Consejos para visitar Francia

Por Chacho (publicado en www.shadowbros.com)

Como sé que os gusta leer y en otro foro me han pedido información sobre el viaje, voy a poneros aquí también un tocho-crónica con datos (espero que útiles) por si alguien decide hacer un viaje a Francia. Lo principal antes de hacer un viaje, sea en moto o no, es la preparación. Reservas de hotel, leer lo más posible sobre lo que vas a ver, qué merece la pena visitar y qué no, incluso el tiempo meteorológico previsto es importante, etc. Hoy en día Internet es una herramienta imprescindible para esto, hay cantidad de foros de viajeros que aconsejan sobre casi cada punto del planeta. En nuestro caso teníamos claro que París se merece 5 días así que el resto del viaje estaba condicionado por esto, la ruta fue: dormir en Burdeos, a 500 km aprox de Zgz, después ir al Monte Saint Michel, París, visitar algunos de los castillos del Loira, Futuroscope y vuelta a casa. Consejos: llevar gps (muchas de las carreteras pueden estar cortadas o puedes necesitar repostar de urgencia) y guardar en favoritos los hoteles y sitios de interés llevar traje de agua (a partir de la entrada en los Pirineos y en toda Europa te puede caer una tromba de agua inesperada) tener a mano bolsas de basura grandes para cubrir las mochilas o bolsa sobre-depósito ir bien equipado (es preferible ir sudando a sufrir un percance que te imposibilite seguir viaje, etc...) llevar encima la información de los sitios a visitar (con los móviles de hoy en día esto es bastante fácil, en mi caso visité Wikipedia y consulté París y los castillos, escogí los que más me gustaron y guardé la información en documentos de word, cada vez que íbamos a ver alguno tiraba de móvil y sabía lo que estaba viendo sin necesidad de guía). Una serie de consejos útiles: Bistro en Francia es lo más parecido a nuestros restaurantes, en París una opción muy barata es comer en los Flunch. Hay tres:
21, Rue Beaubourg, 75003 Paris – Les Halles 1-3, Rue Caulaincourt, 75018 Paris – Montmartre

5-7, Rue Pierre Lescot, 75001 Paris - Les Halles 7,

Los Flunch son lo más parecido a nuestros platos combinados, y la fórmula más económica es la de elegir un plato principal de entre los que ofertan principal (1/4 de pollo asado, escalope, filete, rodaja de salmón, etc.) y le añades la etc.) guarnición que quieres tantas veces como desees. Es decir, que pasas por caja, pagas el plato que eliges, (entre 5 y 8 euros) vas con el ticke al ticket mostrador de las comidas, te sirven tu plato y luego puedes completarlo con tanta guarnición como quieras (patatas fritas, legumbre, verdura, puré, pasta... suele haber de todo aunque la van cambiando cada día) No incluye pan, ni postre, aunque por lo que pagas ya ves que te lo puedes permitir. (Está todo en autoservicio). Formule es el Menú nuestro, Garrafe d'eau es jarra de agua del grifo d'eau (pronunciarlo así: In cagaf dó) y no os dé vergüenza pedirlo ya que los parisinos son los primeros que lo hacen, la bebida va aparte del precio (ojo hacen, con esto que las clavadas son temibles). Ir en Metro es rápido y cómodo (si no pilláis la hora punta, de 5 a 6''30 de la tarde), lo mejor es comprar un "carnet" (10 viajes) porque sale mucho más barato. El metro de París funciona todos los viernes y los sábados por París la noche hasta las 2’15 de la madrugada. Rue Montorgueil, la Rue de la Paiz y la Plaza Vendome para apreciar el lujo de las joyerías. St André des . Arts y la Rue Buci, en la zona de Saint Germain des Prés con mucho ambiente de cafés. La rue de Rívoli está llena de comercios. Tema aparte son las gasolineras en Francia. Llevan su horario especial, en cuanto sales de la autopista te encuentras con que una gran mayoría no tienen a nadie para atenderte, solo admiten pago por tarjeta porque son admiten máquinas surtidores y cajeros... pero... no admiten Visa. Nos ocurrió a la vuelta de uno de los castillos, me estaba quedando sin caldo, veo en la nacional el cartelito de gasolinera, me desvío, llegamos, voy a repostar... y que no quiere. Miro a ver si hay alguien en la garita, jejejejejeje, que iluso, a esas horas (las 7 de la tarde). Llega un coche y se pone al otro lado del surtidor, oigo como reposta y me acerco a mirar... le digo ¿cómo es que a mi no me deja?, viene él a mi lado del surtidor y me dice: solo con tarjeta, ah ok, meto la Visa y me la escupe. Miro al francés y le digo ¿qué tarjeta?, la de gasolina, me dice pienso: ¿cómo que la tarjeta de gasolina?, me quedé mirando el surtidor, al francés, al surtidor... a estas alturas él ya sabía que no éramos aborígenes. Me dijo: ¿llevas dinero?, claro, entonces espera que acabe y usas mi tarjeta. Ufffffffffff, menos mal, este francés lee la mente y así lo hicimos. Le di las gracias como 10 veces, arrancamos y seguimos hasta el hotel.

A partir de ahora vienen mis impresiones sobre el viaje, alguna anécdota... he intentado hacerlo lo más ameno posible pero es un ladrillo de cuidado, ladrillo avisados estáis... Como ya dije Burdeos me sorprendió por la majestuosidad de sus monumentos. A las 6 de la tarde la ciudad parecía dormida, no se veía un alma por la calle. Me pareció una ciudad muy peatonal (qué remedio, hay a tranvía y motos, muchas motos) ya que no vimos los habituales sitios de aparcamiento para coches en el centro. Al menos sí que había parking subterráneos. La catedral me recordó el libro Los pilares de la tierra , a por cierto, una limpieza de exteriores le vendría muy bien. Por dentro no pudimos verla por el horario francés . Me gustó especialmente una torre que hay al lado de la catedral con una campana gigante, parecía separada totalmente pero creí entender que estaban unidas por un subterráneo. El estaban motivo de la separación era precisamente la campana, tuvieron miedo de que sus tañidos hicieran derrumbarse la catedral . Seguimos la visita buscando un sitio para cenar, fuimos por unas calles peatonales no muy iluminadas y llegamos a una plaza, no muy grande, que te tenía varias terrazas donde la gente cenaba, seguimos la calle, salimos a otra muy comercial (también peatonal) y volvimos por una paralela a la que habíamos venido, allí estaba todo el mundo que echaba de menos en la ciudad. Los laterales estaban llenos de mesas donde se podía comer, tomar café, té, helados, lo que se os ocurra. Los precios... muy franceses , desde luego baratos no son, descubrimos que los restaurantes chinos y japoneses son los que se ajustan más a los precios de España aunque no es para tirar cohetes. Más adelante nos dijeron que el salario base en Francia ra es de 1.500 € A ver cuando nos equiparamos . El alojamiento fue en el Hotel Ibis Meriadeck, es un hotel limpio, la habitación sencilla pero confortable y el desayuno incluye café, zumo, chocolate, jamón york, chocolate, queso, napolitanas, croissants, todo en buffet y a discrección (la bollería francesa es excelente aunque ya sé que no os descubro nada ). Había que repostar bien porque la jornada sería decente, 428 km. Las autopistas francesas son inevitables, la cantidad de rotondas que hay en las Nacionales hacen desistir a cualquiera que tenga que hacer más de 300 s km en un día. También hay que decir que no son excesivamente caras, me pareció aceptable comparado con lo que tenemos aquí . Llegada al Monte Saint Michel. Hay montado un mercado de souvenir brutal en las calles de esta península, mucho restaurante a precios... poco asequibles y joyerías a destajo, esto es por el auténtico río de personas que quibles lo visitan cada día. Vimos pocos peregrinos y mucho japonés, la verdad es que las vistas son espectaculares, no íbamos con la idea de entrar a la

basílica y en el viaje de vuelta supimos que habíamos hecho bien, no valía la pena porque estaba casi vacía. Como no íbamos sobrados de tiempo, había que llegar a París antes de las 5 de la tarde para evitar el atasco de la salida del trabajo, volvimos al hotel Gué de Beauvoir a recoger las maletas y otra vez de viaje. El hotel estaba a 8 km de la entrada al Monte, según el google maps estaba justo a la entrada de la única carretera que lleva a la península pero era encantador, más bien era una casa rural grande, el wc es compartido y la ducha y el lavabo están en la habitación. Me alegré de no haber encontrado hotel en el Monte ya que la moto se hubiera quedado fuera del islote y el personal del hotel resultó ser muy amable. París. Llegamos sobre las 5''30 h al Periférico, la circunvalación que teóricamente quita circulación al centro... la palabra que lo define es caos. Un caos que se complicó con una llovizna que no hace nada agradable circular por lo resbaladizo que se vuelve el suelo de tanto tráfico y las manchas de aceite. Llevábamos unos 10 minutos en el atasco cuando vi que las motos (y los coches que podían) se metían/colaban entre las 5 filas de coches autobuses y camiones. "Donde fueres haz lo que vieres" y con un par, a seguir la primera moto grande que se me puso por medio. Era una Goldwing negra y como si fuéramos juntos al hotel la seguí repitiendo todo lo que hacía ella (la moto ), después de varios minutos de "huy ese coche, casi le doy... ¿cabré por ahí?... si esta cabe yo también ... camiones a los lados... huyhuyhuy... bufff, por los pelos... pero ¿dónde va ese?... la madre que lo p**** que cruzada el muy c*****... la dejé escaparse por si se hubiera picado al seguirla. Me llamó la atención que en su maleta trasera ponía Motocab.com, en casa he investigado y es una compañía de Mototaxi, poseen 50 Goldwing nuevas y hacen los trayectos en la mitad de tiempo aproximadamente que un taxi, eso sí, solo un pasajero y su maleta . Una (1) hora después de haber llegado a París encontraba el hotel, me puse a rebufo de scooters, trialeras y, sobre todo, de Mp3, esas motos con 2 ruedas delante, parece que allí las regalen, tal cantidad había... pero al fin llegamos. En el momento de aparcar delante de recepción la lluvia que nos había acompañado desde la entrada se convirtió en un aguacero... dejé que la moto se refrescara del calentón por la ciudad y nos tomamos nuestro tiempo hasta pedir la habitación y dejarla en el garaje. Me habían aconsejado en la agencia de viajes que no fuéramos en moto por París por los atascos... y les hice caso, con esa única experiencia había tenido bastante. ¿Qué contar de esta gran urbe? nada que no esté ya escrito ¿qué recomendar como visita? todo, no puedes dejar de ver nada porque todo tiene su encanto, exactamente igual que en cualquier parte del mundo,

siempre será según los ojos que lo miren Pero sí que podré dejaros alguna recomendación aparte de los consejos arriba citados . Mi 1ª recomendación es para quien no haya estado nunca antes, coge el bus turístico, si es posible hazlo 2 días ya que el precio de un día es 29 € y por , 32 € tienes 2 días (tienen que ser consecutivos), en él se incluyen unos cascos para oir las explicaciones en muchísimos idiomas y mapas de sus recorridos (hay 2 líneas, la roja y la verde/naranja,la que cogimos, ésta tiene a su vez 4 líneas y son largos recorridos). Te bajas donde te interese visitar en profundidad y vuelves a subir en la parada para seguir viendo cosas desde el bus. Son descapotables así que lleva chubasquero, da igual que sea verano. Ojo con las ramas de los árboles si te sientas a la derecha en orden de marcha. Y lleva la cámara de fotos preparada, si te gustan los edificios y las "piedras" como a mi te vas a hartar eso quiere decir también que la tarjeta de memoria debe ser grande y llevar pila de repuesto. Visitar inevitablemente: Notre Dame, la catedral inacabada, digo esto porque es un edificio que , parece singular por sus torres cuadradas... a las que les falta un piso y poner en la cúpula un campanario como en el resto de las iglesias ;D estaban en crisis y, con el tiempo, se han acostumbrado. El interior es muy bonito y acostumbrado. armónico, los rosetones preciosos y el altar... mejor que lo descubráis vosotros . La entrada es gratis. No olvidéis dar una vuelta por fuera para admirar las gárgolas y los contrafuertes. Por cierto, hay bares/restaurantes en el lateral que no está el Sena, un agua de 50 cl en una terraza vale 3,20 €, mejor si la traéis antes de un su supermercado . Iglesia del Sacre Coeur o Sagrado Corazón Preciosa desde abajo y vistas impresionantes desde arriba, vale la pena la escalinata aunque también hay un teleférico . Una vez arriba y vista por dentro, cuando salgais id hacia vuestra derecha a la plaza de los artistas, Place du Tertre, podréis admirar retratos y caricaturas a carboncillo impresionantes, preguntad antes por el precio si queréis que os hagan uno, a veces hay sorpresas... También hay mucho restaurante aunque vigilad los precios, suele haber un menú (formule) en un panel afuera con el precio. La Ópera de París, también llamada Ópera Garnier, o "La Ópera Antigua" , (ya que hay una nueva en la Plaza de la Bastilla) es uno de los edificios más bonitos de París. Se ve bastante bien desde el bus turístico aunque recomiendo bajarse para ver de cerca las esculturas y los acabados que tiene. Me llamó la atención que, para acceder a la entrada, se podía hacer directamente desde el carruaje. Comodones que eran .

El Arco del Triunfo, aunque nos recuerda que fuimos conquistados es , un monumento digno de ver. En sus laterales aparecen las ciudades que conquistó Napoleón con sus ejércitos, el "cómo" no lo ponen , pero impresiona, así como la rotonda en la que está ubicado, habrá unos 6 carriles sin rayas discontinuas, solo hay que intentar no darse con el c coche de al lado . Torre Eiffel El clásico de los clásicos. Impresionante amasijo de hierros ... y también las filas para subir los pisos que tiene. Como nosotros andamos bien provistos de vértigo nos las evitamos . Mucho mejor la s vista nocturna cuando está iluminada, nosotros la vimos desd un barco en desde el que cenábamos, si hace buena noche hay que buscar uno en el que se pueda cenar al aire libre (con chaqueta o jersey a mano). Hay varias zonas de embarque en el Sena, la nuestra estaba en el puente Bir Bir-Hakeim, y gracias a eso pudimos ver la auténtica Estatua de la Libertad porque el barco gira rodeándola, al desembarcar nos hicimos la foto en la que estamos con la Torre Eiffel detrás iluminada, de allí nos dirigimos a la boca de Metro que nos llevaría al hotel, a nosotros y a otras 300 perso personas... parece ser que es la boca de Metro más cercana a multitud de barcos que van por el Sena, los bateau bateau-mouches, creo que por 10 € das una vuelta de 1 hora. Los puentes del Sena, entre pasarelas y puentes hay 37, los que no puedes , dejar de ver son el de Alejandro III, Le pont Neuf (es el más antiguo ) y el de Saint Michel, a mi gusto los más bonitos pero para gustos... colores . Y aunque no quieras verlos inevitablemente pasarás por ellos tarde o temprano . El Louvre, espectacular, tanto por fuera como por dentro. Por fuera se ve , un palacio enorme, fue residencia real, y en su interior, pero aún al aire libre, se puede contemplar la Pirámide de Cristal. A su espalda se adivinan los jardines de las Tulleries, antes hay que atravesar el Arco de Triunfo del Carrousel (precioso). Para entrar al Museo del Louvre hay que hacerlo por la Pirámide de Cristal, vale la pena pagar la entrada (nosotros la encargamos a la agencia de viajes desde aquí) para ver la Monna Lisa, la Venus de Milo o la Victoria de Samotracia entre otra muchas cosas. Una s visita que duró 3 h sin parar. Versalles Si te gustan los palacios te encantará. También habíamos encargado las entradas desde aquí pero eso no evita la fila de la entrada, era enorme aunque reconozco que fue más rápido de lo que parecía. Con la ue entrada se incluye un aparato móvil con cascos, te lo programan en español y solo tienes que marcar el número de la estancia que estás viendo, muy

