You are on page 1of 8

ARTÍCULOS 

Valoración de  la  ansiedad 
n la forma que tienen los nifios de reaccionar
ante las situaciones de la vida cotidiana ob-
viamente influye su personalidad y mentalidad, y
ello queda reflejado, según diversos autores, en
sus formas de expresión. El estudio de la expre-
sión infantil resulta, para algunos autores un dato
esencial en la valoración psicológica de los nifios.
Estos autores afirman que la expresión infantil no
es más que la emisión que realiza el nifio para ob-
tener una reacción por parte de los que le rodean,
es decir, que en realidad es todo acto de comuni-
. cación.
Algunos aspectos de la expresión infantil son la
expresión de las emociones y el miedo a los extra-
fios (una de las primeras emociones expresivas
que se aprecian en nifios), los códigos mímico-
gestuales (tipos de expresiones más apreciables
cuando el lenguaje aún no se ha convertido en e!
principal modo de comunicación), el aprendizaje
de la expresión oral y escrita, el juego, los suefios
y los dibujos.
De hecho, bastantes autores consideran que los
suefios y los dibujos son las dos formas de expre-
infantil más importantes que considerar en la
  psicológica infantil.
En este estudio se ha utilizado el análisis de los
dibujos infantiles para valorar el grado de ansie-
dad que experimentan los nifios de 5-8 afias
acuden al profesional de odontoestomato-
. logia , y comparar este grado de ansiedad con el
que estos mismos nifios experimentan cuando
acuden a un médico general (pediatra).
Se han estudiado una serie de caracteIisticas de
64 dibujos consideradas por otros autores y se ha
correlacionado la presencia de algunas de estas ca-
racterísticas con las puntuaciones obtenidas en
dos tests de ansiedad: e! test CAS (para valorar la
dental infantil 
utilizando dibujos 
ansiedad general) y el test de Venham y Gaulin-
Kremer (para valorar la ansiedad dental). Se han
encontrado varias caracteIisticas en los dibujos re-
lacionadas con este tema. Entre ellas, las más im-
portantes son: luz potente en el equipo, instru-
mental exagerado, transparencia y yuxtaposición
de las formas , presencia de dientes en el dibujo,
dibujo con colores rojos, simplificación del tronco
de las figuras representadas, encuadre en casa o
habitación, o que e! paciente llore.
Revisión de la literatura 
Hasta la fecha , ha habido bastantes estudios que
han reladonado la ansiedad, los dibujos y la odon-
toestornatologia y/o medicina en general. Autores
como Plank (1965), Guasch y Carenzo (1971),
Goldberg (1972) o Grossmann. (1982), entre
otros, han publicado estudios sobre el dibujo co-
mo reflejo de! impacto psicológico ,que el acto mé-
dico en general produce sobre los nrnos. Baldwin
(1966), Eichenbaum y Dunn (1971), Taylor
(1976), Sonnenberg (1977), Alzina (1989), Turco
(1986), Baretich (1988), Tuomi (1988), Cabrerizo
y García Ballesta (990), Padrós 0991) o Manara
y Sapelli (1992), entre otros, han relacionando es-
tos dibujos con la situación odontoestornatológica
en particular. En este estudio se ha pretendidó lle-
gar a obtener, en los dibujos de estos pacientes,
una escala concreta de variables para evaluar.
Material y método 
Los objetivos concretos que nos hemos pro-
puesto en este trabajo han sido:
1. Valorar, mediante la aplicación del test CAS,
la ansiedad existente en dos grupos de 32 nifios
de 5 y 6 afias, y de 7 y 8 años.
En este artículo
se analiza
el valor que
tienen los dibujos
como elementos
para evaluar
la ansiedad dental
en niños
de 5-8 años.
Eduardo Padr6s $errat
Profesor Colnborador.
Facultad de Odontología.
Universidad de Barcelona.
41
ARTÍCULOS 
Tabla 1. Escala de elementos de los dibujos
Figura l. Dibujo de un
médico pediatra sin
trabajar utilizado en
nuestra investigación
antes o después (según los
grupos) de que los sujetos
realizasen sus dibujos.
