Un niño/a con síndrome de down en la escuela de Educación Infantil

María José Rubí Giménez Maestra de Educación Infantil Resumen El nombre “síndrome de Down” proviene del médico Dr. Langdon Down, quien fue el primero en describir el conjunto de descubrimientos en 1866. No fue sino hasta 1959 que se identificó la causa del síndrome de Down (la presencia de un cromosoma 21 adicional). ****************************************************************************************************

¿Qué son las trisomías? El término “trisomía” se utiliza para describir la presencia de tres cromosomas en lugar del par usual de cromosomas. Por ejemplo, si un niño nace con tres cromosomas 21 en lugar del par usual, se diría que posee “trisomía 21”. La trisomía 21 también se conoce como síndrome de Down. Otros ejemplos de trisomía incluyen la trisomía 18 y la trisomía 13. nuevamente, trisomía 18 o trisomía 13 tan solo significa que existen tres copias y no el par usual del cromosoma 18 (o del cromosoma 13) en cada célula del cuerpo.

¿Qué es el síndrome de Down? El síndrome de Down es un trastorno genético que implica una combinación de defectos congénitos, entre los que se incluyen cierto grado de retardo mental, rasgos faciales característicos y, a menudo, defectos cardíacos, deficiencia visual y auditiva y otros problemas de salud. La gravedad de todos estos problemas varía en gran medida entre los individuos afectados. Este síndrome es uno de los defectos genéticos más comunes y afecta aproximadamente a uno cada 800 a 1000 niños. Según el Instituto Nacional de Síndrome de Down (National Down Syndrome Society), existen más de 350.000 individuos que padecen este síndrome en Estados Unidos. La expectativa de vida de adultos con síndrome de Down es de 55 años aproximadamente, aunque el período de vida promedio varía.

¿Qué puede hacer un niño con síndrome de Down? Por lo general, los niños/as con síndrome de Down pueden hacer la mayoría de las cosas que cualquier niño/a pequeño puede hacer, tales como hablar, caminar, vestirse y aprender a ir al baño. Sin embargo, generalmente aprender más tarde que otros niños/as. Los niños/as con S.D. pueden asistir a la escuela. Hay programas especiales a partir de la edad preescolar que ayudan a los niños/as con síndrome de Down a desarrollar destrezas en la mayor medida posible. Además de beneficiarse de la intervención temprana y la educación especial, muchos niños consiguen integrarse completamente en las aulas para

respetando a los demás. aunque el resultado final no tenga la “perfección” propia del adulto.Hacer que los objetivos educativos en el hogar y en la escuela sean claros.Que en ninguna circunstancia se le permitan conductas que en ese momento o más tarde sean inadecuadas o inaceptables en el ambiente social en el que se mueve. Desde hace unos años va lográndose que gran número de niños/as con síndrome de Down de tres o cuatro años de edad cronológica. necesarios como fin en sí mismos y como paso previo para otros logros. afán de protagonismo y de superioridad o percepción negativa de sí mismo o de los otros. . . visitas.Mantener la paciencia activa -intervenir durante el tiempo que sea necesario para conseguir un resultada. en todos los ambientes en los que se mueve. el afecto y la alegría. el respeto.Evitr el hacer por él lo que puede hacer por sí mismo.y el buen humor.No consentirle privilegios. PSICO-EDUCATIVO 1. hay datos y experiencias cotidianas que van mostrando que. tanto en la escuela como en sus vecindarios. . . De hecho. que es el modo de educar más eficaz para uno mismo y para el niño/a. lo cual no está reñido con la necesidad de adaptarse a su manera de ser y de aprender. . . rabia.Procurar que se mantegan hacia el niño/a. Ayudarle a ser objetivo y a explicar las cosas como son. . viajes. Muchos de ellos aprenderán a leer y escribir y participarán en diversas actividades propias de la niñez.Ofrecer al niño/a muchas oportunidades para elegir y participar o tomar decisiones en los temas que le conciernen. tengan una madurez y un nivel de desarrollo bastante próximos a los de los niños/as sin dificultades de su misma edad cronológica. . hablándole bien para que escuche.Pasarlo bien juntos: con mucha comunicación. a pesar de estos logros. Es preciso omitir tanto los juicios o comentarios peyorativos como los halagos exagerados e inmerecidos. conviene estar vigilantes y alertas porque es casi seguro que la mayoría no progresarán a ese mismo ritmo durante los años sucesivos. los progresos pueden ser pequeños si los comparamos con lo logrado en los años anteriores.Darle muchas oportunidades de vivir experiencias “normales” de participación social: acontencimientos familiares. ¿Qué se puede hacer en el aula? . .Ayudarle a comprender sus propios sentimientos y a encauzar adecuadamente sus enfados. con juegos y lecturas compartidos. concretos. la exigencia..Conseguir que el niño/a sea auténtico protagonista y participante activo en su progreso y desarrollo. funcionales. respetando siempre su persona. ni darle un trato diferente al que se le da a los otros niños/as que le rodean. y con canciones. ... escuhándole atenta y pacientemente para que se comunique. repitiendo explicaciones o mandatos y dándole más tiempo para ejecutar. a partir de los cuatro o cinco años. compras. Deben ser fáciles de identificar y evaluar. .Poner una atención especial en valorar sus esfuerzos y su conductas.niños/as “normales”. Sin embargo. El porvenir de estos niños/as es mucho más prometedor de lo que solía ser. por ejemplo. .

es personal y diferenciado para cada alumno/a.Necesitan apoyos personales de profesionales especializados como son los de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. Necesitan que se prevea esa generalización. Los contenidos y la información obtenida han de ser recogidos de forma explícita en el informe psicopedagógico. utilizando programas adaptados a sus peculiaridades (por ejemplo: métodos visuales). de transferencia y de generalización de los aprendizajes. . más ensayos y repeticiones para alcanzar los mismos resultados.Tienen dificultades de abstracción. . . . en el caso de los alumnos/as con síndrome de Down conviene señalar algunas características básicas de su proceso de aprendizaje porque nos indicarán cuáles son sus principales atenciones a las necesidades específicas de apoyo educativo: . un documento en el que se refleja la situación evolutiva y educativa del alumno/a. se concretan sus necesidades educativas especiales. . Los profesores tutores y los profesores de apoyo han de dar respuesta a las NEE de los . si las tuviera. Aprenden más despacio y de modo diferente. siendo recomendable el inicio temprano de este aprendizaje (4-5 años).Precisan mayor número de ejemplos. de carácter multiprofesional y que tienen distintas denominaciones según las diversas Comunidades Autónomas. Estos profesionales se encargan de realizar la evaluación psicopedagógica de los alumnos/as. ejercicios.El proceso de consolidación de lo que acaban de aprender es más lento. . . 3. Tienen dificultades con los ejercicios matemáticos. Aunque el informe psicopedagógico.Necesitan que se les evalúe en función de sus capacidades reales y de sus niveles de aprendizaje individuales.2. . Adaptaciones curriculares individuales para alumno/as con síndrome de Down. Necesitan un trabajo sistemático y adaptado y que se les proporcionen estrategias para adquirir conceptos matemáticos básicos. una secuenciación más detallada de objetivos y contenidos.El lenguaje es un campo en el que la mayor parte de los alumnos/as con síndrome de Down tiene dificultades y que requiere un trabajo específico. Necesitan apoyo logopédico individualizado.Requieren una mayor descomposición en pasos intermedios.Respecto a la lectura casi todos pueden llegar a leer. .Los procesos de atención y los mecanismos de memoria a corto y largo plazo necesitan ser entrenados de forma específica.Necesitan que se pongan en práctica estrategias didácticas individualizadas. . más práctica. La atención a las necesidades específicas de apoyo educativo a los alumnos/as con síndrome de Down. por definición.El aprendizaje de los cálculos más elementales es costoso para ellos. La indentificación de las necesidades educativas especiales de los alumnos es responsabilidad de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica. y se orienta la propuesta curricular y el tipo de ayuda que puede necesitar durante su escolarización para facilitar y estimular su progreso.Necesitan en la mayor parte de los casos Adaptaciones Curriculares Individuales. numéricos y con las operaciones. Lo que aprenden en un determinado contexto no se puede dar por supuesto que lo realizarán en otro diferente. Necesitan que se les introduzca en la lectura lo más pronto posible. . . Necesitan más tiempo de escolaridad.Necesitan que se les enseñen cosas que otros aprenden espontáneamente. actividades.

