You are on page 1of 226

MANUAL ·

"""'
DE DISENO
GEOTECNICO
V0LUMEN 1
1 Estudios. geotécnicos
2 . Diseño del Metro en cajón
-
MANUAL DE
DISEÑO GEOTECNJCO
VOLUMEN 1
1 ESTUDIOS GEOTECNICOS
2 DISEÑO DEL METRO EN CAJON
COORDINADORES:
AUTORES:
JOSE MARIA RIOBOO
CONST ANClO RODRIGUEZ
ENRIQUE TAMEZ
ENRIQUE SANTOYO
FEDERICO MOOSER
CARLOS E GUTIERREZ
COMISION DE VIALIDAD Y TRANSPORTE URBANO
MEXICO AGOSTO DE 1987
,--
1
MANUAL DE DISEÑO GEOTECNICO
VOL CAPITULOS
1
1 ESTUDIOS GEOTECNICOS
2 DISEÑO DEL METRO EN CAJON
2
3 DISEÑO DEL METRO EN TU NEL
3
4 DISEÑO DEL METRO ELEVADO
4
5 PROCEDIMIENTOS DE CONSTRUCCION
1
l_
CONTENIDO DEL VOLUMEN 1
• PRES!:NT ACION
• ESTRUCTURA DEL MANUAL
CAPITULO 1 ESTUDIOS GEOTECNICOS
A INTROLJUCCION
8 ANTECEDENTES GEOLOGICOS
C EXPLORACION GEOTECNICA
O ANTECEDENTES GEOTECNICOS
CAPITULO 2 DISEÑO DEL METRO EN CAJON
A INTRODUCCION
8 DISEÑO GEOTECNICO
C RECOMENDACIONES GEOTECNICAS
O SUPERVISION GEOTECNICA
E_INSTRUMENT ACION DE CAMPO
\ ~   .
INDICE DEL VOLUMEN 1
PRESENTACJON . . . . . . . . . . . . . . .. .. . . . ... ... ....... .. ....... . ...... 1
ESTRUCTURA DEL MANUAL . .. . ...... . . .. ... . ..... ... ...... . .... . . .. .. 2
CAPITULO 1 ESTUDIOS GEOTECNICOS
A INTRODUCCJON ...... ..... ...... .. . .... ... . .. . ... . .............. 3
B ANTECEDENTES GEOLOGICOS
1. CARACTERISTI CAS GEOLOGICAS Y GEOTECNICAS . .. ..... ... .......... . 5
1. 1 GENERALIDADES ........ .. . ...... . . .... .. . . .... . .. . .... .. ... . ..... 5
1 . 1 . 1 Marco geológico general .......... ... .. . . .... ......... . . .. ......... 5
1. 1 . 2 Marco paleocli mático ..... . .. ....... .. ..... .. . ......... . ......... . 6
1. 1 .3 Marco vulcanológico ....... . . . ..... . ...... . .. . ... . . .... . ....... .. . 7
1. 1 . 4 Estratigrafía general .............. .. ........... ...... .. . . .. . . ..... 8
1 . 2 DEPOSITOS DEL LAGO
1 . 2. 1 Proceso de formación de los suelos ..... .. .. . ............. ..... . ... .... 9
1 . 2. 2 Evolución de las propiedades mecánicas ...................... .... .... . . 1 O
1 . 2. 3 Características estratigráficas ........ . ... ......... . ... .. ...... . . . .. 1 2
1.3 DEPOSITOS DE TRANSICION
1.3.1 Características generales ... .. .... . .. ... .. . . . .. . . . . . .......... .. ... 14
1. 3 . 2 Condición interestratificada del poniente ....... .. .. .. ................. . . 1 4
1 . 3 . 3 Condición abrupta cercana a los cerros .. . .. . . ... . . . .... . . ... . .. ........ 1 4
1 . 4 DEPOSITOS DE LAS LOMAS
1 . 4. 1 Características generales .................... ............. . .. .. . ... 1 5
1 .4 . 2 Zona pon1ente ........ . .. ..... . . . . . . . .. ... .. . ..... ...... ....... 1 5
1.4 .3 Zona norte ........... ...... ..... . ........ ...... .. ............ 16
2. ZONI FICACION GEOTECNICA ...... . . .... . .... .. .... ......... . ...... 17
, ... '
[L
2. 1 ZONA DEL LAGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ........... 17
2. 1 . 1 Lago Virgen ....... . ... ..... . ... .. . .... . ...... .. . .... . . .. .. ... 1 8
2. 1. 2LagoCentro l . . ... . . .... . .... . ........................ . . . .. . ... 18
2. 1.3 Lago Centro 11 ........ . .. ... .. . . ... . .. . .. ....... .. . ... .. .. .. .. . 18
11
2 . 2 ZONA DE TRANSICION
2 . 2 . 1 lnterestra!lflcada del poniente .......... . ....... ..... ............ .... 18
2. 2 . 2 Abrupta cercana a los cerros . . . . . . . ... . ..... .. .... .... . . . . . . ... ... 20
2 .3 ZONA DE LOMAS ........... . ....... . .... . .... . ........... . . . ..... 21
3 REFERENCIAS . .. .. ... .............. ... . ... . ... . ..... . .. . ... .. . .. 23
C EXPLORACION GEOTECNICA
FEG-0 1 RECONOCIMIENTO GEOLOGICO ... . .. .. .. .. ....... . ... ... .... .. 25
FEG-02 METODO GEOFISICO DE REFRACCION SISMICA .................... 26
FEG-03 METODO GEOFISICO DE RESISTIVIDAD ELECTRICA ... .. .. . . .. . ..... 29
FEG-04 POZO A CIELO ABIERTO . . . .................... . .. .. ...... ... 33
FEG-05 PRUEBA DE CONO ELECTRICO ... . ........ .............. .... ... 35
FEG-06 PRUEBA DE CONO MECANICO ........ . ... ... ......... .. . . ..... 40
FEG-07 PRUEBA DE PENETRACION ESTANDAR . . . .. . . . . .. ... . . ... ... . . . . 44
FEG-08 TECNICAS DE PERFORACION .......... ... . ............ . ... ... . 52
FEG-09 DETECCION DE CAVERNAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . 59
FEG-1 O BROCAS PARA PERFORACION DE SUELOS ... . .... . .... ......... .. 60
O ANTECEDENTES GEOTECNICOS
FAG-01 MUESTREO CON TUBO DE PARED DELGADA .. . ......... ... .. . ... . 6 9
FAG-02 MUESTREO CON TUBO DENTADO . . .... . .. . . .. ... ... . .......... 71
FAG-03 MUESTREO CON BARRIL DENISON . ................ . ........... 73
FAG-04 CONTROL Y PROTECCION DE LAS MUESTRAS
INALTERADAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . .. .. ... . ....... . ... . 76
FAG-05 CONTENIDO DE AGUA .... . ... . . ..... ... . .......... .... . ... . . 79
FAG-06 LIMITE LIQUIDO ....... .... .. .. ......... . ...... . ........ . . . . 81
FAG-07 LIMITE PLASTICO . .. ... . .... . . . .. ...... . . . .. . . . . .......... .. 84
FAG-08 PRUEBA DE TORCOMETRO ...... . . ....... . ... .. . .. .... . ....... 85
FAG-09 PRUEBAS DE RESISTENCIA AL CORTE UU .. ... . . ... . . . .. .. ...... . 87
FAG-1 O PRUEBAS DE RESISTE
1
NCIA AL CORTE CU .............. .. .... . ... 91
FAG-11 PRUEBA DE COMPRESIBILIDAD .......... . .. . . .. .. .. ... . .... . .. 94
FAG-1 2 PRUEBAS DE EXPANSIVIDAD .... ... ..... .. .. .. .... . . .. .. .. .... 99
FAG- 1 3 PRESENTACION DE LA INFORMACION GEOTECNICA
(ZONA DEL LAGO) ........... ..... ........... . ... . ....... 101
FAG-1 4 SONDEOS DE CORRELACION .... : ..... ............ . .......... 104
CAPITULO 2 DISEÑO DEL METRO EN CAJON
A INTRODUCCION
B DISEÑO GEOTECNICO
FDG-0 1 SOLUCIONES ESTRUCTURALES FACTIBLES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111
FDG-02 INFORMACION GEOTECNICA DI SPONIBLE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
FDG-03 EMPUJES HORIZON-;"ALES, ZONAS DEL LAGO Y TRANSICION .. ..... 11 5
FDG-04 EMPUJES HORIZONTALeS, ZONA DE LOMAS . . . . . . . . . . . . . . ..... 116
L
L_
111
FDG-05 ESTABI LI DAD DE LA EXCAVACION, ZONAS DEL LAGO Y DE
TRANSICION 1 1 8
FDG-06 ESTABILIDAD DE LA EXCAVACION, ZONA DE LOMAS . . . . . . . 123
FDG-07 ANALI SIS DE LA SOBRECOMPENSACION Y FLOTACION ..... . . .. 1 26
FDG-08 ANALISIS DE EXPANSIONES Y ASENTAMIENTOS, ZONA DEL LAGO Y
TRANSICION . . . . . . . . . . . . . ..... 127
FDG-09 RECOMENDACIONES PARA EL SISTEMA DE BOMBEO POR GRAVEDAD . 131
FDG-1 O ESTABILI ZACION DE EXCAVACIONES CON ABATIMI ENTO
ELECTROSMOTICO . . . . . . . . . . .. . . . ..... ... .... .... 132
FDG- 11 PROGRAMA DE INS TRUMENTACION . . . . . ...... ....... 135
C RECOMENDACIONES GEOTECNICAS
1 . ANTECEDENTES . . . . . . . . . . .
2. ZONA DEL LAGO
2. 1 EXPLORACION GEOTECNICA
2 . 1 . 1 Campaña de exploración . .
2. 1. 2 Condiciones est rat igráficas .. : .
2. 2 DISEÑO GEOTECNI CO PRELIMINAR
. . . ' .... .... ' .... . ..... .. 139
. ... .. . ... ' ' ' ' ' ... ' ............ 139
. ..... . .... ... ....... . . ... . . 139
2. 2 . 1 Definición del problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 1
2. 2. 2 Soluciones factibles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 1
2.3 INFORMACION GEOTECNI CA DE DETALLE
2. 3. 1 Instrumentación de exploración . . . . . ... . ... . . ... .. . .......... . .. .. 1 4 1
2.3 .2 Muestreo inalterado .. .... ............ ....... ... ..... . ...... ... . 14 1
2. 3 . 3 . Pruebas de laboratorio ...... ........ .......... . ... . .. . ...... . ... 1 4 1
2.4 DISEÑO GEOTECNICO DEFINITIVO
2. 4. 1 Perfi les y cortes geotécnicos ............. ......... . .... .... ........ 1 4 2
2 .4.2 Empujes horizontales . . . . . . . . . . . . . . . .. ... .............. .. ... .. . 142
2. 4. 3 Estabilidad de la excavación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 2
2 .4.4 Análisis de la sobrecompensac1ón y de flotación ....... . ..... . . . ...... ... . 143
2. 4. 5 Análisis de expansiones y asentamientos . . ................. ... ... . ... 1 44
2. 5 RECOMENDACIONES PARA CONSTRUCCION
2. 5 . 1 Trabajos preliminares . . . . . . . . .............. . . . .. . . . . . ... .. . .. 144
2. 5. 2 l ntrumentación para control de la excavación ............ . ........ . .... . . 1 44
2.5.3Abati mientodelnivel freá tico .......... . ... . . . .. . . ... . .. . . .... .. . 144
2. 5. 4 Procedimiento de excavación . . . ........ .. . . . ... .. . . . . .. .. .. ... .. . 1 4 4
2. 5.5Rellenosy terraplenes. . . .. . . ... . . ........... . .. . .... . ... 144
2.6 COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA
2. 6 . 1 Instrumentación de compor tam1ento . . ... . . . .. . . . . .. . . ... ... . . . .. . . . 1 4 4
2 . 6. 2 Observaciones a corto plazo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 4
2. 6 . 3 Observaciones a largo plazo .. ....... ..... . . ...... . ... . ........ ... . 1 4 5
IV
3 o ZONA DE TRANSICION
3 o 1 EXPLORACION GEOTECNICA
3 o 1 o 1 Campaña de exploración o o o o o o o • o o o o o o o • o • o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o o o 1 4 5
3 o 1 o 2 Condiciones estratigráficas o o o • o o o o o o o o o o o o o o o • o o o • o o o o o o o • o o o o o • o o 1 4 6
3 o 2 DISEÑO GEOTECNICO PRELIMINAR
3 o 2 o 1 Definición del problema o o o o o o o o • o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o • o • o o o 1 4 6
302.2 Soluciones factibles o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 146
3 03 INFORMACION GEOTECNICA DE DETALLE
3030 1 Instrumentación de exploraéión o o o o o o o o o o o o o o o o o •• o o o o o • o o o o o o o o • o o o 1 46
3 . 3 o 2 Muestreo inalterado o o o o o o o o o o • o o o o o o o • o • o o o o o o o • o o o o • o o o o • o o o o o 1 4 6
3 o 3 o 3 Pruebas de laboratorio o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o o o • o o o o o o • o o • o o o o o 1 4 6
3.4 DISEÑO GEOTECNICO DEFINITIVO
3 o 4 o 1 Perfil geotécnico o • o o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 1 4 6
3 o 4 o 2 Empuj es horizontales o o o o o o o o o o o o o o o o o o o
0
o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 1 4 7
3 o 4 o 3 Estabilidad de la excavación o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o • o • o o o o o o o o o o o o o 1 4 7
3 o 4.4 Anál isis de la sobrecompensación y de flotación o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o o o 1 4 7
3 o 4 o 5 Análisis de expansiones v asentamientos o o o o o o o • o o o o o o o • o o o o o o o o o o o o o o o 1 4 7
3 o 5 RECOMENDACIONES PARA CONSTRUCCION o o o o o • o o o o o o o o o o o o o o o o o o • o o o 1 4 7
3 o 5o 1 Traba jos preliminares o o o o o o o o o o o o .. o o o . • o o o •. o o . o .. o • . o o .• o • . o . o 1 4 7
3 o 5 o 2 Instrumentación para control de la excavación o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o 1 4 7
3 o 5 o 3 Abatimiento del nivel freático o o o o .. . o o o .. o • o o o .. o o . o . . o o o o o . • o • ... o 1 4 7
3 o 5.4 Procedimiento de excavación o . o o o o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 1 4 7
3 06 COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA
3 o 6 o 1 Instrumentación de comportamiento o o . o o . o o . o o . o . .. o .. o o .. o o o . o .. o . o 1 4 7
3 . 6 o 2 Observaciones a corto y largo plazo o o o o o, o o o o o o . o o o o • o o o o o o o o • o o • . • o o o 1 4 8
4 o ZONA DE LOMAS
4 01 EXPLORACION GEOTECNICA
4 01 01 Campaña de exploración o o o o . o o . o • o . • o • o o o o o o o o o . o o . • o . o • . o o . . o . o 148
4.1.2 Condiciones estratigráficas o o o o o o . o . o o o .. o . o o .. o ... o . o o . o o . o o o o . o . o 148
4 02 DISEÑO GEOTECNICO PRELIMINAR
4 o 2. 1 Definición del problema o .. o o o o o o • o o o •• o o o o o • o o o • . o o . o o o o o . o o o o • o o 1 4 8
4 o 2 o 2 Soluciones   o o o . o o o • o o . o .. o o • o o o o o .. o o o • o o o o . o o . o o o • o . . o 1 4 8
4 03 INFORMACION GEOTECNICA DE DETALLE
4o3.1 Instrumentación de exploración . o .. o . o o .. o o • o o o . o o . .• o o o • . . . . .• o o o . 148
4 o3.2 Muestreo inalterado o o o o o o . . o .. •... o . o o o o o o o .. o o o o o . o o . o o . • . o o . 148
4 03 03 Pruebas de laboratorio o o o o o o o o o o o o o •. o o o o o o o o o o o o . o o o . o o o o o o • o o o 148
4 04 DISEÑO GEOTECNICO DEFINITIVO
4 o 4 o 1 Perfil geotécnico o o o o o o o o o o o • o o o o . o • o . o o o o o o o o o o • o o o •• o o ••. o o o o 1 4 9
4.4 o 2 Empujes horizontales o o o o o o . o . o o o .. o o . o .. o o •. o o o • o o o o . . o • .. . o o o o 1 4 9
4.4.3 Estabilidad de la excavación o . . o o . o .. o o o . o o o o o . o .. o o . o o . o o o o o o . o o .. 149
4 o 4 o 4 Análisis de la sobrecompensación y de flotación o o . o .• o o o o o . o • o o o o o . o . o o . o 1 50
1
L
L_ ___ _
V
4. 5 RECOMENDACIONES PARA CONSTRUCCION
4 . 6 COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA .
O SUPERVISION GEOTECNICA
1. TRABAJOS DE CAMPO
150 .
150
1 . 1 OBJETIVOS . . . . . . . . . .. _ . . _ ... ... _ .. . .. _ . . _ ... .. . __ . ... _ . 1 51
1 . 2 RECONOCIMIENTO GENERAL _ . _ ....... . .... _ ......... _ ....... 1 51
1 .3 PROGRAMA DE SONDEOS DE EXPLORACION . .. . ..... .. .. . .. ... . _ . _ ... _ . _ . 151
1 _ 4 TECNICAS DE EXPLORACION
1 . 4 _ 1 Métodos geofísicos _ .
1 .4. 2 Cono eléctrico .. _ . _
1 . 4. 3 Cono mecánico _
1 . 4. 4 Penetración estándar
1.4. 5 C1iteno de selección
. . . ......... - .. - . . ..... - - .. . . - . - . . - - 1 51
. . . . . . . . . . . . . . . . . . ..... - .. - ... - . . .... . 1 51
. . . . . ..... .. ....... . . - ..... . . - . - - . - . 1 51
. - - . . . .... - . - .... - - . .... - .. . . - . - . ... 1 51
. - - . - . . . . - - - . - .. - .. . ......... - ....... 1 5 1
1 . 5 PROGRAMA DE SONDEOS CON MUESTREO INALTERADO . . . . .... ..... _ . .. _ . .. 1 51
1 . 6 TECNICAS DE MUESTREO INALTERADO
1. 6 . 1 Tubodepareddelgada ...... .... ____ . _ .. __ .. . .. _. _ . . . . ... . _ ... 152
1.6.2 Tubo dentado . _ ................... . ... . .. . . .... .. ... _ .. .. __ .. 1 52
1 _ 6. 3 Barril Denison . __ .... _ _ ...... ... _ . . . _ .. . _ . _ . . __ _ _ _ .. _ .. __ ...... 1 52
1 . 6. 4 Muestras cúbicas ..... . _ . , ...... .. .. . .. .. . _ .. _ .. . ... . .. . ....... 1 52
1. 6 .5 Criterio de selección . _ . __ _ ......... ........ .. . ............... ___ 152
1. 7 TECNICAS DE PERFORACION
1 . 7. 1 Lavado y percusión .. ........... __ . . ___ ............. __ ......... 1 52
1. 7 . 2 Cuchara de impacto . _ .. _ .. ... . ...... ............ ... ... . ...... _ . 1 52
1. 7.3Barrenaoademehelicoidad . _. _ ...... . _ ............... __ ..... _ .... 152
1 . 7 . 4 Posteadora-rimadora .... .... . . ... .... . ..... . . . .. . _ .......... ... 1 52
1. 7. 5Pozoacieloabierto _ ..... ___ . . ... ____ ...... __ ........... _. _ .. _ . 152
1. 7 .6 Criterio de selección . . .. . ..... . _ . . ·: __ . . ... -. . .. ... _ .. . _ ...... . . _. 1 52
1. 8 PROGRAMA DE INSTRUMENTACION . . _ . . . _ ___ ..... _ ......... _ _ . . . . . . 152
1.9 INSTALACION Y OPERACION DE INSTRUMENTOS
1. 9 . 1 Piezómetros abiertos . . . . . . . . . ... . _ .. . . __ . . . ... . .. ....... _ . _ .... 1 52
1 . 9 . 2 Piezómetros neumáticos . _ ... ___ . _ .. _ ....... .... ... __ .. _ .. . _ . _ . _ 1 52
1 . 9. 3 Ref erencias superficiales ....... .. . _ .. _ . . _ ..................... ... 1 53
1 . 9. 4 Bancos de nivel profundos _ . _ .. ...... ... .. ...... __ . _ ............ - . 1 53
1 . 9 . 5 lnclinómetros . . . . ___ . _ ....... ....... . ....... . ..... - .. .. . . - . - - 1 53
1 . 1 O CONTROL DE LOS TRABAJOS DE CAMPO
1. 1 O. 1 Información complementana . .. . . . _ . ... __ ............. - . ....... _ . 1 54
1. 10 . 2Visitasdesupervisión .. _ .............. - ...... . .... - ... - ..... -. 154
1 . 1 0 .3 Calidad del trabajo .. . .. . ___ . . . . . . . . . . . . . - .. - . ... . - . . . . . .... . 155
VI
2. TRABAJOS DE LABORATORIO
2. 1 OBJETIVOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .... . . . .. . ...... . . ... . ......... 155
2. 2 DE CAMPO ... . .... . .... . .... . . .. .......... . ............ 1 55
2.3 REVISION DE MUESTRAS ...... .. ........ . . .. ........ .. .. ... ........ 155
2.4 EXTRACCION Y SELECCION DE MUESTRAS ... . ........... . . . ............. 1 56
2. 5 PROGRAMA DE PRUEBAS ........ . ..... . . . ...... . ....... . .......... 1 56
2.6 CONSERVACION DE MUESTRAS ...... . ........... . .. ....... . ......... 156
2. 7 PRUEBAS INDICE .............. . . .. .... ....... ............ . ...... 1 57
2. 7. 1 Clasificación de suelos ... . . ........ ............ . .... . . . ......... 1 57
2. 7. 2 Contenido natural de agua ............ .... . .. . ............. .. . .... 1 57
2. 7. 3 Límites de consistencia ... ..... . . ... . ........ . .... ... ... ......... 1 57
2. 7. 4 Pesos volumétros húmedo y seco .. . . .. . ... .. .. . ....... . . . .......... 1 57
2. 7. 5 Densidad de sólidos .......... ........ . ....... . ... .. .. .. ..... . ... 1 57
2. 7. 6 Porcentaje de finos ........ · ............... . . ... .... ....... ... ... 1 57
2.7. 7Torcómetro . . . .. . ............ .. ...... ..... .. ..... .......... . 157
2. 8 PRUEBAS DE RESISTENCIA Y DEFORMABILIDAD
2. 8. 1 Comprensión simple . .... .. ... . .. . ............................. . 158
2.8. 2 Triaxi al rápida IUUl ............................................. 158
2.8 .3 Triaxial consolidada rápida ICUI . ... . ... . .. . .. . .. . ....... . .. . .. .... . . 1 59
2.8.4 Triaxi al consolidada drenada ICDI .... .. . . .. . . ........ . . . . ...... . .. .. 159
2. 8 . 5 Consolidación unidimensional ...................................... 1 59
2.9 PRESENTACION DE RESULTADOS ......... . ... . ......... . ......... . .. . 160
3. PROCESO CONSTRUCTIVO
3 . 1 OBJETIVOS ......... ... ... .. .. . . ..... . . . ......... . ............. 160
3.2 SUPERVISION TECNICA .... . ..... . . . . . ....... . ... .. .. .. . .. . ........ 160
3. 3 PROGRAMA DE SUPER VIS ION TECNICA . .. ... .. .... . . ... .. ... ........ . .. . 1 61
3 . 3. 1 Reconocimiento de la línea ..... .... .. .. ......... . ................. 1 61
3.3.21nstrumentacióndecampo . .. .... .... . . .. . ............. ........... 161
3 .3 .3 Construcción de muros milán . ........ . ·. . . ... ................. .... 161
3 . 3 . 4 Control del nivel freático ......... . . .. . . ..... ............... .. .... 1 61
3 . 3 . 5 Excavación y apuntalamiento ..... .. . . . ... . . .... .. ... .. . ........... 1 61
3 .3 .6 Estabilización de taludes . . . . . . . . . . . . . . .... ... . ... . ... . ......... . 162
3 . 3 . 7 Estructuras afectables . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 6 2
3 . 4 MODIFICACIONES A LOS PROCEDIMIENTOS DE CONSTRUCCION
3 . 4. 1 Origen del problema . . . . . . . . . . . . ... ....... .... ... . .. ...... 1 6 2
3.4. 2 Planos definitivos de construcción . . ... .......... . .............. 1 6 3
3 . 5 TRAMOS EXPERIMENTALES DE CONSTRUCCION
3 . 5. 1 Objetivos · . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. ...... . ..... . ........ 1 6 3
3 . 5. 2 Diseño y evaluación de los experi mentos . . . . . . . . .. ... . ................ 1 6 3
         
VIl
4. COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA
4 . 1 OBJETIVOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ............ 163
4 . 2 OBSERVACIONES A CORTO Y A LARGO PLAZO .. . . . .... . ... . . .............. 1 6 3
4 .3 RECOPILACION DE LA INFORMACION TECNICA . .... . . . ....... . ............ 1 6 4
4 . 4 PLANTEAMIENTO DE NUEVAS ALTERNATIVAS . . . . . ..... . ...... . ... . ..... 16-4
E INSTRUMENTACION DE CAMPO
FIC-01 PIEZOMETRO ABIERTO EN PERFORACION PREVIA .. . . .. .. .. .. ...... 165
FIC-02 PIEZOMETRO ABIERTO HINCADO .. ... .. .. . .... . ... ...... . .. . . . 171
FIC-03 PIEZOMETRO NEUMATICO ... . .... . .. . ... .... ........... . .. . .. 174
FIC-04 TUBO DE OBSERVACION DEL NIVEL FREATICO . . .. . . . ....... . . . ... 176
FIC-05 REFERENCIAS SUPERFICIALES ....... . .. .. .. .. .......... . .... . . 1 77
FIC-06 BANCO DE NIVEL PROFUNDO ... . . . . . . .. ..... . ................ 18 1
FIC-07 CELDA HIDRAULICA DE CARGA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ......... 183
FIC-08 INCLINOMETRO ............... . . . . . . ... . .......... ..... .. .. 185
FIC-09 BANCO DE NIVEL FLOTANTE . . .. . . . . .. . .. . .............. .. . . .. 189
¡::
n
g
V
L.
p.

ci
e r
d E
b .o
y
ca
m a
le
de
(r
PRESENT ACION
En el diseño y construcciÓn de l as líneas del
Hetro intervienen especialistas de diversos
campos de la ingeniería civil , cuya interac-
ciÓn ha generado la necesidad de di sponer de
un f'lanuaf de D..Ueño (jeot.écni co que: a ) fa-
ci l ite la identificaciÓn de los problemas del
subsuelo , b) cont enga una met odología de di-
seño geotécnico , racional y sencilla, e ) nor-
me e l alcance de l a s e t apas del diseño . geo-
técnico, d) logre la uniformidad de crite-
rios , téc.nicas e instrumentos y e ) descr iba
la información básica, que los ingenieros
civiles no especialistas en geotecnia pudie-
ran requerir.
con el propósito de alcanzar estos objetivos
se ha diseñado el presente Manual, e n el q ue ,
entre otros aspectos , se describe la aplica-
ción de los conceptos y técnicas que han de-
mostrado mayor confi abilidad para e l diseño
y construcción de lÍneas del Metro , tanto
terminadas como en construcciÓn . El capÍtu lo
de recomendaciones precisa l as obligaciones
que deberán satisfacer los estudios geotécni-
cos; por su parte , en el capítulo de supervi -
sión geotécnica se indica cómo realizar los
diferentes aspectos de esta actividad .
El Manual incluye un capítulo de antecedentes
geolÓgi cos , enfocado a describi r de manera
actual izada la zoni/.icaci6n del. hu8.huel.o d ef.
va{Ce de 1'/é x: ico, con base e n la interpreta-
ción más reciente de su geología; con esta
información se puede e ntender c l aramente e 1
orden preciso de l a secuencia estratigráfica
de los depÓsitos lacustr es de l a llamada
deC {ugo , a s í como advert i r que las
• de también cumpl e n regional-
mente con cierto orden estratigráfico , aún
insuficientemente incanprendido y que sólo podrá
aclararse d e spués de un esfuerzo técnico,
como e l realizado por Marsal y Mazarí (ref 1)
para los suelos del lago . En cuanto a l a
zona de Coma• , se describe con detal l e la
naturaleza de los depÓsitos por los fenóme nos
geolÓgicos que han actuado en esa parte del
valle .
La metodologí a que se propone en este Manual
para la exploración de l os suelos, así como
para la determinación de sus propiedades me-
cánicas , se debe a Terzaghi (ref 2 ); consiste
en conocer primero la geologí a del sitio,
después su estratigrafía en d etal le y con
base en el l o proponer e l programa de muestreo
Y pruebas de laboratorio mediante las técni-
cas más adecuadas a esos suelos ; de esta for-
ma se intenta evitar lo que Terzaghi llama
los /.alaf.e h mal.oh juicioh de las condiciones
del subsuelo, y que divide e n tres categorías
(ref 3 ) :
--b, ____ _
1. Influencia de la al teración de las mues-
tras en los resultados de labo ratorio, así
como las diferencias significativas .entre
las condiciones de las pruebas de labora-
torio y las solicitaciones que se le impo-
nen a l suelo .
2 . Incapacidad para reconocer o juz gar con-
fiabl emente las condiciones más desfavora-
bles del subsuelo , compatibles con la in-
formación de campo .
3. Comunicación inadecuada entre los grupos
de diseño y de construcción; esta si tua-
ción fácilmente conduce a e rrores provoca-
dos por divergenci as en las condici o nes
inferidas del subsuelo y en l os procedi-
mientos de construcción especificados.
Aplicando esta metodología se demuestra que
la hipót esis de que ya conocemoh hu/.icienle -
menle ef. hu8.huef.o de f.a Ciudad d e f'léx: ico es
falsa; más aún , lleva a admi tir que los nota-
b l es hundimientos regionales provocados por
e l bombeo profundo y los rellenos superficia-
les implican una evolución constante de las
propiedades mecánicas de los suel os . Las
lÍneas del Metro deberán diseñarse y cons -
truirse para adaptarse a este complejo proce -
so evolutivo de las propiedades de los sue-
l os que adiciona l mente es variable a lo l argo
de una cierta línea del Metro.
La utilidad de este Manua l Únicamente podrá
mantenerse si se actualiza periÓdicamente ,
aprovechando la experiencia que se adquiera
durante el proceso de construcción de las
nuevas lÍneas del sobre todo si se
evalúan con rigor los tramos experimentales
donde se aplicaron distintos procedimientos
cons tructivos, calificando cu idadosamente la
confiabilidad de los estudios geotécnicos
real izados con técnicas adecuadas de campo
y laboratorio.
Las modificaciones q ue se le hagan a este
Manual fácilmente podrán ser integradas , ya
que su formato ha sido diseñado para permitir
esa necesaria evolución técnica .
REFERENCI AS
1 . R J y Mazari, !>1 ., "{_f. huO.. hu e flo de
f.a Ciudad de f'léx: i co*, Instituto de Inge-
niería, UNAM (1959).
2 . Bjerrum, L, *Some noie h on  
melhod o/. en From theory to
practice in soil mechanics, John Wiley and
Sons , Nueva York ( 1960) .
3 . Te r zaghi , K y Peck , R 8
1
"Soif. mechanich
in John Wiley and
Sons, Nueva York (1 967) .
2
ESTRUCTURA DEL MANUAL
l. GENERALIDADES
El Manual de Diseño Geotécnico es una recopi-
lación de información técnica que facilitará
la labor de los ingenieros proyectistas y
constructores de las lineas del Metro; su
contenido no constituye un conjunto de espe-
cificaciones, por lo que debe utilizarse solo
co1o ayuda de diseño y construcción.
Lof capitules principales que cubre este Ma-
nual en sus 4 volúmenes son:
1 ESTUDIOS GEOTECNICOS
2 DEL METRO EN CAJON
3 DEL METRO EN TUNEL
4 DEL l>tETRO ELEVADO
5 PROCEDIMIENTOS DE CONSTRUCCION
2 . ESTUDIOS GEOTECNICOS
Este capitulo se inicia con una breve des-
c ripción de las caracteristicas geológi cas y
geotécnicas del s ubsuelo de la ciudad de Mé-
xico; continúa con la descripción de las téc-
nicas de exploración previa, muestreo inalte-
rado y pruebas de laboratorio, en forma de
fichas técnicas que facilitan su consulta . En
cuanto a la programación de las campañas de
exploración, se encuentran en los capitules
correspondientes al diseño del Metro en ca-
jón, en túnel y elevado.
3. DEL t-1t:TRO
En tres capitules independientes se describen
l os criterios de diseño de las alternativas
estructurales de las lineas del Metro (cajón,
y elevado); cada capitulo integra pro-
cedimientos detallados de diseño, de metodo-
logias de cálculo, ayudas de diseño y reco-
mendaciones para definir la instrumentaciór
de campo . Esta información se presenta er
descripciones convencionales y en fichas téc-
nicas .
4. PROCEDIMIENTOS DE    
En este capitulo se detallan los procedimien-
tos constructivos geotécnicos de las lineas
del Metro, particularmente de
excavaciones a cielo abierto,
túneles e hincado de pilotes.
muros milán,
excavación de
5 . FICHAS TECNICAS
Se ha adoptado esta forma de redacción en la
oresentación de temas que permiten precisar
con detalle l os requisitos minimos para apli-
car una técnica de campo, de laboratorio, o
efectuar el análisis y diseño geotécnico.
Las fichas contienen la s i guiente
ción:
a) Para los trabajos de campo, laboratorio e
instrumentación:
Objetivo
Equipo necesario
- Operación del equipo
- Resultados obtenidos
- Interpretación de resultados
Comentarios
- Referencias
b) Para el análisis y diseño geotécnico
- Objetivo
- Hipótesis de cálculo
- Procedimientos de cálculo (incluyen ayu-
das de diseño)
- Presentación de resultados
Comentarios
- Referencias
En ambos casos se incluyen ejemplos
que se ilustran los formatos para la
tación de resultados.
en los
presen-
Las f ichas se identifican con tres letras y
dos dÍ<¡Jitos; la primer letra es sjempre una
F, que significa ficha, la es la
l e tra inicial del tema al q'JP corresDonde,
por ejem E de expforación, D de diseño etc.
La tercer letra es la G de la palabra gP.otéc-
nia y l os números son consecutivos de cada
tema.
¡· .

¡ . .
¡:.
¡
r
f
¡· '
. .
r
t ...
¡:
1
1
r·.
(
1· .
..
'
..

..
...
. .
1
1
1'
1
¡ ..
1
1
1
1 •
. '
. . .
. .
CAPI·TULO 1
.ESTUDIOS GEOTECNICOS. ·
A INTRODUCCION
8 ANTECEDENTES GEQLOGICOS
C EXPLORACION GEOTECNICA. .·
O ANTECEDENTES GEdTECNICOS
. . .
. '
_j
3
----------
A: INTRODUCCION
l. ANTECEDENTES GEOLOGICOS
Esta parte está constituida por lo s iguientes
dos temas:
a) CMac:.te.Jtb...üc.M             tj ge.oté.c.n.i..c.M del.
Va.Ue. de. Mé.x.i..c.o , haciendo énfasis en los
procesos de formación de los suelos.
b) zo,ú6.ic.au6n ge.oté.c.n<.c.a. Se presenta un plano
actualizado de la zonificación geotécni-
ca de la Ciudad, y una descripción de las
implicaciones prácticas asociadas a cada
zona .
2. ESTUDIOS GEOTECNICOS
Se describen aqu1 las técnicas de exploración
y perforación aplicables al subsuelo de la
Ciudad de México , en forma de fichas técnicas
(FEC - Fichas de Exploración Geotécnica) que
precisan las ventajas y limitaciones de cada
una de las técnicas descritas .
3 . ANTECEDENTES GEOTECNICOS
En esta parte se presentan en forma de fichas
técnicas (FAG) los siguientes temas:
Muestras inalteradas. Se describen con deta-
lle l as técnicas que actualmente se están
aplicando para obtener muestras "inalteradas"
de los suelos; aunque se reconoce la necesi-
dad de mejorarlas, adoptando muestreadores de
pistón para los suelos blandos, as1 como de-
sarrollar muestreadores adecuados para los
s uelos secos y duros. La selección de los
muestreadores disponibles para cada suelo se
precisa en el Capitulo de Supervisión Geotéc-
nica.
Pruebas de laboratorio. Se describen única-
mente las pruebas en las que acl aran detalles
de los procedimientos de ejecución para los
suelos de la Ciudad de México; o se proponen
equipos de diseño reciente que mejoran y fa-
cilitan la ejecuci on de l as pruebas. como re-
ferencia general para las pruebas de labora-
torio se recomienda consultar el Manual de
Mecánica de Suelos, SRH, Edición 1970.
..
8: ANTECEDENTES GEOLOGICOS·
• DESCRIPCION DE LA GEOLOGIA DE LA CUENCA
Y ZONIFICACION DEL SUBSUELO
rt M a - S
1
J
5
8: ANTECEDENTES GEOLOGICOS
1. CARACTERISTICAS GEOLOGICAS
Y GEOTECNICAS
La información estratigráfica del s u   s ~ e l o
de la Ciudad de México que aquí se presenta
está fundamentada en todas las publicaciones
disponibles sobre ese tema y en la rlerivada
de los estudios geotécnicos que se han reali-
zado para las distintas líneas del Metro.
En la zonificación del subsuelo se observa
cómo se ha podido precisar la compleja estra-
tigrafía de la zona poniente de la Ciudad
gracias a los sondeos y experiencia de cons-
trucción de la Línea-7. En cuanto a las
zonas del lago y transición, la exploración
del subsuelo con el cono eléctrico y muestreo
inalterado selectivo ha permitido la defini-
ción de perfiles estratigráficC?s más preci-
sos , demostrando con ello que esta metodolo-
gÍa de exploración es una técnica muy efi -
ciente y economía para los estudios del sub-
suelo de esas zonas.
:' n relación con las propiedades mecánicas de
los suelos, particularmente en las zonas del
lago y transición, ocurre una constante evo-
lución, observándose una disminución de la
compresibilidad y un aumento de la resisten-
cia al corte, fenómenos que ocurren en pocos
años y cún en meses a consecuencia de : a) el
bombeo profundo para el abastecimiento de
agua potable , b) el efecto de sobrecarga de
antiguos rellenos superficiales, e) el peso
de las estructuras, y d) el abatimiento del
nivel freático por bombeo superficial para
la construc ción de cimentaciones y manteni-
miento de sótanos . Todo ésto hace que la
información previa sobre las propiedades
Roe g/
mecan1cas de los s uelos únicamente deba to-
marse como una guía , y que siempre será nece-
sario actualizar el conocimiento del subsue l o
mediante estudios geotécnicos confiables.
El conocimiento del subsue l o de la Ciudad de
!·léxico evolucionará sólo si se mejoran l as
técnicas de campo , de laboratorio y de ins-
trumentación ; por tanto , los aspectos que por
su importancia deben desarrol larse a corto
plazo son: a) definir la estratigrafía y pro-
piedades mecánicas de la costra superficial,
b) mejorar la técnica del cono eléctrico,
e) reducir el remoldeo y fisur ación de las
muestras inalteradas de suelos blandos, d)
muestrear en seco los suelos de bajo conteni-
do de agua, y e) disminuir el costo de la
instrumentación del campo .
1 . 1 GENERALIDADES
Para comprender la naturaleza geolÓgica de
los depósitos sobre l os que se edifica la
Ciudad de México , es necesario considerar los
siguientes tres marcos de referencia : el geo-
lÓgico general , el paleoclimático y el vulca-
nolÓgico.
1 . 1 . 1 Marco geolÓgico general
La cuenca de México asemeja una enorme presa
azolvada: la cortina , si t uada en el sur está
representada por los basal tos de la sierra
del Chichinautzin , mientras que los rellenos
del vaso están constituidos en su parte supe-
rior por arcillas lacustres y en su parte
inferior por elásticos derivados de la acciÓn
de ríos , arroyos , glaciares y volcanes
(figB- 1) . El conjunto de rellenos contiene
Q) Arcillas lacustres ® Depá.itos elásticos
@ Sierro del Chichinoutzin
FIG 81 . ESQUEMA GEOLOGICO GENERAL DEL VALLE DE MEXICO
además capas de cenizas y estr,at_os de pómez
producto de las volcan1cas_
y mayores durante e l ultimo med1o m1llon de
años o sea en el Pleistoceno Superior, que
es aproximadamente el lapso transcurrido a
partir del inicio del cierre de la cuenca.
Tambi én se reconocen en el citado relleno
numerosos suelos , producto de la meteoriza-
ción de los depÓsitos volcánicos, fluviales,
aluviales y glaciales; estos suelos, hoy
transformados en paleosuelos o tobas, llevan
el sello del clima en el que fueron formados,
siendo a veces amarillos, producto de ambien-
tes fríos, y otras veces cafés y hasta roji-
zos, producto de ambientes moderados a sub-
tropicales.
Sobre este complejo relleno ha crecido la
Ciudad de México. Desde la fundación de
Tenochti tlán, hará 600 años, los pobladores
del lugar han tenido que enfrentarse a las
características difÍciles del relleno;/ hacia
la mi tad de este siglo, sus edificios y obras
se fueron desplantando sobre los rellenos
correspondientes a l borde de la planicie,
compuestos de sedimentos transicionales (figs
B-2 y B-3), y en lo que va de la segunda mitad
je la centuria, la urbe se ha extendido aún
11ás, rebasando los lÍmites de la planicie y
subiendo a los extensos flancos occidentales
je la cuenca, espacio cubierto por los abani-
::os volcánicos de la sierra de las Cruces,
::onocido como Las Lomas . Sus depósitos elás-
t icos difieren en mucho de los depÓsitos
superficiales del centro de la
::uenca.
DepÓsitos
Lomos
-
-
lacustres del Holoceno
0::1 Suelos neoroallmo-orcillosoa
Plelatoceno, mdx 5 m
.. --:J Formación Taranoo
-
-
J
- -
._, -
-.....__ - -
- -...--
FIG B2. ESQUEMA GEOLOGICO GENERAL OE LA TRANSICION
LOMAS-PLANICIE DE UN "DELTA" ALUVIAL
( -3 km

-
-
FIG B3. ESQUEMA GEOLOGICO GENERAL DE LA TRANSICION
FUERA DE UN "DELTA" ALUVIAL
6
1.1 . 2 Marco paleoclimático
El c lima uniformemente cálido y a menudo de-
sértico del Plioceno, en l as latitudes de la
Meseta Central Mexicana, cediÓ a climas cam-
biantes y extremosos del Pleistoceno. Las
causas de esta mutación, que a fectó a toda
la Tierra hace dos millones de años, aún se
desconocen.
PrincipiÓ el cambio con ligeras oscilaciones
de períodos calurosos a fríos , los que se
fueron acentuando hasta hace un millÓn de
años ( f ig B-4), cuando se inició una primera
gran glaciación (Nebraska), con una duración
aproximada de 100 000 años. Siguió un lapso
de clima caluroso, el cual cediÓ renovadamen-
te a un segundo período de glaciación prolon-
gada (Kansas). Entonces se produjo un lapso
extenso de c-lima caliente de unos
200 000 años. Este intervalo se denomina en
Norteamérica el o el
cJ..al ; imperó hace 400 000 a 600 •) 00 años en
todo el orbe.
oños ontes de hoy
10
4
Holocen·o - Reciente
80-IOxld 4a Glaciacidn :
IOQ-SOxlcr 3er
Wisconsin 3 Avances
Interglacial
Sangamon
300-IOOxld 3a Glaciación :
Illinois 2 Avances
400-600xlcr 2o Gran Interglacial:
Yarmouth
? 2a Glaciación :
Kansas
?
ler
I nterglaciol :
la Glaciación:
Nebraska
FIG B4. PERIODOS GLACIALES E INTERGLACIALES
SiguiÓ un tercer período glacial (Illinois),
para el cual se han podido determinar dos
avances separados por un periodo con clima
moderado. Esta tercera glaciación terminó
al desarrollarse de nuevo un clima relativa-
ment e cál ido a lo largo de 100 000 a
80 000 años; se le conoce como el 7  
In t e tyl.acJ..aP. o Sangamon en Norteamérica. De
nuevo se fue enfriando el clima, imponiéndose
la cuarta glaciación (Wisconsin), caracteri-
zada por tres oscilaciones y dos estadiales
de clima moderado; terminÓ hace 1 O 000 ?.ños
aproximadamente. Es entonces que principiÓ
el Ho P. o ceno o Reciente, períono climático mo-
1
1
J
........
r
1
]
t:
1
'I
1
i
e
1
d
1
l
derado ,
actual .
tendiendo a caliente , u s ea el
De lo anterior se deriva que la cuenc a de
desde su c ierre en e l sur por los
basaltos de la siPrra del Chichinautzin , ha
pasado por dos pe rÍodos de glaciación, el
l{Cint i -1 y el ¡,¡ ¡ >e' n \ 11! y dos interglaciales ,
el !/a :mc,u t 1¡ y el Sunqumc n , tal como se des-
cribe en la fig B-4 .
Investigaciones recientes (ref 1) han permi-
tido comprobar en el espacio de Las Lomas ,
depósitos formad os por glac iales perte nec ien-
tes al It.f.i.n o i ,-, . Debajo de las cutcna 1 azu-
Ce,-, , de Santa Fe, especialmente en la mina
Totolapa , se descubrieron restos inconfundi-
bles de depÓsitos morrénicos , además de su-
perficies pulidas en roca atribuibles exclu-
sivamente a la acción glacial , en pequeños
domos formados en el Pleistoceno Med io. Es-
tos indicios de glaciación son anteriores a
170 000 años ( 1/!.t.inoi\ AÚn más,
arriba de las mismas a a 1 azu (e 1 hay otras
morrenas más jÓvenes que se asignan al avance
del lll!.ino id
Las profundas barrancas de la de
Santa Rosa y de la Cañada, caracterizadas por
su secc ión clásica en U, s e han podido iden-
tificar como productos de erosión glacial.
Representan estas tres barrancas avances del
lllinci1 pues sus depósitos morrénicos
y los pulimentos y es trías en sus par edes
aparecen cubi e rtos localmente por suelos ro-
jizos a r c i llosos , atribuidos al Intez -
gfac i at o sea el Sa ngamon .
Hay que señalar que todas las manifestaciones
glaciales descritas sobreyacen a secuencias
de suelos rojos del tipo Interglaci al o sea
el   Este horizonte indicador pal eo-
c limático define los f enómenos de origen gla-
cia l como pertenecientes a la Tercera Glacia-
ción .
Uno de l os productos tÍpicos acampanado de
la existencia de glaciares son los suel os
eól i cos . Las llamadas brisas de l valle y
montaña que se desarrollan hoy en dÍa en la
cuenca, deben haber se acentuado extr aord ina-
riamente durante los climas glaciales, trans-
formándose en vendavales. Es casi seguro que
estos fuertes vientos acarreaban importantes
volúmenes de partícul as finas de polvo volcá -
nico alter ado a l Valle . Al precipitarse este
polvo llamado loess en el Lago, se hidrataba
fácilmente creando las conocidas arcillas
lacustres del valle; con este mecanismo se
int e rpreta hoy que las arcillas son producto
principal de la alteración fÍ sico-quÍmica de
l oess glacial .
1.1 . 3 Marco vulcanolÓgico
Todo material contenido en l os depÓsitos d e
l a cuenca del Valle de !>léxico es directa o
indirectamente de origen volcánico .
De origen volcáni co directo son , por ejemplo ,
las l avas de los domos pliocénicos del cerro
de Chapul t epec y del cerro del Tepeyac . Lo
7
son tambtén lavas , tezont les y
cenizas de l Penan del Marques , así como las
de la sierra de Santa Ca tari na , con su hi l e ra
de conos escoreác eos j uve ni les rodeados de
lavas Y las coladas recientes del Pedregal
de San Angel originadas en el Xi tle . Los
produc tos de estos derrames volcánicos meno-
res no en variedad y vol umen con 1
0
s
d7 un volean grande, como lo es el cerro San
M;g';lel , que se eleva al SW de la Ciudad de
Este complejo volcán con cal deras
mult1 ples, estuvo activo desde finales del
Plioceno hasta hará algo má s de 1 00 000 años
habiendo producido en un lapso de dos a
de erupci?nes puTÍ ticas de gran
volumen y energ1a , var1os ki l ometros c uadra-
dos de lavas , además de extensos lahares ca-
lientes y fríos, avalanchas ardientes y otros
numerosos tipos de piroclásticos , que han
contr i buido a los extensos abanicos volcáni -
cos que s e conocen como Zona de Lomas.
Entre sus erupciones má s espectacula res , ocu-
rridas en el Pleistoceno Superior, destacan
l as conocidas arenas azules que irrumpieron
al formarse la caldera del cerro San t-liguel
hará 170 000 años , es decir, a mediados de
la Tercera Glaciac i ón. Al precipitarse los
piroclásticos sobre las s uperficies glaciales
en las cumbres del vol cán , el va por producido
generó lahares calientes que descendieron
con velocidades extraordi narias, avanzando
has ta di stancias de 20 km del cráter, para
terminar en l as barrancas de Tarango, Tacuba-
ya y San Angel .
As Í como se produj eron lahar es calien t e s hubo
ocasiones en las que en el curso de
l a actividad volcánica r esul taron lahares
fr íos ( corri entes de lodo) , arrastrando
extraordinarios bloques de roca en una matriz
areno-lodosa . Ef ect ivament e , super pues to a
los depÓsitos de morrenas en Tacubaya y
Tarango, se reconoce un pot e n te lahar cicló-
peo que debe haber descendido de l a región
de Cuaj i malpa a finales del avance glaciar
del lf. f. ino i -1 antes de la e rupciÓn
de l as ar enas azules .
En el renglón de depÓsitos volcánicos indi-
rectos se d eben mencionar l as acumulaci ones
de polvo eólico . Las regiones vol cánicas de
por sí abundan en detritos f inos derivados
de ceni zas volcánicas . El v i ento levanta
este pol vo y lo transporta a veces a grandes
distancias; si el viento l os deposi t a en
l aderas durante períodos de c l ima · frío , se
tra nsforma e n suelos inmaduros que con el
transcurso d e l tiempo se convierten en tobas
a marillas que tanto abundan en las Lomas .
Sin embargo , si se depositan en un lago, como
e n e l antiguo vaso de Texcoco, sus part í culas
s e hidratan transformándose en arcillas . Por
otra parte , si s e asientan durante un ínte r-
g l acial, o sea cuando impera un cl ima relati -
vamente ca liente , se producen suel os con
coloides debido a la act i vidad fi tolÓgica más
intensa ; estos s ue .\Os con e l tiempo se trans-
forman en tobas r ojizas arci llosas . Los
s uelos r o jos , r i cos en coloides , son caracte-
rísti cos de l Sangamon .
Relacionados con los períodos glac}ales ,
· almente a finales de el l os , es tan los
.
d s hielos por los cual es a rroyos
y e ríos Los deshielos generaron
potentes depÓsi t os fluviales que se
hoy en numerosos puntos de Las Lomas ,
como a l pie de e llas en la transición a la
plani cie central, formando abanicos a luvia-
les .
1.1 . 4 Estratigrafía general
,.
a) Depósi tos d el lago
Los depÓsitos de la planicie del Valle de
M¡xico son los que se conocen
como depÓsitos del lago . Hay que señalar
que ello solamente es válido y correcto
para ciertos tiempos geolÓgicos con condi-
ciones climáticas que propiciaban la exis-
tencia de un lago. En la cuenca cerrada
podía existir un lago cuando las lluvias
superaban a la evapo-transpiración, el que
desaparecía c uando ¡sta superaba a las
lluvias. Obviamente, el factor que domi-
naba di cho equilibrio era la temperatura
ambient a l: si el clima s e enfriaba , se
formaba un lago¡ si se calentaba, el lago
disminuía y hasta desaparecía .
Como consec uencia de lo anterior, se
presentaron transgresiones y regresiones
lacustr e s. El resultado prácti co de
e s ta alternancia fue la deposi tación
de arcil l a s o formación de suel os . El
lago subs istía durante l as épocas de
cal o r (sequÍa) en las partes centrales
de l a cuenca , continuando aquí la deposi-
tación de arcillas (lacustres)¡ en l as
partes margi na l es (transición) ocurría
lo contrario, donde e nt r e arci llas l acus-
tres se intercalaban frecuentemente suelos
secos .
Teniendo en mente los conceptos geolÓgi -
cos , litolÓgicos y de temperatura expues-
tos, es relativamente sencillo interpretar
la secuencia de los llamados depÓsitos
l acustres , a la luz de l os cambi os climá-
ticos del Último medio millÓn de años.
En ese l apso , que corresponde al Pleisto-
ceno Superior , se han desarrollado en
el Hemisferio Norte dos glaciaciones
(clima frÍo ) con t r es perÍodos intergl a-
ciares (clima moderado a ca lie nte) .
El clima de la cuenca de Méxi co ha sido
una función directa de dichos cambios ,
razón por la cual se puede reconocer
en la secuencia estratigráfica de los
depÓsitos del lago las grandes variacio-
nes c limát icas . Esta ci r custancia , com-
binada con un análisis minucioso de las
erupciones vol cánicas , de las cuales
ha sido posible fechar algunas, ha · llevado
a una geol.o gl.. a cl..i.máLi.ca de los depÓsitos
del lago ( ref 1 ) . Además se ha l ogrado
establecer una correlación estratigráfi ca
de dichos depósitos con las secuencias
volcánicas de l as Lomas al poniente de
la ciudad .
zeevaert presentó en 1953 (ref 2) l a
8
primera interpretación de la secuencia
estratigráfica de los depÓsitos lacustres .
Mooser ( ref 1 ) ha adicionado información
reciente, fundamentalmente sobre la inter-
pretación de edades geolÓgicas y las
correlaciones estratigráf i cas establecidas
ent re las Lomas y la p lanicie¡ en esta
interpretación estratigráfica de la plani-
cie ya no se habla de formaciones Tacuba-
ya, Becerra y Tarango, ya que estas
unidades litolÓgicas , con excepción de
la Ta rango, no se prolongan de las Lomas
al relleno lacustre aluvial.
En l a fig s:..s se presenta en forma sintética
la interpretación de la estratigrafía
propuesta por Mooser . NÓtese que las
erupciones de arenas azules ,
hace 170 000 años, representan lo que
antes se definía como Formación Tarango
(re f 2).
b) de Los depÓsi t os l a-
cus tres del centro de la cuenca van cam-
biando a medida que se acercan al pie
de Las Lomas lo que ocurre es que entre
l as arcillas lacustres van intercalándose
capas de suelos limosos, c uerpos de arenas
fluvial es y, en ciertos casos, en l a
desembocadura de arroyos y ríos, impor-
tantes depósitos de gravas y boleos.
Obvi amente, las aportaciones fluviales
de Las Lomas al gran vaso de sedimenta-
  que es la plani cie , se depositan
especialmente en el quiebre morfolÓgico
Loma s-Pl anicie (fig 8-6).
El l ago central nunca fue profundo, de
a hí que los arroyos que bajaban por las
barrancas y desembocaban en la planicie
no l ograron formar deltas extensos que
se introdujeran mucho a dicho lago.
Los e l ásticos fluviales y aluviales se
acumul aban consecuentemente Pn el q uiebre
morfolÓgi co y se interestratificaban
localmente con la serie arcillosa lacus-
tre inferior, las aportaciones de los
glaciares que bajaron en el I nte-
hasta RÍo Hondo, Virreyes , Tacubaya ,
Barranca del Muerto y San Angel, deposi-
tando morrenas con fuert es volúmenes
de elásticos y bolees , lograron formar
acumulaciones aluviales extensas que
parten del pie de Las Lomas y se adentran
en l a planicie a luvial .
En la f ig B-6 se reproduce este hecho en
el corte geolÓgico, que muestra l a estra-
tigrafía de l a zona de transición .
e ) de En la secuenci a
estratigráfica de Las Lomas se identi-
fi c an fenómenos geol Ógicos :
- La erosiÓn subsecuente de estos depÓ-
sitos, formándose profundas barrancas .
El depÓsito en las barrancas de morre-
nas , y
- El rel leno parcial de esas
con los productos
barrancas
de nuevas
9
-, - - - -- .P!Etsente
Suelos hÚmicos
del Holoceno _ Reciente
HOLOCENO
.=
"'
e
o
o
11)
...
o
...
41
a.
"'
(J)
.!!!
o

...
o

41
-
e
H
"'
·o

50
60
70
80
90
....
..
. ..
....
·.·· .
·.· :··
.. :
·.· .. ·:
\ ·.·.
... ·
. .
.. .
,, .....
. ''•
...
•'' .: ...
r ... l ,•
.·:· :-:\
' .. , .. , ...

 
.... ,.

Coliche
Pdmez t r ipartito
Pómez can andesita
Cenizo basdltica -
Arci lla
Suelo
Arcillo
Suelo duro
Arcilla
Capa duro
Arcilla
Erupcion de pÓmez
Arcilla
Arenas
y
oravas:
deslaves de glaciares
de I llinois
Superior
Arcilla
Erupción
Arcilla
Erupción de
arenas azules
y
deslaves de 1
Ilinois Inferior
(arenas y gravas)
Serie lacustre
superior:
arcillas poco
consolidados
- - _: ¡O 000 años
- 1 1 O O O anos
-15 000 años
----------80000
3.er lnterolaclaf : S A N GAMO N
- - ---- ----100 000
Serie lacustre
inferior :
arcillas muy
consolidados.
- 170 000 o1'1os
FIG 85. ESTRATIGRAFIA DE LA PLANICIE LACUSTRE,
CIUDAD DE MEXICO
erupciones .
Las anteriores unidades quedan separadas
unas de otras por suelos rojos, amarillos
o caf és según el clima que rigiÓ después
de su emplazamiento . En la fig B-7 se
muestra esa estratigrafía, que se extiende
sobre un intervalo que cubre el Úl timo
medio millón de años.
1.2 DEPOSITOS DEL LAGO
1 .2.1 Proceso de formación de los suelos
Los suelos arcillosos blandos son la conse-
cuencia del proceso de depósito y de altera-
ción fisicoquímica de los materiales aluvia-
l) les y de las ceni zas volcánica!; en el ambien-
JL
te lacustre, donde exist ían abundantes
colonias de microrganismos y vegetación acuá-
tica; el proceso sufrió larga3 interrupciones
durante los períodos de intensa sequía, en
los que el nivel del lago bajó y se formaron
costras endurecida s por deshidratación o por
secado solar . Otras breves interrupciones
fueron provocadas por violentas etapas de
actividad volcánica, que cubrieron toda la
cuenca con mantos de arenas basálticas o
pumíticas; eventualmente, en l os períodos de
sequía ocurría también una erupciÓn volcá -
nica , formándose costras duras cubiertas por
arenas volcánicas
El proceso descrito formó una secuencia orde-
nada de estrat os de arcilla blanda separados
por lentes duros de limos y arcillas aren0 -
/
/
/
/
Suelos del Holoceno
2
3
) Suelos Intercalo do• al bojar ellooo
/
4 Copo duro ( 3er. lnteroloclol - Sonoomon)
5 Gro vos y oren os del Illinols Superior
6 Erupción de arenas azules
7 G rovos y arenas de fl no las da 1 Illinoie Inferior
8 Morrenas del Illlnois Inferior
9 Material morr4nlco redepoaltodo
10
P lan icie
~
!!:
u
.2
o
..
.2
"E
o
..
-.:::
..
Cl)
FIG 86. ESTRATIGRAFIA DE LA ZONA DE TRANSICION
sas , por las costras secas y por arenas
basál ticas o pumíticas producto de las emi-
siones volcánicas . Los espesor es de l as cos-
tras duras por deshi dratación solar t ienen
cambios g r aduales debido a l as condiciones
topográ fi cas del fondo del l ago ¡ alcanzan
su mayor espesor hacia l as orillas del vaso
y pierden importancia y, aún llegan a desapa-
recer , al cen tro del mismo . Esto Último se
obser va en el vaso del antiguo l ago Texcoco ,
mostrando que esta regiÓn del lago tuvo esca-
sos y breves períodos de sequí a .
1.2.2 Evol ución de las propiedades mecánicas
a ) Consolidación natural . El proceso de f or-
mación de los suelos implicÓ que se conso-
lidaran bajo su propio peso, excepto en
las costras duras , que se preconsolidaron
fuertemente por deshidratación o secado
solar y que en s u parte inferior f o r maron
una zona ligeramente preconsolidada . Con-
siderando que l a masa de suelo predominan-
t e era muy blanda y normalmente consoli-
dada, la variación de su resistencia a l
corte con l a profundidad debiÓ ser lineal
y seguramente muy simi l ar e n cualqvier
punto del lago . Es factible que en e l
lago Texcoco , que prácticamente no s ufrió
etapas de sequía , y donde e l conte nido
salino de s us aguas era más alto , las ar-
- - ------ ---- - ------ - -
cillas fueran algo más blandas y compren-
s ibl es que eP e l resto de la c uenca.
b) Consolidación inducida . E! desarrollo uL -
bano e n la zona lacustre de la cuenca de
~ l é x i   o ha ocasionado un complejo proceso
de consolidación , en e l que se distinguen
los sigui e ntes factores de i nf luencia:
- La col ocación de rellenos desde l a época
precortesiana , necesar i os para l a cons -
trucción de viviendas y pirámides , así
como para el d e sarrollo de zonas agtÍco-
l as .
- La apertura de tajos y túneles para el
drenaj e de aguas pluviales y negras, que
provocó el abatimiento del nivel freáti-
co , lo que a su vez incrementó el espe-
sor de l a costra superficial y consolidÓ
l a pa rte superior de l a masa de arcilla.
- La extracción de agua del s ubsuelo, que
ha venido consolidando progre sivamente
a las arcillas , desde l os estratos más
profundos a l os superficiales.
- La construcciÓn de estructuras que ha
propiciado e l reciente crecimiento urba-
no .
lacioción Wisconsi n
lnter Glacial
Sangomon
GlaciaciÓn Il llnois
Superior
Glocioclo'n Jlllnois
rnterlor
E
o
l{)
Gro n lnterglaclal
Yar mou1h
500000 ai{os
antes de hoy
11
S u e los residuales r.ecienl es
Morrenas Lo Marqueia m
Morrena& La Marquesa .U:
Morrenas Lo Marquesa!
Suelos residuales rojos Cuajimolpa
_,_,_,_
      Pómez
Suelos residuales rojos-amarillos Totolapa
Morrenas Totolapa Superior
Erupciones del horizonte Pingo
Su e los residuales café -amarillos
Arenas azules, erupción hace 170 000 años
Suelos residuales
Lohares ciclópeos
Morrenas Totolapa In ferlor
Suelos residuales pumiticos amarillos
ErupciÓn de ar .. r. as blancos
de andesita de hornablenda (hoce 430 años)
Emisión del domo de Totolapa
Tobas pum(tlcas amarlllasysuelosrojos
}
Tres grandes erupciones de pómez,
suelos restduoles rojos
Flujos de plrocl6stlcos de la erupcl6n Coquito
FI G B7 . ESTRAT IGRAF IA DE LAS LOMAS
NFo
0
 
,....--------, DI
NFA

NFA

10
LD
E zo
NC
o
<(
!:!
o
z
:JO
::;¡
u.
o
a:
o.
o40
50 m
Qc Qc
a= 1
@ Condición Inicial @ Formación de lo
costra seco
0
NFo Nivel f redtico Inicial
NFA Nivel fredtlco abolido
Qc
Resi stencia de punta de cono
NC Suelo normalmente consolidado
LO Lentes duros
SS Costra seco por exposición ol sol
12
o
Qc
da·-= da
da :r d,
Formación del @) Aplicación de
relleno artificial sobrecargo
d¡ Espesor de un estrato de arcillo
RA Relleno ar tlficial
Q Sobrecorooa superficiales
o
N f A
RA
0 Efecto del bombeo
profundo
lll Diferencias de nivel por asentamientos y rellenos
PCS Suelo preconaoiidodo superf icial
PCP Suelo preconsolidodo profundo
FIG 88. EVOLUCION DE lA RESISTENC IA AL CORTE
e) Resistencia al corte. Las etapas del pro-
ceso de consolidación implican l a evolución
de la resistencia al corte de los sueloE
descrita esquemáticamente en la fig B- 8 .
1 .2.3 Caracterí sticas estratigráficas
a) Costra superficial (CS) . Este estrato
está integrado por tres subes tratos , que
constituyen una secuencia de mater i ales
naturales cubiertos con un relleno art i fi-
cial heterogéneo , a
- Relleno artificial (RA) . Se trata de
restos de construcción y relleno arqueo-
lÓgico , cuyo espesor varía ent re 1 y
7 m.
-Suelo blando (SB). Se le puede descri-
bir como una serie de depósitos aluvia-
les blandos con lentes de material
eÓlico intercalados.
Estratigrafía entre
la superficie y la
capa dura [
Estratos principal es
Estratos secundarios
-Costra seca ( SS) . Se formó como conse-
cuencia de un abatimiento del nivel del
lago , quedando expuestas algunas zonas
del fondo a l os rayos solares .
b) Serie arcillosa lacustre superior . El
perfil estratigráfico de los suelos del
lago , entre la superfici e y la llamada
Capa Dura , es muy uniforme ; se pueden iden-
tificar cuatro acor-
des con su origen geolÓgico y con los
efectos de l a consolidación inducida por
sobrecargas super fic i ales y bombeo profun-
do; estos estratos tienen intercalados
lentes duros que se pueden consider ar como
A esta parte se le
identificará como serie arci llosa lacustre
superior y tiene un espesor que varía
entre 25 y 50 m aproximadamente . La es-
tratigrafía anterior se r e sume a continua-
ción .
{
Costra superficial
Arc i llas preconsolidadas superficialer
Arci l las normalmente consolidadas
Arcillas preconsolidadas profundas
{
Capas de secado solar
Lentes de arena volcánica
Lentes de vidrio volcánico
1
13
o 5 10
Res1stencio de punto del cono electrice qc {kg/cm
2
)
15 o 5
o
5
10
15
20
25
\
\
\
\
\
1
\
\
\
\
1
\
\
LO
  ~ - - - - - - ~ - - - - - - ~
1
1,
30 ® Vidrio volcánico
o) Si t io liger amente preconsolidodo
CS Costr a superf icial
PCS Suelo preconsolidodo superf iciol
NC Suelo normalmente consolidado
b)
RA
SB
SS
\
\
10
Sitio preconsolidado
Relleno o rt i f icial
Suelo blondo
Castro seco por secado
15
TI
+es
SS
®
PCS
4
NC
j
solar
LO Lentes duros
FIG B9. PERF ILES TIPO DE LOS SUELOS DE LA ZONA DEL
LAGO, EN FUNCION DE LA RES ISTENC IA AL CORTE
DETERMINADA CON CONO
En la fig B-9 se ilustran dos ejemplos de
estos estratos , excepto los preconsolida-
dos profundos , en dos si tios con diferente
nivel de preconsolidación. A continuación
se describen brevemente las caracterf sti -
cas de los estratos que integran esta
serie arci llosa :
-Arcil l a preconsol idada s uperficia l (PCS ) .
En este es trato superficial , las sobre-
cargas y rellenos provocaron un proceso
de conso l idación que transformó a los
suelos normalmente consolidados, l ocali-
zados por debajo de la costra superfi-
cia l es , en arci llas preconsolidadas .
- Arcil l a normalmente consolidada (NC).
Se localiza por deba jo de la profund idad
hasta la que afectan las sobrecargas
super f iciales y por arriba d e l os s uelos
preconsolidados por e l bombeo profundo ,
abajo. mencionados . Es important e acla-
rar que estos suel os se han identifi cado
como normalmente consolidados para las
sobrecargas actuales
1
porque a ún estas
arcil l as han sufrido un proceso de con-
solidación a partir de su condición ini-
cial .
-Arcil l a preconsolidada profunda (PCP).
El bombeo para abastecer a Ja ciudad de
agua potabl e ha 9enerado un fenómeno de
consolidaci ón , mas significativo en las
arci llas profundas que en las superf i-
ciales.
- Lentes duros (LD ). Los estratos de
arci lla están interrumpidos por lentes
duros que pueden ser costras de secado
sol ar , arena o vidrio ( pÓmez ) volcáni-
cos; ~ s t o s lentes se utilizan como mar-
cadores de l a estratigraff a .
e ) Capa dura . La capa dura es un d e pósito
he terogéneo en el que predomina material
limo arenoso con algo de arcilla y oca-
s ionales gravas , tiene una cementación muy
variable¡ su espesor es variabl e , desde
casi en l a zona central del
lago que no llego a s ecarse, alcan-
zar unos 5 m en l o que f ueron
lago. Desde el punto de geo l og; c o ,
este estrato se desa rro llo e n el per 1odo
interglacial Sangamon .
d) serie arcillosa l a cus tre i nferio r. Es una
secuencia de estratos d e arcilla s e parados
por lentes duros, en un semejante
al de la serie arci llosa super1or; el es-
pesor de este estrato e s de unos 1 5 m al
centro del lago y prict i cament e d esapa r e c e
en unas orillas. La información disponi-
ble de este estrato es muy reducida, como
para intentar una descripción mis comple-
ta.
e) DepÓsitos profundos. Es una serie de a re-
nas y gravas aluviales limosas, cemen t adas
con arcillas duras y carbonatos de cal c io,
la parte superior de estos depÓsitos , de
uno a 5 m, esti más e ndurecida , a baj o de
la cual se encuentran e stratos menos ce-
mentados y hasta arcillas preconsolidadas .
1 .3 DEPOSITOS DE TRANSICION
1 .3.1 Características generales
Los depÓsitos de transición forman una fr a nja
que divide los suelos lacustres de las sie-
rras que rodean al valle y de los aparatos vol-
cinicos que sobresalen en la zona del lago .
Estos materiales de origen aluvial se clasi-
fican de acuerdo al volumen de clisticos que
fueron arrastrados por las corrientes hacia
el lago y la frecuencia de los depÓsitos; así
se generaron d o"> tipos de transiciones :
interestratificada y abrupta ; ambas condi cio-
nes se describen a continuación.
1 . 3 .2 Condición interestratificada del po-
niente
Esta condición se presenta en los suelos que
se originaron al pie de barrancas, donde se
acumularon los acarreos fluviales que descen-
dieron de las lomas a la planicie; estos
depÓsitos tienen semejanza con deltas, sola-
me nte que se extendieron hasta la arcilla del
antiguo lago Texcoco, formindose intercala-
c iones de arcillas lacustres con arenas y
gravas de río (figs B-2 y B-3). En el proce-
so de formación de los suelos, el ancho de
la franj a de estos depósitos transicionales
interestratificados variÓ según el clima pre-
valeciente en cada época geolÓgica; así,
cuando l os glaciare s en las barrancas de Las
Lomas se derritieron , a finales de la Tercera
Glaciación , los depÓsitos fluviales corres-
pondientes (formados al pie de los abanicos
volcánicos) resultaron mucho más poten tes y
extensos que los originados a finales de la
Cuarta Glaciación , con mucho menor espesor
de las cubiertas de hielo .
Consecuentemente, y generalizanco, puede
hablarse de una zona de i 4an4i ci{:· inie4e4 -
t 4a ti/i cada y ancha al pie de Las
Lomas ¡ esta a, 0a contiene en sus partes mis
profundas , debajo de la llamada Capa Dura,
- --· ---·------
14
depÓs itos caóti cos gl a ciales, laháricos y
fl uv iog l a c i ales c arac t e rizados por enormes
bloque s depositados en la boca de las barran-
cas de San Angel , del Muerto, Mixcoac , Tacu-
baya, Ta r a ngo y RÍo Hondo (fig B-10). Por
otra pa r te , los depÓsitos aluviales pueden
ser recientes , y entonces sobreyacen a l os
depÓs itos lacustres , como lo muestra la fig
B-3; tal e s el caso de la cubierta de suelos
negros , orgánicos , arenosos y limoarcillosos
del Holoceno, que se extienden desde el pie
de Las Lomas sobre 2 o 3 km, al oriente for-
mando las riberas del l ago histórico de los
toltecas y mexicas . Otra zona de transición
int e restratificada ancha se extiende del
valle de Cuautepec hacia el sur ( fig B-11).
/ /
/ _h/
//
/
//
......-:      

/ / /
///
. / /
A
PLANTA
CORTE A-A'
F!G BlO. TRANSIC!ON INTERESTRATIFICADA ANCHA
E:ZLJ Arcillo lacustre
1; /' Basaltos y lopillis
c=:=J Suelos aluviales
Cerro de
lztopolopo
FIG Bl l. TRANS ICION INTERESTRATIFICADA ANGOSTA
1 .3.3 Condición abrupta cercana a los cerros
Esta condición se identifica en el contacto
entre los rellenos de la cuenca y los cerros
que sobresalen de ijicho relleno, a manera de
islotes; en este caso , los depÓsitos fluvia-
les al pie de los cerros son prácticamente
nulos, lo cual origina que las arcillas
lacustres estén en contacto con la roca (f ig
B-12) . Esta transición abruota se prcsen t .l
en el Peñón de Los Baños , e l. Peñón del
qués , el cerro de la Estrella y el cerro el" 1_
Tepeyac ; la estratigrafía típica de estas
zonas está integrada ror la serie arcillosa
lacustre, interrumpida por numerosos lentes
duros, de los materiales erosionados de los
cerros vecinos.
Peñón del Marqués
Arcillo lacustre
    1 Basaltos y Japillls
FIG 812. TRANSICION ABRUPTA DE ISLOTE A DEPOS ITOS
LACUSTRES
Es interesante mencionar que en la cercanía
Peñón de los Baños se encuentran interca-
laciones de lentes delgados de travertino
silicificado, producto de l as emanaciones de
aguas termales; lo anterior se ilustra con
el sondeo de cono eléctrico que se presenta
en la fig B- 13 .
1.4 DEPOSITOS DE LAS LOMAS
1 . 4 . 1 Características genera les
La zona de Las Lomas está formada por las
serranías que limitan a la cuenca al poniente
y al norte , además de los derrames de l Xitle
a l SSE; en las sierras predominan tobas com-
pactas de cementación variable , depÓsitos de
origen glacial y a luviones . Por su parte,
en el Pedregal del Xitle , los basaltos sobre-
yacen a las tobas y depÓsitos f luvioglaciales
y glaciales más antiguos .
1 .4.2 Zona poniente
a) Sierra de las Cruces
Está constituida por los abanicos volcáni-
cos , caracterizándose superficialmente por
la acumulación de materiales piroclásticos
durante su actividad explosiva (principa l-
mente en el Plioceno Inferior) y que fue-
ron retransportados por agua y hielo en
épocas posteriores.
En la formación de Las Lomas se observan
los siguientes elementos litolÓgicos, pro-
ducto de erupciones de grandes volcanes
andesíti cos estratificados :
-
nulometría
erupciones
cementadas
kilÓmetros
de de gra-
var iable , producidos por
violentas que formaron tobas
depositadas a decenas de
de distancia del cráter .
15
o
5
10
15
E
N
"O
o
"O
ü
20
e
::>
-o
a:
25
30
35
40
- oe DJnlu c;c , K• •cm2
5 10 15
20
1
---===
1

1
i
....::::::
<:
..:s:;;;:;;::
?T
¿
t5'
-
l
e::::::
>
4· 9·4
2·4·7


----
1

0:.

