You are on page 1of 1

Ingredientes: 250 gr de avellanas (peso sin cáscara) 100 gr de harina 00 150 gr de azúcar 100 gr de harina 100 gr de mantequilla a temperatura

ambiente 1 pizca de sal 3 huevos 1 sobrecito de levadura Preparación: 1 Forrar una placa de horno con papel del horno. Poner las avellanas y tostarlas en el horno caliente a 180 °C durante unos diez minutos. Pasado este tiempo, sacarlas del horno y eliminar la pielecilla. Dejar que se enfríen ponerlas en la picadora y triturarlas muy bien. 2 Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se ponga de un color pálido. Añadir los huevos, uno a uno, y seguir batiendo hasta que estén bien mezclados. 3 En otro cuenco mezclar la harina, la sal y la levadura. Añadir, poco a poco, la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos e ir removiendo hasta que los ingredientes estén bien amalgamados. 4 Añadir, por último, las avellanas molidas y mezclar bien. 5 Calentar el horno a 180 °C. 6 Forrar un molde con papel de horno y rellenarlo con la masa. La masa de este bizcocho es bastante densa por lo que tendréis que nivelarla con un cuchillo o el dorso de una cuchara. 7 Cocer el bizcocho en el horno caliente durante unos 40 minutos. Para comprobar si está bien hecho podemos pincharlo con un palillo de dientes o un cuchillo afilado. Si el palillo sale limpio quiere decir que está listo. Si sale aún con restos de la masa tendremos que dejarlo un poco más. 8 Sacarla del horno y dejarla reposar en el molde durante 5 minutos. Desmoldar y dejarla enfriar completamente antes de servir. Está muy buena con avellanas y con un poco de nata montada. Es también perfecta para el desayuno o para llevarla al trabajo y ponerles los dientes largos a los compis ;)

© amiloquemegustaescocinar

12.12.13