2. Corroborar la información obtenida por el
test CAS con el de Venhamn y Gaulin-Kremer.
3. Valorar la información que los dibujos de los
niños de 5-8 años sobre la odontoestomatología y
la medicina nos dan sobre el grado de ansiedad
dental y al médico en general, y correlacionar la
aparición de características valoradas en la revi-
sión de la literatura con las puntuaciones en los
tests de Venham y CASo
La muestra de niños del estudio estaba formada
por dos grupos de 32 niños cada uno, alumnos de
3 colegios de ' nivel socioeconómico medio-alto y
características educativas muy similares.
Uno de los grupos de niños fue el último curso
de enseñanza preescolar (5-6 años) y el otro de 2.
0
Valoración de la ansiedad dental infantil utilizando dibujos
curso de enseñanza general básica (7-8 años). La
distribución exacta por sexos es la de la tabla l.
Cada uno de los grupos fue dividido, a su vez,
en dos subgrupos. Así, se obtuvieron 4 grupos de
16 niños cada uno (Al, BI, A2 YB2). El valor es-
tadístico de esta selección se comprobó mediante
técnicas de valoración de muestreo aleatorio, y ca-
da niño fue sometido a las siguientes pruebas.
A los niños de los 4 grupos se les pidió que
cumplimentasen un test de ansiedad general reco-
nocido, el CAS (Children's Anxiety Questionnaire)
deJ.S. Gilhs (1989), en su versión española de los
profesores Domingo E. Gómez y María Teresa Pu-
lido, y un test de ansiedad dental, el test de Ven-
ham y Gaulin-Kremer (979).
El test CAS consta de 20 preguntas de respues-
ta dicotómica, que se contesta con marcas en ho-
jas de respuestas preparadas. El test de Venham y
Gaulin- Kremer consta de dibujos de 8 parejas de
niños. Cada niño debe escoger de cada pareja cuál
de las 2 figuras se parece más a él cuando va a la
clínica dental (cuantos más niños con semblante
Figura 2. Dibujo de un médico pediatra trabajando utilizado en
nuestra investigación.
42
Maro / Junio 1995. Vol. 1. ~   . 1
negativo sean escogidos, más ansiedad dental se
inferirá en ese niño).
Después, a los grupos Al y Bl se les mostraron
4 dibujos (figs. lA) que representaban, respecti-
vamente, un médico general o pediatra sin traba-
jar, un médico general o pediatra trabajando, un
profesional de la odontoestomatología sin trabajar
y uno trabajando, pidiéndoles que explicasen esos
dibujos.
Después, a la mitad del grupo Al se le pidió
que hiciese dos dibujos: uno de un profesional de
la odontoestomatología sin trabajar, y otro de un
médico general sin trabajar, y a la otra mitad del
grupo Al, tras la explicación se les pidió el dibujo
de un profesional de la odontoestomatología tra-
bajando y de un médico-pediatra trabajando.
En la mitad del grupo Bl, las pruebas que se
practicaron fueron iguales que a la primera mitad
del Al, Y a la otra mitad del Bl, igual que a la se-
gunda mitad del Al.
A la primera mitad de los grupos A2 y B2 se les
pidió lo mismo que a la primera mitad del grupo
Figura 3. Dibujo de un profesional de la odontoestomatología sin
trabajar utilízado en esta investigación.
,
=
Figura 4. Dibujo de un profesional de la odonft'restomatología
trabajando utilizado en esta inveSliglllión-
ARTÍCULOS 
Tabla 2. Características de los dibujos que indican ansiedad alta
Tabla 3. Caracteristicas de los dibujos que
denotan bajo nivel de ansiedad
Al, pero invirtiendo el orden de las pruebas (pri-
mero realizaron los dibujos, luego los explicaron),
ya la segunda mitad de los grupos A2 y B2, igual
que a la segunda mitad del Al pero también invir-
tiendo el orden de las pruebas.
En la tabla 2 se exponen las características valo-
radas por nosotros en los dibujos y testadas, obte-
nidas de la revisión de la literatura, y en la tabla 3,
las propuestas por Handler y Reyher (1965) para
valorar ansiedad en los dibujos, y que también
fueron valoradas en este estudio.