rápido y se oye muy bien. Los jardines llevan otra entrada aparte... no los vimos porque el conjunto está a 45 min en autobús de visita organizada y había hora programada de vuelta, una lástima. El Panteón Probablemente la visita que más me gustó por lo inesperado que encontré dentro. Resulta que este edificio (les Invalides) era y es un edificio hospital para atender a los inválidos de las guerras napoleónicas, allí se encuentra la tumba de Napoleón y la de algunos de sus generales. Hay que pagar por entrar 7 € más la guía con cascos, 2 €. Nuestra entrada costó 12 € (creo recordar) ya que así podíamos entrar al Museo de la Armada que está al lado. Contiene carros de combate, cañones, etc... de la 1ª y 2ª guerra mundial, esto comprende 3 partes del Museo y la 4ª parte es para armas antiguas, armaduras... Hace ya bastante que me colecciono armas de "no bastante fuego", espadas, dagas, lanzas, ballestas, arcos, etc... Para que os hagáis una idea solo allí cayeron unas 250 fotos . Salimos de París hacia los castillos del Loira. Traje de agua porque amenazaba lluvia y antes de subirnos a la moto ya empezó a caer... paciencia y p’alante. Viajamos por autopista, sin problemas en los repostajes, un tentenpié y a seguir “conduciendo bajo la lluvia”. Es curioso, si no llueve la velocidad máxima permitida es de 130 km/h, si llueve, 110 km/h, y los radares estan preparados para detectar la lluvia y modificarse, como aquí . Por el camino nos ocurrió el percance de la toma de mechero pero ya os lo he contado . Llegamos a Amboise (hotel Etap, es parecido a los Fórmula1 por su sobriedad, creo que son de la misma cadena que los Ibis y Novotel ya que suelen estar juntos, la diferencia está en los precios) que era nuestro centro de operaciones para ir en 2 direccio direcciones a ver los castillos que habíamos programado. Estos eran Azay Azay-le-Rideau, Amboise (donde estaba enterrado Leonardo Da Vinci), Chambord y Chenonceau, con 4 para nosotros ya vale . A la vuelta del de Azay paramos en Tours para cenar, ambientazo en las 2 calles llenas de restaurantes y en su plaza, con unos edificios muy pintorescos. El precio de los restaurantes fuera de París es otra cosa, no una maravilla pero se puede pagar. Alguno de los castillos tienen restaurante... ni miramos los precios uno cuando vimos la pinta por fuera. En estos castillos no hace falta sacar la entrada con anticipación, estan muy bien preparados ya que admiten autobuses continuamente (los de japoneses se llevan la palma) y el precio llevan no es abusivo, hay que tener en cuenta que con parte de la entrada se financia la restauración y mantenimiento. También deciros que hay espectáculo de luces y sonido en casi todos los castillos por la noche. Quisimos quedarnos a ver el de Chambord (el castillo más grande de los ver

