w

w

w

.

m

e

d

i

a

c

i

o

n

e

s

.

n

e

t

Arte, comunicación y tecnicidad
Nuevas claves de la visibilidad social y la creatividad (seminario)
Profesor Jesús Martín-Barbero
Programa (Universidad Javeriana, Seminario de posgrado, Bogotá, 2003)
« La pareja arte/comunicación señala hoy no sólo un lugar de divulgación o difusión de estilos y modas, de configuración de públicos y mercantilización de formas, sino un espacio de tensiones fecundas entre residuos y emergencias, entre contemporaneidades y destiempos, un espacio de desordenamiento cultural. Y es desde ese desordenamiento que el arte puede seguir entregándonos, en este desencantando cambio de siglo, el mínimo de utopía sin el cual el progreso material pierde el sentido de la emancipación y se transforma en la peor de las perversiones. En su encuentro con la creación artística actual, la experimentación tecnológica que posibilita la red digital (net/art) hace emerger un nuevo parámetro de evaluación y validación de la técnica distinto a su instrumentalidad y su funcionalidad al poder: el de su capacidad de siginificar que, junto con la “voluntad de creación”, permiten al arte desafiar –y en cierto modo romper– la fatalidad de una revolución tecnológica cuya prioridad militar y usos depredatorios están amenazando la existencia misma de nuestro planeta. »

2

1. Del modernismo a la estética industrial

En el cambio de siglo anterior (1890-1920) el arte atravesó una de su crisis más creativas en Occidente: el modernismo despliega toda su capacidad subversiva cuestionando desde las vanguardias no sólo los estilos sino los géneros artísticos, sus modelos y los discursos que los legitimaban. Al mismo tiempo, la fotografía y el cine des-ubican al arte con su capacidad técnica de reproducción de la “obra”. La autonomía reclamada por el arte implicará una doble ruptura: con el formalismo y el localismo; y una doble proclama también: la su universalismo y su capacidad/ tarea de emancipación social. Por esos mismos años la revolución industrial encuentra en el fordismo y la producción en serie la posibilidad de un salto hacia delante y de un asalto, mediante la propagación del consumo masivo, a la vida cotidiana de las mayorías, a su modelización y moldeamiento. Las empresas norteamericanas de objetos domésticos crean los departamentos de estilo y a través de ellos instauran una ingeniería del consumo mediante la cual se apropian de las propuestas estéticas de la vanguardia para estilizar y embellecer lo cotidiano: el valor del objeto implicará no sólo una función sino

Arte comunicación y tecnicidad. - Seminario

3

también una forma que remite a la vez al deseo y a la ganancia.
2. Del desdibujamiento al desencanto

Los avatares del proceso vivido por el arte en la segunda mitad del pasado siglo dieron al traste con la muy diversa gama de los optimismos; tanto de los propiamente estéticos como de los sociológicos, tanto de los que creían en la insobornable capacidad emancipadora del arte por sí mismo –por su propia energía simbólica– como de los que creían en su capacidad de fundirse con la vida, de disolverse en ella transformando la sociedad. Lo que no implica que el proceso vivido haya venido a dar razón a los apocalípticos: el pesimismo a frankfurtiano tampoco corresponde a la experiencia que el proceso nos ha dejado. Frente a los de Frankfurt, que colocaron por entero la técnica en el lado opuesto al del arte, esto es, en el de las argucias de la dominación, W. Benjamin mira la técnica desde las transformaciones del sensorium, de los modos colectivos de percibir y sentir. Lo que en la técnica se transforma es la estética (del griego aysthesis) matriz tanto de la sensibilidad como del arte. Si la reproductibilidad técnica del arte significa su “perdida del aura” también posibilita su salida al encuentro de las masas urbanas. En los últimos años, el “vértigo general de la aceleración” (Virilio), al confundir la compulsión de las experimentaciones estéticas con la exaltación de lo efímero y desechable, produce una estetización creciente de la vida cotidiana que emborrona no sólo el aura del arte sino los linderos que lo distancian del puro “éxtasis de la forma en la infinita proliferación de sus variaciones” (Baudrillard).

