Escuela Diocesana de Teología

28 de mayo de 2013

EDOCTUS

Sacramento de Unción de los enfermos

Ramirez Proa Martha Susana

1

Así. como Iglesia de acompañar al enfermo. perdón de los pecados. en su paso por el mundo nos ha dejado la tarea a nosotros. fortaleza en el dolor y sufrimiento por su muerte en la cruz.Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 Resulta en la actualidad difícil abordar los temas de muerte y enfermedad. Para el creyente cristiano es sin duda la enfermedad y la muerte ocasión de esperanza. especialmente la muerte y la enfermedad parecen encerrarse en hospitales. el pobre el que vive en soledad y vejez. para el cristiano éstos dos compañeros de vida. e inclusive pensar que eso de enfermarse y morir le sucederá a los demás y no a nosotros. (enfermedad y muerte) presentes en el camino histórico de Jesús. y aceptación porque al final confiamos en encontrarnos con el Padre que ha devuelto la vida al Hijo. La siempre el bienestar del enfermo. de comunidad ha de procurar confortarlo. 2 . vemos que apartarnos de estas realidades humanas es cada día más común. ya que una sola fe nos une y todos somos (o debemos ser) signo de esperanza y caridad para el más frágil. multiplicación de pan y finalmente en su gloriosa Resurrección. Jesús. fortaleza y aceptación a una vida nueva. tarde o temprano nos enfrentaremos a estos sucesos y conforme mejor nos preparemos para ellos podremos sobrepasarlos y aceptarlos como parte de nuestra condición finita. Lo terrible y quizá también para nuestro beneficio. una presencia viva y actuante. se ven superados por el cuidado y atención que Él demostró en las innumerables curaciones. pareciera que el ciudadano del siglo XXI se visualizara ajeno a ellas. casas de retiro para ancianos. Esperanza en Aquél que paso su vida haciendo el bien y curando enfermos. Los temas trascendentes. sanaciones. el desamparado. Los Sacramentos son para nosotros esos signos visibles que representan la realidad de la presencia invisible de Dios entre nosotros. hacerlo sentir amado por Dios. los relegamos a especialistas intelectuales o representantes religiosos. y que con ello nos la ha devuelto a todos nosotros.

De igual manera podemos encontrar testimonios litúrgicos de la unción en la Didajé y en la Didascalia de los apóstoles entre otras referencias. el óleo era empleado en sus enfermos. Que cante salmos. Orígenes y otros padres hacen alusión al texto de Santiago para referirse al santo sacramento. la unción como signo de su misión especial. ni es exclusivo del mundo cristiano. mutuamente sus pecados y oren los unos por los otros. otra referencia que podemos encontrar en el NT es en la carta de Santiago. 6. “Sufre alguno de ustedes? Que ore. no es de sorprender pues. Jesús y sus discípulos hicieran también uso del aceite con sentido religioso. Que llame a los presbíteros de la Iglesia. el óleo y su empleo nos habla de la fuerza y salud que su unción representaba. eso era parte del ministerio de los primeros discípulos. Podemos encontrar referencia de esto en el evangelio de Marcos. le serán perdonados. para colocar en las tumbas. Entre los semitas era muy estimada la unción con oleo como rito sagrado y hasta para cuestiones de belleza y asepsia. signo visible del Sacramento de la Unción. y el Señor hará que se levante.13: “Expulsaban a muchos demonios y ungían con aceite a los enfermos y los curaban”. ministerio también de nuestros actuales presbíteros. que es el texto al que más se hace referencia como fundamento del sacramento en cuestión. no fue. San Ireneo indica la corrupción de los misterios cristianos por grupos gnósticos. ungir alejar poderes maléficos. eran ungidos sacerdotes y profetas. desde antiguo en las cultura griega. A grandes rasgos la historia del sacramento la podemos dividir el dos grandes periodos. La primera parte 3 . En el AT. para que sean curados” 5. ¿Está enfermo alguno de ustedes?. En la Iglesia primitiva podemos encontrar alusión al sacramento de la unción en los testimonios patrísticos. y si hubiera cometido pecados.Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 El óleo. romana y egipcia.13-16. que. En el NT. Confiesen pues. así pues. ¿Está alguno alegre?. e inclusive diversas religiones. que oren sobre él y lo unjan con óleo en el nombre del Señor y la oración hecha con fe salvara al enfermo.

