You are on page 1of 6

AUGUSTE RODIN Y LA ESTETICA DEL MUNDO CLASICO

El libro “El Arte” de Auguste Rodin recoge entrevistas aparecidas en 1911, seis años antes de su muerte y proponen un viaje por la obra y el pensamiento del escultor. A lo largo del libro se recoge fundamentalmente su acercamiento a los planteamientos estéticos próximos al renacimiento y heredero de una concepción grecorromana del arte centrada en la contemplación como se desprende de sus conversaciones en las que Rodin insiste en su trabajo “al servicio de la Naturaleza”. concepto del bien, sirviendo sobretodo para formular tesis generales, y era aplicable en la estética filosófica. Rodin plantea de manera recurrente a lo largo de toda su obra que la idea de Naturaleza es más que la propia naturaleza, dotándola de un sentimiento espiritual diferenciador del resto de realidades. En este sentido comenta:”El sentimiento, que influía en mi visión me ha mostrado la Naturaleza tal y como la he copiado… Si hubiera querido modificar lo que veía y hacerlo más bello, no habría producido nada bueno”. Se posiciona de nuevo en planteamientos estéticos similares a Platón para el que la belleza espiritual, al igual que Rodin, es superior, pero no es la mas perfecta; es la Idea misma de la belleza, la que alcanza la perfección, poniendo a la belleza en un plano trascendente; extiende el alcance del concepto griego de la belleza haciéndole abarcar también los objetos abstractos, inaccesibles para la experiencia. Platón introduce una nueva valoración de la de belleza real quedando devaluada frente a la belleza ideal. Introduce también una nueva medida de belleza, el grado de la belleza de las cosas reales dependía de su mayor o menor distancia respecto de la Idea de lo bello. Alejándose de cualquier posicionamiento formalista del concepto de belleza hacia la connotación expresiva, en arquitectura se destacó la mímesis como una representación simbólica de la naturaleza, una metáfora petrificada de los atributos del cosmos antiguo, también reflejados en el microcosmos que era el cuerpo humano: orden, simetría, ritmo, perfección. Y con ello se fundaron estos cánones clásicos de la belleza, cánones que tienen, en último análisis, la interpretación de la naturaleza como origen. Es importante destacar que Rodin entiende la relación de la

En el planteamiento artístico de Rodin con respecto a la naturaleza siempre plantea su servicio hacia ella pero al mismo tiempo “guarda mucho de imitar su ejemplo” ya que jamás pretende mandar en ella y su “única ambición es servirla fielmente”. Pero Rodin va más allá en su planteamiento y manifiesta que para él la naturaleza no es sólo una mera representación de la Naturaleza sino que “que reproduce más que el exterior” dice: “yo reproduzco además el espíritu, que desde luego, forma también parte de la Naturaleza. Yo veo toda la verdad y no solamente la de la superficie”. La idea de belleza es más importante que la propia manifestación externa de la belleza. En este sentido Rodin conecta con los planteamientos estéticos postulados por Platón con respecto su idea de belleza y su relación con la Naturaleza. Para Platón las formas, los colores y las melodías constituían tan solo una parte de la belleza, pues abarcaban con este concepto, no solo los objetos materiales sino también elementos psíquicos y sociales, caracteres y sistemas políticos, la virtud y la verdad. Entendía la belleza ampliamente: abarcaba con ella no solo los valores que solemos llamar estéticos sino también los morales y cognoscitivos. Este concepto de lo bello difería muy poco del