www.mediaciones.net

4

3. Razón técnica: más allá de la instrumentalidad, otra racionalidad

El lazo que anuda el proyecto metafísico de pensar el ser al proyecto de la razón moderna es el orden. En ambos regímenes de saber (epistemes), el orde deja de ser el objeto del pensar para convertirse en el lugar desde el que se piensa. El orden es la categoría fundante de un saber –experto, especialista– basado en el clasificar y el separar, operaciones a partir de las cuales la modernidad nos propone un mundo liberado de la ambigüedad y la inseguridad a que nos someten la contingencia de lo natural y lo social, pero también desprovisto de sentido. Desde la metafísica occidental la técnica no es pensable sino como instrumento. Pero, ¿y si la técnica no fuera “ciencia aplicada” –aplicación de teorías a necesidades prácticas– sino en su más pleno sentido tecno-logía? (Luján). Pues la técnica no es un exterior a la ciencia, productos posteriores. ¿O es que acaso los fines (y los intereses) que guían el desarrollo tecnológico no tienen nada que ver con el desarrollo de la ciencia? Lo que la tecnicidad pone en juego no es sólo eficacia operativa sino nuevos sensorios y lenguajes que, al rearticular nuestras percepciones de espacio y tiempo, transforman nuestras más básicas relaciones con el mundo, y hasta el propio mundo. Estamos ante una razón que no es sólo cuestión de medios sino de fines: los del saber estructuralmente implicados en el transformar (Quintanilla). De ahí la importancia estratégica, decisiva, de pensar la técnica desde lo que la funda, desde su racionalidad o modo propio de comprensión y producción de lo real (Broncano, González Quirós). Ya Heidegger en su Pregunta por la técnica liga ésta a un mundo que se constituye en imágenes más que en valores.
Arte comunicación y tecnicidad. - Seminario

5

Si algunos de los rasgos más relevantes del “sentido del ser” característico de nuestra época se enuncian de modo particular en la experiencia estética, ésta pasa hoy especialmente por las mediaciones que introducen unas tecnologías, cuyo sentido “no es ya tanto el dominio de la naturaleza por las máquinas sino el del desarrollo de la información y la comunicación del mundo como imagen” (Vattimo). También para Habermas el fondo de la crisis remite a la quiebra de las "imágenes del mundo" producida por el divorcio entre ingredientes cognitivos e integración social. Desconexión que remite a la hegemonía de la razón instrumental cuyo modelo se halla en el movimiento de la tecnología como ideología. Lo que no impide a Habermas distanciarse de Adorno para reconocer que si la técnica se está convirtiendo en “la forma global de producción”, ella “define entonces toda una cultura, proyecta una totalidad, un mundo”. Es el propio proceso de complejización –“suerte de obligación de complicar, mediatizar, numerizar, y sintetizar todos los objetos sin distinción” (Lyotard)– el que distancia la razón de las exigencias humanas de identidad, seguridad, felicidad, ante la que aparecen como exigencias de simplicidad y, por lo tanto, como signos de barbarie. Pero es en ese mismo movimiento de distanciamiento producido por las condiciones de la existencia en la edad de la técnica donde Vattimo ve emerger una razón otra “que, siguiendo el curso de su propio desarrollo y persiguiendo cada vez más intensamente sus propios fines, parece arribar a una verdadera y propia fabulación del mundo: lo que la ciencia conoce son objetos que ella –cada día más mediada por la técnica– construye”.

www.mediaciones.net

6
4. Nuevas imaginerías y nuevos regímenes sociales de la visualidad

El ver, y su trazo en la imagen, han arrastrado la condena platónica al mundo del engaño y la apariencia hasta hace poco. Pero desde la historia del arte (Francastel), primero, desde la semiótica y el psicoanálisis (Panofsky, Gombrich) después, y también desde la fenomenología y la antropología (Merleau-Ponty, Gruzinski), la imagen esta siendo reubicada en la complejidad de sus relaciones con las mentalidades y los imaginarios. Si ya no se escribe ni se pinta como antes, es porque tampoco se puede ya ver ni representar como antes. Y ello no es reducible al hecho tecnológico, pues son los lugares y las funciones de las prácticas culturales de la memoria y del saber (Debray), del imaginario y la creación (Gubern), las que están siendo trastornadas por una visualidad electrónica (Lévy, Machado) que ha entrado a formar parte constitutiva de la visibilidad cultural, esa que es a la vez entorno tecnológico y nuevo imaginario capaz de hablar culturalmente, y no sólo de manipular tecnológicamente (Renaud). En nuestra periférica Latinoamérica el logocentrismo ya no puede impedir que nos hagamos preguntas como éstas: ¿cómo penetrar en las oscilaciones y alquimias de las identidades sin auscultar la mezcla de imaginarios desde los que los pueblos vencidos plasmaron sus memorias y reinventaron una historia propia? (Bartra, Monsiváis). ¿Cómo entender la recuperación actual de los imaginarios populares por las imaginerías electrónicas de Televisa en las que, el cruce de arcaísmos y modernidades que hacen su éxito, sino desde los nexos que enlazan las sensibilidades a un orden visual social en el que las tradiciones se desvían pero no se abandonan, anticipando en las transformaciones visuales expe-

