You are on page 1of 2

Muchas personas nacen sin el sentido de la audición, otros la pierden cuando son muy niños, pero el

resto de la población también tiene el riesgo de no volver a escuchar, no por genética, si no por que
poco a poco, el ruido deja todo en silencio.

De a poquito en Costa Rica, nos vamos quedando sordos. En la población adulta es la segunda
enfermedad más común. Y cada vez afecta a más y más personas.

Aunque no hay datos exactos de cuántos costarricenses han perdido la audición a una edad madura,
si aumentó el número de pacientes en las clínicas de audición.

Y es que muchos siempre estamos pegados a los audífonos, oyendo música a un volumen alto. Esos
sonidos son más peligrosos pues en un espacio más pequeño la presión acústica es mayor.

Aunque usted no va dejar de ir a bares, ni va dejar de escuchar su música; el monitoreo es una
forma de cuidar la audición, el sentido olvidado mientras nos estamos quedando sordos.

Para desarrollar el tema nos acompañó el doctor José Raúl Sánchez, audiólogo, para hacer una
llamada de atención, tocar la "campanita" de alerta para cuidar uno de los sentidos más
importantes que tiene el ser humano.

Adriana Durán: ¿Es un asunto solo de personas mayores o amenaza a toda la población en general?

Dr. José Raúl Sánchez: El oído humano es muy susceptible en los 2 extremos de la vida, en la
infancia y en la vida adulta mayor.

Pero la sordera o pérdida auditiva afecta en todas las edades.

Sabemos que la pérdida auditiva viene en algunos niños desde el nacimiento por razones
hereditarias. De cada mil niños que nace de 1 a 3 viene con un grado de pérdida auditiva, y en
Costa Rica tenemos nacimientos de 6 mil niños por mes, por eso es un problema de interés.

Y por otro lado tenemos en Costa Rica una población que va envejeciendo, y se va a convertir en la
población más envejecida de Centroamérica y el Caribe, hasta del mundo, porque tenemos la
esperanza de vida tan grande como Canadá, Estados Unidos, Cuba y Japón, ya que se podría decir
que ronda los 80 años.

Se sabe que de las personas de más de 65 años, un 4.5% tiene un daño auditivo importante.

Y las de 75 adelante, la población que más está creciendo, ya tiene problemas importantes.

Estamos haciendo algo mal porque estamos viviendo en un ambiente acústicamente contaminado.
Vivimos en una invasión de sonidos de toda naturaleza como radios, conciertos, ipod, tráfico.

KR: ¿Es cierto que el abuso en el uso de reproductores digitales, mp3, ipots, etc puede a futuro
generar sordera?

Dr. José Raúl Sánchez: Nos está afectando, porque no estamos educados para proteger el oído.

AD: ¿Cuál es el efecto de los aparatos electrónicos en los niños?

Dr. José Raúl Sánchez: El nivel ideal de decibeles debe ser de 65 decibeles, más de 85 es dañino
para cualquier persona.

Cada reproductor de sonido tiene que usarse en el 50 % de su capacidad, no a más de eso, sino
debe usarle menos horas de lo que lo utiliza.

El daño está en la intensidad y el tiempo que lo use, porque además el daño es acumulativo.

AD: ¿Qué otras fuentes de ruido son peligrosas para nuestros oídos?

Dr. José Raúl Sánchez: Hoy en día tenemos el daño por cualquier tipo de ruido en el ambiente.

Así como el daño inducido por la música, en donde se llegan a quedar sordos los músicos de las
orquestas sinfónicas más que los de popular, porque ensayan más y son de más edad.
El daño puede ser por una sola vez, como por ejemplo por el despegue de un avión, por una
bombeta, o un golpe, el daño puede darse en ese momento.

Incluso las madres embarazadas no deben acudir a conciertos ni partidos muy ruidosos, porque eso
se le pasa al bebé, más bien hay que ponerles música de Mozart para que afinen sus oídos.

AD: ¿Cómo podemos darnos cuenta que estamos perdiendo parte del sentido del oído?

Dr. José Raúl Sánchez: Un síntoma es que empiezan a perder intolerancia a los ruidos fuertes.

Lo que proponemos es que la gente utilice protección auditiva, que es un tapón que va en el oído
que retiene un filtro que recortan los ruidos para tener un mismo nivel, y le permite entender
claramente todo, hay para niños y adultos.

AD: ¿Qué tipo de valoraciones se deben realizar para saber si hay pérdida de audición?

Dr. José Raúl Sánchez: Hay que hacer exámenes desde cuando se es niños y personas adultas por lo
menos cada 5 años.

A veces la gente cree que escucha bien, pero en realidad le cuesta escuchar, solo oye el ruido y no
entiende bien lo que dicen los demás.

AD: Ya lo sabe entonces, hay que bajar los niveles de volumen de todo: el ipot, la radio, la tele y
proteger ese sentido que nos permite escuchar todo a nuestro alrededor.