You are on page 1of 0

CAPÍTULO I

TRASTORNOS DE LA ACTIVIDAD MOTORA.
Para poder introducirnos en el tema del desarrollo motriz en niños y niñas es
importante que hagamos referencia a temas relacionados con los trastornos motores,
como también sobre la Psicomotricidad.
Trastornos motores son todas aquellas alteraciones o problemas que se presentan
en los niños desde las primeras etapas de la infancia, marcándose aún más su
dificultad en la etapa escolar, al desarrollar actividades motrices básicas de
acuerdo con su edad y desarrollo evolutivo.
Según Berrueco (1995) la psicomotricidad es un enfoque de la intervención
educativa o terapéutica cuyo objetivo es el desarrollo de las posibilidades motrices,
expresivas y creativas a partir del cuerpo, lo que le lleva a centrar su actividad e
interés en el movimiento y el acto, incluyendo todo lo que se deriva de ello:
disfunciones, patologías, estimulación, aprendizaje, etc.
La Psicomotricidad es utilizada diariamente, es
aplicada a varios juegos encaminados al
desarrollo de la coordinación, equilibrio y
orientación del niño, a través de ellos los niños
podrán desenvolver entre otras áreas, nociones
espaciales y de lateralidad como arriba-abajo,
derecha-izquierda, delante-atrás.
Podríamos decir que la psicomotricidad
“considera al movimiento como medio de
expresión, comunicación y de relación del ser humano con los demás, desempeña un
papel importante en el desarrollo armónico de la personalidad, puesto que el niño
no solo desarrolla sus habilidades motoras; la psicomotricidad le permite integrar
las interacciones a nivel de pensamiento, emociones y su socialización”.1

1 www.cosasdelainfancia.com/biblioteca-psico-g.htm

Emilio ejercitando su motricidad
Importancia y beneficios de la Psicomotricidad.

En los primeros años de vida de todo ser humano es de vital importancia la
Psicomotricidad, porque influye valiosamente en el desarrollo intelectual, afectivo y
social, favoreciendo la relación con su entorno, estableciendo necesidades, intereses
y diferencias individuales, de los niños y niñas.

A nivel motor posibilita al niño dominar su
movimiento corporal.
A nivel cognitivo, mejorar la memoria,
atención, concentración y creatividad del
niño.
A nivel social y afectivo, proporciona
seguridad conocen y confrontan sus miedos y
les permite relacionarse con los demás.

Áreas de la Psicomotricidad
La Psicomotricidad esta comprendida por diversas áreas como:
1. Esquema Corporal
2. Lateralidad
3. Equilibrio
4. Espacio
5. Tiempo-ritmo
Motricidad gruesa.
Motricidad fina.


1. Esquema Corporal: es el conocimiento y la relación mental que la persona
tiene de su propio cuerpo. El desarrollo de esta área permite que los niños se
identifiquen con su propio cuerpo, y que se expresen a través de él, lo utilicen
como medio de contacto, sirviendo como base para el desarrollo de otras
Juegos para desarrollar la
Psicomotricidad.
áreas y el aprendizaje de nociones como adelante-atrás, adentro-afuera,
arriba-abajo ya que están referidas a su propio cuerpo. Ejemplo:
reconocimiento de las partes de su cuerpo (cabeza, tronco, extremidades
superiores e inferiores).










2. Lateralidad: es el predominio de un
hemisferio cerebral, mediante esta área
el niño desarrollará las nociones de
derecha e izquierda tomando como
referencia su propio cuerpo, se
recomienda que el niño defina su
lateralidad en forma espontánea y no
forzada. Ejemplo: Pedir al niño que
camine hacia su derecha e izquierda.


3. Equilibrio: Es la capacidad de mantener
la estabilidad mientras realiza diversas
actividades motrices, esta área se
desarrolla a través de una ordenada
relación entre el esquema corporal y el
mundo exterior. Ejemplo: colocar en la
frente el niño un círculo de plástico y
pedirle que no permita que se caiga.

Christian reconociendo las partes
de su cuerpo.
Carolina caminando hacia su derecha
Daniela realizando ejercicios para
desarrollar el equilibrio
4. Estructuración Espacial: Es la capacidad
que tiene el niño para mantener la
constante localización del propio cuerpo,
tanto en función de la posición de los
objetos en el espacio como para colocar
esos objetos en función de su propia
posición, comprende la habilidad para
organizar y disponer los elementos en el
espacio, en el tiempo o en ambos a la vez.
Las dificultades en esta área pueden expresarse a través de la escritura o la
confusión entre letras.
Ejemplo: la maestra diariamente pide a sus estudiantes reconocer el día la
fecha y el año en el que nos encontramos, la situación del tiempo si esta
nublado o soleado y la actividades curriculares que corresponden a ese día de
labor en la escuela.


5. Tiempo y Ritmo: Las nociones de
tiempo y de ritmo se elaboran a través de
movimientos que implican cierto orden
temporal, se pueden desarrollar nociones
temporales como: rápido, lento;
orientación temporal como: antes-
después y la estructuración temporal que
se relaciona mucho con el espacio, es
decir la conciencia de los movimientos. Ejemplo: imitar los sonidos que
hacen los animales.


1.1. Conceptualización de motricidad.

La motricidad y el psiquismo están íntimamente ligados, Coste (1979): “La
psicomotricidad es un nudo que ata psiquismo y movimiento hasta confundirlos entre
Reconocimiento de espacios en el aula.
Niños bailando una ronda.
sí en una relación de implicaciones y expresiones mutuas” y Wallon: “El
pensamiento se desarrolla en la acción”.
En el medio en el que nos desenvolvemos existe un pensamiento generalizado, de
que un buen desarrollo motor permite predecir un adecuado aprendizaje del proceso
de la lectoescritura en el niño. Investigaciones recientes se han referido a la relación
que existe entre motricidad y lectoescritura.

 “Bryan y Harter, fueron los primeros en establecer una estrecha relación
entre los procesos de símbolos (habilidades lingüísticas) y procesos
perceptivo-motores (habilidades motrices).

 Cratty investigó las relaciones existentes entre habilidades motrices y
habilidades intelectuales, estableciendo una correlación directa en el
mejoramiento de ambas, siempre que las habilidades motrices implicaran
elementos de memoria, clasificación y resolución de problemas.

 Picq y Vayer (1970) consideran que el aprendizaje de la lecto-escritura
"viene condicionado por un cierto número de factores":

a) Las posibilidades de la coordinación motriz y neuromotriz que permitan la
rapidez y precisión, condiciones de la escritura.
b) Las posibilidades de atención y memoria ligadas a las capacidades
perceptivo- motrices del niño: captación de series dispuestas en el espacio u
ordenadas en el tiempo.
e) Los hábitos motores y neuromotores correctos: seriación, visión y
transcripción de izquierda a derecha.
Wallon (1971), dice que ningún movimiento es posible sin una exacta regulación del
equilibrio, y esta regulación es aún más delicada y precisa, si el movimiento es
pequeño. En el niño, la exacta relación entre el equilibrio y el movimiento se
construye progresivamente y, durante mucho tiempo, la imposibilidad de una
inmovilización global del cuerpo o parcial de un segmento, no existe.
Estas dificultades se pueden observar cuando el niño empieza a escribir, en el tamaño
y en la irregularidad de las letras, en su alineación sinuosa y en las variaciones de
presión del trazo.
Se debe incorporar la educación psicomotriz a las tareas educativas porque
constituye uno de los ejes fundamentales de renovación y cambio sustentados por
varias ciencias modernas. Es necesario y urgente comenzar cuanto antes una
preparación motriz temprana para favorecer el ritmo de las reacciones motoras y
mentales del niño, compensando así las posibles deficiencias que presente.

Motricidad: el diccionario Océano Uno dice que motricidad es el control que el niño
es capaz de ejercer sobre su propio cuerpo.
“El término motricidad se refiere al control de los movimientos finos (pequeños,
precisos), contrario a los movimientos gruesos (grandes, generales). También hace
referencia a la coordinación de las funciones neurológicas, esqueléticas y musculares
utilizadas para producir movimientos precisos (como señalar un objeto pequeño con
un dedo, en lugar de mover un brazo hacia el área en general)”2
El control de las destrezas motoras finas en el
niño se utiliza para determinar su edad de
desarrollo, las destrezas de la motricidad fina se
desarrollan a través del tiempo, de la experiencia
y del conocimiento. El control de la motricidad
fina requiere conocimiento y planeación para la
ejecución de una tarea, al igual que fuerza
muscular, coordinación y sensibilidad normal.


2 "http://es.wikipedia.org/wiki/Motricidad"Categoría: Fisiología

Mediante el juego los niños desarrollan
la motricidad.

El término motricidad se emplea en el campo de la salud según Wikipedia
enciclopedia libre y se refiere a la capacidad de una parte corporal o en su totalidad,
siendo éste un conjunto de actos voluntarios e involuntarios coordinados y
sincronizados por las diferentes unidades motoras (músculos).


