You are on page 1of 3

A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Al amparo de lo establecido en el artículo 185 y siguientes del Reglamento del Congreso de los Diputados, el Diputado que suscribe formula las siguientes PREGUNTAS sobre la escandalosa publicación por el ciudadano José Luis Rodríguez Zapatero, en un libro comercial, de la carta que le dirigió el entonces presidente del BCE el 5 de agosto de 2011 y que este ciudadano negó al Congreso de los Diputados cuando era Presidente del Gobierno, dirigidas al Gobierno con solicitud de respuesta escrita. En distintas ocasiones, el diputado que suscribe solicitó oficial y reiteradamente al anterior Presidente del Gobierno, una copia de la carta que le fue remitida el 5 de agosto de 2011 a D. José Luis Rodríguez Zapatero por el entonces presidente del Banco Europeo, Jean- Claude Trichet, y el a la sazón gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Ordóñez, exigiendo a España durísimas reformas. Pero el anterior Presidente del Gobierno no accedió a dichas solicitudes. Ciñéndose a algunos ejemplos, baste recordar: 1) Las solicitudes parlamentarias de datos registradas con fechas 25 de agosto de 2011 y 22 de diciembre de 2011.

2) La pregunta parlamentaria al Gobierno registrada con fecha 19 de diciembre de 2011. 3) Además, el 30 de septiembre de 2011, el diputado que suscribe dirigió al entonces Presidente del Gobierno, D. José Luis Rodríguez Zapatero, una carta enviada por fax y por correo postal, con el siguiente tenor textual: “Estimado Sr. Presidente del Gobierno: Il Corriere Della Sera desveló ayer el texto original de la carta confidencial que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, y el del Banco de Italia, Mario Draghi, enviaron el 5 de agosto del corriente al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. En la misiva, durísima y casi al límite del cinismo, el BCE conminaba al gobierno italiano a aprobar un decreto-ley y a hacerlo ratificar por el Parlamento en septiembre, detallando sus contenidos que, entre otros, incluían la privatización de los servicios locales a gran escala; la reforma del sistema de negociación salarial colectiva para que a nivel de empresa se puedan recortar los salarios y las condiciones de trabajo; la revisión de las normas de despido de los trabajadores; la anticipación a 2012 del 1% de déficit y a 2013 del equilibrio presupuestario, a través del recorte del gasto público;

-

-

la reforma del sistema de pensiones ampliando la edad de jubilación de las mujeres la reducción del empleo público.

-

En este humillante ultimátum, llama la atención la exigencia del BCE a Italia de una reforma constitucional que refuerce la disciplina presupuestaria, así como el requerimiento de una cláusula de reducción automática del déficit mediante recortes horizontales de los gastos discrecionales. Teniendo en cuenta la procelosa y fulgurante reforma constitucional que sacraliza la estabilidad presupuestaria en España, y que, según las informaciones publicadas, usted ha recibido una carta similar días antes de que el BCE socorriera a España e Italia con la compra de bonos, tengo el honor de solicitarle una copia de la misma. Le sugiero que, en aras de la transparencia de la que siempre ha hecho gala, haga pública la misiva cuanto antes, evitando que no sea el resultado de una filtración como en Italia. A la espera de su respuesta, aprovecho la ocasión para desearle lo mejor en su nueva etapa y que pueda seguir prestando un fiel y desinteresado servicio a la ciudadanía española.” El entonces portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Mariano Rajoy Brey, también solicitó conocer dicha carta en el curso de un debate celebrado en el Pleno del Congreso de los Diputados, aunque una vez nombrado presidente del Gobierno se negó igualmente a hacerla pública. Pese a las reiteradas negativas a entregar a un diputado y a hacer pública la carta del presidente del BCE, el ahora simple ciudadano José Luis Rodríguez Zapatero acaba de publicar la escandalosa carta “estrictamente confidencial” en su libro comercial ‘El dilema: 600 días de vértigo’ y, asimismo, su respuesta el 6 de agosto, aceptando algunas de las condiciones y matizando otras. La publicación de esta importantísima carta por intereses espurios o por interés personal, político o privado, por el ciudadano que la acaba de dar a conocer en un libro comercial, constituye un auténtico escándalo, toda vez que este mismo ciudadano se negó a hacerla pública y la mantuvo en secreto hace menos de dos años, negándose a entregar copia al Congreso de los Diputados. Por todo ello, se formulan las siguientes preguntas: 1) ¿Cómo valora el Gobierno la publicación por el ciudadano José Luis Rodríguez Zapatero en un libro comercial que ha puesto en venta, de la carta que le fue enviada el 5 de agosto de 2011 por el entonces presidente del BCE y el gobernador del Banco de España cuando el mencionado ciudadano era Presidente del Gobierno y se negó en reiteradas ocasiones a dar a conocer dicha carta al Congreso de los Diputados? ¿Piensa regular el Gobierno, en el marco de su propaganda política de transparencia, las condiciones en que un Presidente del Gobierno puede hacer público un documento “estrictamente confidencial” cuando ha vuelto a la vida civil? ¿Por qué razón el actual Presidente del Gobierno se ha negado a hacer pública esta carta, que había solicitado cuando era portavoz de su Grupo Parlamentario en la oposición?

2)

3)

Palacio del Congreso de los Diputados Madrid, 27 de noviembre de 2013

Gaspar Llamazares Trigo Diputado de IU