You are on page 1of 7

LOS INCENTIVOS FISCALES A LA INVERSIÓN Y SU JUSTIFICACIÓN: El sistema de incentivos tributarios a la inversión en Nicaragua es el más extenso de la región, y en él predominan ampliamente

las exenciones por sobre cualquier otro tipo de incentivo a la inversión.

pequeñas empresas. esto significa que la presión tributaria recaerá con mayor fuerza relativa sobre los sectores menos dinámicos y menos capacitados para soportarla. y sectores que no gozan de beneficios tributarios. dado que los sectores beneficiarios de estos regímenes excepcionales suelen ser los más redituables. consumidores. Paradójicamente. sino que tiene otras implicaciones.Este sistema tan extenso de exenciones y exoneraciones no solo implica una considerable pérdida de recaudación. la carga tributaria tiene que recaer con mayor fuerza relativa sobre el resto de sectores y agentes económicos que no reciben estos beneficios. Estos regímenes tributarios especiales generan además todo tipo de posibilidades de arbitrajes y márgenes de elusión y evasión entre partes relacionadas que permiten a los grupos empresariales domésticos y transnacionales reducir a un mínimo su carga impositiva. . o sobre aquellos que no puedan evadirla – asalariados. en los cuales predominan las empresas más grandes. Manipulando los precios de transacciones entre empresas relacionadas (precios de transferencia internos) se puede trasladar utilidades desde empresas gravadas a empresas relacionadas exentas o exoneradas. que resultarían indispensables para aprovechar el bono demográfico. que impide contar con los recursos necesarios para llevar a cabo las inversiones en capital humano e infraestructura básica. Para compensar la significativa pérdida de recaudación ocasionada por estos regímenes preferenciales. o se pueden crear derechos a devolución de créditos fiscales de IVA por operaciones ficticias. entre otras.

Su principal ventaja es que son fáciles de administrar. En vez de establecer una simple exención. y que resultan superiores a la simple exención del impuesto sobre la renta. la tributación influye en el costo del capital y éste es el principal determinante del nivel de inversiones. y por tanto representan el mayor costo fiscal. basados en la simple exención del pago de impuestos. en otra nueva. que permiten que un determinado porcentaje de la inversión en activos fijos. puesto que el incentivo se puede usar en cada renovación de activos. adicional a la depreciación. las empresas pueden intentar abusar del sistema. son las exenciones. 2010). para la que ya expiró el beneficio. los cuales predominan en los países desarrollados y fueron utilizados ampliamente en los países del Este del Asia. de beneficios tributarios sobre la inversión — implicaría un incremento de la inversión. En relación con las exoneraciones y tasas reducidas. vendiendo y comprando los mismos activos. presentan varias desventajas: implican la mayor pérdida de recaudación. al eximir a las utilidades independientemente de su magnitud. con el objeto de disfrutar varias veces del beneficio. Así también. que tiene la ventaja de provocar un menor costo fiscal que la exoneración y también un mayor control y transparencia. que se habrían efectuado aún sin la exoneración. los más utilizados en los países en desarrollo. También existen las deducciones por inversión. es posible extender el plazo de la exoneración más allá del legal. permitiendo además privilegiar cierto tipo de activos por sobre otros. De este enfoque se desprende que los beneficios tributarios más efectivos serían aquellos que reducen directamente el costo de invertir (costo del capital) y están vinculados al crecimiento de la inversión – deducciones por inversión. A veces también se establecen créditos tributarios por inversiones. disminuir el costo del capital —a través. además de un mayor costo administrativo. Una desventaja es que estimula las inversiones en activos de menor vida útil. en el año en que se incorporan a la empresa. sea rebajado como gasto de manera instantánea. que consisten en la exención del impuesto sobre la renta durante un período determinado. Las desventajas son las mismas de las exoneraciones. por ejemplo.En el mismo sentido. créditos fiscales por inversión y sobre todo depreciación acelerada—. Es posible además levantar serios interrogantes sobre la eficacia del diseño de estos incentivos tributarios a la inversión. puesto que se otorga contra una inversión material. que constituye el tipo de incentivo predominante en América Latina (Roca. TIPOS DE INCENTIVOS TRIBUTARIOS A LA INVERSION Y SU EFICACIA RELATIVA Dentro de los incentivos tributarios directos. a veces se opta por una tasa reducida. En el enfoque neoclásico. dada la elasticidad de la misma respecto al costo del capital. que permiten deducir un porcentaje de la inversión en activos fijos directamente del impuesto. pero con los mismos dueños y los mismos activos. se pueden realizar arreglos financieros entre empresas relacionadas con propósitos tributarios. mediante la transformación de una sociedad. éste es un incentivo mucho más focalizado. crea estímulos a la elusión. especialmente en Latinoamérica. De acuerdo con este enfoque. El crédito es equivalente . puesto que persiste la obligación de declarar. Sin embargo. pues a través de precios de transferencia es posible traspasar utilidades desde empresas afectas hacia empresas favorecidas con la exoneración. se favorece más a aquellas inversiones con alta rentabilidad.

no tiene las desventajas de estos últimos. Otro tipo de incentivos a la inversión son los esquemas de depreciación acelerada. las que siguen la suerte de las pérdidas tributarias. lo que marcaría una diferencia con las deducciones. transferencias de tecnología a otros sectores de la economía y aumento de la calidad de la fuerza de trabajo. sin crear beneficios compensatorios. la depreciación acelerada tiene un menor costo fiscal que los incentivos mencionados anteriormente. Los incentivos tributarios que afectan a los impuestos indirectos son también de uso frecuente entre los países en desarrollo. ya que transfiere ingresos de los contribuyentes de países pobres a los accionistas de estas empresas. el subsidio a los inversionistas extranjeros es una política absurda. siempre se deprecia su costo de adquisición. . los resultados de los estudios efectuados prestan poco apoyo a estas presunciones. cuando el crédito de un año es superior al impuesto. por ejemplo. los incentivos fiscales y los tratamientos favorables a la inversión extranjera se basan en la presunción de que la misma es especialmente proclive a las externalidades y derramas (spillovers) tecnológicas y de aprendizaje. En efecto. pues son susceptibles de abuso y su utilidad es dudosa. Consisten principalmente en la aplicación de exenciones de IVA y aranceles a la compra de materias primas y activos fijos. La justificación de los beneficios tributarios suele ser la internalización de las externalidades positivas o derrames (spillovers) que estarían asociadas a la nueva inversión como. puesto que solamente difiere el pago del impuesto. pues cualquiera sea la duración del activo. no se permite arrastrar el remanente a períodos futuros. en el caso de un contribuyente afecto. o como crédito de IVA. es decir. porque en su ausencia la misma se produciría de manera sub-óptima y se perderían los grandes beneficios derivados de dichas externalidades. los estudios han revelado muy poca evidencia sistemática de externalidades tecnológicas y de otro tipo derivadas de la inversión extranjera. Finalmente. en un plazo inferior a la vida útil económica de los activos. y generalmente se usan como incentivo para las inversiones destinadas a producir bienes de exportación. las exenciones de IVA no son más que un anticipo de la recuperación del impuesto que de todas maneras obtendrá la empresa. salvo cuando hay tasas múltiples. En efecto. la menor recaudación inicial se compensa con una mayor recaudación en los años siguientes. e incluso en algunos casos se han detectado derramas negativas (Rodrik. pues el uso de figuras como la venta y recompra de un mismo activo no producen ahorros adicionales de impuestos en este caso.a la deducción. 2007). inversiones en investigación y desarrollo. Además. ya sea como devolución o imputación. En particular. cuando se trata de un exportador. Sin embargo. A veces. no produce distorsión a favor de los activos de corto plazo. En general. Bajo estas circunstancias. La depreciación acelerada tiene todas las ventajas de las deducciones y créditos por inversiones. De allí se desprende la justificación para el otorgamiento de generosos subsidios fiscales a dicha inversión. provenientes de países ricos. Tanzi y Zee (2001) señalan que como regla general deben evitarse los incentivos tributarios indirectos. También es menos propensa a los abusos. que permiten deducir como gasto los montos invertidos.

a través de estos beneficios tributarios. Debe reiterarse que esta metodología mide el aporte del Estado como una suerte de ―socio tonto‖ ya que contribuye con un porcentaje del costo de la inversión pero no recibe ninguna participación en las utilidades. En general. más los beneficios directos que recibe por su aporte de capital al proyecto (por ejemplo. y por tanto no generan efectos multiplicadores significativos. y 60% de la inversión para el caso de turismo. . Así se obtiene que el subsidio estatal por la vía de gastos tributarios oscila entre 7% de la inversión total para el caso de los regímenes de hidrocarburos y energía geotérmica. al costo de inversión en diversos sectores ―…se sugiere una metodología de estimación que trata de aproximar el valor presente de los beneficios recibidos y relacionarlo con el monto de la inversión. Managua.Aporte del Estado al costo de invertir en diversos sectores: el Estado como ¨socio tonto¨. ―Evaluación reciente de La Recaudación Tributaria. la reducción en su IR que le genera la inversión en un sector promovido). De esa manera se obtiene una aproximación bastante cercana a cuánto aporta el Estado al costo de invertir en un determinado sector o región. El ejercicio consiste en simular el impacto sobre el flujo anual de los incentivos fiscales y obtener el aporte del estado como la diferencia entre el valor presente de los flujos netos que acrecen al inversor en uno y otro caso. Gastos Fiscales y Proyecciones Fiscales‖. y se caracterizan por la escasa o nula generación de externalidades o derramas tecnológicas (spillovers). Noviembre de 2005) ¨Para ello se ha supuesto un proyecto de inversión tipo que se financia en un 60% con fondos propios y que en ausencia de beneficios tributarios obtendría un retorno de 10% real al año. los sectores hacia los que se orientan estos beneficios se caracterizan por limitados encadenamientos intersectoriales. El Cuadro ilustra esta estimación para diferentes regímenes de incentivos vigentes en Nicaragua‖ (Daniel Artana. Artana (2005) llevo a cabo el ejercicio de determinar la cuantía del aporte estatal.

fundamentalmente. Sin embargo. y de los segmentos de la sociedad que concentran el ingreso. los intereses pagados en moneda local y las divisas generadas (exportaciones). Se suele mencionar además dentro de estas externalidades positivas la creación de empleo (los salarios pagados por los inversores favorecidos). no será posible efectuar las inversiones necesarias para desarrollar esta capacidad. sino que han servido para atraer. un país tan pobre como el nuestro). costos del proyecto. este tipo de incentivos generalizados no garantizan flujos de capital en inversiones de alto valor agregado. porque utilizan recursos reales. o al aprovechamiento de una fuerza de trabajo en extremo barata (como referencia. También equivale a suponer que el precio social del trabajo y de las materias primas es cero (Roca. su materialización requeriría la existencia de una sociedad capaz de asimilar el conocimiento y la tecnología. por el contrario. 2010). por lo demás. las compras locales. Afirmar que son beneficios equivale a suponer que en el corto plazo no habría demanda para ellos.Si estas últimas existiesen. Finalmente como señalan Mafini y Marenzi (2008). La atracción de inversiones de alto valor agregado y con externalidades positivas importantes requiere características específicas como el nivel educativo de la fuerza de . los salarios y las compras locales son. lo cual no es correcto cuando se está evaluando proyectos que reciben beneficios tributarios por varios años (10 y más). representa casi la mitad de la Honduras. y resulta obvio que en condiciones de una casi total ausencia de tributación de los sectores más redituables y dinámicos. el costo de la fuerza de trabajo nicaragüense. para las empresas de zona franca. inversiones dirigidas a la explotación ¨minera¨ de los recursos naturales.

como indica Artana (2004) ¨La experiencia internacional es bastante concluyente: en el caso de los estados americanos. . Por otro lado las exenciones se aplican en Nicaragua aun cuando el país de origen de la inversión grava con criterio de renta mundial. simplemente. Resultados similares se obtuvieron al analizar las políticas de subsidios en la Unión Europea para las zonas más desfavorables¨. aquellos que optaron por promover el desarrollo fomentando la educación y las obras de infraestructura crecieron más y generaron más puestos de trabajo que aquellos que optaron por las desgravaciones impositivas. Por tanto. una transferencia desde el fisco del país receptor de la inversión al fisco del país de origen de la misma. de manera que la renta no gravada en el país receptor de la inversión pasará a formar parte de la base imponible sobre la que se liquida el impuesto a la renta en el país de residencia. Por lo demás. el desarrollo de las cuales requiere de inversiones que no podrán efectuarse si la recaudación se encuentra limitada por el tipo de incentivos masivos y generalizados que se han descrito.trabajo y la disponibilidad de infraestructura adecuada. y permite deducir el impuesto pagado en terceros países hasta el límite del impuesto que debería pagar en el país de origen. el incentivo fiscal que concede el país receptor de la inversión no es tan relevante en la ecuación del inversor y constituirá.