es decir. quien recibía el sacramento iba a morir invariablemente. esta fórmula hizo que se reforzara la idea de la unción como la “extrema unción”. De ahí que se pensaba que cuando el sacerdote llegaba para ungir al enfermo era porque no tenía remedio de recuperarse por ningún medio. En el siglo XII el orden de la serie se modificó. pasando a ser: penitencia. Dentro de la comunidad presbiteral se escuchan experiencias al respecto. La reforma carolingia restringió a los sacerdotes y obispos el ministerio del sacramento de la unción. de estos cambios y siendo los clérigos los únicos ministros de la unción. se concibió la serie: penitencia unción y viático. debido a la reforma carolingia del siglo IX tuvo otra perspectiva que habría de durar hasta las reformas del Concilio Vaticano II. después. Durante la primera etapa se consideraba el sacramento únicamente para los enfermos y no para aquellas personas que estaban en peligro de muerte. los internos presentes la rechazan porque al aceptarla asentirían la muerte inminente. 4 . cuentan algunos de ellos que al llegar a algún hospital para ofrecer la unción los enfermos.Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 durante los primeros ocho siglos de vida de la Iglesia. La reforma incluyo un extenso ritual sobre cómo realizar la unción. de tal manera que la unción antes concebida solo para enfermos a manera de alivio corporal. viatico para los moribundos (comunión) y reconciliación en el lecho de muerte (ayuda espiritual para el último viaje). viatico y unción. ya que se resaltaba más la unción como fortalecimiento de la salud. es decir los efectos corporales más que espirituales. de esta manera el aceite bendecido tenía fuerza divina sin darle gran importancia a quien aplicara el aceite. Los documentos litúrgicos hacen mención de la bendición de aceite por parte del obispo. Inclusive todavía podemos encontrar personas que así lo perciben. ahora con estos cambios se realizaba también como sacramento para los moribundos. El emperador Carlomagno para unificar su reino quiso también unificar los cultos. Como resultado.

para llevar a cabo las reformas del Concilio Vaticano II. Es el mismo cuidado. la imposición de manos y la unción con el óleo. esta se hace en silencio para que el mismo gesto tan lleno de sentido hable por sí mismo. Por eso es tan importante el acompañamiento al enfermo.Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 Actualmente el rito preparado por la Congregación para el Culto Divino. piedras vivas del cuerpo místico de Cristo (la Iglesia). de ser posible se ungirá la parte afectada por la enfermedad. La introducción al rito del sacramento indica tres elementos como centrales: la oración de la fe. Se prevé una pastoral estructurada y dedicada al cuidado de las necesidades de los enfermos de la comunidad. alejamiento y aislamiento. Santiago nos recuerda que la oración es la que salva al enfermo. acompañamiento y consuelo de Cristo. y este sacramento especialmente nos unge el cuerpo y el alma. La unción nos significa el bálsamo que alivia el dolor. hacerle saber que en la comunidad se encuentra la Iglesia y Cristo. que nos reconforta en las tribulaciones de la vida. que encomienda esto a sus discípulos se lo sigue pidiendo a sus ministros consagrados de hoy y también a nosotros parte de la comunidad. El gesto de la unción se realiza afectuosamente en las manos y frente del enfermo mientras se recita la oración que marca el rito. esto significa toda la comunidad hemos de procurar que el enfermo de cuerpo y alma reciba el sacramento en vistas de una recuperación corporal y espiritual. Las variaciones permitidas en el rito serán previstas según la necesidad especifica del enfermo. es decir un cuidado pastoral a los enfermos a nivel Iglesia. Jesús. considera el ministerio sacramental en un contexto mucho más amplio. 5 . presente en sus tristezas y angustias. hecha con fe. La imposición es el signo de contacto con el enfermo. es decir al sacramento lo caracteriza la iterabilidad dependiendo el caso. que se ven acentuadas por la misma enfermedad.

Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 La introducción actual del rito nos recuerda el efecto de gracia contenido en el sacramento. animando a la confianza en la misericordia infinita de Dios. en Él también se simboliza el cuidado de la Iglesia a todos sus fieles. haciendo precisamente alusión a una madre de la cual se nace a la vida. ahí está Cristo. sanando enfermos de cuerpo y de alma. 6 . ya que el aceite es un signo de la ternura maternal de Dios. yo misma he recibido el sacramento y es una gracia invaluable. el Espíritu Santo actúa. El sacramento de la unción de los enfermos no es solo un rito entre el sacerdote y el enfermo. con la unción se nace a otra vida. es Cristo mismo que nos sale al encuentro. ahí está la Iglesia. con su Resurrección. Y que el Santo Espíritu de Dios nos anime en las dificultades. si en nuestro servicio de cuidado para aquellos que en su necesidades físicas se sienten abandonados y relegados por la sociedad e inclusive por sus mismas familias. el Señor les ha dado conforte y lo ha acompañado en ese tránsito pascual. si no a nivel. Ahí donde está un cristiano ayudando a su hermano. fortalece contra las tentaciones del enemigo y confía al Señor las angustias de la muerte. Para quienes después de recibirlo mueren. Es el médico capaz de curar toda enfermedad. todos estamos llamados a ser luz y sal del mundo. Que el mismo Cristo nos anime en nuestro caminar a su encuentro. con su vida.

Escuela Diocesana de Teología 28 de mayo de 2013 Referencia Bibliográfica: Ibáñez. L. Garrido. Mexico (2002) 7 . Madrid (1988) Mick. Para entender hoy los sacramentos. Iniciación a la liturgia de la Iglesia.