You are on page 1of 5

ALIMENTARSE DE LA PALABRA MEDIANTE LA LECTIO DIVINA 1. - ¿Qué es la Lectio Di i!

a" La expresión Lectio Divina procede del Latín y significa: “lectura de Dios”, “lectura divina”, y expresa una práctica usada por los monjes pero que poco a poco se va difundiendo entre muc os cristianos: la lectura orante de la !i"lia# $e trata de una manera de profundi%ar en la &scritura, no tanto desde el estudio sino desde la oración, para llegar a un encuentro personal “de tu a tu” con Dios# &s una forma de entrar en conversación 'o diálogo( con Dios, quien nos a"la a trav)s de la *ala"ra, y nosotros le respondemos# Decía $an +erónimo que “desconocer las &scrituras es desconocer a ,risto”, por eso estamos invitados a conocer a Dios a trav)s de sus pala"ras, de su *ala"ra# -o es un “m)todo de relajación” o de “evasión”# *or lo tanto, para practicarla, emos de tener claros algunos principios fundamentales: . /erdaderamente Dios nos a"la a trav)s de la !i"lia# . Dios a"la a trav)s de toda la !i"lia, cada pasaje de"e leerse dentro del conjunto de toda la !i"lia, no de"emos sacarlos de su contexto# . La Lectio supone que el que lee la !i"lia tiene fe, leemos la !i"lia desde nuestra fe en +esucristo, vivo en medio de nosotros# . La lectura individual es imprescindi"le para acer una lectura comunitaria# $e "usca el crecimiento personal, leer juntos tiene como fin enriquecernos mutuamente# 0ás que un m)todo, la Lectio Divina es un “camino” ya que no se trata de una t)cnica como si a"láramos de una receta# Decimos que se trata de un camino porque cada uno lo reali%a vivencialmente# &l camino y la meta son ,risto mismo, y por )l vamos ascendiendo asta Dios# 1 medida que avan%amos, pasamos por cuatro fases, que son cuatro actitudes "ásicas del creyente que desea seguir a ,risto conociendo su pala"ra 'lectura(, aprendiendo a vivir como 2l vivió 'meditación(, suplicando fuer%a y lu% para sus pasos 'oración( y tra"ajando por la venida del 3eino de Dios al mundo 'contemplación(# #. - ¿Cu$l es el ca%i!o &ue si'ue la Lectio" 4ue un monje cartujo del $# 566, llamado 7uigo, quien nos descri"ió este proceso con estas pala"ras: “cierto día, durante el tra"ajo, al reflexionar so"re la actividad del espíritu umano, de repente se presentó a mi mente la escalera de los cuatro pelda8os espirituales: la lectura, la meditación, la oración y la contemplación# &sa es la escalera por la cual los monjes su"en asta el cielo# &s cierto, la escalera tiene pocos pelda8os, pero es de una altura tan inmensa y tan increí"le que, al tiempo que su extremo inferior se apoya en la tierra, la parte superior penetra en las nu"es e investiga los secretos del cielo”# *or eso, se presenta esta lectura como una escalera de cuatro pelda8os: Lectio 'lectura(, 0editatio 'meditación(, 9ratio 'oración( y ,ontemplatio 'contemplación(, cuatro pasos, que son la estructura del m)todo:

pero a medida que el orante se familiari%a con este m)todo. un lugar donde uno pueda estar ese rato cómodo. de"e acerse con atención y respeto# &s mejor comen%ar con pasajes de la &scritura que ya cono%camos porque existe el riesgo de dejarnos llevar por la curiosidad 'que a veces puede ser una forma de pere%a( y emplear la mayor parte del tiempo en leer. escrita ace siglos.ierto que cuando uno está empe%ando a practicarlo. emos de leer de forma constante y continua. un poema.:<31 &n este proceso cada paso nace del anterior# .6.0&D6:1. de"emos acerlo# . se va reali%ando el proceso automáticamente pasando de uno a otro como el día sucede a la noc e: de forma gradual# *ero antes que nada. docilidad. lo más costoso# &ntre las disposiciones del lector. pues. identificando los personajes y la acción. env)s de orar# <na ve% escogido el texto. para averiguar qu) es lo que el autor quiso decir# <na ayuda puede ser ir marcando con lápi% las pala"ras o frases que quiero destacar '*or ejemplo: 6nterrogación: duda# $u"rayado: algo importante# &xclamación: punto para la meditación# 1sterisco: tema para la oración# *ala"ra al margen: . pero si es "ueno acerse alguna de las siguientes preguntas: A&s un relato. so"re el mundo y so"re el momento istórico que vivimos# *ero para descu"rir la unión entre esa *ala"ra. aciendo posi"le su comprensión y aceptación de +es=s '+n >?.6.9-:&0*L1.>@(# 2l viene so"re nosotros para que la *ala"ra sea engendradora de vida y verdad# (. conversión continua. la meditación. y sa"iendo que se dispone del tiempo suficiente para poder llevar a ca"o todo el proceso# &s fundamental ese primer momento para que aya una “ruptura” con el ritmo de la vida ordinaria de modo que se pueda estar a la escuc a de la *ala"ra.. . o de las personasB &tc# $e trata de conocer lo que dice ese pasaje "í"lico.931.orante de"e a"er: fe y apertura al &spíritu. ay que "uscar un espacio con el adecuado silencio que facilite la oración. perseverante y diaria la !i"lia. etc#B A1 quienes les escri"ió el autorB ACu) nos dice so"re DiosB A-os a"la algo acerca del mundo de entonces.Los cuat)o *asos. asta familiari%arnos con ella# La lectura "usca la dul%ura de Dios. este esfuer%o por “desconectar” es. pero cuando ya se a dedicado un rato suficiente para tener una idea clara del texto y sintamos el deseo de sa"orear el pasaje. no de lo que yo pienso o de lo que me an comentado# &s decir: ACu) dice el texto en su contextoB -o ay una norma fija para sa"er cuando se pasa al siguiente momento. ¿&ué -ice el te.ompromiso# &tc#( -o se trata de un estudio en profundidad.L&. una ense8an%a. sino actual y significativo# :iene muc o que decirnos so"re nosotros mismos. lugar. se su"e cada pelda8o de forma consciente. etc#B ADónde se sit=a el pasaje "í"lico: )poca. Lectio + lectu)a. el mismo &spíritu que descendió so"re los apóstoles. preguntándose por el contexto y los destinatarios. comunión con la 6glesia# 1l comien%o. y nosotros. a veces. o de la istoria. se trata de leer y releer el texto. pedimos el &spíritu $anto. motivo. pure%a de cora%ón. y como es el punto de partida. espíritu de oración.6. cuando se va a dedicar un rato a acer Lectio Divina.to" La !i"lia no es un li"ro anticuado e insignificante para nuestra vida.

la acción de gracias. de pedir a Dios su ayuda para que podamos responder# O)atio + o)aci/!.uando ya vemos claro lo que Dios nos pide. y la pregunta que nos motiva en este momento sería algo así: ACu) me inspira decirle a Dios el pasaje que e meditadoB $i asta a ora a"íamos escuc ado a Dios. a trav)s de los diversos pasajes de la !i"lia# Lo fundamental sería llegar a comprender “A. presente verdaderamente en la *ala"ra. ¿A &ué co! e)si/! %e i! ita" La .ontemplación es el punto de llegada de la Lectio DivinaD es la actitud de quien se sumerge en lo meditado para descu"rir y sa"orear en los acontecimientos la presencia activa de Dios a trav)s de su *ala"ra# 1demás. que se expresa en la s=plica. nos ayuda a descu"rir el sentido que el &spíritu quiere comunicar oy al creyente. el que reali%a esa transformación# &s aquí donde se esta"lece el diálogo entre lo que Dios nos dice en su *ala"ra y lo que sucede en nuestra vida# $e medita reflexionando. es una profundi%ación en lo profundo de ella para descu"rir cómo cola"orar con Dios en su designio de $alvación para la umanidad# *odríamos entender la contemplación como “un retorno al *araíso perdido”. nos invita a comprometernos con la transformación de la istoria que la *ala"ra de Dios provoca# &nv)s de ser una evasión de la realidad. la "=squeda en com=n ace surgir el sentido eclesial de al !i"lia. o"servar y anali%ar la . como una gota de agua que cae constantemente so"re la roca asta oradarla. a la contemplación no ay un momento claro# Co!te%*latio + co!te%*laci/!. ¿&ué %e -ice a %0" *or la meditación se penetra en el fruto que la letra nos a mostrado. así de"e caer la *ala"ra de Dios asta penetrar el cora%ón endurecido como pedernal y lograr transformar nuestra persona# &n este proceso. a ora esa escuc a nos mueve a dirigirnos a 2l# &n la oración entran en juego el cora%ón y los sentimientos# &n este momento especialmente dedicado a la oración. nos pueden ayudar algunas preguntas como estas: ACu) diferencias y parecidos ay entre lo que estoy leyendo y mi vidaB ACu) cam"io de"iera a"er en mi vidaB ACu) de"ería crecer en míB &tc# . ¿&ué %e 1ace -eci)le a Dios" La oración. movido por el &spíritu# &s una respuesta profundamente nuestra. la queja.uál es el mensaje que este pasaje tiene para míB Ao para nosotrosB &sto se reali%a “rumiando”. el creyente responde a Dios. comien%a con una actitud de admiración silenciosa y de adoración al $e8orD es la segunda parte del diálogo que iniciamos con la meditación. un salmo. la ala"an%a. provocada por la meditación. a la 6glesia.uando se ace comunitariamente.Me-itatio + %e-itaci/!. nuestras de"ilidades para acer lo que la *ala"ra nos está sugiriendo# &se es el momento de pasar a la 9ración. es el &spíritu. lento pero real. tam"i)n aparece clara nuestra propia incapacidad. y qui%ás luego durante toda nuestra jornada. etc# Cui%ás nos pueda inspirar re%ar alguna oración que ya conocemos. etc# *ara pasar. masticando. por =ltimo. fortaleciendo en todos la fe# . como un gusto y dul%ura experimentados en el cora%ón de quien ace de la *ala"ra de Dios el =nico punto de referencia de su vida# *ero ay que cuidar de que esta práctica no nos lleve a una piedad aislada de la vida real# :am"i)n podemos entenderla como una nueva manera de ver. la *ala"ra en nuestro interior de modo que pase de la "oca al cora%ón# *or ello es "ueno resumir lo que emos leído en una frase para repetirla en este momento.

el grupo de creyentes que frecuentemente escuc an juntos la *ala"ra de Dios es expresión de la 6glesia# &sta pala"ra viva y efica% nos impulsará a vivir seg=n las ense8an%as de +es=s y a ser presencia suya en medio del mundo# 3. prisas. $on necesarias unas disposiciones interiores para que este m)todo de fruto.Al'u!os )ies'os a te!e) e! cue!ta. como la %ar%a. a los preparativos se le a denominado $tatio 'preparación( y se trataría de estar a la espera.vida. contempla y Dios le dice: “descál%ate porque el lugar que pisas es sagrado” '&x @.ontemplación y la 1cción: Discretio F discernimiento: que es tratar de distinguir cual es la voluntad de Dios# G tam"i)n la . los acontecimientos y la istoria personal y colectiva: mirar al mundo desde los ojos de Dios# De aquí "rotará el compromiso por insertarnos en nuestro mundo y cola"orar con Dios en su transformación# E#.. >. seg=n los planes de Dios# *or eso la Lectio requiere que le dediquemos asiduamente un tiempo exclusivo# La lectura comunitaria facilita este aprendi%aje. etc# 1demás. un misterio atrayente# *ero emos de acercarnos “descal%ándonos” de todo aquello que nos impide acogerla como merece 'ruidos. ante la %ar%a ardiente.?(# La *ala"ra de Dios es para nosotros.ompromiso de vida: La Lectio Divina requiere una armonía entre lo que oramos y lo que vivimos# &s la decisión radical y constante de vivir seg=n el &vangelio. 9tros pasos en la Lectio Divina: $tatio F Discretio F . como m)todo clásico nos quedamos con los cuatro pasos ya expuestos# 2.ollatio F 1ctio F 3uminatio 0uc as veces se a a8adido a estos cuatro pasos clásicos algunos más: por ejemplo.Actitu-es !ecesa)ias. 1silamiento F individualismo: Ga se a dic o que un peligro es el aislamiento# -uestra oración no es una "=squeda artificial de pa%. de seguir a +es=s como discípulos# $i esto no lo tenemos claro y queremos acer compati"le la fe con una vida desordenada. nos ilumina los pasajes que nos resultan más costosos. orada y contemplada es en nosotros como una semilla que da fruto de forma misteriosa. etc#(# . no se trata de un m)todo de relajación# . nos ayuda a perseverar. podemos destacar tres: &scuc a: es necesario acercarse a la *ala"ra de Dios con reverencia y actitud atenta# $e suele recordar el pasaje en que 0ois)s. disponerse interiormente aciendo silencio# 0ás conocido es el quinto paso: 1ctio F acción: se trata de recordar lo =ltimo que comentá"amos anteriormente: la escuc a orante de la *ala"ra de Dios de"e llevarnos al compromiso. pero Dios tiene una pedagogía más pausada# La *ala"ra leída. o una pala"ra del rato de oración para ir repitiendo a lo largo del día. meditada. ponerse a la escuc a.. la Lectio no puede dar ning=n fruto# *erseverancia: -osotros somos impacientes y queremos ver en seguida los resultados. para no complicarnos. que nos vaya recordando lo orado y nos facilite el propósito de llevar a la acción nuestra Lectio# 1lgunos an intercalado otros pasos entre la .ollatio F intercomunicación: cuando se dialoga con otros la propia respuesta a la *ala"ra# *ero estos dos pasos de alguna manera ya estarían tam"i)n incluidos en los que emos vistoD so"re todo lo que quiere darse a entender es que no se utilice la Lectio como un ejercicio de individualismo sino que nos lleve al compromiso# *or eso. preocupaciones. a que en la vida cotidiana se refleje lo que emos orado# :am"i)n se a"la de una 3uminatio F acción de rumiar: se trataría de sacar una frase.

come o respira# . entrar en diálogo con 2l. sino el de guiarlo a trav)s de un itinerario espiritual que le identifica con . familiari%arnos con el tesoro que encierra la !i"lia y. del mensaje de la !i"lia# Lo que sí pretende conseguir este m)todo es acer viva en nosotros la presencia de Dios.risto da la pa% que el mundo no puede dar. pero al mismo tiempo nos impulsa al compromiso con la transformación de nuestro mundo# &l 9"jetivo de la Lectio Divina no es conducir al lector. encerrada en “su go%o del $e8or”.orante cristiano a una piedad intimista. que llevan docenas de a8os practicando la Lectio. conseguir que el &spíritu $anto sea quien mueva nuestra vida# 6nconstancia: *or =ltimo. con una fe fuerte. seguramente no se les notará de una forma muy espectacular. y por lo tanto. sino con la idea de reali%ar esta práctica con la misma cotidianidad con que uno se asea. seguramente pasan desaperci"idos ante tanto ruido que se ace en nuestro mundo# *ero cuando uno tiene ocasión de tratar con alguno de ellos puede descu"rir que a í ay un verdadero creyente.risto y le a"re a la misión en el mundo# “&soterismo”: :am"i)n existe la tentación de ser tan originales que de la lectura "í"lica lo que "usquemos sea encontrar “mensajes ocultos” o ideas contrarias a la doctrina de la 6glesia# -o nos enga8emos. lo que creemos recoge la esencia de la 3evelación. individualista. pero tam"i)n muc os seglares y sacerdotes. ya se a apuntado que otro riesgo es la falta de perseverancia# Hay personas como los monjes. en definitiva. un mes o un a8o. y con capacidad de transmitir a Dios# &sto no se logra con una semana. el contenido de la fe no va a cam"iar.-uestra oración proporciona pa% porque . alentarnos en nuestro compromiso cristiano.