You are on page 1of 153

TERCER LIBRO DE ENOC

(Apócrifo de origen desconocido)

Biblioteca electronica Xavi Perez

ENOC 3

EL LIBRO DE ENOC – 3........................................1
CAPITULO I - CONVERSIÓN DE ENOC................................................................................ 8
EN EL TEMPLO.........................................................................................................................8 CON LA VIRGEN....................................................................................................................10

CAPITULO II.- LAS CINCO VISIONES O ETAPAS .................................................................. 12
EN LA GRAN CIUDAD..........................................................................................................12 EN EL DESIERTO....................................................................................................................12 EN EL BOSQUE.......................................................................................................................12 EN LAS PLANICIES Y LOS PASTORES...............................................................................13 EN EL OCÉANO......................................................................................................................14

CAPITULO III.- PRIMERAS VISIONES Y REVELACIONES.........................................................15
LA VISIÓN Y LAS VOCES.....................................................................................................15 EN LA MONTA A..................................................................................................................1! LA VISIÓN DE LAS GENERACIONES.................................................................................1! REVELACIÓN DE LA DESTRUCCIÓN................................................................................1" ORACIÓN................................................................................................................................18 SEGUNDA RESTAURACIÓN Y LA PALABRA...................................................................1# IGUALDAD DE LOS $OMBRES..........................................................................................20

CAPITULO IV.- LA LEY DE LAS LUMINARIAS.................................................................... 23
SOBRE EL SOL........................................................................................................................23 SOBRE LOS METEOROS.......................................................................................................24 SOBRE LA LUNA....................................................................................................................25

CAPITULO V. - SOBRE LA APARICIÓN DEL SOL Y LA LUNA..................................................2"
SOBRE EL SOL Y LA LUNA..................................................................................................2" CABALLOS BERME%OS........................................................................................................2" EL ANCIANO...........................................................................................................................28 ESPLENDORES OCULTOS Y SECRETOS...........................................................................2# OTRO ESP&RITU.....................................................................................................................2# EL LIBRO DE MI PADRE.......................................................................................................30 LA TR&ADA..............................................................................................................................30

CAPITULO VI. - DIE' TIEMPOS. - PRIMER SALMO..............................................................32
LOS 10 TIEMPOS. ..................................................................................................................32 EL REY DE LA TIERRA SURGE...........................................................................................32 EL PRIMER SALMO...............................................................................................................33

CAPITULO VII - PALABRAS PARA LOS %USTOS DEL D&A (INAL...............................................3! CAPITULO VIII. - RENOVACIÓN SEGURA......................................................................... 3# CAPITULO I). - CA&DA DE LOS $I%OS DE DIOS - LOS GIGANTES......................................... 41
CAIDA DE LOS $I%OS DE DIOS...........................................................................................42 LOS GIGANTES......................................................................................................................42 ENSE AN'AS DE LOS CAIDOS..........................................................................................42 (UERTE Y PODEROSO..........................................................................................................43

CAPITULO ). - CLAMOR DE LOS ARC*NGELES POR LOS CA&DOS.......................................... .44 CAPITULO )I. - RESTAURACIÓN DE LA TIERRA.................................................................4! CAPITULO )II - MENSA%E Y CONDENA A LOS VIGILANTES................................................. 48
MENSA%E A LOS VIGILANTES............................................................................................48 TORMENTA COLOR BERME%O ..........................................................................................48 LA CONDENA.........................................................................................................................4# S+PLICA DE LOS CONDENADOS.......................................................................................50 EL LUGAR DE LOS BLAS(EMOS........................................................................................50 PILAR DE (UEGO..................................................................................................................51 SEGUNDO SALMO ................................................................................................................51
2

ENOC 3

CAPITULO )III - TEMIDA RECOMPENSA - EL LIBRO - ,OLOB - PASTORES LOBOS................53
LA TEMIDA RECOMPENSA A LOS PODEROSOS.............................................................53 EL *NGEL DEL LIBRO..........................................................................................................55 EL PRIMEROY SU CLAMOR................................................................................................55 SOBRE ,OLOB.......................................................................................................................5" LOS PASTORES LOBOS........................................................................................................5"

CAPITULO )IV. - SOBRE EL CUERPO- EL ESP&RITU Y EL ALMA............................................. 5#
TRES ORDENES O NIVELES DEL UNIVERSO..................................................................5#

CAPITULO )V - LOS SATANES - ENOC OCULTO - LA B+SQUEDA........................................!1
LOS SATANES.........................................................................................................................!1 LOS $OMBRES PISOTEADOS.............................................................................................!2 SOBRE LOS SEIS *NGELES.................................................................................................!2 ESPIRITU DE ENOC OCULTO..............................................................................................!3 EL ES(UER'O DE LA B+SQUEDA......................................................................................!3

CAPITULO )VI - CONSE%OS AL $I%O..............................................................................!!
SOBRE LA INTEGRIDAD Y LA %USTICIA..........................................................................!! SOBRE EL TEMOR A DIOS...................................................................................................!! PRO(ECIAS SOBRE LOS +LTIMOS D&AS..........................................................................!! ESPERAN'A PARA LOS %USTOS.........................................................................................!" SOBRE EL ESTUDIO..............................................................................................................!8 SOBRE LA IGUALDAD .........................................................................................................!8 GENESIS BREVE Y SOBRE LA ETERNIDAD DE LOS ELEMENTOS.............................!# LOS NUEVE CIRCULOS........................................................................................................!# SOBRE LOS DOCE MESIAS ................................................................................................."0 LA (UENTE DEL PARAISO..................................................................................................."1 MANDAMIENTOS.................................................................................................................."1 TRINC$ERAS DE LOS SACERDOTES................................................................................"2 SOBRE EL NOMBRE DE DIOS EN VANO..........................................................................."2 AMOR DEL SIERVO SOLITARIO........................................................................................."2 SOBRE LA DIGNIDAD ESPIRITUAL..................................................................................."2 LA LU' QUE EMANA DE DIOS..........................................................................................."3 SOBRE EL DIOS OCULTO O INVISIBLE............................................................................."3 SOBRE EL MATRIMONIO Y LA MU%ER............................................................................."3 PROVERBIOS.........................................................................................................................."4

CAPITULO )VII . EL MES&AS......................................................................................"5
SOBRE LAS MONTA AS QUE SERVIRAN AL MESIAS ................................................."5 SOBRE EL LAGO AMREETA................................................................................................"! MENSA%ERO ENTRONI'ADO............................................................................................."! LO QUE SE DEBE CULTIVAR...............................................................................................""

CAPITULO )VIII . SABIDUR&A . VASO M&STICO . $ABLA EL LEÓN . CASTIGO E%EMPLAR...."#
VISIÓN DE LAS (UENTES Y LAS COLUMNAS DEL CIELO..........................................."# ES(ERA DE LOS TRANSGRESORES..................................................................................."# SOBRE LA SABIDURIA ........................................................................................................80 SOBRE EL VASO MISTICO...................................................................................................80 VISION DE UNA PRISION Y LOS CONDENADOS.- .........................................................81 $ABLÓ EL LEÓN....................................................................................................................81 CASTIGO E%EMPLAR............................................................................................................82 SEPARACIÓN ENTRE %USTOS E INICUOS .......................................................................83 EL SE OR CON DIE' MIL VELOS......................................................................................84 EL TERCER SALMO...............................................................................................................84

CAPITULO )I) - LA MONTA

A

. LA COPA RELUCIENTE.................................................... 8!
3

EN LA ELEVADA MONTA A...............................................................................................8"

ENOC 3

LA COPA RELUCIENTE.........................................................................................................88

CAPITULO )) . EL OTRO - ORACIÓN DE LOS %USTOS . LIBRO ABIERTO . SOS$IOS$ ..........8#
SOBRE EL OTRO....................................................................................................................#0 SUBE LA ORACION DE LOS %USTOS.................................................................................#1 EL LIBRO ABIERTO...............................................................................................................#2 SOS$IOS$...............................................................................................................................#3 DOCE PIEDRAS......................................................................................................................#5

CAPITULO ))I - SOBRE LA ES(ERA CELESTIAL................................................................#!
EN LOS CIELOS......................................................................................................................#! LOS PORTALES Y LOS MINISTROS....................................................................................#" EN EL NORTE..........................................................................................................................#" EN EL OESTE..........................................................................................................................#"

CAPITULO ))II - LA MUERTE . CIELOS E IN(IERNOS . LEY DE SIMPAT&A UNIVERSAL.......100
LAS MANSIONES.................................................................................................................100 SOBRE LA MUERTE............................................................................................................100 LA VIRTUD Y LA INTELIGENCIA.....................................................................................104 IN(IERNOS............................................................................................................................104 EL (UEGO QUE CORRE AL OESTE...................................................................................108 SOBRE LA MONTA A ARDIENTE- LAS " MONTA AS Y EL *RBOL NO TOCADO. .................................................................................................................................................108 SOBRE LA VANIDAD DE LA VIDA...................................................................................110

CAPITULO ))IV .DOS MONTA

AS

- SIETE GUERREROS . LOS PORTALES DEL SUR............113

LAS MONTA AS SAGRADAS...........................................................................................113 LOS SIETE GUERREROS.....................................................................................................113 LOS TRES PORTALES DEL SUR.........................................................................................113

CAPITULO ))V - ASCENCIÓN AL SÉPTIMO CIELO........................................................... 115
EL *NGEL..............................................................................................................................115 EN EL PRIMER CIELO.........................................................................................................115 EN EL SEGUNDO CIELO.....................................................................................................115 EN EL TERCER CIELO.........................................................................................................11! EN EL CUARTO CIELO........................................................................................................11" EN EL QUINTO CIELO.........................................................................................................11" EN EL SE)TO CIELO...........................................................................................................11" EN EL SÉPTIMO CIELO.......................................................................................................118

CAPITULO ))VI . LOS DOCE ENVIADOS . CAC$ORROS DE LEÓN................................... 124
/QUIÉN0................................................................................................................................125 LOS DOCE ENVIADOS........................................................................................................125 SU SIERVO............................................................................................................................12! $OMBRES EN CARRUA%ES...............................................................................................12" CAC$ORROS DE LEON......................................................................................................12"

CAPITULO ))VII . LAS MONTA

AS- LOS LAGOS Y LOS

*RBOLES . MISTERIO PRO$IBIDO.. .130

UNA MONTA A...................................................................................................................130 LOS LAGOS...........................................................................................................................130 OTRA MONTA A.................................................................................................................131 LA PUERTA DEL NORTE.....................................................................................................131 MISTERIO PRO$IBIDO.......................................................................................................133

CAPITULO ))VIII . LA GEMA TERRIBLE................................................................... 135
SOBRE EL *RBOL DEL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL Y SOBRE EL LIBRE ALBEDR&O............................................................................................................................135 SOBRE LA NECESIDAD DE LA CAIDA............................................................................13! LOS REYES SOLARES.........................................................................................................13" EN LA TIERRA CELESTIAL................................................................................................138
4

ENOC 3

CAPITULO ))I) . EL VESTIDO DE A'UL.....................................................................140
TRES (UENTES MISTICAS.................................................................................................140 $OMBRES CON ARPAS Y ESPADAS.................................................................................141 EL VESTIDO DE A'UL........................................................................................................142 /REVELARE YO0..................................................................................................................143 PALABRAS DE LOS LIBROS- PREVALECEN...................................................................143 UN $UEVO $ERMOSO.......................................................................................................144 ESTE A OESTE . NORTE A SUR.........................................................................................145 DOCE $I%OS DE LU'...........................................................................................................14!

CAPITULO ))) . PALACIO DE CRISTAL . MISIÓN DE ENOC......................................... .148
EL PALACIO DE CRISTAL..................................................................................................148 EL TRONO DEL GRANDE EN MISTERIOS.......................................................................14# MISION DE ENOC................................................................................................................150 *NGELES DE LAS AGUAS.................................................................................................151 LOS ESPLENDORES ...........................................................................................................152

5

ENOC 3

!

ENOC 3

"

ENOC 3

CAPITULO I - C123456782 94 E21:

E
1.
2. '.

n el Nombre de Dios, el Misericordioso, el Gracioso, lento para castigar y de gran Compasi n y !antidad" Este libro es de Enoc el pro#eta" La bendici n de Dios este con a$%&l 'ombre $%e lo ama1 por siempre y siempre" (m&n"

EN EL TEMPLO Irad, el hijo de Maha-Gar, construyó el mismo un palacio, con bellos jardines, y un templo también. Y levantó este sobre mil columnas, cada una de trescientos codos de alto. El toro salvaje custodiaba sus puertas. Y en el centro, Irad levantó una Ima en dorada! el rostro de un hombre, el cuello de un león, el cuerpo de un toro, alas de " uila. E Irad dio mandato a través de todo el pa#s, $ue todos deber#an venir y adorar la Ima en, la semejan%a de su &ios. Y (os )i ilantes de la *oche vinieron con sus esposas y con sus hijos y sus esclavos también! y rindieron homenaje al #dolo! y ellos olvidaron al primero. Y multitudes acudieron juntos del Este y +este! y los habitantes de las cuevas! $uienes viv#an de peces y reptiles, y beb#an san re, y se alimentaban de médula de leones! y los comedores de serpientes y a$uellos $ue viv#an de tallos y lan ostas y de carne cruda. Y a$uellos $ue dorm#an en -rboles y en balsas y ca%aban animales y destru#an aves! y a$uellos $ue viv#an de avestruces y leche de perros, y tortu as y de la carne a.n de hombres! todos se reunieron en el /emplo del 0ey, y se inclinaron ante la Ima en del &ios de su 1oberano. 23endice mi cantar, oh sol4 2 /u, poderosa estrella de los siete cielos! 7uien balancea las es8eras de la tierra. : través de la inmensidad del espacio sin 8in. 2+h resplandeciente4 +h El universalmente 3rillante! 7uien obierna las sendas de lu%! : $uien los mortales miran con o%o. +h Gloria universal! /u, >usto, tu, Gracioso, tu, 1upremo ?adre! 7ue mi inspirada alma pueda alabarte! 7ue la m.sica de mis pensamientos pueda cantar tu esplendor. /. eres la 1oberana lu%! Auya loriosa ima en brilla siempre sobre m#. : ti, héroes oran! 1us oraciones no se elevan en vano.
' est" o%oso con tu sur iente loria! 3ello es tu esplendor a mediod#a

,.

5.
5. 6. 9. ;. <=. <<. <2. <'. <,. <@. <5. <6. <9. <;. 2=. 22.

21. El Este

23. Y cuando tu te pones en el resplandeciente +este,

1 2 3

2En.)LVIII;! Ver IV;3 Isa.43;5- 4!;11< Mat.24;2"< 2Ne.21;13

8

ENOC 3

2,.

/odav#a te consideraremos con amor y alaban%a. en. Y una tempestad se levantó! truenos , y olas de rel"mpa os @ y el emido de vientos! y la c.pula del /emplo se 5 rajó! y el remolino y las lluvias se precipitaron. en la hirió de la cabe%a hasta los pies, y la despeda%ó en 8ra mentos! su corona de joyas 8ue $uebrada! su cetro se arruinó! 6 yace como 9 embuste un enne recido cad"ver! este 8ue despeda%ado, y la lluvia ru ió, y embistió sus restos. Y cuando vi la Ima en despeda%ada en tierra, dije, CEs esto el &ios $ue nosotros adoramosD CBn &ios, el esclavo del a%ar y de los elementosD *o puede prever la tormenta! no puede evitar el olpe de la destrucción! est" desamparado en su propia casa! yace a merced de los Mensajeros del :ire. C?ero yo, adonde me encaminaré, y por$ue deber#a rendir mi alma y esp#ritu a lo $ue no esD o; EnséEame los misterios! (léname con divina inspiración, 3"Eame en el r#o de lu%.
<=

25. Y era de noche! y sucedió $ue yo Enoc, estaba solo en el /emplo, y contemplaba la ima 2!. 2Y he a$u#4 Bn rayo. Y cayó arrollador como un &ios! y tomando la ima
26. 29.

2#. /u $ue est"s en el 8ue
'=. '<. '2.

33. 2:nciano de &#as4 34. )#steme con la serena (una
'@. '5.

<< de 1abidur#a! Ilumina mi alma, ese pro8undo océano, Fasta $ue en sus m"s oscuras pro8undidades palpe tu esplendor. <2

3". Yo estoy solo, y siempre solitario! 38. Me siento un errante, unidad desamparada!
<'

';. ,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5.

Muerte sobre este costado! muerte sobre el otro lado! (a nube de desolación siempre presente. En vano me elevo hasta el anciano! En mi oración lo he buscado por siempre! ?ero nin una respuesta él me ha dado. *i una ve% ha hablado. )isiones entran en mi alma ?ero yo busco la visión del 1upremo!
<,

4". CAu"ndo decidir"s d"rmela, oh ?adreD 48. CAu"ndo te veré en el /emploD
,;. @=. @<. Entonces moriré con completa satis8acción! Auando yo sepa $ue tu me has escuchado! Auando los sonidos del arpa eterna

4 5 6

Ver ))I);"3 Ver V;5!-!# Vers.2!- V;24 7 Ver ));131 8 Ver )VII;8!-8# 9 Ver III;15- 3!- 44- !2- 131- 15"- 1!1< V;22- 2#- 52- 88- 100< VI;13- 2"< VII;21< )II; !#- "5- 81- #5- 10"- 130< )III;1- 28- 4!- 50- !1< )V;!5- !8< )V;54< )VI;104- 15"-158- 1!5< )VII;45< )VIII;5- 15-1"- 4!- 120- 13"< )I);2- #- 11- 45- 5!< ));155- 1!1< ))I;4- "- 2022- 42- 44- 5!< ))III;3- 13- 14- 18- 31- 83- #4; ))VII;51- 5#- "5- 8!- 8#< ))VIII;11"< )I);10- 25- 44- "4- #3- 125- 13"- 142- 151< )));"- 15- 22- 32- 38- 4!- 5"- 58- 82- #8< 1En.))III;2-4< 2En.))I);1-2< Esd.I;1#< II;5-#- 1!< V;"-8< VIII;8- 23< )IV.3#< Tom.11- 141"- 5#- 84 10 Ver II;45- V;53- )I);!0- ));12-""-100- ))I);11< 1En.)LVI;1-2- )LVII;3- )LVIII;2- LV;1L);2- L))I;#-13< Dan.";#- 13- 22 11 Ver IV;3# 12 Ver 83< )VI;155 13 Sal.11#;1#< Heb.11;12-1!< DyC 21;8- 45;13 14 Sal.11#;82

#

ENOC 3

@2. @'. @@. @5. @6. @9. @;. 5=. 5<.

Fayan baEado mi alma en l" rimas. (uces, destellos y sueEos!
<@ desde el cielo estrellado! Y visiones sobre el ojo velado! Y la presencia de etéreas esencias (uces ardientes, destellos de llamas! Bn ondeante mar de estrellas! Bn rapto-ma nético, Bn despertar de alma y esp#ritu.

54. Y ?alabras

Y part# del lu ar, y pasé sobre el r#o. *o me incliné m"s a la piedra $ue estaba sobre sus orillas. (as estrellas brillaron a través de la oscuridad! pero no besé mas mi mano hacia ellos Gen reverenciaH. Elevé mi esp#ritu al uno. 3us$ué consejo y 8uer%a de él. Escucha oh cielo, y dad o#do, oh tierra,
<5

52. 5'.

!4. /odos vosotros hijos de belle%a, o#dI !5. Mejor es ser abandonado de todos los hombres,
55. 56. 59. 6=. 6<. 62. 6,. 6@. 7ue ser hecho su rey por juntarse en sus vicios. 1olo a &ios, sea la loria (a noche partió! la oscuridad es esparcida!

<6

!#. (a MaEana devuelve la lu%!
0everencia sea hacia el 1upremo! *o dejes $ue nin uno comparta la alaban%a con él. +h dios, déjanos darte racias a ti,
<9

"3. En la noche y en la maEana,
CON LA VIRGEN

3ajo las estrellas y bajo el sol, ?or todos tus bene8icios a los mortales.

"!. Y vi una vir

en <; m"s hermosa $ue el sol! ella habló, y me sonrió! y ella dijo, ven por$ue as# eres mandado! y ella me condujo a un desierto!2= nin .n -rbol 2< hab#a en ese solitario lu ar. en eJtendió un manto, 22 hi%o de él una tienda, entró y tendió su plumón, y me llamó! ella era como un arco iris. ?ero no preste atención! me tend# sobre la arena! las estrellas brillaron sobre m#. Entonces otra ve% ella me llamó, diciendoI tu est"s débil con hambre Cno deseas tener comidaD Y yo respond#, s#! y me mostró un cordero perdido! y me dijo, lev"ntate, mata y come! pero respond#, no, pre8iero antes morir de hambre! este cordero no me pertenece! su propietario lo ha perdido, y tal ve% ahora lo este buscando, Cpor$ue deber#a yo robarD Mejor $ue esto es morir! y las estrellas brillaron sobre m#. ?ero sobre su tienda vi brillar el arco iris.

"". Y cuando 8ue de noche, la )ir
69.

15

Vers. 81< III;115- 123< VI;4#< VII;1< )VII;28< )VIII;#!< ))I);!0- 10#- 1#1< Sal.12;!< 18;30< 33;4-!< "8;10< 103;20< 105;8- 2"< 10!;24< 10";20< 11#;#- 1!- 1"- 25- 28- 42- 43- 50- 5"- 58- !5- !"- "4- 81- 82- 8#- 101- 103- 105- 10"- 114- 11!- 130- 133- 13#- 140- 14"148- 154- 1!0- 1!1- 1!2- 1!#- 1"2< 138;2< 13#;4< 14";15- 1#< 148;8< Prov;1;23< 2;11< 4;4< 12;15< 13;13< 1!;20< 1#;2"< 22;1"- 21< 30;5!< Ecl.12;11< Isa.1;10< 2;3< 5;24< #;8< 28;13-14< 32;#< 44;2!< 45;23< 51;1!< 55;11< !!;2-5< Jer.2;31- !;10- 8;#- #;20- 15;1!- 1";20- 22;2#23;#-18-2#-3!< Lam.1;18- 2;1"< E e.3;10-1"- 12;25- 13;2- 20;4"- 33;"< 34;"- 3!;1< Joe.2;11< !m.8;11-12< M"#.2;"- 4;2< Hab.3;#< $ac.1;!- ";"- 8;#- 11;11< Mat.4;4- 24;35< L%c.5;1< Jn 5;4"- !;!3-!8- 8;31- 1";1"< &om.#;28< Heb.4;12- 5;13- 11;3< St'o 1;18< 1Ne.11;25- 1";31< 2Ne.20;14- 10;14- 11;3- 12;3- 1#;8- 22;3- 25;3-18- 31;20- 33;10< Jac.3;2- 4;#- 5;4-12- !;"< Mos.15;11-22< !l.4;1#-205;"- 12;10-11- 1!;1"- 31;5- 3";44-45- 38;10- Morm.#;1"< DyC 1;14-38- !;2- 11;2-1!-21-22- 12;2- 14;2- 15;2- 1";1- 18;3-30-35-3!- 1#;!2#;30- 33;1- 3#;1!- 41;2- 84;44- #3;8- #8;11-12- 132;12-18-1#- 124;8#< Mo".1;4-35-38-41- 4;31< JS.Mateo 3"< Esd.IV;13- 38- 3#< I);5< )VI;3!- 3"< 1En" )IV;22< 2En.)LVIII;5-!< )))III;#-11< )LVII;1-2< Tom.80;12- 84;10-20 16 Vers!3-!4< )VI;1-4 17 Ver ));48 18 Ver )V;84 19 Ver )VIII;"3 20 Vers."!-82< IV;!! 21 Ver III;11" 22 Ver V;15

10

ENOC 3

6;. 9=.

Y cuando 8ue de maEana ella se levantó, y si uió su camino! sonrió! yo se u#. Yo estaba débil! no obstante no murmuré! va amos sobre un desierto. Y cuando 8ue de tarde 2una botella de a ua4! y la vir en dijoI toma, bebe. ?ero dije no! al .n viajero la ha dejado caer! tal ve% él pueda volver y morir si no la encuentra. Y cuando 8ue noche ella sacó su manto, e hi%o de él una tienda! entró en ella y tendió su plumón, me llamó, pero yo no preste atención! no miré hacia ella! me tend# sobre la arena hasta el despuntar del alba. ua pura, 8r#a como la lu% de la (una, 2' y un -rbol 2, de d"tiles lleno de 8ruto! y llamé a la vir en dentro de la tienda, pero ella no me respondió. (as desvanecidas estrellas solitarias parec#an hablarme.
2@ para miD CY $uién eres tu, envuelta en misterioD 25 &os d#as hemos nosotros viajado en este desierto! y tu no has $uebrado en nin .n momento tu ayuno! no obstante todav#a tu 8loreces como la rosa, 26 y tu brillo es como la (una en su d#a $uince! 29 y ahora cuando &ios ha o8recido comida, 2tu no deseas tomar del mismo4

81. Y vi una 8uente de a

82. Y yo dijeI C+h hija, no tienes ?alabra 83. Entonces la vir

en me dijoI 2Enoc4 Yo soy el esp#ritu de tu esp#ritu! yo te he visto y probado y comprobado! ahora yo parto. Y ella me dejó, y $uedé solo, solitario 2; y cansado en las montaEas! y las estrellas me hablaron, y lu% entró en mi cora%ón y me pareció pasar sobre las a uas de un ran mar '= y estaba en un sueEo. 2+h tu Fermoso4 )en sobre los vientos. &esl#%ate sobre las a uas, sumér ete en mi alma!
'< de brillante rostro. 0esplandece en brillo sobre m#. C7ué soy yoD C7ué soy yoD El ?ecado es semejante a una mortaja alrededor de m#! '2

9,. 9@. 96. 99. 9;. ;<. ;'. ;,.

8!. &eja libre el sol

#0. Bn hombre entre hombres inicuos
1u rostro de rayo del sol relumbró. :.n as# esto es ordenado.

Aon pensamientos de inicuos! inicuo en mi naturale%a. anmeD

#2. C?uedo ir yo a los hijos de la tierra, y decirles s#

23 24 25

Ver IV;3# Ver III;11" Ver 6 54 26 Ver V;15< Cant.!;10- 8;5< DyC 5;14- 33;5- 105;31- 10#;"3 27 Ver II;3!-48- VI;4- I);1- )VI;103-15"- )VIII;15!- ))II;8#- ))III;!4-8#- ))VIII;1-111- )));"8< DyC 4#;24 28 1En.L))IV;3 29 Ver 3"< )VI;155 30 Ver )));#"-112 31 Ver IV;3 32 Isa.!;5

11

ENOC 3

CAPITULO II.- L=6 :72:1 37671246 1 4>=?=6

''

EN LA GRAN CIUDAD. <.Fab#a un velo $ue se levantó de mi cabe%a! 2.Mi esp#ritu vio el pasado y las revoluciones del pasado! '.Bna ciudad espléndida con oro y m"rmol! ,.Aon majestuosas torres, palacios y templos. @.Y yo dije a $uien uardaba las ?uertasI 5.2:mi o4 CAu"nto tiempo ha estado de pie esta noble ciudadD 6.Y él dijo,I Esta ciudad siempre ha estado de pie! 9.1us aEos son sin n.mero, y estar" por siempre. ;.Entonces una nube pasó sobre m#, y yo se u# adelante! EN EL DESIERTO. <=.Y cuando unos mil aEos pasaron <<.Yo volv# por ese camino y bus$ué la ciudad, <2.?ero no encontré nin .n resto de su poderoso esplendor.

13.Yo vi solo un desierto.

',

<,.*o hab#a hierba, ni 8uente al una, <@.?olvo seco y $uemado y arena. <5.)i un va abundo, y le dijeI <6.2+h ami o4 C&ónde esta noble ciudadD <9.Kl respondió diciendoI este desierto <;.Fa estado por siempre y estar" por siempre! 2=.*o hay nin una ciudad, ni la ha habido! 2<.1ino $ue todo es desierto como tu has visto. 22.Entonces pasó una nube sobre m# y se u# adelante. EN EL BOSQUE. 2'.Y cuando unos mil aEos pasaron

33 34

Ver III;52-58 Vers.13-3"< IV;!!

12

ENOC 3

2,.)olv# por ese camino y bus$ué el desierto, 2@.?ero el desierto no estaba m"s!

2!.Bna vasta 8oresta de -rboles,

'@

26.Aubr#a toda las planicies y montaEas, 29.Y all# hab#a hombres derribando -rboles! 2;.Y all# hab#a ca%adores persi uiendo su ca%a. '=.Bno reclinado debajo de un poderoso -rbol! '<.Yo le dijeI Mi ami o, respóndeme, '2.CAu"nto tiempo ha ocupado este majestuoso 3os$ue ''.el lu ar del ausente desiertoD ',.Kl dijoI este bos$ue ha estado a$u# por siempre, '@.1i, a.n desde el nacimiento del tiempo!

3!.Y hasta el 8in 8lorecer" 38.Este es el 3os$ue

'5 en verdor! '6.*o hay nin .n desierto, ni lo ha habido jam"s! '6 primitivo ';.Entonces pasó una nube sobre m# y se u# adelante.

EN LAS PLANICIES Y LOS PASTORES. ,=.Y cuando unos mil aEos pasaron, ,<.)olv# por ese camino y bus$ué el bos$ue, ,2.?ero vi tiendas y a radables planicies, ,'.Y pastores con sus rebaEos y manadas, ,,.Y niEos ju ando entre las 8lores!

45.Y yo le dije a uno, 3lanco 48.Lloreciendo

38 de aEos! ,5.2+h venerable padre de muchos4 ,6.CAu"nto tiempo han producido 8rutos estos campos, 39 dulcemente para hombres y anadoD ,;.Kl me respondió, diciendoI Ellos han producido 8ruto @=.&esde el primer momento del mundo. @<.Yo le hable del 3os$ue, pero él no presto atención.

35 36 37

Ver III;11" Ver I;81 Vers. 23-52- III;55- VI;""- )II;#2-122- )III;14- )VII;105- )VIII;13!- ))VII;4-4!-80- ))I);10!-128-144-1""-18"< 1En. L)VII;2L))VII;3- Esd. II;13-21- III;23< ("l'ames) ?=@. 3!-3"-!238 Ver IV;3 A I;33 39 Ver I;81

13

ENOC 3

@2.Kl dijoI *o hubo nin .n bos$ue a$u#! @'.Estas planicies siempre han producido abundante @,.:limento para las tribus de pastores. @@.Entonces pasó una nube sobre m# y se u# adelante. EN EL OC ANO. @5.Y cuando unos mil aEos pasaron, @6.Yo volv# por ese camino y bus$ué las tiendas, @9.:ll# no hab#a tiendas, ni al .n vesti io de vida, @;.?ero en su lu ar vi un +céano 5=.+ndulando con randes oleadas! 5<.Y sobre el +céano hab#a un bote,

!2.Y un hombre solitario

,= estaba en el bote. 5'.Yo le dijeI C&ónde est"n las tiendas, 5,.(os campos verdes y las a radables tribus de pastoresD 5@.Kl dijoI /u has soEado, all# no hay campos, 55.*i nunca lo hubo en este +céano, 56.1i no $ue desde el principio han ondeado las olas, 59.1obre las pro8undidades sin 8in de abajo. 5;.Ellas han rodado por siempre 6=.Inalteradas y poderosas como ahora son.

40

Ver )VI;155

14

ENOC 3

CAPITULO III.- P57B45=6 37671246 A 5434C=:71246

LA VISI!N Y LAS VOCES.

1. 2. 3.
,. @. 5. 6. 9. ;. <=.

Entonces mi alma 8ue envuelta, mi esp#ritu 8ue trans8erido en nieblas y nubes! 41 rayos pasaron ante m#. +scuras 8ormas me llamaron, y voces del aire susurraron 42 en mi o#do.,' Yo escuché, como si 8uera el sonido de cascadas, y de muchos instrumentos de m.sica! y después de estos, silencio, como el de una noche estrellada! un silencio $ue habló. 1emejante a un -rbol ,, olpeado por un rayo! 1emejante a una torre ,@ destruida por el olpe del cielo! 1emejante a un barco des astado por las a uas. :.n as# estaba mi esp#ritu. El +céano eJtendido a lo lejos, Aomo la oscura 8orma de la eternidad! Bn eJtenso desierto de muchas a uas! Bn inmenso e ilimitado espacio. 3rillantes y de muchos colores 8ueron los destellos y 8ul ores,

11. 7ue vienen como cisnes sobre el +céano! 12. Aomo - uilas con alas 8o osas,
<'. <,. <5. <9. Aomo la llama alada del 1era8#n. Aada pico parec#a barbado con lu%! o! ,5 Y las voces de "n eles cantaronI
,6 viene, /e convoca a la 1a rada Aon re ación. ,9

15. Aada pino y roble un pilar de 8ue 1". Kl viene, El Grande
,;

1#. (os habitantes de oscuros mares, 20. Fuyan para dar la bienvenida al 0ey,
2<. 22. 2'. 2@. (os descendientes de los revestidos de estrellas. 2+h onda4 2/u, onda de llama4 27ue dices t. a mi alma4 ió! se puso de pie,@= habló! 2*o te pon as de pie en mi presencia4

24. (a onda sur

41

Vers. 28- IV;33-35- V;21-31-4!-!"- VI;21- )II;2#-44-8#-#!- )I);2"-55- ));153- ))VI;12-21- ))VII;8- ))I);#5-103-15!-1!4)));1< 1En.II;3- )IV;!- )VIII;5- )LI;3-4- L);20- L))VI;11- L))VII;3- )CV;1- C;11- CVIII;4< E*. 13;21-22-14;1#-20- 1!;10- 1#;#40;3"-38< Lev.1!;2< N%m. #;15-22< Job 2!;#- 3";11-15< Sal. #";2< Isa. 4;5- 18;4- 1#;1- 25;5< Lam. 3;44< E . 30;18- 32;"- 38;#-1!< Mat. 1";5< L%c. #;34-35- 12;54- 21;2"< Hec). 1;#< 1Cor. 10;1-2< !+. 14;14-1! 42 2Ne.2!;1! 43 Ver )VI;1-4 44 Ver III;11" 45 Ver )VI;2# 46 Ver I;2# 47 Ver IV;1#< V;111< VII;5#< ))II;"!< )));4#. 48 Ver )));#"-112 49 Isa.52;11-12< Jer.50;28< DyC 133;5- 12-25 50 Ver ));#"

15

ENOC 3

EN LA MONTA"A 25. 26. 29. 2;. '=. '<. ''. ',. '@. '6. '9. ';. ,=. ,<. &entro de la caverna de mi montaEa yo ca# postrado! Mis labios tocaron el arroyo de cristal! (a montaEa envuelta en nubes! (as a uas se arremolinaron en oscuridad, Bna lu%, un destello, un estremecimiento de loria, Me envolvieron en un remolino. uilas de la montaEa, : un oscuro lu ar! Fimnos de belle%a resonaron! Mi esp#ritu 8ue envuelto en un éJtasis. o @<de deslumbrante esplendor, 0evolotearon alrededor! pero el silencio 8ue supremo ?or tres d#as, por tres noches ?or tres cursos de estrellas, ?or tres marchas de arrolladoras tormentas, &escansar y orar en esta soledad.

32. Lui llevado por las 3!. (as :ves de 8ue

LA VISI!N DE LAS GENERACIONES. ,2. ,'. Yo cono%co el n.mero de las Fuestes 3rillantes &el m#stico +uein,
@2

44. Fijo del 8ue o, )o% de 1abidur#a, 45. Aonoce $ue &ios es uno.
,5. ,6. ,9. ,;. @=. @2. :dora al 1upremo Gobernante, El 1eEor del Ainturón de Ma8iro! (a montaEa respondióI Aonoce $ue &ios es uno. Y escuché las olas diciendoI
@'

51. Aomo son las, hojas de los -rboles.

:s# son las eneraciones de los hombres!
@,

53. (a ciudad se desvanece y el desierto crece!

51 52 53

Ver I;2# Ver I;2# Ver III;11" 54 Vers.53-54< IV;!!

1!

ENOC 3

@,. @5. @9. @;. 5=. 5<. 52. 5'.

El desierto se barre a s# mismo en su tiempo,
@@ toman su lu ar, Y las planicies dan camino a las a uas,

55. Y los 3os$ues 5". Y las a

uas se secan en su turno!@5 :s# son las eneraciones de los mortales! Ellos viven, ellos mueren y dejan de ser. Y yo vi cuatro edadesI (a edad del aire, la edad del a ua, (a edad del 8ue o, la edad de la tierra! Estos pasaron ante m#.

REVELACI!N DE LA DESTRUCCI!N.
C#$%&'&' (#) 1E)#( L***III + L***IV

!4. Entonces habló la 1erpiente con cabe%a de (eónI
5@. 55. Mira, yo te revelo sabidur#a! Yo te he mostrado, poderes de los cielos!

@6

!". Yo te he uiado al sendero de los dioses. !8. &estrucción, no es sino el preludio para la renovación! !#. Muerte, no es sino el portal de la vida! "0. :.n la verdad también debe ser hecha nueva.
6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. 69. 6;. 9=. 9<. Mira, yo veo el cielo en un incendio de pure%a, Y veo la tierra absorbida en un abismo, (a es8era rodante inclinada! El Momento de la &estrucción estaba a la mano! MontaEas suspendidas sobre montaEas! Aerros hundiéndose sobre cerros! :ltivos -rboles derribados precipitadamente, 1e hundieron dentro del abismo. Mi vo% vaciló, Alame y habléI 2(a tierra, es destruida4

55 56 57

Ver II;23-38 Ver C=? II Ver IV;1#

1"

ENOC 3

92. 9'. 9,. 9@. 95. 96. 99. ;=.

Esto ha pasado como un meteoro en ca#da. Entonces él me levantóI C?or $ué tu te lamentas, hijo de mi almaD Yo hablé lo $ue he visto! Yo revelé la visión. Kl dijoI (o $ue tu has testi8icado suceder"! (a tuya es una visión de la )erdad! (a tierra se hundir".

8#. (a destrucción est" a la mano!
ORACI!N ;<. ;2. ;'. ;,. ;@. ;5. ;6. ;;. <==. <=<. <=2. (ev"ntate todav#a! ora al 1eEor, :l 1eEor de los Esp#ritus para $ue él pueda perdonar, ?ara $ue la ra%a de los mortales no muera, Auando el rayo descienda de los cielos. 1eEor de todas las criaturas en los cielos! 0ey de 0eyes! &ios del mundo. 3endito eres tu, oh 1eEor, El 0ey.
@9 en tu majestad, /u reino, tu dominio, tus tronos de lu%, ?ermanecen por siempre, /odos los cielos son tu asiento, Y la tierra tu pedestal a través de todas las edades! @;

#8. Grande y poderoso

103.?or$ue tu los has hecho, y sobre todos tu reinas!
<=,. *o hay hecho $ue este mas all" de tu poder!

105.Aonti

o est" la 1abidur#a sin cambios! <=5. Ella permanece siempre cerca de tu trono, y en tu presencia

10"./u conoces /odas las Aosas! 108./u ves y escuchas /odas las Aosas! 10#.*o hay nada oculto de ti!
5= 5< 52

<<=. ?or$ue tu percibes claramente.

58 59 60

Ver I);34-3" Ver VI;"4 Ver V;!!- VII;1- );10-14- )II;1-114-11!- )VI;54-84-100-112- )VIII;1!-152- ))I;44- ))II;12#- ))III;51-"8- ))VIII;!1-!2)));35< 1En.L)))IV;3< 2En.)))III;#< 2 Ne. !;3-4- 2";10-11< 3 N4 23;1-5< Morm. 8;1"< E>. 3;2!- 4;"< Isa. 38;1!< Hec). 3;20-22< Mat 1";11< E,. 3;20< 1C15. 2;15-1!< DyC "!;55-5#-!0- "";#-12- "8;1#-22- #3;28- 100;11-15- 101;32-!0- 105;3- 3"- 10!;3- 124;4042-55-#"-113- 132;20-45- 13!;31 61 Ver )VI;1-4 62 Ver< );10< )V;""< ))V;!0< ))VIII;!4< 1En.I);5< )CVIII;!< 2En.L;1< L)V;4

18

ENOC 3

<<<. <<2. <<'. <<,.

(os esp#ritus de tus cielos han trans redido, Y sobre la carne mortal tus juicios caer"n, Auando el orden de cosas a través del Bniverso, Faya envejecido, debilitado y deca#do,

SEGUNDA RESTAURACI!N Y LA PALABRA.

115./u hablaste! tu ?alabra brota impetuosa 11!.Fe a$u# ellas son, restauradas en nueva belle%a 11".Aomo un -rbol noble cuando el invierno ha pasado,
5' 5, 5@ 55

<<9. 0epone la loria de su 8uer%a, <<;. :.n as# perpetuamente renovada

120.Es esa poderosa palmera,

56

el Bniverso.

121.?ero tu, oh 1eEor y ?oderoso 123.?ermite $ue sean dado 1e

59 0ey, <22. Aoncede t. la ple aria $ue yo elevo,

uidores a tu ?alabra 5; sobre la tierra . <2,. Y $ue no pere%ca toda la ra%a humana, <2@. ?ara $ue la es8era del hombre, no $uede solitaria,

12!.Y $ue no prevale%ca una destrucción permanente!
<26. 1i en verdad los hijos del mal perecer"n,

6=

128.&eja $ue ven

a una ra%a correcta y de justos,6< <2;. 7uienes establecer"n su posteridad para siempre.

130.2+h 1eEor4 *o escondas 133.:.n as# de la lu% central,
<',. 1ale lu% eternamente. <'@. Y Kl dijoI

62 tu 8a%, <'<. Aomo de un resplandeciente 8ue o cuando los vientos soplan, <'2. Ahispas y destellos ascienden perpetuamente! 6'

13!.Fijo de mi alma mira en este (ibro, 13".El cual los cielos han &estilado como si 8uera en 0oc#o
6,

6@

63 64 65

Ver I;54 Ver IV;40< )I;2< )VI;112< )VIII;14!< ))VI;!< )VIII;14!< ))I);1#0< 2En.)))II;2 Ver I;"5-80- II;2!-28- III;2-51- V;1"- VI;4-#-""- VIII;13-21- I);2- )I;2-4- )II;122- )VII;30- )VI;#"-114- )VIII;30-38-#!))II;4-8"-#3- ))III;34-44-"2-88-#"- ))IV;1- ))VII;8-11-23-25-31-35-4"- ))VIII;2-5-11-14-2!-32-42-100- ))I);2-128-144-18"< (-n. 2;#-1"- 3;22-24< 1En.III;1< 2En.VIII;1-3-8< Esd.II;13< Tom.20- 44< E*.15;22< Lev. 23;40- 2!;4< Salm. 1;3< Prov. 3;18< Ecl. II;3< Mat.3;10- ";1"-1#- 13;32< !+. 2;"- 22;2-14-1#< 1Ne.8;10-13-1#-20-21-22-24-25-30< 11;4-"-#-21-25< 15<21-23-28-3!< 2Ne.2;15< 20;1#< Jac.4;!< Mos.18;5< !l.5;34-!2< 12;21-23-2!< 32;3"-43< 33;23< 42;2-3-5-!< .Ne.14;1"-18-1#< DyC 45;3"< 5#;1!< "";#< 85.8< 88;8"< #";"-#< 124;2!< 128;23< 135;! 66 Ver VIII;11- 24< ))VIII;131 67 Ver ))VI;4 68 Ver I);34-3" 69 Ver I;54 70 Mal.4;2! 71 Ver )I;4< 1En.)CIII;2- 5- 10< Isa.!0;21- !1;3 72 Ver )VI;1!2 73 Ver )III;83 74 Ver ))I);10# 75 Ver IV;30- V;24- VIII;12- ))I;44- ))VII;34- ))VIII;110- ))I);112< 1En.II;3- ))VIII;3- )))IV;2- )))VI;1- )))I);5- )LI;3)LII;3- L);20- L)I);23- L))V;5- L))VI;8-13- C;11-12- CI;2< 2En.VI;1< )II;1< ))II;#< )));10< )LVII;!< Esd.VI;!< DyC 121;45< (en.2";28- 3#< E*.1!;13-14- N%m.11;#< De%t. 32;2- 13- 28< J%e.!;38-40< Job 2#;1#-22< 38;28< Sal.110;3< 133;3< Prov.3;20< Cant.5;2< Isa.18;4< 2!;1#< /s.!;4< 13;3< 14;5< M"#.5;"< $ac.8;12

1#

ENOC 3

<'9. <';. <,=. <,<. <,2. <,'. <,,. <,@. <,5. <,6. <,9. <,;.

Y leyendo lo $ue est" escrito en el mismo, Entiende tu, cada parte del mismo. Entonces yo lo eJaminé, Y comprend# las varias obras del hombre, Y de todos los hijos de la carne sobre la tierra, : través de sucesivas eneraciones. Y yo bendije al 1eEor, al 0ey de Gloria, El hacedor de la hechura del mundo! Y lori8i$ué al 1eEor a causa de su ran paciencia, Y de sus bendiciones dadas a los hijos. Yo me levanté, oré! lloré, 1al#, y miré en lo alto,
65

150.Y vi el 1ol caminando en esplendor! 151.(as estrellas del crep.sculo 8ueron esparcidas.
IGUALDAD DE LOS ,OMBRES

152.Entonces me enteré de otra vo%, 153.(a vo% del Aabe%a de ?lata,
<@,. <@@. <@5. <@6. El supremamente bello de las es8eras, Aon los variados arco iris de los tronos! Bna espuma de lu% arremolinada alrededor de la cabe%a! Bn r#o de 8ue o 8luyente debajo de los pies! os, 66

158.Luera de la niebla, destello de rel"mpa
<@;. +scuridad, remolinos y silencios.

1!0.El $ue pudiera pasar dentro del Airculo Aelestial, 1!1.7uien pudiera cru%ar el limite del 8ue o, 1!2.Aomo una Llecha de plata disparada a través de la niebla,
69 6;

<5'. <5,. <5@. <55. <56. <59. <6=. <6<. <62. <6'. <6,. <6@. <65. <66. <69. <6;.

Aomo una nota de m.sica desde el arpa. Mira, yo te di o su pura N blanca esencia, 1i este tiene a.n un dejo o una sombra de oscuridad, 1e hundir" y perecer" en esa corriente! El peso de un cabello lo jalar" hacia abajo. El 0ey, el esclavo, el mendi o del camino, uales sobre la orilla del r#o.9= &ios da a cada hombre Bna recompensa e$uivalente a su obra. El $ue reina en la tierra no es un soberano en los cielos! El $ue ha mendi ado, no mendi a en el espiritual! /odos est"n en el mismo nivel. Y a cada uno su alardón ser" presentado. Bn monarca buscó pasar, Kl 8ue lan%ado al espacio in8inito. El mas bajo siervo del monarca vino, Kl pasó sobre alas de lu% dentro de las es8eras :n elicales.

1!#.1on todos i

76 77 78

Ver IV;3 Ver V;5!-!# Ver I;2# 79 Ver V;!# 80 Ver )VI;80

20

ENOC 3

21

ENOC 3

22

ENOC 3

CAPITULO IV.- L= C4A 94 C=6 LDB72=57=6

SOBRE EL SOL. <. 2. Este es un re istro de las revoluciones de las luces celestiales, de acuerdo a sus clases, poderes, per#odos, nombres, los lu ares de su nacimiento, y sus sucesivos meses! as# me los reveló el -n el brillante. Esta ser" su orden durante todas las edades, hasta $ue un nuevo ciclo se levante, y esta es en verdad la primera ley de las (uminarias. El 1ol 9< y lu% lle a a las ?uertas del cielo, las $ue est"n en el brillante Este, y desde all# ellos viajan hacia las ?uertas del cielo $ue descansan en la parte oeste. :ll# est"n las ?uertas celestiales desde las $ue el 1ol sale, y las ?uertas celestiales en las $ue el (eón92 se establece! desde all# también el 3lanco ?ostrero 9' se levanta y se establece de nuevo! y los lideres de las Estrellas entre las huestes estelares. Fay seis ?uertas donde el 1ol se levanta, y seis ?uertas en el lu ar donde él se establece, y todas respectivamente est"n en un mismo nivel, y hay muchas aberturas para esplendores 9, sobre la derecha y sobre la i%$uierda. ?rimero 9@ avan%a el (eón 95 1olar repleto con luminosas llamas ardientes! el circulo del cual es como el circulo mismo del cielo, y donde el asciende como en un carruaje, el viento sopla. El 1ol se establece en los cielos, y retorna por el norte, para proceder hacia el Este, entra por esa ?uerta, y de all# ilumina la entera 8a% de los cielos, y as# para el primer mes el sale de esa ?uerta, y irando adelante el alcan%a la cuarta ?uerta! de estas seis, las cuales est"n en el levante del 1ol! y en esta cuarta ?uerta, a través de la cual el 1ol y la (una 96 proceden, hay doce aberturas para Esplendores a través de los cuales se emiten llamas. Y cuando el 1ol se levanta en el cielo él va a través de esta cuarta ?uerta por treinta d#as, y por la cuarta ?uerta $ue est" en la re ión +este del cielo, y paralelo con :$uél ahora desciende! durante este periodo el d#a es alar ado m"s $ue el d#a, y la noche reducida m"s $ue la noche por treinta d#as, entonces el d#a es m"s lar o en dos partes $ue la noche! el d#a tiene die% partes y la noche ocho. El 1ol sale a través de esta cuarta ?uerta y se establece en ella, y vuelve a la $uinta ?uerta durante treinta d#as! después de lo cual sale y se establece en la $uinta ?uerta! entonces el d#a lle a a ser alar ado por una se unda porción! ahora, en verdad, el d#a es como de once partes! la noche es acortada, y tiene solo siete partes. Y ahora el 1ol retornando hacia al Este entra en la seJta ?uerta, levant"ndose y estableciéndose en ella treinta y un d#as. En ese per#odo el d#a es m"s lar o $ue la noche! esto es doce partes! esto es dos veces el tiempo de la noche! la noche se acorta en seis partes! de all# el d#a es acortado y la noche se hace lar a. &e *uevo el 1ol retorna hacia el Este entrando en la seJta ?uerta! all# se levanta y se establece por treinta d#as! cuando el per#odo se completa el d#a es acortado! este es once partes mientras $ue la noche es siete. Entonces el 1ol marcha del +este desde la seJta ?uerta, avan%ando hacia el Este, este se levanta en la ?uerta! all# permanece a través de treinta d#as, y se establece de *uevo hacia el +este en la $uinta ?uerta del +este. En ese per#odo el d#a lle a a ser m"s corto en dos partes! la noche es ocho partes! el d#a es die% partes, la noche es ocho partes.

3. 4. 5. !. ".

9.

;.

<=.

<<. <2.

81

Vers. 1-1#-24-28- 43-51-5#-!4- Ver I;5-85- III;150- V;1-14-21-!2- I);3!- )II;14- )III;!-3#-!4- )V;#3)VI;1#-28-84-#0-#!-115-125-12!-154-15"-1!0-1"0- )VII;33- )VIII;44-124-14"-151- )I);15-1!-30-48- ));101- ))I;52- ))II;35-10"))III;53-))IV;1!- ))VI;18-28-!"-"3- ))VII;20-!2- ))VIII;2"-"8-8#-#5))I);10-103-114-11"-140-15"-1"1-18#-1#0-1#8)));42-43-#3-121- Sal.1#;1-!- "4;1!- 104;1#- 104;22- 13!;8- 148;3< Cant.1;!- !;10< Isa.1#;18< Jer.15;#- 31;35< E e. 32;"< Joel 2;102;31- 3;15< !m.8;#< M"#.3;!< Na).3;1"< Hab.3;11< Mal.4;2< !+.!;12- #;12- 12;1- 1#;1"< 1En.IV;1- )VII;4- )VIII;4- )LI;5-!-8)LIII;2- )LVIII;3- LVIII;5- L)I);20- L))II;1-3"- L))III;1-8- L))IV;1-1"- L))V;1-!- L))VI;5-#- L))VIII;1-13- L)));1L)))II;4-8-15-18- L)))III;11- C;10< 2En.I;!< )I;1-!< )II;1< )III;1-2< )IV;1-2< )V;1-3< )VI;2-3< )I);1< ))III;1< ))IV;4-5< )I);1< )));5- !- 10< )))VII;1< )))I);4< )L;5< )LVIII;1< L)VI;8< Esd.III;4- IV;45- VI;4- VI;!2. 82 Vers.;1# 83 Vers. !0- II;45- V;5"- )VII;54- ))VII;"" 84 Ver I);33 85 Ver )III;42 86 Vers. 1# 87 Vers. 3#

23

ENOC 3

<'. <,.

<@. <5. <6.

<9.

Entonces el 1ol avan%a de la $uinta ?uerta, as# como este se establece en la ?uerta $uinta del +este! y se levanta en la cuarta ?uerta treinta y un d#as, estableciéndose en el +este a causa de sus seEales! en ese per#odo el d#a y la noche son i uales! la noche es nueve y el d#a es nueve partes. Entonces el 1ol va desde la ?uerta en la $ue est" establecido en el +este, retornando hacia el Este, procede la se unda puerta del Este! all# permanece treinta d#as, estableciéndose en le +este en la tercera ?uerta. En ese per#odo la noche es alar ada m"s $ue el d#a, y el d#a es acortado por treinta d#as! la noche es i ual a die% partes, pero el d#a consiste de solo ocho partes. El 1ol ahora va desde la tercera ?uerta, donde este se establece en el +este! retornando hacia el Este procede por la se unda ?uerta del Este! all# pasa treinta d#as! estableciéndose en la se unda ?uerta del +este de los cielos. Entonces la noche es i ual a once partes! pero el d#a es solo i ual a siete. Entonces el 1ol va desde la se unda ?uerta donde el est" establecido! retorna al Este por la primera ?uerta por treinta y un d#as! este se establece en el +este en la primera ?uerta! la noche es entonces doce partes y el d#a es seis. Entonces el 1ol, habiendo completado el circuito, retorna una 1e unda )e% a través de su es8era en la primera puerta! este entra a través de treinta d#as, y se establece en el +este en la parte opuesta de los cielos! en ese per#odo la noche es de *uevo acortada, esta consiste sino de once partes, mientras $ue el d#a es de siete! entonces el 1ol entra en la se unda ?uerta del Este, levant"ndose y estableciéndose en su circuito por treinta d#as! entonces la noche es de *uevo hecha m"s corta! esta lle a a ser die% partes, mientras $ue el d#a es de ocho partes. Entonces el 1ol va desde la se unda ?uerta y se establece en el +este, se levanta en el Este en la tercera ?uerta por treinta d#as! entonces la noche lle a a ser acortada de *uevo! esta no es sino nueve partes! el d#a es también nueve, y la noche y el d#a son i uales, y el aEo entero tiene trescientos sesenta y cuatro d#as. ado y la noche acortada, durante la marcha del 1ol atr"s y adelante, y esta es la ley de :$uél Grande 99 y Eterno (eón 9; el cu"l &ios ha ele ido para siempre. Y sus nombres son :ri:re%, 1ur, y /amu%.

1#. :s# el d#a es diariamente alar
SOBRE LOS METEOROS. 2=. 22. 2'. 2@. 25. 26. 2;. '=. '2. Estas cosas Kl me Mostró,

21. :$uél -n

el del 1eEor de Esplendores! ;= (a Institución del cielo en los cielos, Y en los mundos $ue est"n debajo de los cielos.
;<

24. &oce ?uertas $ue se abren a los circuitos del Aarruaje del 1ol!
Y desde las cuales los rayos del 1ol son emitidos! &e estos rayos el calor procede! &oce ?uertas también he visto en el cielo,
;2 y las Estrellas, Y todas las (uminarias del cielo vienen, &e acuerdo a sus tiempos de levantarse y establecerse. ;'

28. : través de las cuales el 1ol, la (una,
Y la distribución de variados vientos,
;,

31. :ll# también he visto meteoros secretos, 33. Y los misterios de 0oc#os 34. (as cavernas del Grani%o,
'@. '5. '6.
88 89

y *ubes ;@

las *ieves,;6 (as mansiones de las nubes, (a eJtraEa nube, misma 7ue llenó todo el espacio
;5

Ver III;1" Vers. 4- ! A !0- III;!4- VII;1-13- )II;100< )III;!< )VI;101- )VII;#- )VIII;5#- ))I;55< Esd.)I;3"- )II;31< Tom.8< (en.4#;#< De%t.23;24- 24;#- 33;20-22< J%e.14;5-#-18< 1&e.13;1-34< Job 28;8< Prov.28;1- Ecl.#;4< Isa.5;2#- 30;!- 31< Jer.4;"- 5;!- 12;8- 4#;1#50;44< 51;38< Lam.3;10< E e. 1;10- 1#<3-!- 41;1#< /s.5;14- 11;10- 13;"-8< !m.3;4-8-12- 5;1#< M"#.5;8- $ac.11;3< !+.4;"- 5;5- 10;3 90 Ver I);33 91 Vers. . 92 Vers. 3# 93 Ver ))I);!1 94 Ver III;13" 95 Ver III;1 96 Ver );3"- ))I;44< Job 38;22< Sal.18;12-13- "8;4"-48- 105;32- 148;8< Isa.28;2-1"- 30;30< E .13;11-13- 38;22< Ha'.2;1"< !+.8;"1!;21< 1En.)IV;"- 8< )LI;4< L);1"< L)I);23 97 Ver V;24- )VIII;""- ))I;44- ))I);14"

24

ENOC 3

'9.

:ntes $ue el Bniverso destellara.

SOBRE LA LUNA.

3#. El mecanismo de la (una, y sus 8ases, 40. 1u nacimiento siempre renovado
;9 ;;

,<. ,2. ,,. ,@. ,5. ,6. ,;. @=. @<. @2. @'.

&esde la oscuridad a la lu% cristal 1u inalterable procesión ante 1ol,<== *unca errando en su senda, 3rillando como una l"mpara a los mortales En obediencia al 1upremo 1eEor Yo me entreme%clé en su misteriosas órbitas! Ella encamina al puro, un esplendor ?ero al inicuo da oscuridad! ?ara estos, a.n el 1ol no brilla 1u órbita no es sino una niebla de vapor. CAómo pueden a$uellos $ue est"n cie os para &ios,
<=<

43. Aomo ella va delante del Gi

48. (os ciclos $ue ella completa por d#a y por noche!

54. ?ercibir la Gloria de su 1iervoD 55. &ios ha separado la (u% de la +scuridad!
@5. @6. @9.

<=2

Bna ardiente %ona las divide! (os esp#ritus $ue se deleitan en cada uno, permanecen en cada uno! *in uno puede pasar esa %ona siempre ardiente
<='

5#. Y Kl dijoI Cconoces tu, oh Enoc, $uién puede ser este 1olD !0. CY $uién esta (una blanca brillanteD. El (eón brilla, pero el 3lanco
<=, <=@

5<. 52.

<=5 ?ostrero es todo amor &el 1ol procede todo lo $ue es divinoI amor y lu%, y calor y belle%a. Estos 8luyen en todos los lu ares, en todas las naturale%as, en todas las esencias, en todas las 8uentes de estrellas.

!3. Aon estos son llevados en A#rculos de (lamas, los (#deres de las die% mil clase de estrellas. !4. Aonsiderando estos, el hombre erra randemente! ellos no conocen su verdadera naturale%a, ni lle
5@. participar del brillo del 1ol. 3enditos son a$uellos $uienes reciben de eso! $uienes brillan y arden y son coronados. ret#rate al &esierto! <=6 en las MontaEas con cavernas, recluye tu alma.
98

aa

!!. Y Kl dijoI CFas t. escuchado de los caminos a través de los cuales El Espléndido saleD. 3usca, medita,
Vers. "- 28- !0- I;34- 80- 81- V;3- 13- !"< I);3!< )III;5"< )VI;1#- #!< )I);52< ))III;#0< ))VII;"#< ))VIII;"#- #1< ))I);21< )));1#8< 1En. VIII;3< )LI;5-8< L);12< L)I);20< L))II;3- 3"< L))III;1- "< L))IV;1-1"< L))V;3- !< L))VIII;1-1"< L))I);3< L)))II;8< L)))III;11< C;10< 2En.)I;1-2< )VI;1-3< )I);1< ))III;1< )));4-5.Esd. III;4- IV;45- VI;4- De%t.33;14< Salm."2;""4;1!- 81;3- 8#;3"- 104;1#- 13!;#-148;3- Ecl. 12;2- Cant. !;10< Isa. 13;10- 24;23- 30;2!- !0;1#-20; Jer. 8;2- 31;35< E . 32;"< /s. 5;"< Joel 2;10-31- 3;15< Hab. 3;11< Mat. 23;2#< Mar. 13;24< L%c. 21;25< Hec). 2;20< 1Cor. 15;24< !+oc. !;12- 8;12- 12;1- 21;23. 99 Ver III;11!-11# 100 Vers. 3 101 Isa. 50;10 102 2En.))V-))VI< Tom. 8#;32<Valent"no )))V;10< !rabe VII;30 103 Vers. 3 104 Vers. 3# 105 Vers.1# 106 Vers. 4 107 .En.I;"!-82< II;13-3"< III;53-54< IV;!!< VIII;12< )VIII;32< ))III;40< Esd.I);24-2#< 1En.)VIII;12< ))VIII;1-3< ))I);1< L);8-#< L)I;5< L)))I);28- "5< Esd.III;3< V;!< I);24- 2!< );3- 32- 51-54< )I;3"< )II;31- 51< )III;5"< )IV;3"< )VI;!0< A?E297:4 I;1"- 22<

25

ENOC 3

Tom.88-8#< E*.3;18< 4;2"< 5;1- 3< ";1!< 8;2"-28< 14;3- 11-12< 15;22< 1!;2- 14- 32< Lev.1!;10-22< De%t.2;"< 8;2< 8;15-1!< Job 28;4-8< 38;2!< Sal.2#;8< 55;"< !3;1< !5;12< !8;"< "2;#< "4;14< "8;15- 1#- 52< 10!;#< 10";35< 13!;1!< Cant.3;!< 8;5 Isa.21;13-14< 32;15-1!< 35;1!< 40;3< 41;18-1#< 42;11< 43;1#-20< 51;3< !3;13< !4;10< Jer.#;2< 31;2< 50;8< E e.20;10- 35-3!< 34;25< /s.2;14< 13;5< Mat.3;3< 4;1< 11;"< 15;33< Mar.1;12< Jn.1;23< 3;14< 1Cor.10;5< Heb.3;8< !+.12;!- 14

2!

ENOC 3

CAPITULO V. - S1F54 C= =?=57:782 94C S1C A C= LD2=

SOBRE EL SOL Y LA LUNA

1.
2.

2Fermoso eres tu, oh 1ol4 <=9 1in embar o no me inclinaré a ti en adoración. Y tu, (una,<=; eres hermosa en verdad! *o obstante mi alma no adorar" tu circulo. Yo los he visto temblar en la lu%, Aomo si 8ueran Ariaturas vivientes! :.n yo sé $ue son ministros solamente, Y $ue &ios es su maestro divino. Kl ser" mi soberano! :nte su trono yo me humillaré. *o adoraré el esp#ritu del :rco Iris, El $ue est" siempre cerca y con el 1eEor.
110

3. 4.
@. 5. 6. 9. ;. <=. <<. <2.

13. ?ero tu, oh (una eres su pedestal, 14. Y tu, oh 1ol , no eres sino su velo, 15. Ella te arroja a ti alrededor de ella, semejante a un manto
<<<

<<2

<5.

C:doraré un vestidoD
<<'

1". En la m#stica :rboleda veo un altar 18. Este es el sa rado altar del ?adre
<;. 2=. 1obre él pondré mi cora%ón, Y a él solo me inclinaré en adoración.
<<, 8inas como el aire! y en el centro de las mismas el 1ol! y dos :rco Iris alrededor del 1ol! y a.n un tercer :rco Iris en el sector opuesto. ?ero en los eJtremos 8inales de los dos <<@ :rco Iris, el 1ol central 8ue re8lejado tan brillante, $ue la intensidad de lu% y dorado esplendor hi%o tres 1oles116, cuando en realidad no hab#a sino uno.

21. Y yo vi una Gloria de (u%! nubes

CABALLOS BERME-OS.
C#$%&'&' (#) 1E)#( LI*

22. 2Y as#4 Bna visión de caballos rojos-8ue

o!117

108 109 110

Vers. 14-21-!2- IV;3 Vers 13-!"- IV;3# Vers 3-!"- IV;3# 111 Ver IV;3 112 Ver I;"!-"# A 81 113 Ver III;11"- II;38 114 Ver III;1 115 Ver )III;83 116 Ver V;84-#! 117 Ver )II;31- ))I);132- )));4!< !+.!;4

2"

ENOC 3

23. Ellos pasaron sobre mares de a ua 24. En 0oc#o, en (luvia, en Felada,
119 120

<<9

2@. 26. 2;. '=. '2. ''. '@. '5. '6. ';. ,=. ,<. ,2.

en *ieve,122 1emejante a meteoros de (u% ellos relumbraron!
121

2!. (as montaEas no los detuvieron,
Ellos desple aron alas! ellos volaron!
<2' en sus oscuros pies, Y en sus ojos estrellas como 8ue os. Escuché sus nombres. <2,

28. /ruenos

31. (as ?lateadas ?uertas de las nubes 34. Kl me mostró los secretos

se abrieron de par en par!

Y hacia abajo en los pe$ueEos valles ?asaron como r#os de llama.
125 de las (uces, Y los juicios $ue car aban sobre sus alas, Ellos iluminan para una bendición, &e acuerdo a la voluntad del 1eEor de la Esencia. <25 me 8ueron revelados! Auando ellos muelen como en un mortero sobre los cielos, Auando las nubes de la noche huyen delante de ellos Y el sonido de su ira es escuchado. 1u vo% es para pa% y bendición,

38. (os secretos de los /ruenos

43. Y también para juicio de acuerdo a la (ey, 44. Auando el culpable escuche y entienda esto,
,@. 1e esconder"n en cuevas y a ujeros.

4!. &ivinamente hermoso es el eJamen de los cielos,
EL ANCIANO

4". Y de los esplendores
,9. ,;. @=.

<26 $ue iran all# dentro! Fermoso en su majestuoso orden, En su variado y majestuoso curso, ?or su belle%a y orden son derivados 128

51. &e :$uél, $ue es el ?rimero,

118 119

Ver )));#"-112 Ver III;13" Ver I;2502!- )I;!- )VI;5"- )VIII;!- ))I;44- ))VI;5- ))I);111- Lev. 2!;4< De%t. 11;11-14-1"- 28;12- 32;2- 1&ey. 8;35- Job 28;2!38;28- Salm. !8;#- "2;!- 84;!- 135;"- 14";8< Ecl. 11;3- 12;2< Cant. 2;11- Isa. 5;!- 30;23-30- 55;10< Jer. 3;3- 5;24- 10;13- 14;4< E e. 13;11-13- 22;24- 34;2!- 38;22< /s. !;3< Jo. 2;23- !m. 4;"< Ha'. 1;10< $ac. 10<1-1"< Mat. ";25-2"< 121 Ver ))I;44 122 Ver IV;34 123 Ver ))I);"3 124 Ver III;1 125 Vers.38- 54-55- !!< ))I);!1 126 Ver ))I);"3< 1En.)LI;3 127 Ver I);33 128 Vers.!!< )III;42
120

28

ENOC 3

52. El Bno, 1upra Aelestial Lue o, 53. El :nciano del tiempo anti uo.
@,. &espués yo vi cada secreto,
<'<

<2;

130

ESPLENDORES OCULTOS Y SECRETOS

55. &e los oscuros Esplendores $ue est"n ocultos! 5!. Aomprend# las 8uentes de a$uellos rel"mpa os
@6. @9. @;.

<'2

<''

(os $ue bendicen y 8ertili%an mientras resplandecen! /res veces bendecidos son, Bds. Esp#ritus puros de la /ierra,

!0. ?ara $uienes un conocimiento de a$uellas hermosas cosas, !1. Fan sido preparadas por su ?adre y 1eEor!
134

52. 5'. 5,. 5@.

Bds. EJistir"n en la (u% del 1ol, En los rayos de eterna vida, Auyo destello brillar" por las edades Aon una Gloria $ue nunca 8alla.

OTRO ESP.RITU.

!!. Entonces +tro

135 Esp#ritu $ue prose u#a conmi o habló y me mostró el primero y el .ltimo secreto, 136 los misterios de los cielos arriba! los misterios de la /ierra abajo, y el principio de /odas las Aosas, 137 y como los Esp#ritus de los Aielos son divididos, y los Esp#ritus $ue obiernan los vientos, y como los vientos son contados por &ios, cada uno en proporción a su 8uer%a y eJcelencia. 138 y como su crecimiento es re ulado! y Kl me reveló el nombre $ue ella lleva entre los inmortales! el primero <'; es :sonya! el se undo Ebla! el tercero 3enasi, y el cuarto Erae. Y me narró las divisiones de las Estrellas en orden, y sus nombres, y los ran os de cada división. Me mostró como los rel"mpa os destellan, y como las nubes 140 obedecen instant"neamente! y la silente pausa de los truenos <,< y la ener #a del nuevo rayo despierto. El trueno y el rel"mpa o son uno, no obstante ambos son dos 8uer%as! no se mueven con un .nico esp#ritu, aun cuando ellos estén indisolublemente juntos. ?or$ue cuando el rel"mpa o destella, entonces verdaderamente el trueno suena! Y los Esp#ritus u#as se pausan y descansan, hasta $ue el espacio de tiempo es pasado.

!". Kl me mostró la 8uer%a de la (u% de la (una,

59.

!#. Kl me mostró como cada uno es restrin

ido como con un 8reno, y es impelido por la 8uer%a del Esp#ritu, el cual los barre sobre las poderosas es8eras, como una Llecha 142 soltada desde el :rco. 143 elevadas! 1era8ines y +8animes de lu%! puros y ardientes Ahasmalimes de estrellada 8ormaI :sarimes e Isarimes. Ellos eran mir#adas e innumerables millones. 1us canciones y m.sica llenaban el Bniverso. Mares de luces 8lu#an ante m#, lejos en el eJtendido espacio! océanos con torres y espiras y obeliscos sobre costas de blanco nieve.

"0. Y yo vi como si 8uera un brillo siete veces mayor, :ncianos 1antos! 7uerub#nes con las :las de Gloria
6<.

129 130 131

Ver I;2# Ver I;33 Ver I);33 132 Ver )V;"" 133 Vers 54-!#- 11!< Ver I;25- III;158< I);3"< )II;2#< )III;4"< )VI;82-1!1< )VII;34< )VIII;41-4#< )I);12-53< ));8-#0-15"< ))I;43< ))II;101< ))IV;28< ))VII;!"-8"< ))I);28-"4-#1-148-152< )));3-15-38-80-#2-131. 134 1Cor.2;#< Isa.!4;4< DyC 121;2!-33 135 Ver ));3 136 Vers.51< )III;42< ))I);!1 137 Ver III;10" 138 Vers. 3-13- IV;3# 139 Ver )III;42 140 Ver III;1 141 Vers.!"-!8< ))I);"3 142 Ver 6 8"- III;1!2- )II;42- )I);10- ))VI;#- 12-13- 3#- )));3# 143 Vers. 8"- ))VI;12< Salm.";12- 18;34- 21;12- !0;4< Isa.41;2< Lam.2;4- 3;12< /s.";1!; Hab. 3;#< $ac. #;13- 10;4< !+.!;2

2#

ENOC 3

EL LIBRO DE MI PADRE.
62. &espués de esto él me dio seEales!
144

"3. Fi%o conocer s#mbolos y secretos "4. &e toda la sabidur#a escondida "5. En el (ibro de mi ?adre,
<,5

145

65. 66. 69. 6;.

Y en las m#sticas par"bolas, &el Esp#ritu todopoderoso! C7uién hay cuyo cora%ón no se ablande, Auya naturale%a no es turbada por estas cosasD

LA TR.ADA.
9=. 9<. 2(u% del Bniverso4 CAu"ndo me retornar"s a tiD
147

82. CAuando volveré a los anti uos lu ares, 83. (a Enramada N ?ara#so del primer :morD 84. :ll# la poderosa /r#ada de 3elle%a,
148 150

149

9@. 95.

3rilla en blanca resplandecencia! :rmada en la (u% diamante de los Aielos!
151 152

8". Aon :rcos y Llechas de rayos dorados. 88. :lrededor del altar de Lue o
<@'

9;. ;=. ;<. ;2. ;'. ;,. ;@. ;6. ;9. ;;. <==. <=<.

(evant"ndose en la niebla del +céano, (avados por die% mil oscurecedoras olas, Ellos se inclinan, ellos oran, ellos cantan! El :rco Iris se eleva sobre el +céano! ?ero el Esp#ritu brilla en amabilidad, (as olas saltan con plata en sus crestas! Ellas respiran deleite y pa% por do$uier,
154

#!. Bn himno se eleva de la Aélula M#stica,

(a canción de Fu, el 1eEor del Bniverso, Este impele como si 8uera con vehemente 8uer%a, Bna in8luencia a través de todo lo $ue vive, 1us naturale%as olpean con la ener #a del 8ue o! Ellos se hinchan con o%o y con una calma 1abidur#a!
155

102.Y circulan en torno a la ?iedra 3lanca
<='. Auya 8a% es el espejo del Esp#ritu.

de ?oder,

104.+h poderoso,

156 pe$ueEo 157 como la mota! <=@. +h Glorioso, m"s rande $ue el Bniverso! <=5. *uestro 1eEor, nuestro &ios, nuestro misterioso ?adre <=6. En ti solamente pondremos 8e.

144 145 146

Ver ))I);!1 Ver I);32< );10< )III;35- )V;""< ));1!- ))I;11- ))V;!0 Ver ))I);10# 147 !d1n. )V;"1 148 Ver VIII;23- ))I;55- ))II;#0< D "an 46>. I-V 149 !+. 2;4 150 Vers.#!- )III;#!< )VI;85< D "an 46>. I-V 151 Vers. !# 152 Ver V;!# 153 Ver I;2# 154 Ver V;84 155 !lma 3";23< ))II;104 156 Ver I);34-3" 157 1En.)CVI;2

30

ENOC 3

<=9. /u eres vida! tu eres (u%! <=;. /u 8orma es (u% de 1ol transl.cida! <<=. 21eEor de las : uas4 21eEor de los Mundos4

111.El Grande,

158

El :nciano, 159 El In8inito.

<<2. Y yo vi una sa rada visión en los cielos

113.Y él dijoI C7uién ir"D 114.Y un estruendo de /ruenos
160 <5'

<5< respondióI <<@. El Bniverso 8ue envuelto en ce adora llama,

11!.Estremecido en el dominio de los rel"mpa os, 11".Escuchen, escuchen, dijeron los /ruenos, 118.(a 0ama del 1eEor es hermosa!
164

<52

<<;. El no conoce cambio, <2=. 1i no $ue su 8ruto es una eterna loria.

158 159 160

Ver III 1" Ver I;33 Ver ))VI;1< !br. 3;2"; Isa. !;8 161 Ver ))I);"3 162 Ver V;5!-!# 163 Ver )VI;1-4 164 Ver VI;4- ))VI;4

31

ENOC 3

CAPITULO VI. - D74G >74B?16. - P57B45 6=CB1.

LOS 10 TIEMPOS.
/C#$%&'&' (#) 1E).*CI010+19 1 *CIII01+102

<.

Y escuche a uno hablarI En el séptimo del primero <5@ Kl nació, mientras el 1anto y el >usto lo esperan 166 con paciencia. ?ero después de él, en el se undo, ran ini$uidad se levanto, y el 8raude se desarrolló.167 (ue o, en el tercero, un Fombre del -rbol <59 de ?ure%a, es hecho mani8iesto! (a 0ama 169 de este 8lorecer" <6= para siempre. 1i uiendo, en el cuarto, visiones del /odopoderoso ser"n vistas! (a orden de eneración tras eneración. Entonces, en el $uinto, (a Aasa de Gloria y de ?oder ser" levantada por siempre. En el seJto, habr" oscuridad, y en este un hombre ascender". En el séptimo, los justos recibir"n una espada <6< para ejecutar juicios sobre el inicuo. En el octavo, El ?uro ser" ele ido del -rbol <62 de Eterna Fermosura. En el noveno, la vir inidad de los >ustos ser" revelada al mundo entero. En el séptimo del décimo, un eterno juicio ser" ejecutado! los cielos se desarrollar"n en medio de los "n eles. (as estrellas de 1hesti Matri ser"n reveladas. Y un lar o intervalo pasar", y 8ul or espasmódico.
<6' un nuevo cielo aparecer"! todos los poderes del M"s :lto brillar"n con siete veces el esplendor, lustrosos como serpientes de 8ue o.<6, (a Aasa del 0ey ser" construida para siempre. (a )o% cesó.

2. 3. 4.
@. 5. 6.

8. #.
<=. <<. <2.

13. El anterior cielo desaparecer",
<,. <@.

EL REY DE LA TIERRA SURGE <5. <6. <;. 2=. Y yo me eJtravié en asombró! la oscuridad del misterio sobre mi alma y esp#ritu! y no podr#a hablar. (ev"ntate, sur e, oh 0ey de la /ierra! uila!<6@ 0emóntate en la divina presencia! *o pienses, como los mortales piensan.
<65 de dorado esplendor! En niebla de llamas! en un éJtasis! )i el espléndido destello de los 1era8ines.

18. AiEe tu esp#ritu con el -

21. Yo me levanto en las nubes
22. 2'.

165 166 167

Ver )III;42 Ver ));110-111 2Ne.2!;24 168 Vers #- III;11" 169 Ver V;118- ))VI;4 170 Ver I;81 171 Ver )II;33-41- )VI;3!-3#- )I);11- ));132-14"- ))IV;1"- ))VI;33- ))VII;#1-#!- ))VIII;##- ))I);42-88< 1En. )VII;3L)II;12- L)III;11- )C;1#- )CII;11-12< Esd.)VI;4< De%t. 32;41< 1Sam. 1";50-51< Job 1#.2#< Salm. 3";14-15- 45;3< Isa. 34;!- 41;24#;2- !!;1!- E e 21;1-32< E,. !;1"- Heb. 4;12< !+. 1;1!- 2;12-1!- !;4- 1#;15-21< 172 Ver III;11" 173 Ver )VI;4# 174 Ver I;2# 175 Ver )II;13- )III;!- )VIII;1!-#5- )I);5!- ));"!- ))VII;5#- ))I);#-53-1""< De%t. 32;11< Job 3#;2"< 103;5- Jer. 48;40- 4#;22< E e. 1;10- 10.14- 1";#< !+. 4;"- 8.13- 12;14 176 Ver III;1

32

ENOC 3

2,. 2@. 25. 29. 2;. '=. '<. '2.

2Lelices4, 2+h4 Au"n 8elices son a$uellos, 7ue ven estos ?alacios de Gloria! +ndeando, rodando en un remolino de llama, o.<66 El (uminoso da (u% : todas a$uellas espléndidas es8eras! FB N M:Y: N(BA. Yo ca# sobre mi rostro en temor, Y cuando unos mil aEos pasaron,
<69

2". Aon la espléndida espuma de 8ue

33. El ravó sobre mi muslo. 34. Aomo una *ube de /rueno,
'@. EL PRIMER SALMO. '5. '9. ';. ,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,6.

<6; el Auervo pasó, ?ero su pico dejo caer san re.

&a racias al 1eEor, invoca su *ombre!
<9=

3". Fas conocer sus hechos entre el pueblo!

Aanta a él! canta salmos a él, Aomenta de sus asombrosas obras! Glor#ate en su *ombre 1anto! &eja $ue se re ocije el cora%ón de los $ue buscan al 1eEor. 3usca al 1eEor y su 8uer%a! 3usca su 8a% continuamente. 0ecuerda sus maravillosas obras $ue él ha hecho! 1us maravillas y los juicios de su boca! Kl es el 1eEor nuestro &ios! 1us juicios est"n en toda la tierra
<9<

48. 1e cuidadoso siempre de sus convenios, 4#. (a ?alabra $ue él ha mandado a miles de 50. &iciendoI *o to$ues a mis Bn idos 51. Y no ha as daEo a mis pro8etas.
<92 <9'

eneraciones,

@2.

Y cuando ellos 8ueron de nación a nación,

177 178 179

Ver I;2# Ver ))I);15# Ver ))I);"3 180 Vers. 58< Salm. #;11- !4;#- 145;4< DyC !5;4 181 Ecl. 5;4 182 Ver I;54 183 Sal. 105;15

33

ENOC 3

@'. @,. @@. @5. @6. @9. 5=. 5<. 52. 5'. 5,. 5@.

Y desde un reino a otro pueblo, Kl no soportó $ue nin .n hombre cometiera errores con ellos, 1i, él reprobó reyes por su causa. Aanta al 1eEor, toda la tierra, Muestra su salvación de d#a en d#a, &eclara su Gloria entre las naciones,
<9, es el seEor, y Grande para ser alabado, Kl también es temido m"s $ue todos los dioses! Gloria y honor est"n delante de su presencia! Luer%a y ale r#a est"n en su lu ar! &a al 1eEor, los reinos del pueblo, &a al 1eEor loria y 8uer%a, &a al 1eEor la loria debida a su *ombre, <9@

5#. ?or$ue Grande

!!. :dora al 1eEor en la 3elle%a de la 1antidad.
56. 59.

En otro tiempo 8ueron como esp#ritus delante de él, &estellando en la belle%a del 1ol,

!#. ?ero ahora son una ra%a ca#da.
6=. 6<. 62. 6'. /u suspiras detr"s de los tronos dorados, /iembla, tu tierra, El mundo también y todo lo $ue est" en él! :lé rense los cielos, re oc#jese la /ierra!
<95

"4. 7ue todo hombre di aI El 1eEor reina! "5. 0uja el mar y la plenitud del mismo,
<96

65. 69. 6;. 9<. 92.