Resultados 
El análisis estadístico reveló que las característi-
cas más importantes (al margen de su relación con
la presencia de ansiedad en los niños) en todos los
dibujos fueron:
- Presión exagerada en las líneas del dibujo.
- Dibujo pequeño.
- Dibujo coloreado, particularmente con colo-
res rojizos.
- Dibujo en mital del papel proporcionado.
- Separación de planos (cielo separado por un
espacio del suelo).
- Transparencia en el dibujo.
- Simplificación del tronco de las figuras repre-
sentada o de la figura en general (fig. 5).
- Pérdida del detalle.
- Miembros exagerados en las figuras represen-
tadas.
- Omisión de partes del cuerpo en las figuras
(Hg. 5).
43
Valoración de la ansiedad dental infantil utilizando dibujos
ARTÍCULOS
Figura 5. La
"----'  siml"ljicadón en  la
cabeza, tronco y en
general en toda la figura
representada con
caracterlsticas
indicadoras de ansiedad
en los dibujos de nuestros
pacientes Infantiles.
Figura 7. Una de las caracterlsticas indicadoras de ansiedad en los
dibujos es el encuadre de la situación  represrntada en una casa o 
habitación, tema repetido con relativa frecuencia por los nillos al
representar situaciones odantoestomatológicas. Algunos autores
relacionan esta caracterlstica de los dibujos con la sensaci6n de falta
de libertad que experimentan algunos niilos al acudir a la cltnica
dental.
- Profesional con instrumental en la  zona geni-
I
tal. 1 
- Profesional vestido de Supermán o similar. 
- Falta  algún  miembro  en  el  dibujo  del  profe-
sional. 
- Profesional de espaldas. 
- Paciente con los brazos abiertos. 
- El  paciente huye de la  clínica. 
- El paciente llora. 
- Paciente con la boca abierta. 
- Faltan brazos o manos en el  paciente. 
- Faltan rasgos faciales en el paciente  (fig. 9).
- Ausencia del paciente (fig.  10). 
- Paciente exageradamente pequeño. 
- Dibujo firmado,  o nombre del niño escrito. 
- las  piernas  de  alguna  figura  dibujada  no  se 
ven. 
1 \
r
j
También se  valoró si  el  autor de los  dibujos era 
niño o niña, si  había ido o no alguna vez a una clí-
- Simplificación de la cabeza.  nica  dental  como  paciente,  y  si  el  profesional  de 
- Distorsiones.  los dibujos estaba o no trabajando. 
- Sangre;  utilización  exagerada  del  color  rojo  Se  valoró  el  test  CAS y  el  test  de  Venham  y 
(fig.  6). Gaulin-Kremer  en  relación  con  las  características 
- Mesa sin luz.  de  nuestros  dibujos  teniendo  en cuenta  su  peso  y 
- Dibujo  encuadrado  en  una  casa  o  habitación  el  de las  características de  sus autores,  y dio  coefi-
(fig. 7). cientes  de  correlación  estadísticamente  significati-
- Instrumental  de  tamaño  exagerado.  Ironía  vos,  sobre  todo si  se  consideraban los  dos grupos 
(fig. 8).  de  edad (5-6 y  7-8  años)  por separado  (significa-
- Dibujo de jeringa de anestesia o similar.  ción estadística    0,3).
- Representación de maleta o botiquín.  las  relaciones  entre  las  variables  significativas 
- Dentadura  o  reproducción  de  dientes  en  de  los  dibujos  con  el  nivel  de  ansiedad  general  y
la  mesa.  dental expresados por el  test CAS y el  test  de  Ven-
- Falta de rasgos faciales  en el  profesional.  ham  dieron  lugar  a  una  tabla  de  variables  impor-
- Profesional con jeringa en la  mano.  tantes  para valorar en los  dibujos de  profesionales 
- El  profesional saca un diente con fuerza.  de  la  odontoestomatología y de  médicos  pediatras 
- Profesional con los brazos abiertos.  (tabla 1). 
...- " 


\
\
c,
\
!' 
I
.
