You are on page 1of 7

Desafíos actuales a la liturgia ecuménica

Amós López Rubio Aunque estemos familiarizados con la expresión “liturgia ecuménica” creo que es preferible que hablemos de la “ecumenicidad de la liturgia”. Cuando hablamos de una liturgia ecuménica hacemos referencia a un determinado acto que tu o lugar ! que puede repetirse. "in embargo# hablar de la “ecumenicidad de la liturgia” nos sit$a en el asunto m%s importante# en lo m%s esencial& el car%cter ! la identidad ecuménica de nuestra liturgia. 'n culto no es ecuménico porque en él participen diferentes tradiciones cristianas# o porque se celebre alg$n tema de la agenda de alguna institución ecuménica. 'n culto es ecuménico cuando tiene en cuenta la naturaleza uni ersal de la adoración a (ios. )l erdadero culto ecuménico es aquel que refle*a nuestra apertura al mundo# aquel cu!a agenda se conforma a partir de las necesidades cotidianas de ese mundo ! no a partir de los intereses o prioridades locales o denominacionales. +arcelo ,arros define esta ecumenicidad de la liturgia de la siguiente manera&
"e trata de dar a todas nuestras celebraciones ! ritos lit$rgicos un contenido ! un esp-ritu ecuménico. La opción por la unidad de los cristianos# la renuncia a todo sectarismo ! a cualquier isión particularista deben nortear toda nuestra pr%ctica ! entonces# e identemente# toda nuestra oración..

/odo culto cristiano debe ser ecuménico o no ser% cristiano. La ecumenicidad del culto pasa por el compromiso que tiene la iglesia como sier a del reino de (ios en este mundo. 0 el reino de (ios# inaugurado por la resurrección de Cristo# es el centro de todo culto cristiano. 1o ha! cabida en este culto para la indiferencia# la apat-a o la ena*enación de la realidad que nos rodea. )so no es culto al (ios de la ,iblia# es escapismo# religiosidad# emocionalismo# ego-smo. 1uestra liturgia debe incluir ! no excluir. +ientras m%s incluimos# m%s ecuménicos somos. La ecumenicidad en la liturgia no es una opción# es la identidad intr-nseca al culto cristiano. )s lo que le da su total alidez ! pertinencia. 2(e qué manera podemos lograr la ecumenicidad de nuestra liturgia3 "ugiero tomar en cuenta las siguientes dimensiones. La dimensión ecológica de la liturgia 1ing$n aspecto de la ida de la creación debe quedar fuera de nuestro culto. )so significa que nuestro culto ho! no puede de*ar de tener una dimensión ecológica. La ecolog-a del culto es la ecumenicidad del culto. La sal ación de (ios que celebramos en el culto es una sal ación para toda la creación. 4roclamamos el amor de (ios al mundo ! compartimos el dolor de (ios por ese mundo que se destru!e por nuestra ambición ! nuestra irresponsabilidad. Recientemente fue publicado el folleto Liturgia y Espiritualidad de la Tierra# un esfuerzo con*unto de algunos programas del Conse*o de 5glesias de Cuba. "e trata de un material que contiene una fundamentación b-blica# teológica ! sociopol-tica para una liturgia ecológica# as- como recursos lit$rgicos para ser usados en las iglesias con el fin
.

+arcelo ,arros. Celebrar o Deus da Vida. Tradição litúrgica e inculturacao. "6o 4aulo& )diciones Lo!ola# .778# p%g. 99.

9 de septiembre?# (-a mundial contra la desertificación ! la sequ-a =. )s hora de reconocer que la historia de la humanidad siempre tu o un escenario natural que a$n no es tomado en cuenta como su*eto histórico. )s necesario incorporar esa historia uni ersal# cósmica# en el espacio lit$rgico# pues también la ancestralidad del uni erso nos habla de la obra creadora de (ios. /ambién debe in itar a la reflexión ! al cambio cuando esta pr%ctica lit$rgica no a!uda a la edificación de la comunidad# cuando no se fomenta a tra és del culto una espiritualidad comprometida con la ida# cuando el culto no responde a la realidad cultural e histórica de la comunidad# cuando no se tienen en cuenta las dificultades cotidianas en el diario i ir del pueblo. Amós López ! "antiago (elgado. 8.. . La liturgia es proclamación ! testimonio# la liturgia comunica el modelo de iglesia que somos ! que queremos ser.5BC5(A# 8DDA# p%g. 4arte de esa sensibilización es que las iglesias incorporen a su agenda lit$rgica fechas se:aladas mundialmente para recordarnos como humanidad de que i imos en un mismo planeta ! que somos responsables de la ida plena de todo ser i iente creado por (ios8. )so significa que nuestro (ios es un ser comunitario# habita en la relación ! busca relacionarse con el mundo que ha sido creado como resultado de ese amor compartido entre 4adre# <i*o ! )sp-ritu "anto. /ierra# humanidad e historia forman un solo con*unto. La historia humana es tan sólo una peque:-sima porción de la historia del uni erso.nuestra liturgia podr% manifestar esa apertura a todas las personas# a todos los clamores# a todas las necesidades# a todas las historias# a todos los esfuerzos por construir un mundo m%s fraterno ! *usto# a imagen ! seme*anza de (ios. Comunica también nuestra comprensión del reino de (ios ! de la misión que tenemos al ser icio de la manifestación de ese reino en nuestra realidad de ida. Liturgia y Espiritualidad de la Tierra.. La ecumenicidad de la liturgia parte del (ios /rinidad# se fundamenta en la comunión de ida# ternura ! gracia que es (ios mismo. La liturgia cristiana siempre ha sido celebración histórica# celebración en la historia ! celebración de la historia. La liturgia resume ! expresa la fe ! la ida de la iglesia. Ecumenicidad y pastoral litúrgica La pastoral lit$rgica puede definirse como el con*unto de acciones que las iglesias lle an adelante para lograr una participación m%s acti a# plena ! consciente de sus miembros en el culto a (ios. La pastoral lit$rgica no sólo planifica# conduce ! e al$a la ida celebrati a de la iglesia. 1uestras acciones como cristianos ! cristianas an a estar determinadas por la imagen de (ios que tengamos. )l car%cter ecuménico de nuestro culto debe fundamentarse en nuestra fe trinitaria. 8 4or e*emplo el (-a del +edio Ambiente => de*unio?# (-a de la /ierra =88 de abril?# (-a +undial de la Alimentación =. "ólo as.A de *unio?.9 de octubre?# (-a de los océanos =@ de *unio?# (-a +undial de la 4reser ación de la capa de ozono =. La <abana& . . "i# en cambio# (ios es familia# solidaridad ! compa:erismo# nuestra ida como cre!entes ! como iglesias se manifestar% a tra és de la misericordia# el ser icio ! la acogida en el amor de (ios. La perspectiva teológica de la ecumenicidad del culto )l (ios que la iglesia cristiana adora es un (ios /rinidad. “La historia de la sal ación es también la historia de la creación. La ecolog-a es el lugar de la enida de (ios”.de sensibilizar a las congregaciones con esta problem%tica. "i (ios es un ser solitario# le*ano ! ego-sta# nuestra ida como cre!entes ! como iglesias se manifestar% a tra és del autoritarismo# el legalismo# las exclusiones ! la lucha por el poder.

"in embargo# gran parte de estos des -os se deben al desconocimiento de la historia# al G 1elson First. )sa ha sido la rica experiencia de los $ltimos a:os en los espacios promo idos por los mo imientos ecuménicos& intercambiar recursos# capacitación# estilos ! tradiciones lit$rgicas. 8. )n el culto no solamente importa la dimensión religiosa de las personas# sino también su realidad sociológica# su identidad cultural# sus necesidades psicoafecti as# incluso las diferentes maneras de comprender ! i ir la fe a$n dentro de una misma comunidad. Iuito& CLA5# 8DDD# p%g. Historia ecumen!a y liturgia )l +o imiento de Reno ación Lit$rgica que experimentó el catolicismo occidental a inicios del pasado siglo# promo ió el auge de las in estigaciones históricas sobre el culto cristiano. )so implica cuidar el lengua*e de nuestra liturgia# cómo nos expresamos en relación con otras tradiciones cristianas ! religiosas# cómo nos expresamos en relación con las concepciones ! comportamientos morales de las personas. 'no de sus ma!ores aportes es la recuperación del n$cleo esencial de la liturgia cristiana# es decir# aquellos elementos fundantes del culto cristiano ! que sobre i en hasta el d-a de ho! en las di ersas tradiciones lit$rgicas de las iglesias. Cuando se quiere rescatar la identidad esencial de un mo imiento o un pa-s# se acude a los or-genes# a los inicios. Culto Cristiano. 1os referimos a la Liturgia de la 4alabra ! la Liturgia de la +esa Eo Liturgia )ucar-stica. )l lengua*e lit$rgico no sólo es di erso en sus im%genes teológicas# en el uso de las artes# en la riqueza de los cantos ! los textos b-blicos que se usan durante el a:o. La liturgia cristiana también tu o sus or-genes# ! ese n$cleo primiti o ha sido la pauta hasta nuestros d-as# aunque algunas tradiciones# a lo largo de la historia# tomaron caminos diferentes ! colocaron otros énfasis en el culto. 1elson First afirma que este es “el n$cleo m%s antiguo del culto cristiano que podemos documentar”G. )l culto debe responder a esas exigencias ! no solamente a la tradición# a las costumbres# a la conser ación de una determinada identidad cristiana. La ecumenicidad busca la unidad en la di ersidad. . )l regreso a las fuentes históricas es un elemento com$n a todos los procesos de reno ación. A ello se suma el aporte de los nue os su*etos lit$rgicos# de los rostros que por siglos fueron in isibilizados en la liturgia oficial de las iglesias& pobres# mu*eres# *ó enes# ind-genas# negros ! negras# ni:os ! ni:as# personas con discapacidad.. La ocación ecuménica tiene en cuenta la ida del ser humano de manera integral# relacional# como parte de un comple*o sistema de interdependencias.La ecumenicidad de la liturgia necesita de una mirada pastoral atenta a las exigencias de la ida actual. (el culto en la sinagoga *ud-a pro iene la estructura de la Liturgia de la 4alabra Econ las lecturas# exhortaciones e intercesionesH# ! de la experiencia de la iglesia primiti a nos llega la Liturgia de la +esa# una relectura cristológica de la pascua *ud-a. Historia teolog!a y "ormas. First sugiere que la recuperación de este modelo original nos ofrece la posibilidad de celebrar una liturgia teológicamente bien fundamentada ! ecuménicamente compartida. )l lengua*e lit$rgico es una gran oportunidad para promo er la unidad ! no la discordia# para llamar a la comprensión ! aceptación de lo diferente# porque lo diferente no es sinónimo de antagónico ! puede# adem%s# contener muchos alores.

