LA CUESTIÓN

DK

GIBRALTAR.
A P U N T E S HISTÓRICOS , CRÍTICOS \ POLÍTICOS.

POR BON L . ACOSTA OR LA TORRE, Puno.,
Abogado del Ilustre Colegio de Madrid.

MADRID:

18 6 9

imprenté de Tottlát R e y y Compañía. FOMINTO , 6.

s

V

ft. «SI №

LA CUESTIÓN
DE

GIBRALTAR.
A P U N T E S HISTÓRICOS , CRÍTICOS V POLÍTICOS ,

P O H DON L A C O S T A D E L A T O R R E , P B R O . ,
Abogado del Ilu stre Colegio de Madrid.

MADRID: 1 8 6 9. Imprenta de T o m á s R e y y Compañía. FOMENTO , G.

r '"t

ES PROPIEDAD DEL AUTOR. Esta obrita se ha escrito teniendo á la vista las h i s torias de Ayala, Montero y TvMno , que son las mejores y más completas que sobre Gibraltar existen.

A LOS EXGMOS. en testimonio de c o n s i d e r a c i ó n y de respeto. SEÑORES D O N J O S É C A M P O Y DOÑA R O S A L Í A R E Y D E C A M P O Dedica este t r a b a j o . s u afectísimo servidor y c a p e l l á n . EL AUTOR. .

.

breve y económico. pues. tan imparciales como la justicia aconseja. y es éste. lo es mucho m á s . . y esta obrilla los contiene tan abundantes como el asunto e x i g e . un Compendio general. El capítulo de generalidades La parte primera contiene cuantos datos y noticias de actualidad pueden desearse. Voluminosas y caras todas las obras que se han escrito acerca de Gibraltar. No es posible formar juicio ni emitir opinión acertada sobre particular tan importante sin d a tos. cuando la prensa inglesa y la española se han ocupado y ocupan de la devolución de esa plaza á España. y tan concretos como la oportunidad reclama.LECTOR Interesante en todo tiempo L A HISTORIA Y CUESTIÓN DE GIBRALTAR . muy pocos pueden adquirirlas y leerlas: hace falta. y cuando tal vez nos hallamos próximos á recuperarla. sin duda. es una ligerísima reseña de los acontecimientos más notables ocurridos en G i braltar desde 7 1 1 á 1 7 0 0 de nuestra era.

y por eso los tratamos con mayor detenimiento. deducidas de la misma naturaleza de L A CUESTIÓN .VI L a segunda comprende la historia de la plaza desde la muerte de Carlos I I hasta nuestros dias: los hechos de este período encierran y contienen L A CUESTIÓN que hoy se discute. constituyen la parte tercera. es el fin que el autor de este trabajo se propone: realizarlo en bien de la patria es su deseo. . Reflexiones críticas y políticas. mover y levantar el espíritu nacional. Estimular. é ilustrar la opinión pública en cuestión tan verdaderamente importante.

entre la civilización y la b a r barie. tiene 4 kilómetros 228 metros. Edificada en la extremidad más meridional de la Península Ibérica. levántase sombrío y gigantesco. del meridiano de Madrid. Cortado casi verticalmente por el E . . cual una pirámide de E g i p t o . su perímetro excede de 1 1 kilómetros. á una altura de 420 metros. ese gran promontorio. 1 o .INTRODUCCIÓN. señala el límite entre Europa y África. Gibraltar se halla situado á los 36° 6 ' 4 2 ' l a titud N . y I 3 8 ' 5 5 " longitud O. sobre el promontorio denominado punta de Europa. y midiendo 1 kilómetro 254 metros de l a t i tud. extendiéndose luego en rápido declive por el O. á S. Su eje longitudinal de N. GENERALIDADES SOBRE GIBRALTAR: DATOS CURIOSOS.

distan mucho de ser concluyentes. ¿Desde cuándo existe Gibraltar? Se ignora. y que los godos nunca la poseyeron. que Gibraltar e x i s tió antes del Diluvio. que es imposible verlo sin admiración profunda.VIII La grandiosidad del monte y de las crestas que le coronan es t a l . Lo más probable y seguro es que existia cuando la invasión sarracena. al continente. y 10 p i e s de elevación sobre el nivel del m a r . abate francés de nuestros dias. ¿ E x i s t i a cuando España era provincia romana? ¿Quién fué su fundador? ¿De dónde viene su nombre? También se ignora. de latitud mínima 1 kilómetro 750 metros. lo une por el N. pues. que significan monte alto. Godard. por . Acerca. Un istmo de arena movediza que tiene de longitud una milla y media. No falta algún ilustrado geólogo que defienda con Mr. y aduciendo razones poderosas. y las que aducen los que sustentan que procede de DejbalT a r i k . Si es aventurado decir que no existia en los primeros siglos del Cristianismo. erróneo. caudillo moro invasor de la Península en 710. at ó ali. como equivocaciones sobre el Gibraltar moderno. Las razones en que los orientalistas se fundan para defender que el nombre de Gibraltar fué formado por los árabes de las raíces hebreas G/iebal. de Gibraltar en la antigüedad existen tantas dudas.

U'. de épocas anteriores nada se sabe: mas. de la animación y la riqueza. que da al muelle nuevo. -y Main Street.000 p i e s . Una ancha calle. que son los menos. la existencia indubitada de Gibraltar data desde la invasión agarena. sobre el istmo. ¡ El istmo se halla perforado por varias minas . y foso. á S. La ciudad tiene de longitud 6. que se ignore su a n terior historia. la de t i e r r a . protestantes. y es el centro del comercio. por los ingleses. ó camino cubierto.v) de latitud. situada sobre la llamada Oran bateHa. que son los más.000 habitantes. La puerta de tierra está defendida por las b a terías de las rocas próximas y por una triple línea de cañones. nunca querrá decir que no e x i s tiera antes del año 711. calle principal. la del mar. del muelle viejo. la atraviesa de N. que con el glacis. Así pues. y tres puertas. ocupa el espacio comprendido entre el agua de la ensenada y los escarpes del monte. es el afirmar que en su actual situación podría tomarse en una noche ó que es inexpugnable. la ciudad propiamente dicha. y 6t *W.no decir absurdo. judíos y moros. contará unos 20. la llamada Europa. En dos partes se halla dividida la población actual: una. denominada Real por los españoles. y la nueva. Entre católicos.

ó excavadas en la roca. E .. hay en las galerías. . En el monte y en toda la extensión de la m u ralla . con sus números y rótulos para que sea fácil entenderse en tal laberinto. batería desde la cual se dispara el cañón de señal para abrir las puertas por la m a - . magníficas fortificaciones y soberbias baterías acasamatadas suspenden la atención del viajero .000 cañones. perfectamente artillados y preparados. depósitos de agua. Plazas de armas. Sobre el mamelón más alto del monte.X que estallarían á la primera acometida. no tan sólo un buen trecho del litoral español. y dominando los vientos S. las baterías altas. se e x tienden por el N. comunícanse entre sí por caminos cubiertos y rampas. Distribuidas estas baterías en tres órdenes. para i m pedir toda comunicación terrestre con la plaza. amenazando al territorio e s pañol desde las altísimas troneras de las galerías abiertas en la roca misma. E . hacen de este lugar una verdadera maravilla del arte. unas sobre otras. se halla el Atcho signal Jwuse. y gran extensión de la bahía. admirablemente situados. ventiladores y escaleras que. Escalonadas al descubierto. De 800 á 1. sino parte del Mediterráneo. e m pleando unos 30 millones anuales. dominando. más de treinta años hace que los ingleses no cesan un sólo dia en las obras de defensa. almacenes. cruzan sus fuegos. y O.

y reasume en sí casi t o dos los poderes. más sorprendente ni más magnífico. algunos son subterráneos. desde un alto mást i l . los civiles. construidos. Los pueblos próximos españoles. Los vecinos de Gibraltar no disfrutan derechos políticos. en las murallas. Multitud de cuarteles y almacenes. los tienen perfectamente garantizados. proveen de víveres á la ciudad. r .punta de Europa a l a del Carnero mide legua y media. se ven por do quiera. El jefe de la colonia es un gobernador militar de la clase de generales. colocado en medio de la misma batería. Siendo escasísimos los manantiales de agua. aunque estén á algunas leguas de distancia. El panorama que desde esta eminencia se descubre. abundantemente provistos de pertrechos de guerra y víveres. La ensenada. con raras excepciones. y principalmente los del litoral africano. no puede ser más bello. en cambio. se anuncian por signos los buques que hacia la plaza van. tiene dos de ancho 3 otras dos próximamente de l a r g o : ambas puntas vienen á ser como los extremos de la colosal herradura que la ensenada forma.XI ñaña y cerrarlas por la noche. grandes cisternas y depósitos monstruosos recogen las llovedizas para el consumo. que desde \ü.

muy numerosos por cierto. la autoridad de aquel magistrado es tan t e mida como respetada. la justicia es administrada por un tribunal colegiado. la libertad completa . un fiscal y un jurado de diez y nueve miembros.XII El domicilio es inviolable. En los negocios importantes. honran con sus frecuentes visitas los tabernáculos del dios B a c o . Los asuntos sencillos se resuelven por un t r i bunal especial. y la seguridad personal casi absoluta. la plaza ha sido siempre. guarida de malhechores y de gentes de mal vivir. tal vez y sin tal vez porque conviene á Inglaterra. sobre todo. este tribunal celebra sesiones cada tres meses. y sus fallos son apelables á Londres. los soldados ingleses. La policía se halla á cargo de un magistrado. cabezas de familia. Los delitos se castigan con tanta prontitud como energía. indudablement e . y es. compuesto de un juez. con los dependientes necesarios. . Las cuestiones comerciales se dirimen por una junta sin carácter oficial. De la bebida se usa y abusa hasta un extremo increíble. Como sólo para los infelices desertores del ejército existe ley de mutua extradición. Hay libertad de cultos. y la de sus dependientes tan respetada como temida. razón por la cual.

Los judíos son mirados con prevención y desprecio. Los soldados católicos irlandeses. el árabe. admiran por la integridad y pureza de sus costumbres. ejemplar é ilustrado. son los colegios de la población inmejorables. los j u díos y los moros tienen también sus templos r e s pectivos . los moros con repugnancia y con lástima. se educan en ellos con brillantes resultados. y otro de niñas: los hijos de las familias más notables de la plaza. el francés. etc. y es virtuoso.. La guarnición nunca baja de 6. tienen dos templos. que forman la gran mayoría de la población. por hablarse en la plaza el inglés.XIII Los católicos. La parte de la clase pobre de Gibraltar que no es católica. preside uno magnífico de jóvenes . vive .nadie es molestado en sus actos de culto religioso. el clero vive en comunidad con é l . Los protestantes. La oficialidad. llámese como se quiera.000 hombres. en sus varias sectas. por regla general . el español. puede decirse que no tiene religión. sin trato con los naturales. y aun de las ciudades de Andalucía. por él fundado. Para el estudio de lenguas vivas.. obispo in partibus. ademas de los colegios para pobres que costea. E l obispo católico. su jefe es un vicario general.

gastando inmensas sumas en sus diversiones y en sus vicios. cuantos en ella viven. en la mayor miseria.XIV de una manera especial. El inglés en Gibraltar. ni espíritu de localidad ni tradiciones. y de tener buenas calles y edificios. para no morir de hambre. y los naturales de los pueblos próximos. porque no existen. Tan grande es ésta en algunos puntos. En la plaza no hay que buscar costumbres. A excepción de los pocos vecinos de la ciudad. que á él se dedicaban. emigran muchísimos al interior en busca de trabajo. . Ocupado cada cual en su negocio. siempre está en ademan hostil y prevenido. ha decaído notablemente en los últimos años. El comercio. que no hace mucho constituía la base principal de la animación y la vida de Gibraltar . á pesar de la bellísima posición que Gibraltar ocupa. sólo de tener á fin de año un buen balance se cuida. Por eso. merced á los progresos de nuestra industria y á las reformas oportunísimas en las leyes arancelarias. El contrabando consiguientemente está muerto. es sombrío y triste: parece que todo en él revela la injusticia que cometieron los ingleses al usurparla á España y la cometen reteniéndola. hijos de todas partes del globo. pueden considerarse como transeúntes. que. más que un amigo parece un enemigo.

.XV En reciprocidad Gibraltar. entremos en la historia. centro un dia de riqueza y de fortísimo comercio. Dados estos antecedentes generales. no es otra cosa que una ciudadela formidable y una carbonera inglesa en el Estrecho.

.

Tomada ó fundada Gibraltar en 711 por Tarik. GIBRALTAR DESDE 711 Á 1700. Para nosotros.PRIMERA P A R T E . sin contar las correrías. Las noticias que respecto á Gibraltar tenemos de fecha á fecha son escasas y de poquísimo i n terés. pues. I. que. hasta 1309 fué poseida pacíficamente por los moros. la historia cierta é interesante de Gibraltar empieza en 1309 : de su importancia puede juzgarse con sólo decir. ataques y escaramuzas de 2 . caudillo de la invasión sarracena.

ordenó al celebérrimo alcaide de Tarifa D. rey de Granada. s e gún dice la crónica. quiso rescatarla y la sitió. por la merced hecho de un castillo y pueblo que le liabia de tanta fortaleza. Ismail. Al mes la plaza era de España. casi todos formidables: tan codiciada fué siempre esa joya del Estrecho. el muy fiel alcaide se encaminó á Gibraltar y la sitió. dando gracias á Dios.2 que la plaza fué objeto. oportunamente socorridos los españoles por el infante D. y el mismo Fernando IV fué á tomar posesión de ella. Deseoso el rey Fernando IV de poseer á G i braltar. . y noticioso de que estaba desguarnecida. II. ha sufrido catorce sitios. Segundo sitio. P r i m e r sitio. En 1316. rechazaron á los moros y les obligaron á retirarse. Alonso Pérez de Guzman el Bueno que la cercase y t o mara. Pedro. pero. III. En cumplimiento del real mandato. acompañado de urja lucida hueste.

amén de la de dilapidador. remojándolos. . rey de Granada. fué encargado de la defensa. En 1332. y al efecto cercó la plaza. Cuatro meses y medio duró el sitio. Mas. fué en vano tanto sufrimiento y constancia. cuya vergonzosa codicia llegó al extremo de hacerle vender á los moros de las cercanías los escasos víveres de la guarnición. porque. que se vieron precisados á comer los cueros de los escudos. que de antemano merecía. y tanta y»tan grande fué la carestía de víveres entre los sitiados. L a circunstancia de haberse encontrado en el castillo que el alcaide defendió víveres para cinco dias. determinó realizar lo que Ismail no habia podido. han hecho que la historia arroje sobre él las notas infamantes de traidor y de cobarde. Mohamed IV.3 IV. y la de haber huido al África á ocultar entre los moros su vergüenza y su deshonra. iba el rey en su socorro. T e r c e r sitio. alcaide de la fortaleza. entregó la ciudadela. El caballero gallego Vasco Pérez de Meira. Cuando esto sucedió. creyendo Vasco Pérez que no recibiría auxilios.

y así lo hizo al punto. Cuarto sitio. por la falta de víveres y por el parecer de su Consejo. hizo una desgraciadísima tentativa de asalto. disimuló su disgusto y calló por no malquistarse con Hassam. y a l g u nos magnates preguntáronle el por qué de su pena: el rey lo dijo. obligado.4 Poco después el rey de Marruecos. Aconsejáronle entonces que volviese. y ambos consiguieron que el monarca español se retirara después de dos meses. libertando in continenti á los soldados y regularizando de nuevo el sitio. . concediéndole algunas ventajas. V. por hallarse incomunicados en el monte. se apoderó de la plaza como de cosa propia. á quienes. Marchaba el rey cabizbajo y triste. El rey granadino acudió en auxilio del de Marruecos . Abul H a s sam. más que por su voluntad . En Julio de 1333 el rey Alfonso X I sitió á G i braltar . en que sucumbieron algunos valientes. y aunque el granadino lo llevó muy á m a l . esperaba una muerte ciertísima. y levantó el cerco. pensando en el desamparo en que quedaban algunos soldados .

VI.5 E l rey de Granada. hallándose bastante adelantados los trabajos. tal pago recibió por su generosa conducta. por el mieque en poco tiempto podria sería dejarlo la vi- do de la muerte. jurando no salir del espacio que el . Quinto sitio. todo fué en balde. fué en ésta v i l mente asesinado. otra vez en 1349 la sitió. Casi todos los magnates que al rey acompañaban. sin cuya ayuda habría perdido el de Marruecos la plaza. y deseando vivamente arrancarla al marroquí. A los ruegos y á las súplicas contestó con indignación Don Alfonso: « Que pues cerco. cuando la epidemia llamada landres empezó á hacer víctimas en el campamento cristiano. se empeñaron en que el monarca se retirase. Soñaba Alfonso X I en la posesión de Gibraltar.» y desenvainando su espada la arrojó lejos. y aun su misma esposa Doña Leonor de Guzman. lla. Ocho meses iban trascurridos. vergüenza grande tenia tan apretado recobrar asi. que con él compartió las fatigas de la campaña.

le pusieron preso con su hijo. Los mismos enemigos sintieron tan vivamente la muerte del inmortal guerrero. hasta recuperar la fortaleza. ocupó el trono marroquí su hijo Abu-Anam . que tanto dio que hacer á los cristianos. alzóse con la soberanía de la fortaleza. que muchos magnates hasta vistieron por ella luto. y conducidos ambos á Ceuta. Tan heroica resolución le costó la vida. sus excelentes cualidades guerreras. proclamándose rey de ella y de su campo. pues. Pero llevó pronto su castigo. Sus brillantes dotes de valor. acometido de la peste. su energía y su constancia sobrehumanas borran los lunares de sus flaquezas. el cual nombró walí de Gibraltar á Isa-Ben-Alhassam : aprovechándose éste de las azarosas circunstancias por que atravesaba Marruecos. pues concitados contra él los ánimos de sus subditos por su crueldad y maldades. Al fallecimiento del célebre Abul-Hassam. murió el 26 de Marzo del año 1350. A b u Anam les hizo morir entre los tormentos más terribles. y le proclaman como el caudillo más valiente de su época y como la honra y figura más interesante de su siglo.6 arma habia señalado en su caída. .

y retirándose al castillo. que le estorbaba. imploraron la protección de Abu Said. pidió socorro á su hermano. lo envió al frente de 2. fuerte en é l . El walí avisó á Jussuf su r e y . cuando el príncipe granadino Cid Amed llegó con un r e fuerzo poderoso y sitió al de Marruecos. Las sangrientas luchas que desde 1354 á 1360 conmovieron profundamente más de una vez los tronos de Granada y de Marruecos. Se ignora en qué año sucedió esto. no pudiendo los habitantes de la plaza soportar la tiranía de los walíes. Aceptó el Marroquí. y la plaza fué ocupada sin el menor obstáculo. Y a . rey de Marruecos. Cid Abu Said. y con el generoso fin de deshacerse de un hermano suyo.7 VIL S e x t o sitio. ofreciéndole vasallaje. desconfiado. En 1440. trataba de rendirse. pero éste.000 hombres: los habitantes de Gibraltar le abrieron alborozados las puertas. fué otra vez al del primero. . Apretado Cid Abu por los de fuera y por los del castillo. desde allí esperó respuesta. hicieron que Gibraltar cambiase de dueño: saliendo del poder del segundo.

Batíanse c o mo leones los que por esta parte peleaban. é interesándose por Cid Abu. su prisionero. Sétimo sitio. al frente de un numeroso ejército lo envió contra Abu Said: vencido y destronado éste. Siguiendo el mismo plan de ataque que con tan infeliz éxito habia ensayado el inmortal A l fonso X I . Abu Said envió entonces emisarios á Jussuf para que diese muerte á su hermano. atacó la plaza por tierra y por los arenales colorados á un mismo tiempo. y aquél tuvo que entregarse. se dirigió á Gibraltar y la sitió.8 con intención dañada. VIII. Hecho prisionero. pensó en reconquistarla. fué el primer conquistador de la plaza. fué conducido á Granada. Cid Abu fué proclamado rey. y reuniendo al efecto una hueste respetable. su abuelo. y fija su atención en el combate. no advirtieron que las . desoyendo el generoso rey sugestión tan vil. mas. Presente en la memoria del conde de Niebla que Guzman el Bueno. le envió poca gente en malos y pobres barcos.

á que cayera de improviso sobre ella. iban cubriendo paulatinamente el suelo que pisaban. y todos perecieron. y dio el golpe . y cortada toda retirada. en el flujo. co- . gritaban desesperados pidiendo socorro. DesguarnecidaGibraltaren 1462. Octavo sitio.9 aguas del mar. Más de cuarenta caballeros de la más distinguida nobleza y en la más florida edad sucumbieron con el ilustre descendiente de Guzman el Bueno. pero su generoso deseo de admitir en la galera más gente que en ella cabía. aconsejó y persuadió al alcaide de Tarifa. Alonso Arcos. La desgraciada muerte del malogrado conde. moro recien convertido. IX. la cantó Juan de Mena. Anegados totalmente antes de mucho. hizo zozobrar á ésta. Reunió el alcaide apresuradamente cuanta gente pudo. el espectáculo que el mar por aquella parte ofreció fué espantosamente horrible. Alí el Curro. Presuroso acudió el conde á salvar á los que. por cuyo cadáver no quisieron aceptar rescate los moros. poeta contemporáneo. en sentidísimas octavas. nadando bajo los tiros enemigos.

pero. en calidad de alcaide. Enrique IV. para sí y sus herederos.10 bardes los moros en aquella ocasión. ó porque creyese que la conquista. no contando con fuerzas para vencer las reales. El duque se opuso. reunió tropas. en- . ó porque considerase que situación tan i m portante debia pertenecer á la Corona. decidieron al duque á apoderarse de la plaza. enviando á Pedro Porras. voluntariamente tregó la plaza. la proclamación del príncipe Don Alfonso. correspondía á la nación . se rindieron á la primera acometida de los cristianos y entregaron la fortaleza. mas la gloria de la jornada. para que la gobernase. la ridicula deposición pública del rey en Junio de 1465. y una cédula de donación de G i braltar que éste otorgó á favor del duque de Medinasidonia. del modesto alcaide es toda. En el mismo año. la agregó á ella. como h e cha por el alcaide de Tarifa.. Dueños luego de ella el duque de Medinasidonia y el conde de Arcos. y á ella se dirigió. ó por evitar las rivalidades entre las casas de los títulos mencionados . quedó pronto por el duque. Los trastornos que por entonces sobrevinieron en Castilla.

No acobardó al alcaide Esteban de Villacreces la osadía del magnate ni sus fuerzas. El valiente y fiel alcaide se hizo fuerte en la torre de Calahorra con los soldados que le habían sobrevivido. sin esperanzas de auxilio y sin víveres. abrieron brecha en el castillo y lo asaltaron. Tan innoble é indigno fué el . aunque. cuando. reforzadas las tropas de éste. y desde allí se defendió durante cinco meses más: parece inverosímil tanta constancia. cocidos. se hallaba con poca gente: avisó al rey. la sitió. Apenas llegó el duque á Gibraltar.11 X. por haber tregua con los moros. pues que con raíces y con los cueros de los zapatos. Este suceso tuvo lugar en 1466. decidido á defenderse. armó á los vecinos que pudo. se alimentaron últimamente. después de una de las más gloriosas defensas que registra la historia. Diez meses habia que resistía heroico los continuos ataques del enemigo. Hallándose al cabo de ese tiempo sin gente. y abandonando la ciudad se refugió en el castillo. en Junio de 1467 capituló y se entregó con su mujer é hijos. Noveno sitio.

. que por efecto de las circunstancias habia confirmado al duque en la posesión de Gibraltar. En 1482 Muley Hassan hizo una correría por el campo próximo á la plaza. G i b r a l t a r durante el reinado de I s a b e l la Católica. débil hasta un extremo inconcebible. y proclamada por reina de Castilla la princesa I s a bel.12 comportamiento del duque con Villacreces. mas. defendida por el valiente Pedro Vargas. en 1478 le confirmó la predicha donación de Gibraltar. deseosa de adquirir plaza tan importante. reconocida ésta á los servicios que el mencionado duque de Medinasidonia habia prestado á su causa. durante el sitio de Granada. con el título de marqués de ella. que vale más no recordarlo. confirmó en 1469 al duque la cesión de Gibraltar que su hermano le habia hecho. Muley tuvo que retirarse. En 1468 quedó Enrique IV dueño único de la corona por fallecimiento del infante. y. le propuso el cambio por Utrera: el duque no accedió. su competidor. Muerto Enrique IV en Diciembre de 1474. En 1492. la reina Isabel. XI. é intentó tomarla.

y. ya otro el sin ambajes ni ro- deos los Reyes Católicos pidieron la plaza al du- . movida á los ruegos del heredero de éste. como fuese tiempo y el estado de las cosas.13 mas. Pasaron algunos años. la reina contestó: «que accedería á lo solicitado. orgullo de nuestra nación. que en 1501.» Fuerte y mesuradamente representó el duque contra s e mejante acuerdo. dispuso y ordenó en su testamento que sus sucesores no enajenasen ni consintiesen enajenar nada de lo que pertenecía á la Corona. con tal que Gibraltar fuese cedida por la casa de Medina á la Corona. al pedir su hijo primogénito D. Tal era el aprecio en que la inmortal reina. Juan la confirmación de los favores y privilegios de que la casa de Medina disfrutaba. recientes aún los importantes servicios del difunto duque. fácilmente se comprende. y muy especialmente á Qibraltar. tenía la plaza. accedió á su demanda. voluntariamente dio posesión de la plaza á Garcilaso de la Vega en nombre de la Corona. y la reina. segura de que en otra ocasión satisfaría su deseo. Lo que á éste desagradaría la petición. pero. Al morir Isabel I. ratificándole en la posesión de la codiciada fortaleza. muerto éste poco después de la toma de Granada. no habiendo otro remedio.

se unieron á Don Felipe y á Doña Juana contra Don Fernando. y. y hallándose el rey Don Fernando en Ñapóles. y corno el duque de Medinasidonia ansiaba apoderarse de Gibraltar. que habiendo estimado oportuno el alcaide. varios magnates mal avenidos con el orden por ella establecido. preparando á toda prisa un ejército. Esperaba Don Juan que los habitantes de la plaza le abrirían las puertas tan luego como él se presentó en ellas. los regidores y j u r a dos rechazarle. se nombró un Consejo de R e g e n cia. mas no fué así. presidido por el cardenal Cisneros: Don Juan juzgó propicia la ocasión para caer sobre Gibraltar y recobrarla. c r e yendo que podrían medrar reproduciendo los turbulentos dias del desgraciado Enrique IV. uno fué de los primeros en levantarse. Tan voluntariamente sión que á los Reyes Católicos hizo. como enemigo lo trataron. que siempre hubo ambiciosos y descontentos. y vista la incapacidad de Doña Juana.24 XII. Décimo sitio. la sitió. Muere Don Felipe en 1506. fué la c e - . Apenas faltó la reina.

ademas de ser condenado por el Consejo de Regencia á satisfacer los daños y perjuicios causados á los vecinos por el sitio (indemnización que tuvo lugar del modo más solemne en la puerta de la Atarazana. pero la ciudad no secundó el grito de rebelión. ahorcando parte de su Ayuntamiento: la villa de Niebla fué la que más contingente de tropas dio para la referida expedición contra la plaza. en 1520 y en 1521. Muerto Don Fernando. después de algunos meses y de muchos gastos. y la asaltó y saqueó. que era del duque. dos años consecutivos. El proceder de Don Juan no quedó sin castigo. recibiendo ducado sobre ducado cada vecino el importe de lo que probaba haber perdido). y proclamado rey Don Carlos su nieto. pues. y permaneció fiel al rey. E l alcaide de Gibraltar se unió á los sublevados. envió emisarios á Gibraltar con cartas dando gracias á la población y al Consejo. Complacido éste con semejante prueba de lealtad. muchos descontentos se alzaron contra él. dando lugar á la guerra civil de las Comunidades. levantó el sitio. y. . cuando volvió el rey Don Fernando sitió á la villa de Niebla.15 E l duque conoció su error tarde.

que por algún tiempo habia sido esclavo de Don Rodrigo Bazán. propuso al virey de Argel. y en Agosto del referido año salió de Argel la expedición. El teniente de alcaide. y. El dia 10 sorprendieron los moros á la ciudad. En 8 de Setiembre llegaron á la vista de la plaza: el alcaide y el corregidor estaban ausentes. S a q u e o de G i b r a l t a r por G a r a m a n i . Tan desprevenida se encontraba ésta. ponderando lo fácil que sería tomarla. deliberó con el alcalde y regidores. ó cautivar por lo menos gran número de sus habitantes.16 XIII. no comprendiendo sin duda lo inminente y grave del peligro que les amenazaba. prevenido oportunamente. Hacen Agá. Garamani de apellido. alcaide de la fortaleza. Desde 1520 á 1539 nada ocurrió en la plaza que digno de mención sea. Un renegado italiano. Aceptó Hacen. nada resolvieron. que los v e cinos no se apercibieron de la presencia del ene- . llevando por jefes al renegado y á Heli Hamet. el proyectóle una expedición contra la plaza. pero en 1540 fué t e a tro de un desgraciadísimo suceso.

sólo pudieron hacer cautivos á 6 hombres y 64 mujeres: entre aquellos se contaba gravemente herido el valiente Mendoza: el botin que allegaron no fué grande. Con las fuerzas y medios que llevaba Caraman i . y rechazó victoriosamente á los moros por aquella parte. porque los infames criminales. hijo del valeroso y noble caballero D. se opusieron intrépidos al enemigo. Sanabria murió el dia 11 á consecuencia de las heridas. en la que se habia refugiado multitud de mujeres y niños. Sólo el presbítero con cinco hombres de á caballo defendió la iglesia.600 ducados fueron rescatados los cautivos. Andrés Suazo de Sanabria. realizando hechos dignos de perpetua loa. si parecen valieni . el terror y la confusión fueron indescriptibles. y en el Peñon de la Gomera por 4. y como tales cobardes y viles. el esforzado regidor D. Juan de Fontal v a . Á pesar del gran número de africanos que s o bre la ciudad cayó. otros enemigos que piratas miserables. se habrían apoderado de Gibraltar. Francisco Mendoza. Los moros huyeron en sus galeras.17 migo hasta tenerle en las calles: la alarma. y el valiente presbítero D. el renegado y los suyos no lo hicieron. Sanabria y Mendoza se portaron como héroes. Juan de Sanabria.

. llamado Pedro Herrera. tropezó con el enemigo en los arrabales. y como por sus años y ceguera no pudiese andar deprisa. L a esclava de un vecino de Gibraltar. y. Hechos como éste jamás deben olvidarse. Un ñecho notabilísimo de generosidad y n o bleza tuvo lugar durante la sensible desgracia que acabamos de relatar. corrió presuroso á la ciudad á prevenir á su amo del peligro. atravesando un gran trecho. ante dignos e s pañoles no pudieron hacer más que correr como conejos á la desbandada. no paró hasta dejarle á salvo en la fortaleza. XIV.18 tes ante débiles mujeres y niños. anciano y ciego. y no queremos omitirlo. T r a n quilo y satisfecho lo halló en una de las calles. y no obstante que debió considerar á los turcos como salvadores. Episodio sublime. cargóle sobre sus hombros.

y haciendo cautivos más de 400 moros. Herido Caramani por el almirante Mendoza. Sin reparar en la inferioridad de sus fuerzas. como indigno é innoble el propósito de sus jefes al realizarla.19 XV. almirante de una escuadra cristiana que desde Cartagena habia salido á dar caza á los turcos. noticioso del suceso. los encontró. de tan vil expedición fué tan digno de ella. sólo tuvieron entre muertos y heridos 130 hombres fuera de combate. herido también. Heli-Hamet. A las alturas ya de las islas de Arborán. pues. . considerábanse libres de todo riesgo. embistió al enemigo de la manera más ruda y lo derrotó completamente. Orgullosos los piratas. huian alegres con el fruto de sus correrías y de su crimen. se tiró al mar. echándole á pique una galera. Las fuerzas cristianas. El fin. Bernardino de Mendoza. rescatando más de 800 cristianos. frente al cabo de Fegato. los arcabuceros lo acabaron. á pesar de lo encarnizado de la lucha. apresándole ocho. Digno fin de Heli-Hamet y C a r a m a n i . cuando hé aquí que D.

pues los moros cayeron de improviso sobre la ciudad en 1558. y varios caballeros se presentaron intrépidos á resistir al enemigo. E l noble y generoso Andrés de Sanabria. Reñido fué el combate y tenaz la lucha. y su pérdida hizo época en la plaza. (<) A tiempo se hicieron las obras. . Cundió rápidamente con la noticia la alarma. vencedores los cristianos. la ciudad le lloró amargamente. Atendiendo el emperador Carlos V á las r e petidas instancias de las autoridades de Gibraltar y sus vecinos. se tocó á rebato. y otra vez sorprendieron desprevenido al vecindario. (1) Una de las murallas que se construyeron en esta ocasión exisle actualmente Y se ¡lama de Carlos V: separa á la ciudad de Europa. pero. los moros huyeron precipitadamente. en 1552 mandó reparar las fortificaciones. que á pesar de sus años salió á combatir al enemigo. murió atravesado de un balazo. Otra s o r p r e s a .&0 XVI.

. Las revueltas que á la plaza conducían. Reinando Felipe I I I . manteniendo ademas la plaza en buen estado de defensa. Gibraltar ayudó al monarca con una compañía de infantes. Durante el reinado de Feiipe I I . el Ayuntamiento y el gobernador salieron á recibirle. agradecido el r e y .21 XVII. la m a yor parte de los que en Andalucía habitaban . pues. y las estrechas puertas de ésta no permitieron el paso de la carroza real. presenció el singularísimo espectáculo de ver salir por sus puertas á los hijos de los terribles conquistadores que nueve siglos antes. dio orden de aumentar las fortalezas. se hicieron dueños de casi toda la Península. desembarcando en aquellos lugares. visitó á Gibraltar. G i b r a l t a r en tiempo de Felipe I I . acompañado del conde-duque de Olivares. y fué preciso deshacerla. al ser expulsados imprudentemente en 1609 los moros de España. En 1624 Felipe IV. cuando en en 1569 se rebelaron los moriscos de las Alpujarr a s . Felipe III y Felipe IV. en Gibraltar se embarcaron para el África: la ciudad.

. con justicia. que no entren enemigos.22 Incomodado grandemente por ello el condeduque . puertas sino contestó dignamente el gobernador al adulador favorito: la historia. Las no se lian lieclw para para que entren carrozas. FIN DE LA PRIMERA PARTE. reprendió al gobernador con acritud porque no dispuso ensanchar aquéllas. ha conservado esta respuesta.