1

En este sentido Platón intento varias veces hacer una división de las artes en tres categorías: artes que utilizan objetos. como la pintura y la escultura. He aquí por qué el artista sólo debe creer a sus ojos. más imitativa aunque abriéndose posteriormente hacia la connotación expresiva. superior a los cuerpos. refutan el funcionalismo socrático en pos de una estética que es moralista en cierto modo (al identificar bello y bueno). “Por mucho que les pese a los vendedores de estética. recreación. la interpretación de la naturaleza como origen. Rodin manifiesta en todo momento su relación mimética con la Naturaleza. una naturaleza que fue para los antiguos a la vez referencia y reverencia. convirtiéndose en algo equivalente al original. ve. que es la que es producto de las opiniones filosóficas y que derivarán en consecuencias importantes para la estética: ya que plantea que no se puede limitar la belleza a los cuerpos. la cual es por otra parte. es el alma. siendo Platón el que introdujo el antiguo concepto de mimesis que estaría presente en toda la obra de Rodin. en último análisis. puesto que es la verdad de dentro traducida por la de afuera.” El artista para Rodin debe imitar la Naturaleza para expresar la belleza que hay en ella. aprendizaje. es decir que su ojo vinculado al corazón. llevando a la estética. lee profundamente en el seno de la Naturaleza. Ya que siguiendo la idea de belleza verdadera. la idea…” Sigue con estas ideas el planteamiento de Platón de una segunda concepción de belleza. que ésta. representación. “TODO EN LA NATURALEZA ES BELLO PARA EL ARTISTA” Para Rodin todo en la Naturaleza es bello. Y aún hay más: Si hay un sentido innato de lo bello es porque la belleza es una idea innata que 2 . el sentimiento. Hasta entonces no había un termino que definiera la representación a través del arte. La semejanza entre una obra y la realidad era importante para los poetas de aquel entonces. no tanto en su "representación" por su naturaleza mecánica. en arquitectura se destacó la mímesis como una representación simbólica de la naturaleza. la que lo sirve indirectamente (produciendo instrumentos) y la que imita. Las artes figurativas. Aunque para Rodin la naturaleza revela al artista verdades ocultas bajo las apariencias al final el único principio del arte es copiar lo que se ve. sobre el hecho de que diferían de la realidad y afectaban o engañaban de diversas maneras. en el mundo del arte. Verdad y Bondad están inter-conectadas y tenemos un sentido innato de lo bello.” sólo es bello lo que tiene carácter” y “el carácter es la verdad intensa del espectáculo natural cualquiera bello o feo. dice Rodin. Armonía. invención. es también propiedad de las almas y de las Ideas. Belleza. mostraban más interés por sus otras funciones. “Lo que se llama corrientemente fealdad en la Naturaleza puede dar lugar a una gran belleza en el arte”. reconocimiento. en cambio. Lo bello para Platón es un fin en sí mismo porque siempre es bueno. Lo más importante es la separación entre artes representativas. Esto trajo como consecuencia la espiritualización e idealización de la belleza. e incluso es lo que podría llamarse una verdad doble. Si en el arte el carácter dominante de la mímesis en la Antigüedad fue el de una representación naturalista. ficción. a un cambio de perspectiva: de la experiencia a la construcción. imitativas y miméticas. pero no lo era para los teóricos del arte. Esta ultima la subdividió en la que sirve al hombre directamente.Naturaleza con el Arte en el sentido mimético que la Antigüedad nos reveló. lo que supone una prueba de la existencia de la Belleza como algo objetivo. se tomó por base tanto las formas como los procesos de la naturaleza. artes que lo fabrican y artes que lo imitan. cualquier otro método es funesto… Pero el artista. inspiración. sino porque la mímesis se rebela a que se la compare con el referente. Allí este concepto adquirió una multiplicidad de significados como imitación. hasta lo que el resto del mundo puede considerar feo y por ello no objeto de materia artística.

Presenta la naturaleza tal y como es. Así podemos afirmar que hay una correspondencia: la belleza = un bien o una virtud = el amor. siguió siendo neoclásica durante gran parte del siglo XIX. a pesar de la corriente romántica. Rodin. Se asocia con la belleza. en todos ellos la búsqueda de infinitud llevó de conectar la creación con el Creador a un paso más rotundo: confundir a ambos. lo que es artificial. en todas partes excepto en las escuelas. Cristo en la muerte. alejándose de conceptos subjetivos de fealdad o belleza. Conecta así Rodin con el movimiento romántico que desde fines del siglo XVIII y principalmente en la primera mitad del siguiente fue una marea que empapa distintas manifestaciones de la cultura. son los hombres que penan y que piensan entre este cielo y esta tierra. lo que pretende ser bonito o bello en lugar de expresivo. “En realidad no hay estilo bello. en el taller. el arte el lo verdadero. es del todo evidente que su estilo. un encantamiento perpetuo. observando la construcción de las nubes. El artista pasa a ser una especie de médium de la fe. Rodin insiste en que lo verdaderamente bello en la Naturaleza es lo verdadero. Rodin como manifiesta en sus conversaciones rechaza la repetitiva formación clasicista de las Academias de Arte y vuelve a la naturaleza que es entonces más que lo simplemente salvaje e indómito que entendieron algunos románticos. al confundir en ocasiones a Dios con la naturaleza: “…mis largos paseos a través de las selvas que me han hecho descubrir el cielo”. y son también. los monumentos que esos hombres han erigido sobre esta tierra hacia el cielo”. una pasión embriagadora (…) para él todo (en la naturaleza) es bello. 3 . “Bajo el cincel de un artista. y conecta a través de su extrema sensibilidad con corrientes panteístas. es también. cuando plantean que el amor constituye un concepto abstracto. ya. “para el la vida es un gozar infinito. como hace la naturaleza misma para obtener un fruto de una flor”. Y cuando una verdad. color y diseño son excelentes. una tradición: “Se sigue el orden. “La naturaleza. pero va más allá. no la corrige ni la disfraza porque perdería de este modo su carácter verdadero. la naturaleza supone. sólo hay una belleza la de la verdad que se revela. al igual que Platón para Rodin lo bello en el arte es lo verdadero. un principio. en los caminos. estudiando el modelo. observando los árboles. Será. entenderemos porqué la escultura. al igual que el pensamiento platónico. pero esta cualidad les viene del reflejo de la verdad” Rodin también comparte los planteamientos de Ficino y sus contemporáneos. porque lo bello debe ser amado o deseado. como difunde particularmente Ruskin y. precisamente aquellos que habían sido despreciados por la calculada mentalidad racionalista. Si comprendemos el romanticismo como la libre y vehemente manifestación de los sentimientos. hacerle más virtuoso) al poeta contemplador. inalterable y permanente. el genio capaz de expresar la vitalidad 1 cuando una idea profunda. lo que carece de alma y de verdad. deviene más vivo que un hombre vivo” Las reflexiones de Rodin confirman la sentencia de que para ser originales se debe beber de los orígenes. lo que es afectado y precioso. lo que sonríe sin motivo (…). Este exceso panteísta fue común entre los románticos. ni dibujo bello ni color bello. es el cielo y la tierra. Por otro lado Rodin ve en la naturaleza un testigo de la presencia de lo sobrenatural. un orden. remontarse a los principios. rescatar la sabiduría y la felicidad.Trabaja con la naturaleza observando en los bosques. un ciclo. vemos. lo natural. El artista debe contemplar la naturaleza y esbozar sentimientos e ideas. confirma Rodin. porque camina siempre a la luz de la verdad espiritual”. unir el presente con el pasado. “Es feo en el arte lo que es falso. Así la belleza puede "mejorar" (o sea. cuando un sentimiento poderoso relucen en una obra artística. dio a su estética un matiz idealista y moralista. lo natural. Para Rodin desde una aproximación idealista (no racionalista) del pensamiento estético. penetrar de nuevo en la verdad. más aún.” recordamos para catalogar la belleza real.