)n la antigua sociedad griega# liturgia era toda acción a fa or del pueblo# una respuesta organizada ! comunitaria a necesidades cotidianas de orden pr%ctico ! i encial>.desinterés por el tema de la identidad ! a la miop-a teológica que se produce en momentos de intensos cambios ! celos enfermizos por recuperar la erdad. )dKin +ora. La iglesia católica muestra un ma!or interés por el fortalecimiento del momento de la predicación# mientras que las iglesias protestantes conceden ma!or alor a la pr%ctica frecuente de la )ucarist-a o Cena del "e:or.77. Algo que ha caracterizado los acercamientos de las tradiciones lit$rgicas en los $ltimos tiempos es que cada ertiente comienza a recuperar terreno en aquella dimensión del culto que hab-a desatendido. Celebrar un #entecost$s permanente la ecumenicidad del Esp!ritu 'na de las ma!ores riquezas de la herencia lit$rgica cristiana a tra és de la historia ha sido la conformación del A:o Lit$rgico# una herramienta pedagógica que conduce a la comunidad mediante un ciclo anual de celebraciones hacia una actitud de agradecimiento a (ios por los grandes e entos de la historia de la sal ación. "er icio a (ios =adoración? ! ser icio al pueblo =lucha por la paz ! la *usticia?. “Liturgia& obra del pueblo” en Vida y #ensamiento# Col. 4entecostés es as. (e ah. 8# "an José& "eminario .D7.# pp. Construir una cultura de paz que respete ! promue a los di ersos modos de ida ! pensamiento# es un llamado urgente del )sp-ritu# quien se conmue e ! sufre con nuestra libertad mal usada# con nuestra falta de responsabilidad por el otro ! la otra# con nuestras di isiones ! ego-smos# con nuestras guerras religiosas# con la rigidez de nuestras ideolog-as. Celebrar la Resurrección ! la 1a idad es abrirse a la ecumenicidad de la sal ación de (ios# que a tra és de estos hechos renue a toda la creación ! afirma la ida plena de todas sus criaturas. La liturgia era un acto sal -fico en tanto que era solidario pero sin erse limitado a un contenido ! a un espacio religioso# car%cter que adquirió con el pasar del tiempo 9. )l A:o Lit$rgico se organiza alrededor de los dos acontecimientos m%s importantes para la fe cristiana# la resurrección ! la encarnación de Cristo.D@H. 4or eso# el )sp-ritu es )sp-ritu de unidad ! reconciliación. .# 1o. 0 estos e entos no sólo tienen repercusión en la ida de los cre!entes ! las iglesias# tienen alcance uni ersal ! cósmico. .. La fiesta de 4entecostés Eque celebramos >D d-as después de la resurrecciónH nos recuerda la ecumen-a del )sp-ritu de (ios# la re elación del amor de (ios a todas las culturas. > 9 )l término liturgia pro iene de los ocablos griegos leitos# pueblo# ! ergon# obra# acción.-blico Latinoamericano# . La iglesia es en iada a i ir como Jes$s i ió# atenta a las necesidades del pró*imo# promo iendo la comunión entre los cristianos# con todas las personas que nos rodean# con toda la creación di ina.que nuestra liturgia ha de ser una obra de ser icio.tiempo de comunión y solidaridad. )sto nos remite a la dimensión ética ! sociopol-tica de la liturgia comprendida como acto de ser icio a personas necesitadas o a la sociedad en general. 4entecostés nos desaf-a a con i ir en un mundo di erso en lo cultural# lo social# lo pol-tico# lo religioso. . Btro elemento que nos lle a a preguntarnos por las fuentes históricas ! que influ!e directamente en la ecumenicidad del culto cristiano es el significado ! uso original del término liturgia.

)n 4entecostés la humanidad es afirmada en su di ersidad. )l )sp-ritu opera en el %mbito de la comunicación# en la manera cómo se reciben los mensa*es. )s necesario que de ez en cuando de*emos de escuchar nuestra propia oz para que otras palabras irrumpan en nuestra ida ! nos re elen los nue os caminos del )sp-ritu. )l sentido de una predicación se constitu!e a partir de la experiencia de quien lo escucha. )l )sp-ritu hace que la palabra flu!a ! act$e libremente# sin imposiciones. La iglesia a tra és de la historia mantu o aquel n$cleo fundamental de su liturgia pero adapt%ndolo siempre a las identidades culturales de cada región. La historia del culto cristiano experimentó un desplazamiento desde lo di erso a lo homogéneo# en cuanto a sus formas ! ritos externos se