El desarrollo sustentable frente a la ética de conservación de Leopold Myriam Juárez Martínez En la presente intervención hablaremos un poco sobre el desarrollo

sustentable al que J. Baird Callicott nombra como “la nueva idea en la conservación […] hoy día”1. Expondremos los cambios actuales en la concepción del término y de los proyectos al interior del mismo, y continuando en la línea de las intervenciones anteriores, contrastaremos dichas concepciones con el pensamiento de Leopold. Callicott se refiere a lo que hay detrás del término desarrollo sustentable con desagrado, puesto que lo concibe –siguiendo la visión de los economistas- como actividad económica humana sostenida prolongadamente, sin importar si resulta saludable para el resto de la comunidad biótica o no2. La visión que nos presenta Callicott no se encuentra muy lejana de la realidad, esto dado que, a pesar de la consideración ética global que supuestamente- motivó al desarrollo sustentable en un principio, la visión y acción político-económica es la que determina e implementa hoy en día, las actividades que considera necesarias para lograr dicho desarrollo. Me explicaré a continuación. En el informe Bruntland (elaborado por varias naciones para la ONU en 1987), se define al desarrollo sustentable como: “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”. El desarrollo sustentable se describe como sostenido sobre tres aspectos, que son pilares interdependientes del mismo: ecológico, económico y social, en cada uno de los cuales debe procurarse su conservación y un apropiado desarrollo. La carta de la Tierra3, concebida como una declaración de ética global para un mundo sostenible, contiene los principios que se encuentran presentes en la base del desarrollo sustentable4; ésta, como declaración ética global abarca la totalidad de las especies de la comunidad terrestre: tanto a la especie humana, como al resto de las especies y sus medios. En ella, se reconoce la interdependencia y el valor intrínseco (independientemente del utilitario) de

1

BAIRD Callicott, J., La Ética de la Tierra en nuestros días, p. 64. Ensayo incluido en NATURALEZA Y VALOR: Una aproximación a la ética ambiental / Margarita M. Valdés, compiladora. México, D.F., UNAM, Instituto de Investigaciones Filosóficas, 2004. 2 IbÍd. p. 64. 3 Vid. La carta de la Tierra. http://earthcharterinaction.org/contenido/pages/Lea%20la%20Carta%20de%20la%20Tierra 4 Toda la información del presente párrafo referente al desarrollo sustentable fue extraída del artículo: Desarrollo Sostenible, de la página Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollo_sostenible#.C3.81mbito_de_aplicaci.C3.B3n_y_definiciones

). Primer post de mi autoría. por encima del aspecto ambiental. principio 5. 8 Vid. Nota 3) 6 “Asegurar que las actividades e instituciones económicas. podemos encontrar la concepción ética de Aldo Leopold. En términos de Leopold. Tres décadas de normatividad internacional para la educación ambiental: una crítica hermenéutica del discurso de naciones unidas. se encuentra en duda. postulando una separación entre la especie humana y “el recurso”. y por lo tanto establece diversas medidas para fomentar su sano desarrollo y conservación5. Tom y BRUNELLE. muchos de los principios mencionados ahí. y cuyo propósito consiste en establecer los límites necesarios para poder lograr bienestar y desarrollo en cada especie de la comunidad biótica. es uno de los principios pertenecientes a La carta de la Tierra. La visión recursista propia de la visión económico-política que impera actualmente. (Vid. que se le reconoce en La carta de la Tierra. en su lugar encontramos un desarrollo sustentable que coloca los aspectos económicos y sociales (incluso que tome en cuenta el aspecto social. podríamos decir que se le mira únicamente como propiedad de la que se puede disponer a conveniencia (en 5 “Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra. González Gaudiano. MEDIO AMBIENTE Y SUSTENTABILIDAD. puesto que revisando La carta de la Tierra. cuya fecha de finalización data del año 2000). de modo que le es arrebatado el valor propio. que regula en referencia a la especie humana. el concepto y proyecto original del desarrollo sustentable –que supuestamente se basa en dicha concepción ética. 1972. es grande. México: Siglo XXI Editores: Universidad Autónoma de Nuevo León. De acuerdo con un análisis realizado a trece documentos internacionales acerca de educación. En las dos últimas líneas del párrafo anterior. Nota 3) 7 Vid.6. Lucie. (Vid. BERRYMAN. sus procesos y hábitats. Contenido en EDUCACIÓN. presente en éste blog. ONU. Édgar J. medio ambiente y desarrollo que datan del año 1972 a 20058. constituye uno de los principios pertenecientes a dicho documento. En ella se vuelve a señalar a la naturaleza sólo como una herramienta útil para lograr el bienestar de la especie humana. no son más aplicados que aquellos relativos al medio ambiente). Sin embargo.cada uno de los seres vivos. se hace evidente en la siguiente cita: “Los recursos no renovables de la Tierra deben emplearse de forma tal que se evite el peligro de su futuro agotamiento y se asegure que toda la humanidad comparta los beneficios de su uso” (Declaración de la Conferencia de Estocolmo. SAUVÉ.no se hace notar hoy en día (a pesar de la actualidad de la carta de la que hablamos. que se basa en los mismos principios de interdependencia y valor como ser independiente7. a todo nivel. la distancia entre la guía que marca La carta de la Tierra y la visión de los proyectos actuales. titulado: Reflexiones éticas con Aldo Leopold. que hay que administrar. promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible”. . relativos a la protección de la integridad y el desarrollo de los individuos. Coord. con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida ”. Renée. que establecen regulaciones de respeto y conservación hacia los seres no humanos. 2008.

Tags: Desarrollo Sustentable. visión recursista. 9 Véanse. la repercusión de éste nuevo enfoque en la Educación Ambiental y otros problemas relacionados con el Desarrollo Sustentable. titulado: Reflexiones éticas con Aldo Leopold. . conservación ambiental. y/o ensayo La ética de la Tierra. Aldo Leopold. serán cuestiones exploradas en el siguiente post. Ética ambiental. Primer post de mi autoría. de Aldo Leopold.9 El examen de las causas de éste cambio de enfoque (ético ambiental – no ético ambiental).este caso debe preservarse por que conviene hacerlo) y por lo tanto no existen obligaciones éticas reales para/con ella. presente en éste blog.