expresión. se puede plantear que sea lo más autónomo posible. estableciendo prioridades. En todo caso. autonomía. Desglosándolo por campos. adaptando el currículo a sus características individuales.Los que tienen una mayor aplicación práctica en la vida social y los que se pueden aplicar a mayor número de situaciones. qué se les va a enseñar y cómo se les va a señalar.2. Es conveniente establecer objetivos a largo. funcionales. lo que llevará a un planteamiento educativo muy distinto que si se propone que pase su etapa adulta en su casa o en un centro de día. pueden establecerse unas ideas generales para la confección de ACIs para alumnos con síndrome de Down teniendo en cuenta las peculiaridades de su proceso de aprendizaje. 3. seleccionar lo que se les va a enseñar. Es esencial personalizar los objetivos porque los que son válidos para un niño no son útiles para otro. habrá que eliminar objetivos que aparecen en el currículo básico. se deben escoger objetivos prácticos. Es imprescindible individualizar la metodología de trabajo con los alumnos con síndrome . Se ha de tener claro cuál es el objetivo educativo fundamental y preparar muchos y variados recursos para alcanzarlo. se van a presentar unas pautas generales sobre cómo adaptar a las características generales de los alumnos con síndrome de Down. los que le sirven aquí y ahora.1. si por ejemplo se ha establecido la lectura comprensiva y la escritura funcional como objetivos básicos. A la hora de determinar los objetivos educativos que son más adecuados para los alumnos con síndrome de Down se ha de tener en cuenta que adquieren las capacidades con mayor lentitud que otros alumnos y que se dispone de un tiempo limitado para impartir ilimitados conocimientos. Siempre que se pueda. útiles. aplicables inmediatamente o al menos aplicables lo más pronto posible. a su estilo de aprendizaje. esa selección de objetivos se ha de basar en unos criterios que pueden ser: . Cómo enseñar a los alumnos/as con síndrome de Down: metodología. será necesario incluir objetivos distintos a los de su compañeros y en algún caso habrá que priorizar objetivos. adaptando el currículo recogido en la programación de su profesor a las necesidades específicas de ese alumno. A medio plazo.Los más importantes y necesarios para el momento actual de la vida del niño/a. Qué enseñar a los alumno/as con síndrome de Down: objetivos y contenidos.Los que favorezcan el desarrollo de sus capacidades: atención. a largo plazo. pueden ser objetivos adecuados a corto plazo. en algunos casos. Aunque por definición una ACI se dirige expresamente a un alumno concreto en un centro concreto. a su forma de hacer y de ser. . que escriba su nombre o que lea carteles. Por ello. Por ejemplo.Los que sirven de base para futuras adquisiciones. lo que se aspira que alcance a lo largo de su vida ese niño con síndrome de Down que tenemos ante nosotros. bien por ser excesivamente complejos o por su poca utilidad práctica real.escolares con síndrome de Down. a medio y a corto plazo. . Es imprescindible. percepción. o que encuentre un trabajo. 3. por tanto. se puede incluir el ideal de persona. y secuenciarlos en orden creciente de dificultad. memoria. comprensión. la “utopía” particular. a sus intereses y motivaciones. confeccionando las adaptaciones curriculares que sean precisas. socialización. cambiando el momento de su presentación. .

2. Por ejemplo. Se trata de que sea uno más. Por ello. materiales. profesores de apoyo. . . Conviene disponer de material en abundancia por si se han de cambiar las actividades. . entretenido. .Dar posibilidad de desarrollar tanto el trabajo individual como el trabajo en distintos tipos de agrupamiento. . lúdico. espacios y tiempos. . . la flexibilidad organizativa en el centro es requisito indispensable para llevar a cabo una correcta integración escolar de los alumnos con síndrome de Down. para que la intervención se realice con el mayor grado de coherencia y de colaboración posible.Presentar actividades de corta duración. dibujos e incluso objetos para manipular les ayudará a mejorar su retención. .2. En todo caso.Secuenciar los objetivos y contenidos en orden creciente de dificultad.Emplear ayuda directa y demostraciones o modelado en lugar de largas explicaciones.Utilizar técnicas instructivas y materiales que favorezcan la experiencia directa. la presentación de imágenes. Dejarle que lleven .Siempre que se pueda. adaptando la metodología al momento del alumno/a. descomponiendo las tareas en pasos intermedios adaptados a sus posibilidades.Dar pautas de actuación. Por otro lado. También es útil: . utilizando un aprendizaje basado en el juego. deben hacer cosas en común con los demás. Socialización y agrupamientos. de tratarle como a los otros. estrategias. sin más exigencia pero tampoco con más privilegios.Tener preparado el material que se va a utilizar con antelación. Es recomendable la flexibilidad en la presentación de actividades.Aplicar lo que se enseña y dejar que se realice una práctica repetida. lo fundamental es que el alumno con síndrome de Down disfrute de los mismos derechos y cumpla los mismos deberes que los demás. Actividades. atractivo.1. . 3. teniendo presente que en algunos casos la actividad preparada no va poder llevarse a cabo tal y como se había planificado.2. es recomendable: . Otras normas válidas pueden ser: . Metodología A la hora de trabajar educativamente con alumnos con síndrome de Down es recomendable utilizar estrateias que respondan a sus características psicobiológicas y que se adapten a su forma de pensar y de actuar. formas de actuar concretas en lugar de instrucciones de carácter general poco precisas. si perciben mejor la información por la vía visual que por la auditiva. a su progreso personal y estando dispuestos a modificarla si los resultados no son los esperados. es fundamental la coordinación entre todos los implicados en su educación: tutor. .Aplicar programas de entrenamiento en habilidades sociales.de Down del mismo modo que se hace al seleccionar los objetivos.Dar al alumno con síndrome de Down la posibilidad de trabajar con objetos reales y que pueda obtener información a partir de otras vías distintas al texto escrito. 3.Actuar con flexibilidad.3.Dejarles tiempo suficiente para acabar y poco a poco ir pidiéndoles mayor velocidad en sus realizaciones.Variar la distribución de la clase y la ordenación de las mesas para favorecer actividades en grupo pequeño. En la integración social. servicios especializados y familia. .2. 3.

Organizar grupos de refuerzo fuera del horario fijo. con material de trabajo para cada unidad a diferentes niveles de dificultad. Por ejemplo. con el tiempo. .Elaborar una capeta individual con actividades de espera. utilizando materiales o soportes de trabajo distintos. Lo esencial es el trato que dé el profesor al alumno con síndrome de Down. . de refuerzo o ampliación para el alumno/a. pues sus compañeros actuarán de un modo semejante.Establecer momentos en las clases en que se realicen ayudas mutuas entre iguales. complementándolas siempre que se pueda con otras formas de trabajo. teniendo previstos momentos para llevar a cabo supervisiones y ayudas en relación con los aspectos concretos en que tiene dificultades.Valorar la posibilidad de incluir la intervención coordinada y simultánea de dos profesionales con el mismo grupo-aula.Favorecer la realización de actividades controladas de forma individual por el profesor. etc. los profesores deben compartarse en clase sabiendo que ellos mismos se convierten en “modelos” para los alumnos y especialmente para los alumnos con síndrome de Down. el alumno/a pueda acceder a ellas de manera autónoma sin necesidad de la intervención constante de profesor. individuales. . . con alumnos con dificultades semejantes. . . reconociendo sus avances.Confeccionar un banco de materiales. revisando con frecuencia su trabajo. la mejor estrategia es tratar el tema con normalidad. . . Respecto a los compañeros. . en gran grupo y siempre que se pueda en pequeño grupo.Diseñar dos o más recorridos de aprendizaje para cada objetivo. que estando dirigidas a ayudar a un alumno concreto en su proceso educativo. respondiendo a sus dudas con naturalidad.Realizar una distribución flexible de espacios y tiempos. que compartan clases. distribuyendo la clase en zonas de actividad o talleres y los horarios en función del ritmo de trabajo de los alumnos.los mismos libros. 3. . pueden ser aplicadas al conjunto de la clase.Planificar actividades variadas para el mismo objetivo. se pueden tomar algunas de las siguientes pautas metodológicas. Desde la perspectiva de su socialización. con los objetivos y actividades programados para él para un plazo determinado. buscando nuevas estrategias para llegar a los mismos aprendizajes. que tengan el mismo boletín de notas.Limitar las exposiciones orales en clase.Incluir actividades de refuerzo en la programación. buscando compañeros que apoyen al alumno y le ayuden con sus tareas. Para responder a las necesidades educativas de los alumnos con síndrome de Down. Se puede planificar incluso que.Realizar un seguimiento individual del alumno/a. . individuales o colectivas. que ofrezcan a cada alumno oportunidades para aprender contenidos que no dominan. dentro del grupo-clase. . .Diseñar una hoja individual de cada alumno/a con síndrome de Down.Reordenar y reagrupar a los alumnos de un aula en función de su nivel en diversas asignaturas. analizando su proceso educativo. para apoyar a este alumno/a o a otros/as. Sugerencias metodológicas para aplicar en grupo-clase.2. . .Llevar a cabo actividades con distintos tipos de agrupamientos. ya que aprenden muchas de sus conductas por observación.4. . Todas ellas son medidas.

