You are on page 1of 16

PARÁBOLA

(Lucas 16, 19-31)

“El rico Epulón
Y el pobre
Lázaro”
ÍNDICE

Portada Diapositiva
1
Índice Diapositiva
2/3
Introducción a la parábola Diapositiva
4
Presentación de la Diapositiva
5/6
parábola
¿Qué es una Diapositiva
parábola? 7/8
Estudio de la enseñanza de la Diapositiva
parábola 9
Adaptación de la parábola a Diapositiva 10/11/12
los tiempos actuales
Diapositiva 13/14
Opinion personal

Diapositiva 15
Bibliografí
aAlumnos Diapositiva 16

Religión
s.

INTRODUCCIÓN A LA PARÁBOLA

La parábola comienza hablando de un hombre
rico que siempre estaba celebrando fiestas
mientras que otro pobre esperaba que le diese algo
de comer. Los dos murieron, el pobre fue al cielo y
el rico al infierno por no ayudarle.
PRESENTACIÓN DE LA PARÁBOLA

"Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino
finísimo, y cada día celebraba espléndidos banquetes. Un
pobre, en cambio, llamado Lázaro, yacía sentado a su
puerta, cubierto de llagas, deseando saciarse de lo que
caía de la mesa del rico. Y hasta los perros acercándose le
lamían sus llagas. Sucedió, pues, que murió el pobre y fue
llevado por los ángeles al seno de Abrahán; murió también
el rico y fue sepultado. Estando en el infierno, en medio
de los tormentos, levantando sus ojos vio a lo lejos a
Abrahán y a Lázaro en su seno; y gritando, dijo: Padre
Abrahán, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje
la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua,
porque estoy atormentado en estas llamas.Contestó
Abrahán: Hijo, acuérdate de que tú recibiste bienes
durante tu vida y Lázaro, en cambio, males; ahora, pues,
aquí él es consolado y tú atormentado. Además de todo
esto, entre vosotros y nosotros hay interpuesto un gran
abismo, de modo que los que quieren atravesar de aquí a
vosotros, no pueden; ni pueden pasar de ahí a nosotros.
Y dijo: Te ruego entonces, padre, que le envíes
a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos,
para que les advierta y no vengan también a este
lugar de tormentos. Pero replicó Abrahán: Tienen
a Moisés y a los Profetas. ¡Que los oigan!
El dijo: No, padre Abrahán; pero si alguno de
entre los muertos va a ellos, se convertirán. Y les
dijo: Si no escuchan a Moisés y a los Profetas,
tampoco se convencerán aunque uno de los
muertos resucite".
¿Qué es una
parábola?
Del griego parabola, comparación.

Narración simbólica o alegoría en forma narrativa, como las que
utilizó Jesucristo para predicar y aparecen recogidas en los evangelios. Si
contiene sentido moral o parenético se denomina apólogo, mientras que
se reserva la denominación parábola en el siglo XX a los relatos
simbólicos que no tienen sentido o tienen sentido filosófico o existencial.

En general la parábola es una breve comparación basada en una
experiencia cotidiana de la vida, cuyo fin es enseñar una verdad
espiritual. No son fábulas ni alegorías porque se basan en un hecho o
una observación real o por lo menos verosímil.

Jesús utilizó parábolas frecuentemente para enseñar las verdades
mas elevadas en una forma que estuviese al alcance de todos. Su
enseñanza contrastaba por su sencillez y sus imágenes con el estilo
complejo de los antiguos filósofos.

La parábola no diluye lo que es profundo sino que acerca al corazón
del mensaje por imágenes que ayudan a comenzar a razonar y nos dan
una intuición en la que obra la gracia.
Los doctores judíos también utilizaban parábolas, pero Jesús las
llevó a la perfección. Sus parábolas sirven para todos en todos los
tiempos.

Jesús, después de enseñar al pueblo en parábolas, continuaba
enseñando a los discípulos en privado mas directamente y con
mas profundidad de lo que era posible para el pueblo. Así los
formaba para después encargarlos de divulgar esas verdades.

Cuando los discípulos le preguntaron por que enseñaba con
parábolas, Jesús les respondió:

«Es que a vosotros se os ha dado el conocer los misterios
del Reino de los Cielos, pero a ellos no. Porque a quien tiene se le
dará y le sobrará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le
quitará. Por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y
oyendo no oyen ni entienden. En ellos se cumple la profecía de
Isaías: "Oír, oiréis, pero no entenderéis, mirar, miraréis, pero no
veréis." Mateo 10,11-14.

Usar parábolas es proceder como el padre de familia que "saca
ESTUDIO DE LA ENSEÑANZA DE LA PARÁBOLA

Hay quien piensa que la enseñanza de la parabola
del rico Epulón y el pobre Lázaro es la condición de
los buenos y los malos después de la muerte, y que
estos pasajes afirman el hecho de que el alma es
inmortal y que en el momento de fallecer la persona
va directamente al cielo o al infierno.