Su estudio sigue un amplio análisis del desarrollo de un ser vivo, desde su
fecundación hasta la vejez. Investiga todas las etapas, causas y efectos, de un acto
motor, dando explicación a todo lo relacionado con el movimiento del ser vivo. El
acto motor sigue varias etapas para llegar a efectuar un movimiento:


Etapas de motricidad.
Toda actividad motora debe seguir las siguientes para
llegar a efectuar un movimiento:
 Etapa cortical
 Etapa ganglionar o cerebral
 Etapa espinal
 Etapa nerviosa
 Etapa muscular
 Etapa articular


 Etapa cortical: es la etapa donde se planifica el futuro acto motor, en el
momento en que se decide cuál es el más adecuado se ponen en marcha los
mecanismos para ejecutarlo. Hay una región cortical encargada en iniciar esta
cadena de acciones nerviosas, el área cortical prerrolándica o área motora, la
cuál pertenece a los músculos voluntarios que constituirán parte en el futuro
movimiento. La orden viaja a través de la vía piramidal o tracto cortico-
espinal, cruzando en el bulbo raquídeo hacia el hemicuerpo contrario al que
corresponde el área cortical de inicio.

Josué realizando ejercicios de
motricidad.











 Etapa ganglionar o cerebral: La situación anatómica de esta etapa se
encuentra entre la corteza y la médula espinal. Después de abandonar la
corteza, la vía piramidal pasa junto a los ganglios basales, situados en la
sustancia blanca cerebral. Los ganglios basales se encargan de modificar,
perfeccionar, aumentar la precisión y la finura de ésta orden de movimiento,
de los ganglios, la orden pasa al cerebelo, el cuál regula el equilibrio y el
movimiento tomando como referencia la distancia, fuerza, dirección, tiempo,
etc.

 Etapa espinal: se basa en la transmisión del impulso a través de la médula
espinal, descendiendo hasta el segmento correspondiente del músculo o
músculos a estimular, tomando la raíz nerviosa de dicho nivel como vía de
continuación a la orden de movimiento previamente perfeccionada.









Forma como viaja la orden a través del cerebro.

Transmisión del impulso a través de la
medula espinal
 Etapa nerviosa: El impulso viaja desde la salida de la raíz nerviosa de la
médula espinal hasta la fibra o fibras musculares, terminando esta etapa en la
unión nervio-músculo, es decir, en la placa motora.






 Etapa muscular: Aquí se realiza el paso del impulso nervioso al músculo. Nos
vamos a encontrar con que el impulso eléctrico se transforma en una señal
química, la cuál provoca la contracción muscular solicitada por el córtex
cerebral, produciendo un movimiento que se vale de una palanca ósea.




 Etapa articular: En esta etapa existe movimiento articular, siendo considerado
por fin como el actor motor propiamente dicho, es un conjunto de funciones
nerviosas y musculares.


Reacción de Sebastián ante un impulso
nervioso.
Secuencia del impulso nervioso






División de la Motricidad:
La motricidad se divide en motricidad fina y
motricidad gruesa:
“Motricidad fina: Implica movimientos de mayor
precisión que son requeridos especialmente en
tareas donde se utilizan de manera simultanea el
ojo, mano, dedos como por ejemplo: rasgar, cortar,
pintar, colorear, enhebrar, escribir, etc.


- Motricidad gruesa: Está referida a la
coordinación de movimientos amplios,
como: rodar, saltar, caminar, correr,
bailar, etc.
“La estimulación de la motricidad fina
(músculos de la mano) es fundamental
antes de iniciar el aprendizaje de la
lectura-escritura. Para la escritura se
Profesora dirigiendo actividades motrices
Josué realizando ejercicios de
motricidad.
Pablito juega fútbol desarrollando la coordinación
de sus extremidades inferiores.
requiere de una coordinación y entrenamiento motriz de las manos, por eso sabemos
que es de suma importancia que el maestro de segundo de básica realice una serie de
ejercicios, secuenciales, para lograr el dominio y destreza de los músculos finos de
dedos y manos. El buen desarrollo de esa destreza se manifestará cuando el niño
comience a manejar los signos gráficos con movimientos armónicos y uniformes de
su mano en la hoja de sus cuadernos.3
El Dr. Iván Espinosa en su libro Problemas del Aprendizaje, señala que el gran
número de niños con disgrafías se debe simplemente a la falta de estimulación de la
motricidad fina. Cuando se habla de disgrafías es necesario que padres y maestros
tomen conciencia de que se puede adecuar forma, dirección, uniformidad y
esparcimiento de las letras, pero existen niños que agregan rasgos o trazos para que
la letra se vea más bonita, esto se debe respetar, si la letra se entiende, ya que
constituye parte de la personalidad de cada niño.
Este periodo es el que los maestros de segundo de básica lo denominamos periodo de
apresto y es aquí donde debemos poner mucha atención a los niños cuando realizan
los ejercicios en el papel con el lápiz y observar la intensidad con que ejercen el trazo
del lápiz sobre el papel ya que podemos estar diagnosticando niños hipertónicos. Esta
alteración se caracteriza por la falta de elasticidad y tonicidad de los músculos y se
refleja en la escritura. En estos casos es necesario una evaluación neurológica y gran
entrenamiento motriz.

Para evaluar el desarrollo manual se deben realizar pruebas de madurez, como la de
"Lourenzo" el mismo que en uno de los sub-test nos muestra ejercicios de recorte de
figuras, uno en el cual priman las líneas curvas y otro de líneas rectas, dando un
tiempo determinado para cumplir con esta actividad, que tiene que ser más el 50%
del ejercicio total, sin errores.




3 www.cosasdelainfancia.com/biblioteca-psico-g.htm


Maneras de desarrollar la motricidad fina:

Realizar trabajos de plegado en papel.

Confeccione una tabla de veinte por
veinte centímetros e inserte en ella
clavos sin punta al espacio de un
centímetro, corte hilos de cinco
centímetros y haga que el niño amarre
un pedacito de hilo en cada clavo.
Este mismo clavijero puede ser
utilizado para percepción figura-
fondo.


Recorte de figuras: con una tijera de punta
redondeada pedir al niño que recorte figuras
geométricas, luego cortar figuras humanas,
animales y otros objetos.

Ejemplo: Recorte cuadrados de papel de cinco
centímetros y haga confeccionar "piropos" (rollos de
papel envuelto).


Ejercicios de manos: abrir y cerrar los dedos de la mano, utilizando la luz del sol
proyectar con las manos diferentes figuras de animales y objetos con la sombra.

Ejercicios de muñecas: giros de la muñeca de la mano en el aire, sobre la espalda del
compañero y la superficie del pupitre.

Christian ejercita su motricidad fina en
el geoplano.
Anita desarrolla la motricidad
recortando figuras.
En la hoja el niño trazará líneas rectas, verticales,
oblicuas, círculos, cuadrados, rectángulos, triángulos,
quebradas, mixtas, onduladas, paralelas simétricas,
asimétricas.

Es necesario que la maestra tome en cuenta que estos
ejercicios guardan complejidad para el niño y que
debe estimularlo para que lo haga cada vez mejor.
Tenga en cuenta la cantidad de repeticiones, inicie con
4 o 5 renglones para culminar con toda la hoja.

Se puede también en un hilo de un metro ensartar una aguja roma y hacer ensartar
bolitas y mullos (cuentas).
Punteado de figuras sobre una espuma flex o corcho
Manipulación de plastilina o masa de empanadas.
Maneras de estimular la Motricidad Gruesa
Es importante tomar en consideración el
tema de los reflejos del ser humano debido
a que gracias a ello podemos coordinar y
desarrollar correctamente nuestra
motricidad, un bebé que no ha gateado lo
suficiente, desde allí puede partir las
dificultades de aprendizaje en un futuro.



“El movimiento de lateral cruzado del gateo de un bebé activa el desarrollo del
cuerpo calloso. Esto permite que ambos lados del cuerpo calloso funcionen juntos, lo
cual incluye a los brazos (coordinación mano- ojo), piernas, visión binocular y
audición biauricular.