refiere. )l milagro de 4entecostés est% en el o-r ! el entender# no en que los misioneros pudieran hablar en lenguas. "ólo la palabra cierta para cada momento emerge del silencio# de un silencio acti o# un silencio que espera un nue o 4entecostés# como el silencio de los primeros cristianos ! cristianas que esperaban de un momento a otro# en aquel aposento alto# la irrupción del )sp-ritu. La dominación uni ersalista de .4entecostés es tiempo de escuc%a. Las iglesias se constru!en a partir de la di ersidad# la unidad endr% en la esencia# el ser humano. )l relato de la torre de .abel en Lénesis . Ecumenicidad desde el di&logo entre liturgia y cultura )xiste siempre una tensión entre el car%cter local ! el car%cter uni ersal de la liturgia cristiana. <ablamos demasiado ! escuchamos poco. Con el pasar del tiempo# la iglesia *erarquizada e institucionalizada Een el caso del catolicismo romano occidentalH estableció la centralización de los modelos lit$rgicos en un solo rito %lido para toda la cristiandad. "u actuación se basa en la recepti idad de las culturas# en su capacidad de escucha.abel queda descartada.. es una ilustración de la soberbia humana que se propone construir una ci ilización para su propia gloria. )l )sp-ritu no sólo est% en quienes hablan# sino también en quienes escuchan ! ha! que armonizar las i encias# descubrir *untos las maneras en que (ios nos ha alentado ! nos sigue alentando en este tiempo. Aquella primera comunidad supo culti ar el don de la paciencia ! de la escucha. 1o se apresuraron a comenzar a hacer las cosas por su cuenta. )se tiempo que transcurrió entre la ascensión de Cristo ! la enida del )sp-ritu en un d-a de 4entecostés# sir ió también para que los cre!entes maduraran su fe ! su ocación en el mundo que les tocó i ir# sir ió para que comprendieran me*or a su mundo ! para analizar la me*or manera en que pod-an ser irle. La descripción de la torre# de acuerdo con el Lénesis# se corresponde con un edificio militar babilónico# un inmenso sistema de control con un $nico lengua*e. )l )sp-ritu pro oca el entendimiento ! la comprensión. 1ecesitamos escuchar los gemidos del )sp-ritu en los gemidos de la naturaleza amenazada# en los gemidos de la humanidad empobrecida ! hambrienta que sufre las in*usticias ! el desamor# en los gemidos de tanta gente que exige libertad# paz ! derecho a la ida. )s decir# se fueron conformando diferentes familias lit$rgicas# di ersos ritos que mostraban la riqueza de las tradiciones culturales de cada pueblo donde se establec-a la fe cristiana. . "i lo hubieran hecho# quiz%s hubieran desaparecido como mo imiento en unas pocas semanas# porque hubieran sido un grupo mo ido por otro esp-ritu# no por aquel que Jes$s les hab-a prometido. “La fe iene por el o-r”# dir-a el apóstol 4ablo.

La ecumenicidad de la liturgia cristiana exige un encuentro constante con la cultura de los pueblos. )l ecumenismo se da en el reconocimiento no sólo de la riqueza cultural de los pueblos plasmada en la liturgia de la iglesia# sino también de los aportes que cada tradición lit$rgica confiere a otra.(espués del Concilio Caticano 55 ol ieron a promo erse los procesos de inculturación de la liturgia# el di%logo entre fe ! cultura local# las relaciones rec-procas entre e angelio ! alores culturales. <o! en d-a# la reno ación lit$rgica muchas eces es entendida en términos miméticos.77G# pp. )s necesario que el culto no solo refle*e la comunidad cristiana local# sino la comunidad cristiana m%s amplia. Acontece adem%s cuando cantamos un himno pro eniente de la época carolingia# la Reforma# la tradición metodista o los negros spirituals de 1orteaméricaN cuando leemos en el culto fragmentos de un sermón de Agust-n# de Cal ino o de +onse:or RomeroN cuando oramos el 4adrenuestro o expresamos nuestra fe a tra és del Credo de los Apóstoles. 1ada es tan uni ersal como lo local.