Pero la mayoría pensamos que la enseñanza de la
parábola es que no nos debemos confiar en las
riquezas ni dejar la salvación para cuando ya sea
    
tarde, sino buscar el término medio, por ejemplo
ayudar a los demás a la vez que vas subsistiendo
decentemente tú mismo sin tener ni más ni menos
que nadie.
Adaptación de la parábola a los tiempos
actuales

Una adaptación actual de la
parábola del rico Epulón y el pobre
Lázaro podría ser la siguiente:
En un país de África, en una zona
devastada por la guerra y la sequía,
vivía un pobre hombre que se moría
de sed y de hambre. Su aspecto
escuálido apareció un día en el
telediario. Era una imagen
desagradable que "estropeaba" la
buena comida que cada día disfrutaba
la familia. Tras las imágenes del
divertido programa que estaban
viendo parecía de mal gusto que
Nadie sabía donde
estaba exactamente ese
país, pues África es un
continente desconocido
para la gran masa. Ese
día la noticia produjo un
escalofrío en todos los
miembros de la familia
pero duró
Instante, pues a continuación entraba sólo un
el presentador de
la sección de deportes comentando la catástrofe que
había ocasionado en el club de los galácticos la dimisión
de su entrenador. Durante más de diez minutos esta
noticia y sus comentarios correspondientes ocupó la
pantalla del televisor. La otra imagen, la del pobre
desnutrido, pronto se borró de la memoria de toda la
familia. No se volvió a saber nada de aquél hombre, pues
la realidad es que murió unas horas después. Muchas
¿Qué les diría Dios cuando murieran?
Tiene una profunda
¿Qué justificación a su conducta aplicación el día de
podrían poner todos aquellos que hoy. Miles de sermones
han sido predicados
vieron el telediario, vieron al pobre,
acerca del Hijo Pródigo
y no hicieron nada? Seguro que Dios regresando a su padre.
abriría las puertas de su casa a Y está bien aplicar el
aquel pobre hombre y a aquellas pasaje de esta manera.
Pero también es
pobres personas que no supieron
correcto que
valorar ni lo que tenían ni a las prediquemos tocante
personas que no tenían nada. al Hijo Mayor, que
nunca dejó la casa de
su padre.
Opinión personal

Al  leer  la  parábola  nos  hacemos  una  pregunta:  ¿Por  qué  el 
El hermano mayor es un tipo exacto de una amplia clase en la Iglesia de 
rico  fue  condenado  al  infierno?.  La  parábola  no  dice  que  el 
Cristo hoy día. El hermano mayor representa a aquellos que han sido 
rico haya sido malo, solo especifica que Lázaro estaba en su 
puerta buscando conseguir migajas de comida de sus fiestas y 
criados en la iglesia, aquellos que han asistido a la iglesia toda su vida, pero 
que  éste  lo  ignoraba.  La  respuesta  a  la  pregunta  es  que  el 
nunca han experimentado la conversión verdadera. El hombre que puede 
pecado  del  rico  fue  la  indiferencia  que  demostró  hacia  el 
tener gran interés en la política, o en los deportes, o en ganar dinero, pero 
prójimo,  ya  que  no  fue  capaz  de  ver  a  Lázaro  herido  y 
ninguno en la conversión de almas, no es Cristiano. Él mismo está 'muerto' 
necesitado. 
y se debe causar que 'viva otra vez'. Él mismo está 'perdido' y debe ser 
Muchas  veces  nosotros  mismos  actuamos  como  el  rico,  con 
hallado.
indiferencia  hacia  los  demás  sin  ver  que  necesitan  nuestra 
ayuda aunque sea una ayuda tan mínima como el escucharles 
cuando tienen un problema.
Y también muchas otras veces nos pasa como a Lázaro y nos 
ignoran, o no nos escuchan o no nos quieren ayudar...
A veces son las mujeres o los maridos los que esperan migajas de 
sus parejas, amor, ternura, comprensión...

A  veces  son  los  hijos  los  que  buscan  migajas  de  sus  padres  que 
están siempre muy ocupados con su trabajo y nunca tienen tiempo 

FIN
para ellos...

A  veces  son  los  padres  los  que  buscan  migajas  de  sus  hijos,  los 
cuales los han abandonado en una residencia porque su vida no les 
permite ocuparse de alguien más, además de ellos mismos...

¿Cuántos Lázaros yacen a la puerta esperando que caigan migajas 
de nuestro corazón y no lo vemos?

¿Cuántos Ricos nos ignoran cuando yacemos a la puerta esperando 
que caigan migajas de su corazón y no se lo decimos?
Bibliografía Bibliografía
Bibliografía

1. Catholic.net ­ Las parábolas de Jesús. ­.com

2. Verdadespreciosas.com

3. Jesucristo.net/el Rico y Lázaro.com

4. La parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro.com

5. Bolivian.com

6. Todas las imágenes han sido buscadas en google
Trabajo realizado por:

David Moreno Pérez

María Victoria Vegas Burgos

1º A