0e oc#jense los campos y todo lo $ue est" en ellos.
<99 del 3os$ue, <9; Aantar"n y ritar"n a la presencia del 1eEor! : causa de $ue él viene a ju% ar la /ierra,

"". Entonces los -rboles

80. Y dar el Esplendor a los Fijos de la )erdad.
2+h4 &a racias al 1eEor, por$ue él es bueno, ?or$ue su misericordia permanece para siempre.

184 185 186

Ver III;1" Sal. 2#;2- #!;#- 110;3 Ver III;103- )II;!- ))VII;55- DyC 1;35-3!- 38;21- 4#;!- !0;4- !5;5- 82;5- 8!;3< Sal.4";8- #3;1- #!;10- #";1- ##;1< Isa.52;" 187 Ver )));#"-112< Sal.#!;11< #8;" 188 Ver III;11" 189 Ver II;23-38

34

ENOC 3

35

ENOC 3

CAPITULO VII - P=C=F5=6 ?=5= C16 HD6>16 94C 9I= J72=C

3!

ENOC 3

C#$%&'&' (#) 1E)#( 1

(a palabra revelada a Enoc. Bna bendición al puro $uién eJistir" en los d#as de tribulación! pero al inicuo e indi no esta le ser" de ?iedra de /ropie%o.<;= Yo Enoc estaba con &ios! yo pre unte y hablé con él, mientras mis ojos estaban velados, a.n cuando estaban abiertos! y mientras yo vi tantas visiones en los cielos. Estos los divinos, mostraronI los dioses (eón.

1.&e ellos yo aprend# /odas las Aosas!
2.?or ellos 8ui llenado de entendimiento!

191

3.Yo vi (as Aosas $ue no son ahora,
,.1i no $ue lle ar"n a suceder en d#as 8uturos, @.En eneraciones $ue todav#a est"n por ser 5.Auando el Fijo del cielo brillar". 6.?or ellos yo hablé, y converse con a$uellos 9.7uienes saldr"n en loria desde su habitación!

#.El 1anto y el ?oderoso, 11.En d#as subsi

<;2

<=.(os obernadores de la es8era del hombre. uientes ellos se sentar"n en 1ión, <2.Y convocar" sus huestes alrededor de ellos.

13.Ellos se har"n mani8iestos en la Luer%a del (eón,
<,.En la majestad del poder de los cielos, <@./odos ser"n maravillados! <5.(os hijos de la +scuridad ser"n aterrori%ados! <6./emor y temblor les sobrevendr"! <9.Ellos ser"n esparcidos hasta los 8ines de la tierra. <;.(a altiva montaEa ser" atribulada, 2=.Y los cerros ser"n abatidos con ver Oen%a!

<;'

21.1e disolver"n como un panal de miel en el 8ue
22.(a tierra del hombre ser" abrumada,

o!<;,

190 191 192

Ver ))II;104< Isa.28;1! Ver III;10" Ver I);34-3" 193 Vers.1- IV;1# 194 Ver )II;42< )VI;30- #4< ));142< I;2#< )III;1< )));#8 1En.))III;2-4< 2En.))I);1-2< Esd.VIII;88- 22< )III;4- 38< Tom.11- 141"- 5#- 84< 1Ne.22;1"- 2Ne.15;24- 1#;5-18-1#- 20;1!-1#-34< Morm.#;5< E*.12;8-10< 1&e.18;24< Sal.3";20< 50;3- !8;2- 83;13-14- #";3< Isa.#;5-1#- 10;1!-1"- 2!;11- 2#;!- 30;2"-30- 31;#- 33;11-14- 40;1!- 42;25- 4";14- !4;2- !!;15-1!< Jer.4;14- 5;14- 11;1!- 15;14- 21;12-1422;"- 23;2#- 4#;2"- 50;32- 51;58< E e .1#;12-14- 20;45-4#- 21;31-32- 24;10- 30;8-1!< /s.8;14< !m.5;!< !b.18< M"#.1;4-"< Na).1;!< Hab.2;13<So,.1;18- 3;8< $ac.#;4- 11;1- 12;!- 13;#< Mal.3;2-10< Mat.3;11-12- ";1#- 13;40-50< Mar.#;4#< L%c.3;#-1"- 12;44-55< Jn.15;!< !+.8;5- 1";1!- 18;8.

3"

ENOC 3

2'.(os hijos de la carne $ue est"n en ella morir"n, 2,.Y el juicio ser" pronunciado en vo% alta!

25.1i, a.n los justos ser"n puestos a prueba también! 2!.1er"n pesados en la balan%a de &ios,
<;5

<;@

26.?ero para a$uellos 8inalmente el para#so ser" abierto! 29.Ellos pertenecer"n a &ios, y ser"n 8elices en su (u%!

2#.Y los esplendores del Fermoso de los cielos, 30.(os abra%ar"n en derredor dentro de su Airculo.
<;6

31.Mira, Kl viene con miles de 1antos, 32.?ara ejecutar juicio sobre el inicuo!
2==

<;9

199

''.?or sus cr#menes el pecador su8rir"! ',.Y el de animo carnal ser" cubierto con con8usión. '@.(as 8ronteras del Bniverso relampa uear"!

3!.(a vo% de /ruenos ser" escuchada! 3".Y rayo sobre rayo redoblado en medio de la oscuridad,
2=<

'9./esti8icar" la presencia de El 1anto.

195 196 197

1Pe. 4;18 1En.)CI;"< Mar.4;24 Ver I);33 198 Ver );14 199 J%d. 14-15< 1En.1;# 200 Ver ))I);"3 201 Ver )VI;1-4

38

ENOC 3

CAPITULO VIII. - R4213=:782 S4@D5=.

C#$%&'&' V3'4 11+12 (#) 1E)#( II 5 V3'4. 13+16 (#) 1E)#( III 5 V3'4. 17+20 (#) 1E)#( IV 5 V3'4. 21+29 (#) 1E)#( V

<./odo lo $ue est" en los cielos conocen el orden de los cielos. 2.(as estrellas no se apartan de sus órbitas! '.Ellas se levantan y se establecen en el momento $ue le es marcado!

4.Ellas no desobedecen el mandamiento de :$uél $ue obierna. 5.(as :ltas Inteli encias miran hacia abajo sobre la tierra,
5.Y ven las cosas $ue son hechas en ella!

".Ellas marcan el avance y retroceso de la marea de eventos,
9.&esde el principio hasta el 8in del 8in, ;.Y cada mani8estación del 1upremo 1er <=.Es invariable en su per#odo de aparición,

11.Aomo el verano si ue al invierno, 12.Aomo la nube y el 0oc#o re8rescan el desierto, 13.Auando los -rboles se marchitan y las hojas se caen,
2=2 2=' 2=, 2=@ 2=5

<,.Y lo hermoso parece una ima en de decadencia,

15.:.n ellos saben $ue todo ser" renovado, en tiempo
<5.Y $ue la nueva 8loración retoEar", <6.Y cuando los d#as del verano lle uen, <9.Y bus$ues una sombra para los ardientes calores, <;.Y no puedas caminar sobre la reseca tierra, 2=.*i sobre las rocas a causa del ardiente resplandor!

21.Entonces los -rboles reponen sus hojas, 22.1us verdes ramas producen 8ruto y sombra, 23.Y la 8resca y sombreada Enramada de delicias 24.1uceder" a las secas ramas del invierno.
2=6 2=;

2=9

2@.Kl $ue vive por siempre hace estas cosas!

2!.Ellos son 1u +bra

2<= en tanto los A#rculos iran.2<< 26.Ellos son supervivientes para &ios y ellos son inmutables también, 29.?or$ue as# como él lo ha decretado, a.n as# ellos vendr"n. 2;.Aomo los r#os 8luyen hacia los mares, desde a8uera de los mares, '=.:s# 8luyen los aEos hacia los ciclos de los aEos.

31.:s# como los mares re8luyen en los r#os desde los r#os, 32.:s# los ciclos se entreme%clan en los aEos de *uevo Aomien%o.

202 203 204

Ver .III;11"< VIII;11-24< ))VIII;131 Ver III;13" Ver IV;!! 205 Vers 21- III;11" 206 DyC 135;! 207 Ver ))I);"0 208 Ver V;83 209 Vers. 11- III;11"< ))VIII;131 210 223455;4 211 D "an E6>.III

3#

ENOC 3

40

ENOC 3

CAPITULO I). - C=I9= 94 C16 $7H16 94 D716 - L16 @7@=2>46.

41

ENOC 3

CAIDA DE LOS ,I-OS DE DIOS.
/C#$%&'&' (#) 1 E)#( VI2

1. 2.
'. ,. @. 5. 6.

Esc.chame, oh Fombre, óyeme en $ue manera has pecado, y como te alejaste de la 1enda recta, la cual el Fijo de &ios te mostró. En la maEana de la /ierra hubo belle%a! En la maEana dorada de (os :ncianos, cuando la ra%a de mortales nace nuevamente, 8loreció 2<2 como -rboles 2<' en verano. ?ero después $ue (os Fijos de la /ierra se hab#an multiplicado, y sus hijas parecieron hermosas a la vista, entonces (os Fijos de los Aielos,2<, miraron sobre ellas, y lle aron a enamorarse de a$uellas bellas mujeres. 0elincharon como caballos. Y se dijeron unos a otros, vayamos y de a$uellas tomemos esposas para nosotros. C*o somos los hijos ele idosD CY no hacemos se .n lo $ue le parece bien a nuestro cora%ónD Entonces debatieron si debiesen renunciar al mandamiento sa rado, pero resolvieron hacer as#, y contraer matrimonio con las hijas de a$uellos $ue renunciaron a &ios. Y su l#der, 1am-Ia%a, les dijo C*o ser" $ue al uno de Bds. se arrepienta y abandonando su je8e traicioneramente, lle ue a suceder $ue yo solo su8ra la muerteD ?ero ellos respondiendo le dijeron. >uramos y nos obli amos como uno en conjunta maldición, $ue no cambiaremos de nuestro propósito, sino $ue haremos las cosas $ue hemos jurado hacer. Y todos ellos hicieron juntos un juramento, y se obli aron as# mismo como uno por mutua maldición descendieron, en n.mero de doscientos sobre :rdath, la cual est" cerca al Monte :r
2<@

8.

y

LOS GIGANTES.
/C#$%&'&' (#) 1 E)#( VII2

#. Y las mujeres $ue tomaron dieron a lu% Gi 10. Fombres poderosos y terribles.
2<5

antes,

<<. <2. <'.

Y estos i antes en endraron los *e8ilim. Y de los *e8ilim nacieron los Eliudi. Muy rande era su n.mero.

ENSE"AN6AS DE LOS CAIDOS
/C#$%&'&' (#) 1 E)#( VIII7 L*V06+118 L*I*01+162

<,. <@.

Y se enseEaron a s# mismos y a sus mujeres también, ?ociones, encantamientos y artes m" icas,
2<6

1!. Y /odas las Aosas y pensamientos de 1atan"s. 1". Y :%ael hi%o espadas y pecheras,
2<9

<9. <;. 2<.

Y 8undió metales de la tierra, Y 8abricó para las mujeres oro y plata,
2<;

20. 7ue llevan adornos como las rameras.
Y a pulir piedras,
212 213 214

Ver I;81 Ver III;11" (-n. !;1-2 215 Hel. !;21 216 (-n !;4 217 Ver )V;1-23 218 1En. VIII;1 219 Ver )VIII;84-8"< 1En.)CVIII;2< )CIV;8

42

ENOC 3

22. 2'. 2,. 2@. 25. 26. 29. 2;.

Y darle 8also esplendor, Y a usar colores como tinturas, Y a violar las leyes de &ios, Y pervertir todos los caminos de justicia, (a ini$uidad se entalleció sobre la /ierra. Y alimentaron odios en sus cora%ones, E hicieron maldades con ra#ces de hierbas. Y de a$uellos $ue se contaminaron a s# mismos, YaP.n desvió los hijos de los sacerdotes, y haciéndolos descender, los uió para eJtraviarse entre los hijos e hijas de los in8ieles. corromper 22= sus mentes y cuerpos por emparentar con la eneración del inicuo. Y :$uél cuyo sobrenombre era Gader-Eli 8ue un 8abricante de instrumentos de muerte! por su mano 8ueron dadas estas cosas a los Fijos de la /ierra de all# para siempre. as! él reveló misterios escondidos,22< y eJpuso escritos $ue no deb#an ser eJpuestos. 222

30. Y :$uél cuyo sobrenombre era Qesabela dio mal consejo a los hijos de los sacerdotes, y los llevó a
'<.

32. Y :$uél cuyo sobrenombre era ?enemue descubrió a los Fijos cosa dulces y amar

33. Y :$uél cuyo sobrenombre era Qasyadi reveló apariciones de &ioses y Esp#ritus! la Epi8an#a del &ivino
desde la Matri%,22' y del ?uro $ue 8ue apartado de la Mordedura del &ra ón, y la Mani8estación en lu% de esplendores,22, de El Liel, el hijo de /ebet. Kl reveló la ci8ra sa rada Qebel, la cual El 1upremo, $ue habita en majestad, hi%o mani8iesto a sus propios 1antos,22@ y cuyo nombre también es 3ePa. 9UERTE Y PODEROSO
/C#$%&'&' (#) 1 E)#( L*I*013+262

34. Kl

divul ó :$uél eterno *ombre 1anto, el cual no deb#a hacerse conocer a nadie, $uebrando completamente su juramento de poder, por$ue Luerte y ?oderoso 225 8ue ese convenio. Este el 1a rado :Pao del /odopoderoso, con lo cual los cielos se han sustentado siempre antes $ue las /ierras 8ueran 8ormadas! el :Pao $ue no deb#a ser revelado. a itadas a uas sal#an r"pidas y desen8renadamente de su oscuro y secreto lecho! con el $ue también los mares 226 8ueron 8ormados, y los 8undamentos de los mares 8ueron puestos! por el $ue las 0ocas 8ueron levantadas contra su ira. (as 0ocas $ue permanecen inalterables por siempre.

35. Este es el 1anto *ombre, con el $ue las /ierras 8ueron establecidas sobre la inundación! mientras las 3!. Este es el :Pao $ue hace 8uerte el :bismo, tal $ue permanece inmutable para siempre. ?or este el 1ol
la (una 22; completan su marcha, no desvi"ndose de curso desi nado.
229

y

3". ?or este *ombre las estrellas ruedan

2'= y cuando sus nombres son llamados, ellas vienen y van, los vientos son re idos, los truenos 2'< también, el Grani%o,2'2 los 0el"mpa os 2'' y las estaciones.

220 221 222

Ver );4- !- 11< )I;2< )II;1"- 20< )VI;1"2< ))III;"!< ))VI;#!< ))VIII;131< 1En. ); 22 Vers.14-3"< V;"4< 1En.L)IV;2 Vers.34 223 Esdras III;48-55 224 Ver IV;5-"-21< V;4"-55< VII;2#< )III;!-58-88< ));81< ))I;12< ))II;3"< ))V;5"-103< ))VIII;"3< )));113-1!0 225 Ver );14 226 Vers. 3!< III;#8-121- V;110- VII;#- )III;4- )V;33- ))I;41- ))IV;13- ))VI;34- )));145< 1En. I;4< )L;#< )LI);2-3- LII;4L)I);15-1!- 24< L)))I;!< L)))IV; 2< CIII;1< 2En.))I);3< Esd. )II;4"- )V;10-11< !d1n VI< ))V;#!- Job #;1#< Sal.24;8-#< 8#;1#< Prov. 23;11<Isa. 1;24- 28;2- 44;8< M"#. 2;13- 5;4- !;4- ";15< Na). 2;3-< DyC 85;"- 103;15-18< Mos. 14;12< 2Ne. 3;5-24- 20;34< .Ne. 21;11 227 Vers.35-3!< )));#"-112 228 Ver IV;3 229 Ver IV;3# 230 DyC 88;45 231 Ver ))I);"3 232 Ver IV;34 233 Ver V;5!-!#

43

ENOC 3

CAPITULO ). - CC=B15 94 C16 =5:K2@4C46 ?15 C16 :=I916.

/C#$%&'&' (#) 1 E)#( I*2

Y todos estos je8es entre los vi ilantes, practicaron terribles ini$uidades! ellos se contaminaron con mujeres desconocidas! Ellos se han burlado de las +rdenan%as 1a radas.2', Ellos destruyeron aves e ino8ensivas criaturas! ellos se inclinaron ante im" enes de bestias y peces! ellos comieron y bebieron san re hasta $ue toda la /ierra imió y sollo%ó. 2.(a impiedad 8ue esparcida sobre las naciones, y la prostitución prevaleció en todo lu ar! y :ma%arach practicó la hechicer#a! y :rimer% resolvió cuestiones de ma ia. '.Y ellos adoraron dioses 8alsos, *idra, (evata, Isarta, ?atiPi! y ellos hicieron ma ia en el nombre de :bdi, + , *ura y :dsarta. Y ellos corrompieron2'@ todos sus caminos! y observaron las Es8eras para usos il#citos! y hombres y animales clamaron a &ios, y sus voces lle aron hasta los tronos.2'5 @.Entonces los 1antos Esp#ritus, mirando desde los cielos, vieron san re sobre la /ierra y la ini$uidad operada en la misma, y como los esp#ritus de las almas clamaron. 5.(os randes :rc"n eles de &ios, Mi uel, Briel, 0a8ael, Gabriel, miraron y vieron mal en todos los lu ares, y esa ini$uidad hab#a corrompido todo. 6.Y los esp#ritus dijeron, esta es la vo% de sus lamentosI (a /ierra est" triste, a.n hasta las puertas de &ios! y ahora a ti, oh El 1anto de los cielos, las almas de los hombres lloran.
2'6 desde el M"s :lto &ios. ;.Entonces estos esp#ritus dijeron a su 1eEorI 21eEor de 1eEores, &ios de &ioses, el /rono de tu Gloria es para siempre, y por siempre es tu nombre santi8icado4 2 3endito es tu /rono, tu 0ey de 0eyes4

1.

4.

8.&iciendo, en clamorI +h tu, 1anto, justicia, justicia 10. 11.

/u has hecho todo. /u posees poder sobre todo! /odas las Aosas ser escondido 2'; a tus ojos.

2'9

est"n abiertas ante ti, ni puede al o

/u ves lo $ue estos hacen practicando toda corrupción. Ellos se han juntado para pecar y deshonrar. *e ras son sus brujer#as. :$uellos a $uienes tu Aapacidad de ?oder les 8ue dado se han contaminado a s# mismos con las hijas de hombres! han ido hacia ellas, y hecho ini$uidad urdiendo cr#menes desde el alba hasta el oscurecer. Y sus mujeres han en endrado Gi antes, as# la /ierra est" roja con abominaciones! y tus hijos claman ante ti $uej"ndose hasta las puertas del Aielo! s#, las muchas almas de los esp#ritus de los muertos claman! 2,= sus lamentos salen de la tumba. <'.Y la vo% de sus $uejas se eleva! el eco de su triste%a desde lo bajo! ellos no pueden prote erse del imp#o, ni pueden escaparse de los pecadores. /u $ue conoces /odas las Aosas, 2,< conoces éstas también y sus 8rutos! /odav#a no has hablado a tus 1antos,2,2 ni tu has declarado tu voluntad.
234 235 236

12.

14.

DyC 1;15- 45;4#-50< Isa. 24;5< Morm. #;2!-2"< E>. 12;23-2!< Isa. 28;14- 22< 2 Pe. 3;3< J%d. 1;18< Vers.4- !- 11< I);30 Vers.12< ));51-!4 237 Ver )I;!< )VIII;108- 12!< ));#3< ))III;115< ))VI;45- "1< ))VIII;111< De%t. 1!;20< 1En.);1!- 18< CIV;3< 2En.)LIV;2< Esd.II;18 238 Vers 14- III;10". 239 Ver III;10#< V;"4 240 Vers 4- ));51-!4. 241 Vers 10- III;10" 242 Ver VII;31- I);33- )II;5- ));48-8"- ))I;144- ))V;14!-1!0- ))VI;5!-!5 A "0

44

ENOC 3

45

ENOC 3

CAPITULO )I. - R46>=D5=:782 94 C= T7455=.

/C#$%&'&' (#) 1 E)#( *2

<.Y Mi uel dijo a 0a8aelI :ta a 1am-Ia%a de manos y pies! arrójalo de cabe%a en la oscuridad! cubre su rostro. 0estaura 2,' la /ierra $ue él ha corrupto!2,, anuncia vida, a.n una resurrección. /odos los hijos de los hombres no perecer"n! los esclavos de camas 8inas 2,@ ser"n destruidos. /odo opresor morir" de la /ierra! los hijos de los )i ilantes, los /iranos de la /ierra. ?ero los buenos son como -rboles 2,5 $ue 8lorecen para siempre, cerca de sus 8uentes, o al lado de las corrientes de los arroyos.2,6 '.:s# lle ar" a suceder $ue el malo no ver" los d#as 1antidad, los d#as de 3elle%a, cuando el ?uro habr" en endrado miles, y sus sabbaths ser"n jardines de pa%. En a$uellos d#as la 8a% de la /ierra ser" sembrada con 1emillas de >usticia!2,9 esta ser" llenada con -rboles de bendición! cada -rbol del ?ara#so crecer" en ella. En ella viEas ser"n plantadas! cada viEa dar" abundantemente! por cada medida de semilla un mil! por cada medida de olivas, die% prensas de aceite.2,; @.&e toda injusticia ser" puri8icada! de toda opresión, de toda impiedad, toda clase contaminación e injusticia perecer" de la es8era de la /ierra Entonces los hijos de los hombres ser"n puros, y toda nación adorar" a &ios solamente. 2@= Kl har" caer lluvia2@< de bendición desde los cielos! Kl las har" descender sobre la tierraI y sobre todas las labores del hombre, la bendición de :dnai 8luir"! pa% y justicia 2@2 asumir" el cetro! y reinar" 2@' i ual $ue reyes desde los cielos.

2.

4.

!.

243 244 245

Ver IV;40 Ver I);30 Ver )II;1" 246 Vers. 4- II;11" 247 Sal.1;3< Isa. 44;4< .Jer.1";8 248 Ver III;128 249 /s.2;22< Joel 2;24 250 $ac. 14;1! -1"< 6)a'a.("ta 3;11-14 251 Ver V;24 252 Ver);8 253 Ver VI;"4

4!

ENOC 3

4"

ENOC 3

CAPITULO )II - M426=H4 A :12942= = C16 V7@7C=2>46

MENSA-E A LOS VIGILANTES
/C#$%&'&' (#) C&% *V062+73 + 1E)#( *II01+2 + M#:4;4 6026+312

1. 2.
'. ,.

:ntes de /odas las Aosas,2@, yo Enoc, eJist#a, ?ero oculto 2@@ y secreto en lo pro8undo! *in .n hombre supo donde estaba, *i los hijos de los mortales pudieron saberlo. ?ero yo estaba entreme%clado con los 1antos,2@5 Y bendiciendo al Gran 1eEor y ?adre, En un lejano lu ar donde la oscuridad no habitaba, *i sombra al una era vista. :ll# una vo% vino a m#, Bna vo% suprema y santa! Ella me despertó
2@6

5.
5.

".
9. ;. <=. <<.

12. ?ara $ue con una len ua de carne yo pudiera ?roclamar. 13. (a )o% del - uila me levanto, diciendoI 14. :nda Enoc, pariente del 1ol, 15. &ile a los )i ilantes $ue han ca#do, 1!. (os $ue han desertado de su llamamiento puro, 1". 7uienes se han corrompido sobre 8inas camas,
2@9 2@; 25= 25< 252

<9. <;. 2=. 2<. 22. 2,.

:bandonando sus silentes santuarios, 7ue en eJilio no sentir"n pa%! : causa de $ue se han corrompido con lujuria, *o tendr"n o%o en la descendencia. Gemir"n sobre la destrucción $ue han causado!
25'

23. (lorar"n por los d#as de inocencia,
TORMENTA COLOR BERME-O 25,

Auando la verdad y la misericordia estaban en sus cora%ones.

254 255 256

Vers 114-11!- III;10" Ver )V;!2< )VI;1!2 Ver );14 257 Ver )VII;28 258 Ver VI;18 259 Ver IV;3 260 Mo". !;2"-2# 261 Vers.1"- 20< I);30 262 Ver )I;2 263 Den%nc"a. S4::782 LJL ?=@.15 A 1!264 Ver V;22< !+. !;4

48

ENOC 3

25. *osotros cabal
25. 26. 29. '=. '2. ',. '@. '5. '6. '9. ';. ,=.

amos sobre las alas del remolino, 1obre la tormenta roja - oscura, Escuchamos el cho$ue de muchas tempestades, Escuchamos los emidos de muchos miles, os 25@ desde las 255nubes - truenos 256 1obrecar ada con humo de pro8unda ne rura!
259

2#. 0el"mpa

31. 1emejante a caballos rojos-brillante.
:rrastrando carruajes de hierro!
25;

33. Y en mi mano una Espada,

Aomo un meteoro ondeante, Y el cielo parec#a una ho uera con lu% Mientras yo es rim#a la poderosa hoja, Y un clamor de desolado lamento, Y la vista de muchos a8li idos, ?ero una )o% de ?oder dijoI :.n as# este juicio es justo.
26=

41. 1us Espadas 8ueron baEadas en san re, 42. 1us Llechas dejaron caer otas con 8ue
26<

o!262
26'

,'.

Y el p"lido 8antasma de los ca#dos,

44. ?asaron por nosotros en sus melancólicas nubes
LA CONDENA. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<. @'. Y pasando a los lu ares de los )i ilantes, (e dije a Ia%aI 2oh tu ca#do4 Bna sentencia ha salido contra ti! 2Fe a$u#4 /u no tendr"s mas pa%. :$uél por $uién vivimos, :$uel $ue es /odo en s# mismo! El Invisible, el Rnico,
26,

52. &ios, me ha enviado a ti,

/us pecados se te atar"n a ti con bronce!

265 266 267

Ver V;5!-!# Ver III;1 Ver ))I);"3 268 Ver V;22 269 Vers. 41- VI;8 270 Vers. 33- ));148< Isa. 34;5-!< Jer. 4!;10- 48;10< E .21;1-24< 1En.L)II;112< )CIV;#< )CI);!< C;1- 3 271 Ver V;!# 272 Ver VII;21 273 Ver III;1 274 $ac.2;11- 4;#

4#

ENOC 3

@,. @@. @5.

*in una ayuda vendr" sobre tus miembros, *i por s.plicas anar"s piedad! ?or$ue rande es tu ini$uidad.

S<PLICA DE LOS CONDENADOS.

5". Y yo pasé adelante, y vi otros! ellos temblaban, p"lidos en terror, y me suplicaron
@9. @;. 5=. 5<. 52. 5'. 5,.

26@ $ue intercediera con &ios, para $ue ellos pudieran obtener perdón. Entonces hice un re istro de sus s.plicas, y de los su8rimientos $ue vi, y de la misericordia $ue buscan, para poder tener pa%. Y yendo adelante pasé (as : uas de &evastación, de &an-3a-&on hasta el oeste de :r! y leyendo all# el re istro de sus casti os, he a$u#, 8ui transportado. Y as#, un sueEo como una nube, y visiones en la llama de &ios! y tendido vi una eJtraEa visión revelada ante el ca#do del :lt#simo. Y cuando me levanté, 8ui al lu ar, el &esierto de las : uas de &evastación! el nombre del mismo es +ubelsayael, y all# los vi con sus rostros velados. Y relaté la visión, y el sueEo, y hablé en estas palabras! pero sus semblantes estaban atemori%ados en oscuridad. 2+h ca#dos4 (os $ue est"n bajo juicio, la s.plica de sus su8rimientos no es escuchada! la vo% de &ios lo ha dichoI Bds. lo han abandonado, y son abandonados de él. (loren y supli$uen en silencio, pero no murmuren contra el decreto. Aondénense a s# mismos, no a la (ey &ivina, la $ue destierra al impuro de la pure%a.

EL LUGAR DE LOS BLAS9EMOS.
C#$%&'&' (#) 1E)#( CVIII 0 4 + 6

5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. 69.

Entonces vi, como si 8uera una nube de sombra, Auyos lados nin .n ojo podr#a penetrar! :un$ue 8ui envuelto en sus pro8undidades, Y desde a$uellas pro8undidades, no pod#a mirar hacia arriba, Y vi también una llama de 8ue o, Y relucientes montaEas rodeaban. Ellas 8ueron a itadas terriblemente de lado a lado! Y saliendo de su seno, lle aron voces. Entonces in$uir# de uno de los Esp#ritus, &iciendoI C7ué son estas cosas destellantesD Esto no est" en los cielos sino en una es8era de 8ue o! Y en esto, est" la vo% de lamentación. Kl dijoI en este lu ar caen los blas8emos! (os esp#ritus de a$uellos $ue piensan y obran mentiras!
265

"#. (os $ue pervierten los +r"culos de &ios, 80. (os $ue él revela por sus :póstoles.
266

275 276 277

Ver )VIII;15< 1En.)III;4< )V;2 Ver )III;114-11!< 1En.CIV;#-11 Ver ));135- ))I);1!0

50

ENOC 3

PILAR DE 9UEGO.

81. 2+h pilar de 8ue
92. 9'. 9,. 9@.

o4 269 /. $uién diri es mi alma adelante! ?ara resistir el bra%o de la muerte! ?ara ser tan $uieto y 8uerte como la roca. 2?erm#teme mirar sobre tu rostro, +h esplendor4
26;

8!. &éjame o#r tus muchas voces, 8". 1uaves y poderosas como las olas del mar
99.
29<

29=

Auando ellas se lan%an sobre una solitaria costa.

8#. /e si o en medio de nieblas y nubes #0. Y las celestiales luces de la Estrella de la MaEana!
;<. ;'. ;,. ;@. ;5. ;6. ;;. <=<. <=2. <='. <=,. <=@. Y cuando la noche se junta en oscuridad.

292

#2. /odav#a en medio de los 3os$ues

29' yo te si o, oh llama. +scura triste%a, se precipita desde las montaEas, (as estrellas son tenuemente visibles! Aon todo, +h ?ilar de puro 8ue o, Yo te si o a través de las nubes pasantes. C*o eres t. el Rnico, &ios supremoD 29,

#8. En $uien est"n todos los secretos

envueltos!
29@

:lrededor de ti a rupas al :rco Iris! /u lees todos mis pensamientos secretos! Mi alma es un rayo de sol ante ti! 2Gran ?adre4 :nti uo Misterio! CAómo te daré homenajeD Me levanté, y me lancé de MontaEa en MontaEa!

100.?ero a tus pies yo veo los (eones de 3atalla

10!.1#, aun en los Mares me he sumer
SEGUNDO SALMO

ido. <=6. ?ero el ?ilar de 8ue o resplandecer" para siempre, <=9. :un cuando no pudiera tocarlo con mi mano.

278 279 280

Ver I;2# Ver )VI;1-4 Vers.8"- 10!< )));#"-112 281 Ver III;1 282 Ver ));1# 283 Ver II;23-38 284 Ver ))I);!1 285 Ver IV;1#

51

ENOC 3

<=;. <<=. <<<. <<2. <<'.

20everencia sea a ti, oh 1eEor de los Mundos4 20everencia sea a ti, oh Eterno4 20everencia sea a ti, oh &ios de >usticia4 El emblema de misericordia de a$uellos $ue te sirven. 7ue eres el disipador de toda pena,
295

114.El 0ey de /odas las Aosas!
<<6. <<9. <<;. <2=. <2<. <2'. <2,. <2@. <25. <26. <29. <2;.

<<@. El Guardi"n del Gran Bniverso!

11!.El poseedor de /odas las Aosas.
/. eres el 1eEor del /odo, (a propia 8orma de todas eJistencias y apariencias! /u otor as 1alvación! 1e propicio, oh Mas alto &ios. 2:cshava4 2:cshava4 2:cshava4
296 y 3os$ues!299 &éjanos inclinarnos a ti en lu ares altos, 3ajo los cielos abiertos y las estrellas. 2+h Eterno4 2+h tu, vida4 /u $ue eres el m"s hermoso y sabio! (a suprema Inteli encia de 1abidur#a! (a 8uente del >usto y del 1anto. El primer principio!

122.?erm#tenos adorarte en :rboledas

130./u no eres 8ue 133.En amor,

o! 29; <'<. /u no eres aire, ni a ua, ni elemento al uno, <'2. 1ino el Esp#ritu-Esencia del Bniverso.
2;= en ratitud, en veneración, <',. ?odemos todos nosotros arrodillarnos ante ti <'@. : radeciendo al &ador /odopoderoso <'5. &e bondad sin 8in como el In8inito.

286 287 288

Vers 1- III;10" Ver III;11" Ver II;25-38 289 Ver I;2# 290 Ver )VI;58- 155

52

ENOC 3

CAPITULO )III - T4B79= R4:1B?426= - EC L7F51 - ,1C1F - P=6>1546 L1F16

LA TEMIDA RECOMPENSA A LOS PODEROSOS

1. 2. 3. 4.
@.

Entonces miré y me volv# a otra parte, donde vi un pro8undo valle ardiendo con 8ue o, 2;< y en este valle vi monarcas, pont#8ices, hombres poderosos, ceEidos en hierro 8uerte! en rilletes de hierro sin peso. Entonces hablé a su "n elI C7uiénes son esos en rilletes, y por$ue est"n atadosD Y él respondióI ellos son los hijos de :%a%el!2;2 ellos son hijos del In8ierno, y est"n 8ijados con remaches 2;' de condenación. Ellos se han arrojado a s# mismos en este lu ar, para poder cosechar la temida cr#menes! por$ue ellos lle aron a ser los Malvados Ministros del Mal.
2;,

recompensa de sus

2+h 0eyes4 2+h ?ont#8ices4 2Y Bds. Fombres ?oderosos4 7ue se mantienen en lu ares altos, 2si pudieran ver estas cosas4 2Y pudieran ver al ?oderoso 2;@ en su trono de loria4 Ellos se mueven en casti o y oscuridad, en :y, en llanto, en remordimiento, en redes de bronce y remaches de hierro. (os d#as de su vida han pasado, pero los d#as de su juicio son sin n.mero. Ellos claman en alta vo% al : uila,2;5 pero él no los escucha! a la serpiente! al (eviat"n 2;6 de las : uas! a los &ioses-(eón 2;9 de siete veces esplendor. Y a la 1anta (u% la cual est" representada 2;; en toda la lu% $ue resplandece en el 1ol.'== Ellos claman también a todos los esplendores, '=< pero claman y no son escuchados. Y los recept"culos de las : uas $ue est"n arriba en los cielos 8ueron abiertos, y las Luentes de las : uas $ue est"n debajo de las estrellas Gentre anH sus torrentes, y el ru ido de setenta veces siete truenos '=2 8ue escuchado resonando sobre el oscuro y sombr#o océano, tal $ue mi entera alma se disolvió en el oteo de Aerros de Fielo. 3endito sea tu nombre, +h &ios, 7ue cabal as sobre el terrible torbellino!
'='

!. ".

9. ;. <<. <2. <'. <@. <5. <9. 2=. 2<. 22.
291

10. 7ue diste una costa al Mar! 14. Auando el 3os$ue

7ue dijiste a las MontaEasI Fasta a$u# /e escuché en los torrentes de la montaEa Y en el clamor de las tempestades,
'=, se inclina como una caEa! Auando tu mano Gentre aH su terror. Yo sé $ue t. eres una esencia terrible!

1". Bna noche de triste%a, un Mar de oscuridad!
Aomo el torbellino resplandeciente en medio de atemori%antes rayos. C?or $ué deber#a el de cora%ón inicuo tener la esperan%a ?ara $ue t. los elevar"s a los jardinesD C?or $ué deber#a la orilla 8an osa alimentar sus pensamientos

1#. &eja $ue los Fijos del :ire se inclinen y lloren.

Vers.104< I;2#< VII;21< )II;!#- "5< )V;54< )VI;158< )VII;45< )VIII;15- 1"- 4!- 120< ));155< )));#8< 1En.))III;4< 2En.);1< L)II;4 292 Lev.1!;8-34< /s.2;14< 1En.);4 293 Vers.5< DyC 123;" 294 Job 3;25< !;"< Prov.1;2!- 2"< 10;24< Isa.!!;4< Jer.22;25< Lam.2;22< E .11;8< 23;28< 3#;8< /s.";12< !m.5;18< M"#.";4 295 Ver I);34-3" 296 Ver VI;18 297 Job 3;8- ";12< 2!;13< 41;1<Salm "4;14- 104;2!< Isa 2";1< 51;#< E e .31;14- 1!< 32;1-2< 1En.L);"< Esd.IV;4# 298 Ver IV;1# 299 Ver )III;83 300 Ver IV;3 301 Ver I);33 302 Ver ))I);"3 303 Vers.10- 1"- 5#- 10#< )));#"-112< 1En.L);15 304 Ver II;23-38

53

ENOC 3

23. ?ara $ue ellos también asciendan entre las claras v#r

enesD'=@

305

Ver )VIII;"3

54

ENOC 3

EL =NGEL DEL LIBRO 2,. 2@. 25. 26. 2;. '=. '<. ''. ',. '5. '6. En este lu ar yo vi un -n el de &ios! 1u nombre era 0asi-el! Kl estaba reclinado al lado de un brillante arroyo, ?ero cuando me vio se acercó a m#.
'=5 radiante como 8ue o, En cuyas hojas yo le# Misterios! Y él lo puso en mis manos diciendoI Estos son Institutos del Aielo.

28. Kl me mostró un (ibro 32. Miré sobre sus p"

inas blanco de plata Aon marcas y seEales como %a8iros, Y vi con admiración y pavor enes de lo escondido!'=6 1obre su super8icie las estrellas parec#an moverse! (lamas dando vueltas arremolinadamente!
'=9

35. (as multi8ormes im"

38. Yo lo tomé en mis manos 3#. Esto 8ue como si tuviese el 1ol.
,=. ,<.

'=;

Era como mirra e incienso! Aada p" ina centelleaba con lu%.

EL PRIMEROY SU CLAMOR

42. Esto también recibió el ?rimero, 43. Auando él descendió desde el d#a a la oscuridad. 44. Bna vo% clamó! esta clamó en alta vo%!
'<= '<<

,@.

Fu-&-:li, Fu-&-:li.
'<2

4!. Esta 8ue una vo% de 8ue o! 4". Aomo rel"mpa os resplandeciendo sobre los cielos. 48. Entonces desde el lu ar opuesto Yo escuché,
'<' '<,

,;. @=.

Qed-:li, Qed-:li! Mi alma se encendió en 8ue o! rado 1antuario.

51. Me mostró el 1a

306 307 308

Ver ))I);10# Ver V;"4 E e. 3";1" 309 Ver IV;3 310 Ver IV;!< V;51- !"< VI;2< ))V;13!-1!8< ))VI;!< ))I);! 311 I En. )C;13 312 Ver I;2# 313 Ver V;5!-!# 314 Ver )VI;1-4

55

ENOC 3

@2. @'. @,. @@. @5.

Bn resplandor, una nube de rayos, una loria! Bn remolino de lu% y rande%a, Bn estallido de la m"s dulce m.sica, Bn coro de die% mil arpas! Ella brilló en toda su belle%a!
'<@ '<5

5". Bna Estrella de la MaEana! una completa G...H (una 58. En él A#rculo brillante de lo completos G...H Esplendores. 5#. Yo miré. Yo 8ui transportado a un mar.
5=. 52. 5'. 5@. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. 69. 6;.
'<9

'<6

Entonces saliendo del océano se levantó o '<; Moviéndose en m.sica de arpas! (as olas eran jardines de 8ra ancias.
'2= irrumpe de una nube, Y derrama su loria sobre las a uas! '2<

!1. (a hija de (u% y Lue !4. :s# como el 1ol

!!. :s# desde sus ojos de la maEana

(a belle%a de su amor resplandeció. +h Esp#ritu de los 1iete 0ayos, ?ortadores de la m#stica :ntorcha, 0eina del coro de estrellas, 3end#ceme con tu M#stica (u% Fijo m#o, las lorias de la /ierra son sombras, Ev#talas, por$ue ellas son mal también! ?ero en busca de los lu ares celestiales &eja $ue tu cora%ón aspire perpetuamente. &ios los ha vestido con mantos y diademas! Kl los ha llenado con la belle%a de la (u%. Y yo te lo di o, por$ue los he visto con mis ojos, En visiones de inmortalidad ellos me han sido mostrados!

315 316 317

Ver ));1# Ver IV;3# Ver I);33 318 Vers.10- 1"- 5#- 10#< )));#"-112 319 Ver I;2# 320 Ver IV;3 321 Ver ));1#

5!

ENOC 3

SOBRE >OLOB 9=. 9<. 92. 9,. 95. 96. 9;. ;=. ;<. ;2. ;'. ;,. ;@. ;6. ;9. ;;. G(a Mano &oradaH de los Aielos me levantó Kl me llevó arriba al ?ara#so, :un a la Es8era Ens.8ica
'22 del Bniverso estrellado, Esta es la es8era del In8inito, '2' la m"s rande, la m"s celestial! &onde est" la presencia y el poder de &ios, Y el Esp#ritu de &ios mora en Gloria. '2, o Es8eras del 1er 1e pusieron ante m# en un maravilloso vista%o! Yo vi innumerables cuadros vivientes! (as im" enes respiraban (o &ivino en los Aielos. Yo vi los puros y amados representantes &e toda la hermosa belle%a Esencial de &ios! 1u completo Aielo 8ue revelado como en un retrato, 0esplandeciente con armon#a y lu%. '2@ ?oderes, )ida, Intelecto y Esp#ritu, &estellando en la &ivina Lo osidad de la Esencia de &ios, Y mi cora%ón se disolvió en silencio.