1-z.


r
'
1
- ___ 2.§.:_!_9-8. _____
-?-
.:2

-=:=;:
.
f--- ---
;;;!=
1

7·40·23
27
20
3 1
26
21
71
58
42
35
4Z
25
37
64
52
65
74
31
1 50
FIG 813. SONDEO DE CONO ELECTRICO CERCANO AL DE
LOS SAfiOS
r., f' OI d<' ettupci.one) pumU. ica-) , corres-
pondientes a la actividad vol cánica de
mayor violencia y que se depositaron co-
mo lluvia , en capas de gran uniformidad
hasta lugares muy distantes del
- !_,, hu'' 1 , definidos como acumulaciones
caóticas de material piroclástico arras-
trado lentamente en corrientes l ubrica-
das por agua , generadas por lluvia
torrencial inmediata a la erupción.
- Luhu1e) cafienteh, correspondientes a
corrientes impulsadas y lubricadas por
gases son las me nos frecuen-
tes ya que están asociadas a erupciones
paroxísmicas de extraordinaria violen-
cia; las arenas y gravas azules son las
más representativas de estos depósitos .
-
16
--,
.. (1:"" do lo E''"""
Nota= El corte A-A' se presento
en la fiQura 15
  Basalto

Basalto ctlidllnounin
1\.;:·,':j Planicie
F:'J ( :J Taron90
Terciari o medio
_," Valles Qlacioles
FIG B14. GEOLOGIA DEL PEDREGAL XITLE
- Dep&h¡Loh /fuu¡ogfac¡aleh, producto del
arrastre del agua que se derrite y sale
del glacial; se distinguen por su ligera
estratificación.
- Dep6hitoh /fuu¡afeh, correlacionables
con la formación elástica aluvial del
relleno de la cuenca de México.
- Suefoh, pro9ucto de la alteraciÓn de
lahares y cenizas, de color rojo y gris
asociados a climas hÚmedos y áridos,
respectivamente.
Por otra parte , los depÓsitos más antiguos
presentan fracturamiento y fal lamiento
tectónico dirigidos principalmente al NE ,
dirección que mantiene la mayoría de las
barrancas de la zona.
b) Pedregal del Xitle
Del cerro del Xitle descendiÓ, hace unos
2000 años, una extensa colada de lavas
basálticas ; sus numerosos flujos cubrieron
las lomas al pie del volcán y avan-
zaron en sus frentes hasta la planicie
lacustre entre Tlalpan y San Angel. Las
lavas descendieron sepultando dos impor-
tantes valles antiguos: uno en e l Sur, que
se dirigía anteriormente a las fuentes
brotan tes de Tlalpan; otro en el Norte,
el mayor, que se extendía entre el cerro
Zacaltepetl y las lomas de Tarango. Este
Último va lle contaba con dos cabeceras:
una en los flancos o rientales del cerro
de la Palma y la otra en la barranca de
La Magdalena Contreras ( fig B-1 4). A la
zona cubierta por lava se le identificaba
como los pedregales de: San Angel, San
Francisco, Santa Ursula , Carrasco y
Padierna.
Por otra parte, aebe haber existido otro
importan te valle aún más al Sur , entre las
fuentes brotantes de Tlalpan y la sierra
de Xochitepec; este va lle tuvo su cabecera
en Monte Alegre . Este afluente debe haber
sido sepultado durante la erupción del
Ajusco , en el Cuaternario Superior.
Muy anteriormente a la erupción del Xitle,
en el I fti n o i h (hace 200 000 años) avanza-
ron grandes cuerpos de hielo; estos g la-
ciares fluyeron de la barranca de La Mag-
dalena Contreras hasta las LJartes bajas
de la antigua planicie lacustre, acercán-
dose a lo que hoy es San Angel.
Indicios de morrenas con mult i tud de blo-
ques grandes se han encont rado en San
Angel, así como en las Brotantes;
por consiguiente , debajo de las lavas del
Pedregal de San Angel deben existir impor-
tantes acumulaciones de morrenas y secuen-
cias fluvioglaciales derivadas de su ero-
sión . Por otra parte, también puede ase-
gurarse que antes de que las lavas del
Xitle cubrieran el sitio, este valle fue
inundado por otras coladas lávicas; en el
corte geolÓgicos de la fig B-15 se ilustra
esquemáticamente la estratigrafÍa descri -
ta.
1 • 4. 3 · 7.ona norte
Esta regiÓn corresponde a la sierra de Guada-
lupe, se integra principalmente por rocas
volcánicas dacíticas y andesí ticas, en forma
de un conjunto de elevaciones dÓmicas . que se
extienden desde el Tepeyac, en el SE de la
sierra, hasta la zona de Barrientos, en e!
NW. En su parte central, esta sierra esta
afectada por su graben que se extiende al
NNE, formando el valle de Cuautepec ; en el
'
1
:1
'l
1
. '
'l
' 1
1
1
1
j
1
j
1
i
J
'(
1
1
:l
1
' 1
'
1 r
1 1
.. - . o
. .
. .
  1
·i'i
i 1
11
·; 1
!!
¡ "!
, .
j
1
•¡
17
S S E
l . Aluvión 4 . Tobos, orenosydepÓsltol fluvlal81
2. Boaoltos Pedregal del Xltle
5. Acarreos fluvloglocialtl
3. Bosoltoa Chlchinoutzin 6. Formocl6n Taronoo
FIG 815. SECCION CHICHINAUTZIN-LOMAS CORTANDO El
PEDREGAL DE SAN ANGEL
extremo septentrional de dicho graben y gené-
ticamente ligado a él, se eleva un volcán,
cuyas cumbres erosionadas const ituyen las
porciones más altas de la sierra de Guadalupe
y se denomina el cerro Tres Padres.
El tectonismo que ha regido el vulcanismo de
la sierra de Guadalupe se remonta al Mioceno
Medio; consiste de fracturas y fallaa.dirigi-
das al ESE. El graben de Cuautepec,' como se
dijo, obedece a un tectonismo dirigido al
NNE ocurrido en el Mioceno Superior. Final-
mente, un tectonismo orientado hacia el ENE,
y coincidiendo en dirección con el alinea-
miento de la sierra de Santa Catarina, afecta
a la totalidad de la sierra de Guadalupe en
el Plioceno Superior y Pleistoceno.
Una característica de la sierra de Guadalupe
son los potentes depÓsitos de tobas amarillas
que cubren los pies de sus numerosas eleva-
ciones en forma de abanicos aluviales. Estas
tobas consisten de estratos de vidrio pumÍti-
co fino a grueso; son los productos de las
erupciones violentas que generaron la sierra
de las Cruces durante el Mioceno y Pleisto-
ceno Inferior.
Durante el Pleistoceno Medio y Superior, las
oscilaciones cl imáti cas produjeron períodos
glaciales e interglaciales, que sometieron
a la sierra de Guadalupe a ciclos de erosión
pluvial y eÓl ica , formándose pequeños depÓsi-
tos de aluviones y loess. Finalmente, al
azolvarse la cuenca de México a consecuenc ia
de la formación de la sierra de Chichinaut-
zin, la sierra de Guadalupe fue rodeada por
depósitos aluviales y lacustres en el Sur,
Este y Norte; de estos depÓsitos emerge esta
sierra hoy como ¡hla.
2. ZONIFICACION GEOTECNICA
En este capítulo se presenta la zonificación
del área urbana basada en las propiedades de
compresibilidad y resistencia de los depÓsi-
tos característicos de la cuenca: lacustres,
aluviales y volcánicos; en el fig B-16 se
presenta una zonificación actualizada que
sigue los lineamientos presentados por Marsal
y Mazari en 1959 (ref 3). Durante el estudio
de una lÍnea específica del Metro, esta zoni-
ficación debe consultarse para definir en
forma preliminar 12s problemas geotécnicos
que se pueden anticipar relacionados con el
diseño y construcción de las estaciones y
tramos intermedios. La zonificación se com-
plementa con información estratigráfica típi-
ca , la cual permitirá desarrollar las si-
guientes e tapas iniciales del estudio :
- Realizar un análisis preliminar de las con-
diciones de estabilidad y comportami e nto
de la estructura durante la construcción
y funcionamiento de la línea, así podrán
identificarse las alternativas de solución
factibl es a estudiar durante el diseño de·
finitivo.
Planear la campaña de exploración, identi -
ficando los sitios donde eventualmente pue-
dan presentarse condiciones estratigráficas
complejas.
- Establecer las técnicas
muestreo aplicables en
lÍnea.
2.1 ZONA DEL LAGO
de exploración y
cada tramo de la
Esta zona se caracteriza por los grandes es-
pesores de arci llas blandas de alta compresi-
b i lidad (fig B-17), que subyacen a una costra
endurecida superficial de espesor variable
en cada sitio, dependiendo de la localización
e historia de cargas. Por ello, la zona del
lago se ha dividido en tres subzonas aten-
diendo a la i mportancia relativa de dos fac -
tores independientes: a) el espesor y propie-
dades de la costra superficial; y b) la con-
solidación i n d u   i ~ en cada sitio.
o
--- -

10
'
)
¡
20
{
l...

(
'(
e
.. .
30
Q
"' o
Q

z
::l
lL
 
o
a:
a.

1\-
40
(

so

"7

y
/
60
í.
o
18 20
RESISTENCIA DE PUNTA qc l k O /cm2)
FIG Bl7. SONDEO ZONA DEL LAGO
2 .1 .1 Lago Virgen
t

SlJf'ERFlCIAL
SERIE
ARCIL.LOSA
SUPERIOR
CAPA DURA
+
SERIE
ARCILLOSA
INFERIOR
+
DEPOSITOS
PROFUNDOS
Corresponde al sector oriente del lago, cuyos
suelos prácticamente han mantenido sus pro-
piedades mecánicas desde su formación; sin
embargo, el desarrollo de esta zona
18
de la ciudad, esti incrementando las sobre-
cargas en la superficie y el bombeo profundo.
La estratigrafia típica de la subzona Lago
Vi.11.ge.n arriba de la Capa Dura sé ilustra con
la f B-1 8; en la tabla 1 las propiedades
medias de los estratos.
2.1 .2 Lago Centro I
Está asociada al sector no colon-ial de la
ciudad, que se desarrollÓ a partir de princi-
pi os de este siglo y ha estado sujeto a las
sob:ecargas por pe-
quenas y las mecanicas
del subsuelo en esta subzona representan una
condición intermedia entre el Lago Virgen y
Centro II. Las características estrati-
graficas propias de esta subzona se presentan
en la tabla 2 y en la fig B-19 la resistencia
de punta del cono eléctrico de la serie arci-
llosa¡ es interesante comparar esta figura
con la fig B-18, para observar el incremento
de resistencia por las sobrecargas.
2.1.3 Lago Centro II
Esta subzona corresponde con la antigua traza
de la c iuda d, donde la historia de cargas
aplicadas en la superficie ha sido muy varia-
ble; esta situación ha pr ovocado que en esta
subzona se encuentren las siguientes condi -
ciones extremas: a) arcillas fuertemente con-
solidadas por efecto de rellenos y grandes
sobrecargas de construcciones aztecas y
coloniales , b ) arcillas blandas, asociadas
a lugares que han alojado plazas y jardines
durante largos períodos de tiempo, y e) arci-
llas muy blandas en los crueces de antiguos
canales . Asimismo, el intenso bombeo para
surtir de agua a la ciudad se refleja en el
aumento general de la resistencia de los
tratos de arcilla por efecto de la consolida-
ción inducida, como se observa en la fig
B-20, que conviene comparar con las figs
B-18 y B-19; en la tabla 3 s& resume la es-
tratigrafía caracte'rística de esta subzona.
2 . 2 ZONA DE TRANSICION
2.2.1 Interestratificada del poniente
En la franja comprendida entre las zonas del
Lago y las Lomas¡ deposi.tados en esta zona
se alternan estratos arcilloso s en un ambien-
te lacustre con suelos gruesos de origen alu-
vial , dependiendo sus espesores de las trans-
gresiones y regresiones que experimentaba el
antiguo lago.
La frontera entre las zonas de Transición y ·
del se definió donde desaparece la serie
arcillosa inferior, que corresponde aproxima-
damente con la curva de nivel donde la Capa
Dura está a 20 m de profundidad respecto al
nivel medio de la planicie. Conviene dividir
esta transición en subzonas , en función de
la cercanía a las lomas y sobre todo del
espesor de suelos relativamente blandos; se
identifican así las transiciones alta y baja,
que se describen a continuación.
/
---
(
i
\
\
\
\
..... .........
· - · ~  
FIG 816
l f
l
LJNCA SUPERFICIAL
LINEA ELEVADA
ESTACION
LINEA 4
LJNEA EJCPREII
LIIIITE Ot:L 0.'-
ZON/F /CAC/ON GEOTECN/CA
- LAGO VIRGEN, LV
C!:J} LAGO CENTRO l, C·l
!·:·:-:-: ·. j LAGO CENTRO a, C•/1
c::J TRANSICION SAJA, T8
c:::J TRAHSICIOH ALTA, TA
~ LOIIAS,LO
~ CERR03
ZONA DE IHFLIJVlCIA 0€ I.M fXI!II(I(J
- TRANSICIOH AIIJIU-"TA
~ OERRAIIES 8ASALTIC<n DEL KITI.L
~ ABANICOS ALUVIALES
:::_">- RIOS
CERRO DE SANTA
CATAR/NA
DISE NO GEOTEC NICO
ZONIF ICACI()N GEOTECNICA
DE LA CIUDAD DE MEX ICO
AGOSTO, 1987
• 1 :. ... r • • t
'
¡.
l
.. ,
1
1
··-
!
1
1
1
1
l

19
Tabla B-1
Estruti ,:·. _ía y p ropi e d ade s , Lago Vi r g e n
E S t r a t o
*
Espesor, en m y e n t / m
3
e , en t/m
2
0, en
o
1
Costra supe rfi c ial
i
l. O a 2. S 1.4 l. O
20
1
Serie arc illosa
s u pe rio r 38 a 40 1.1S
.
o.s a l. O
-
1
1 2 :
Capa dura
**
a
;
- o a lO 2S a 36
'
Serie arc illos a infe rior 1S a 30 l. 2S 3 a 4
-
L
l
l
1
L.
En orden de aparición a partir de l a s upe r f i c i e
*
**
La información disponible e s muy limitada; los paráme tros pre s e ntados corresponden a
pruebas triaxiales CU
Tabla B-2 Estr at i g rafía y p r opi e dade s, Lag o Centro I
E S t r a t b
!
Es pe s o r, e n m y , e n t / m
3
e , en t/m
2
0, en
!
!
Costra superficial 4 a 6 1.6 4 2S
Serie arcillosa superior 20 a
3.0
1. 2 1 a 2 -
o
Capa dura* 3 a S l. S - 1.6 o a 10 2S a 36
Serie arc illosa infe rior 8 a lO 1.3
-
l. 35 S a 8 -
*
La información disponible es muy limitada; los parámetros presentados a
prue bas triaxia les CU
Tabla B-3 Es tratigrafía y propiedades, Lago Centro II
E S t r a t 9
Espesor, en m y ,. en t/m
3
e, en t/m
2
(/J', en
o
Costra superficial 6 a 10 1.7 4 2S
Serie arcillQsa superior 20 a 25 1.3 3 -
Capa dura * 3 a S l. S a 1.6 o a 10 2S a 36
Serie arcilJ.osa infe rior 6 a 8 1.3 a 1.4 6 a 12
-
* La información disponible es muy limitada; los parámetros presentados corre sponden a
pruebas triaxiales CU
Tabla B-4 Estratigrafía y propiedades, Transición Alta
E S t r a t o Espesor, en m y , en t/m
3
e, en t/m
2
0
, en
(.'o)Stra superficial 8 a 10 1.6 10 20
  blandos 4 a 6 1.3 S o
o
..
o
Re sistencia de punta qc
7
Kg 1 e m
2
5 10 15 20
f

5
.r==--
1

/
10
E
*"
N
-e
i3-

 
-c
e:
::>
-o
...
0...
20
25
30
p
\
v
r

:l
FIG 818. SONDEO DE CONO ELECTRICO EN LA SU8ZONA DEL
lAGO VIRGEN
a) Transición Alta
Es la subzona de transición más prÓxima
a Las Lomas , presenta irregularidades es-
trat igráficas producto de los depósitos
a luviales cruzados; la frecuencia y di spo-
sición de estos depÓsitos depende de la
Cercanía a antiguas barrancas . Bajo estos
materiales se encuentran estratos arcillo-
sos que sobreyacen a los depósitos propios
de Las Lomas (fig B-21).
La estratigr af ía com6nmente encontrada
tiene las características anotadas en la
tabla 4 (fig B-22) .
b) Transición Baja
Corresponde a la transición vecina a la
zona del Lago; aquí se encuentra la serie
arcillosa superior con intercalaciones de
estratos limoarenosos de origen aluvial,
que se depositaran du'rante las regresiones
del antiguo lago. Este proceso diÓ origen
a una estratigrafía compleja , donde l os
espesores y propiedades de los materiales
pueden tener variaciones importantes en
cortas distancias, dependi endo de la ubi-
cación del sitio en estudio respecto a las
corrientes de antiguos ríos y barrancas.
20
E
*"
N
-e
 
-e
e
::>
-o
....
Q.
2
2
3
o
Res istencia de punta qc ,Ko /cm
2
5 10 15 20
5\
\;-
o

5

<\.

5
..>
<
..,¡

o
FIG 819. SONDEO CON CONO ELECTRICO EN LA SU8ZONA
LAGO CENTRO I
Por lo anterior, puede decirse que las
características estratigráfi cas de la par-
te superi or de la transición baja son
simi l ares a la subzona de Lago Centro I
o Centro II, teniendo en c uenta que : a) la
costra superficial está formada esencial -
mente por depÓsitos aluviales de capacidad
de carga no uni forme , b) los materiales
compresibles se extienden Únicamente a
profundidades máximas de orden de 20 m,
e) existe interestratificación de arcillas
y suel os limoarenosos, y d) se presentan
mantos colgados .
En la fig B-23 se muestran l os resultados
de un sondeo de cono de
esta subzona .
2 . 2 . 2 Abrupta cercana a los cerros
Es la transición entre las zonas del lago y
cerros aislados como el del Peñón de los
Baños , en la que arcillas lacustres están
intercal adas con numerosos lentes de materia-
les erosionados de los cerros y hasta lentes
delgados de t ravertino si licificado.
La fig B-13 ilustra la complejidad estrati-
gráfica de una de estas transiciones.
o
5
E
..
N
"Q
o
"Q
"Q
e:
:>
010
...
Q.
15
20
Resistencia de punto qc
1
K9/cm
2
5 100 200
-



__.;s:-

?
\
Avance con broca
Avance con loco
Avance
con rroco
FIG B22. SONDEO DE CONO ELECTRICO EN LA SUBZONA
TRANSICION ALTA
de l á a l teración de las superficies de frac-
turamiento, al estar sometidos a un humedeci-
miento producto de la infiltración de escu-
r rimientos no controlodados. En algunos ca-
sos, las fallas locales en la superficie del
corte podrían generar taludes invertidos de
estabilidad precaria .
Un aspecto significativo de las tobas, es que
algunas de ellas son muy resistentes al intem-
perismo y que incluso endurcen al exponerse
al ambiente, mientras que otras son fácilmen-
te degradables y erosionables.
de y de
Estos suel os están en estado
semicompacto y se mantienen en taludes verti-
cales debido principalmente a la cohesión
aparente generada por la tensión superficial
asociada a su bajo contenido de agua; por
tanto, el humedecimiento o secado de estos
materiales puede provocar la falla de los
cortes.
22
E
N
"1:1
o
5
10

"1:1
e:
:;,
-
o
...
Q.
20
25
30
Resistencia de punto qc ,Kg 1 cm
2
5 10 15 20
......,.-
>
-

..e.
¿-

"'1IL
-
Avooce con broca

FIG B23. SONDEO DE CONO ELECTRICO EN LA SUBZONA
TRANSICION BAJA
poco y glacJ..a-
y   Estos depÓsitos pre-
sentan una compacidad y cementación muy errá-
tica, por lo que la erosión progresiva de
origen eÓlico y fluvial tiende a generar _de-
pÓsitos de talud crecientes, que sólo detie-
nen su avance cuando alcanzan el ángulo de
reposo del suelo granular en estado suelto.
De la descripción anterior se concluye que
los principales agentes de activación son el
agua y el viento, por lo cual es necesario
proteger estos materiales contra un intempe-
rismo prolongado.
Son los pedregales generados por
el Xitle (fig B-16), formados por coladas
lávicas que presentan discontinuidades como
fracturas y cavernas, eventualmente rellenas
de escoria. La estabilidad de excavaciones
en estos basaltos debe analizarse en función
de los planos principales, de fracturamiento
y no de la resistencia intrínseca de la roca;
en el caso de cavernas grandes debe estudiar-
se la estabilidad de los techos . En la explo-
ración geotécnica de esta zona tiene más
valor el reconocimiento geolÓgico detallado
l
l.
1
y la perforación controlada con martillos
neumáticos en mayor número de puntos, que la
obtenciÓn de muestras con barriles de diaman-
te y máquinas rotatorias.
3. REFERENCIAS
1. Hooser F . ( 1 985) Estudio geolÓgico del
valle de México , trabajo no publicado.
23
2. Zeevaert L. (1953) Outline of the strati-
graphical and mechanical characteristics
of the unconsolidated sedimentary deposits
in the basin of the valley of Mexico . IV
Congress INQUIA, Roma.
3. Marsal R.J. y Mazari M. (1959) El sub-
suelo de la Ciudad de México, Facultad de
Ingenier!a, UNAM.
1
,
i

1
l
1
l
·e: EXPLORACION GEOTECNICA
• PROCEDIMIENTOS PARA LA DETERMINACION
DE LA ESTRATIGRAFIA DE UN SITIO
1 o
. - ·-- ----
o •
o 1
--
\
C: EXPLORACION GEOTECNICA
FEG-0 1 Reconocimiento geológico
1 . OBJETIVOS
El reconocimiento a l o largo de líneas del
Metro l ocalizadas en las zonas de lomas y de
transición alta, observando pozos a cielo
abierto excavados para este objetivo y para
el muestreo inalterado, permitirá obtener la
informaciÓn geolÓgica significativa para el
diseño geotécnico que se describe a continua-
ción. Por su parte , para las lÍneas ubicadas
en las zonas del lago y transición baja se
hará el reconocimiento geotécnico descrito
en el Capítulo de Supervisión de los Trabajos
de Campo .
2. INFORMACION GEOLOGICA
  Se determinará el espesor ,
caracterí sticas y origen de los estratos sig-
nificativos del s ubsuelo; es importante defi-
nir el espesor de rellenos a rtificiales y su
compacidad.
Las tobas de Las Lomas es-
tán afectadas por fracturamientos que pueden
generar superficies de falla y bloques ines-
tables . Debe investiga rse con detalle la
existencia de cavidades artificiales , túneles
y gal erías de antiguas minas, que también
causan c ondiciones de inestabil idad (fi c ha
FEG-09) .
  La evol ución geolÓgica de
cauces y barrancas ha formado diversa s condi-
c iones del s ubsuelo a l pie de la zona de l o-
ma s , encontrándose desde suelos arci llosos
blandos hasta aluvión suelto, lahares y aún
morrenas; el r e conocimiento geolÓgico debe
advertir sobre estas condiciones estratigrá-
ficas.
  Conviene estudiar las condicio-
nes de flujo superficial y subterráneo, com-
probando la e xiste ncia de mantos freáticos
colgados .
Cond¡c¡oneh Identificar los si-
tios en los que pudieran desarro lla rse condi -
ciones de inestabilidad en cortes y taludes.
Este fenómeno podría est ar asociado a la pér-
dida de humedad en los cortes expuestos, as í
como a la disminución de resistencia al corte
por humedecimiento de los suelos.
3. EXPLORACION GEOLOGICA
Con base en la información del reconocimiento
superficial , un ingeniero geólogo deberá pro-
poner (o revisar) el programa de explorac ión
de la zona de lomas , el cual podrá estar in-
tegrado por las siguientes e tapas :
3. 1 Levanta miento geolÓgico
Es un levantami e nto detallado, en el que se
registrarán minuciosamente l as barrancas ,
prestando especial c uidado a l a presencia de
cavid&des (ficha FEG-09) . El estudio de fo-
tografías aéreas a ntiguas es siempre de muc ha
utilidad .
3 . 2 ExploraciÓn geofí sica
La experiencia en la zona de l omas demuest ra
que los métodos geofÍ s i cos comunes (fichas
FEG- 02 y 03) son poco confi ables para detec -
tar los diferentes estratos y para identifi -
car cavernas ( ficha FEG- 09) ; sin embargo, la
constante evolución instrumental de estas
técnicas podrá eventualmente incrementar s u
utilidad.
3.3 Expl or ación con sondeos
El procedimiento de e xploración más adecua do
para los suelos de lomas y de transición a lta
es e l de pozos a cielo abi erto ( FEG-04 ), por-
que actualmente no se dispone d e técni cas de
mu estreo conf i a bles para esos s ue los secos
y duros; a dicionalmente, estos pozos permite n
l a observación directa de los material es del
si tio.
26
FEG-02 Método geofísico de refracción sísmica
1. OBJETIVOS
Deducir las posibles características estrati-
gráficas de un sitio y las propiedades mecá-
nicas de los suelos, a partir de la interpre-
tación de los tiempos de a rribo de ondas re-
fractadas ¿n los estratos de mayor densidad.
2. EQUIPO DE MEDICION
Está integrado por tres unidades básicas: el
mecanismo de generación de la onda, el con-
junto de geÓfonos captadores y el aparato re-
gistrador.
2 .1 Mecanismo de generación de la onda
El más simple es un martillo pesado equipado
con un micro-interruptor montado en un mango,
que al golpear una placa metálica asentada
en la superficie genera la onda y simultánea-
mente opera al microinterruptor que a su vez
activa al aparato registrador para indicar
el inicio de la prueba. El martillo se usa
para estudios someros (10 m); para los de ma-
yor profundidad, la onda se genera con la
explosión de una pequeña carga de dinamita
colocada en una perforación de menos de 1 m de
hondo, mediante un detonador eléctrico ins-
tantáneo.
2.2 Geófonos
Son dispositivos electromagnéticos que captan
las oscilaciones del suelo y las transforman
en señales eléctricas . Los geÓfonos comunes
Únicamente registran la componente. vertical
del movimiento y su sensibilidad varía entre
5 y 100 c ps; su construcción es robusta y en
el eje vertical tienen una punta para hincar-
se en el suelo.
2.3 Aparato registrador
Es un oscilÓgrafo cuyos elementos sensibles
(canales) son de 2 a 12 pequeños galvanóme-
tros que vibran al recibir la señal de los
geÓfonos. Los galvanómetros lle van adheridos
pequeños espejos , en los que inciden rayos
de una fuente luminosa fija y l os reflejan
a papel fotosensible con una escala de tiem-
po, registrándose así el arrivo de las ondas.
Además de los anteriores, existen oscilÓgra-
fos que registran el fenómeno ya sea en cin-
ta magnética, en pantalla luminosa o digital-
mente.
Las características más importantes de los
oscilÓgrafos para exploración geotécnica se
resumen en la tabla E2-1.
3 . PROCEDIMIENTO DE PRUEBA
En una lÍnea de medición usualmente se colo-
can de 6 a 12 geofÓnos alineados , en un ex-
tremo se ubica el aparato que genera la onda
y en el opuesto se coloca el oscilÓgrafo .
La longitud total de la lÍnea de geÓfono s (L)
se condiciona a 3 veces la profundidad ( D)
a la cual interese hacer la exploraciÓn; los
geÓfonos se ubican equidistantes entre s í,
o bien, más cercanos en el extremo en el que
<>e genera la onda (pero a no menos de 2 m)
y a distancias mayores en la parte más aleja-
TABLA E2-l CARACTERISTICAS DE LOS OSCILOGRAFOS PORTATILES
Perturbación Registro Fuente de NGmero de Intervalo Peso , P.n Capacidad,
provocada poder canales de kg Prof. e n m
con Tiempos
ms
Martillo - Digital Pilas 1 a 2 0-10 5 10
-Pantalla lumi-
nos a
Explosivos - Papel foto- Bater1a 2 a 12 O-lOO 10 100
sensi ble recargable
- Cinta magné- 12 o   ~ s 0-1000 30 lOO
t i c a
ms - milisegundos
:re
en
tr -
.es

los
los
/OS
1an
! ffi-
\S •
:a -
.n-
tl-
.os
se
O-
X-
da
o .
L)
D)
os

l,
u e
m)
a-
da (pero a no más de 20m).
En cond iciones simples , en
que las fro nteras entre estratos sean parale:
las a la sup0rt icie, una sola prueba podra
dar información suficiente; pe r o por lo gene-
ral, es realizar una segunda prue-
ba, 51enerando l a onda en el otro extre mo de
1a l1nea .
Los aparatos de dos cana}es, que sólo
señales de uno o dos geofonos , se neces;tara
colocarlos en puntos a lo largo de la l1nea ,
para hacer una medición equivalente a un a pa -
rato de 12 canales de medición. Se han desa-
rrollado otras técnicas de esta prueba (refs
1 y 2 ); por ejemplo , para detec tar una zona
de menor velocidad se recomienda disponer los
geófonos en forma semicircular del
punto de tiro, de tal manera que las dl sta n-
cias sean constantes y pueda registrarse re-
traso en algunos geÓfonos. Para determinar
las dimensiones y profundidad de la anomalía
se hace variar el radio y/o la posición del
punto de tiro. Estas anomalías pueden co-
rresponder a zonas de baja resistencia, muy
sueltas o con cavernas (fig E2-1 ).
Trozo oporantt
lo caverna
o

l;

'O
o
a.
'
'
'
e

i=
Curvo 'normal'
Variación de
1 Tiempo dt relroao
1
Todo• loa puntos caen sobre
lo curvo,uctpto loa Indicados
upresom tntt
Distancio o los QtÓfonot
FIG E2-l DISPOSICION DE TENDIDOS PARA LOCALIZAR UNA

4. RESULTADOS
Las velocidades de propagaciÓn de las ondas
se grafican conforme la figura E2-2.
5. INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS
5.1 Estratigraf!a
Se basa en la ley de refracciÓn de las ondas
en medios elásticos , de la cual se deducen
las siguientes expresiones.
Para el caso de dos capas paralelas, y
v
2
> v
1
, el espesor h será (fig E2-2) :
27
T
e
Medio 1
Medio 2
FIG E2-2 GRAFICA DI STANCIA-TIEMPO PARA EL CASO DE
DOS CAPAS PARALELAS A LA SUPERFICIE DEL
TERRENO
h
do
2
( E2-1
Donde do es la distancia horizontal aparentE
entre el origen y el cambio de velocidad
E2-2).
Para el caso
V 3 > V2 > V 1 t
di ante
hl VI
h 2 V2
donde:
de tres estratos paralel os ,
los espesores se obtiene n me ·
hl do [  
(E2-2 )
1 2 V + V
2 1
h 2
[ljgl P h 1 + do 2
2
V
3
+ V
2
J ( E 2- 3 l
do
1
y do
2
son las distancias
al cambio de velocidad 1 f 1c
E2-2)
p
es el factor de correcc1 o n ;
para cálculos aproximados
igual a 0 . 8
'
Para casos con mayor número de estratos,
pas inclinadas o velocidades menores er. •):;-
tratos subyacentes, consultar l a referenc 11
3 .
5.2 Identificación de suelos
La identificación de los suelos y r oca s se
hace comparando las velocidades de pr opar¡a -
ción de ondas longitudinales con las corres -
pondientes a casos conocidos. En la tabla
E2-2 se muestra una recopilación de va 1 or es
( ref 2) .
5.2 MÓdulo dinámico
Se calcula considerando un valor probahle de
la relaciÓn de Poisson para aplicar la c e
E2-4. Si se realizan determinaciones de \,;¡
D
g
n
t
f
2
E
m
j
g
2
E
e
<;
e
lT
a
e
 
y
e
e
r
t
28
TABLA E2-2 INTERVALO APROXIMADO DE LA VELOCIDAD DE ONDA
LONGITUDINAL PARA DIVERSOS MATERIALES REPRE-
SENTATIVOS (ref 2)
Material
Suelo orgánico
Arcilla
Arcilla limosa
Arcilla arenosa
Limo
Arena seca
Are na Mimeda
Aluvión
Aluvión (terciario)
Aluvión profundo
Depósito glaciar
Basalto
Agua (dependiendo de la tempe ra-
tura y contenido de sales)
Velocidad, en m/s
170 a 500
1000 a 2800
975 a 1100
1160 a 1280
760
300
610 a 1830
550 a 1000
800 a 1500
1000 a 2360
490 a 1700
2000 a 4000
1430 a 1680
'd d de propagac 1 on de las ondas
veloc lt a o de corte , con las ecs E2- 4
ersa e s • ¡' t '
v · d tleducir e l modulo e a s 1 co Y
se dee Poi s son ,_·o rre s pond l e nte.
l JCt OO .
----. ----

1 - I.J
''L
p ü + I.J ) ( 1 -
2 ¡.J )
fdin
1
VT p 2 ( 1 +I.Jl
donde :
trans-
y E2-5
lu re-
( E2-4i
(E2-5)
velocidad de las ondas longitudi-
nales, en m/s
velocidad de las ondas transversa-
les, en m/s
relaciÓn de Poisson
módulo de elast icidad dinámico del
Edin ton/mz
medio , e n
p
densidad del material, en ton s
2
/m'
6 .
La principal aplicación de este método puede
ser la de determinar la profundidad de la
29
bajo un depósit o al uv ial d e ex-
ploración directa .
La t nterpretaci ón de la prueba debe necesa-
riamente correlacionarse con la informaciÓn
de los sondeos c onvencionales, porque tiene
la limitación de no detect ar la presenc i a de
estratos blandos que subyacen a otros duros ,
debido a l as condiciones de refracción que
se desarrollan. Es necesario también efec-
tuar para c ada lÍnea de registro dos pruebas,
una generando la onda en un extremo de la
lÍnea y lá otra generando la onda en el con-
trario.
La detección de cavernas, aún con el procedi-
miento descrito, es poco confiable .
7 . REFERENCIAS
1. Dobrin,   "Introduction to geophysical
prospect ing" , Hill Book, Co ., Nueva
York (1961)
2. Pe tróleos Mexicanos , PEMEX , "Exploración
y muestreo de suelos para proyecto de
cimentaciones", Normas 2 . 214.05 (1975)
3. Grant, F y West, G, "Interpretación Theory
in applied geophysics", Me Graw Hill Book,
Co., Nueva York (1965)
FEG-03 Método geofísico de resistividad eléctrica
1 . OBJETIVOS
Deducir l as posibles caract e rísticas estrati-
gráficas de un s itio y la posición del nivel
f r eático, a partir de la interpretación de
las res1stividades medi as en los s uelos .
2 . EQUIPO DE MEDICION
Está compuesto por una fue nte de poder, un
voltímetro, un ampe rímetro, cuatro electrodos
y cabl es c onductore s ; los equipos comerciales
integran la fuente de poder con e l voltíme-
tro y e l amperímetro en una unidad compacta .
En la tabla E3 .1 se pr esentan las característi-
cas de los equipos portátiles .
Los electrodos son varillas usualmente de
bronce de 2 cm de diámetro y 50 cm de longi-
tud, con un extremo e n punta para hincarse
en el terreno. Los cables de conexión son
de cobre con f orro de neopreno.
3 . PROCEDIMIENTO DE LA PRUEBA
Para la e xploración se han desa-
rrollado diversos metodos ( refs 1 y 2) ; el
denominado arreglo de Wenner es el mas utili-
zado por simplicidad. Tiene dos t écnicas
de operación: ">ondeo ei.éci ll..i..co , que estudia
la estrat igrafía segÚn una vertical , y : ,, 1 -
  que lo ha ce conforme una
horizontal a cierta profundidad; combinandc
ambas técnicas se puede tener una idea clara
de las condiciones del subsuelo del sitio.
El c ampo eléctrico se i nduce al terreno con
dos e l ect r odos, denominado s de corrient e, que
se hincan y conectan mediante el cabl e a la
fuente de poder y el amperímetro; entre est os
electrodos s e hincan dos de potencial conec -
tados al voltímetro. Con el amperí metro se
mide la intensidad de la corriente induc 1da
al terreno y con el voltímetro la dife rencio
de potencial e nt re los e lectrodos centrales.
Las distancias entre electrodos puede variar -
se dando lugar a diferentes arreglos; en el
más usual, conocido como Wenner, los electro-
dos se instalan alineados con s eparac i Ón
equidistante h; con este arreglo la medic t Ón
hecha es representativa del material a la
profundidad h.
El ,-,ondeo ei.écill..i..co se realiza manten i<!rdo
el centro d el arreglo Wenner fijo e incremen-
tando la s eparación h; en cambio en el
Únicamente se cambia de lugar
el arreglo (de igual h) sobre una ret§cula
trazada en la superficie. Se combinaran el
sondeo y el r astreo para definir las condi-
ciones geolÓgicas de lugar. Ambas técnicas
deben iniciarse determinando la resistividad
del estrato má s superficial, colocando l os
electrodos con una separ aciÓn menor que el
espesor del primer estrato. El arreglo de
l os electrodos se muestra en la fig E3-1 .
J

  de

corritnle
" "
h
i
FIG E3-l ARREGLO WENNER
.4. RESULTADOS
Los d atos de resistividad pueden interpretar-
se cual itativamente construyendo diagramas
de isorresistividades aparentes (fig E3-2).
S. INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS
5 .1 Resistividad aparente
El arreglo genera un campo e l éct rico
con profundidad h, ancho 0.75 h y longi -
tud 4.5 h . De l a prueba se obtie ne l a dife-
rencia de potencial V y la intensidad d e l a
corrient e I; la resistividad aparente se ob-
tiene mediante
2 1T h
V
-I-
(E3 -1 )
30
donde:
V
I
h
resistividad aparente a la profun-
didad h, e n ohms-m
diferencia de potencial, en volts
intensidad de l a corriente, en
amperes
distancia entre electrodos, en m
Cuando se usan equipos portátiles que miden
la resistencia, s e puede sustituir la rela-
c ión V/I por R, resistencia en ohrns.
5.2 Estratigrafía
a ) Sondeo eléctrico. La . interpretación del
sondeo eléctrico se realiza con el proce-
dimiento de cál cul o de Hummel (ref 3) ,
quien dedujo la expresión de la resisti-
vidad a parente para e l caso de una capa
de resistividad p sobreyaciendo un estra-
to infinito de p
1

'f Kn -
Pa =PI+ 4p¡ n=l / 1+(2nH/h) 2
Kn
donde:
/ 4+ (2nH/h)2 (E3-2)
n = 1, 2, 3, ... oo
H e spesor de la capa , en m
h equidista ncia entre electrodos, en m
p 1 - p2
K = (E3-3)
p 1 + p2
l a familia
anteri o r
H (fig
Mooney y Wetzel (ref 4) obtuvieron
de c urvas derivadas de la
para simplificar e l cál culo de P2 y
E3- 3 ) .
La forma de utilizar esta g ráfica es la si-
guiente: para determinar l a resistividad P¡
del estrato superfi c i a l se utiliza alguna me-
dición realizada con una equidistancia h, me -
no r que e l espesor de l a capa, aplicando la
fórmula de la resistividad a parente; cuando
Dietan e 1 a
m
FIG E3-2 DIAGRAMA REPRESENTANDO CURVAS DE ISORRESISTIVI DADES
. s
:n
m
1 1
i-
:>a
;t-
2)
m
i.a
)r
Lg
L-
a
o
FIG E3-3 CURVAS DE RESI STIVIDAD APARENTE PARA EL CASO
DE UNA CAPA MEDIANTE EL ARRE.GLO
1
.4ENNER ( REF 4)
se tenga duda de este valor se recomienda ha-
cer una gráfica de va riación de la e quidistan-
cia h con la resistividad aparente; extrapo-
lando se puede determinar p
1
como el valor de
p cuando h tiende a cero . Conocidas P
1
y P
2
  un valor de h se traza en la g r áfica una
horizonta l para Pa /P
1
y se obtiene una serie
de valores de k y h/H; de este conjunto de va-
lores se dibuja la variación de K V6 H, ya que
h es constante para c ada medición. Se dibu-
jan las curvas de K V6 H para los diferentes
valores de h; si las curvas se cruzan en un
punto (H,K) (fig E3-4), se tiene el caso de
una capa sobreyaciendo un estrato infinito.
En caso de no cruzarse en un punto , se compa-
ra la curva Pa v6 h con curvas teóricas para
diferentes configuraciones de estratificación,
que han sido preparadas por investiagdores co-
mo Mooney y Wetzel (ref 4) .
Espesor de lo copo H,en m
FIG E3-4 GRAFICA H vs. K PARA EL CASO DE UNA CAPA
En general, el número de capas involucradas
en una prueba se puede detectar en la curva
Pa V6 h mediante el número de cambios de pen-
diente.
b) Rastreo eléctrico. Para interpretar la
prueba se hace una gráfica de distancias,
de origen arbitrario al centro del arre-
31
g lo , contra r e sisti vidades aparentes; las
r esistivi dades reales en cada zona a la
profundidad h serán l as que estén l ocal i-
zadas fuera de las zonas de transición
(fig E3- 5) .
d
h
PI
FIG E3-5 GRAFICA TIPICA DE RESISTI VIDADES PARA EL
CASO DE UN CONTACTO
5 . 3 Clasificación de suel os
La clasificación tentativa de los material e s
s e hac e por comparación de la resistividad
eléctrica con valores típicos, como los de la
tab.la E3-2.
La posición del nivel freático se detecta fá-
cilmente en la sección de isorresistividades.
6. COMENTARIOS
La precisión de este método para predecir la
estratigrafía de un sitio es generalmente me -
nor que la de refracción sísmica y por el l o
se utiliza menos; sin embargo, es más con fia -
ble para determinar la posición del ni vel
freático y detectar estratos blandos.
En la búsqueda de cavernas con esta técnica
se incurre en errores, porque las    
que producen zonas con diferente contenido de
agua pueden fácilmente interpretarse c omo ca-
vernas .
7. REFERENCIAS
l. Dobrin. M, "Introduction to geophysical
prospecting", McGraw Hill Book Co ., Nueva
York (1961)
2. Grant, F y West, G, "Interpretation theo ry
in applied geophysics" , McGraw Hil l Book
Co., Nueva York (1965)
3. Hummel, J N, "A theoretical study o f
apparent resistivity in surface potent La 1"
Geophysical Prospecting 1932, Trans.
American Institute of Mining and Metalur-
gical Engineers, Vol 97, EUA (1932)
4 . Mooney, H y Wet_¡el, W, "The potent ia ls
about a point electrode and apparent re-
sistivity curves for a two, three, and
four-layered earth", Universidad de
Minnesota, EUA (1956)
2 1
e
Ul
i e

n
H
; t
l ·.
1
e
32
TABLA E3-1. CARACTERISTICAS DE ALGUNOS EQUIPOS PORTATILES USADOS
EN EL METODO DE ELECTRICA
Fuente de Capacidad, en Intensidad de Intervalo de
poder m corriente, en mA* mediciones
30 20 0.1
a 1000
Baterias 20 50 0.1 a 1000
recargables 300 lOO a 150 0.002 a 10
200 o a 1000 0 .0002 a 100
*mA: miliamperes
TABLA E3-2. RESISTIVIDAD ELECTRICA DE DISTINTOS
TIPOS DE ROCA Y SUELOS
Material Resistividad, en ohm-m
suelos finos 1 a 10 X
 
Arenas 2.2 a 4 X 10
2
Dep6sito glacial S X 10
2
Peso
en
f!
f!
f!
f!
total ,
l<g
20
15
60
75
-
33
FEG-04 Pozo a cielo abierto
1 . OBJETIVOS
El a cielo abi erto a)
directamente las caracter1s t1cas
ficas del suelo, y b) r escatar muestras 1nal-
teradas de los estratos pr incipal es. Esta
técnica de expl o ración y muestreo e s particu-
larmen·te recomenda ble en secos y duros,
como los de la costra superf1c1al de la zona
del l ago y los depósitos de l omas y de algu-
nás transiciones.
2. EQUIPO NECESARIO
se requiere equipo para la excavación del po-
zo y labrado de l as muestras inalteradas; l a
excavación puede hacerse con herrami e nta ma -
nual o con máquinas perforadoras capaces de
abrir e n seco pozos de por lo menos 80 c m de
diámetro. El labrado de las mues tras se rea-
l iza con herramient as manua les .
2.1 Excavac ión IDanual
El equipo se i ntegra por picos, pa las , cable
de manila, botes, un ma l acate mecánico para
250 kg, escaleras y herramienta para carpin-
tería y a lbañielría. Además , si el nivel
está cercano a l a superficie, puede
requerirse una bomba eléctrica con puntas
eyectoras, es fact ible que también se nece -
siten martillos eléctricos o neumát i cos para
atravesar suelos muy duros, así c omo a lgunas
t obas.
2.2 Excavación con máquina
Se puede utilizar una máquina perforadora a
rotación del tipo de la que se emplea para la
construcción de pilas de cimentación . La se-
lección de l a máquina quedará condicionada
por la profundidad que se requiera alcanzar;
como guía, puede decirse que per for ando en
seco suel os duros , las más ligeras (tipo
Cadweld) pueden perforar hasta 15 m en diáme-
tros áe 0 . 8 m y las más pesadas (tipo Watson
o Soilmec) , aproximadamente 30 m, con diáme-
tros de 1.0 a 1. 5 m.
2.3 Herramientas y materiales para el
muestreo
Para el labrado y protección de l as
inalteradas se requieren espátulas ,
martillo, brochas, estufa , manta de
parafina y brea.
3 , DESARROLLO DEL TRABAJO
3 .1 Excavación ma nual
muestras
cincel ,
cielo,
El pozo puede excavarse con sección cuadrada
o circular, la forma se eligirá en razón a la
técnica de estabilización de las paredes de
la excavación . Si se utilizan tablones y mar -
cos e structurales, la forma cuadrada es la
más adecuada; en la fig E4-l se muestra cómo
se adema un pozo . Por otra parte, l a forma
de pozo circular es la conveniente cuando se
estabilizan sus paredes con tubo de lámina co-
rrugada o con f erro-cemento . Esta última so-
lución se ha venido empleando con mucha f r e-
cuenci a por su sencillez y bajo costo · esen-
cialmente consiste en colocar anillos
1
de ma-
lla electrosolda da (4, 4-10 , 10} separados
por lo menos 2 cm de la pared de excavación.
La malla se fija con anclas cortas de varilla
corrugada hincadas a percusió n , y después se
aplica manualmente el mortero con un espesor
mínimo de 4 cm. Los a nillos general mente e m-
pleados son de 1 m de altur a ¡ si el terreno es
estable, este val or puede incrementarse .

e IOx 20
ri"A
V'
}
Pi
F
p.
Esquiroer
o"
Lorc;¡uero
/_

V
..
@

   
Se decremento con
lo profundidad}
[\
Iones/
t\ f--
¡ ...

Tob
1
0
COR TE A- A
Cul'ias· donde se
requiero oju s tor
FIG E4-l ADEMAOO p,;RA UN POZO A C 1 ELO AB 1 ERTO
3 .2 Excavación con máquina
La perforación mediante máquina rotatoria
también puede presentar paredes inestables,
en esos casos, el problema deberá resolverse
per forando tramo s aortos y estabilizándolos
con anillos de malla de acer o y mortero .
Las zonas de tobas duras, donde las perfora-
ciones pierden velocidad de avance , se acos-
1
1
1
tumbra atravesarlas agregando agua para a.btan-
los materiales; esta práctica es inade-
cuada porque altera las propiedades de los
suelos.
3.3 Labrado de las muestras inalteradas
En la excavación se deja un escalón (fig
E4-2), en el cual se limpia un área de unos
50 cm de diámetro; a continuación se marca la
sección deseada y se labran los lados del cu-
bo de suelo (de 25 x 25 cm). Posteriormente,
la muestra se envuelve con manta de cielo, que
se impregna con una mezcla caliente de para-
fina y brea mediante una brocha. En la parte
superior de la muestra se coloca una etiqueta
de identificación (fi9 E4-3).
ProyecciÓn del
corte A- A
A
......... ... 1
: 1 A

l 1
 

V
FIG E4-2 LABRADO DE MUESTRAS
4. REGISTRO DE CAMPO
Conforme avanza la excavación del pozo se lle-
va un registro (fig E4-4) donde se anota la
descripción y clasificación de los estratos,
indicando gráficamente la profundidad de las
muestras; en el registro se incluirán comen-
34
tarios relativos al procedimiento de excava-
ción y ademe utilizados. Asimismo, conviene
registrar los valores de resistencia al corte
determinados en las paredes y fondo del pozo
con torcómetro y penetrómetro p ortátil.
Etiqueto
25
25 cm
Covitur 1 Sondeo
Línea Muestra
Profundidad

Operador
Fecha
FIG E4-3 IDENTIFICACION DE MUESTRAS
5. COMENTARIOS
El pozo a cielo abierto es una técnica de ex-
ploración y muestreo que puede clasificarse
como excelente; en suelos secos es la
confiable, ya que los métodos de perforación
y muestreo convencionales que emplean agua o
lodo como fluido de perforación pueden provo-
car cambio de sus propiedades mecánicas.
Los factores que deben tomarse en cuenta para
la selección del pozo a cielo abierto como
técnica de muestreo en un caso particular son:
a) la profundidad máxima que pueda alcanzar-
se, b) el tiempo y costo de ejecución y e) que
el nivel freático sea profundo .
r
Prof,
en m.
o
35
(2\LANTA
V)(
Muestra Tipo
SONDEO ____________ __
COMENTARIOS El pozo se
odemó con ferro- cemento
PENETROMETRO DE BOLSILLO
de suelo
e, en
kq/cm
2
Ltmo arci lloso con
2 . 5
1
OMI-1 lentes de arena
2. 0
>3.0
2
OMI - 2
Areno limoso pumÍI1co
)3. 0
-----
1. 9
3
O MI - 3
2.3
L1mo arcilloso
>3.0
4
OMI-4
>3 .0
5
O MI - 5 >5.0
1'-----
Morenol muy duro, se requiri ó
G lnMI · 6
··p1SIOIJ neumÓIICO poro su- -----
e ~   O V O   I Ó O
)5.0
Sondeo jReohzó SupervisÓ
COVITUR
Locolizoc1Ón Fecha
FIG E4-4 PERFIL ESTRATIGRAFICO
FEG-05 Prueba de cono eléctrico
1, OBJETI VO
Determinar las variaciones con la profundidad
de las resistencias a l a penetración de punta
y fricción del cono; la interpretación de es-
tos parámetros permite definir con precisión
cambios en las condiciones estr atigráficas del
sitio y estimar l a resistencia al corte de
los suelos medi ante correlaciones empfri cas.
2. EQUIPO
2.1 Cono eléctrico
Es una celda de carga con dos unidades sensi-
bles instrumentadas con deformómetros eléc-
tricos ( &.tllo..üt go.gu) , (re f 1) ; usualmente tie-
ne 2 ton de capacidad de carga y resolución
de ± 1 kg, pero en el caso de suelos duros
podrá alcanzar una capacidad de 5 ton y reso-
lución de ± 2 kg; en la fig ES-1 se muestra
esquemáticamente dicho instrumento; general-
mente tienen 3.6 cm de diámetro exterior , aun-
que para suelos blandos se han utilizado has-
ta de 7. O cm.
Como se observa en la fig ES-1 , la fuerza que
se desarrolla en la punta cónica (1) se mide
en la celda inferior (2) , y la que se desa-
rrolla en la funda de fricción (3) se mide en
la celda superior (4).
La señal de salida de l cono se transmite con
cables a la superfici e, la recibe un aparato
receptor y la transforma en señal digital,
impresión numérica o directamente en una grá-
fica.
2.2 Mecanismo de carga
El cono se hinca en el suelo empujándolo con
una columna de barras de acero, usualmente de
3.6 cm de diámetro exterior, por c uyo inte-
rior sale el cable que lleva la señal a la
superficie, La fuerza necesaria para el hin-
cado se genera con un sistema hidráulico con
velocidad de penet:ación control ada.
3. OPERACION DEL EQUIPO
La velocidad de hincado del cono es usualmen-
o) Conjunto
1 Cono (60°,036mm,l0.18cm
2
)
2 Celda de punto
Cortes AA y 88
b) Elemento sensible
3 Fundo de fri cción (036mm,l47.02cm
4 Celda de fricción
5 Elemento sensible (bronce SAE -64)
6 Pieza de empuje
7 Perno de sujeción (3 <U 120°)
8 Copie conector o lo tubería EW
9 Cable conductor blindado de 8 hilos
10 Sello de silicón blondo
11 Rondana de bronce
98..5
12 Deformómetros eléctricos
13 Aro-sello Acotaciones , en mm.
FIG E5-l CORTE TRANSVERSAL DEL PENETROMETRO ELECTRICO
36
de 2 cm/s; sin   en la norma
tiva (ASTM D3441-75T para operación del cono
eléctrico) se propone de 1 a 2 cm/ s ± 25%. Pa-
ra las arcillds de la Ciudad de México se ha
adoptado 1 cm/s porque asi se controla meior
la prueba; sin e mbargo, es admisible operar
con 2 cm/s, sabiendo que se obtienen valores
ligeramente más altos (ref 2); sin embargo,
es muy importante que durante la prueba la
velocidad de penetración se mantenga constan-
te, ya que es inevitable que en las- capas du-
ras el cono pierda velocidad de penetración y
que al pasarlas se acelere.
4. RESULTADOS
La prueba de penetración estática de cono
permite definir las var iaciones de las resis-
tencias de punta y fricción con la profundi-
dad; la fig E5-2 muestra un ejemplo en un son-
deo en el centro de la Ciudad; no se presen-
ta la gráfica de la fricción porque en
los suelos blandos su medición es incier-
ta (ref 3 ) .
E
N
""' o
o
5
10
:= 1 5
""' e
::J
-o

20
25
30
1\
<
2
5
Resistencio
10
de punto t!;c
1
Kg


\t



V
.(t
"
\

 
FIG E5-2 VARIACION DE LA RESISTENCIA DE PUNTA CON LA
PROFUNDIDAD
5. INTERPRETACION DE RESULTADOS
5.1 Estratigrafía
El penetr6metro eléctrico permite detectar
e
c e
U t
r e
S .
m;
r .
e
St
5 1
e :
S l
d t
f
i ;
S
a
Para determinar el valor del ángulo de
fricción interna, $ ',usualmente se u til i-
zan las fórmulas de capacidad de car ga , em-
pleando como datos la capacidad de car ga
última y la estimación del peso volumé tri-
co; en la fig ES-6 se presenta una solu-
ción gráfica para deter minar e l val or de
$' en función de qc y de 0
0
', donde o
0
' es
el esfuerzo vertical efectivo.
e) Suelos cohesivo-friccionantes . Este caso
se resuelve considerando dos valores de la
resistencia de punta cercanos, que corres-
ponden a un• mismo estrato (qcl y qc
2
l. Asf
se pueden plantear dos ·expresiones de la
capacidad de carga última, que al conside-
rarlas simultáneamente resultan:
(ES-2)
e =
(qc
1
+qc
2
)-YNg(l+tan $ ) (z
1
+z
2
)
2 Ne O + Nq/Nc)
(ES-3)
donde
e Y cp parámetros de la resistencia al
corte
qc
1
Y q c
2
valores de la resistencia de pun-
ta (qc2 > qc1)

!Compacto
cementado!
Mezclas limo-
100
-----
(\j
E ..
u
50
o
'

01
u
Areno .X
e:
...
o
r:T
u
E
e:
o
e: u
:;,
a. 111
...., Muy duras o
----
t> e:
.........
"O ..
...
!Suelto!
..... ........
o c::r
·7/
·g
t>
Vi
..... ....,Duros /
10
·¡¡;
--
..
-... /
a::
5
-..!A.!dias /Arcillas
---i orgánicas y
mezclas de
Blondas
suelos
Muy blondos
20
2 3
Relación de fricción, fs!<lc, en porcentaje
FIG E5-4a CLASIFICACION DE SUELOS CON PENETROMETRO
ESTATICO (REF 4)
7
z 1 z l
profu ndidades de medi c ión
N e y Nq coe ficientes de capacidad de car-
ga
(\j
E

"'
·"
u
r::r
E
e:
:;,
a.
41
"O
o
·e:;
e:

"'
·¡¡;
41
a::
o
Frlccíón local fs, kg/cm2
§
a.
41
"O
o
·e:;
! 1 o  
"'
·¡¡;
t>
a::
1.0 1.5
Fricción local fs, kg/cm2
2.0
FIG E5-4b CLASIFICACION DE SUELOS CON PENETROMETRO
ESTATICO (REF 5)
Y(l + tan $ ) (z
2
- z
1
)
(ES-4)
Para determinar el valor de cp se deben re-
solver por aproximaciones suces ivas las
ecuaciones implícitas ES-2 y 4; para ello,
primero se supone un v alor de cp para calcu-
lar Nq (ES-4) y con el valor obtenido cal-
c ular cp (ec ES-2) ; este último se toma co-
mo valor inicial y se repite el cálculo que
converge en dos o tre s iteraciones.
6. COMENTARIOS
La prueba de penetración con c ono es la téc-
nica de exploración de suelos más eficiente y
económica de que se dispone actualmente .
Cuando se trata de suelos blandos,
eléctrico tiene mayor precisi6n que
mecánico.
el cono
el cono
f
J
1
37
o 5 10
Res1stenc1u de punto dtl cono eléctrico qc (kg/cm
2
)
15
o 5
E
"O
o
"O
"O
e:
"
o
o
5
10
15
20
25
30
\
\
\
\
\
\
\
\
\
\
RA
- _.._
.. ~ es
SS
f
\ LO PCS
\   1 - - - - - - -   - - - - - - l ~ 1
1 ~ Secado solar
1. _ _
1
1
LO
NC
'---_j_:::======J<i Secado solo'r
1
':=========j0 Vidrio volcánico
....__ _______ _ ____ _ _ ~ @ V1dno volcómco
o) Sitio ligeramente preconsolidodo
CS Castro superficial
PCS Suelo preconsolidodo superf icial
NC Suelo normalmente consolidado
\
\ \
\ \
\
\
10
::;:- -·-
..e:=
b) Sitio preconsol idodo
RA Relleno arti f iciol
SB Suelo blondo
SS Costra seco por secado
LO Lentes duros
15
TI
--t- es
SS
PCS
NC
l
solar
FIG E5-3 TIPOS DE VARIACION DE RESISTENCIA DE PUNTA
con precisión los cambios e stratigráficos ,
utilizando como indicador la variación de la
resistencia de punta (fig ES-3) .
5 . 2 Identificación indirecta de los suelos
La identificación de los s uelos se hace de
manera indirecta ffiediante correlaciones empí-
ricas como l as de las figs ES-4 a y b, una
e labor ada po r Sanglerat y la otra por
Schmertmann (re fs 4 y 5) . En e l caso del sub-
suelo de la Ciudad de Mé xico, particularmente
en la Zona de l Lago, la identificación de los
suelos se puede hacer comparando la variación
de l a resistencia de punta con la estratigra-
fía definida mediante sondeos con muest reo
inalterado continuo .
5.3 Parámetros de resistencia de los suelos
a) Suelos cohesivos. La resistencia al corte
de suelos cohes ivos e n c ondiciones no dre-
nadas se puede obtener aproximadamente con
la expresión.
donde
Cuu'
resistenc ia al corte no drenada, en
, t / m
2
·
resistencia de punta de cono, en
kg/cm
2
NK c oe ficiente de correlac ión
Los va lores de l coeficiente NK, determi-
nados para sue los de la Ciudad de Méxi-
co, aparecen en l a tabla ES-l.
b) Suelos friccionantes. La correlación en-
tre la resistencia de punta del cono y la
compacidad relativa de arenas finas se
muestra en l a fig ES-5.
1-----------------:---
--
e
e
111
e
....
o
o
....
:>
"'
-
o20
-¡¡
:>
en
-
\
-
\
1-
39
\
1 1 1 1 1
ooói;,;, do SANGLERAT

\
 

\
"\

-,
u;
40
·-
Q)
:;)
E
e
e
<.)
e
Q)
0 ·-
-0
Q)-
.... e
 
."2 o
o a.
o
.!?
-o
.,

60
-
o
"' e
.,
oeo
-
g- ;-
0
u
o
..
e
.,
-o
100
' ....

""'
....

1-
........
...........

i-
1-
P-::
r SCHMERTMANN 90%
r--.
de los dolos coen entre
r--....
.......
/
estas líneas
["'-.....

.......
r-.....
.....

f'

............
!"'--
........
........
!"'--

.......
.....
r-- .
.......
['..... .............
.....
-....... "'\,.
........
................
.....
........
1
o JO 20 30 40 !10 60 70 80 90 100 1!10 2 200 .
Resistencia de punto qc, en kg/cm o ton/pie
2
FI G E5-5 CORRELACION ENTRE LA RESISTENCIA DE PUNTA Y LA COMPACIDAD
RELATIVA DE ARENAS FINAS (REFS 4 Y 5)
suelto 1 Muy
400
qc 300
a;,'
o 200
100
50
1-
1-
f-
f-
f-
-
-
Compacidad relativo
Suelta Medio Densa Muy denso
/_
+ton )e7Tion
o;;' 2
V
./
V
/
/
/
10

1 1
1 1 1
. o
20
. o
25

30
.. u
40
Angulo de fricción interno, fl'
FIG E5-6 CORRELACION DE LA RESISTENCIA DE PUNTA Y EL ANGULO
DE ARENAS
)-----
40
TABLA ES -l. VALORES DEL COEFICIENTE DE CORRELACION NK
PARA LA CD . DE HEXICO (ref 2)
p
r
Tipo de suelo
qc
Triaxial
u u
Costra seca 5 < qc < 10 qc / 14
Arcillas blandas
qc >
5
qc/13
Limos arcillosos
duros qc > 10 qc/24
qc resistencia de punta en kg/cm
2
Los coeficientes de correlación Nq entre las
mediciones con cono y la resistencia al cor-
te no drenada de los suelos , están basados en
un número reducido de sondeos inalterados;
por ello deben utilizarse con reserva y de
preferencia ratificarse · con sondeos de corre-
lación, para asegurarse de su validez.
El cono deberá c alibrarse después de cada
diez sondeos a fin de comprobar su confiabili-
dad.
7 . REFERENCIAS
l. Santoyo , E y Olivares, A, "Penetrómetro
estático para suelos blandos y sueltos ",
Series del Instituto de Ingeniería No.
435, UNAM (1981)
u e b a Torcómetro
Compresión Lab Campo Penetr6metro
simple de bolsillo
qc/20 -
- -
qc/16 qc/12 qc/14 -
qc/54 - - qc/29
2. Santoyo , E, "Empleo del cono estático en
un tünel de la Ciudad da Héxico", Hemo-
rias X Reunión Nacional de la Sociedad
Mexicana de Mecánica de Suelos, SI>11>1S, t-to-
relia (1980)
3. De Rutier, J, "Current penetrometer prac-
t ice" , Proceedings ASCE Convention, Ses -
sien 35, Cone Penetration-Testing and
Experience, St Louis (1981)
4. Sanglerat, G, "The penetrometer and soil
exploration", Elsevier Scientific Publish-
ing Co . , Nueva York (1972 )
5. Schmertmann, J H, "Guide lines for CPT
performance and design", Federal Highway
Administration HDV, 22, EUA (1977)
FEG-06 Prueba de cono mecánico
l . OBJETIVO
Determinar las variaciones con la profundidad
de las resistencias de punta y fricción del
cono; la interpretación de estos parámetros
permite definir con precisión las condiciones
estratigráficas del sitio y estimar la resis-
tencia a l corte de los suelos.
En general la operación del cono mecánico es
más confiable que la del eléctrico, porque las
fallas de trabajo son poco frecuentes; en
cambio, su sensibi l idad y precisión son meno-
res que l as del cono eléctrico.
2. EQUIPO
El penetrómetro mecánico c onsta esencialmen-
te de una tubería de acero,con barras sólidas
concéntricas, la tubería tiene 3.6 cm de diá-
metro exterior y 1 . 6 cm de interior, en tra-
mos de 1 m de longi tud, unidos con cuerdas
cónicas; la barra sólida interior es también
de l m de longitud y 1.5 cm de diámetro. Las
barras interiores se apoyan simplemente a to-
pe para transmitir l a fuerza vertical descen-
dente, con la que se hinca la punta cónica
mediante un mecanismo hidrául ico.
2.1 Cono mecánico
La punta del cono puede ser de dos tipos:
a) la Delft, que ünicamente permite determi-
nar la resistencia de punta, y b) la Begemann
que sirve para determinar las resistencias de
punta y fricción (refs 1 y 2); ambos tipos se
-
(!) Cono
®
Funda
®
Barra
@ Copie
sól ida
41
Cerrado
 
JI S mm
FIG E6-1 PUNTA DELFT
describen brevemente a continuación .
a ) P1111 ta De.e6,t. En l a fig E6 - l se muestra es-
ta punta, que consta del cono (1) de 3.6 cm
de d i áme tro (10.0 c m
1
de área ), montado en
el extremo inferior de una funda deslizan-
te (2 ) de 9.9 cm de l ongitud , cuya forma
lo hace poco sensible a la fricción
del suelo con f inante ; el cono penetra gra-
cias a la f ue r za axia l que le transmite
el vástago (3), roscado al cono y pro t egi-
do por el cople conector ( 4) .
b) Pw1-ta Begema1111 . Di señada par a medir las re-
s is tencias de punta y fri cción (fig E6- 2).
Consi s te del cono (1) de 3 . 57 c m de diáme-
tro (10.0 cm
2
de área), montado en una pie-
za c ilíndrica des lizante ( 2) de 11 . 1 cm de
longitud y 3 . 25 cm de d i ámetro, que su for-
ma la hace poco sensible a la fricción con
el sue lo c onfina n te; más atrás va l a funda
de fricción ( 3), de 13.3 c m de longitud y
3.6 cm de diámetro (150 . 4 cm
2
de área), es- .
ta funda también e s una pieza deslizante .
El vástago (4) es t á enroscado al cono y
tiene una ampliación para jalar a la f unda
de fricción; finalmente, el cople conec-
t or ( 5) .
2 . 2 He canismo de carga axial
En l a fig E6-3 se muestran dos mecanismos de
car ga , uno mecánico y otro hidráulico con ca-
pacidades de 250 a 10 000 kg , respectivamen-
te; sus elementos princi pa l es son : 1) el sis-
tema de carga axial de 1 m de carrera, igual
que l a longitud de las bar r as, genera la car-
ga mediante engranes y cremallera o una bomba
h i d r á ul ica , 2) l a pieza de cerrojo, que puede
aplic ar carga select i vame nte a la columna de
barras c en trales , a las barras huecas o s i-
mul táneame nte a ambas, 3) los manómetros de
alta y baja presión, que determinan la pre -
sió n de la c elda hidráulica hermética en la
que se apoya el dispositivo de cerrojo , 4) e l
sistema de a ncl a je, resuel t o mediante cuatro
barras helicoida les, que se hincan e n e l s ue -
lo a rotación.
3. OPERACION DEL EQUIPO
3 .1 Punta Delft
El procedimiento convenc ional de operación del
cono Delft consiste en obtener lecturas cada
20 cm; para ello se hinca el cono un máximo
7 cm; por medio de las barras centrales,
Cerrado
 
Extendido

FIG E6-2 PUNTA BEGEMANN
IJ1Jmm
;».S mm
observando en los manómetros la presión desa-
rrollada durante e l hincado; la condición fi-
nal del cono (extendido) se muestra en la fig
E6-l. A continuación se hinca la columna de
barras exteriores 20 cm; en l os primeros ocho,
e l cono.-- debe recuperar la condición inicial
(cerrada) y e n los 13 cm restantes, el cono,
las barras centrales y las exteriores penetran
42
juntos, completándose de esta manera un ciclo
de medición.
3.2 Punta Begemann
El procedimiento convencional se realiza con
mediciones de la resistencia del suelo cada
20 cm, determinando primero la fuerza de pun-
ta (Qc) para hincar el cono de las barras cen-
trales un incremento de 3.5 cm; conc luido ese
movimiento, l a ampliación del vástago hace
contacto con la funda de fricción, as! al con-
tinuar empujando la barra central otros 3.5 cm
so hinca el cono y simultáneamente se arras-
tra la funda, registrando los manómetros la
presión debida a las fuerzas de punta y fric-
ción (Qc + Fs) . La condición extendida del
cono se muestra en la fig E6-2; a c ontinua-
ción se hincan las barras exteriores 20 cm;
con ello se cierra el mecanismo l os 7 cm que
se abrió, y la punta llega a la siguiente po-
sición donde se iniciará otro c iclo de medi-
ción.
4. RESULTADOS OBTENIDOS
Los resultados que se obtienen son
a los descritos para el cono eléctrico, aun-
que la falta de sensibilidad y precisión de
los manómetros afecta a las mediciones. En la
fig E6-4 se muestran dos sondeos, uno con co-
no mecánico y otro eléctrico; se adiverte en
el mecánico, que muchos tramos aparecen ver-
ticales, como de igual resistencia, dando una
falsa impres ión de estratificación, que no
ocurre en el sondeo con cono eléctrico. En la
zona de menor resistencia el c ono mecáni co
determina res i stencias de la mitad del cono
eléctrico; este es un error debido a que no
se puede controlar el peso de las barras cen-
trales, que por estar simplemente apoyadas
permanentemente gravitan sobre e l cono, ha-
c i e ndo poco confiable a este tipo de cono
cuando se sondean suelos blandos.
S. INTERPRETACION DE RESULTADOS
5.1 Determinación de las resiste ncias
Con las presiones medidas en los manómetros y
conoc iendo e l área de la celda hidráulica, se
pueden determinar l a fuerza mecánica para
hincar el cono y para el cono y funda simul-
táneamente; a continuación se aplican las s i-
g uientes expresiones:
donde
(E6-1)
Oc fuerza necesaria para hincar el co-
no, kg
área transversal del cono , 10 cm
2
resistencia de punta, kg/cm
2
(E6-2)
r
E
"O
o
"O
'ii
e:
::J
-
o
....
ll.
Resistencia de punto , kg /cm2
o 5 10 15
                                         
10
15
eléc trie o
mecánico
                                                         
FIG E6-4 GRAFICA RESISTENCIA DE PUNTA-PROFUNDIDAD CON
CONO MECANICO EN SUELOS BLANDOS
44
6. COMENTARIOS
La principal ventaja del cono mecánico sobre
el eléctrico es su simplicidad, que permite
fácilmente mantenerlo y repararlo; en cambio,
el mantenimiento del cono eléctrico requiere
personal y equipo especializado.
Las desventajas del cono mecánico son: a) se
desconoce la magnitud de la fricción que se
desarrolla entre las barras interiores y exte-
riores; esto puede ser particularmente signi-
ficativo en los suelos blandos , y b) la de-
formación elástica y pandeo de las barras in-
teriores dificulta el control de la penetra-
ción de suelos duros .
La resistencia de punta de suelos blandos se
tiende a subvaluar cuando se utiliza el cono
mecánico, como se muestra en la fig E6-4.
7. REFERENCIAS
l. Sanglerat, G, "Penetrometer and soil ex-
ploration", Elsevier Scientific Publishlng
Co., Nueva York (1972)
2. Schmertmann, J H, "Guidelines for cone
penetration. Test, performance and design",
informe FHWA-TS-78-209, Department of
Transport, EUA (1978)
FEG-07 Prueba de penetración estándar
l . OBJETIVOS
La prueba de penetración estándar (SPT por
sus siglas en inglés) permite estimar la re-
sistencia al esfuerzo cortante del suelo, me-
diánte el número de golpes necesario para
hincar el penetrómetro estándar, y obtener
muestras alteradas para identificar los sue-
los del sitio. Con estas pruebas se pueden
c onocer las condiciones estratigráfica s del
s itio, aprovechando las muestras alteradas
para determinar las propiedades índice; usual-
mente el contenido natural de agua y los lf-
mitea de consistencia y estimando la re-
sistencia al corte, mediante correlaciones em-
pfricas con el número de golpes.
Esta técnic a de exploración es útil en suelos
granulares, e n los que e l muestreo i nalterado
es casi impos ible; en suelos cohesivos blan-
dos, como los de la Ciudad de México no es
recome ndable , porque las correlaciones con el
número de golpes son poco confiables.
2. EQUIPO
2. 1 Penetr6metro estándar
Es un tubo de acero con un extremo afilado,
cuyas dimensiones se mue stran en la fig E7-l
(ref 1); el tubo debe estar cortado longitu-
dinalmente para facilitar la observación de
la muestra . La vál vula __ en la cabeza del mues-
treador permite la de azolve y evita
que la muestra se salga f ácilmente del tubo;
una válvula que se introduce desde la super-
1
donde
siendo
Rt
Fs

b) 2 5 Okg de capacidad
      cremallera gato rudrÓulico
manómetro
FIG E6-3 MECANISMO DE CARGA AXIAL
Rt - Q e (EG-3)
fuerza necesaria para hincar el cono
y la funda, en kg
fricción lateral local en la funda
deslizante, en kg
área lateral de la funda, 150 cm
2
5.2 Correlaciones con los parámetros de re-
sistencia
En la ficha del cono eléctrico (FEG-05) se
describen las correlaciones que se han logra-
do establecer para los suelos de la zona del
lago; desafortunadamente, en la literatura
técnica (refs 1 y 2) se reconoce que las di-
ferencias en la forma de los conos eléctrico
y mecánico afecta estas correlaciones . En con-
clusión , para adoptar el cono mecánico en los
suelos de la de México, se requiere
obtener los factores de correlación con las
pruebas de laboratorio convencionales .
1
f
L
, 4
1
3
3.
Zapato
Cabezo
Tubo part ido 152. 4
1----------- 685.8 ---------1
¡--76. 2 -+--457. 2 -------l
A juste adecuado
1.5
¡_-
4
012.7mm (min)
  "1, ' (\.'\ r-- v:·, 1'
T
1
T

. 7l 22.2I
(¿{ 34. 1
-lr---
19.0
T
0 50. 8
j_
V! //IJJ/If/
\_Esfera de acero
0 25. 4
1
Acotaciones en mm
NOTAS:
_ El tubo partido puede ser de 38.1 mm de diámetro interior
paro introducir un forro de 1. 5 mm de espesor
- se permite el uso de trompos de poso ( canastillos)
_ Los aristas en "A" deben estor ligeramente redondeados
FIG E7-l PENETROMETRO ESTANDAR
0 3.90 Cuerdo

0 2. 24 H
T
5.85
010*
t
4 .90
1
H0 1.30
71.00
0 .49

0 4.65
1----1
BW
0 5.08
...............
l.
o 0 1.30
T
1.00 Vólvulo esférico
01.00

To
---1 1--
1.50
Vólvulo de varilla
9
0{'

Trompo
de poso
3.4
1.95
..L.
t---i
T
Aristas
0 3.49
ligeramente
Acotaciones en cm
redondeados
FIG E7-2
PENETROMETRO ESTANDAR
45
ficie, una vez hincado el muestreador, se pre-
senta en la fig E7-2. Este segundo tipo de
válvula utilizar penetrómetro como
herramienta de lavado para eliminar los azol-
ves , lográndose asi un muestreo más limpio.
Otra alternativa es un tubo cerrado con fun-
da de polietileno, aunque es poco aconsejable ,
porque no puede observarse la muestra en el
campo.
2 . 2 Equipo auxiliar
a) Co.i.umna. de. baJlJI.M. El penetrómetro se coloca
en e l ex tre mo inferior de una colwnna de
barras de acero de perforación, de diáme-
tro AW o BW. Ambos tipos son equivalentes
porque tienen un peso semejante; sin em-
bargo, son preferibles las BW porque su-
fren menos pandeo al someterlas a los im-
pactos.
b) MaA-t;,¿ne:te. gotpe.a.dOJt.. El penetrómetro se hinca
con los impactos del martinete de 64 kg y
75 cm de caida (trabajo= 4800 kg-cm); en
la fig E7-3 se muestran e l martinete y la
cabeza de golpeo en el arreglo más conven-
cional. Se ha extendido el uso de los lla-
mados martinetes de seguridad (fig E7-4),
que controlan con mayor precisión la altu-
. .. ra de caida (ref 2).
FIG E7-3 PRUEBA DE PENETRACION ESTANDAR
e) Ca.be.za. de. gtúo. Es un malacate de fricción
que levanta el martinete a la altura d e
caida con un cable de manila de 3/4 pulg.;
para sostener el se requiere un
tripié o una torre equ1pados con una po-
lea.

3. OPERACION DEL EQUIPO
La prueba de penetración estándar consiste en
hincar el penetrómetro 45 cm con la masa de
r\4.30
12192
76.20
Cable manila
Acot : cm
Mar e o de re ferencio
poro altura de
caído
18.41
Borra guia
Borro AW 6 BW
(ver detalle Al
4.44
  6.6 7
golpeador en borro guia
FIG E7-4 MARTINETE DE SEGURIDAD
64 kg, dejada caer desde 75 cm de alturaí du-
rante el hincado se cuenta el nGmero de gol-
pes que corresponden a cada uno de los tres
avances de 15 cm. La resistencia a la pene-
tración estándar se define como el nGmero de
golpes, N, para penetrar los Gltimos .30 cm
(de 15 a 45 cm); los golpes en los
15 cm se desprecian, porque se consideran no
representativos por la alteración inducida a
causa de la perforación.
En caso de que el nGmero de golpes llegue a
cincuenta y el muestreador ya no penetre se
suspenderá la prueba. Un procedimiento alter-
no usual consiste en hincar el penetrómetro
15 cm adicionales (60 cm en total); desde lue-
go, el nGmero de golpes, N, se obtiene
ya se describió, por lo que la Gnica ventaJa
de este procedimiento es que se muestrea un
tramo ligeramente mayor; lo cual pe7mite de-
tallar más confiablemente la estratigrafía del
sitio.
46
En la operación del martinete debe vigilarse
que su altura de ca!da sea constante y que el
cable de manila tenga un máximo de dos vuel-
tas en la cabeza de gato, para lograr el efec-
to de ca!da libre sin fricción.
Una vez terminada una prueba se procede a
perforar el tramo muestreado, hasta alcanzar
la profundidad a la que se realizará la si-
guiente prueba; el diámetro de perforación
más recomendable es 10 cm, en cuanto a la se-
lección de la de perforación más ade-
cuada deberán seguirse las recomendaciones de
la ficha FEG-08.
Las muestras deben c·onservarse en frascos o
en bolsas herm6ticas que mantengan
el contenido de agua; los envases se coloca-
rán en un lugar fresco, protegido de los ra-
yos del sol.
La informacion campo debe recopilarse en
un registro como el de la fig E7-5; si se de-
cide hincar el penetrómetro 60 cm,
agregarse otra columna al registro; las notas
aclaratorias tendrán que ser claras y breves.
4. RESULTADOS
al Muu,.:tlta.6 a.UeJLadcu.. Las muestras rescatadas
con el penetrómetro estándar siempre su-
fren distorsiones que alteran
el acomodo estructural de sus partículas;
por ello, sólo pueden servir para identi-
ficar los suelos y para las pruebas !ndice
que no requieran espec!menes inalterados.
b) PeJL6.U M.tlta.ti.giU16.i.c.o . La e las i f icación de
campo de ios suelos muestreados permite
elaborar la primera versión del perfil es-
tratigráfico del sitio, que posteriormente
se precisará y corregirá en el laborato-
rio.
e) Ru,Ls.tenúa a. l.a. pene.tJutc..<.6n. Cada una de las
pruebas de penetración se representa grá-
ficamente mediante puntos (valores de N) ,
que unidos por lineas definen la variación
de la resistencia a la penetración están-
dar con la profundidad.
d) Ruu.Uado6 Up.<.c.o6. La fig E7-6 ilustra un
caso t!pico de sondeo que corresponde a
la zona del lago; como en todos los son-
deos que se realizan en esa área de la
ciudad, el nGmero de golpes en su mayor!a
resulta cero (el muestreador penetra por
su propio peso) , mostrando la insensibili-
dad de la prueba de penetración estándar
como de medición de la resistencia
al corte en estos suelos blandos. La fig
E7-7 corresponde a un suelo en la zona de
transición en la que predominan los suelos
no saturados; en otro sonueo vecino se ob-
servó que el estrato arenoso localizado en-
tre 13.2 y 14.0 m de profundidad es un acuí-
fero sin artesianismo; la parte inferior
de ese estrato está impermeabilizada con
limos y arcillas de alta plasticidad; por
su parte, las tobas que aparecen ' desde
17 m se encuentran con muv bajo contenido
f
¡l

47
SONDEO
REGI STRO DE CAMPO
M-N
LOCALIZACION
OBRA : X=
y:
Z=
Pro f .
m
de Campo
cf/
"
1/
"
/1
CL
CL Ca/e'
NIV FREATICO
MAQUINA
A
OPERADOR


No 15cm 15cm 15cm
r-1 /0
¡:-.z
7"5-1
r·J to 3s- 3:f -
Tll·Z
r·l
5 lO

HOJA
FECHA
lu, f1
S'ZRVISION
  C?v411.-f
Rec.
Hora
/:30
'f : Od
- /O."JQ
//."/0
O)
12.·1o
¡z:4't> C4)
IJ:oo
/J:LO
IJ:Jo ( :r)
NOTAS ___ __ ___
z) ¿"- e,u-Je /H/eytl!}r /¿/ rK-.Z SW
FIG E7-5 REGISTRO DE CAMPO
de agua. La influencia del humedecimiento
que generó el lodo de perforación en los
valores de la resistencia a la penetración
y contenido natural de agua , así como e l
efecto del chiflón de la broca de perfora-
ción, pueden advertirse en las incongruen-
cias de la f i g E7-7; por ejemplo , en los
tres estratos con material granular (3.6 a
4.8, 9 . 5 a 11.5 y 13.3 a 14.0 m), la re-
sistencia deducida de las pruebas de pene-
tración est ándar resultaría muy baja y aun
menor que la de los estratos arcillosos
vecinos. En la fig E7-8 se presenta un
buen ejemplo de congruencia de la prueba
de penetración estándar, SPT, con las con-
diciones estratigráficas del sitio oooo con-
secuencia de que el nivel freático es su-
perficial.
S. INTERPRETACION DE RESULTADOS
La interpretación de la prueba de penetración
estándar se hace siempre a partir de relacio-
nes empíricas; es conveniente aclarar que nin-
guna de ellas ha sido comprobada para los sue-
l os de l a Ciudad de México y que para l os sue-
los más blandos del lago, en los que el pene-
trómetro se hinca únicamente por el peso de
las barras y martillo , no podrá establecerse
ninguna correlación confiable debido a la fal-
ta de sensibilidad de esta prueba ante la ba-
ja resistencia al corte de la arcil la (N = 01 .
Por lo anterior, las correlaciones que se des-
criben a continuación deben aplicarse con
debidas reservas, ya que se desconoce su or-
den de precisión y tampoco se sabe la tenden-
1
48
CONTENIDO
PRQF ESTRATIGRAFIA DEL SUELO MUESTRA A LA NATURAL DE AGUA.
W, %
DESCRIPCION
PERFIL No.
REC ESTANCAR w
0
w
1
w
O 5N 10 p 100 200 300L
m
o
20
Relleno:
Arcillo gris verdoso
Arcillo café grisáceo, con lentes de vidrio volcánico y
POCOS flfslles
Arcillo gris verdoso oscuro con manchas grises y
cafés
R=Tubo dentado S=Tubo shelby
%
'/
1
/ ( /1 24 !?
Rec =Recuperación
FIG E7-6 SONDEO DE PENETRACION ESTANDAR (ZONA DEL LAGO)
c ia del s igno de cada correlación; por ejem-
plo podría subestimarse sistemáticamente la
resistencia.
a ) · CoMe.lau6n de N en El número
de golpes, N, de la prueba de penetración
estándar, SPT, puede interpre tarse con la
ay ·da de la tabla E7-2 (ref 3) o de la fig
E7 9 (ref 4); con alguno de estos auxilios
se leduce el valor de la resistencia a la
simple (q
0
) y el correspondien-
te a la resistencia al corte (e = q
0
/2).
b)   de N en 6udo6 Usual-
mente se estima l a compacidad relativa con
ayuda de la tabla E7-3 (ref 3) .
6. COMENTARIOS
La prueba de penetración estándar, SPT, es
aplicable sólo la etapa de exploración del
s ubsuelo; la información que proporciona ca-
r ece de la confiabilidad necesaria para defi-
nir con precisión los parámetros de resisten-
cia de l os suelos; · por tanto no debe aplicar-
se para el diseño geotécnico definitivo.
En la zona del lago, el penetrómetro se uti-
liza únicamente para rescatar muestras alte-
radas de lentes y estratos duros; la informa-
ción que proporciona de los suelos blandos en
cuanto a propiedades de resistencia es muy
limitada. En este tipo de s ue l os , el cono
eléctrico es una técnica de exploración más
eficiente y precisa (FEG-05) .
En la zona de transición, la prueba SPT es
muy útil como t écnica de exploración, c uidan-
do de que en las zonas con nivel freático
profundo se perfore en seco, con herramientas
helicoida les o con aire como fluido de perfo-
ración (FEG-08).
En la zona de lomas, la prueba SPT no es
aplicable, ya que el muestreador sólo penetra
unos centímetros y únicamente puede estimar-
se que la resistencia a la penetración N es
mayor de 50 golpes; en conclusión, no se l o -
gra definir ningún parámetro de resistencia.
!
\
  ~
49
TABLA E7-l. BARRAS DE PERFORACI ON
Di á m Diám int, Peso, en
Barra
ext ,
Recomendable en
en cm en cm kg/m
sondeos:
Al'i* 4.44 3 .09 6.53 Menores de 15 m
Bl'i 5.40 4.45 6.22 Menor es y mayores de 15 m
*Paredes paralelas
TABLA E7 -2. CORRELACI ON ENTRE N, qu Y CONSISTENCIA
RELATIVA DE SUELO COHESIVO
Consistencia Muy blanda Blanda Media Dura
Muy
Durfsima
dura
N < 2 2 - 4 4 - 8 8 - 15 15 - 30 > 30
qu
< 0.25 0.25-0.50 0.50-1.0 1.0-2.0 2 . 0-4.0 >
N nümero de golpes en la prueba de penetración estándar
qu resistencia a la compresión simple , en kg/cm
2
TABLA E7-3. CORRELACION ENTRE COMPACIDAD RELATIVA DE ARENAS Y
NUMERO DE GOLPES OBTENIDO EN PRUEBAS DE PENETRACION
ESTANDAR
Número de golpes Compacidad relativa
o -
4 Muy suelta
4
-
10 suelta
10 .., 30 Media
-
30
-
50 Densa
> 50
Muy densa
4.0
50
!Pro f . Columna

Contenido natural de aguo %
Resistencia o lo pen :ión
m IEstot igrófico I SIICS
wp wl Estondor (N!. de Observocio nes
lo 20 4 60 8;:> 100 o 11 2) 3;> 4) 50
o
r'
l..-,
1
m
J
e
-
2

3
/
CL
V

...__,
>
e:
-
ec:::::
-
F = 41%
5

'rf
J
6
CH
e

.........
7

1
,.--J
.......
MH

L_
i\

.-l
10

MH
:::;t-
:::::::::..
11
.. 0
/

l
12

\..
\
     
13
CH
l-:: ·' . ,. (:_, _i-:
re..

14
-
·:::;
r--
)
MH
---.
h .3 lon/m2-+F=
45
o;.


)
.-
16
r::::::.....
CH

\ '/////// /,
S
*
F=% de finos
:: ; :··. _:·:. '.:·:

*
l >50 golpes

f

-
f: 33 "/.
:,:\: :·.·).:··
l
FIG E7-7 SONDEO DE PcNETRACION ESTANDAR (ZONA DE TRANSICION ABRUPTA)
7 . REFERENCIAS
l. ASTM Designation D 1585-67: "Standard
method for penetration test and split-
barrel sampling of soils", EUA
2 . Petróleos Mexicanos , "Exploración y mues-
treo de s uelos para proyecto de cimenta-
c iones", Norma 2.214.05, México , D.F.
(1967)
3 . Terzaghi , K y Peck, B, "Soil mechanics in
engineering practice", John l'liley and
Sons, Nueva York (1967 )
4. Malcev, A, "Interpretation of s t a ndard
spoon penetration t esting ", The economic
use of soil testing in site investiga-
tions, Birmingham, Alabama (1968)
-
Prot. • W, LL y LP, •t.
m 100 200 3 00 400 500

3 .60 .......
......... "'
4.8 0 .. )
6.00 l ""'""'
'
7.20 lf o.
)
e:
....
9.60 .....
10.8... V" {j
._ /
12.0 ?-- -- .....
\
13.2 __ ,_..-
14 .4

---.....
16.8
18 .0 (
19 .2 ){1,
\
51
EST RAT IG R AFIA
Limo arenoso con ( r elleno) 'VAVN
_imo arenoso gris oscur o y  

grava
Arena limosa gris oscuro . ::
___ ___________ N F 52
..::;,..1 ... ·. (420ml lvt-1
__
.......- -
Limo verde de consistencia muy blanda
Arcilla volcánico verde y café de alto plasticidad
y consistencia muy blondo o medio con lente
de areno

..-.J

"-" ..-..J
1
Areno l imoso negro de compaci dad medio
Arcilla voleó ni ca roj iz o o-s-1-:-i c-:i:-d-o:-d-y_c_o-ns--:i-s-1

/:·
blondo o medio
Arena limosa gris verdoso de compacidad alto
Limo gri s verdoso-- - - - - - ----------- - -----+..::: ,..._;::;.----' .:.; -:::::::;:;..¡
Ar ci lla volcrínica verde de consistenci a medio
Areno limosa·- gris oscuro
Limo arenoso coté de bajo plasti ci dad y de alto o muy alta
compacidad con gravitas
H
41 59
CH
3 81

ML
5442 4
51 44 5
ML

o 10 20 30 40 50
---Número de Qolpes
1
N
W Contenido natural de aguo
1
%
WL Limite liquido
1
%
Wp Limite plástico
1
%
F Porcentaje de finos
A Porcentaje de areno
G Porcentaje de gravo
FIG E7-8 SONDEO DE PENETRACION ESTANDAR (ZONA DE TRANSICION INTERESTRATIFICADA)
o 10
2
5
10
80
lOO

\
-
q • N
u
\
'
20

N
30
Muy
blanda
Blanda
Medi a
Dura


""'-
Durísima
Facilmtnlt penetrable can ti PUÑO
(vari o e ctnt:metrot)
Facilmtnlt penetrable con ti PULGAR
( var i o• ctnt(metro•)
Putdt ser penetrado con el PULGAR
con un ufutrzo moderado (var ios
ctntfmetros)
Facllmtntt marcado con ti PULGAR
pero penetrado solo
ttf11eno.
Facilmentt marcado con la
UÑA Of:L PULGAR
Marcada diflcultod POf la
UÑA DEL PULGAR
FIG E7-9 CORRELACION ENTRE N, qu Y LA CONSISTENCIA RELATIVA'
FEG-08 Técnicas de perforación
1 . OBJETIVOS
La realización de un sondeo implica la ejecu-
c ión alternada del muestreo, del avance y
rimado de la perforación; por ello, la técni-
ca de perforación que se utilice es una par-
te fundamental del trabajo de campo que in-
fluye en la calidad del muestreo.
2. EQUIPO
náquina   En relaciÓn
con estas máquinas debe tenerse en cuenta
que se han disefiado para dos objetivos dis-
tintos: a) para exploración minera y geoló-
gica, en la que predomina la perforación en
roca y frecuentemente se realiza desde túne-
les y galerías; en este campo se requieren
máquinas capaces de desplazarse en laderas,
con velocidades de rotación mayores de
700 rpm, de preferencia compactas y en las
que la longitud de carrera del vás tago de
perforación no tiene mucha importancia (la
máquina longyear de la tabla ES-1, es ejem-
plo típico de esas perforadoras mineras) ; y
b) para exploración geotécnica se han desa-
rrollado máquinas montadas en vehículos o re-
molques de gran movilidad, con velocidades
de rotación menores de 800 rpm y longitud
del vástago de perforación mayor de 1 . 5 m
(sus características se presentan en la ta-
bla E8-1).
La diferencia fundamental entre ambos tipos
de perforadoras radica en la longitud del
vástago de perforación. Advirtiendo que la
operación de los muestreadores de suelos re-
quiere carreras mÍnimas de 75 cm, resulta en-
tonces que las perforadoras mineras Únicamen-
te pueden hacerlo en dos etapas de avance
(carrera de 60 cm); lo que necesariamente in-
duce alteraciÓn y remoldeo en las muestras ,
como consecuencia de la adherencia que se de-
sarrolla la interrupción.
náquina de   El uso de
estas maqui nas debe evitarse en los sondeos
geotécnicos , porque alteran significativamen-
te el suelo.
de   La bomba para perfora-
c ión debe ser capaz de operar con lodos ben-
toní ticos. Las bombas más comunes son las
de cavidad progresiva descritas en la tabla
ES-2 sin embargo , para sondeos poco profun-
dos (h < 50 m) se han venido utilizando bom-
bas centrífugas de alta presión, sabiendo
que sus impulsores quedan sujetos a un des-
gaste importante.
y   Las dimensiones y pesos de
las barras y ademes de perforación apa recen
en las tablas ES-3 y 4. Las barras EW se
utilizan para la penetraciÓn del cono eléc-
trico, las AW y BW son las de empleo más ge-
neral y las NW son poco recomendables para
el muestreo de suelos. En cuanto a los ade-
mes, se observa que sus diámetros interio-
res, de 76 y 101 mm, limitan el diámetro de
l os muestreadores que pueden pasar a través
de ellos; por eso en sondeos en los que se
pretenda utilizar mue2treadores de mayor diá-
metro, queda obligado el uso de l odos de per-
foración que eliminen la necesidad del ademe
metálico.
de   Se mencionan en la
ficha FEG-10.
3. OPERACION DEL EQUIPO
El procedimiento de perforación se debe ele-
gir teniendo presente que en la realizaciÓn
de sondeos en la Ci udad de México e xi sten
condiciones de subsuelo que varían entre dos
extremos: a) los suelos blandos del lago,
con nivel freático superficial, y b) los sue-
los duros y tobas de las zonas de transición
y las Lomas, en los que el nivel freático
puede ser profundo y los suelos secos . A
continuación se hace un análisis de ambos ca-
sos.
3.1 Perforación en suelos blandos
En estos suelos es fácil inducir fisuramien-
tos y remoldeo en el fondo de la perfora-
ción, lo que hace imposible obtener muest ras
a continuación se
describen esas limitaciones, ilustradas tam-
bién en la fig ES-1 .
a y lavado . Actual-
mente, la perforación a rotación con broca
tricÓnica es la técnica más común para la
ejecución de sondeos; por su parte, la perfo-
raciÓn por lavado ha caído en desuso. En am-
bas técnicas se utiliza como fluido de perfo-
ración agua o lodo bentoní tico que genera:
a) un incremento de presiÓn hidrostática de-
bido al peso de la columna de fluido compren-
dido entre el brocal de la perforación y la
posición del nivel freático; y b) periodos
de presión hidrodinámica, cuya magnitud es
función de la capacidad de la bomba utiliza-
da (f1. g ES-1).
Cuando se perfora con alguna de estas técni-
cas, se observan frecuentes pérdidas del
fluido de perforación, y las muestras que se
rescatan de esas profundidades resultan casi
siempre fisuradas. Considerando que las bro-
cas tricÓnicas son innecesarias en suelos
blandos, principalmente porque tienen chiflo-
nes que afectan e l suelo, se ha ensayado una
broca de aletas ( fig &;8-2), en la que los
chiflones de agua inc iden en las aletas y no
directamente en el suelo¡ sin embargo, con
esta broca también se generan fisuras en la
masa de suelo originadas por la presión hi -
drodi námica (ref 1) como se muestran esquemá-
ticamente en la figura ES-3 ( ref 2). De
acuerdo con los volúmenes de fluido que se
pierden se estima que esas fisuras llegan a
tener espesores hasta de 2 cm y diámetros de
10 m; esto se ha podido comprobar cuando se
sondeos cercanos .
55
TABLA EB-3 . MEDIDAS DE LAS BARRAS DE PERFORACION MAS USUALES
'P e
cj) i
cj)c
Barra
Peso, en Cuerdas por
pulg mm pulg mm pulg
mm kg/ml pulgada
í\ EW
1 3/ 8 34.9 7/8 22.2 7/ 16 12.7
4. 6 3

1 23/32 44.4 1 7/32 30.9 5/8 15 . 9
6.5 3
..
BW 2 1/8 54.0 1 3/4 44.5 3/4 19.0 6 .2 3
NW 2 5/8
1
66.7 2 1 /4 57.2 1 3/8 34.9
B.o 3
Longitud estándar: 3.05 m (10 pies) cj) e diáme tro exterior
$
1
diámetro interior
$e diámetro interior del cople
TABLA MEDIDAS DE LOS ADEMES MAS USUALES
--
Ademe f--··
$e
pulg mm pulg
NW 3 1/2 88.9 3
HW 4 1/2 114.3 4
diámetro exterior
con ademe heLi coidaL . Al igual
que e l anterior este método se utilizó y
abandonó ( ref 3) ; con esta herramienta tam-
bién se extrae suelo durante el avance y se
genera deformación volumétrica cuando se qui-
ta el tapón central del ademe (fig EB-1 ).
.
El a deme helicoidal ha funcionado satisfacto-
riamente en aluviones, pertorando sin el ta-
pÓn central , permitiendo quo la arena y gra-
va penetren sin presión al interior del ade-
me y después lavándolo con broca (ref 4) ; en
a rcillas blandas no es admisible adoptar es-
te procedimiento, por el remoldeo que induce
al s uelo.
$1
Peso, en Cuerdas por
mm kg/m pulgada
76.2 12.8 4
101.6 16 . 8 4
$
1
diámetro interior
con   Las li-
mitaciones de los sistemas de perforación
descritos tienen tres características princi-
pales: a) el fluido de perforación aplica in-
crementos o decrementos de presión hidráuli-
ca en relación con la posiciÓn del nivel
freático, b) el fondo de la perforación su-
fre la acción del chiflÓn de la broca o de
la cuchara de impacto, y e) las herramientas
helicoidales extraen el suelo por el efecto
de tornillo.
La posteadora-rimadora de la fig ES-4 evita
todas esas limitaciones, como se observa en
la fig ES-S, ya que opera suavemente sin im-
1
Planta
Vista
FIG ES-2 DE ALETAS
pactos y los huecos laterales que deja impi-
de n la succión; además, agregando gradualmen-
te lodo bentonítico y manteniéndolo a la al-
tura del nivel freático, los cambios de es-
fuerzos son muy pequefios . Con esta técnica
se han podido rescatar muestras de excelente
calidad y exentas de fisuras ( refs 2 y 5).
La utilización de esta herramienta de perfo-
ración en sondeos con muestreo selectivo in-
alterado, debe combinarse con la broca de
aletas; la manera de operar sería: a) perfo-
rar con broca de aletas hasta una profundi -
dad de 1 . O m por arriba de la de muestreo,
b) perforar con la posteadora-rimadora el
tramo faltante de 1.0 m, e) muestrear con el
tubo de pared delgada o dentado y e) perfo-
rar de nuevo con ·la broca de aletas.
3.2 Suelos duros del nivel freático)
En este tipo de suelos se puede recurrir a
la perforación a rotación con broca escalona-
da (tipo dragi y aún a la tricÓnica. Como
fluido de perforación se pueden utilizar
agua o lodo bentonítico.
3 . 3 Suelos duros (arriba del nivel freático)
En estos suelos la perforación debe hacerse
sin agua o lodo, porque son susceptibles a
sufrir cambios en sus propiedades mecánicas
56
-- Perforación
·--
·---.
--·
1
--·
--·
1 // .
1 ,/' ----; 1suro
--
·---
.-
Dimensiones usuales
e de 1 o 2 cm
R de 3 a 5 m
h de 1 o 3 m
FIG ES-3 FISURAMIENTO HIDRAULICO
como consecuencia del humedecimiento que sE.
les puede inducir .
Esta limitación obliga a elegir entre hacer
la perforación con barrenas .helicoidales 0
con aire a presión, como se descnibe a conti-
nuación¡ sólo podrá usa.rse· lodo si s e admite
cierto nivel de alteración en las muestras,
aún extrayéndolas del muestreador inmediata-
mente y cortándoles el perímetro alterado.
con   heL¡co¡daL. Esta téc-
nica puede ' utilizarse libremente para la per-
foración de suelos secos.
con a Puede utili-
zarse en dos formas diferentes: aj con equi -
po y herramienta convencionales de la perfo-
ración a rotación, rec urriendo al aire como
fluido de perforación para enfriar la broca
y transportar los de perforación a
la superficie, y b) mediante martillos neumá-
ticos de fondo . En el segundo caso, la má-
quina de perforación podrÍa ser también de
operac::ión neumática¡ si':l embargo, se puede
'
:1
f
10
90
'
1 1 \... ____
25
1
1
1--- 11 0 -l
FIG E8-4
\
.1
Posleadoro
del
Cor te e·e
Cor t e A- A
Acotaciones, en cm.
POSTEADORA-RIMADORA
'
Ventano
Ventano
57
operar con una r otatoria con-
vencional (fig E8-6a), el martillo neumático
Stenuick que se muestra esquemáticamente en
la fig E8-6b. Estos martillos generan el im-
pacto en el fondo. de la perforaciÓn cuando
el aire acciona al percutor y a la bro-
ca.
En la fig E8-6b se muestra la manera de ins-
talar este equipo y en la E8-6c el detal le
del ciclón de recuperación de los de
la perforación , que permiten la identifica-
ción precisa de los materiales que corta la
broca o martillo con que se perfore. Como
el tiempo que transcurre entre el corte del
material y su traslado a la bolsa de polieti -
leno resulta muy breve, se puede admitir que
los materiales que se van depositando corres-
ponden exactamente a la profundidad a la que
se localiza la broca o martillo.
Al aplicar esta técnica de perforación se de-
be registrar la velocidad de penetraciÓn y
la presión aplicada a la broca o ma rtillo ,
porque son parámetros muy sens ibles para in-
ferir las condici ones estratigráficas de un
sitio; adicionalmente, la vibraci ón, y nivel
de ruido de la perforaciÓn son también bue-
nos indicadores .
1. ISSMFE, "The international manuál for
sampl ing of soft soils", Sub-Committee on
Soi l Sampling (1980)
2. Santoyo, E, "Exploración geotécnica de la
zona instrumentada cercana a la lumbre-
ra No. 6", Instituto de Ingeniería, UNAM
( 1 981 )
3. SOLUH, "Diversos trabajos de exploración
en la Ci udad de !>léxico" ( 1962-1967)
4. Petróleos f>lexicanos, "ExploraciÓn y mues-
treo de suelos para proyecto de ci menta-
ciones ", Normas PEf>IEX 2 . 214.05,  
D. F . (1 967 )
5. TGC-69 "Informe de la exploración geotéc-
nica del Hetro. Tramo Lagunilla-Fray Ser-
vando", México, D.F. (1984)
CondiciÓn Inicial.
o
...._ 1
Muestreo
1
1
Expanalón 1
--.J
!
Dupuis
del
muutreo
58
Perforacl6n Rimado
Condiclm
final
( Inicial).
FIG ES-5 PERFORACION CON LA POSTEADORA-RIMADORA
""'"'' ""'"'""! '
a). ConJunto perforadore.
•t Martillo I*NIIÓtlce.
FIG ES-6 MUESTREO A PERCUSION
  "'-
11
la
dl,......rn-...,r cu 1
poMetiiiiiO .
e) Ciclón de de mu"tro
FEG-09 Detección de cavernas
1 . OBJETIVO
Localizar las minas subterráneas de la zona
poniente de la Ciudad de debido a que
la estabilidad de las estructuras y las solu-
ciones de cons trucción de cimentaciones es-
tán regidas por la existencia y ubi cación de
dichas discontinuidades.
2. ZONIFICJ\CION
En la f ig E9-1 se muestra la zona de lomas
donde existen cavidades subterrán.eas; estas
zonas minadas se extienden hacia el Estacte
de en colonias como Tecamachalco, La
Herradura y Lomas Verdes . Asimismo , en la
tabla E9-1 se presenta un resumen de e stu-
dios realizados en varias colonias y fraccio-
namientos ubicados en las zonas minadas,
asignándose cuatro categorías que res-
pecta a su grado de falla : alto_,
mear:o;:::bajo- y nulo (ref 1).
-
A OUERETARO (
/
(
,-1
';
'
'
___ ,
\
ZONAS · MINAOAS
FIG E9-l LOCALIZACION DE LAS ZONAS MINADAS
3. INVESTIGACION DE CAVIDADES
A continuaciÓn se establece un orden consecu-
tivo de actividades, basado en el reconoci-
miento directo o indirecto del sitio que se
requiere estudiar. En el momento en que se
localizan y definen las caracterÍ!lticas de
las minas o se dictamina con certeza su au-
sencia, la exploración de cavidades podrá
considerarse terminada, procediéndose enton-
ces a los estudios de detalle para el diseñe
de las estructuras .
3.1 Fotointerpretación
Como primer paso se deberá efectuar un estu-
dio de interpretación de fotografías aéreas
de la misma zona, tomadas en diversas épo-
cas, para reconstruir la historia y los pro-
cesos de ataque a que pudo haber estado some-
tido el sitio de  
A pa rtir de una f o tointerpretación, comple-
mentada con apoyo terrestre , se pueden defi-
nir los accesos a las galerías de antiguas
minas, los avances de las explotaciones a
cielo abierto y la configuración original de
las zonas actualmente rellenadas. Se podr&
determinar además, la época en que se suspen-
diÓ su explotación y los cambios morfolÓgi-
cos asociados a la urbanización de los pre-
dios .
El estudio de fotointerpretación debe comple-
mentarse con la inspección fÍsica de las la-
::leras y con la clasificaciÓn geotécnica y
JeolÓgica de los afloramientos.
3.2 Reconocimiento superficial
Encuestas; a manera de antecedentes y como
información complementaria necesitan recabar-
se datos entre los habitantes del lugar acer-
ca de la existencia de minas en el área de
estudio, sobre todo con aquéllos que tengan
más tiempo viviendo en el sitio y areas cir-
cunvecinas.
Recorrido del lugar; se realizará un reco-
rrido del área en cuestión, prestando espe-
cial cuidado a las barrancas , cañadas y cor-
tes cercanos, para investigar la existencia
de bocas de minas, así como de rellenos, mu-
ros y construcciones que pudieran ocultar-
las. Aunque usualmente las bocaminas son de
acceso lateral en laderas, no debe descartar-
se l a existencia de las de tiro vertical o
inclinado en terrenos de superficie más o me-
nos horizontal.
Al inspeccionar las laderas de barrancas y
cortes se buscará la presencia de capas de
arena, · grava y materiales pumíticos que fue-
ron o pudieron haber sido objeto de explota-
ción subterránea, anotando su espesor medio
y profundidad aproximada respecto a la super-
ficie del terreno.
En caso de encontrar bocas de minas en el
área será necesario inspeccionarlas para de-
terminar s u desarrollo ; el recorrido de las
minas servirá para conocer su estado y condi-
ciones de acceso , con miras a programar su
exploración por métodos directos.
Además de la existencia de minas deberá in-
vestigarse en el recorrido del lugar la ocu-
rrencia de otros p¡oblemas comúnmente asocia-
dos con ellas, como son la presencia de re-
llenos superficiales , que suelen encontrarse
en estado suelto y que pudieran sr¡d produc-
to de la demolición de bÓvedas de cavidades
60
TAFLA E9.1 GRADO DE PELIGRO DE COLONIAS Y PREDIOS UBICADOS
EN LAS ZONAS MINADAS
Colonia o predio
Grado de peligro*
A M 8 N

l.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18 .
19.
20.
21.
22.
23.
24 .
25.
26 .
27 .
28.
29.
30 .
"31.
32.
33.
34 .
35.
36.
37.
38 .
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46 .
Colonia Barrio Norte
Colonia Las Butacas
Colonia Las Golondrinas
Predio Capula
Colonia Jalapa
Colonia Real del Monte
Colonia Las Palmas
Fracc. Aguilas Pilares
Colonia Santo Domingo
Colonia Olivar del Conde
Colonia Ampliaci6n Las Aguilas
Colonia Lomas de Becerra
Fracc. Axomiatla
Fracc. Lomas de Tarango
Cerro de Sn. Nicolás Contreras
Col. Piloto A. L6pez Matees
Colonia Garcimarreo
Colonia de las Flores
Fracc. Colinas de Tarango
Colonia Angostura
Colonia Puerta Grande
Fracc. Xocometla
Col. Liberaci6n Proletaria
Cerro del Peñ6n
Colonia Bonanza
Fracc. Lomas de las Aguilas
Predio El Salitrero
Colonia P6lvora
Mina de Cristo
Mina Palo Alto
Colonia Presidentes
Conjunto Habitacional
FOVISSSTE
Colonia Puente Colorado
Colonia San Clemente
Fracc. Colinas del Sur
Predio Planta de Asfalto
Predio Rancho Zamora
Predio Batal16n de Sn. Patricio
Colonia Zen6n Delgado
Tercera Ampliaci6n Chapul tepec
Predio Av . Centenario
Colonia Butacas
Colonia Gamites
Colonia  
Colonia Preconcreto
Primera y Segunda Victorias
* A, alto; M, medio; B, bajo; N, Nulo
X
X
X
X
X
X
X
xt**
X
X
xr**
X
X
X
X
X
X
xa**
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
** a, asentamientos ; r, relleno; t, taludes
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
l.
l.
61
TABLA E9.1 GRADO DE PELIGRO DE COLONIAS Y PREDIOS UBICADOS
EN LAS ZONAS HINADAS (CONTINUACION)
Colonia o predio Grado de peligro*
A M B
47. Predio Compañía de Luz y FUe r-
z a, Belén de las Flores X
48. Predio sobre Av . Las Aguilas
49. Fracc. Lomas de Guadal u pe
so . Col. Ampliación La Mexicana
)(
51. Predio Ahuatla (El Pirú)
X
52. Colonia Ampliación Alpes X
53. Colonia Estado de Hidalgo
54. Predio junto a l río Becerra X
55 . Colonia Paraíso X
56. Predio Reforma No. 2300 X
57. Colonia La Rosi ta xt**
58 . Colonia Granada uno· y Dos
59. Fracc. Bosques de las Lomas X
60. Predio 198 de la Calle Rosa
de Bengala X
61. Colonia Daniel Garza X
62 . Colonia Valle de Luces X
63 . Predio Ba nco Nacional de Obras
Públicas X
64. Predio Av. Las Aguilas X
65 . Predio Av. Vasco de Quiroga X
66. Colonia Ajusco X
67 . Predio La Loma (MArgarita Ma-
za de Juárez) X
68. Edificio en condominio e n Av.
Las Aguilas
69. Unidad Habit. Santa Fe X
70. Predio Lar e da Grande X
71. Instituto N al. de Fruticultura X
72. Colonia El Nopal X
73. Colonia Sn . José de l os Cedros
74. Colonia Molino de Rosas X
75 . Rancho Sn . José de l os Cedros
76. Fr accionamiento Villa Verdún xr**
77. Predio ubicado en la Colonia
Molino d e Rosas X
78. Unidad Habit. Santo Domingo X
79. Predios de la Delegación Villa
Alvaro Obregón X
80. Colonia Los Olivos X
81. Predio La Curva
82. Colonia 12 de Diciembre X
83 . Colonia El Yaqui
84. Ampliación El CapuHn X
85. Colonia Santa Bárbara xa**
86 . Terrenos de antiguas minas,
Delegación de Iztapalapa
* · A, alto; M, medio; B, bajo; N, nulo
** a, asentamientos; r, rellenos; t, taludes
N
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
-
preexistentes; asimismo, inves tigar la exis -
tencia de fenómenos de inestabilidad de la-
deras en barrancas y cortes , que llegan a
originarse por la falla de los techos de mi -
nas que de ellas
Los resultados y observaciones del reconoci-
miento superficial se presentarán en un in-
forme escrito que incluya un croquis del
área de estudio, en el que se marque la posi-
ción relativa de barrancas y cortes , bocami-
nas, zonas de rellenos, hundimientos,
tas, etc . Se incluirá un anexo fotografico
en el que se ilustren las condiciones y pecu-
liaridades del área.
Cuando del estudio de fotointerpretación y
del reconocimiento superficial se concluya
categóricamente que no existen minas , la in-
vestigación terminará en esta etapa . En caso
contrario deberá procederse a una segunda fa -
se de exploración. ·
3.3 Exploración de cavidades
Si el reconocimiento superficial previo indi -
ca la existencia dudósa o comprobada de mi-
nas en el área , se llevará a cabo su explora-
ción aplicando los siguientes métodos:
directos
Se basan en observaciones y mediciones reali-
zadas desde el interior de las cavidades, e
bien en excavaciones o perforaciones de ta-
mafio tal que en ellas penetre un hombre.
Siempre que en el reconocimiento se descu-
bran bocas o hundimientos accesibles de mi -
nas en el   o que mediante excavaciones,
demoliciones, etc.
1
se logre entrar a
se procederá a realizar un levantamiento to·
pográfico en planta, detallando el contorno
de las cavidades y efectuando una nivelación
del piso y clave de las galer!as. Este le-
vantamiento deberá ligarse al topográfico su-
perficial del área en estudio.
Se inspeccionará de manera minuciosa las ca-
de los materiales explotados
en las paredes, bÓveda y piso de las cavida-
des; asimismo, se definirán cualitativamente
las condiciones de alteración y fisuramiento
del techo más - elementos de soporte, como son
paredes y pilares.
L·os resultados del levantamiento directo se
presentarán en un informe escrito, incluyen-
do los planos de las minas en planta y eleva-
ción, as! como secciones t!picas y fotogra-
f!as del sitio. Si el levantamiento total
de las minas no fuera posible, o si el reco-
nocimiento previo indicara la posibilidad de
otras minas no accesibles, será necesario
aplicar los métodos de exploración semidirec-
tos.
Las excavaciones o perforaciones de gran diá-
metro se incluyen en los métodos directos¡
en ellas pueden introducirse un hombre para
investigar el espesor y caracter!sticas de
rellenos superficiales, o para permitir el
acceso a minas e iniciar su levantamiento
(FEG- 04).
62
Métodos semidirectos
Consisten en realizar perforaciones de peque-
fio diámetro desde la superficie del terreno.
Se utilizarán en aquellos casos en los que
el reconocimiento superficial no haya permi -
tido asegurar la ausencia de "minas, o cuando
las condiciones actuales de éstas no
tan su exploración directa. La aplicación
de estos métodos puede resultar 4ndicada en
los siguientes casos :
- En predios con dimensiones reducidas, limi-
tados por colindancias
- En terrenos que en la actualidad estén cu-
biertos totalmente por construcciones
- En predios con hundimientos o grietas en
la superficie
Pe11./.o11.aci6n La práctica más
com6n ha sido utilizar máquinas de perfora-
ción disefiadas para ·el muestreo de rocas ,
con brocas tricónicas de 7. 5 a 10 cm de diá-
metro como herramienta de avance y agua como
fluido de perforación. El operador de la má-
quina percibe la presencia de alguna discon-
tinuidad cuando la columna de barras baja
br6scamente y al- mismo tiempo se pierde el
agua de perforación.
La necesidad de reducir los costos de la ex-
ploración obliga a analizar cr!ticamente es-
tos y otros procedimientos de perforación
con muestreo, que se emplean para la explora-
ción de cavernas.
\
Alternativamente, con una máquina de perfora-
ción neumática con broca tipo Drag se puede
alcanzar una excelente eficiencia y, por tan-
to, menor costo de perforación ( fig E9-2).
Con ella se tiene también la opción del uso
del martillo neumático de 80 mm, que se mues-
tra en la fig E9-3; con esta herramienta se
puede operar en tobas muy duras o bloques de
roca.
J.Ja acción del martillo se hace con aire a
una presión de S kg/cm
2
y velocidades de ro-
tacion de 45 rpm.
El procedimiento para identificar una caver-
na consiste en observar el cambio de intensi-
dad del ruido durante la perforac ión y la
ausencia de retorno de aire; cuando esto ocu-
rre se debe suspender la inyecciÓn de aire
y operar 6nicamente con el mecanismo eleva-
dor para determinar la altura de la cavidad .
La mayor dificultad que se ha tenido en las
pocas experiencias realizadas con esta técni-
ca es la falta de habilidad de los operado-
res, lo que obliga a mantener una supervi-
sión muy cuidadosa; a6n as!, el rendimiento
que se ha logrado en las zonas minadas es
hasta de 12 m/h, sin duda muy superior a lo
puede alcanzarse con otros métodos de
perforación.
Peii./.OII.aci ón c on Otro aspecto que
debe co"nsiderarse en la exploración de zonas
minadas es la obtenciÓn de mues · - as: en esos
n
S
o
a
1
n
e
o
e
a
e
3
3
)
Manómetros de control
FIG E9-2 PERFORADORA NEUMATICA (STENUICK)
s uelos secos, l a perforación debe hacerse
sin agua o lodo, porque son suelos suscepti-
bles a sufrir cambios en sus propiedades me-
cánicas como consecuencia del humedecimiento
que se induce a ellos. Esta limitación para
el muestreo obliga a elegir entre la perfora-
ción con barre nas helicoidales, o con aire
a presión .
La perforaciÓn con barrena helicoidal puede
utilizarse libre me nte en suelos secos; por
s u parte , la perforación con aire a presión
puede realizarse en dos formas diferentes:
a) empleando mart il-los ne umáticos de fondo
como ya se mencionó, y b) con el equipo y
herramientas convencionales de la perfora-
ción a rotac ión, recurriendo al ai re para en-
friar la broca y transportar los detritus de
perforación a la superficie, segÚn se descri-
be en la f icha FEG- 08 (Técnicas de perfora-
ciÓn).
Se puede también recurrir al muestreo cot
barril tipo Denison , mant eniendo el aire co-
mo fluido de perforaciÓn, para evitar la al-
teración de la muestra.
63
Cuhta
Vílvula de lnmtnlón
con muelle
1 BOmm 1
Racor
amortl&uador
FIG E9-3 MARTI LLO NEUMAT ICO
Métodos indirectos
Dentro de los procedimientos de exploración
indirecta pueden distinguirse los métodos
geofÍs}cos clásicos, como la magnetometría,
los (reflexión y refracciÓn), la
gravimetría y los métodos eléctricos . A con-
tinuación se comentan a lguna3 de sus limita-
ciones para la detecciÓn de cavernas .
  Sus resultados son muy
dudosos, ya que las fluctuaciones observadas
pueden interpretarse de muchas maneras (varia-
ciones de susceptibilidad magnética entre es-
tratos , variaciones del nivel freático, etc.)
y no existe una relación casual con las mi-
nas.
  En el caso de cavida-
des en tobas volcánicas, como sucede en  
zona poniente del Distrito Federal , la utili-
dad del método es poco aconsejable debido a
que el contraste de densidades es mínimo y
las cavernas son irregulares y más bien pe-
queñas. Además, ml!chas veces existen capas
superficiales duras , de espesor variable, que
no permiten la detección de anomalÍas más
profundas.
'l i c -1. ogl!uvimel <ia. Su uso en la de
· d des en tobas y cenizas es
ya que la necesidad de un
levantamiento detallado de todos los obstacu-
los e irregularidades del terreno lo, hace
económicamente prohibitivo en la mayon.a de
los casos.
El método sísmico IJOr re-
fracción no es adecuado para detectar cavida-
des ocultas de cualquier tamaño; la oquedad
subterránea no puede compararse con la super-
ficie continua que limita dos medios de ca-
racte rísticas mecánicas diferentes.
una mina es más equiparable a una variación
de compacidad dentro de un mi3mo medio, que
53 ref lei a en un ligero y local retraso er
El empleo del método sísmico de a
poca profundidad está poco desarrollado para
resolver problemas de ingeniería civil. Tra-
tándose de túneles de minas, estos no repre-
sentan superficies en las cuales se puedan
reflejar las ondas sísmicas emitidas desde
la superficie, las cuales atraviesan laó
oquedades sin alterarse prácticamente en Sl
trayecto.
Dentro de las técnicas
que ofrecen los métodos eléctricos, los que
interesan para fines de ingeniería civil se
reducen prácticamente a dos: el método de
caídas de potencial y el de medición de re-
sistividades. Sin embargo , en el caso de la
zona poniente de la Ciudad de México, los es-
tudios se realizan en áreas urbanas donde
existen lÍneas de alta tensiÓn o duetos en-
terrados a poca profundidad (obras de drena-
je , agua pot-.able, etc . ) y la calidad de la
64
información es fuertemente alterada por todas
estas instalaciones. Asimismo, se tienen
otros factores que limitan la aplicación de
los métodos geoeléctricos, como son las con-
diciones topográficas abruptas , el rellene
artificial de cavidades y la existencia de
estratos que dificultan el flujo de la co-
rriente eléctrica.
4. COMENTARIOS
La fotointerpretación y las "ncuestas permi-
ten encauzar eficientemente el reconocimien-
to superficial del sitio eD el que se investi-
gue la existencia de minas. La exploraciór.
subsiguiente debe contemplar el uso de perfo-
radoras neumáticas, que reducen significati-
vamente el tiempo y costo de la ejecución .
En caso de requerirse muestreo , éste deberá
realizarse sin agua o lodo a fin de evitar
la alteración fÍsica del suelo por muestrear;
para ello pueden usarse equipos rotatorios
convencionales, pero con aire como fluido de
perforación.
La aplicación de método& yeofÍsicos en la in-
vestigación de cavernas ha demostrado ser
co confiable; las áreas minadas presentan
condiciones que afectan los resultados de los
  métodos y los hacen de difÍcil in-
terpretación; su uso es de poca aplicación
y por tanto, no es recomendable.
5. REFERENCIAS
1 . Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos,
SMMS, "Simposio sobre Cimentaciones en Zo-
nas Minadas de la Ciudad de México", Méxi-
co, D.F . (1976)
FEG-1 O Brocas para perforación de suelos
1 . GENERALIDADES
Las brocas para la perforación de pozos con
máquinas de rotación se eligen de acuerdo con
la dureza de los materiales que se van a cor-
tar; en la fig E10-1 se muestra el criterio
general para la selección de estas herramien-
tas y a continuación se resumen brevemente sus
características y la aplicabilidad que se
puede dar en las obras del Metro-COVITUR.
2. BROCA TRICONICA
De -lul.ipci ón. Consiste en tres conos girato-
rios embalerados que tienen dientes de abra-
sión, de forma esférica para rocas duras, y
de prismas· agudos para rocas blandas (fig
E10-2a). Se fabrican en muy diversos diáme-
------------------
tros (2 7/8", 4", 5", 6", ate.); para enfriar
la broca y arrastrar el material cortado a
la superficie s:e utiliza un fluido de perfora-
ción (lodo , agua o aire) que sale al centro
de la broca.
AplicaO..il.idad. Esta broca se puede utilizar
para perforar desde rocas duras a suelos du-
ros (fig E10-1 ); es inadecuada para perforar
suelos blandos , porque los conos difÍcilmente
giran e se atascan, porque el chiflÓn
no limpia eficientemente los dientes de cor-
te.
Recomendación. Se propone restringir el uso
de esta broca a los basaltos y tobas duras,
aclarando que en los basaltos, el. martillo
neumático que corta a roto-percusiÓn es más
Suelos
Duros
blandas Duros
Blandos
o
()

.o
8.
¡::
Broca tricónica
Broca Drag
, Braco de aletos
,...._._
I
Broca cola de pescado
1
Resistenci a al corte
FIG El0- 1 CRITERIO DE SELECCION DE UNA BROCA DE
PERFORACION PARA SUELOS Y ROCAS
eficier.te y reduce si.,¡nificativamente los
costos de perforación; d e ma nera similar, la
broca drag es más ef icient e que la tricÓnica
para perforar las t obas duras. La tricónicé
no debe usar se para perfocar pozos de bombeo
y sondeos, porque remo1aea por amasado al
suelo , reduciendo su permeabilidad y alteran-
do· su estructura.
3 . BROCA DRAG
Es una pieza sÓlida que tiene
tres planos radiales de corte, protegidos con
pastillas de carburo de tungsteno ( fig E1 0-2b).
Se fabrica desde 2" de diámetro; para enfriar
l.a broca y arrastrar el material cortado a
la superficie se utiliza un fluido de perfo-
raciÓn (lodo, agua o aire), que sale alcen-
tro de la broca.
Api.icaf...i...lidad . Esta broca se puede utilizar
de rocas blandas a suelos blandos.
Se propone utilizar esta bro-
ca en las tobas del poniente de la Ciudad,
aire a presión como fluido de per-
foración; no debe utilizarse para la ejecu-
c ión de sondeos en suelos blandos, porque el
chiflÓn de agua o l odo erosiona hasta 50 cm
por debajo de la broca.
4 . BROCA DE ALETAS
Consiste en dos placas de a cero
duro (aletas) que forman una hélice corta;
la salida del agua, o lodo a presión incide
en la superficie superior ñe las aletas
(fia E10-2c). Esta broca es de fabricación
artésanal y puede construirse desde 2" de
diámetro. Esta broca se desarrollÓ para per-
forar los suelos blandos del Valle de México,
eliminando el problema de erosión del fondo
de la perforación, que las brocas
tricÓnica y drag.
Apf..icaf..ii..idad. Se puede utilizar en suelos
de consistencia media a blanda .
Recomendación. Esta broca es la más adecua-
da para hacer perforaciones para sondeos e
instalación de pozos de bombeo, porque deja
agujeros limpios y poco alterados; adicional -
mente , tiene las ventajas de ser significati-
vamente más económica que la tricÓnica o la
drag, y sobre todo más eficiente.
En la realización de sondeos
en suelos blandos susceptibles a sufrir fisu-
ramiento hidráulico, que se presenta asocia-
do a la fuga de agua o lodo de perforación ,
es necesario complementar a la broca de ale-
tas con la posteadora-rimadora; con esta Úl -
tima herramienta debe perforarse por lo me-
nos en un metro por arriba de la profundidad
e n que se obtendrá una muestra .
5 . BROCA DE COLA DE PESCADO
  Es una pieza sóliña que consis-
te en dos placas triangulares ligeramente
alabeadas , con su vértice en la parte infe-
rior (fig E10-2d), aunque también pueden ser
rectangulares y entonces la parte infer ior
es recta. Esta broca siempre es ci ega, esto
es , no tiene salidas para fluido de perfora-
ción, por lo que su uso se restringP. a la
llamada perforación de batido.
Ap.l.icaB.if..idad , Se puede utilizar en suel o s
de consistencia media a blanda.
Recomendación , Esta broca es la más adecuada
para hacer perforaciones sin e l iminar el ma-
terial cortado; por ejemplo, las perforaci o-
nes de batido que requieren para el hi nca -
do de pilotes, para las que se agrega algo
de agua al inicio de la perforación . Se u t i -
liza también para perforar las capas du r a!:
que impiden el hincado del cono eléctrico .
66
d) Colo   peacodo
o) Trlcónlco b) Drog
p
  1
\
1
r
67
TABLA El0-1 BROCAS DE PERFORACION
TIPO DE BROCA
Tric6nica
Drag
De Aletas
Cola de
Pescado
MATERIAL
Basalto y
tobas muy
duras
Tobas y
suelos
duros
Suelos
blandos
Suelos
blandos
FLUIDO DE
PERFORACION
Aire
Agua
Lodo
Aire
Agua
Lodo
Agua
Lodo
No re-
quiere
APLICACION
En sondeos e instalación de apara-
tos, aunque en basaltos es más efi-
ciente el martillo neumático y en
tobas la broca drag
En sondeos e instalación de apar a-
tos, utilizando aire a presión cuan-
do se perfora arriba del nivel fre-
ático
En sondeos y pozos de bombeo. Si
en los sondeos se presenta fractu-
ramiento hidráulico se requerirá
también perforar con la posteadora-
rimadora
Cuando se requiere remoldeo (per-
foración de batido) para el hinca-
do de pi l otes y la penetración de
lentes duros que impiden el hinca-
do del cono eléctrico
Se refiere a las rocas y suelos del Val le de México
6. EFICIENCIA DE PERFORACION
No se dispone de informaciÓn confiable de la
eficiencia de las distintas brocas descri-
tas; por e llo, es necesario hacer observacio-
nes de campo donde se midan los tiempos me-
dios. Para hacer este estudio deberá selec-
cionarse una brigada de perforación que opere
una máquina equipada para el manejo eficiente
de la tubería de perforaciÓn; con ese estudio
se detectará que en suelos blandos, las ma-
niobras v preparaciones consumen la mayor
parte del tiempo de operación y que la perfo-
raciÓn efectiva es la a cción más breve.
7. CONCLUSIONES
: · ¡· ' -0d' rL
En   se propone un criterio para
la selección de las brocas de perfor ación,
que se deben u tilizar en los distintos suelos
y rocas, en l os que se requieren perforacio-
nes para el diseño y construcción de lÍneas
del Metro ; para facilitar su consulta, la ta-
bla E10-1 resume los aspectos principales
descritos .
Se propone recopilar información de campo pa-
ra precisar los tiempos de perforación para
cada tipo de broca, junto con los tiempos de
maniobras necesarias, para posteriormente
fundamentar análisis racionales de los pre-
c ios unitarios.
)
---- . --
. -·
..
o·: GEOTECNICQ-S
··PROCEDIMIENTOS PARA EL MUESTREO
. 1 NAL TERADÓ SELECTIVO DE LOS ESTRATOS _
· . MAS REPRESENTATIVOS DEL SUBSUELO
•   INOICE Y MECANICAS DE LOS
SUELOS, PARA .LA DEFINICION DE SUS .
_-. ·· PROPIEOADES MECANICAS·
t .·
...

.,
1

',
·           ~ ..         _.   ~               .     ~ ·-·------------·----
. i
D: ANTECEDENTES GEOTECNICOS
FAG-0 1 Muestreo con tubo de pared delgada
l. OBJETIVO
El empleo de tubos abiertos de pare d de lgada
(conocidos como tubos Shelby ) permite obtener
muestras del s ubsuelo relativamente inaltera-
das . Para fines prác ticos, e sta téc nica debe
aplicarse selec tivame nte para suministrar al
laboratorio espec!me nes, en los cuales s e de-
terminen las caracter!s ticas de r e sistencia y
compres i bilidad que se r e quiere n para e l di-
s e ño geoté cni co de detalle.
2. DESCRIPCION DEL MUESTREADOR
Está constituido por un tubo de acero o la-
tón, con el e x tremo inferior afilado y unido
en la parte superior con la cabeza muestrea-
dora, a su vez montada al final de la columna
de barras de perforación, con las que se hin-
ca al muestreador desde la superficie.
La fig Al-1 presenta los dos tipos de uniór.
tubo-cabeza usuales: el primero con tres tor-
nillos opresores allen y el segundo con cuer-
da repujada, que ha probado ser más confiable
que el primero, aún operando en suelos duros
(re f 1). La cabeza tiene perforaciones late-
rales y una válvula esférica de pie que abre
durante la etapa de hincado, para permitir el
alivio de la presión del interior del tubo.
Posteriormente se c ierra para proteger la
muestra de las presiones hidrodinámicas que se
generan la extracción del muestrea-
der.
La fig Al-2 corresponde a un muestreador con
válvula deslizante, en la que se sustituye la
válvula esférica de los muestreadores . anterio-
res por un mecanismo. El cople de unión a la
columna de barras de perforación tiene un tra-
mo cuadrado al que se enrosca una barra cir-
cular que termina en una ampliación con un
aro sello; en dicha barra desliza la pieza a
la que se fija el ' tubo y que tie-
ne perforaciones para la ext1·acción del flui-
do de perforación del interior del tubo.
La observación cuidadosa de muestras obteni-
das con tubos de pared delgada de condiciones
geométricas diferentes, mediante la técnica
de secado de láminas de suelo, permitió a
-t·+ -t
1
2.00
l!oo;
2.50
=fo.50
2. 70
2.22
JI t0.95
+-
2.0
+-

o


1
(

)

!t
f.
100.00
<D Tres tornillos ollen
® Aro sello de hule
® Perforocid'n
Unión con tornillos ollen
.;:.
1
1
Acotoc1on: cm
@) Tubo
® Esfera metdlico
® Cuerdo repujado
Unión con cuerdo
Repujado
FIG Al-1 DE PARED DELGADA CON VALVULt
ESFERICA DE PIE
7 . 00
a-----Cuerdo repujado
100 .00
Acotación, cm
f 10.16 p' t
Unión con cuerda
FIG Al-2 MUESTREADOR DE PARED DELGADA CON \'ALVULA
DESLIZANTE
Hvorslev (ref 2) fundamentar las relaciones
de áreas y diámetros que deben satisfacer es-
tos muestreadores para asegurar un buen fun-
cionamiento, las cuales se resumen en la fig
Al-3 .
En la fig Al-4 se anotan las dimensiones que
necesariamente deben satisfacer estos mues-
treadores para los diámetros usuales de 7.5 y
10 cm de los que Gnicamente deben usarse los
de 10 cm, sobre todo cuando se hagan pruebas
de consolidación que requieran espec!menes de
8 cm de diámetro.
El procedimiento de afilado del tubo necesita
ser lo suficientemente preciso para que se
obtengan tubos con las diménsiones especifi-
cadas (fig Al-4). En la ref 2, Hvorslev des-
70
Reloc:ión de c:ireos
Aelocido dt dlómetroa
O. Duimttro exterior
Di Dióme t ro interior
D2- D2
t m
11 lOO< 10%

0 .7•!.

<
0
atOO<I.!S%
"'
Dm Diómttro dt lo muntra

1, I;   -- -L.,
l ;:;:_.----
f.o------- L ---------1
Diámetro
De

nominal
(cm)
en cm en cm
7.5 7. 62 7. 22
10. 0 10.16 9. 76
De Diámetro edefior
D 1 Diámetro interior
Dm Diámetro de muestro
e Espesor
Dm e d L
en cm en cm en cm en cm
7. 11
0.20 1.27
7 . 17
9. 61
0. 20 1.20
9.69
d Lonoitud aguzado
L Lonoitud de tubo
75
90
Lm
Cuerdo
de
en cm
unión
60
AW y
BW
75
BW y
NW
Lm Lonoitud de muestreo recomendable
L
0
Espacio poro ozolvet (L
0
=L-Lml
FIG Al-3 DIMENSIONES DE LOS TUBOS DE PARED DELGADA
cribe dos para esta o peración: el más
sencillo consiste en afilar primero el tubo
en un torno y con un bloque de moldeo
darle la forma de la fig Al-3.
Otro cuidado que se debe tener con este mues-
treador es el de pintarlo interiormente para
reducir la corrosión de la lámi na que induce
cambios fisicoqu!micos en el suelo muestrea-
do.
Una alternativa para eliminar la corrosión y
reducir además la fricción tubo-suelo al ex-
traer las muestras, es recurrir a tubos de
aluminio o de plástico PVC: la solución más
factible es un · muestreador de acero con cami -
sa interior de aluminio o plástico y zapata
de acero en su extremo de ataque.
)
1
OPERACION DEL EQUIPO
Las muestras de suelos blandos que se obtie-
en con tubos Shelby, utilizando técnicas de
nerforación a rotación o por lavado, frecuen-
iemente resultan fisuradas, observándose fá-
cilmente por la bentonita o azolve que .pene-
tra en e llas (FEG-08). Las
das no son ütiles obtener
las propiedades de esos suelos.
para reducir la influencia que induce la téc-
nica de perforación, se requiere el empleo de
la   (FEG- 08), combinando s u
aplicación con la broca de aletas, descrita
en la misma ficha, de acuerdo con la siguien-
te secuencia: a) perforar con la broca de
aletas hasta llegar 1.0 m arriba de la pro-
fundidad de muestreo, b) perforar con la
teadolla -}(.Ünadolta e 1 tramo faltan t e de 1 . O m, y
e) con el tubo de pared delgada.
El muestreador Shelby se debe hincar con ve-
l ocidad constante entre 15 y 30 cm/s una lon-
gitud de 75 cm; ésto es,queda sin muestra una
longitud mínima de 15 cm donde se alojan los
azolves que pudieran haber quedado dentro del
tubo. Después del hincado se deja el mues-
treador en reposo durante tres minutos, para
que la muestra se expanda en e l interior y
aumente su adherencia contra las paredes; en
seguida se corta la base del espécimen giran-
do dos vueltas el muestreador, se saca al ex-
terior y se limpian sus extremos y se identi-
fica el tubo.
4.
Estudios recientes señalan que para lograr un
muestreo inalterado de calidad e n suelos blan-
71
dos cohesivos debe recurrirse al uso de tu-
demebpaared delglada con pistón fijo (ref 4).
• rgo, en a Ciudad de · han
t bl
'd . se
es a o de traba)·o en e
tre la 1 ampo, en-
s cua es se cuenta el muestreo inalte-
rado con.tubos y los procedimientos de
a por lavado; esto
provoca que el muestreo sea gene-
ralment e . de baja calidad y l l eve a subestimar
las del subsuelo . resultando u
geotécnico . Actualmente es pre:
al menos las técnicas de per -
foración (FEG-08), de manera que la altera-
c ión al subsuelo sea la mínima posible y
provisionalmente seguir empleando e l muestreo
con tubos Shelby, admitiendo que se extraen
muestras ligeramente alteradas; mientras se
desarrolla una mejor técnica de muestreo.
El control y protección de las muestras se
presentan en la fi cha FAG-04.
5. REFERENCIAS
l. Petróleos Mexicanos, PEMEX, "Exploración
y muestreo de suelos para proyecto de ci -
mentaciones", Norma PEMEX 2.214.05, Méxi -
co , D • F • ( 19 7 6)
2. Hvorslev, M, "Subsurface exploration and
sampling of soil for civil engineering
purposes", ASCE (1949)
3. ASTM Designation D 1587-74: "Thin-walled
tube sampling of soils" (1977)
4. ISSMFE, "The international manual for sam-
pling of soft cohesive soils" (second
draft), (1978)
FAG-02 Muestreo con tubo dentado
l. OBJETIVO
Esta herramienta permite obtener muestras de
arcillas duras y limos compactos o cementados
con un mínimo de alteración; en estos mate-
riales presenta claras ventajas de operativi-
dad y costo sobre muestreadores de barril do-
ble.
2. DESCRIPCION DEL MUESTREADOR
Lo constituye un tubo de acero, unido en su
extremo superior con la cabeza muestreadora
que, a su vez, va montada al final de la co-
lumna de barras de perforación con las que se
hinca y se da rotación al muestreador desde
la superficie; la parte inferior del tubo
tiene ocho dientes de corte dispuestos simé-
tricamente (fig A2,-l), que miden de 0.8 a
1 cm de altura y 3 cm de base. La sierra se
forma con alternaciones de un diente recto y
otro doblado 0.2 cm hacia el exterior, con
objeto de reducir la fricción entre el mues-
treador y el suelo. El diámetro del tubo de-
be ser de 10 cm y su longitud de 100 cm.
En la fig A2-2 se presenta este muestreador
con los dos tipos de unión tubo-cabeza usua-
les; el primero con tres tornillos allen y el
segundo con cuerda repujada, que ha probado
ser más confiable que el primero, aun en sue-
los duros (ref 1). La cabeza tiene perfora-
ciones laterales y una válvula esférica de
pie que se abre durante la etapa de muestreo
para permitir el alivio de la presión del in-
terior del tubo. Posteriormente se cierra pa-
ra proteger a la muestra de las presiones hi-
drodinámicas que s.P generan durante la extrac-
ción del muestreador .
La fig A2-3 corresponde a un muestreador de
válvula deslizante, en el que se sustituye la
 
!*==1    
0.2

""' 1 / . 1/.
""" . .