quien se imagine que los verdaderos artistas pueden contentarse con ser obreros hábiles y que la inteligencia no les es necesaria”. Denotando una complicidad con el sentimiento renacentista opina que las obras maestras de Rafael enamoran el alma porque tanto su dibujo como el color contribuyen al encantamiento. La ley natural. Esta creación del pintor y del escultor como creador de intelectual y no simple artesano es otro tópico que parte del Renacimiento. nunca hicieron de la mentira su método y llenos de respeto y amor por la naturaleza. Por el contrario para Rodin.emotiva de la interioridad del hombre ya no solo en la poesía o la pintura sino esta vez en la escultura. incorporando así tardíamente a esta disciplina en el romanticismo. “EL DIBUJO Y EL COLOR” En estas reflexiones Rodin tiene un capítulo aparte en el que trata del dibujo y del color. El panteísmo es una doctrina filosófica según la cual el Universo. lo llevan así a abandonar definitivamente el academicismo neoclásico que había ocupado un lugar omnipresente en la escultura del siglo XIX criticándolo en tanto no apreciaron a los “antiguos” alegando que es su afán idealista no transmitieron la realidad material y que pretendían superar a la Naturaleza con una belleza abstracta que no conectaba con los sentidos. NOTAS: Es común y no errada la tesis de que Auguste Rodin abre las puertas de la escultura contemporánea. Al mismo tiempo Rodin coincide con el planteamiento renacentista de dotar de importancia esencial al dibujo en tanto que requiere un conocimiento intelectual para dominarlo. reconociendo que un dibujo “es perfecto porque corresponde absolutamente a las exigencias de su pensamiento”. cuando se defendió la inclusión de su actividad en las Artes Liberales. son equivalentes. la representaron siempre tal y como la vieron. mediante la fuerza de su arte y la vital expresión de sentimientos y pasiones que logró extraer de forma inigualable del bronce y del mármol. y es que Rodin siempre dibujó mucho. “Se equivocan curiosamente. La manifestación de la vida interior del hombre y la mujer. Donatello y Miguel Ángel da un paso adelante en el “FIDIAS Y MIGUEL ANGEL” 4 . los griegos nunca suprimieron un detalle vivo en su arte. Alaba a los grandes maestros manifestando que si son elocuentes y su obra nos seduce es porque “poseen exactamente todos los medios de expresión que le son necesarios” planteando al igual que el ideal renacentista que el artista a pesar de nacer con una virtud debe desarrollarla a través del conocimiento. Tras su viaje a Italia en 1875. donde se siente profundamente atraído por el tratamiento del movimiento y la acción muscular en las obras de los escultores del renacimiento. 1. corriente que ya decaía en la segunda mitad del XIX. la naturaleza y Dios es y será) se representa por medio del concepto teológico de "Dios". la existencia y el universo (la suma de todo lo que fue.

antes que nada. que subordina el parecido a la idea y si para Rodin. que a veces rehuye de la realidad para plantear otro tipo de soluciones. cuestiona los ideales de belleza tal como hasta entonces se habían entendido en el arte renacentista. el martirio . Al ser el arte quien nos lo enseña quién nos ayuda a gustar de tales placeres. que reconoce que si modifica aspectos de la realidad en su escultura estos obedecen a las exigencias del la idea. el manierismo es considerado. ya que “el orden reina indudablemente en la inmensa Naturaleza. Ficino plantea que a través de las experiencias ordinarias cotidianas. algo mucho más amplio y que. hecho que lo une con algunos místicos medievales y con el neoplatonismo. el comienzo de la estética manierista está presente ya en algunas de las obras de ciertos grandes autores y. ¿de qué sensibilidad estamos hablando? Pues de aquella que ya no acepta el equilibrio renacentista y prefiere la tensión. la belleza en el arte consistía en una representación fidedigna del estado interior. “¿quién negará que nos es infinitamente útil?” Marsilio Ficino abordaría 4 siglos antes también el análisis de la vida espiritual o contemplativa basada en la experiencia directa. “el manierismo” que. temporalmente. algo que inspiraría el pensamiento de Aristóteles que no admitía más que la perfección de las formas e ignoraba que “la representación de una criatura desgraciada pudiera ser sublime”. A pesar de que ensalza reiteradamente el ideal clásico griego mantiene que aquellas mantienen ahora que las obras clásicas tiene un ritmo y una cadencia propia del ideal helénico concibiendo la belleza como “el Orden soñado de la Inteligencia” pero reduciéndola de esta forma a cerebros muy cultivados y desdeñando las almas humildes. especialmente. por imperfecta que sea. Procede del vocablo italiano maniera. Por otra parte. Rodin piensa que a los clásicos su pasión por el bello orden les equivocaba. la voluntad de actuar sin esperanza de éxito.” Es aquí donde nos encontramos que Rodin entronca con una nueva sensibilidad estética.. Pero. la santidad del esfuerzo y de sufrimiento. hoy día. Ante aquellos que piensan que el arte no proporciona ningún servicio a sus semejantes. en las que Miguel Ángel. es decir las que sirven para alimentarnos vestirnos y satisfacer nuestras necesidades desde un punto de vista material para Rodin es “útil todo lo que nos proporciona felicidad (…) ya que nada hay en el mundo que nos haga más felices que la contemplación y el ensueño”. de los seres sencillos. El hombre goza con las maravillas que a cada instante encuentran sus ojos y su espíritu exalta con la contemplación de todo lo que le rodea. pero es mucho más complejo de lo que el hombre pudo representar con los primeros esfuerzos de su razón” porque la actividad terrenal. se extiende hasta los inicios del arte barroco. Este rasgo que es característico de la estética manierista se refleja de manera constante en la obra y el pensamiento de Rodin.. a menudo para lograr este fin distorsionaba sutilmente la anatomía. Sin embargo. Por el contrario la obra de Miguel Angel expresa “la profundidad del alma humana. que rechaza el predominio de la línea recta porque gusta más de la curva. la energía inquieta. sigue siendo bella y buena. Purificándose a sí misma “LA UTILIDAD DE LOS ARTISTAS” 5 . que hace referencia a la tendencia de algunos artistas de segundo orden a efectuar sus obras "a la manera de" los grandes autores del Renacimiento. el espíritu es capaz de retirarse del cuerpo y del mundo exterior y de concentrarse en su propia substancia interior.planteamiento estético clásico que representaba en sus obras. La palabra manierismo. Otro de los aspectos que aborda Rodin es la utilidad de los artistas. es engañosa. La obra de Rodin se reconoce por la deformación expresiva. en sí misma. Rodin piensa que “los artistas son los hombres más útiles de todos” Si obras de arte no se cuentan comúnmente entre las cosas útiles. el pensamiento o el sentimiento del artista.

1956. descubriendo el mundo incorpóreo o inteligible. el alma entra en la vida contemplativa y alcanza el conocimiento. Para Rodin el arte es el que nos proporciona esta experiencia ya que no se trata solamente de una voluptuosidad intelectual. arrojándoles luz sobre su destino y orientándoles en la existencia. BIBLIOGRAFIA por Camille y Bourniquel. 1956. Cerf. Belo Horizonte. “La mímesis y la naturaleza en arquitectura” Antonio Carlos Grillo Cuadernos de Arquitectura e Urbanismo. es mucho más. ya que enseña a los hombres su razón de ser revelándoles el sentido de la vida. El Arte” Conversaciones reunidas por Paul Gsell. Esta vida contemplativa culmina finalmente en el conocimiento y visión de Dios.de las cosas externas. Cerf.14 .15 Diciembre 2007 “Los creadores y lo sagrado” Guichard-Meili. lo cual representa la última meta de la vida y existencia humanas.n. v. “Auguste Rodin. Jean 6 .