LA FE Y EL MENSAJE BAUTISTA. 2000. Tomado de La Convención Bautista del Sur de los Estados Unidos.

VI. La Iglesia Una iglesia del Nuevo Testamento del Señor Jesucristo es una congregación local y autónoma de creyentes bautizados, asociados en un pacto en la fe y el compañerismo del evangelio; cumpliendo las dos ordenanzas de Cristo, gobernada por sus leyes, ejercitando los dones, derechos, y privilegios con los cuales han sido investidos por su Palabra, y que tratan de predicar el evangelio hasta los fines de la tierra. Cada congregación actúa bajo el señorío de Jesucristo por medio de procesos democráticos. En tal congregación cada miembro es responsable de dar cuentas a Jesucristo como Señor. Sus oficiales escriturales son pastores y diáconos. Aunque tanto los hombres como las mujeres son dotados para servir en la iglesia, el oficio de pastor está limitado a los hombres, como lo limita la Escritura. El Nuevo Testamento habla también de la iglesia como el Cuerpo de Cristo el cual incluye a todos los redimidos de todas las edades, creyentes de cada tribu, y lengua, y pueblo, y nación. Mateo 16.15-19; 18.15-20; Hechos 2.41-42, 47; 5.11-14; 6.3-6; 14.23,27; 15.1-30; 16.5; 20.28; Romanos 1.7; 1 Corintios 1.2; 3.16; 5.4-5; 7.17; 9.13-14; 12, Efesios 1.22-23; 2.1922; 3.8-11,21; 5.22-32; Filipenses 1.1; Colosenses 1.18; 1 Timoteo 2.9-14; 3.1-15; 4.14; Hebreos 11.39-40; 1 Pedro 5.1-4; Apocalipsis 2-3; 21.2-3. POSICIÓN DE LA CONVENCIÓN BAUTISTA DEL SUR SOBRE LAS MUJERES EN EL MINISTERIO: (Traducción) Las mujeres en la iglesia y en el ministerio participan igualmente junto con los hombres en lo que se refiere al principio del sacerdocio de todos los creyentes que afirma que todos los creyentes sin distinción de edad, genero, raza, nacionalidad o clase social, todos por igual tenemos la oportunidad de escuchar y conocer del evangelio, de arrepentirnos de nuestros pecados, de comunicarnos con Dios de manera directa y libre y de estudiar e interpretar las escrituras de manera personal. El papel de las mujeres es crucial, al igual que su sabiduría, su gracia y su ejemplo. Las mujeres son una parte integral en la actividad de nuestra iglesia, y consideramos de sumo valor que ellas usen sus habilidades naturales y espirituales para la edificación de la iglesia, que se organicen para apoyar el trabajo Evangelístico y misionero de la iglesia, y para enseñar a los niños y a las mujeres jóvenes y a las otras mujeres de la iglesia. Sin embargo, es importante aclarar que aunque tanto los hombres como las mujeres son dotados para servir en la iglesia la escritura enseña que el papel de una mujer no es idéntico al de los hombres en todos los aspectos ni en todas las funciones de la iglesia y que la dirección pastoral y el oficio de pastor esta asignada a los hombres, pero esto no significa en ninguna manera que los hombres sean superiores en algún sentido a las mujeres sino mas bien que las mujeres y los hombres son iguales y tiene el mismo valor ante Dios pero que Dios mismo nos ha creado diferentes como genero y que los roles de la mujer como del hombre son distintos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful