You are on page 1of 1

Presión hidrostática (Ph

)

Es la presión ejercida por el peso de una columna de fluido, en función de la densidad del fluido y longitud de la columna del mismo. Para su cálculo en el pozo se aplican las siguientes formulas: a) En pozos verticales.

Donde: Ph = Presión hidrostática, en Kg/cm2. Dl = Densidad del fluido o lodo, en gr/cm3 Prof = Profundidad o longitud de la columna de fluido, en m.

b) En pozos direccionales.

Donde: P.V.V = Profundidad vertical verdadera o real, en m. Dl = Densidad del fluido o lodo, en gr/cm3 El uso de esta profundidad, se debe a que el peso, hablando físicamente, es una fuerza con que los cuerpos son atraídos (dirección vertical) hacia el centro de la tierra.

Presión de formación (Pf) Es la presión que ejercen los fluidos en los poros de las rocas. Llamándos también, presión de poro, de yacimiento, de roca y de fondo. Las presiones de formación se clasifican en: normales, subnormales, y anormales, dependiendo de la densidad del lodo requerido para controlarlas. Las formaciones con presión normal, son aquellas que se pueden controlar con una densidad del orden de la del agua salada. Esta presión es originada por un yacimiento abierto. Se tiene que en la costa del Golfo de México, hay un gradiente de presión normal de formación de 0.107 Kg/cm2/m, correspondiéndole a la presión que ejerce una columna de agua salada de 1.07 gr/cm3, con una salinidad aproximadamente de 80,000 p.p.m. de cloruros. Las formaciones con presiones anormales, son aquellas que se pueden controlar con densidades mayores de 1.07 gr/cm3. Algunos consideran que las formaciones con presiones anormales, son depósitos o yacimientos cerrados no conectados a la superficie. Los depósitos de este tipo generalmente se encuentran asociados con gruesas formaciones de sedimentos arriba y abajo. Generalmente se cree que el agua exprimida fuera de los sedimentos debido al peso de las rocas se puede acumular en las zonas de arenas más permeables y si se atrapan crearán presiones excesivas. Es decir, que estas presiones se generan usualmente por la compresión que sufren los fluidos de la formación (o las lutitas adyacentes) debido al peso de los estratos suprayacentes. Sí la formación está completamente sellada, los fluidos no pueden escapar, soportando éstos, parte de la presión de sobrecarga.

Presión de Fractura Es la presión a la cual se presenta falla mecánica de una formación, originándose una pérdida de circulación. Estas presiones se pueden originar por trabajar con lodos de alta densidad, cambios bruscos de presión al meter T.P. (efecto del pistón), mantener demasiado tiempo cerrado el pozo en caso de un brote con gas y mantener una presión arriba de la presión máxima permisible en el control de un brote. Las formaciones de edad geológica reciente de poca profundidad contienen proporcionalmente más agua y son más porosas y por lo tanto son más ligeras que las rocas más profundas y se fracturan a presiones más bajas que las rocas más densas y más comprimidas que se encuentran a mayor profundidad. Sin embargo, también, estas presiones aparecen en las formaciones geológicas más viejas que se encuentran a mayor profundidad. La pérdida de circulación es particularmente peligrosa cuando las formaciones expuestas en un agujero contienen alta presión, porque un brote del pozo ocurrirá casi con certeza cuando baje el nivel de lodo en el pozo. El gradiente de fractura aplicable al área de que se trate debe tenerse en consideración cuando se trate de circular lodo pesado y llevar el control de un brote. Presión total de sobrecarga Es la presión ejercida por el peso total de los materiales (sedimentos y fluidos) sobrepuesto a una formación en particular a determinada profundidad. El gradiente de presión total de sobrecarga teórico, se toma como 0.231 kg/ cm2 /m (1.0 PSI / pie), ya que se ha calculado en términos de promedio de las condiciones de las rocas, como en la porosidad, densidad de los sedimentos y los fluidos contenidos. Generalmente, dicho gradiente en un área determinada de perforación, es menor que el teórico.

PRESIÓN REDUCIDA DE BOMBEO Es la presión de circulación que se utiliza para llevar el control de un brote. Se determina disminuyendo las emboladas aproximadamente a la mitad del gasto normal y leyendo la presión en el tubo vertical (stand-pipe). Esta presión y gasto deben anotarse en la hoja de “datos preliminares” y deben actualizarse cada vez que se hace un cambio en la sarta de perforación, cuando cambien las propiedades del lodo y cada 250.0 m perforados.

Se utiliza esta presión, por las siguientes razones: Se tiene menos tiempo para poder parar la bomba y así evitar que ocurran presiones excesivas, cuando el estrangulador se cierra o se tapa. Evitar altas presiones de circulación y en el equipo superficial. Menos esfuerzo en la bomba. (al reducir el gasto a 1/2, la presión se reduce a 1/4 y en consecuencia la potencia consumida es 1/8). Más tiempo disponible para las operaciones superficiales (Mayor tiempo de circulación a gasto reducido). Se tiene más presión disponible, en caso necesario. A baja velocidad de bombeo, el control de la densidad del lodo a la entrada es más eficiente. La experiencia de campo indica que a velocidades de bombeo moderadas, la confianza del personal en la maquinaria y en las operaciones se incrementa.