\
o, 
í ;

r \ 
Figura 6.  El abuso en la
utilizaci6n del color rojo y
la relaci6n de los
tratamientos dentales con 
la sangre y elementos
terronficos son
caracterlsticas
relativamente frecuentes
en  los dibujos de nilios 
algo mayores.
44 
Mayo I Junio 1995, VoJ.1, N°.l
ARTÍCULOS
Figura 8. La iTOnta en algunos dibujos (pie del paciente que no
acaba de atreverse a entrar, áurea en el profesiorull, instrumental
exagerado escondido, diplomas de honor por la pared) es un
clarísimo indicador de ansiedad en los dibujos infantiles, y presente
en rodas las edades.
La frecuencia de aparición de las diferentes va-
riables significativas en cada edad analizando los
dibujos de cada profesional por separado se repre-
sentan en las figurasll-l3.
Discusión
Hemos estudiado uno de los medios de expre-
sión infantil más imponantes en el grupo de edad
de 5 a 8 años: el dibujo. Así, hemos podido cons-
tatar cómo a la mayoría de niños el hecho de di-
bujar les permite establecer una relación afable
con los entrevistadores y relajarse, además de
constituir, en la mayoría de casos y como dice Go-
odnow (1983), «pensamiento visible», es decir,
un fiel reflejo de su percepción y valoración del
mundo que les rodea . . .
Con este estudio se confirma que los dibujos
son instrumentos válidos para el diagnóstico de
ansiedad.
Reflejo de esto podría ser, por ejemplo, el refle-
jo en los dibujos de tema sanitario del miedo a lo
desconocido y a la sensación de soledad, desespe-
ración o falta de comprensión por pane del profe-
sional o de otras personas representadas en el di-
bujo.
Muchas de las características utilizadas por Di
leo (1973) para valorar la ansiedad o actitudes
negativas han sido usadas por diferentes autores,
como Fax y TRamas (1990) y otros, para valorar
la ansiedad odontológica a partir de la presencia
de determinadas características en los dibujos. Es-
to podría hacemos pensar que la ansiedad general
y la dental pueden estar relacionadas; sin embargo
hemos visto que en el grupo de edad estudiado es-
to no es así, según indican las correlaciones esta-
dísticas entre las puntuaciones del test CAS y del
test de Venham y Gaulin-Kremer, a pesar de que

- " -{

t. !
 
":0. ' - - !
i' ._. . , 1
1" .
I )
autores como Paglia (1988), Weiner (1981) y
otros afirman que existe una estrecha relación en-
tre las manifestaciones de aIl$iedad dental y las
ansiedades y fobias generales.
En nuestro estudio se aprecia que la ansiedad
dental es algo más especifico que la ansiedad ge-
neral, y que se rige por principios parecidos pero
muchas veces no coincidentes.
También se han comprobado en este estudio
que existen variables concretas que deben valorar-
se en los dibujos para determinar el nivel de an-
siedad, y que el análisis sobre todo el grupo no
permite establecer correlaciones estadísticamente
significativas.
En relación con las variables sigilificativas de
los dibujos de este estudio podemos hacer variar
afirmaciones:
Figura 9. La ausencfa de
expresión facial en el pa-
ciente puede considerarse
un indicador de ansiedad
en algunos casos.
Figura 10. La situación
solitaria, con ausencia de
peTsoruIS (especialmente
del paciente) es un
indicador de ansiedad en
todas los casos.
Figu ra 11. La situación
re/ajada y el dibujo de
niños en que se aprecia
un alto nivel de
observación suelen ser
indicadores de ausencia
de ansiedad en
odontoestomatologfa.
45
VaIooIcióo de la ansiedad drntal infantil utilizando d i h   ~ o s
ARTÍCULOS
Figura 12. La
transparencia de la bata
del proJesional, el
instrumenwl exagerado y
la presencia de di.entes en
la niña se revelan en este
caso como indicadores de
ansiedad dental
Figura 13. La potente luz
artiJicial (exageración en
el Joco del equipo) es un
aspecto que se ve con
bastanteJrecuencia en los
dibujos de los niños. Se
relaciona con presencia
de ansiedad, sobre todo a
la luz de los comentarios
de los propios niflos, que
prqerirfan ser visitados
en una c/lnica con
ventanas y, a ser posible,
luz natural.
~ ~
,
I
l' ,
\
I
\
I
" . t
¡ - -
,
r
.i
.-
,J\
, '
~
@:
t1!.'
\
I
En el caso de la medición de la ansiedad
general
Las características indicadoras de ansiedad
coinciden bastante én ambos grupos de edad. Re-
sulta particularmente interesante el hecho de que
la pérdida del detalle en el dibujo, uno de los cla-
ros indicadores de ansiedad según diversos auto-
res, se considere en este grupo y en estas circuns-
tancias un indicador de ausencia de ansiedad ge-
neral cuando se observa en el dibujo del médico
pediatra.
Se deduce que para valorar la ansiedad general
a partir de los dibujos de tema sanitario, es impor-
tante valorar conjuntamente los del profesional de
la odontoestomatología y los del médico pediatra.
Los dibujos de cada uno por separado no son bue-
nos predictores de ansiedad general. El poder pre-
dictivo de los modelos en estos casos es significati-
vo, pero estos dibujos son poco relevantes a la ho-
ra de predecirla si se valoran por separado.
Algunas variables significativas de los dibujos
en relación con la ansiedad general, sin embargo,
se han revelado como indicadoras de ausencia de
ansiedad. Así, en los dibujos del médico y del
profesional de la odontoestomatología a estas
edades, el hecho de que en el dibujo del médico
el paciente esté con los brazos abiertos, o en el
del otontoestomatólogo falten miembros al profe-
sional, son características importantes y significa-
tivas de ausencia de ansiedad. En cuanto a este
aspecto, se acerca al nivel de significación estadís-
tica la característica «profesional vestido de Su-
permán o similar» como indicadora de ausencia
de ansiedad general. Esto contrasta con algunos
hallazgos posteriores en relación con el test de
Venham y los niveles de ansiedad odontoestoma-
tológica.
Para la medición de la ansiedad al
profesional de la odont06tomatología
La valoración conjunta del dibujo del médico
pediatra y del profesional de la odontoestomatolo-
gía es capaz de predecir un 48,165% de la ansie-
dad dental experimentada por los niños entre
5 y 8 años de edad. En relación con el test de Ven-
ham, se aprecia que una variable importante que
disminuye la ansiedad dental es la edad de los ni-
ños: los niños de 7 y 8 años tienen ansiedad ante
el profesional de la odontoestomatologia que los
de 5 y 6 años. Esto puede deberse, probablemen-
te, a que la mayoría han madurado, han pasado
por experiencias odontoestomatológicas agrada-
bles o a que están más informados que sus com-
pañeros más pequeños.
Las caracteristicas de los dibujos que debemos
tener en cuenta como indicadoras de un nivel de
ansiedad dental elevado al valorar el dibujo del
profesional de la odontoestomatología son la san-
gre roja o el dibujo con color, especialmente si es
chillón o rojizo, variable que ya hemos considera-
do indicadora de ansiedad general si está presente
en los dibujos de odontoestomatólogos.
En este punto, debemos comentar el hecho sor-
prendente de que la correlación estadística entre
la puntuación del test de Venham y Gaulin-Kre-
mer y las características del dibujo del médico o
pediatra sea más significativa que con las caracte-
rísticas del dibujo del profesional de la odontoes-
tomatologia. Esto podría ser debido a dos cosas: o
a que los niños de estas edades todavía no distin-
guen muy bien las diferentes especialidades sani-
tarias o a que el test de Venham fue diseñado en
sus orígenes para ser aplicado en poblaciones nor-
teamericanas, aunque a la luz de los comentarios
de los niños más pequeños al dibujar ambos tipos
de profesionales, parece que la primera causa ex-
plicaría mejor esta relación entre el test de medi-
ción de la ansiedad odontoestomatológica y el di-
bujo de un médico que no se dedica a la salud bu-
codenta!.
Globalmente, el análisis estadístico de los di-
bujos de médicos pediatras y de odontoestoma-
tólogos permite afirmar que existe una clara dife-
rencia significativa en el nivel de ansiedad, sien-

Mayo! Junio  1995.  Vol. 1.  N".1 
do  sensiblemente  mayor  al  profesional  de  la 
odontoestomatología  que  al  médico  pediatra,  en 
general. 