Josué insertando figuras en el hilo.
Josué coordinando sus movimientos en la grada.
Pensemos en la importancia que tienen todo esto en relación a las habilidades
académicas: lectura, escucha y demás” 4

La motricidad gruesa podemos estimularla en niños de 0 a 12 meses de la siguiente
manera:
De 0 a 3 meses: El niño/a intenta mantener la cabeza erguida, podemos acostar al
bebé boca abajo sobre una superficie que no sea demasiado blanda, colocamos
debajo de sus axilas el brazo o una toalla enrollada, cogemos un sonajero y lo
hacemos sonar desde el centro de sus ojos hacia arriba a 30cm de su cabeza, él tratará
de seguir el movimiento despegando la carita del suelo, realizaremos el ejercicio por
tres veces o lo dejamos de hacer cuando el bebé demuestre cansancio.
De 3 a 6 meses: Lo acostamos boca arriba, debemos ubicarnos a su lado y hacer que
voltee la cabeza hacia nosotros. Estimularlo a que siga girando, tomándolo de una
mano y una pierna hasta que quede boca abajo. Cuando esté boca abajo debemos
acomodarle los bracitos hacia arriba y mientras le da masajes en la espalda
felicitémoslo por su logro. Repetimos el ejercicio hacia el otro lado. Si se realiza los
movimientos lentamente tendremos una mayor colaboración departe de el bebe.
De 6 a 9 meses: El niño logra sentarse y al final de este período
comienza a gatear, lo sentamos en el suelo y ubicamos a un metro
de distancia, girando hacia la izquierda primero y luego hacia la
derecha, su juguete preferido para que vaya a buscarlo, este juego
lo repetimos hasta que el bebé por si solo se quede en posición de
gateo, balanceando su cuerpo de adelante hacia atrás, esta etapa es
previa al gateo.

4 ww.welcometoenglishandfun.com/.../bloqueos_de_aprendizaje_2.doc


De 9 a 12 meses: En esta etapa es cuando se para solo y logra caminar hacia el final,
y en el momento que se encuentre parado sosteniéndose de algún mueble hay que
ofrecerle una pelota o un muñeco grande, de tal manera que deba soltarse para
tomarlo con ambas manos. El uso de andadores perjudica el desarrollo natural del
niño, por tanto es preferible evitarlos.

1.1.1. Características de la motricidad en niños de 5 a 6 años.




La edad de 5 a 6 años constituye el grupo terminal de la etapa preescolar. La
continuidad del proceso de la actividad motriz iniciado desde el primer año de vida
debe garantizar que los pequeños logren las experiencias y conocimientos básicos
que los preparen para ir a la escuela y la vida.

La preparación del niño(a) no debe centrarse en la etapa anterior a la vida escolar,
sino desde los primeros años, pues las influencias educativas que se ejercen en cada
grupo de edad por las que va transitando el pequeño, tanto en las instituciones
infantiles como en el seno del hogar, potencian su desarrollo en todas las esferas:
motriz, cognitiva y afectiva. Las vivencias que el niño(a) adquiere facilitan la
adquisición de conocimientos y habilidades que son básicos para los años que
continúan.

Algunos ejercicios de motricidad.
La etapa preescolar es un periodo sensitivo para el aprendizaje, allí se forman los
rasgos del carácter que determinan la personalidad del individuo. Las experiencias
cognitivas y motrices de que se apropia el niño(a) en estas edades y si están
acompañadas por cariño, buen trato, atención etc., garantizan el desarrollo armónico
e integral como máxima aspiración de la educación.

En esta etapa dominan todos los tipos de acciones motrices, tratado de realizar
cualquier tarea motriz como: trepar obstáculos a mayor altura, deslizarse por
pendientes elevadas, les gusta mantenerse en equilibrio pasando por superficies altas
y estrechas, saltan, etc.

Comienzan a distinguir diversos tipos de movimientos, combinan acciones: correr y
saltar un obstáculo, correr y golpear pelotas, conducir objetos por diferentes planos,
lanzar y atrapar objetos, etc.
Muestran interés por los resultados de sus acciones y desean perfeccionarlos, sus
logros los van alcanzando en la medida que se van adaptando a las nuevas
circunstancias motrices y va adquiriendo la experiencia motriz suficiente para ir
regulando sus movimientos.


El gran bagaje de movimiento de los que
gozan los niños en esta edad no solo se basa
en el incremento de la complejidad y
dificultad de las habilidades motrices básicas
logradas en la edad anterior (4 a 5 años), sino
se sienten atraídos por realizar actividades que
pudieran estar vinculadas a habilidades pre-
deportivas relacionadas con el Ciclismo,
Patinaje, Natación, etc., actividades en la naturaleza como: caminatas largas y de
orientación, juegos, campamentos, etc.

Aclaramos que lo antes mencionado hace referencia a niños y niñas con un desarrollo
normal y observaciones a grandes grupos, pero no se debe dejar de considerar que
Ejercicios de motricidad.
aunque existen características comunes, debemos tener en cuenta las particularidades
individuales en los niños en un grupo de edad.

La atención a las diferencias individuales es el
mayor reto de la pedagogía, por lo que todo
educador debe tener un diagnóstico individual
por niño(a) para intervenir a tiempo en su
desarrollo o respetar y ser paciente con lo que
sucede en la evolución de cada caso, que no
siempre están asociados a problemas en el
desarrollo.

Con relación a la esfera intelectual, el lenguaje del preescolar es mucho más fluido y
coherente que en el grupo de edad anterior, les gusta conversar, expresar lo que
piensan, conocer por qué sucede uno u otro fenómeno de la naturaleza o de la vida
social, realizan varias preguntas, instauran buena comunicación con adultos y con
otros niños(as) y entiende que hay cosas que puede y que no puede hacer.

Son capaces de apreciar lo bello de la naturaleza, demuestran sensibilidad a los
animales, flores, paisajes, cambios naturales: la lluvia, puesta del sol, el arco iris, y
manifiestan gran emoción ante estos. Es notoria en esta edad la emocionalidad que
expresan ante cualquier evento, pues se ríen sin control, realizan expresiones
corporales exageradas, pues es una de las particularidades del sistema nervioso que
se acentúa en los niños(as) de estas edades.

Aprecian las variaciones de forma, color,
tamaño de los objetos y establecen nociones
de contrastes elementales como: alto- bajo,
grande-chico, largo- corto, ancho-estrecho,
dentro de otros y estas nociones las aplican a
las acciones motrices.

Ejemplo: Caminan con pasos largos y cortos, saltan lento y rápido, lanzan lejos y
cerca, caminan delante o detrás del compañero.
Josué trabajando individualmente.
Josué y Christian admirando la naturaleza
Participan activamente en actividades grupales de carácter social y en las del seno
familiar, les gusta ser elogiados y reconocidos en sus actuaciones. El niño(a) de 5 a 6
años es muy independiente, se viste solo, realizar sencillas encomiendas laborales
como: sembrar semillas, regar las plantas, recoger y ordenar objetos y también
organizan juegos más complejos, imitan actividades de los adultos: hacen de chofer,
piloto de avión, enfermera, constructor, etc.

“Los ámbitos que trabaja y desarrolla la
motricidad (esquema corporal,
orientación espacio-temporal, lateralidad,
y otros) adquieren para el preescolar de 5
a 6 años un significado mayor gracias al
desarrollo cognoscitivo alcanzado,
ejemplo: en el concepto de la lateralidad
son capaces de orientarse a la derecha y a
la izquierda, no solo con relación a su
propio cuerpo sino también con el de
otros niños y con los de objetos a distancia, que con una simple indicación del adulto,
son capaces de discriminar su ubicación”5

Establecen una mejor relación espacio-temporal, se desplazan hacia diferentes
direcciones y al mismo tiempo varían el ritmo del desplazamiento realizándolo lento
o rápido.

Las principales características motrices de los niños de 5 a 6 años se exponen a
continuación como resultado de observaciones realizadas en un estudio de la
motricidad en los diferentes grupos etáreos (C. González 1997)



5 www.efdeportes.com/efd49/am56.htm


Josué trabaja en forma independiente.
Se observa una gran explosión en el desarrollo de las capacidades motrices,
ejemplo: el niño lanza más lejos, corre más rápido y demuestra mayor
coordinación, equilibrio, ritmo y orientación, en la ejecución de los
movimientos.

Las capacidades coordinativas se presentan al saltar, caminar y correr
combinadamente: lateralmente, hacia atrás, hacia arriba, abajo, mantienen
buen equilibrio al caminar por vigas y muros de diferentes formas, trepan y
escalan una mayor distancia y con buena coordinación.

Combinan acciones más complejas como lanzar, rebotar y atrapar la pelota,
rodar aros por el piso y pequeñas pelotas por planos estrechos, atrapan la
pelota con ambas manos sin requerir el apoyo del pecho como sucedía en el
grupo de edad anterior.

Son capaces de distinguir el espacio al saltar una cuerda o lanzar una pelota.

Regulan sus movimientos al lanzar a un objeto a distancia y les gusta correr
para saltar un obstáculo a pequeña altura.

Realizan saltos de longitud cayendo con semiflexión de las piernas y buena
estabilidad.

Saltan con un pie y con los dos y hacen brinquillos laterales y hacia atrás.

Realizan la reptación (arrastrarse) con movimientos coordinados de brazos y
piernas en el piso y por arriba de bancos.

Se debe pensar que las características generales expresadas pueden variar en cada
niño de acuerdo a sus particularidades individuales.






A continuación exponemos actividades motrices que podemos realizar con los niños,
estos pueden modificarse o ser enriquecidos por los educadores de acuerdo a las
particularidades y desarrollo de sus niños(as).

Ejemplos de sesiones motrices para 5 a 6 años.

