You are on page 1of 4

Algunos aspectos teóricos sobre la Educación Popular1 a. Algunas afirmaciones sobre Educación Popular.

Las presentes “AFIRMACIONES” que presentaremos a continuación como “aspectos conceptuales” o “teóricos” de Educación Popular fueron apareciendo en forma explícita en los diferentes momentos del Encuentro Nacional. Las afirmaciones que ofrecemos señalan los elementos centrales de la conceptualización de Educación Popular que poseen los grupos asistentes.

Afirmación 1: La práctica de Educación Popular, punto de partida de una reflexión teórica.
La mayoría de los grupos y/u organizaciones de Educación Popular, participantes en el Encuentro, parten de su propia experiencia para elaborar una definición de Educación Popular. Son definiciones cuyo punto de partida no es prioritariamente teórico, sino fruto de la praxis cotidiana de los grupos y organizaciones de Educación Popular en determinado tiempo y lugar.

Afirmación 2: La Educación Popular es un proceso educativo permanente.
La Educación Popular, más que acciones educativas aisladas y yuxtapuestas, es un proceso educativo permanente cuyo sujeto es el propio pueblo, quien origina el mismo y lo desarrolla en la medida que es capaz de transformar, mediante su propia práctica, las condiciones limitantes de la sociedad.

Afirmación 3: La Educación Popular eleva los niveles de conciencia en busca de lograr una conciencia de clase y hacer del pueblo un sujeto político.
Los sujetos se refirieron a la Educación Popular como uno de los instrumentos que acompañan la transformación de la clase, de su existencia económica (material) a su existencia política. Es decir, cuando una clase, superando el marco de la clase dominante, adquiere autonomía de ésta y se convierte en portadora de un proyecto alternativo.

Tomado de: “Reflexiones sobre la Educación Popular y coyuntura en el Perú”. Aportes para el Encuentro Latinoamericano de Educación Popular. Celadec, 1980. Del libro: “Los Discursos de la Educación Popular”. Ensayo crítico y Memorias. Luis Sime Poma. Tarea. Perú, noviembre de 1991.

1

Afirmación 4: La validez de una acción educativa popular depende del grado de incidencia en los niveles de conciencia y organización del pueblo.
Esta formulación recoge parte de lo expresado en la Afirmación 3 y recupera la relación existente entre la Educación Popular y la organización de los sectores populares. En general, los grupos de Educación Popular existentes ligan su práctica no solamente a los aspectos de “concientización”, elevación de los niveles de conciencia, sino que la hacen inseparable del desarrollo de las organizaciones populares. Diversas formulaciones, como por ejemplo, implicancia o colaboración en la “maduración de sus formas organizativas”, tratan de explicitar un elemento clave en el trabajo de Educación Popular y en su relacionamiento con la organización de los sectores populares.

Afirmación 5: La Educación Popular en la perspectiva del cambio social verá muy limitada su fuerza en la transformación de las estructuras económicas, sociales y políticas, si éste no se hace con y por la mujer.
En esta proposición, se denuncia el círculo vicioso de modelos sociales que no atienden a la problemática femenina, lo que las mantienen en inferioridad forzada (incompetencia por marginamiento-marginamiento por incompetencia). Se insiste en la necesidad de un cambio, ya que en sociedades en donde se llevaron a cabo profundas reestructuraciones, el reto del marginamiento de la mujer seguirá requiriendo medidas radicales para ir superando la herencia negativa de siglos que pesa sobre ella. No se trata de caer en un “feminismo” al tipo de los países industrializados, que ubican a la mujer fuera del contexto de la lucha de sus pueblos. En este marco, se insistió en la importancia y posibilidad de recuperar para los sectores populares espacios de lucha empleados hasta el presente solamente por la burguesía, pero que con una clara ideología pueden ser utilizados en la lucha que libran los sectores populares.

Afirmación 6: La Educación Popular es uno de los procesos que contribuye a la creación de una hegemonía alternativa en lo cultural, político e ideológico.
Se trata de situar a la Educación Popular entre los procesos que en los distintos campos, de la cultura, la política y la ideología, van ayudando a crear una nueva hegemonía antagónicamente diferente a la de la clase dominante. Esta afirmación permitió plantear el problema existente entre espontaneidad y dirección consciente y ver la Educación Popular como un elemento, entre otros, que ayuda a la consecución de la dirección de masas. En esta perspectiva, lo mismo que en la perspectiva de instrumento de ayuda para saltar de una conciencia material a una conciencia política, subsiste un único y fundamental problema: el de la contribución de la Educación Popular a la construcción de una hegemonía popular alternativa.

Afirmación 7: El problema de la Educación Popular debe definirse en el marco de la lucha de clases.
Si hablamos de la Educación Popular como un instrumento para colaborar en la transformación del pueblo, en sujeto político de un proyecto alternativo totalmente antagónico (afirmaciones 2 y 3) esto no puede dejar de pasar por la lucha de clases. Esto de alguna manera se explícita en la mayoría de las afirmaciones anteriores y conlleva y requiere situarnos también ante el problema del Estado. Asimismo, se debe señalar cómo la cultura es parte de este sistema de dominación y cómo, por lo tanto, la lucha cultural por una nueva hegemonía es parte integrante de la lucha política liberadora; para esto, se debe tener presente cómo se libra esta lucha en la que es decisiva la constitución del pueblo como sujeto político, portador de un proyecto alternativo y la creación de una cultura capaz de dar contenido al proyecto.

Afirmación 8: La Educación Popular es un instrumento para que los sectores populares acumulen fuerza a nivel ideológico, debiendo avanzar en la creación de aparatos hegemónicos propios.
Es la organización popular la que contrarresta la influencia de la ideología dominante en los sectores populares. En efecto, las masas organizadas, de acuerdo a intereses propios, superan sus formas de existencia dispersas, amorfas. Es la organización la que les permite ejercitar formas propias de comportamiento, de valoraciones que enriquecen las concepciones propias y autónomas sobre el sistema social. La organización le permite criticar colectivamente las diversas formas en que se expresa la dominación. Las organizaciones populares son centro de creación de una nueva ideología. En este marco es donde adquiere sentido la creación de aparatos hegemónicos propios; gremios, prensa popular, talleres de cultura popular, etc. Creemos que es importante hacer resaltar que en esta perspectiva debemos ubicar las instituciones y grupos dedicados a la Educación Popular.

Afirmación 9: La Educación Popular rescata, afirma y dinamiza los valores de la nación oprimida en su lucha contra el imperialismo.
La Educación Popular debe contribuir a la construcción de un proyecto nacional, rescatando los intereses y valores de las clases oprimidas, en su organización y lucha por una sociedad nueva. Nuestra sociedad es una Nación en formación y es a partir de la identidad de clase y con la clase que se va a confluir en la identidad nacional y cultural.