You are on page 1of 16
PABLO RODRIGUEZ GREZ MANIFIESTO. NACIONALISTA Frente Nacionalista Patria y Libertad MANIFIESTO NACIONALISTA — LA HORA ACTUAL — El comunismo ha tropezado con el mis resuelto de sus adversarios: el nacionalismo, No vivimos una etapa histérica mas: vivimas una fase definitiva que sellaré nuestro destino, comprometiendo el futuro por "muchas décadas. Atravesamos, por lo mismo, un camino irrever sible. E3 hora de definiciones y de posiciones resueltas la transaccién, ef ccmpromiso y la tibieza, no tienen cabl- da en este instante. Las ubicaciones intermedias implican tna traicién y un engafo, pues sélo sirven para debilitar 2 los_adversarios reales. Todos los sectores marxistas. més un gruesp contin gente de oportunistas e ingenaos, se han confabuiado con. tra el nacionalismo. Es probable que mafana se sumen a ellos las corrientes politicas tradicionales que confunden la demceracia con el sistema imperante. en el que pre- domina, para desgracia de nuestro pueblo, el profesiona Hiemo parlamentatio, Ia deshonestidad y la, mediccridad entre quienes nos gobiernan. Se usa y abusa de todas las técnicas publicitarias y del gigantesco aparato de propa ganda de que dispone el marxismo para deformar |a ima gen del nacionalismo, para confundirlo, con experiencias 4 absolutamente ajenas a nuestra realidad, para vircular- rnos a incereses menguados y subalternos, @ incluso para descalificarnos con injurias, amenazas y dicterios. Un grupo de delincuentes y aventureros, en cuyas manos se hha puesto a “prensa popular”, ha fijado el nivel del de- bate publico y nos arrastra imperceptibiemente a una de- gradacién moral jamas antes conocida. La téctica desqui- ciadora del comunismo internacional rinde sus mejores frutos y se avanza a la destruccién de los valores esencia- les de la civilizacién cristiana, Poco falta para que nada nia nadie se respete, a pretexto de realizar una revolu cién que para triunfar necesita demolerlo todo Los gusanos siguen carcomiendo los cimientos de nuestra organizacién social; se multiplican gracias a la demagogia y la mentira: se alimentan de la justa rebel- dia de un pueblo anhelante por hallar su destino histér co y confien triunfar exacerbando los odios, |as pasiones y provocando un enfrentamiento suicida En todas las actividades del pals predomina el secta- rismo. Los partidos politicos de inspirac én marxista se encaminan resueltemente al control absoluto de la econo. mia, de os medios de comunicacién socie! y de las orga- hnizacioneslaborales y estudiantiles. El didlogo ha sido substituido por la injuria y la prepotencia. La legalidad se utiliza con sutiles procedimientos para despojar a los propietarios de sus bienes, encarcelar a quienes disien- ten de la politica del Gobierno o doblegar a quienes se re- sisten a las presiones oficiales La autoridad ha asumido un “papel _discrimiratorio aplicando el mayor rigor a los sectores que le son adver. sos y concediendo sin tapujos impunidad a los que le son adictos, asi se trate de delincuentes o matones comunes. Para -neutralizar una reaccién patriética de las FF. AA., inquietas por esta realidad que ya no puede sosla- yarse, el Gobierno, junto con halagarlas majaderamente, est8 dispuesto a concederles cuantos beneficios reclamen, haciéndolas participar en gestiones econémicas y sociales 5 que pueden resulterles provechozas, Paralelamente una Corriente extremo marxista se jacta rublicamente de rea. lizar actividades de infiltracin en el Ejército, lo que pue. de resultar probable y hasta sencillo gracias ‘a la reincor. poracién a la institucién de elementos destituldos por ra. zones politicas en la administraci6n pasada (D.C) Con todo, es un hecho indiscutible que nuestras FF AA, se mantienen fieles a su carcter profesional y que constituyen la tinica salvaguardia real de la instituciona. lidad chilena. Su actual intranquilidad obedece a tres face ores concretos: la orientacién clararrente marxisia del Gobierno, cuya ténica es fijada preponderantementa por el P. C.; la eventual desaparicién de los institutos arma- dos y su substitucin por milicias o ejércitos populares. segin la experiencia de todos los paises controlados por el comunismo internacional; y los vejamenes de que ha | sido victima un General de la Repiblica, procesado por delitos politicos, cuyo ascendiente en la oficialidad joven y las tropas es cada dia mas significative, Los caracteres de mayor relieve en ia accién del mar xismo, en la hora actual, podrian sintetizarse con los si guientes rasgos: usurpacién y despoja, ya sea por el ca mino franco del delito © a través de estrategias pseude. legales: uso de infamantes y canailescos procedimientos Publicitarios pera acallar y destruir a. sus enemigos po- liticos y apertura al crimen y el terrcrismo como método revolucionario de lucha social. Chile se ha enfrentado asi @ una nueva realidad. para muchos incumprertsible, pero fatal. Es, por lo tanto, inevitable una definicién politica, que neutralice las fuerzas en pugna y resuelva el conflict ue se agita en la médula de nuestra organizacién polit. co.institucional Ante esta trégica realidad ha surgido el naciona ismo chileno, que empieza a despertar las conciencias, ya aletargades por la prédica demaztgica, ya escépticas ante tanto desengafio, ya temarcsas por la amenaza fran a 0 encubierta de nuestros enemigos en el Gobierno. aig Hemos asumide, desde el prmer momento, unt puesi de vanguardia en la lucha contra el comunismo y no re- nunciaremos a él. Por el contrario, cada dia redoblaremos el esfuerzo emperiado, hasta derrotar a los agentes inter- nnacionales que combaten por alinear a Chile entre las na- ciones sometidas al yugo sovistico e implantar entre no- sotros una tirania totalitaria, Pero, iunto con salvar al pais de este peligroso tran- ce, aspiramos a establecer el primer Estado Nacionalists Chileno, inspirado en el trabajo, en el deber, en la disci. plina y en la justicia social. De nada nos valdria ligerar- nos de la opresin marxista, si no tuvigramos otro desti- no que la miséria, Ia desigualdad y el continuo enfrenta. miento social. No se trata, para nosotros, sélo de sacudir- nos de las cadenas comunistas, si asi fuere nuestra em- presa no seria tar dificil. Se traa de construir un nuevo Estado: un nuevo Gobierno; un nuevo sentido de la na- Cignalidad, arraigedo on la responsabilidad y en el deber, mas que en la disciplina y en la exigencia mendicante: una nueva empresa y, por sobre todo, un nuevo sistema pol co, una nueva democracia de trabajadores, en donde no tengan cabida las maniobras y los concilidbulos y en que todos los chilenos tengan una participacién y una influen- cia real, Esta es la misién del nacionalismo, un desaffo para cada hombre y mujer que lleve a su Patria en el co- raz6n) — HACIA UN ESTADO NACIONALISTA A.— NI DERECHAS NI IZQUIERDAS.— Los esquemas politices tradicionales han encuadrado 4 los chilenos en izquierdas y derechas. Los primeros se atribuyen la representacién del pueblo, de los sectores ex- plotados y desposeidos, se autoidentifican con el progre- so y se dicen de avanzada. Loz cegurtdos con calificados de retrégrades, defensores de interoses egoistas, partida- ee