizarse para suministrar energía, y puede también transformarse en grasas o glucógeno para almacenarse en forma idéntica a los carbohidratos. La otra parte contiene nitrógeno, que se combina dióxido de carbno para formar urea, un producto de desecho toxico. La urea es transportada por la sangre haca los riñones, donde se excreta en la orina. Dentro de los nutrientes inorgánicos se encuentra el agua. Es una sustancia esencial para la vida. En la via digestiva, el agua es el solvente en que obran las enzimas. Los alimentos digeridos se disuelve en agua cuando se desplazan hacia la sangre. Los productos de desecho se disuelven asimismo en agua cuando son transportados fuera de los tejidos corporales. El agua también ayuda a regular la temperatura corporal. El agua perdida del cuerpo a través de riñones y piel debe restituirse. Esto sucede de tres maneras: por agua potable, por los alimentos que comemos y como producto secundario de la respiración. Asimismo, los minerales son importantes para el cuerpo en muchos sentidos. Nosotros obtenemos minerales en forma de sales disueltas, como el cloruro de sodio o sal de mesa. Se pierden sales del cuerpo por sudación y a través de los riñones. El calcio y fosforo son necesarios para la construcción de huesos y dientes. El calcio también es necesario para el funcionamiento de las membranas plasmáticas y para la coagulación de la sangre. Junto con el magnesio, el calcio es esencial para la actividad nerviosa y muscular. El fósforo es un componente de ATP. DNA y RNA. De hecho el calcio y el fosforo constituyen cerca del 5% del tejido animal. El potasio es necesario para el crecimiento y para conservar el equilibrio acido básico en el cuerpo. Una alimentación equilibrada suministra estos minerales necesarios. Las vitaminas son necesarias para prevenir ciertas enfermedades. Las vitaminas son sustancias orgánicas esenciales para la vida, pero no se requieren como fuente de energía. Bibliografía:  J.H. Otto y A. Towle (1989), Biología moderna, México, D.F., Edit. McGraw-Hill