You are on page 1of 3

TEMA 11 (II): Permuta.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- -GUIÓN:  1. La permuta. Concepto y régimen jurídico.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- -1. Concepto, Naturaleza y Regulación Legal.

Concepto: Aparece en el art. 1538 CC, que dice: “la permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra ”. En realidad, en la permuta hay un trueque de derechos de propiedad. La permuta tiene los mismos caracteres que la compraventa, que citaremos seguidamente, antes señalando que es esencial a este contrato la ausencia de precio, pues es lo que lo diferencia de la compraventa. Caracteres: Es un contrato:    Consensual: Es un contrato perfeccionado por el mero consentimiento de las partes contratantes, la perfección del contrato implica la producción de las correspondientes obligaciones jurídicas. Sinalagmático: De este contrato surgen obligaciones recíprocas, es decir, surgen obligaciones para ambas partes. Oneroso: El contrato determina desplazamientos patrimoniales para cada una de las partes, recayendo sobre las espaldas de cada contratante el peso de cumplir la prestación. La prestación tiene su fundamento en la prestación del otro, siendo ambas causa y consecuencia de la otra.   No formal: El consentimiento no necesita de ninguna forma específica para que el contrato sea válido. Título traslativo de dominio : El contrato de permuta sirve como título que junto con la entrega o traditio (que es el modo) sirve para transmitir la propiedad.

Regulación legal: La regulación específica de la permuta aparece recogida en los art. 1538-1540, salvo estas disposiciones legales rigen las normas relativas a la compraventa, como señala el art. 1541 CC:
1541. En todo lo que no se halle especialmente determinado en este título, la permuta se regirá por las disposiciones concernientes a la venta.

Especialidades en la permuta: a. Permuta de cosa ajena:

Si uno de los contratantes hubiese recibido la cosa que se prometió en permuta, y acreditase que no era propia del que la dio, no podrá ser obligado a entregar la que él prometió a cambio, y cumplirá con devolver la que recibió; resolviéndose el contrato de permuta. Así lo señala el art. 1539 CC:
1539. Si uno de los contratantes hubiese recibido la cosa que se le prometió en permuta, y acreditase que no era propia del que la dio, no podrá ser obligado a entregar la que él ofreció en cambio, y cumplirá con devolver la que recibió.

CUESTIÓN: Si el valor de la cosa es igual al sobreprecio que se entrega en dinero. pero es claro que disminuyen el valor de la cosa. sujeto a la reivindicación del verdadero propietario. Los efectos previstos en este artículo se condicionan a que el permutante que resuelve haya recibido y él todavía no haya cumplido. con lo que parece negarse su aplicación si ambos lo han hecho. será permuta cuando el valor de la osa exceda el del dinero o su equivalente. por tanto. se calificará el contrato por la intención manifiesta de los contratantes. Permutas reseñables: Cabe destacar dos tipos de permutas características: 1) Permutas con sobreprecio: Este tipo de permuta surge del art. 1446. en caso de una equivalencia llegamos a la solución de que estaríamos ante una compraventa. . Parece que el criterio literal del art. La facultad de resolución exige buena fe. 1446 es de estimar como permuta el supuesto de que la cosa valga más. 1540 CC: “El que pierda por evicción la cosa recibida en permuta. por lo que es justo que no la sufra el que acciona de evicción. La retroactividad de la resolución no perjudica a los derechos adquiridos por terceros de buena fe. Son dos acciones la que tiene el permutante y entre las que ha de optar: Resolución del contrato: Descrita en el precepto como “recuperación de la cosa entregada” y que no tiene para él efecto restitutorio. Así lo especifica la STS 16/Mayo/1974. y compraventa. o reclamar la indemnización de daños y perjuicios. Evicción en la permuta: La otra norma especial de la permuta se halla en el art. podrá optar entre recuperar la que dio en cambio. pues deja a los mismos expuestos a la reivindicación del propietario verdadero. Acción indemnizatoria de la pérdida. que admite su posibilidad: “Si el precio de la venta consistiera parte en dinero y parte en otra cosa. No constando ésta. pero sólo podrá usar del derecho a recuperar la cosa que él entregó mientras ésta subsista en poder del otro permutante. y sin perjuicio de los derechos adquiridos entre tanto sobre ella con buena fe por un tercero”. si el valor de la cosa dada en parte del precio excede al del dinero o su equivalente. Es dudosa la solución en ausencia de una voluntad de las partes ( STS 24/Enero/1958). SI la voluntad no consta. con la inseguridad que representa tener una propiedad amenazada de largo tiempo. que equivale a remitirse al art. y por venta en el caso contrario ”. el permutante que quiera resolver ha de desconocer que la cosa pertenecía a tercero en el momento de la perfección del contrato. a cambio de que le entregue determinadas viviendas. siendo el criterio legal acudir a la intención de las partes. en caso contrario. Se concreta el precepto en la resolución del contrato porque se piensa que frustra el interés del permutante en el mismo que haya de recibir cosa que con posterioridad conoce que es ajena. 1478 del saneamiento por evicción en la compraventa. Este tratamiento parece injusto. es decir.La especialidad de la norma reside en ocuparse de los efecto de la permuta de cosa ajena cuando en materia de compraventa. que consiste en que el propietario de un solar transmite a otro su propiedad para que sobre él construya. 2) Permuta de solar por edificación: En la actualidad cobra relieve la figura jurídica que surge a raíz de esta permuta. ese supuesto no se ha contemplado. sino el obligado de ella. En este caso quedan confusos los límites entre permuta y compraventa. locales comerciales y/o plazas de garaje. se tendrá por permuta. b.

. aunque no está regulado en el Código. pero en líneas generales predomina en la jurisprudencia su consideración de permuta de cosa actual por cosa futura o de contrato atípico do ut des (STS 7/Julio/1982 y 24/Oct/1983). El contrato atípico do ut des ha sido bastante utilizado en España.Su naturaleza jurídica depende de los pactos de las partes. Este contrato puede configurarse de múltiple maneras dentro de los límites de la autonomía de la voluntad. Dicha regulación fue posteriormente declarada nula por una sentencia del Tribunal Supremo por tratarse de una materia que no podía regularse reglamentariamente. En el año 1998. una reforma del Reglamento Hipotecario ofreció una regulación dispositiva del mismo (art. 13 RD 1867/1998).