Pablo y las Religiones de Misterio

Don Closson
Traducción del inglés: Santiago Escuain

Introducción
Una crítica común contra el cristianismo que se encuentra actualmente en los campuses universitarios es que sus ideas o doctrinas centrales proceden de la filosofía y religión griega. No es infrecuente que un estudiante oiga de parte de un profesor que el cristianismo no es nada m s que una e!tra"a com#inación del culto $e#reo a %a$&e$' de conceptos adoptados de las populares religiones griegas de misterios de la época (que $a#ían adquirido carta de naturale)a en el mundo $elénico y posteriormente en el romano procedentes de la *ndia' +a#ilonia y Egipto a través de las conquistas de ,le-andro .agno y de la incorporación de las tierras que incluía su imperio $asta la *ndia /N. del T.0' todo ello sa)onado con ideas procedentes del pensamiento filosófico griego. Esta crítica contra el cristianismo tradicional no es cosa nueva. 1e $ec$o' conoció su auge entre finales del siglo y la década de los 23 del siglo 43' y coincide con lo que se conoce en la actualidad como el movimiento de la 5istoria de las 6eligiones. Este grupo de teólogos e $istoriadores acusa#a a 7a#lo de $a#er a"adido ideas griegas a su crian)a $e#rea y' con todo ello' de $a#er creado una nueva religión: una religión que no $u#ieran reconocido ni 8esús ni Sus primeros discípulos. 91ependió el origen del cristianismo de las ideas filosóficas y religiosas griegas entonces en curso: Esta pregunta depende de cómo uno emplee la pala#ra ;depender<. El filósofo 6on Nas$ argumenta que la dependencia puede ser dé#il o fuerte y que se trata de una diferencia vital. Una dependencia fuerte significaría que la idea de 8esús como salvador=dios que muere y resucita nunca $a#ría surgido entre los primeros creyentes si primero no las $u#ieran conocido en el pensamiento pagano. Sería admitir que fue de#ido a las ideas paganas que 7a#lo y los dem s cristianos llegaron a creer que >risto era un 1ios=$om#re resucitado que $a#ía $ec$o un sacrificio e!piatorio por los pecados del mundo. ?a demostración de una dependencia fuerte del cristianismo respecto al pensamiento griego sería cosa muy per-udicial para los que mantienen una perspectiva elevada de la inspiración de las Escrituras. Una dependencia dé#il significa que los seguidores de 8esús usaron la común fraseología religiosa de la época para ser comprendidos por la cultura $e#rea y griega que les rodea#a. Esto no constituye ningún pro#lema para una perspectiva elevada de la inspiración de las Escrituras. >omo dice Nas$: ;@ la mera presencia de paralelos en el pensamiento y en el lengua-e no demuestra ninguna dependencia en el sentido fuerte<. ABC Nas$ y otros argumentan que tan sólo se puede demostrar la e!istencia de una dependencia dé#il entre el pensamiento religioso griego y el Evangelio de >risto. En este artículo consideraremos argumentos contra las pretensiones de una dependencia fuerte que se mantiene desde el movimiento de la 5istoria de las 6eligiones y por parte de los modernos críticos. 1e forma específica' compararemos la teología del apóstol 7a#lo con ideas que aparecen en las populares religiones griegas de misterio durante el período de la iglesia primitiva.

Un #uen e-emplo es el famoso $istoriador alem n . . Este conocimiento se comunica#a en ceremonias clandestinas a menudo conectadas con un rito inici tico. El foco de este conocimiento no era un con-unto de verdades reveladas que de#ían compartirse con el mundo' sino en un alto conocimiento oculto que de#ía guardarse dentro del círculo de los creyentes. Ser conocedor de estos argumentos contra el pensamiento cristiano nos prepara para dar respuesta a cualquiera que demande ra)ón de la esperan)a que tenemos en >risto. En manos de un profesor $ostil al cristianismo' unas verdades parciales y la e!ageración de algunas seme-an)as entre el cristianismo y las religiones de misterio pueden a#rumar a un adolescente incauto.. Argumentos en contra de la postura de una dependencia fuerte respecto a las religiones de misterio . >omo e!plica un erudito' el mito . ?os diversos movimientos religiosos que se encontra#an por el *mperio 6omano no esta#an unidos en doctrina ni en pr ctica' y cam#iaron enormemente a lo largo del tiempo. El o#-etivo de los creyentes era una e!periencia mística que les llevase a creer que $a#ían conseguido la unión con su dios.dolf von 5arnacD' que escri#ió: 1e#emos rec$a)ar la mitología comparativa que encuentra una vinculación causal entre todo y todo lo dem s. ?as religiones de misterio tenían tam#ién ceremonias secretas y ritos inici ticos que separa#an a sus miem#ros del mundo e!terior. . AEC 7or otra parte' los misterios no tenían tanto que ver con una doctrina o creencia verdaderas' sino con el estado emocional de los seguidores.unque estas ideas pocas veces aparecen en las discusiones cotidianas' los cristianos que entran en el mundo académico de nuestros campuses universitarios se #eneficiarían de dedicar tiempo para #uscar comprender esta cuestión.religiones comparadas< elimina de forma triunfante cualquier rasgo espont neo en cualquier religión. >ualquier influencia que puedan $a#er e-ercido so#re el cristianismo se tiene que evaluar teniendo en cuenta el marco temporal en el que coe!istieron las religiones. En el núcleo de cada religión $a#ía un mito en el que la deidad volvía a la vida tras la muerte' o #ien triunfa#a so#re sus enemigos. >ada religión de misterio pretendía impartir un conocimiento secreto de la deidad.unque algunos eruditos esta#an de acuerdo con este punto de vista' muc$os lo rec$a)aron. Se da#a un profundo significado a los conceptos de crecimiento' muerte' descomposición y renacimiento. @ >on estos métodos uno puede convertir a >risto en un dios solar en un a#rir y cerrar de o-os' o uno puede apelar a las leyendas acerca del nacimiento de cualquier dios conce#i#le' o se puede asimilar cualquier especie de paloma mitológica para que sirva de compa"ía a la paloma #autismal @ la varita m gica de las . menudo' en el centro de estos cultos esta#a el ciclo anual de las cosec$as.ntes $emos o#servado que el movimiento de 5istoria de las 6eligiones pretendía que el pensamiento cristiano tenía una dependencia directa y fuerte de las religiones de misterio. El culto de Eleusis y su deidad central' 1emeter' diosa de la tierra y de la la#ran)a' es un e-emplo de ello.A4C 9>u les eran los rasgos # sicos de las religiones de misterio: .apela#a primordialmente a las emociones y tenía como o#-eto producir efectos psíquicos y místicos por los que el neófito pudiera e!perimentar la e!altación de una nueva vida<.

>.sangre del >ordero< A..la postura de la dependencia fuerte<. >omo $a escrito un teólogo' la escuela de la 5istoria de las 6eligiones tenía la tendencia de . Esta falacia se da cuando alguien argumenta que de#ido a que dos cosas e!isten lado a lado' que una $a de ser la causa de la otra. .uc$os académicos siguen ense"ando $oy día que la descripción que $ace 7a#lo de 8esús como el Salvador que muere y resucita nunca $u#iera surgido sin la presencia de las religiones de misterio.l comparar sistemas religiosos' el filósofo 6onald Nas$ advierte que se de#e ser cauto y no emplear un lengua-e descuidado. . . El mero $ec$o de que otras religiones puedan $a#er tenido un dios que moría y que volvía a la vida en alguna forma no significa que esto fuese la fuente de las ideas cristianas' incluso si se puede demostrar que los apóstoles conocían este otro sistema de creencias.adre. Se $an esgrimido argumentos de que el lengua-e de la . El culto de >i#eles no empleó el taurobolium $asta el siglo segundo d. Debilidades en la postura de la dependencia fuerte El primer argumento contra esta postura es que comporta una falacia lógica' la de la causa falsa.AKC El erudito alem n Junter Magner o#serva que el la pr ctica de este culto no $a#ía concepto alguno de muerte y resurrección. AIC Un e-emplo de ello podría ser la pr ctica del taurobolium en el culto de >i#eles o la Jran . ?uego' seguiremos considerando argumentos contra lo que podríamos designar como . Este rito inici tico' en el que se derrama la sangre de un toro sacrificado so#re un neófito' es considerado por algunos como el origen del #autismo cristiano. 1ice: .pocalipsis K:B2C y la .>on frecuencia uno encuentra académicos que primero emplean terminología cristiana para descri#ir creencias y pr cticas paganas y que luego se asom#ran ante los a#rumadores paralelismos que creen $a#er descu#ierto<. 1e $ec$o' se puede presentar un argumento me-or fundado de que esta secta tomó su lengua-e de la tradición cristiana.AHC Es muc$o m s difícil demostrar una relación causal que una pro!imidad. En este plan' primero introduces los elementos cristianos' y luego te sientes desconcertado al encontrarlos allí. El erudito #rit nico Ed&yn +evan escri#e: Naturalmente' si alguien escri#e una descripción imaginaria de los misterios órficos @ rellenando los grandes intervalos que quedan en la descripción con nuestros datos de la eucaristía cristiana' uno produce algo muy impresionante.A2C 9Fué pensarías si alguien te di-ese que la raí) de la teología de 7a#lo en el Nuevo Testamento se encuentra en unas oscuras religiones de misterio griegas' en lugar de en su instrucción -udía y en su encuentro con 8esucristo: Esto es e!actamente lo que argumenta#a el movimiento de la 5istoria de las 6eligiones al final del siglo BG.convertir paralelos en influencias' y las influencias en fuentes<.sangre de 8esús< AB 7edro B:4C fue tomado del lengua-e del taurobolium y del criobolium en el que se degolla#a un carnero.L la me-or evidencia disponi#le para la datación de la pr ctica remonta su origen a alrededor de cien a"os después que 7a#lo escri#iese sus epístolas.lgunos académicos $ostiles al cristianismo tienden a e!agerar' o a inventar' seme-an)as entre el cristianismo y las religiones de misterio.

El erudito reformado 5erman 6idder#os escri#e: En tanto que 7a#lo se refiere a la muerte y resurrección de >risto y la sitúa en el centro de la $istoria' como un acontecimiento que tuvo lugar ante muc$os testigos' @ como contraste' los mitos de las religiones de misterio no pueden situarse en el tiempoL aparecen con toda clase de variantes' y no especifican ningunos conceptos claros.itra sin a#andonar sus anteriores creencias.' demasiado tardíamente para e-ercer influencia alguna so#re la teología del Nuevo Testamento.ANC Más debilidades en la perspectiva de la dependencia fuerte Un argumento simple pero poderoso contra la pro#a#ilidad de que 7a#lo se $u#iese vuelto al pensamiento pagano como fuente de su teología fue su instrucción estrictamente -udía. ?as religiones de misterio' no. Este era un nuevo concepto en el mundo antiguo.Entre el sincretismo dominante del mundo grecorromano' la religión de 7a#lo' con la religión de *srael' se levanta a#solutamente en solitario<.>. En Oilipenses E:H 7a#lo se -acta de ser $e#reo de $e#reos. . En resumen' e!$i#en una vaguedad acerca del tiempo que es características de los verdaderos mitos.1espués de o#servar el cam#io de significado que e!perimentó el taurobolium a lo largo del tiempo' el erudito 6o#ert 1ut$oy escri#e: Es evidente que esta alteración en el taurobolium de#e $a#erse de#ido al cristianismo' cuando consideramos que para el a"o E33 d. Uno podía iniciarse en el culto de *sis o de . . 5a#ía estudiado #a-o Jamaliel' el m s céle#re de los maestros del partido -udío m s ortodo!o' los fariseos.sí' los mitos de las religiones de misterio @ no son otra cosa que descripciones de acontecimientos anuales de la naturale)a en los que nada se encuentra .>.AB3C ?a religión de 7a#lo se #asa#a en acontecimientos reales. % en >olosenses' él mismo advierte en contra del mismo sincretismo del que se le acusa. ?a misma naturale)a de las religiones de misterio' con su panteón de deidades y de seres míticos en conflicto' $ace muy impro#a#le que fuese la fuente del con-unto de doctrinas estrictamente monoteístas que se encuentra en el Nuevo Testamento. se $a#ía convertido en el gran competidor de las religiones paganas y que era conocido por todos.ac$en escri#e: . En cam#io' para #auti)arse y así entrar en la iglesia uno de#ía a#andonar todos los dem s dioses y salvadores. AGC No encontramos acusación ninguna en el Nuevo Testamento acerca de que 7a#lo incorporase conceptos paganos en su teología' ni defensa suya en contra de ninguna acusación de esta clase. Se #asa#an en dramas escritos para capturar los cora)ones y las pasiones de los $om#res.unque las religiones de misterio evolucionaron $acia la aceptación de un dios solar so#re todos los dem s' este cam#io comen)ó con posterioridad al a"o B33 d.et)ger: >on respecto al mismo 7a#lo' los académicos est n volviendo a reconocer que la mentalidad predominante del . .póstol esta#a orientada de forma ra#ínica' y que su fe cristiana recién $allada corría por moldes previamente formados a los pies de Jamaliel. Tam#ién se de#ería o#servar que el cristianismo primitivo era una religión e!clusivista' mientras que las religiones de misterio no lo eran. Según +ruce .