Los  resultados  de  este  estudio,  han  permitido 
determinar que en las edades evaluadas: 
- La  ansiedad es similar en niños y en niñas. 
- La ansiedad es  mayor a los  5-6 años que  a los 
7-8 años. 
- La  ansiedad es mayor en niños que no han si-
do atendidos nunca en una clínica dental. 
- Hay  ciertas  características  que  permiten  de-
ducir  un bajo  nivel  de  ansiedad  odontoestomato-
lógica  (fig.  ll). 
En  la  tabla 2  se  esquematizan,  a  modo  de  resu-
men,  las  características  de  los  dibujos indicadoras 
de  ansiedad  elevada,  según  indican  los  resulta-
dos  de  este  estudio  y los  datos  que  aporta la  revi-
sión  de  la  literatura,  y  en  la  tabla  3  las  que  deno-
tan bajo nivel  de ansiedad. 
Conclusiones 
1.  En los niños de  5-8 años de nivel sociocultu-
ral  medio-alto,  los  niveles de  ansiedad  dental  y de 
ansiedad  general  no  están  estadísticamente  rela-
cionados y el  padecer una de ellas con relativa  fre-
cuencia  no  implica  padecer  la  otra  con  la  misma 
asiduidad. 
2.  Para  valorar  la  ansiedad  ante  la  atención 
odontoestomatológica  en  niños  de  5  a  8  años  de 
edad  con  nivel  socioeconómico  medio-alto  utili-
zando su expresión gráfica,  conviene utilizar la va-
loración  conjunta  de  los  dibujos  de  médicos  (pe-
diatras)  y  profesionales  de  la  odontoestomatolo-
gía. 
3.  En  esta  valoración conjunta,  resultan  indica-
doras de  ansiedad las siguientes características: 
- Falta de brazos o manos en el paciente. 
- Dibujo  que  no  llega  a  ocupar  la  mitad  del 
área del papel. 
4.  Ante  el  tratamiento odontoestomatológico  de 
los  niños  de  5  y  6  años,  resultan  indicadoras  de 
ansiedad  las  siguientes  características  en los  dibu-
jos valorados: 
- Dibujos coloreados, rojos (hg.  6). 
- Encuadre en casa o habitación (fig.  7). 
- Paciente que llora. 
- Profesional vestido de Supermán o similar. 
- Transparencias (f1g.  12). 
- Exceso  en  la  luz  artificiaL  foco  del  equipo 
(Hg.  13). 
5.  Ante  el  tratamiento odontoestomatológico de 
los  niños  de  7  y  8  años.  las características  indica-
doras de  ansiedad en  los dibujos valorados son: 
ARTÍCULOS 
- Miembros exagerados. 
- Mesa  sin luz. 
6.  Desde  los  5  a  los  8  años,  a  medida  que  au-
menta la edad,  disminuye el  nivel  de  ansiedad a la 
atención odontoestomatológica. 
7.  Especialmente  entre los niños  de  7 y  8 años, 
los  que  ya  han visitado  al  profesional  de  la  odon-
toestomatología  alguna  vez  tienen  un nivel  de  an-
siedad  dental  menor respecto  a los  que  no  lo  han 
visitado nunca. 
8.  La valoración de las características  del  dibujo 
del  odontoestomatólogo  o  del  médico-pediatra 
por separado  no  parece  ser  un  modelo  predictor 
adecuado para  determinar el  nivel de  ansiedad ge-
neral ni de  ansiedad dental.  O 
Bibliografía general 
Alzina P,  Alzina  P.  A propos d'un cas  de transcription grap-
hique  des  réactions  de  l'enfant  en  odontologie.  La  Pedodontie 
Fran(aise;  1979,2: 201-205. 
Baldwin jR.  De.  An  investigation of psychological  and  be-
havioral  responses  to  dental  extraction  in  children. j  Dent  Res 
1966; 45 (6 Sup!):  1.637-1.651. 
Baretich DM,  Stephenson PA,  19loe jB.  Using art to  unders-
tand  children's  perception  of  roles  in  physician's  office  visits. 
Pediatric Nursing  1989;  15:  355-360. 
Cabrerizo  MC,  García  Ballesta  e.  La  expresión  gráfica  del 
niño  ante  la  experiencia  estomatológica.  Rev  Eur  Odontol  Es-
tomatol1990; 2:  227-32. 
Di  Leo  jH.  Children's  drawings  as  diagnostic  aids.  Nueva 
York:  BrunnerlMazel , 1973. 
Eichenbaum  IW,  Dunn  NA.  Projective  drawings  by  chil-
dren under repeated  dental  stress. ]  Dent  Child  1971;  38:  28-
37. 
Fox  T],  Thomas GY.  Children's  drawings  of an anxiety-eli-
citing  topie:  Effects  on the  size  of the  drawing.  Br J  Clin  Psy-
cho11990; 29:  71-81. 
GilIis JS.  Cuestionario  de  ansiedad  infantil.  CASo  Adapta· 
ción  de  Domingo  E.  Gómez  y  M.  Teresa  Pulido.  Madrid:  Ma-
nual TEA  Ediciones.  1989. 
Goldberg  M.  Anxieté  et  soins  dentaires  chez  l'enfant.  Rev 
d'Odontostomatologie 1972;  19:  67-72. 
Goodnow J.  El  dibujo  infantil.  Madrid:  Ediciones  Morata 
Serie  Bruner,  1983. 
Grossman  FG.  Creativity  as  a  means  of  coping  witli  an-
xiety. The  Arts in Psychotherapy 1981; 8:  185·192. 
Guaseh G.P,  Caremo M.F . La  relation  avec  le  medecin et  S3 
representation  dans  le  dessín  de  l'enfant.  Rev  Neuropsych  lnf 
1967;  15:  669-688. 
Handler  L,  Reyher J.  Figure  drawing anxiety  indexes:  A re· 
view  01'  ¡he  !iterature.  Joumal  of  Projective  Techniques  1965: 
29: 305-312. 
Manara  F,  Sapelli  P,  Maini L  Pedodonzia:  aspetti  psicologi-
co-medici  e  psichiallici.  En,  e.ds.  Pasiní  W, Haynal  A:  Psicolo-
gia  Odontoiatrica.  Manuali  Economici  di  Odontoiatria.  Milán: 
Masson,  1992; 112-122. 
Padrós  E.  El  dibujo  como  reflejo  del  impacto  psicológico 
que  provoca el  dentista en nifio entre  5 y 17  años.  Memoria de 
licenciatura dirigida  por el  ProL  DI'. Josep Maria Ustrell.  Barce· 
lona:  Facultad de  Odontología  de  la  Universidad  de  Barcelona. 
1991. 
47 
ARTÍCULOS 
Paglia L Il bambino e la realtá slomatologica. Minerva Sto-
matologiea 1988; 37(5): 409-412.
Plank AN. Drawings help children express the:ir anxieties.
Hospital Topies 1965: 93-95.
Sonnenberg E, Venham L Human figure drawings as a me-
asure of the child's response lO dental visits. J Dent Child
1977; 44: 443-447.
Taylor T, Roth G, Mayberry W. Children's drawings about
dentistry. Cornmunity Dent. Oral Epidemiol1976; 4: 1-6.
Iuomi T et al. Hammashoitopelon arviointi lasten piirus-
tuksista. Suomen Hammaslaákárilehti 1990; 37: 1.962-1.971:
Valoración de la ansiedad drotal infantillltilizando tlilmjos
Turco G. Benolotto C, Savio N, Neri R. lndagine sui rap-
poni psieologiei bambino-medico con panicolare riguardo alla
speciaüta di odontostomatologia. Minerva Stomatologica 1986;
Sup135: 763-84.
Venham Ll, Gaulin-Kremer E. A self-repon measure of si-
luational anxiety fo! young children. Paediatric Dentistry
1979; 1 (2): 91-96.
Weiner M. Principios básicos del miedo, ansiedad y fobias
caracterlsticas de las visitas al odontólogo. Quintaesencia en
español 1981; 7: 609-614.
48