Para desarrollar las destrezas motrices creemos que es importante realizar diversas
actividades atractivas y divertidas como juegos en grupo, con los cuales los niños
irán adquiriendo mayores habilidades motoras y desarrollando sus inteligencias.


1. Las rayas

Edad: a partir de los 5 años.
Tiempo aproximado: 5 minutos.
Jugadores: dos o más
Material: Tiza, una piedra por jugador.

Objetivo: desarrollar la coordinación
visomotora.

1. Se dibujan dos rayas en el suelo a unos tres metros una de otra. Todos se
colocan en una con una piedra en la mano.
Actividades motrices en diferentes etapas de la vida.
Niños y niñas jugando a la raya
2. Cada jugador lanza su piedra tratando que quede lo más cerca posible de la
raya dibujada en el suelo.
3. El jugador que se acerca más a la raya marcada gana y es el elegido para
iniciar el siguiente juego.

2. El lazo enterrado.

Edad: a partir de los 5 años.
Tiempo aproximado: 15 minutos.
Jugadores: tres o más.
Material: un lazo de tela o una anilla de
alambre, un palito de un palmo de largo por
jugador.

Objetivo: desarrollar la motricidad y habilidad de ensartar palitos en un aro dentro
de la arena.

1. Se marca un círculo en la arena y un jugador entierra un lazo dentro, mientras
los demás están de espaldas. Quien lo entierra puede hacer montoncitos o
agujeros para despistar a resto de jugadores.
2. El jugador que entierra el lazo comunica a los demás que ya pueden virarse y
por turno clavan su palito en la arena intentando ensartar el lazo.
3. El jugador que consigue sacar el lazo de la arena será encargado de volverlo a
esconder.

3. El amo de la casa.

Edad: a partir de los 5 años.
Tiempo aproximado: 10 minutos.
Jugadores: tres o más.
Material: una tiza.
Objetivo: coordinación de pies y manos.


Manuelito juagando al lazo enterrado
Gráfico de niños jugando
1. Se dibuja en el suelo un círculo con la tiza.
2. Los jugadores se colocan sentados espalda contra espalda dentro del círculo.
3. A una señal, todos se empujan con la espalda para sacar a los demás de la
casa. El jugador que saca parte de su cuerpo del círculo queda eliminado.
4. El jugador que consigue pertenecer dentro de la casa es el amo.

4. Los círculos.

Edad: a partir de los 6 años.
Tiempo aproximado: 10 minutos.
Jugadores: dos o más.
Material: tiza, y tres monedas.

Objetivo: coordinación motora.

1. Se dibuja una serie de círculos en el piso, en cada uno se anota una
puntuación que puede ser positiva o negativa, o anotarse instrucciones como
ganas tres tiros mas o pierdes el siguiente turno.
2. Marcar una raya en el piso, detrás de ella el primer jugador lanza tres
monedas tratándolas de dejar dentro del círculo que le interesa.
3. Si una moneda queda dentro del círculo se anota puntos a su favor o cumple
la instrucción que contenga. Si la moneda quedo fuera o tocando la línea del
círculo este pierde su turno.
4. El jugador que llegue a una puntuación determinada, por lo general a 100
puntos gana el juego.

Este tipo de juegos están dirigidos al desarrollo de habilidades motrices básicas con
un mayor nivel de complejidad. Se recomienda realizar los juegos mínimo de 2 a 3
veces semanales de forma alterna, de preferencia pueden ser al aire libre o en el salón
de clase siempre que estos sean con una adecuada ventilación y tamaño para facilitar
los desplazamientos, cada actividad durarán entre 15 a 20 minutos y se debe
considerarse aumentar progresivamente la complejidad de las tareas de manera que el
niño(a) se enfrente cada vez a nuevas y variadas situaciones motrices que requieran
Niños y niñas dentro del aula jugando a los
círculos.
de su respuesta y solución de esta manera ejercer favorablemente en su desarrollo.
Los materiales a usar pueden elaborarse por adultos y con la ayuda de los niños(as).

Lo importante es que en cada actividades motriz presentada al niño(a) se facilite su
actuación con una intervención activa del pensamiento y así lograr un aprendizaje
significativo.

1.2. Problemas frecuentes en la motricidad.

Los trastornos conllevan una perturbación de conjunto particular de cada sujeto y en
un momento dado; surgen como síntomas de un disfuncionamiento de conjunto
donde se ve reflejado en el cuerpo en su única vía abierta de expresión, en la
actividad, en los gestos y en la postura del niño, siendo la postura – motricidad.
Algunas características que presentan los trastornos psicomotores son:
 No responden a una lesión central.
 Son automáticos, motivados, sentidos deseados.
 Unidos a los afectos, relacionados también con lo somático.
 Son lábiles en su forma, pero variables en su expresión.
 Se expresa en forma caricaturesca y conservan caracteres primitivos.

Partimos hablando de los trastornos psicomotores pues estos son más visibles y
notorios convirtiéndose en una preocupación de los profesores, padres y del mismo
niño; algunos autores incluyen a la torpeza motriz dentro de este grupo de trastornos,
mientras que otros dentro de la disfunción cerebral hemisférica; siendo aquellas
alteraciones funcionales que asientan en los hemisferios cerebrales, presentando
síntomas por lo general se traducen en un enlentecimiento del desarrollo normal
pudiendo ser totales o parcialmente reversibles. Denominando a la Torpeza Motora
como la dificultad que tiene un niño para moverse en el espacio, tanto en el área
corporal, como en el área del grafismo y de la construcción.

La Torpeza Motora es un problema muy frecuente en nuestro medio a nivel de niños
en etapa preescolar, convirtiéndose en un problema serio en caso de no tratarlo
debidamente, aplicando correctivos necesarios al momento que inicial al Segundo
Básica. Razón por la cual nos hemos planteado la creación de un Cuaderno de
Trabajo que sirva de apoyo a los profesores y de guía en su desarrollo motriz a los
estudiantes; conjuntamente e ir introduciéndoles de manera amena a la lectura.

Características de un niño con torpeza motora
o No presentan generalmente un
retardo en las pautas del
desarrollo motor, pero cuando
adquieren la marcha por
ejemplo, se tropiezan o se
llevan por delante algún
objeto, son niños que
frecuentemente se caen.
o Usan los instrumentos en forma inadecuada (cubiertos, tijeras, lápiz, tijeras,
etc.).
o Muestran dificultad para manejarse con objetos, por ejemplo pelotas y juegos
de construcción.
o Un niño puede ser torpe por impulsividad y ésta puede ser causada por una
disfunción neurológica o por problemas psicológicos. Puede ser también
torpe por debilidad motriz o alteraciones gnósicas.


Secuencia de manifestaciones que pueden darse en un niño con torpeza motora.
 Manifiesta un leve retraso en el interés de las pautas motoras simples (sostén
encefálico, marcha, saltar, trepar escaleras).
 Demuestra gran dificultad en aprender a usar sus manos en praxias complejas
y en copiar movimientos al mostrárselos (torpeza para vestirse, abotonarse las
prendas, atarse los cordones, imitación de gestos).
 La inhabilidad motora puede perjudicar a todo tipo de movimientos, desde las
praxias faciales (guiñar un ojo, soplar, silbar) hasta las praxias más complejas
(andar en bicicleta, deportes y otras actividades motrices como ser el baile).
Niños y niñas trabajando en el aula de clase
 La falta de habilidad manual lleva habitualmente a una dificultad en el dibujo
y la escritura.
 Puede expresarse también en forma de dislalias, trastornos articulatorios y
bradilalia.

Otras manifestaciones que se pueden presentar son:






 Hipotonía muscular: Se denomina a la disminución del tono muscular. Este
síntoma se observa en los niños pequeños, siendo de origen neurológico o no. En
las enfermedades de origen neurológico el problema puede estar localizado en el
sistema nervioso central o periférico.

Las características básicas son la disminución o falta de movimiento, la debilidad
muscular y la disminución del tono. Podemos hablar de dos tipos de hipotonía (en
cuanto al cuadro clínico):
a) Paralítica: la disminución o falta de movimiento se localiza a nivel
neuromuscular y al no ejercer movimiento el tono muscular se va perdiendo.
b) No Paralítica: el principal problema es la diminución del tono muscular sin
tener afectada la movilidad, localizándose la lesión a nivel del sistema
nervioso central.

Niño trabajando sus dificultades motrices
En la orientación diagnóstica son de mucha ayuda los antecedentes familiares como
ser la presencia de familiares enfermos, fallecidos, enfermedades genéticas,
enfermedades metabólicas, etc.

 Debilidad Motora: Este trastorno afecta a diferentes áreas del niño: al
afectivo, sensorial, psíquico y motor. Básicamente estos niños siempre
presentan tres características:

a) Torpeza en movimientos (movimientos pobres y dificultad en su realización).
b) Paratonía, es cuando el niño no puede relajar el tono muscular de forma
voluntaria; incluso en vez de relajarlos los contrae exageradamente.
c) Sincinesias.

 Inestabilidad Motriz: El niño con inestabilidad motriz es incapaz de inhibir
sus movimientos y ser constante en mantener un esfuerzo. Suele prevalecer la
hiperactividad y las alteraciones en los movimientos de coordinación motriz,
es un niño(a) problemático(a) y mal adaptado en el ámbito escolar; presenta
problemas de atención, de memoria y comprensión. Su fracaso escolar
aumenta su desinterés por los aprendizajes, liberando toda una serie de
alteraciones que recaen a su vez sobre otras.

 Inhibición Motriz: El niño inhibido motrizmente se muestra tenso y pasivo.
Siente temor a la desaprobación en relación con los demás; como
consecuencia serían los amplios movimientos corporales demasiado visibles.

 Retrasos de Maduración: Acá se valorará en relación al desarrollo motor de
un niño normal pero se deberán tener en cuenta factores, que incidan en este
retraso como una inmadurez afectiva, una actitud regresiva, dependencia y
pasividad.

 Desarmonías Tónico – Motoras: Se refiere a las alteraciones en el tono
muscular, teniendo que ver con las variaciones afectivas y emocionales. Entre
ellas tenemos:
a) Paratonía (explicada anteriormente).
b) Sincinesias: movimientos que se realizan de forma involuntaria al contraerse
un grupo muscular. Tiene que ver con una cierta inmadurez sobre el control del
tono.

 Trastornos del Esquema Corporal: En estos trastornos se diferencian dos
grupos:

1) Los trastornos relacionados al conocimiento y representación mental del
propio cuerpo.
2) Los trastornos referentes a la utilización del cuerpo (de la orientación en el
propio cuerpo y de éste en el espacio y su relación con el entorno).
Dentro de este grupo de trastornos encontramos:
a) Asomatognosia: el niño es incapaz de reconocer y nombrar en su cuerpo
alguna de sus partes, acarrea alguna lesión neurológica y es acompañado de otras
alteraciones motrices.
b) Trastornos de la lateralidad: son causa de alteraciones en la estructuración
espacial. Los más frecuentes son:
- Zurdería contrariada: aquellos niños
que siendo su lado izquierdo el
dominante, por influencias sociales
pasan a encubrirse con una falsa
dominancia diestra.
- Ambidextrismo: el niño utiliza
indistintamente los dos lados de su
cuerpo para realizar cosas.
Niño escribiendo.
- Lateralidad cruzada: es cuando el niño no tiene una lateralidad definida.
 Apraxias Infantiles: Estos niños(as) tiene una incapacidad para realizar
movimientos apropiados con un fin determinado (conoce el gesto que tiene
que hacer pero no es capaz de llevarlo a cabo).
Existen muchos tipos de apraxias y reciben el nombre en función de la localización
de su incapacidad:
 Apraxia Ideatoria: al niño le resulta imposible conceptualizar ese
movimiento.
 Apraxia de Realizaciones Motoras: al niño le resulta imposible ejecutar
determinado movimiento previamente elaborado. No hay trastorno del
esquema corporal sino que se observan movimientos lentos y faltos de
coordinación.
 Apraxia Constructiva: incapacidad de copiar imágenes o figuras geométricas.
 Apraxia Especializada: sólo afecta al movimiento realizado con determinada
parte del cuerpo.
 Apraxia Postural: referente a la incapacidad de realizar ciertas coordinaciones
motrices.
 Apraxias Espaciales: el niño muestra dificultad en imitar gestos, por más
simples que sean, ya que ha perdido los puntos de referencia fundamentales
(de arriba – abajo, derecha – izquierda, adentro – afuera, adelante – atrás).

 Dispraxias Infantiles Se trata de apraxias leves. El niño presenta una falta de
organización del movimiento. No hay lesión neurológica y las áreas que
sufren más alteraciones son la del esquema corporal y la orientación con
respecto al tiempo y el espacio.

Por lo tanto una vez que hemos mencionado los diversos tipos de trastornos y sus
consecuencia en los niños, podemos decir que el aprendizaje no se produce de una
manera estable, se caracteriza por los altibajos que presenta; las dificultades en el
aprendizaje escolar por causa emocional ocupan un lugar notable, no sólo por la
frecuencia con la que aparece sino también por la implicación que tienen en los
procesos escolares.

Con referencia al área psíquica de un niño y en relación con los procesos de
aprendizajes pedagógicos, podríamos mencionar una gran diversidad de alteraciones
del aprendizaje escolar.

Así se instalaría dentro de los grados más leves las descompensaciones súbitas y
momentáneas en el camino del aprendizaje y que obedecen a situaciones que se
producen en el entorno del niño. Son situaciones críticas de cambio, que exigen
nuevos ajustes del niño y pueden producirse tanto en la vida familiar como en el la
escuela, en la relación con sus padres o con el docente.

Dentro de los cuadros más severos de causa psicógena se encuentran los trastornos
del comportamiento y la conducta, los que en ocasiones dificultan la permanencia del
niño en la escuela. Estas alteraciones de la personalidad y del pensamiento hacen
prácticamente imposible el proceso de aprendizaje.

Los trastornos del aprendizaje pedagógico de
causa psicógena en la escuela se caracterizan
fundamentalmente por un rendimiento escolar
que puede ir acompañado con distintos grados
de dificultad y diversas formas de la conducta
comunicativa. Esto puede producir un retraso
respecto al resto del grupo, y en otras
ocasiones no trabajan o lo hacen de manera inadecuada. En un día pueden resolver
excelentemente problemas matemáticos, y no resolver temas del área de Lengua, y al
día siguiente trabajar de manera inversa, al observar sus cuadernos de clases se
evidencia la inestabilidad de su accionar, se trata de cuadernos muy desprolijos, en
los que se evidencia entre otros indicadores sintomáticos: escritura, garabatos o
dibujos en los márgenes, hojas manchadas, plegadas y rotas, con frecuencia presenta
espacios en blanco e incluso hojas salteadas, diferencia muy marcada en el tamaño
de la letra que difiere no sólo de un día a otro sino en una misma producción escrita,
utilización arbitraria del espacio, trabajos incompletos, errores de índole arbitraria en
la escritura.

Niño con dificultades motrices
Hemos encontrado en los dictados realizados a nuestros estudiantes los siguientes
ejemplos:

Pppato por pato, Kcama por Cama, Ynasistir por No ir, Gerrra por Guerra. Los
descriptos son ejemplos reales de imágenes de alteración del aprendizaje de causa
emocional o psicógena.

Ponemos un ejemplo de un dictado realizado a Danielito un niño de 6 años.

Psssm pppsssammappp ppsa psa psa
Pssammasa ppsappsappsa
Psasammasasp pppsasa
Psamsasmas ppspa
Psamasam psa
Psasps ps
Psasa
Psa

Por ejemplo debajo de un título de matemática que el niño mismo ha escrito o
copiado del pizarrón, garabatea, dibuja, pega figuras o responde de una manera
absolutamente arbitraria.

Un niño que está cursando el segundo de básica debió haber copiado del pizarrón lo
siguiente, y resolverlo:

Matemática

3+2+4=
1+6+2=
5+3+4=
6+1+2=
2+3+4=


En su cuaderno de clases, copia y produce lo siguiente:

3+2+4=
1+6+2=
5+4+3=
6+2+1
6+1++++2
3+3+4
3+1+4
+3
+3
+4
+3
+1
+4

Se observa que las dos primeras operaciones las realiza correctamente,
posteriormente lo copiado no coincide con lo está escrito en el pizarrón, porque lo
modifica o agrega elementos.

La impresión que causan estos cuadernos, es una especie de exclusión o quizá de
autoexclusión, en relación con la actividad que se realiza en el aula. Estos son el
resultados de los componentes emocionales que van acompañados a los trastornos
del aprendizaje pedagógico sea cual fuese su causa.

Siendo elementos asociados, lo emocional brota de manera reactiva a la patología de
base. Es la respuesta de demostrar por parte del niño(a) su incapacidad para efectuar
procesos constructivos a mismo ritmo que sus compañeros. Esto pone en una
situación de desventaja debido a los problemas para aprender, originando la
aparición de indicadores de desajuste emocional.

En cuanto a la incidencia de factores físicos, la desnutrición ocupa un lugar
importante, reproduce por causa socio-económica, que se inicia desde los primeros
meses de vida hasta la iniciación de la escuela y posterior a ella. Como también
influyen las dietas inadecuadas, mal balanceadas en el proceso de aprendizaje.

Ciertas enfermedades crónicas, infecciosas y endéicas, producen retraso en las
construcciones pedagógicas, las alteraciones de visión y audición hacen más
dificultoso al niño los procesos del aprendizaje escolar.