>. La liturgia *uega un rol fundamental en el proceso de la encarnación del e angelio en cada cultura. Caloramos m%s la creati idad de afuera que la de adentro. )l (ios al que rinden culto los cristianos es trascendente ! transcultural# de modo que no tiene sentido remplazar una cauti idad cultural por otra. <a! que buscar el equilibrio entre las tradiciones# pero sobre todo destacando la identidad propia de cada congregación en su medio cultural e histórico. “)l culto cristiano& en procura de adaptación local ! uni ersalización” en Di&logo entre culto y cultura# Linebra& Oederación Luterana +undial# .GH. La creati idad lit$rgica se confunde con “un estar al d-a de acuerdo con lo que se hace en otros contextos”. )ste ecumenismo en la liturgia intercultural es algo que acontece no solamente en espacios ecuménicos actuales. La ecumenicidad de una liturgia intercultural nos mantiene unidos al pueblo cristiano de ho!# de a!er# de todos los tiempos. Lo que no podemos seguir permitiendo es el predominio de una cultura dominante que intenta homogenizar todas las formas de culto# o la sustitución de las formas culturales propias por otras extra:as. 1o ha! forma cultural que pueda hacer *usticia al (ios de todo el cosmos. 'no de los frutos del empe:o por contextualizar es que los recursos culturales de un medio cultural se pueden compartir en todo el mundoM2acaso ese compartimiento uni ersal no enriquecer-a la ida de toda la iglesia ! fortalecer-a el sentido de communio3 )ste compartimiento intercultural ! ecuménico# este enriquecimiento uni ersal# es lo contrario de tribalización# ! apartheid# ! segregación# ! limpieza étnica A. )l reto es que cada congregación celebre su culto a (ios desde su propia identidad cultural ! nacional# sin desde:ar las contribuciones que pro ienen de otras tradiciones ! de otras culturas. La me*or forma de aportar a la conciencia ! la experiencia ecuménica es el rescate de los rasgos identitarios de cada nación# expresados de manera ritual en la liturgia de las iglesias. . 5ncluso tenemos que reconocer que debemos mucho a la reno ación lit$rgica que se A Anita "tauffer. Los aportes de cada tradición lit$rgica ! contexto cultural deber%n ser siempre e aluados a la luz de la teolog-a ! la pastoral de cada iglesia en cuestión. )l culto debe ser una expresión de la fe cristiana desde una identidad cultural determinada# lo cual le confiere a la liturgia su alor singular ! a la ez uni ersal. . "er-a una contradicción afirmar que estamos en contra de aprender de otras experiencias.

La ecumenicidad desborda las fronteras de las iglesias# incluso de las religiones# para abarcar la totalidad de la ida humana ! de toda la creación. )s también un esfuerzo permanente por la unidad cristiana# pero una unidad sobre la base del acompa:amiento profético al pueblo ! a las iglesias mismas. La ocación ecuménica nos hace sentir que nada en este mundo nos resulta a*eno# distante# indiferente. La liturgia con sentido ecuménico propone la celebración de lo que somos# de nuestra fe# nuestra historia# nuestra cultura# pero integrando todas las dimensiones de la ida ! estimulando la solidaridad# el ser icio# el di%logo# la superación de todo tipo de barrera# di isión ! aislamiento que los seres humanos producimos. . )s lamentable que lo ecuménico se entienda ho! como las relaciones interdenominacionales# lo cual es una reducción sensible del sentido ecuménico. Recuperar la ecumenicidad de la liturgia es un camino de reno ación teológica ! lit$rgica que se refle*e en todos los lengua*es del culto# ! que se encamina al crecimiento ! maduración de las iglesias en el cumplimiento de su misión# en su responsabilidad por el bienestar de nuestra sociedad ! nuestro mundo. "e trata de recuperar una liturgia que sea e angelio desafiante para todos ! todas# que nos llame a la humildad# al ser icio# a la colaboración mutua para construir el reino de (ios entre nosotros ! nosotras# esto es# palabras ! gestos de sal ación ! reconciliación para ser comunidades de ida ! esperanza. Valoraciones finales 'no de los principales desaf-os en nuestros d-as para las iglesias es recuperar el sentido del ecumenismo.iene dando en las $ltimas décadas en América Latina ! otros pa-ses del mundo# especialmente dentro del %mbito ecuménico. )s una ocación por el ma!or don que (ios nos ha dado# la ida. "e trata simplemente de asimilar ! traducir a nuestras necesidades los aportes aliosos que nos llegan# a la par que promo emos una auténtica reno ación interna =! ésta es la m%s decisi a? desde nuestras propias capacidades# riquezas ! prioridades.