que vimos), empezaba a las 10 creo recordar pero estábamos a una hora de camino y por la noche mejor no tentar la suerte... Nos vamos a Futuroscope. Habíamos cogido hotel en el recinto por medio de la agencia de viajes, por Internet me fue imposible conseguir una reserva cia ya que los tour-operadores tienen preferencia en los hoteles al lado del operadores recinto, a la vez que el hotel encargamos entradas para 2 días. El hotel tenía las habitaciones decoradas al estilo del nombre, el nuestro era el Julio Verne, en la pared se veía una playa paradisíaca y el submarino del capitán Nemo a lo lejos. Lo previsto era llegar a las 6 ó 7 de la tarde pero llegamos a las 5. Una ducha rápida y a disfrutar de atracciones en 3D , a las 6 estábamos entrando por la puerta, con el plano que te dan es facilísimo. Nuestra ventaja frente a la casi totalidad de los demás visitantes era no llevar niños. Tienen una zona amplísima para ellos y nosotros l rodeamos la seleccionando los pabellones que queríamos ver. Por la mañana debe ser un caos, parece ser que al abrir las puertas hay una avalancha para situarse en la puerta del pabellón elegido, como cuando hay rebajas... Había estado yo solo hacía 8 años, me sorprendió el aumento de atracciones así como no tener que soportar los largos laberintos de fila para entrar, casi era decidir cual íbamos a ver, acercarnos y acceder. Inmejorable. Nos dio tiempo a ver todos los elegidos y el espectáculo nocturno de agua e imagen. Salimos agua muy contentos y perdonamos la entrada del día siguiente para dirigirnos hacia España al Ritmo. Salida hacia España. Como era autopista íbamos bastante tranquilos, a 120, día soleado y se veía que Lorenzo nos daría de lleno, la ruta er llegar a era dormir a Orio, en una casa rural que había reservado. Llevaríamos media hora de camino cuando veo acercarse una moto, tantos días sin compañeros de ruta es algo aburrido, así que pensé si va a un ritmo aceptable me pongo a rueda y veremos. Cuando me adelanta, saluda y me fijo en la matrícula, Cuando española, mmmmm que bien, su velocidad era de 140 así que me pongo detrás y le empiezo a hacer las coberturas a distancia cuando quiere adelantar. Seguimos así durante unos 150 km aprox. Y, de repente, intermitentes en los coches de delante, frenos y todos a 20 km/h. Nos cogió mitentes otra moto, matrícula francesa, y se metió por en medio de los coches y camiones. El español, con una Bmw con maletas metálicas, le sigue y yo detrás. Los coches se apartan cuando ven las luces de la moto . Me lo las habían contado pero no me imaginaba que hasta los camiones nos cedieran el paso por en medio... como en España, igualito . Estábamos a unos 200 km de la frontera y ya había retenciones... mal rollito. Estuvimos circulando unos kms así. Sin razón aparente los coches (y nosotros) fueron aumentando la velocidad y todo volvió a la normalidad, no sabíamos qué

había ocurrido para ese parón pero, la verdad, estas cosas te despejan el aburrimiento de la autopista. Transcurrieron unos 25 km y... otra vez lo mismo, a 20 km/h, unos kilómetros más adelante todos parados. Seguimos por en medio hasta que vimos que los coches no podían apartarse al estar parados, pues por el arcén despacito, a 35 km/h hasta que se disolvió el atasco, así 3 ó 4 veces. Excepto un coche que vimos cruzado al lado izquierdo del arcén no logré encontrar una causa para que esto ocurriera ???. Llegamos a un peaje y me puse al lado de la Bmw, ¿un cafelito? le dije, tengo que repostar, me contestó, Ok. En la siguiente gasolinera paramos a llenar y comimos un poco. Eran una pareja de Bilbao que venían de ver las carreras en Donington (Reino Unido), allí les había caído toda el agua del mundo y volvían a casa. Habían estado en el Monte Saint Michel a la ida y visitaron la basílica por dentro, ellos fueron los que nos dijeron que estaba vacía. Les dije que dormíamos en Orio y fuimos juntos hasta la frontera. Ya en España. Dormimos en una casa rural que había encontrado por la red. Una preciosidad. El acceso... asfaltado hasta unos 300 m antes de la casa imaginaos... por pista de tierra con rodadas marcadas por lo que llueve allí . Tenían conejos en libertad, avestruces, gansos, burro, etc... una granja, pero no para comer sino por tenerlos. ¡Y por fin comimos como es debido! , había un restaurante cerca y la dueña se portó, vaya si se portó... por fin pudimos saborear un orujito de hierbas , en las Francias hay Calvados, Armañac, Ricard... pero de orujo... ya aprenderán. La ruta de vuelta a casa fue de lo más tranquila. Podríamos seguir hasta que me quedara sin dedos ir en moto y para el curro. Un saludico _________________ "Quizá mañana sea tarde, DISFRUTA AHORA" pero los necesito para

V'ss desde una Venture

en Zaragoza

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful