You are on page 1of 3

La viudez en esta etapa de la vida

La muerte del cónyuge tiene características particulares por el proceso de duelo en el adulto mayor y por el impacto en las otras generaciones que conviven con el sobreviviente. En este artículo nos acercaremos a algunos aspectos elementales de la viudez y los cuidados a tomar en torno a este natural, aunque impactante suceso. ¿Qué es el duelo? Cuando los facultativos de la salud mental nos hablan de “proceso de duelo , se refieren a aquel estado emocional, de pensamientos y de actividades en torno a una p!rdida dolorosa por ser !sta la desaparición de algo querido. "e trata, entonces, de una situación concreta en si, y de la sintomatología en particular relacionada con esta reacción. El duelo se configura en torno a un trauma de modo seme#ante al sufrido por una quebradura o herida dolorosa. Como en las lesiones del cuerpo, las del alma tambi!n requieren tiempo y cuidados para sanar. $ranscurrido el proceso de recuperación, retorna al interior el equilibrio normal, asumiendo la desaparición pero ya sobrepuestos al impacto, como quien camina con una pierna que sufrió una fractura ya sanada. El proceso del duelo %odemos decir que el proceso de duelo se inicia apenas enterada la persona de la desaparición de ese ser querido. &o importa cu'n anticipada sea una muerte, la desaparición es lo que afecta( que ese ser ya no est! allí. La duración de este proceso es variable seg)n la persona. &o e*iste un est'ndar que denote “normalidad . Como es lógico, depender' de los recuerdos +internos y e*ternos, vinculados a quien desapareció, así como influye el nivel de impacto de la noticia y la personalidad del deudo. Es absurdo pretender #uzgar la sanidad de un duelo por el grado de e*presión emocional, si bien la negación +o sobredimensión, del dolor de la p!rdida sí denota una anormalidad preocupante. -tros factores que debemos tomar en cuenta son las características de la persona desaparecida +edad, se*o, rol, personalidad, etc., y las características sociales en que queda situado el deudo. "iguiendo la línea de los especialistas, podemos diferenciar cuatro etapas en el proceso de duelo. La primera . “de impacto, shoc/ o perple#idad . se produce apenas enterados la noticia de la p!rdida. 0ariando seg)n las circunstancias arriba se1aladas, la duración de esta etapa puede variar entre minutos o días, e incluso hasta el medio a1o posterior a la desaparición del ser querido. Es una lucha entre la aceptación de la noticia y nuestra defensa ante el dolor. 2 diferencia del mismo proceso en edades menores, en la tercera edad nos enfrentamos con una situación que no logramos comprender y que, a un mismo tiempo, capta por entero nuestra atención. El consuelo es mal recibido, trat'ndose de un proceso que debe operar en el deudo mismo.

Es la etapa donde el dolor se prolonga y ocasiona consecuencias secundarias. vuelve a sentir los afectos c'lidos de quienes le rodean. se desintegra del mundo. %uede incluso e*perimentar n'useas e insomnio. La elaboración del duelo El duelo ha sido elaborado cuando apreciamos la aceptación de la p!rdida y el recuerdo del ser desaparecido no provoca sentimientos de dolor. "u apetito se altera ya por e*ceso o normalmente por defecto. pero en sentido m's general. Las tareas que cumplimos para llegar a concluir el proceso involucran la aceptación de la p!rdida. de una presencia del desaparecido mezcladas a veces con alucinaciones visuales. 7ngresamos a un mundo de tomas de conciencia y aceptaciones. reorganización y sanación . "ufre pena y dolor.La me#or actitud de quienes le rodean es de una atención cautelosa( no obligarle a actividades que !l rechaza pero tampoco abandonarle al reposo absoluto. "omatiza con vacíos de estómago y peque1os tirones en la garganta o tóra*. pasa por momentos de incredulidad y de confusión. Es posible hablar abiertamente de la pena que nos produce esa falta y reconocerla como algo natural es un buen au*ilio psicológico para la elaboración. pudiendo amar otra vez. El ob#eto de vacío se vuelve una ausencia presente. %ara ser )tiles al proceso. "i pudi!semos entrar en la mente del deudo. se aísle de su comunidad. "e vuelve hipersensible a los ruidos. 4e modo progresivo ingresar' a la tercera etapa. El sobreviviente ha comenzado un proceso de b)squeda de quien desapareció. 3 e*presa sentimientos por !ste. se ausentan espor'dicamente algunos rasgos de personalidad y padece ahogos y boca seca. . “de rabia y culpa . #unto a manifiestos desórdenes emocionales. Cuando la desaparición ya fue aceptada ingresa la segunda etapa. cuando no incluso de formas no meditadas. desesperación y retraimiento . La e*periencia de dolor y tristeza son parte del duelo hasta que es capaz de enfrentarlos. El deudo finalmente retirar' por si mismo la energía emocional del fallecido. no debemos impulsar un cambio brusco de conducta o la represión de su pesar. 6inalmente. 8eaparece el equilibrio interior y los sentidos del e*istir. llega la cuarta etapa. El deudo e*perimenta una angustia inconsolable. el posterior dolor y sufrimiento emocional y el a#uste de la vida integr'ndose a la nueva realidad hasta volver a vivir la satisfacción y estabilidad. y pase por períodos de hiper o hipo actividad. conocida como “de reestructuración del mundo. 4urante esta etapa no es raro que sue1e con el difunto. multiplic'ndola en otras relaciones con sentido. conocida como “de desorganización del mundo. que puede durar hasta dos a1os. 2 causa de esto. 5uienes conviven con el anciano notar'n sus sentimientos de preocupación. 9unto con la recuperación de la paz. mezclados con sentimientos de rabia y resentimiento. impidiendo su integración con el entorno. recorriendo adem's los lugares vinculados al fallecido. Este proceso puede tomar dos o tres a1os. El llanto y el pesar se intensifican. gima o suspire constantemente. t'ctiles o auditivas. apreciaríamos una colosal lucha interna.

buenvivir. http://www.htm .En un artículo posterior. trataremos las e*plicaciones del duelo y sus patologías. %ero antes. traba#aremos la continuación puntual del proceso de duelo en la tercera edad.org/3edad/viudez1.