1.3. Alteraciones del desenvolvimiento escolar.

Las principales alteraciones en el desenvolvimiento escolar son:
Alteraciones en la lectura
Alteraciones en las funciones intelectuales
Alteraciones de lateralidad
Alteraciones del esquema corporal
Alteraciones de la estructura temporal y rítmica
Alteraciones motrices de los ojos
Alteraciones en el lenguaje

Alteraciones en la lectura.- es una lectura transmitida con varios errores que
deforman el aspecto expresivo y comprensivo de la misma.
Alteraciones en las funciones intelectuales.- estas alteraciones inciden sobre la
atención, depresión, angustia, disturbios familiares, inestabilidad emocional, y
agotamiento. Las funciones intelectuales que intervienen en el proceso de
aprendizaje son la atención, percepción, simbolización y la memoria.
Alteraciones de lateralidad.- son los problemas en la dominancia de miembros
inferiores y superiores en derecha o izquierda.
Recordemos que el éxito en una buena escritura no se basa en que si el estudiante es
diestro, sino en que posea una lateralidad diestra o zurda bien definida y bien
instalada.
Alteraciones del esquema corporal.- se relaciona con
la conciencia inarticulada del cuerpo y de las
posibilidades motrices, una buena estructuración del
esquema corporal es fundamental para el proceso del
aprendizaje de la lectoescritura.
Alteraciones de la estructura temporal y rítmica.- se
refiere a al desorden en la estructuración temporal
altera la integración sucesiva de las cosas, el
orden y la duración son los pilares básicos en la adquisición de la
lectoescritura.
El niño mediante la actividad va adquiriendo una conciencia temporal que implica la
posibilidad de estimar la sucesión y duración esto se debe a que toda acción ocupa un
tiempo.
Alteraciones motrices de los ojos.- es la anormalidad de los movimientos oculares y
de coordinación que altera otras funciones motoras del aprendizaje.
Alteraciones en el lenguaje.- es un trastorno de la expresión vocal por
funcionamiento laríngeo perturbado, con una unión anormal de las cuerdas. El tono
de voz sufre variaciones hacia una tonalidad aguda o grave, además puede alterarse
el timbre y la inestabilidad de la voz (ronquera, voz apagada) este fenómeno se puede
observar en la pubertad.
1.4. Bloqueo del Aprendizaje.

Un bloqueo ocurre cuando se impide el éxito de alguna cosa, también significa
impedir el movimiento a través de algo.

Cuando ocurre un bloqueo de aprendizaje, nuestro sistema mente cuerpo no capta la
información de manera óptima e inclusive aprender, conducen a que para los
estudiantes les sea dificultoso aprender. Es importante observar y comprender que a
veces un estudiante no puede aprender fácilmente ya que pudieron haber ingresado al
contexto del aprendizaje sin las habilidades neurológicas y fisiológicas preparadas
para esto, por ejemplo: niños que les cuesta copiar del pizarrón o aprietan demasiado
Niño con dificultades en su
lateralidad
sus lápices, o niños que dicen que “odian” la lectura, o que toman la matemática
como un problema, o que no pueden deletrear. Estos son algunos ejemplos de
bloqueos de aprendizaje sin importar la edad, ya que cualquier persona lo puede
padecer.

Como docentes tenemos muchos desafíos y
responsabilidades, también debemos ser conscientes de
que somos la “autoridad” en el aula, además con este
conocimiento podemos apoyar la autoconfianza de
nuestros hijos y estudiantes.

Unas de las causas principales que origina el bloqueo de
aprendizaje es fundamentalmente el estrés, la mayoría
de estos se presentan de diversas formas, pero ellos
pueden superarse a través de sesiones de equilibrio,
distintos tipos de estresores crean bloqueos en nuestro sistema mente cuerpo y
pueden ser: visuales, auditivos, visuales y auditivos, de coordinación y otros

Entre los diversos tipos de bloqueos tenemos los mentales, emocionales y físicos,
independientemente del tipo de bloqueo que se esté sufriendo, al saber que el cuerpo
y la mente están interconectados se deduce que un bloqueo en nuestras mentes
también produce bloqueos en el cuerpo y viceversa.

Al encontrarnos estresados suceden muchas cosas en el cuerpo y también en el
cerebro, ya que crea un estado de conciencia disminuido, se liberan las hormonas del
estrés, a nivel muscular el reflejo del tendón de la guardia se dispara llevado a un
acortamiento de los músculos de la pantorrilla, bloqueando la parte posterior de las
rodillas y el cuerpo se alista para huir o para luchar.

Ante un problema percibido como amenaza por nuestro sistema, sea real o
imaginario podemos entrar en una reacción enfrentando la situación en este estado
estresante (lucha) o también ignorarlo escapando del mismo, si nos dejamos llevar
Niña con bloqueo en su
aprendizaje
por esta reacción automática, nuestra habilidad para pensar claramente disminuye
considerablemente y nuestro cerebro posteriormente toma la dirección.

Generalmente los bloqueos son adquiridos a nivel de subconsciente en edades
tempranas, por tanto estas experiencias tienden a ser olvidadas, sin recordarlas de
manera consciente perturbando así a la persona más allá de su conciencia.

Los bloqueos mentales en un estudiante pueden convencerle que no es lo suficiente
bueno en cierta materia y esto conlleva a crear un escenario para un aprendizaje
difícil. Las emociones son muy importante porque pueden causar bloqueos en el
aprendizaje, al sentir miedo, dolor, o sufrimos cualquier emoción negativa, se
produce un cortocircuito en el cerebro. No es de sorprenderse que entonces
podamos tener dificultades para ver, escuchar, coordinar y hasta en expresarnos.

Como docentes debemos preguntarnos ¿qué puedo hacer yo? cuando vemos las
posturas corporales de los estudiantes en sus distintas actividades académicas y
observamos si tienen algunos de estos síntomas nos puede dar una pauta de lo que el
niño esta atravesando.

Entre otros bloqueos de aprendizaje tenemos: invertir letras, números, no acordarse
de algo en un examen (aquí interfiere el estrés, miedos) y evitar algo.

Ponemos citar cuando solicitamos la ayuda de un estudiante de la clase para que
realice una lectura, dicho estudiante comienza su lectura y comete muchos errores
porque no sabía cómo pronunciar una palabra, cada vez que lee sus compañeros se
ríen esto provoca que se sienta avergonzado y cometa aún más errores y cuando se le
vuelva a pedir que lea, su cuerpo recordará aquella mala experiencia de la vez
anterior, entonces, tartamudea, se siente confundido antes de empezar a leer, y
cuando empieza a hacerlo nuevamente comete más errores y se siente avergonzado
de leer en voz alta, ahora ya no quiere leer más en voz alta. Esto a su vez, va
afectando la autoestima del niño y va creando una pobre autoimagen, lo cual no
ayuda a un aprendizaje fluido, y cuando sabe que la clase siguiente le toca leer, le
dice a su madre que se siente mal para no ir a la escuela, este es un bloqueo por
evitación.
Hay que estar consciente de estas posibles “dificultades” para no estresar o exigir
aun más al estudiante que está padeciendo estos trastornos y que por esa razón ya no
disfruta de su aprendizaje, también es conveniente realizar más ejercicios físicos de
integración, además de consultar a un especialista que pueda ayudar a solucionar
estos temas.


1.5. Trastornos de la actividad motora

Estos trastornos motores que no tienen compromiso orgánico y que están vinculados
con las dificultades en el aprendizaje son:
Hiperactividad
Hipoactividad
Falta de coordinación visomotora
Déficit de la motricidad fina.

1.5.1. Hiperactividad

Concepto: “Según D. J. Safer y R. P. Allen, la
hiperactividad es un trastorno del desarrollo
concebido como retraso en el desarrollo, que
constituye una pauta de conducta persistente,
caracterizada por inquietud y falta de atención
excesivas y que se manifiesta en situaciones que
requiere inhibición motora. Aparece entre los dos y
tres años y comienza a remitir durante la
adolescencia” 6

6 Enciclopedia Pedagógica Práctica, “Escuela para Maestros”, Problemas de aprendizaje. Editorial Cadiex Internacional. S.A.
Montevideo Uruguay. 2007. “Problemas de aprendizaje”. Pág.389.

