You are on page 1of 7

Plan de las 7 vias

Chandigarh es una ciudad atípica en la India, muy diferente a la entreverado laberinto  tradicional de las ciudades de las provincias vecinas. Es una ciudad llena de jardines y  parques, de vías anchas, de arquitectura moderna. Chandigarh fue el único proyecto urbano  ejecutado por Le Corbusier, el más influyente maestro de la arquitectura moderna, y en el  que puso todo su empeño, alma y corazón, desde 1951 hasta su muerte en 1965. Es un  legado impresionante de urbanismo, paisajismo, arquitectura, escultura, pintura e  interiorismo que el prolífico maestro suizo nos ha legado en una ciudad excepcional, utópica,  de arquitectura notable y candidata a ser declarada patrimonio de la humanidad por  UNESCO.

Este artículo, dedicado a la obra de Le Corbusier en la India será dividido en dos partes. En la  primera, comentaré los antecedentes de Chandigarh, su nacimiento como ciudad, el  contacto con Le Corbusier y los principales aspectos de su propuesta urbana. En el próximo  post, haremos un recorrido por las principales muestras de arquitectura corbuseriana en  Chandigarh, especialmente en el Capitolio. ¿POR QUÉ CHANDIGARH?

Las invasiones mogolas a partir del s XV no dejaron solamente bellísimas joyas  arquitectónicas como Taj Mahal y Jaisalmer, sino fundamentalmente una presencia  musulmana importante en el norte de la India, un país mayoritariamente hindú. Por esta  razón, luego de su independencia de los británicos en 1947, y ante el dolor de Gandhi, el país  se dividió en dos, naciendo el Pakistán musulmán al noroeste y al noreste de la India hindú  (posteriormente la parte noreste también se independizaría de Pakistán, dando origen a  Bangladesh).

Tal vez la parte más traumática de esta división fue la fractura de la provincia India de  Punjab, cuya histórica capital Lahore, fue cedida a territorio Pakistaní. Además, las ciudades  indias de la provincia se venían hacinando al ser ocupadas por los millones de refugiados  provenientes del norte, y las fricciones religioso‐políticas entre ambos países habían cobrado  ya medio millón de muertos.

1

En este dramático contexto, el Primer Ministro Nehru decidió en 1947 la creación de una  nueva capital para las provincias de Punjab y Haryana, y la llamó Chandigarh ,que significa  "Fuerte Chandi", en honor a un templo‐fortaleza dedicado a la diosa Chandi ubicado en las  proximidades. ¿POR QUÉ LE CORBUSIER?

Cuando India se independizó, se encontró que no tenía profesionales nativos entrenados en  la planificación de ciudades. Algunos nacionalistas sugerían basarse en las Mansara Shilpa  Sastras, viejos tratados arquitectónicos de más de 3000 años de antigüedad, mientras otros  sugirieron buscar un profesional occidental que creara una ciudad que sea un símbolo del  futuro. El encargo, recaería en los arquitectos norteamericanos Matthew Nowicki y Albert Mayer,  quienes produjeron una propuesta pinturesquista en forma de abanico, basada en la ciudad‐ jardín de Ebenezer Howard. Nowicki fallecería en un accidente aéreo, y, ante la renuncia de  Mayer, el encargo recayó en manos del afamado arquitecto suizo Le Corbusier. Por su parte, Charles‐Édouard Jeanneret‐Gris (Le Corbusier, 1887‐1965), era opuesto al  concepto de ciudad‐jardín de Howard, y criticaba agudamente el concepto del suburbio 

2

norteamericano, al que denominaba "la esclavitud organizada de la sociedad capitalista, que  lleva al individualismo aislado y a la destrucción del espíritu colectivo". Influyente arquitecto  autodidacta, Le Corbusier había desarrollado nuevos conceptos de arquitectura que puso en  práctica en diversos proyectos de vivienda, institucionales y religiosos. Sus ideas sobre  urbanismo han sido igualmente influyentes, basadas principalmente en el  descongestionamiento y densificación de los centros urbanos, la provisión de vías  vehiculares rápidas y el incremento de áreas verdes, y fueron discutidas principalmente a  través del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna, CIAM. Sin embargo, Le  Corbusier no había tenido la oportunidad de ponerlas en práctica.

La visión de futuro del maestro suizo encajaba perfectamente con las ambiciones de Nehru  de una India moderna, por lo que fue acogido de muy buena forma. En 1951 Le Corbusier  asumió el papel de "Director Espiritual" del proyecto y convocó a un equipo conformado por  su primo francés Pierre Jeanerette, los ingleses Maxwell Fry y su esposa Jane Drew y una  veintena de entusiastas jóvenes arquitectos indios, quienes desarrollaron un nuevo  proyecto, desestimando aquél realizado por Mayer. LA PROPUESTA

El plan, concebido para una ciudad de 500,000 habitantes, se basa en una grilla rectangular  adaptada a las condiciones del terreno. La unidad básica era el "Sector", concebido como  autosuficiente e introvertido, subdividido en unidades vecinales de alrededor de 150  familias.

3

Estos sectores estaban unidos por una trama de calles denominada "las 7Vs". Las "Vs" son  vías organizadas jerárquicamente de acuerdo a la intensidad de flujo vehicular que soportan.  Así, V1 son carreteras nacionales; las V2 van a servicios públicos especiales; V3 son avenidas  de alta velocidad que cruzan la ciudad; las V4 conducen a equipamientos locales; las V5 son  vías barriales; las V6, vías de acceso doméstico; las V7 vías peatonales y las V8, añadidas  porteriormente, ciclovías (Le Corbusier bromeaba: "las 7Vs que son en realidad 8").

Cada sector, de 1200 * 800 m se vincula a una vía de alta velocidad V2 o V3. Es atravesado  de este a oeste por una calle comercial V4, que se conecta a otros sectores adyacentes, y por  una vía barrial V5 de norte a sur. Vías peatonales V7 se conectan a las franjas de parques y  áreas verdes.

4

Basándose en 4 funciones principales (vivir, trabajar, circular y mantener el cuerpo y el  espíritu), la propuesta corbuseriana hace una analogía de Chandigarh con el cuerpo humano:  la cabeza es el Capitolio (Sector 1); el corazón el Área Central (Sector 17); los pulmones eran  el Valles del Placer, los parques y áreas verdes; el cerebro, las universidades y escuelas; el  sistema circulatorio eran las vías 7Vs y el sistema digestivo, la industria. CRÍTICA

En su libro "Planeamiento Urbano en el Tercer Mundo. La Experiencia de Chandigarh"  (1982), Madhu Sarin presenta una aguda crítica al proyecto desarrollado en esta ciudad.  Sarin nos presenta un Le Corbusier arrogante y soberbio, más concentrado en aplicar los  modelos abstractos del CIAM que en resolver los problemas específicos de la población India  para la cual la ciudad estaba dirigida. Acusa a Corbusier de haber desestimado estudios  anteriores y de haber partido por una concepción formalista y estética, sin consideraciones  sociales ni culturales. Sarin expone de manera detallada numerosas contradicciones que el  modelo presenta, como el sistema de tenencia de tierra, la ocupación informal de sectores  periféricos y problemas de incompatibilidad de usos comerciales y de vivienda, que afectan  principalmente a los más pobres. En similar sentido, Ravi Kalia en su libro "Chandigarh, The making of an Indian city" (1987),  afirma que Chandigarh fue una ciudad "diseñada, mas no planificada", ya que se concentró  en el diseño físico espacial de su fábrica, pero no se consideró aspectos como productividad,  reducción de tensiones sociales, integración económica de las clases sociales e integración 

5

regional. En algo debo coincidir con Sarin y es que Chandigarh es una ciudad para el automóvil, y  desplazarse a pie, especialmente en verano, es una tortura. El área monumental del  Capitolio se encuentra tan lejos del centro que su acceso es muchas veces limitado para su  población. Además, si bien la estructura física de la ciudad se ha mantenido, el  planteamiento original de separación de funciones ha probado ser poco útil y acorde a la  cultura india, por lo que en muchas partes de la ciudad el uso original ha sido variado,  incorporándose, por ejemplo, mercados abiertos. Sin embargo, las cifras socio económicas presentan a Chandigarh como una ciudad  emergente, con el ingreso per cápita más alto y con el mayor Índice de Desarrollo Humano  del país. Además es, desde julio de 2007, la primera "Ciudad Libre de Humo" en India. Esto  coincide con mi impresión general, reforzada por entrevistas que hice a chandigarianos (?)  de diversos niveles sociales, de que se trata de una ciudad organizada, eficiente y muy  especial, en la que sus habitantes viven orgullosos, con una calidad de vida superior a otras  ciudades vecinas. Eso sin mencionar la riqueza estética de su arquitectura, no solamente la  corbuseriana, si no la desarrollada por arquitectos indios en años subsecuentes.

En todo caso, siempre es interesante contrastar opiniones de expertos indios que conocen  más a fondo los problemas de su realidad, ya que la literatura occidental a tendido a tratar a  Chandigarh muy superficialmente, pontificando la labor de Le Corbusier que, si bien es  plausible en muchos aspectos, deja serios cuestionamientos en otros.

6

7