AB4C 1ice que: . Notas . continuación concluimos con unos argumentos adicionales en contra de ningún uso por parte de 7a#lo de las religiones de misterio.ateo 4I:4NC.ateo H:BK 8esús di-o que $a#ía venido a cumplir la ley y las ense"an)as de los profetas' no para a#olirlas. No nos da referencias como evidencia de tales seme-an)as.del significado vicario redentor moral y voluntario' que para 7a#lo es el contenido de la muerte y resurrección de >risto.adre virgen' y crucifi!ión y resurrección después de la e!piación por los pecados de la $umanidad y finalmente su ascensión al séptimo cielo<.llí donde se mantienen' se puede argumentar que fue el mitraísmo el que tomó ideas del cristianismo' y no al revés. ?a pretensión de que las doctrinas del cristianismo tuvieron una dependencia fuerte respecto a las religiones de misterio se levanta so#re arenas movedi)as' y uno de#ería investigarla a fondo antes de rec$a)ar las #uenas noticias que nos ofrecen los escritores del Nuevo Testamento.En Ql tenemos redención por su sangre' el perdón de pecados según las rique)as de su gracia< AEfesios B:KC. Conclusión El autor musulm n %ousuf Saleem >$is$ti escri#e que las doctrinas de la deidad de >risto y de la e!piación son ense"an)as paganas que proceden del apóstol 7a#lo' no del mismo >risto. .AB2C Rtros eruditos que $an e!aminado esta cuestión descu#ren que la mayoría de las seme-an)as desaparecen con un detenido e!amen. ?a idea de que 8esús era el 5i-o de 1ios' nacido de virgen' que murió en la cru) y resucitó son difícilmente ideas e!clusivas de 7a#lo. En la Pltima >ena a"adió: . ?os paralelos entre el cristianismo y el mitraísmo que >$is$ti afirma son difíciles de evaluar o de confirmar.ntiguo Testamento eran meramente una prefiguración de las cosas venideras' y que la nueva realidad se encuentra en >risto. el 5i-o del 5om#re no vino para ser servido' sino para servir' y para dar su vida en rescate por muc$os< A.?a doctrina cristiana de la e!piación quedó muy coloreada por la influencia de las religiones de misterio' especialmente del mitraísmo' que tenía su propio $i-o de 1ios y .nuestra pascua' que es >risto' ya fue sacrificada por nosotros< AB >orintios H:KC. En >olosenses A4:BI=BKC 7a#lo escri#e que los códigos religiosos del . 8esús di-o que . 6emontando esta doctrina al . +ruce .ABHC ?os que encuentran el cristianismo difícil de aceptar $an ofrecido muc$as ra)ones para no $acerlo.ABEC 9Oueron estas unas doctrinas que 7a#lo inventó o tomó prestadas: 9Fué ense"ó 8esús acerca de la e!piación: En primer lugar' tanto 8esús como 7a#lo ense"aron que el cristianismo era el cumplimiento del -udaísmo.isterios siempre influyeron so#re el cristianismo' porque no es sólo posi#le' sino pro#a#le que en ciertos casos la influencia fuese en dirección opuesta<.et)ger escri#e: .ABBC .No se de#e suponer acríticamente que los .ntiguo Testamento' 7a#lo escri#ió: .arcos B3:2HC. 7a#lo reiteró las ense"an)as de >risto al escri#ir: . Tanto >risto como 7a#lo ense"aron la necesidad de la e!piación mediante la sangre por el pecado.esto es mi sangre del nuevo pacto' que por muc$os es derramada para remisión de los pecados< A. Se encuentran en los m s tempranos escritos cristianos y aparecen constantemente allí donde se e!pande la fe. En .

Tolver al te!to B4. Tolver al te!to B2. B4I. Nas$' BGN. Tolver al te!to B3. Ibid. Tolver al te!to N. Tolver al te!to BE. Ibid.inistries *nternational U 4334 SE1*N = Servicio Evangélico de 1ocumentación e *nformación para la traducción al castellano.B. Ibid. BHH. 7ara contactar con él se puede escri#ir a dclossonVpro#e. Tolver al te!to K. . BGE. Ibid. Ibid. Tolver al te!to BB. B42. Sobre el autor Don Closson se graduó con una 1iplomatura en Educación en la Sout$ern *llinois University' y luego o#tuvo una licenciatura en administración educativa en la *llinois State University y la ?icenciatura de ?etras en Estudios +í#licos en el Seminario Teológico de 1allas.org. BGI. Tolver al te!to 4. BBN. Tolver al te!to U 433B 7ro#e . Tolver al te!to E. Tolver al te!to H. Ibid. Ibid. Ibid.Tolver al te!to 2. Ibid. Tolver al te!to G. and Contemporary Education (?a -uventud' el aula y la educación contempor nea0. BGK. 6onald Nas$' The Gospel And The Greeks' A7ro#e +ooDs: 1allas' TS' BGG4C' BN. Rcupó los puestos de maestro y administrador de escuelas pú#licas antes de unirse a 7ro#e . BGN. Ibid. BH2. 2G4. Ibid. Tolver al te!to BH. Es el director general de Kids. Ibid. Classrooms.inistries como asociado de investigación en el campo de la educación. Normal Jeisler' Baker Encyclopedia of Christian Apologetics' A+aDer +ooDs' BGGGC' 2G3. Tolver al te!to I.