Si los objetivos y los contenidos se han seleccionado de acuerdo con las características del alumno con síndrome de Down. Para ello. se ha de procurar llevar a cabo una evaluación flexible y creativa. Se debe establecer una línea base al comenzar. para conocer de qué nivel se parte y planificar las actuaciones educativas en función de ello. Por último. Se les debe de dar un boletín de notas. en el que queden reflejados los objetivos planteados y el grado en que va alcanzando cada uno de ellos para que los padres sepan cuál es su evolución escolar. Por último. La evaluación se realizará en función de los objetivos que se hayan planteado y en el caso de las áreas objeto de adaptaciones curriculares significativas. Esta misma Orden recoge que la información que se proporcione a los alumnos o a sus representantes legales constará. Qué y cómo evaluar a los alumnos/as con síndrome de Down. Por ejemplo. lo que saben han de demostrarlo y lo que hacen en una determinación no se debe suponer que lo harán igual en otras circunstancias. con memorización de pequeños textos. por lo que es preciso tener en cuenta estos matices. En cambio. Por ello. se está profundizando en el modo de encontrar los métodos adecuados para atender a las necesidades académicas de estos alumnos. o incluso de interés por conocer el desarrollo de sus relaciones sociales. recíprocas. la observación y la revisión constante de las actuaciones. SOCIO-EMOCIONAL Conforme se va generalizando la enseñanza integrada de los alumnos con síndrome de Down en las escuelas ordinarias. Un objetivo estará adquirido si lo dominan en diferentes momentos y ante diferentes personas.4. se realizará tomando como referencia los objetivos fijados en las adaptaciones correspondientes. Los que saben leer y escribir con comprensión pueden realizar exámenes orales y escritos. diaria en lugar de trimestral. como a los demás. la única ventaja de la educación en escuelas especiales frente a la educación integrada sea la de ofrecer mayores oportunidades para que se establezcan relaciones y amistades entre compañeros con similares intereses y habilidades. adaptándola también a sus peculiaridades. además de las calificaciones. capaces . es esencial la evaluación continua. basada en la observación en lugar de en exámenes. Incluso se acepta que. oral y práctica en lugar de teórica y escrita. no sobre la base de una norma o a un criterio externo o en comparación con sus compañeros. unas amistades que sean reales. Según la Ley de Calidad (2002) los padres tienen derecho a estar informados sobre el progreso de aprendizaje e integración socio-educativo de sus hijos. con alumnos con síndrome de Down y dadas sus dificultades para generalizar sus aprendizajes. a pesar de que es fuente de preocupación tanto para los padres como para los profesores. más que de sus posibilidades. Se han de variar los sistemas de evaluación puesto que evaluación no es sinónimo de examen. quizás. el profesorado deberá también evaluar la propia labor para mejorarla. Además. es obligatorio personalizar la evaluación. Se valorará al alumno en función de él mismo. Esta evaluación incluirá tanto la evaluación de la tarea docente y del proceso de enseñanza como de la propia Adaptación Curricular Individual. se ha de procurar evaluar en positivo ya que las evaluaciones suelen recoger una relación de todo lo que no es capaz de hacer un niño. visual y táctil en lugar de auditiva. de una valoración cualitativa del progreso del alumno o alumna respecto a los objetivos propuestos en su adaptación curricular. carecemos de información.

La mayoría de los jóvenes con síndrome de Down tenían una idea muy clara de lo que significa la “amistad”: era algo importante y veían a sus amigos como algo muy positivo . los alumnos son atendidos por maestros ayudantes de apoyo. el foco de interés de este pequeño estudio se centró en analizar los patrones y formas de amistad y vida social desarrollados en una muestra pequeña de jóvenes con síndrome de Down entre 12 y 18 años. con las mismas necesidades. o ninguno. conforme se distribuyen por colegios diferentes y han de viajar de manera independiente y sin compañeros para poder reunirse. Por “centros con recursos” se entiende escuelas en las que los alumnos están todo el día. y de ellos el 12% se encontraban en régimen de integración. En caso de necesidad. 1. de modo que los alumnos con necesidades especiales se juntan con sus compañeros en ciertas clases y para ciertas materias del currículo. Para ello. Se eligieron 14 jóvenes: los 7 que estaban en régimen de integración en colegios ordinarios y 7 de los 22 que estaban en centros con recursos. Comprender el concepto de amistad. ya que es probable que tengan menos oportunidades que sus compañeros para moverse con independencia. En términos de relaciones sociales y de amistad. 2. así como en las comidas y deporte. estos centros con recursos dentro del sistema integrado tienen la posibilidad de ofrecer modelos normales de actuación apropiados para cada edad y. Este sistema contrasta con la escuela ordinaria normal en donde hay muy pocos alumnos.de prestarse apoyo mutuamente. y sus padres. De ahí que el paso a la secundaria ejerce mayor impacto sobre las relaciones sociales y de amistad de los jóvenes con SD. el 33% en centros con recursos especiales. de los que el 83% se encontraba en régimen de integración y el 17% en escuelas especiales. juegan con ellos en los tiempos de recreo y de la comida. sus profesores/cuidadores. a veces son invitados a las casas (por sus amigos o por los padres de sus amigos). Objetivos y métodos. incluso a pasar el fin de semana. Se prepararon entrevistas con cuestionarios dirigidos a: los alumnos con SD.1. Pero al pasar a la escuela secundaria la vida social cambia dramáticamente para todos los muchachos. hacen excursiones juntos. dentro de la jurisdicción local de educación en el curso 1999-2000 había 126 niños y adolescentes con síndrome de Down escolarizados. y el 54% en escuelas especiales. En la secundaria había 66 jóvenes. de convivir con jóvenes con similares necesidades especiales e intereses sociales. Es cada vez más frecuente que los chicos con síndrome de Down asistan a sus escuelas primarias locales donde mantiene formas normales de amistad con sus compañeros: trabajan con ellos en grupos. 2. junto con oportunidades para situaciones de integración. Resultados. El estudio que aquí se presenta forma parte de un amplio proyecto dirigido a fomentar la integración en las escuelas ordinarias para todos los niños y jóvenes con necesidades especiales dentro de nuestro distrito jurisdiccional de educación. En la escuela primaria había 60. En la región en donde las autoras de este artículo trabajan. al mismo tiempo. y que tengan menos madurez. pero ofrecen una combinación óptima de cierta enseñanza especial en una pequeña unidad.

A veces intervenían en la conversación pero rara vez la iniciaban. y que apreciaban esas amistades. Actividades todas ellas con las que se mostraban satisfechos. La mayoría giraban alrededor de la vida y actividades de la familia y de su entorno. bailar. las amistades de los clubes y de las actividades organizadas tendían a estar compartimentalizadas: se disfrutaban en un contexto determinado pero éste no se ampliaba a otros ambientes. y para desplazarse tenían que depender de sus padres o del taxi. Mencionaron igualmente la dificultad de sus hijos para tener amigos en secundaria (a diferencia de lo que ocurría en primaria) porque los jóvenes vivían en áreas muy distintas. sólo en pocos casos estos amigos lo eran también en el ámbito de la familia y de la casa. 2. como ocurría con los hermanos. había problemas de desplazamientos. Actividades sociales organizadas desde la casa. Y lógicamente el número de amigos era mayor en los “centros con recursos” que en los centros con integración completa. salir a comer o al cine. 2. Aunque los jóvenes tenían algunos amigos en la escuela. . Esto fue comprobado cuando los jóvenes con síndrome de Down nombraron a los que consideraban sus amigos. A veces describían más sus deseos que sus realidades. Muchas de estas actividades (teatro danza. Describían al amigo como alguien que es amable y leal. fue constante la necesidad de que un adulto interviniera para incorporar a los jóvenes con síndrome de Down en las actividades de las clases y en el tiempo reservado a la comida. No había contacto entre los respectivos padres. Entrada de los amigos de la escuela en las casas.4. los compañeros fueron descritos como amables pero resultaba difícil establecer una amistad entre iguales debido a las diferencias en intereses y habilidades. sentarse a charlar. Echaban en falta más organización relacionada con los tiempos de esparcimiento. Pero como ocurría con las amistades escolares. Los padres lo veían como algo inevitable aunque les gustaría que sus hijos tuviesen amigos en sentido más amplio y natural. porque los compañeros de la escuela ordinaria deseaban más independencia de la que normalmente disponen personas más vulnerables y aparentemente menos maduras. escribir o copiar. o mencionaban actividades inapropiadas para su edad (jugar a muñecas después de los 11-12 años).aunque les gustaría tener más. deporte) eran organizadas específicamente para jóvenes con una amplia variedad de necesidades especiales. que pide y se deja pedir ayuda. crear su propia música y su baile. alguien que está “a por todas contigo”. música. En estos centros de integración. rara vez elegían a sus compañeros o se incluían en los grupos. Al crecer.2. que le gustan las mismas cosas y comparte actividades. Describían las actividades que podrían hacer junto con sus amigos: deporte. Pocos mostraron tener amigos “locales” en su casa y tenían que entretenerse solos: escuchar música. El personal de apoyo escolar detalló las interacciones en la escuela. cuidar sus colecciones. Vida social en la escuela. juegos de ordenador (computadora) ver la tele y escuchar música. Con independencia del tipo de escuela antes referido. Algunos padres comentaron que sus hijos volvían demasiado cansados por la tarde como para meterse en otras actividades.3. 2. Comprobaron que hacían amigos más fácilmente con otros jóvenes con necesidades especiales (incluidos los que tenían síndrome de Down). se hacía más difícil mantener la amistad. lo que hacía difícil mantener la amistad.

Muchos padres se mostraban ambivalentes en el tema de la independencia: deseos por una parte y reservas por otra. Referencias bibliográficas. . Aspiraciones y preocupaciones de los padres. b) Webs: http://www. En conjunto se sentían satisfechos con los aspectos académicos de las escuelas y aceptaban las limitaciones académicas de sus hijos. Fue preocupación general de los padres el desarrollo de actividades sociales y de amistades. Hubo algunos pocos casos de un desarrollo decidido hacia la vida independiente.edu En esta página encontramos un artículo publicado por la Universidad de Virginia que nos habla sobre el niño/a con síndrome de Down.healthsystem.5. profesor: David Padilla Góngora.2. curso 2005/6. a) Libros: Apuntes Universidad. Pero les gustaría que tuvieran más amigos aunque afirmasen que su socialización era completa y tenían numerosas actividades en el ámbito y local.virginia. Tercer curso de Diplomatura de Magisterio (Educación Infantil). asignatura: Bases Psicológicas de la Educación Especial.