En su infinita sabiduria la UDG y sus jenízaros han invitado a Israel para la FIL 2013.

He oído diversas justificaciones, unas más pedestres que otras, y todas van en la línea que se resume así; "No acepto al estado de Israel, pero si a sus artistas y escritores": Roberto Castelán, rector del CU Lagos. El hecho es que el estado de Israel es el invitado y ese estado decide quien viene y quien no viene. Además de que tendremos la visita de Shimon Perés, presidente de ese país para ofrecer armas y equipo de seguridad al gobierno de Pena Nieto y distraer nuestra atención de los genocidas del norte en SU introducción 'legal' (Plan Mérida) e ilegal de armas de alto poder (remember "Rápido y furioso" y otros?) a nuestro país, armas con las que se han asesinado a muchas decenas de miles de compatriotas inocentes y no. Israel, plantado en tierras de Palestina con 600 mil emigrantes europeos en 1948, debió haber recibido tierras de Alemania y Austria para resarcir sus pérdidas en la II guerra mundial. Hitler nació en Austria y se apoyó en Alemania para sus locuras de white supremacy, tema que ya tenía vigente nuestro vecino del norte y que aún hoy permea en el imaginario colectivo en varios países. Esos 600 mil europeos invadieron un país habitado y, sistemáticamente; pueblo por pueblo, ciudad por ciudad, arrasaron con sus habitantes palestinos hasta reducirlos a lo que es hoy; un campo de concentración a cielo abierto que

subsiste con tasas de desnutrición del 75% sólo gracias a la ayuda de la ONU, de países amigos y que es cotidianamente bombardeado con el ejército más sofisticado y mortífero del medio oriente apoyado con miles de millones de dólares y tecnología de guerra por los mismísimos genocidas del norte. Curioso que las víctimas de la Shoá en la II guerra mundial, que eran también los que administraban los campos de concentración para los nazis, hayan abierto su propia franquicia en Palestina. No se equivoquen; no son verdaderos judíos los que llevan a cabo esto; su religión no lo permitiría. Son europeos que se llaman a si mismos israelíes y que escudados en el ambivalente término "judío" llevan a cabo masacres a diestra y siniestra. Son los mercenarios de los genocidas del norte en Oriente Medio para apoderarse de las riquezas del petróleo con 400 cabezas nucleares, estas sí armas de destrucción masiva. Por estas y más razones, toda persona consciente y humanista evitaría visitar el nido de este absurdo; la Feria Internacional del Libro. Que sea la UDG el único cómplice.

Aspiramos a crear una nueva corriente de pensamiento que reconozca y exalte la cultura y la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo. Una nueva corriente de pensamiento para impedir el predominio del dinero, del engaño, de la corrupción y del afán de lucro sobre la dignidad, la verdad, los valores morales y el amor al prójimo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful