You are on page 1of 130

n

19
ormas

t

ipográficas

Las normas que aquí se presentan no son absolutas ni definitivas.

Pero suelen ser vistas como un ramillete de “reglas” tipográficas firmes y perennes.

Deben ser tomadas como contexto y base de la exploración tipográfica.

Hay que conocer las normas antes de romperlas.

Una vez que se conozcan se podrá entrar en terrenos menos convencionales.

Estas normas son una base para generar diseños correctos, siempre que la intención sea priorizar la legibilidad por sobre el diseño.

1
norma

Para una legibilidad óptima, elija fuentes clásicas y habituales ya probadas.

1 a. Use fuentes clásicas

Normalmente los buenos tipógrafos pueden contar sus fuentes preferidas con los dedos de la mano. Con más frecuencia, son estas fuentes las que poseen las proporciones más legibles.

1 b. Use fuentes clásicas
El libro Tipographic Specimens: The Great Typefaces, de Philip Meggs y Rob Carter, recoge 38 fuentes consideradas clásicas y eternas. La selección de estas fuentes se basó en los resultados de un estudio realizado entre más de 100 diseñadores gráficos de renombre.

1 c. Use fuentes clásicas
De aquel selecto grupo de 38 fuentes clásicas presentamos aquí, en estas dos diapositivas que ilustran la norma 1, las 18 más representativas y admiradas. Esta selección incluye solamente estilos tipográficos con serif y paloseco.

2
norma

Procure no utilizar demasiadas fuentes diferentes a la vez

2 a. Use pocas fuentes diferentes a la vez.

La única justificación para emplear más de una fuente estriba en destacar o diferenciar dos partes de un mismo texto. Cuando se usan demasiadas fuentes diferentes el lector es incapaz de determinar qué es importante y qué no lo es.

2 b. Use pocas fuentes diferentes a la vez.

El uso de demasiadas fuentes diferentes en una misma página o dentro de un texto distrae la atención y debilita la capacidad del lector para distinguir lo que es importante de lo que no lo es.

2 b. Use pocas fuentes diferentes a la vez.

Se obtendrán excelentes resultados combinando dos o tres fuentes diferentes siempre que se les asigne una función determinada a cada una de ellas.

2 b. Use pocas fuentes diferentes a la vez.

Se obtendrán excelentes resultados combinando dos o tres fuentes diferentes siempre que se les asigne una función determinada a cada una de ellas.

d

2 c. Use pocas fuentes diferentes diferentes a la vez.
Cuando se combinan diferentes fuentes, resulta extremadamente útil usar tipos muy diferentes entre sí. Una fuente con serif combinada con una fuente paloseco constituye una excelente solución (arriba), del mismo modo que una fuente fina combinada con una gruesa (abajo).

d

2 c. Use pocas fuentes diferentes diferentes a la vez.
Cuando se combinan diferentes fuentes, resulta extremadamente útil usar tipos muy diferentes entre sí. Una fuente con serif combinada con una fuente paloseco constituye una excelente solución (arriba), del mismo modo que una fuente fina combinada con una gruesa (abajo).

3
norma norma

Evite combinar fuentes que se parezcan demasiado.

3 a. No combine fuentes parecidas.

Si combina fuentes para destacar un texto, evite la ambigüedad que se puede originar al combinar tipos que se parezcan demasiado. Contravenir esta norma habitualmente se considera un error porque no existe contraste suficiente entre los tipos.

3 b. No combine fuentes parecidas.

Combinar una Helvética con una Univers (arriba) o una Caslon con una Goudy Old Style (abajo) no tiene sentido porque se parecen demasiado.

3 b. No combine fuentes parecidas.

Combinar una Helvética con una Univers (arriba) o una Caslon con una Goudy Old Style (abajo) no tiene sentido porque se parecen demasiado.

3 c. No combine fuentes parecidas.
Por qué no utilizar una sola fuente y destacar un texto cambiando el grosor, la anchura o la inclinación o combinando fuentes que contrasten más entre sí.

3 c. No combine fuentes parecidas.
Por qué no utilizar una sola fuente y destacar un texto cambiando el grosor, la anchura o la inclinación o combinando fuentes que contrasten más entre sí.

4
norma

Un texto en mayúsculas entorpece la lectura.

4 a. Un texto en mayúsculas entorpece la lectura

Las letras en caja baja poseen las prolongaciones que necesita el ojo para leer mejor el texto, porque muestran las astas o trazos ascendentes y descendentes y las características propias de las letras con mayor claridad. Usar caja alta y baja es el método normativo para presentar el texto y a lo que los lectores están muy familiarizados. Sin embargo, las letras en caja alta pese a que crean formas rectangulares monótonas, pueden utilizarse con éxito para destacar el tipo.

4 b. Un texto en mayúsculas entorpece la lectura

Las letras en caja baja poseen astas ascendentes y descendentes que permiten distinguir las palabras con mayor facilidad. Las letras en caja alta crean formas rectangulares monótonas

4 c. Un texto en mayúsculas entorpece la lectura
Un texto que presente todas sus letras en caja alta carece de variedad rítmica y es por tanto más difícil de leer (arriba). Un texto que presente todas sus letras en caja baja resulta más fácil de leer por el contraste de las formas (abajo)

4 d. Un texto en mayúsculas entorpece la lectura

El método más común de presentar el texto consiste en combinar la caja alta con la caja baja. Las mayúsculas marcan claramente el inicio de las frases.

4 d. Un texto en mayúsculas entorpece la lectura

El método más común de presentar el texto consiste en combinar la caja alta con la caja baja. Las mayúsculas marcan claramente el inicio de las frases.

5
norma

Para los bloques de texto utilice aquellos cuerpos que, según se ha demostrado, facilitan la lectura.

5 a. Utilice cuerpos legibles

Dichos cuerpos oscilan entre los 8 y 12 puntos (con todos los cuerpos intermedios) para un texto que se lea a una distancia media de entre 30 y 35 centímetros aproximadamente. Sin embargo es importante saber que las fuentes del mismo cuerpo pueden parecer diferentes en función de la altura de “x” de las letras.

5 b. Utilice cuerpos legibles

Los cuerpos más legibles para el texto seguido oscilan entre los 8 y los 12 puntos. Aquí se emplea la fuente Minion regular.

5 c. Utilice cuerpos legibles
Compare los cuerpos de estos tres textos. Las fuentes son: Bodoni (arriba), Helvética (centro), Frutiger, (abajo). Los tres están compuestos en cuerpo 8. Sin embargo aparentan ser desiguales

6
norma

Evite emplear demasiados cuerpos y grosores a la vez.

6 a. Use pocos cuerpos y grosores a la vez.

Utilice sólo los cuerpos y grosores necesarios para establecer una clara jerarquía entre las partes de la información. Josef Müller-Brockmann recomendaba no usar más de dos cuerpos, uno para destacar títulos y otro para el texto. Limitando el número de cuerpos utilizados conseguirá páginas más funcionales y bellas.

6 b. Use pocos cuerpos y grosores a la vez.

Puede emplearse el mismo cuerpo y grosor para los títulos y para el texto, siempre que ambos elementos estén separados por un espacio.

6 c. Use pocos cuerpos y grosores a la vez.
Utilizar dos cuerpos y grosores para los títulos y para el texto marca una jerarquía clara pero simple. Es importante que haya mucho contraste. Si el cuerpo y/o el grosor de los elementos es muy similar, desaparece el contraste y su relación es ambigua.

6 d. Use pocos cuerpos y grosores a la vez.

Combinar cuerpos y grosores demasiado diferentes da a la página un aspecto extraño.

6 d. Use pocos cuerpos y grosores a la vez.

Combinar cuerpos y grosores demasiado diferentes da a la página un aspecto extraño.

7
norma

Use tipo para texto de grosor adecuado. Evite fuentes demasiado gruesas o demasiado finas.

7 a. En masas de texto no use fuentes finas ni gruesas.

El grosor de las fuentes viene determinado por el ancho de las astas o trazos de las letras. Las fuentes del texto que son demasiado finas no se pueden distinguir o separar fácilmente del fondo. En las fuentes demasiado gruesas, se reduce demasiado el tamaño de sus ojos (los blancos de las letras se cierran) lo que dificulta su lectura. El grosor del tipo principal debe mantenerse en un término medio, ideal para el texto.

7 b. En masas de texto no use fuentes finas ni gruesas.
Combinar dos fuentes demasiado gruesas dificulta la lectura porque no hay equilibrio entre las astas y los ojales de las letras. Estos estilos se reservan para destacar un título o un fragmento concreto. En este ejemplo, el extremado contraste del negro de las astas dificulta la lectura.

7 c. En masas de texto no use fuentes finas ni gruesas.

Esta fuente tan fina parece que va a desaparecer disuelta en el fondo.

7 d. En masas de texto no use fuentes finas ni gruesas.

Una fuente de grosor medio garantiza una excelente lectura.

8
norma

Utilice fuentes de anchura media. Evite las fuentes demasiado anchas o demasiado estrechas.

8 a. En masas de texto no use fuentes anchas ni estrechas.

Distorsionar deliberadamente el texto para ampliar o estrechar las letras dificulta la lectura ya que no estamos familiarizados con las proporciones de las letras así modificadas. Las familias tipográficas bien diseñadas incluyen estilos condensados y expandidos que responden a las normas aceptadas sobre las proporciones.

8 b. En masas de texto no use fuentes anchas ni estrechas.
Compare la fuente Trade Gothic Regular (arriba) con la versión condensada (centro) y la versión extendida (abajo). Si bien las opciones condensada y expandida son útiles y su diseño se añadió cuidadosamente a la familia Trade Gothic, igual cuesta leer un fragmento largo.

8 c. En masas de texto no use fuentes anchas ni estrechas.

Como se puede ver en este ejemplo, aumentar o disminuir el ancho arbitrariamente en la computadora provoca que el texto resulte casi ilegible.

9
norma

Utilice un interletrado y un espaciado coherente entre palabras, para dar solución de continuidad.

9 a. Utilice valores coherentes de interletra e interpalabra.

Las letras deben fluir con libertad y naturalidad en las palabras y, a su vez, las palabras en las líneas. Para ello deberá aumentar el espacio entre palabras si el interletrado aumenta.

9 b. Utilice valores coherentes de interletra e interpalabra.
Las letras odian estar apretujadas pero también les gusta no perder de vista a sus compañeras. Arriba: Excelente interletrado y excelente espacio entre palabras. Centro: Interletrado y espaciado entre palabras demasiado estrechos. Abajo: Interletrado demasiado ancho.

9 c. Utilice valores coherentes de interletra e interpalabra.

Arriba: Interletrado demasiado estrecho y espacio entre palabras demasiado ancho. Abajo: Interletrado y espaciado entre palabras demasiado estrechos.

9 c. Utilice valores coherentes de interletra e interpalabra.

Otra consideración a tener en cuenta es que las fuentes más finas mejoran su aspecto si se aumenta el interletrado, mientras que lo contrario es propio de estilos en negrita.

10
norma

Use líneas de longitud adecuada. Las líneas demasiado cortas o demasiado largas interrumpen la lectura

10 a. Utilice líneas de texto de longitud adecuada.

Cuando las líneas de texto son muy largas o muy cortas, la lectura se hace aburrida y soporífera. Cuando el ojo se desplaza a lo largo de líneas interminables, llegar a la línea siguiente resulta bastante difícil. Lo contrario también tiene efectos negativos ya que leer líneas cortas provoca en el ojo movimientos intermitentes que cansan y aburren al lector.

10 b. Utilice líneas de texto de longitud adecuada.
Cuando trabaje con texto seguido, utilice un máximo de 70 caracteres por línea (diez a doce palabras). El ejemplo superior excede en mucho esta recomendación. Aunque la medida es la misma en el ejemplo inferior, al aumentar el cuerpo, disminuye el número de caracteres por línea.

10 c. Utilice líneas de texto de longitud adecuada.
Presentar un texto en líneas cortas entorpece el ritmo de lectura (izquierda). La longitud de la línea adquiere una especial relevancia cuando se presenta un texto justificado, porque el espacio se distribuye incluso entre palabras, lo que genera espacios irregulares y molestos entre ellas (derecha).

10 d. Utilice líneas de texto de longitud adecuada.
Presentar un texto en líneas cortas entorpece el ritmo de lectura (izquierda). La longitud de la línea adquiere una especial relevancia cuando se presenta un texto justificado, porque el espacio se distribuye incluso entre palabras, lo que genera espacios irregulares y molestos entre ellas (derecha).

10 d. Utilice líneas de texto de longitud adecuada.

Si se usan líneas más largas el problema se reduce, auque no desaparece por completo. Comparar las líneas superiores con las inferiores.

11
norma

En el texto seguido use interlineados que lleven al ojo con facilidad de una línea a la siguiente.

11 a. Use interlineados que faciliten la lectura.

Las líneas separadas por muy poco espacio ralentizan la lectura y fuerzan al ojo a captar muchas de ellas a la vez. Si se añade de uno a cuatro puntos de espacio entre las líneas -dependiendo de la naturaleza específica de la fuente- se mejorará la lectura.

11 b. Use interlineados que faciliten la lectura.
Bloques de texto con un interlineado aceptable. A mayor espacio las líneas se separan más y el bloque de texto parece más relajado.

11 c. Use interlineados que faciliten la lectura.
Aunque en este ejemplo los dos bloques de texto son técnicamente idénticos en cuerpo e interlineado, el bloque superior, debido a la mayor altura de x, parece tener un menor interlineado que el bloque inferior.

11 c. Use interlineados que faciliten la lectura.
Las líneas de texto con alturas de x mayores se deberán interlinear adecuadamente para compensar su aspecto más voluminoso. Cuando el valor del interlineado es igual al del cuerpo estamos en presencia de lo que se denomina “composición compacta”.

11 d. Use interlineados que faciliten la lectura.
Con la computadora se puede aplicar un interlineado negativo (poniéndole al mismo un valor menor que el del cuerpo). Sin embargo, para una óptima lectura, se debe evitar esta práctica debido a la superposición que se producirá entre las astas ascendentes y descendentes.

11 d. Use interlineados que faciliten la lectura.
Con la computadora se puede aplicar un interlineado negativo (poniéndole al mismo un valor menor que el del cuerpo). Sin embargo, para una óptima lectura, se debe evitar esta práctica debido a la superposición que se producirá entre las astas ascendentes y descendentes.

12
norma

La mejor legibilidad se consigue con una alineación a la izquierda y en bandera a la derecha.

12 a. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.

Aunque en situaciones especiales se aceptan otro tipo de alineaciones (alineación derecha con bandera a la izquierda, centrada, justificada), si estas se utilizaran en forma combinada siempre se perderá calidad en la lectura.

12 b. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.
Aquí están las cuatro formas básicas de alineación del texto.

12 c. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.
El propósito del texto en bandera no es solo alcanzar una belleza estética. Cuando el texto en bandera contiene finales de línea que están cuidadosamente articulados y son rítmicos y coherentes, el lector puede desplazar la vista por el texto sin esfuerzos. Los finales de línea proporcionan puntos de partida lógicos para pasar de una línea a la siguiente.

12 d. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.
Esta alineación es válida en textos breves (copetes, epígrafes -pies de fotos-). En textos de mayor extensión es inapropiada ya que la vista experimenta fatiga al tener que dirigirse hacia un punto de inicio diferente en cada nueva línea a leer.

12 e. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.
El texto justificado es el usado tradicionalmente en los libros desde el nacimiento de la imprenta. Permite el ahorro de espacio al ocupar el ancho total de la caja de página (o de sus columnas) posibilitando así dos beneficios: rendimiento respecto al texto y economía respecto a la cantidad de papel a utilizar.

12 f. La más legible: Alineación izquierda-bandera a la derecha.
Las líneas centradas, o composición epigráfica, como también suele llamársele, merece el mismo comentario que la alineación a la derecha con bandera a la izquierda: es válida en textos breves (copetes, epígrafes -pies de fotos-). En textos de mayor extensión es inapropiada por las razones allí expuestas.

13
norma

Procure obtener finales de línea coherentes y rítmicos.

13 a. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Evite las banderas que generen formas extrañas e inadecuadas al final de las líneas. Evite también las banderas que muestren una repetición y pautas predecibles en los finales de línea.

13 b. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.
Este ejemplo muestra aceptablemente como los textos en bandera deben formar pautas informales, pero coherentes, de finales de línea. Para que esto suceda el margen en bandera deberá aparecer y desaparecer gradualmente.

13 c. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

El aspecto de los textos en bandera es deficiente si los finales de línea no son suficientemente diferentes entre sí.

13 c. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

El aspecto de los textos en bandera es deficiente si los finales de línea no son suficientemente diferentes entre sí.

13 c. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

El aspecto de los textos en bandera es deficiente si los finales de línea no son suficientemente diferentes entre sí.

13 c. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

El aspecto de los textos en bandera es deficiente si los finales de línea no son suficientemente diferentes entre sí.

13 c. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

El aspecto de los textos en bandera es deficiente si los finales de línea no son suficientemente diferentes entre sí.

13 d. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Tampoco deben aparecen formas extrañas o contornos incoherentes y molestos.

13 d. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Tampoco deben aparecen formas extrañas o contornos incoherentes y molestos.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

13 e. Establezca finales de línea coherentes y rítmicos.

Debe evitarse también que las líneas cortas, por un lado, y las largas, por otro, se parezcan tanto entre sí respecto a su longitud que al aparecer en forma alternada generen una pauta repetitiva y predecible.

14
norma

Indique los párrafos con claridad, pero procure no alterar la integridad y la coherencia visual del texto.

14 a. Indique los párrafos con claridad.

Las dos maneras más comunes de marcar los párrafos son los sangrados o la inserción de un espacio adicional entre ellos. No es necesario sangrar el primer párrafo de una página o de una columna de texto.

14 b. Indique los párrafos con claridad.

Una de las formas de indicar los inicios de párrafo es mediante la aplicación de sangrías.

14 c. Indique los párrafos con claridad.
Otra forma consiste en generar intervalos de espacios para separar los párrafos.

14 d. Indique los párrafos con claridad.
Existen muchos otros métodos de indicación de comienzo de párrafo: Sin embargo, se deben usar con cuidado tratando de que el modelo elegido guarde coherencia con el contenido del texto. En este caso se utiliza la primera letra en negrita.

14 d. Indique los párrafos con claridad.

Señalizadores con diversas formas.

14 e. Indique los párrafos con claridad.

Sangría francesa.

14 f. Indique los párrafos con claridad.

Versalitas para la primera palabra.

14 g. Indique los párrafos con claridad.

Capitular situada en el margen.

15
norma

Evite viudas y huérfanas siempre que pueda.

15 a. Evite viudas y huérfanas

Una viuda es una línea corta, palabra o sílaba que corresponde al final de un párrafo y que aparece suelta al inicio de una nueva página o columna. Una huérfana es una línea inicial de párrafo que queda al final de una página o columna. Evítelas siempre que pueda porque rompen la continuidad de los bloques de texto, crean páginas irregulares e interfieren en la concentración de la lectura.

15 b. Evite viudas y huérfanas
Cuando se encuentre con viudas y huérfanas, reestructure el texto para evitarlas. Para ello debe considerar varias posibilidades: cambiar el espaciado (interletrado o justificación), probar distintas variaciones en la forma de la bandera o incluso pedir que se modifique la redacción del texto.

15 c. Evite viudas y huérfanas

Suponga que este es un fragmento de un texto más largo que deberá plantearse en las columnas de una revista.

15 d. Evite viudas y huérfanas

Ejemplo de viuda, línea corta de final de párrafo que ha quedado al principio de una columna. Será necesario eliminarla mediante el empleo de algunas de las posibilidades mencionadas.

15 e. Evite viudas y huérfanas
Un ejemplo de modificación de texto consistente en generar un punto y aparte donde no lo había a efectos de lograr un desplazamiento o reacomodamiento que posibilite la desaparición de una viuda o de una huérfana.

15 e. Evite viudas y huérfanas
Un ejemplo de modificación de texto consistente en generar un punto y aparte donde no lo había a efectos de lograr un desplazamiento o reacomodamiento que posibilite la desaparición de una viuda o de una huérfana.

16
norma

Destaque discretamente elementos del texto sin alterar la fluidez de la lectura.

16 a. Haga discretos destaques de texto.

No se exceda nunca. Realice intervenciones mínimas para obtener los máximos resultados. Destacar elementos del texto sirve sobre todo para aclarar el contenido y diferenciar partes de la información.

16 b. Haga discretos destaques de texto.
Hay diferentes métodos para destacar fragmentos de texto muy breves dentro de un texto de mayor extensión. Si bien ninguna de las posibilidades que se plantean a continuación perjudica al texto, algunas de ellas destacan más que otras. Arriba: uso de cursiva. Abajo: subrayado, . . .

16 c. Haga discretos destaques de texto.
color, . . .

diferentes fuentes, . . .

16 d. Haga discretos destaques de texto.
versalitas, . . .

mayúsculas, . . .

16 e. Haga discretos destaques de texto.
negrita, dentro de un texto en normal, . . .

normal, dentro de un texto en negrita, . . .

16 f. Haga discretos destaques de texto.
cuerpo mayor, . . .

letra contorneada.

17
norma

Mantenga siempre la integridad del tipo. Evite hacerle deformaciones arbitrarias.

17 a. No distorsione las fuentes.

Las fuentes bien diseñadas ofrecen calidades visuales que las hacen más legibles. Las letras se diseñan cuidadosamente con atributos proporcionales específicos en mente. Distorsionarlos de manera arbitraria afecta su integridad.

17 b. No distorsione las fuentes.
Fuente Univers 65 (arriba). Las proporciones perfectas y refinadas de esta E quedan totalmente alteradas en los dos ejemplos inferiores, en los que . . .

17 b. No distorsione las fuentes.
. . . mediante la computadora se ha escalado la forma de la letra y se han generado unas proporciones arbitrarias e inadecuadas entre las astas más gruesas y las más finas de las letras.

17 c. No distorsione las fuentes.

Si desea una versión más extendida o más condensada para una determinada fuente, utilice una versión diseñada específicamente para esa familia particular. En este ejemplo, . . .

17 c. No distorsione las fuentes.

. . . aparecen las letras Univers 67 Condensed y Univers Ultra Condensed. Las proporciones entre las astas se mantienen, no como en el caso de la letra en Univers 65.

18
norma

Alinee las letras y las palabras sobre la línea base.

18 a. Alinee sobre la línea base.

Las letras están diseñadas para convivir en cordial compañía sobre una línea base invisible. Cuando pierden esta orientación, parecen escapar fuera de control y resultan mucho más difíciles de leer.

18 b. Alinee sobre la línea base.
Como las letras están diseñadas específicamente para estar alineadas una al lado de la otra, en una línea base para su óptima lectura, cualquier desviación de la norma es cuestionable. Observe las tres anomalías que aparecen en este ejemplo. Nunca amontone las letras.

19
norma

Cuando trabaje con tipos y colores, asegúrese de que existe suficiente contraste entre tipo y fondo.

19 a. Asegure el contraste entre tipo y fondo.

Un contraste muy débil en cuanto a matiz, valor o saturación, o una combinación de estos tres factores puede dificultar, o incluso imposibilitar, la lectura.

19 b. Asegure el contraste entre tipo y fondo.
Un tipo en negro sobre un fondo blanco constituye la combinación de colores más legible y es la que más estamos acostumbrados a leer. Un tipo blanco sobre fondo negro invierte esta relación de color y dificulta la lectura.

19 c. Asegure el contraste entre tipo y fondo.
Si consideramos las relaciones de contraste de color entre el tipo y su fondo, el tipo siempre deberá poder leerse sin dificultades.

19 d. Asegure el contraste entre tipo y fondo.
La relación entre el color del tipo y el fondo en el ejemplo de arriba es problemática debido a un contraste inadecuado de los colores.

19 e. Asegure el contraste entre tipo y fondo.
Cada vez que las circunstancias lo requieran deberán hacerse ajustes que aumenten la legibilidad del texto. Estos consistirán en modificaciones de color, de matiz, de valor y saturación o en la combinación de todos estos factores.

Bibliografía

Tipografía experimental Rob Carter