Niño con excesiva
actividad física.
La hiperactividad en los niños es considerada como normal, cuando se produce
dentro de una etapa de la vida infantil más o menos entre los dos y los tres años de
edad.
La hiperactividad no es un síndrome nuevo esta presente como rasgo conductual del
ser humano desde hace muchos años, en el ano 1900 es cuando se empieza a esbozar
las primeras teorías que luego dio lugar a lo que llamamos síndrome hiperkinesico.
El médico ingles Dr. Still denomino al actual Hiperactividad como “Déficit de
control moral” bajo esta denominación se ponía a los niños u se movían
constantemente, que tocaban todo, que no pedían permiso, no acataban las
indicaciones, no escuchaban cuando se es hablaba, no prestaban atención y no
terminaban lo que empezaban
El síndrome hiperactivo es cuando un niño no puede estarse un instante quieto,
muestra un comportamiento activo muy por encima de lo común, la hiperactividad
puede ser motora o verbal, todo esto produce intranquilidad e impulsividad en los
niños.
Este es motivo de inadaptación en la escuela, en la familia y hasta en la sociedad.
Cuando el maestro no toma en cuenta esas dificultades los progresos será escasos, su
ejecución inadecuada y una conducta problemática.
La hiperactividad en una de las mas comunes; el niño es muy inquieto, pues está
siempre en movimiento, es incapaz de estar sin mover los pies, las manos, levantarse,
golpear la regla o el lápiz; donde quiera que se encuentre esta distraído y es un
charlatán, por tanto esta circunstancias perturba las condiciones y la predisposición
para aprender.
Los padres lo comentan primero con el Médico (Pediatra)al notar la falta de atención
y la inquietud constante, también los alerta sobre el comportamiento e inquietud del
niño los profesores y educadores.
Este trastorno ha recibido muchos nombres en el pasado como: Daño o disfunción
cerebral mínima, Hiperkinesia, Hiperactividad y déficit de atención…Pero todo ello
engloba una alteración importante en la atención y una extrema actividad del niño.
El porcentaje estimado de niños con este problema es entre el 3 y 5% entre niños de
edad escolar, siendo seis veces mas frecuente en los varones, según información
obtenida de www.psicopedagogia.com/articulos/?artículo=423.
Algunas corrientes afirman que el niño hiperactivo tiene un trastorno tanto físico
como mental porque el daño en la estructura cerebral produce dificultades en el
aprendizaje.
El niño hiperactivo se mueve más, es menos reflexivo y es más distraído que los
niños de su misma edad y temperamento, para que la hiperactividad sea considerar
un trastorno, los síntomas se deben observar tanto en casa como en la escuela durante
un periodo de tiempo continuado y superior a los seis meses y las alteraciones
constantes del trastorno pueden ser observadas por los padres en tres áreas:

Atención.- el niño se distrae con facilidad incluso cuando juega, no presta
atención a los detalles y su trabajo escolar suele ser sucio y desordenado, a
menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente, pasa de una
actividad a otra sin terminar la que esta haciendo, le cuesta mantener la
sostener la atención y por ello suele enterarse parcialmente de las
instrucciones y órdenes que se le da. Olvida con facilidad que tiene que hacer,
y a menudo extravía el material que necesita para sus clases, o no sabe que
tareas lleva para realizarlas en casa o se olvida el uniforme de deporte el día
que tiene partido de fútbol.

Autocontrol de los impulsos.- el niño suele hacer exclamaciones o responde
antes de que terminen de hacerle la pregunta, le resulta difícil esperar su turno
y se inmiscuye en conversaciones y los juegos de los demás, es decir actúa
sin pensar y a veces no respeta las normas sociales.

Actividad motriz excesiva.- el niño que sufre este trastorno es incapaz de
estarse quieto, cuando debe estar sentado mueve continuamente las manos y
pies o se levanta, además corre o salta en momentos menos esperados.

Características: el niño hiperactivo tiene las siguientes manifestaciones de
conducta:
 Se distrae fácilmente.
 Se muestra inquieto
 Esta en continuo movimiento.
 Cambia de actividad sin terminar la anterior.
 Molesta a los demás niños.
 Extrema sociabilidad.
 Líder.
 Agresivo.
 Desobediente

Los niños hiperactivos son muy sociables, pero cuando se relacionan con otros niños
pelean continuamente porque ellos quieren imponer su voluntad, demuestran
agresividad al ser molestados, pueden ser crueles, destructores y lideres. Es
desinhibido, su indiscreción y descontrol producen irritación en sus compañeros que
se protegen de él excluyéndolo del los juegos, y al momento que es aislado él
reacciona enojándose.
Al ser muy impulsivo puede llegar a sufrir accidentes pues no mide los peligros, ni
ve las posibles consecuencias de sus actos; reflexiona escasamente dando lugar a lo
problemas en la disciplina escolar, porque incumple las normas.
Ante los padres asoman como flojos en la tarea escolar razón por la cual son tratados
con violencia y castigados frecuentemente.
Ante los maestros son considerados niños problema; no tienen buen aprendizaje, su
conducta es regular o pésima, ante estas condiciones son rubricados como deficientes
mentales o tontos, cuando en realidad pueden ser niños con inteligencia normal o
superior.
Son impacientes, por eso le atraen las actividades que le permiten ver resultados
inmediatos, exige que los adultos respondan con rapidez a sus necesidades, por eso
los padres deben ayudarlo a soportar la espera sin censurar su impaciencia ni
mostrarse enfadados y la frustración cuando no lo consigue, de esta manera evitará
Niño con cualidades de
hiperactividad
las pataletas y descargas de agresividad verbal o física, es mejor dejar retrasar su
respuesta, es útil que los padres hablen de los que están haciendo mientras él espera
“mira voy a limpiar la habitación y luego jugamos” y así poco a poco el niño se
acostumbrará a esperar.
Diagnóstico:
Dentro del hogar este tipo de niño acarrea problemas como en las madres por lo
general se encuentran al borde de un ataque de nervios porque desde su nacimiento
no duermen bien o lloran continuamente, aparentan ser muy inteligentes, suelen
hablar demasiado, no disfrutan en ningún lado pues agota a todo el mundo, pues es
inquieto en todo momento y lugar.
Al momento en que inicia la etapa escolar es donde comienzan los fracasos, los
profesores son los que se percatan de que no presta atención y muchas de las veces
los envían donde el otorrino para que le realicen una audiometría ya que pareciera
que no escucha nada de los que se está diciendo. Su rendimiento escolar suele ser
variable un día logra hacer bien una tarea y al día siguiente no sabe cómo hacerla
esto hace que los padres crean que su hijo no rinde en la escuela porque es perezoso.
Algo que confunde a los padres es ver que sus hijos están muy atentos a los
videojuegos y piensan que es posible prestar la misma atención en la escuela.
Pensar que el niño(a) regule sus síntomas a voluntad es un error, por ende los padres
deben aceptar que su hijo no puede controlarse ante las exigencias diarias de la
sociedad
La sociedad Americana de Psiquiatría presenta un Manual Diagnóstico y Estadístico
de los síntomas que presentan este tipo de niños de los que constan en esta lista
deben darse por lo menos 6 de ellos.
Para realizar un diagnóstico es importante tener en cuenta que se debe apuntar a
evaluar los contenidos pedagógicos que no han sido alcanzados por la falta de
atención y concentración y por su continuo movimiento. El maestro debe medir cual
es el más alto umbral de atención y concentración en las actividades escritas y orales
para luego realizar un refuerzo y evitar dar diagnósticos erróneos.
Trastornos asociados.- alrededor del 40% de los niños que presentan este trastorno
tienen dificultades en el aprendizaje originando el abandono de los estudios en la
adolescencia, al no ser tratados adecuadamente en la etapa escolar. Casi el 50% de
ellos tienen asociada alguna alteración psiquiátrica, como problemas de ansiedad con
rabietas, miedos, depresión y baja autoestima; en un 20% también trastornos de
oposición; en un 25% todo tipo de trastornos de conducta.
La baja autoestima está presente en un 25%, como también conductas antisociales en
la adolescencia, especialmente en familias de riesgo (abuso de drogas, alcoholismo,
violencia).
Aunque la sintomatología cede con la edad, alguno de ellos puede persistir en la
adultez hasta un 40 a 60% de los casos.
Tipos de trastornos

Fuente: www.psicopedagogia.com/articulos/?artículo=423
Causa: Expertos indican como causas del trastorno por déficit de atención e
hiperactividad intervienen factores biológicos y genéticos.
Entre los factores genéticos podemos hablar de complicaciones:
 Prenatales
 Perinatales y
 Postnatales.

Entre otras causas comprobadas está el consumo materno de alcohol drogas, e
incluso tabaco, el bajo peso al nacer, o dificultades en el momento del parto,
lesiones cerebrales, etc., los agentes ambientales pueden contribuir a su desarrollo
como: las psicopatologías paternas, bajo nivel económico, marginalidad, estrés
familiar, un entorno inestable de la familia puede acrecentar dicho trastorno.
Estudios demuestran la existencia del trastorno entre hermanos es de un 17 a 41%.
En gemelos univitelinos el porcentaje de trastorno es hasta de 80%. Si los padres han
padecido el síndrome sus hijos tienen un riesgo del 44% de heredarlo.
Tratamiento.
Para combatir la hiperactividad infantil se recomienda el uso de medicación con el
tratamiento psicológico, el medicamento disminuye la inquietud motora y aumenta la
capacidad de atención y concentración, es necesario para que los efectos del
tratamiento perduren el niño debe aprender a controlar su conducta.
El tratamiento psicológico le ayudará a controlar su impulsividad y le da pautas para
mejorar el desarrollo de sus actividades, enseñándole a reflexionar antes de actuar y
supervisarlo mientras realiza las tareas. Algunas técnicas se basan en enseñar al niño
a pensar a partir de preguntas ¿Qué he de hacer? ¿Cuál es el problema? Y así el niño
analizara las posibilidades antes de actuar y elegir la más apropiada.
Si el trastorno ha afectado el aprendizaje de la lectura, escritura o cálculo se
planificara un tratamiento psicopedagógico que compensen las lagunas en estos
conocimientos básicos. En el tratamiento se requiere de la colaboración
conjuntamente de los padres y maestros. Un niño hiperactivo necesita maestros
comprensivos y flexibles que no lo regañen y castiguen cada vez que se distrae o
alborota y comprender que no lo hace por su voluntad sino que no puede evitarlo.

Para disminuir las repercusiones de su problemas en el aprendizaje es conveniente
que se seleccionen los conceptos más importantes y se le los contenidos en pequeñas
dosis, tratando de aprovechar al máximo su capacidad de atención, requiere
frecuentes períodos de descanso ya que se cansa con facilidad.
En la siguiente imagen y con los adelantos científicos podremos observar el
funcionamiento del cerebro.
Funcionamiento del cerebro.
El cerebro de la izquierda es de un niño sin el
trastorno y el otro es de un niño con TDAH,
la parte anaranjada, blanca y roja del cerebro
de la izquierda nos indica que existe más
actividad ante una tarea que requiere atención
continuada…
Por eso es básico que sepamos distinguir un
niño inquieto de un niño con déficit de
atención con o sin hiperactividad para así darle el tratamiento adecuado lo más
pronto posible.
1.5.2. Hipoactividad

Concepto: es aquel niño que es sumamente tranquilo (hasta puede pasar
inadvertido) y cuando realiza alguna actividad sea recreativa o pedagógica, es lento y
sus reacciones siempre llegan fuera del tiempo esperado, son calmados reaccionan
más lentamente a las situaciones y se dejan llevar por los demás con mayor facilidad.
Los niños con hipoactividad son tan callados que
muchas veces pueden estar al lado nuestro y no lo
notamos. Son seres pasivos y tranquilos.
Generalmente todos nos preocupan por los niños
bullangueros, que corren por todos lados y
revolucionan cada lugar, pero qué sucede con los que
son tranquilos, callados y parece que siempre viven en
la luna.


Tomografía por emisión de
positrones (PET)
Nino presenta cualidades de
Hipoactividad
La mayoría de los niños hipoactivos son incapaces de integrarse al grupo, puesto que
siempre actúan más lento que sus compañeros. Además, son muy poco
comunicativos e incapaces de seguir instrucciones.
El 50% de los menores que lo manifiesta tiene una falta de motivación para realizar
las actividades diarias, conduciendo a la hipoactividad pudiendo ser un síntoma del
déficit atencional.
La hipoactividad generalmente no es diagnosticada, o si lo es ya es demasiado tarde,
este síndrome se presenta en su mayoría en las mujeres.
Aunque un niño tranquilo resulte más dócil y manejable no se le debe asignar
muchas responsabilidades, aislarlo, ni intentar cambiar su modo de ser, debemos
respetar su preferencia por actividades mas sedentarias, pero es importante animarle
a practicar algún deporte al aire libre sea este competitivo o no.
Dependerá mucho del trato de los padres hacia sus hijos para que vaya adquiriendo
ciertos comportamientos, como por ejemplo si son demasiado severos y exigentes y
si son lo bastante cálidos y cariñosos con su hijo, pues desde muy pequeño puede
cohibir su espontaneidad para no molestarlos o para no perder su cariño,
convirtiéndose en un niño sumamente dócil.
Estos niños demasiados buenos u obedientes pueden
desarrollar inseguridad y baja autoestima, además tienen
problemas para socializarse con sus compañeros al estar
recortados en su espontaneidad pueden ser fácilmente
ignorados y ser objeto de burlas y abusos.
Es primordial para que se desarrollen de una forma sana,
jugar y expresarse dando rienda suelta a su energía,
consiguiendo un crecimiento feliz, brindándole muchas
muestras de cariño incondicional, que no tienen que ser
perfectos y que lo que más les importa es su felicidad.
Es recomendable demostrarles abundantes muestra físicas y verbales de cariño como
abrazos, besos, caricias, elogios y frases tiernas, dedicarles todo el tiempo posible y
Camila alejada del grupo
llevarlos o acompañarlo a los lugares de su preferencia para que vivan el amor que se
les profesa y no tengan miedo a mostrarse y expresarse tal y como son.

Características
Los niños que padecen este tipo de trastorno presentan las siguientes características
en su comportamiento:
Pasa inadvertido
Es muy tranquilo
Trabaja lento.
Es de aprendizaje lento y atrasado.


Diagnóstico.
Son aquellos niños que no consiguen centrar su atención en lo que hacen ya sea en
tareas escolares o juegos, cualquier estímulo los atrae y dejan de hacer lo que estaban
haciendo, esto no les permite progresar en la escuela y afecta en sus relaciones
personales.
Este se inicia antes de los 7 años aproximadamente entre el 3 al 7% de los escolares
la padecen y tiende a declinar en la pubertad excepto en aquellos casos en que el
trastorno persiste hasta la edad adulta.
Al niño hipoactivo recuesta mucho atender a las explicaciones de los profesores, no
copian bien los deberes, en las áreas donde este retraso se acentúa mas es la lectura,
escritura y las matemáticas.
Los constantes reproches por su falta de atención suele provocar en los niños rechazo
hacia lo escolar, este trastorno afecta también en las relaciones con sus compañeros
de clase.


1.5.3. Falta de Coordinación visomotora
Concepto: esta dificultad se observa desde el primer año del ciclo escolar, ante las
alteraciones de espacio, motricidad fina y gruesa y torpeza motora.



Hay niños que les cuesta pasar de un tema a otro, o preguntan reiteradas veces lo
mismo o siempre hablan de lo mismo.
En la escritura cometen errores perseverantes en el plano gráfico y a pesar de las
correcciones vuelven a hacerlo mal, pintan toda la hoja sin cesar y del mismo color;
siempre repiten los mismos dibujos, usan la goma sin límite, etc.
Características
Los niños(as) con este trastorno presentan en su comportamiento ciertas
características como son:
Alteraciones en el manejo del espacio y motricidad.
Torpeza
Lectoescritura deficiente.

Diagnóstico.
Son aquellos niños que presentan dificultad para actividades de coordinación como
son: correr, agarrar objetos, saltar, etc. Tiene dificultad en la escritura y actividades
gráficas manuales pueden tener dificultad también en el equilibrio.
Niños realizado ejercicios de coordinación visomotora
Otra conducta común entre los niños con déficit de coordinación es la perseverancia
que es repetir o continuar una conducta a nivel verbal, escrito, en la lectura en la
expresión corporal.
Conceptos Básicos utilizados en la motricidad
La aptitud física.- es la capacidad del cuerpo humano para satisfacer las exigencias
del ambiente y la vida cotidiana, nos ayudan a desarrollar una vida dinámica y
positiva. La mayoría de personas tienen las condiciones de realizar algún tipo de
ejercicio frecuente como bailar, marchar, trotar o practicar algún deporte, realizar un
calentamiento gradual y seguir con un proceso de preparación física para conseguir
elasticidad en nuestro cuerpo, para evitar lesiones de las articulaciones y de los
músculos. Es importante mantener una dieta nutritiva y equilibrada.
Las destrezas motrices básicas se complementan con los ejercicios de calentamiento
físico relacionados con la Elogación muscular, movilidad muscular, respiración y
relajación muscular. Las destrezas motrices básicas pueden ser generales y
específicas.
Las destrezas generales.- son los movimientos del cuerpo que realizamos en
actividades cotidianas, como: saltar, trepar, caminar, lanzar, trotar, correr,
brincar, etc.
Las destrezas específicas.- se refiere a las actividades dirigidas al desarrollo de
una sola actividad.
Movilidad articular.- son una serie de movimientos oscilatorios que se realizan
con los brazos, piernas, tronco, cuello, rodillas, tobillos, caderas, etc.; para lograr
mayor agilidad y amplitud en esos segmentos del cuerpo; junto con la capacidad
aeróbica y anaeróbica es una actividad física que nos permite mejorar la práctica
deportiva.
Elongación muscular.- es la realización de diferentes movimientos de
estiramiento muscular o flexibilidad, con ella conseguimos:
 Disminuir lesiones de articulaciones y de músculos, al realizar ejercicios de
Cultura Física y actividades deportivas.
 Acondiciona al organismo para adquirir destrezas deportivas.
 Fortalece los ligamentos.
 Proporciona mayor elasticidad en los músculos
Capacidades aeróbicas y anaeróbicas.- El ejercicio aeróbico implica la contracción
de grupos musculares contra una resistencia baja a lo largo de un recorrido largo; al
correr, nadar o hacer gimnasia; mientras que en el ejercicio anaeróbico los músculos
se mueven en contra de una resistencia elevada a lo largo de un recorrido corto, esto
sucede al empujar o tirar de un objeto especialmente diseñado para ello, como: pesas,
resortes, etc. El ejercicio anaeróbico desarrolla los músculos largos y el aeróbico es
beneficioso para el sistema cardiovascular.