You are on page 1of 3

El realismo filosófico y la cuestión crítica

El realismo filosófico de J. Balmes

Como los grandes pensadores realistas, Balmes afirma que, en lo absoluto, la prioridad corresponde al ser de las cosas. En él se funda la verdad; y conocer la verdad es la finalidad de la investigación. Pensar bien es un arte, porque se puede pensar mal. Somos limitados, caemos en errores. Así pues, no interesa pensar por pensar, sino para conocer la verdad. Este es el principio de El Criterio: pensamos bien cuando conocemos la verdad o la buscamos:

"El pensar bien consiste: o en conocer la verdad o en dirigir el entendimiento por el camino que conduce a ella. La verdad es la realidad de las cosas. Cuando las conocemos como son en sí, alcanzamos la verdad; de otra suerte, caemos en error". (Jaime Balmes, El Criterio, I, § 1)

El primer párrafo de El Criterio –la obra más conocida de Balmes– es una fórmula explícita de realismo filosófico. Observa que hay formas de pensar válidas, así como también las hay no válidas. Si el pensamiento es valedero, es realista, atento a la verdad que radica en las cosas, más que al hecho de discurrir; no consiste en invenciones ni ficciones: la «verdad es lo que es», dice San Agustín. «Realismo» significa, pues, atención y respeto a las cosas mismas (del lat. res, cosa). Pero la verdad no es rígida: las hay de muchos tipos, ya que en las cosas hay muchos aspectos.

El Criterio, de J. Balmes –representativo de la "filosofía del sentido común"– es sencillo y profundo a la vez. Seguramente es el libro más veces editado de nuestra filosofía moderna.

Características del realismo filosófico

La verdad es la realidad, el ser de las cosas. El realismo se formula así: "podemos conocer el ser real". Por otra parte, realismo no es solo una teoría filosófica, sino la actitud correcta ante el pensamiento y la acción.

El relativismo no niega que "hay" conocimiento. Caracterización del escepticismo y del relativismo El escepticismo niega la existencia del conocimiento. Así como un espejo es mejor cuanto menos interviene. niega que sea "del ser". el conocimiento no es algo a lo que se deba llegar. autor de esta triple tesis: "El ser no es. espejo) no interviene modificando la realidad: se limita a reflejarla. Para el realismo. Protágoras de Abdera (s. no lo podría expresar con palabras". por el contrario. grandes ni pequeñas. La fórmula mas radical la debemos al sofista Gorgias de Leontino (s. Aceptar la realidad resulta ser. dejando que en su superficie se reflejen las cosas. o cuestionen. C. no cabe decidir si conocemos o no conocemos. No hay que llegar a él. etc. Si el ser es. la teoría o especulación (del lat. podemos aprender cosas nuevas: el descubrimiento y el progreso sólo son concebibles si el punto de partida es firme. Pero yo soy hombre y tu eres hombre. y existe una diversidad de escuelas filosóficas. no es la manifestación del ser real. si intercalamos una pretensión operativa entre nosotros y la realidad. y que poseemos una auténtica «aptitud para conocer el ser». Justamente por partir de este principio. sólo interesará modificarla.. el término de un esfuerzo o conquista. Su fórmula clásica es de otro sofista. La diferencia principal no es – como podría parecer– que esas actitudes nieguen. V a. bienes. jamás llegaríamos a saber. Si alguien lo conociera. La mayor diferencia entre la filosofía realista y las que no lo son radica en lo que cabe llamar espíritu de aceptación. ni a estar seguros. si a ti te refresca y a mi me hace temblar. la aceptación de nuestra razón. lo tenemos ya. La actitud teorética –a la que corresponde la prioridad–. no podemos reconocer que ella es lo que es. sino alguna apariencia observada por un cognoscente. en tanto que son. El conocimiento es un fenómeno: aparece para alguien. las cosas en sí mismas no son calientes ni frías. si tuviéramos que "llegar" a un primer conocimiento. La primera y elemental aceptación es que hay ser. En tal caso.Al realismo se contraponen el escepticismo y el relativismo. de las que son. Las razones de los escépticos son básicamente dos: nos equivocamos –los sentidos se engañan–. que conocemos el ser. de las que no son. y que hay conocimiento de la realidad. Por el contrario. en tanto que no son. por lo tanto.) que afirmó: "El hombre es la medida de todas las cosas. Para el escéptico no conocemos la verdad. intervenir para cambiarla o extraer de la naturaleza cosas útiles. Se trata de un principio: el ser es. nuestro conocimiento es "del ser". del conocimiento del ser partimos. no. V a." No puedo decir que el aire es frío ni caliente. speculum. eso significaría que partíamos del desconocimiento o de la duda. Este espíritu o actitud capacita para advertir la realidad. a la vez. es de aceptación y respeto: no pretende modificar lo real sino conocerlo. C). . no es conocido. capaz de la verdad.. buenas ni malas.

subjetivismo es el relativismo del sujeto. lo que se ve. pues? Son apariencias o "fenómenos". se llama "subjetivismo" si hay tantos conocimientos como individuos. si separada en el tiempo.. tanto el individualismo como el colectivismo son relativistas. Desde esta óptica. El relativismo niega el ser conocido. . Si la verdad es relativa a una colectividad social separada en el espacio. No existe el conocimiento. En cambio el "sociologismo" es relativismo colectivo: cada colectividad tiene "su" verdad. El relativismo se diversifica en tantas modalidades con términos a los cuales el conocimiento se dice relativo. Así. "relativismo historicista".reales o irreales. El escepticismo niega el conocimiento. o no existe el ser absoluto. porque éste consiste en afirmar que somos capaces de conocer el ser real. ¿Qué. al margen del realismo. automáticamente. lo que le parece a uno. Dos maneras de pensar que se ponen.. se habla de "relativismo cultural".