/ · ""'
/ 1
V 1 STA INFERIOR
Acotoclones,tn cm
F IG A2-1 1
1
1UESTREADOR DE TUBO DENTADO
válvula esférica de los muestreadores anterio-
res por un mecanismo. El cople de unión a la
columna de barras de perforación tiene un tra-
mo cuadrado al que se enrosca una barra circu-
lar que termina en una ampliación con un aro
sello; sobre esta barra desliza la pieza, a
la que se fija el tubo muestreador y que tie-
ne horadaciones para la extracción del fluido
de perforación del interior del tubo.
Es imprescindible pintar interiormente el
muestreador para reducir el fenómeno de co-
rrosión de la lámina que provoca cambios ft-
sico-qutmicos en el suelo muestreado.
3. OPERACION DEL EQUIPO
Este muestreador se hinca operándolo a rota-
ción con velocidades menores de 100 rpm y pre-
sión vertical para que avance con velocidad
constante de 1 cm/s, hasta penetrar 75 cm; de
esta manera queda sin muestra una longitud
mínima de 15 cm donde se alojan los azolves
que pudieran haber quedado dentro del tubo.
Después del hincado se deja el muestreador en
reposo tres minutos a fin de que la muestra
se expanda en su interior y aumente su adhe-
rencia contra las paredes del tubo; enseguida
se corta la base del espécimen, girando dos
vueltas el muestreador y se procede a sacarlo
al exterior, donde se limpian sus extremos e
72
tornillo,s al len@ 120°
A ro sello de hule
Perforación
Unión con tornillos ollen
-r
1
1
Acotoci ón: e m
Tubo
E sféra metálica
Cuerda repujada
Unión con cuerda
Repujada
FIG A2-2 MUESTREADOR DE TUBO DENTADO CON VALVULA ES··
FERI CA DE PI E
identifica. Las muestras obtenidas con esta
técnica presentan alteración en un anillo pe-
rimetral de 2 a 4 mm de espesor.
4. COMENTARIOS
Este tubo dentado frecuentemente recupera
muestras de mejor calidad que el muestreador
de barril Denison; sobre todo en los suelos
arcillosos duros y capas granulares compactas
que se encuentran en el subsuelo de la Ciudad
de México, independientemente de su simplici-
dad de operación y bajo costo. El control y
protección de las muestras se presentan en la
ficha FAG-04.
S. REFERENCIAS
l. Petróleos Mexicanos, PEMEX, "Exploración
y muestreo de suelos para proyectos de ci-
mentaciones", Norma PEMEX 2.214.05, Méxi-
co, D.F. (1976) .
¡j
73
7.00
7.50
---- Perforaciones
9.50
---- Cuerdo repuje
100.00
UniÓn con cuerda
_-=r o.a o 1.0
1 Atolotiones,en tm
10. 16"
FIG A2-3 MUESTREADOR DE TUBO DENTADO CON VALVULA DESLIZA::TE
FAG-03 Muestreo con barril Denison
l. OBJETIVOS
Con el muestreador· de barril Denison, que ope-
ra a rotación y presión, se obtienen especf-
menes de arcillas duras, limos compactos y
limos cementados con pocas gravas, localizados
abajo del nivel freático; las muestras siem-
pre presentan cierto grado de alteración.
Cuando se muestrean estos suelos arriba del
nivel freático, las muestras se contaminan
con el agua o lodo de perforación, por lo
cual su aplicación se condiciona al empleo de
aire como fluido de perforación.
2. DESCRIPCION DEL MUESTREADOR
El muestreador tipo Denison consiste en dos
tubos concéntricos; uno interior, que penetra
en el suelo a presión, y rescata la muestra,
mientras que el exterior, con la broca en su
extremo gira y corta el suelo circundante.
Para o p e r   ~ este muestreador se requiere fluí-
do de perforación (agua , lodo o aire) que se
hace circular entre ambos tubos.
En la fig A3-l se presenta el diseño actuali-
zado de este muestreador, se observa como los
tubos concéntricos se acoplan a la cabeza con
baleros· axiales, que sirve de unión con la
columna de barras de perforación y permite
que el tubo interior se hinque a presión en
el suelo, sin inducir esfuerzos de torsión a
la mue stra. La cabez a dél muestreador tiene
una tuerca de ajuste que controla la posición
relativa entre ambos tubos; a sí, dura nte el
muestreo, el tubo interior penetra en el sue-
lo la distancia d antes que la broca (fig
A3-2) , para proteger a la muestra de la ero-
sión y contaminación que le puede ocasionar
el fluido de perforación. La broca de corte
es una pieza de acero con pastillas de carbu-
ro de tungsteno que protegen las zonas de ma-
yor desgaste; en la fig A3-3 se muestran las
dos brocas tipo más usuales.
Las dimensiones del rnuestreador Denison, que
permiten obtener muestras de 7.5 y 10.0 cm de
diámetro nominal, se anotan en la tabla A3-l;
el diámetro admisible de muestreos es de
10 . 0 cm.
Para el muestreo de materiales granulares con-
viene adaptarle una trampa de canastilla, for-
mada por lengüetas de lámina de acero flexi-
ble (fig A3-l).
3. OPERACION DEL EQUIPO
Antes de introducir el muestreador al sondeo
se debe ajustar la distancia d, entre el tubo
interior y la broca (fig A3-2), de acuerdo con
el material que se va a muestrear; también se
necesita verificar que la cabeza esté limpia,
engrasados los baleros y que la válvula opere
correctamente. A continuación se baja el rnues -
treador al fondo de la perforación y se hin-
ca la profundidad d, para e v itar que el tubo
interior gire al iniciar la rotación del tubo
exterior. Durante el muestreo, la máquina
perforadora transmite, a través de la columna
de barras, rotación y fuerza vertical; la pri-
mera varia entre 50 rprn para materiales blan-
dos y 200 rprn para los duros . En cuanto a la
fuerza vertical puede ser hasta de 1 ton.
Una vez que s e ha penetrado la longitud pre-
vista o que el muestreador no pueda avanzar,
se suspende la rotación y la fuerza axial y
se deja reposar tres minutos a fin de permi -
tir que la muestra expanda; después se gira
para romper el espécimen por la base y poste-
riormente extraer el rnuestreador .
La extracción del material que corta la bro-
ca, así corno el enfriamiento de la misma se
hace con un fluido de perforación que circula
por el espacio anular que dejan los dos tu-
bos. En muestreos arriba del nivel freático
se debe utilizar aire; podr!a ser admisible
emplear lodo, condicionando a comprobar que
la contaminación que induce a la muestra sea
tolerable. En muestreos abajo del nivel fre-
ático es factible .utilizar agua o lodo. Las
caracter!sticas de ·este lodo se discuten en
74
í
8 . 00
15.00
100.00
d
r--9.61 0----l
T
d
Trompo de canasti ll o T
Cuerdo NW
Cabezo embolerodo
Controluerco de oj\J.lli
Vól vulo
Tubo interi or
ZoQoto
Broca
Aj uste , d, entre broca
y tubo interi or
Tipo de suelo d ,en cm
Blondo 2
Duro 0 . 5
Muy duro o o el menor
FIG A3-1 MUESTREADOR DENISON!
.1
la ret 1. La presión de operación del fluido
de perforación debe s er la mfnima necesaria,
para mantene r limpia la perforación.
4 . COMENTARIOS
El empleo de este mue stre ador con lodo de per-
foración generalmente induce contaminación en
las arcillas que se locali z an abajo del nivel
€reático, as! como el lavado de lentes de are-
na tfpicas del subsuelo de la Ciudad de Méxi-
co; por ello generalmente se obtienen mejores
muestra s con el tubo dentado de rotación (FIG-
02) . El barril Denison e s e l mejor muestrea-
dor para las tobas duras, cuidando de utili-
zar aire como fluido de perforación, cuando
se muestrea a rriba del nive l freático.
El control y protección de las muestras se
presenta en l a ficha FAG-04 .
S. REFERENCIA
l. Petróleos Mexicanos, PEMEX, "Exploración
y muestreo de suelos para proyecto de ci-
mentaciones", Norma PEMEX 2.214 . 05, Méxi-
co , D • F • ( 19 7 6 ) •
75
 
I
Tubo e)(teri
Tubo Interior
FIG AJ- 2 AJUSTE DEL DENI SON
a) Escalonada
b) Simple
FIG AJ-3 TIPOS DE BROCA DENISON
TABLA A3-l. DIMENSIONES DEL MUESTREADOR DENISON, EN cm
Diámetro Tubo interior Tubo e xterior Barras de
nominal
De Di •Dm L
De Di
L · Lm operación
7.5 7.62 7.22 7.17 75 8.52 7. 92 90 60 BW
1
10.0 10 . 16 9 . 76 9 . 71 90 11.16 10.46 105 75 N\'1
donde:
diámetro exterior L longitud de tubo
diámetro interior Lm longitud de la muestra
Dm diámetro de la muestra
FAG-04 Control y protección de las muestras inalteradas
l. OBJETIVO
3. CALIDAD DEL MUESTREO
Definir los cuidados necesarios que se deben
tener para el control y protección de las
muestras obtenidas con los muestreadores : de
pared delgada, dentado o Denison.
El resultado final del muestreo selectivo es
la obtención de especfmenes inalterados de la
mejor calidad posible, además del fndice de
calidad que proporciona el porcentaje de re-
cuperación. En campo , se revisarán ambos ex-
tremos de cada tubo para comprobar que la apa-
riencia del suelo sea inalterada y que no
exista fracturamiento hidráulico, fisuramien-
to, remoldeo , etc. Los especfmenes que hayan
sufrido alguna alteración no servirán pa-
ra ser ensayados en pruebas de laboratorio de
resistencia o deformabilidad. El ingeniero
encargado de los trabajos de campo deberá su-
pervisar la correcta aplicación de las
cas de perforación y muestreo para alcanzar
la calidad requerida.
2. REGISTRO DE CAMPO
La información de campo se recopilará en un
registro como el de la fig A4-l, con los da-
tos que se vayan obteniendo durante la ejecu-
ción del sondeo. Conviene utilizar la nota-
ción de la Tabla A4-2 para simplificar la pre-
sentación; las notas al pie del registro son
observaciones que se hacen durante la ejecu-
ción del sondeo.
Se recomienda que el ingeniero encargado de
los trabajos de campo dibuje el perfil estra-
tigráfico del sondeo, porque s u interpreta-
ción será la más confiable; en su dibujo de-
berá utilizar los sfmbolos gráficos de la ta-
bla A4-l.
El porcentaje de recuperación de cada mues-
tra, Rec en el registro de la fig A4-l, ex-
presa cualitativamente la calidad de muestreo;
la manera de definir la recuperación se pre-
senta en la expresión A4-l y en la Tabla A4-2
se dan valores indicativos de la calidad
TABLA A4-l. ABREVIATURAS Y SIMBOLOS PARA FORMULAR LOS REGISTROS DE CAMPO
Notación Significado
SUCS Sistema Unificado de Clasificación
de suelos
G
S
M
e
o
pt
w
p
L
H
SPT
N
NF
PCA
BT
DG
F-3
B-4
F-2L
MI-8
TS-12
TD-9
TR-5
NXL-6
Rec 45/75
50/10
EW,M'J,BW,NW
NW, HW
BWL,NXI·
PA
Grava
Arena
Limo
Arcilla
Suelo Orgánico
Turba
Bien graduado
Mal· graduado
Baja plasticidad
Alta plasticidad
Prueba de penetración estándar
NGm¿ro de golpes en SPT
Nivel freático
Pozo a cielo abierto
Broca tricónica
Broca tipo Drag
Muestra alterada en frasco , No. 3
Muestra alterada en bolsa, No. 4
Muestra lavada en frasco, No. 2
Muestra labrada in situ, No. 8
Tubo Shelby No. 12
Barril Denison No. 9
Tubo rotatorio dentado No. 5
Muestra de roca No. 6 tomada con barril
45 cm de recuperación en 75 cm
muestreados
50 golpes en 10 cm en SPT
Barras de perforación
Ademes
Barriles muestreadores serie L
  de agua o lodo de perforación
Simbo logia

bZd
m

o o •
• o •
• o •
1+ + + + +d
§
§§
!1
Significado
Arcilla
Limo
Arena
Grava
Soleos
Relleno
Rafees
Turba
Conchas
y
fósiles
Nivel
freático
Superficie
del terreno
Concreto
Diámetro
77
TABLA A4-2 . RECUPERACION DE MUESTRAS
Re e
L
Recuperación, en % Calidad
H l OO
Rec =
Rec =
50 < Rec <
Rec S
' 1
lOO
80%
80
50
REGISTRO
OBRA :
Pro f .
m
cll
Excelente
Buena
1
Mala
1
Inaceptable
SONDEO
DE CAMPO
H-1-1
LOCALIZACION
X'
y,
z,
Closi ficoción de Campo
,,
JI
"
11
"
11
donde:
Rec Recuperación
L Longitud recuperada
H Longitud muestreada
NIV FREATICO HOJA
MAQUINA
A
FECHA
:n n
OPERADOR
S':ZRVISION

t{P1J {?i/1vA
M N ( SPT) Muestreo

No 15cm 15cm 15cm
P-I /0 Id 2ff
'ff-1
1/l-Z
10
20
sión Rec.
r-1 ;o zo -
Hora
/ : MJ
- //.'/0 (r}
j/,'50 (
/2.'/0
;z:4t> N)
- /J:oo
r-f-J - - - /J.·zo
NOTAS 1) Cl-/ ¿'.m¿epl .:1- hJ 4 .    
z} ¿A- ¿MI'Je ;;,j?y;"r ./¿/ TA'·..Z SW
FIG A4-1 REGISTRO DE
(A4-l)
4. PROTECCION DE LAS MUESTRAS
Las muestras contenidas en los tubos se some-
terán al siguiente tratamiento: después de
desmontar el tubo de la cabeza que lo sostie-
ne, se coloca en el soporte para especímenes
de la fig A4-2, con la parte inferior de la
muestra hacia abajo; se limpia la superficie
exterior; los azolves del interior se elimi-
nan con la veleta de la fig A4-3; en seguida
se coloca el sello mecánico de la fig A4 -4, o
se vierte una mezcla caliente de parafina con
broa (15% de brea a 70°C), para formar un se-
llo de O. 7 cm de espesor. A continuaci6n se
invierte la posici6n del tubo, se extrae
1.0 cm de muestra con la veleta o con una es-
pátula para hacer lugar al sello mecánico o
15
FIG A4-2
 
1,.---- 1
Tubos de
acero
Acotaciones en cm
SOPORTE PARA MUESTRAS
-rp
JUL+0.5
T ; del tubo+
acero
Acotaciones en cm
FIG A4-3 VELETA PARA LIMPIAR TUBOS
78
mariposa
Plástico PV
ro Sello
0 =Diámetro del tubo
FIG A4-4 SELLO NECANICO
Use tinta indeleble o recubra con para fina
Identificación de la
muestro
@
Obra Procedimiento de
perforación
Sondeo Profundidad
Operador Fecha
Closificacidn de campo
FIG A4-5 ETIQUETA PARA IDENTIFI ChCION DE MUESTRAS
el de parafina con brea; con e l material ex-
traido se clasifica en campo el suelo. Ense-
guida se identifica el tubo adhiriéndole una
etiqueta (fig A4-S), señalando además la par-
te superior de la muestra.
S. TRANSPORTE DE LAS MUESTRAS
Las muestras inalteradas contenidas en tubos
deben transportarse en cajas de madera para
tres o cuatro especímenes, recubiertas inte-
riormente con espuma de poliuretano de S cm
de espesor, cuidando que no sufran golpes ni
vibraciones que dañen su estructura.
6. EXTRACCION DE LAS MUESTRAS EN EL LABORA-
TORIO
En el laboratorio se cortarán los tubos en
segmentos de 20 a 25 cm de longitud, para pos-
teriormente extraer a presi6n los segmentos
de muestra; esta restricci6n debe imponerse,
para asegurarse que los esfuerzos que se
aplican a la muestra no le produzcan excesiva
alteraci6n.
.1
la reí 1. La presi6n de operación del fluido
de perforación debe ser la minima necesaria,
para mantener limpia la perforación.
4 . COMENTARI05
El empleo de este muestreador con lodo de per-
foración generalmente induce contaminación en
las arcillas que se localizan abajo del nivel
freático, asi como el lavado de lentes de are-
na típicas del subsuelo de la Ciudad de Méxi-
co¡ por ello generalmente se obtienen mejores
muestras con el tubo dentado de rotación (FIG-
02). El barril Denison es el mejor muestrea-
dor para las tobas duras, cuidando de utili-
zar aire como fluido de perforación, cuando
se muestrea arriba del nivel freático.
El control y protección de las muestras se
presenta en la ficha FAG-04.
5. REFERENCIA
1. Petróleos Mexicanos, PEMEX, "Exploración
y muestreo de suelos para proyecto de ci-
mentaciones", Norma PEMEX 2.214.05, Méxi-
co, D . F . ( 19 7 6) •
75
Tubo exteri
FIG A3-2 AJUSTE DEL   DEN! SON
a) Escalonado
b) Simple
FIG A3-3 TI POS DE BROCA DENI SON
TABLA A3-l. DIMENSIONES DEL MUESTREADOR DENISON, EN cm
Diámetro Tubo interior Tubo exterior Barras de
nominal
De Di •Dm L
De Di
L · Lm operación
7.5 7.62 7.22 7.17 75 8.52 7. 92 90 60 BW
1
10.0 10.16 9.76 9.71 90 11.16 10.46 105 75 Nl'l
donde:
diámetro exterior L longitud de tubo
diámetro interior Lm longitud de la muestra
Dm diámetro de la muestra
FAG-04 Control y protección de las muestras inalteradas
l. OBJETIVO
3. CALIDAD DEL MUESTREO
Definir los cuidados necesarios que se deben
tener para el control y protección de las
muestras obtenidas con los muestreadores: de
pared delgada, dentado o Denison .
El resultado final del muestreo selectivo es
la obtención de espec!menes inalterados de la
mejor calidad posible, además del índice de
calidad que proporciona el porcentaje de re-
cuperación. En campo, se revisarán ambos ex-
tremos de cada tubo para comprobar que la apa-
riencia del suelo sea inalterada y que no
exista fracturamiento hidráulico, fisuramien-
to, remoldeo, etc . Los espec!menes que hayan
sufrido alguna alteración no servirán pa-
ra ser ensayados en pruebas de laboratorio de
resistencia o deformabilidad. El ingeniero
encargado de los trabajos de campo deberá su-
pervisar la correcta aplicación de las
cas de perforación y muestreo para alcanzar
la calidad requerida.
2. REGISTRO DE CAMPO
La información de campo se recopilará en un
registro como el de la fig A4-l, con los da-
tos que se vayan obteniendo durante la ejecu-
ción del sondeo. Conviene utilizar la nota-
ción de la Tabla A4-2 para simplificar la pre-
sentación; las notas al pie del registro son
observaciones que se hacen durante la ejecu-
ción del sondeo.
Se recomienda que el ingeniero encargado de
los trabajos de campo dibuje el perfil estra-
tigráfico del sondeo, porque su interpreta-
ción será la más confiable; en su dibujo de-
berá utilizar los s!mbolos gráficos de la ta-
bla A4-l.
El porcentaje de recuperación de cada mues-
tra, Rec en el registro de la fig A4-l, ex-
presa cualitativamente la calidad de muestreo;
la manera de definir la recuperación se pre-
senta en la expresión A4-l y en la Tabla A4-2
se dan valores indicativos de la calidad
TABLA A4-l . ABREVIATURAS Y SIMBOLOS PARA FORMULAR LOS REGISTROS DE CAMPO
Notación
sucs
G
S
M
e
o
pt
w
p
L
H
SPT
N
NF
PCA
BT
DG
F-3
B-4
F-2L
MI-8
TS-12
TD-9
TR-5
NXL-6
Rec 45/75
50/10
EW,JiJ'J,BW,NW
NW, HW
BWL,NXI·
PA
Significado
Sistema Unificado de Clasificación
de Suelos
Grava
Arena
Limo
Arcilla
suelo Orgánico
Turba
Bien graduado
Mal graduado
Baja plasticidad
Alta plasticidad
Prueba de penetración estándar
  de golpes en SPT
Nivel freático
Pozo a cielo abierto
Broca tric6nica
Broca tipo Drag
Muestra alterada en frasco, No . 3
Muestra alterada en bolsa, No. 4
Muestra lavada en frasco, No . 2
Muestra labrada in situ, No . 8
Tubo Shelby No . 12
Barril Denison No. 9
Tubo rotatorio dentado No. 5
Muestra de roca No. 6 tomada con barril
45 cm de recuperación en 75 cm
muestreados
50 golpes en 10 cm en SPT
Barras de perforación
Ademes
Barriles muestreadores serie L
de agua o lodo de perforación
Simbología
-
Significado
Arcilla
Limo
Arena
Grava
Boleos
Relleno
Rafees
Turba
Conchas
y
fósiles
Nivel
freático
Superficie
del terreno
Concreto
Diámetro
)
FAG-05 Contenido de agua
DEFINICION
El contenido de agua de un suelo es el co-
c iente del peso del agua que contiene, entre
el peso de su fracción sólida. Se identifica
con el símbolo w, y usualmente se expresa en
porcentaje .
l. OBJETIVO
El comportamiento de los suelos está fuerte-
mente influenciado por el con t e nido de agua ,
de aquí la importancia de su cuantificación.
2. EQUIPO NECESARIO
A6pecto6 gene.Juttu. El método convencional
consiste en determinar el peso de agua
removida por secado en un horno con tem-
peratura constante de ll0° ± 5°C, por· diferen-
cia del peso inicial del espécimen hGmedo y
su peso seco (ref 1). Con esta temperatura y
después de secar una porción de s uelo hasta
alcanzar peso constante, lo cual generalmente
toma un día, el ' agua que queda en el suelo se
considera como constituyente de las partícu-
las coloidales sólidas (ref 2).
Se requiere el siguiente equipo de
laboratorio
- Hornos , que deberán contar con control auto-
mático, preferentemente del tipo de con-
vección a fin de asegurar una temperatura
constante y uniforme en todo el interior
del horno.
- Balanzas, con sensibilidad de 0.01 g, Gni-
camente para especímenes de menos de 50 g;
0.2 g para muestras que pesen de 50 a 500 g
y 1.0 g para especímenes con un peso s upe -
rior a l os 500 g.
- Recipientes para muestras, de preferencia
metálicos, resistentes a la corrosión (por
ejemplo, de aluminio) . Deben ser lo sufi-
cientem7nte pequeños y ligeros considerando
la d7 material que va a usarse en
la por ejemplo, para espec!-
menes de lOO a 200 g, un recipiente adecua-
do tendría 5 cm de altura y 8 cm de diáme-
tro .. como alternativa a los recipientes
  se pueden utilizar cápsulas de
refractario.
- Desecado r, con gel de para dejar en-
friar los espec!menes s1n que absorban hu-
medad del ambiente .
E6pée-f.mett .. La cantidad de material para la de-
term1nac1ón dependerá del tamaño máximo de
partículas, del volumen disponible de mate-
rial y del requerimiento de que el espécimen
sea representativo del material para el que
se hace la determinación . En la tabla AS-1
se indican los pesos mínimos en
función del tamaño máximo de part1culas.
3. PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
Después de anotar la correspondiente identi-
ficación del espécimen, se registra el nGmero
y peso del recipiente , así como el peso del
conjunto recipiente con el suelo hGmedo. Lue-
go se introducen espécimen y recipiente en el
horno y se mantienen ah! hasta alcanzar un
peso constante . Al sacarlos del horno , se
colocan dentro del desecador y después de que
se enfrían, se pesan, para determinar el peso
del agua perdida durante el secado .
El tiempo de secado depende del tipo de sue-
lo y tamaño del espécimen, as! · como del tipo
y capacidad del horno. Para arenas y gravas
limpias, el tiempo mínimo será de cuatro ho-
ras, en tanto que para la mayoría de los sue-
los será de dieciseis horas o, preferentemen-
te, de veinticuatro horas . El juicio y la ex-
periencia determinarán el lapso adecuado para
casos particulares; en caso de duda, se debe-
rá pesar el espécimen a diferentes periodos
de tiempo a fin de establecer el tiempo mini-
TABLA AS-l. PESO DE LOS ESPECIMENES PARA LA DETERMINACION
DEL CONTENIDO DE AGUA (ref 2)
Tamaño máximo de Peso m!nimo del
partículas, en mm espécimen, en g
0.5 10
s.o lOO
12.5 300
25 . 0 500
50.0 1000
mo requerido para alcanzar peso constante.
4. RESULTADOS
La determinación del contenido de agua de un
suelo es la prueba más simple y la que más
frecuentemente se realiza en un laboratorio
de mecánica de suelos; la variación del con-
tenido de agua con la profundidad es siempre
parte de un perfil estratigráfico t1pico.
5. INTERPRETACION DE RESULTADOS
PJr.Op.i.eda.du -<.ncüce. El contenido de agua de un
suelo da una idea acerca de sus probables
propiedades mecánicas. Particularmente en los
suelos finos, y junto con los limites de plas-
ticidad, (FAG-06 y 07), el contenido de agua
constituye un buen 1ndice de la consistencia
del suelo en estudio.
EótJuLti.glro.6.W.. En formaciones estratificadas, co-
mo es el caso del subsuelo de la Ciudad de
particularmente en la zona del lago,
la variación del contenido de agua facilita
la detección de los cambios estratigráficos .
Los valores bajos del contenido de agua w,
deben corresponder a las capas limo arenosas
o de vidrio volcánico; por el contrario, en
las capas compresibles arcillo limosas se ten-
drán valores altos de w y bajas resistencias.
Lo anterior únicamente puede observarse cuan-
do se cuenta con abundante número de determi-
naciones del contenido de agua, por lo menos,
a cada 25 cm. Un mejor procedimiento para de-
finir la estratigraf1a se tiene con la varia-
ción de la resistencia de punta del cono
que como se muestra en la fig A5-l,
lo hace con una definición más precisa; con
las ventajas adicionales de hacerlo en un
tiempo más corto y con menor costo.
EMOILU poó.<.btu. En la determinación
puede haber errores, entre los cuales
anotarse:
de w,
pueden
no representativo y/o demasiado
pequeño
- Temperatura incorrecta del horno o varia-
ciones en su interior
- Remoción del del horno antes de
alcanzar peso constante
- de humedad antes de pesar el
cimen húmedo, o bien ganancia antes de pe-
sar el seco.
6. COMENTARIOS
En suelos francamente orgáncios, se obtendrán
valores mas confiables del contenido de agua
si se someten a secado en un horno con tempe-
ratura de 60°C (ref 3).
80
RESISTENCIA DE PUNTA CONTENIDO DE AGUA
qclko/cm
2
l 1 •¡. )-
o
o !1 10 1!1 20 O 100 200 300 400 !lOO
15
\
.......::



éj
¡
p
i
e::
t":--,
1
...._
-
r-
r
1
l)

1

5
10
E !
..::::::
:::::>
o

o
20 z
:;)

o
lE
1
 
'
'.

...
·¿ <
p
r---_:::::

25
0:::
r--.
\

-

......_

..--

-

e:::
6

- \"
l
FIG A5-1 CORRELACION DEL CONTENIDO DE AGUA W CON LA
RESISTENCIA DE PUNTA qc OBTENIDA CON CONO
ELECTRICO (ZONA DE LAGO)
Los hornos usuales pueden sustituirse por los
de microondas o de rayos infrarrojos, siempre
y cuando se comprueben correlaciones válidas
entre el horno que se escoja y el procedimien-
to y la determinación tradicional, con suelos
sensiblemente parecidos. La experiencia al
respecto, con la arcilla de la Ciudad de
xico es limitada. El horno de microondas tie-
ne la ventaja de secar el suelo en un tiempo
promedio de seis minutos y de no calcinar la
materia orgánica, que frecuentemente acompaña
a los suelos de la ciudad.
7. REFERENCIAS
1. SRH, Manual de Mecánica de Suelos, 5a ed,
(1970)
2. Lambe, T w, "How dry is a dry soil?", Proc.
Highway Research Board 29, E.U.A.
3. Waterways Expe rimental Station, WES, Lab-
oratory Soil Testing Engineering and Design,
Engineer Manual, EM 1110-2-1906, E.U.A.
(Nov. 1970)
FAG-06 Límite lfquido
l. DEFINICIONES
La consistencia de los suelos finos, entendi-
da como el grado de rigidez y plasticidad que
estos exhiben en estado remoldeado, cambia
con el contenido de agua, desarrollándose di-
ferentes estados de consistencia. Los conte-
nidos de agua que definen las transiciones
entre un estado de consistencia y otro, se
llaman limites de consistencia, siendo los
más importantes, desde el punto de vista do
ingenieria (fig A6-l) los limites liquido y
plástico. En esta ficha se analiza el limite
liquido identificado con el simbolo wL que
corresponde aproximadamente a la resistencia
al corte del suelo de 25 g/cm
2

La finalidad de determinar los limites de
consistencia es: a) clasificar a los suelos
fjnos, y b) servir de indice para estimar sus
propiedades geotécnicas.
2. EQUIPO NECESARIO
El equipo convencional desarrollado por A. Ca-
sagrande para la determinación del limite li-
quido WL, está siendo sustitudo por el cono
de penetración libre, que es un aparato que
proporciona valores equivalentes de wL, pero
de operación más simple; por esto, se consi-
dera admisible utilizar cualquiera de los dos
equipos.
Copa de. CaMgJtande.. El dispositivo de Casa-
grande para obtener el limite liquido se mues-
tra en la fig A6-2. Consta de una base con
una copa desmontable de latón, en la que se
coloca la muestra de suelo remoldeado; un ra-
nurador plano complementa el dispositivo (refs
1 y 2).
La base del dispositivo es de micarta y el
ranurador tipo Casagrande que se muestra en
la fig A6-2 debe ser de acero endurecido. En
México se está utilizando exitosamente un ra-
nurador plástico desechable con lo cual se
evita el rayado en la copa produce el r <-
nurador de acero. Adicionalmente se requie-
re:
Recipiente de porcelana o plástico para re-
moldear el s uelo, c on f o rma semiesférica y
diámetro aproximado de 10 cm
Espátula ' On hoja de 2 x 7 cm
Piseta plástica con agua destilada
Recipientes para contenido de agua con vo-
lumen aproximado de 25 cm
Balanza con precisión de 0 . 01 g
Horno con temperatura de ll0°C ±5°C
Cuando se ensayan suelos con fracción gruesa,
se necesita también:
Mortero con pisón cubierto de hule
Malla No. 40
Cono de. pe.nU!r.a.c.i6n .UbJte.. El limite liquido
con cono se determina midiendo la penetración
de un cono de ace ro con masa de 60 g y punta
con ángulo de 60 ° , i l ustrado en la fig A6-3.
El aparato de cono consta de un soporte con
brazo de ajuste vertical, del que se cuelg a
el cono (ref 3). Además se requiere:
1
1
1
1
o
0
1
"''
.. "51
<: ·g-----
  ·'='
E .E .El El
'.JI
1 Estado semi- l Estado piÓ s t ico l Estado semil(quido- h'quido
J sólido l l
1 de plasticidad, lp----.;•1
Estado sólido
ws wp wL
Contenido de aguo, w
FIG A6-1 ESTADOS DE CONSISTENCIA Y LIMITES DE CONSI STENCIA

Ul
o
1otoS
o 1
..
------... ::1...
T
Ronurodor de COICI9f011de
Acotoclonll en m111
FIG A6-2 COPA DE CASAGRANDE Y RANURADORES. DIMENSIO-
NES Y TOLERANCIAS
Recipientes de plástico o de otro material,
adecuados para rernoldear y contener el sue-
lo por ensayar; su diámetro aproximado es
de 60 mm y su profundidad de 30 mm.
Ajicionalrnente, se neces ita el equipo comple-
mentario mencionado en el subcapftulo 2.
PltepaJtau6tt de e..&peúmene..&. Para ambas técnicas
se necesitan aproximadamente 200 g del suelo
de la fracción que pasa la malla No. 40. An-
tes de modificar el contenido de agua, se to-
rna una muestra, de unos 20 g cada una, para
determinar el peso inicial respectivo. El co-
no deberá estar limpio antes de cada determi-
nación.
3. RESULTADOS OBTENIDOS
RepJteun.tau6n g!u16.i.ea. Los valores de wL, jun-
to ·con el contenido de agua in situ y el li-
mite plástico (que se trata en la ficha FAG-
07) , se acostumbra graficarlos con respecto a
l a profundidad. La variac ión con la profun-
didad del contenido de agua respecto a los
lúrites del estado de consistencia plástico,
es un indi c ador de l as propiedades mecánicas
del suelo .
Cono con pene.tltau6n libJte. En Suecia, donde
este procedimiento fue presentado por primera
vez por la Comisión Geotécnica de los Ferro-
carriles Estatales Suecos en 1915, el método
es ya de rutina y se c uenta con gran experien-
cia; e n México su empleo es incipiente .
4. INTERPRETACION DE RESULTADOS
Cono c.on c.IÚda liblle. El limite l!quido con co-
no se puede obtener, corno ya se indicó ya sea
con la determinación de un sólo punto o con
la determinación de varios puntos; para mayor
precisión y confianza se sugiere poner en
82
al
Brazo de soporte
verticalmente
 
b)
Altura,
h
1
mm
20
Unea índice

Desviación geométrica del cono
Tolerancia de
Tolerancia por el
maquinado "a",
uso, "o',mm
mm
0.1 0 . 3
b
o
Angula
del
Peso
cono
g
p
60t 0.2 60t 0.6
FIG A6-3 CONO DE CAlDA LIBRE : a) PRINCIPIO, b) CONO
DE 60 g/60° CON LAS TOLERANCIAS RECOMENDADAS
práctica este último procedimiento (ref 3) .
Para la determinación del limite liquido con
un único punto se emplea la expresión:
donde:
siendo:
M
N
M Wi + N
1.8
i
1.8 + 2.0 log TO
i
34.0 log TO
i
1.8 + 2.00 log IO
(A6-1)
(A6-2)
(A6-3)
Wi contenido de agua del espécimen re-
moldeado con penetración i, en mm
r
¡ ¡ .
.
o
:::1
00
o
"
'O
o
'O
·e:

e:
o
u
5


1-
10
1
1
1
1
1
1
1
25
NÚmero de golpes
83


50


170
; 160
:::1
01
o
150

·¡:
" 140
e:
o
u
130
De terminación con ven os puntos
6 7 8 9 10 20
Penetración del cooo
1
mm
FIG A6-4 EVALUACION DEL   LI QUIDO \\ POR  
DE LA CURVA JE FLUENCIA FIG A6- 5 DETERMINAC ION DEL LIMITE LI QUIDO CON EL CONO
TABLA A6-1. RELACION ENTRE LA PENETRACION DEL CONO i Y LOS FACTORES
M Y N DE LA EC A6-1
i (en mm) o 1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 M l. 21 l. 20 1.19 1.18 1.17 1. 16 1.15 1.14 1. 14 1.13
N - 3 .5 -3.4 -3 .2 -3.0 -2.9 - 2 . 7 - 2 . 6 - 2.5 - 2 . 3 - 2.2
2 M 1.12 1.11 1.11 1.10 1.10 l. 09 l. 08 l. 07 l. 07 1. 06
N -2.1 -1.9 -1.8 -1.7 -1.6 -1.4 -1.3 - l. 2 - 1.1 -1.0
3 M l. 05 l. 05 l. 04 l. 04 l. 03 l. 03 l. 02 l. 02 l. 01 l. 01
N -0.09 -0.8 -0 .7 -0.6 0.05 - 0.4 - 0.3 - 0.3 - 0 . 2 - 0 . 1
4 M l. 00 l. 00 0.99 0.99 0.98 0.98 0 .97 0.97 0.96 0.96
N +0.00 +0.1 +0 . 2 +0.2 +0.3 +0.5 +0 . 5 +0.5 +0.6 +0 .7
5 M 0.96 0 . 95 0.95 0.94 0.94 0.94 0 . 93 0.93 0.9 3 o .92
N +0.7 +0.8 +0 . 9 +0 .9 +l. O +1.1 +1.1 +l. 2 +1.3 +1. 3
6 M 0.92 0.92 0.91 0 . 91 0.91 0 . 90 0 . 90 0.90 0.89 0 .8 9
N rl. 4 +1.4 +1.5 +l. 5 +1.6 +1.7 +1.7 +l. 8 +1.8 +1. 9
7 M 0.99 0.88 0.!18 0.88 0.88 0 . 87 0.87 0. 87 0 . 87 0 . 86
N +1.9 +2.0 +2.0 +2 .1 +2.1 +2.2 +2.2 +2.2 +2.3 +2 . 3
8 M 0.86 0.86 0.86 0.85 0.85 0 . 85 0.85 0.84 0.84 0 .84
N +2.4 +2.4 +2.5 +2. 5 +2. 5 +2. 6 +2.6 +2 . 7 +2 .7 +2 . 7
i Penetración del cono en mm
La aplicabilidad del método se limita a una
enetraci6n del cono entre 7 y 15 mm; .los va-
lores de M y N se pueden obtener med1ante la
tabla A6-l.
La determinaci6n con varios puntos se logra
al graficar los contenidos de agua y la pene-
traci6n del cono correspondiente (fig A6-5),
definiéndose WL como el contenido de agua co-
rrespondiente a una penetración de 10 mm.
S. ERRORES POSIBLES
a) Copa de CMa.gMnde
Peso de la copa y a ltura de caída fuera
de especificación
Desgaste de la punta del ranurador y/o de
la base en e l punto de golpeo de la copa
El espesor del espécimen antes del ranu-
rado parece tener poca influencia, siem-
pre y c uando se use el ranurador descri-
to
b) Cono de c.o..<.da. .Ubl!.e
Medición de la penetración
Posición incorrecta del cono respecto a
la superficie del suelo e n el momento· de
soltar lo
Arroj a n errores de menor c uantía peque-
ñas diferencias a las establecidas en el
peso, ángulo y desgaste de l a punta del
cono.
84
Otros posibles errores para ambos procedimien-
tos:
7 .
Los der i vados de la determinación del con-
tenido de agua
Insuficiente remoldeo o inclusión de
jas de aire
Oxidación u o tros cambios e n la muestra por
a lmacenamiento prolongado
Pérdidas de contenido de agua durante el en-
saye. En limos poco plásticos , los ensayes
deben realizarse en un cuarto húmedo
COMENTARIOS
Sin duda, e l procedimiento con cono es más
sencillo que e l de Casagrande. La menor dis-
persión en los resultados con el cono que se
ha alcanzado en otros países justifica su
aplicabilidad; sin embargo , s u confiabilidad
debe verificarse para la arcilla de la Ciudad
de México.
8. REFERENCIAS
l . Secretaria de Recursos Hidráulicos , "Ma-
nual de Mecánica de Suel os " , Sa ed, Méxi-
co, D • F. (1 9 7 O)
2. U S Army Engineer WES , Laboratory Soi ls
Testing , "Engineer Manual ", \'lES, EUA (1970)
3 . Karlsson, R, " Suggested improvements in
the liquid limit test, with reference to
flow propert ies of remoulded clays", Proc .
V I CSMFE, Vol 1, París (1961)
FAG-07 Límite plástico
l . DEFINICION
El límite plástico es por defini ción el con-
tenido de agua a partir del cual el sue l o se
empieza a agrietar y a desmoronar cuando se
remoldea manualmente en forma de rollito de
3 mm de diámetro ( ref 1 y definiciones de
l a ficha FAG-06) .
El comportamiento plástico de un sue lo fino
limitado por el lími t e plástico, Wp i de
nanera muy simple, el limite plástico pe rmite
jistinguir e ntre un suelo plást ico, una arci -
Ll a, por ejempl o , y otro no plástico, como un
limo .
EQUIPO NECESARIO
1
2.
:omo regla general , l a determinación del lí-
nite plást i co se realiza cuando se efectúa la
iel límite líquido.
Um.Ue p.táA.t<.c.o . se requiere el equi po que
emplea para cuantifica r un contenido de
( FAG-06) y adicionalmente:
Placa de vidrio de grano muy fino
30 x 40 cm, aproximadamente
Espátula con hoja de 2 x 7 cm
se
agua
de
Cilindro metálico de 3 mm de diámetro y
10 cm de longitud, que servirá como compa-
rador
3 .   DE ENSAYE
Del material remoldeado preparado para deter-
minar el lími te líquido se toma una porción
de 20 a 40 g y se extiende en la pl aca de vi -
drio para que pierda agua . c uando el espéci-
men alcanza una consistencia plástica no pe-
gajosa , se levant a y se divide en dos o tres
-
J
orciones , con cada una de la cuales se forma
cilindro de mm de diám7tro. A fin de
reducir más el de
espécimen se puede envolver en papel  
con tal de que éste no suelte pelusa . El ro-
lado debe hacerse con movimientos de la mano ,
hacia atrás y hacia adelante, de tal forma
que todo el rollito alcance un diámetro uni-
forme ; además, la pre: ión se ajustar pa-
ra reducir el diámetro del
El procedimiento anterior se repite hasta que
el suelo se ha secado al punto en que habien-
do alcanzado el diámetro de 3 mm , se agrieta
y disgrega en pedazos. En estas condi ciones ,
se recogen los pedazos Y se determina su con-
tenido de agua , que corresponde precisamente
con el límite plástico wP.
Lo descrito se repite con las o tras porciones
plásticas iniciales, y el valor que resulta
de wp es el promedio de tales determinaciones ,
siempre y cuando est os valores no difieran en-
tre sí en más de 5% del promedio (ref 1) .
4. INTERPRETACION DE RESULTADOS
conocidos los límites de consistencia, WL y
wp, el intervalo 7n el que el suelo
propiedades se conoce como
plástico Ip :
(A7-l)
Es común graficar el intervalo plástico limi-
tado por WL y wp, junto con el contenido na-
tural de agua para la misma profundidad; de
esta manera el perfil estratigráfico orienta
85
sobre la naturaleza del
propiedades mecánicas.
sistencia relativa, CR,
pretación.
CR
suelo y sus posibles
El valor de la con-
facilita esa inter-
(A7-2)
Una muestra que tenga consistencia sólida
(CR > 1) es no plástica y exhibe una falla
frági l con una deformación pequeña. Un espé-
c imen con consistencia plástica (O< CR < 1) es
mo ldeable y conserva su f orma después de la
deformación. Una muestra con consistencia se-
mi l íquida o líquida fluye por su propio peso.
S. ERRORES POSIBLES
Además de los propios de la de terminación de
un contenido de agua, se pueden cometer los
siguientes errores e n el límite plástico:
Insuficiente remoldeo del espécimen previo
al rolado
Suspender el rolado prematuramente
Presión excesiva bajo los dedos, que provo-
ca rompimiento prematuro del rollito
Diámetro final del rollito incorrecto
6 . REFSRENCIAS
1 . Secretari a de Recursos Hidráulicos, SRH,
"Manual de Mecánica de Suelos", Méxi co ,
D.F . (19 70 )
FAG-08 Prueba de torcómetro
l. OBJETIVO
Estimar de manera expedita la resistencia al
esfuerzo cortante no dr enada de suelos arci-
llosos, ya sea en e l campo o en el laborato-
rio.
2. EQUIPO NECESARIO
Se requiere un torcómetro manual (fig AB-1), o
mejor uno de banco (fig AB-2); en ambos casos
se trata de un dispositivo provisto de un jue-
go de navajas, que por el momento t orsionante
aplicado manualmente provocan la falla del
s uelo en la superficie que generan las ori-
llas de las navajas . El torcómetro está equi-
pado con un resorte calibrado y una maneci-
lla , con la que se mide y señala directamente
la resistencia no drenada (fig AB-2) ; el in-
tervalo de medición es de O a 2 . 5 kg/cm
2

3. PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
El torcómetro se emplea profusamente en el
campo; con él se estima la resistencia en los
extremos de muestras arcillosas saturadas con -
tenidas en tubos Shelby, en muestras cúbicas
o en las paredes de una zanja o pozo a cielo
abierto. En el laboratorio se usa frecuente-
mente para medir la resistencia en los extre-
mos de los segmentos de tubos Shelby.
Para hacer una medición primeramente se debe-
rá enrasar la superficie de l a muestra, te-
niendo cuidado de no inducir perturbación por
el cor te y enrase; siempre será deseable pro-
ducir la superficie plana por corte con un
alambre tenso (arco).
A continuación se hinca cuidadosamente el
torcómetro, de tal forma que éste quede per -
(a)
(b)
Diámetro en Altura de los 'Resist:\ncio mÓK. ,
mm navajas, en en
kg /cm,Z
mm
19 3 2.5
25 5 1.0
48 5 02
F IG A8-1 TORCOMETRO ~   A N U A L
pendicular a la superficie del suelo. Ense-
guida, se ejerce una presión normal y unifor-
me y se gira lentamente s u maneral con una
velocidad constante.
La velocidad de rotación recorr.endada para al-
canzar la falla del suelo es de 360°/min.
4. RESULTADOS
Al ocurrir la falla del suelo y dispararse el
par t orsionante , la manecilla indicadora con-
serva la lectura máxima (fig AB-2), la que
corresponde directamente a la resistencia no
drenada (s = cu) en kg/cm
2
o ton/pie
2

5. INTERPRETACION DE RESULTADOS
Parece haber evidencia (ref 1) de la simili-
tud de resultados con torcómetro y con ensa-
yes triaxiales no drenados; sin embargo, debe
tenerse presente que la medición con torcóme-
tro generalmente subestima la resistencia por
los siguientes factores:
se trata de una medición muy cercana a la
superficie, en la que por la acción del cor-
te y enrase se tiene un material remoldeado
Al problema de perturbacion anterior se
agrega que el torcómetro disponible en el
mercado posee navajas de espesor excesivo y
sin filo en sus orillas
La velocidad aplicada de deformación y l a
orientación de los planos de falla son facto-
86
---++----Manivela
Muestra
o) Veleta bl Torcómetro
X
Planto Planto
DISPOSITIVOS DE CORTE
FIG A8-2 TORCOMETRO DE BANCO
J
res     a los señalados, que llevan -
concluir que esta medición proporciona un va-
lor aproximado de la resistencia, y que es de-
seable comparar los resultados con los de
otros ensayes .in ¿,.{..tu o en laboratorio, a fin
de seleccionar el o los valores de cu más
apropiados a considerar en un análisis · geo-
técnico.
6. COMENTARIOS
A fin de mejorar la medición y el
efecto del remoldeo superficial sobre la me-
dici<n es conveniente emplear en vez del tor-
cómetro manual de la fig AB- 1 , uno de banco
como el de la fig AB-2, exactamente con el
87
mismo principio de operación que aquél, y que
puede inclusive operar con veletas convencio-
nales de tamaños diferentes, intercambiables
en barras de poco diámetro. Esta solución
permite adecuar el aparato a suelos de resis-
tencias diversas, y efectuar las mediciones a
5 o 10 cm de profundidad para reducir el efec-
to del remoldeo.
7. REFERENCIAS
l. Sibely, E A y Yamane, G, "A simple shear
test saturated cohesive soil", Procs. V
Pacific Area National Meeting, ASTM,
Seattle, E U A (1965)
FAG-09 Pruebas de resistencia al corte UU
l. OBJETIVO
Determinar las características esfuerzo-de-
formación y de resistencia al corte de espe-
címenes arcillosos inalterados bajo condi-
ciones no drenadas, mediante ensayes triaxia-
les o de corte directo no consolidados no dre-
nados, identificadas como uu.
El procedimiento de ensaye de los especímenes
en el laboratorio debe reproducir de la mejor
mane ra posible el estado de esfuerzos a que
se someterá la masa térrea del prototipo, así
como las condiciones de drenaje que prevalez-
can en las diferentes etapas de su vida útil;
el procedimiento experimental consis te en en-
s ayar tres especímenes similares sometidos a
diferentes presiones confinantes.
2. EQUIPO NECESARIO
2.1 Ensaye triaxial
Cá.maJta búa:úai.. Existen diversos tipos de cá-
maras triaxiales, siendo el más usual el que
transmite el esfuerzo desviador mediante un
pistón que desliza a través de la tapa de la
cámara. Consta de base y tapa metálicas y un
cilindro de acrílico (fig A9-l) que confina
al espécimen cilíndrico de suelo mediante ai-
re a presión; el conjunto de t a pa y base se
mantienen unidos con barras de acero. Los es-
pecímenes de suelos finos que tradicionalmen-
te se ensayan tienen un diámetro de 3.6 cm y
una altura de 8.5 cm; en suelos blandos es
más conveniente ensayar especímenes de 7 . 5 cm
de diámetro y 18 cm de altura; estas dimensio-
nes mantienen la relación de esbeltez de 2.4.
El pedestal y el cabezal ciego (sin piedra po-
rosa) de la probeta se deben construir con un
material liviano y no corrosivo, como el plás-
tico acrílico. Para las pruebas de corta du-
ración, el espécimen se aisla del aire de con-
fina miento mediante una membrana de hule, con
espesor de 0.01 mm para suelos arcillosos y de
0.025 mm si el espécimen tiene granos o par-
tículas con aristas angulosas. El sello de
la membrana con el pedestal y el cabezal se
resuelve con aro sellos de hule de 3.0 o
6.5 cm de diámetro interior, según el tamaño
de la muestra.
S.U..te.ma de a.p.Ucau6n de l.a p1teú611 con6útan.t e.
Consiste esencialmente en una líne a de aire a
presión proveniente de una compresora, la que
debe aportar una presión mínima de B kg/cm
2

Un regulador de presión (fig A9-l) y manóme-
tros de carátula, y otro a base de una columna
de mercurio, que permiten controlar la presión
del aire.
S.U..te.ma de ap.Ucau6n de l.a caJtga a:úat. La etapa
de falla puede realizarse aplicando las car-
gas mediante pesas (esfuerzo controlado) , o
bien en una prensa motorizada que le aplique
al espécimen una velocidad de deformación
constante (deformación controlada) . Para el
caso de suelos finos es preferible el esfuer-
zo controlado, ya que permite observar carac-
terísticas de fluencia a diferentes niveles
de esfuerzo cortante.
Equ-ipo palla l.a pltepMau6n de upeC-Únenu. Para la
preparación de un espécimen arcilloso con
3.6 cm de diámetro y 8.5 cm de altura; se re-
quiere contar con una muestra de material
inalterado de 4 a 5 cm por lado, o diámetro,
y 10 cm de altura. Tratándose de suelos ar-
cillosos finos se usará un arco con alambre
delgado de acero; para suelos mas consisten-
tes, un alambre más grueso o cuchillas. La
formación del espécimen cilíndrico se lleva a
cabo en un torno de labrado, provisto de na-
vajas en la base y en la tapa con las que se
fija el espécimen; su altura se da al cortar
y enrasar los extremos con ayuda de cabecea-
dores.
Equ-ipo ad.iuonai.. Se requieren monta-membranas
88
mercurio
--li+H--Qimclro de compresio'n
r.).t+-Cilllndro de ocrili co
Aire o presidn
::IG A9-1 E S O U E t ~   DE CAf iARA TRIAXIAL Y SISTEMAS DE APLI CACION DE PRESION Y CARGA
que consisten e n un tubo metálico de 5 cm de
diámetro y 11 c m de altura , con un tubito la-
teral para aplicar vací o y as í distender la
membrana en su pared interior . Adicionalmen-
te, un siste ma de vacío (bomba o trompa), mi-
crómetros , pesas, cronómetro, hornos y equipo
para determinar contenido de agua.
2 . 2 Corte directo
Caja de. co!Lte. . Al disposi tivo requerido para
el ensaye de corte directo se denomina caja.
e sencialmente consiste de dos marcos super-
puestos de forma (en planta) rectangular o
circular , donde se aloja el suelo (fig A9- 2) .
La parte superior de l a caj a se desliza sobre
la i nferior cuando se aplica la fuerza cor-
tante, hasta obligar la ruptura del suelo a
través de l plano horizontal que las separa.
En los p lanos externos de la caja será desea-
ble contar con pequeñas nava jas salientes que
ayuden a desarrol l ar una distribución uni for-
me de esuferzos.
S.ih.te.ma de. apUcac.i.6n de ta. pttU>.i6n noltmaL La
presión normal, o , se aplica mediante lacar-
ga , P, que ejerce un peso muerto; éste se irá
reduci endo conforme disminuya e l área efecti-
va de suelo, a fin de conservar un valor cons-
tante de o .
S.<h.tema de apUcac.i.6n de .e.a pttu.i6n .tmtgenc.<.a.e.. El
esfuerzo cortante , T , que se requiera para
llegar a l a falla , se aplica mediante la car-
ga S, la que generalmente se da c on esfue r zo
controlado median te un e l emento a tensión (c a-
dena o alambres), pol ea y portapesas .
Fuerzo normal , P
FIG A9- 2 DIAGRAt•IA ESQUU1ATI CO DE LA CAJA DE CORH
DIRECTO
Eqtúpo patta ta pttepattac.i.6n de u,pec.<.menu. Se de-
deber á contar con el equipo adecuado para la-
brar, cortar o formar la muestra, a fin de
alojar sin holgura el s uelo en la caja de
corte.
Eqtúpo ad.ic.i.onaL Micrómetros, pesas, cronó-
metro y Vernier.
3. PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
El corte y l abrado de un e spéc imen se
realizar dentro del cuarto húmedo, y
trar detalladamente la identificación
cripción de l espécimen, así como sus
sienes y peso.
3.1 Ensaye triaxial
deberá
r egis-
y des-
dimen-
Una vez colocado el espéc imen en el pedestal
de la cáma ra, s e l e pone encima el cabezal y
se cubre con la membrana r espectiva, cuidando
durante su manejo de no inducirle perturba-
ciones. No es admisible desenrollar la mem-
brana sobre el espécimen. En suelos blandos
se requiere un monta-membranas.
A continuación se arma la cámara triaxial y
se instala el mecanismo de carga axial. El
proceso de apertura y cierre de válvulas de-
pende del equipo disponible ; en las refs 1 y
2 se dan los l ineami entos generales para efec-
tuar el ensaye . El ensaye completo consta de
probar tres especimenes sometidos a presiones
confinantes diferentes, cuya magnitud depende
de las presiones esperadas en el campo; la
máxima presión confinante debe ser mayor a la
presión normal máxima de campo .
Al aplicar la presión confinante se deberá su-
jetar el pistón y compensar la presión que
actüa en el área transversal del mismo. Al
llevar éste al contacto con el cabezal , el en-
saye estará listo para aplicar el esfuerzo
desviador (axial), que para el caso de suelos
blandos del Valle de México será con esfuerzo
controlado .
Los primeros cuatro incrementos de esfuerzo
desviador serán de aproximadamente 10% de la
carga de falla estimada y los subsecuente&
incrementos (posiblemente seis) hasta alcan-
zar la falla deberán reducirse a la mitad o a
la cuarta parte de los primeros. En todos los
incrementos de carga se deberán registrar las
deformaciones a xiales con el tiempo, hasta
que sean imperceptibles para el esfuerzo apli -
cado; en ese momento se incrementará el nivel
de carga y asi hasta la falla .
Desarrollada la falla, se descarga e l espéci-
men y se elimina la presión confinante. Se di -
buja un esquema de la geometria de l a falla
y, de haber ocurrido, se mide la inclinación
del plano de falla principal. Se desmontan
C\J
E
(J
......
.,.

e
Q)

1.0

1
t5
..
o
"O
.2
>
.,
CD
0.5
.,
o
N
..
..
::>
...
.,
w
o
, 1 1 1
MOxlmo eafutrzo deavlodor
1
ll
"•/

V
10 1!5 20
E
89
los aro-sellos Y se descubre el espécimen,
para determinarle su contenido de agua.
3.2 Corte directo
Dispuesto el espécimen en la caJ·a se
aplica
la carga, P, que genera el esfuerzo normal
deseado; su magnitud debe ser acorde con el
nivel ue esfuerzos que se presente en el cam-
po. Inmediatamente después se inicia la apli-
cación de la carga creciente, S, hasta lle-
varlo a la falla . Cuando el tiempo de la eta-
pa de falla es excesivo, aunado a la acción
de la presión normal provocaria el drenaje del
espécimen, se recomienda aplicar incrementos
de esfuerzo cada minuto; los cuatro iniciales
de aproximadamente 10% del esfuerzo de falla
estimado y los subsecuentes (posiblemente seis)
hasta alcanzar la falla se inducirán de la mi -
tad o de la cuarta patte de los primeros; asi,
la falla se alcanza en diez o quince minutos .
4. RESULTADOS
4.1 Ensayes triaxiales
Para cada incremento de esfuerzo desviador de
un ensaye, se mostrará el desarrollo de de-
formaciones axiales con el tiempo en diagra-
mas semilogaritmicos o con escalas naturales.
As i mismo, se graficarán de cada ensaye las
curvas esfuerzo-deformación, obtenidas de la
manera siguiente: para cada nivel de esfuerzos
se dibujará la deformación final registrada
en cada incremento de esfuerzo (fig A9-3).
4 . 2 Ensaye de corte directo
Para cada presión normal, o, se graficará e l
esfuerzo tangencial aplicado contra el des-
plazamiento horizontal, o bien la deformación
unitaria, definida como el desplazamiento en-
tre la dime nsión del espécimen en la direc-
o 5 10 15 20

o 1
Deformación .axial, € , en %
b)
FIG A9-3 CURVAS   DE ENSAYE TR!fi::IAL UU
ci6n del movimiento. Para calcular el es-
fuerzo tangencial aplicado, sólo se conside-
rará el área efectiva que resiste tal esfuer-
zo, por lo que tendrá que corregirse el área
inicial del espécimen a medida que la muestra
se deforme.
S. INTERPRETACION DE RESULTADOS
En base a las curvas esfuerzo-deformación se
calculará el módulo de deformación tangente
inicial, M
0
(fig A9-3 ) .
En el caso de la prueba triaxial, con base en
los datos de presión confinante 03 , y del es-
fuerzo desviador máximo {O¡ - 03 ) f se deter-
minan los esfuerzos principales de falla, O¡f
y a
3
f, con los que se dibujan los circules de
Mohr en un diagrama Mohr-coulomb (fig A9-4),
en términos de esfuerzos totales. Al trazar
una envolvente a estos circules se define la
ordenada al origen que es la cohesión aparen-
te no drenada, Cu• En suelos parcialmente sa-
turados, la pendiente determina un ángulo,  
con la horizontal que resulta ser el ángulo
de fricción; para el caso de arcillas satura-
das este ángulo debe resultar nulo.
-í-'EnvoiJente
1
de MJhr
---·

/ 'X L
1
1(
\

rCll
·)+ al
<3'
Esfuerzo normal, a
§ Muestro inalterado, saturado
1-
o
N
'-
Q>
::>

de d y lfJ no s
1
on
-
<1)
w
\ ..-:::>"'
V
V'-,
constantes
--=::::
/ IV
"""

1/ \
1\
bl Esfuerzo normal, a
Muestro in.olterodo, parcialmente saturado
FIG A9-4 CIRCULOS DE MOHR
Para de corte directo, el diagra-
ma de Mohr se grafica con los puntos coorde-
nados (a , T) f , correspondientes a cada pre-
sión normal. Haciendo pasar una recta por
esos puntos se definen, como el caso del en-
saye triaxial, los parámetros de resistencia,
cu y   para suelos parcialmente saturados y
= O) para los saturados.
El conocimiento de la cohesión, cu, bajo con-
diciones no drenadas permite analizar las
condiciones de estabilidad de problemas a
corto plazo o de fin de construcción, tales
como las del fondo de excavación, de taludes
o del frente de un túnel. Es importante acla-
rar que la técnica experimental descrita no
reproduce las condiciones de esfuerzo que se
desarrollan a consecuencia de la excavación;
esto es, la prueba convencional es de compre-
90
sión (sobrecarga), mientras que el estado de
esfuerzos que se desarrolla durante la exca-
vación es de extensión (descarga) . En la fig
A9-5 se muestra esquemáticamente cómo la con-
dición de esfuerzos que se desarrolla durante
la excavación es una condición de extensión,
la cual se puede reproducir en la cámara
triaxial transmitiendo al espécimen los es-
fuerzos iniciales, en las direcciones vertical
y horizontal , y a continuación se disminuye
gradualmente uno de ellos, hasta que se desa-
rrolle la condición de falla de la fig A9-5.


FIG A9-5 CONDICIONES DE ESFUERZO QUE SE DESARROLLAN
POR LA EXCAVACION (DESCARGA)
6. COMENTARIOS
Los ensayes triaxiales son los más empleados
para determinar las caracteristicas esfuerzo-
deformación y de res istencia al corte de sue-
los cohesivos. El ensaye de corte directo es
un procedimiento rápido y fácil para definir
igualmente la resistencia; sin embargo, tam-
bién tiene desventajas:
El plano de falla está preestablecido y no
lo condiciona el plano más débil del espé-
cimen.
Distribución no uniforme del esfuerzo tan-
gencial, con ocurrencia de concentración de
esfuerzos y de falla progresiva .
El estado de esfuerzos únicamente puede de-
terminarse en el momento de la falla.
Por otra parte, y en relación con los resul-
tados de ensayes triaxiales, existen factores
que los afectan, entre los que pueden citar-
se:
Perturbación de los especimenes durante el
labrado y montaje de la cámara.
Fricción en el
Velocidad de aplicación de incrementos de
esfuerzo
l
En relación con la fricción en el pistón, tra-
tándose de suelos a r c illosos blandos, es re-
comendable utilizar cámaras con baleros li-
neales (ball-bushings) , o bien con el tipo de
cámara desarrol lado que transmite las cargas
mediante alambres a tensión, con lo que se
elimina el pistón y con e llo prácti camente l a
fricci ón (ref 3) ; este último tipo de cámara
es particularmente adecu ado para la realiza-
c i ón de pruebas de extensión.
7. REFERENCIAS
1 . Sec retaría de Recursos Hidrául i cos , SHR,
91
2.
3.
"Ma nual de Mecánica de Suelos", Sa ed ,
  D.F. (1970)
U S Waterways Experiment
  Laboratory Soils Testi ng
1110- 2 - 1906 , "Engineer Manual" ·
D.C. (Nov 1970) ' n
  E y   D, "Una cámara tri-
de precisión", Publi caci ón No. 235,
de Ingeniería, UNAM (1968)
FAG-1 O Pruebas de resistencia al corte CU
1 OBJETIVO
Dn terminar las curvas esfuerzo- deformaci ón y
los parámetros de resistencia al corte de es-
pecímenes arcil losos inalterados, mediante
ensayes triaxiales y de corte directo conso-
lidados no drenados , denominados CU.
El procedimiento de ensaye de los especímenes
e n laboratorio debe reproducir , de la mejor
manera posible, el estado de esfue r zos a que
se s ometerá la masa t érrea del protot i po, así
como las condiciones de drenaje que prevalez -
can en las diferentes e tapas de s u vida útil.
Esencialmente, el procedimiento consiste en
ensayar una serie de tres especímenes , some-
tidos a d i ferentes pres i ones confinantes.
2. EQUIPO NECESARIO
2.1 Ensaye triaxi al
La cámara triaxial, los sistemas de a plicaci ón
de la presión confinante y de la carga axial,
DepÓsito de
OQUO

Micrómetro
Co'9(1 OliOI
Transductor
pr111on
Manómetro
di_ferenciol
as í como e l equipo par a la preparación y la-
brado de espec í menes se describen en la ficha
FAG-09.
Para l a consolidación del espécimen, dur ante
la etapa de aplicación de presión confinante,
se deben disponer piedras porosas en el pe-
destal y e n el cabezal que permitan el drena-
je del agua intersticial; éstas necesitan cu-
brir cuando menos 80% del área transversal de
la probeta, no aportar deformaciones percep-
tibles bajo las cargas de trabajo y poseer una
permeabilidad por lo menos 100 veces mayor que
l a del suelo por ensayar . El cabeza l debe dis -
poner de una c onexión y tubo de 1/8" cp , que
conduzca el agua a la base de l a cámara , y de
ahí a una bureta cuya área de la sección
transversal será de 0 .1 a 0 . 5 cm
2
; por otra
parte, el dren del pedestal puede conectarse
a ésta o a otra bureta. Si se desea medi r la
presión de poro , se requiere un dispositivo
como el de l a fig Al 0-1, en el q ue s e cuenta
con un transductor o celda de presión conec-
tado al pedestal, y en el que a través de l as
Burelo oolibtodo
Control de oontropretiÓO
Reoulodor oonfropr .. kln
FIG ARREGLO ESQUEMATICO DEL DISPOSITIVO TR!AXIAL PARA ENSAYES
CONSOLIDADOS Y CON MEDICION DE PRESI ON DE PORO
buretas se puede apl i car contrapresión para
saturar como se explica en el inciso s iguien-
te.
Entre las porosas y el espécimen será
con veniente disponer papel filtro a fiu de
aue éstas no se obturen y se pueda recuperar
inr.egramente e l espécimen a l concluir el ensa-
ye .
2 . 2 Corte
En la caja de corte descrita en el subcapitu-
lo 2.2 de la ficha FAG- 08, se deberán colocar
piedras porosas como las de la fig Al0- 2 , con
objeto de permitir el drenaj e del agua duran-
te la etapa de apl i cac ión de esfuerzo normal.
El equ ipo restante para la ejecución del en-
saye se describe también en la ficha c itada .
Fuerzo normal
1
P
F!G Al0- 2 ESQUH1A OE LA CAJA DE CORTE P.:l RA
DRC!:\!)05
92
3. PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
3.1 Ensaye triaxial
Si durante l a aplicación del esfuerzo desvia-
dor se van a medir presiones en el agua in-
ters ticial (presión de poro) , los cspecimenes
deben es t ar completamente saturados antes de
tal etapa ; aunque puede admitirse un grado de
saturación Sr de 98%, si al incrementar la
presión confinante , ocurre un aume nto de la
presi6n de poro, inmediato y d e magnitud simi-
lar.
Para saturar suel os arcillosos es necesario
aplicar contrapresión al agu a de poro, q ue no
es más que un aumento ar t ificial de la pre -
sión de poro, lo que causa un incrementeo de l
grado de saturaci on al provocar que 0l aire
de las burbujas entre e n solución en el agua
intersticial.
La contraprcsión se aplica usualmente en c ir. -
co incrementos inmediatamente después de : os
aumentos cor r espondi ent es de la presión
finan te; l .1 contrapresión debe
dL·•-' r.ts me no r (no más de 0. 1 kg/cm
2
) que la
conf inant e, de tal forma que el es -
  efectivo sobre el esqueleto del sue l o
s e manteng .1 prácticamente sin cambio.
L d f1s Al 0-3 proporciona e l valor de :a con -
trapr< .. s lÓ!• rPCi Ue !"ida para producir el aumento
deseadu de en base al grado d0
saturación in1cia: (re f 2) .
Uo: lla [ 100-l i -Hj.§Q___ t]
100- ( 1 - H 1 Sf
Donde:
Uo= ContropresiCÍl requerido ( medido)
Uo = Presioo otmosfériw (absoluto ) = 14.7 psi o
H = Constante de Henry = O. 018 (poro ai re di-
suelto en agua o 22°C )
GroJdo inicial de SoJturaciÓn ,
0
/o
Grado final de saturación ,
0
/o

<t
ü
80
z
o

ex:
::>
1-


g
<t
ex:
<:>
CONTRAPRESION REQUERIDA , U o (psi<_¡)
FIG AlC- 3 REQUERIDA PARA ALCANZAR CIERTO GRADO DE <;ATURAC I ON
93
una vez aplicada la contrapresi6n que asegure
la saturación, se inicia la etapa de consoli-
dación; para ello, manteniendo constante la
contrapresión se incrementa la presión confi-
nante, hasta que la diferencia entre ambas
sea igual a la presión de consolidación que
se desee aplicar .
Al abrir las válvulas de drenaje se inicia la
consolidación, se pone en marcha el cronóme-
tro y se toman lecturas de bureta y de micró-
metro a través del tiempo, a fin de 0btener
la información de las deformaciones volumétri-
cas y   que definen las curvas de conso-
lidación.
Concluida la consolidación, se procede a ce-
rrar la válvula del drenaje e iniciar la eta-
pa de falla del espécimen, aumentando gradual-
mente el esfuerzo axial. El procedimiento es
similar al descrito en FAG-08.
3.2 Corte directo
Una vez montado el espécimen en la caja de
corte, evitando perturbación de su estructu-
ra, se aplica la presión normal deseada; el
intervalo de de ésta debe estar
dentro del intervalo de presiones de trabajo
del problema particular de que se trate. Ge-
neralmente, las más se apli-
can en varios incrementos a fin de evitar
que el suelo se extruya de la caja de corte ;
para suelos blandos, esto es necesario lle-
varlo a cabo, inclusive para presiones rela-
tivamente bajas .
Inmediatamente después de aplicar la presión
normal se inicia la consolidación, debiendo
tomarse lecturas del micrómetro a través del
tiempo. Asimismo, se deberá llenar con agua
la caja de corte hasta cubrir completamente
la piedra porosa superior.
Al término de la consolidación se debe con-
servar una pequeña holgura horizontal entre
los marcos de la caja de corte, de aproxima-
damente 0 . 5 mm, de tal manera que no estén en
contacto durante el corte , ni que el suelo se
extruya. La ruptura rápida del espécimen se
efectúa con el procedimiento descrito en la
ficha FAG-09, inciso 3.
4. RESULTADOS
Además de las curvas esfuerzo-deformación ,
tanto para los ensayes triaxiales , como para
los de corte directo, se graficarán las cur-
vas de consolidación mediante el dibujo del
diagrama de Casagrande, ó o 6V vs logt, donde
ó es el de splazamiento unitario axial y 6V el
cambio volumétrico, o bien en el diagrama de
Taylor ó vs . rt , siendo t el tiempo trans-
currido de consolipación. Con los resultados
de cada ensaye (por lo menos tres) se dibujan
los circulas de Mohr (fig Al0-4) en base a la
presión confinante, o
3
, y el esfuerzo desvia-
dor máximo o de falla, (Ot- o
3
)f . Al trazar
una envolvente a los circulas, se definen los
parámetros de resistencia en términos de es-
fuerzos totales: cohesión no drenada, que
es la ordenada al origen, y el ángulo de fric-
ción interna,   de envolvente.
al Suelo inalterado

• (J
"' O'
e::
o
....
o
N
...
"'
:>
-
VI
w
FIG Al0-4 ENVOLVENTES DE RESISTENCIA OBTENIDOS EN
ENSAYES TRIAXIAL CU
Si durante la e t apa de falla se mide la pre-
sión de poro, será factible conocer los pará-
metros de resistencia al esfuerzo cortante en
término de esfuerzos efectivos, ya que se po-
drá trazar la envolvente de resistencia cu
como se indica en la fig Al0-5 , donde u
la presión de poro en el momento de En
este caso se deberá considerar la presión en
el agua al alcanzar una condición de equili-
brio en cada incremento de desviador.
Los parámetros de resistencia resultan: e',
la cohesión efectiva, o sea la ordenada al
origen, y el ángulo efectivo de fricción
interna, la inclinación de la envolvente.
5. INTERPRETACION DE RESULTADOS
Al igual que en el caso de los ensayes UU, se
incluirán las curvas esfuerzo-deformación y
los módulos de deformación tangente inicial,
M
0
, y el secante al 50% del esfuerzo de falla ,
Ms o.
En base a las curvas de consolidación se po-
drá estimar el coeficiente de permeabilidad,
tomando en cuenta las limitaciones señaladas
en FAG- 11 .
La prueba consolidada no drenada permite ana-
lizar las condiciones de estabilidad de pro-
blemas, en los que una vez consolidada una
masa de suelo, se vea sometida a cargas rápi-
das.
La prueba consolidada no drenada, con medi-
ción de presión de poro, CU, proporciona los
parámetros para analizar las mismas condicio-
nes de estabilidad pero a largo plazo.
6. COMENTARIOS
Los comentarios descritos en la FAG-09 son
aplicables a los ensayes triaxiales y de cor-
te directo que aqui se exponen. La presencia
de piedras porosas en el ensaye de corte di-
recto CU, hace más dificil el control del dre-
o
<,)
e:
Q)
C7'
e:
e
...
o
N
....
Q)
:>
....
VI
w
Esfuerzo efectivo normal cr•
a 1 Arcilla con cierta preconsolidación
Envolvente. de resistencia CU
___.t _u::..:_f ____._T -------=-.:.. u f-----+-
Esfuerzo n arma 1 ( (J o (j')
b) Arcilla norma !mente con so 1 i dada
FIG Al0-5 ENVOLVENTES DE RESISTENCIA AL CORTE DE ENSA-
YES TRIAXIALES CONSOLIDADOS-NO DRENADOS, CU
Y CON f·1EDICION DE PRESION DE PORO, W
94
naje durante la etapa de corte , por lo que
este dispositivo resulta más adecuado para ob-
tener parámetros efectivos de en
falla lenta; en este caso se Lecomienda que
el tiempo mínimo para alcanzar el esfuerzo de
falla sea:
50 t 5o (Al0-1)
donde
tf tiempo transcurrido para alcanzar la
falla, en min
tiempo, en minutos, requerido por el
para alcanzar 50% de con-
solidación bajo su correspondiente
presión normal.
Se deben evitar los siguientes errores en los
que se incurre con frecuencia:
Especimenes parcialmente consolidados antes
de la etapa de falla
Ve l ocidad de deformación muy rápida
Absorción por parte jel del agua
de las piedras porosas después del ensaye
Ensayes CU (con medición de presión de po-
ro) en especimenes no saturados
Sistema de medición de presión de poro ina-
decuado, particularmente que su flexibili-
dad sea mayor de 1.2 x 10-
3
m
3
/kg/cm
2

7. REFERENCIAS
l. Secretaria de Recursos Hidráulicos,
"Manual de mecánica de suelos ", 5a
  D.F. (1970)
SRH,
ed,
2. Black, D K Lee, K L, "Saturating labora-
tory samples by back pressure", Journal
Soil Mechanics and Foundations Division -
ASCE, Vol 94, No. SMl (Jun 1973)
FAG-11 Prueba de compresibilidad
l. OBJETIVOS
La realización de la prueba de consolidación
unidimensional permite obtener una curva de
compresibilidad de esfuerzos efectivos vó. re-
lación de vacios o deformación unitaria y las
curvas de consolidación, deformación v6. tiem-
po, para los incrementos de carga que se. apli-
quen. Con la informac16n citada se puede es-
timar la de los asentamientos y el
tiempo para que O<"llrran.
Debe plantearse como premisa del ensaye que
debe reproducir de la manera más fiel
posible el nivel de esfuerzos a que se verá
sometido el en el campo , para
problema particular de que se trate y tener
presente que el se consolida dnlca-
mente en la dirección vertical, ya que sus
dimensiones horizontales no cambian. Debe
asegurarse que el sea inai-
terado y representativo del estrato por estru-
diar.
2. EQUIPO NECESARIO
  Pueden ser de anillo flotante
o de anillo fijo, ( fig All - 1) . Cuando se op-
te por medir directamente el coeficiente de
permeabilidad (k) durante el ensaye, se debe-
rá usar el de anillo fijo, y contar con
el equipo complementario para la medición
(ref 1).
o) De anillo f lot onte
Bu reto
1..!---Cozuelo
Espécimen
Disco poroso
b) De onill o fijo
FIG All-1 ESQUEMA DE CONSOLIDOMETROS
A•Ui.l.o& de con-&oUdaU.6n. Pue den ser de acero ino-
xidable o de plástico (Delrin), siendo acep-
tabl es los que tienen una altura de l. 5 a 2 crr.
y una relación de diámetro v-&. altura de 4 a
6; el diámetro más usual es el de 7.5 cm.
P.<.edltM po)(.o&M. Conviene que sean de forma li-
geramente troncocónica con holgura de 0.25 mm
respecto a la pared interior del anillo de
consolidación. Pueden estar incorporadas a la
base y a l a tapa metálica del aparato.
S.<.-&.te.ma de cMga. Usualmente es de tipo mecá-
nico con un sistema de palanca, con e l que
los pesos colocados directamente en su extre-
mo se multiplican y trasmiten axialmente a la
tapa o placa de carga .
V.<.-&poútivo pMa o coi!J;e de upec.-únenu • se
requiere un torno de labrado convencional, o
bien dispositivos de corte como los de la fig
All-2 . Adicionalmente se necesitan herra-
mientas para labrar y cortar , arco con alam-
bre y regla rigida afilada (enrasa-
dar).
3 . PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
3 .1 Labrado o corte de especimenes
El procedimiento de labrado se describe con
detalle en la ref 1; cuando se trate de arci-
o)
Anillo de
consolidación
Zapato de
cort e

"'--;
1--'
o-¡. Gu(
Tubo
Shtlb y
Pht& n


---
;-
r-
Arcillo
n
l}
b)
FIG All-2 DISPOSI TIVOS DE CORTE PARA IHTRODUCIR EL
SUELO POR ENSAYAR EN EL ANILLO Df CONSOLIDA-
CION
llas blandas a muy blandas, se recomienda el
sistema de corte de la fig All-2b, cuya ope-
ración consiste en empujar verticalmente el
suelo, directamente del tubo Shelby muestrea-
dar al anillo de consolidación provisto de una
zapata de corte; en cualquier caso , el corte
transversal del espécimen debe hacer se con un
arco provisto de un alambre tenso de acero y
con una regla metálica carearlo.
3. 2 Piedras porosas
Para las arcillas tipicas de la zona del lago
del Valle de México, las piedras porosas y e l
papel filtro deben saturarse previamente . Las
piedras porosas de la tapa y de la base, en
su caso, deben asegurar el drenaje total a la
atmósfera. Si se ensayan especimenes de las
lentes preconsolidadas, las piedras porosas
necesitan montarse en seco para evitar que
ocurran expansiones (ref 2) .
3.3 Procedimiento de carga
La prueba de consolidación unidimensional con-
siste en aplicar una secuela establecida
cargas verticales a un espécimen delgado con-
finado en un anillo flotante rígido, y medir
la dP.formación progresiva que sufre . En cada
una de las etapas incrementales de carga, el
espécimen experimenta una primera fase de
compresión que se atribuye al PfOCeso de ex-
pulsión de agua y aire , y se conoce como con-
solidación primaria; ocurre también una com-
presión ocasionada por fenómenos de
flujo plástico del suelo , conocida como con-
sol idación secundaria, la que se hace más
evidente cuando la consolidación primaria ha
concluido.
1
1
ro
cedimiento convencional para cargar
E p é . . 1·
axialmente al esp en ap
durante 24 horas un c7erto que al
dfa siguiente se y asf
Generalmente se aplican 0.125, 0.250, 0.5,
1.0, 2.0 y 4.0 kg/cm
2
; por su parte , la des-
carga se hace en tres o cuatro decrementos.
Este procedimiento, que frecuentemente difi-
culta precisar el valor de la carga de pre-
consolidación, no debe utilizarse en suelos
blandos de la Ciudad de México. En su lugar
es práctico seguir el procedimiento incremen-
tal de carga que se sugiere en la fig All - 3,
porque permite definir mejor la curva de com-
y la carga de preconsolidación.
Considerando que los suelos blandos del Valle
de México están normalmente o ligeramente pre-
consolidados, conviene seguir para la deter-
minación de la magnitud de los incrementos de
carga el siguiente criterio: a) se aplican al
espécimen cinco incrementos de carga de igual
magnitud,  

/5), hasta alcanzar el valor
del esfuerzo vertical efectivo inicial,

;
es importante aclarar que este esfuerzo, es
siempre ligeramente menor que la carga de pre-
consolidación, para suelos blandos ligeramen-
te preconsolidados; b) a continuación se apli-
can los siguientes tres incrementos de carga
cuya magnitud se define con la relación
  -

en la que o' es el esfuerzo má-
ximo al que se llevará la prueba; el valor
recomendable para este esfuerzo es = 4avo;
y e) la descarga del espécimen se deberá ha-
cer en por lo menos cuatro decrementos. La
duración de estos incrementos de carga es
usualmente de un dfa (24 h) .
e
CJd
5
G
.;
o
<.>
o
>
G
-o
,g
4
·¡;
o
Q)
a:
O.t 0.2 0.4 0.6
96
Las pruebas de consolidación en anillo fijo
se consideran no convencionales, e inclusive
han cafdo en desuso excepto como un procedi-
miento para estimar el coeficiente de permea-
bilidad de los suelos (ref 1) . Porque los va-
lores de k estimados con las curvas de conso-
lidación son menores a los medidos con per-
meámetro, debido a la compresión retardada del
esqueleto sólido.
4. RESULTADOS
La información obtenida durante el ensaye
permite graficar la curva de compresibilidad
(e v.!>. o) , la cual se recomienda dibujar a es-
cala logarftmica (fig A11-3); en algunos ca-
sos conviene también dibujarla a escala arit-
mética. El coeficiente de compresibilidad,
av, es la pendiente de la curva de compresi-
bilidad (escalas aritméticas) y se determina
mediante la expresión:
ó. e
- ó.a
(All-1)
El tiempo de consolidación (t
9 0
) se define en
la gráfica de Taylor (fig Al1-4), prolongando
el tramo recto de la curva de consolidación
se define la recta (1), se toma un punto ar-
bitrario de abscisa d y se dibuja la distancia
horizontal 0.15 d; este nuevo punto se une
con el origen, para definir la recta (2), cu-
ya intersección con la curva es el t
9 0

2
Tramo Incrementos de
cargo
Recargo 5
Virgen 3
Descargo 4
<Tv
0
= Esfuerzo vertical efectivo
inicial
Cím = Esfuerzo máximo del en-
soy e I<Tm=4 <Tvo>
4 6 • 10
2
Presión aplicado · CJ, K o/cm.
Curva de comprtaibiiidad
FIG All-3 PROCEDIMIENTO INCREMENTAL DE LA CARGA VERTICAL PARA ARCILLAS BLANDAS
e
E
E
,¡:;
<1
z
o
o
e(

a::

w
o
TIEMPO, Vt
1
min.
llhgo
---
d
FI G All-4 CONSTRUCCION DE TAYLOR DE UNA CURVA DE CON-
SOLIDACION (REF 2)
El coeficiente de consolidación, Cv, que es
un parámetro que permite estimar el tiempo
necesario para alcanzar diferentes grados de
consolidación, se calcula mediante:
(All-2)
donde :
k Coeficiente de permeabilidad
e
0
Relación de vacíos media
Yw Peso volumétrico del agua
5. CORRECCION DE LOS RESULTADOS
En caso de que se analice una estructura par-
ticularmente importa nte , es recomendable co-
rre gir los resultados experimentales , por el
efecto de la perturbación provocada durante el
muestreo de campo y labrado de los espec!me-
nes en el laboratorio, que induce a los si-
guientes errores :
- Hace difícil definir el punto de máxima cur-
vatura ; consecuentemente, difi culta la lo-
calización de oc
- Disminuye la compresibilidad en e l interva-
lo de compresión virgen
Schmertamann (ref 5) desarrolló un método pa-
ra reconstruir la curva de compresibilidad del
suelo, a partir de una muestra de buena Gali-
dad (fig All - 5), que tiene cierta alteración
imposible de e vitar; en c uanto a las muestras
97
de mala calidad (fig All-5), las curvas re-
sultan tan deformadas que no puede aplicárse-
les el método de reconstrucci6n de Schmertrna
que a continuaci6n se describe: nn,
a) Etectuar ensayos de odómetro con dos c i-
c l os de descarga y recompresión que tengan
e n la línea de compresi6n v i rgen.
D1bU)ar la línea Cr, sobre las curvas
de descarga.
b) Dibujar una línea que pase por
(eo, vo),
que sea paralela a la
línea
Cr •
e) Suponer un valor de
Oc
método de Casagrande) .
(empezando
con el
d) Prolongar desde la intersección de Oc y Cr
(punto 1), la línea v i rgen Ce de labora-
torio, hasta el punto Z de ordenada
0.42 e .
e) Dibujar la curva de compresibili dad re-
construida que define la compresibilidad
del suelo in s itu.
f) Representar e l valor de ll e (diferencia en-
tre la curva reconstruida y la curva de
laboratorio) contra Oc (en l a parte infe-
rior de la f i g All -5).
g) El valor supuesto de Oc que dé el gráfi-
co de lle, y que sea más simétrico alrede-
dor de   es el valor "correcto".
h) El valor supu esto de l a fig All - 5 es
probablemente un poco alto; es decir, uno
ligeramente menor probablemente daría una
curva {le más simétrica.
..
111
.Q
u
e
>
Q)
-e
e:
·o
·¡:¡
.2
Q)
a::
0.42
e o
Ovo
Curvos de 1
laborator io t

<'Jc (supuesto)
¡
,.. liT\
lle"f:'--
•\ · -.. _fr
1). ·-·--
. t\
{le\
¡ '\--Curvo reconstruido
. \
i
Supues to
de
1
Deberl'o ser simétrico j
\
' --\. __ cr
\ ·--·--
\
' Lob. Ce (muestro de
\bueno ca lidod 1
,,
\\
. \

\
\
(2)0.42eo
respec t o o (Jc .

log (j
Presido de consolidación
FI G All - 5 RECONSTRUCCION DE LA CURVA DE COMPRES IBIL I-
DAD EN SITIO USANDO EL DE
La aplicación de este criterio a pruebas
convencionales con un sólo ciclo de carga ,
para suelos tanto normalmente consolidados
como preconsolidados, se presenta en la fig
All-6 .

e
0.4e
0
-----------
Normalmente consolidado
Curvo de laboratorio
B
"---Corvo
corregido
0.4 e
0
-------------
e
Preconsolldodo
FIG All-6 CORRECCION POR ALTERACION
6. PROCEDH1IENTOS EXPERIMENTALES ALTERNA-
TIVOS
Como el tiempo de ejecución de una prueba de
consolidación, siguiendo el procedimiento in-
cremental de carga recomendado, toma por lo
menos diez d!as, ha resultado necesario de-
sarrollar procedimientos alternativos, como:
a) el de velocidad de carga uniforme , y
b) el de velocidad constante de deformación
(ref 2).
98
Es importante aclarar que para adoptar algu-
nos de ellos , es indispensable demostrar pre-
viamente su confiabi lidad para los suelos
blandos del Valle de México; conviene inves-
tigarlo, porque conducir!a a una disminu-
ción significativa en el tiempo de ejecución
de un estudio geotécnico.
6 .1 Velocidad de carga uniforme (VCU)
La duración t!pica de cada incremento de car-
ga, generalmente es de 2 .5 a 3 horas (tres
incrementos en un d!a de trabajo) • Para la
mayor!a de las arcillas, este lapso permite
alcanzar el fin de la consolidación primaria;
sin embargo, si las curvas de consolidación
(con el método de Taylor, deformación v&.
tiempo) indican que se necesita más tiemp0
para alcanzar el fin de la consolidación pri-
maria, se deberá aumentar la duración del in-
cremento (ref 6) .
El esfuerzo axial máximo de la prueba se con-
serva de un d!a para otro; la compresión su-
frida bajo este esfuerzo constante, se s upone
que se acerca a la curva virgen, cuando cada
incremento se hubiese mantenido durante 24
horas. Si se supone que son paralelas las
curvas v!rgenes para 2.5 horas y un d!a des-
pués, en una gráfica semilogar!tmica (ref 6),
la lectura de compresión , pasada la noche, se
puede usar para estimar la curva virgen y el
esfuerzo de preconsolidación, correspondientes
a incrementos aplicados cada 24 horas.
6.2 Velocidad de deformación constante (VDC)
Esta técnica se utiliza ampliamente en diver-
sas partes del mundo porque resulta confiable
y más expedita que el procedimiento tradicio-
1al (ref 2); se puede obtener en sólo tres
11as una curva de compresibilidad, as! como
los parámetros para estimar el tiempo de con-
solidación; es el ensaye VDC de consolidación
con velocidad de deformación constante  
para el que se requiere el equipo de la fig
All-7. La principal ventaja de esta técnica,
Aguo
Transductor de fuerzo
T t. Constante
eléctriCO
Vólvulo l . .
PIStan
FIG All-7 DISPOSITIVO DEL ENSAYE DE CONSOL IDACION CON
VELOCIDAD CONSTANTE DE DEFORMACION (REF 2)
)
además de su corta duración, es que p r opor-
ciona curvas continuas de la compres ibilidad
y de la relación (cv - o) . Dispuesto el con-
solidómetro en la prensa, se somete el espé-
cimen a ve l ocidad de deformación constante
(E = cte), midiendo simultáneamente la fuerza
aplicada con una celda de carga, la presión
de poro en la base con un transductor de pre-
sión y la deformación axial con un deformóme-
tro eléctrico . La interpretación de los da-
tos experimentales se a un marco teó-
rico presentado con detalle en la ref 2.
7. COMENTARIOS
Las pruebas de consolidación se realizan pri-
mordialmente para dar respuestas, al menos
aproximada , a dos interrogantes: a) Cuánto se
va a asentar cierta estructura con una pre-
sión dada, debido a la consolidación del sub-
suelo de y b) Como será la evolución
de sus asentamientos a través del tiempo.
La precisión de la prueba está condicionada a
la calidad de las muestras ensayadas; por ello
debe ponerse cuidado en: a) Que el muestreo
de campo, así como la protección y transporte
de las muestras inalteradas sea excelente
b) Eliminar, tanto como sea posible, la per-
99
turbación durante la extrusión
y montaJe del espécimen y e)
a Juste entre el espécimen y el anillo
excelente, y que no existan hueco
s.
la-
e l
sea
7.
l.
2.
REFERENCIAS
Secretaría de Recursos Hidráulicos,
"Manual de mecánica de suel os" , Sa SRH,
México, D.F. (1970) ed,
  G, Berre, T y Lacasse, S
Oe testing at the Norwegian
Institute", 56 300-9 (jul 1984)
3. Marsal, R J y Mazari, M, "El subsuelo de
la Ciudad.de México", Universidad Autóno-
ma de   2a ed (1962)
4.   K. Y Peck, R B, "Soil mechanics
practice", John Wiley and
Sons, Nueva York (1948)
5. Schmertmann, J H, "The undrained consolida-
tion of a clay", Trans, ASCE, vol 120,
(1955)
6. Taylor, D W, "Fundamentals of soil mechan-
ics", John Wiley and Sons, Nueva York (1948)
FAG-1 2 Pruebas de expansividad
1, OBJETIVO
Obtener información sobre el comportamiento de
un suelo arcilloso en un ensaye odométrico que
permita estimar la magnitud de la expansión y
su desarrollo con el tiempo, como consecuencia
de una descarga del terreno; con ello se pue-
de definir la magnitud admisible del esfuerzo
no compensado (sobrecompensación) de cimenta-
ciones o estructuras en cajón, como es el ca-
so del t-1etro de la Ciudad de México, construi-
do en cajón.
Debe tenerse presente que al igual que la de-
formación por consolidación que experimentan
los suelos bajo carga, la expansión por des-
carga es también un proceso dependiente del
tiempo.
2. EQUIPO NECESARIO
Se requiere el consolidómetro de anillo flo-
tante que se describe en FAG-10 para el ensa-
ye de consolidación unidimensional.
3. PROCEDIMIENTO DE ENSAYE
Dependiendo de l problema geotécnico de que se
trate debe reproducirse en e l l aboratorio la
magnitud de los esfuerzos involucrados; para
ello se debe cuantificar el esfuerzo efectivo
.(11 6-Uu.., o ' vo , a que estuvo sometido el espé-
cimen en campo;   habrá que tener una
estimación de la magnitud de la descarga que
podría ocurrir por sobrecompensación.
El procedimiento de montaje del espécimen es
el mismo que se sigue para la prueba de con-
solidación, y se describe en FAG-11 .
El desarrollo de la prueba se controla con
las gráficas tiempo-deformación (fig Al2-1)
tanto para las etapas de carga como de des-
carga ; en cuanto al criterio para incrementar
las cargas se deben seguir las recomendacio-
nes aplicables a l as pruebas de consolidación
(FAG-10), salvo que se agrega otro ciclo de
carga y descarga como el de la fig Al2-2. El
procedimiento detallado de prueba es el si-
guiente: a) se consolida el espécimen (tramo
1) hasta un esfuerzo o
2
apenas superior al
esfuerzo de preconsolidación Oc; b) a continua-
ción se descarga el espécimen en tres decre-
mentos hasta un esfuerzo prácticamente nulo
(tramo 2); esta Gltima condición se deberá
mantener de un día para otro; e) la siguiente
etapa consiste en reconsolidar el espécimen
hasta alcanzar nuevamente el esfuerzo verti-
cal , o
2
(tramo 3) ; d) la rama virgen (tramo 4)
se define con tres incrementos de carga; y
finalmente, e l tramó de descarga (tramo 5) con
cuatro decrementos. Los resultados de l a
prueba se deben graficar como se indica en la
fig A12- 2; en la misma, el esfuerzo vertical
remanente, de la excavación es od,
por lo que la diferencia   - odl la
sobrecompensación que se produzca.
do por lo menos tres de estos ensayes con
ferentes valores de   - od), dentro del
intervalo de posibles valores de la sobrecom-
pensación se podr1an adoptar en la es-
tructura se podrá definir mejor la magnitud
de la sobrecompensación.

o
0 .01-
0 .1 --
0.2-
0.4-
Tiempo, s
10
4
10
5
-- Compresión
--- Expansión
-----
----
----
----
----

FIG A12-1 COMPRESION Y EXPANSION QUE OCURRE CON El
TI Ef1PO EN ENSAYE
8
Q)
7
(!)
o
ü
o
>
Q)
"O
6
e
·o

o

r---
a::
5
41
2
Od

1 11 1111
1® l
IU lóe

1\ l

I
¡......
t-
r-

kiD
3 4 5 6 7 8 910
Presion oplicodo, kc.;¡/cm2
'\.
20
FIG Al2-2 PROCEDIMIENTO DE CARGA PARA DEFINIR El EFEC-
TO DE LA SOBRECOMPENSACION
100
4. RESULTADOS
Los resultados del ensaye de expansión por
descarga en odómetro o consolidómetro se or-
denan en una tabla y se grafican en curvas de
compresibilidad como las de la fig Al2-2.
Asimismo, la historia de la expansión por la
sobrecompensación se deberá representar en un
diagrama semilogarítmico, Óe log t.
·S. INTERPRETACION DE RESULTADOS
La magnitud de la expansión a largo plazo
que sufrirá el fondo de una excavación· podrá
estimarse con base en el 1ndice de expansión,
Ce, que es la pendiente de las ramas 2 de
descarga. El aumento de la relación de va-
cios por este efecto se calcula con:
0
1
YO
-Ce log --
od
(Al2-l)
(Al2-2)
Este aumento (6elex, será representativo de
un cierto estrato del subsuelo bajo el des-
plante, y con se calculará la expansión
que aporta tal estrato. Sumando los aportes
de todos los estratos se tendrá la estimación
de la expansión total en el fondo de una ex-
cavación abierta un lapso prolongado.
El Aesarrollo de esta expansión con el tiempo
en un problema particular, se podrá estimar
con la curva medida de expansión por descarga
Óe log t. Como una primera aproximación, y
como una forma de ajustar la curva
observada o una analítica, se podr1a usar la
teor1a de la consolidación para hacer estima-
ciones de la expansión con el tiempo (ref 1).
Para el caso de la estimación inmediata (cor-
to plazo) de la expansión en el fondo debido
a la descarga se utilizarán fórmulas de la
teor1a de la elasticidad.
El valor de la sobrecompensación admisible se
define de calcular las expansiones
elásticas y diferidas que se generar1an y de
juzgar que serian tolerables por la es-
tructura.
6. COMENTARIOS
La expansión a corto plazo del fondo de una
excavación se debe a las distorsiones bajo
condiciones no drenadas, que ocurre por el
alivio de presión. Para estimar esta expan-
sión a corto plazo se recurrirá a una solu-
ción elástica en la que se involucre un módu-
lo de deformación obtenido en ensaye triaxial
no drenado (ref 1) , as1 corno la geometr1a de
la excavación y la profundidad a la que se
está calculando la
7 . REFERENCIA
l. Winterkorn, H F, y Fang, F, "Foundation
engineering handbook", Cap 4, Van Nostrand
Reinhold co., Nueva York (1975), 148
FAG-1 3 Presentación de la información
geotécnica (zona del lago)
l. OBJETIVO
Ejemplificar la presentación de la información
geotécnica obtenida con sondeos de cono, pie-
zometría, muestreo selectivo y ensayes de la-
boratorio, que servirá de base para el dise-
ño geotécnico definitivo.
2. PRESENTACION DE LA INFORMACION BASICA
En las figs Al3-l y 2 se muestra un resumen
de los datos de diseño, presentados en forma
gráfi ca para facilitar su utilización.
2.1 Sondeo de cono eléctrico
La variación de la resistencia de punta con
la profundidad permite realizar la interpre-
tación estratigráfica e indicar así las fron-
teras entre los estratos característicos de
la zona del Lago (tabla A13-1); asimismo, con
esta información puede evaluarse la confiabi-
lidad de las propiedades mecánicas obtenidas
en el laboratorio (ver inciso 2.4).
2.2 Piezometría
Las c0ndiciones piezométricas del sitio se
utilizan para determinar la variación de los
esfuerzos efectivos con la profundidad (ver
inciso 2.5); en el resumen de la fig A13-1 se
presentan las profundidades de instalación de
las celdas permeables y la altura piezométri-
ca medida en cada una. Las celdas de los pie-
zómetros abiertos deben coincidir con los
pico6 de la resistencia de punta del cono
(fichas FIC-01, 02 y 03), que correspondan a
estratos limo-arenosos de mayor permeabili-
dad; asimismo, si no existe artesianismo en
el sitio, las alturas piezométricas no deben
sobrepasar el nivel freático determinado con
el tubo de observación (FIC-04).
2.3
Muestreo selectivo
La columna estratigráfica se define con la
clasificación de las muestras obtenidas, com-
plementada con el sondeo de cono; en el resu-
men de datos geotécnicos se indican las pro-
fundidades, tipo de muestreador empleado y cla-
sificación de los suelos.
2.4 Ensayes de laboratorio
Conenido d: humedad. En la fig Al3-2 se pre-
senta un eJemplo de la variación del conteni-
do de humedad w con la profundidad; se obser-
va que w varía entre 250% y 400%, caracterís-
tica de las arcillas del Lago, excepto donde
existen materiales limo-arenosos, c omo en la
costra superficial , lentes duros y capa dura,
se tienen valores de hasta w = 25%. Comparan-
do esta información con el sondeo de cono
eléctrico, se concluye que la estratigrafía
puede definirse con mayor precisión, rapidez
y menor costo con la resistencia de punta qc•
Resistencia al corte. El obj etivo fundamen-
tal de las pruebas triaxiales es definir la
resistencia al corte de los estratos más sig-
nificativos para el diseño; de manera secun-
daria se determinan los coeficientes de co-
rrelación con la resistencia de punta del co-
no para definir conf iablemente la variación
de la resistencia al corte con la profundi-
dad ..
La resistencia al corte no drenada Cuu obte-
nida en pruebas triaxiales se analiza tomando
en cuenta la relación:
(A13-1)
TABLA Al3-l. PERFIL ESTRATIGRAFICO DEL LAGO
Estrato Subes trato
Costra superficial, es Relleno artificial RA
suelos Blandos SB
Costra Seca es
Suelos preconsolidados
superficiales, PCS Lentes duros LD
Suelos normalmente
consolidados, NC Lentes duros LD
Suelos preconsolidados
profundos, PCP Lentes duros LD
t ,.:
, ,
...




::!-
t -
5 ::
.,
"'
5
NC
z
20
,.
e
N
(/)
e
:ti
30
5
-:::
A

A
/

A

A

A
0.
A

A
0
A

A



_A
kA
102
10
ESFUERZOS  
20 30
TS
\
::;;:
=---
\--\
r·,
TS
1
7
1\
CH \ -;
'
\.

\

\
CH 1
TS 1
CH ?t ;..-
p-
X 1
-=
1
¡..r
Pov
(1CN
\
1
1
1

u
CH
1
\
1
1
TS
CH

\
"\
X
\


1\
TS
\
CH
\+
k'> \
\
1?
\
TS
.[ \ CH



CH
=
:--..
¡¿
['- ..._F'ov ESFUERZOS TOTALES VERTICAlíS

crcW ESFU:RZOS EFECTIVOS VERTICALES
u DE PORO

• COHESION EN TRIAXIAL •
EFs:;TIVOS VERTICALES
TS K OBTENI -{)E LA PIEZOMETRIA
CL

... ' ,
......
'
'><-.......
5 1 15
RESISTENCIA DE PUNTA Clc( Kg
FIG A13-1 EJEMPLO DE PRESENTAC ION GEOTECNICA
40
iD
27
24-40
21
32
28
22
22-39
30
21-80
2fHI4
Prof
m
5
o
Res•stenc•o de punto qc Kg/cm2
5 JO 15 20
1
1
- ___.,


(
1
<
\
r--
\
r-'
- ¡
<
1
!
¡
1
2 01- -
'
1
i
1 -r-
¿
1
1
5
:\ 1
1

o
 

5 --
2
3
4 o
Conten,do de aguo(% 1
100 200 300 400
1\'
!
1
1
.
1
t
- .[
1
-
"1---:::::::
e_
p
--
!
<
- --
1
-
1
<
1
- - -¡ -

L.
-

-<


- -

<
t7--

--=
F----::::
-
-
F--17
,--

---

e:::
¡__---:::
:::-
t--
\
FIG A13-2 CORRELACION DEL CONTENIDO DE AGUA H CON LA
RESISTENCIA DE PUNTA qc OBTENIDA CON CONO
ELECTRICO (ZONA DE LAGO)
103
donde :
qu resistencia de pnnta de cono
Nk factor de correl ación
Para cada profundidad de muestreo se calcula
un estos se determina el pro-
al (usualmente N = 13
para suelos arcillosos blandos) • En la fig
Al3-l se localizan los puntos que resultan
del producto CuuNk, l os cuales deben tener la
tendencia de alinearse con la resistencia de
cono; los puntos fuera de esta tendencia in-
dicarán que la prueba se realizó en una mues-
tra alterada (remoldeada , que ganó o perdió
humedad) .
Grado de preconsolidaci6n. Se grafican los
puntos corres pondientes a las cargas de pre-
consolidaci6n obtenidas de pruebas de compre-
sibilidad; estos valores deben ser siempre
mayores a los esfuerzos efectivos en el sitio
(ver inc iso 2.5) , ya que en caso contrarie
reflejarán alteración de la probeta ensayada.
2.5 Esfuerzos efectivos
Con los pesos volumétricos Y
1
representativos
de los estratos caracter1sticos se obtienen
los esfuerzos totales Pov a cada profundidad:
Pov (Al3-2)
donde di representa el espesor de cada uno de
los n estratos.
Los esfuerzos efectivos Oov se calculan me-
diante la expresión:
Pov - U
(Al3-3)
con
U = Ywhw (A13-4)
donde u es la presión de poro obtenida de las
cargas piezométricas h w e n cada celda y
y = 1 t / m
3
• En general, las lecturas piezo-
métricas nunca serán mayores a la condición
hidrostática; en caso contrario , i ndicarán
una instalación defectuosa, mal funcionamien-
to de la celda o un efecto de sobrecarga er.
la superficie.
FAG- 1 4 Sondeos de correlación
l. OBJETIVO
Ampliar l a utilidad del cono eléctrico en los
estudios geotécni cos implica: confirmar o es-
tablecer los coeficientes de correlación de
la resistencia de l os suelos en las diferen-
tes pruebas de laboratorio, para condici ones
no drenadas , con la corres pondiente a la pe-
netración del cono e léctrico. Esto se debe
hacer mediante sondeos inalterados selectivos
0
continuos de excelente calidad, tanto e n
los trabajos de campo como de laboratorio.
2. EXPERIENCIAS PUBLI CADAS
de Inge.túvúa. . Con ayuda de la empresa
GHI se hicieron en 1980-81 cuatro sondeos con-
tinuos inal t erados para obtener esos coefi-
cientes de correlación; dos de ellos se reali-
3aron en e l jardín localizado en la Av. Cuauh-
y Colima, donde se excavó la Lumbrera 6
le l Interceptor Central del Sistema de Drena-
·e; el resumen de la información obtenida se
tublicó en l a X Reunión Nacional de la SMMS
1); en la Tabl a Al4-l se reproducen los
t.:ctores obtenidos para distintos tipos de
: r ueba de laboratorio. Adici onalmente, en la
; .;;quina de Re forma y Bucareli cerca de l a Lum-
brera 7 , se hi cieron otros dos sondeos que
proporcionaron valores algo menores que l os
present ados en la misma Tabla.
Ge.o.tec.notog.<.a.. Esta empresa determin6 coeficien-
tes de correlaci6n e n 17 sondeos ubicados a
lo largo del Eje Tezontle, del Eje cuauhtémoc
y en Reforma y Río de la Plata (ref 2) . En la
Tabla Al4-2 se muestran los val ores obteni-
dos; es conveniente aclarar que los
del Eje Cuauhtémoc fueron los reali -
zados e n el I nstituto de Ingeni e ría (Lumbre-
ras 6 y 7) .
en El estudio geotécnico que reali zó
1984 en las pistas del aeropuerto de la ciu-
dad de México, para la SCT, permitió a los
técnicos de l a Secr etarí a obt ener los coefi -
cientes de la Tabla Al4-3 (ref 3).
3. DISCUSION DE RESULTADOS
La expresi6n de
entre las resistencias del cono y
en el laboratorio es :
-
e
correlación
l a medida
(Al4 -l )
TABLA Al4-l COEFICIENTES DE CORRELACI ON ( INSTITUTO DE INGENIERIA)
DE 2 SONDEOS REALIZADOS EN CUAUHTEMOC Y   (ref 1)
SUELO qc
p
R U E B A TORCOMETRO
kg/cm
2
TRI AXIAL u u COMPR SIMPLE LABORA'l'ORIO CA_"1PO
Costra superficial S< qc < 10 qc/14 qc/20
- -
s ue los blandos qc < S qc/ 13 qc / 16 - -
Capas de arcilla du ra
qc >
10 qc/24 qc/S4 - -
Arc illas profundas 5 < qc < 10 qc / 13 qc /20 qc/12 qc / 14
TABLA Al4-2 COEFICIENTES DE CORRELACION (GEOTECNOLOGIA)
DE 17 SONDEOS REALIZADOS EN 3 SITIOS (ref 2 )
1
EJE TEZONTLE* EJE CUAUHTEMOC**
PRUEBA ESTRATO 3 ESTRATO 5 ESTRATOS I A V ESTRATOS I A V
E' lv" E w EXTREMOS CENTRO
Torc6metro 13. o 13.0 13 .0 20.3 16 . 5 21. 3
Triaxial UU - - -
- 12 . 0 18 . 2
• Rlo Churubusco a Cana 1 San Juan
•• Reforma a Colima
Este

PENETROMETRO
MANUAL
-
-
qc /29
-
REFORMA ESQ
RIO DE LA
PLATA
10.9
8 .4
.L

TABL1\ A14 -3
COEFICIENTES DE CORRELACION (GEOSOL)
DE 2   REALIZADOS EN EL AERO-
DE LA CD DE MEXICO (ref J )
PRUEBA PISTA 50 - 23I
Triaxial u u 17 a 25
-
TABLA A14 - 4 ERRORES DE MEDICI ON DE LA RESISTENCIA
DEFICIENCIAS OBSERVADAS
Hala calidad de muestreo que
genera r emoldeo
· problemas del ensaye triaxi al ,
por fr i cciones y restricción
de la membrana
Disminución de la velocidad
de hi ncado del cono
Aumenta de la velocidad de
hincado del cono
donde:
e resistencia al corte en las distin-
tas pruebas de laboratorio
N k
coeficiente de correlación que toma
los siguientes valores:
Ct
y
Nkt
para torcómetro
1
cP
y
N kp
para penetrómetro manual
cu
y
N kq
para compresión simple
(Cu = qu/2)
Cuu Y N. ku
para triaxial no drenada
(UU)
qc
resistencia de punta del cono e léc-
trico (velocidad de hincado 1 cm/seg
La aplicación de la expresión (Al4 -l) para
cada tipo de prueba de l abo ratorio
deducir el valor del coef iciente N corres-
pondiente, que a su vez varia rá con el grado
de consolidación de cada sueld y con los erro-
res sistemáticos que puedan cometerse.
CoJtJte.lauonu palla. .toJtcóme-tJto !.f penwómwo manual
Los valores obtenidos para estos dispositivos
se presentan en las Tablas A14-1 y 2; deben
tomarse con mucha reserva, porque el namero
de determinaciones en que se basan es muy re-
ducido. Es interesante mencionar que en los
Gltimos años el torcómetro se ha empleado muy
frecuentemente para hacer mediciones aproxi-
madas de la r esist encia; sin embargo, es muy
CONSECUENCI A INFLUENCIA EN
PREDOMI NANTE EL COEFICIENTE
e disminuye
N k
aumenta
e a umenta
N k
disminuye
q c disminuye
N k
disminuye
qc aumenta
N k
aumenta
discutible rescatar muestras i nalteradas para
sólo realizar prqebas de torcómetro, que se
pueden señalar como Gnicamente indi cativas de
la resistencia de los s uelos, ya que el cono
eléctrico cumple esa función con notable efi-
ciencia y costo menor.
Co.ltllelauonu con tM .:tlúa.Ualu no dltenadM • son
las de mayor interés, porque con este tipo de
pruebas se obtienen valores de la resistencia
más consistentes ; desde luego que la calidad
del muestreo es e l principal obstáculo a la
confiabilidad de las correlaciones; también
contribuyen el cuidado en el manejo de las
muestras y la precisión de las pruebas de la-
boratorio. En relación a esto Gltimo, la
fricción del p istón de la cámara triaxial y
la restricción mecáni ca de la membrana de
protección de la muestra hacen que la tenden-
cia sea a generar un incremento de resisten-
cia. En la Tabla A14 -4, de errores de medi-
ción, se aclara la influenc ia de e stos facto-
r es , j uDto c on el de operación del cono eléc-
trico .
En c uanto a la influencia de las propiedades
del suelo, se puede decir que los coeficien-
tes de correlación varían en función de la
preconsolidac ión que ha sufrido, así como de
la fisuración natural , que reduce la resis-
tencia de lo& suelos; en la Tabla A14-5 se
muestra como influyen estas variables.
El val or del coeficiente de correlación al
que se la ha dado más importancia es Nku = 13,
porque corresponde a suelos normalmente con-
solidados, en los que se obtuvieron muestras
106
TABLA Al4-5 INFLUENCIA DE LAS CARACTERISTICAS DEL .SUELO
CARACTERISTICAS DEL SUELO
Suelo muy blando
Suelo fisurado
Suelo precons61iñado
de excelente calidad, cuidando adicionalmente
que los especimenes ensayados en pruebas tri-
axiales no quedaran cercanos a lentes de are-
na, que generan una mayor resistencia en las
arcillas de la frontera (ref 1) . En las cam-
pañas de exploración de la Linea 4 del Metro,
desarrollada por PYCSA, se ha podido compro-
bar que este valor de 13 predomina en los sue-
los normalmente consolidados.
En varios estudios realizados por
TGC se ha observado que en las arcillas pre-
consolidadas, el coeficiente de correlación
varia entre 7 y 10; en la Tabla Al4-2 se pre-
senta un valor de 8.4.
En ocasiones se obtienen valores tan altos co-
mo 20, para el coeficiente Nkui sin embargo,
estos valores sólo se presentan en la costra
dura, de materiales arenosos, o en muestras
de arcilla muy alteradas, y por ello debe des-
confiarse de la validez de estos valores.
4. METODOLOGIA PARA ESTABLECER CORRELACIO-
NES
GenVULUdadu. Se deberán hacer parejas de son-
deos: uno y otro inalterado selec-
tivo o continuo; la separación entre ellos
deberá ser de sólo unos metros (menos de 10);
en la ejecución de ambos tipos de sondeos se
deberán cumplir las indicaciones y recomenda-
ciones contenidas en este Manual . Para ase-
gurarse que la información sea confiable, se-
rá indispensable que se realice una cuidadosa
supervisión técnica de los trabajos de campo
y laboratorio.
Sondeo de cono elJ.c.,t;úco. El equipo deberá haber
sido previamente calibrado y asegurarse que
la velocidad de hincado del cono sea de
1 cm/seg.
Sondeo .<.na.tteNJ.do oelecU.vo o conünuo. Los suelos
blandos se deberán muestrear con tubos de pa-
red delgada (Shelby) , que cumplan rigurosa-
mente con las condiciones   de esos
muestreadores, afilados y no tengan
oxidada la superficie interior. En caso de
que se pierda el fluido de perforación, como
consecuencia del fracturamiento hidráulico in-
ducido por el fluido a presión, deberá recu-
rrirse al uso de la posteadora-rimadora; asi-
mismo, los lentes duros se muestrearán con
tubos dentados que cortan la muestra a rota-
INFLUENCIA EN INFLUENCIA
LA RESISTENCIA EN EL
e
e
r;
AL CORTE COEFICIENTE
disminuye
N k
aumenta
disminuye
N k aumenta
aumenta
N k
disminuye
ción . Los detalles de todas estas recomenda-
ciones se describen ampliamente en este Ma-
nual. Las muestras que se obtengan
tener un porcentaje de recuperación de por lo
menos el 85%, para que sean confiables; ade-
más deberá cuidarse que se ensayen en un lap-
so no mayor de 15 dias, para asegurarse quE
no han sufrido cambios.
PJw.ebM de ia.botuLtoM.o. Se obtendrán determina-
ciones del contenido de agua y clasificación
de suelos a cada 25 cm; las pruebas triaxia-
les no drenadas se harán por lo menos a c ada
75 cm, cuidando que los especimenes no coin-
cidan con la frontera de lentes arenosos, o
al menos consignando esa ·peculiaridad. Para
ampliar el conocimiento que se tiene sobre
los factores de correlación con el cono eléc-
trico, es necesario contar también con abun-
dantes pruebas de consolidación que permitan
deducir las relaciones de preconsolidación
(OCR) de cada estrato de arcilla del sondeo
en estudio, porque las correlaciones están ín-
timamente condicionadas por la consolidación
que han sufrido las arcillas. Es conveniente
  que hay dos zonas preconsolidadas: la
somera, provocada por al costra superficial y
la profunda, provocada por la influencia del
bombeo para extracción de agua.
And.Uó.<.ó u.ta.cLU.Uco. Las variables que se debe-
rán estudiar para un cierto estrato son:
- Clasificación SUCS de la muestra a  
25 cm
- Contenido de agua a cada 25 cm
Resistencia al corte determinada con toreó-
metro a cada 25 cm
- Parámetros de resistencia en prueba tri-
axial a cada 75 cm
- Módulo de compresibildiad en cada estrato
- Relación de preconsolidación en cada estra-
"to.
En la selección de los especimenes para prue-
bas triaxiales y de consolidación debe tener-
se cuidado, como se indicó antes , que no co-
rrespondan a la frontera de los lentes areno-
sos.
S. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONB3
- Es necesario ampliar la información esta-
dfstica de los factores de correlación de
la resistencia de punta del cono
con la triaxial no. drenada,  
también l a influenc1a de la relac1ón de
preconsolidación de los suelos. Se reco-
mienda que las pruebas triaxiales se
a cada 75 cm {una en cada muestra obten1da)
y las de consolidación por lo menos una en
cada estrato.
- La ejecución de los sondeos de correlación
de cono eléctrico y de muestreo inalterado ,
asf como los trabajos de laboratorio, debe-
rán realizarse bajo una estricta supervi-
sión técnica, para asegurarse que la infor-
mación obtenida sea confiable.
- La localización de los sondeos de correla-
ción deberá e legirse de acuerdo con la zo-
nificación geotécnica del subsuelo de la
j ___ _
107
ciudad de México; es evidente yue en la me-
dida que se obtenga mayor información esta-
d1stica confiable, se incrementará la uti-
lidad del cono eléctrico para los estudios
geotécnicos.
6. REFERENCIAS
l. Santoyo E {1980) "Empleo del cono estáti-
co en un tGnel de la ciudad de . México",
X Reunión Nacional de Mecánica de suelos
SMMS
2. Montafiez L {1983) "Exploración con cono
eléctrico en la ciudad de México. Tesis
de maestr1a , UNAM
3. Rico A, J L León, E Juárez y J M Orozco
{1985) "Sorne mechanical correlations in
the valley of Mexico City. XI Interna-
tional Conference on Soil Mechanics and
Foundation Engineering.
------· -- --- -··-------
j
.
CAPITUl0.2 '   : ~
DISEÑO DEC METRO EN CAJON.·
A INTRODUCCION
8 . DISEt\lO GEOTECNICO
C REGOMENDACIONES GEOTECNICAS
O SUPERVISION GEOTECNICA
E INSTRUMENT ACION DE CAMPO
.. /
MdW ,: t
.1
>l
' 1
r.,
'
A: INTRODUCCION
l. DISEÑO GEOTECNI CO
Es una recopilación de fichas técnicas
que cubre los siguientes aspectos del
del Metro en cajón.
(FDG)
diseño
Análi s i s Geotécnico. Se inicia con la defi-
nición de las soluciones estructurales facti-
b les que han sido adoptadas en las líneas
construidas; se analizan las condiciones de
empujes hor izontales, así como la estabilidad
de las excavaciones y las deformaciones que
pueden ocurrir durante la construcción y a
largo plazo.
Sistemas de bombeo . Admitiendo que la selec-
ción y definición del sistema de abatimiento
del nivel freático y de las presiones de po-
ro, forma parte importante del diseño geotéc-
nico de una cierta línea, se justifica la in-
clusión de fichas técnicas sobre el abatimien-
to del nivel freático.
Comportamiento de la estructura. La predic-
ción del comportamiento durante la construc-
ción y vida útil del cajón se debe comprobar
con mediciones de campo , por ello el proyec-
tista debe proponer la instrumentación más
adecuada.
2. RECOMENDACIONES GEOTECNICAS
Son disposiciones precisas que describen el
o ~ t   v o de cada etapa del estudio geotécnico
y especifican el pro grama de actividades mí-
nimo indispensable para alcanzarlo; asimismo,
detallan las técnicas aplicabl es, resaltando
las más confiables y eficientes.
3. SUPERVISIOIN GEOTECNICA
Se definen criterios generales para controlar
la ejecución de los traba jos de campo , labo-
ratorio y construcción .
4. INSTRUMENTACION DE CANPO
se trata de un conj unto de fichas técnicas
(FIC) donde se presenta la descripción de la
instrumentación de campo aplicable para de-
terminar el comportamiento del cajón; esta
instrumentación está limitada a la medición
de presiones de poro, deformaci ones verti c a-
les y horizontales. La medición de presiones,
empujes y de otras variables deberá consul-
tarse en el volumen B.2.5 "Instrumentación de
Suelos" del Manual de Obras Civiles CFE.
,
1 •
J
.;
B: DISEÑO GEOTECNICO
• PROCEDIMIENTOS PARA EL DISEÑO
1
..
GEOTECNICO DEL CAJON DEL
METRO SUBTERRANEQ
· ¡

1
. !
'
1
· i
1
l
8: DISEÑO GEOTECNICO
FDG-0 1 Soluciones estructurales factibles
l. OBJETIVO
Identificar las soluciones estructurales que
se pueden adoptar para el diseño y construc-
ción del Metro en cajón (fig Dl-1).
2. ALTERNATIVAS UTILIZADAS ACTUALMENTE
2.1 Muro milán estructural
El cajón está formado por muros milán unidos
estructuralmente a las losas de fondo y de
cubierta; para esta solución se tienen dos
alternativas geométricas: a) en cajón cubier-
to con relleno superficial compactado, y b) en
cajón con losa de cubierta superficial, que
constituye la superficie de rodamiento de ve-
hículos o del paso de peatones.
2.2 Muro milán y muro estructural de acompa-
ñamiento
En este caso el muro milán es un elemento es-
tructural temporal, que únicamente tiene uti-
lidad durante la etapa de excavación; para
esta solución se han desarrollado también dos
alternativas: a) con el cajón cubierto con re-
lleno compactado , y b) con la losa de cubier-
ta superficial.
3. SELECCION DE LAS ALTERNATIVAS
Los factores que influyen en la selección de
la alternativa que se adoptará en un cierto
tramo, según el orden de su probable impor-
tancia, son: estructurales, económicos, cons-
tructivos y geotécnicos. Es decir, desde el
punto de vista geotécnico las
soluciones es admisible.
4. COMENTARIOS
Muro Milán
Estructural
Muro Milán
y
Muro Es tructurol
de
Acompañamiento
Con relleno
superficial
Sin relleno
Con relleno
superficial
·Sin relleno
1'"'"
-
-
i
-
l '
... ,
r-
-
  _,.
T
V •V
La constante evolución de los procedimientos
constructivos que se pueden adoptar para cons-
truir el cajón del Metro, hace necesario re-
visar con frecuencia los procedimientos que
se están utilizando, para detectar las modi-
ficaciones constructivas que se justifique in-
corporar.
FIG 01-1 TTPOS DE CAJON PARA LINEA DEL METRO
·i

!
1
11


,.
1!

FDG-02 Información geotécnica disponible
l. OBJETIVO
Presentar un resumen breve de la información
sobre la estratigrafía y propiedades de los
suelos , que puede servir de ayuda en la etapa
de diseño preliminar.
2. ZONAS DE LAGO Y TRANSICION BAJA
2 .1 Estratigrafía
Zona del. lag o. El subsuelo de la zona del la-
go está formado por una costra superficial,
es, que se encuentra por encima de las arcillas
blandas superficiales con un ligero grado de
preconsolidación PC, que disminuye con la pro-
fundidad hasta llegar a ser normalmente con-
solidadas, NC, (figs 02-1 a 02 -3 ). Los espe-
sores y propiedades de esta secuencia estra-
tigráfi ca se agrupan en tres subzonas : Lago
V.i.JLgen, Lago Cen.tJLo l tJ Lag o Cen.tJLo 11; en la
tabla D2-l se presentan l as principales caracte-
rísticas de cada una de ellas.
Zona de TJLanú.c.<.6n Baja. La costra superficial ,
es , se encuentra por encima de las arcillas de
Resistenci a de qc
1
Kg 1 cm
2
____  
Ir===- PC
<
}


/
E

N

e
" 1:>
-
ú.

/
r
2 5


NC
FIG D2-1 S0NDEO CON ELECTRICO EN SUBZONA DEL
LP.GO
consistencia blanda a media ligeramente
consolidadas, PCS , interestratificadas
arenas y limos duros de origen aluvial,
(fig 02-4).
2.2 Propiedades de los suelos blandos
pre·
eón
CD
En la tabla 02 - 1 se presentan los espesores y
r esistencias medias de los suelos superficia-
les de las zonas del lago y de transición.
3. ZONA DE TRANSICION ALTA
3.1 Estratigrafía
El perfil estratigráfico de la transic ión al-
ta, al poniente de la Ciudad, se presenta en
la fig 02-6, y un sondeo con cono eléctrico e n
la fig D2-S.
3.2 Propiedades de los suelos
En la tabla D2-l se hace un resumen de los espe-
sores y resistencias medias de los suel os de
la Transición alta .
o
Resistencia de punto qc
1
Kg /cm
2
5 10 15 20
5
\
T
es
..s-
-
\:
\\ PC
10
E

N
1 ../

ct

20
.?
NC
<
1

25
30
FIG D2-2 SONDEO CON CONO ELECTRICO EN LA SUBZONA DEL
LAGO CENTRO I
.J
113
Reaistencio de punto qc , kg/cm
2
______
o
Resistencia de punto qc ,Ko 1 cm
2
5 10
15 20
¿s
es
__.;:. 1=-
5
""'--

L.
PC S
1?

10
PCS
E
..
10
E
N -
N

Avance con broco _..,
CD

-e
o
15
"'C
e:
"'
o
"'C
15
:0
e:
:::J

:::J
-

-
o
...
ll.
!l. 100:::::
Ic
20
20
o
Jc
NC

25
o
1
l
30._____ 30
riG 02- 3 SONDEO CON CONO EL ECTRICO EH LA SUBZONA DEL
Lfl.GO CEIJTRO 1 I
FIG 02-4 SONDEO CON CONO ELECTRI CO EN SUBZONA DE
TRANSIC!OtJ BAJA
TABLA D2-l CARACTERISTICAS DE LOS SUELOS SUPERFICIALF.f>
EN LAS ZONAS DEL LAGO Y DE TRANSICION
Zona Subzona Estrato Espesor
y
e
Lago Virgen
Lago Centro I
Centro II
Baja
(m) (t/ m
3
) (t/m
2
)
Costra superficial es 2.5 1.4 l. O 20
Suelos blandos PCS y NC z 2 30 1.2 0.5-1.0
Costra superficial es 4 :> Z
1
:> 6 1.6 4.0 25
Suelos Blandos PCS y NC 20 :> z 2 :> 30 1. 2 1.0-2.0
Costra superficial es 6 $ Z
1
:> 10 1.7 4.0 25
Suelos blandos PCS y NC z2 :> 20 1.3 3.0
Sus características coinciden en la Zona del Lago Centro I y
Centro II
Transición
Suelos blandos PCS
1.6
1.3
10.0
5.0
20
L
Alta ' Costra superficial CS
______ ___)
smrows : y peso volumétrico total
e cohesión en condiciones no drenadas
minada con cono eléctrico y pruebas
xiales CU)
$ ángulo de fricción ::.nterna en corrliciones no drena-
  das (pruebas triaxiales CU)
t ria- Z
1
espesor de la costra superficial
Z2 espesor de l estrato blando
e:
AGUJERO DE
ROEDORES
T

SUELOS
DE ..:. ·.::
PRAlOERA
""o
j..f •
......
• ·11.00 f :.
SUELOS :··:; ..
- ·
-  
20.40 :.: :·
....
22.35
"
24.40
25.90 Q
-
Arcillo lilnoao
Artna y gravo
Umoa y orenaa arcllloaoa
lmo
Acuifero (monto col9odo)
Arcillas locuslru
Toba 1 (DURA)
OhOI
Arena azul
Tobo II (BLAOAS)
Pómez
e:().: .. .. .... 8
O · - ..... g
TOBAS
o - .. .... ,o
:. :···
Tobo m (BLANDA)
.·?:.:
35.80 . . ·.
Tobo nz: (DURA)
- -- 40.0 (fin del sondeo}-
FIG D2-6 ESTRATIGRAFIA TIPICA EN LA ZONA DE TRANSI-
CION ALTA
E
N
"'
o
5
10
:;
e
::l
....
e
a..
Resistencia de punto Qc ,kg/cm
2
100 200
.....e:..
>
r
\_
Avance con trieónlco-
114
SUttol r81iduol" reciente•
Mofrenaa Lo Morquno m
Mol'renos Lo Marquesa Ir
Morreoos Lo Morqueeo r
SUelos res i<1lalel ro ;o. e uajimalpa
l"cXnez
Glaciación
Illirois
superior
E
o
o()
Gron
lnterglociol
Yormoutn
lnoce oprox.
500 000
oñosl
Suetos resicl.dea rojos-<JT'd'b To tolopa
MorTeoos Totolopo Superior
Erupciones del hOrizonte Pinqo
Suelos residuales cofé-omorillos
Arenas azules !erupci ón Mee 170 000 oñosl
suelo residual
Lanar ciclÓpeo
Morrenas Totolopo Inter ior
Suelos residuales pumíticos amarillos
Erupción de "arenas bloncos"de andesita de
nornblendo 1 noce 4 JO 000 años 1
Emisión del dOmo de Totolopo
Tobas pumÍiicos amarillos y suelos rojos
}"" 9""'" ""P<;OOK "pdm"
Suelos residuales rojos
Fluj os de pirociÓsticos de lo erupción Cuquito
FIG D2- 7 DE LA ZONA !.. C':lAS
4. ZONA DE LOMAS
En la formación de las Lomas se observan los
siguientes elementos litológicos, producto de
erupciones de grandes volcanes andes!ticos
(fig D2-7):
- Horizontes de cenizas volcánicas
- Capas de erupciones pum!ticas
Lahares
- Avalanchas ardientes
- Depósitos glaciales
- Depósitos fluvioglaciales
- Depósitos fluviales
- suelos residuales
15 Eventualmente se encuentran rellenos no con-
Avonc. con
Avance con tr;icónlco-
o 20 ·-
,=IG D2-5 SONDEO CON CONO ELECTRICO EN SUBZONA DE
TRANSICION ALTA
trolados, que influyen significativamente en
la estabilidad de las excavaciones.
FDG-03 Empujes horizont ales, zonas del lago y de transición
l. OBJETIVO
Definir el criterio de cálculo de los empujes
horizontales que actúan a corto y a largo pla-
zo, en el muro que se utiliza para la cons -
trucción del cajón subterráneo en las zonas
del lago y de transición de la Ciudad de Mé-
xico.
2 . HIPOTESI S DE CALCULO
2.1 Información geotécni ca
Se obtiene con la exploración geotécnica del
s1tio; c uando todavía no está disponible, se
puede utilizar l a información de la ficha
FDG- 02.
2.2 Procedimiento de análisis ·
En el cálculo de los empujes horizontales so-
bre los muros deben considerarse dos condi -
ciones de trabajo diferentes:
a) A en ,: p(a:t' . El empuje del suelo es del
tipo a c t i vo; prevalece la resistencia no
drenada del suelo.
b) A t <Vtgo p t ttzo . Durante la vida út il del
cajón, los empujes actuantes corresponden
a las condiciones de empuje en reposo;
prevalece la resistencia drenada del s ue -
lo.
3. PR·1CEDHIIENTOS DE CALCULO
3 . 1 Co1diciones a corto plazo
Los empujes horizontales sobre e l muro milán
se determinan con las siguientes expresiones
(fig D3 -l):
a) En la costra superficial, es
P .1 O • Ó 5 (Ka Y 1 Z 1
donde
Ka= tan
2
(45°-
2
2c ¡}
b) arcillas blandas, PCS y NC
P z = Y1 z1 + O.S'tz z2 - 2c 2
(D3- l)
(03-2)
(D3-3)
e) El empuje gener a l que debe considerarse
para toda la profundidad de la excavación
será el promedio de los dos empujes ante-
riores:
p 1 Z 1 + P 2Z 2
(D3- 4)
z 1 + z 2

Cost ra
super fi ciol
tCSI

e
"
1 't o
1
Arcillo
D landa
(PC y NCI
2
2 ;a! o
2 ;a! o
r
e
l2l
M ('' uro M11on
bt
.-Troqueles
,..
"'

b_
,... se profundi zo 1 o "
excovocton se colocan los
n1ve1es de troqueles.
..
,..
Zz
-¡:¡
1
,..,,...."""'
w
......
Q) P: P¡ Z¡ + PzZz
z
1
+ z
2
® P¡ = 0.65 O</¡ Z l - 2C¡ 1
K
0
= ton
2
!45° - 0
1
121

z1 + o .5r
2
z1- 2c2
   
1--
1
     
1--
1
NF
¡.--
-==-
¡.--
1
¡.--

-
..___
1@
b0

N_oto: Los valores típicos de z, r, e y l1l de l os estratos super _
f1C101es de los zonos Oel lago y de transición se presentan
en lo toblo O 2-1
FJG 03-1 DIAGRII.r4AS DE Ef.lPUJES HOKIZOJJTALES A CORTO
PLAZO
3.2 Condiciones a largo pl azo
Una vez construido el · cajón, y durante su vi -
da útil, actúan las condiciones de empuje en
reposo de los suelos de la subzona del lago o
de transición de que se trate (fig D3 - 2).
3.3 Sobrecargas superficiales
A los didgramas de empujes horizontales que
de las dos condiciones anteriores (a
corto f a largo plazo) , se añaden las presio-
nes laterales que ocasionan las cargas cerca-
nas que existen en la superficie (fig D3 - 3).
4. PRESENTACION DE RESULTADOS
El anál i sis de empujes horizont ales se pre-
sentará en una memoria de cálculo , con l a si-
guiente información:
a) Datos del proyecto: local ización, dimensio-
nes y geometría de la estructura; procedi-
miento y tiempo de construcción . Diseño
estructural pre l imi nar del muro .
b) Datos geotécnicos: estratigrafía del sitio
(resultdos de con cono eléctri c o y
muestreo se lectivo), pos ición del NF y re-
s ul ta1os de ensayes de laboratorio. Defi-
n i ción de la subzona del lago o de transi -
ción que corresponde.
Costra
super f iciol
. .
IGSl · ..
.. ..
r,
t • • •• •····,
z,
e, 1 o
"• 1 o
.
Arcillo
blondo
( PCyNC)
Arcillas
blondos
IPCyNC)
02 z 2
C
2
1 O
02; o
Noto : Los valores típicos de z y r de los estratos superficiales de los
zonas del lago y de transición se presentan en lo tabla 02-1
116
o
b
P
1
0.5 o
1
z
0
P
2
0 .5 Z
0
i- 0
1
' Zb)
= 0 .5
1   z + ' zb + "Q ' z l
1 o 1 2 2
l'='6-'6'w
K
0
= 0.5
( Z i" Z )
b 2
FIG D3-2 DIAGRAo\1AS DE HORIZONTALES A LARGO PLAZO
f--..j 2
O. 25w, 1/m
1-----12
0.1 p,tlm
H2
0.05 p, 1/m
FIG D3-3 DIAGRAMAS DE EMPUJES HORIZONTALES DEBinns
A SOBRECARGAS SUPERFICIALES
e) Sobrecargas existentes en la
su magnitud y posición durante
de construcción del cajón .
superficie:
el tiempo
d) Diagramas de empujes horizontales a corto
y a largo plazo.
5. BIBLIOGRAFIA
- Terzaghi, K y Peck, R B, "Soil mechanics in
engineer i ng practice", John Wiley and Sons,
2a ed, Nueva York (1967)
- Tschebotarioff, G P, "Foundations, retaining
and earth structures", McGraw Hill , 2a ed ,
Nueva York (1979)
- Peck , R B, "Deep excavations and tunne1ing
in soft ground", State of the Art Report ,
VII ICSMFE, México, D.F. (1969)
FDG-04 Empujes horizontales, zona de lomas
l. OBJETIVO
Definir el criterio de c&l c u1o de los empujes
hori zontales que actúan en las paredes del
cajón subterr&neo del Metro, en l a zona de
lomas.
2. HIPOTESIS DE CALCULO
2.1 Información geotécnica
Se obt iene con la expl oración geotécnica del
cuando todavía no está disponible, se
puede utilizar la información de la ficha
FDG-02 .
1
j
\
1
.
1
\
1
1
J
2.2 Procedimiento de análisis
En la zona de lomas, la excavación para alo-
jar el cajón se realiza a ciel o abierto, de-
jando taludes que permitan la de
la cimbra de los muros; la de los
taludes se determina según la ficha FDG- 06.
una vez construidos los muros del cajón , el
espacio restante se rellena con are-
nolimoso compactado. En estas  
el empuje sobre los muros corresponde a uno
én reposo del material compactado .
3, PROCEDIMIENTO DE CALCULO
3.1 Diagrama de empujes
La variación del empuje horizontal, Phz , so-
bre el muro con la profundidad, z, se evalúa
con la siguiente expresión (fig D4 - l):
donde
Phz = Ky ' z + Y..,Z
11
1
(D4-l)
,__.-
K coeficiente de empuje
peso volumétrico efectivo del mate·
rial de relleno compactado
' v peso volumétrico del agua
z profundidad total
Z' altura de agua
Para fines prácticos, K puede considerarse
igual a 0.5 en la mayoría de los casos .
,--
1
+
117
z
Noto: f' es el peso volumétrico
efectivo de material de
relleno compactado
3 .2 Efecto de sobrecargas
Al empuje calculado con la ec D4-l, se debe
agregar el_efecto de las sobrecargas cercanas
que se en la superficie después de
la construcción, según los diagramas de la
fig D4-2.
4. PRESENTACION DE RESULTADOS
El análisis de empujes horizontales se in-
cluirá en una memoria de cálculo, con la si·
guiente información:
a) Datos del proyecto: localización, dimen-
siones y geometría de la estructura; pro-
cedimiento y tiempo de construcción. Dise-
ño e structural preliminar del muro.
b) Datos geotécnicos : estratigrafía del sitie
(resul tados de sondeos de exploración y
muestreo selectivo) , posición del NF y re-
sultados de ensayes de laboratorio.
e) Magnitud y posición de las sobrecargas
consideradas en el diseño .
d) Diagramas de empujes horizontales .
S. BIBLIOGRAFIA
- Terzaghi, K y Peck, R B, "Soil mechanics in
engineering practice'', John Wiley and Sons,
2a ed, Nueva York (1967)
- Tschebotarioff, G P, "Foundations, retain:.ng
and earth structures", McGraw Hill, 2a. ed ,
Nueva York (1979)
fiG 04-1 DIAGRAí--:AS DE HlPUJES SOBRE EL CAJON fN LA
ZONA DE LOMAS
CARGA UNIFORME
p, t/m
2

.'·."
• . ...... --1
....
. ... ...... -....¡
.. . ...... --1
...
' . . f-----
....
. ........ -....¡

     
H
0. 25 VI !t/m'l
118
CARGA LINEAL
1 1.5"'
1
p' tll'nl
. • t---t

. . t---t



.,-M,/W' ... .____,
H
O.t p (t/m'J
CARGA LINEAL
FIG D4-2 DIAGRAMAS DE ENPUJES HORIZONTALES DEBIDOS A
SOBRECARGAS SUPERFI CIALES
FDG-0 5 Estabilidad de la excavación, zonas
del lago y de transición
l. OBJETIVO tibles, se resumen en el diagrama de flu j o de
la fig D5-l.
Definir el criterio de análisis de la estabi-
lidad de la excavación en las zonas del lago
y de transición pa ra los siguientes mecanis-
mos: a) falla general por el fondo, b) falla
del fondo por subpresión, y e) falla por el
empotramiento de la pata del muro.
Con base en este análisis se determina: a) la
longitud máxima de avance de la excavación,
b) las c ondiciones de abatimiento que debe
satisfacer el sistema de bombeo para evitar
la falla por subpresi6n, e) la profundidad de
e mpotrami e nto del muro, y d) el nGmero de ni-
ve l e s d e troquelamiento necesarios.
2. PROCEDIMIENTO DE CALCULO
2.1 Secuencia de análisis
Los paso s pa ra revisar la estabilidad de la
excavación, bajo los mecanismos de falla fac-
2.2 Falla general por el fondo
El factor dé seguridad se calcula mediante las
expresiones (fig D5-2):
(FS)f
e (N e + 2Hp/ L)
Y He + p
(D5-l)
y
N
e
donde:
e
H
5.14 (1 + 0.2 ¿ ) (1 + 0 . 2 ª-l
B L
(DS-2)
valor medio de la resistencia al cor-
te no drenada de la arcilla, hasta

DISMINUCION DE LA LONGITUD DE AVANCE
O AUMENTO DE LA PROFUNDIDAD DEL MURO
Y/0 ESTABILIZACION ELECTROSMOTICA
DEL FONDO
DETERMINACION DE LAS CONDICIONES DE
ABATIMIENTO DEL NIVEL FREATICO PREVIO
A LA EXCAVACION
AGREGAR NIVELES DE APUNTALAMIENTO
O AUMENTAR LA LONGITUD DE EMPOTRAMIENTO
DEL MURO
119
GEOMETRIA DE LA EXCAVACION
GEOMETRI A Y DISEAO ESTRUCTURAL  
DEL MURO Y DIAGRAMAS DE EMPUJES
A CORTO PLAZO
CALCULO DEL FACTOR DE SEGURIDAD CONTRA
FALLA GENERAL POR EL FONDO (FS)
f
NO
¿( FS)f
ADECUADO?
SI
CALCULO DEL FACTOR DE SEGURIDAD CONTRA
FALLA POR SUBPRESION (FS)
NO ¿(FS)
5
ADECUADO?
SI
S
CALCULO DEL FACTOR DE SEGURIDAD CONTRA FALLA-- ·1
POR EMPOTRAMIENTO DEL MURO (FS) p PARA DISTINTAS
PROFUNDIDADES DE EXCAVACION Y VARIOS NIVELES J
DE APUNTALAMIENTO
NO
l (FS)P
ADECUADO?
SI
ELABORACION DE LAS CARACTERISTICAS DEL PROCEDI-
MIENTO CONSTRUCTIVO, ENFATIZANDO LAS RESTRICCIONES
DE ABATIMIENTO POR SUBPRESION, ETAPAS DE EXCAVA-
CION CARACTERISTICAS DEL TROQUELAMIENTO Y TALUD
DEL FRENTE DE EXCAVACION
FIG D5-1
SECUENCIA DE CALCULO PARA ANALIZAR LA ESTABILIDAD DE LA EXCAVACION
L
120
8
He
,/""" Puntales
-
SECCION TRANSVERSAL
Juntos entre tableros
@
@
@
Puntales
@ @
L
SECCION LONGITUDINAL
FIG 05-2 CARACTERISTICAS GEOf·IETRICAS DE LA EXCAVACION
una profundidad igual a   + B.
factor de estabilidad
profundidad de desplante del muro
longitud de la pata del muro
ancho de la excavación
longitud del tramo a excavar
presión total inicial al nivel máxi-
mo de excavación
p valor de las presiones de sobrecar-
ga en la superficie
La ec DS-2 es válida para las siguientes con-
diciones:
8
E ::; 1 (DS-3) y
Para valores mayores, estas relaciones se con-
sideran constantes e iguales a su limite su-
perior (2 y 1 respectivamente).
El 2Hp/ L toma en cuenta
de la de la pata en
dad del fondo; esta influencia
ciarse cuando Hp/ L sea menor de
la influencia
l a estabili-
debe despre-
0. S.
Debe aclararse que la resistencia e correspon-
de al valor del esfuerzo cortante en el punto
de fluencia plástica de la arcilla, determi-
nando mediante pruebas no drenadas, triaxia-
les o de corte directo, con carga controlada
(ficha FAG-09); los valores de e aplicables en
cada tramo de la 11nea en proyecto se obtie-
nen correlacionando los resultados de labora-
torio con la resistencia de punta, qc, obte-
nida con sondeos de cono (ficha
FEG-05) .
Los factores de seguridad m1nimos admisibles
se presentan en la Recomendación 2.4.2; en ca-
so de no esos val ores, será ne-
cesario limitar la longitud de avance de la
excavación o aumentar la profundidad del muro
milán; si estas medidas resultaran insuficien-
tes o imprácticas, podrá recurrirse a la es-
tabilización del fondo mediante abatimiento
electrosmótico (FDG-10).
\
.\
3.3 Falla del fondo por s u bpresión
El factor de s eguridad contra falla del fondo
por efecto de la subpresión ejer c ida en es-
t ratos de are na profundos se expresa mediante
la relación (fig DS-3) :
(FS) S
P + S
u
(DS-4)
donde
p
S
Peso saturado del pr i sma
bajo el fondo
de s uelo
fuerza cortante r esistente en las
caras verticales del prisma de fon-
do
U fuerza total de s ubpresión en la
base del p risma del fondo
Considerando l as propiedades del suelo y la
g e o metría de la excavac ión , la ec DS- 4
ce a :
(FS)
donde
Y.,
 
S
yh fBL + 2c(Bhr + Lhp )
Y,., h,_.13L
(DS-6)
distancia e ntre el fondo de la exca-
vación y el estrato de arena
distancia entre el nivel de desplan-
te del muro y el estrato de arena
peso volumétrico del agua 1 ton/ m
3
altura piezométrica en el estrato de
arena.
Las demás literal es fueron def inidas a nterior-
mente .
En caso de que el fondo de la excavación sea
de sección cuadrada, la ecuación anterior se
s implifica como s i gue :
(FS)
5
h! + h p
Y he + 2c B
(DS- 7 )
l.., h.,..
El factor de seguridad para s u bpresión
ser mayor que el valor señalado en la Reco-
mendación 2 . 4 . 3 en caso contrario , será in-
dispensable aba tir la presión hidráulica en
las capas de arena p rofundas mediante bombeo
(f ichas FDG-09 y 10) .
3.4 Falla por el empotramiento de la pata
del muro milán
Este mecanismo se ilustra en la fig DS-4; con-
sis te e n el pa,te.o del muro de contención al
vencerse la resistencia del suelo f r e nte al
muro . Considerando que al n i ve l del último
puntal colocad o e n cada etapa de excavación
se genera una articulación p l ástica , el fac-
t0r de seguridad se evalúa con la expresión:
12 1
FIG DS-3 MECANISMO DE FALLA DEL FONDO POR SUBPRESIOH
donde
e
(FS) p
cLr + Wl + M
p
PQ_
2
( DS-8)
resistencia al corte no drenada pro-
medio en la superficie de fnlla
L longitud de la superfici e de falla
r
w
1
radio de la s uperficie de f al la
peso saturado del suelo dentro de
l os l i mites de la superficie de fa-
lla
distancia del paño del muro al cen-
tro de gravedad del suelo r esistente
Mp momento flexionante r esistente del
p
D
muro de contención, obtenido del di -
s e ño est ruct ural prel iminar
presión promedio sobre el muro (fi -
cha FDG- 02)
longitud del muro entre el úl timo ni -
ve l de apuntalamiento y e l nivel de
desplante del muro
El número de niveles de apuntalamiento nece-
sarios y las profundidades máxi mas de cada
etapa de excavac ión previa a l a instalación
de los puntales, se determi na verificando q ue
el factor d e seguridad en cada etapa sea ma-
yor q ue el indicado en la Recomendación 2 . 4 . 3
en caso contrario, será necesario agregar ni-
veles de apuntalamiento o aumentar la longi -
tud de empotramiento del muro .
Finalmen te, s e verificará la estabilidad del
talud del frent e de avance mediante e l método
de Janbu, descrito en l a ficha FDG- 06 .
4 . PRESENTACION DE RESULTADOS
El anál isis de la estabilidad de la excava-
ción se presentará en una memoria de cálculo ,
con l a siguiente
a) Datos del proyecto: localización, dimensio-
nes y geometria de la estructura .
f \
122
Brocal-----+
Muro Milán
. :· :
:·.:./t---------1
 
r 2.2 nivel
_L _______ _
NME: Nivel máximo de axcovoclón
Mp: Momento fluiononte
W: Puo del prl1mo de suelo
o
.'··'"i
i\·1---------f

FIG D5-4 MECANISMO DE FALLA POR EMPOTRAMIENTO DEL f•:URO DE CONTENCION
b) Datos estratigrafía del sitio
(resultados de sondeos del cono
y muestreo selectivo) , posición del nivel
freático, información de los
estratos permeables y de ensayes de labo-
ratorio. Definición de la subzona del la-
go o de transición de que se trate.
e) Sobrecargas existentes en la s uperficie : su
magnitud y posición durante el tiempo de
construcción del cajón.
d) Diagramas de empujes horizontales a corto
plazo (FDG-03).
e) Diseño estructural preliminar del muro mi-
lán.
f) Factores de seguridad para los tres meca-
nismos de falla del fondo analizados.
g) Conclusión, conteniendo claramente descri-
tas las etapas del procedimiento de exca-
vación, con la siguiente información:
- Longitud de empotramiento del muro milán
S.
Condiciones necesarias de abatimiento del
nivel freático para evitar fal la por
subpresión
- Longitud máxima de avance de excavación
- Talud del frente de avance de la e xca-
vación
- Número de niveles de apuntalamiento, in-
dicando las profundidades máximas de ex-
cavación previas a la instalación de pun-
tales
- Precarga necesaria en cada puntal.
BIBLIOGRAFIA
- Peck, R B, "Deep excavations and tunneling
in soft ground" , State of the Art Report,
VII ICSMFE, D.F. (19 69)
- Zeevaert, L, "Foundation engineering for
difficult subsoil conditions", Van Nostrad
Reinhold Co., 2a. ed, Nueva York (1983)
J.l
u
FDG-06 Estabilidad de la excavación, zona de lomas
l. OBJETIVO
Definir el criterio de análisis de la estabi-
lidad de los taludes de la excavación para
alojar el cajón del Metro en la zona de lo-
mas, considerando la generación de grietas de
tensión y sobrecargas en la corona del talud.
2. HIPOTESIS DE CALCULO
2.1 Información
Se obtiene con la exploración del sitio; cuan-
do todavía no está disponible, se puede uti-
lizar la información de la ficha FDG-02 .
2 Procedimiento de análisis
basa en las siguie ntes hipótesis:
La superfic ie potencial de f a lla e s c ilín-
drica
- El aná lisis es bidimensional
- El depósito de s uelo está compuesto por ma-
teriales parcialmente saturados
- La resistencia al corte del depósito puede
expresarse mediante la ecuación de Coulomb:
u
z,.
(o)
NUMERO OE ESTABILIOAO fllflA

OROJLOS CRITICOS POR EL P/
Vt} (e - lill
1/l/ /
/Í/1/
V
/f/l/1/ :/
"/ Vl/1
V
V/
VYv v
V
ry._ r;
V il :
V
't '/
'l' 1/
V
11 V iY
/
lj¡
i/
V
/
)-·
/
/
-/;;
fj¡
V / Y IJ·
V
/ ¡
/
/V

V
lf!
V/
'/ /
/
V

v;:
/ / / v
¡.-
,
V/ t/::
/ y
--
t%/ v /'
.,.._,
F="-f--
-- --
-- -
V
V
/
V
V
lY
v
lY
V
'
v
.,/
v
--
¡J--
./
V
/y
v
y
-
v
--
-
r--
, ..
.:1!•
-

- -
FACTOR OE SEGURIDAD
FS' Hcf
-
,
,.'!' 1(10 «>' JJ

Ir!
10
o
b• col ,8
V
....... v
V
¡..-
v

-

- -
f-- -
f--t-
,¡,.
.,

s = e + o tan cp (06-1)
donde
S
e
o
tan cp
resistencia al corte
parámetro de cohesión
esfuerzo normal en la superficie de
falla
coe ficiente de fricción
La resistencia al corte se moviliza en su
totalidad en todos los puntos a lo largo de
la superficie de falla, exceptuando en las
zonas con grietas de tensión
- El suelo arriba de la superfici e de falla
puede dividirse en dovelas; la resultante
de fuezas laterales entre ellas es nula
- El factor de seguridad se define como la
relación entre la resistencia al corte a lo
l argo de la superficie de falla critica y
el esfuerzo cortante necesario para el equi -
librio en esa misma superficie.
(e)
t.>
20
COORDENADA OEL CENTRO OE
k:;::

CIRCULO$ CRITICOS POR EL PIE
(c-1!1)
.... b
v v
./
1\.
v
v
./
V

'\
['.::
:..-
t:;::..

V
v . ._:.
V
V
.......
r-. 1--
¡....--P"
l¿'
.r.:[;.?
V


V
/


V

1/ / ;


V::

Q

z lO
!
.,
Q>
01
o
·10


z
•SO
VAL

ARA
(/
'CIR
BASE-
r---
/
/

V
7
7
.-u-

-"'

/
¿

i



TAUJOES SIMPUS
.l TH Ion 1!1
cl!l• e
V
'L
L
l¿

/

P'

-
/J

IJ•
Q.l
'
&t' 0.7
"'
0 ,,

s o•
a: 0 .4
...
1
1:J O.>
1/t
i5 o.
c.ntro critico



'
" 1
1 IH 1
10' f$0
'

(b)
b=
t::
1--
.............
¡.....,.,:o

-
1--
1--

/ :..-
1--0
y

1/ V-
/
-
-
1--0
o
o

V
y
V.
o
o
1 , • • • , ••. o
..lcl!l
FIG D6-1 DE ESTABILIDAD,   DEL CEnRO Y RES ISTENCIA FRICCIONANTE DE FS PARA
CIRCULOS POR EL PIE DE TALUD (<!>> O) ( JAUBU 1954)
\
3. PROCEDIMIENTO DE CALCULO
3.1 Taludes simples
El factor de seguridad (FS)
5
de un talud se
calcula con la solución paramétrica de Janbu
(ref 1), presentada en la fig D6-l, que
facilita el análisis de cualquier ángulo del
talud (fig D6-la).
donde
YH tan
<P
X (D6-2)
c<P
e
Ncf e
(FS)
5
-y¡¡-
(D6-3)
Ncf nGmero de estabilidad, que depende
del valor Xc<P
e y tan<P parámetro de cohesión y coeficiente
de fricción representativos del ma-
terial arriba del fondo de la exca-
vación, respectivamente, obtenidos
de pruebas consolidadas
no drenadas (ficha FAG-10)
YH presión total al nivel del fondo de
la excavación (H, altura del talud
y Y, peso volumétrico del material)
Xcq, parámetro adimensional
En cada caso, la contribución independiente
de la coheú.6n Fe y de la 6!U..cc..i.6n Ff a la es-
tabilidad puede determinarse en función de la
inclinación del talud y del factor >-c<P' con
ayuda de la expresión:
(D6-4)
Las coordenadas del circulo critico se obtie-
nen de la fig D6-2c mediante las expresiones:
(D6-5)
donde H representa la altura del talud, y el
origen de coordenadas coincide con el pie del
talud¡ el circulo critico pasa por el pie
ra >-c<P > O.
3.2 Talud con en la corona
El factor de seguridad, (FS)q, se calcula in-
troduciendo la sobrecarga, q, y un factor de
reducción, uq, en las ecs D6-2 y 06-3 como si-
gue:
A e <P
(YH
+ g:J
tan
<P
(06-6)
uqc
(FS)q
Ncf e
(D6-7)
YH + q
Uq
124
Las gráficas para obtener Uq se presentan en
la fig D6-2¡ Ncf se obtiene en función de >-c<P
y 8 en la fig D6-la.
o-
:t.
0 .9

u
o
u.
\) . 6
o 0.1 0 . 2 0 .3 0.4  
Relación q/fH
d = _Q_
H
q
O•dH
Base resistente
b = cot. (3
FIG 06-2 FACTOR DE REDUCCION POR SOBRECARGA uq
3.2 Talud con grietas de tensión
En este caso, el factor de seguridad (FS)t,
se obtiene afectando a FS o (FS)q (asociados
a un talud simple o con sobrecargas) por un
factor de reducción ut, es decir:
(FS) t = u t (FS)
5
o
En la fig D6-3 se presentan gráficas para ob-
tener Ut para los casos de grietas, con y sin
presión hidrostática.
El factor de seguridad c.onsiderando el talud
con grieta de tensión llena de agua, deberá
ser mayor que el limite inferior de 1.5 fija-
do en la Recomendación 4.4.3¡ en caso de que
el factor de seguridad sea menor de 1.5, se
establecerá un sistema de drenaje para desa-
lojar el agua de la grieta de tensión y se
evaluará nuevamente el factor de seguridad
considerando la grieta de tensión sin agua y
si el factor de seguridad obtenido resulta
menor de 1.50, será necesario tender el talud
tanto como sea para obtener el valor minimo.
·.
o. o
~
;;
-
u
o
...
O. S
o Q l 0.2 0.3 0,4
o.s
Rela ciÓn
o) P11!slón hidrostótico actuando en los grielos
H
D=dH
125
o
u
o
...
1.0
0.5
o
í ...
.
d 1¡5 o 1
/' d•I.O
~ ~ f::-
.
· ~
¡--...::::
~
r--
~ ~ # O  
ld•o,
r-
· ~
r---.
-
-
0.1 Ql 0.4 o.s
Re lociÓn
b) Presloo hldrostótico oolo
Bose reslstenle
d = ..Q..
H
FIG D6-3 FACTORES DE REDUCCION POR GRIETAS DE TENS ION. ~ t
4. PRESENTACION DE RESULTADOS
El a náli s is de la estabilidad de
ción se incluirá en una memoria
con la siguiente información:
la
de
excava-
cálculo,
a) Datos del proyecto: locali z ación, dimen-
siones y geometr1a de la estructura.
b) Datos geotécnicos: estratigrafía de l si-
tio, pos ició n del nivel fr eático, informa-
ción piezométrica de los estratos permea-
bles y resultados de ensayes de laborato-
rio.
e) Sobrecargas existentes en la
su magnitud y posición durante
de construcción del cajón .
superficie:
el tiempo
d) Esquema del talud, indicando el circulo de
falla critico y los factores de seguridad
para el talud simple, y el talud con so-
brecargas y grietas en la corona.
e) Conclusión, conteniendo claramente descri-
tas las etapas del procedimiento de exca-
vación, con la siguiente información:
- Limitaciones para el movimiento de ma-
quinaria en la corona del talud
- Caracteristicas de la protección del ta-
lud contra el intemperismo
5. BIBLIOGRAFIA
- Janbu, N, "Stability analysis of slopes with
dimensionless parameters", Tesis de Ph D,
Universidad de Harvard, EUA (1954)
FDG-0 7 Análisis de la sobrecompensación y flotación
l. OBJETIVO
Describir los criterios de cálculo para obte-
ner los valores de sobrecompensación y pre-
sión de flotación para el cajón del Metro en
las zonas del lago y de transición.
2. HIPOTESIS DE CALCULO
2.1 Información
Se obtiene con la exploración
cuando todavia no se cuenta, se puede utili-
zar la información de la ficha FDG-02.
2.2 Definiciones
a) Sobllecompett4au6n. Es la descarga neta de la
m?sa de suelo bajo el cajón, originada por
la diferencia entre el peso de la tierra
·desplazada por la estructura y el peso
propio de   incluyendo plantillas de
concreto, balasto y rellenos artificiales.
b) Plleú.6tt de 6.to.tau6n • Es la presión hidros-
tática al nivel del fondo de excavación.
3 . PROCEDIMIENTOS DE CALCULO
3 . 1 Sobrecompensación
Se determinan mediante las siguientes expre-
siones (fig 07-1):
y
donde
donde
Pt - Pe
Ps
B
(D7-1)
pt
B
Pov
(D7-2)
p
5
presión de sobrecompensación
Pt peso de tierra excavada por metro
lineal de excavación
Pe peso de la estructura por metro li-
neal
B ancho del cajón
... r·
Pov presión vertical total al nivel del
fondo de excavación
Pe incluye los siguientes componentes
(07-3)
Pp peso de la plantilla para lastre
Pe peso del concreto estructural

Concreto
est·ructurol
•. :
.· •·.
. .4 ·'
. ,. ...
. .. ··
...  
: . ·.
·· . .. :·:- ·. -· .. . ;: ·. ·.·: ·
.- :···.: .. · ... ·.·
. ... :.: .... ·.. :
Relleno ..... ·.: -... .
. · ..... · .. -.· ...... ·. :· • . : . .:·.:· .... -   .: :- . . ..... .
. . ; . :
Plantillo
Pov
. ·:
•'
: .. ·.
: ·.'
.
. :· ·
: .· .
.' . .4--
· ·--.
:; ..
:.., ,.
N.F.

T
FIG 07-1 FACTORES QUE EN El ANALISIS DE SOBRECOMPENSACION Y FLOTACION
1
1
J
1
Pb peso del balasto
Pr peso del relleno artificial
La sobrecompensación no deberá exceder de los
limites fijados en la Recomendación 2.4.3;
para disminuirla se debe utilizar lastre de
concreto en losas o muros y rellenos densos.
3.2 Flotación
La presión de flotación Pw se calcula con la
ecuación (fig D7-l):
P.,
'( h
w w
(D7-4)
donde
Yw peso volumétrico del agua
hw altura piezométrica al nivel del fon-
do de excavación
La presión Pw deberá ser me nor que el valor
máximo señalado en l a Recomendación 2.4.3
4 . PRESENTACION DE RESULTADOS
El análisis de sobrecompensación y flotación
127
se presentará en una memoria de cálculo, con
la siquiente información:
a) Datos de proyecto: localización, dimensio-
nes y geometría de la estructura .
b) Datos geotécnicos: estratigrafía del sitio
(resultados de sondeos de cono eléctrico y
muestreo selectivo) , posición del nivel
freático, e información piezométrica de los
estratos permeables. Definición de la sub-
zona del lago o de transición de que se
trate .
e) Relación de pesos volumétricos considera-
dos en el análisis para: suelos, plantilla
de concreto, concreto estructural , balas-
to y relleno artificial.
d) Valores de las presiones de sobrecompensa-
ción y flotación.
5. BIBLIOGRAFIA
- Terzaghi, K y Peck, R B, "Soil mechanics in
engineering practica", John Wiley and Sons,
2a ed, Nueva York (1967)
- Tschebotarioff, G P, "Foundations, retaining
and earth structures", McGraw-Hill, 2a ed,
Nueva York (1979)
FDG-08 Análisis de expansiones y asentamientos,
zona del lago y t ransición
l. OBJETIVO
Describir el desarrollo de deformaciones en
e l s ue lo a cort o y largo pl azo , asociadas a
la construcción de las lineas del Metro en
cajón , as1 como presentar un procedimiento
s implificado de cálculo de expansiones y asen-
tamientos.
2. HIPOTESIS DE CALCULO
2 . 1 Información geotécnica
Se obt i ene con la exploraciÓQ geotécnica del
sitio; c u ando todav1a no está disponible , se
puede utilizar la información de la ficha
FDG-02.
2.2 de deformaciones
Los movimientos fondo de una excavación
estable, realizada en los suelos de las zonas
del lago o de transición, se desarrollan se-
gún las distintas actividades del ciclo de
construcción del cajón , como se muestra es-
quemáticamente en la fig D8-l, es decir:
un periodo de bombeo previo a la ex-
cavación se produce en el área por excavar,
un asentamiento por consolidación Ab, que es
función del tiempo de operación del sistema
de bombeo y de la magnitud del abatimiento
piezométrico; posteriormente, durante la ex-
cavación y el colado de la plantilla de con-
creto pobre, ocurre una expansión inicial del
fondo Aei de tipo predominantemente  
a la cual se superpone una componente plásti-
ca que depende del factor de seguridad (FS)f
contra la falla general por el fondo (ficha
FDG-05). Usualmente, cuando (FS)f es mayor
de 2, la expansión plástica es despreciable.
Durante la etapa del colado de las losas de
fondo y del techo del cajón , la colocación del
relleno compactado y la recuperación del ni-
vel freático, se presenta un asentamiento Ar
como resultado del proceso de recuperación
parcial de la expansión inicial Aei' Asimis-
mo al suspenderse el bombeo, se inicia un pro-
ceso de expansión de la arcilla, por absor-
ción de agua el cual continúa a baja veloci-
dad hasta largo plazo su valor fi-
nal Af,
En la fig D8-l, el punto r corresponde almo-
mento en que se ha restituido el pavimento y
-<
z
o

:iE
0::
o
u.
w
o Bombeo previo
-8 o
o=
-o-
o e:
o.2
u a.
Colado de lo-
sos y coloco -
ci<in Je relleno
128
..\ .
el
--
---
    de
/ absorción de oquo
.-e'
.\f
o
TIEMPO
Suspensión del bombeo
FJG 08-1 PROCESO DE DEFORMACION ASOCIADO A LA CONSTRUCCION DEL METRO EN CAJON
acabados de la calle; es a partir de esa con-
dición cuando la expansión neta A
0
comienza a
manifestar sus efectos, que son los únicos
visibles después de terminar la construcción.
3. PROCEDHHENTO DE CALCULO
3.1 Asentamiento por bombeo previo Ab
Cuando se emplea el bombeo por gravedad para
eliminar la subpresión en una capa de arena
intercaláda en las formaciones arcillosas ba-
jo el fondo de la excavación, el asentamiento
puede estimarse considerando que el abatimien-
to del nivel freático se presenta sólo en la
zona a excavar y afecta un espesor de suelo
igual a tres veces el ancho del cajón. El
asentamiento por consolidación Ab, producido
durante el tiempo de bombeo previo tb, puede
calcularse con la siguiente expresión:
donde:
(08-1)
mv módulo de compresibilidad volumé-
trica representativo del suelo com-
prendido en un espesor 3B
B ancho del cajón
Yvha pérdida de presión por el abatmuen-
to piezométrico en el estrato are-
noso que penetran los pozos
Ff factor de forma que depende de 1<
longitud L y el ancho B de la zona
abatida; figura D8-3a.
Ut grado de alcanzado en
el tiempo de bombeo previo a la ex-
cavación
Para determinar Ut se aplica la solución para
flujo radial hacia drenes verticales (fig
08-2), que es función del factor tiempo T
y de la relación de diámetros n; estos valo-
res se obtienen con las expresiones :
donde:
y
T (08-2)
Cv coeficiente de consolidación medio
tb tie mpo de bombeo previo
de diámetro de influencia, aproxima-
damente igual a la separación en-
tre pozos
n =
dy
(08-3)
siendo dv el diámetro del pozo
f
1
•'

o
:::>
·&

o
:'!!
o
"' e
o
...
..
..,
o
..,
o

o
10
20
3 0
40
50
60
70
Ir .....
-
-

t-.
:......
!1
...........
1'
    1¡
i'
"'

'1
'"'

1
'\!..<

r\

80
90

1'.
1'-

L.._
IOU
0.004 0.01 0 . 02 0.04 0 . 10 0 .20 0.40
de
n=-
dw
Factor t lempo, T
1.0
donde
n : RelaciÓn de diámetro• .
de: Diámetro de inf luencia;
o pro x Imada mente Igual
dw : Di ámetro del po zo
T : Factor tiempo
a la separació n entre pozas.
FIG 08-2 CURVAS DE CONSOLIOACION PARA ABATIMIEtJTO
PIEZOMETRICO r·1EOIMJTE BOrlBEO POR GRAVEDAD
Los valores de Cv y mv deben obtenerse me-
diante pruebas de consolidaci ón unidimensio-
nal; para estimaciones de carácter prelimi -
nar pueden emplearse los valores medios re-
presentativos para la formación arcillosa su-
pe rior dados en la tabla D8-l.
TABLA D6- 1 VALORES PROMEDIO REPRESENTATIVOS
DE Cv Y mv PARA LA FORMACION
ARCILLOSA SUPERI OR
Zona
Cv mv
cm /día c m
2
/ kg
Lago Virgen 80 0 . 40
Centro I 120 0 . 25
Centro II 190 0 . 15
Transición 230 0.1
3.2 Expansión inicial
La expansión inmediata puede estimarse me-
diante la siguiente fórmula simplificada , ob-
tenida a partir de la teoría de la e lastici-
dad considerando una relación de Poisson
v = 0 . 5; así se tiene:
donde:
B
presión total al nive l
antes de excavar
ancho de la excavaci ó n
(D8-4)
del fondo
mue módulo de expansión elástica medio
129
de l os es tratos de arcilla expan-
dib1es bajo el fondo de la excava-
c i ón
factores de forma y de pr
(fig D8-3.)
,ndidad
En el caso de una excavación de sección rec-
tangular, mue puede estimarse como el prome -
dio pesado de los módulos de los suelos c e -
prendidos en una profundidad igual a 2BFtFp
partir del fondo de la excavación.
El módulo mue de los estratos de arcilla Sr
obtiene de pruebas triaxiales no drenadas cor.
un ciclo de descarga controlada (ficha FAG- 09),
aplicando presiones confinantes iguales a los
esfuerzos totales de cada muestra de
en su estado natural.
18
1 '
1.4
1.0
V
FIG 08-3
_..._.. ..

/
/
1 1 1
2 3 4
a) Factor dt formo Ff
b) Focfor de profundidad Fp
AREA
OE
ESCINA-
CION

5
L/B
T
L
1
2<> O·)
H /8
,., -···· ::: o. 2J'"
FACTORES PARA CALCULAR LA EXPANSION ELASTICA
I NICIAL >. .
e1
El valor de Aei cal culado deberá estar com-
prendido dentro de los límites fijados por la
Recomendación 2.4 . 5 , de lo contrario será
necesar i o disminuir el área de excavación o
P'!R-CaJtgaJt el s uelo mediante abatimiento previo
del nivel freático .
...
3 . 3 Asentamiento por recompresión >.r
La magnitud de este asentami ento está condi -
cionada por el tiempo en que se desarrolle la
construcción; por ello, los resultados que se
deriven de cualquier procedimiento analítico
presentan incertidumbres. Lo anterior condu-
ce a que la mejor manera para determinar A es
mediante mediciones de campo en los prim:ros
tramos excavados en la línea en estudio.
3 . 3 Expansión por absorción de agua Af
Puede estimarse con aproximación
mediante las expresiones de la tabla 08-2; e n
esta tabla, mve representa el módulo medio de
expansión volumétrica de las arcillas expan-
dibl es bajo el fondo de la excavación. El mó-
dulo mve puede obtenerse con pruebas en edóme-
tro para una descarga efectiva t:.ov = O. 3 kg/cm
2
aplicada a partir de un esfuerzo ver tical
efectivo igual al que tenga cada muestra de
arcilla en ' su estado natural (ficha FAG- 12).
La expansión Ar debe ser menor que
l í mite señalado en l a Recomendación
no ser así, se requerirá d i smi nuir
sión de sobrecompensación Ps (ficha
el valor
2. 4 . S; de
la pre-
FDG-07).
3 . S Limitaciones del procedi miento de cálcu-
lo simplificado
El procedimiento de cálculo presentado en es-
te i nciso sólo es aplicable a l diseño del ca-
jón, para las estaciones deberá realizarse un
análisis que considere los estados de esfuer-
zos efectivos asociados a cada una de las eta-
pas constructivas .
4 . PRESENTACION DE RESULTADOS
El análisis de expansiones y asentamientos se
presentará en una memoria de cálculo, que de-
be contener la siguiente información:
a) Datos del proyecto : localización , dimensio-
nes y geometría de la estructura.
b) Datos geotécnicos : estratigrafía del sitio
(resultados de sondeos de cono eléctrico y
muestreo selectivo) , posición del nivel
freático y resultados de ensayes de labo-
130
ratorio. Definición de la subzona del
lago o de transición de que se trate.
e) Sobrecargas existentes en la  
su magnitud y posición durante el
de construcción del ·cajón.
d) En caso de utilizar un procedimiento de
cálculo d istinto al de esta ficha , se pre-
sentarán los diagramas de esfuerzos efec-
tivos calculados para cada una de las eta-
pas constructi vas, incluy7ndo.redes de
jo y un resumen de l os de
sis aplicados .
e) Expansiones y asentamientos cal culados pa-
ra cada etapa constructiva :
- Asentamiento por bombeo previo
- Expansión elástica inicial
- Asentamie nto por recompresión
- Expansión a largo plazo por absorción de
agua, indicando la presión de sobrecom-
pensaci ón considerada
f) Recopilar información sobre la consolida-
ción regional que ocurra en la zona .
S. BIBLIOGRAFIA
- Cedergren, H R (1977), "Seepage, drainage
and flow nets ", John Wiley & Sons, 2nd edi-
tion , USA
- Terzaghi, K (196 2), "Theoretical Soil Me-
chanics" , John Wiley & Sons, 10th editi on,
USA
- Zeevaert , L (1983), "Foundation engineering
for difficult subsoil conditions" , Van Nos-
trand Reinhold co ., 2nd edition, USA
- Tschebotarioff, G P (1979), "Foundations ,
retaining and earth structures" , Me Graw-
Hill Co ., 2nd edition
- Little , A N ( 1961), "Foundations", E Arnold,
London
TABLA D8-2 EXPRESIONES PARA EL CALCULO DE LA
EXPANSION POR ABSORCION DE AGUA
Zona Condiciones Estratigráficas
Lago
z
B
ii: 3
z
2
=
B
Transición
Símbolos:
z

1
B
z espesor de arcillas expandibles bajo el
fondo de l a excavación
B ancho del cajÓn
Expansión final A f
1.8
mve PsB
1.6
mve Ps
8
m ve Ps Z
mye módulo de expansión vol umétrica
P P
resión de sobrecompensación
S
l.
FDG-09 Recomendaciones para el sistema
de bombeo por gravedad
l. OBJETIVOS
Describir la práctica actual de instalación
de un sistema de bombeo por gravedad, necesa-
rio para abatir el nivel freát i co y así evi -
tar la falla del fondo de la excavación por
subpresión (ficha FDG- 05) , mantener las ex-
pansiones durante la construcción dentro de
los límites tolerables (ficha FDG- 08) y con-
trolar el agua libre para facilitar los tra-
bajos de construcción; en esta f i cha se des -
cribe: a) la geometría y localización de los
pozos, y b) el procedimiento de instalación y
los materiales comúnmente utilizados .
2. CARACTERISTICAS DEL SISTEMA DE POR
GRAVEDAD
2 . 1 Locali zación
El sistema de abatimiento es tá formado por
una ser i e de pozos profundos, que deben atra-
vesar el posible estrato de arena que subyace
el fondo de la excavación , penet rando 1 .5 m
por debajo del estrato (fig 09 -l) .
2 .2 Instalación
Los pozos se perforan con máquina rotatoria,
equipada con una broca del tipo de alet as,
inyectando agua como fluido de perfora ción;
el d iámetro usual es 25 cm. Una vez alcanza-
da la profundidad especificada se lava el po-
zo, hasta que el agua de retorno sal ga limpia
(libre de lodo o arena) .
Posteriormente , en la perforación se coloca
e l ademe ranurado , formado por un tubo d e PVC
de 7.5 o lO cm de diámetro interior, con ra-
nuras de 1 mm, espaciadas 10 mm entre sí ; e l
tubo puede estar ranurado únicamente e n los
6 m inferiores.
El espacio anular entre e l ademe y la pared
del pozo se rellena con gravilla de tamaños
var i ables entre 5 y lO mm, en toda l a longi-
tud del pozo .
Dentro del ademe se instalan bombas de eyec-
tor a una profundidad no menor de 3 m bajo el
nivel del fondo de la excavación, a fin de
garantizar un nivel piezométrico abatido mí -
nimo de l m bajo el fondo; las bombas eyecto-
ras deben tener tubo de inyección de 13 mm de
diámetro y salida de 19 mm. En la fig D9- 2
se presenta la instalación de un pozo .
3. INSTRUMENTACION DE CONTROL
El abatimiento de presión hidráulica se vigi-
la con piezómetros de tipo abierto y neumáti-
co ( fir.has FIC-01 a 03), c uyos bulbos se ins-
ta l an a la mi tad del espesor de cada estrato
de arena ; la excavación podrá ini c iarse úni -
camente c uando se haya alcanzado el abati -
miento especificado.
CORTE
B.O
Muro
. .     ' .. . · ·:
.._ ..
+-Pozo

Muro
+
1 • • •
Acot en m
PLANTA
FIG D9- 1 LOCALIZACION DE POZOS DE Büi"-ISED
4. APLICACION
4 . 1 Casos e n los que no se requiere bombeo
previo
a) En un sitio cuya i nformac ión estratigráfi-
ca demuestre que l a estabilidad general de
la excavac1on es admisible y que la pre-
sión debida al peso propio de la arcilla
es por lo menos 1 . 2 veces la presi ón de
poro existente en el estrato permeable más
cercano al fondo, se puede concluir que l a
excavación será estable aun sin apl i car
ni ngún sistema de abatimiento previo.
b ) En un sitio en que no s e presenten lentes
de arena y se demuestre que la estabilidad
del fondo y del talud de ataque sean admi -
sibles, l a excavación se puede realizar
sin bombeo previo .
4.2 Casos en l os que se requi ere el bombeo
previo a l a excavación.
a) En un sitio en e l que no se cumpl e la con-
dición de estabilidad del fondo, se pueden
seguir dos caminos:
132
Instalación de un pozo
+Descor90
lnyecdc!n
Nivel hldrodinóm/co
~
Vólvulo
Ademe
1--
A
"*"--Bombo de t)'tCior
(Ver detalle) CORTE A-A
DETALLE DE LA BOMBA
DE EYECTOR
FIG D9-2 CARACTERISTICAS DE LA HJSTALACION DE UN POZO DE BOMBEO
- Modificar la geometr1a de la excavación
y/o
- Abatir previamente las presiones de poro
en la masa de arcilla como una forma de
evitar la pérdida parcial de su resi s -
tencia al corte por efecto de la expan-
sión acompañada de la absorción de agua.
Cuando e.l bombeo pOli. gJta.ve.dad no óe.a e.ó.(.ue.n-te. paJta..
aba.tút lM plte.ú.onu de. pollo, podlu1 lte.que.JUMe. e.l e.m-
ple.o de. bombeo e.le.cM.oóm6Uco ( ó.(.c.lta. FVG-1 O) .
b) En un sitio en el que existan uno o m ~ s
estratos permeables que requieran del aba-
timiento de la presión de poro para evitar
la falla por subpresión, puede recurrirse
al empleo de pozos de alivio o bombeo por
grave d ad. Al 6.(.na.l de. la. c.onó.tltuc.u6n loó pozoó
de. alivio o de. bombeo de.be.n óella.!tóe., v ~ n   o que.
no queden dlte.nu c.one.cta.doó a.l in-te.Jtiolt de.l c.a.j 6n.
FDG-1 O Estabilización de excavaciones
con abatimiento electrosmótico
l. OBJETIVO
Describir los criterios de diseño, operación
y control de sistemas de abatimiento del ni-
vel piezométrico con el auxilio de electrós-
mosis, en casos de estabilidad critica de las
excavaciones para el cajón del Metro en las
arcillas blandas de la zona del lago.
2. PRINCIPIOS EN QUE SE BASA EL SISTEMA
La aplicación de un potencial eléctrico con-
tinuo a una masa de arcilla blanda y satura-
da, en conjunto con un sistema de bombeo a
base de pozos profundos, acelera el flujo del
agu¿ del s uelo hacia los pozos y con ello se
acorta considerablemente el tiempo necesario
para alcanzar el abatimiento de la presión en
el agua de la arcilla, previamente al inicio
de la excavación.
El abatimiento electrosmótico previo
en la masa de arcilla los siguientes
favorables:
produce
efectos
- Elimina las fuerzas d e fi ltración a scendeu-
tes que contribuyen impo rtante me n t e a la
expansión del f ondo , la cual se produce
cuando se emplea n s istemas tradicionales de
achique de las filtrac ione s, bombe ando des-
de el interior de la excavac ión
Evita la di s minuci ón de la r e sis t e ncia al
corte de las arcillas produc ida por la ab-
sorción de agua que a compaña a la expansión
del fondo de la excavación.
Al eliminar o reduc ir la presión inicial en
el agua de los poros de l s ue l o antes de e x-
cavar, aumentan los esfuerzos efectivos y
con ellos l a resistencia al corte, lo que
mejora las condiciones de estabilidad del
fondo y de los taludes de la excavac ión
Estos tres efectos simultáneos se suman y ha-
cen posible efectuar excavaciones seguras en
condiciones de suelos que resultarian inesta-
bles si se excavaran con métodos c onvenciona-
les.
3 . DISEÑO DEL SISTEMA
El diseño tiene por objeto definir:
- Distribución y profundidad de instalación
de los pozos cátodo y de los ánodos en la
planta de la excavación
- Profundidad de los pozos-cátodo
- Profundidad de abatimiento
- Gradiente de potencial eléctrico
- Tiempo de bombeo previo a la excavación
- Instrumentación de control de la excavación
y de operación del sistema
3.1 Distribución· y profundidad de instala-
ción de pozos cátodo y ánodos
La distribución de electrodos, en planta, pa-
ra un cajón tipo se muestra en la fig Dl0-1.
3.2 Profundidad de abatimiento
El abatimiento del nivel freático ha deberá
se:..
donde
(Dl0-1)
YHe esfuerzos totales inciales al nivel
máximo de excavación
Yw peso volumétrico del agua
En la mayor!a de los casos, esto se logra co-
locando las bombas eyectoras a una profundi-
dad ha + 3 m, como muestra la fig 010-1.
133
1--- -- B
l+l
T

'-------Borro ánodo
CORTE A ·A

    \..Piezómetro neumóti/
+ o + -9-
o j_ .5
.. ··. . . ·.. .. . . · .. · · .. .,_._ ._ .. _._.. . ··-...•. - . ... ..
·. : • . : . ..,, : : . ··. ". ": ...
Muro
PLANTA
Acotaciones, en m.
FIG 010-1 LOCALI ZACION DE POZOS CATODO Y BARRAS ANODO
3.3 Gradiente de potencial eléctrico
El gradiente de potencial medio ie se define
por la expresión:
donde
V
l.
V
.e.
(Di0-1)
diferencia de potencial aplicada
entre los electrodos, en volts
distancia entre ánodos y cátodos,
en cm
Los mejores resultados en las arcillas del
Valle de México se obtienen con gradientes
comprendidos entre 0 . 15 y 0.2 volts/cm.
3.4 Tiempo de bombeo
El tiempo de operación del sistema es fun-
ción: a) de la velpcidad de abatimiento alcan-
zada y de la profundidad de abatimiento total;
b) del programa de colados y colocación del
relleno. se requieren de 5 a 10
d!as de tratamiento previo a la excavación
obtener el abatimiento deseado, asf como
7 dfas después de coladas las losas de
techo, antes de suspender e l
y · estos tiempos es
Para .
3
) 1
talar piezómetros   os
Ó
' t rcillosos con el de las
dep os a ' · 6 d
velocidades de abatimiento y n e
presiones de poro.
3
.s Instrumentación
a) control de la se.requieren
bancos de nivel   FIC-
05) bancos profundos colocados 1 m bajo
el fondo de la excavación (ficha FIC-06) y
piezómetros neumáticos (ficha FIC-03), con
una distribución semejante a la mostrada
en la fig Dl0-1.
b) control de la operación del sistema. Se
requieren las siguientes mediciones de con-
trol:
- Voltaje e intensidad de corriente
- Presión de inyección del sistema de bom-
bas eyectoras
- Gasto total extraido
- Lecturas piezométricas
Los resultados de las mediciones se presen-
tarán en gráficas que se mantendrán actuali-
zadas al dia, para su oportuna interpretación
y análisis .
4. INSTALACION Y OPERACION DEL SISTEMA
La instalación de un sistema e lectrosmótico
para abatir la presión del agua de los poros
en arcillas se realizará como se muestra en
la fig Dl0-1 .
Los electrodos negativos (pozos-cátodo) se
instalan en perforaciones de 25 cm de diáme-
tro, llevadas hasta una profundidad de 4 m
bajo el nivel de abatimiento especificado; los
pozos se perforan de la misma manera que en
un' sistema de bombeo por gravedad (ficha FDG-
09). Dentro de cada pozo se ins tala el elec-
trodo, formado por un tubo ranurado de acero
negro cédula 40, de 10 cm de diámetro, envuel-
to en dos capas de malla de mosquitero o una
de geotextil ( fig Dl0-2). El tubo va provis-
to de tres ángulos de 1" x 1" x 3/16", solda-
dos mediante soleras de 1 l/2" x 1/4", espa-
ciadas a cada 50 cm a lo largo del tubo; estos
ángulos proporcionan el contacto eléctrico
con la pared del pozo, como muestra la sec-
ción transversal de la fig Dl0-2.
Dentro del tubo ranurado se instala una bom-
ba eyectora que abate el nivel del agua en el
pozo hasta una profundidad de 3 m bajo el ni-
vel de abatimiP.nto minimo especificado.
Intercalados entre los pozos-cátodo se insta-
lan los ánodos (fig Dl0-1); estos electrodos
positivos son varillas de acero, corrugadas o
lisas, de 3/4" de diámetro, hincadas hasta la
misma profundidad que los pozos-cátodo.
134
Ademe
ranurado
Solero
CORTE A-A
+Descargo
Angula
$:>!el' O
ronurodo
BonlbO ese eyectOf
TuberÍa de inyección
Tubet'Ío de descargo
Filtro
Nivel llidrO<IinÓmico

VÓlVUlO
BOMBA DE EYECTOR
FIG Dl0-2· CARACTERISTICAS DE LA INSTALACION DE UN POZO
DE BOMBEO ELECTROSMOTICO
Las barras para los ánodos deben protegerse
con pintura epóxica en los tramos que estarán
e n cont acto con capas de arena , para evitar
su corrosión electrolfti ca y prolongar su du-
ración si n perder el bÚen contacto eléctrico
con el suel o. Las bombas eyectoras se pon-
drán en funcionamiento al mismo t iempo que se
conectan l os electrodos a la fuente de co-
rriente continua , teniendo especial precau-
ción de verificar l a correcta polaridad (los
a la terminal negativa y las barras a
la positiva); el potencial eléctrico V deberá
generar un gradiente e l 6ctrico me dio ic., de
0 . 15 a 0.20 volts/cm. La velocidad de abati-
mi ento del ni vel freático se verificará me-
diante pi ezómetros neumáticos; no se deberá
comenzar a excavar antes de alcanzar e l nivel
de abatimiento mfnimo especificado.
5. APLICACION
La experiencia en la ejecución de excavacio-
nes profundas en las arcillas del Val l e de
México ha demostrado que , cuando e l factor de
seguridad contra falla general del fondo (FS) f
es menor de 1.5¡ la magnitud de los movimien-
tos de expansión del f ondo y de l os asentamien-
tos superficiales comienzan a tener canse -
135
c uen7iab no deseables. Estos movimi entos son
  criticas cuando el fac tor de
  es . 1. 25 o menor , pues en tale _
se el riesgo de con
neral de la excavación, se dificulta el
do d7 la del fondo y se generan daños de
a estructuras
0
;n t 1 ·
• •
4
s a
cercanas, Es en estos ca
d 1 b
· 1 · . sos cuan-
o a esta electrosmótica
1 . . resu ta
y ventaJosa en la ejecución d
1
obra. e a
6. BIBLIOGRAFIA
- Casagrande, Leo (19.52), "Electro-osmotic
stabilization of soils", Journal Bastan
Soc . of Civ. Eng; January, USA
- Tamez E y Flamand C (1963), "Electrósmosis
aplicada a la construcción", Solum, s . A.;
Publ . interna No. 5
Luis Castillo E y Lagartigue G (19 63) "Tra-
t ami ento electrosmótico de los de
la Tesorerfa de la Nación y Tratamiento Elec-
trosmótico para la excavación de la c i men-
tación del edificio insignia del conjunt o
urbano Nonoalco-Tlatelolco", Solum, S.A.;
Publ. interna No . 7, México
FDG- 1 1 Programa de instrumentación
l. OBJETIVO
Observar e l c omportamiento de l a masa de sue-
lo en la que se excavó un cierto tramo del
caj ón del Metro , a través de la determinación
de : a) la evolución con el tiempo de las de-
formaciones verticales y horizontal es , en los
puntos más r epr esentati vos de esa masa de
suelo , y b ) l a vari ación con e l tiempo de la
presión de poro en los estratos más signifi-
cat i vos , para estimar la evolución de l os e s-
f ue rzos efectivos de la masa de s uelo, confor-
me a l progreso de la cons trucc ión.
2 . ALCANCE
La instrumentación del suelo que rodea al ca-
jón del Metro sirve par a: a) verificar que l a
construcc ión se real i ce dentro de l a seguri-
dad proye ctada , as! como para advertir e l de-
sarrol lo de condiciones de inestabilidad, y
b) obtener información básica del comporta-
miento del sue l o , que comparado con e l previs-
to en el diseño , permi ta concluir sobre la
confi abilidad del diseño, detectar errores y
fundamentar modificaciones en los análisis y
en la construcción.
3 . DE LA INSTRUMENTACION
La instrumentación se debe diseñar siguiendo
un proceso racional integrado por los siguien-
tes aspectos:
a ) Definir con detalle qu6 objetivos precisos
se pretenden aclarar y qué vari ables se.
deben medir.
b) Hacer una evaluación previ a del orden de
magnitud que alcanzan las variabl es por me-
dir ; para ello, s e hará un análisis preli-
minar del problema.
e ) Elegir cuidadosamente los instrumentos que
se utilizan, comprobando que su precisión
sea significativamente menor que l a magni -
tud de las variables que se medirán. Los
instrumentos más aplicables para el cajón
de Metro se anotan e n la tabla Dl0-1, jun-
to con su precisión; l a inst alación de otro
tipo de instrumento debe quedar sujeta a
que se justifique s u utilidad.
d) El número de instrumentos que conviene ins-
talar se describe más adelante.
4 . RECOMENDACIONES
4 .1 Número de instrumentos
Las caracterfsticas del subsuelo y de la es-
truc tura son los factores fundamentales par a
la definición del número de instrumentos; es
admitir que este número sea redu-
136
TABLA Dll-1 PRECISION DE LOS INSTRUMENTOS
INSTRUMENTO
Testigo superficial
Testigo en muros
Bancos de nivel profundos
Piezómetros abiertos
Piezómetros neumáticos
PRECISION
2mm
2 mm
2 mm
2 cm
10 cm
COMENTARIOS SOBRE LA PRECISION
Se alcanza sólo cuando se rea-
lizan las nivelaciones con el
equipo adecuado y personal en-
trenado
Se alcanza cuando la instala-
ción es muy cuidadosa
Se logra utilizando una sonda
adecuada
Se alcanza utilizando un manó-
metro diferencial de mercurio
Inclinómetros 0.5 a 0.15 cm Puede no alcanzarse cuando la
tuberia del inclinómetro no se
adapte a las deformaciones del
suelo
cido, no solo por su costo , sino también por-
que el exceso de instrumentos resulta conflic-
tivo para la construcción¡ el exceso de ins-
trumentos conduce a información repetida y a
veces irrelevante. A continuación se hacen
recomendaciones generales sobre la definición
del número de instrumentos.
Re6Vtettc.AA.-6 SupeJt6-(.cúttu (FIC-05). Estos dis-
positivos son de gran utilidad, económicos y
casi no interfieren durante la construcción;
en la tabla Dll-2 se propone un criterio para de-
finir el número que debe instalarse .
P.iezóme.tto<dFIC-01, 02 y 03). En la tabla Dll-3 se
describe con detalle el criterio de aplica-
ción de estos dispositivos , separando las eta-
pas de exploración y de construcción, y por
el tiempo de respuesta de cada tipo de piezó-
metro.
8anco6 de túvel p11.06wtd06 (FIC-06). Estos dispo-
sitivios se instalarán a lo largo de la linea
con separación de 2 a 3 km.
1nclin6mUJW6 (FIC-08). La utilización de estos
aparatos debe estar justificada técnicamente
. ·- ·· --     nrPliminar de laS deforma-
ciones horizontales que podrlan presentarse;
esto tambié.'"l es indispensable para seleccio-
nar el tipo de inclinómetro que se requiere
para cada caso particular , buscando que la
precisión sea significativamente menor que la
magnitud de la deformación horizontal que se
desarrollará. Las mediciones con inclinóme-
Zona
Lago
A. TESTIGOS SUPERFICIALES
No . de lineas
de colimación
2 a 4
*separación en-
tre testigos ,
en m
10
Transición baja 2 a 4 10
Transición a l ta 2 20
Lomas 2 50
*En los casos de edificios cercanos importan-!
tes, se instalarán tres testl.gos adicionales, 1
distribuidos en la longitud del lado parale-
lo a la excavación, o bien a cada lO m
B. TESTIGOS EN MUROS
.... __ ...,. __
-----------
0 que puedan sufrir daños; el minimo
será de tres en cada muro y la separación má-
xima será de 10 m
TABLA D11-2 NUMERO DE REFERENCIAS
SUPERFICIALES
tros pueden estar afectadas por errores del
sistema electrónico de medi ción y porque la
tubería vert i ca l tenga problemas de interac-
ción con el s ue lo q ue la circunda .
137
FIC- 01 a 09, en las que también
la frecuencia de las mediciones .
5. COHENTARI O
s e
4 .2 I nstalac ión y mediciones
Los instrumentos y dispositivos de medición
se deber. instalar siguiendo las recomendacio-
nes prec isas que se describen en l as fichas
La información que se recopile con la instru-
debe ser constantemente exami nada e
  para asegurar se que se obtiene
con el la l a utilidad que se consider ó inicia_l
mente .
TABLA Dl l-3 NUHERO DE ESTACIONES PIEZOHETRICAS
EXPLORACION (1)
CONSTRUCCION ( 2)
2 a 3 E en
cada e stación
LAGO 1 E en cad a es tación del Hetro
1 E a cada 150 m de l ínea
<C
TRANSICION BAJA 1 E en cada estaci ón 2 E en cada estac ión
z
o
1 E a c ada 200 m de línea
:>J
TRANSICION ALTA l P en cada estación 1 P a cada 200 m
LmlAS Sól o s i hay acuíferos sólo si hay acuíferos
E: Es tación piezométrica con tres a cuatro celdas de medición
P: Es tación piezométrica con una sola celda de medición
Notas: ( 1) Preferentemente se instalarán piezómetros abiertos hincados FIC-02
e n las capas permeables; s i no las hay , se instalarán piezóme-
tros neumáticos (de membrana)
( 2) En s itios donde se requiere controlar la subpresión en estra-
tos permeables, se podrán utilizar piezómetros abiertos ; en si-
tios donde se requiere abatir la presión de poro se instalarán
p i ezómetros neumá ticos.
TABLA Dll-4 CARACTERISTICAS DE LOS INCLINOHETROS
TIPO DE CARACTERISTI CAS PRECISION OPTIMA DE
INCLINONETRO CELDA 1 EN 20 m
sonda de medi c ión des lizante instr umen-
CONVENCIONAL tada con potenciómetros o deformímetros 5.0 mm
eléctri c os
DE PRECISION
Sonda de medición deslizante instrumen-
2.0 mm
tada con acelerómetros
IN SITU ( 2)
Sonda de medic ión en serie, instaladas
0.5 mm
permanentemente en una perforación
NOTAS: ll El err o r común probable es de dos a tres veces la precisión
LA
r

1 •
. .
..
. C: RECOMENDACIONES GEO·TECNICAS.
• REQUISITOS QUE DEBERAN CUM.PLIR
LOS ESTUDIOS GEOTECNICOS . ·
. .
..
..
. .
C: RECOMENDACIONES GEOTECNICAS
1 . ANTECEDENTES
Información básica. La información técnica
que COVITUR debe proporcionar al proyectista
de Ingeniería Civil de una cierta línea del
Metro debe incluir: alternativas de ubicación
de la lÍnea, soluciones estructurales admisi-
bles , perfil preliminar de operación , ubica-
ción de estaciones, procedimientos de cons-
trucción factibles , información geotécnica
disponible y comentarios sobre el comporta-
miento de lÍneas en condiciones similares .
Estudio geotécnico . El proyectista planeará
el estudio geotécnico apoyándose en la infor-
mación básica y en e l conocimiento que se
tiene de las características del subsuelo en
la Ciudad de México .
La secuencia ordenada de las etapas de traba-
jo que se deben seguir en un estudio geotéc-
nico se presenta en la fig C-1. Esencialmen-
te consiste en adoptar e l criterio c l ásico
de la mecánica de suelos : pr imero se realiza
la exploración del sitio para conocer con
detalle la estrat i grafía y estimar las pro-
piedades mecánicas de los suelos ¡ con esta
información se puede hacer el análisis geo-
técnico pr eliminar de las alternativas posi-
bles , que a su vez permite definir los aspec-
tos más significativos de cada solución con-
siderada . Tomando esta nueva información
como base, se pueden identificar los objeti-
vos de las mediciones piezométricas, del
muestreo inalterado y de las pruebas de labo-
ratorio necesarias para efectuar el diseño
geotécnico definitivo. Adicionalmente se
observa el comportamiento de las estructuras
ya construidas, para validar o modificar los
criterios de diseño .
2. ZONA DEL LAGO
2. 1 EXPLORACION GEOTECNICA
2.1 .1 Campaña de expl oración
Objetivos . Determinar con precisión la es -
tratigrafía a lo largo del proyecto de la
línea del Metro , conocer las condiciones de
presión del agua del subsuel o y obtener una
estimación prelimi nar de las propiedades me -
cánicas de los suelos . Esta informaciÓn hace
factible el análisis geotécnico preliminar
del problema, lo que a su vez permite funda-
mentar los objetivos y alcances de la etapa
de muestreo inalter ado posterior.
Técnicas aplicables. La exploración se debe
iniciar con el reconocimiento de la línea,
para programar los sondeos con cono e léctrico
(ficha FEG.-05) de 2 t on de ca pacidad que es
la herram1enta que facilita la exploración
en l os suelos del lago , porque permite defi -
nir con precisión la estratigrafí a del sitio
basándose en la resistencia de punta q :
, ' e'
ademas, s u notable eficiencia reduce signifi-
cativamente el tiempo de ejecución en compa-
raciÓn con las técnicas tradicionales . La
gráfica de variación de resistencia de punta,
qc, con la profundidad , hace factibl e racio-
nalizar la etapa de muestreo inalterado (fi-
chas FAG-01 y FAG-02) con un criterio selec-
tivo y precisar el programa de pruebas de
laboratorio.
Programa de sondeos . El número y profundidad
de los sondeos serán de acuerdo con l a tabla
C-2 . 1 .
Información complementaria . Un aspecto de
la exploraciÓn consistirá en recopilar t oda
la información que afecte a l diseño, cons-
trucciÓn y comportamiento de la estructura,
como son: a) pozos de extracciÓn de agua,
b ) tipos de cimentaciones y características
de las estructuras vecinas al trazo de l a l Í -
nea , y e) restos de cimentaci ones antiguas .
Una técni ca alterna es la penetración están-
dar, complementada con numerosas determina-
ciones del contenido de agua y de los l Í mites
de consistencia de las muestras recuper adas,
fic has FEG- 07 , FAG- 05 a FAG-07 . Esta técnica
al t erna es poco recomendable debido a su l en-
titud y elevado costo.
Las condiciones d e presión del agua se deter -
mi na n de manera confiable con piezómetros
abiertos ( fichas FIC-01 y 02), localizados
en los estratos per meables ¡ los piezómetros
neumáticos ( FIC- 03) tienen como limitante que
s u instalación y operación es compleja .
2 . 1 . 2  
Objetivo . La información de los sondeos de
exploración debe servi r para definir los es-
140

timación
1 EXPLORACION GEOTECNICAJ o
nto de la estratigrafía y es-
de las propiedades mecánicas
los de l os sue
1 GEOTECNICO PRELIMINAR 10 Selección de las alternativas posibles
MUESTREO INALTERADO
Conocer las
SELECTIVO
o
propiedades
mecánicas
PIEZOMETRIA
Conocer e l estado de
esfuerzos del subsue-
lo PRUEBAS DE LABORATORIO
del suelo
l GEOTECNICO DEFINITIVO J
o
  DE LA ESTRUCTURA J o
De
la
ci
finir las características de
estructura y dar recomenda-
enes de construcción
Verificar hipótesis y/o modi-
ficar los criterios de diseño
FIG C-1 . ETAPAS DE UN ESTUDIO GEOTECNICO
TABLA C2-l. NUMERO Y PROFUNDIDAD DE LOS SONDEOS DE EXPLORACION
EN LA ZONA DEL LAGO
e a S O NGmero mínimo de Profundidad
Un sondeo principal a cada 500 m. En sondeos principales,
Donde se justifique, se harán in- ' cuatro veces el ancho
termedios de verificación del cajón**
A lo largo de la línea
En sondeos intermedios
de verificación, dos y
media veces el ancho del
cajón**
Hasta donde la estruc-
Cruce con antiguos canales 1
tura del Metro modifi-
que significativamente
En cada estación
1
el estado de esfuerzos
Próximo a estructuras im-
en el subsuelo
portantes* 1 a 2
Cruce con otras lineas del
Metro. 1
* Edificios, drenajes y líneas de alta tensión
** O hasta encontrar la primera capa dura, si esta profundidad es menor
J
'
tratos característicos de los suelos de la
Zona del y sus espesores (ver Capítulo
de GeolÓgicos)¡ además , se debe
obtener en forma aproximada la resistencia
al corte y deformabilidad de los suelos .
Técnicas aplicables. La interpretación grá-
fica de la estratigrafía definida con pene-
trómetros se ejemplifica en las fichas FEG-05
a 07 .
2.2 DISENO GEOTECNICO PRELIMINAR
2.2.1 Definición del problema
Con la información de la exploración geotéc-
nica , tanto de la estratigrafía como de la
determinación indirecta de las propiedades
mecánicas de los suelos, se efectuará un aná -
de soluciones factibles ,
considerando los siguientes aspectos: a) es-
tabilidad general de la excavación , b) empu-
jes horizontales sobre los muros, e) estima-
ción de expansiones o asentamientos, y d)
definición de la neces idad de abatimiento del
nivel freático durante la construcciÓn y va-
lor admisible de las subpresiones .
La importancia de este análisis radica en que
facilita la comprensión del problema , define
la importancia de la costra dura y de los
suelos blandos que la subyacen , y precisa qué
información geotécnica de detalle se debe
obtener . Las conclusiones respectivas deben
fundamentar y detallar: a) el programa de
sondeos inalterados de tipo selectivo, b) las
técnicas de muestreo inalterado que deberán
seguirse, e) el programa de instalación de
estaciones piezométricas, incluyendo la se-
lección del tipo de celdas más adecuadas, y
d) el programa preliminar de trabajos de
laboratorio.
2.2.2 Soluciones factibles
Las características estructurales del Metro
necesitan ser concordantes con la estratigra-
fí a y propiedades de los suelos. Los dos
tipos principales de estructuras que podrán
adoptarse son : el cajÓn con muros milán y el
cajón con tablaestaca hincada. Ambas son
adecuadas para los suelos blandos del lago,
particularmente en los sitios donde existan
estructuras vecinas cercanas .
2.3
INFORMACION GEOTECNICA DE DETALLE
2 . 3;1 Instrumentación de exploración
Objetivo. La instrumentación para la etapa
de proyecto se enfocará a de mane-
ra precisa las condiciones piezometricas del
subsuelo, con el fin de conocer la distribu-
ción de esfuerzos •efectivos con la profundi -
dad, necesaria para el diseño geotécnico de-
finitivo .
Programa de actividades. Se instalarán esta-
ciones piezométricas compuestas de un tubo
de observación del nivel freático , y un mÍni-
mo de tres piezómetros; el número de celdas
141
Y la profundidad m1.n1.ma de instrumentación
en cada caso se define en la tabla e 2-2 .
Técnicas La posición del nivel
del se determina con tubos de
observac1.on (fl.cha F.IC.-04) localizados dentro
de la costra superf1.c1.al, las condiciones de
presión en el agua del suelo se obtienen con-
fiablemente con piezómetros abiertos (fichas
FIC-01 y 02), instalados en los estratos per-
meables. Los piezómetros neumá ticos (FIC-03)
tienen como limitante lo complejo de su ins-
talación y operación; sin embargo, son los
Únicos que operan confiablemente en estratos
arcillosos .
2.3 . 2 Muestreo inalterado
Objetivo. Recuperar muestras de suelo con
un mÍnimo de distorsión en el acomodo estruc-
tural de sus partículas, para realizar poste-
riormente pruebas confiables de resistencia
y deformabilidad en el laboratorio.
Programa de actividades. Con la información
estratigráfica obtenida en la etapa de explo-
ración geotécnica (inciso 2.1), el ingeniero
diseñador definirá el de
  donde especificará claramente el
número y profundidad de los sondeos , profun-
didad de cada una de las muestras selectivas
a obtener, así como el tipo de muestreador
más adecuado para cada estrato. Al formular
el programa se tomará en cuenta que en todas
las muestras deberán realizarse pruebas de
resistencia y compresibilidad; por tanto, no
se obtendrán muestras que no se requieran pa-
ra ese propÓsito . El avance de la perfora-
ción sin muestreo se aclara en las fichas
FEG-08 y 10.
Técnicas aplicables. El muestreo de las ar-
cillas blandas cuya resistencia por punta con
cono eléctrico, qc, sea menor de 20 kg/cm
2
se
realizará con tubo shelby de 10 cm de diáme-
tro mínimo (ficha FAG-01); en arcillas con
qc > 20 kg/ cm
2
y en lentes duras se utilizará
el tubo dentado de 10 cm de diámetro (ficha
FAG-02). En la costra superficial, el Único
procedimiento de muestreo inalterado confia-
ble es el labrado de muestras cúbicas en po-
zos a cielo abierto (FEG- 04); en algunos ca-
sos, podrá intentarse el empleo de barriles
muestreadores de rotaciÓn y de diámetro gran-
de (mayor de 20 cm).
2.3.3 Pruebas de laboratorio
Objetivo . Obtener los parámetros de resis-
tencia al corte y los módulos de deformación
en muestras inalteradas, necesarios para el
diseño geotécnico definitivo.
Programa de actividades . El ingeniero dise-
ñador definirá el programa de pruebas mecáni-
cas a realizar en todas las muestras obteni-
das; en cada caso se especificará claramente
el procedimiento (presiones confi-
nantes , secuencia de aplicación y magnitud
de incrementos de carga) , en función de las
características del proyecto , condiciones es-
142
TABLA C2-2.
NUMERO y PROFUNDIDAD DE INSTRUMENTOS DE LAS ESTACIONES
PIEZOMETRICAS EN LA ZONA DEL LAGO
caso
NG.mero minimo de estaciones Profundidad de
instrumentación
de la
Una en cada Estación de la linea. Se instalarán piezómetros has-
A lo largo
linea
Donde se requiera se instalarán ta una profundidad igual a cua-
estaciones de veri- tro veces el ancho del cajón*
ficación
cruce con
antiguos
1 Hasta donde la estructura del
canales
Metro modifique significativa-
Próximo a estructu-
1
mente el estado de esfuerzos
en el subsuelo
ras
importantes**
• El tipo de piezómetros y profundidad de instalación se definirán de haber rea-
lizado los sondeos de exploración, como se recomienda en las fichas FIC-01 a 03
•• Edificios , drenajes y lineas de alta tensión
tratigráf icas y piezométr"icas , así como de
la c alidad de las muestras (que se presenta
en la tabla D2-2 del CapÍtulo Supervisión de
los Trabajos de Laboratorio.
Técnicas aplicables. En las fi chas FAG-08
a 11 se resumen los procedimientos de prueba
de mayor aplicaciÓn ; la e jecuc ión de o tro
tipo de pruebas no convencionales, por ejem-
plo pruebas dinámicas, requerirán de una jus-
tificación técnica.
2.4 GEOTECNICO DEFINITIVO
2.4 .1 Perfiles y cortes geotécnicos
Objetivo. Elaborar un corte geotécnico a lo
largo del tramo e n estudio; integrado por
todos los perfiles geotécnicos de los sondeos
realizados , donde se resuma: a) la clasifica-
ción de los suelos, b) e l tipo de muestreado-
res y las profundidades en que se emplearon,
e ) los resultados de los sondeos con cono
  d) las propiedades mecánicas, in-
dicando la profundidad de la muestra y el
tipo de prueba , y e ) las condiciones piezomé-
tricas. Con base en esta información deberá
presentarse una interpretación estratigráfi-
ca, señalando claramente las fronteras entre
los estratos característi cos . Es indispensa-
ble contar con este corte geotécnico para
realizar el diseño defi nitivo del tipo de
cajón más adecuado (FDG-01 ).
2.4.2 Empujes horizontales
Objetivo. Determinar la distribución de em-
pujes sobre el muro ·de contención durante la
construcción y funcionamiento de la estructu-
ra en cajón, ide ntificando claramente las
condiciones de trabajo más. crÍticas en cada
etapa de la vida Útil del cajón .
Datos para análisis. Se considerarán los si-
guientes factores: a) la estratigrafía y pro-
piedades mecánicas de los suelos, b) la solu-
ción estructural, e) la distribución y magni-
tud de sobrecargas en la superficie, y d) el
procedimiento constructivo más conveniente .
Técnicas aplicables. Durante l a construcción
puede estimarse l a distribución de e mpujes
con la soluciÓn de Rankine, modi ficada de
acuerdo con el criterio desarrollado por Peck
para t omar en cuenta l a presencia de más de
un estrato ; por otra parte , las presiones
sobre el muro a largo plazo corresponderán
al estado de reposo del suelo. La experien-
cia en la Ciudad de México se resume en la
ficha FDG-02 para las zonas del lago y de
transición.
2.4.3 Estabilidad de la excavaciÓn
Objetivo. Estimar los factores de seguridad
contra l a fal l a de la excavación e n las dis-
tintas etapas de la construcción, consideran-
do los siguientes mecanismos de fall a : a) ge-
nera l de fondo, b) por subpresión
1
e) por em-
potramiento del muro de contenc i on , y d) del
talud de avance o cabecero. Con estos análi- .
sis se definirá la longitud de cada uno de
l os tramos del muro, la secuencia de e xcava-
ción y el número de niveles de troquelamien-
to.
Factores de seguridad permisibles . Los valo-
res minimos permisibles para cada mecanismo
de falla se presentan en la tabla C2 -3.
Datos para análisis . Además de lo indicado
en 2.4.1, deberá contarse con información
piezométrica detallada del sitio y con un
diseño estructural preliminar del muro de
contención.
J
) 1
(
143
TABLA C2-3. FACTORES DE SEGURIDAD MINIMOS CONTRA FALLA DE LA EXCAVACION
ZONAS DEL LAGO Y TRANSICION BAJA
Hecanismo de
a l
Falla genera l de fondo (FS) f
;:
(FS) f <:
b) Falla del fondo por sub- (FS)
5
;:
presión
e) Falla por empotramiento (FS)P  
del muro de contención
d) Falla del talud de a van- (FS) t
;:
ce o cabecero
(FS)t <:
(FS)t ::
Técnicas aplicabl es . En los análisis de es-
tabilidad deberá considerarse el efecto tri-
dimensional que se genera al excavar eñ tra-
mos de pequeña y mediana longitud; en la
ficha FOG- 05 se r esumen los criterios de aná-
lisis aplicables a las zonas del lago y de
transición y en l as FDG-08 y 09 l as recomen-
daciones más significativas que deben consi-
derarse para la aplicación de un s i stema de
bombeo por gravedad o electrosmótico (ver i n -
ciso 2.5.3), en especial en aquellos casos
en los que la subpresión e n estratos de arena
o la baja resistencia a l corte de las arci-
llas produzca factores de seguridad por fal l a
de f ondo menores que los recomendados e n la
tabla e 2-3.
2 . 4 . 4 Análisis de la sobrecompensación y de
la f lotación
Objetivo. Determinar las presiones de sobre-
compensación y de flotación que actuarán du-
rante l a vida Útil del cajÓn , para verificar
que las expansiones en la superficie a largo
plazo no afecten e l funcionamiento de l a LÍ-
nea ni e l de las instalaciones vecinas.
Valores admisibles . La presión de sobrecom-
pensacion en cajones de dos o tres vías no
deberá exceder los lÍmites de la tabla C 2-4.
En todos los casos se verificará que la mag-
ni tud de la expansión a largo plazo no exceda
Factores de seguridad
minimos (FS)
1.7 Cuando existan
edificios
susceptibles
de sufrir daños por
asentamientos ,
en
una distancia igual
al ancho de,
l a
excavación
1. 5 En los otros casos
1.3
1.5
1.5 Si el ciclo de
excavación-colado
de
l osa es menor de 48 horas.
1.7 Si e l ciclo de excavación-colado
es
mayor de 48 horas.
1. 3 Si en e l anlUisis de estabilidad se
considera la pérdida gradual de re-
sistencia de las arcil l as con el t i em-
po y el efecto tridimensional (la co-
hesi6n a utilizar en los análisis val-
drá e ' = 0.8 e ) •
TABLA C2-4. VALORES ADMISI BLES DE LA PRE-
SI ON DE SOBRECOMPENSACION, P
5
Subzona
Ps
máx , en t/m
2
Lago Vi rgen 1. 5
Lago Centro I 2.0
Lago Centro II 2.5
los lÍmites señalados e n el párrafo 2. 4. 5.
Asimismo, debe revisarse que la presión hi-
drostática al nivel del fondo de la excava-
ción, no exceda del 70% de la presión media
trans mitida por el peso de la estructura y
rellenos a ese mismo nivel .
Datos para análisis . Además de lo indicado
en 2 .4.1, se requiere informaci ón piezomét ri-
ca detallada del sitio.
Técnicas aplicables. El procedimi ento de
dilculo se basa en la determinación de los
esfuezos verticales y de la presión de poro
al n ivel del fondo del cajÓn ( ficha FDG-05) ,
así como en la estimación precisa de la mag -
nitud de cargas permanentes , tales como e l
peso del cajón , plantilla , balasto y relle-
nos .
,
2.4 . 5 Análisis de expansiones y asentamientos
Objetivo. Estimar las expansiones y asenta-
mientos de cada una de las et.apas, c<;>nstructi-
vas del cajÓn durante su v1.da ut1.l i en el
cálculo se analizarán las siguientes
ciones: a) el asentamiento por bombeo prev1.o,
b) la expansión inicial a s ociada a la
ciÓn e) el asentamiento por recuperac1.on de
las ' expansiones ocurridas.   la c<;>ns-
trucción, y d) la expans1.on d1.ferida f1.nal
asociada a la absorcion de agua por la arci-
lla (fig D8-1 de la ficha FDG-08).
valores admisibles. En cada caso particular
se verificara que las expansiones y los asen-
tamientos no dañen las instalaciones existen-
tes ni afecten el funcionamiento posterior
de la lÍnea; usualmente , esto se logra cuando
la expansiÓn inicial y la diferida son apro-
ximadamente iguales entre sí y no exceden de
20 cm.
Datos para análisis. Iguales a los del inci-
so 2 . 3.3 cuidando la precisión en la determi-
nación de los mÓdulos de deformación inmedia-
ta y de expansión diferida por absorción de
agua .
Técnicas aplicables . En la ficha FDG- 08 se
presenta un procedimiento simplificado de
cálculo basado en la experiencia actual du-
rante la construcción del Metro. Para el
análisis de tramos de línea cercanos a es-
tructuras susceptibles de daño, así como para
el diseño de Estacione s , se utilizará un pro-
cedimiento de cálculo riguroso , apoyado en
el análisis del estado de esfuerzos en el
suelo, asociado a cada una de las etapas de
construcción.
2.5 RECOMENDACIONES PARA CONSTRUCCION
El informe geotécnico debe contener recomen-
daciones especÍficas relativas al proceso de
construcción, basadas en los análisis de em-
pujes laterales , de estabilidad de taludes
y del fondo de la excavación, así como en la
definición de la necesidad de abatimiento del
nivel piezométrico previo a la excavación .
Estas recomendaciones deberán cubrir , princi -
palmente, los siguientes aspectos .
2.5.1 Trabajos preliminares
Son todos aquéllos que se requieren antes de
comenzar los trabajos de construcción para
el cajÓn, t a les como demolición, obras indu-
cidas , protección a estructuras vecinas,
construcciÓn de brocales para la zanja del
muro colado en sitio y recomendaciones para
estabilizar rell e nos superficiales sueltos .
2 . 5.2 Instrumentación para control de la ex-
cavación
Se deberá definir el tipo y distribución de
instrumentos de medición de campo para deter-
minar la evolución del nivel piezométrico,así
como los movimientos verticales y horizonta-
les de la excavac ión y de estructuras vecinas
144
(ficha FDG- 11) .
la conveniencia
troqueles.
Deberá también considerarse
de medir las cargas en los
2 . 5.3 Abatimiento del nivel freático
En la zona del lago , con nivel freático cer-
cano a la superficie , una vez verificada la
necesidad de bombeo , se elaborarán especifi-
caciones para las instalaciones de abatimien-
to del nivel piezométrico previo a excava-
ción, incluyendo: definición del tipo de bom-
beo (por gravedad o electrosmótico), distri -
bución y profundi dad de pozos de bombeo o
electrodos, profundidad de las bombas y del
abatimiento mÍnimo entre pozos (fichas FDG-09
y 1 O), el tiempo mínimo de bombeo antes de
iniciar la excavación ; así como procedimien-
tos para la perforación y limpieza de los
pozos y colocación de filtros y ademes y las
especificaciones relativas al tipo de bombas ,
su instalación y operación. Debe analizarse
la influencia de la subpresión en estratos
permeables.
En los tramos que no se requiera un sistema
de bombeo, de gravedad o electrosmótico,
seguramente será necesario contar con un bom-
beo superficial de achique , complementado con
pozos de alivio para reducir la presión de
poro en estratos permeables ubicados por de-
bajo de la excavación.
2.5.4 Procedimiento de excavación
Con objeto de asegurar la estabilidad general
de la excavación , y mantener l a magnitud de
las expansiones y asentamientos dentro de los
límites previstos en el análisis geotécnico
(fichas FGD-03, 05 y 07), deberán elaborarse
todas l as especificaciones relativas al avan-
ce , colocaciÓn de puntales , colado de concre-
to, colocación de lastres o rellenos y manejo
del nivel piezométrico.
2.5 . 5 Rellenos y terraplenes
El proyecto deberá incluir especificaciones
relativas a los rellenos y terraplenes que
pudieran requerirse; asimismo, deberá reali-
zarse una descripción de los bancos de prés-
tamo que podrían aprovecharse.
2 . 6 COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA
2 . 6 . 1 Instrumentación de comportamiento
Su objeto es definir el tipo y distri bución
de instrumentos para la verificación del com-
portamiento de la estructura del cajÓn y de
construcciones vecinas que se juzgue necesa-
rio (fichas FIC-01 a 09).
2.6 . 2 Observaciones a corto plazo
Este perÍodo de observac iÓn cubre el proceso
constructivo y la puesta en operación de la
lÍnea .
Las mediciones que deberán efectuarse rutina -
riamente son: a) asentamientos y expansiones,
....
b) deformaciones horizontales, superficiales
y en l a masa de s ue l o , y e) variaciones en
la presión del agua intersticial. Durante
la cons t rucción deberá t ambién controlarse
el nivel de abatimiento de l agua en el suelo ,
el gasto extraído en cada tramo de la línea
y las pres i ones de operación del sistema de
bombeo; e n caso de que se utilice electrósmo-
sis deberán conocerse el potencial e intensi -
dad de corriente de l campo eléctrico induci-
do. La frecuencia de las observaciones será ,
inicialmente, por lo menos semanal; en los
tramos c rí ticos podrá ser hasta diaria. Una
vez definido el comportamiento de l as estruc-
turas, el ingenie r o supervisor modificará l a
f recuencia de las mediciones.
La información obtenida se conservará junto
con los registros de campo, y se p resentará
en gráficas que muestren l a evolución con el
tiempo de cada una de las variables medidas.
2.6.3 Observaciones a largo plazo
Se rán simi lares a las descr i t as en 2. 6 . 2 ,
sal vo que la frecuencia de medición deberá
ampliarse a una observación mensual . Cuand o
l as mediciones me nsuales no muestren cambios
signif icativos, se ampliará la frecuencia ,
con un mínimo de una medición anual.
A lo largo de cada línea deberá mantenerse
un control permanente para detectar alguna
o la combinación de las siguientes acciones:
a) la apertura d e excavaciones , b) la cons-
trucci ón de cimentaciones de nuevas estructu-
ras, y e ) la i nstalación de sistemas de aba-
timiento del ni vel freático. La autorización
para realizar alguno de estos trabajos debe
estar condicionada a que previamente se haya
estudiado la influencia que t e ndrá en la lí-
nea del Metro.
En caso de que ocurriera un sismo se deberá
realizar una campaña inmediata de mediciones ,
145 .
así como una i nspección detallada de la lÍnea
para determinar l os efectos y daños
dos . provoca-
3. ZONA DE TRANSICION
3.1 EXPLORACION GEOTECNICA
3.1 .1 Campaña de exploración
Objetivo. Determinar con precisión l a estra-
tigraffa a lo largo del proyecto de la línea
del Metro , conocer las condiciones de presión
del agua del suelo y obtener una estimación
preliminar de las propiedades mecánicas de
l os suelos . Esta información hace factibl e
el anál isis geotécnico prelimi nar del proble-
ma, lo que a su vez permite fundamentar l os
o bjet ivos y alcances de la etapa d e muestreo
ina l terado posterior.
Técni cas aplicables. Lo más adecuado es la
combinaciÓn del cono eléctrico de S ton de
capac idad (f icha FEG-OS), o del cono mecánico
(ficha FEG-06), con la prueba de penetración
estándar (ficha FEG-07); ésta Última cuando
l o s suel os sean de resistencia mayor que la
capacidad del cono mecánico. Debe evitarse
el uso de agua o lodo como fl uido de perfora-
ción en los suelos ar riba del nivel freático,
ya que alteran las propiedades mecánicas del
suelo, r educiendo su resistencia y a umentando
su deformabilidad . En sitios donde el espe-
sor de s uelos de transición sea pequeño (me-
nor de S m), la exploración de los sue l os
subyacentes se e f ectuará como se i ndi ca en
el capítulo 4, zona de lomas .
Las condiciones de presión del agua del sub-
suelo se determinaran de manera similar a los
suelos de la zona del lago.
Proqrama de sondeos. El número y profundidad
d e los sondeos se define con a yuda de l a ta-
blaC 3-1.
TABLA C3-1. NUMERO Y PROFUNDIDAD DE LOS SONDEOS DE EXPLORACION EN LA
ZONA DE TRANSICION
caso Número minimo de sondeos Profundidad
A lo largo de la un sondeo principal a c ada 400 m; don- Sondeos principa:es, tres
linea de se justifique, se ha rán sondeos in- veces el ancho de l ca-
termedios de verificación jón**; sondeos interme-
dios, dos veces el ancho
del cajón**
Estación 1 a 2 Hasta donde la estructura
Cruce otras 1
del Metro modifique s ig-
c on
nificativamente el estado
lineas del Metro
de esfuerzos en el suelo
Próximo a estructu- 1
ras importantes*
* Edificios, dre najes y lineas de alta tensión
** O has ta encontrar depósitos compac tos con espesor mayor de 10 m, si esta profundidad
es menor
Información complementaria . Un aspecto de
la exploraciÓn consistirá en recopilar toda
la información que afecta el diseño, cons-
trucción y comportamiento de la estructura,
como son : a) pozos de extracción de agua,
b) tipos de cimentaciones y características
de las estructuras vecinas al trazo de la lÍ-
nea, y e) restos de cimentaciones antiguas .
3 . 1 .2 Condiciones estratigráficas
Objetivo. La información de los sondeos de
exploración debe definir algunos de los si -
guientes tipos de transición: interestratifi-
cada (alta o baja) o abrupta.
Técnica aplicable . La interpretación de los
perfiles de resistencia de punta de cono , q
9
,
con la profundidad, asociada a l a informacion
de las pruebas de penetración estándar (nÚme-
ro de golpes e identificación del suelo) es
la mejor técnica para reconocer el tipo de
transición. La interpretación debe confir-
marse de acuerdo con la ubicación del sitio
en estudio y . con la -zonificación del mapa
geotécnico general (figura B-16, Parte B
Antecedentes GeolÓgicos) .
3.2 DISENO GEOTECNICO PRELIMINAR
3.2.1 Definición del problema
En el caso de que los sondeos de exploración
con cono eléctrico demuestren que el cajón
quedará alojado en la costra seca superfi.:.
cial, bajo la cual se encuentran suelos blan-
dos (qc < 5 l<g/cm
2
) correspondientes a una
transición baja o interestratificada, se se-
guirán l?s mismas recomendaciones del
yeotécnico para suelos de la zona
del lago . Si por el contrario, se detectan
suelos secos (q de 5 a 20 l<g/cm
2
) dentro de
los primeros 1 !f m de profundidad , el sitio
seguramente se localiza en una zona de tran-
sición alta, en la que el DiM?.ñ.o (jeoUcni.co
deberá enfocarse a analizar: a) la
estabilidad de los taludes de la excavación,
b) los empujes horizontales , y e) los movi-
mientos verticales, que probablemente serán
poco significativos. En esta transición al-
ta, rara vez se detectará el nivel freático;
sin embargo, podrán existir acuíferos o man-
tos colgados . En suelos duros ( q c > 20 l<g 1 cm
2
)
se podr án seguir las recomendaciones de los
suelos de la zona de lomas (CapÍtulo 4r.
Las conclusiones que se pueden establecer con
el   yeoiécnico deben funda-
mentar y detallar: a) el programa de sondeos
inalterados de tipo selectivo, b) las técni-
cas de muestreo inalterado que deberán se-
guirse, e) el programa de instalaci 6n de es-
taciones piezométricas , incluyendo el tipo
de celdas más adecuadas, y d) el programa
preliminar de trabajos de laboratorio. En
el caso de los suelos secos de transición
alta es necesario insistir en un muestreo in-
alterado en seco.
3.2.2 Soluciones factibles
En las zonas de transición baja con colindan-
146
cias cercanas, se . podrá adoptar el cajón con
muros milán o con tablaestacas; en las zonas
de transiciÓn alta será factible excavar a
cielo abierto en taludes con pendiente rela-
tivamente grande, y construir un cajÓn es-
tructurado convencional .
3.3 INFORMACION GEOTECNICA DE DETALLE
1 . 3.1 Instrumentación de exploración
Objetivos. Similares a los mencionados para
la zona del lago (ver inciso 2.3.1); adicio-
nalmente, los piezómetros deberán permitir
la identificacion de mantos colgados y acuí -
feros que afecten significativamente al pro-
cedimiento de excavación.
Programa de actividades y técnicas aplica-
bles . Si milares a los mencionados para la
zona del lago (inciso 2 . 3 . 1 ).
3.3.2 Muestreo inalterado
Objetivo y programa de actividades . Igual
que en la zona del lago (ver inciso 2.3.2).
Técnicas aplicables. En la subzo na de tran-
siciÓn baja, el muestreo inalterado se reali-
zará con tubo dentado o barril Denison, ambos
de 1 O cm de diámetro mÍnimo de la muestra
(fichas FAG-02 y 03). Para el muestreo alte-
rado de los suelos arriba del nivel freático
se utilizarán brocas helicoidales o perfora-
ciones con aire como fluido de perforación.
En la costra superficial , el Único procedi-
miento de muestreo inalterado confiable es
el labrado de muestras cÚbicas en pozos a
cielo abierto (FEG- 04); en algunos casos po-
drá intentarse el uso de barriles muestreado-
res a rotación de diámetro grande (muestra
mayor de 20 cm). En la subzona de transición
alta se aplica lo mismo que para la zona de
lomas, en la que los pozos a cielo abierto
es la técnica de mues treo más recomendable;
estos pozos pueden perforarse con broca heli-
coidal de 1 . 5 m de diámetro o mayor .
3.3.3 Pruebas de laboratorio
Objetivo. Igual que en la zona del lago (ver
inciso 2 . 3 . 3) .
Programa de actividades. Además de lo indi -
cado para la zona del lago, deberá especifi-
carse expresamente que en el ensaye de suelos
parcialmente saturados no se utilice agua (en
los drenes de cámaras triaxiales o en el odó-
metro) que pueda alterar los materiales.
Técnicas aplicables. Similares a las aplica-
das en la zona del lago (ver inciso 2 . 3.3) .
3.4 GEOTECNICO DEFINITIVO
3.4.1 Perfil geotécnico
Objetivo. Igual que en l a zona del lago (ver
inciso 2.4.1) .
l
3 . 4.2 Empujes horizontales
Objetivos y datos para el análisis. Iguales
que en la zona del lago (ver inciso 2.4.2) .
Técnicas aplicables. Las mismas que se indi-
can para la zona del lago (ver inciso 2.4.2) ,
excepto si el cajÓn se aloja en una excava-
ción a cielo abierto, donde el e111puje del
material compactado para el confinamiento
tiende a l estado de reposo del suelo utiliza-
do (ficha FDG- 02 ).
3.4.3 Estabilidad de la excavación
Igual que la zona del lago (ver inciso 2.4.3)
en la subzona de transición baja. En. la sub-
zona d e transición alta se aplica lo indicado
para la zona de lomas (ver inciso 4.4.3).
3. 4. 4 Análisis de la sobrecompensación y de
la flotación
Objetivo . Igual que en la zona del lago (ver
i nciso 2.4.4).
Va lores admisibles . La presión de sobrecom-
pensacion en cajones no deberá exceder los
lÍmites que aparecen en la tabla e 3-2.
TABLA C3-2. VALORES ADMISIBLES DE LA PRE-
SION DE SOBRECOMPENSACION P
5
,
ZONA DE TRANSICION
Subzona
(Pslmáx en
t/m
2
Transición baja 2.5
Transición alta sin límite (>2. 5)
En todos los casos deberá verificarse que la
magnitud de l a expansiÓn a largo plazo no
exceda los lÍmites del inciso 2 . 4.5.
Asimismo, habrá que revisar que la presión
hidrostática al nivel del fondo de la excava-
ción no exceda del 80% de la presión media
transmitida por el peso de la estructura y
por rellenos a ese mismo nivel.
Datos para análisis y técnicas aplicables .
Igual que en la zona del lago (inciso 2.4 .4);
sin embargo, en la mayoría de los casos, en
la subzona de transición alta no existirán
problemas de funcionamiento por sobrecompen-
sación o flotación.
3 .4.5 Análisis de expansiones y asentamientos
Igual que en la zona del lago (inciso 2.4 . 5);
no obstante, en la subzona de transición alta
no habrá problemas de funcionamiento por ex-
pansiones o asentamientos.
3.5 RECOMENDACIONES PARA CONSTRUCCION
El informe geotécnico debe contener recomen-
daciones específicas del proceso de construc-
ción . En las zonas de transición baja
147
(q e < 5 kg/cm2 ) , se seguirán las recomenda-
ciones para construcción que se incluyen para
suelos de la zona del lago. Si por el con-
trario, se detectan suelos secos (q c de 5 a
20 kg/cm
2
) dentro . de los primeros 15 m, el
sitio corresponde a una transición alta, en
cuyo caso las recomendaciones deberán cubrir ,
principalmente, los siguientes aspectos:
3.5.1 Trabajos preliminares
Son todos aquéllos que se requieran antes de
  los trabajos de construcción del ca-
jan , .;omo demoliciones, obras inducidas , pro-
tecclon a estructuras vecinas y recomendacio-
nes para estabilizar rellenos superficiales
sueltos.
3.5.2 Instrumentación para control de la ex-
cavación
Si la excavación a cielo abierto afecta es-
tratos de arcilla blandaJ será necesario
efectuar mediciones del desplazamiento hori-
zontal Y vertical de la superficie del terre-
no cercano al talud. La instrumentación de
campo permitirá detectar el desarrollo de
condiciones de inestabilidad de los taludes
durante el tiempo en que la excava...: ión esté
abierta. Por lo anterior, se requerirán re-
fer e ncias superficiales que definan una línea
de colimación (ficha FIC-05). Deberá consi-
derarse la conveniencia de medir l as cargas
de los troqueles.
3.5.3 Abatimiento del nivel freático
Es muy poco probable que se presente este re-
quer imiento, excepto que la excavación inter-
cepte un acuífero ; usua lmente se requiere
bombeo local que debe estar contemplado en
el informe geotécnico.
3.5.4 Procedimiento de excavación
Deberán elaborarse especificaciones para el
control del avance de la excavación, así como
para la protección de sus taludes . En gene-
ral, los taludes de la excavación no deberán
permanecer expuestos a la interperie durante
un lapso mayor de 5 dÍas , a fin de evitar
cambios excesivos del contenido de agua de
los suelos, ya sea por secado al sol o hume-
decimiento por lluvia y fugas . En caso de
requerirse un periodo de exposición mayor que
el anotado, será necesario recubrir el talud
con una capa de concreto lanzado, o adoptar
un procedimiento equivalente que permita pre-
servar el contenido de agua natural de los
materiales de talud.
J . 6 COMPORTAMIENTO DE LA ESTRUCTURA
3.6.1 Instrumentación de comportamiento
En las transiciones altas, Únicamente se re-
querirán referencias superficiales para defi-
nir los movimiento§ verticales del cajón (fi-
cha FIC-05); en las transiciones bajas se
adoptarán las recomendaciones de las fichas
FIC-01 a 09) .
3.6.2 Observaciones a corto y largo plazo
En la zona de transición baja se deberán se-
guir los mismos lineamientos de la zona del
lago; por su parte, en la zona de trans ición
alta, la frecuencia de observaciones a largo
plazo seguramente podrá ampliarse, porque los
movimientos verticales y horizontales se es-
tabilizarán a corto plazo.
4. ZONA DE LOMAS
4.1 EXPLORACION GEOTECNICA
4.1 .1 Campaña de exploración
Objetivos. Identificar
unidades litológicas del
tativamente el grado de
materiales y detectar la
nas.
con precisión las
sitio, definir ten-
cementación de los
presencia de caver-
Un geÓlogo asesorará
al proyectic a en la elaboración del progra-
ma de sondeos, apoyándose en el plano geolÓ-
gico de detalle y en una verificaciÓn de cam-
po; teniendo como objetivo determinar las
profundidades de los contactos entre los es-
tratos característicos y confirmar la pre-
sencia de discontinuidades y cavernas.
Información complementaria. Se deberá contar
con un plano topográfico escala 1:5000, con
curvas de nivel a cada metro.
Técnicas aplicables . La mejor técnica es el
cuidadoso reconocimiento geolÓgico (ficha
FEG-01 ) , complementado con perforaciones de
penetración controlada (fichas FEG-08 y 09)
y ocasionalmente pozos a cielo abierto exca-
vados en forma manual o mecánica (ficha
FEG-04).
La detección de cavernas se facilita notable-
mente con la interpretación de fotografías
aéreas antiguas , escala 1:5000, y la encuesta
entre vecinos (ficha FEG-09) .
El tipo de cementación de la toba requiere
una cuidadosa evaluación del campo, en la que
se verifique: a) que cubra en planta una zona
mayor que la estructura de cajÓn, b) la natu-
raleza y tenacidad del cementante, y e ) la
susceptibilidad del cementante ·a la acción
del agua .
4 . 1 . 2 Condiciones estratigráficas
Objetivo. Un geolÓgo con experiencia debe
e laborar un plano geolÓgico detallado de la
zona en estudio, incluyendo cortes que mues-
tren l os contactos entre los materiales ca-
racterísticos y la eventual presencia de dis-
continuidades ( tabla e 4.1), indicando además
las características de cementación y la loca-
lización de cavernas.
4 . 2 DISENO GEOTECNICO PRELIMINAR
4.2.1 Definición del problema
En los suelos de l omas y de transición alta,
148
la construcción del Metro en cajÓn no repre-
senta un problema geotécnico significativo,
excepto que se trate de alguna de las si-
guientes condiciones: a) que se localice en
rellenos artificiales sueltos, b) que se en-
cuentre en un sitio inestable (ficha FEG-01 ),
e) que existan cavernas en la zona de in-
fluencia de la estructura, o d) que se inter-
fiera con mantos freáticos colgados o acuífe-
ros. En estos casos deberán estudiarse las
implicaciones prácticas para el · diseño y
construcción.
4.2.2 Soluciones factibles
La excavación se podrá realizar a cielo
abierto en talud; el cajÓn será a base de una
estructura convencional.
4,3 INFORMACION GEOTECNICA DE DETALLE
4 . 3.1 Instrumentación durante la exploraciÓn
Obietivos. En esta etapa la instrumentación
se enfocará a determinar con precisión las
condiciones piezométricas de mantos freáticos
colgados y acuíferos . Dicha información per-
mitirá diseñar un procedimiento constructivo
que elimine el problema de filtraciones hacia
la excavaciÓn.
Programa de actividades . Con base en la ex-
ploraciÓn geotécnica se determinarán las pro-
fundidades de instalación de piezómetros,
localizándolos en los depósitos con mayor
probabilidad de contener agua.
Técnicas apliqables. Las condiciones de pre-
siÓn del agua se obtienen confiablemente con
piezómetros abiertos (fichas FIC- 01 y 02 l. ,
instalados en los estratos de mayor permeabi-
lidad.
4.3 .2 Muestreo inalterado
Objetivo y programa de actividades. Igual
que e n la zona del lago (ver i nciso 2.3.2) .
Técnicas aplicables . Debido a la naturaleza
de los depÓsitos en esta zona (ver inciso
4.1 . 2) , e l procedimiento de muestreo más con-
fiable es el labrado de especímenes cÚbicos
en pozos a cielo abierto (ficha FEG-04).
Cuando se utilice tubo dentado o barril
Denison (fichas FAG-02 y 03), un ingeniero
con experiencia deberá juzgar el grado de al-
teraciÓn inducido en los especímene s, y así
definir en campo el mejor procedimiento de
muestreo en cada caso; en los suelos arriba
del nivel freático deberá evitarse el uso de
agua o lodos como fluido de perforación.
4. 3.3 Pruebas de laboratorio
Objetivo. Igual que en la zona del lago (ver
inciso 2.3.3) .
Programa de actividades . Además de lo que
se indicÓ para la zona del lago, deberá espe-
cificarse 'é'<..presamente que en el ensaye de
suelos parcialmente saturados no se utilice
agua que pueda alterar los materiales; el
'l ·
.1
TABLA C4.1.
Material
Horizontes de cenizas
volcánicas
Capas de erupciones
pumiticas
Lahares
Avalanchas ardientes
Depósitos glaciales
Depósitos fluvioglaciales
Depósitos fluviales
Suelos residuales
Basaltos
149
MATERIALES DE LA ZONA DE LOMAS
Caracteristicas
Son de granulometrias variada$ y forman
tobas cementadas
Se depositaron en capas de gran unifor-
midad
Son acumulaciones caóticas de material
piroclástico depositado como corrientes
de lodo
Son materiales de granulometria muy uni -
forme y presenta ligera cementación; las
arenas y las gravas azules son las más
representativas de estos depósitos
Se caracterizan por grandes bloques an-
gulosos en una matriz más fina de arena
y limo, dispuestos en forma caótica; es-
tos depósitos generalmente presentan un
color rosa
Son producto del arrastre del agua que
se derrite y sal e del glaciar; se dis-
tinguen por su ligera estratificación y
textura granular
Correlacionables con la formación clá-
sica aluvial del rel l eno de la cuenca
del Valle de México
Son el p r oducto de la alteración de la-
hares y cen izas, de col or rojo y gris
Pueden tener distintos grados de frac-
t uramiento, también pueden tener caver-
nas estables a colapsadas
programa se enfocará principalmente a la de-
terminación de la resistencia al corte de los
depósitos muestreados , ya que su compresibi-
lidad generalmente no representa un problema
de importancia.
Técnicas aplicables . En esta zona, el ca)on
se alojará en una excavación a cielo abierto,
por lo que el empuje sobre los muros tenderá
al empuje en reposo del material de confina-
miento (ficha FDG-04).
Técnicas aplicables. Igual que en la zona
del lago (ver inciso 2 . 3.3).
4 . 4   I S E ~ O GEOTECNICO DEFINITIVO
4.4.1 Perfil geotécnico
Objetivo. Igual que en la zona del lago (ver
inciso 2 . 4 . 1 ) .
4.4.2 Empujes horizontales
Objetivos y· datos para el análisis. I gua l
que en la zona del lago (ver inciso 2 . 4.2).
4 . 4. 3 Estabilidad de la excavación
Objetivo . Estimar el factor de seguridad
contra la falla de los taludes de la excava-
ción a cielo abierto que a l ojará el cajÓn;
con ello se determinara la pendiente máxima
de los taludes, las características de su
protección contra el intemperismo y la se-
cuencia de excavación.
t
Factores de seguridad per misibles . Los valo-
res mi nimos permisibles , considerando dife-
rentes condiciones de análisis se resumen en
la tabla e 4.2 .
Condiciones
de análisis
Talud
simple
(sin grietas ni
sobrecargas)
Talud con sobrecargas en la
corona
Talud con grietas en la co-
ron a
Talud con grietas y sobre-
cargas en la corona
Va.to4 pallA ancUM.ú . Además de los que se seña-
laran en 3 . 4.2 deberá contarse con
ción detallada del sitio y una
interpretación geohidrológica. Asimismo, se
requiere información detallada acerca de zo-
nas de rellenos y de la localización y geome-
tría de cavernas (FEG-09).
H.c.nic.M ap.Uc.ablM. La estabilidad de taludes
puede analizarse con suficiente aproximación
mediante las gráficas de diseño para suelos co-
hesivo-friccionantes (FDG-06); en los casos
donde existan rellenos y cavernas deberá di-
señarse el procedimiento de estabilización es-
pecífico a base de revestimiento estructural
o de relleno controlado.
4'. 4. 4 Análisis de sobrecompensación y de flo-
tación
En general, en la zona de lomas estos facto-
res no son significativos para el diseño.
150
Factores de seguridad mínimos (FS)
FS <: l. 7
FSq <:1. 7 Cuando las sobrecar-
gas sean permanentes
(edificios, torres de
conducción  
ca , etc.)
FSq 1.5 En otros casos
FSt
<: 1.5
FSqt <: l. S
4.5 Recomendaciones para construcción
El informe debe contener recomen-
daciones específicas del proceso de construc-
ción; en el caso de suelos de lomas serán muy
simples gracias a la calidad de sus suelos.
Las recomendaciones serán similares a las des-
critas para suelos de transición alta, excep-
to porque la posibilidad de encontrar estra-
tos con agua es muy remota, y porque es tam-
muy factible que no se requiera proteger
los taludes con concreto lanzado.
4.6 Comportamiento de la estructura
En la zona de lomas se deberán seguir los li-
neamientos de la zona del lago; seguramente
no se requerirán piezómetros ni inclinómetros.
Las observaciones serán únicamente a corto
plazo, cubriendo el proceso de construcción y
la operación inicial de la Línea.
l
..
.,
1 •
1 1
1
. .
1 , .• asrrl e« J< •
- - -----. ------
. . .
. ..
,.
\t: ..
D: SUPERVISION.  
. .
• CRITERIOS GENERALf:S PARA CONTROLAR
LOS TRABAJOS DE CAMPO, lABORATORIO, .
DISEÑO y CÓNSTRUCciON ·.. . .
J TRABAJOS-DE CAMPO .
2 TRABAJOS DE lABORATORIO ·
3 éROCESO CONSTRUCTIVO
4 DE LA ESTRUCTURA
---.
1
1
l
\
¡
D: SUPERVISION GEOTECNICA
1. TRABAJOS DE CAMPO
1.1 OBJETIVOS
Los trabajos de campo del estudio geotécnico
deberán realizarse bajo una cuidadosa super-
visión técnica, encabezada por un ingeniero
capacitado en: a) los programas de trabajo,
b) los procedimientos de ejecución, y e) la
recopilación de información.
Durante la ejecución, el ingeniero supervisor
deberá calificar la calidad de los trabajos,
tomando como base de juicio si los objetivos
del estudio se están alcanzando; en caso ne-
gativo, deberá proponer medidas correctivas.
Para facilitar su labor se presentan las si-
guientes sugerencias.
1.2 RECONOCIMIENTO_GENERAL
Se revisa la información recopilada a lo lar-
go del tramo en estudio, que deberá estar
integrada _por :
- Reconocimiento geolÓgico o zonificación
del subsuelo
- Recopilación de sondeos de exploración pre-
existentes
- de las colindancias (es-
tructuras, localización de jardines, etc)
- LocalizaciÓn de pozos de bombeo y detalles
de su operación
- Levantamiento de redes de servicios pÚbli-
cos
- Localización de grietas, cavernas o talu-
des inestables
- Levantamientos topográficos y nivelaciones
- Otros
1 • 3 PROGRA14A DE SONDEOS DE EXPLORACION
Este programa deberá ser congruente con la
información del general y los
requerimientos de exploración elaborados por
el proyectista geotécnico. El ingeniero su-
pervisor aprobará el programa y los sondeos
adicionales que se justifiquen para resolver
los casos que se considere no están incluidos
en las recomendaciones; los sondeos adicio-
nales requerirán una breve justificación es-
crita.
1,4 TECNICAS DE  
1,4.1 Métodos (FEG-02 y 03). Sus
resultados son poco confiables para admitir
su uso indiscriminado, sin apoyo de métodos
de directa; el ingeniero supervi-
sor debera tener acceso oportuno a la infor-
mación durante el proceso de ejecución.
1 .4.2 Cono eléctrico (FEG-05), Es adecuado
en suelos blandos; debe revisarse su calibra-
ción y comportamiento durante la operación
el corrimiento admisible del c.eJLo y la baj
sensibilidad a los cambios de temperatura.
Estos errores en conjunto no deberán exceder
je 5/1000 de la capacidad máxima del cono.
1 • 4. 3 Cono mecánico
en suelos duros; no
suelos blandos.
( FEG-06), Es admisible
debe utilizarse en los
1 .4.4 Penetración estándar (FEG-07), En sue-
los blandos no es confiable para definir la
resistencia; la muestra que se recupera es
alterada y sólo permite clasificar los suelos
y obtener sus propiedades Índices. En suelos
duros y secos, el empleo de agua o lodo para
perforarlos puede reblandecer el suelo y a l-
terar los resultados de laboratorio (FEG-08).
1 .4.5 Criterio de selección. En la tabla
D1-1 se presenta una guía para elegir las
técnicas de exploración según el tipo de sue-
lo.
1.5 PROGRAMA DE SONDEOS CON MUESTREO IN-
   
El ingeniero supervisor deberá revisar el
programa de muestreo inalterado para compro-
bar que:
a) El número de sondeos cumpla con las reco-
mendaciones de muestreo inalterado y exis-
ta una breve aclaración escrita para jus-
tificar la realización de sondeos adicio-
nales.
b) Haya correspondencia ev.úiente con los son-
deos de exploraciÓn.
e) se recuperen las muestras de los estratos
más significativos de acuerdo con el dise-
ño geotécnico preliminar .
1 . 6 1'ECNICAS e::   INALTERADO
1 . 6. 1 Tubo de pared delgada ( Shelby) ( FAG-0 1 ) .
Este muestreador Únicamente se utiliza para
suelos blandos y debe cumplir estrictamente
con las condiciones geométricas (FAG-01 ),
particularmente en cuanto a s u -filo; s u _i,nte-
rior debe ser li so , exento de corros1on y
de preferencia pintado. Después de cada ope-
raciÓn con este muestreador debe limpiarse
cuidadosamente el mecanismo de válvula de
la cabeza.
1.6.2 Tubo dentado (FAG-02). Debe utilizar-
se en suelos consolidados y en capas duras;
las muestras que se obtienen no siempre son
de buena calidad; por ello, cuando se emplea
deben revisarse las muestras inmediatamente
para asegurarse que se está operando correc-
tamente. La velocidad de rotación, el tama-
ño y forma de los dientes son las variables
que deberán ensayarse e n cada tipo de suelo,
hasta lograr muestras aceptables.
1 .6 .3 Barr il Denison (FAG-03 ). Se utiliza
en suelos duros, usando agua, lodo o aire
como fluido de perforación; debe tenerse en
cuenta que es muy difÍcil obtener muestras
de buena calidad; es necesario revisar las
muestras recuperadas antes de cons iderarlas
como inalteradas . El ingeniero supervisor
debe comprobar que el tubo interior permanez-
ca estático cuando gira e l exterior, y que
la separación entre el tubo interior del ex-
terior sea la adecuada; esto Último, además
de la velocidad de rotación , son variables
que deben definirse durante el proceso de
muestreo.
1 .6 . 4 Muestras cÚbicas (FEG-04) . Con es ta
técnica se obtienen l as mejores muestras de
los suelos , particularmente de los localiza-
dos arriba del nivel freático , que por su
dureza y susceptibi lidad al agua n0 pueden
muestrearse con técnicas mecanizadas. El
ingeniero supervisor debe vigilar que las
muestras se obtengan de una zona que no haya
s ufrido alteración durante el proceso de ex-
cavación , que se almacenen protegidas del
sol y que se transporten con empaques de es-
puma de poliuretano para que no se golpeen.
1 . 6 . 5 Cr iterios para l a
tabla D1 -1 se muestran
el muestreo inalterado.
selecci ón . En la
los criterios para
1 .7 TECNICAS DE PERFORACION
l .7.1 Lavado y percusión (FEG-08 ). No son
recomendables en sondeos inalterados porque
dañan las muestras por efecto de l chiflón
y de los i mpactos . En s uelos fi surados indu-
cen f r acturami ento hidráulico en las mues-
t ras; est e fenómeno ocurre cuando se presen-
tan fugas de lodo bentonítico.
1 . 7 . 2 Cuchara de impacto (FEG-08). Esta t éc-
ni ca no es r ecomendable, ya que induce remol -
deo en l a parte superior de las muestras.
152
1 .7.3 Barrena o ademe helicoidal (FEG-08 ) .
No convienen para suelos blandos¡ el efecto
de succión que se desarrolla induce deforma-
ciones inaceptables en el suelo.
1 .7 . 4 Posteadora-rimadora (FEG-08). Es una
técnica de reciente desarrollo; hasta ahora
es la única que ha permitido las mejores
muestras sin activar las fracturas naturales
y sin remoldeo.
1.7.5 Pozo a cielo abierto (FEG-04) . La pe;-
foración puede hacerse manualmente o con ma-
quinas de gran diámetro; el supervisor debe-
rá comprobar la seguridad de la excavación
y la factibilidad de rescatar muestras inal-
teradas .
1 . 7 . 6 Criterio de selecciÓ.1. La tabla D1-1
contiene el criterio de selecciÓn más adecua-
do del procedimiento de perforac ión.
1 .8 PR9GRAMA DE INSTRUMENTACION
La instrumentación debe estar diseiiada para
los siguientes dos propÓsitos: a) para obte-
ner información para el diseño, y b) pa ra
el control durante la construcción. En el
primer caso, el objetivo más frecuente es
determinar el estado de presiones del agua
intersticial (presión de poro) y los asenta-
mientos que s ufre la zona en estudio.
En el segundo , usualmente se necesita para
definir la evolución de la presiÓn de poro
y s u relación con el proceso de construc -
ción, as í como las deformaciones horizontales
y verticales. En la etapa de const rucc ión
puede también justificarse hacer mediciones
d e presiones del contacto de la estructura
con el s uelo y de las cargas axiales con que
trabajan los puntales .
1 , 9 INSTALACION_ Y OPERACÍON DE INS't'RtH-!Ei'-
1
TOS
1 . 9.1 Piezómetros abiertos ( FIC-01 y 02) .
Deben instalarse donde interese definir el
estado inicial de la presión de poro; esta
información es necesaria para interpretar
l os resultados de pruebas de compresibi lidad
d e los s uelos del sitio. El ingeniero su-
pervisor debe asegurarse que se instalen en
l as lentes permeables identificadas en los
sondeos , que se siga el procedimiento de co-
l ocación descrito e n la ficha t écni ca corres-
pondiente y que queden adecuadamente protegi -
dos. En cad a piezómet ro debe haber una refe-
rencia precisa de n ivel para apoyar las medi-
ciones que se realicen: éstas tendrán una
aproximación de ± 1 cm¡ además, deberá lle-
varse un registro de l as lecturas y un con-
trol gráfico para facilitar la interpretación
de la información.
1 .9.2 Piezómetros neumáticos ( FIC-03 ) . Se
emplean para definir los cambios de la pre-
siÓn de poro generados por el proceso cons-
tructivo ; deben l as recomendaciones
de la ficha correspondiente, así como , al
igual que en los piezómetros abiertos, cuidar
que de preferencia se instalen en las l entes
permeables identificadas en los sondeos y
que se tenga una referencia de nivel preci-
¡
1
JI
l ;
J l
l
153
TABLA Dl-1 TECNICAS RECOMENDABLES DE LOS TRABAJOS DE CAMPO
A) EXPLORACION PRELIMINAR
Tipo de suelo
Recomendable
No recomendable
Blando
Cono     SPT, geof!sica
Duro (hGmedo)
Cono mecánico, SPT Geof!sica
Duro (seco)
SPT (en seco) o pene- Geof!sica
traci6n neumática
SPT: Prueba de penetraci6n estándar
B) MUESTREO INALTERADO
Tipo de suelo Recomendable No recomendable
Suelos blandos Tubo de pared del-
-
gada
Suelos preconsoli- Tubo dentado Tubo de pared del-
dados y lentes du- gada
ras
Costra seca super- Tubo dentado* Tubo de pared del-
ficial gada
Capa dura y tobas Barril Denison* b
-
blandas Tubo dentado*
Tobas duras Barril muestreador o
-
Barril Denison*
* La calidad de las muestras puede ser mala
C) METODOS DE PERFORACION
Tipo de suelo Recomendable No recomendable
Blandos fisurados Posteadora-rimadora Rotaci6n con lodo;
percusi6n o lavado
Blandos no fisu- Posteadora-rimadora o Percusi6n o lavado
rados rotaci6n con lodo
Duros abajo del Rotaci6n en seco Rotaci6n con agua
nivel freático o lodo
Tobas duras Rotaci6n con aire o Rotacil5n con agua
percusi6n-neumática
sa. Es tos piezómetros deben calibrarse con
una aproximación de ± 0.01 kg/cm
2
evitando
desarmarlos posteriormente, porque varían
las condiciones de apoyo de la membrana.
1.9.3 Referencias superficiales (FIC-05).
Debe cuidarse que estén correctamente cimen-
tadas y confinadas, lateralmente, que tengan
su referencia de nivel y que no queden ex-
puestas a eventuales acciones destructivas
(la más frecuente sería el paso de vehículos
pesados).
1.9.4 Bancos de nivel profundo (FIC-06).
Los bancos con ademe deformable axialmente
son más confiables que l os de ademe rÍgirlo,
particularmente cuando se instalan a profun-
didades mayores de 10 m en zonas de asenta-
mientos por consolidación. Deben estar pro-
tegidos contra vandalismo, y referenciados
a otros bancos, de l os que se sepa con segu-
ridad que no sufren ningún asentamiento.
1 . 9.5 Inclinómetros (FIC-08), El ingeniero
supervisor deberá comprobar que la precisión
de este aparato (conjunto tubería-sonda de
mediciÓn) sea adecuada para el orden de mag-
nitud de las deformaciones que podrían pre-
sentarse, y así evitar que se instalen apa-
ratos que no proporcionen la i nformación es-
perada; adicionalmente, si en el sitio ocu-
rre n asentamientos, los errores del inclinÓ-
154
metro de tubos de aluminio
son frecuentemente inaceptables. El 1ncl1no-
metro para suelos blandos de tuberia. ajusta-
ble se adapta mejor a las deformac1opes de
la masa del suelo y por ello resulta mas con-
fiable .
1 • 1 o
CONTROL DE LOS TRABAJOS DE CAMPO
1.1 o. 1 Información complementaria . El inge-
niero supervisor deberá asegurarse que para
cada uno de los sondeos se obtenga la si-
guiente informaciÓn complementaria :
a) croquis de localización del sondeo. Debe
contener claramente los nombres de las
calles, la orientación norte y elevación
del brocal.
b) Registro del
deberán ser
sondeo.
simples ,
Los registros
pero con tener
tipo
toda
SONDEO
REGISTRO DE CAMPO
11-11
LOCALIZACIOÑ
OBRA: X'
y,
z,
Pro f
m
Closi f icocoón de Compo
el/
"
/1
e#
JI 11
11
/1
Ct. C4'e'
Ca/e'
la información relevante de la ejecución·
en sondeos inalterados , la pérdida de lod;
debe porque implica el muy proba-
ble hidráulico de las mues -
La fig 01 - 1 muestra e l tipo de re -
gistro de campo que se recomienda adoptar .
e) Bitácora de campo . . El desarrollo de todos
los trabajos debe ser cuidadosamente re-
gistrado, anotando la hora de inicio y
terminación de cada a ctividad. As i como
todos los imprevis t os que ocurran.
1 . 10 . 2 Visitas de supervi sión . Cada sondeo
de exploración o de muestreo inalterado debe
ser supervisado, de preferencia con visitas
no programadas ; el ingenier.o supervisor revi-
sará el equipo, instalación, habi lidad del
personal, protección a las muestras y control
de sondeo .
NIV FREATICO HOJA
MAQUI NA FECHA
A
:$1 ;v, ¡¡
OPERADOR
t,;.J

C!t/•11;1
N
( Sp T ) Muesrreo
Mues· I--...-- ...--+--.---;Ademe
tro 1 2 3 Pre- Prof.
sión Rec.
No 15cm 15cm 15cm
F·/ /0 Id 2 6"
F ·Z IP ZO  
T'S-1
r·J ;o 3f
Tll·Z
5 /0
5 .zo
,r:-
1
10 zo -
Hora
/ : fJO
'f ; ()(}
1/."/0 (t)
( ' )
;2:/o
;z:d/> C4)
I J : oo
- - j J :¿o
NOTAS 1) CJI '""I'¿.Jt:J' tA- fe,) 4. *'
z) ¿..._ ¡;w,./e i H&YI IU" /11 TK·.Z .6$ si!Y"
F·IG 01-1 REGI STRO DE CAMPO!
1. 1 o. 3 calidad del trabajo. . La ,calidad ge
los trabajos de campo se Juzgara a traves
de calificar con tres niveles (bien , regular
0
mal) los siguientes aspectos:
_ Características del equipo
- Técnica de operación
_ control técnico del trabajo
_ capacidad del personal
- Eficiencia del trabajo
- Limpieza del sitio
_ organización de las actividades
2. TRABAJOS DE LABORATORIO
2 . 1 OBJETIVOS
Los trabajos de l aboratorio deberán realizar-
se bajo una cuidadosa supervisiÓn técnica ,
encabezada por un ingeniero capacitado en
tres actividades : a) programas de ensayes
de laboratorio, b) procedimient o de ej ecu-
ción de las pruebas , y e) recopilacion de
la información .
Para la ejecución de los trabajos , el inge-
niero supervisor calificará l a calidad de
las muestras y revisará la aplicabilidad de
los programas de pruebas de laboratorio, de
manera que se a l cancen los objetivos del es -
tudio.
2 . 2 REGISTRO DE CAMPO
Con base en la información de campo , e l inge-
niero supervisor revisará los siguientes as-
pectos:
a) Zona de la ciudad a la que corresponde
el sondeo.
b) Profundidad a la que se observó el nivel
freático (NF) y lecturas de pi ezómetros
cercanos al sitio de exploración.
e) Técnica de perforaci ón y muestreo empleada
en los trabajos de campo , para comprobar
que se haya aplicado un criterio correcto
de muestreo selectivo.
d) Verificar que la información de campo es-
té completa.
2.3 REVISION DE MUESTRAS( FAG-04)
Los resultados de laboratorio se ven afecta-
dos por la alteración de l as muestras ; por
tanto, la exactitud de las predicciones e n
mecánica de suelos depende de la cal idad de
las muestras ensayadas . De esta manera , será
tarea del ingeniero supervisar ordenadamente
l os trabajos de laboratorio ( fig D2 - 1) cui -
dando los siguientes aspectos :
a) Verificar la congruencia entre _el registro
de campo y las muestras recibidas en labo-
ratorio .
155
DEFINICION DE(LOS) OBJETIVO(S)
DE L ESTUDIO
REVISION DE REGISTROS DE CAMPO
+ +
l REV ISION DE SELECCION J
DE 1·1UE STRfiS
1
REVISION DE L PROGRAMA 1
PRELIMINAR DE ENSAYES
1
l
l
PRUEBAS INDICE
J
l PRUEBAS 1•1ECANICAS J
AJUSTES Y MODIFICAC IONES:
PROGRAMA FINAL DE PRUEBAS
~ l   CANICAS
1 PRUEBAS MECANICASj
PRESENTACION DE RESULTADOS
FIG D2-1 SECUENCIA DE LA SUPERVISION TECNICA DE LOS
TRABAJOS DE LABORATORIO
b) Revisar el estado f Í sico externo de las
muestras .
Las muestras alteradas representativas
deberán estar protegidas adecuadamente
para evitar pérdidas del material y con-
servar su contenido de agua .
Las muestras inalteradas en tubos Shelby
estarán protegidas en sus extremos; el
tubo no deberá presentar deformaciones
y e l filo de su zapata no deberá estar
golpeado.
e) Revisar e l porcentaje de recuperación de
las mue stras, ya que éste es un factor
que afecta la calidad de las mismas ; en
la práctica, una recuperación de 95% es
satisfactoria; en caso de ser menor de
90% existirán incert idumbres que requieren
una inspección muy cuidadosa de la mues-
tra, conforme al criteri o de ca l idad pre-
sentado en la tabla D2- 1 .
TABLA D2-l CALIDAD DE MUESTRAS EN TUBOS
DE PARED DELGADA
Recuperaci6n en
Calidad de la
porcentaje
muestra
lOO
Excelente
95
Satisfactoria
80 Buena
80 - 50
Mala
< 50
Inaceptable
d) El supervisor manejará con escepticismo
y cuidado el muestreo con lodo bentonítico
arriba del NF.
e) El manejo de las muestras inalteradas con-
tenidas en tubos Shelby se realizará con-
servando siempre su verticalidad, mante-
niendo la zapata de los tubos hacia abajo.
Las a nomalÍas que se encue.ntren en las mues-
tras respecto a cualquiera de los punto s an-
teriores se registrarán e n una relación, pa-
ra ser consideradas en el programa de pruebas
de laboratorio.
2.4 EXTRACCION Y SELECCÍON DE MUESTRAS
Las muestras inalteradas recuperadas con tubos
Shelby efe un me tro deberán ser de 75 cm de
longitud, se cortarán en tres tramos, de
25 cm cada uno , y se realizarán en la parte
superior de cada tramo dos determinaciones
de resistencia con torcómetro . Se revisará
la ca lidad de las muestras: manualmente se
comprobará que la estructuración del suelo
esté inalterada y visualmente si existe fi -
s uramiento , remoldeo, etc.
El ingeniero supervisará que se realice la
siguiente secuenc ia de actividades: identi-
ficaciÓn de la muestra, determinación del
156
contenido de agua , labrado de probetas para
ensayar en pruebas mecánicas y protección
de muestras para su almacenamiento.
2.5 PROGRAMA DE PRUEBAS
El ingeniero supervisor revisará:
a) Que el programa de pruebas de laboratoric
solicitado por el ingeniero de diseño sea
congruente con los tipos de muestras (ta-
bla D2-2) y además permita obtener la in-
formación requerida,
b) Que las pruebas que se van a realizar co-
rrespondan a la calidad y tipo de suelo
para el que se había programado inicial-
mente; en caso contrario, el ingeniero
supervisor propondrá al ingeniero de dise-
ño una reprogramación de los ensayes pro-
puestos.
No deberán realizarse pruebas mecánicas
en:
- Las muestras alteradas
- Las muestras que se localicen arriba
del NF y que hayan sido recuperadas con
tubo Shelby mediante lodo bentonítico,
o bien se juzgarán con escepticismo
- Las muestras en tubos Shelby que estén
deformados (por mal manejo durante su
transportaciÓn) o con la zapata golpea-
da
- Las muestras en tubos de pared delgada
con una recuperación menor de 80%
2 . 6 CONSERVACION DE MUESTRAS
Las muestras que se vayan a almacenar estarán
protegidas para evitar pérdidas de material
y de humedad; para el caso de muestras inal-
teradas , éstas deberán almacenarse sin api-
larlas entre sí para no provocarles altera-
ciones.
TABLA D2-2 ENSAYES DE LABORATORIO APLICABLES A
DIVERSOS TIPOS DE MUESTRAS
Tipo de muestra Muestreador Ensayes de laboratorio
Indice Mecánicos
Inalterada Muestras cGbicas si si
Muestreadores de
pared delgada con
pist6n
si si
Ligeramente alterada Muestreadores de
pared delgada si si
Alterada Muestreadores de
pared gruesa si no
Representativa Posteadora, heli-
coidal, etc .
si no
_/
\
1
f
2.7 PRUEBAS INDICE
2.7.1 Clasificación de suelos. El ingeniero
supervisor cuidará que por rutina, los suelos
se clasifiquen en hÚmedo y en seco; poste-
riormente verificará la clasificación de los
suelos en los que se hayan realizado l!mites
de consistencia .J contenido de finos, y con
esa base evaluara la confiabilidad de la cla-
sificación visual y al tacto en las demás
muestras.
2.7.2 Contenido natural de agua (FAG-05).
Variará conforme la localización del si ti o
explorado y de la profundidad de la muestra,
además de su posición relativa respecto al
NF.
El ingeniero supervisor deberá cuidar de que
no existan las siguientes fuentes de error
en la determinación del contenido de agua:
- Uso de espec!menes no representativos de
las muestras de suelos
Empleo de especímenes muy pequeños
Pérdidas de humedad ¡?revias a la determi-
nación de los pesos humedos
- Temperatura incorrecta del horno
Extracción de los espec!menes
antes de obtener un peso seco
en los mismos
del horno
constante
Incrementos de humedad previos al pesaje
en seco de las muestras
- Pesar los espec!menes secos mientras estén
todavía calientes
- Determinación incorrecta de las taras de
los recipientes para las muestras
2.7.3 L!mites de consistencia (FAG-06 y 07).
Para que la determinación del l!mite liquido
con la copa de Casagrande sea confiable, se
requiere que este aparato se calibre periÓdi-
camente; asimismo, se deberá poner atención
a las siguientes fuentes de error:
- Uso de especímenes no representativos
Preparación inapropiada de los espec!menes
al homogeneizarlos, humedecerlos o secarlos
- Determinación inexacta del contenido de
agua
- Errores de cálculo
- Defectos de armado o ajuste en la copa de
Casagrande
- Copa de Casagrande con partes gastadas
- Falta de limpieza de la copa
- Pérdida de humedad durante la realización
del ensaye
- Realización del lÍmite plástico presionando
al rollo de suelo bajo los dedos
- Diámetro final incorrecto de los rollos
de suelo
Se sugiere que la determinación del 1 Ími te
lÍquido se efectúe con el cono sueco; para
157
ello se requiere cumplir con el contenido
de la ficha correspondiente ( FAG-06) , y en
particular: a) que se revise el peso y ca!da
cono, Y b) que el personal esté familia-
: zado con }a prueba para que realice una
confiable de la misma.
2.7.4 Pesos húmedo y seco. Las
d
fuentes de error mas comunes que deben aten-
erse son:
- Medición de las dimensiones
betas de las pro-
- Determinación inexacta del peso de 1 es-.
pecímenes os
    de sÓlidos. Los factores que
los mayores errores y a los cuales
debe prestársele mayor atención son:
- Tamaño y representatividad de la muestra
empleada
- Determi ación imprecisa del peso del matraz
y su contenido
- Temperatura no uniforme del matraz
contenido
- Falta de limpieza del matraz
y su
- Humedad el exterior del matraz y dentro
de su cuello
- Errores al hacer coincidir el menisco
la marca en el cuello del matraz
- Uso de agua con sÓlidos en disolución
- Remoción incompleta de aire atrapado
suelo en suspensión
- Aumento de humedad del espécimen antes
pesarlo
- Pérdida de material del espécimen seco
con
del
de
- Omisión del ajuste de la densidad del agua
con la temperatura
- Influencia del contenido de sales solubles
2.7.6 Porcentaje de finos.
siguientes aspectos:
Se cuidarán los
a) Que la malla No. 200 no esté rota ni de-
formada
b) Que el secado del material no se realice
a fuego directo
e) No perder material durante el lavado de
la muestra; el material de tamaño mayor
que la malla No. 200 deberá quedar libre
de contaminación de finos.
2.7.7 Torcómetro (FAG-08). Se considera que
esta prueba proporciona valores indicativos
del orden de magnitud de la resistencia no
drenada de los suelos cohesivos. Se reali za-
rán dos determinaciones con torcómetro en
la parte superior de cada tramo de 25 cm de
tubo Shelby. Los valores de estas determina-
ciones no deberán presentar diferencias entre
s! mayores de 10%.
Se recomienda el uso del torcómetro mecánico
que se describe en la   con
de evitar variaciones
lecturas mediante la manual
torcómetros convencionales.
objeto
en las
de los
2
. e PRUEBAS DE RESISTENCIA Y DEfORMA8ILIDAD
2 . 8 . 1 Compresión simple. Esta prueba_propo: -
ciona valores que subestiman la
no drenada de las arcillas blandas de la Ciu-
dad de M&xico debido principalmente al micro-
fisuramiento que estos suelos presentan en
su estado natural: por tanto, los ensayes
de compresión simple deben aplicarse con re-
servas . La fig 02-2 es un ejemplo de la dis-
persión que se observa en este tipo de prue-
bas.
o
10
E.J 5
.,
o
.,
.,
e

o
\..
(l.
20
25
30
p
o
05
Cohesión e , Kg 1 cm
2
1 o 15
oori..
gr
o
o o
<S

Po
u
o
o ;..--
o/.
o
o Compresión
O o
Simple (gu/2)
o
o
o
00
-Cono qc /N
o o
00
0
n o
%
og
-,;;
o o

o
O nO
1\
o
00

L
o
o
o
o
00
0 i.
0
0
o
o
u
FIG D2-2 CORRELACION DE RESISTENCIA DE CONO VS COM-
PRESION SIMPLE
2.8 . 2 Triaxial rápida (UU) (FAG-09) . Las
deformaciones a la falla en los suelos arci-
llosos blandos, se incrementan en general
conforme la alteración de las muestras ensa-
yadas aumenta. De esta manera
1
la forma de
las curvas esfuerzo-deformacion indica la
calidad de la muestra ensayada. En la cur-
va (a) de la fig D2-3, la deformaciÓn a la
falla es pequeña y la c u rva es l ineal hasta
158
(lj
E
u
'
o
""
...
o
,
o
·:;;
"'
4)
,
o
·;e
o
o
N
...
4)

...
"' w
lol Muestro Inalterado
Deformación axial, en porcentaje
FIG D2-3 CURVAS ESFUERZO-DEFORMACION
aproximadamente el esfuerzo máximo . La cur-
va (b) se presenta ligeramente redondeada
y las deformaciones a la falla son mayores :
éste es e l caso de muestras con una cierta
alteración de la estructura del suelo. La
curva (e) corresponde a una muestra remoldea-
da, en la cual no se define claramente el
esfuerzo máximo.
A continuaciÓn se presentan algunos factores
que inducen errores durante la realizaci ó n
de las pruebas triaxiales rápidas :
- Fugas de agua de la cámara triaxial al
esp&cimen ensayado o viceversa
- Rigidez provocada por la membrana de látex
- Fricción en el &mbolo de transmisión de
carga axial
- Alteración de los especímenes durante el
labrado de las probetas o al momento de
colocarles la membrana de látex
- Imprecisión en la medición de las probe -
tas
- Cambios en las dimensiones de las probetas
al aplicar la presión confinante
- Velocidad de deformación muy rápida
- DeterminaciÓn del conte-
nido de agua despu&s de la prueba
Los resultados de las pruebas triaxiales rá-
pidas deberán incrementarse conforme aumente
la profundidad de las muestras (fig 02 - 4) .
Para las arcillas de la Ciudad de M&xico este
incremento se presenta de acuerdo con la si-
guiente relación , con una aproximación de
± 20%.
cuu
N • z ( 02-1 )
S
E
o
.,o
o
Resistencia O eformacidn Unitaria
o
....
., -
01 Triaxial a la falla,
....:
4
o"
E a.Z::
GIZ
Cu Kg/cm en porcentaje o :::1
....
.iñ i=
0.1 02 0 .3 0.4
.,.
o..
5
1 o o
. o
o
o
o
o
10
......... ;,
o 1
0
o,J
,
........... ,
¡
15
o o
FIG D2-4 I DE C CON LA PROFUND !DAD
u
donde:
z
N
S
Resistencia no drenada (ton/m
2
)
de las arcil las blandas de la zo-
na del lago
profundidad de la muestra e nsaya-
da, en m
coeficiente de resistencia que
depende del grado de preconsoli-
dación del suelo (tabla 02 -3 )
Se desconfiará de los resultados de e nsayes
que no c umplan con los val o res de la ec
02-1, excepto que se trate de estratos duros.
2. 8. 3 Triaxial consolidada rápida ( CU) ( FAG-
10). La supervisión de este tipo de ensayes,
además de comprender los elementos conteni-
dos en el apartado anterior, deberá vigilar
que no se presenten los siguientes puntos:
- Aplicación muy , rápida de incrementos de
contrapresión
- Variaciones de la presión
la cámara triaxial y de la
en las probetas
confinante en
contrapresión
Consolidación incompleta del espécimen an-
tes de fallarlo
159
- Variaciones excesivas de temperatura duran-
te la etapa de falla
- Piedras porosas con permeabilidad muy baja
2. 8. 4 consolidada drenada (CO)
Este t1po de ensayes triaxiales debe reali:
zarse lentame.nte , de manera que no se desa-
rrollen pr es1ones de poro en la t
E 1
t · mues ra.
n a prac 1ca esto no es posible para arci-
con grados de arriba· del 80%,
deb1ao a que el drenaje solo puede presen-
con un exceso de presión de poro. Para
real1zar esta prueba en muestras de arcillas
blandas del de   los incrementos
de carga deberan ser pequeños, realizando
la prueba a una velocidad que evite el desa-
rrollo de presiones de poro que invaliden
los resul tados .
Asimismo, se c uidará la exactitud de las de-
terminaciones de los cambios volumétricos
durante la etapa de falla, con objeto de evi-
tar por una saturación incompleta
del espec1men, por fugas de agua en la pro-
beta , evaporac1on o fluctuaciones de tempe-
ratura.
2. 8. 5 Consolidación unidimensional ( FAG-11 ) •
La forma de la curva de compresibilidad y
el valor de la de preconsolidar.ión com-
parada con la presion vertical efectiva (o
1
vo),
permiti rán definir si el suelo ensayado no
sufrió remoldeo ( fig 02-5). En caso de no
ser así, se desecharán los resultados de la
prueba.
41
vi
. Q
()
o
>
41
"t:l
e:
·o
·¡:;
!2
41
a:::
6
5
4
3
...
......... 6......
..........
......

\
Muestro \
remoldeado - "h }:

---D---
 
Ql
Presión, kc;¡ /cm
2
1
(Ese. lag.)
FIG D2-5 CURVAS DE COMPRESIBILIDAD TIPICAS
160
TABLA D2-3 COEFICIENTES DE (Nsl
Zona del lago Grado de Ns, en t/m
3
Consolidación
Lago Virgen Normalmente 0.10 - 0.20
consolidados
Lago Centro I Ligeramente 0.20 - 0.30
preconsolidados
Lago Centro II Preconsolidados 0.30 - 0.40
Durante la realización de la prueba deberán
evitarse los siguientes errores:
- Alteración del espécimen durante el labra-
do de la probeta
- Que la probeta no llene completamente el
interior del anillo
AcciÓn galvánica en el consolidÓmetro
- Piedras porosas con permeabilidad muy baja
Fricción excesiva entre la probeta y el
anillo, que resulta de utilizar anillos
de pequeño diámetro y gran altura
Incrementos de carga inapropiados
- Tamaño inadecuado del espécimen
2.9 PRESENTACION DE RESULTADOS
Los resultados de cada tipo de prueba se pre-
sentarán en sus formatos correspondientes,
describiendo detalladamente en cada uno de
los suelos ensayados. Las gráficas conten-
drán todos los puntos que las originan uni-
dos por curvas suaves; se anexarán los comen-
tarios u observaciones que se desprendan de
cada prueba.
Los resultados de las resistencias definidas
mediante ensayes Índice ( torcómetro y pene-
trómetro de bolsillo) y pruebas mecánicas
de resistencia ( triaxiales rápidas y conso-
lidadas rápidas), se graficarán junto con
las penetraciones de punta de sondeo de cono
eléctrico correspondiente al sitio explorado.
De esta manera se comprobará la tendencia
del suelo a incrementar su resistencia al
corte conforme aumenta la profundidad del
muestreo (fig D2-6).
3. PROCESO CONSTRUCTIVO
3.1 OBJETIVOS
La función de la supervisión técnica, median-
te acciones de inspección y verificación,
es l a de garantizar que el proceso de cons-
trucción se realice c umpliendo las recomenda-
ciones y especificaciones derivadas del dise-
ño . La supervisión técnica debe evaluar las
modificaciones de campo que se justifiquen
y requerir estudios complementarios en caso
que surjan problemas no considerados en el
di·seño.
o O. 5
Cohesión e, Ko 1 cm
2
1.0
1

"

00


10
o
o

o
o p

o-a
o o
o Triaxial  
o
o Po

--Cono Qc/N
o

lo

O o
o
20
o

p

o
\
o 00
00
25
o
o o9t'..
o
o
··t
o
o
o
o
og
30
o
3.2 SUPERVISION TECNICA
La supervisión técnica de una lÍnea del Metro
debe estar encabezada por un ingeniero con
experiencia en este tipo de obras y tener
asesoría de especialistas en estructuras,
geotecnia, constru.:.:ción y programación, los
cuales deben recorrer frecuentemente las
obras en compañía de los ingenieros responsa-
bles de cada frente.
1
.t
1
1
3.3 PRQGRAMA DE SUPERVISION TECNICA
La supervisión técnica deberá iniciarse con
la revisión de la conexión entre el diseño
y la construcción, así como de todos los as-
pectos del proceso constructivo propuesto
en los estudios; a continuaciÓn se descri-
ben brevemente las acciones más importantes.
3.3 . 1 Reconocimiento de la lÍnea
Se debe hacer una · cuidadosa revisión del es-
tudio geotécnico; asegurándose que se hayan
estudiado todos los aspectos peculiares de
la línea, como son edificios pesados o con
cimentaciones superficiales; y que estén
identificados y caracterizados los suelos
que no han sufrido cargas, como parques y
antiguos canales , y que estén identificados
los tramos preconsol irlados. Un aspecto muy
importante es si se conocen confiablemente
las condiciones piezométricas del sitio, para
evaluar las recomendaciones contenidas en
el estudio sobre el control del nivel freá-
tico.
3.3 . 2 InstrumentaciÓn de campo
Se deberá comprobar que la instrumentación
de campo con la que se controlará el proceso
de construcciÓn sea la adecuada, que esté
protegida, y que las mediciones tengan la
frecuencia y precisión necesarias .
3.3.3 Construcción de muros milán
Se deberán vigilar todos los aspectos del
proceso constructivo y comprobar la calidad
del muro una vez que se realice la excava-
ción. Los aspectos principales que deben
cuidarse son:
- Verificar la localización de los muros
- Ratificar durante la excavac-ión la selec-
ción del fluido estabilizador , que general -
mente podrá ser simplemente agua, y en tra-
mos d e suelos muy blandos con muros profun-
dos (mayores de 20 m) , podrá justificarse
el empleo de lodos arcillosos o bentoní-
ticos
Asegurarse de que el equipo de excavación
tenga las dimensiones especificadas y sea
el adecuado
- Inspeccionar los materiales excavados, lle-
vando un control cuidadoso de su clasifica-
ción y compararla con la información estra-
tigráfica
- Cuando se emplee lodo,
sus características,
densidad, viscosidad y
Detectar las pérdidas
el volumen perdido .
se deben controlar
principalmente su
contenido de arena.
de lodo y estimar
· Vigilar que se limpie el fondo de la exca-
vación con una tubería de suc.:ción (a.U!. li6.tl
Observar la colocación de la armadura de
refuerzo, comprobando que se utilicen cen-
tradores adecuados, que tome la posición
161
correcta y que quede f lj a con suj etadore::;
para que mantenga su posición du- . '1te el
proceso de colado
- Colocar las juntas separadora ..
mente verticales y engrasadas
perfecta-
- Revisar que el revenimiento y tamaño de
agregados sean los especificados
- Controlar que
se opere con
con cuidado,
contamine
tubería de colado o treml
valvula (pelota) y se
para que el concreto no se
- Llenar registros control con todos los
detalles construct1vos,observaciones y des-
cripción de los problemas del colado ( fig
D3-1)
- vez   la excavacion, el super -
Vlsor exam1nara la calidad aparente del
muro de calidad pobre,
que debera c?;relac1onar con los registros
de construcc1on y proponer medidas correc-
tivas
3.3,4 Control del nivel freático
Las alter_!lativas de bombeo que podrán adop-
tarse seran: de achique, por gravedad y elec-
trosmótico; en cualquiera de ellas el super-
visor debe asegurarse que el control de agua
freática sea el adecuado, que no se tenga
una eventual condición de subpresión en un
estrato granular y que no se esté desarro-
llando una superficie de falla . Los aspec-
tos precisos que deben vigilarse son:
- Limpieza de zanjas y cárcamos de bombeo
Limpieza de los pozos de bombeo previa a
la colocación del filtro
Granulometría adecuada del filtro
Medición del gasto bombeado
- Control del potencial eléctrico e intensi-
dad de corriente
Medición de los piezómetros de control
3.3.5 Excavación y apuntalamiento
Los aspectos técnicos que deben supervisarse
durante la excavación del terreno (nÚcleo)
comprendido entre muros milán son:
· Revisión cuidadosa del programa de excavd-
ción, analizando la capacidad del equipo
disponible
- Identificación de los materiales excavados
a fin de ratificar la información sobre
la estratigrafía del sitio
Criterio de colocación de puntales, así
como la magnitud de la precarga, asegurán-
dose de que los gatos estén calibrados
- Comprobar que el nivel de excavación sea
el proyectado, que el fondo esté limpio
y que no se haya remoldeado el material
162
LINEA
Fecho
Tramo
Contratista
-
Sub tramo
Subcontrotisto
lng del frente
lng Supervi sor
Plano de
referenci a
Característicos
del muro
Locolizocion del muro
Profundidad
m Ancho m 1 Largo m
PEFORACION Observaciones
Inicio
Terminocion
Pro t proyecto
Prof real
LODO BENTONITICO Observaciones
Densidad
g / cm3
Viscosidad
seg
- ··
Cor.>enido de areno % Adi ti vos
Volúmen perdido
m3
Tipo de bentonito
COLOCACI ON DE ARMADO Observaciones
Tipo Fecho
-- ·-
CONTROL DE COLADO CONCRETO
Profundidad Volumen Hora Resistencia Revenimi ento
Tamaño máximo del agregado
RESISTENCIA A LOS 28 DI AS
N t. N t. Ni. Ni.
FIG D3-1 REGISTRO DE CONSTRUCCION DE t ~ U R   MILAN
- Revi s ar las c ondiciones de frontera en el
e xtremo de los muros milán, particularmente
s i conv iene interceptar el flujo de agua
e n estratos permeables
- Durante todo el proc ... eso de excavación , el
ingeniero supervisara que los movimientos
verticales y horizontales estén dentro CF!
las toleranc ias definidas en el proyecto
3.3 . 6 Estabilización de taludes
En las excavaciones a cielo abierto se podrá
requeri r proteger los taludes contra el in-
temperis'llo, o s e r necesario colocar anclas
para mejorar su estabilidad. En estos traba-
jos de supervisión se vigilarán los siguien-
t es aspectos:
- Que el talud sea cuidadosamen te afinado
- Comprobar que la malla metálica de refuer-
zo esté separada del talud como indica el
proyecto , asegurándola firmemente con an-
clas cortas
- Comprobar que el lanzado de concreto se
haga correctamente y que se alcancen los
espesores diseñados
- Compro bar que l a resistenc ia del conc r e t o
lanzado sea la espec if i cada
- Verifi car que l a c olocac ión d e anclas c um-
pla todos l os det alle s e specificados
- Realizar suficien tes pruebas de anc las para
asegurarse de que a lca nzan la capac idad
proyectada
3.3 . 7 Estructuras afect ables
El ingeniero supervisor i dentificará con t o-
do detalle l as estructuras vecinas que pudi e -
ran ser afectadas po r la c onstruc c ión del
Metro y comprobará que hayan sido consi dera-
das en el diseño, o que s e requieran est udi os
complementarios que contengan recomendacio-
nes detalladas de las medidas de seguri dad
que deban adoptarse.
3. 4 MODIFICACIONES A LOS PROCEDIMIENTOS DE
CONSTRUCCION
3 .4.1 Origen del problema
La complejidad del subsuelo de la Ciudad de
México hace factible que durante la construc -
ción aparezcan condiciones diferentes a l a s
.JI
identificadas en el es tudio geotécnico¡ el
ingeniero supervisor, asesorado por el espe-
cialista de mecáni ca de s uelos, debe evaluar
la importancia del pro blema y decidir la con-
veniencia de introducir modificaciones de
campo o de rea lizar estudios complementarios
para fundamentar alguna modificación.
3 . 4.2 Planos definitivos de construcciÓn
La supervisión se encargará de elaborar los
planos definitivos, que incluyen las modifi-
caciones que se realizaron durante la cons-
trucción, así como recopilar los estudios
que las fundamentaron¡ también integrará un
informe fotográfico del proceso constructivo,
incluyendo las condiciones imprevistas; el
informe contendrá f echas, referencias y acla-
raciones que faciliten la interpretación de
las fotografías.
La supervis1on elaborará un informe final
que contenga todos los aspectos técnicos sig-
nificativos que se hubieran presentado du-
rante el proceso de construccion .
3.5 TRAMOS EXPERIMENTALES DE CONSTRUCCION
3.5 .1 Objetivo
El extenso programa de construcción del Metro
requiere la constante aplicación de nuevas
técnicas de construcción, así como del desa-
rrollo de procedimientos alternativos, bus-
cando incrementar la eficiencia, reducir los
costos de construcciÓn y mejorar la calidad
de los trabajos.
La supervisión debe detectar qué aspectos
conviene desarrollar , el alcmce de los expe-
rimentos y a nali zar las ventajas económicas
que se lograrían.
3.5.2 Diseño y evaluación de los experimentos
Los experimentos tendrán que ser cuidadosa-
mente diseñados , definir con precisión el
objetivo de cada uno y las variables que po-
drán ser tomadas en cuenta; la ejecución del
experimento quedará a cargo de un ingeniero
familiarizado con · todos sus detalles , quien
también se encargará de recopilar todos los
datos .
La información será y evaluada por
el ingeniero que propuso el experimento,
quien se encargará también de plantear las
conclusiones del mismo; la supervisiÓn anali-
zará toda la información, requiriendo la co-
laboración de especialistas que puedan ase-
sorarlo.
4. COMPORTAMIENTO DE LA
ESTRUCTURA
4.1 OBJETIVOS
La supervisión de obra será la encargada de
determinar el comportamiento de una estructu-
ra a corto y a largo plazo, mediante medicio-
nes topográficas y lecturas de la instrumen-
tación de campo; esta información permitirá
163
juzga: los siguientes aspectos: a¡ definir la
segur1dad que presenta la estructura b) co-
nocer la funcionalidad con la '
) d que opera
e etectar los p:oblemas que podrían afee:
tarla, Y.dl recop1lar la . información básica
perm1ta establecer meJores bases de dise-
no para otras líneas del Metro.
4. 2
OBSERVACIONES A CORTO Y A LARGO PLAZO
Durante los primeros meses de funcionam
1
ento
de ·una línea del Metro deben observarse:
  1J expat1A.<.onu. Conocer la evolu-
Clón de los m<;>vimientos verticales que
ocurr1endo, med1ante nivelaciones topo-
gráflcas de puntos a lo largo de la línea
de los referencia; la precisión
estas n1velac1ones será de ± 2 mm y estará
referida a bancos de nivel profundos confia-
bles.
Con la información obtenida se definirá el
perfil destacando los tramos
donde pud1eran estar ocurriendo cambios.
Evof.uu6n de f.o. pJt.u.<.6n de pOllo • Conviene de-
terminar los cambios que se presenten en los
piezómetros instalados a lo largo de la lí-
nea, para asegurarse de que las hipótesis de
diseño siguen siendo válidas, y en c aso con-
trario, estudiar la influencia que pudieran
desarrollar los cambios.
F.<.f.tJt.ac.<.one4. Inspeccionar mensualmente la
línea a fin de detectar posibles filtraciones
que afecten la operación y proponer impermea-
bilizaciones correctivas.
JuntM u.tJutduJta.i.u. Mantener un registro del
comportamiento de todas las juntas estructu-
rales. Si se presentan fisuras, habrá que
colocar testigos de yeso para conocer su acti-
vidad.
ObJt.a6 ceJt.cana4. Deberán analizarse cuidado-
samente, todas las excavaciones , sistemas de
bombeo y cimentaciones que se hagan en la
proximidad del Metro, para asegurarse que no
lo afectarán. Adicionalmente, durante la
construcción de esas obras , se harán nivela-
ciones y medición de instrumentos a fin de
comprobar que los efectos inducidos son tole-
rables.
Oaño6 614m.<.co6. Después de un sismo se ins-
peccionará cuidadosamente cada línea del Me-
tro, y se realizarán nivelaciones topográfi-
cas para determinar los daños, en caso de ha-
berlos .
Ope1Ulu6n de la Unea. Resulta necesario re-
copilar la siguiente información sobre la ope-
ración de la línea: a) velocidad de operación
de los trenes y su comparación con la de di-
seño, b) definir la influencia de filtracio-
nes y daños estructurales , y e) en las esta-
ciones que tengan edificios revisar que las
cargas verticales de trabajo sean similares a
las de diseño.

E: INSTRUME.NTACION DE CAMPO
• DESCRIPCION DE LA INSTRUMENTACION
.PARA EL ESTUDIO GEQTECNICO .
Y PARA OBSERVAR EL COMPORTAMIENTO
DEL CAJON DEL 'METRO, DU.RANTE . .
SU·CONSTRUCCION .y ·OPERACION: ·
· S f ' h ..
-- ____ .,.:__--.------ -
• 1
' . ··!
;: '
.. l

·t
.  
.
. . ·1
1
. ¡
:'
. ·. ¡
1
• 1
J
1
\
E: INSTRUMENTACION DE CAMPO
FIC-0 1 Piezómetro abierto en perforación previa
1. OBJEl'IVO
Este di spositivo permite determinar la pre-
sión de poro de un lugar a una cierta profun-
didad, al medir el nivel del agua que se es-
tablece en un tubo vertical, que tiene su ex-
tremo inferior permeable . Esta información es
necesaria para alguno de los siguientes pro-
pósitos: a) determinar el estado inicial de
esfuerzos del sitio en estudio , b) definir las
condiciones de flu jo de agua, y e) conocer la
influencia del proceso constructivo en la pre-
sión de poro .
2 . APARATO
Se muestra en la fig tl- 1; consta de un tubo
vertical, usualmente de PVC o me t álico de
0.5 pulg. de diámetro, con coples cementados,
y una celda permeable en su parte inferior.
Esta celda es también un tubo de PVC de
1.5 pulg. de diámetro y 30 cm de altura, con
ranuras horizontales de 1 mm (fig Il- 1) , que
permiten e l paso del agua; se acostumbra lle-
nar la permeable con arena de partícu-
las mayores de 2 mm; usualmente se GOloca un
fieltro o una malla muy fina para confinar la
arena dentro de la celda.
3. INSTALACION
3.1 Trabajos de campo
Estos piezómetros se ins talan en perforacio-
nes verti cales , c uidando que la celda permea-
ble se mantenga libre de lodo y quede rodeada
de un filtro de arena limpia; el procedimien-
to de instalación se presenta en la fig Il-2;
consiste esencialmente en las siguientes eta-
pas:
l. Se perfora el suelo con un
3 pulg. hasta una profundidad
debajo de la instalación del
el fluido de perforaci oñ debe
diámetro de
de 60 cm por
piezómetro;
ser agua
2. Se instala ademe metálico de diámetro N y
se hace circular agua limpia hasta que re-
torne con un m1nimo de material en s uspen-
sión.
3. Simultáneamente a lo anteri or se ensambla
el piezómetro con la longi tud total del
tubo vertical (por ejemplo 30m), para per-
mitir que el cemento de los coples tenga
tiempo suficiente para endurecer; si se
emplea tuber1a metálica en l as cuerdas se
debe colocar cinta de teflón
4. Se extrae el ademe 30 cm y se vac1a arena
bien graduada en el pozo, controlando su
volumen
5. Se coloca el piezómetro dentro del pozo,
comprobando que quede bien asentado en la
arena. Esta maniobra se hace aprovechando
la flexibilidad de la tuber1a de PVC
(0.5 pul g.   que fácilmente admite ra-
dios de curvatura de 3 m, aproximadamente;
c uando se utiliza tuber1a metálica se en-
rosca a medida que se introduce al pozo.
En c ualquier caso se coloca un tapón supe-
rior roscado o débilmente cementado, con
una pequeña perforación para que el aire
entrampado tenga salida.
6. Se extrae el ademe en tramos de 10 cm, va-
ciando gradualmente a rena dentro del pozo
hasta 30 cm por arriba del bulbo
7 . Se agrega bentonita en bolas para sellar
un tramo de un metro del pozo , controlando
s u volumen
8. Se extrae el ademe y se rel lena el pozo
con lodo arcilloso
3 . 2 Criterio de instalación
Las celdas permeables de los piezómetros de-
ben colocarse coincidiendo c on los estratos
permeables que aseguren su buen funcionamien-
to· en la fig Il-3 se muestra como hacerlo,
un perfil estratigráfico
do con el cono eléctrico, porque esta
ca detecta con precisión los estratos duros
de secado solar de pómez o de arenas vol cá-
nicas, que permeabilidad que las
arcillas intermedias.
Por lo anterior, una estación piezométrica
A
30
..
'.
· .. . .
'
.. '
: . ·. '
Areno 1!1>2
a) Celda permeable
Copie PVC
·ce m entado á) :3.0 m
A
mm
Tubo PVC (hidráulico)
1/ 2 pul g. l'l
Rondana PVC 1/4 pulg.
Ranuras (:3) de 1 mm.
Tubo PVC ( hidro'ulico
1
1
/2 pulg. fJ
Topo PVC 1/4pulc.¡.
1-
4. 81!1  
166
1
lCC
 
JO
t
f ...
_y
..
o •• •
Tubo ver! icol
Sello de bentonito
Perforo e iÓn
de :3 o 4 pu iQ
( 7. 5 o 1 O e m . )
Filtro de areno
bien graduado
Acotaciones en cm
Figuro sin escalo
FIG 11-1 PIEZOMETRO ABIERTO
sjempre está constituida por varias celdas de
medición, usualmente dos o cuatro, en igual
número de perforaciones.
3 .3 Protección de los aparatos
La parte superficial de los piezómetros, esto
es, la salida de los tubos verticales deberá
quedar alojada en un registro de protecci6n
(fig Il-4), Los tubos deben tener una eti-
queta que identifique la profundidad de cada
celda; el registro tendrá también un nivel de
referencia de las elevaciones.
4. MEDICION
La celda permeable permite que se defina la
altura piezométrica del agua de la lente en
que fue instalada; por su parte, el sello de-
be impedir la intercomunicación con los otros
lentes que queden por arriba.
El tiempo de respuesta de este piezómetro es
lento, probablemente de varios d1as, porque
tiene que acumularse el agua dentro del tubo
vertical, hasta alcanzar la altura de equi li-
brio.
El nivel del agua dentro del tubo verti cal se
detérmina con una sonda eléctrica integrada
por un cable eléctrico dúple x flexible y un
medidor de resistencias (óhmetro) ; l a punta
del cable lleva una boquilla de plástico que
impide que los dos alambres conductores pue-
dan hace r contacto con la pared interior del
tubo, tiene también un lastre metálico para
tensar el cable y asegurarse de la precisión
de la medición . Una vez que los conductores
tocan la superficie del agua cierran el cir-
cuito, y el onmetro lo registra; la precisión
de la medición es ± 1.0 cm de columna de agua.
La medición de la altura piezométrica d ebe
estar relacionada con un nivel de referencia
instalado junto a l piezómetro (fig Il-4).
5. INFORMACION OBTENIDA
5.1 Condiciones iniciales
¡
1 .
una vez e stabilizados los niveles de agua de
las celdas que constituyen una estación pie-
zornétrica, y la posición de l os niveles de
agua, se deduce la variación con la profundi-
dad de los esfuerzos totales y la correspon-
diente de los esfuerzos efectivos. En l a fig
Il-3 se muestra que restando de los esfuerzos
totales la magnit ud de las elevaciones pieza-
métricas, se obtienen los valores de los es-
fuerzos efectivos a las elevaciones en que se
han instalado las celdas de medición; estos
puntos se unen linealmente, considerando que
en los estratos arcillosos intermedios .a pre-
sión de poro varía linealmente .
5 . 2 Evolución de los niveles piezornétricos
Considerando que los niveles piezométricos
pueden cambiar a consecuencia de : a) bombeo
profundo para e l abatimi ento de agua, b) re-
carga de los acuíferos durante el periodo de
lluvias, e ) bombeos superficiales por exca-
vaciones superficiales, y d) por la aplica-
ción de sobrecargas superficiales, se requie-
re determinar la evolución de los niveles pie-
  el tiempo; para ello se real i-
lAgua
1
Ademe
N
Perforóción
3pulg.-
T
JO
1
··Agua
30
i
30
Arene +
bien
graduada
30
1
167
zan observaciones frecuentes (fig Il-5). Debe
tenerse en cuenta el tiempo de demora que re-
quieren los piezómetros abiertos para regis-
trar estos cambios, que podría justificar el
uso de piezómetros neumáticos a pesar de su
e levado costo y delicada operación.
6. COMENTARIOS
Los piezórnetr.os abiertos frecuentemente se
identifican corno tipo casagrande, por ser ese
investigador el primero que promovió su uso
intensivo.
Los piezómetros abiertos pueden fabrica rse
con tubería metálica y de PVC; en cuanto al
bulbo de medición , los hay de plásticos per -
meables, de metales sintehizados y de filtros
geotextiles . En general, todos e llos tienen
un comportamiento muy similar.
Se han desarrollado también técnicas para ins-
talar piezómetros abiertos hincando a presión
el tubo vertical, a medida que se protege tem-
poralmente el bulbo permeable (FIC-03).
Bulbo
ranurado
T
100
l
R efereneio '
de nivel
Sello
de
Relleno
con l odo
arcilloso
b ent onita
Lavado con
oouo
e olococ!OO del
flflro
Colococl6n
del bulbo
Cotocac1Ón
del sello
Condici Ón
final
Acotaciones en cm
Figura sin escala
FIG 11-2 INSTALACION nE PIEZOMETROS
168
w rEstociÓn
Resistencia por punto del cono   kg/cm
2
5 10 15
11 NF
¡rf
\
\
\
o 1
ID
l
C'll
-
1
,.,
!!!
1
ID
C'll
BúbO
.1
,,
1 •

J,-\
z
\
'
1

-s.o
10
f\
'
\
\
\\
y
11.2
E
-
N
-
15 'O
o
'O
'O
e:
"'
-
o
...
a..
)1
'.
1
\
(t
'
¡ 1
\


16.3
20
y
t
Esfuerzos

>
¡>
25

1
'

30 10 20
\

Esfuerzos
totales.
'
"'

\
'
\
\
\
. '
\
\
\
26. 1
30
Presión, t!m
2
FIG Il-3 CRITERIO DE INSTALACION DE PIEZOMETROS Y VARIACION
DE LOS ESFUERZOS EFECTI VOS DE UN SITIO
-
\ ....
'-,
l
1
¡1

4 0
rTapa
'i'
'
1'
f-.--- 29
Planta --!
Tabique
3 o
Armazón
t
19

allen 'il
40
169
r----- - 100
 
Conjunto
1/ 4"
Armazón metÓiica
Angula l "x l"x 3/ 16"
Acotaci ones, en cm
FIG l l -4 REGISTRO PROTECTOR DE PIEZOMETROS ABIERTOS
1 ~ sep. 84
l
o
o
-
1.0
1-
2.0
E
e
- Q)
~
·-o
o
3.0
:2
"
e
~
o
¡-
~
a...
4.0
5.0
170
12 oct 12 nov
~
¡·
2)
10 40 5 60 70
o'
!D lOS
    ~   1
,.,,
'''1 rv''' ' Vrr
1
~
o-
"
-1-
PN-18
12.00 m
PA-1
19.80 n
lA
r
PA-2
30.00 m
"' PN-18
.... ~
~ ~ -
- .,
-o PA-1
1 ~ -
--
-
PA-2
O bservaclones:
1. El piezÓmetro PA-1 presentaunacafda de
O. 75 m en la columna de aoua
2. El PA-2presenta unaca(dade 1.70m en
1 a columna de agua debido al bombeo
profundo
FIG 11-5 EVOLUCION DE LA COLUMNA DE AGUA EN UNA ESTACION
PIEZOMETRICA
FIC-03 Piezómetro neumático
l. OBJETIVO
Este dispositivo, al igual que el piezómetro
abierto, permite determinar la presión de po-
ro de un lugar, a una cierta profundidad, mi-
diendo directamente la presión que ejerce el
agua sobre una membrana o diafragma; como el
volumen de agua que se requiere para activar
la membrana es muy reducido, su de
respuesta es corto . Lo anterior hace que es-
tos piezómetros sean particularmente adecua-
dos para detectar los cambios de presión de
poro provocados a consecuencia de un proceso
constructivo.
2. DESCRIPCION DEL APARATO
En la fig 13-1 se muestra un piezómetro neu-
mático, en el que su sensor está formado por
dos piezas cilíndricas de acero inoxidable,
unidas con 6 tornillos de 1/4 pulg. $ ; ambas
piezas aprisionan perimetralmente la membrana
flexible de acero inoxidable de 0.002 pulg.
de espesor. Por debajo de la membrana se en-
cuentra el bulbo perimetral de PVC y la pie-
dra porosa fina; por arriba están los dos
aro-sellos, el exterior que sella
mente a la membrana y el interior, más peque-
ño, que sirve para controlar la operación del
aire a presión.
Complementan este aparato las dos lineas de
tubo flexible f>oli../.l.o una para introducir el
aire a presión y la otra de salida; finalmen-
te, un tramo de tubería de PVC de 3/4 pulg.$ ,
en cuyo extremo inferior queda fijo el piezó-
metro neumático.
3. INSTALACION
3.1 Trabajos de campo
Se instalan en perforaciones verticales, cui-
dando que el bulbo permeable se mantenga li-
bre de lodo, y quede confinado en un filtro
de arena limpia; las etapas de procedimiento
de instalación son similares a las descritos
para los piezómetros abiertos (FIC-01) con el
cuidado adicional de proteger con tapones los
tubos de Polyflo, de entrada y salida del ai-
re, debe identificarse el extremo su-
perior de cada linea . Es necesario tener en
cuenta que un solo grano de arena que penetre
en los tubos de aire obstruirán el funciona-
miento del piezómetro.
3.2 Criterios de i nstalación
Los sensores deben colocarse coincidiendo pre-
ferentemente con los estratos permeables, pa-
ra asegurarse de su mejor funcionamiento; si
es necesario, estos piezómetros pueden colo-
carse en un estrato arcilloso, aún cuando ha-
ce mucho más lento su tiempo de respues-
ta. En la fig Il-3 de la ficha FIC-01 se
muestra la mejor manera de instalarlos, apro-
vechando un perfil estratigráfico obtenido con
el cono eléctrico, porque esta técnica detec-
ta con precisión los estratos duros de secado
15
15
---Tubo PVC 3/4"
_Reducci ón bushing
de 3/ 4"
    Tornillos de acero
i nóxidoble
eporoción poro fines
descriptivos
Arosellos central y
perifér ico
por oso f ino
..... +---6
....._t -7 6----+--t
ulbo, tubo de PV C de
6.00 cm d con ronuros
a coda 5mm, lleno de
areno media
anura de 1 mm
(arreglo de 3 )
Topo de PVC 1/4"
Dibujo sin escala
Acotaciones en centrmetros
FIG 13-1 PIEZOMETRO NEUMATICO
173
al bl
el
dl
o
o :
o o
o
·o
'
!
1
o :
l O
1
1
1
o :o
1
1
.----
T
o
1
1
1
:o o
1
1
1 1
1
! 1
' O 20cm lo
1 1 1
1
!
NA .- Nive l de aguo dentro
o
1
del tubo.
¡ O
i
1
o lo
1
1
iln
F! G !2-3 !NSTALACION DE PUNTA PIEZOMETR ICA
que podría justificar e l uso de piezóme tros
neumáticos, a pesar de su elevado costo.
6 . COMENTARIOS
Los piezómetros hincados se pueden identificar
tambi én como piezómetros abiertos tipo Casa-
grande .
Como s u instalación se hace sin emplear lodo
bentonitico, su funcionamiento es muy confia-
ble .
La posibilidad de instalarlos manualmente los
hace particularmente Gtiles para colocarlos
en sitios de acceso dificil .
La instalaciones   ~ estos piezómetros hinca-
dos es más eficiente que la de los que se ins -
talan e n perforaciones previas; por ello su
costo es menor.
172
Manero!
Br oca
,-.--
T
o
2.5
t
lOO
1
~ r
1
1
~
A A
1 1
2.5
9 v
1@1
1 1
1
1 1
r---,
1 1
1 1
'
1 1
Copie
1
T
l."-1
\ 1
2.5
  ~ l e
t
l-- 1. 9--'i
l- 1. 5""'1
2.5
T [3r-TaoUio '"'"
í
.L
~ D
30
't 1/4puk;¡. i'
Corte A-A
70
t
r-- 30
.J
30 ~
,.
2
.
5
f ~ Monerol 30
l
©
--4--
Conjunto
1--05--1 Acotaciones, en cm.
FIG 12-2 BARRENA HELICOIDAL MANUAL
3.3 Protección de los aparatos
La parte superfic ial de los piezómetros, e sto
es, la salida de l o s tubos verticales, deberá
queda r aloj ada en un registro de protección
(fig Il-4 de l a ficha FIC-01). Los tubos ten-
drán una e tique ta que identifique la profun-
didad de c a da c elda; e l registro debe también
tener un nivel d e re f ere ncia de l a s elevacio-
nes .
4. MEDICION
El nivel del a gua dentro d e l t ubo se determi -
na i gua l q ue en un p iezómetro Ca sagrande , con
a yuda d e u na sonda eléc trica i ntegrada por
un cabl e dúplex fl e xible y u n medidor de r e -
sistenc i a (Óhme tro ).
El tiempo de respuesta de este piezómetro es
lento, probablemente de varios días, porque
de be a cumularse el agua dentro del tubo ver-
tical, hasta alcanzar la altura de equili-
brio.
5. INFORMACION OBTENIDA
5.1 Condiciones iniciale s
Una vez estabilizados los niveles de agua de
las celdas qua constituye n una e s tación pie-
zométrica, y conociendo la variación con la
profundidad de los esfuerzos totales, s e pue-
de determinar la variación de los e sfuerzos
efectivos.
En la fig Il-4 se muestra que de la magnitud de
las elevaciones piezométricas , se obtienen los
valores de los esfuerzos efectivo s a las ele-
vacione s e n que se han instalado las celdas
de medición; estos puntos s e unen entre sí,
considerando que los estratos arcillosos in-
termedios la presión de poro varía line almen-
te.
5.2 Evolución de los niveles piezométricos
Considerando que los niveles piezométricos
pueden cambiar a consecuencia de: a) bombeo
profundo para el abastecimiento de agua,
b) recarga de los acuíferos durante el perio-
do de lluvias, e) bombeos superficiales por
excavaciones superficiales, y d) por la apli-
cación de sobrecargas superficiales, se re-
quiere determinar la evolución de los niveles
pie zométricos con el tiempo, para lo cual se
realizan observaciones fre cuentes (fig Il-5
de la ficha FIC-01). Debe tenerse en cuenta
e l tiempo de demora que requieren los piezó-
metros abiertos para registrar estos cambios,
1
FIC..-f}2 P.iezómetro abierto hincado
l. OBJETIVO
Pe rmite determinar la pres1on de poro de un
lugar a ciert a profundidad , midiendo el n i vel
de l agua que se es tablece e n la punti permea-
ble de un tubo ve rtical hincado a presión .
Esta informac ión es necesaria para cualquiera
de los s iguient es propósitos: a ) determinar
e l estado ini cial de e sfuerzos del sitio e n
es tudio, b ) definir las condiciones de f l ujo
de agua, y e) conocer la influencia del pr o -
ceso cons tructivo en la presión de poro .
2. APARATO
Este se mue s tra e n la condición de hincado e n
la fig !2-l; los elementos q ue lo integran
son: a) tubo de cobre de 5/8 pulg . de diáme-
tro y JO cm de longitud, con perforaciones de
5 mm forrado con fieltro perme a bl e, b ) tubo
de fierro galvanizado de 3 / 4 pulg . de diáme-
tro en tramos de 1 .0 m con coples , y e ) punta
c ónica de acero de 2 . 7 cm de d i ámetro , con
s ello temporal de s ilicón al tubo g alvaniza -
do .
T
1
T
I.Om
J
3.0
t
1 3.0
1
+
3.0
1
I.Om
f
t-'""
3.0
+
3.0
lO m
f 1
1
3.0
l
..
 
o). Conjunto
FIG 12-1
30.0
1
1
1
1
1
1
1
1
N:
li
1
l>l
1<::;
o

1
o 1
1
1
1
Q
fPunta de
f acero
t--2.70-..j
 
Acotaciones
1
en :m.
Perforaciones de Smm
de diámetro
Tubo galvanizado de
3/4 pulg. de diámetro
Fieltro
Tubo de cobre de
5/8 pulg. de diámetro
rÍgido
Sello de sillcón
PUNTA PIEZOMETRICA
3 . INSTALACION
3.1 Trabajos de campo
Estos p iezó metros se hincan en e l sue lo con
l os gatos hidráulicos de una perforadora o d e
un cono mecánico. En suelos muy blandos pue -
den hincarse manualmente a percus ión, con ayu-
da de un marro ligero ; e n es t e caso , si la
cos tra supe rficial es dura, previamente se de-
berá perforar con la barrena oelicoidal de
la fig !2-2 . El procedimiento de instalacióp
manual o con ayuda de una se presen-
ta e n la fig !2-3; consiste esencialmente en :
l . Perforar manualmente con una barrena heli-
co i dal o con una perforadora mecánica, has -
ta un metro por arriba de · l a profundidad
de instalación.
2 . Hincar el piezómetro en e l s uelo en la po-
sición cerrada, hasta l a profundidad de
proyecto (fig !2-Ja); en estas condiciones
el se llo de s ilicón e vita que penetre agua
y lodo al interior del tubo. Si el hinca-
do se hace a percusión, se requiere una
cabeza protectora de la rosca de los tubos
(no incluida e n la figura) ; si se hinca a
presión, deben usarse mordazas laterales.
3. Se introduce en e l piezómetro una barra
auxiliar de acero de 3/8 pulg . de diáme-
tro, en tramos de 1.5 m, con c ue rda, para
formar una columna con tinua; a c ontinua-
ción se introduce agua , hasta igualar el
nivel en el interior del tubo (NA) con e l
nivel fr e ático (NF). En segu ida , con la
bar r a a uxiliar se empuja a presión la pun-
ta de la ce lda permeable (fig !2-Jb), o
bien con l os impactos de un martillo has ta
abrir el piezómetro 20 cm.
4. Al extraer la barra de acero agre-
garse agua de manera que el nivel del agua
(NA) no cambi e bruscamente, sino que se
mantenga cerca o por arriba del nivel fr eá -
tico (NF); a cont i nuación, este nivel t e n-
derá a encontrar su posición de equilibrio.
3 . 2 Criterio de instalación
Los elementos permeables de los piezómetros
deben colocarse coincidiendo con los estratos
permeables que aseguren su buen funcionamien-
to; en la fig Il-3 de la ficha FIC-0 1 se mues-
tra" c ómo hacerlo, aprovechando un perfil es-
tratigráfico obtenido con el cono eléctrico,
porque esta técnica detecta con precisión los
estratos duros de secado s olar, de pómez o de
arenas volcánicas que tienen mayor permeabi-
lidad que las arcillas intermedi as; de ahí
q ue una estación piezométrica siempre esté
cons tituida por bulbos de medición,
usualmente dos a cuatro, en i gual número de
perforaciones, pero a distintas profundida-
des.
· i
¡
solar, de pómez o de arenas

b
.l. "' s con ma-
yor permea 1 1dad que las arcillas · t
d
. . 1n erme-
1as. Lo anter1or hace que una e s ta ·ó ·
"'t · · "' . c1 n p1e-
r1ca s1empre constituida po ·
1 t d d
.. ó r var1os
e emen os e me 1c1 n, usualmente tres
0
. 1 a d cua-
tro en 1gua n mero e perforaciones per
distintas profundidades . '
0
a
Otro criterio de instalación para este tipo
de piezómetros es colocarlos Gnicamente en el
estrato permeable , cuya condición de subpre-
sión pudiera poner en peligro la estabilidad
de una excavación, ya que permitirian detec-
tar cambios de presión en corto tiempo.
3.3 Protección de los aparatos
La parte superficial de los piezómetros, esto
es, la entrada y salida del aire deberán que-
dar alojados en un registro de protección
(fig Il-4 de la ficha FIC-01). Los tubos ten-
drán etiquetas que identifiquen la profundi-
dad de cada bulbo y la entrada y salida del
a ire.
3.4 Calibración previa
Estos piezómetros deben calibrarse antes de
ser instalados a una presión del doble de la
operación, para l o cual se introducen en una
cámara hermética llena de agua a presión ; di-
cha cámara tiene dos o rificios para el paso
de los tubos Polyflo que conducen el aire. La
calibración consiste en aplicar una presión
conocida al agua y medir la correspondiente
en el piezómetro; en la fig I3-2 se muestra
una curva de calibración tipica, en la que
puede apreciarse cierta distorsión para pre-
siones menores de 1 kg/ cm
2
• Esto Gltimo no
necesariamente es importante, porque la curva
de calibración se repite .
La precisión de la calibración está condicio-
nada a las sensibilidades de la membrana y
del sistema de medición .
4. MEDICION
4 .1 Operación
La presión que ejerce el agua en la membrana
se determina equilibrándola con aire, valién-
dose de un sistema de aire a presión contro-
lada, identificado usualmente como consola de
medición. En la figura I3-3 se presenta una
consola para presión de 4 kg/cm
2
(40 m de
agua) , asi como el arreglo para la medición,
que opera en las siguientes etapas:
a) Se conectan los tubos rle entrada.Y salida
del piezómetro a la consola de medición
b) Se cierra el regulador de presión y la vál-
vula de purga , y se abren las válvulas de
paso y del tanque
e) Se abre gradualmente el regulador , obse r-
vando la présión en el manómetro de
4 kg/cm
2
que registra presión a una pre-
sión de 0 . 5 kg/cm
2
(5 m de columna de agua)
A continuación se abre la válvula del ma-
nómetro de mercurio y se mide con una pre-
cisión de 1 mm.
1 1;)
N
E

O>
-"

4
o
""" o
!,!
Q.
o
  2
"
ct
o
2 4 6 8
PreSIÓn rcgislrodo,en kg /cm
2
FIG 13-2
CALIBRACION DE UN PIEZOMETRO NEUMATICO
d) La medición _de la altura piezométrica debe
con un nivel de referen-
C1a superf1c1al 1nstalado junto al piezó-
metro.
S. INFORMACION OBTENIDA
5 .1 Condiciones iniciales
Una vez estabilizados los niveles de agua de
las que una estar·ión pie-
zométr1ca, y conoc1endo la variación con la
profundidad de los esfuerzos se pue-
de determinar la variación de los esfuerzos
efectivos. En la fig Il-3 de la ficha FIC-01
se muestra que restando de los esfuerzos to-
tales la magnitud de las elevaciones piezomé-
tricas, se obtienen los valores de los esfuer-
zos efectivos a las elevaciones en que se han
instalado l as celdas de medición; estos pun-
tos se unen linealmente, considerando que en
los estratos arcillosos intermedios, la pre-
sión de poro varia linealmente.
5.2 Evolución de l os niveles piezométricos
Considerando que los niveles piezométricos
pueden cambiar a consecuencia de : a) bombeo
profundo para el abastecimiento de
b) recarga de los acuíferos durante el perlo-
do de lluvias , e) aplicación de sobrecargas
superficiales, y d) bombeos superficiales por
excavaciones someras, se requiere determinar
la evolución de l os nive les piezométricos con
el tiempo, para lo cual se realizan observa-
ciones frecuentes (fig I1-5 de la ficha
FIC-01), Debe tenerse en cuenta el tiempo
de demora que se presenta en las celdas ins-
taladas en los estratos arcillosos .
6 . COMENTARIOS
Se han desarrollado otros tipos de piezóme-
tros de membrana con deformóme-
tros eléctricos gagu) y con cuerdas
vibrantes. Estos instrumentos alcanzan mayor
sensibilidad con menor deformación volumétri-
ca; por ello son más confiables en los estra-
176
Entrado
VÓlvulo o pivote
-
2 Manómetro 14 kg/cm
1
3 Filtro
4  
5 Vólvulo de paso
6 Manómetro 4 kg/cm
2
7 Vólvulo de purga
8 Tanque con aire o pres1Ón ( 10 k9)
9 ManOO-.etro de merct.rio
10 Membrana del piezómetro
FIG 13-3 EQUIPO DE MEDICION
tos arcillosos poco permeables.
Los piezómetros neumáticos son instrumentos
delicados cuya instalación y operación debe
encomendarse a personal cuidadoso debidamente
entrenado .
Los piezómetros neumáticos pueden instalarse
en estratos de arcilla, a condición de que en
la interpretación de l a s mediciones se t ome
en cuenta la demora en su tiempo de respues-
ta.
FIC-04 Tubo de observación del nivel freático
l. OBJETIVO
Este dispositivo permite determinar la posi-
ción del nivel freático, as1 como su varia-
ción en los de lluvias y
sequ1a; sirve también para detectar el abati-
miento de este nivel a largo plazo. Esta me-
dición es indispensable para definir el esta-
do de esfuerzos de la masa del suelo del si-
tio, as1 como su evolución con el tiempo.
2. DESCRIPCION
El tubo de observación es un dueto vertical
instalado en una perforación, que profundiza
por lo menos un metro por debajo del nivel
freático (fig 14-1); su parte inferior es
permeable para permitir la entrada del agua
freática y la super ior sallada con bentonita,
para evitar que el agua superficial penetre
al tubo. En la fig !4-1 se muestra que este
dispositivo puede ser de plástico PVC de
1 pulg. de diámetro con ranuras horizontales
de 1 mm de espesor en un tramo de longitud
1.5 m; para evitar que el s uelo penetre al in-
terior del tubo usualmente se utiliza un fil-
tro geotextil.
3 . INSTALACION
3.1 Trabajos de campo
Para la instalación de estos tubos se requie-
re una perforación de 5 a 10 ande diámetro que
puede hacerse con una máquina, o bien, manual-
mente con la barrena heLicoidal que se des-
cribe en la ficha FIC-02; es evidente que pa-
ra hacer esta per foración no debe utilizarse
lodo benton1tico. Una vez terminada la per-
foración se introduce el tubo de observación
protegido con una funda de polietileno o un
tubo metálico, cuya función es evitar que el
filtro se contamine por la maniobra; cuando
el tubo está apoyado en el fondo de la perfo-
ración simplemente se levanta la funda de
protección. A continuación se rellena la
perforación en su parte inferior con arena
media y el último metro con bentonita.
3 .2 Criterio de instalación
Estos dispositivos deben instalarse abundan-
temente: en cada sitio donde se haga un son-
deo, se instale una estación piezométrica o
se tenga incertidumbre de la posición del ni-
vel freático. La profundidad de instalación
se deberá precisar la perforación.
3 .3 Protección de los tubos
El tubo debe sobresalir de la
protegerse por lo menos con un
preferiblemente deberá tener un
el descrito e n la ficha FIC-01.
s uperficie y
t apón, pero
registro como
t
50
lOO
l
r
1
50
1 -:
T
..
<
lOO
l
177
freótico
.. -.. :.
: . . ·_; 1
.. ·.
_ Filtro geotex til
4. MEDICION
Se debe hacer como se describe para los
zómetros abiertos (FIC-01) .
S. INFORMACION OBTENIDA
pie-
mediciones de la posición del nivel freá-
deben interpretarse junto con la infor-
macLón piezométrica como se describe en las
fichas FIC-01 a 03.
.. , .. Jt===
0.1.
Hilo

Filtro
/
FIG 14-1 TUBO DE OBSERVACION
FIC-05 Referencias superficiales
l. OBJETIVO
Medir los desplazamientos horizontales y ver-
ticales que ocurren en la superficie del te-
rreno que circunda los cajones del Metro, as!
como de las construcciones próximas que pu-
dieran sufrir daños a consecuencia de las ex-
cavaciones. Estas mediciones permiten detec·
tar oportunamente el desarrollo de condicio-
nes de inestabilidad, o bien de deformaciones
inadmisibles.
2. DESCRIPCION
Las referencias superficiales son puntos fi-
jos en la superficie del terreno y testigo s
pintados en las estructuras vecinas; los pri-
meros se instalan definiendo l!neas de coli-
mación paralelas al eje del cajón o como pun-
tos aislados para referencias de nivel; ob-
servando las   colimación con un trán-
sito, se detectan los desplazamientos horizon-
tales, mientras que con nivel óptico y esta-
dales se determinan los desplazamientos ver-
ticales. Los testigos pintados en los muros
permiten determinar la influencia de los des-
plazamientos verticales inducidos por las ex-
cavaciones en las estructuras cercanas.
Las caracteristicas de las referencias super-
ficiales más recomendables para conocer el
comportamiento de las excavaciones que aloja-
rán a los cajones del Metro se des c riben a
continuación.
Tu.Ugo   Es un cilindro de concreto
simple (fig 15-1) de 15 cm de diámetro y 30
de altura, con un perno metálico empotrado en
su extremo superior; este perno es un torni-
llo de cabeza esférica de 5/8 x 4 pulg. con
una linea grabada en la dirección perpendicu-
lar a la ranura para desarmador. La ranura
sirve de guia a la regla metálica de medición,
que está graduada en milimetros, y cuenta con
un nivel de burbuja y nÚJUl. para centrado.
1
. .
A •
Tornillo de cabezo
semiesfénco
1
. ·.
:_¡
Cilindro de
concreto
30lcm ...__ 4 _ •• __ .. :· : ... ..
. .
¡..-0 15 e m -----1
Ranura
Morco grabado
perpend1culor
o lo roruro
tornillo
5/8" X 4'
FIG 15-l TESTIGO SUPERFICIAL
Tu.Ugo en Es una referencia de nivel
horizontal (fig 15-2) formada por un triángu-
lo rojo pintado sobre un fondo bla nco, que se
localiza en los muros de construcciones cer-
canas a las excavaciones .
3. INSTALACION
3.1 Criterios de instalación
Los testigos superficiales se instalarán prin-
cipalmente definiendo lineas de colimación,
apoyadas en dos puntos de referencia fijos,
alejados de los extremos de la excavación pa-
ra evitar que sufran desplazamientos durante
el proceso de construcción . Las lineas de co-
limación serán paralelas al eje del tramo,
178

•¡=t-----·7an btonco
r
7cm
i•
Tr icJn9uto ro;.
1
optono60 con
L7·TM-5+3e•-o mortero
FIG I5-2 TESTIGO EN MUROS DE ESTRUCTURAS
señalando una a cada lado de la excavación;
como minimo la distancia de las lineas de co-
limación al hombro de la excavación estará
comprendida entre 0.58 y B, siendo B el ancho
del cajón; en el caso de la zona del lago , se
evaluará la conveniencia de dos lineas de co-
limación adicionales, las cual es se localiza-
rán cada una a 0.5 m de la excavación. La se-
paración entre testigo s superficiales se defi -
nirá de acuerdo a la tabla I5-l.
En los tramos en curva se trazarán lineas de
colimación tangentes, procurando que los t es-
tigos se mantengan dentro del intervalo de
distancias recomendadas para los tramos rec-
tos.
También es factible que se requieran testigos
s uperficiales localizados f uera de las lineas
de colimación, para medir desplazamientos ver-
ticales en sitios caracteristicos; en este
caso, el ingeniero responsable. deberá indicar
su localización.
Los testigos en muros se instalarán en todas
aquellas estructuras, que basándose en el re-
conocimiento previo de la linea, se identifi-
quen cofuo propensas a s ufrir daños, asi como
en aquéllas q ue por su importancia deban vi-
gilarse cuidadosamente. Los t estigos se co-
locarán en los muros paralelos y perpendicu-
lares a la excavación; el namero m!nimo será
de tres en Cdda muro y la separación máxima
será 10 m.
3.2 Procedimiento de instalación
Todas las referencias deberán instalarse an-
tes de la excavación en el tramo, segGn los
procedimientos que se describen a continua-
ción:
a) Testigos superficiales
- Se trazan lÍneas de colimación paralelas
a la excavación y a las distancias reco-
mendadas (tabla 15-1)
- se perforan lof sitios que alojarán los
testigos
- Se colocan los testigos en las perfora-
1
¡
179
/
/
TABLA IS-1. CRITERIO DE INSTALACION DE TESTIGOS SUPERFICIALES
ZONA No. de lineas de
Separaci6n
entre
colimación
t estigos
super ficiales*
Lago 2 a 4 lO m
Transición 2 20 m
Lomas 2 50
*En los casos de edificios cercanos ioportantes, se instalarán tres testigos distribuidos en
la longitud del lado paralelo a la excavación, o bien a cada 10 m.
c i ones , confinándolos con mortero; inme-
di atamente se comprueba con un tránsito
la alineación de la linea grabada y con
un nivel de mano la horizontalidad de l a
cara superior del cilindro de concreto
Se marcan los testigos con su clave de
identificación (f i g IS-3) y se pr otegen
hasta que haya fraguado e l mortero
,.------Testigo s uper t iciol
1 o T M poro testigo en muro l
Codenomiento
0
! l ,¡--LodO d" KM
L7- TS- 5+386- D
FIG 15-3 EJEMPLO PARA CLAVE DE IOENTIFICACION
b) Testigos en muros
- Con ayuda del n i vel topográfico de pre-
cisión se define la posición de estos
testigos, a una altura aproximada de 1.5 m
sobre el nivel de banqueta
Se l ocalizan los siti os donde se coloca-
rán los testigos; las zonas selecciona-
dos se limpian y aplanan con mortero
- En los sitiqs e l egidos se marcan cuadros
de 7 x 7 cm (fig IS- 2) se pintan de blan-
co
- Con l a ayuda del nivel de precisión se
marca el eje hori zontal de los testigos
refiriéndol o a un banco de nivel profun-
do
4.
Se pintan de rojo los triángulos de las
referencias ( f i g IS-3) y se marca la cla-
ve de identificación.
PROCEDIMIENTO DE MEDICION
4.1 Equipo de medición
El tránsito que se u t i lice deberá tener plo-
mada óptica de centrado y precisión de 15 seg;
l as medi ciones se harán dos veces en cada po-
sici ón del aparato . Es indispensable que se
compruebe frecuentemente el ajuste del eje
vertical del aparato . El nivel topográfico
deberá ser de precisión, con radio de curva-
tura de 20 m y amplifi cación de 25 diámetros.
Las nivelaciones serán diferenciales, con el
aparat o nivelador equidistant e a los puntos
de medición y lecturas máximas a lOO m, uti-
lizando estadal es con nivel de burbuja y gra-
duados en mi limetros ; l as mediciones se efec-
turarán cuando la reverberación sea minima.
4.2 Desplazamientos horizontales
Se registrarán con la ayuda del tránsto y la
r egla metálica
1
colocándola en cada una de las
ranuras de las cabezas de los tornillos, des-
lizándola horizontal mente hasta que la mira
coinci da con la l inea de colimación (fig
!5-4) . En la escala posterior de la regla,
el cadenero medirá el desplazamiento horizon-
tal entre la marca del perno y la mira ; la
medición se realizará con aproximación de
± 0.5 mm.
4.3 Desplazamientos verticales
Se determinarán mediante n ivelaciones dife-
renciales entre los testigos, tant o super f i-
ciales como de muros, y el o l os bancos de
nivel profundos (ficha FIC- 06). La precisión
de las nivelaciones deí::>erá ser de 2 mm en
100 m de distancia; el ajuste del aparato de-
berá verificarse semanalmente . Los puntos de
liga deberán ser confiables; para señalarlos,
conviene utilizar pernos metálicos con cabeza
semiesférica.
4.4 Supervisión de las mediciones
se apoyará en una brigada de topografia, que
verificará selectivamente las medicione s , par-
ticularmente cuando se detecten desplazamien-
tos importantes.
5.
INFORMACION OBTENIDA
5 . 1 Condiciones iniciales
una vez colocadas las referencias y antes de
iniciar las excavaciones, deberán t omars e las
lecturas de nivelaciones y alineaciones co-
rrespondientes a las condiciones iniciales, que
definen el origen de las mediciones despla-
zamientos-tiempo.
5 .2 Evolución de desplazamientos
Desde el inicio de la excavación se tomarán
l ecturas periódicas de nivelación y alinea-
ción de las referencias, anotando l os datos
en hojas de registro que incluyan el cálculo
de desplazamientos; l os desplazamientos se
presentarán como se ilustra en la fig I5-5. Es
necesario que los cálculos de desplazamientos
se realicen el mismo dia e n que se tomen las
lecturas, para contar oportunamente con la in-
formación de control de la obra. En la tabla
I5-2 se presenta la frecuencia con que se de -
ben efectuar las mediciones .
6. COMENTARIOS
- Todas las mediciones deberán realizarse por
la mañana, antes de que la reverberaciDn im-
pida obtener lecturas confiables (tabla I5-2 )
- El ingeniero supervisor deberá v igilar l os
siguientes aspectos: a) el cuidado con que
se instalen las referencias, b) la capaci-
dad técnica del personal encargado de las
mediciones, y e) el estado fisico y ajuste
de los instrumentos de medición.
7. REFERENCIAS
180
PLANTA
CORTE A·A'
VISTA POSTERIOR
Reglo metálico
(Visto de frente)
l. CFE, Manua l de diseño de obras civiles,
Geotecnica, Fasciculo B.3.6, México, 1979
FIG 15-4 MEDICION DEL DESPLAZAMIENTO HORIZONTAL
DEL TESTIGO SUPERFICIAL
TABLA I5-2. FRECUENCIA DE LA MEDICION DE DEFORMACIONES
MEDICIONES DIARIAS
ETAPA DURANTE LA
CONSTRUCCION
SEMANALES
TERMINADA LA
CONSTRUCCION
l1 Deformación horizontal y vertical
MENSUALES SEMESTRALES
Si !::. < 1 mm/se m. Si l1 < l mm/mes
ANUALES
Si l1 < 1 mm/año
¡'

L
181
L.odo lrc¡ulerdo
AvaMe
Excavación
-


,g
o>
.. o
o u
Lodo derecho
PLANTA
Desplazamiento horizontal (cm)
L.odo lrc¡ul erdo
::>"
11.. o
• • • • • • • • • • • •
""*--- -IC- _,._ -x-
• •
e:
·o
o u
-o
.g 8
o ..
:z: -!1
e:
·o
·¡;
e:
8.
..
IIJ
6+760
+!1

6 + 780 S +800 8+820 6+840 6+860 6+880
8+900 Codlnomltnto
Desplazamiento vertical (cml
Lodo lrc¡ultrdo
o -- --x--- o   .)( . .)( -=--:--t=-t--·
e
o
·e
o
e
..
..
"
•!1
Evolución dt dtlplozamlentot horizontal•• y vertlcalea
u'nto_8_zono Lggo Centro I
r romo dt codtnomltnlo 6t760 o 8+900
Dl ltonclo dt loa Jlntot dt colimación ol tlt dtl !romo• • , I zqui erdo• !1.2!1m
• •eh o !1 dt novltmbrt dt 198!1 ----e
17 dt dlcltmbrt dt 198!1 Jt-- --11
FIG I5-5 PRESENTACION GRAFICA DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES Y VERTICALES
FIC-06 Banco de nivel profundo
l. OBJETIVO
Es un punto que no sufre los asentamien-
tos regionales que pudieran estar ocurriendo
en la superficie del terreno; sirve de refe-
rencia confiable para la medición de los des-
plazamientos verticales, que tienen lugar du-
rante la construcción de los cajones del Me-
tro y durante su vida útil.
2. DESCRIPCION
Es una columna metálica delgada firmemente
apoyada en un estrato de suelo que no se
asienta (fig IG-l); se instala dentro de una
perforación de 4 l/2 pulg. de diámetro que se
profundiza has t a Jl est rato firme que no su-
fre asentamientos. La columna metálica es un
tubo galvanizado de 1 1 /4 pulg., con coples a
los que se les han limado las aristas (fig
16-1); su extremo superior termina en un vér-
tice, en el que se apoya el estadal. En su
extremo inferior, la columna se ancla en un
muerto de concreto de 10 cm de diámetro y
30 cm de altura.
La columna metálica (tubo central) se protege
con ademe vertical para absorber las deforma-
ciones verticales de los estratos de suelo· y
permitir que el tubo mantenga constante su
posición . En zonas que sufran asentamientos
regionales importantes (mayores de 10 cm año)
es necesario que el ademe de protección sea
telescópico, mientras que en zonas con asen-
tamientos menores puede ser un simple tubo
recto.
El ademe tipo telescópico se forma con tubos
de PVC de 2 y 3 pulg . de diámetro con
deslizantes (fig I6-l); los coples de unLón
se colocan en los tubos de 2 pulg . El ademe
simple es un tubo de PVC de 2 pulg. de diáme-
tro (no aparece en la fig). En la superficie
se coloca un registro de protección e ide nti-
ficación.
3. INSTALACION
3.1 Criterio de localizac ión
El banco de nivel profundo deberá localizarse
lejos de cimentaciones profundas que se apo-
yen en el mismo estrato donde se instale el
banco; la profundidad de la referencia se de-
terminará a partir de la estratigrafía del
sitio. La distancia entre los bancos no exce-
derá de 3 km y su distribución deberá eleg ir-
se de acuerdo al plano general de líneas de
Metro proyectadas, de tal manera que un mismo
banco sirva corno referencia en la mayor c an-
tidad posible de tramos.
3 . 2 Procedimiento de instalación
Una vez que se ha seleccionado el sitio y la
profundidad para la instalación del banco de
nivel, mediante el reconocimiento previo de
la línea, se procede de la siguiente manera:
- Se hace el barreno de 4 1/2 pulg. de diáme-
tro hasta penetrar en el estrato firme apro-
ximadamente 0.3 m, estabilizando la excava-
ción con lodo bentonítico
- Se introduce simultáneamente el conjunto de
tubo central con su cilindro de apoyo y
aJerne protector, bajando estos dos últimos
firrnemeRte apoyados para evitar que pene tre
material sólido dentro del ademe
- Una vez que se ha llegado al fondo y apoya-
do el c ilindro de concreto, se levanta el
ademe 1.2 m por arriba del fondo (fig I6-1)
- Se coloca el registro de protección y se
fija la tubería al registro
4. MEDICIONES
4.1 Equipo de medición
El nivel óptLco deberá ser de prec isión con
radio de curvatura de 20 m y poder amplifica-
dor de 25 diámetros; en cada medición se veri-
ficará que la burbuja esté centrada. Los es-
tadales deberán estar graduados en milímetros,
tener nivel de burbuja y base metálica. Todc
el equipo deberá revi s arse periódica1nente para
verificar su estado y ajustarse en caso nece-
sario.
4.2 Procedimi ento de medición
El procedimiento de medición recomendado es la
nivelación diferencial, que se llevará a cabo
dentro de las redes que se formen con los ban-
182
al Conjunto bl de talle

1 ;:-
4--?   ""' • .......--..41
1
1
1 1
300 "
1
-e--
l
300
1
1-
300
1
1

1
300 ·-.
i ·;
T
300
1
1-
300
!

..
...
.,
 

. . •. ·,
'
'/
Apoyo de estado!
Unión deslizante
- -Q--
Tubo de PVC 3" 0
Gal vanizado 11¡<\' P
30 0
-Copie Galvani zado 1
1
14"0
.

1
.Perforoc1én de 4''¡;;,
12'0
1
-Lodo Benton(tico
Muerto de e oncreto
Acotaciones en cm
FIG 16-1 BANCO DE NIVEL PROFUNDO
cos y efectuando lecturas dobles en cada posi-
ción del aparato . Las nivelacio nes que se rea-
licen en la red de bancos deberán ser compen-
sadas y tendrán una t o lerancia ± 1 cm/ km. Para
lograr nivelaciones de calidad es recomendable
que se realice en un solo día la n i velación de
una red de bancos y cuando la temperatura sea
menor (mañana o noche).
S. INFORMACION OBTENIDA
5.1 Condiciones iniciales
Antes de que se inicien las obras de excava-
ción en un tramo, deberá s star instalada la
red de bancos de nivel correspondiente y se
realizará una nivelación inicial entre los
bancos. Con esta nivelación se obtendrán las
cotas con las que deberán relaci9narse las
referencias superficiales.
l
e
S
S
S
5.2 Frecuencia d e mediciones
Durante el tiempo de excavac i ón, l a s nivela-
ciones de la red de bancos profundos se efec-
tuarán semanalmente; posteriormente, las ni-
vel aciones podrán realizarse mansualmente has-
ta el ini cio de operación o hasta que los des-
plazamientos verticales en los t ramos se re-
duzcan a 1 mm/mes; posteriormente se corre-
183
rán ni vel aciones semestrales.
6. COMENTARIOS
comprobar la confiabilidad de las medi-
c1ones.es necesario que los bancos profundos
  a bancos fi jos l ocalizados fuera
e as zonas de suelos deformables.
FIC-07 Celda hidráulica de carga
l. OBJETI VO
Este d i spositivo permite controlar racional -
mente la instalación de los troqueles con que
se apuntalan temporalmente l os mur os milán
del Metro en cajón, al hacer factible definir
con precisión la magnitud de la carga apli-
cada y lograr la congruencia con la carga de-
finida en el diseño .
2. DESCRIPCION DEL EQUIPO
La celda hidráulica de carga es un cilindro o
gato de presión hidráulica de doble acción,
operado con una bomba manual o eléctrica, tie-
ne un manómetro para medir la magnitud de la
presión aplicada; la capacidad usual del gato
es 50 t on y 30 cm de carrera . La presión má -
xima del fluido hidráulico generalmente es de
700 kg/cml .
3 . INSTALACION
Durante la instalación del puntal , el
hidráulico se coloca en el extremo del
quel que tiene una caja para soporte y
del gato h idráulico , como se observa
fig I7 - l.
4 . MEDICIONES
4.1 Calibración previa
gato
tro-
apoyo
en la
El conjunto gato-bomba- manómetro debe cali-
brarse por lo menos cada dos meses de uso; si
se conoce con precisión e l diámetro del pis-
t ón del gato, es admisible calibrar únicamen-
te el manómetro.
4.2 Proc edimiento de operación
El procedimiento de operación es muy simple,
consiste en aplicar presión hasta alcanzar la
carga de diseño, en ese momento se ajustan
las c uñas de apoyo que determinan la longitud
fija del troquel; a continuación se descarga
el gato hidráulico para montarlo en otro tro-
quel.
El manómetro es el elemento más débil de este
dispositivo, los golpes lo desajustan y obli-
gan a realizar nuevas calibraciones; por este
motivo , se recomienda montar el manómetro en
una manguera con conexión rápi da, este arti-
ficio permite i nstalar todo el sistema sin
poner en riesgo el manómetro, e l cual se co-
necta hasta que se inicie la operación del
gato hidráulico.
En algún caso que interese determinar los cam-
bios en las magnitudes de las cargas durante
e l periodo de operaci ón de los puntales , se
deberá instalar nuevamente el gato hidráulico
y aplicar carga hasta despegar muy ligeramen-
te al troquel; en ese momento la carga deter-
minada será aprox imadamente la que tenia el
troquel.
5 . INFORMACION OBTENIDA
Se deberá llevar un controi de la magnitud de
las cargas aplicadas inicialmente; podrá tam-
bién hacer mediciones durante el periodo de
operación del puntal y al mome nto de desmon-
tarl o .
MURO--._
MILAN
184
CUÑAS
CABLE DE SEGURIDAD
~ N I V   L DE TROOUELAMIENTO
LOSA DE FONDO
RODETE DE
MADERA
CAJA PLACA DE
AJUSTE
1
DESLIZANTE
PLACA DE GUIA
C O R TE VISTA LATERAL
CAJA
MANGUERA
V 1 STA SUPERIOR
PLANTA CAJA AJUSTE
FIG 17-1 CELDA HIDRAULICA DE CARGA
PLACA DE
AJUSTE
1
DESLIZANTE
CUÑA
\
!
r
l
FIC-08 lnclinómetro
l. OBJETIVO
El inclinómetro permite conocer la d' .
ción con la profundidad de los  
t h
· t 1
os a es que se presentan en la masa
de suelo cercana a las excavac iones de
una
linea; en esta ficha se describen las cara _
teristicas del equipo comGnmente
las técnicas de instalación y medición,
más del procedimiento de cálculo; finalmente
se presentan comenta rios relativos a la
terpretación y precisión de las mediciones
que se obtienen en distintos tipos de suelos.
2. DESCRIPCION DEL EQUIPO
El inclinómetro es un equipo de medición cons-
tituido por los siguientes cuatro elementos
(fig IS-1):
Ademe. Es una tuberia metálica o de plásti-
co telescópica, disponible en tramos de 1.5
y 3 m de longitud, que se une mediante co-
ples para alcanzar la profundidad requerida;
esta tuberia tiene ranuras longitudinal es
perpendiculares entre si, que sirven de guia
a la sonda durante las mediciones . El ademe
se instala en una perforación vertical , em-
potrando su extremo inferior en el fondo de
ésta, fuera de la profundidad de influencia
de la excavación.
Sonda. Es la unidad de medición portátil,
que aloja el sensor de inclinac ión; este Gl-
timo consiste básicamente en una guia
instrumentada que genera una señal eléctrica
proporcional a su inclinación. En la tabla
IS-1 se resumen las caracteristicas de las
sondas de mayor uso.
Cable eUctM.c.o gM.duado . Transmite las seña-
les de la sonda hacia la unidad de registro
y lectura; además, sirve como referencia pa-
ra conocer la profundidad de la sonda en los
distintos niveles de medición.
Utúdad de c.oiLtlto.t. IJ lec..tulul. Su función es reci-
bir las señales eléctricas y transformarlas
en lecturas analógicas o digitales para su
registro e interpretación, as! como generar
la energia necesaria para activar la sonda.
3. INSTALACION
3 . 1 Criterio de instalación
Los inclinómetros se localizarán en las sec-
ciones de la linea en que los factores de
estabilidad de la excavaci ón sean c riticas
(ficha FDG-03) y donde existan estructuras
de importancia o susceptibles de sufrir da-
ños por asentamientos.
En cada caso, deberá efectuarse un análisis
para conocer el orden de la magnitud de los
desplazamientos que se presentarán durante
la construcción; comparando los valores as!
calculados con la sensibilidad de la sonda
de medición (inciso 4, ec 4), se decidirá la
apl icabilidad del inc lin6metro al
estudio y podrá elegirse e l tipo
más adecuado.
caso en
de sonda
de los inclin6metros se fija-
del de la estratigrafía del sitio y
de de las superficies potenciales
a a , de tal ma
empotramiento d l nebra que se a segure el
e a ase del ademe.
Copi e
,...--..,
-
,;_' "!!N F h
ronuradot- "-

Perforación
112 pulg.
Tramo
Libre
15
+,-
....
Cople,..l"'inw-bo-m
-
Copie
unido
Cinta adhesiva
......... Poliken
Mezclo agua
con bentonita-
cemento
o
Pl anto
Tramo inferior
Acotaciones Gn cm.
Sin escala
FIG 18-1 TUBERI A PARA INCLINOMETRO
\
El material de confinamiento de la tuber1a
dependerá del tipo de suelo predominante en
el sitio; as1, en la zona del lago y de tran-
sición baja se emplearán mezclas de bentonita-
cemento-agua, mientras que en la zona de tran-
sición alta, el relleno será arena fina suel-
ta.
Los inclinómetros se instalarán antes que se
inicien las excavaciones en el tramo corres-
pondiente.
3.2 Procedimiento de instalación
En la instalación de los inclinómetros se se-
guirán los pasos que se describen a continua-
ción (fig 18-2).
a) se perfora el barreno de 4 1/2 pulg. de diá-
metro; en suelos blandos (zona del lago y
de transición baja) , el pozo se estabiliza-
rá utilizando lodo benton1tico; por su par-
te, en suelos compactos (zona de transici6n
Lo dO bentonítico
o aire
J
r
~ ~   1
~
~
A
V
{
r-
186
{
Tramos de
10 tubería
principal.
~
~
u
LIMPIEZA OEL
POZO
Copies
INSTALACION DE
LA TUBEAIA.
alta) , se perforará en seco para evitar la
al ter ación de las pr.opiedades mecánicas del
suelo en estudio (ficha FEG-08).
b) Simultáneamente a la actividad anterior, es
conveniente ensamblar los tramos de tuber1a
para iniciar su instalación tan pronto se
termine la perforación; debe vigilarse que
las torsiones de las guias de la tuber1a se
compensen en segmentos consecutivos. Asi-
mismo, en el extremo inferior de la tuber1a
se colocará un tapón que evite la entrada
de suelo a su interior .
e) Una vez que se ha alcanzado la profundidad
requerida, se limpia la perforaci6n hacien-
do circular fluido hasta que retorne con
un m1nimo de part1culas s6lidas.
d) Se baja la tuber1a dentro de la perforación,
cuidando que un par de las ranuras sean
perpendiculares al eje de la excavaci6n; du-
rante esta etapa, se preparará la mezcla de
-
-
COLOCAC ION DEL
MATERIAL CONFINANTE
CONOICION FINAL
FIG IS-2 PROCEDIMIENTO DE INSTALACION
187
bentonita-cemento-agua, para evitar que fra-
gue antes de su inyección.
e) En suelos blandos, la mezcla de bentonita-
cemento-agua se inyecta a baja presión des-
de el fondo del barreno; en suelos compac-
tos perforados en seco , se hace circular
aire desde el fondo con una manguera al tiem-
po que se vierte la arena desde la superfi-
cie,     pasar a   de una ma-
lla para lograr su colocación en suel-
to.
f) Se fija el extr emo superior de la tubería
con un soporte y se construye el muvUo de
concreto que servirá como registro de pro-
tección del inclinómetro; a continuación,
se marca con una clave de identificación.
g) Se toma la primera serie de lecturas del
inclinómetro, que será la referencia para
conocer la evolución de los desplazamien-
tos horizontales durante la construcción.
4. PROCEDIMIENTO DE MEDICION
Consiste en bajar la sonda a   del ademE.
para tomar las lecturas de inclinación a dis-
tintas profundidades; los errores de las me-
diciones se reducirán al mínimo si se consi-
deran los siguientes aspectos:
a) El equipo debe calibrarse periódicamente
para detectar cualquier cambio en la cons-
tante que relaciona las lecturas con las
inclinac iones.
b) Antes de iniciar las mediciones, se veri-
ficará que el equipo se encuentre en bue-
nas condiciones y que el cVto del instru-
mento permanezca invariable .
e) Cada serie de lec turas deberá repetirse
girando la sonda 180°, ya que en la mayo-
ría de las sondas, la suma o resta de es-
tas lecturas es una constante que puede
verificarse fácilmente en el campo; en ca-
so de obtenerse un valor distinto al cons-
tante (± 5 unidades), deberán repetirse las
lecturas correspondientes.
d) Durante la toma de lecturas debe contarse
con los registros de las mediciones ante-
riores, para detectar diferencias signifi-
cativas originadas por desplazamientos o
errores de medición; as! podrán verificar-
se oportunamente las lecturas que presen-
ten la mayor desviación.
e) Todo el equipo utilizado en las mediciones
de inclinaciones es delicado y debe dárse-
le mantenimie nto cada vez que se utiliza;
como mínimo, deberá limpiarse y engrasarse
para evitar corrosión en cualquiera de sus
partes.
5. PROCEDIMIENTO DE CALCULO
Se basa en la integración   de las lec-
turas a partir del extremo inferior de la tu-
bería, que se considera fijo¡ la expresión
para el cálculo tiene la forma:
o .
Y l.
Io
D yi- ' +
+ I¡e o
2
K (!8-1)
que es equivalente a:
con
donde
K
k
K¡; (Io + I 1ao l
1
:l"l 2
(!8-2)
K
desplazamiento horizontal en
punto i
constante de cálculo
constante del aparato
el
6L distancia entre lecturas
(!
0
+ I
1 8 0
) j suma de las lecturas de inclina-
ción a 0° y 180° en el punto j
El error o en el cálculo del desplazamiento,
asociado a la sensibilidad de la sonda, puede
obtenerse mediante la siguiente expresión:
donde
a
L
n
o
L
a
m
Desviación estándar de la medi-
ción de inclinación, aproximada-
mente igual a la sensibilidad de
sonda (tabla I8-1)
Longitud total de la tubería
número de lecturas
Oehe aclararse que en cada caso particular,
los errores de medición asociados al sistema
suelo-tubería-sonda pueden ser mayores que el
valor calculado (ver inciso 6).
6. INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS
Las mediciones con inclinómetro deben inter-
pretarse siempre en función del análisis geo-
técnico de deformaciones asociadas al caso en
estudio; de esta manera, podrán identificarse
los errores origiandos por deficiencias en la
instalación o mal funcionamiento y operación
de la sonda .
Al evaluar la confiabilidad de las mediciones,
debe tomarse en cuenta que el uso del incli-
nómetro se basa en las siguientes hipótesis:
a) La rigidez de la tubería no interfiere con
los desplazamientos horizontales de la ma-
188
TABLA I8-l. CARACTERISTICAS DE LAS ONDAS DE INCLINOMETRO
TIPO DE
INSTRUMENI'ACIOO
Potenciómetro
Deformómetros
eléctricos
  gagu)
Servoaceleró-
metro
PRINCIPIO DE OPERACION
Tiene un péndulo en contaoto
con una resistencia a la que
divide en dos segmentos; es-
tos segmentos forman un arre-
glo de medio puente y la otra
mitad se encuentra en la uni-
dad de registro. La lectura
necesaria para balancear el
arreglo es proporcional a la
inclinación del pénduló
Tiene un péndulo cuyo sopor-
te está instrumentado con
  gagu en un arreglo de
puente completo. La lectura
necesaria para balancear el
puente es proporcional a la
inclinación del péndulo
Tiene una masa guia que se
mueve; los acelerómetros ge-
neran una corriente eléctri-
ca que induce una fuerza con-
traria a la de la masa. La
corriente necesaria para de-
tener la masa es proporcio-
nal a su inclinación
SENSIBI-
LIDAD*
(min)
3
1
INTERVAW
DE OPERA-
CION (
0
)
± 12
± 53
ALTURA
TOTAL
(cm)
57.0
81.6
DIAME- DISTANCIA
TRO ENI'RE RUE-
(cm) DAS (cm)
6.0 30.5
4.3 50 . 0
*NOTA: La sensibilidad de la sonda no es representativa de la precisión de las mediciones
del sistema suelo-tuberia-sonda
sa de suelo.
b) La capacidad de l a tuberia para telesco-
piarse es independiente de las deformacio-
nes en los coples .
e ) La fricción entre los coples y la tuberia
principal es despreciable e independiente
del procedimiento de instalación del fleje
y de la presencia eventual de part i culas
de arena que limitan la capacidad a l des-
lizamiento.
d) Cuando la tuber!a se deforma en un plano
distinto al del péndulo sensor, la fric-
ción y torsión inducida e n su soporte no
afectan la medición.
Estas condiciones generalmente no se cumplen
totalmente en la realidad; por tanto , es in-
dispensable estimar el orden de magnitud del
error inducido por los aspectos mencionados,
para as! evitar conclusiones equivocadas de-
bidas, por ejemplo, a errores sistemáticos.
7 . COMENTARIOS
- La aplicabilidad del inclinómetro en un ca-
so especifico debe juzgarse en función del
orden de magnitud de las deformaciones que
resulten del análisis geotécnico.
- La confiabilidad de las mediciones depende
en gran medida del procedimiento de insta-
lación; debe vigilarse espec!ficamente la
verticalidad y limpieza del pozo, asi como
las caracter!sticas del material de confi-
namiento de la tuberia.
- En suelos blandos debe evaluarse
mente el efecto de la rigidez de la t ube -
rfa, la cual influye significativamente en
las mediciones.
El equipo de medición es delicado; por ello,
el personal encargado de su manejo y de las
mediciones debe ser muy cuidadoso y capaz
de detectar cualquier error durante la to-
ma de lecturas, para corregirlo inmediata -
mente.
1
_. 1
'
1
_l
- En los casos donde las deformaciones esoe-
radas sean del orden de un milímetro,
rá utilizarse un inclinómetro no recupera-
ble, cuya confiabilidad y precisión es su-
perior; este inclinómetro está compuesto de
varios sensores de inclinación unidos entre
sí, que se instalan de manera permanente den-
tro de la tubería.
- En todos los casos, la interpretación de las
mediciones con inclinómetro deberá permitir
verificar las hipótesis de cálculo, para fun-
damentar los criterios de análisis y diseño
posteriores.
- En el caso de que un tubo de inclinómetro se
instale atravesando un estrato blando limi-
tado por suelos duros , puede ocurrir pandeo
189
lateral de la tubería por efecto de cargas
axiales inducidas durante el proceso de de-
formación de la masa de suelo; en estas con-
diciones, se generará una lectura de incli-
nación falsa en forma sistemática.
8. BIBLIOGRAFIA
Mikkel.sen, P C y \'lilson, S D (1981), "Bore-
h0le inclinometers for slope stability
problems", 5th Annual Short Course on Field
Instrumentation of Soil and Rack, Univ. of
l>lissouri-Rolla, EUA
Santoyo, E y Díaz, C (198 2), "Comportamien-
to de la tubería de inclinómetro en suelos
blandos", Informe internó, Proy 1514, Ins-
tituto de Ingeniería, UNAM,  
FIC-09 Banco de nivel flotante
l. OBJETIVO
Este dispositivo permite determinar los movi-
mientos verticales causados por las expansio-
nes y hundimientos generales en el fondo de
las excavaciones a cielo abierto . Las medi-
·ciones en este instrumento deberán estar re-
feridas a un banco de nivel profundo si el
instrumento se encuentra en la zona de lago o
a una mojonera de concreto si se encuentra
cerca de las lomas.
2 . APARATO
Los elementos que lo integran son: a) tubo
galvanizado de 1.0 pulg de diámetro, en tra-
mos de un metro cuya longitud es la profundi-
dad de instalación del banco, b) muerto de
concret o de fe = 100 kg/cm
2
de 4 pulgadas de
diámetro y 30 cm de altura, colocado en la
parte inferior de la tubería , e) cople de
unión entre el tubo galvanizado y el muerto
de concreto, d) tapón para nivelación coloca-
do en la parte superior del tubo. FIG I9-1.
3. INSTALACION
3 .1 Profundidad
La profundidad de instalación
nivel flotante debe ser de
nivel máximo de excavación .
3.2 Perforación
del banco de
1.2 m abajo deJ
Debe efectuarse uná perforación de 6" de diá-
metro con una máquina que cuente con equipo
para el lavado del pozo.
3.3 Instalación
Se baja el . cilindro de concreto a la parte
inferior del pozo, acoplándole los tramos de
un metro de tubo galvanizado. Debe de asegu-
rarse que el cilindro de concreto apoye fir-
memente en el fondo del pozo por lo que se
debe cuidar la profundidad de perforación.
Después de instalado el banco de nivel flo-
tante, deberá rellenarse con grava de tamaño
máximo de 3/4 de pulg.
3.4 Protección
La parte superior del aparato deberá estar
protegida con un tubo de fierro de 6" de diá-
metro que cuente con tapón capa. El tubo pro-
tector debe de instalarse como se muestra en
la FIG I9-1.
Las características de instalación de la pro-
tección del aparato dependerán de su ulica-
ción como sigue :
vía pública; el tubo protector debe estar em-
bebido en concreto pobre, el ta-
pón capa debe estar a nivel de
piso y tener un candado de segu-
ridad.
el tubo protector deberá insta-
larse e n una perforac ión rel l ena
con ' tepetate compactado , no de-
berá tener candado y deberá so-
bresalir 20 cm para que sea vi-
sible.
4. MEDICIONES
variarán dependiendo de los requerimient os y
avances de la obra( puede ser desde 1 lectura
cada 15 días para verificaci6n de hundimien-
tos regionales, hasta una lectura por día pa-
ra el control de las expansiones o hundimien-
tos durante la excavación y construcción res-
pectivamente.
ourante la excavación los tubos deberán desa-
coplarse por tramos de 1 m modificando el ni-
vel de referencia original. Por su facilidad
de instalación, el tapón protector deberá ins-
T
15cm
Longitud
variable
:ropón (Nivelar su parte superior)
Tubería del banco 0= 1"
formado par tramos acoplados
de I.Om de longitud
Relleno de grava tamaño
mdximo de 3/4"
Fondo de excavación
._r=-
Perforación 0= 6"
190
T
50 cm
90cm
1
Copie unión
Tubo Shelby 0=10.16cm
30cm
1
Concreto f'c = 100 kg/cm2
--1IO. I6anl--
talarse al fondo de la excavación cada vez
que se desacople la tuber!a.
Las mediciones del banco de nivel
forman parte del control topográfico
excavaciones .
1-----6" ----1
Trozos de vorillo
flotante
de las
Tubo de fierro 0=6"
T
'T Relleno formado por
.··· .•.. Ltopetoto <omp"""'
: . : . ~ . ; . : :   . · ~
:. '.: .. ·.: ·': ... :
Trozos de varilla
DETALLE PARA PROTECCION DEL EXTREMO
SUPERIOR DE LA TUBERIA
FIG 19-1 BANCO DE NIVEL FLOTANTE
1
¡
t
J [