83. (a Estrella Aentral 85. (a primera,

88. (os die% Esplendores,

#!. El Misterio de los /ri"dicos

100.)i también los eternos Aiclos de las Estrellas,
<=<. Y como ellas ruedan en llama perpetua.

102.Y el esp#ritu de &ios di8undiendo vida 103.Aomo la dulce ambrosia de una Aopa
LOS PASTORES LOBOS
C#$%&'&' (#) (&% **II0137+196

'25

'26

<=,. Y pasé adelante a un 0#o de Lue o <=@. El cual se vuelca en un Gran +céano <=5. Y muy randes torrentes, entonces yo vi!

322 323 324

P de (P- J=:6 AF5=M=B NN 2- J7@ 5<.III;133- V;21- )III;!< )VIII;151 P de (P- J=:6 AF5=M=B NN 2- J7@ 1< Ver I);33 325 Ver V;85 326 Ver )VI;1!0< P de (P- J=:6 AF5=M=B NN 2- J7@ 5 Y ". 327 Ver )VIII;3!

5"

ENOC 3

10"./orrentes de muerte
<<=. <<<. <<2. <<'. <<,.

'29 y torrentes de destrucción, <=9. *iebla y noche, sombras y silencio,

10#.Y todos los misterios de los :bismos.

'2;

Y 8ui a donde a$uellos nacidos de carne descienden Y vi las MontaEas de un invierno eterno! (u ares desde los cuales las a uas-hielo ruedan : través de muchas horrendas cataratas. :$u# ser"n atados a$uellos $ue hacen pro8anos a los hombres,
''=

115.&iri iéndolos a errar por consejos erróneos, 11!./al $ue ellos as# o8rendan a 1atan"s,
''<

<<6. Y burlan la adoración del Rnico. <<9. ?ero ellos y los suyos ser"n ju% ados juntos <<;. En un d#a cuando todos los inicuos su8rir"n!

120.(a oveja se
<2<. <22. <2'. <2,. <2@.

uir" al (obo con apariencia de pastor ''2 : pasturas $ue conducen a la muerte. :$u# hab#a bestias de monstruosas 8ormas, Ariaturas de salvaje y eJtraEa apariencia, Y variadas aves en sus 8ormas, Y en sus rostros y discordantes clamores.
'''

12!.Y bien lejano, en ciertos )alles +scuros,
<26. )i pecadores $ue hab#an ne ado a &ios! <2;. En ol8os de la m"s baja oscuridad.

128.Ellos estaban eJpulsando y lan%ando uno al otro 130.El 1eEor de los Esp#ritus no los casti
<'<. Kl es el amor Bniversal. a!''@

'',

132.El mal en todos los lu

ares y en todos los tiempos, <''. (le a a ser su propio ven ador.

328 329 330

Ver )V;34 Vers.10- 1"- 5#- 10#< )));#"-112 Ver.)II;"8-"#< 1En.CV;#-11 331 Ver )V;1-23< /s.2;8- ";14- 11;14< E .1!;1"-21< Esd.I);10< Hel.13;33 332 Jer.10;21- 12;10- 23;1-2- 50;!< E e .22;23-31- 34;1-10< So,.3;3< $ac.10;2-3< 11;3-8-1!< Mat.";15< 10;1!< L%c.10;3< Jn.10;12< Hec).20;2#< 2Ne.13;14-15- !l.5728-5!- 5"-!2< .Ne.18;31 I) < 1En.L)))I) ;!1- )C< Esd III;18 333 Ver )V;34 334 1En.LIII;2 335 Ver.))III;13"-1#!.Jn.12;4"-48

58

ENOC 3

CAPITULO )IV. - S1F54 4C :D45?1- 4C 46?I57>D A 4C =CB=

TRES ORDENES O NIVELES DEL UNIVERSO.
/C#$%&'&' (#) C&%?@AB# *VIII0120 + 1322

1.
2. '. ,.

/res órdenes de vida hay en el BniversoI ''5 )ida Aelestial, Espiritual, y Material! pero los primeros son in$uilinos de los cielos, en brillo y próJimo a &ios. ?ero los esp#ritus son puros y desprovistos de carne! ellos son de innumerables ran os y rados! de acuerdo a su belle%a es su lu ar, y de acuerdo a su per8ección es su belle%a. ?ero toda vida Material es impura! sus estados y rados son sin n.mero, de acuerdo al temperamento del principio animante, y a la 8orma en la $ue desea desarrollarse. Esp#ritus $ue crecen impuros por inicuos pensamientos est"n incapacitados para vivir en el éter de los Aielos! ellos caen directamente en el espacio como una piedra cae a través del aire, y hundiéndose a través de inmensas distancias en el Aaos, ellos ansiosamente desean tener al o tan ible para salvarse de m"s de radación y de la a on#a de su eterno error. Entonces ellos desean tomar 8orma en armon#a con su naturale%a, y construyen para s# mismos cuerpos, movidos hacia eso por un Instinto eterno $ue opera dentro de ellos por (ey Bniversal. :s# las ra%as de los hombres se 8orman a s# mismas, habiendo sido esp#ritus ca#dos preeJistentes $uienes entran en la carne sutil e invisiblemente, y en el vientre entretejen para s# el cuerpo.
''6

5. !. ". 8.
;. <=.

Ellos usan el material a mano, 8abricando ór anos para s# por instinto, y en la hora ele ida son nacidos en la 8orma $ue ellos mismos han 8ormado. ?or$ue el hombre no da vida al hombre, sino solo el medio de desarrollar vida, y cada hombre $ue ahora vive 8ue el escultor de su propio cuerpo y sus ór anos. Y este se hace a s# mismo a radable, y este se 8orma a s# mismo para ser un amante del saber! y este 8abrica ór anos $ue lo de radan, y este es imper8ecto a causa de $ue él es ineJperto. (os hombres de nin una manera di8ieren de otras criaturas vivientes, salvo solamente en la naturale%a de sus esp#ritus! para al unos ellos son in8eriores, pero para otros superiores! pero el mismo principio de vida los anima a todos.
''9 a s# mismo una 8orma! como la araEa 8orma una tela $ue nin .n hombre puede hacer! como el caracol hace un capara%ón $ue nin una mano puede imitar. Y todos los esp#ritus de las es8eras 1ub-Aelestiales son invisibles hasta $ue ellos asumen sus mani8estaciones! ellos son eternas Esencias y ?oderes $ue necesitan una 8orma para ser su medio de desarrollo.

11. Y toda vida es desarrollada en el mismo modo por el Instinto del esp#ritu entretejiendo
<2.

13. (os &ioses $ue brillan debajo de los tronos, re$uieren un medio para hacer su brillo visible, y cada uno
<,. hace este medio por s# mismo en eJacta con8ormidad con su naturale%a. :s# es con todos los otros esp#ritus! $uienes para $ue ellos puedan ser visibles y vivir en sus c#rculos, deben poseer una 8orma adaptada a esos c#rculos, y si ellos pierden sus 8ormas no pueden vivir m"s all#. ar, as# es con cada otro esp#ritu desarrollado el cual transmi ra con las 8allas de sus 8ormas, y estas 8ormas cada uno las 8abrica por s# mismo en correspondencia con la naturale%a de sus deseos. Y este asume un puro, y a$uél un impuro desarrollo, as# como las labores para llevar a cabo sus anhelos. ?ero si la naturale%a crece demasiado hermosa para la 8orma, y demasiado elevada para la es8era en la cual vive! esta hace a un lado esa 8orma y deja esa es8era, y ascendiendo m"s alto, asume una m"s alta 8orma! ?ero si la naturale%a crece demasiado impura para la 8orma, y lle a a ser demasiado rosera para la es8era en la cual esta vive! esta deja a un lado esa 8orma, y deja esa es8era, y a oni%ante desciende a una 8orma m"s baja.

15. Aomo el hombre cuando su cuerpo 8alla no puede vivir m"s sobre la /ierra, sino $ue debe ir a otro lu
<5. <6. <9.

336 337 338

Ver )VIII;120< 1Cor.15;35-50< DyC "!< Job 38;4-"< Jer.1;5< %2 8;58< DyC #3;23-2#< !b.3;18< )VI;88 Sal.13#;15

5#

ENOC 3

<;.

Esto es as# con las ra%as de la humanidad, $ue son los esp#ritus haciéndose a s# mismos visibles por un medio, y dicho medio son sus cuerpos carnales, a los cuales ellos son unidos por el principio alma.
''; o li amento $ue une el esp#ritu al cuerpo, y cuando estos li amentos son disueltos entonces sobreviene la muerte y la separación. ',= en todos sus poderes con el esp#ritu $ue ha dado esa vida! por$ue el esp#ritu ha 8abricado el cuerpo para s# en per8ecta concordancia con su naturale%a. &e a$u# los varios poderes y ener #as del hombre! sus cambiantes pasiones e inclinaciones, in8undido, no por &ios en el momento creador, sino por los esp#ritus a s# mismos en sus ór anos. ?or$ue as# como ellos se desarrollan a s# mismos en precisa con8ormidad con sus temperamentos, aspectos, y tendencias! cada ener #a $ue est" en el cerebro del hombre es ubicada all# solo por s# mismo.

20. Este alma es el v#nculo
22. 2'.

21. Este cuerpo se corresponde

24. Injusto ser#a si &ios da a los hombres di8erentes poderes! para 8avorecer a al
2@. 25.

unos y de8raudar a otros! darle un poderoso intelecto a uno, y con8erir un débil entendimiento sobre otro. &ios no produce estos perjuicios! sino es como se hace a s# mismo cada hombre! y al unos son randes y otros son bajos, causado por$ue sus esp#ritus son randes o bajos. Y si el se hace m"s noble $ue un hombre, deja a un lado su cuerpo y abandona la /ierra! él asciende a un orden superior de eJistencia y asume el desarrollo all# dentro. a en la oscuridad y decae m"s bajo hasta $ue lle a dentro de (a (ey A#clica

2". ?ero si se hace m"s bajo $ue un hombre, entonces va

339 340

DyC 88;15< #3;33-34 Et.3;15-1"< 1Ne.11;11< Mos.";2"

!0

ENOC 3

CAPITULO )V - L16 6=>=246 - E21: O:DC>1 - L= BO6PD49=

LOS SATANES.341
/C#$%&'&' (#) 1E)#( LIII01+5 + E4C'&4 VI012

<. 2. '. ,.

Entonces mis ojos vieron otro pro8undo valle! :ncha era su entrada! )astos y lar os eran los accesos! +scuro y silente era cada vasto hueco. /odo el $ue habita sobre la tierra, o sobre el mar,',2 /rajo o8rendas all#I Aon todo, ese pro8undo valle no 8ue llenado! 1iempre espera por m"s. :$uellos cuyas manos producen ini$uidad, 7uienes trabajan para producir maldad, /ienen all# el 8ruto de sus labores! El pecador come de sus propios cr#menes.
',' ante el 1eEor de )ida, Ellos perecieron de la 8a% de la naturale%a!

5.
5. 6. 9. ;. <=. <<. <2. <,. <5. <6. <9. <;. 2=. 2<. 22. 2'.

13. Ellos son cad"veres

15. Yo vi a ellos ministrar su propio casti

o,',, 1eleccionando satanes de entre ellos mismos. Y mire con terror sobre ese valle &onde hab#a ran perturbación Y el lamento de una triste multitud! &onde las a uas estaban turbulentas, Y r#os de llama 8lu#an a través de esta, Y estos se entreme%claron con las a uas! Y en esto vi los satanes hundirse,

24. En la locura de una Aulpa en8urecida.

341 342 343

Vers.1-23< I);1!< )III;11!< )VII;83< ))II;14"- 153- 18#< )VI;#3< 2En.))I);3 Ver )));#"-112 Ver )VII;8!-8# 344 Ver ))II;13"-1#!< Jn.12;4"-48

!1

ENOC 3

LOS ,OMBRES PISOTEADOS 2@. 26. 29. 2;. '<. '2. Y vi muchos esp#ritus,
',@

2!. Y sus voces se elevaron a los cielos acusatoriamente.
Entonces le ro ué $ue pudiera hacerme conocer, C7uiénes eran esos esp#ritusD Me respondió, diciendoI SEllos son a$uellos Ellos acusan a sus hechos perversos Fasta $ue su simiente pere%ca de la /ierra.

30. 7uienes han sido pisoteados por los hombres!
SOBRE LOS SEIS =NGELES

33. 1eis "n eles poderosos como la es8era solar, 34. ?residen y velan sobre esta /ierra de 1ombra.
',5

',6

'@. '5. '6. '9. ';. ,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<. @2.

Y estos son los nombres de los "n eles $ue vi ilan En los cuidados a los $ue el 1eEor los ha enviado. Briel preside sobre el lu ar en s#, Gobernando sus terrores y tempestades! Y 0a8ael impulsa los esp#ritus errantes! Y 0a uel casti a los $ue se rebelan, Y Mi uel recompensa a$uellos $ue act.an bien, Y 1ara$uiel los diri e a las otras es8eras Y Gabriel los recibe en el IPisat. Estos son los 1antos -n eles de Esplendor : $uienes &ios a asi nado sobre la /ierra de 1ombras Entonces hice una vuelta en este muy pavoroso lu ar, En donde nada parec#a completo o uni8orme, 1ino $ue todo era caos, triste%a y nublado! (a ima en de una poderosa ruina, *in una obra de los cielos hab#a en este lu ar, *i la belle%a de una es8era bien e$uilibrada! 1ino $ue todo era una vac#a desolación

345 346 347

Ver ));51-!4 Ver I);34-3" Vers.45- 53< )III;10"-108- 12!< ));13#< Job 10;21-22< 24;1"< 28;3< 38;1"< Isa.#;2< Jer.2;!< L%c.1;"#< DyC 45;28- 5";10< 1Ne.21;#< 2Ne.1#;2< Morm.8;1!< 1En. LVIII;!

!2

ENOC 3

@'. @,. @@. @6. @9. 5=. 5<.

Y todo era sombra, silencio y desaliento. Y mirando sobre siete 8ue os, 0odeando esto como una ran y turbulenta tormenta. ran vo%I Cpor $ue crimen han sido $uemados estosD CY por$ue han sido trasladados a este lu arD Y uno de los santos "n eles untasD Estos son los $ue se han opuesto a &ios, Y a$u# permanecer"n hasta $ue su d#a sea cumplido.

5!. Yo clame a

5#. Me respondió y dijoI Cpor $ué pre
ESPIRITU DE ENOC OCULTO
C#$%&'&' (#) 1E)#( *II01+2

!2. Y después de estas cosas mi esp#ritu 8ue ocultado,
5'. 5,. 55. 56. 5;. 6=. 6<. 62. Este 8ue escondido por un tiempo en los Aielos, Aon los Fijos del 1anto Esp#ritu de (u%,

',9

!5. Y ellos andaban como si 8uera sobre 8ue

os ardientes.',; 1us t.nicas, sus vestidos eran de blanco esplendor, 1us aspectos eran como de cristal! o,'@= 0elucientes como el jacinto brillante. Entonces ca# ante el 1eEor de los Esp#ritus, ?ero uno de los esplendorosos me levantó, Y me llevó a un secreto lu ar!

!8. Y delante de sus rostros yo vi dos r#os de 8ue

"3. :ll# el Esp#ritu de Enoc est" ocultado.
EL ES9UER6O DE LA B<SQUEDA 6,. 6@. 65. 69. 6;. +h mortal $ue eres inmortal! /u $ue en barro participas de lo eterno! CEst" tu alma 8or%ada a atravesar la oscuridadD
'@<

"". C?uedes tu (eer lo +cultoD

:$uellas cosas $ue he visto en lo alto :$uellas cosas $ue he develado

348

Ver )II;2- )V;""< )VI;1!2- )VII;34- ));123-130- ))I;15- ))V;18#< 1En.)II;1- L)II;"- L))I;1< Tom.85< !d1n1 )IV- )VIII))IV- )))VII< !d1n2 )I)- ))I< Sal.10;11- 18;11< 2";5- 13#;15< Prov.#;1"< Isa.8;1"- 5#;2< Jer.33;5- 43;10 349 Ver I;2# 350 Ver I;2# 351 Ver III;10#< V;34- 38- 54-55- !!- "3-"4< I);32< );10< )II;#8< )III;35< )V;!2-"3< )VI;1!2< )VII;10- 1#< ));1!- 105- 128< ))I;11< ))III;!0< ))V;!0- 14"- 214< ))VIII;!4. #!< ))I);!1- #0- #8< De%t.2#;2#< 1Sam.1#;2< Job 3;23< 4;12< 11;!< 15;8< 2";11< 28;11- 21< 40;21< Sal.25;14< 2";5< 51;!< 54;1< 55;14< 81;"< 13#;15< Ecl.12;14< Prov.#;1"< 21;14< 25;#< Isa.45;3< 48;!< Jer.1!;1"< 23;18-22< 43;10< E e.28;3< 3#;2#< !m.3;"< Mat.!;!< 10;2!< 11;25< 13;35- 44< Mar.4;22< L%c.8;1"< 13;21< 1Cor.4;5< E,.3;#< Heb.11;23< !+.2;1"< 1En )L;8< 2En.))IV;3< Esd.)IV;!< Tom.!-"< DyC 28;"< 35;18< 124;38- 41< 128;18< 1Ne.20;!< 2Ne.3;5< !;3< 2";!-25< Mos.8;1"< !l.2!;2122< 3";23-25< Morm.5;12< Et.3;22-28< 4;5- 14-1!< 5;1

!3

ENOC 3

80. 1on para los esclavos de la /ierra un eni ma
9<. 92. 9'. 9@. 95. 96. 9;. ;=. ;<. ;2. ;,. ;@. ;5. ;6. +scuro como las )oces de las Estrellas. 1i tu no das a tu mismo cora%ón y alma, 1i, y tu eterno esp#ritu a su contemplación,
'@2

84. /rabajando de d#a, meditando en la noche, 88. Entiende esto, de mi, El Mensajero,

0echa%ando (a /ierra, y diri iéndote hacia lo espiritual. 1i tu no haces estas cosas seriamente, +rando también al 1upremo por ayuda, *unca leer"s su si ni8icado. ?ensar"s, y pensar"s, y aun te es8or%ar"s ?ero no lle ar" a ti la (u% $ue 3aja. /u ser"s como uno $uien, mientras es un mortal
'@'

#3. /rabaja a8anosamente para remontarse al 1ol.

?ero si abandonando /odas las Aosas terrenales Entre as tu entera naturale%a a la b.s$ueda, /u propia alma ser" iluminada! /u esp#ritu participar" de la 1abidur#a de &ios.

352

Ver I;"2- )VI;1#-80-15#< 1En.)L;2< 2En.)I;3< Sal.1;2- 1!;"- 1#;2- 42;8- !3;1-!- #2;2- 11#;55-14"-148- 12";2- 132;3-5< Isa.42;4!2;1-"< Jer.51;50 353 Ver IV;3

!4

ENOC 3

!5

ENOC 3

CAPITULO )VI - C1264H16 =C $7H1.
/L33' (#) (A:C&C#7 %#4:DB3$3)@3 &E'3E&C#4 4&(3'C#@&B342

C#$%&'&' (#) 1E)#( *CI

1.
2.

Fijo m#o escucha mi eJplicaciónI'@, Bna vo% me llama, un esp#ritu se ha 8ormado en torno a m#! Yo revelo cosas $ue es necesario sean conocidas! Escucha a las palabras '@@ de mi bocaI T

3. 4.
@.

SOBRE LA INTEGRIDAD Y LA -USTICIA. :mado, obl# ate a ti mismo a la inte ridad! *o te aproJimes a ello con doble% de cora%ón '@5 *o andes con mente doble. 1us len uas son escorpiones, ?ero persevera 8irmemente en lo justo, Ella es un "n el de los cielos. :un cuando ella habita sobre la /ierra a veces, Yo sé $ue la injusticia eJiste, 1i, y $ue prevalece enormemente! Aon todo la 0etribución ocurre sobre la /ierra
'@6

!. ".
9. ;. <<. <2. <'. <,. <@.

10. 1olo con la )erdad por tu compaEera!

1!. Y el pecador es derribado desde sus ra#ces.
SOBRE EL TEMOR A DIOS. <6.

7ue el temor del seEor sea en todas tus obras,
'@9

18. Y la anancia vendr" a ti sin es8uer%o . 1#. *o te levantes con el 1ol, o te retires con la (una,
2=. Fasta $ue te hayas inclinado al 1anto *ombre,
'5=

'@;

21. El m"s randioso de todos los esp#ritus, 22. (a m"s eJaltada de todas las inteli encias,
2'. 2,. (a primera en las es8eras celestiales, (a 8uente del 3ello y 1anto. PRO9ECIAS SOBRE LOS <LTIMOS D.AS.

'5<

354 355 F

Vers.1-4- #5< I;!3-!4< III;1- 108< V;11"< VII;3!< )II;8!< )III;48< )VII;#3< ))III;#2< ))I);1"8< Esd.I);30 Ver I;54 I2346>79D5= 94C T4B?C1 M15B82- DyC 84;44- #0;20-21- #8;11- 103;"-10< Sal.54;2 356 Job 41;13< Sal.11#;113< Jer.#;14- 11;1-1"- 13;10-23- 1!;12. 1";#-10- 18;12< E .33;31< St'o 1;8- 4;8< I En.)CI;4 357 1En.)CI;5-# 358 DyC 121;4! 359 Ver )IV;84 360 !br.3;22-24 361 !br.3;1#

!!

ENOC 3

25. El 1eEor sale desde los cielos! 2!. Kl va a poner en vi or sus (eyes.
'52

26.

(os $ue hacedores de ini$uidad son barridos lejos!
'5'

28. Ellos perecer"n bajo la 8a% del 1ol. 2#. Aada /orre indi na se desmoronar" 30. Y ser" $uemada con sus uardas en 8ue
'5,

'<. '2. ''. ',. '@.

o.'5@ El arado esparcir" sus ruinas Ellos caer"n en un juicio de muerte. El vientre ardiente del in8ierno los recibir"! Ellos son investidos de oscuridad y con8usión. &e la divina presencia, ellos son eJpulsados.
'55

3!. (a Espada de llama les advierte desde lejos. 3". El puro se levantar" como si 8uera de un sueEo. 38. (a 1abidur#a ser" altamente eJaltada. 3#. ?ero por la Espada perecer"n los pecadores!
'59 '5;

'56

,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,6. ,9.

En llama lan uidecer"n los blas8emos. Aada obra del imp#o desaparecer"! (as habitaciones del inicuo se pudrir"n. ?ero la Aasa del Gran 0ey y jue%, 1e levantar" en majestad para siempre. (os vestidos de vida est"n con el 1eEor de los Esp#ritus, ?uras t.nicas de eterna lu%! En la presencia de Kl, ellos no envejecer"n. *i disminuir" el esplendor de los suyos.
'6=

4#. Y cuando los primeros cielos pasen, 50. Bn nuevo cielo aparecer" en su lu ar.
@<. @2. ESPERAN6A PARA LOS -USTOS

(os justos brillar"n con una lu% siete veces mayor, En la majestad del esplendor del 1eEor.

53. ?ero tu no te a8lijas a causa de los tiempos!

'6<

362 363 364

Vers. #5< Isa.2!;21< Jer. 25;30< M"#. 1;3< 1En. I;3< DyC 101;8#< 121;1-4< 123;!< Vers. 1#-84-#0-#!-115-125-12!-154-15"-1!0-1"0- IV;3 Ver III;3< Isa.2;15< 1En.L)))I);5!- !!-!"- "3< DyC 101;5" 365 Ver VII;21 366 Ver VI;8- )II;41 367 1En.)CI;10< )CII;3< &om.13;11 368 Ver VII;1< )VIII;2#< ));#5< Job.38;15< Dan.12;10< 1En. V;8- )))II;3- )))VIII;3- L;1- L)I;13- )CIII;10- )CI);10- C;!< Esd.8;51-52 369 Ver VI;8< E .21;1-32 370 Ver VI;13< Isa.!5;1"- !!;22< 2P.3;13< !+.21;1 371 Esd.II;41-52- III;;42-4"- IV;34< 2En.)LV;2< Isa.28;1!< Mat.1#;30< L%c.13;22-30

!"

ENOC 3

54. Fay un per#odo prescrito para /odas las Aosas.
@@. 7ue el verdadero bien se levante y se ciEa
'6'

'62

5!. Aon virtud, santidad y amor. 5". El amor descender" en una lluvia de lu%, 58. 1obre a$uél $ue ama verdaderamente! 5#. 1u camino ser" una senda de rosas!
'6, '6@ '65

5=. 5<.

Kl caminar" en eterna lu% de 1ol, Aon m#sticas visiones, del Esp#ritu 1anto.

!2. Mi alma ha aprendido estas Aosas! !3. (as he le#do en las /ablas de los Aielos!
'66

5,.

0ec#banlas los hombres en el cora%ón.

SOBRE EL ESTUDIO.

!5. Mi hijo, estudia los varios Aielos de (u%! !!. El vasto y variado +céano con sus /esoros!
'69

'6;

56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65.

(as islas, continentes y montaEas! C&e donde han venidoD CY $uién las hi%oD C7uién las 8ormó para resplandecer en brilloD C7uién impulsó sus ener #as vivientesD C7uién las vistió con ropas de belle%aD Imprimiendo majestad sobre cada parte. CEse no 8ue &ios - El divino ser, El in8inito e intelectual esplendorD El inmortal en medio de los mortales! El eterno en medio de a$uellos $ue mueren.

SOBRE LA IGUALDAD

"". Esc.chenme ahora, por$ue hablo la )erdad de &ios como nin
69.

.n otro '9= hombre lo hace. &icha verdad est" a$u# en mi! esta no eJiste en nin .n '9< otro lu ar entre los mortales. Yo escuché un coro de 1antos Esp#ritus, cantando este himno en medio de los Aielos! suave era la m.sica de sus voces en la medida $ue se elevaban a &ios como per8ume nate con pensamientos sa rados! *o si as lo &ivino por cosas $ue no son sa radas, ni persi as cosas celestiales con propósitos carnales. &ios es Eterno! el Bniverso es perpetuo! &ios est" eJento de tiempo, pero el Bniverso subsiste en el tiempo. &ios $ue es toda vida, lu% y amor, subsistió anterior a la (u% y la +scuridad! &esde toda la eternidad en venerable soledad. El no tiene i ual, ni rival al uno. uales ante &ios4 '92 todos los hombres son hijos de Kl 2Mortal4 *o olvides esta verdad! deja $ue esto se rave en lo m"s pro8undo de tu cora%ón. En la hora de la maEana medita sobre esto! recuérdalo en el tiempo de la noche!'9' $ue esto dé 8orma a todas tus acciones, y nunca se ausente de tu vida.

"#. +h tu, $ue buscas conocimiento del 1anto, impré

80. 2/odos los hombres son i

372 373 374

Vers 84-100-112- III;10" DyC 121;41- 45-4! Ver V;25 375 Vers.155 376 DyC 4#;24 377 Vers.!5< ))VI;18< ))I);10#< 1En. L)))I;1-2- )CIII;2- CIII;2- CVI;1#< CVIII;3< CIV;12-13< E*.24;12< 31;18< 32;15-1!- 1#< 34;1- 4- 28-2#< De%t.4;13< 5;22< #;#-11- 15- 1"< 10;1-5< Prov.3;3< ";3< Isa.8;1< Jer.1";1< Hab.2;2 378 Vers. !3-1#1< )VII;#5< DyC 88;"1-"# 379 Ver ))II;102 380 Ver ));3 381 Vers1!"< )VIII;2#-32 382 Ver III;1"4- ))V;11#< 2Ne.2!;33< !l. 1;2!- 1!;1!< Mos.4;21< DyC 4#;20- 51;3- "0;14- "8;5- 82;1"- 105;4< Esd.VII;#< VIII;" 383 Ver )V;84

!8

ENOC 3

81. C7uisieras tu ver lo $ue &ios ha hecho distintoD +bserva la di8erencia en -rboles y aves! la paloma di8iere
del pavo! G.......H di8iere de la rosa. ?ero el hombre tiene el mismo hueso y 8i ura! es nacido en la misma manera, y muere en i ual 8orma! por lo tanto escribe esto sobre tu cora%ónI $ue todos los hombres son uno y el mismo. GENESIS BREVE Y SOBRE LA ETERNIDAD DE LOS ELEMENTOS

82. Fay un ?oder 1oberano y un &ios $uién ha hecho los Aielos y las /ierras, $uién hi%o los +céanos y la
9'. 8uer%a de los )ientos, y dio su luminosidad a los rel"mpa os.'9, El Bniverso, $ue ha sido una eJhalación de &ios, radualmente crece en su per8ecta belle%a, en millones de ciclos de aEos, por las leyes de ravedad, 8luide% y 8uer%a centr#8u a.
'9@ sin embar o Kl es la belle%a del 1ol. &ios no es el océano, pero es Kl la majestad del +céano. &ios no es el viento, pero aun Kl es la velocidad del viento. &ios no es la (u%, pero es el esplendor de la (u%! por$ue Kl es la 8uente en /odas las Aosas '95 de su esencia, y de lo $ue las hace loriosas y divinas! de a$u# $ue su loria y divinidad sean sino un débil tipo de a$uél $ue irradia a ellos con esas cualidades. '96 en nombre, pero uno en ener #a. El ha moldeado todas las eJistencias y cosas visibles e invisibles a partir de los meros "tomos.

84. &ios no es el 1ol,

85. El supremo ser es vida, lu% y sabidur#a! una /r#ada

8!. Y de la oscuridad, turbulenta, atmós8era tormentosa, $ue constitu#a el Aaos de con8lictivos ?oderes, Kl
8ormó los luminosamente armónicos océanos de éter! calma en solemne belle%a y reposo.

8". ?ero cuando la armon#a de los cielos emite su sonido, las estrellas, los mares,

'99 los r#os, escuchan con éJtasis! el cielo se re ocija en esa espléndida m.sica, y la *aturale%a sintoni%a con los Aielos.

88. Este Aaos, de donde el Bniverso es 8ormado, 8ue vac#o de 8orma, o calidad, o ener

#a armoni%ada! pero 8ue en su naturale%a pl"stica con capacidad de 8ormar, y de ser reducida a per8ectas proporciones. Esto '9; no empe%ó a eJistir, ni puede ser ani$uilado! sino $ue perpetuamente su8re trans8ormaciones! de donde se levanta todo los tipos de eJistencia y todas las apariencias mani8estadas de la materia. prevaleció por todos lados, hasta $ue la Mente Eterna habló. Entonces la &ivina ?ie%a Maestra 8ue 8ormada! entonces el Esp#ritu (u% se separó dentro de un Airculo! abra%ando y en lobando, como si 8uera en un c#rculo, la poderosa rande%a de (a *ueva Areación. Este Bniverso est" lleno de )ida! esp#ritus visibles en 8ormas e im" enes! esp#ritus invisibles al ojo natural, y solo vistos dentro de las es8eras donde brilla el 1ol. interponen entre ella y la /ierra, son las tenuemente etéreas 8ormas luminosas de a$uellos $ue va an en estos resplandecientes lu ares. Ellos no son masculinos. Ellos no son 8emeninos. Ellos asumen 8ormas a voluntad. (a rande%a de la 8orma heroica. (a belle%a del Fijo )ir en.';=

8#. :ntes $ue el Bniverso 8uera 8ormado en belle%a, el entero Espacio 8ue llenado con &ios! el In8inito Intelecto
;=.

#1. Aomo las sombras $ue los dorados rayos de la Estrella de la /arde arrojan, cuando los cuerpos se

LOS NUEVE CIRCULOS ;2. El Bniverso est" compuesto de nueve c#rculos, inmensas y espléndidas es8eras de incandescente (u%! Y sin todo es la es8era del &ios eterno, abarcando los otros mundos de creación. uno sino &ios puede habitar! el A#rculo de Aausas $ue comprende todas las eJistencias! el A#rculo de la Lelicidad $ue todos pueden lo rar.
';< en d#as a venir! ellos ser"n cambiados por 8ue o,';2 ser"n renovados por a uas como en los tiempos anti uos.

#3. /res espacios de Es8eras hay - Es8eras de los Aielos! el c#rculo del Espacio $ue nin #4. :un todos estos 8irmamentos estrellados de belle%a pasar"n y cesar"n de ser
384 385 386

Ver V;5!- !# Ver IV;3 Vers 54- 100- 112- III;10" 387 Ver V;21- 85- #! 388 Vers.8"- #5- #"< )));#"-112 389 DyC #3;2#- 33< )IV;! 390 Ver )VIII;"3 391 Mo".1;35- 38 392 Ver )));#8< I;2#< VII;21< )III;1

!#

ENOC 3

#5. &ios saldr" #!. El 1ol

';' de los lu ares lejanos! Kl caminar" sobre las montaEas, ';, y las montaEas se har"n camino bajo él, y los valles se ordenar"n bajo sus pies, y los pilares de la tierra ser"n sacudidos! la vo% del 1upremo ser" escuchada!';@ el poderoso cielo escuchar" y temblar"! el mar y las olas ';5 temblar"n con terror. ';6 no ser" visible!';9 la (una';; también contendr" su (u%! pero all# no habr" muerte, ni destrucción al una! sino $ue todo ser" renovado y hecho m"s hermoso $ue nunca.

#". :s# como la /ierra produce -rboles y 8lores de su seno, pero en si misma no es -rbol ni 8lor, sino $ue
comprende estas hermosas cosas dentro de ella en su semilla o en su 8lorecer. :s# como el mar produce conchas y 8lores, aun en s# mismo no es ni concha ni 8lores, sino $ue comprende estas hermosas cosas dentro de los a%ulados ,== valles de su seno. :un as# es con el ?adre /odo Aircundante, de $uién los Esp#ritus de toda especie proceden! de Kl, en Kl, a través de Kl y por Kl, aun completamente distintos y separados de Kl.

#8. 2+h hijo4 Aon8#a eternamente en el 1eEor &ios! pon tu 8e en Kl, como en un ?adre >usto,
G........H a cada criatura! y El no te desilusionar" en tu 8e. ;;.

,=<

$uién da su

El Fombre es esp#ritu, alma y cuerpo! tres propiedades en una apariencia! pero su parte espiritual es inmaterial e imperecedera, y su parte corporal es mortal. ?ero la arom"tica esencia, $ue es el alma intermedia, participa de lo terrenal y de lo celestial! esta sobrevive la /ierra, y transmi ra a una m"s alta es8era, pero no puede entrar en lo $ue es lo m"s alto el uardi"n a cada hombre su conciencia, la cual le dice lo $ue es correcto! y $ue se rebela cuando piensa en mal. 2Mi hijo4 &eja $ue este "n el te dirija en /odas las Aosas.,=2

100.&ios ha dado como un "n 101.+h

ran y espléndido esp#ritu $ue est"s en el hombre, aliment"ndote de la basura de la /ierra vil, mira al (eón ,=' y toma una lección del (eón, $ue pre8iere morir a tocar los s de un perro. <=2. El anhelo del esp#ritu por ser libre anticipa la disolución! este mira hacia el Eter - ?ara#so! él ans#a saltar a la lu% espléndida, liberarse del cuerpo mortal $ue es su cadena.

103.:s# como el cuerpo del muerto cambia en nuevas 8ormas de vida, desarroll"ndose en césped, o 8lores
usanos, aun as# su esp#ritu, $ue es inmortal, pasa a una eJistencia di8erente de la $ue poseyó antes. SOBRE LOS DOCE MESIAS

,=,

o

<=,. (as doce encarnaciones de &ios son doce brillantes montaEas, resplandecientes como emas, con cora%ones de llama viviente! con ener #as sin resistencia como el 8ue o ardiente. <=@. &oce son las MontaEas - Es8eras o MontaEas en (a Aasa del ?adre, $ue es el Bniverso! en cada uno de esas asciende un Mes#as, con las loriosas huestes de sus se uidores. <=5. Fay doce Manantiales brillantes de puras a uas $ue env#an sus a uas a doce 0#os! los doce Manantiales son esp#ritus de Mes#as! los doce 0#os son sus evan elios.

10".Fay un (ibro

,=@ de (u% en los Aielos divido en doce cap#tulos! cada cap#tulo es el evan elio puro de uno de los Mes#as encarnados. <=9. (as (eyes de &ios G...........H nunca pueden ser cambiadas aun en lo m"s m#nimo! las leyes de los hombres son 8alibles y son alteradas por los hombres. (as (eyes de &ios son in8alibles e inmutables. <=;. &ios es eterno! Es erróneo llamarlo sempiterno. El eterno nunca tuvo un principio. El sempiterno tiene un principio, pero no tiene un 8in. <<=. &ios env#a sus 1a rados Mensajeros de )erdad a otras es8eras, as# como en la es8era del hombre. Mira arriba en lo alto a los cielos estrellados, en todas esas órbitas hay Mes#as.

393 394 395

Ver6 25 Ver ))I;53< M"#.1;3< Esd.A?4297:4 II;42< 1En.I.4< DyC 112;" Ver )VI;1-4 396 Vers.8"- #5- #"< )));#"-112 397 Ver IV;3 398 Job #;"< Isa.13;10< E .32;"< Joel 2;10-31- 3;15< !m.8;#< Mat.24;2#< Mar.13;24< L%c.21;25< Hec).2;20< !+.!;12 399 Vers. 1#- IV;3# 400 Ver ))I);"0 401 Mat.";"-11 402 Vers 54-84-112- III;10" 403 Ver IV;1# 404 Ver I;81 405 Ver ))I);10#

"0

ENOC 3

111.:s# como la vida del hombre es sostenida siempre por el aire 8resco y perece si no lo recibe, as# almas y
esp#ritus perecen si la )erdad G$ue es su vidaH no es renovada en ellos.

112.&ios hace sus maravillosas obras a través del medio denominado El ?rimer *acido!
de &ios $ue eternamente renueva /odas las Aosas.,=6 LA 9UENTE DEL PARAISO <<'. En la Es8era ?ara#so de &ios hay una 8uente.

,=5

Este es el esp#ritu

114.G...........H alrededor por -rboles de olivo y palmas, 115.El 1ol se levanta en su seno!
,=;

,=9

<<5. (as estrellas doradas emer en de su %ona plateada,

11".:%ules

,<= son sus brillantes a uas, <<9. &e un a%ul pro8undo como los oscuros ojos de un niEo, <<;. Y cuando su ondulación resplandece en la (u% del 1ol, <2=. Es como miles de deslumbrantes esmeraldas.

121.2+h ?ere

rino ,<< de &ios4 C3uscas tu esta LuenteD <22. C7uisieras tu ustar sus dulces a uasD <2'. +h va abundo de la Eternidad, si ue

124.Y yo te uiaré a ti a su verde soledad. 125.Fe a$u# el 1ol va delante de nosotros en nuestro viaje, 12!.El mismo 1ol seEala el camino. 12".2+h pere rino4 *o desmayes ni te canses,
,<2 ,<' ,<,

<29. (a Luente ?ara#so est" a la mano.

12#.Y cuando alcan%amos esta solitaria Luente 130.)imos una )ir en con hermosos ojos!
,<@ ,<5

<'<. Era m"s suave $ue el rayo de la maEana!

132.1u sonrisa 8ue como la rosa en verano. 133.Ella baEó nuestros pies, derramó rico per8ume
,<6

,<9

<',. 1obre nuestras manos y cabellos sucios por el viaje! <'@. Y cuando descansamos, ella nos dio vino dulce! <'5. Y tortas de miel m"s ricas $ue la :mbrosia.

MANDAMIENTOS
406

Ver III;11!-11#< )VIII;14!< ))VI;18< ))I);15!< ))I);181< 2En.))V;2< ))VI;3< (en.2";1#-32- 48;18< E*.4;22- 13;12- 22;2#N%m.3;13- De%t.221;1"- 33;1"< 1Cr.5;1< Sal.8#;2"< Jer.31;#< L%c.2;"< Col.1;15-18< !+.1;5< DyC "!;54-!"-"1-#4-102< "";11< "8;21< 88;5< #3;21-22< 10";1# 407 Vers 54-84-100- III;10" 408 Ver ))VI;4 409 Vers.125-12!< Ver IV;3 410 Ver ))I);"0 411 Vers.12"< Ver ))III;40< Sal.11#;1#- 120;5< DyC 45;13 412 Ver ))I);"0 413 Ver IV;3 414 Vers.121 415 Ver )VI;155 416 Ver )VIII;"3 417 DyC 4#;24 418 Jn.12;3

"1

ENOC 3

<'6. *o adorar"s #dolo al uno. <'9. *o matar"s a nadie.

13#.*o hablar"s contra el nombre de &ios.
<,=. *o ir"s tras la mujer casada. <,<. *o robar"s los bienes de nadie.
,2=

,<;

142.*o har"s nin una cosa injusta. 143.Estos son seis preceptos $ue he escuchado en los Aielos &el 1acrosanto.
TRINC,ERAS DE LOS SACERDOTES

144.(a )anidad de los hombres son o8rendas a los vientos
<,@. 1obre los altares al pie de la montaEa.

14!.)anas son las trincheras $ue tus sacerdotes han cavado, 14".?ara $ue puedan evocar esp#ritus con sus m" icas canciones.
,2< ,22

<,9. +diosa es la mano del $ue maneja el dardo,

14#.7ue atraviesa la blanda carne del ciervo
<@=. ?ero el lirio de a ua brilla en el rostro <@<. &e a$uél $ue perdona la vida.

,2'

y la liebre,

152.2+h hijo4 &eja $ue esta verdad se

rave sobre tu alma con un l"pi% de diamante en 8ue o vivoI $ue solo la )irtud es la verdadera 8elicidad, y el )icio es la miseria en todo aspecto. ,2, <@'. /odo vicio es débil en su comien%o! pero crece hasta $ue es demasiado 8uerte para un hombre poderoso! entonces este se pone desver on%ado ante &ios y la /ierra, tal $ue no hay crimen sin un apolo ista. SOBRE EL NOMBRE DE DIOS EN VANO

154.En el nombre de &ios hay un
AMOR DEL SIERVO SOLITARIO.

ran misterio! no es le al pronunciarlo ,2@ eJcepto con un propósito santo! en la hora de la maEana, antes de $ue el 1ol ,25 se levante, y después $ue el descienda! antes de las comidas y antes del reposo.

155.El esp#ritu va a &ios, de a$uél cuyas obras son hechas por amor a &ios,

,26 a$uél $ue lo estima como el 1eEor 1upremo, y a si mismo 1u 1iervo y su solitario.,29 <@5. Fermoso y brillante es el camino $ue lleva a los cielos! un esplendor cristalino de loria lo rodea! es un camino pavimentado de resplandeciente lu%! rayos de 1ol lo circundan y estrellas lo iluminan con brillo. ?ero el inicuo no ve esto! es invisible a sus sombr#os ojos! este brilla majestuosamente como el :rco Iris, pero ellos solo ven oscuridad y un vac#o.

SOBRE LA DIGNIDAD ESPIRITUAL

419 420 421

Vers.154-185 Mat.";12 Ver )VIII;4"< 1Ne.14;3< 22;14< DyC 121;13< 1En.LVI;4< Esd.VI;1< )V;21- 55-5!< Salm.#;15-1!< 35;8< 5";! 422 E .13;18- 21 423 DyC 4#;21 424 !lma 41;10 425 Ver )VI;13#-18"< )VIII;103< ));3"< DyC !3;!1 426 Ver IV;3 427 Vers.58< )II;133< )VIII;158< ))II;3- "- 45< ))V;43< ))VI;45< 1En.CVIII;8-10< 2En.)));14< De%t.11;13< Jos.23;11< Prov.31;30< Isa.5!;!< Mar.12;32- 33< Jn.14;21-24< 1Cor.8;3< Mos.2!;24 428 Vers.12#< I;3"- 83< II;!2< ))VIII;54< Tom.50

"2

ENOC 3

15".Fay un 8ue

o ,2; dorado en la tierra del para#so, a través del cual los esp#ritus puros pasan a cada revolución del 1ol, ,'= de a$u# $ue ellos cre%can eternamente brillantes, y relucen con la 8rescura de 8lores ,'< nuevas. ?ero hay de a$uél descuidado, $ue habiendo pasado aun en el menor rado de pensamiento entra en el cora%ón de a$uel dorado 8ue o. Kl es recha%ado en a on#a y con8usión. <@9. Fay una Luente estrellada en los Aielos donde se baEan los esp#ritus de 3elle%a! en donde ellos renuevan su juventud, su brillo y todo lo $ue es divino. ?ero hay de a$uél irre8leJivo, $ue habiendo pasado aun en el menor rado de pensamiento, entra en esta Luente estrellada. Esto lle a a convertirse para él en un manantial de 8ue o l#$uido.

15#.El hombre no puede hacerse completamente puro, aun cuando él trabaje noche y d#a. CEntonces no har"
nada, o se sentar" desanimadoD Esto es hacerse completamente impuro. LA LU6 QUE EMANA DE DIOS

1!0.:s# como la lu% $ue emana del 1ol
el deleite del bendito en el ?ara#so

,'2

di8unde 8elicidad y resplandor, as# el amor $ue emana de &ios

,''

es

1!1.(os "n

eles puros de &ios son tales $ue en un soplo ellos atraviesan la es8era! ellos viajan sobre el rel"mpa o ,', donde sea $ue su voluntad los impele.

SOBRE EL DIOS OCULTO O INVISIBLE

1!2.&ios ama estar encubierto. El no ser" visto por el pro8ano. 1!3.El se envuelve a s# mismo en un esplendor ce ador. C7uién es di no de mirar hacia élD 1!4.Eterno, invisible, presidiendo todo, él es co noscible pero no por los sentidos humanos! él no puede ser
,'@ ,'5 ,'6

comprendido por al o $ue eJiste.

1!5.Aada cosa $ue tiene vida viene de &ios, aun de a$uél $ue es el ?adre Bniversal! y cada esencia viviente
sobre la /ierra, tiene dentro de s# el 8ue o ,'9 de la vida eterna. <55. Fay otra y 8utura es8era, donde todo lo bueno vivir" en rayos de 1ol! hay otra y 8utura es8era, donde todo lo malo llorar" en desolación.

1!".:s# como la armon#a habita dentro de la 8lauta, as# también él es con el esp#ritu no visible dentro del
cuerpo! nin .n hombre puede ver ,'; la m.sica, aun ella est" all#! también nin .n hombre puede ver el esp#ritu, y todav#a él est" all#. <59. /odos los esp#ritus pasan a otras apariencias, tan pronto como la muerte ha operado sobre sus cuerpos! cada uno toma para si mismo esa 8orma de eJistencia para la cual sus h"bitos y aspiraciones lo han preparado.

1!#.*o dejes a un hijo sentarse en la presencia de su padre hasta $ue haya recibido permiso para hacerlo!
no dejes $ue un hombre sabio reciba un presente del mediocre! hay polución en el oro de lo vil.,,=

1"0.:ntes

de $ue se levante el 1ol, $ue no sal a de tu boca len uaje vul ar! sino permite $ue tus pensamientos mediten en santa contemplación sobre a$uél $ue hace al 1ol ,,< levantarse.

SOBRE EL MATRIMONIO Y LA MU-ER
429 430 431

Ver I;2# Ver IV;3 Ver I.81 432 Ver IV;3 433 Ver )III;100 434 Ver V;5!-!# 435 Ver III;130< )V;!2-"3- ""< )II;2- )VII;34- ));12"-128- ))I;15- ))V;#2- 18#< ))VIII;#!< 1En.)II;1< L)II;"< 2En L)VII;2< Tom.85< Esd.)III;52< !d1n1 )IV- )VIII- ))IV- )))VII< !d1n2 )I)- ))I< Job.2!;#< Sal.10;11- 18;11< 2";5- 13#;15< Prov.#;1"< 25;2-3< Isa.8;1"- 5#;2< Jer.33;5- 43;10< 2Ne.18;1" 436 Ver ));#"< Jer.4#;1#< 437 DyC 88;40-41< 438 Ver I;2# 439 Vers.""< )VIII;2#-34 440 Ver )VIII;84-8" 441 Ver IV;3

"3

ENOC 3

<6<. El matrimonio es un sa rado deber impuesto sobre todos. 7ue nin .n hombre 8uerte viva en celibato! 8eli% es a$uél $ue deja m"s all" de él un representante, para cumplir las obras $ue él ha iniciado.

1"2.C7uién es a$uella $ue no lle

a a la cama de su esposo, vir en ,,2 pura de toda corrupciónD,,' Ella ser" como a ua sucia contaminada! no ser" di na de su amor. <6'. ?ero la esposa casta es el honor de la 8amilia! ella es $uién obse$uia los niEos! la esposa es el alma terrenal de hombre! su mitad, su mejor ami o, la 8uente de toda su 8elicidad. <6,. Ella, con su amable conversación, es el ami o en soledad, la madre al oprimido! un re8resco de deleite y consuelo en el 8ati oso desierto de la vida.

1"5.Fermosas
PROVERBIOS <65. <66. <69. <6;. <9=. <9<. <92. <9'. <9,. <9@. <95.

,,, son las manos de a$uélla mujer $ue teje, $ue hila, $ue borda! $ue cr#a a sus hijos con mutuo amor y ternura, cuidando a cada uno como a la niEa de sus ojos.

0everencia al 1anto es el primero de todos los deberes! Esto hace al cora%ón puro! Esto retiene de toda pasión mala. Fijo m#o reverencia al ?oderoso! *o temas a nadie sino a$uél $ue no teme a &ios! *o hay sabidur#a sino en la virtud! El rey de los tontos es el hombre imp#o. 7uién se adora a si mismo, adora el in8ierno! ?ero adorar al 1upremo es el cielo. El inicuo est" en la oscuridad! ?ero para el puro hay un asilo de (u%.

18".*o jures por el *ombre 1a
,,5

rado ,,@ <99. *i des homenaje a lo terrenal. <9;. 1i tu esp#ritu no aspira m"s all" del polvo, <;=. /u 8uturo ser" con el polvo.

1#1.Estudia también para conocer a &ios. 1#2.1i tu no lo conoces, no puedes conocerte a ti mismo.
<;'. <;,. <;@. <;5. <;6. <;9.

,,6

1i los mortales conocieran lo $ue viene después, Ellos podr#an retraerse con terror del pecado. &ios es un reluciente espejo, En el $ue el Bniverso toma ima en, 1#, y las m"s pe$ueEas cosas o el pecado en el Bniverso, Es re8lejado all# en clara lu%

442 443 444

Ver )VIII;"3 Ver I);30 Ver P513.31;10-30 445 Ver )VI;154 446 Vers.!5 447 Tom.4

"4

ENOC 3

CAPITULO )VII . EC M46I=6

SOBRE LAS MONTA"AS QUE SERVIRAN AL MESIAS
C#$%&'&' (#) 1E)#( LII

<. 2. '. ,. @.

:hora cuando hube pro8erido estas palabras, Lui llevado arriba por un torbellino! Y transportado hasta la re ión oeste. )i muchos misterios! Bna montaEa de hierro, una montaEa de cobre, Bna montaEa de plata, una montaEa de oro,,,9 Bna montaEa de metal 8luido, Y una montaEa de plomo
,,;

!.
6. 9.

#. Y yo in$uir# del (eón diciendoI 10. C7ué es esto $ue he visto en secretoD
<<. <2. <'. <@. <5.

,@=

Mientras hablaba, un horror pasó sobre él Aomo una tierra rajada por un terremoto! Y él dijoI a$uellas cosas $ue tu has pre untado
,@<

14. Est"n incapacitadas GDH por Bno $ue vendr", . 1". Espera, y en un corto tiempo tu sabr"s! 18. /u (eer"s todo como en un (ibro Escrito! 1#. (a hora secreta ser" revelada,
,@2 ,@,

7uién G...H sobre tu tierra Gretendr" el dominio ó apla%ar" el dominioH Y $uebrar" el trono de emperadores.

,@'

2=. 2<. 22. 2'. 2,. 2@. 25. 26.

(a hora $ue &ios ha desi nado. +ro o plata no servir"n! *i una espada de hierro, ni cubierta de bronce, *i cobre, ni plomo, ni metal. :un cuando el inicuo pon a su esperan%a en esto. Aada una de estas montaEas 1er" un esclavo para a$uél $ue va Fa hacerle conocer a los hombres la verdad,
,@@

28. E inclinarse ante (a ?alabra,
2;.
,@5

la $ue él proclamar"

+h tu MontaEa rodeada con llamas,

30. Aon anti uos -rboles semejantes a los cabellos ris oscuro! 31. Aon arroyos semejantes a la blanca espuma del mar,
,@6

'2.

Y loria eJhalando de cada vertiente.

448 449 450

Vers.5-28< )VIII;84-8" Ver IV;1# Ver ))I);!1 451 I En. LII;2< '=:.4;" 452 Ver ));110-111 453 Ver ))I);10# 454 Ver ))III;!0 455 Ver I;54 456 Ver III;11"
457

"5

ENOC 3

33. (os /oros 1ol de &ios dentro de sus oscuras celdas 34. Fabitan, como rel"mpa os escondidos!
,@9 ,@; ,5=

'@. '5. '6. '9. ';. ,=.

Y muchos, un 1abio ?oderoso, Meditan prolon adamente sobre la 1anta M#stica. ?or lo tanto este el encuentro $ue en tu alta presencia &eber#a reverenciar, y sentir una solemne in8luencia. &sde tu receso pueda suceder, pueda venir Bno de los emperadores de la /ierra.

SOBRE EL LAGO AMREETA ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<. @2. @'. @@. @5. @6. @9. @;. 5=. 52. 5'. 5,. :$u# estaba el (a o :mreeta, 7uien beba brillar" por siempre. ?ero sobre su corriente una 1erpiente vi ila! /errible es la suerte de $uién se acer$ue indi no! (as Luentes cambian en 8ue os devoradores. (a 1erpiente crece en miles de 8ormas. (os Fijos del Mal $uienes vienen cerca del lu ar, 1on heridos como por una pla a! Ellos retroceden a un )alle de +scuridad, Impulsados por violentos olpes de viento. Ellos no pueden ustar m"s esas 1antas Luentes, ?ara $ue un mortal pudiese vivir en 8ue o. +h tu, olas y a uas de 3elle%a,
,5< Aaminante de los Aielos Mi alma se eleva a ti, a medida $ue tu te levantas! Yo ans#o ser entreme%clado conti o! 1obre tu cresta la 1erpiente se desli%a, El 8ue o G.........H Ellos se sumer en en tu ardiente belle%a Y desde este contacto se tra%a nueva belle%a! ,52

54. &estellando como El 3lanco

!1. Ellos se levantan revestidos en truenos

&el poderoso GcalderoDH de la (lama 2+h4 $ue yo pudiera baEarme tan solo un momento, En el seno de tu resplandeciente abra%o.

MENSA-ERO ENTRONI6ADO 5@. 56. 59. 5;. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. 69. 6;.
458 459 460

Esto ha dicho el 1eEor de los AielosI Auando el ?uro ser" coronado con mitras, Y cuando ellos esco er"n sus propios palacios. 3enditos son los $ue con8#an en m#! o%o en el ?adre! El Ele ido habitar" en medio de ellos! Aomo un ?adre habita con sus hijos. Yo adornaré la loriosa 8a% de los Aielos, ?ara as# dar a ellos nuevos deleites. Yo bendeciré esto, y lo vestiré en brillo! :un por la causa de (os &ivinos. (a Es8era de la /ierra también cambiaré, /rans8orm"ndolas a lu% y hermosura, ?ara $ue mis hijos puedan mirar sobre ellas,

!!. Bn d#a vendr" cuando el Mensajero ser" entroni%ado, "0. 7uienes han encontrado su

Ver IV;3 Ver V;5!-!# Ver )V;!2< )VI;1!2 461 Ver IV;3 462 Ver ))I);"3

"!

ENOC 3

9=. 9<. 92. 9,. 9@. 96. 99. ;=. ;<. ;2.

Aon un nuevo eJtasiado apetito. (os 1a rados de aspiraciones estelares, Fabitar"n en ?alacios de estrellas! uidores de 1atan"s,,5' *o ver"n las Es8eras 0enovadas. Yo he visto sus vidas diarias! ?ara el irre8leJivo ellos parecen vivir, ?ero para el sabio, ellos ya est"n muertos!
,5, no se mueve entre los cuerpos vivosI :s# no puede el de naturale%a sensual Morar en medio de las esencias activas, + permanecer con los movedi%os Esp#ritus de (u%.

83. ?ero los inicuos, los se

8!. Fe visto $ue ellos son como hombres muertos! 8#. :s# como un cad"ver

LO QUE SE DEBE CULTIVAR

#3. 2Fijo m#o4 Escucha
;,.

,5@ los estatutos del 1eEor &ios, (os estatutos $ue te son mandados para cumplir! ,55

#5. Y EJaminar convenientemente las verdades $ue yo revelo, #!. Meditando sobre ellas como las ?alabras de 1abidur#a.
,56

;6. ;9. ;;. <==. <=<. <=2.

/u has nacido en tu cuerpo de la /ierra, Y a la tierra tu cuerpo descender", /u dejar"s m"s all" de ti todo lo $ue perece, /u llevar"s conti o todo lo $ue es de los cielos. (o $ue el hombre de la tierra codicia muere con él, Esto desaparece, y no es m"s visto!
,59

103.?ero a$uello $ue los Fijos de los Aielos han cultivado,
<=,. ?asa con sus esp#ritus a la presencia de &ios.

105.(os mares,

,5; las MontaEas y los 3os$ues,,6= <=5. (as estrellas, el sol y la luna dejar"n de ser, <=6. ?ero los hechos del hombre virtuoso nunca pasar"n, <=9. 1u belle%a brillar" eternamente.

463 464

Ver )V;1-23 Vers.8!-8#< I;2!< )V;13< )VIII;121< Tom.12- 30- 58-!2- 82- 8#< Esd.VI;53-!!< !d.II;1#- 22< VII;55< ))V;#5< )))VII;121- 122< Lev.5;2- 22;4< N%m. 5;2- #;!-18- 31;1#< De%t.28;2!< J%e.14;8-#< 1&e.13;25-28< Sal.8#;1#< Job.3#;30< Isa.14;1#< E e.3";1-14< !m.8;3< Ha'.2;13< Mat.24;28< L%c.1";3"< Jac.5;"4< .Ne.4;4< DyC.10;!5- 45;1"< 84;110< JSMat.2"
465 466 467

Ver )VI;1-4 Ver )VI;!5 Ver I;54 468 DyC 130;18 469 Ver )));#"-112 470 Ver II;23-38

""

ENOC 3

"8

ENOC 3

CAPITULO )VIII . S=F79D5I= . V=61 BI6>7:1 . $=FC= 4C L482 . C=6>7@1 4H4B?C=5
C#$%&'&' (#) 1E)#( *VIII06+16 1 **I010

VISI!N DE LAS 9UENTES Y LAS COLUMNAS DEL CIELO <. 2. '. ,. @. :$u# yo también miré sobre ciertas Luentes, Empla%adas pro8undamente dentro de las ardientes Aolumnas de los Aielos, (as cuales abra%an, pero no chamuscan su serena belle%a, *i las a uas prevalecen sobre la llama. Y en estas Aolumnas de los Aielos vi 8ue os (os $ue cayeron en lluvia ,6< de resplandor, perpetuamente! ?ero no ascendieron, ni se hundieron en la pro8undidad, *i descendieron para entreme%clarse con las nieblas. Y sobre estas Luentes percib# una inmensidad, la $ue ni tiene un 8irmamento sobre ella a manera de protección, ni un piso sólido debajo de ella como apoyo. *i hab#a a ua cerca de esto, ni cosa alada al una. 1ino $ue todo era salvaje, desolado y "rido, Bn terriblemente silencioso &esierto de &evastación. &ensidad con penumbras y ne ro con vapores. EJtensión barrida con 8r#o y venenosas r"8a as de vientos.

!.
6. 9. ;. <=. <<. <2. <'. <,.

ES9ERA DE LOS TRANSGRESORES.

15. :ll# vi 1iete Estrellas (uminosas, semejantes a montaEas de 8ue o y esp#ritus, me suplicaban. 1!. Y el - uila dijoI Este lu ar, hasta el 8in de /odas las Aosas, ser" la casa prisión de los ca#dos.
,62 ,6, ,6@

,6'

1". ?or$ue las estrellas $ue ruedan precipitadamente sobre 8ue
<9. 2=. 2<. 2'. 1on las es8eras de a$uellos $ue trans reden,

os ,65

1#. 7uienes han desdeEado los Mandamientos de &ios,
Y no han ascendido en el debido tiempo. Ellos se hunden todav#a m"s bajo en una aun m"s baja pro8undidad,
,66

22. ?or$ue todos sus pensamientos 8ueron carnales!
(o terrenal no puede vivir en los cielos,

471 472 473

Ver V;24 1En )VIII;13 Ver )II;5" 474 Ver VI;18 475 Vers 152- III;10"- ))III;"8 476 1En )VIII;15 477 DyC 121;34-3"

"#

ENOC 3

24. *i pueden lo celestial permanecer sobre la /ierra.
2@. 25. 26.

,69

?or lo tanto el 1eEor es o8endido con estos esp#ritus! Ellos pasan a las es8eras de &evastación! :ll# permanecer"n en vientos y oscuridad,
,6;

28. Fasta la consumación del :Eo 1ecreto.
SOBRE LA SABIDURIA
/C#$%&'&' (#) 1E).*BBI 1 E4C'&4 III09 +102

2#. Y uno de los esp#ritus me dijoI la 1abidur#a
ne ación de la )erdad es miseria.

,9=

es el .nico esplendor, y toda necedad es oscuridad! y toda

30. (a 1abidur#a descendió una ve% sobre la /ierra, pero no encontró lu
'<.

ar ,9< donde pudiera habitar, su habitación por lo tanto est" en los cielos! s#, en el Aielo de los Aielos, vive la 1abidur#a. (a 1abidur#a salió en d#as de antaEo, para habitar entre los hijos de los hombres, pero ella no encontró aun una ra#% de -rbol ,92 bajo la cual prote er su cabe%a.,9' (a 1abidur#a retornó otra ve% a los cielos, y se sentó ante &ios! El le dio un trono a su lado. Ella habita con los -n eles de 3elle%a. ho ar con los hijos de los mortales! ella cambió sus pasturas en un desierto! ,9, all# la tonter#a permanece por siempre.

32. (a necedad salió e iluminó sobre la /ierra, en los &#as después $ue la 1abidur#a la dejó! ella encontró un 33. (as cosas brillantes tienen su ho
SOBRE EL VASO MISTICO ',. '@. '6. /res esp#ritus, manan de pura lu%, &erraman rayos del m"s dulce canto,
,95

ar en los Aielos. (as oscuras habitan en palacios sobre la /ierra. :s# de opuestos son los &ioses de los hombres.,9@

3!. 1e movieron alrededor del )aso
7ue brilló con 8ra ante incienso
,96

M#stico,

38. En el centro de &oce -rboles se levantó 3#. :rdiendo como la Mente Bniversal,
,=. Y alimentado por la divina 8uente,
,99

41. 7ue 8luyó de una nube de rel"mpa os. 42. Estos eran m"s blancos $ue (a Estrella de la MaEana, 43. Fermosos como la )ir en del +céano!
,;=

,9;

,,. ,@.

1us alas relucieron con la espuma del 1ol! 1us 8ormas eran pilares de esplendor.

478 479 480

Mo".1;5 Vers 122< ))I;55< ))III;!0 Vers "1< I;34< III;44-!5-105< V;"4-101< )II;12"< )V;#"< )VI;38-85< )VII;#!< ));15-#4< ))II;12-48-132< ))VII;!1< ))VIII;#!< )));102-140< Prov.4;5-"< ";4< 8;11< 1!;1!< 1";1!< 23;23< 24;14< Ecl.1;13< ";12-1#< 8;1< #;18< 10;1< Isa.11;2< 33;!< Jer.8;#< 1Cor.2;!-"-12-13< Col.2;3< St'.3;13-15-1"< 1En.V;8< 2En.I;1< Esd.III;#< VIII;4< VIII;52< )III;55< )IV;4"- #2< Tom.30 481 Ver )VI;""- 1!"< 1En.CIII;10< Esd.III;# 482 Ver III;11" 483 Tom.88< Mat.8;20< L%c.#;58< 1Cor.4;10-11 484 Ver IV;!! 485 Isa.55;# 486 Ver )III;101- )I);31- ))VIII;"5< Isa.22;24< Jer.18;4< &om.#;21-23< 2Cor.4;"< 2T"m.2;20-21< Heb.#;4< !+.2;2"< !l0";10< !0;23-24< .Ne.20;41< Morm.5<18< Et.2;2-22-23< 3;1-4< !;2-4-"< Mor.";31< DyC "!;33< 133;5 487 Ver III;11"- ))I);2 488 Ver V;5!-!# 489 Ver ));1# 490 Ver )VIII;"3

80

ENOC 3

VISION DE UNA PRISION Y LOS CONDENADOS.+
/C#$%&'&' (#) 1E)#( **I2

,5.

&e all# pasé adelante a otro lu ar, terrible, con la operación de randes 8ue os! ardiendo, relumbrando m"s terriblemente $ue un cometa! y en el medio del mismo, una vasta división.
,;<

4". Aolumnas de llamas se es8or%aban al 8inal del abismo! y pro8undo era el Gol8o en el cual ellos cayeron,
pero no pude ver su eJtensión o pro8undidad! ni pude percibir el lu ar donde este empe%aba.

48. /ruenos
,;. @=. @<. @2. @'. @,. @@. @5. @6.

,;2 resonaron sobre a$uellos desiertos! (os rel"mpa os de alada llama destellaban, Aomo el vuelo de las lan%as en batalla, :s# era su r"pido esplendor. Yo escuché un canto de lamentos, El emido de desesperación y muerte, 1olitario como el viento de medianoche, En medio de miles de ventosas cavernas.

Entonces claméI 2Au"n terrible es este lu ar4 2Au"n di8#ciles de eJplorar son sus huecos4. Entonces uno de los esp#ritus $ue estaba conmi o le contesto a mi mente as#I CEnoc, por$ue est"s alarmado por este lu arD C?or $ué la vastedad de sus tormentos te espantanD. dentro permanecen mientras sirvan al pecado, a causa de $ue se han burlado ,;' de los estatutos del Eterno! a causa de $ue se han inclinado en triste%a a las malas pasiones de su naturale%a.

58. Esto ha sido apartado para los obradores de ini$uidad, $uienes se han rebelado contra toda )erdad. :$u#

,ABL! EL LE!N

5#. Entonces habló el (eónI
5=. 52. 5'. 5,. 5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 62. 6,.

,;,

2*o te deten as, +h Fijo de Fombre4
,;@

!1. En la esplendide% obscura de los atractivos de la /ierra,

?or$ue ellos entrampan tu esp#ritu puro, (o enredar"n para siempre en destrucción. 1ino elévate hacia el Aielo de &ios, El para#so de belle%a donde él habita, En donde nin .n en aEo es encontrado, 1i no $ue todo es resplandecientemente amoroso. 2*o bus$ues la +scuridad, oh tu heredero de los Aielos4 1i no apres.rate a la siempre permanente (u%, (a $ue se irradia delante del &ivino ?adre,
,;5

"1. El $ue da a ti un Esp#ritu de 0a%ón! "3. Bna )ir

Este esp#ritu de (u% te ha sido dado, en ,;6 )estida con los Aielos! ?resta atención, te encar o, $ue la puedas conservar pura,

491 492 493

Ver )VI;14! Ver ))I);"3 Ver Isa.28;14-22< Job 12;4< E e. 33;30< 2Pe.3;3< Morm.#;2!-2"< Et.12;23-2!< DyC 45;4#-50< Mo".!;38< Esd.)VI;"0.

494 495 496

Ver IV;1# DyC 121;35 Vers 2# 497 Vers 43- 80< Ver I;"5-82< )III;23< )VI;#1-12#-13!-1"2< ))VI;1-4< Mat.25;1-13< !+.14;4

81

ENOC 3

6@. 65. 69. 6;.

7ue la preserves de toda mancha, 7ue sea libre de la mundanidad y pecado,
,;9 sobre la cima de la montaEa ?ermite $ue ella venere al 1eEor &ios Y camine en sus santas leyes.

"". Aomo la nieve

80. :s# como una prostituta envidia una vir
9<. 9'. 9,. 9@. 95. 96. :s# el inicuo odia al bueno!
@==

en,,;;

82. Ellos se cubren en oro y plata,

Y a itan su len ua contra el puro de cora%ón. Aada uno de ellos se ha dado al oro /odo su cora%ón palpita se .n esto! Lr#a y dura como un témpano de hielo, Es la naturale%a interna de cada uno.

CASTIGO E-EMPLAR 99. 9;. ;=. ;<. ;2. ;'. :$u# también se levantó una ran MontaEa, Aon un estrecho valle en su base. ?ero hacia los eJtremos, oscuras y sinuosas planicies. 0ocas ne ras y salvajes, En estas eJtendidas soledades, (os remolinos unen sus alas!
@=<

#4. Ellos se despiertan, ellos se levantan, ellos se abalan%an, #5. Aomo : uilas voraces por comida. #!. En el centro de estos, est" situado un -rbol.
@=2 @='

;6. ;9. ;;. <==. <=<. <=2.

Me maravillé en eJtremo del )alle y del -rbol, Entonces pre untéI C7ué si ni8ica este >ard#nD CY estos -rboles, y este brumoso valleD Y el revestido de estrellas respondió, diciendoI Este valle es la /ierra &e (os Malditos, :$u# ser"n reco idos todos a$uellos $ue blas8eman,

498 499 500

Ver IV;34 Vers"3< Esd. )VI;50 Ver I);1#< )VI;1!#< )VII;5-28< ))III;"5-"!< 1En.)CIV;8 501 Is. 3;#< 48;!< 58;1< Jer.1!;10< Esd.A?.I;5< 502 Ver VI;18 503 Ver III;11"

82

ENOC 3

103.Fablando del Glorioso en len

uaje imp#o!@=, <=,. :$u# ser"n 8inalmente con re ados! <=@. :$u# estar" su maldito territorio.

10!.Ellos ser"n un como un ejemplo
<=9. <=;. <<=. <<<. <<2. <<,. <<@. <<5. <<6.

@=@ de justicia@=5 divina <=6. ?ara el puro, cuya rectitud brillar" por siempre.

*o tiembles4 &ijo él ?ero la 8rialdad del hielo se desli%ó sobre mi 2+h4 si pudiera ocultarme 3ajo la cubierta de a$uella caverna 2*o tiembles4 &ijo él :.n el hielo de la muerte 8ue sobre mi, :l ver esas escenas tan terribles. (os hijos de las ne ras nubes, 7ue viven en pecado, $uienes mueren en culpa.
@=6

113./u, $ue eres El Mensajero.

118.C/ienes tus m"s sentimientos por ellos $ue &iosD
<<;. Yo 8ui humillado. Me eJtin u# en ver Oen%a.. SEPARACI!N ENTRE -USTOS E INICUOS @=9
/C#$%&'&' (#) C&%?@AB# *IV2

120.Entonces el contestó. /res

@=; son las separaciones $ue dividen a los puros de los imp#osI la primera, un Gol8o - un abismo @<= de oscuridad. (a se unda es un +céano de pro8undas a uas. (a tercera, un 8ue o, el cual, semejante a un ardiente meteoro brilla die% mil le uas sobre ese +céano.

121.?or$ue as# como en la /ierra el muerto es sepultado en tumbas, para ser as# separados de los hombres
vivos, as# a$u#, los inicuos $ue son como 8étidos cad"veres, @<< est"n divididos de los puros y vivos. :s# separados, ellos permanecen en su8rimientos, maldiciéndose eternamente el uno al otro.

122.:s# ha sido esto desde el principio, y as# esto continuar" hasta el 8in. En el &#a 1ecreto,

@<2 sus esencias vivientes no ser"n ani$uiladas, ni les ser" posible remontarse a la (u%. <2'. 1u naturale%a terrenal los arrastra hacia abajo. ?ero en este Gol8o, y en medio este &esierto, el cual ellos 8abricaron diariamente para s# mismos, ellos vivir"n en la oscuridad del 8an o, en la oscuridad $ue ellos siempre han amado. ?or$ue as# como un p"jaro no puede montar en el aire si perdiera sus livianas alas, no pueden ellos elevarse, car ados por sus pecados, $ue cuel an como plomo sobre sus almas.

124.2Fe a$u#4 Esta es la +rdenan%a Eterna, la +rdenan%a de la *aturale%a, )erdad y >usticia.
elevar" al 1ol! el impuro $uedar" por siempre atascado <2@. ?ero sus moradas no estar"n a$u# para siempre!

@<'

El puro se

12!.*o estar"n encadenados por siempre en oscuridad, 12".Fay una hora de liberación para todos!
@<,

<29. Entonces ellos saldr"n y asumir"n 8ormas!

504 505 506

Ver )VI;154 2Pe.2;!< J%d.1;" Ver );8 507 Esd. V;1# 508 DyC !0;4< 84;53< 101;#5< .Ne.24;18< !l.5;40-41< E e.44;238 Heb.5;14< 1Jn.4;! 509 Vers. 142< )IV;1 510 1Ne.12;18< L%c.1!;2! 511 Ver )VII;8!-8# 512 Vers.28< ))III;!0 513 Ver );8 514 DyC 1#;!-20

83

ENOC 3

<2;. <'=. <'<. <'2.

?asar"n a es8eras de vida! ?ara lo cual ellos concordar"n en el temperamento. Ellos tomar"n sobre s# un nuevo desarrollo, En con8ormidad con su naturale%a real.

EL SE"OR CON DIE6 MIL VELOS <''. Bn rayo de (u%, <',. Y he a$u#, ya estaba en otro lu ar, <'@. Escuché a los vientos desvanecerse,

13!.En un sueEo de Lorestas y oscuros 3os$ues, 13".Bn centelleante Mar de Lue o y estremecido brillo,
@<@ @<5 @<6

<'9. <';. <,=. <,<. <,2. <,'. <,,. <,@.

Y en la vista una obscura 8orma! El 1eEor soberano, el 1upremo ?adre, Aubierto con die% mil velos de 8lashes. C)eo esa venerable 8ormaD *o puedo penetrar las tres %onas! (as a uas de un diluvio parecen cubrirme Ellas me dieron vuelta en oscuridad. 2*o estés triste, oh Mensajero4
@<9

14!.Fijo de &os *acimientos 14".El corcel de combate del 1ol
EL TERCER SALMO

@<; no puede llevarte, <,9. M"s all" de las ru ientes olas de a$uellas llamas.

<,;. 2+h tu 1upremo 1er4 Eterno, Ine8able e incomprensible escucha a tu humilde hijo, $ue ansia juntarse conti o en el esp#ritu! tu eres El /odo ?er8ecto, (a Luente :utoeJistente de /oda EJistencia. <@=. /u estas sobre todas las esencias, m"s hermoso en tu brillo $ue toda belle%a. /u eres la )erdad, pero m"s sublime $ue toda verdad. /u eres la 1abidur#a, pero m"s eJaltado $ue toda la sabidur#a. /u eres el 3ueno, pero m"s eJcelente $ue toda bondad. ?or$ue tu eres el principio y el 8in de todos estos.

151.:s# como el 1ol

@2= es el principio de (u% a las es8eras errantes $ue revolucionan alrededor de él, as# eres tu a todos los esp#ritus $ue han emanado del centro de la llama resplandeciente.@2<

152.+mnisciente, +mnipresente y /odopoderoso C$uién es di 153.Aomo la (u% de la MaEana 155.1é t. nuestro

no de ser adorado sino tuD. /u eres In8inito y comprendes /odas las Aosas @22, pero tu mismo eres incomprensible para todos. /u eres el dador de toda bondad. /u eres la 8uente de todo lo $ue es divino. /u eres el reposo de todo lo $ue es lo m"s justo en las es8eras celestiales $ue revolucionan ante ti.

@2' sobre la tierra, as# es tu santi8icada presencia para los esp#ritus. Aomo la dorada Estrella )espertina, as# es tu sa rado aspecto a los ojos del esp#ritu. <@,. /u eres el .nico creador. El Gobernador 1oberano del Bniverso. El >ue% todo-per8ecto y todoconocimiento, $ue alle as tu e$uidad al usano de la tierra.

u#a y uardi"n, $ue eres el ?adre com.n de todos! $ue con8ieres todo lo m"s eJcelso! la dul%ura de la ?a%! la pure%a de la Inocencia.
@2, 2Gu#anos ?adre4 ?ara $ue podamos caminar en tus sendas. 1iempre aspirando a lo alto, hacia ti como las 8lores @2@ $ue crecen a los cielos.

15!.2?resérvanos 1eEor4 ?ara $ue podamos amarte.
515 516 517

Ver II;23-38 Ver )));#"-112 Ver I;2# 518 Ver III;11!-11#< )VI;112< 2En.))V;2-))VI;3 519 Vers. 44-124-151< ))VIII;"4< IV;3 520 Ver IV;3 521 Ver )III;4 - 81< P de (P- J=:6 AF5=M=B NN 2- J7@ 5< 522 Vers 1!- III;10" 523 Ver ));118 524 Ver )VI;58- 155 525 Ver I.81

84

ENOC 3

85

ENOC 3

CAPITULO )I) - L= B12>=Q= . L= :1?= 54CD:742>4

8!

ENOC 3

/C#$%&'&' (#) 1E)#( *VII 1 *VIII2

EN LA ELEVADA MONTA"A <. 2. '. ,. @. &ios por su esp#ritu, me elevó a un lu ar &onde estaba la apariencia de los 8ul urantes 8ue os! Y cuando deseaban asum#an 8ormas de hombres, Fombres de Feroica y Majestuosa belle%a. Ellos me llevaron a una altura elevada, : una MontaEa $ue se eJtend#a hasta el Empyrean.@25 :ll# vi los recept"culos de los truenos,@26 En las eJtremidades del lu ar donde el Gol8o se hacia m"s pro8undo.
@29

!. ".
9.

#. Y cada uno ten#a en sus manos un :rco de Lue o 10. Y Llechas de brillante temblor! 11. Bna Espada de Lue o y armadura de pura llama 12. Y rel"mpa os terribles en resplandor.
@2; @'= @'< @'2

<'.

Entonces ellos me elevaron a las : uas )ivientes,

14. Mejor dicho : uas de )ida 15. Y a una (lama $ue capturó la puesta del 1ol
<5. <6. <9. <;. 2=. 2<. 22. 2'. 2,. 2@. 25.

@'' , Y de la cual el 1ol atrajo nueva san re. Yo eJaminé el Ma neto $ue soporta al Mundo. (os cuatro vientos $ue producen las es$uinas de la tierra, Auyo relampa ueo e iluminación semejan esp#ritus vivientes, Y ondean en medio del 8irmamento celestial. Y vi también )ientos $ue viven en el Empyrean. Y como ellos se levantan entre el cielo y la tierra. Grandes eran y armados con truenos, Aonstituyendo los ?ilares del Bniverso. Y vi también los )ientos $ue hacen orbitar los cielos, (os $ue causan $ue el esp#ritu de la (u% se levante y se pon a, @',

2". Y vi los )ientos $ue llevan por el aire las *ubes,

526 527 528

S4@O2 1En.)VII;2 A )VIII;3 L:74C1 1 ?=5>4 =C>= 94C :74C1L Vers."- 23< ))I);"3 Ver I;2# 529 Ver V.!# 530 Ver VI;8 531 Ver I;2# 532 Ver V;5!-!# 533 Vers. 1!-30-48- IV;3 534 Ver III;1

8"

ENOC 3

29. 2;. '=.

Gui"ndolas como naves en sus rutas. )i el ancho camino de los Esp#ritus de (u% ?avimentado con el brillo de die% mil soles.

LA COPA RELUCIENTE

31. ?ercib# en el eJtremo de la /ierra
'2. ''. '@. '5. '6. '9. ';. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<.

@'@ la Aopa reluciente! @'5 EJtensamente lejosI un velo tachonado de estrellas. Entonces pasé adelante al 1ur

34. &onde ard#an seis MontaEas 8ormadas de

emas!@'6 Fab#a tres hacia el este Y tres se tend#an hacia el 1ur. :$uellas hacia el este eran de variados brillos Y uno era mar arita y otro ópalo! :$uellas hacia el 1ur eran escarlatas en esplendor. Este era todo un bello y l.cido jaspe. El punto m"Jimo era de claro %a8iro. 3ello en cuerpo como la radiante 8orma &el 1upremo 1eEor, el rector de la (u%. Y sobre todo como una cortina de 8ue o Bna ardiente lu% ondulaba en doradas olas, En doradas ondas y estrelladas olas ondulaba M"s loriosamente divino $ue la ?uesta del 1ol. Y all# yo observé un lu ar de amabilidad, &onde lucientes a uas eran colectadas en (a os, 0eluciendo sobre terrenos de lo an élico
@'9

40. El centro se levantó como un /rono de &ios,

52. Aomo la es8era de la (una
@,=

en la p.rpura.@';

53. 0el"mpa os destellaron desde estas MontaEas, 54. 1us (lamas se elevaron en lo alto! 55. (as nubes brillaron, las estrellas 8ueron vistas! 5!. - uilas de Lue o silbaron y iraron alrededor!
@,< @,2 @,'

@6. @9. @;. 5<. 52. 5'. 5,.

M#sticas )oces hicieron eco sobre todos lados. :dora a &ios solamente. Kl es el santo de aEos.
@,,

!0. Kl es el Rnico :nciano.

:o, :moun, +ul +m +siris, :don, 3el! +h tu $ue elevas el poderoso himno, En la hora-estrella adora solamente a Kl.

535

De%t.28;!4-4#- 30;4- Ne).1;#- Sal.1#;4-!- !1;2 Isa.";18- 13;5- 24;1!- 42;10- 48;20- 4#;!< Jer.25;31< 1En.1;5- 18;5- 33;1- 34;1- 3!;1"5;!- "!;1- 2En.8;4< Esd.1!;13 536 Ver )VIII;3! 537 Ver )III;"!- ))II;104- ))III;23- ))VIII;3!- ))VI;"< 1En.)VIII;!- ))IV;2< Isa.!2;3< Jer. 50;25< $ac.#;1!< Mal.3;1"< DyC !0;4-101;3< .Ne.24;1". 538 Ver IV;3#. 539 Ver ))VI;4 540 Ver V;5!-!# 541 Ver III;1 542 Ver VI;18- ))VII;5# 543 Ver I;2# 544 Ver I;33

88

ENOC 3

CAPITULO )) . EC O>51 - O5=:782 94 C16 HD6>16 . L7F51 AF745>1 . S16M716M

8#

ENOC 3

SOBRE EL OTRO
/C#$%&'&' (#) 1E)#( L*VI2

<. 2.

:ll" lejos vi al 0ey de los Esp#ritus, Auya cabe%a era como las nieves. Y cerca de él parado el +tro. @,@ Auya 8a% se asemejaba a la de un hombre. 1u aspecto era lleno de racia, Aomo es el aspecto de un 1anto Esp#ritu. En su mano él portaba truenos.@,5 (os rel"mpa os @,6 destellaba en sus pies. Entonces in$uir# de uno de los esp#ritus Y le pre unté acerca de este Fijo de FombreI C7uién era élD CY de donde eraD
@,9

3.
,. @. 5.

". 8.
;. <=. <<. <'.

12. CY por$ué estaba al lado del :nciano de &#asD
Kl me respondió diciendo!

14. Este es un Fijo a $uién la )erdad pertenece, 15. En cuyo cora%ón también habita la 1abidur#a. 1!. Kl revela cosas escondidas,
@@=

@,;

<6. <9. 2=. 2<. 22. 2'. 2@. 25.

?or$ue el 1eEor de los Esp#ritus le ha asi nado El privile io de una alta embajada.
@@<

1#. Kl es la Estrella de la MaEana,

Auyo advenimiento es una 8uente de o%o. Y este Fijo de Fombre sobre $uién tu miraste, (evantar" 0eyes de sus camas, &espertar" a los Grandes sobre sus tronos. antes!@@2 7uebrar" los dientes de los pecadores. :batir" Monarcas de sus asientos,

24. Kl reprimir" con 8reno a los arro

545

Ver V;!!- )VI;""- ))V;1!"- ))VI;"- 14- 82< )));113< 1En.)LI;5-"- )LVI;1-8- L;2- L);4- #- 11< L))VIII;1- 10< L)))II;1"18< L)))I);!0-!8< 2En.)))V;3< Esd.III;53- IV;4#- VI;"1- )IV;!< Tom.34- 48- !2- !3< Prov.25;#< Jer.18;4< E e.1#;5< 2Ne 3;18-242";#-15< Morm.8;25< DyC 5;11< 1";1-5< 20;10- 28;"- 35;18< #0;4 546 Ver ))I);"3 547 Ver V;5!-!# 548 Ver I;33 549 Ver )VIII;2#-33 550 Ver V;"4 551 Ver )II;#0- )III;5"-!!- )VIII;42- ))I.15< )));1"4< Sal.!5;8< 130;!< Isa.14;12< !m.5;8< 2Pe.1;1#< !+.2;28- 22;1!. 552 Esd.)II;31-33- )VI;51<1En..)CIV;11

#0

ENOC 3

26. 29. 2;. '=. '<. ''. ',. '@. '5. '6. '9. ';. ,=. ,2. ,,. ,@. ,5. ,6. ,;. @=.

:$uellos $ue le han ne ado lo propio a &ios, (os $ue han desdeEado humillarse. 1obre los rostros de los Gi antes él pisotear", Fasta $ue ellos sean llenados con con8usión, Kl hollar", Kl los cubrir" con ver Oen%a.
@@' de deshonor! (a oscuridad ser" su habitación, 1obre escorpiones ser"n sus camas. *i volver"n a levantarse entre los hombres, 1ino $ue ser"n escondidos por edades. Ellos no hicieron honor al nombre del ?adre, 3las8emaron de lo bello, (evantaron sus manos y menearon sus cabe%as Aontra lo alto, a lo 1anto de los Aielos.

32. Ellos yacer"n en un 8oso

41. Ellos oprimieron su pueblo hasta el polvo,
Y sus ini$uidades 8ueron vistas al sol, Y as#, esto los ha en aEado hasta la destrucción. /ambién su 8e estaba en los #dolos Fechos por la mano de los esclavos. *e aron $ue &ios 8uera su obernante.
@@, de sus templos.@@@ ?ersi uieron a los $ue permanec#an 8ieles, :$uellos $ue llevaban el *ombre dentro de sus cora%ones.

43. 1olo 8ueron 8uertes en lo malo,

48. EJpulsaron los 1antos

SUBE LA ORACION DE LOS -USTOS
C#$%&'&' (#) 1E).*LVII01+42

@<. @'. @,.

?ero la oración del bueno y verdadero
@@5

52. 1ube hasta los portales del 1eEor.

(a san re de los justos asciende desde la tierra : la presencia del 0ey de los Esp#ritus,

553 554 555

.En.)VI;14! Vers.8"- );14 Isa.!!;5< Jer.10;21< 25;35< 34;5-21< Mat.12;14- Mr 3;!- L%c. 4;28-30< !;22-23< 1Ne.21;1< !l. 3";23< .Ne.15;1#< Et.3;3< 13;13< DyC 103;2< 13!;34< !dan )II- )) 556 Vers 8"-88< Ver );12- )V;2!- ))VI;88-#1< 1En.I);10< ))II;1-5< )))I);12< )L;5-!< )LVII;1-4< )LI);3< LI;1-5< L)I;"-#< L));4< )CVII;3-5< )CI);3< C;4-5< Esd.15;8< 2Ne. 3;20- 18;1#- 2!;15-1!- 2";13< Morm.8;24-25< DyC.10;4!-52< Sal.44;1< 88;2- 1013< 102;13-22< Isa. 8;1#< 22;5< 2!;1#< 40;#< 42;"< 55;12< !1;1-3< Jer.2#;10< Lam.3;5-!< E e .3";12-13< M"#.!;1< &om.11;15<

#1

ENOC 3

@@. @5. @6. @9. @;. 5=. 5<. 52. 5'. 5,. 5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6,.

Esta tiene una vo%, una incesante vo% 7ue penetra hasta el >ue% de todos. (o 1anto de los Aielos se re.ne, Elevan himnos de alaban%a y s.plicas, Invocan al sa rado 1eEor de >usticia, ?ara ver la san re de los asesinados, ?ara $ue las oraciones del puro no puedan ser enredadas 1ino $ue puedan aprovecharse para un saludable propósito, 7ue la paciencia no soporte para siempre, *i $ue el inicuo prevale%ca sobre el bueno. &e la noche nos pareció pasar al amanecer. 1u cristalino 8ul or brilló sobre distantes la os! Muchas belle%as 8lotaron sobre las olas, ?ulidas como los sera8ines de variadas luces, Lueron coronadas con resplandecientes yelmos, 1us pies y hombros llevaban vientos. Ellos se mov#an en 8elicidad y belle%a Y cantaban en medio de la me%cla de estrellas. ue, si ue a la Luente Lundamental Y en sus ondas renueva hermosura!

"3. 1i

"5. :ll# est"n los Manantiales de la >uventud Inmortal, "!. (os cuales los &ra ones y las : uilas custodian.
@@6

EL LIBRO ABIERTO
C#$%&'&' (#) D&):3B 709+10 1 (#) 1E).*LVII 1 *LVIII2

"". Fe a$u#, los :ncianos de &#as
69. 9=. El trono de loria y de lu%,

@@9

est"n sobre su trono,

"#. :nte él el (ibro

@@; ser" abierto, En donde est"n escritas las 1upremas (eyes. @5=

81. Y todos los esplendores

de los Aielos de &ios,

557 558 559

Ver VI;18 Ver I;33 Ver ))I);10# 560 Ver I);33

#2

ENOC 3

92. 9'. 9,. 9@.

Y todos los poderes $ue est"n sobre los Aielos, Y todos los )ivientes e Inteli encias puras, Estar"n alrededor de los /ronos de >uicio. Entonces los cora%ones de los buenos se re ocijar"n,

8!. ?or$ue el &#a de la Aonsumación ha arribado! 8". (as oraciones de los 1antos han sido escuchadas,
99. 9;. ;<. ;2. (a san re de los >ustos no ha sido G...H en vano. (a marcha del delito en su curso triun8ante, os.@52 Y los invariables Institutos de &ios, ?ronuncian la perdición del opresor.
@5'

@5<

#0. Es detenido por una Mano de 0el"mpa

#3. Entonces se levantar" la Luente de >usticia, #4. (a Luente desde los Manantiales de 1abidur#a! #5. El sediento beber" y o%ar" del Aonocimiento.
@5, @5@

;5.

Ellos vivir"n con los del ?ara#so.

SOS,IOS,.

#". En esa hora el Fijo de Fombre se pondr" de pie
;9. ;;. :nte el resplandeciente 1eEor de los Esp#ritus! Y su nombre ser" pronunciado en vo% alta,
@56

@55

100.En la presencia del :nciano de &#as. 101.:ntes de $ue 1ol y las seEales 8ueran ordenados,
@59

<=2. + sus cursos 8ueran hechos para ellos! <='. :ntes $ue las estrellas de los Aielos 8ueran 8ormadas, <=,. + la (u% escuchara un mandato,

105.El secreto

@5; del Fijo del Fombre 8ue conocido, <=5. En el cora%ón del 1eEor de los Esp#ritus. <=6. El ser" un soporte para todos los >ustos.

108.1e apoyar"n en El sin tropie%o. 10#.El ser" la (u% de las *aciones

@6=

@6<

<<=. Y la esperan%a de todos los $ue est"n en tribulación.

561 562 563

Vers. 51-!4. Ver V;5!-!# Ver );8 564 Isa. 42;3< 1En.)LVIII;1 565 Ver )VI;38< Dan.12;10< 1En. V;8- )))II;3- )))VIII;3- L;1- L)I;13- )CIII;10- )CI);10- C;!< Esd.8;51< 566 Ver III;24-25< )VI;1!3< ))V;158- 188< ))VI;!- 11< ))VII;83< ))VIII;11"-134< 1En.)IV;20< )LVII;3< )LI);2- L);2< L)II;38< )CV;1182En.))I);2< Esd.IV;13< Job 41;10< Sal.18;33< Jer. 30;21- 4#;1#< E e .22;14< Joel 2;11< Mal.3;2< 567 Ver I;33 568 Ver IV;3 569 Ver ))I);!1 570 Isa. 30;20-21- 32;2-!- 40;11- 4#;#< Jer.3;15< 31;# 571 Isa.42;!- 4#;!< L%c.2;32< Hec).13;4"- 2!;23

#3

ENOC 3

111./odos el $ue habita la /ierra esperar"
<<2. <<'. <<,. <<@. <<5. <<6.

@62

por El

Y hacen las cosas $ue El ordena. Ellos bendecir"n al 1eEor $ue lo env#a. Ellos cantar"n al 0ey de los Esp#ritus. C7uerr#as conocer su nombreD 1oshiosh, el 1alvador, es su nombre. 1u presencia sobre la tierra del hombre.
@6'

118.Es como la presencia de la (u% de la MaEana!
<<;. &e la presencia de &ios El ha salido,

120.Bn Mensajero a las es8eras de dolor.
<2<. Kl eJistir" para siempre cuando su obra este hecha, <22. Kl estar" en la presencia del Maestro,

123.Kl 8ue ocultado en el Esplendor de &ios 12!.: a$uellos $ue lan

@6,

<2,. ?ero Kl viene de lo 1anto, <2@. ?ara revelar los Institutos del 1eEor-Esp#ritu uidecen en la oscuridad.@6@ <26. &esde el principio Kl eJistió en secreto.

128.Kl 8ue escondido - El +culto
@69

@65

<2;. *i aun para los 7uerubines de esplendor,

130.Lue su m#stico nombre conocido. 131.El lleva el Aetro del Mandato. 132.El porta la Espada de la Aon$uista.
@66 @6;

<''. Incl#nese la entera /ierra. <',. 1u ?ont#8ice y su 1eEor aparecen.

135.En el d#a cuando este :póstol

@9=

ven a,

<'5. (os reyes y poderosos de barro,

13".7ue han anado su trono por delito, 138.1er"n humillados ante el Mensajero divino. 13#.C7uién salvar" sus almas de la muerteD
@9<

572

Ver VI;1-2< )VII;1"< Job !;1#< Sal.33;18- 3";1#- !#;!- 104;2"- 145;15< Sal.30;18- 40;31- 4#;23< 11#;4#< Isa.42;4- 51;5- !0;#< Lam.3;25-2!< L%c.12;3!< &om.15;12< Heb.#;28- 10;13< 1En.)LVIII;4< Esd.VI;"< 1#11"!;1- 0112"!;10- 0208#2;3< !d.III< Tom-53< 2Ne.!;13< 18;1"< DyC 1#;2"< 573 Ver )VIII;153 574 Ver )VI;1!2< )V;!2 575 Isa. 1#;2- 4#;#< Job 38;1"< Mat.4;1!- L%c.1;"#< 2Ne.1#;2< Morm.8;1!< DyC 45;28- 5";10< 1En.)CVI;3. 576 Ver )VI;1!2 577 2En.))IV;3< Mat.24;3!- 43-50< 25;13< Mar.13;32< L%c.12;40< 14;2!< !+.3;3< 578 Vers.152< I.2!- )I;!- ))VI;22-43-44- ))VIII;100- )));"4-"!< (en.4#;10< N%m.24;1"< 1Sa. 1!;1< Sal. !0;"- 8#;44- 108;8- 110;2125;3< Isa. 10;33- 18;5- 22;1#-25- 40;4 Jer. 32;31< E e. 1";24- 21;10-13- 25-2"< $ac.10;11- 11;2< Mat. 21;41-43< &om.8;32< !+.1#;15< 2Ne.22;33 579 Vers. 148- VI;8< !+.1#;15 580 Ver )II;80 581 Ver )V;34

#4

ENOC 3

<,=. C7uién sino Kl, cuya misión es de &iosD

141.Aomo paja en el 8ue

o,@92 y plomo en a ua <,2. 1on las naturale%as del inicuo en su cora%ón. <,'. Ellos arden en la presencia del puro

144.1e hunden ante los 1antos. 145.*i la décima parte de ellos ser" encontrada
@9' @9,

<,5. + salvada de la universal destrucción.

14".(a Espada del 1eEor de los Esp#ritus 148.1e emborrachar" con su impura san 14#.El enviado los llevar" al casti o,
@9@ @95

re,

<@=. : la retribución debida al culpable. DOCE PIEDRAS <@<. +scuridad nos rodea.

152.:un el estrellado trono 8ue perdida en la niebla. 153.*ieblas y nubes iran como ruedas. 154.Kter, 8ue o y a ua entreme%clados.
@96

<@@. Bna nube-montaEa tapando cada estrella <@5. 1e levanta como un remolino.

15"./ruenos

@99 rodaron, rel"mpa os @9; relumbraron. <@9. :un con todo, nosotros pasamos adelante

15#.&oce ?iedras eri ieronse como pilares. 1!0.Yo podr#a discernir en medio de vislumbrados 8ue 1!1.Aercado con muros de roca no trabajada.
@;= @;2

os,@;<

<52. 1obre cada 8ue o la semejan%a de un esplendor.

582 583 584

Ver VII;21 Ver );14 !+.11;13 585 Vers. 132< )II;41 586 Ver.))III;13"-1#! 587 Ver III;1 588 Ver ))I);"3 589 Ver V;5!-!# 590 Ver ))II;105 591 Ver I;2# 592 E*.20;25< Dan.2;34- 45

#5

ENOC 3

CAPITULO ))I - S1F54 C= 46J45= C4C46>7=C
EN LOS CIELOS.
<. 2. '. ,. @. 5. Y después de estas cosas 8ui trans8erido :scendiendo lejos hasta los cielos. )i los Fijos de las es8eras celestiales, Aaminando loriosamente sobre llamas de 8ue o. 1us vestiduras eran de blanco puro, 1us rostros eran "mbar transparente. )i dos r#os de 8ue o @;' brillando como el jacinto. Aa# sobre mi rostro delante del 1eEor de los Esp#ritus, Y uno de los Investidos de Estrellas me tomó por la mano. Kl me levantó y me trajo al :siento de Misericordia
@;,

".
9. ;. <=.

11. Kl me mostró todos los Misterios escondidos! 12. (os recept"culos de las Estrellas, sus ardientes esplendores.
<'. <,. <5. (a (u% dentro de ellos sal#a en llama! &e delante de los rostros de lo divino
@;5

@;@

15. Y Kl me ocultó en la Estrella de la MaEana.
&espués $ue vi en una visión de (u%,
@;6

1". Bn palacio eri ido con ?iedras de diamante 18. Y en el medio de las deslumbrantes ?iedras
<;. 2<. 22. 2'. 2,. 2@. )i len uas de llama vivientes, o, @;9 )i en una de sus eJtremidades, 7ue hab#a r#os llenos de ardientes 8ue os, (os $ue corr#an alrededor cerc"ndola por todos los lados. &espués vi otro Aielo, Bn para#so de multi8ormes mansiones,

20. Y as# como miraba sobre la órbita de esta Aasa de Lue

593 594 595

Ver I;2# Ver V;"4 Ver I);33 596 Ver ));1#< )VI;1!2 597 Ver ))II;104 598 Ver I;2#

#!

ENOC 3

25. 26. 29. 2;. '=. '<. '2. ''. ',. '@.

Y las divisiones de una Aiudad Aelestial, Y un orden de Esp#ritus di8erentes de otros, )i las medidas de las acciones humanas, Aomo son ju% adas por el sabio y puro! &i8iriendo mucho de las normas de los necios, Aomo esto es 8ijado como una u#a para los mortales. )i también ?alacios de Inteli encias ?uras, 1iempre iluminando 1alones y templos. 3elle%a $ue no puede ser descripta! Gloria $ue no puede ser pintada.

LOS PORTALES Y LOS MINISTROS '5. '6. '9. ';. &e all# 8ui hacia las eJtremidades de la es8era! all# vi muchas criaturas vivientes, eran al o distinto a lo $ue jam"s he visto, y cada una era di8erente de la otra. Y Lormas aladas variadas en sus 8ormas, con una vo% de muy cambiantes melod#as! ellas habitaban alrededor de plateadas cascadas de a ua. M#sticos eran los ecos en a$uella re ión. Y mirando al este percib# los l#mites de esta vasta y rodeada de llamas, es8era de 8lores! Impasables océanos de arrollante lu%, hasta los cuales los >ardines de los Aielos no se eJtienden. Aelestiales a medida $ue proven#an del vasto portal. (os re istré de acuerdo a su orden! también escrib# sus nombres! mar$ué sus tiempos y temporadas, mientras los Fijos del ?ara#so mov#an sus alas. (os esp#ritus $ue estaban conmi o los nombraban, llamando a cada nuevo esplendor por su t#tulo!

40. (as ?uertas de los Aielos estaban abiertas de par en par. )i las estrellas venir! yo contaba los Ministros 41. ?oderosos
EN EL NORTE ,2. &e all# avancé adelante en una niebla de 8ue o hacia el *orte, a los puntos de esta inmensa es8era, donde vi una maravilla loriosa. nitud y belle%a. (os siempre resplandecientes 0el"mpa os 5== las adornaban.
@;;

eran ellos! sus obras eran poderosas! ellos eran los Mensajeros $ue &ios envia.

43. ?or :ll# vi las ?uertas Aelestiales, las $ue llevan directamente a lo Aelestial! inmensa en terrible ma

44. /res de ellas estaban abiertas y distintamente marcadas. &esde estas, se abalan%aban tempestades,
,@. car ando sobre alas de oscuridad, Lr#o, Grani%o, 5=< Felada 5=2 y *ieve.5=' /ambién llevaban 0oc#o 5=, y (luvias 5=@ y la llama de un 8ero% 8ue o, el $ue resoplaba violentamente sobre /odas las Aosas terrestres, desde a$uellas altas ?uertas. Ellos los eJtendieron precipitadamente en ruinas! el viento 1endo estaba all#! espantoso con alas ardientes en remolinos, como la 8uer%as unidas de muchas tempestades.
5=5

4!. *ada de una naturale%a sensual o carnal, tal como los Fijos del ?ecado son, pueden 8renar
irresistible torrente. Ellos 8ueron arrojados precipitadamente al &esierto ,6. ,9. ,;. @=. ?ero los Fijos de ?ure%a no sintieron esto, Ellos pasaron a través de la Aatarata de (lama, &espla%"ndose con un 8"cil movimiento, Aomo los peces se desli%an a través del oleaje.

tal

EN EL OESTE @<. &esde este lu ar anduve errante hasta los eJtremos de la es8era +este, donde también vi tres ?uertas Aelestiales abiertas.

599 600 601

Ver I);34-3" Ver V;5!-!# Ver IV;34 602 Ver V;24 603 Ver IV;34 604 Ver III;13" 605 Ver V;24 606 DyC 121;33

#"

ENOC 3

52. Ellas eran como a$uellas $ue hab#a visto anteriormente en el lejano *orte, irradiando su lu% como soles
y desde estas también, abalan%abanse un +céano de vientos y resplandecientes maravillas.

5=6

53. Entonces 8uimos adelante hacia otra re
@,.

ión, donde vi en el +este una MontaEa 1anta!5=9 una 8uerte y vasta MontaEa, y cuatro deliciosos lu ares semejantes a >ardines. Internamente esto era pro8uso, espacioso y tran$uilo, como si hubiera sido 8ormado por una Aelestial Mano. Lue rande y placentero mirarlo, y mi cora%ón se ablandó.
5=; $ue estaba conmi o me dijoI Estas son las moradas de los ?uros de Aora%ón, 5<= para los tales 8ueron hechas. :$u# ser"n ellos reunidos. Estas Enramadas 5<< ser"n suyas hasta el &#a 1ecreto 5<2 .

55. Y Esp#ritu N (eón

5!. &esde estas pro8undidades de 8ue
@6. @9. @;. 5=. 5<. 52. 5'. 5@. 56. 59. 6=. 6<. 6'. 6,. 6@. 66. 69. 6;.

o,5<' hablo a los mortales, Y desde el cora%ón de ardientes torrentesI Fermosas son las tonadas $ue he escuchado, /raté de transmitir sus ecos a la /ierra. 2+h hombre4 )enera a &ios. El solo es di no de suprema devoción. En sus poderosas Manos él maneja El vasto e ilimitado Bniverso estrellado
5<,

!4. Kl tiene la l#nea de medir

El sol se irradia desde sus ojos.
5<@

!!. (a blanca espuma del mar es suya. !#. Es la Gran Aanción de Aanciones.

(os vientos van y vienen a su mandato. 1u canto sale sobre el Aosmos. 3enditos a$uellos $ue en tormentas y estallidos, 0econocen esa M#stica Melod#a
5<5

"2. ?erecer#a todo el $ue no se haya acercado. "!. 3endito sea este Grande

Kl es el $ue u#a al errante. 7uién obierna esto por los brillantes reyes de la noche. 7uién retiene esto por el dorado 1eEor del &#a.
5<6 y 1anto, Fasta la eterna era de las eras. /odo lo viviente, todo lo muerto, Incl#nese y j.ntese en adoración de 1u *ombre.

607 608 609

Ver IV;3 Ver )VI;#5 Ver IV;;1# 610 Ver ))VI;"5< DyC #";21 611 Ver V;83 612 Ver ))III;!0 613 Ver I;2# 614 Vers.28< Job 28;25< Isa.28;1"< 40;12< Jer.31;3#< E e .40;3-48< 41;1-15< 42;1!-20< 4";3-5< Joe.2;23< M"#.2;4< $ac.2;1< Mat.";2< Mar.";3"< L%c.!;38< E,.4;13< !+.11;1< 21;15-1"< 1En.L);22< L)I;1-3- L));3< L)))I);!3< )CIII;13-14< 2En.)I;2< )III;2< )I);3< )L;3- 5- 8-#< )LIII;1< )LIV;3< )LVIII;3< )LI);4< L)V;4) Esd.II;3"
615 616 617

Ver )));#"-112 Sal.104;2#< 2En.)))III;5- )LVIII;3< Tom.8!;8-10 Ver III;1"

#8

ENOC 3

##

ENOC 3

CAPITULO ))II - L= MD45>4 . C74C16 4 I2J745216 . L4A 94 S7B?=>I= U273456=C

LAS MANSIONES
/C#$%&'&' (#) D1C 882

1.
2.

Muchas son las Mansiones en el 0eino de los Aielos.618 Aelestiales es8eras m"s hermosas $ue el 1ol, &onde los Esp#ritus de :mor 5<; &ivino habitan. :s# tu puedes ver los 8rutos sobre un amplio -rbol,620 Fay :n elicales es8eras de (u%, M"s radiante $ue la órbita del :rco Iris En donde el :mor de &ios es percibido, ?or todos a$uellos $ue son los habitantes de las mismas. Y a estas ascienden los esp#ritus de los Fombres, 7ue pasan por la /ierra en pure%a y )erdad! Y han vestido sus almas en 1abidur#a.

3. 4.
@. 5. 6. 9. ;. <=. <2.

11. 7uienes han aspirado al 1aber de &ios,
SOBRE LA MUERTE <'. <,. <@. <5. <6. <9. <;. 2=. 2<. 22. 2'. El hombre cuando sale de su vida humana, 1e levanta como s# 8uera de un nublado sueEo! Bna loria de Aelestial esplendor lo rodea. 1ueEa $ue est" en una )isión de 3elle%a, ?ero abriendo sus ojos, y eJtendiendo sus eJtremidades, Encuentra $ue él es un esp#ritu viviente. )e su alma alrededor de él como un vestido, ?ero $ue es completamente destituido del cuerpo 8#sico. Y es perturbado en dolor y temor. *o sabe a donde esta yendo. Llota a través de un etéreo +céano!

618 619 620

Jn.14;2 Vers.3- "- 45< )VI;58- 155 Ver III;11"

100

ENOC 3

2,. 2@. 25. 26. 29. 2;. '=. '<. '2. ''. ',. '@. '5. '9. ';. ,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<. @2. @'.

1e siente llevado en un viento! ?ero elevando sus siempre puros pensamientos :l m"s alto &ios de su adoración! 7uién ha sido para él mientras estaba en la carneI 1u ?adre, su Aonsolador, su Gu#a! Kl lle a a llenarse con una celestial pa%. ?ercibe una armon#a en todas sus sensaciones. 1u alma y esp#ritu se desli%an i ual a un musical himno, : través de un mar de centelleante loria. Entonces mira a los objetos $ue lo rodean, (os ve di8erentes, en su pura lu%. 0evelado en brillo de 1ol y Estrella Aomo los 8ul ores resplandecientes del 8irmamento
52< celestiales. 0ayos de arriba, radiantemente y muy brillantes. Y sus castos pensamientos son elevados a su ?adre, El :lto, el 1anto y el &ivino. El ve alrededor de él, semejantes a un c#rculo de rayos de 1ol, Bn hermoso Aoro de 1a rados Esp#ritus, &e cuya muy ardiente presencia es derramado! Bn per8ume m"s dulce $ue las violetas. 522

3". Y para siempre como esplendores

45. Esp#ritus de :mor,

Esp#ritus de verdad, Esp#ritus de Aonocimiento, Esp#ritus de 1abidur#a, Esp#ritus de Aaridad, Esp#ritus de ?ure%a, Esp#ritus de (u% y Esp#ritus de &ios. &esde estas trascendentes 8ormas es derramado,

621 622

Ver I);33 Vers.3- "- 45< )VI;58- 155< 1En.CVIII;8

101

ENOC 3

@,. @@. @5. @6. @9. @;. 5=. 5<. 52. 5,. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 69. 6;. 9=. 9<. 92.

Bn resplandor tan divino y deslumbrante, 7ue eclipsa los ojos del 1ol, Auando ellos resplandecen con la m"s ardiente radiación. Y estos esp#ritus por su naturale%a celestial, )en la esencia del hombre! Ellos penetran lo m"s recóndito de sus pensamientos internos. Aonocen a una mirada todos sus deseos, Y a estos, de acuerdo a sus atributos. (os esp#ritus benditos se inclinan,
623

!3. ?or$ue los Esp#ritus de :mor se unen a a$uél !5. Y los Esp#ritus de )erdad se unen con a$uél

Auyo esp#ritu ha sido siempre encontrado en amor! Auyo esp#ritu siempre ha sido encontrado en )erdad! Y los esp#ritus de Aaridad le dan la bienvenida a a$uél Auyo esp#ritu ha sido siempre encontrado en Aaridad. ?or$ue semejante a lo $ue buscó, es su parecido en los Aielos :un semejante a lo $ue buscó sobre la /ierra. Y el ?uro evita lo opuesto a la pure%a, /anto en la es8era celestial como en la terrenal. ?or lo tanto, cual$uier virtud $ue el hombre sembró En su 8r" il y transitoria vida de barro, (o mismo él cosecha unas mil veces Auando él transmi ra a la vida celestial. Inmediatamente él se une a a$uello $ue él semeja. Y la antipat#a $ue eJiste entre la (u% y su opuesto, (o separa de al o $ue no este al un#sono con sus deseos. Y todos los habitantes de a$uellos 3enditos (u ares ?articipan en el o%o del recién lle ado.

"". ?or la 1impat#a M#stica $ue invade el Bniverso

623

DyC 88;40

102

ENOC 3

83. ?ercibiendo un crecimiento en su propia 8elicidad, 84. ?or la 8elicidad de este nuevo miembro en su Airculo.
9@. Entonces los esp#ritus ascienden a un lorioso ?ara#so!
624

8!. :ll# hay -rboles de in8inita belle%a, 8". )erdes, sublimes y eJtensamente diseminados, 88. Lloreciendo en miles de 8lores. 8#. Y hay Enramadas de delicioso verdor,
625 626 627

;=. ;<. ;'. ;,. ;@. ;5. ;6. ;9.

Y hierbas con la 8ra ancia de la brisa matinal, Y 8uentes m"s puras $ue el cristal G...H
628

#2. Lluyen en melod#a alrededor de esos -rboles

E innumerables Aoros de :n élicos Esp#ritus M"s brillantes $ue la (u% $ue se desli%a en medio del ?ara#so. 0espirando m.sica, emanando belle%a, Y entrela%ados como las constelaciones estelares. Miles de :rco Iris relucen en el 8irmamento, Y muestran sus muy brillantes colores.

##. 0el"mpa

os 52; vibran a lo lar o del terreno, <==. 1emejante a arroyos de a ua corriente. <=<. (as mansiones en esta /ierra Aelestial,

102.&estellan con muchos /esoros 103.Est"n hechos de ?iedras ?reciosas.
630

631

<=,. Est"n incrustadas con 8lores doradas <=@. Est"n techadas y pavimentadas con diamantes,

10!.7ue relucen irradiaciones con la 8orma del 1ol,
<=6. <=9. <=;. <<=. <<<. (as $ue cambian miles de veces en un minuto, M"s espléndidas $ue la (u% de la aurora. (a belle%a de estos ?alacios Aelestiales, Esta en armon#a con la belle%a de los esp#ritus, 7ue en pure%a habitan all# dentro,

632

624 625 626

Ver III;11" Ver ))I);"0 Ver I;81 627 Ver V;83 628 Ver III;11" 629 Ver V;5!-!# 630 Ver )VI;!!- ))I);!1< E*.1#;5< De%t.28;12< Sal.135;4< Prov.2;"< ";11< 21;20< Isa.33;!< 45;3< Mal 3;1"< Mat.!;21< 12;35< 13;4452< 1#;21< L%c.!;45< 12;21< 12;33< !dan )IV< )V< )I)< ))IV;#4- ))V;#5- ))VIII;104- )))VII;122< Esd.VI;42- VIII;53- )VI;58< < 1En.)I;1< )LVI;3< 2En.V< VI< )L;"< )LV;2< L;!< LIII;2< Tom.4!- "8- 111 631 Ver V;102- VII;"- ));15#-1!1- ))I;1"-18- ))II;105- )I);34- )));!-12< (en.28;11< E*.20;25- 24;4- 28;#-15-21< De%t.1!;222";2-8< Jos.4;1-21< 1Sam.1";40< Job 28;3-10- 38;30< Sal.#1;12- 102;14- 118;22< Prov.24;31-34- 2!;2"< Ecl.3;5- 10;#< Isa.8;14- #;102";#- 28;1!0 !2;3- 54;11-12- 5";!- !2;10< Jer.#;11- 43;#-10- 50;25- 51;!3< Lam.3;#-53- 4;11< E e .13;11- 28;13-1!< Dan.2;34< Hab.2;11< Ha'.2;15< $ac.3;#- 4;"- #;1!- 10;4< Mal.3;1"< Mat.";#- 21;42-44- 24;2< L%c.4;3- 1#;44< !+.18;21- 21;1#< DyC !0;4- 101;3< !l.3";23< Jac.4;15-1!< Et.3.1-3< 1En.);5< 2En.)));10< Esd.III;5< Tom.10- 14- 20- !8- "# 632 Vers.35- IV;3

103

ENOC 3

<<2. :spirando siempre por m"s ser"8icos lu ares.

LA VIRTUD Y LA INTELIGENCIA
<<'. En cuanto a la )irtud es la m"s hermosa de /odas las Aosas, <<,. (a trascendente Ima en de &ios en s# mismo.

115.?or lo tanto, es a
<<5. <<6. <<9. <<;. <2=. <22. <2'. <2,. <2@. <25. <26. <2;. <'=. <'<. <'2. <''. <',. <'@. <'5.

radable a las (eyes de >usticia5'' 7ue esas mansiones sean di nas de los esp#ritus. :s# son los ?alacios del ?ara#so ma n#8ico! Y no una vac#a y vacante atmós8era. ?or$ue los habitantes de la Fermosura Aelestial 1on de Fermosura Aelestial también. ando al a%ar, Aomo al .n descuidado supone, )olando a través del aire vasto y vac#o 1in nin .n propósito 8irme, y sin nin .n ho ar se uro. ?ero esta no es en verdad la condición de los 3enditos. 1us palacios son majestuosas estructuras. Ellos tienen >ardines, 0#os y Luentes!
634 est"n en armon#a con su rande%a. Y al unos son de diamantes de blanco-nieve como la )erdad! Y al unos de transparentes esmeraldas como la 1abidur#a ?ara $ue el semejante a &ios viva en lu ares semejantes a &ios Auyo esplendor es un s#mbolo de los habitantes.

121.*o pienses $ue el esp#ritu anda va

128.Y /odas las Aosas

:s# las Inteli encias de lo 1upracelestial Aomprenden a una mirada los atributos de los habitantes, ?or el brillante aspecto de sus ho ares, Y las apariencias $ue corresponde con esto.

IN9IERNOS

633 634

Ver);8 Ver III;10"

104

ENOC 3

C#$%&'&' (#) (&% *III0104+133

<'6. <'9. <';. <,=. <,2. <,'. <,,. <,@. <,5. <,9. <,;. <@=. <@<. <@2. <@'. <@,. <@@. <@5. <@6. <@9. <@;. <5=. <5<. <52. <5'. <5,. <5@. <55. <56. <59. <5;. <6=. <6<. <62. <6'. <6,. <6@. <65. <66.

Y aun as# en i ual manera, (as habitaciones del inicuo corresponden con el inicuo, ?or$ue los esp#ritus ca#dos se con re an juntos, &e acuerdo a sus variados temperamentos y cualidades! en en el ?er#odo A#clico. Ellos lle an otra ve% a juntarse con almas y cuerpos, ?asando a es8eras de eJistencia, &e la cual deben elevarse o decaer m"s bajo todav#a. ?ero muchos son los aEos de su pere rinar, :ntes de $ue sean unidos con la 8orma 8#sica.
5'@ los junta, En caóticos lu ares, sin un viso de lu%. En cuanto al vicio es lo m"s detestable de /odas las Aosas! &eleit"ndose en san re, suciedad y 8alsedad, +diando toda lu%, y escondiéndose en la oscuridad Y odios, en sus concepciones y diseEos. :un as# son las mansiones de 1atan"s! Aompletamente an"lo as a sus inicuos atributos. Y a$u# ellos son como nubes de polvo, &estituidos de todo poder, 8uer%a o vi or. (a Bniversal (ey de &ios S(o semejante se uir" a lo semejanteS 1e eJtiende en a$uellas re iones (as cuales asimilan para s# a sus habitantes ?or$ue nin .n 8ul or de lu% brilla all#, 1ino $ue todo es niebla y lobre ue% perpetua, En consonancia con las cualidades de los inicuos, Auyas mentes son nidos de escorpiones! Y as# como la conciencia de los hombres inicuos sobre la /ierra, ?resenta ante ellos espantosos 8antasmas, Y terribles siluetas, 8antas#as y 8ormas! 1e levantan de los vapores de su culpabilidad, Lrecuent"ndoles en sueEos y en la hora del crep.sculo, Aon muy amena%antes 8ormas y estos! (os resultados de una sombr#a ima inación. /al temor aun res$uebraja su ilusión, :s# $ue en esos caóticos lu ares (a conciencia a8li ida va abundos de pecado, Genera a s# misma malas seEales y apariencias, Aorrespondiendo a lo pecaminoso de sus naturale%as. Estas apariencias no eJisten en la realidad, 5'5

141.&e all# emer

14".?or lo tanto 1atan"s

1"8.?or$ue &ios no crea monstruos,

635 636

Vers.14"- 153- 18#< )V;1-23 Ver )V;15< )III;104-133< ));14#< Jn.12;4"-48

105

ENOC 3

<6;. <9=. <9<. <92. <9'. <9,. <9@. <95. <96. <99. <9;. <;=. <;<. <;2. <;'. <;,. <;@. <;5.

?ero a las desordenadas mentes de los ca#dos, Ellas aparecen animadas de vida. Este es el estado de lo $ue es llamado In8ierno! El cual &ios, en verdad, no ha 8ormado, *i ha desterrado sus esp#ritus all#, 1ino $ue sus inicuas tendencias los juntan, Y sus inicuas naturale%as enerando sueEos Forribles, obscuros y respirando torturas (os rodean con las m"s lacerantes a on#as, *o menos terribles por ser auto in8li idas. Estos 1atanes est"n completamente sin poder! Ellos son con8inados dentro de sus propias es8eras. *in uno puede levantarse de all#, Fasta $ue el Aiclo haya rodado a través de sus aEos. Entonces ellos asumir"n cuerpos y almas, Y son de nuevo desarrollados en eJistencia, ?ara elevarse a s# mismos o hundirse otra ve% En el +céano de +scuridad de su propia hechura.

10!

ENOC 3

CAPITULO ))III

10"

ENOC 3

EL 9UEGO QUE CORRE AL OESTE
<. 2. &e all# 8ui a otro lu ar, (ejos hacia el +este, cerca del 8in de la es8era. :ll# vi un 8ue o ardiendo,5'6 Bn turbulento y ardiente /orrente de (lamas, *o cesaba en su curso de d#a, *i de noche deten#a su poderoso 8lujo, 1ino $ue como la corriente del +céano, siempre 8lu#a! Y su ru ido era como el bramido de un ele8ante. Entonces in$uir#, diciendoI C7ué es esto $ue no cesaD Y uno de los 1antos Esp#ritus contestó 1usurrando por lo bajo en mi o#doI Este 8ue o $ue corre para siempre al +este o 8uente de las (uminarias del Aielo, Ellas beben de su brillo y son renovados, 1e alimentan de la llama siempre relumbrante.

3.
,. @. 5. 6. 9. ;. <=. <<. <2. <'. <@. <5.

14. Es el 8ue

SOBRE LA MONTA"A ARDIENTE8 LAS 7 MONTA"AS Y EL =RBOL NO TOCADO.
/C#$%&'&' (#) 1E).**IV 1 **V2

<6. <9. <;. 2=. 2<. 22.

&e all# 8ui a otra re ión, Y vi un MontaEa de la cual sur #a 8ue o 7ue nunca cesa, siempre ardiente! (os cielos 8ueron iluminados por su esplendor. Me acer$ué y vi otras siete MontaEas &i8erentes una de otra en rande%a! emas,5'9 hermosas y preciosas,

23. &e brillantes

637 638

Ver I;2# Ver )I);34

108

ENOC 3

2,. 2@. 25. 26. 29. 2;. '=. '<. '2. ''. '@. '5. '6. '9.

/odo ma n#8ico y primoroso a los ojos. Estas MontaEas se levantan en el sector del Este :montonadas como nubes, una sobre la otra. /res MontaEas se levantaban hacia el 1ur :dheridas entre s# de la misma manera, ?ro8undos valles marcan su camino entre ellas, 1eparados por l#mpidos r#os! Y la MontaEa de Lue o estaba en el medio, Y todas estaban como el arco de un trono! +dor#8eros -rboles crec#an densamente sobre ellas!
5'; de 8ra ancia &ivina, Y no hab#a en todo el >ard#n del ?ara#so Bn -rbol per8umado $ue oliese como este. 1us hojas, sus 8lores, su corte%a nunca se marchitan. 1us 8rutos eran hermosos como las estrellas, 5,=

34. Y all# estaba Bn -rbol

3#. Y juntos como un rupo de palmeras 40. 7ue dan la bienvenida al pere rino
,<. ,2. ,'. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=.

del desierto.5,2 1us hojas eran esmeraldas asentadas en oro. 1us 8rutos eran vino de miel y rosas. Mirando sobre este, yo declaré en vo% alta
5,<

44. 2Au"n

rande es este 8loreciente -rbol4 Entonces uno de los Esp#ritus dijoI C?or $ué te deleitas con este -rbolD CY por$ué est"s in$uisitivo para conocerloD /u has pasado por muchas cosas sin in$uirir, ?ero este ha despertado tu consideración. Entonces yo contesté diciendoI
5,'

51. Yo deseo conocer concerniente a /odas las Aosas, 52. ?ero sobre todo lo concerniente a este -rbol, 53. Auya belle%a es m"s vi orosa $ue la del 1ol.
5,, 5,@

639 640 641

Vers. 44-"2-88-#"- III;11" Ver.))VI ;4 9VI;121-12" 642 Ver IV;!!< Isa.21;13-14 643 Vers "8- III;10" 644 Vers. 34-44-"2-88-#"- III;11" 645 Ver IV;3

10#

ENOC 3

@,. @@. @5. @6. @9. @;. 5<. 52. 5'. 5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,.

El respondió diciendoI :$uella MontaEa Auyos picos son como los tronos de &ios, 1er" el asiento donde se sentar" el 1anto Auando el se levante para visitar la /ierra Y ese -rbol de eJ$uisita 8ra ancia, 7ue no eJhala un solo soplido de carnal aroma
5,5 hasta el &#a 1ecreto, 5,6 Auando sea dado a los Fijos de los Aielos, 1u esencia ser" derramada sobre los 3enditos! El esp#ritu de vida dentro de este 1anto (u ar 5,9 para siempre como en un >ard#n, ?lantado en el *orte, hacia el 0ey del Aielo, El 1eEor de )ida y 3elle%a eterna. Entonces ellos se re ocijar"n randemente en el 1anto! Bna 8ra ancia de deleite pasar" a través de ellos! EJistir"n en una vida de lu%, *in .n dolor obscurecer" sus d#as. Y yo bendije al 1eEor eterno de los Aielos, ?or causa de $ue él ha preparado este -rbol del ?ara#so ?ara darlo al 3ello como su comida, Auando El se revele en pura lu%.

!0. *o ser" tocado por nadie !4. Llorecer"

SOBRE LA VANIDAD DE LA VIDA

"5. 2+h hombre4 CAu"l es el objetivo de todos tus trabajos, y todas tus penurias detr"s del oro
tesorosD ! una corto, transitorio y vano placer! y lue o eres asido por ellos para siempre.

5,;

y los

"!. C1e a8anar#a el hombre sabio por premios tales como estos conse
66.

uidos con ran trabajo, y una ve% conse uidos, dejados de ladoD CEncadenar#a su esp#ritu y cuerpo a la corrupción, 5@= por cosas $ue duran un breve momentoD. ?ero tu, eleva tus pensamientos por encima de la descolorida /ierra! contempla en sublime ensueEo al &ios del Aielo! prepara tu esp#ritu para su 8utura eJistencia, cuando se haya despertado del desvanecimiento de la mortalidad.
5@< esta a la mano! 2&espierta4 2(ev"ntate4 :ntes de $ue el olpe 8inal sea dado, por$ue en la tumba no hay esperan%a.

"8. El término de tu eJistencia se aproJima r"pido, y muerte, el 8in de /odas las Aosas, "#. El m"s eJ$uisito deleite de placer en este mundo, es como un tra
9=. 9<. +h &ios, t. eres un ran misterio! Aon todo, te adoraré a ti solamente,

o de a ua de mar 5@2 para el sediento. ?ero la calmada 8luide% de la Lelicidad de Eternidad, puede ser tuya si tu desvaneces tu vida, hacia un Fijo de &ios.

646 647 648

1En.))V;4< 2Ne.2";21< Mos.8;13< Et.5;1< 2En.LIII;2 Ver )VII;1#< )VIII;28- 122< ))I;55< Dan.12;#-10< 2Ne.2";21- 30;3< Mos.8;13< Et.3;24- 4;5-13-1!< 5;1< DyC "!;115-11! Ver I;81 649 Ver )VIII;84-8" 650 Ver I);30 651 Vers 51- III;10"- )VIII;1! 652 Ver )));#"-112

110

ENOC 3

92. 9'. 9,. 9@. 95. 96. 99. 9;. ;<. ;'. ;,. ;5.

: ti se vuelve mi esp#ritu, 3rillando con blancura en medio del 8ue o. El brillante 8ul or de tu loriosa (u% del Bniverso, /oda otra lu% es sombra. /u vo% suena, y semejante a una trompeta, 1u ener #a divina comanda el /odo. El diceI mira a este etéreo -rbol una ve% m"s, 1us 8lores de oro puro en el crujiente aire,
5@' como la (una 5@, 1us ramas como cristal claro. 5@@ como sus hojas cantan 5@5 Aomo cuerdas de arpas tocadas entilmente por el viento. 0ayos de 8ue o destellando desde su tronco

#0. 1us amorosas 8loraciones #2. 2Escucha4

#5. Y despla%"ndose alrededor de sus ra#ces nudosas.
2+h4 cu"n benditos de &ios son a$uellos
5@6

#". 7ue habitan para siempre a la sombra de este -rbol #8. Y cantan y dan%an dentro de su A#rculo,
;;. <==. <=<. <=2. <='. Y derraman el himno de alaban%a. (a ilusión no los nubla, *i la niebla de duda los asalta El 1anto brilla sobre ellos con rostro de amor. Ellos respiran en la m"s serena lu%.

653 654 655

Ver I;81 Ver IV;3# Ver )VI;1-4 656 Ver ))I;!# 657 Vers. 34-44-"2-88- III;11"

111

ENOC 3

112

ENOC 3

CAPITULO ))IV .D16 B12>=Q=6 - S74>4 GD4554516 . L16 ?15>=C46 94C SD5

LAS MONTA"AS SAGRADAS

1. 2.
'. ,.

&e all# me diri # al medio de la es8era, y vi un 8eli% y 8értil >ard#n! los -rboles nuevas ramas, y arraciman uirnaldas de deliciosas 8rutas.

5@9

continuamente despuntan

:ll# vi una MontaEa 1a rada, y bajo de esta, en el Este, hab#a : uas &ulces, las $ue 8lu#an como lu% hacia el dorado y colorido 1ur, ejecutando en su recorrido &ivina Melod#a. )i también en el Este +tra MontaEa, alta y majestuosa como la primera! esta se elevó en el resplandeciente cielo, como un G...H de la Aasa de &ios. Entre ambas hab#a pro8undos )alles, a través de los cuales también 8lu#an a uas, siempre adelante hacia el lado +este, donde ellas se me%clan en un poderoso (a o.

LOS SIETE GUERREROS

5.
5.

3lancas como la espuma de los mares,5@; Yo vi las onduladas alas del 7uerub#n. 1us pies estaban revestidos en truenos,55= Y de esta manera envueltos en lu%. (os siete en cadenas de a%ul 55< oscuro, ?asaron y posteriormente sus brillantes lan%as! &estellaron, brillaron como 8lores en la os!
552

".
9.

#.
<=. <<.

12. (a *ube de Guerra los cubr#a. 13. ?oderosos eran los $ue pasaron!
55'

55,

<,. <@.

(levaban estrellas como antorchas! 1us t.nicas relucieron como las olas del mar,
55@

1!. Auando el completo esplendor del 1ol las iluminaba. 1". 1obre sus muslos hab#a doradas espadas ,
555 556

<9. <;. 2=.

Y sobre sus cabe%as hab#a yelmos de diamantes! 3rillaban como las luces errantes del *orte. (a m#stica, los ineJplicables resplandores

LOS TRES PORTALES DEL SUR
2<. 22. &e all# me diri # en mi vuelo al 1ur, : las eJtremidades de esta poderosa es8era!

658 659 660

Ver III;11" Vers.5- 15< )));#"-112 Ver ))I);"3 661 Ver ))I);"0 662 Ver ))VIII;"4 663 Ver I);34-3" 664 Vers. 10-35- ))V;231- ))I);130< ER.33;18-23- 34;!< M"#.2;13< 1108#2;2< 0208#2;4 665 Ver IV;3 666 Ver ))VI;1"- ))I);15#< E e. 21;12 667 Ver VI;8- ))IV;33< Salm. 45;1-5

113

ENOC 3

2'. 2,. 2@. 25. 26. 2;. '=. '<. '2. ''. ',. '@.

:ll# también vi /res ?uertas Aelestiales! 1us estupendos portales estaban abiertos de par en par. :rdientes torrentes se precipitaban a través de ellas Aon r"pido vuelo, como si 8uera en temor Y saliendo de cada salto arremolinadamente os 559 destellaron. &e all# r"pidamente me encaminé : las eJtremidades eJternas de la es8era. :ll# hab#a /res puertas Aelestiales :biertas de par en par al Este. &entro de ellas vi tres puertas m"s pe$ueEas &e una eJ$uisita y per8ecta belle%a, : través de ellas los Esp#ritus de los Aielos pasaron, 1i uiendo adelante por una senda $ue ellos solamente vieron. Eran m"s brillantes $ue las estrellas en su lu%, 0esplandecientes como el aire puro de la maEana, Y cuando los vi, adoré a &ios ?or la )isión Aelestial $ue El mostró. Aada ve% $ue los vi, mi cora%ón palpitó Aon un rapto de a radecimiento al 1eEor de Gloria,

28. 0ayos de rel"mpa

3!.
'6. '9. ';. ,=. ,<. ,2.

43. 7uién ha 8ormado estas seEales espléndidas, 44. ?ara $ue ellos pudieran mostrar la ma nitud de sus obras,
,@. ,5. ,6. ,9. ?ara $ue en los cielos y debajo de los cielos ?udiesen conocer y lori8icar sus creaciones! ?ara $ue todo el $ue vea su poder 1iempre pueda bendecir su 1anto *ombre.

668

Ver V;5!-!#

114

ENOC 3

CAPITULO ))V - A6:42:782 =C 6E?>7B1 :74C1

C#$%&'&' (#) 2E)#( (&%4. III &B **III

EL =NGEL
<. 2. '. ,. @. 5. 6. 9. ;. &espués de estas cosas $uedé solo, 1olo en medio de a$uellas llameantes G...H Me eJtasié en m#sticos pensamientos, Aomo 8lotando en un mar de estrellas. Entonces vi un -n el de brillo Auya loria eJced#a a la del 1ol, Kl lle ó y me tomó de la mano. Y dijeI C7uién eres tuD CAu"l es tu nombreD Y él me dijoI lev"ntate. Y yo le pre unté C:donde deseas hacerme ascenderD Y él contestóI Auando te haya mostrado visiones, entonces tu entender"s $uién soy. &esde el 1éptimo Aielo sobre el 1ol he descendido a esta es8era, para $ue pueda elevarte ante los rostros de :$uél a $uién el Bniverso se deleita en mirar. Entonces nos elevamos en el éter. ar. En muchas cosas este corresponde con la /ierra de los Mortales. ?or$ue todo lo $ue est" debajo, es una contraparte de lo $ue est" en lo alto.55;

10. )imos los habitantes de ese lu
EN EL PRIMER CIELO <<. <2. <'. <,. <@. <5. <6. <9. <;. 2<.

Entonces nos elevamos m"s lejos al primer Aielo. :ll# vi un trono en el medio, y Esp#ritus estaban sobre la mano derecha y la i%$uierda, y lori8icaban al $ue estaba sentado en el /rono. Y miré si pudiera ver al uien sentado all#, ?ero un esplendor de lu% estaba sobre y alrededor de este, Y no permitió ver al una 8orma. ?ero escuché la m.sica de a$uellos $ue lori8icaban. Entonces dije al -n elI C: $uién son diri idas estas alaban%asD El respondióI :l esplendor $ue est" en el 1éptimo Aielo. El est" a$u#, pero no es visible.
56= , 7uién me ha enviado a ti.

20. Y también al :mado

EN EL SEGUNDO CIELO. 22. Entonces él me elevó m"s alto aun,

669 670

DyC 2#;31-34- "";2- 128;14 Mat.3;1"< Mar.1;11< L%c.3;22- 20;13

115

ENOC 3

2'. 2,. 2@. 25. 26. 29. 2;. '=. '<. '2. ''. '@. '5. '6. '9. ';. ,=. ,2.

:l 1e undo Aielo! 1eparado del ?rimer Aielo, /an lejos como la /ierra también esta separada de esto. :ll# vi un /rono. Fermosos Esp#ritus estaban sobre la derecha y sobre la i%$uierda! Y un esplendor ce ador a la vista Envolv#a al /rono en una nube de estrellas. Grande era la Majestad del 1e undo Aielo, Y el esplendor die% veces mayor de sus "n eles. Yo ca# sobre mi rostro para adorar al esplendor, ?ero el -n el no lo toleró, y dijoI
56<

34. *o adores lo visible

*i al /rono aun cuando sea de brillo celestial! 0eserva tu homenaje a El solamente, : $uién tu ver"s en un tiempo a venir. ?or encima de todos los cielos y sus "n eles Ese /rono es ubicado! :ll# est" su )elo y Aorona!
562

41. Estos con tus ojos los ver"s.

*o pienses $ue no lo veras a El, cara a cara,
56'

43. ?or$ue a$uellos $ue lo aman, se levantar"n en su presencia! 44. El 1anto Esp#ritu, el :mado los lleva
56,

,@.

:un en su seno ante el 1upremo 1eEor.

EN EL TERCER CIELO. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. Entonces El me llevó m"s alto todav#a :l /ercer Aielo de lu% de todo lo bello. :ll# hab#a innumerables -n eles 1obre la mano derecha y sobre la i%$uierda Ellos elevaban himnos de alaban%as

671 672 673

!+.22;8-# Vers. 128 Ver )VI;58- 155 674 Vers. 152

11!

ENOC 3

@<. @2. @'. @,. @@. @5. @9. @;. 5<.

:nte el 1eEor de 3elle%a, a $uien adoraban! El era invisible en medio del esplendor, Y yo vi solamente una lu% inmensurable. *in .n recuerdo de cosas terrenales, *i memoria de lo corporal, hay all#. Este es un Aielo puro de crisolito!
56@

5". Este es un mundo de inmortales esplendores.
Entonces Kl me dijoI Auando hayas lle ado al 1éptimo Aielo
565

!0. :ll# sabr"s $ue no hay nada escondido
EN EL CUARTO CIELO. 52. 5'. 5,. 5@. 55. 56. 59. 5;.

&e los /ronos y los Mensajeros Aelestiales.

Entonces me levantó m"s alto aun, Fasta $ue nos detuvimos en el Auarto Aielo de la es8era, Este estaba por encima del /ercer Aielo, Aomo el primero estaba sobre la /ierra. :ll# también vi &ivinos, 1obre la derecha y la i%$uierda del /rono! Ellos cantaban, ellos lori8icaban la Invisible ?resencia, 7uién velaba el /rono en loria.

EN EL QUINTO CIELO. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. &espués de eso me elevó al 7uinto Aielo! (os "n eles eran m"s hermosos $ue todos los otros, ?ero el esplendor sobre el /rono eJced#a el de los "n eles, /anto como ellos eJced#an a los meros hombres! Entonces lori8i$ué a a$uél $ue no tiene nombre! El todopoderoso en los altos Aielos, 7uién transmite su loria de Aielo a Aielo, Invistiendo a sus "n eles en esplendor.

EN EL SE*TO CIELO.

675 676

Ver I);33 Ver III;10#< V;"4< 1231:;;18

11"

ENOC 3

69. 6;. 9=. 9<. 92. 9'. 9,. 9@. 95. 96. 99. 9;. ;=. ;<.

Entonces el me levantó al 1eJto Aielo, &onde vi un éter m"s brillante $ue toda. (a irradiación $ue estaba en el Aielo $ue hab#a visto antes, Era noche comparada con esta. :$u# los "n eles brillaban con lustre. Fab#a también all# un 1anto Esplendor y un /rono. (e dije al -n el $ue me conduc#aI C7ué es esto $ue he visto, mi 1eEorD El respondió y dijoI Yo no soy tu 1eEor, 1oy un esp#ritu como tu, :si nado a conducirte a estos lu ares, ?ara $ue puedas contemplar la Majestad del 0ey. ?or$ue m"s all" de este lu ar vive :$uél $ue nunca es nombrado, Aon su esp#ritu cuyo nombre no es revelado,
566

#2. Aon su Mensajero $ue sale, #3. Y de $uién el Bniverso no sabe.
;,. ;@. ;6. ;9. ;;. <==. <=<. <=2.

569

&ios solo es tu 1eEor, 1u )o%, los Aielos, los ?oderes obedecen!
56;

#!. /u lo ver"s visiblemente ante ti,

En el medio de 1us Aielos y 1us /ronos Auando del mortal cuerpo $ue tu llevas :sciendas en esp#ritu ante El. Entonces asumir"s una brillante vestidura! Entonces ser"s semejante a los Mensajeros. Y lori8i$ué a &ios all#, con sus Esp#ritus
59=

103.En medio de una radiante atmós8era de esplendores!
<=,. 1#, aun la brillante% de cinco Aielos <=@. Era como oscuridad para la brillante% de estos. EN EL S PTIMO CIELO. <=5. Entonces me elevó hasta el 1éptimo Aielo.

677 678 679

DyC !5;1 Ver )VI;1!2 Vers."3 680 Ver I);33

118

ENOC 3

<=6. <=9. <=;. <<=.

Y escuché una vo% $ue heló mi almaI C:dónde $uisiera el $ue habita entre eJtraEos ascenderD Y tem# y temblé randemente! Y mientras temblaba, he a$u#, otra poderosa )o%!
T

111.Esta dijoI (e es permitido $ue él ascienda. 114.:ll# estaban todos los 1antos
59< de &ios, <<@. Esp#ritus, revestidos en carne! <<5. Y los vi en sus celestiales vestiduras <<6. Aon re ados en esplendor y divinidad.

<<2. Entonces entramos en el 1éptimo Aielo, <<'. &onde vi Esp#ritus en el para#so esplendoroso.

<<9. Y mientras aun los estaba contemplando <<;. Bno de los 3ellos Esp#ritus, $ue era un GCcampeónDH

120.1e acerco a mi y me mostró (ibros,
<2<. <22. <2'. <2,. <2@.

592

?ero no eran como los libros de los hombres. Y El abrió los (ibros delante de m#, Y ellos conten#an escritos, pero di8erentes a los escritos de la /ierra. Y El leyó los Institutos de las )erdades de los Aielos, Y los re istros de las Aosas 1antas.
59'

12!.Entonces vi a Bno $ue estaba de pie 128.Y todos los 1antos
<2;. <'=. <'<. <'2.

<26. Auya loria eJced#a la loria de todos los otros.
59, y Esp#ritus del lu ar :van%aron hacia este Bno, reverentes y maravillados, Entonces este Bno lle ó a cambiarse y apareció como un 1er &ivino. Y el -n el dijoI 2venera4 Y yo veneré, y vi el tipo de muchas

133.Aosas maravillosas, reveladas.

F

I2346>79D5= 94C T4B?C1 Vers.1!0- );14 Ver ))I);10# 683 Ver ));#" 684 Vers. 14!- );14
681 682

11#

ENOC 3

<',. Y mientras veneraba este Esp#ritu,

135.Fe a$u#, vi +tro lorioso ser, 13!.M"s hermoso y divino $ue el primero
59@

595

<'6. <'9. <';. <,=. <,<. <,2. <,'. <,,. <,@. <,5.

Auya loria no su8rió trans8ormación, Y todos los "n eles se aproJimaron y adoraron Y no veneraron al primer Esp#ritu, cuando el 1eEor era G...H. Bna nube de radiación 8ue interpuesta, : través de la cual mi deslumbrados ojos vieron! Fab#a visto al 1eEor de Lul or! Mi esp#ritu se consumió! Entonces ca# sobre mi rostro y adoré, ?or$ue este era como el 1upremo. 1etenta mil )elos usó

14".?ara ocultar

596 el resplandor de setenta mil soles. <,9. Y he a$u#, un +céano de (u%.

<,;. Y él me pre untóI C7uién es este <@=. 7ue se sienta a la derecha de &iosD <@<. Yo le respond#I 1eEor, tu lo sabes!

152.Entonces él dijoI Este es el :mado,
<@'. Este es el 1anto Esp#ritu,

599

154.7ue habla en ti y en los ?ro8etas
<@@. 0eina del +céano de (u%.

59;

.

15!.?ero sobre la i%$uierda, un Esp#ritu de pie, 15".)estido como un Fijo de los /ruenos!
5;=

<@9. Y le pre unté al -n elI C7uién es élD

15#.El me dijoI Este el Mensajero.
<5=. Entonces mis ojos 8ueron abiertos,

685 686 687

Ver ));3 Ver )III;42 Ver )V;"" 688 Vers. 44 689 Esd.A?4297:4 I;32- 3!- 3#-40- II;1-18< Tom.#0< L%c.13;28< DyC.35;23- #8;1!-1" 690 Ver ))I);"3

120

ENOC 3

<5<. <52. <5'. <5,. <5@. <55. <56. <59. <5;. <6=. <6<. <62. <6'. <6,. <6@. <65.

Y vi una Gloria muy misteriosa +scuridad desde el eJceso de (u% :sió y aho ó mi entendimiento. Escuché las len uas de miles de miles Glori8icar, venerar y G...H a El, Auya presencia era demasiado brillante para $ue la pudiese ver, Auyo 8ul or me hirió con ce uera. Y los himnos ascendieron desde el 1eJto Aielo : este, el 1éptimo Aielo del M"s :lto. Entonces entend# por$ué cantaban alrededor de los /ronos, Auyo Esplendor era un Misterio Invisible. Y el -n el dijo, este Mensajero de &ios Fa recibido ran eJaltación, El es investido por el 1anto Esp#ritu, Y proclamado a través de la boca de los &ivinos. Escuché una )o% musical

1"".&ecirle a este MensajeroI
<69. :nda, desciende a través de todos los Aielos, <6;. Y a través del 8irmamento de es8eras, desciende! <9=. :sim#late en apariencia para todos

181.(os $ue viven en los Aielos y los A#rculos,
<92. Y desciende sobre la /ierra,

183.Y libérala de los

rilletes de oscuridad. <9,. :s# habló esta )o%. <9@. E inmediatamente descendimos al 1eJto Aielo, <95. Y al $uinto, y al cuarto y a todos los otros! <96. Y as# hacia abajo a través de una multitud de A#rculos.

121

ENOC 3

<99. ?ero donde sea $ue lle "bamos, los habitantes de ese lu ar

18#.*o reconocieron al Mensajero de &ios!
<;=. <;<. <;2. <;'. <;,. <;@. <;5. <;6. <;9. 2==. 2=<. 2=2. 2='. 2=,. 2=@. 2=5.

5;<

Ellos cre#an $ue él era uno m"s con ellos. ?or$ue él asum#a las 8ormas $ue pertenecen a las varias es8eras. Y El pasó a los A#rculos Elementales, Y al Lirmamento, y as# sobre la /ierra! Y El tomó la apariencia de un Fombre sobre él! Y los hombres creyeron $ue él era uno de ellos. Y vivió sobre la /ierra, y anunció el Mensaje, Y El pasó a mejor vida desde la /ierra, y ascendió! Y los Esp#ritus de los Lirmamentos y los A#rculos Elementales,
5;2 pero con i ual aspecto, Y lo veneraron, diciendoI CAómo es $ué ha descendido y nosotros no lo vimosD CY como El pasó y no descubrimos el esplendorD CAon $ue lo ha vestido el 1eEorD Y El ascendió a través de innumerables es8eras, Y a través de los varios Aielos de ?ara#so. Y ellos se maravillaban, diciendoI CAómo ha descendidoD

1##.(o vieron pasar,

20".CY como no conocimos al Mensajero de los AielosD
2=9. 2=;. 2<=. 2<<. Y cuando él ascendió al 1éptimo Aielo, (le ó a la Gran Gloria! Y del 1anto Esp#ritu recibimos con o%o, ?or$ue él ha ejecutado el Mensaje del M"s :lto.
5;'

212.Y el -n el me dijoI Grandes son estas Aosas,
2<'. (as $ue ahora te han sido mani8estadas.

214./u has visto y conoces secretos
2<@. 2<5. 2<6. 2<9. 2<;.

5;,

7ue se han retenido de los hijos de los hombres. 0etorna a tu lu ar mortal Fasta $ue los d#as de tu viaje se hayan cumplidos, Entonces tu volver"s ac" (levando a cabo di namente tu sa rado propósito.

691 692 693

Ver )V;!2< )VI;1!2< Isa.52;14< 53;2 Vers. 224- ))IV;13 2Ne.4;2!< PdM;11< !l.12;#-11< .Ne.2!;!-12< Morm.8;12< Et.4;4-1"< Joel.2;21 694 Ver ))I);!1

122

ENOC 3

123

ENOC 3

CAPITULO ))VI . L16 D1:4 4237=916 . C=:M15516 94 L482

124

ENOC 3

GQUI NH

1. 2.
'.

Y Kl pre untóI C7uién ir"D 5;@Y vi una visión. Bna )ir en 5;5 m"s hermosa en su lu% y juventud $ue el iluminado A#rculo de los Aielos cuando este resplandeció en toda la radiación de las estrellas. :lada era esta )ir en, y vestida hasta los pies! pero sus alas de un blanco-nieve eran lori8icadas con las estrellas de los Aielos. En su mano derecha estaba la T 0ama en lu% p.rpura.
5;6

4.

de palmera!

5;9

en su i%$uierda una M#stica )ara!

5;;

ella 8lotaba

LOS DOCE ENVIADOS

5.

Y Kl dijoI Fe a$u#. Y yo vi otra visión. ?asamos como si 8uera de la lobre ue% de la noche,6== al resplandeciente brillo de la maEana. (as nubes doradas ondulaban en olas de loria! cada una parec#a car ar una estrella en su seno. Y dulces voces cantaban divinas canciones. Y suaves sonidos descend#an como lluvia6=< de verano. Y saliendo de una Aaverna, escondido en pro8undos huecos, escuchamos himnos :n elicales. Y otra ve% 6=2 Kl dijoI Fe a$u#. Y la visión pasó. El ?rimero 6=' 8ue como un Fombre de ?ie 6=, en los Aielos! su bra%o i%$uierdo estaba eJtendido! en su derecha hab#a un cayado 6=@ y en su mano muchas estrellas. &espués de él apareció +tro mano derecha un l"ti o.
6=5

!. ".
9.

Fombre, él usaba una t.nica estrellada y diadema de un 0ey, y en su

Y all# brilló un tercero, desvestido como la )erdad, y en sus manos una poderosa serpiente estrellada. Y todos los Aielos se hicieron espléndidos por la aparición del Fombre. Y el Auarto era como un Féroe! su esplendor era como el de un :rc"n el! él se arrodilló! llevaba Llechas 6=6 y en su mano derecha un palo! con su i%$uierda él aplastaba a los caudillos. Y el 7uinto estaba en al 8uer%a de su juventud y poder. En su mano derecha una uadaEa sa rada! en la i%$uierda una cabe%a de serpiente. 1us pies estaban alados! él sur ió como lu% a través de los Aielos. Bna loria de esplendor iluminó cada miembro del cuerpo.
6=9

#.
<=.

11. Y all# brilló un 1eJto, el descendiente de ?hen. El se puso de pie
aire era serio.

en el Aielo en 8orma cruci8orme. 1u

695 696 F

Ver V;112< Isa.!;8< !br.3;2" Ver )VIII;"3 E6 >5=9D:791 >=BF7E2 42 1>516 C7F516 :1B1;- C= R=B=- 4C R42D431- 4C R4>1Q1- 4C VK6>=@1- C= V=5= S97J4542>46 V45671246 R472= V=C45= A 97V45616 =?8:57J16T TM4 B5=2:M- >M4 R19- >M4 U=29 SV456782 ,72@ %=B46- L 94 M- DAC 42 72@CE6T. ))VII;"4- )));110 697 Ver V;118- VI;4- ))VII;"4- )));105< Job 14;"< Isa.4;2- 11;1- 44;3- 53;2- !0;21< Jer. 23;5- 33;15< E .2#;21< $ac.3;8- !;12< DyC 113;5 698 Vers.23< III;120- )VI;114- ))III;3#- ))I);113< Lev.23;40< Jn 12;12< Esd.A?E297:4 II;45< 1En.))IV;4 699 Ver )I);52- ))VIII;##- ))I);"! 700 Job 38;1# 701 Ver V;24 702 Ver IV;40 703 Ver )III;42 704 Ver ));#" 705 (en.32;10< J%e.!;21< 1S!m. 1";40< M"#. ";14< $ac.11;10-14 706 Ver ));3 707 Ver V;!# 708 Ver ));#"

125

ENOC 3

12. &espués de él vi Bn /errible! mitad hombre, mitad caballo. Estiró un :rco!
(as nubes 6<= se retrajeron en terror. <'.

6=;

arrojó una Llecha poderosa.

(ue o vi estelares emelos! sus 8rentes, sus hombros y sus miembros estaban tachonados con estrellas. Bno ten#a un arpa, el +tro Llechas.
6<< uno /errible! él también ten#a la cabe%a y 8rente de hombre, pero las piernas y cuerpo de un caballo de uerra. 6<2 Y él marchó como un Aon$uistador. Y estaba rodeado de (u%.

14. Y vi +tro,
<@. <5.

Y el Bndécimo era un Fombre de Guerra! con ma%a, escudo y pechera de plata. Bn i ante estelar. 1u cinturón era esplendor. Y el &uodécimo era como un joven, y en su 8rente una estrella. 1u cuerpo y sus miembros eran radiantes. Y él ten#a una urna invertida, y un arroyo de estelar lustre 8ue derramado de la urna hacia abajo, sobre la /ierra. Y el n.mero de sus lorias eran doce veces nueve.

1". Y él me dijoI doce! y otra ve% dijoI die%. Y otra ve% dijoI (u%, Gloria, )ida. Y escuché una canción desde los
cielos! pero me perd# en un mar 6<' de misterios.

18. 2+h *acido
<;. 2=. 2<. 22. 2,. 2@. 25. 26. 29. 2;.

6<, del 1ol4 6<@ Mira sobre estas /ablas! 6<5 Estas relumbran con destellos de lu%! El Arep.sculo asentado en sus p" inas. +scuridad las rodeaba en nubes.

)i un Aetro de 3elle%a.
6<6

23. Este se meció como una hermosa palmera

)i un 3ra%o de ?oder. Muerte si uió a su descenso. +tra ve% una nube pasó sobre m#, 0eluciente como cristal. Y los solares esp#ritus de los Aielos Aantaban como si 8uera una nueva canción.

SU SIERVO
/C#$%&'&' (#) S&B$# 4502+82

'=. '<. '2.

/u eres m"s e$uitativo $ue los hijos de los hombres, Gracia es vertida en tus labios, ?or lo $ue &ios te ha bendito por siempre.
6<9

33. AiEe tu Espada sobre tu muslo, 34. +h muy poderoso,
6<;

'@.

En tu majestad! en tu poder,

709 710 711

Ver V;!# Ver III;1 Ver ));3 712 Ver ))VIII;"4 713 Ver )));#"-112 714 Ver.)VI;112 715 Vers. 28-!"-"3 716 Ver )VI;!3 717 Vers. 4 718 Ver ))IV;1"- ))I);15#< Salm. 45;1-5 719 Ver I);34-3"

12!

ENOC 3

'5. '6. '9.

En tu loria móntate prósperamente. ?or causa de la )erdad, mansedumbre y juicio /u mano derecha te enseEa Aosas /erribles
62= est"n a8iladas, ?un%antes en el cora%ón de tus enemi os. (as multitudes caer"n debajo de ti.

3#. /us Llechas
,=. ,<. ,2. ,'.

/u trono, oh 0ey, es para siempre. /u Aetro, el de tu reino, rado.

44. Es un Aetro consa 45. /u amas
,5. ,6. ,9. ,;. @=.

62< la >usticia.622 /u aborreces la ini$uidad ?or lo $ue &ios te ha un ido.

/odas tus vestiduras huelen a mirra, -loes y acacias saliendo de los palacios de mar8il. En estos te han hecho hermoso.

,OMBRES EN CARRUA-ES @<. @2. @'. @,. @@. @6. Y miré y vi un ejercito de carruajes, Y hombres montaban en ellos. Y ellos vinieron sobre los vientos desde el Este, &esde el +este también y desde el 1ur. El sonido del ruido de sus carruajes 8ue escuchado!
62' $ue estaban sobre la /ierra lo percibieron. El pilar de la /ierra tembló desde sus cimientos.

5!. (os 1antos

CAC,ORROS DE LEON
C#$%&'&' (#) 1E)#( (&% LVIII

720 721 722

Ver V;!# Ver )VI;58- 155 Ver .);8 723 Vers. !5-"0< );14

12"

ENOC 3

@9. @;.

El ru ido 8ue escuchado desde la /ierra aun hasta los Aielos. En sus ruedas estaba el torbellino
62,

!0. 1e movieron hacia delante en truenos, !1. Aomo el ru ido de Aachorros de (eones, !2. Aomo el ru ido del terrible mar.
625

62@

5'. 5,. 55. 56. 59. 5;. 6=. 62.

Entonces todos ellos cayeron :dorando al 1anto 1eEor de los esp#ritus
626

!5. 3enditos son, oh 1antos y ?uros de cora%ón
23rillante y loriosa es su porción4 EJistir"n en la lu% del 1ol, En el rayo puro de vida eterna Auyos d#as no tienen 8in *i los d#as de los 1antos son contados,
629

"1. 7uienes buscan lu% y obtienen justicia!
62;

?a% sea a ellos en el 1eEor del Bniverso.

"3. ?or$ue tal como el 1ol, la )erdad se ha levantado, "4. Mientras la *oche de oscuridad ha pasado!
6@. 65. 66. 69. 6;. 9=. 9<. 9'. 9,. 9@. 95. :ll# estar" la (u% $ue brilla para siempre &estellando en aumento ante el 0ey de los Esp#ritus. &espués de estos vi miles de miles Y mir#adas de incontables mir#adas! Ellos se pararon ante el /rono de los Aielos Y cantaron con arpas y 8lautas 1obre los cuatro vientos de los /ronos de los Aielos
6'=

82. 1obre los cuatro lados, vi +tros,

1us nombres, sus ordenes, sus radaciones Me 8ueron anunciados por el -n el. Ellos bendec#an y alababan al 1eEor de Gloria (a ?rimera )o% lo bendijo para siempre,

724 725

Ver ))I);"3 Ver IV;1#< (en.4#;#< Isa.5;2#< 2!;!< 28;3- 18< 31;4< Jer.4#;1#< /s.5;14< !m. 3;1-8< M"#.4;12-13< 5;"-#< So,.2;#< $ac.2;#< #;13< 10;5< 11;38 .Ne.1!;14-15- 20;1!< 21;12-21< 25;38 Morm.5;22-24< 1En.)C;1#< Esd.)I;3"< )II;31 726 Ver )));#"-112 727 Ver ))I;55 728 Ver);8< 1En.LVIII;4 729 Ver IV;3 730 Ver ));3

128

ENOC 3

8". Y la 1e unda )o% bendijo a los Mensajeros, 88. Y a a$uellos $ue son los M"rtires por la )erdad.
9;. Y al /ercera )o% instaba dulcemente
6'2

6'<

#0. : a$uellos $ue est"n en la esclavitud sobre la /ierra, #1. Auyos lamentos ascienden desde sus dolorosos cora%ones
;2. ;,. En s.plicas al 1eEor de los Esp#ritus.
6''

#3. Y la Auarta )o% dijo a los satanes
1al an, malditos, v"yanse
6',

#5. El A#rculo del 1eEor se les ha prohibido, #!. Auyas leyes han corrupto.
;6. ;;. Estos 8ueron esp#ritus del Muy :lto &ios
6'@

#8. 7ue hablaron en cuatro truenos.
Yo escuché la vo% de los cuatro.
6'5

100.Aomo la vo% del mar en ira.

731 732 733

!+.!;#-11< Esd.II;35-3! Ver ));51-!4 Ver )V;1-23 734 Ver I);30 735 Ver ))I);"3 736 Ver )));#"-112

12#

ENOC 3

CAPITULO ))VII . L=6 B12>=Q=6- C16 C=@16 A C16 *5F1C46 . M76>4571 ?51M7F791
UNA MONTA"A
<. 2. '. &e all# proced# al este : una MontaEa en una distante es8era! 1u super8icie re8ul #a desde la distancia! 1us alturas estaban coronadas con 3os$ues 6'6 Y a uas 8lu#an de sus cavernas Y una catarata de muchas cataratas Espumaba como una criatura viviente, En medio de -rboles,6'9 nubes 6'; y nieblas. Entonces avancé desde el desierto Facia el lado este de la MontaEa :ll# hab#a -rboles de un aroma dulcemente per8umado! Incienso, mirra y s"ndalo. (a belle%a de cada uno de estos -rboles, :s# in8initamente variadas eran las obras 7ue emanaban de la mano de &ios. Elevada como un 8irmamento plateado
T

4.
@. 5. 6.

8.
;. <=. <<. <2. <'. <@. <5. <9.

14. Lueron di8erente de la belle%a de todos los otros. 1". Y sobre todas estaba la MontaEa 3rillante, 1#. :cacia brotaba de todos sus poros, 20. Y el brillo del 1ol se posó sobre sus lados.
6,=

LOS LAGOS 2<. 22. 2'. 2,. 2@. 25. &e all# pasé por el medio de ciertos (a os Auyas a uas nunca 8allan. :ll# estaba el -rbol de Lra ancia, MaPasinon, Grande entre los jardines celestiales. :l lado de los (a os hab#a otros -rboles EJhalando Ainamon, pero m"s bello $ue el Ainamon.

737 738 739

Vers. 4!-80- II;23-38 Vers. 11-31-35- III;11" Ver III;1 F M=945= :12 C= PD4 JD4 :126>5D79= 4C =5:= 94 C= =C7=2G=. Ver ))VI;4#< E*.25;10 740 Vers. !2- IV;3

130

ENOC 3

26. 29.

Y bajo sus ramas Esp#ritus Aelestiales 1entados y cantando celestes 1almos.

OTRA MONTA"A
2;. '=. '<. '2. :vancé m"s lejos hacia el Este! :$u# vi otra MontaEa! -rboles de densa 8loración la cubr#a Y 8uentes puras se levantaban y centelleaban.
6,<

33. Y de las verdes y 8rescas hojas, 34. El dulce *ePetro &estilaba como 0oc#o.
'@. '5. '6. '9. ';. ,=.

6,2

(os -rboles se colmaron como -rboles :lmond! Y su nombre en los Aielos, es :lma 1u 8ruto eJced#a todo per8ume Y toda la dul%ura de lo $ue produce la /ierra. :lrededor de ellos dan%aban Aoros celestiales : la m.sica de arpas doradas.

LA PUERTA DEL NORTE
,<. ,2. ,'. ,,. Y después de estas cosas, al mirar adelante :l brillo de la ?uerta del *orte (a $ue estaba abierta sobre las MontaEas, )i siete lu ares elevados!

45. Ellos 8ueron llenados con puro *ardo, 4!. Y olorosos 3os$ues de ?apiros
6,'

,6.

Y -rboles como el Ainamon!
6,,

48. Y a%ules
,;. @=. @<.

y blancos (otos.

&e all# pasé sobre los picos de las MontaEas 7ue brillan como un mar de :rco Iris :delante al Este, sobre un +céano de 8ue o

741 742 743

Ver ))I);"0 Ver III;13"< DyC 121;45< De%t. 32;2 Vers. 4-80- II;23-38 744 Ver ))I);"0

131

ENOC 3

@2. @'.

M"s espléndido $ue la llama +este. Y 8ui lejos a otra es8era
6,@

54. Y vi un esp#ritu $ue cuidaba el mar! 55. 1u nombre en los Aielos es Ma-ti-el,
@5. @6. @9. 5=. 5<.

6,5

Y él me llevó a la ?uerta del ?ara#so. +h habitantes de las estrellas, 7ue hermoso sus brillos en sus ho ares. uilas de 8ue o 6,6 y 1erpientes de lu% en medio de los Aielos Lul urando con un rayo $ue supera a la aurora! 1abidur#a llena sus almas-esp#ritus.
6,9

5#. -

!2. 1i an en el trueno, senda del 1ol. !3. Y lejos abajo las :ves de >usticia
6,;

5,. 5@. 55.

)uelan, y hacen su trabajo, oh habitantes de las estrellas. El Esp#ritu del :rco Iris brilla desde arriba Y en su plateada rueda est" su órbita.
6@=

!". (os rel"mpa os no pasan con m"s r"pido vuelo, !8. 7ue Bds. del +este al Este.
6@<

5;. 6=. 62. 6'. 6@. 65. 69.

Entonces elevaron su canto :lrededor del /rono de Gloria, Y lle ó a la 1uprema ?resencia, Y los $ue estaban alrededor del /rono
6@2

"1. El cual pasó de un c#rculo a un A#rculo ardiente "4. 1e levantaron y arrodillados depusieron sus varas
Y olas, vientos y todos los 8ue os del éter, (le aron y se inclinaron en canto.
6@' pecho 0esplandeciendo en vir inal belle%a en medio de los Aoros, 6@,

m" icas.

"". Y vi el Esp#ritu de 3lanco "#. Aomo la (una

sobre el ondulante mar

745 746 747

Vers.54- "#< )));#"-112 1En.)))II;2 Ver VI;18- )I);5!- ))I);# 748 Ver ))I);"3 749 2Ne.2!;#< .Ne.25;2 750 Ver V;5!-!# 751 Ver ))I);121; 752 Ver ))VI.4 753 Ver IV;3 754 Ver IV;3#

132

ENOC 3

80. Aomo la Estrella de la /arde en medio de las hojas del 3os$ue.

6@@

MISTERIO PRO,IBIDO
9<. ?uedo revelarte

82. El Misterio de los 1a rados Misterios 83. Entonces tu alma se levantar#a
6@5

9,. 9@. 95.

Aomo una 1erpiente :lada delante del 1eEor &ios. Aomo los vientos se mueven sobre las brillantes a uas, :s# tu esp#ritu de 8ue o ser#a impelido!
6@6

8". /e transportar#a sobre el 0el"mpa o. 88. Aomo /rueno sus alas susurrar#an.
6@9

9;. ;=.

?ero por el poderoso 0ey del Lue o Fa sido esto prohibido.
6@;

#1. )eo su reluciente espada
;2. ;'. ;,. ;@.

Esta ondea, estremece y yo desmayo &esde el 3lanco /rono, una vo% lle aI +h tu hijo del seno de la lu% ?ermanece, permanece, no murmuresI
65=

#!. C?or$ué tiene la Espada

$ue descenderD

755 756 757

Vers. 4-4!- II;23-38 Ver ));#" Ver V;5!- !# 758 Ver ))I);"3 759 Vers #!- VI;8 760 Vers #1- VI;8< Jer. 4";!< E e. 21;5

133

ENOC 3

134

ENOC 3

CAPITULO ))VIII . L= G4B= T4557FC4

SOBRE EL =RBOL DEL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL Y SOBRE EL LIBRE ALBEDR.O

1.
2. '. ,.

Lloreciendo 65< estaba este sombreado >ard#n Aon muchos -rboles 8ra antes y divinos 1us apariencias eran de variada belle%a, Aomo los colores de la 1anta Aiudad. El -rbol 652 del Aonocimiento del 3ien y del Mal Estaba all# en el medio del mismo, ?arecido a un -rbol de /amarindo Aar aba 8rutos $ue se asemejaban a uvas! 1u per8ume se eJtend#a a ran distancia! Estaba rodeado por lu%.
65'

5.
5. 6. 9. ;. <=. <2. <'. <,. <5. <6. <;. 2=. 2<. 22. 2'. 2,. 2@. 25.

11. 2Au"n hermoso es este -rbol4, dije

Y cuan deleitable es su apariencia. Bno de los Gloriosos Esp#ritus respondióI Este es el -rbol del conocimiento de 3ien y Mal, ?articipan y ponen en orden su trasmi ración. ?or$ue todos los Esp#ritus $ue viven en el Bniverso
65,

15. &el $ue las Esencias $ue desean cambiar 18. 1on hechos libres por &ios!
1on dotados con completa voluntad ?or$ue ésta no es una tierra de esclavos. :s# como la lu% y la oscuridad est"n en el Aosmos :s# también est"n lo 3ello y 3ajo! :$uellos $ue se inclinan, sean a uno u otro, son muy libres &e acuerdo a las Eternas +rdenan%as! Y a$uellos $ue desean solo lo 3ello 1e abstienen completamente de los 8rutos de este -rbol

761 762 763

Ver I;81 Vers. 11-14-2!-32-42- III;11"- (-n. 2;#-1" 1En )))II;5 764 DyC 2#;3!- #3;31- #8;8- 101;"8< Mo".4;3- ";32< 2Ne.2!-2"< Jn 8;32< (al.5;1

135

ENOC 3

26. 29. 2;. '=. '<. '2. ''. '@.

Y asole"ndose en el brillo del 1ol de lo &ivino Fabitan satis8echos en Aelestial 1ueEo. ?ero a$uellos $ue desean obtener conocimiento, 1ea este bueno o malo, :s# como muchos Grandes hacen o han hecho 1aborean el 8ruto de este -rbol Y entonces pasan a otras condiciones, ?ero rande es el precio $ue ellos pa an ema 65@ es terrible.

34. ?or$ue solamente as# puede ser obtenido el conocimiento. 3!. (a posesión de esta
'6. ';. ,=. ,<. ,2. ,'. ,,. ,@. ,5. ,9. ,;. @=. @<. @2. @'.

SOBRE LA NECESIDAD DE LA CAIDA (os m"s :ltos Esp#ritus delante del /rono Fasta $ue hayan tomado sobre s# la condición de un hombre Y eJperimentado todas las 8ases del pensamiento de un hombre! ?or lo tanto y para este 8in por libre voluntad Este -rbol crece all#. Aual$uiera $ue desee alterar su condición, ?ruebe de este 8ruto y ser" hecho. &ios es el &i8usor de :mor, /ambién de )ida y de 3elle%a,
655 no viene y hace un cambio :un estos podr#an des astarse al 8inal. Entonces levanté mis manos, Y di racias al 1anto y GrandeI 3endito eres tu oh 1eEor, oh 0ey Y Grande y 1anti8icada es tu Majestad. 1eEor de todas las criaturas de las es8eras 656

38. *o podr#an jam"s saber $ue es ser un hombre,

4". ?ero si la Muerte

54. 0ey de 0eyes, &ios del solitario,

765 766 767

Ver )I);34 2Ne.2;22-25< Mo".5;11- !;48 Ver )VI;155

13!

ENOC 3

55. Auyo reinado,
@5. @6. @9. @;. 5=. 52. 5'. 5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62.

659 cuya sabidur#a, cuyo amor, cuyas leyes ?ermanecen a través de las edades. ?ara siempre perdurar" tu dominio Y la renovación de tus esp#ritus a la lu%, (os Aielos son tu /rono para siempre, (as estrellas no son sino tu bajo pedestal. 65;

!1. /u conoces /odas las Aosas, !4. 7ue este oculto

/u escuchas /odas las Aosas *i hay al o en lu% u oscuridad
66= de ti. /u consideras las necesidades de cada criatura Y prestas atención de lo $ue puede satis8acerlas. /odo lo $ue tiende a la per8ección Es lo $ue preparas para todos. *o hay lu ar en los Aielos ni en la /ierra 7ue no mani8ieste tu amor sin l#mites. *o hay vida a través del In8inito 7ue no participe en tus amorosos pensamientos.

LOS REYES SOLARES

"3. )i tres Esplendores "4. Y cada uno impulsaba un carruaje con Aorceles de combate, "5. Y el 8antasma de un )aso &orado
66< 66'

662

65. 66.

3rilló lejano ante los ojos de cada uno. En los Aielos arriba de ellos hab#a un rupo de (uces!
66,

"8. El sol, la dorada loria de estrellas "#. Y un rayo como el de la (una
9=. 9<. 92. 9'. Y el :rco Iris del éter (os 1era8ines, a$uellos G...H reyes Y cada uno estaba ceEido del Iris Y cada uno reluc#a con una mir#ada de ojos

768 769 770

Ver VI;"4 Ver III;10" Ver III;10#< )V;"" 771 Ver I);33 772 Ver )VIII;14"< ))IV;12- ))VI;14-15- ))I);82-85< Job.38;23- 3#;1#-25< Sal.144;1< Prov.20;18- 24;!< Ecl.3;8< Is.42;13- 43;1"< Jer.!;4- 12;5- 4!;8- 4#<2- 50;22- 51;20< Joel 2;4- 3;#< Na).2;3< Hab.3;8-15< $ac.10;4-13< !+.1#;11-1"-1# 773 Ver )VIII;3! 774 Vers. 2"-8#-#5- IV;3

13"

ENOC 3

9,. 9@. 95. 96. 99. ;=. ;2. ;'. ;,.

Y as# ellos si uieron en la brillante senda! (os 7uerubines lle aron en 8ue o &esde el dorado :ltar de Incienso. En sus ojos el esp#ritu de un poder 7ue invade el vasto in8inito.
66@ en tormentas :un as# era su serena rande%a. 665 después de la batalla, :un as# era su calmada lu%. Entonces los +8anines pasaron r"pidamente, Aon el viento en sus pies. 666

8#. /u has visto al 1ol #1. + la (una

#5. Estos son 0eyes 1olares! #!. ?ero yo escond# su secreta sabidur#a
669

;6. ;9.

Y los previamente 8ormados ceEidos con estrellas. Y los seis veces alados con los rayos del 1ol
66; 69=

##. 1us espadas reluc#an en la nube violeta, 100.1us cetros eran como -rboles de +livo.
EN LA TIERRA CELESTIAL
<=<. Entonces una nube me arrebató arriba <=2. (os vientos me elevaron sobre la es8era. <='. Ellos me ubicaron en la /ierra Aelestial

104.1obre un lu
<=@. <=5. <=6. <=9. <=;.

ar de muchos truenos.69< :ll# vi otra visiónI ?alacios de pura celestialidad :ll# los esp#ritus cantaban himnos a &ios, Ellos interced#an por los hijos de los hombres. El Aielo con brillo de 1ol 8lu#a alrededor
692

110.:mor y belle%a eran como 0oc#o, 111.(a >usticia 8loreció ante su 8a%!
69' 69,

<<2. El 8lorecer de la lu% 8ue sobre todo.

775 776 777

Ver IV;3 Vers. "#- IV;3# Ver IV;3 778 Ver )VI;1!2 779 Ver VI;8 780 Ver ))VI;4 781 Ver ))I);"3 782 Ver III;13" 783 Ver);8 784 Ver I;81

138

ENOC 3

<<'. <<,. <<@. <<5. <<9. <<;. <2=. <2<. <2'. <2,. <2@. <25. <26. <29. <2;. <'=.

:s# ser" con ellos por todas las edades. Aon estos incontables, deslumbrantes esp#ritus! Ellos habitan bajo las alas del eterno, Y cantan en la medida de las estrellas.
69@ delante de él cómo 8ue o viviente. 1us bocas, una bendición, semejante a dulce miel. 1us labios lori8ican al 1upremo Y la virtud brilló a través de cada uno. Yo deseé permanecer all#

11".Ellos est"n de pie

122.Mi esp#ritu ansió su ho

ar precedente.695 Bna ve%, como estos también, he estado ante el 1eEor. Entonces eJalté su *ombre 3endito sea El, y bendito por siempre El 1eEor de las /ierras con 3rillo de Estrellas. 1abio, antes $ue el Bniverso 8uese 8ormado. 1abio, cuando todos habr"n pasado. C7ué son las tierrasD CY $ue es el hombreD Y el $ue duerme y no te alaba.
696

131./odos son, sino como hojas $ue se corrompen
<'2. Ellos han vivido, y ahora no son m"s <''. ?ero benditos son en tu lu%

en invierno.699

134.7uienes sin dormitar

69; est"n de pie 6;= delante de tu /rono. <'@. Ellos cantan al 1eEor de ?ure%a <'5. 7uien llena el Bniverso de vida con amor.

785 786 787

Vers. 134- ));#" !dan )VI;"4- )VII;"5- ))VIII;103< DyC 45;13-1" Ver VIII;11- 24< I);30 788 Ver III;11"< VIII;11-24- ))VIII;13< 1EG.1";24- 1#;12- 20;4"< Jer.11;1!< DyC 13!;! 789 Ver ))I);5#- )));84< Sal.1;3- 1!;"- 1#;2- 42;8- !3;1-!- 88;1- #2;2- 11#;14"-148- 12";2- 132;2-5- Prov.!;4< Isa.42;4- !2;1- !-"< Jer.51;50< &om.13;11< 1En.)IV;23- )VIII;!- )))I);12- )L;2- )LI;"- - L)I;12- L))I;"- L)))II;3 790 Ver ));#"

13#

ENOC 3

CAPITULO ))I) . EC 346>791 94 AGDC
TRES 9UENTES MISTICAS

1. 2.
'. ,. @.

Fay tres Luentes M#sticas Y sobre ellas &oce -rboles 6;< se inclinan, Faciendo m.sica semejante a la de dulces arpas Auando ellas se estremecen al plateado to$ue. &e sus pro8undidades la aurora se levanta, (a :urora del rayo primero.6;2 (a (u% se precipita sobre sus pro8undidades! 2?ero oh4 C7ue es esa (u%D
6;'

!.
6. 9.

#. (as - uilas clamaron, las serpientes se levantaron, 10. Aomo llamas de 8ue o dentro del 1ol. 11. Y vi el 8ul or del M"s :ncianoI 12. :dora a &ios solamente.
6;, 6;@ 6;5

<'. <,. <@. <5.

C7ué divide el esp#ritu del alma, (a espléndida llama del humoD CAu"l es la lu% del ojoD CAu"l es la v#vida 8uer%a del cora%ónD

1". )i una Luente 3lanca
<9. <;. 2=. 22. 2'. 2,. Lluyendo en medio de los arbustos. )i a un :rco Iris tocar la tierra, *o obstante esto no es de la tierra.
6;6 est" en medio del Aielo, *o obstante no est" en el aire $ue nos rodea. El pulso de la naturale%a est" en el +céano, *o obstante el +céano no es la naturale%a.

21. (a (una

791 792 793

Ver )VIII;38- III;11"Ver )III;42 Vers. 53- VI;18- ))VII;5# 794 Vers. 103-114-11"-140-15"-1"1-18#-1#0-1#8- IV;3 795 Ver I;33 796 !+.14;" 797 Ver IV;3#

140

ENOC 3

,OMBRES CON ARPAS Y ESPADAS
2@. 25. 26. 2;. '=. '<. '2. ',. '@. '5. '6. '9. ';. ,=. ,<. :ll# vi una Isla de Lue o! 0#os de llama, sur #an de sus entraEas! Y muchos Esp#ritus brillantes como olas os6;9. En el medio vi un /rono 3rillante como una estrella blanca de belle%a! ?ero este destelló en medio de solemne silencio! +scuramente silente! oscuramente espléndido.
6;;

28. Entreme%clados hermosamente con dorados rel"mpa

33. Y en8rente un Mar de plata,

Y a sus pies 1iete 0#os, Y rodeando su arco 1iete :rco Iris, Y a los lados hab#a 0uedas ?lateadas. )oces de +las y m#sticas a uas 0esonaron alrededor de a$uel /rono. Y vi pilares de resplandeciente lustre! Y escuché /rompetas $ue hablaban de &ios. Fombres pasaron con arpas musicales! entes espadas 9==

42. Fombres pasaron con re8ul 43. Aomo peces en el mar!
9=<

,,. ,@. ,5. ,6. ,9. ,;. @=. @<.

:s# ellos se desli%aron en medio de océanos de 8ue o C7uiénes son estosD dijo el -n el, Yo dijeI Mi 1eEor, tu lo sabes! Kl me miró con penetrantes ojos, /u también, oh Enoc, no eres i norante. Ellos pasaron como nubes del ocaso! 1uaves, brillantes y v#vidas 1obre los cerros de oscuridad,
9=2

52. : verdes planicies. 53. (as - uilas clamaron con
9='

ran o%o!

798 799 800

Ver V;5!-!# Ver )));#"-112< 2En.))VII;1< !+.4;!< DyC "";1- 130;"-# Ver VI;8 801 Vers.43-44- "#-80< )));#"-112 802 Vers."0 803 Vers. #- VI;18

141

ENOC 3

54. (os /ruenos estallaron! ellos rieron! 55. /raen de vuelta los muchos a &ios! 5!. 3endito es el $ue trae aun uno.
9=, 9=5

9=@

EL VESTIDO DE A6UL

5". )#stete con tu cinto a%ul,
@9. +h hijo de oración.

9=6

5#. *o tiembles! no dejes ple arse a tus ojos, !0. *o palpite tu cora%ón, ni te permitas titubear !1. Yo te mostraré los secretos de lo pro8undo.
9=9

9=;

en tus palabras! 9<=

9<<

52. 5'. 5,. 5@. 55. 56. 59. 5;.

El m#stico canto de los :ncianos! Esto 8ue murmurado en lo oscuro :ntes $ue la MontaEa 8luya con remolinos de lu% Kl vendr" sobre las costas del Mundo, Kl eJtender" sus dominios sobre ellas. /res veces, tres veces, tres veces, ?ero no lo escuchar"n! Moviéndose pro8undamente en su poderosa 8uer%a!
9<2

"0. Es el :%ul
6<. 62.

- )erde 9<' :di

C7uién escapar" de la masa de lobre ue%D C7uién huir" del oleaje tempestuoso de las llamas de muerteD
9<, 9<@

"3. El seEor de los /ruenos se levanta, "4. El 1oberano de los 0el"mpa os y de los Lue os. "5. Kl desata las cadenas. "!. Yo veo su carruaje en la obscura niebla p.rpura
9<5 9<6 9<9

66. 69. 6;. 9=. 9<.

2+h &ama de 3elle%a4 2+h deslumbrante 0eina de las estrellas4 El mar se levanta en sus terrores Aomo lan%as resplandecientes son sus espumosas olas. Auatro veces los truenos resoplaron

804 805 806

Vers."3 Job 8;21< Sal.12!;2 DyC 18;15-1! 807 Vers."0 808 Ver ))VIII;134 809 Isa.41;10-14< 43;1-5- 42;2- 51;12- 54;4< Jer.30;10- 4!;2"-28< E e.2;!< Lam.3;5"< So,.3;1!< .33<5.;3- 311254;8- 223455;"810 Ver I;54 811 Vers. #0 A #8< IV;31< V;34- 38- !!- V;"4< )II;#8< )V;""< )VII;10< ));105< ))II;102< ))V;214< Job 11;!< 28;11< Sal.25;14< 55;14< 51;!< Isa.45;3< Jer.23;18-22< 1En.)LVI;2-3< 2En.))IV;3< Esd.)IV;!; !d.))VIII;104- )))VII;122< Tom.1 812 Vers. 5" A 13!- )VI;#5 A 115- ))IV;#- ))VII;48- )));42< D "an 46>. VIII 813 Vers.52-#2 A 113- I);22- )VI;124- ))II;88- ))VII;33 814 Vers.54- "3- 81- 1#2< I;25< V;28- 38- !"- !8- 114< VI;34< VII;3!< I);3"< )II;2#< )III;"< )VII;!1< )VIII;48< )I);"- 23< ));"- 15"< ))IV;"< ))V;15"< ))VI;!0- #8< ))VII;!2- 88< ))VIII;104< ))I);54- "3- 81- 1#2< )));#2< 1En.)VII;3< )LI;3< LI);2< L);1315< L)I);23< 2En. ))III;1< ))I);"< )L;!< Esd.IV;2< VI;5< E*.#;23-33< 1#;1!-1#< 20;18< Job 2!;14< 3!;33< 3";4< 38;25< Sal.81;"< 104;"< Isa.2#;!< Jn.12;2#< !+.4;5< !;1< 8;5< 14;2 815 Ver ));#" 816 Ver V;5!- !# 817 Ver )I;1< )II;53< )III;2- 114< 1En.LIV;3-5< Sal.11!;1!- 33;1#- !8;20- "!;#< Isa.2!;18- 42;22- 50;2- 102;20< Jer.14;#< EG.13;22< Hab.3;13 818 Ver ))VI;4

142

ENOC 3

82. Aomo corceles de batalla
9'. 9,. 9@. 95. 96.

9<; en su 8uror. El noveno con diademas de perlas 1uplicóI detener al de ancho pecho, ?ero este vino! arrolló como corceles uerreros de la montaEa /erribles con cascos y cuellos de humo. )i el poder del p"lido 8ul or. 92=

88. 1u espada

cayó, y todo 8ue mortandad.

GREVELARE YOH
9;. C0evelaré Yo los Misterios de (u%D
92<

#0. C(os secretos del torrente del +céanoD #1. C&evelaré Yo el 0el"mpa o de los Aielos, #2. 7ue como el )erde :rco Iris se mueve sobre el +céanoD #3. (os Fijos del Lue o vienen. #4. (os or ullosos y alados &ra ones de los Aielos #5. 3rillaron en el dorado torrente de nubes. #!. Ellos dijeronI +h Mensajero, detente
922 92' 92,

;6.

*o dejes $ue tu vo% sal a
92@

#8. ?ara revelar los oscuros secretos.

;;. Y las estrellas parpadearon en un nublado esplendor <==. &iciendo a mi esp#rituI detente.

PALABRAS DE LOS LIBROS8 PREVALECEN
<=<. :un en la lu% hay secretos huecos <=2. &onde el esp#ritu busca reposo,

103.&e la misma manera como el 1ol
<=,. ?ara reaparecer m"s bello. <=@. :ll# m.sica los calma,

925

se hunde 926 en las nubes 929

10!.Y el susurro del 3os$ues

92; M#stico <=6. Y el Iluminador del :lma viene y 8ul ura

819 820 821

Ver ))VIII;"4 Ver VI;8 Vers. !1 822 Ver V;5!-!# 823 Vers."0 824 Ver III;1 825 Vers. !1 826 Ver IV;3 827 Vers. 115828 Ver III;1 829 Vers. 128-144-1""-18"- II;23-38

143

ENOC 3

<=9. En escenas de serena belle%a.

10#.(as entiles ?alabras de los (ibros prevalecen 110.1obre el mar de errantes pensamientos. 111.Y sueEos como lluvias de manantial 112.(os baEan en un 0oc#o de (u%, 113.En una alcoba verde con palmeras,
9'= 9'< 9'2 9'' 9', 9'@ 9'5

<<,. ?rote ida del 1ol del cielo,

115.Me sumer

#, T cansado con el resplandor <<5. 7ue se tend#a sobre mi deslumbrado esp#ritu.

UN ,UEVO ,ERMOSO

11".Bn huevo m"s hermoso $ue el 1ol, 118.Auando en el reluciente +este él se sumer
9'6

ió,9'9 <<;. Lul urando, como si brillara en medio de die% mil :rco Iris <2=. &e la m"s pura y deslumbrante lu%.

121.?ero r"pido

9'; como el ondear de una espada, 9,= <22. En la mano de un joven héroe, <2'. 3rilló, iró, se desvaneció. <2,. Esto 8ue una moment"nea ojeada del Bniverso.

<2@. Lluyendo est"n los :rroyos de Lue o

12!.1obre los cuales los -n 130.(os :ncianos pasaron
<''. +h Luentes M#sticas

eles -- uilas se remontan. <26. &esde las MontaEas se arrojan torrentes de llama.

128.(os -rboles del 3os$ue
<'<. (a )o% de 3elle%a suena

9,< son pilares de lu%, <2;. En sus blancas t.nicas de espléndida loria. 9,2

en medio de la turbulencia.
9,'

132.Y suavi%a el oleaje rojo-oscuro. 134./res or#

enes de los Mundos Lundamentales,

830 831

Ver I;54 Ver III;13!< V;"5< )III;28< )VI;!3< )VII;18< ));"#< ))V;120< ))I);10#< 1En.)IV;1< )))I);4< )LVII;3< L)VIII<1< L)))I;24< L)))II;1< L)))I);!8-""< )C;14-1"-20< )CIII;1< C;!< CIV;13< CVIII;3-"-10< 2En.)))III;2-11< )))V;2< )))VI;2< )L;2< )LVII;2-3< )LVIII;5-!< LII;14< LIV;1< L)VIII;2< 1Ne.13;20- 28-2#- 3#-42< 15;2!< 22;30-31< 2Ne.11;3< 25;22< 2#;11-14< 30;3- 1"-18< DyC !;2!< 8;2-11< 11;1#< Et.4;13 832 Vers.110-115< )));#"-112 833 Ver V;24 834 Ver III;13" 835 Vers."0 836 Ver ))VI;4 F Carta a !lberto. Ver6 103-118 A 18# 837 D "an ) 838 Vers. 115 839 Ver ))VII;!8 840 Ver VI;8 841 Vers. 10!-144-1""-18"- II;23-38 842 Ver ))IV;13 843 Ver V;22

144

ENOC 3

<'@. (evant"ndose a la lu% como resplandores de la aurora,

13!.?erm#tanme baEar mi esp#ritu en su :%ul.
<'6. <'9. <';. <,=. <,<. <,2. <,'.

9,,

?asamos los di8icultosos remolinos de 8ue o. )imos muchos obscuros errantes! Estaban vestidos en ne ro 1us rostros estaban sin 1ol. ?ero lejos en la distancia vimos )alles Y el :ltar de Lue o de los Misterios! :ll# el brillante Isarim oraba

144.En las :rboledas

9,@ resonaba el eco de sus salmos. <,@. Aomo blancas estrellas moviéndose en lu%

14!.Aircundaron la estatua de la 1erpiente 14".Y levantaron sus bra%os de nieve 148.En adoración de los 1ilentes 0el"mpa os.
9,5 9,6

9,9

ESTE A OESTE 5 NORTE A SUR
<,;. Me paré en silencio en medio de a$uellos cursos de estrellas! <@=. :nsié ver el 1a rado 1antuario! <@<. :rroyos de precipitado 8ue o iraron alrededor!

152.(os alados rel"mpa os vibraron 153.&el Este al +este, de *orte al 1ur!
9,;

9@=

<@,. Esto me pareció un vasto y espléndido mar de 8lashes, <@@. Aomo si 8uera un horno siempre vibrante!

15!.*ubes

9@<

con el resplandor del *uevo-nacido.9@2

15".)en a las a

uas del 1ol! 9@' <@9. ("vate en su esplendorosa Luente,

15#.Y sobre tu muslo recibe la visible seEal 1!0.7ue marca al verdadero apóstol.
9@, 9@5

9@@

844 845 846

Ver ))I);"0 Vers. 10!-128-1""-18"- II;23-38 N%m.21;4-# 847 Ver IV;34 848 Ver V;5!-!# 849 Ver V;5!-!# 850 M76B1 642>791 PD4 42 C= G5=2 P75KB794 851 Ver III;1 852 Vers.15!- 181< )VI;112 853 Ver IV;3 854 D1294 '4D6 46:12978 = D7127616 855 Ver VI;33- ))IV;1"- ))VI;33< (en. 32;22-32< Salm. 45;1-5 E e. 21;12< Ver VI;8- ))IV;33< 856 Ver )II;80

145

ENOC 3

DOCE ,I-OS DE LU6
<5<. 0"pidamente como una estrella 8ui llevado adelante, <52. Facia ese Mar de (u%, <5'. Y all# trans8i urado en un sueEo.

1!4.Lui baEado en nieblas y nubes.
<56. <59. <5;. <6=. <6<. <62. <6'.

9@6

<5@. Y ahora me mov#a como en un oscuro sueEo.

1!!.(a 1erpiente de las Es8eras se enrolló alrededor de m#.
)a "bamos como en una niebla ardiente. :un hab#a all# un sonido de dulce m.sica (ejos, en una nube de :rco Iris, El me mostró la Aiudad de :mbrosia, 0odeada con un coro de soles re8ul entes. Este es el domicilio de lo Aelestial Y vi una Mano brillante en su belle%a
9@9

1"4.Y ten#a la Estrella de la MaEana. 1"".- uilas del ardiente 3os$ue. 1"8.:s# habló él en mi o#doI
9@; 95<

<6@. Estos son los vestidos de los Fijos de los Aielos. <65. Ella levantó esto, como si hiciese un obse$uio.
95=

<6;. Fay doce Fijos de (u% <9=. 7ue saldr"n de los 1alones de (lama.

181.El ?rimer *acido
<92. <9'. <9,. <9@. <95.

952 disipar" la oscuridad El $ue como una noche aparece sobre las multitudes! El Bltimo Mensajero, el verdadero y 8iel Irradiar" la belle%a del :rco Iris. ?hani es su nombre! Bn roble de vibrantes hojas y ramas.

18".?ero los -rboles del 3os$ue 18#.Kl habló y se sumer

95' escuchar"n <99. : la melod#a de sus mecidas ramas.

ió 95, en el 1ol, 95@

857 858 859

Ver III;1 Ver ));1# Ver VI;18 860 Vers. 10!-128-144-18"- II;23-38 861 Ver )VI;1-4 862 Ver.)VI;112 863 Vers. 10!-128-144-1""- II;23-38 864 Vers. 115 865 Ver IV;3

14!

ENOC 3

1#0.Y el 1ol resplandeció con &oble Gloria! 1#1.?ero el eco de sus ?alabras m#sticas 1#2.0esuena en truenos a través de mi esp#ritu.
955 956 959 95;

<;'. (entamente sobre las calmas a uas <;,. (le ó el Esp#ritu de los /ronos! <;@. 1u lar a y blanca t.nica ondean a sus pies!

1#!.En su mano el A#rculo de ?lata.
<;6. (as estrellas lo si uieron en su sé$uito como sirvientes.

1#8.El 1ol y la (una

96= se inclinaron. <;;. 2:mén4 2:mén4 2==. Esto 8ue todo lo $ue escuché.

866 867 868

Ver IV;3 Ver .III;11!-11# Ver I;54 869 Ver ))I);"3 870 Ver IV;3#

14"

ENOC 3

CAPITULO ))) . P=C=:71 94 C576>=C . M76782 94 E21:

EL PALACIO DE CRISTAL

1.
2.

(as *ubes 96< me invitaron, una *iebla me abra%ó, (as Estrellas relucieron y se movieron en esplendor! (os destellos de los 0el"mpa os 962 me impulsaron hacia delante Y vientos aceleraron mi ascenso. Me elevaron alto y m"s alto, &onde vi una pared construida con ?iedras 873 de Aristal, Bn cinturón de 8ue o la rodeaba, Y mi cora%ón se llenó de terror! ?asé dentro de esta estremecedora llama, Y me acer$ué a un poderoso palacio, 1us muros y pavimentos eran de cristal Aada ?iedra era de una ardiente brillante%, Y en el techo va aban las estrellas Aon una in$uieta y a itada lu%! uas de 8ue o y rel"mpa os 96, destellaban (an%ados a través de sus espaciosos salones Y all# hab#a 7uerubines de un esplendor de llama Aomo meteoros en un estrellado Aielo. Bna deslumbrante llama ard#a en sus bastiones (as ?uertas eran llamas también, Y cuando entré en este lu ar )i $ue era caliente como el 8ue o y 8r#o como el hielo. Aada s#mbolo de deleite estaba all#.
96@ , Mi cora%ón lat#a, mi cora%ón temblaba Bna temerosa a itación se apoderó de m#.

3.
,. @.

!.
6. 9. ;. <=. <<. <2. <'. <,. <5. <6. <9. <;. 2=. 2<. 22. 2'. 2@. 25.

15. (en

24. ?ero terror se apoderó de mi esp#ritu

871 872 873

Ver III;1 Ver V;5!-!# Ver ))II;104 874 Ver V;5!-!# 875 1En.L);3

148

ENOC 3

26. 29.

Yo ca# sobre mi rostro y estaba con dolor y temor! ?ero aun ve#a la )isión en mis ojos.

EL TRONO DEL GRANDE EN MISTERIOS
2;. '=. '<. '2. ''. ',. '5. '6. Y miré y vi otra habitación M"s vasta y espléndida $ue la primera! Y todas sus poderosas ?uertas estaban abiertas de par en par! Y me detuve 8irmemente en el medio del siempre arrollante Lue o. Es imposible describir su loria + su terrible vastedad y ma nitud sin l#mites! rande, eJced#a su maravillosa estructura en /odas las Aosas. 965 Aual$uier Aosa $ue a los pensamientos del hombre le sea posible concebir 1u piso era llama pura deslumbrante os 966 y len uas de 8ue o,

35. :s# de

38. 1obre esto hab#a resplandecientes rel"mpa 3#. Y arrojadas Llechas hab#a all#.
969

,=. ,<. ,'. ,,. ,@. ,6. ,9. @=. @<. @2. @'. @,.

Y la c.pula era de un brillo intolerable. Y en el centro vi un trono
96; semejante al hielo iluminado por el 1ol.99= 1u A#rculo era la circun8erencia de la órbita del 1ol. Aantos e himnos de 1era8ines eran escuchados. Y por debajo de este poderoso /rono

42. &e un blanco a%ulado 4!. Llu#an 0#os de 8ue 4#. Bn Grande

o rojo!99< Mirar sobre su brillo era imposible! Aontemplar y vivir era cosa prohibida.
992 en Misterio se sentó sobre el /rono, Auyo manto era m"s brillante $ue el 1ol M"s blanco $ue la nieve, resplandec#a! M"s deslumbrante en sus colores $ue una montaEa de hielo, *in .n esp#ritu podr#a mirar sobre su 8a%. &e este 1er, el Glorioso, el 0e8ul ente

876 877 878

Ver III;10" Ver V;5!-!# Ver V;!# 879 Ver ))I);"0 880 Vers. 88-121- IV;3 881 Ver V;22 882 Ver III;1"

14#

ENOC 3

@@. @5. @6. @9. @;. 5=.

*in .n mortal podr#a ver tal lu% EJcepto dentro del trance de una visión. Bn 8ue o ardiente 8ue o hab#a alrededorI Bn 8ue o ardiente 8ue o se levantó por delante! /al $ue las mir#adas de mir#adas $ue rodeaban el /rono, *in uno podr#a acercarse

MISION DE ENOC
5<. 52. 5'. 5,. 5@. 55. 56. 59. 5;. 6=. 6<. 62. 6'. 6,. 6@. 65. 66. ?ero el &ivino no re$uiere 1anto Aonsejo, *i la su erencia del 1abio de los Aielos. *o obstante, los Esp#ritus puros $ue estaban alrededor y cerca. *o se apartaron un momento de a$uella loria. Ellos no se 8ueron de a$uella loriosa y ardiente ?resencia, ?or$ue all# est" el e8usivo ?ara#so. :ll# tapé mi rostro Y avancé con tembloroso pavor, Mi cora%ón se estremec#a mientras andaba. Entonces el &ivino me llamó, diciendoI 2:cércate a$u#, Enoc, a mi misión4 Y 8ui elevado aun hasta la entrada! ?ero mis ojos estaban 8ijos en el piso. Entonces diri iéndose a mi, la vo% habló. Esc.chame, y no seas temeroso 2:cércate a$u# y escucha4 2&esciende a los Aa#dos de la /ierra4
99'

"8. Miré y en la mano de &ios vi 8lores, "#. 1u hermoso Aetro. 80. Mire nuevamente y vi rel"mpa os,
9<. 92.

99,

: estos también El es rim#a como un Aetro. Entonces los 1era8ines, 7uerubines y +8anines

883 884

Ver I;81 Ver V;5!-!#

150

ENOC 3

9'. 9@. 95. 96. 99. 9;. ;<.

)ieron el Esplendor incansable del M"s :lto,
99@ ni reposo o adormecimiento, 1ino $ue cuidan el /rono de &ios por siempre. Y vi -n eles, innumerables millares, Mir#adas de mir#adas en a$uélla Aasa de Lue o! Aon ellos estaba el Fermoso, Auyo manto ten#a una loria indescriptible, 995

84. 7uién no conoce descanso,

#0. Y los )einticuatro :ncianos,
996

Aar aban en Aarruajes de llama, os 999

#2. Estrepitosos /ruenos. 0esplandecientes 0el"mpa #3. 2:s# ellos andaban por la 1endas del 1ol4
99;

;,. ;@. ;5.

Entonces ca# postrado, Mientras toda mi carne se desvanec#a, Mi esp#ritu también lle ó a ser cambiado

=NGELES DE LAS AGUAS
;6. Lui trans8erido a una brillante estrella.

#8. +céanos de 8ue

o 9;= combinados con +céanos de : uas. 9;< )i sus blan$uecinas y brillantes olas avan%ar en la lu% del 1ol, hermosas como un ejercito de cisnes ;;. ?or encima y sobre ellos, innumerables Esp#ritus 3enditos. :l unos de ellos estaban alados y otros sin alas, pero todos eran hermosos. <==. Y torrentes de cantos y melod#as se escuchaban. El dulce acento de doradas arpas, y de voces cantando el :mor de &ios y de la 3elle%a $ue habita en los Aielos. <=<. <=2. <='. <=,. <=@. <=5. <=6. <=9. <=;. +h habitantes de en medio de las estrellas 7uienes se mueven sobre el oleaje de l.cidos 8ue os (levados en medio de la impetuosa m.sica de las es8eras, En medio de los dulces ecos del mar Bds. son -n eles, -n eles de las : uas. Escuchen la cuerda de arpa de mi temblorosa alma &enme de su 1a rada 1abidur#a ?ara $ue pueda enseEar a los errantes de la /ierra. Ellos respondieronI &ios te proteja!

885 886 887

Ver ))VIII;134 !+.4;4 Ver ))I);"3 888 Ver V;5!-!# 889 Ver IV;3 890 Ver )VI;#4< I;2#< VII;21< )III;1< 2En.))I);1 891 Vers.#"-112< I;83< III;1#< V;23< VI;"5< I);35-3!< )II;8"- 10!< )III;10- 1"- 5#- 10#< )V;5< )VI;8"- #5- #"< )VII;31- 105< )VIII;13"< ))I;!!< ))III;"#< ))IV;5- 15< ))VI;1"- !2- 100< ))VII;54- "#< ))I);33- 43-44- "#-80- 110-115< Esd.)VI;5"-!0

151

ENOC 3

110.0ecibe esta )ara 1a rada 111.Y con ella marca a los hijos de los hombres
9;2 9;'

<<2. Aon la celestial seEal del Bno

LOS ESPLENDORES 894

113.)i +tro
<<,. <<@. <<5. <<6. <<9. <<;. <2<. <22. <2'. <2,. <2@. <25. <26. <29.

9;@ Esplendor. (os Esp#ritus de este :lto Aielo. Ellos respond#an a sus nombres uno por uno : medida $ue la )o% de &ios los llamaba. &ios habló y los Esp#ritus lo escucharon. : cada uno le 8ue asi nada lu%, en ese momento, (u% de acuerdo al brillo de sus +bras.

120.?or$ue el esplendor

enera esplendor. )i los Esp#ritus trans8eridos, Ellos transmi raron a lo 3ello! 1e entreme%claron con las Inteli encias Aelestiales 7ue brillaban alrededor de los /ronos de In8inidad! Esplendores emanaban desde estos Espléndidos Aomo las luces desde el 1ol y las estrellas! *unca su belle%a es atenuada! Esta es la esencia de su propia naturale%a.

<2;. El 1eEor de los Esp#ritus se sentó sobre su /rono! <'=. El Esp#ritu de 3elle%a estaba sobre Kl!

131.0el"mpa

os 9;5 sal#an de sus labios! <'2. (os pecadores lo vieron y perecieron <''. ?ero a las 1antas Esencias de los Aielos,

134.(os $ue recibieron los Mandamientos

9;6 de &ios, <'@. Bna combinado poder, multi8orme, mir#adas de ojos, <'5. )oces, esplendores como 8ue o, le 8ueron dados.

892 893 894

Ver ))VI;4 E .#;4< !+.";3- #;4- 14;1 Ver I);33 895 Ver ));3 896 Ver V;5!-!# 897 !+.12;1"- 14;12< 1%2 5;2-3< 1En.)VIII;15

152

ENOC 3

<'6. <'9. <';. <,=. <,<. <,2. <,'. <,,.

Y todos ellos entonaban himnos ante Kl, Aomo si 8ueran una sola vo%, 3endiciendo, lori8icando, eJaltando a Kl, El Bno, el 1anto de las edades. Aada poder $ue est" en los Aielos, Y todas las Inteli encias puras, (os 7uerubines, los 1era8ines, los +8anines! /odos los Esp#ritus de ?oder,

145.Y todos los ?oderosos 148.3endiciendo,
<,;. <@=. <@<. <@2. <@'. <@,. <@@. <@5. <@6. <@9. <@;. <5=.

9;9 de 1abidur#a <,5. ,Elevaron sus sa rados himnos de lu%, <,6. :mor y alaban%as delante del ?adre,

lori8icando a Kl, el 1anto. 23endito eres tu, oh 1eEor4 Y sea alabado tu *ombre por siempre, /odos los $ue est"n en los Aielos te bendicen! /odo 1anto entre los celestiales te alaban. /odo puro $ue habita en el para#so, Aada esp#ritu $ue vive en lu%, Aada mortal $ue ha conocido la )erdad Glori8ica tu nombre por siempre y siempre. Grande es tu benevolencia, oh 1eEor, Y tu poder de eneración en eneración. /u majestad y ma ni8icencia, cuan randes son. ?ro8undos son todos tus Misterios.

898

Ver I);34-3"

153

Related Interests