Arte comunicación y tecnicidad. - Seminario

7

riencias que aún no tienen discurso? (Gruzinki, Richard, García Canclini). Aunque atravesados por las lógicas del mercado los medios y las tecnologías de comunicación constituyen hoy espacios decisivos de la visibilidad y del reconocimiento social. Pues más que a sustituir, ellos han entrado a constituir una escena fundamental de la vida pública (G. Sunkel), a hacer parte de la trama de los discursos y de la acción política misma; ya que lo que esa mediación produce es la densificación de las dimensiones simbólicas, rituales y teatrales que siempre tuvo la política. Por las imágenes pasa una construcción visual de lo social, en la que esa visibilidad recoge el desplazamiento de la lucha por la representación a la demanda de reconocimiento. Lo que los nuevos movimientos sociales y las minorías –las etnias y las razas, las mujeres, los jóvenes o los homosexuales– demandan no es tanto ser representados sino reconocidos: hacerse visibles socialmente en su diferencia. Lo que da lugar a un modo nuevo de ejercer políticamente sus derechos.
5. La técnica en la época de la virtualización del arte

La relación del arte con la técnica sufre una mutación cuando la digitalidad y la conectividad pone en cuestión la excepcionalidad de sus objetos (las “obras”) y emborrona la singularidad del artista desplazando los ejes de lo artístico hacía las interacciones y los acontecimientos. En alguna medida, hasta los museos son tocados por la con-fusión que afecta al valor de los objetos y el sentido de las prácticas artísticas. Pero hay que aclarar que de lo que se trata aquí no es del acceso virtual a los museos, sino del arte que se hace desde, con y para, la web, del arte en red de talleres abiertos (P.
www.mediaciones.net

8 Robert), de la densa y fecunda complicidad entre experimentación técnica y estética. Lo cual no puede, sin embargo, invisibilizar que la creación no se confunde con el mero acceso, que interactividad no es navegación programada, que la web representa una nueva modalidad de cooptación que pone al arte en manos de la industria y el comercio, que al hacer pasar todo lo nuevo por la misma pantalla la web torna aún más difícil diferenciar y apreciar lo que de veras vale; y que la instantaneidad del acontecimiento artístico comprime la duración hasta el punto de volverlo irrescatable del flujo, esto es, radicalmente efímero e insignificante. Pero toda esa realidad no anula la enorme posibilidad de performatividades estéticas que la virtualidad abre no sólo para el campo del arte en particular, sino también para la recreación de la participación social y política que pasa por la activación de las diversas sensibilidades y socialidades hasta ahora tenidas como incapaces de actuar y de crear, y de interactuar con la contemporaneidad técnica.

Bibliografía

1. Del modernismo a la estética industrial

St. Ewen, Todas las imágenes del consumismo: la política del estilo en la cultura Contemporánea, Grijalbo, México, 1992. D. Harvey, The condition of postmodernity. An Enquiry into the origins of cultural Change, Blackwell, Oxford, 1989. A. Appadurai (ed.), La vida social de las cosas. Perspectiva cultural de las mercancias, Grijalbo, México, 1991. M. Berman, Todo lo sólido se desvanece en el aire, Siglo XXI, México, 1988.
Arte comunicación y tecnicidad. - Seminario

9

A. Huyssens, Memorias do modernismo, UFRJ Editora, Rio de janeiro, 1996. J. Xibillé Muntaner, La situación postmoderna del arte urbano, Univ.Nal. de Medellín, 1995.
2. Desencanto/Desdibujamiento

T. Adorno, Teoría estética,Taurus, Madrid, 1980. W. Benjamin: “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”, en: Discursos interrumpidos I, Taurus, Madrid, 1982. G. Vattimo, La sociedad transparente, Paidos, Barcelona, 1989: el capítulo “El arte de la oscilación”. J. Duvignaud, Herejía y subversión, Icaria, Barcelona, 1990. P. Virilio, La máquina de visión, Cátedra, Madrid, 1989. –, La vitesse de liberation, Galilée, Paris, 1995. J. Baudrillard, La transparencia del mal, Anagrama, Barcelona, 1991. –, Las estrategias fatales, Anagrama, Barcelona, 1985.
3. Razón técnica: más allá de la i ns tru m en ta lid ad

M. Heidegger, “La pregunta por la técnica”, en: Filosofía, ciencia y técnica, Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 1997. V.A.s. Filosofía de la tecnología, Revista Anthropos, N° 94/95, Barcelona, 1989: el texto: “Tres formas de ser con la tecnología” de Carl Mitchan. M. A. Quintanilla, Tecnología: un enfoque filosófico, Fundesco, Madrid, 1988. F. Broncano, Filosofía del cambio tecnológico, Paidos/UNAM, México, 2000.

www.mediaciones.net

10 J. Elster, El cambio tecnológico. Investigaciones sobre la racionalidad y la tranformación social, Gedisa, Barcelona, 2000. J. L. Gonzalez Quiros, El porvenir de la razón en la era digital, Sintesis, Madrid, 1998. Ghislaine Cratron (dir.), Pour une novelle economie du savoir, Presses Universitaires, Rennes, 1994.
4. Las nuevas imaginerías de la visualidad

P. Francastel, La figura y el lugar, Monte Ávila, Caracas, 1969. E. Panofsky, Estudios sobre icnología, Alianza, Madrid,1972. E. Gombrich, La imagen y el ojo, Alianza, Madrid, 1987. –, Lo que nos dice la imagen, Norma, Bogotá, 1993. M. Merleau-Ponty, Phénoménologie de la perception, Gallimard, Paris, 1945. –, “Le doute de Cézanne”, in: Sens et non sens, Nagel, Paris, 1966. –, Le visible et l’invisible, Gallimard, París, 1964. S. Gruzinski, La guerra de las imágenes, FCE, México, 1990: la introducción y el capítulo: “De la ilustración a televisa”. –, La colonización de lo imaginario, FCE, México, 1991. A. Renaud, Videoculturas de fin de siglo, Cátedra, Madrid, 1990. R. Debray, Vida y muerte de la imagen. Historia de la mirada en Occidente, Paidos, Barcelona, 1992. R. Gubern, La mirada opulenta: exploración de la iconósfera contemporánea, G. Gili, Barcelona, 1987. L. Vilches, La migración digital, Gedisa, Barcelona, 2001.

Arte comunicación y tecnicidad. - Seminario

11 5. La técnica en la época de la virtualización del arte

A. Machado, El paisaje mediático. Sobre el desafío de las poéticas tecnológicas, Universidad de Buenos Aires/Libros del Rojas, Buenos Aires, 2000: capítulo “El imaginario numérico”. J. La Ferla (comp.), De la pantalla al arte transgénico, Libros del Rojas, Buenos Aires, 2000. P. Lévy, L’ideographie dynamique. Vers une imatination artifitiell?, La Decouverté, Paris, 1991. –, As tecnologias da inteligencia, Editora 34, Sao Paulo, 1993. V. Sanchez Biosca, (1995) La cultura de la fragmentación, Filmoteca, Valencia: capítulos: “Entre la parodia y el pastiche” y “Atracciones electrónicas”. J. Rifkin, La era del acceso, Paidos, Barcelona, 2000.
Revistas en la w eb:

http://archee.qc.ca/ http://archives.cicv.fr/ http://cicv-pierre-schaeffer.info/ http://www.olats.org/OLATS/livres/etudes/index.shtml
Talleres ar t/n e t:

http://www.fluctuat.net/ http://www.axelibre.org/galerie07.htm http://www.altermedia.org/ http://home.freeuk.net/bonehive/main.html http://www.fournos-culture.gr/English/links.html

www.mediaciones.net

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful