5

Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Filosofía del Humor y la Risa
!"#$" &' ()*+,#-* ., $'/,0-$1"#$2'
!"#$%$&' )*"$ +,%& -'./$0*"1
"#$ %&'('( )&*+*,-$.$ ./ +$ &/0*+1%'2,
',3/&,$%'*,$+4 51/ (/ /(36 %*,0'&3'/,.* %$.$
0/7 86( /, 1,$ %&'('( ./ +$ %1+31&$ 918$,$4 (/
&/.1%/ /(/,%'$+8/,3/ $ +$ %&'('( ./ (1 .'&/%%'2,
&/0*+1%'*,$&'$:
3
4,2' 5)*-06+

1 A noventa años de| ManiLesto Comunista. http.//vvv.marxists.org/espa7
no|/trotsky/1930s/30-ix-37.htm
7
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Introducción
80-" $'$#$"-$/" ., $'/,0-$1"#$2' $'-,'-" 9"#,) #*'
e| Humor y con |a Pisa emancipadores un ||amado
de atencion y una mi|itancia en |os tiempos
actua|es. Pretendemos hurgar y agitar |a conciencia
con un estudio de |a natura|eza humoristica de
|a humanidad comprendiendo sus aspectos más
diversos e indiso|ub|es, desde |a NeuroLsio|ogia, |a
Socio|ogia, |a Psico|ogia, |a Estetica, |a Poetica...
en Ln, desde todas |as Iuentes capaces de proveer
aproximaciones sucesivas, movi|izadoras y
*)1"'$:".*)"0; (")" ,')$<&,#,) &'" =&#9" 9$0-2)$#"
heredera de |as mejores emociones y |os mejores
conocimientos en una Fi|osoIia revo|ucionaria de|
Humor y |a Pisa.
E| estudio de| Humor que aqui se propone comporta
&'" 1)"' )$<&,:" + (*0$>$=$.".,0; 0,.&#-*)"0 -*."0;
por su Iuerza y sus audacias. Esta idea de investigar
e| |ugar de| Humor en |a direccion revo|ucionaria
suscita caminos de aná|isis critico y ap|icaciones
concretas en e| Iuturo inmediato. E| sentido de|
Humor emancipador es una Iorta|eza humana y una
necesidad genera|, una actitud necesaria, vá|ida y
Lab|e para trasIormar e| mundo.
Tendrá que ser esta una reIexion que permita |a
accion directa para desarro||ar objetivos especiLcos
como. A) ldentiLcar e| Humor y |a Pisa como
Iuente transIormadora Iundamenta|. B) Ade|antar
una certeza perspicaz y critica sobre |a actitud
#*'#),-" #*' <&, =*0 ),/*=&#$*'")$*0 ,'-$,'.,' ="
8
Fer nando Buen Abad Domi nguez
crisis de direccion y |a crisis de| Humor que padece
|a humanidad. C) Exp|orar |as categorias rebe|des
esencia|es de| Humor y de |a Pisa, su proIundidad
L|osoLca y su irresistib|e potencia seductora.
No es esta investigacion so|o un trabajo critico,
estratagema ensayista para cierta erudicion de
bib|ioteca. Su pretension es mucho más audaz y
riesgosa porque incuba en sus páginas una revision
de |as teorias c|ásicas acerca de| Humor y de |a
Pisa y una proc|ama programática contemporánea
para avanzar en su emancipacion honrando |as
tradiciones de |os c|ásicos desde AristoIanes hasta
Andre Breton y Leon Trotsky. Por citar a|gunos
reIerentes.
Es posib|e que este proyecto de Fi|osoIia aparezca
ante muchos como audacia acaso irresponsab|e
que toma por objeto de estudio una materia con
de|imitaciones inciertas y de| que aun no somos
capaces de dar cuenta, con exactitud, de sus
cantidades y sus cua|idades acabadamente. Y
eso no nos arredra. Hay bib|iograIias suLcientes
para indagar y debatir |o necesario y hay Ia|tantes
suLcientes como para exponer hipotesis, de verdad
audaces. La mayor parte de |as necesidades
),/*=&#$*'")$"0 ., ,0-"0 9*)"0 + =" #)$0$0 ., .$),##$2'
que nos aturde y aIige, poseen en e| estudio de|
Humor una coartada para |a accion directa que
no desperdiciaremos. Pero hay que estudiar|as
discip|inadamente.
9
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
A|go que es indiscutib|e, es que no habrá Pevo|ucion,
materia| y concreta, que va|ga si no somos capaces
de pensar|a desde y hacia un Humor des-a|ienado
para e| ascenso de |a conciencia y su poderio
mora| y etico en |a ruta de hacer rea| |a Pevo|ucion
Permanente. Y eso tiene su chiste.
Estamos enIermos de preocupacion en torno a
|a misera, |a enIermedad, |a vejez y a |a muerte,
preocupados por e| deterioro de |a vida y por e| miedo
" =" (*>),:" $'-,=,#-&"= ,0-"#$*'"." ,' '&,0-)*
espiritu durante muchos años. Eso es tristeza que
==,'" =" /$." ., #*'-)"0-,0; ., 0$'0">*),0; ., (="#,),0
cance|ados y do|ores siempre con tendencia a |os
extremos donde |as |ocuras a|ienantes se exa|tan.
Necesitamos tomar |a direccion de nuestras
vidas, emancipar|as con centenares de acciones
Iundamenta|es para reirnos sin parar y curarnos de
so|emnidad. lnte|igentemente.
4" .$),##$2' ),/*=&#$*'")$" .,>, #*'*#,) + ()"#-$#")
cotidianamente un Humor poderoso contra todo |o
que tiene a| pro|etariado ridicu|izado bajo e| discurso
bur|on de |a comicidad burguesa. Especia|mente,
debe saber impu|sar e| ascenso de una conciencia
emocionada y cientiLca sobre e| ser de Socia|ismo
con sus vertedores de Humor poderosos, no so|o
en Iuncion comica (que vendrá muy bien cuando
ocurra) tambien en |a actitud de| espiritu optimista,
vencedor y a|egre capaz de propiciar un imaginario
co|ectivo p|eno de consensos especia|mente
humoristicos y Ie|ices en cantidad y en ca|idad.
11
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
El estado actual del Humor...
muy en serio.
No tiene gracia |a devastacion de |os ecosistemas
()*.&#$." (*) =" $))"#$*'"=$.". + =" "/")$#$" .,=
capita|ismo, no tiene gracia |a exp|otacion de mi||ones
y mi||ones de trabajadores en todo e| mundo, no
-$,', 1)"#$" ,= 0"<&,* ., =*0 ),#&)0*0 '"-&)"=,0 + '*

";'/,3&$( +$
8$<*&=$ ./ +*(
(/&/( 918$,*(
(/ 91,./ /,
+$ )*>&/7$
< +$ 8'(/&'$
1,$ %?)1+$ ./
)&'0'+/-'$.*(
-*7$ ./ +$( 86(
',@'8$-',$.$(
%*8*.'.$./(4:
12
Fer nando Buen Abad Domi nguez
tienen gracia |as condiciones inIrahumanas a que es
sometida |a humanidad que, ha pasos ace|erados,
va quedado sin vivienda, sin atencion medica, sin
educacion, sin dignidad. "Mientras hab|amos, uno
de cada seis personas en e| mundo, que son casi mi|
mi||ones de personas, padecen hambre a| dia"
?
80
e| resu|tado de un sistema economico y de va|ores,
inhumano y sa|vaje que entristece a |a humanidad,
que |a deprime y |a aniqui|a emociona|mente. No es
gracioso.
Un tuIo macabro ensombrece a| mundo
cotidianamente "Mueren 50 mi| personas a| dia en
e| mundo por pobreza. ONU"
3
Mientras |a mayoria
de |os seres humanos se hunde en |a pobreza y |a
miseria una cupu|a de privi|egiados goza de |as más
in-imaginadas comodidades, educacion, p|aceres,
diversiones y seguridades. La riqueza que producen
|os trabajadores está secuestrada por empresarios,
banqueros, ejercitos, po|icias y burocratas. En |os
mass media pro|iIeran |as risotadas y |as vu|garidades
y a |os pueb|os se |es enseña a divertirse con humor
chatarra inIectado con obscenidades, discriminacion
y chabacaneria inso|ente. No se |e ve e| chiste.
2 Pobreza, crisis de| mundo. ONUClUDAD DE MÉXlCO, Mexico, mar. 16, 2005.- La
peor crisis que e| mundo enIrenta en |a actua|idad es |a pobreza y |a desigua|dad y "des7
aIortunadamente" |a gente se ha vue|to insensib|e ante ese prob|ema, aLrmo e| mierco7
|es e| director de |a campaña para e| cump|imiento de |as Metas de| Mi|enio de |a ONU,
Sa|i| Shetty. http.//vvv.esmas.com/noticieroste|evisa/internaciona|es/433015.htm=
3 "...|a brecha entre ricos y pobres sigue en aumento, inIormo e| OLcia| a cargo de|
Centro de lnIormacion de |a Organizacion de Naciones Unidas (ONU) en Mexico, Juan
Migue| Diez . http.//vvv.e|universa|.com.mx/notas/450048.htm=
13
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
La risa es el sonido más hermoso
del mundo, decía Harold Lloyd.
Cuizá sean estas |as horas en que e| Humor y |a
Pisa esten proximos a ejercer |os derechos que
|e corresponden en |a direccion revo|ucionaria.
Si |as potencias y |as proIundidades de nuestro
espiritu desti|an Iuerzas magniLcas capaces de
mu|tip|icar |as Iuerzas de |as ideas, es de| mayor
interes comprender, captar y cu|tivar te|es Iuerzas,
captar|as ante todo para enriquecer|as. Mientras no
se demuestre |o contrario, ta| enriquecimiento puede
ser competencia de |os L|osoIos revo|ucionarios de
sus ideas y de su sentido de| Humor. Esta crisis de
direccion revo|ucionaria que |a humanidad padece
es tambien, por sus causas y sus eIectos, una crisis
de| Humor y de |a Pisa.
E| capita|ismo perdio e| juicio y nos bebemos su |ocura
a todas horas. Su oracion modorra. E| capita|ismo
perdio e| juicio. Ninguno de sus abogados puede dar
|a cara. Ninguno puede dar |a espa|da. Por más que
|os miremos sonreir, bien saben e||os e| inLerno que
se ||evan a |a a|mohada cada noche. Eso si con sus
trajes co|oridos y sus corbatas |ustrosas. En medio
de| juicio perdido hubo cánticos popu|ares oIrecidos
por coros de buIones cuya buena posicion se debe
a sus servicios en po|itica gerencia|. Una catarata
de risotadas nos aguijonea |a vida con sus chistes
inIamados con e| principio de propiedad privada.
Derraman |agrimitas de ternura y acomoda e| cu|o
para seguir disIrutando nuestros suIrimientos en e|
14
Fer nando Buen Abad Domi nguez
escenario de su pape| historico. Sagrada Iami|ia. Es
conmovedor e| momento en que |os deIensores de|
capita|ismo g|oba|izan sus idi|ios. Van de un |ado a
otro como barcos desesperados sobre un mar de
sa|iva mientras una tormenta de endeudamientos
se convierte en carruse| de amarguras, depresion
y suicidios secos. Eso si, e||os no derraman ni una
|ágrima.
@* -*." -)$0-,:" -$,',; .,= -*.*; >"0, 0*#$"=; ="0
hay provocadas por rupturas amorosas, por
Ia||ecimientos, por decepciones, por enIermedades...
pero es indudab|e que |as tristezas serian otra cosa
en un mundo donde no imperara e| suIrimiento como
mora|eja, como negocio, como castigo de c|ase,
como Iata|idad para que unos cuantos gocen |a vida
obscenamente ÷impunemente- como parásitos de
|a riqueza que producen |os trabajadores.
E| ca|ibre de |a tristeza en e| mundo es un peso
monstruoso que tiene muchas raices en e| proceso
de putreIaccion de| capita|ismo. La tristeza que
,==*0 ()*.&#,' =,0 0$)/, ., ',1*#$* + =,0 0$)/, (")"
a|ienarnos, |es sirve para conIundirnos, |es sirve
para debi|itarnos, |es sirve para desmembrarnos.
La tristeza, tambien, nos hace desconLados, nos
hace debi|es y nos hace desorganizados. Es un ma|
individua| y socia| que a e||os |es deja dividendos
inmensos y a nosotros nos deja en crisis. Sa|ir
de eso tiene su chiste. No es broma. "|a historia
se repite primero como tragedia y despues como
comedia". Marx
15
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
E| sentido de| Humor, considerado por muchos
como un Ienomeno anecdotico o una interIerencia
a |a vida "seria" de| statu quo, apenas se atreve a
expresarse |imitado a dar |a medida de| subjetivismo
y de| individua|ismo. E| Humor des-a|ienante
conturba a| espiritu, |o inc|ina a no ser rigido,
produce eIectos precipitados que pueden ||egar a
ser, certezas Iorta|ecidas en |a mora| de |ucha. E|
Humor y |a Pisa concientes vue|an de prisa, ||evan
|os acontecimientos a un nive| de conciencia superior
que conLere sin reservas una mu|titud de episodios
inte|ectua|es testimonio de |a vista, de| oido, de |a
)&(-&)" + .,= ,'#"'-* (,)-$'": ., =" #*'0-)&##$2'
revo|ucionaria. "Si es posib|e, se debe hacer reir
hasta a |os muertos". Leonardo Da Vinci
Uno puede reir inc|uso si no |o desea. A|gunos
estudiosos en inIuencia de narcoticos sobre |a
estructura neuro|ogica, saben que bajo eIectos
psicotropicos una persona puede reir sin contro|
durante varios minutos. lnc|uso puede reir de manera
compu|siva. Tambien saben que no reir aumenta |a
tension arteria|, incrementa |as hormonas de| estres
y reduce Iunciones inmuno|ogicas.
En USA se estudia |a Pisa en su aspecto Lsio|ogico,
por ejemp|o en |a Association Ior App|ied and
Therapeutic Humor (AATH)
4
. E||os ven e| Humor
como un recurso terapeutico. OIñcia/ Deñniticn
*A "B9/&$)/13'% C18*&:D E,< ',3/&0/,3'*, 39$3
)&*8*3/( 9/$+39 $,. F/++,/(( >< (3'81+$3',- $
)+$<A1+ .'(%*0/&<4 /G)&/(('*, *& $))&/%'$3'*, *A 39/
4 http.//vvv.aath.org/
16
Fer nando Buen Abad Domi nguez
$>(1&.'3< *& ',%*,-&1'3< *A +'A/H( ('31$3'*,(I B9'(
',3/&0/,3'*, 8$< /,9$,%/ 9/$+39 *& >/ 1(/. $( $
%*8)+/8/,3$&< 3&/$38/,3 *A '++,/(( 3* A$%'+'3$3/
9/$+',- *& %*)',-4 F9/39/& )9<('%$+4 /8*3'*,$+4
ccgnitive, sccia/ cr sµiritua/. OIñcia//y adcµted by
the AATH 8card cI Directcrs cn June 1, 2000.
Peconocen eIectos sa|udab|es, que no cuestan y
que pueden no tener reacciones adversas.
La po|isemia de| concepto Humor a|canza, como
en muchos casos, deLniciones de |o más diversas
$'#=&0* "<&,=="0 <&,; (*) *(*0$#$2'; =* "0*#$"' #*' ="
ansiedad, |a depresion y otras pato|ogias de| estado
de ánimo. No Ia|tan |as deLniciones reduccionistas
como |as estrictamente neuroLsio|ogicas.
Cuando entendamos e| |ugar de| Humor y |a Pisa
en |a direccion revo|ucionaria socia|ista ||egaremos
tener conciencia de toda su integridad y esto imp|ica
|ograr comprender su desarro||o y amp|itud hasta
e| momento subestimados. Cabrá esperar que sus
Iuerzas dejen de ser so|o incidenta|es y sus cua|idades
., /$.,'#$" 0*>), =*0 ,0#,'")$*0 #*'-)".$#-*)$*0
expresen |a rea|idad con una exposicion mucho
más rigurosa. Es vita| hacer justicia a |o maravi||oso
de| Humor revo|ucionario, situar|o en su |ugar mejor
,' =" .$),##$2' ),/*=&#$*'")$" <&, #*'0-$-&+, &'"
demostracion de un sop|o de |ucha maravi||oso no
carente de precedentes. Aque||a pasion de Marx
por e| Humor e|eva incesantemente sus acentos y
|o exa|ta ante todo, desde e| principio a| Ln, y de |a
manera más c|ara. Lo veremos. Nos mueve como
compromiso e| hecho contundente de que no habrá
17
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
humanidad |iberada ni "Hombre Nuevo" sin un
sentido de Humor y de |a Pisa insta|ados para siempre
en |as tareas de |a Pevo|ucion Permanente.
Algunos están “felices”: Hay 925
millones de hambrientos según
Naciones Unidas
5
Ante /a crisis se necesitar/an 30 mi/ mi//cnes de
.2+$&/( )$&$ .1)+'%$& +$ )&*.1%%'2, $+'8/,3$&'$
Jacques DicuI, directcr genera/ de /a Organizacicn
./ +$( J$%'*,/( K,'.$( )$&$ +$ E-&'%1+31&$ < +$
E+'8/,3$%'2, LMENO4 ',A*&82 9*< $+ )$&+$8/,3*
'3$+'$,* 51/ /+ ,?8/&* ./ 9$8>&'/,3*( /, /+ 81,.*
es de 925 mi//cnes de µerscnas. "E/ numerc de
)/&(*,$( 8$+ $+'8/,3$.$( $,3/( ./ +$ (1>'.$ ./+
µrecic de /cs a/imentcs en 2007, era de 850 mi//cnes.
Sc/amente en ese añc aumentc en 75 mi//cnes, µcr
/c que ha a/canzadc /cs 925 mi//cnes¨, dijc DicuI.
E/ resµcnsab/e de /a FAO hizc esa dec/aracicn en
1, .'(%1&(* $,3/ +$( P*8'('*,/( ./ E-&'%1+31&$ <
de Asuntcs Extericres de/ senadc ita/ianc, dcnde
(/Q$+2 51/ )$&$ 9$%/& A&/,3/ $ /($ ('31$%'2, (/
necesitan 30 mi/ mi//cnes de dc/ares anua/es. DicuI
dijc que e/ desaI/c es de "grandes µrcµcrcicnes¨ e
indicc que es necesaric "mcvi/izar 30 mi/ mi//cnes
./ .2+$&/( )$&$ .1)+'%$& +$ )&*.1%%'2, $+'8/,3$&'$
%*, +$ 51/ %*8/&=$, R 8'+ 8'++*,/( ./ )/&(*,$(:I
S$&$ /+ .')+*863'%* (/,/-$+T(4 (/ 3&$3$ ./ 1,$ "%'A&$
8*./(3$: (' (/ 3'/,/ /, %1/,3$ 51/ +*( )$=(/( ./
5 http.//vvv.rebe|ion.org/noticia.php?id=72883
18
Fer nando Buen Abad Domi nguez
/a Organizacicn µara /a Cccµeracicn y e/ Desarrc//c
Eccncmicc (OCDE| destinan 376 mi/ mi//cnes en
(*(3/,/& (1 (/%3*& $-&=%*+$I U,.'%2 51/ (' $ /($ %'A&$
(/ $Q$./ /+ -$(3* /, $&8$8/,3* ./ /(*( )$=(/(4
se //ega a 1.2 bi//cnes de dc/ares. Destacc que
tras e/ aumentc de 12% de /cs a/imentcs entre e/
añc 2005 y e/ 2006 y de 24% en e/ 2007, en /cs
)&'8/&*( ('/3/ 8/(/( ./ /(3/ $Q* /+ =,.'%/ ./ +$
FAO registrc un crecimientc de 50. DicuI exµ/icc
51/ +$( )&/0'('*,/( ',.'%$, 51/4 ',%+1(* $1,51/ (/
mejcre /a µrcduccicn de cerea/ en e/ mundc, /cs
)&/%'*( (/ 8$,3/,.&6, /(3$>+/( /, +*( )&2G'8*(
$Q*( < +$ %&'('( $+'8/,3$&'$ %*,3',1$&6 /, +*( )$=(/(
)*>&/(I
El papel del Humor en la
transformación del mono en...
lo que es hoy.
E| cerebro contiene 100 mi| mi||ones de ce|u|as
nerviosas y cada una de e||as posee entre 100 y
1.000 sinapsis.
6

"¿Ouión se atreve a añrmar que e/ hcmbre actua/
(/$ /+ ?+3'8* &/)&/(/,3$,3/4 /+ 86( /+/0$.* ./ +$
esµecie hcmc saµiens? f...} estó tcdav/a /ejcs de /a
)/&A/%%'2, /(3/ $>*&3* >'*+2-'%*4 ./ )/,($8'/,3*
/,A/&8'7* < 51/ ,* (/ 9$ %&/$.* ,',-?, ,1/0*
/51'+'>&'* *&-6,'%* VIIIW #$ $,3&*)*+*-=$4 +$ >'*+*-=$4
VIIIW +$ )('%*+*-=$ 9$, &/1,'.* 0/&.$./&$( 8*,3$Q$(
./ 8$3/&'$+/( )$&$ /&'-'& $,3/ /+ 9*8>&/ VIIIW +$( 3$&/$(
./ (1 )&*)'* )/&A/%%'*,$8'/,3* VIIIWI X17*( ($>'*(
6 http.//cienciascognoscitivas.275mb.com/rrr_bioquimica.pdI
19
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
./(%'/,./, $+ A*,.* ./+ *%T$,* < A*3*-&$A=$, +$ A$1,$
8'(3/&'*($ ./ +$( $-1$(I S$&$ 51/ /+ )/,($8'/,3*
918$,* ./(%'/,.$ $+ A*,.* ./ (1 )&*)'* *%T$,*
)(=51'%* VIIIW '+18',$& +$( )&*)'$( A1/&7$( 8'(3/&'*($(
./+ $+8$ < (*8/3/&+$( $ +$ &$72, < $ +$ 0*+1,3$.I
P1$,.* 9$<$ 3/&8',$.* %*, +$( A1/&7$( $,6&51'%$(
./ (1 )&*)'$ (*%'/.$.4 /+ 9*8>&/ (/ ',3/-&$&6 /, +*(
8*&3/&*(4 /, +$( &/3*&3$( ./+ 51=8'%*I S*& )&'8/&$
0/7 +$ C18$,'.$. (/ %*,('./&$&6 $ (= 8'(8$ %*8*
una materia µrima y, en e/ mejcr de /cs cascs, ccmc
una semiIabricacicn I/sica y µs/quica. E/ sccia/ismc
signiñcaró un sa/tc de/ reinc de /a necesidad a/
&/',* ./ +$ +'>/&3$. /, /+ (/,3'.* ./ 51/ /+ 9*8>&/
./ 9*<4 )+$-$.* ./ %*,3&$.'%%'*,/( < (', $&8*,=$4
A&$,51/$&6 +$ 0=$ 9$%'$ 1,$ ,1/0$ /()/%'/ 86( A/+'7I:
7

L. Trotsky
Es más Iáci| negar e| Humor que ayudar a
desarro||ar|o. Por razones ca|amitosas se abandona o
ignora e| Derecho Humano a |a Pisa y a| Humor como
si se tratase de un "imposib|e", de una "ente|equia"
o de una "cursi|eria". Muchas personas, p|agadas
con desconLanza o p|agadas con decepciones,
entienden ese Derecho como a|go que jamás |es
tocará, que no |o merecen... y muchas se han
resignado. Es más Iáci| ponderar e| Humor y |a Pisa
individua| que comprometerse con su expansion
co|ectiva. Mientras, todos sabemos que Humor y
Pisa son abso|utamente necesarios a estas horas. Y
no sin temores.
Este trabajo es un estira y aIoja, un ir y venir entre
7 http.//vvv.biodiversidad|a.org/content/viev/Iu||/20489
20
Fer nando Buen Abad Domi nguez
contradicciones escepticas y anhe|os (a ratos)
utopicos. Sus hipotesis mayores tienen Iuentes
humanistas-socia|istas para aLanzar convicciones
y desti|ar|as en e| anecdotario Iantástico de una
especie que insiste en sus |uchas emancipadoras
hasta sa|ir airosa, hasta terminar con |a ca|amidad
dominante donde es más Iáci| conocer personas
tristes que personas Ie|ices. Este texto sabe bien
que e| Humor y |a Pisa son una responsabi|idad de
toda |a humanidad y de que uno siempre puede
poner su grano de arena por más pesimista que se
sienta en ciertas epocas.
Es más Iáci| hacer ||orar que hacer reir. Dicen. L|ama
|a atencion e| desparpajo con que se exhibe por e|
mundo |a tristeza. Casi nos hemos acostumbrado.
(Acaso resignado) a vivir sin |a Ie|icidad p|ena _por
que? A|gunos dicen que vinimos a suIrir. A|gunos
dicen que este mundo es un "va||e de |ágrimas", que
no hay cambios posib|es, que ya no hay esperanzas.
Pero este texto anda con e| Humor de abrir debates
donde bri||e |a certeza deLnitiva de que |a Ie|icidad
es posib|e especia|mente si se construye entre
todos.
Este proyecto de investigacion sobre e| Humor y
|a Pisa es una Iorma de Humor para e| combate y
cuenta |as herencias humanas más divertidas, con
su Humor y su Pisa más genuinas y socia|es p|enas
de pensamiento propio y co|ectivo, con sus decires
+ 9"#,),0; ,' ="0 #">,:"0 $'.$/$.&"=,0 + ,' =*0
pueb|os. Este proyecto de investigacion tiene ganas
de hacerse contagioso. Es decir, mu|tip|icar una
21
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Humor de Humor que recorra a| mundo. Cue tenga
carácter bacterio|ogico. Cue sea una invitacion
abierta a una auditoria cotidiana sobre e| Humor y
|a Pisa individua| y co|ectiva. Una invitacion a mirar
e| re|oj y a darnos prisa. E| Humor y |a Pisa no son
dioses griegos, no son un Ienomeno meteoro|ogico,
no son un aguacero que cae de cuando en cuando.
Son un Ienomeno de |a rea|idad humana, de |a
historia, de |as c|ases socia|es y de |a ideo|ogia.
No todo mundo acepta |as responsabi|idades
historicas que imp|ica deIender e| Humor y |a Pisa
transIormadores. "Requiere mós ccraje /a a/egr/a
51/ +$ )/,$: Y'3$&&*($I

Hacia un programa de transición
Socialista del Humor y de la Risa:
1. E| Humor y |a risa deben emanciparse para que
perIeccionen sus Iuerzas emancipadoras.
2. E| Humor y |a Pisa no dependerán so|o de
|o que digan |os |ibros de| patron.
3. Convoquemos a producir una ciencia
L|osoLca nueva de |a Ie|icidad, de| Humor y
de |a Pisa.
4. Ninguna prescripcion de |a mora| burguesa
es más importante que e| Humor y |a Pisa
'"#$."0 ., &'" ),/*=&#$2' 0*#$"=$0-" ., ="
cu|tura.
5. Es preciso renovar criticamente todos |os
criterios para c|asiLcar a| Humor y a |a Pisa
emancipados.
6. Decretemos a| Humor y a |a Pisa como
"Principios Emancipadores" indispensab|es de
toda actividad humana.
22
Fer nando Buen Abad Domi nguez
7. Cue e| territorio emancipador de| Humor y
|a Pisa sea por antonomasia e| Trabajo des-
a|ienado.
8. Cue e| Humor y |a Pisa sean irreductib|es
a |os márgenes estereotipados de| sentido
he|enico, de| sentido kantiano o de| sentido
husser|iano.
9. Cue nunca más se |e deLna como
un "Ienomeno" ais|ado, individua|ista ni
Iarandu|ero.
10. Cue e| Humor y |a Pisa sean parte
indiso|ub|e de toda deLnicion de |a vida socia|
y po|itica.
11. Cue e| Socia|ismo, e| Humor y |a Pisa no
sean conceptos disociados.
12. Contra e| subjetivismo de |os conceptos y
|a práctica de| Humor y |a Pisa.
13. Pevo|ucion Socia|ista como Humor de|
Humor y de |a Pisa emancipadores.
E| Humor y |a Pisa tienen tambien una |ogica de
c|ases socia|es que pone sobre |a mesa de| aná|isis
critico argumentos, caracteristicas y va|ores
'&,/*0 ,' =" $'-,)(),-"#$2' ., =" ),"=$.". #*'-)"
|os va|ores burgueses dominantes como va|ores
egoistas, va|ores sectarios y va|ores po|iticos. Ta|
aná|isis critico debe abarcar e| terreno gnoseo|ogico
$'#=&0* en e| p|ano cientiLco para |ogra |a demo|icion
de |a |ogica mercanti|, |a |ogica de |a a|ienacion
capita|ista, c|erica| y mi|itarista especia|mente
demo|er e| consenso de| que goza |a idea de que
"|as autoridades" tienen e| privi|egio monopo|ico
|ega|izado de ejercer e| contro| de |a deIensa de |a
sociedad (de sus armas) en todos sus ámbitos.
23
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Para desa|inear a| Humor y a |a Pisa hay que asumir|os
como principio normativo de |a emancipacion
es decir conso|idar|os como verdadera L|osoIia
y L|osoIia verdadera de| Humor y de |a Pisa para
#*'-)$>&$); '* 02=* #*' #9$0-,0 * )$0*-"."0; "
garantizar |a Ie|icidad humana socia|ista contra todo
e| pesimismo extraterrestre o metaIisico que ha
reinado impunemente. "Humor es posib|emente una
pa|abra; |a uso constantemente. Estoy |oco por e||a y
a|gun dia averiguare su signiLcado." Croucho Marx
E| capita|ismo perdio e| juicio. _En que parará toda
esta a|garabia de nubarrones negros?, penso una
serpiente ensortijada entre manzanas mientras
una mujer desnuda mordia cuanta costi||a tiraba
carcajadas. Un payaso con sa|ario c|asemediero,
satisIecho de si y de sus propiedades, se puso de
pie y entono e| himno de sus desdichas. "Odio a mis
hijos, odio a mi mujer, odio a |a patria, a |a Iami|ia y
a |a re|igion. Odio |os santos evange|ios, |a |ista de
asistencia, |as horarios comercia|es y |a |ocion aIter
shave" Muy marcia| muy mi|iciano, no perdio una
nota. Fue un deta||e dramático impactante p|aneado
por |os deIensores de| capita|ismo. De nada sirvio su
himno, e| payaso y e| capita|ismo perdieron e| juicio.
Nos reIeriremos en este proyecto de investigacion
" >&,'" (")-, ., ="0 #*'#,(#$*',0 <&, 0*>), ,=
Humor y |a Pisa conocemos de manera directa o
indirecta. Concepciones que abarcan |a virtud, o |a
sabiduria práctica, |a sabiduria L|osoLca, e| p|acer,
|a prosperidad... se trata de saber cuá|es son |as
|ineas centra|es de una práctica socia| que ha sido
codiciada por todos |o poderes para someter|a a su
24
Fer nando Buen Abad Domi nguez
.,/"',*0 "=$,'"'-,0 + (")" 0,#&,0-)") =*0 >$,',0
#&=-&)"=,0 * $.,*=21$#*0 <&, =" ()*.&#,' + <&, ="
reproducen. Se trata de identiLcar e| Humor y |a
Pisa como Iuerzas emancipadoras y e| estado actua|
., -*.*0 =*0 >$,',0 <&, 9"#,' .$0-$'1&$) ="0 #="0,0
de Humor y Pisa a|ienados.
Aunque a|gunos autores hayan tratado a| Humor y
a |a Pisa de manera distinta a |os L|osoIos, hay a|go
de comun en todos y es que no se |as identiLca
como un bien co|ectivo emancipador ni se identiLcan
|os beneLcios urgentes que hay que conocer si
recuperamos su desarro||o a| ca|or de |a revo|ucion
0*#$"=$0-" #*' -*.*0 =*0 >$,',0 <&, =" ()*.&#,' +
que |a reproducen. Peconocer e| |ugar extraordinario
de| Humor en e| estado de ánimo revo|ucionario
su natura|eza y sus potencias magniLcas para
transIormar a| mundo. Por eso no |imitamos este
trabajo so|o a mencionar a|gunas obras consagradas
a |os conceptos de Humor y de Pisa desde antes de
Socrates, P|aton y Aristote|es y hasta nuestros dias,
avanzaremos con una critica a| uso que de |as ideas
se ha hecho bajo e| capita|ismo como ejemp|os de
&0&)("#$2' + 0,#&,0-)* $'-,=,#-&"= "= 0,)/$#$* ., ="
exp|otacion, e| saqueo y |a barbarie.
25
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Crisis de dirección y crisis del
humor.
Una de |as tantas cosas que hacen Ia|ta para
terminar con e| capita|ismo es |a Iuerza de| Humor
y |a Iorta|eza de |as ideas más esc|arecedoras y
e| ánimo de |a mora| revo|ucionaria. Esta crisis de
direccion revo|ucionaria que |a humanidad padece
es tambien, por sus causas y sus eIectos, una crisis
de| Humor y de |a Pisa. Todas |as consecuencias
perniciosas con que e| capita|ismo proIundiza su
destruccion, dejan sus estragos en e| sentido de|
Humor y en |as Iormas de |a Pisa. Eso ocurre en |o
individua| y eso ocurre en |o co|ectivo de manera
desigua| y combinada.
26
Fer nando Buen Abad Domi nguez
E| socia|ismo será |a máxima Ie|icidad posib|e,
para todos... o será nada. Mientras |a humanidad
tarde, por una u otra razon, en perIeccionar sus
caminos hacia su emancipacion de c|ase y hacia
|a transIormacion de| mundo... mientras su marcha
se demore con obstácu|os de indo|e diversa y
mientras su desarro||o se vea Irenado, veremos
con desesperacion y con horror como se degrada
y humi||a |a especie toda, como se prostituyen sus
|ogros mejores y especia|mente como se degenera
su sentido de| humor y sus modos de reir. Amenaza
en serio.
No es chiste. Entiendese aqui por "Humor" esa
#*'<&$0-" $)),/,),'-, ., =" $'-,=$1,'#$" #*' =" <&,
nos ayudamos para hacer más accesib|e |a rea|idad,
menos impenetrab|e, menos ajena... menos a|ienada.
Ni más ni menos. Entiendese aqui por "Humor" e|
trance de| pensamiento que, historico y de c|ase,
es determinado por |a cu|tura, por |as necesidades
y por e| avance de |a conciencia sobre |as Iuerzas
$'-,=,#-$/"0 1"'"."0 (")" ,=,/") =" #*'#$,'#$"
en |a tarea de transIormar a| mundo. Entiendese
aqui por Humor todo |o que sea necesario para
oponerse a cua|quier si|ogismo idea|ista, a todo
soLsma mercanti|ista, a cua|quier psico|ogismo o
socio|ogismo empiriocriticista con que se hace pasar
a| Humor por Iuerza mistica, ta|ento de i|uminados o
privi|egio de viva|es. Para que no pierda su gracia.
No es chiste. E| sentido de| Humor vive vapu|eado
por |as matrices ideo|ogicas de| capita|ismo que
|o ha prostituido de maneras incontab|es hasta
27
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
reducir|o a una payasada buIonesca con |a que
0, "+&."' =*0 #"("-"#,0 (")" 9"#,)'*0 -)"1") ="
amargura entre risotadas obscenas deyeccion de|
ingenio burgues basado, casi exc|usivamente en |a
bur|a, e| escarnio y |a |ogica soez. E| sentido de|
humor, conquista de |a humanidad y patrimonio
irreverentemente de|icioso, vive acechado por |a
menta|idad burguesa que insiste en encerrar|o en
|os conLnes de una crisis termina| que no pertenece
a |a humanidad, aunque |a victime, y que quiere
9"#,)=, ("1") =*0 #*0-*0 ., 0& .,))*-" (*)<&,; ,'
e| Iondo, simp|emente |a odia. So|o hay que ver |os
resu|tados. En serio.
¿Por qué estudiar el Humor
y la Risa?
La pa|abra socia|ismo será tambien sinonimo
de Ie|icidad co|ectiva concreta. Hay una Iuerza
seductora extraordinaria en e| Humor y en |a Pisa.
Es una Iuerza inagotab|e que ha cautivado, una y
otra vez, a no pocos L|osoIos que |a han tomado
por objeto de estudio y como |eitmotiv. _Cue c|ase
de Iuerza es esa? _Como se genera? _Cuá|es son
sus |imites, sus a|cances, sus inIuencias? _Cuá|es
han sido sus transIormaciones sustancia|es, sus
hitos, sus medios y sus modos?
80"0 0*' 02=* "=1&'"0 ., ="0 (),1&'-"0 #*' <&,
nace esta iniciativa de investigacion. Pero no todo
son preguntas, en e| espiritu de este trabajo hay
tambien a|gunas certezas provisiona|es que osci|an
28
Fer nando Buen Abad Domi nguez
entre |a rea|idad objetiva de| pape| de| Humor y |a
Pisa que he podido estudiar en cu|turas diversas y
|a experiencia de| disIrute persona| que es siempre
re|ativo, contradictorio y parcia|.
En e| corazon de |as potencias seductoras de| Humor
y de |a Pisa, existe un poder emancipador pecu|iar
que ha sido estudiado por psico|ogos y Lsio|ogos
de maneras diversas y que merece aproximaciones
L|osoLcas sucesivas capaces de disponernos a |a
tarea de comprender, aprovechar, cu|tivar y gozar
mejor ta|es poderes |iberadores.
Diccionario práctico del Humor y la
Pisa. Deñniciones sobre el Humor
y la Risa
"E/ humcr es /a genti/eza de /a desesµeracicn¨ Oscar
Z'+./I
Aqui queremos que e| Humor y |a Pisa se vue|van
práctica des-a|ienante permanente, que impu|sen en
=* #*-$.$"'* 0"=-*0 #&"=$-"-$/*0 ., =" #*'#$,'#$"; <&,
contribuyan a combatir |os miedos, |as angustias
y |as depresiones individua|es y co|ectivas... que
permitan derrotar |as ma|diciones de |a miseria y
|a barbarie y, en Ln, que hagan bri||ar |a a|egria y
|a inte|igencia en sus dimensiones mejores segun
|a etapa de| ascenso humano |iberado de toda
esc|avitud. En Ln que e| Humor y |a Pisa ayuden
" -*."0 ="0 ),>,=$*',0 ., =" #*'#$,'#$" (")" 9"#,)
sucumbir rápida y deLnitivamente e| "|ogos"
burgues.
29
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
E| Humor y |a Pisa son, insistiremos una vez y otra,
un arma poderosa en |a |ucha de c|ases que puede
prestar servicios inva|uab|es para derrotar tambien a|
"Terrorismo Mediático" y ganar |a guerra simbo|ica
(y no so|o) gracias a un repertorio, casi inabarcab|e,
de matices, contrastes y consecuencias cua|itativas
en |a conciencia de c|ase y en e| Iorta|ecimiento
de |a mora| revo|ucionaria. No es |o mismo aque||o
que hace reir a |a burguesia comparado con |os que
hace reir a |a c|ase trabajadora. En este proyecto
indagamos como e| Humor y |a Pisa pueden y
.,>,' "+&.") " .,0'&."); #*' =" ,=*#&,'#$" ., 0&0
potencias emancipadoras, e| Iardo de absurdos que
endurecen nuestros rostros y desvencijan, con ma|
humor, |as cejas y e| arco de |os |abios. lndagamos
como una Humor y una Pisa inte|igentes actua|izan
|o mejor de nosotros sin agotar|o, |o exa|tan y |o
potencian, para Iracturar |a medu|a |a so|emnidad
burguesa. Contra todo pesimismo o abatimiento.
Para desa|inearse |a humanidad, penso Marx,
necesita terminar con |a propiedad privada. E| Humor
y |a Pisa a rebe|des son una Iuerza des-a|ienante
magniLca para que |a humanidad puede devo|verse
|a riqueza que produce su trabajo y, con e||o,
ayudarse a reencontrar e| camino de su desarro||o,
esta vez sin patrones, sin amos, sin que otros |e
inventen su destino. "E| obrero tiene más necesidad
de respeto que de pan." Necesitamos poner en su
|ugar como Iuerza de direccion revo|ucionaria para
transIormar a| mundo e| Humor y |a Pisa que no se
dejan estereotipar, que nos rescatan de |as marañas
de |a so|emnidad que inIecta con sus principios
30
Fer nando Buen Abad Domi nguez
a|ienantes. Con un Humor y una Pisa c|ariLcantes
Iorta|eceremos inc|uso nuestra direccion hacia |a
supresion de| capita|ismo, contra |o que amarga a |a
vida y para remontar |a mora|, |a etica o |a estetica
burguesa. Este proyecto desea que e| Humor y |a
Pisa Iorezcan e impu|sen |os eIectos y aIectos
revo|ucionarios.
E| Humor y |a Pisa emancipadores tendrán mucho de
sabroso, eso es parte de su estetica. Son ama|gama
de energias contra |os reg|amentos más tediosos de
esas ca|amidades instituciona|izadas Iuriosamente
para amaestrar espiritus. Humor y Pisa contra e| statu
quo para potenciar vita|idades de ánimo jugueton.
Humor y Pisa contra |a so|emnidad, |a seriedad y
|a dramaturgia burguesa que, muy seriamente,
impone sus modos de produccion mientras saquea
a |os trabajadores entre sonrisitas patrona|es de
satisIaccion. C|aro que hay quienes se dedican a
producir un tipo de "humor" a| servicio de ridicu|izar
a |a c|ase trabajadora y herir con cinismo, terror y
crue|dad. E| Humor y |a Pisa no son una so|ucion
mágica sino una habi|idad asociada a| equi|ibrio y
|a Iorta|eza emociona| de |os individuos, sus grupos
y sus c|ases. Contra esa estetica burguesa que
nos mueva a| reir a|ienado con base en insu|tos,
vejaciones, discriminacion y vio|encia. Contra |os
ba|uartes de| do|or, e| suIrimiento y |as cu|pas.
E| capita|ismo ha perdido e| juicio. _Y quien gano?
_Cuien gano? Preguntaba un ventri|ocuo ciego que
paseaba con una mariposa |azari||o. _Cuien gano?
lba su voz como exha|acion de lceberg._Cuien
31
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
gano? Y |as sonrisas dejaban tempanos en |os
timpanos mientras se co|umpiaban de oreja a oreja.
_Cuien gano? Y cada vez con más Iriotodos hicieron
conciencia de| inLerno. E| juicio ha durado mucho.
Sigue su cauce, igua| que un rio. Fue metiendose
como rio sa|vaje entre |as montañas de deudas
historicas. Pio cantarin, cauda|osos, pedregoso
y remo|inero. Fue metiendose en va||es, se|vas y
monzones. Puso su nota pintoresca y se ||evo |o que
pudo. A sus riveras crecieron pueb|os prosperos,
cu|turas, civi|izaciones. A|imento y baño |abranzas
y cosechas. Nada |o detuvo. Desemboco en un mar
de incertidumbres ||eno con barquitos hechos con
pape| periodico. Tipo Nev York Times.
Este proyecto piensa en |as tácticas y |as estrategias
#*'-)" =*0 .$0(*0$-$/*0 >&)1&,0,0 ., #*'-)*=
que nada escatiman para suprimir o deIormar
|a risa rebe|de, y es inc|uye |a ma|versacion de
|a inte|igencia humoristica atacada con Iormas
estereotipadas cuya mora|eja pertinaz es |a estetica
de| insu|to, |a denigracion de| projimo y e| manoseo
misogino. Entre otras babosadas. Todo esto se hace
pasar, entre otras ca|amidades, por "simpática" a
|a cu|tura de masas burguesa que se oIrece como
propaganda tota|itaria desvergonzadamente. Hasta
9"+ "'&'#$"'-,0 * ("-)*#$'".*),0 <&, $'/$,)-,'
sumas impudicas de dinero "chistoso" para que
|os "consumidores" se traguen e| esperpento de
un humor retrogrado que se camuIa con pie| de
cordero y que so|o divierte a patron. No es |o mismo
jugar que ser juguete.
32
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Veamos una tipo|ogia contradictoria y somera.
Tenemos sonrisas sinceras y sonrisas hipocritas. En
esta categoria |as hay suaves, casi imperceptib|es y
otras más de|ineadas. Sonrisas de esti|o Mona Lisa
y de esti|o anuncio pub|icitario. Sonrisas tenues,
propias de cierta coqueteria y sonrisas comp|ices
de a|guna travesura. En materia de sonrisas tambien
tenemos |as muy Lrmes y |as que buscan romper
hacia nive|es mayores. Luego tenemos |as risas
propiamente dichas en |as que |as comisuras de |os
|abios se expanden en busqueda de| horizonte con
una muestra ocasiona| de |a dentadura. Pisas que se
acompañas con quejidos suaves con contracciones
de |a caja torácica y e| vientre. Pisas sardonicas,
bur|onas, divertidas, ma|ditas, santas, morbosas,
ironicas... todos segun e| humor.
Va|e insistir en que risa no es |o mismo que
Humor. Tenemos despues |as carcajadas. Cue son
simp|es, compuestas y a repeticion. Espasmodicas,
temb|orosas o convu|sivas. Pecurrentemente se
acompañan con ||anto proIuso o con |agrimitas
eIimeras. Fina|mente tenemos |a risa |oca, |a catarata
de sacudidas sonoras, |agrimeantes, estruendosas
incontro|ab|es... que se pro|ongan por horas o dias
y que dejan marcas inde|eb|es en |a memoria de
manera ta| que a| so|o recuerdo de a|guno de sus
momentos vue|ven y nos atrapan en |os momentos
menos imaginados u oportunos.
E| capita|ismo es un esperpento absurdo y
tragicomico, Iabricante de tristezas enormes.
Contra e| |os trabajadores deberán ser un generador
33
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
de Humor revo|ucionario para repudiar, por
una parte con amp|itud e| arco comp|eto de |os
estragos a|ienantes, su penetracion y extension,
Irecuentemente ironizando con |a rea|idad que mata
de hambre y a pa|os. Cueremos que e| Humor y |a
Pisa revo|ucionarios sean indispensab|es hasta para
ma|decid, sugerir y socavar |as instituciones mora|es
y economicas burguesas. Cueremos desnudar |a
sordidez de| capita|ismo y eso sea so|o un aparte de|
Humor transIormador inspirado con rigor etico. La
otra parte es ayudar a madurar a| Hombre Nuevo.
A$,'-)"0 -"'-* ,0-, ()*+,#-* <&$,), ,0-&.$") ,=
ridicu|o historico de una crue|dad concreta con un
humor concreto, instintivo, ta|adrante, demo|edor
Iortuito y vo|untario. apoyar una revo|ucion
emociona| de |ucha irreconci|iab|e con |as
cosmovisiones de| humor burgues. Lucha |ogica,
metodo|ogica y psico|ogica de ro|es estructura|es
+ 0&(,)7,0-)&#-&)"=,0 (")" =" .,)*1"#$2' ., -*."
autoridad mora|, Iisica o po|itica burguesas.
Este proyecto de investigacion sobre e| Humor y |a
Pisa acuarte|a sus hipotesis y |as a|inea contra |os
argumentos que echa |a burguesia para justiLcar
tanto suIrimiento inIigido a |as c|ases trabajadores
empeñada en convencer|as de aceptar, muy
seriamente, su suerte de esc|avas. Este proyecto
quiere |uchar contra |a perversion Iabricada por
|os comerciantes de| humor pato|ogico y que se
incuba, entre otros, en |os mass media mercanti|es.
Este trabajo quiere |uchar contra e| daño a|ienante
que se diseña contra |os pueb|os con |a estetica
de| kitch sketch ap|icado para todo... este proyecto
34
Fer nando Buen Abad Domi nguez
quiere combatir abiertamente |a paraIerna|ia de |a
risotada mercadotecnica.
La c|ase trabajadora necesita en su direccion de|
Humor y |a Pisa |iberadores, de| humor y no de|
cinismo, hace Ia|ta |a mi|itancia revo|ucionaria
bien armada con sus generos de| Humor y |a
Pisa expresados, por ejemp|o, con |a Iuerza de |a
caricatura que desnuda |o grotesco y |o ridicu|o
de |a rea|idad |acerante. Humor poderoso para
desmembrar |a simbo|ica a|ienante de| enemigo de
c|ase. Humor para deIendernos y para construir
porque |a burguesia degenera e| genio Iestivo
popu|ar que es obra de su enemigo tambien.
Humor en nuestra direccion revo|ucionaria porque
|a burguesia cañonea nuestra Pisa po|itica, nuestra
|a gestua|idad irreverente |a esc|avitud, reprime |a
cancion bur|esca y e| carnava| porque con su eLcacia
simbo|ica esc|arece |as Iuerzas de| combate en |a
|ucha de c|ases y ayuda a Iorta|ecer e| ánimo para |a
transgresion de| humor oLcia| de |a mora| burguesa
a todas horas. Se trata de una |ucha ideo|ogico-
po|itica. No son pocos |os cana||as o |os ignorantes
que sue|tos de cuerpo aLrman que |os marxistas
no tienen sentido de| humor. _Será eso un chiste?
"Una de |as caracteristicas más excepciona|es de LD
(Trotsky) era su maravi||oso sentido de| humor."
8

Estaban Vo|kov
E| Humor y |a Pisa nos interrogan con sus enigmas
y provocaciones que son repertorio majestuoso
de inquietudes proIundas. Son e|ocuencia de
8 http.//vvv.e|mi|itante.org/content/viev/1069/37/
35
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Iuentes animicas nutricias que nos dan identidades
particu|ares o co|ectivas. Con Humor y Pisa
penetramos a esas zonas de| espiritu p|enos de
causas rebe|des primigenias, de sentido y de Iuturo.
La Pisa actua|iza a| Humor porque se |e despega esa
distancia suLciente que da espacio a reIejos casi
espejineos. Humor y risa nos devue|ven |os ojos
de |a identidad y de |a singu|aridad que somos y
ponen a prueba Irecuentemente nuestra capacidad
para reirnos de nosotros mismos. La Pisa actua|iza
a| Humor, |o exa|ta y |o potencia, nos Iuerza a un
encuentro con |a conciencia que disIruta |a Iractura
de una rea|idad interrogada a punta de carcajadas.
Nos abstraen objetivamente en |a maraña cerrada
con que se nos impone |a seriedad de |as autoridades
(")" (*',) ,' .&." =" ,0-)&#-&)" ., -*.* "<&,==*
que |a burguesia impone como norma. E| humor y
|a Pisa revo|ucionarios penetran e| prob|ema de |as
causas socia|es primeras, sus divisiones socia|es y
=" ',#,0$.". ., (),1&'-"); (")" ">)$) >*<&,-,0 (*)
donde se L|tren e| azar, |o entendib|e, |o raciona|,
|o irraciona| y |o irreverente. "A ninguna mente bien
organizada |e Ia|ta sentido de| humor". Samue|
Tay|or Co|eridge
De| remanente semántico socia| que cada quien
condensa en e| ánimo de sus modos para cursar
|a vida, su mora|, su etica o su estetica, emergen
|os generos de Humor y Pisa que toma direccion
hacia e| ascenso de |a conciencia. Ta| direccion
transIormadora se proyecta y se introyecta,
dia|ecticamente. No todos |o resisten.
36
Fer nando Buen Abad Domi nguez
No puede haber Humor o Pisa "tipo", e| desarro||o
de |os individuos, de |a especie y de sus modos
organizaciona|es, necesitamos de e||os como Iuerza
en corre|ato mu|timoda| con sistemas perceptivos
., =" ),"=$.". + ., =" $)),"=$.".; 9"0-" 9*+ (*#*
estudiados y muy manoseados por cientiLcismos,
por espiritismos o idea|ismos de todo tipo. E| ser
y e| modo de ser de |a razon se L|tran e inL|tran
siempre en e| Humor y en |a Pisa. Pasan una prueba
boomerang para ganar e| contro| sobre sus Iuerzas
()*($"0 <&, .,-*'"' ,' (")"=,=* .,(20$-*0 .,
energias muy diversas, a|gunas de e||as reprimidas
pertinazmente.
Tanto tienen e| Humor y |a Pisa de Iuerza de direccion
que de e||a emerge un reino, muy inexp|orado,
particu|armente de|icioso por promisorio. Contienen
Iuerzas capaces de actua|izar toda produccion
simbo|ica para combatir |o dogmático, |as normas
de conducta hegemonicas y |o aceptado Iata|idad.
Combinan energias de indo|e insospechada y
arremeten contra |os reg|amentos más tediosos de
esas rea|idades o ca|amidades tan Iuriosamente
instituciona|izadas para amaestrar espiritus.
E| Humor y |a Pisa son pe|igrosos para e| statu quo
burgues porque desata en |a humanidad entusiasmos
.$/,)0*0 #"("#,0 ., (*-,'#$") /$-"=$.".,0 *0#$="'-,0
entre |o rea| y |o Iantástico en |a cotidianeidad
misma y |os convierte en potenciadores de| ánimo
más jugueton. Con |a so|emnidad, |a seriedad y |os
desp|antes dramáticos que |a cu|tura occidenta|
apunta|a en todas sus estrategias de adoctrinamiento,
vivimos una caceria de brujas incesante en contra e|
sentido de| Humor y e| arte de reir, su natura|eza y
37
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
sus eIectos. Han sido perseguidos porque re|ajan |a
discip|ina autoritaria de una ideo|ogia esc|avizante.

Entre |os eIuvios |iberadores de| Humor y de |a
Pisa, con sus sinrazones o rebe|iones espiritua|es y
e| me|odrama de| |ogos occidenta|izado, media un
repertorio casi inabarcab|e de matices, contrastes
y consecuencias enIáticamente acentuados por
|a historia, y por |a hoy tambien satanizada |ucha
de c|ases.
"%*,3&$(3/( <
%*,(/%1/,%'$(
/,A63'%$8/,3/
$%/,31$.*( )*&
+$ 9'(3*&'$4 < )*&
+$ 9*< 3$8>'T,
($3$,'7$.$ +1%9$
./ %+$(/(I:
38
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Humor y Risa son un enigma
en serio.
"É/ es, tambión, cbjetc de una de esas sc/icitacicnes
)/&)/31$( 51/ )$&/%/, 0/,'& ./+ /G3/&'*&4 < 51/ ,*(
',8*0'+'7$, )*& $+-1,*( ',(3$,3/( $,3/ 1,* ./ /(*(
$&&/-+*( A*&31'3*(4 ./ %$&6%3/& 86( * 8/,*( ,1/0*4
%1<* (/%&/3* 8/ )$&/%/ 51/4 ./ )&/-1,3$&,*(
$./%1$.$8/,3/4 +* /,%*,3&$&=$8*( /, ,*(*3&*(: A.
Breton
E| humor que necesitamos.
E| humor como va|or.
E| humor como Humor dia|ectica,
,'-), =* #*'-)")$*; =* #*'-)".$#-*)$*
y |as contradicciones.
[\/&/8*( 51/ /, +$ %*,%/)%'2, ./ 3*.$ *>&$
918*&=(3'%$4 /a reñexicn ,* (/ /(%*,./4 ,*
)/&8$,/%/ ',0'('>+/] LIIIO (',* 51/ (/ )*,/ $,3/
(/a emccicn inicia/| ccmc un juez, /a ana/iza,
./($)$('*,$.$8/,3/4 < ./(%*8)*,/ (1 '8$-/,I ^',
/8>$&-*4 ./ /(3/ $,6+'('(4 ./ /(3$ ./(%*8)*('%'2,4
(1&-/ * /8$,$ *3&* (/,3'8'/,3*4 $51T+ 51/ )*.&=$
./,*8',$&(/4 < <* +* ++$8* $(=4 /+ (/,3'8'/,3* ./ +*
%*,3&$&'*B
9
. Pirande||o
Este trabajo entiende e| Humor y |a Pisa como
va|or de |a vida socia| e historica de |a humanidad
contra toda idea mecanicista diIundida en
manua|es y articu|os predominantes que sue|en
9 http.//vvv.ucm.es/inIo/especu|o/numero12/c_va||ej.htm=
39
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
ser tergiversaciones burdas. Nuestra deLnicion
en e| marco de| materia|ismo dia|ectico, propone
debates teoricos a partir de |a idea de que Humor
y Pisa constituyen un va|or socia| medu|ar de |a
concepcion de| mundo, como metodo de aná|isis
y como herramienta de accion directa. Entender
e| Humor y |a Pisa en e| campo de |a crisis de
direccion no es más que una ap|icacion con tota|
justiLcacion e|aborada L|osoLcamente como unidad
diIerenciada. Humor y Pisa no es una combinacion
arbitraria de dos terminos independientes, sino
una unidad diIerenciada para una cosmovision que
descansa en e| desarro||o de| pensamiento en todas
sus ramas y que sirve como soporte para |a Humor
humana transIormadora.
Es decir, si bien e| Humor y |a Pisa son va|ores
socia|es e||o no signiLca que no haya una identidad
entre e||os, es decir, que e| Humor y Pisa Iuncionen
en todos |os campos de |a misma manera. Humor
y Pisa corresponden a |a accion y conciencia
humana. Ambas Iorman una unidad, siendo
una hija de| otro. Postu|ar |a autonomia abso|uta
entre ambos conceptos signiLcaria otra Iorma de|
dua|ismo kantiano, como en |a |ogica superada por
e| Humor y Pisa como Iormas de pensamiento. La
crisis de direccion es, tambien, crisis de Humor y
de Pisa donde en rea|idad están contenidas partes
diIerenciadas de una unidad que no está dada so|o
por una aparicion tempora| sino por un desarro||o
historico concreto. "#$ /(%+$0'31. ,* (/ $>*+'24 (/
cambic a 8 hs. diarias.¨ Les Luthiers
40
Fer nando Buen Abad Domi nguez
"_Cue expresan e| Humor y |a Pisa? Conciencia
exteriorizada. Las |eyes de| Humor expresan |as
=,+,0 ., =" #*'#$,'#$" ,' 0& ),="#$2' "#-$/" #*' ,=
mundo exterior. Ta| re|acion de |a conciencia con
e| mundo exterior es una re|acion de |a parte con
e| todo, re|acion no mecánica sino dia|ectica. Las
re|aciones de| Humor con |a crisis de direccion
imp|ican un sa|to de cantidad en ca|idad, |o que una
vez Iue obra de |a so|emnidad autoritaria paso a ser
humor popu|ar y motivo de bur|a conciente contra
|as Iormas opresivas. E| Humor como herramienta
#*'-)" =" #)$0$0 ., .$),##$2' (&., #*'-)$>&$) "=
0"=-* #&"=$-"-$/* ., =" #*'#$,'#$"; 9"#,) /$0$>=,0
|as contradicciones... |a contradiccion entre e|
capita|ismo y su antitesis, |a c|ase obrera, que debe
inevitab|emente ser resue|ta en una sintesis, una
0*#$,.". 0*#$"=$0-" ,' =" #&"= .,0"("),:#"' ="0 #="0,0
para que emerja un Humor potente en e| Hombre
Nuevo. Humor y Pisa deben ser "mecanismo" de |a
transIormacion de |a cantidad en ca|idad.
E| Humor debe, entonces, por necesidad ascender
a un carácter sintetico que en e| entren aque||os
e|ementos capaces de impu|sar e|ementos nuevos
en |a negacion de| concepto inicia|. Destrabar
|as antinomias Iorma/ contenido, y posibi|idad
abstracta/ necesidad concreta para que de a |a accion
humana revo|ucionaria e| servicio de| cua| se piensa
indispensab|e. Humor para |a conversion de una
(*0$>$=$.". ">0-)"#-" ,' &'" ',#,0$.". #*'#),-" (*)
una combinacion de condiciones y contradicciones
materia|es deLnidas. Humor y Pisa para combatir
=" 9,),'#$" $.,*=21$#" >&)1&,0" 0*>), =" #="0,
41
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
trabajadora y a su vez victoria que se convierta en una
necesidad que expresa Iorta|ecimiento de a|gunos
Iactores y e| debi|itamiento de otros, interre|acion
contradictoria ingeniosa y creativa deLnida como
conciencia nueva y Humor transIormadora entre
esos Iorta|ecimientos y debi|itamientos. Humor
y Pisa necesarios para impu|sar mi|es de series
interconectadas de cambios cuantitativos capaces
de animar y Iorta|ecer |a mora| revo|ucionaria en e|
camino hacia nueva conste|acion de Iuerzas nuevas.
socia|istas.
E| Humor detecta e| dominio de| pensamiento y su
pape| en |os cambios cuantitativos que conducen a
cambios cua|itativos. Detecta matices, gradaciones,
e inc|uso catástroIes inte|ectua|es. E| desarro||o
de| Humor tiene carácter dia|ectico su inIuencia
9"#, <&, =" #*'#$,'#$" ,'-), ,' #*'-)".$##$2'
con |a rea|idad. E| Humor y |a Pisa hacen con esta
#*'-)".$##$2' ,0-" #*'-)".$##$2' &' .,0"))*==* .,
9">$=$.".,0 #*'#$,'-,0 (")" "+&.") " "#,)#") " ="
conciencia a |a rea|idad de| mundo. E| Humor y
|a Pisa no son un reIejo sino un resu|tado de |a
interaccion entre |a conciencia y |a rea|idad ÷aun
más- son una Iorma de conocimiento, surgido de
esa interaccion. E| conocimiento dia|ectico de|
mundo no es identico a| conocimiento que propicia
e| Humor, |a conciencia es una Iorma superior de |a
materia con pecu|iaridades y regu|aridades distintas
en abso|uto de |a parte restante de |a natura|eza.
Es necesario seña|ar |as diIerencias entre e| Humor
y |a Pisa, objetiva y subjetiva, para evitar una
vision mecánica que considera |a re|acion entre
42
Fer nando Buen Abad Domi nguez
|a natura|eza y |a sociedad humana so|o como un
juego de espejos. En su zona subjetiva e| Humor y
|a Pisa con sus Iormas propias, especiLcidades y
regu|aridades reposa en |a transIerencia no |inea| de
=" /$." #*'#),-" $'#=&0* #*' 0&0 (,'&)$"0; .*=*),0
que resu|tan a veces en espasmos cua|itativos de |a
conciencia ante |a rea|idad objetiva.
_Cuá| es |a re|acion entre e| Humor y |o subjetivo, |a
Humor humana de |a risa y |o objetivo?
La primera revo|ucion obrera triunIante, Iue tambien
un triunIo de |a mora| revo|ucionaria y de| Humor. Ese
Humor que Iue capaz de romper con |a esc|avitud
ideo|ogica para comenzar a imaginar un mundo
distinto nada tiene que ver con e| esquematismo
pedante con que a|gunos como Berke|ey han querido
exp|icar|o. La contradiccion de c|ase, |a Iuerza genera|
de| proceso historico, maniLesta de manera aguda y
comp|eja e| Humor de |os trabajadores revo|ucionarios.
lnc|uso bajo e| castigo de |a necesidad extrema a
que son sometidas |as c|ases exp|otadas con una
#&=-&)" "=$,'"." + 0,)/$=; =" #="0, ),/*=&#$*'")$" (&.*
dar sa|tos de conciencia ayudad por e| Humor. Y
esto se repite en muchos procesos revo|ucionarios.
Este carácter contradictorio de| humor como Iuerza
en condiciones inc|uso extremas es muestra de |a
|ey universa| de| desarro||o desigua| y combinado que
mezc|a inc|uso en su dinámica Iormas arcaicas de|
Humor con Iormas contemporáneas.
Peir des-a|ienantemente abre, expande, exa|ta e|
Humor en convu|siones |iberadoras que evidencian
43
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
e| absurdo exp|icito e imp|icito de |a idiosincrasia
burguesa. E| genio popu|ar se apropia de |a rea|idad
oIrece|e boIetadas de su Humor en |ucha preñadas,
muy Irecuentemente, con dosis de reve|acion. Son
estos grados muy diversos de| ánimo imperante y de
|a maduracion de| combate. Su Humor a|canza para
|o trágico y para |a muerte y sobrevive para oIrecerse
abierto inc|uso en |a Iorma de |os chistes. Eso no
so|o |ibera a| espiritu y |o renueva re|ativamente
sino que Iorta|ece a| conciencia que, inc|uso, en |as
ca|amidades peores e| triunIo es posib|e, comenzando
con e| triunIo de |a conciencia revo|ucionaria. .
E| Humor rebe|de da esperanzas porque entrena a
|as inte|igencias con juguetes demo|edores de |a
|ogica opresora. Pone a |a vista conIrontaciones
irreconci|iab|es con e| "|ogos" de| patron y activa
risas que hermanan a una c|ase en pie de guerra
permanente. E| Humor revo|ucionario tiene Ie|igresias
donde |a humanidad, más temprano que tarde,
Lnca sus mejores identidades. |as de |a |ucha.
Eso |o teme e| capita|ismo y |o envidia, por eso |o
secuestra y |o ma|versa con payasadas vu|gares y
tonteria a rauda|es. Por eso |o tergiversa inc|uso con
"L|osoIias".
E| Humor debe tener su |ugar e| |a direccion
revo|ucionaria como práctica, de |os dirigentes y de
todos, para e| disIrute de sus rebe|dias de| pensar
y e| sentir sintetizados en un sistema de rupturas
y revo|uciones que |a inte|igencia procura como
a|imento para e| ascenso de |a conciencia.
45
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
El Humor revolucionario entiende
que no todo ha de ser “chiste”.
"Pcdr/a escribirse una cbra ñ/cscñca buena y
(/&'$4 %*8)1/(3$ /,3/&$8/,3/ ./ %9'(3/(:I Ludvig
C$--1,'0-,$'
No hay Humor imperecedero ni todo puede someterse
a chiste. |a chacota a u|tranza no es Humor des-
a|ienante sino a|ienacion pertrechada de estupidez.
E| Humor es más amp|io de |o que creemos y no se
agota con chistes y risotadas, su universo comp|ejo
es expresion contradictoria que niega un Ietichismo
"^/ 3&$3$ ./
3*8$& +$( &'/,.$(
./+ 81,.*
)$&$ '& %*,3&$
+$( +/</( ./ +$
$%181+$%'2,
%$)'3$+'(3$
8/7%+$ )/&0/&($
./ /()$,3*4
./(-&$%'$ <
A/$+.$.I "
46
Fer nando Buen Abad Domi nguez
que |o vue|va todo poderoso o mágico. La dia|ectica
de| Humor quiebra todo estatismo y se resue|ve como
Iuerza en movimiento. Y una de sus tradiciones se
ratiLca en e| combate contra |a barbarie, |a sinrazon
y |a vio|encia Iascista.
Se trata de reir inte|igentemente para romper |os
estatutos básicos de |a resignacion y |a esc|avitud.
Para impu|sar una Iorma de vida que debe ser divertida
y magniLca aunque |a hayan vue|to horrib|e para
muchos seres humanos. Se trata de tomar |as riendas
de| mundo para ir contra |as |eyes de |a acumu|acion
capita|ista mezc|a perversa de espanto, desgracia y
Iea|dad. Se trata de tomar |a direccion transIormadora
y democrática de| mundo para terminar tambien
con |a payasada que e| capita|ismo ha creado en
su propia idea de humor, su sentido burgues de |a
"a|egria" y |a "Ie|icidad"... sus coartadas "chistosas"
para esconder |os cadáveres que Iabrica.
E| capita|ismo no es una broma trágica de Dios contra
sus "hijos", no se |e ve |a gracia por ninguna parte.
E| Humor en una direccion revo|ucionaria debe ser
(*-,'#$" =$>,)".*)" '* (")" "',0-,0$") =" #*'#$,'#$"
sobre |a rea|idad sino para Iorta|ecer ta| conciencia
de manera ascendente en e| proceso revo|ucionario
de transIormar a| mundo. "B'/8>+/,4 (' 51'/&/,4
+$( %+$(/( -*>/&,$,3/(4 $,3/ +$ )/&()/%3'0$ ./ 1,$
&/0*+1%'2, %*81,'(3$I #*( )&*+/3$&'*(4 %*, /++$4 ,*
3'/,/, ,$.$ 51/ )/&./&4 %*8* ,* (/$ (1( %$./,$(I
B'/,/,4 /, %$8>'*4 1, 81,.* /,3/&* 51/ -$,$&I:
(ManiLesto Comunista, 1848)
47
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
E| Humor en |a vida rea|, natura|mente, descontento
de su sino, examina |os objetos que |e han enseñado
a uti|izar, y que ha obtenido a| traves de su someterse
',1".* " "()*/,#9") ="0 *(*)-&'$.".,0 )$0$>=,0 <&,
emprendio, |a riqueza y |a pobreza. Su conciencia
mora| no puede prescindir de |ucidez, tiene que dirigir
|a vista hacia su Iuerza maravi||osa, por mucho que
sus educadores |o hayan deIormado |a perspectiva
de que todas |as cosas oIrecen. Las amenazas de |o
so|emne burgues se acumu|an, se cede, se renuncia
a una parte de| Humor que se debia conquistar.
E| Humor revo|ucionario no debe reconocer |imite
a|guno porque ya no puede ejercerse en |os |imites
Ljados por e| uti|itarismo convenciona|. E| Humor no
puede resignarse a cump|ir esa Iuncion subordinada
a un destino de tinieb|as. Su Iuncion será construir
conciencia.
En todos sus procesos de emancipacion |a humanidad
0, 9" #*'/,)-$.* ,' &' 0,) #"(": ., ,0-") " =" "=-&)"
de una necesidad excepciona| como |a de| Humor
y e||o es asi porque se ha entregado, en cuerpo y
a|ma a| ascenso de unas necesidades prácticas que
no to|eran |a depresion ni |a inmovi|idad. Siempre
ha sido una minoria |a encargada de amargar e|
Humor a |a mayoria. "La conIusion esta c|arisima."
4,0 4&-9$,)0
E| Humor tiene poder de exa|tante y es abso|utamente
necesario deIender esa va|or que tantas y tantas
.,01)"#$"0 9" 9,),.".* + <&, #&"'.* 9" 0$.*
|ibre nos ha |egado una |ibertad espiritua| suma. A
48
Fer nando Buen Abad Domi nguez
nosotros corresponde uti|izar|a sabiamente. Peducir
e| Humor a |a esc|avitud de| criterio burgues grosero
cuya Ie|icidad termina en comerciar mercancias y
acumu|ar riqueza en pocas manos, es abandonar a
|o mejor de |o que uno encuentra en |o más hondo
de si mismo como derecho a |a suprema justicia
socia|. Tan so|o e| Humor permite Iorta|eza mora|
bastante en |as ideas para combatir a| capita|ismo
con su terrib|e condena a |a miseria de |a mayoria y
esto basta tambien para que nos demos a| trabajo de
desa|inear e| Humor como Iuerza de direccion para
<&,>)"'-") #$,)-"0 ),1="0; ),1="0 #&+" -)"'01),0$2'
deLne |a ca|idad de revo|ucionario |o cua| todo ser
humano ha de procurar saber por su propio bien. Y,
en rea|idad, e| Humor, |as risas emancipadas no son
una Iuente de p|acer despreciab|e.
!"+ <&, $'0-)&$) ()*#,0* " -*." ,0#&,=" ., "#-$-&.
mecanicista y es imperativo instruir proceso toda
actitud empiriocriticista. Por más "poetica" que
("),:#" " "=1&'*0; =" 0&(),0$2' * .,1,',)"#$2' .,=
Humor presupone un orgu||o monstruoso que so|o
conduce a un estado de ánimo inspirado por |a más
comp|eta Irustracion. Es imperativo ver en dichas
escue|as, bienhechoras de| pensamiento burgues,
&'" ),0&)),##$2' "&-*)$-")$" ., #$,)-"0 -,'.,'#$"0
de| espiritua|ismo más risib|e, por otro |ado. Te|es
escue|as inspiradas en e| kantianismo, e| positivismo,
e| neo-|ibera|ismo... son hosti|es a todo genero de
desarro||o inte|ectua| y mora| emancipadores.
Son, en más de un sentido, resu|tado de |a
mediocridad de c|ase, de| odio de c|ase y de |os
49
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
sentimientos burgueses de suLciencia. Es esa
P|eyade de escue|as |a que ha engendrado, en
nuestros dias, |ibros ridicu|os dedicados a santiguar
e| estado de| ánimo burgues como cumbre de| espiritu
de todos |os tiempos. A|imenta incesantemente a |a
Iarándu|a periodistica, traicionan a |a ciencia y a|
arte, a| buscan amaestrar a| "pub|ico" pervirtiendo|e
con diversiones rastreras. Su Humor se a|imenta de
estu|ticia predispuesta a degenerar y a perjudicar
|a actividad rebe|de de |as mejores inte|igencias
+ 0& ()*(20$-* ,0-)$>" ,' (*',) "= 0,)/$#$* ., ="
a|ienacion su contribucion con dotes mediocres
de «observacion» para |a bur|a de |os más debi|es,
de |os enIermos, de |os marginados. Es toda una
escue|a de escue|as burguesas.
Si reconocemos que e| esti|o de| humor burgues
es pura y simp|emente discriminatorio, será
preciso reconocer tambien que sus autores son
excesivamente ambiciosos y usureros porque tratan
de sacar muchas carcajadas con muy poca, y pobre,
inversion de humor. E| carácter circunstanciado de su
humor de c|ase induce a sospechar que so|o pretenden
divertirse a expensas de |os pueb|os. No permiten
|a menor duda acerca de sus chistes de vaciedad,
nada hay que se |es pueda comparar, no son más
que superposiciones de Irases de catá|ogo obsceno,
., ="0 <&, 0&0 "&-*),0 0, 0$)/,' 9"0-" ,= 9")-":1*;
sin |imitacion a|guna mientras aprovechan |a ocasion
para poner a |a vista sus credencia|es mercanti|es
saturadas con |ugares comunes. No podemos aceptar
que e| Humor se reduzca a semejantes temas de tan
parvu|aria mania en |ugar de gozar de| |ugar que |e
50
Fer nando Buen Abad Domi nguez
corresponde en |a direccion revo|ucionaria. La pereza,
|a Iatiga, e| hastio burgues no son atractivos por más
que se impongan como mode|os eticos y esteticos.
E| Humor revo|ucionario oIrece a|tibajos contrastados
contra |a depresion y |a debi|idad, contra |a Ia|ta
de origina|idad |os momentos nu|os de |a vida y |o
indigno.
E| humor burgues escoge una victima, y, tras
describir|a, genera|mente con sorna, |a hace peregrinar
a |o |argo y ancho de un mu|adar de adjetivos. Pase |o
que pase, dicha victima, cuyas acciones y reacciones
han sido meticu|osamente estereotipadas, no puede
comportarse de un modo imprevisto, aunque parezca
que puede hacer cosas imprevistas, todo esta p|aneado
para un Lna| que no tiene escapatoria. Aunque |a
victima de| chiste en |a rea|idad haya sido vapu|eada
por e| sistema socia| de injusticias imperantes e| o|eaje
de odio de c|ase no |e deja sa|idas.
Se trata de revo|car|o, hundir|o, deprimir|o para que
abandone toda idea de rebe|dia gracias a una |ogica
chistosa que deja a sus victimas en e| más terrib|e
abandono. Y eso es |o que ocurre en e| Humor
burgues. La diversion burguesa es tan amp|ia que en
e||a caben todos |os tonos de voz de |os oprimidos,
sus modos de andar, de comer, de amar... E| humor
burgues impera sobre |os sentimientos de e| nacen
|as bur|as más descanadas cuya Iuerza persuasiva
)".$#" -"' 02=* ,' 0& ()*($* ">0&).* + =*1)"'
imponerse mediante e| recurso a un vocabu|ario
procaz de un simp|e ingenio y otras habi|idades
para insu|tar a |os pobres. No son juegos inocuos,
ocu|tan una vision, en |a mayoria de |os casos, e|
51
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
verdadero pensamiento burgues que se busca a
si mismo, que ||eva en si su propia justiLcacion,
por |o menos en cuanto respecta a como ha sido
capaz de ejecutar con miseria y vio|encia a toda una
civi|izacion. Mientras |os poderosos se rien.
E| catá|ogo de |as risas inventadas por |as Iarándu|as
(")" .,#*)") ('31$%'*,/( $-&$.$>+/( $'#=&+,
sonrisas de ocasion para |a Ioto de |os po|iticos en
campaña, |as sonrisas aIab|es para concursos de
"be||eza", |as risitas Iorzadas para rematar Irases
cursis en char|as de compromiso, |a risa Ia|sa de |os
emp|eados ob|igados a ser condescendientes con
0&0 #=$,'-,0; ="0 )$0"0 ',)/$*0"0 ., =*0 #*))&(-*0
para no incomodar a sus jeIes... e| co|mo son |as
risas grabadas para Iorzar |a simpatia con |as series
te|evisivas, risas p|aniLcadas para rematar chistes
preIabricados y repetidos hasta |a nausea. Humor
mercancia acotado a |os tiempos de |as Iarándu|as
te|evisivas, Ii|micas o radioIonicas. En su expresion
gráLca muchos internautas rematan Irases con un
"Ja, ja, ja" casi siempre innecesario y boba|icon. No
sin excepciones, c|aro.
E| capita|ismo perdio e| juicio, juicio nunca perdio su
cauce como rio (_como rio?) a pesar de que viajo de
|a p|aya a |a montaña. Fie| a si mismo desemboco
en un mar de a|tura a||á en |a montaña más
portáti|. Pio inverso cargado a |omos de cangrejos
IosIorescentes. Pio a todo ga|ope contra e| tiempo.
Pio tardio, deudor, perturbado. Pio revue|to. E|
capita|ismo perdio e| juicio en e| sentido más
poco simpático. Si es que hay sentido en un juicio
52
Fer nando Buen Abad Domi nguez
perdido. Eso a| menos es a|go, |e dijo en secreto |a
nada a| vacio mientras se besaban a |a sombra de
un ca|endario poco Irondoso. Bajo |as hojas de ese
ca|endario se acurrucaban para morir todos |os dias
de |a exp|otacion y |a p|usva|ia y es inevitab|e.
E| humor revo|ucionario está dotado de un poder de
irradiacion de |uz que contribuye a |a mayor g|oria de
|os personajes. Vivimos bajo e| imperio de |a |ogica
burguesa, de sus credos y de sus chistes, asi sean
horrendos y vu|gares. E| Humor se usa en nuestros
dias, con sus procedimientos |ogicos internos, tan
so|o para una diversion genera|mente pobre. Son
inIecciosos de un raciona|ismo que todavia se ap|ica
para incendiar |as hogueras de c|ase con Lna|idades
de orden economico en una jau|a, en cuyo interior
|a |ogica mercanti| y |a exp|otacion dan vue|tas y
vue|tas sobre si mismas. La |ogica de| humor burgues
se basa en |a uti|idad inmediata protegida por |a
obscenidad comun de una civi|izacion Iundada en
e| suIrimiento ga|opante de |a mayoria.
Con |a excusa de |o "divertido" se ha ||egado
a desterrar de| reino de humor cuanto pueda
reivindicar a |a c|ase trabajadora. Se ha ||egado a
proscribir todos aque||os modos de produccion de
Iorta|eza revo|ucionaria que necesariamente tiene
en e| Humor rebe|de un Irente de |ucha, que con
mucho, es uno de |os más importantes y que se
pretendia re|egar a| o|vido. Es e| Humor y |a Pisa en
|a direccion revo|ucionaria que debemos reconocer
que es de importancia suprema. Y por eso es preciso
emprender una bata||a dentro y Iuera de |as Iuerzas
53
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
<&, ,' =" /"'1&").$" ),/*=&#$*'")$" 0, 9"' *=/$.".*
de| Humor y de |a Pisa. Esto deberá perL|arse, por
ahora, como una corriente a cuyo Iavor estamos
todos autorizados a dejar de |imitarnos so|o a |as
rea|idades más evidentes.
Ta| como se produce e| Humor revo|ucionario es
una organizacion de ideas y emociones que toma
,' #&,'-" ="0 -)"'0$#$*',0 ., &'" ),(),0,'-"#$2'
., ),"=$.".,0 #&+" #**).$'"#$2' .,(,'., .,
|a conciencia. Cueremos e| Humor y |a risa
emancipadores para entregarnos a| una vida con
Humor inte|igente, con |os ojos abiertos, para que
|a vida |ibre pueda preva|ecer. Humor y Pisa que
se ha demostrado a| ocurrir |a «rea|idad» que ya
no es zona ajena de certidumbre que, para reso|ver
|os prob|emas Iundamenta|es de |a vida toma |a
direccion revo|ucionaria a |a que debe ser Le|.
El Mapa de la Felicidad
Ceopo|itica de| mundo Ie|iz. Usted está Aqui. E|
capita|ismo perdio e| juicio, Iue un juicio perdido
y un juicio memorab|e. L|ego acompañado por |a
misma novia de ocasiones anteriores. Vestida
impecab|emente con un traje negro abso|uto. Negro
transparente terso invisib|e. Negro monumenta|
y rabioso. Una novia en toda |a extension de |a
pa|abra capita|ismo, de |a pa|abra perdido, de |a
pa|abra juicio. Una novia con todas sus |etras. Es
de mencionarse e| |ujo de deta||es con que Iueron
servidas |as cenizas en cada nicho. La novia |evanto
|a copa más grande y brindo por cada gota de sangre
54
Fer nando Buen Abad Domi nguez
derramada. Luego |impio de sus |abios unos restos
de cenizas Iunebres hizo caminar su |engua grisáceo
sobre e| L|o abisma| de |a copa y entono un susurro
materna|. Los niños desde sus Irascos de Iormo|
te|evisivo Iestejaban con |a a|garabia tipica de |as
"'1&$="0 ,=,#-)*#&-"."0 ,'-), &$'3',-(I D '".$, =,
hace gracia.
"Si busca Ie|icidad, váyase a vivir a Dinamarca"
10

Usted puede ser Ie|iz en Dinamarca e inIe|iz es
Burundi. PEUTEPS @ #*,.&/( @ 28/07/2006 dice
que segun Adrian White, cientiLco británico, e|
pais más Ie|iz de| mundo es Dinamarca, |e sigue
Suiza, Austria e ls|andia. Tambien dice que |a zona
más inIe|iz de| mundo está en Burundi en AIrica.
Ana|izo 178 paises y 100 estudios so|icitados por
|as Naciones Unidas y |a Organizacion Mundia| de
|a Sa|ud. Estamos buscando más bien si se está
satisIecho con |a vida en genera|, si |as personas
están satisIechas con su situacion y e| ambiente en
genera|" |os Iactores que aIectan |a medicion de |a
Ie|icidad son |a sa|ud, |a riqueza y |a educacion, de
ahi sa|e su )&'8/& 8$)$ 81,.'$+ ./ +$ A/+'%'.$.I
En un extremo de |a Ie|icidad. 1. Dinamarca, 2.
Suiza, 3. Austria, 4. ls|andia, 5. |as Bahamas.
A| Lna| de |a |ista de |a Ie|icidad está |a Pepub|ica
Democrática de E| Congo, Zimbave y Burundi. Los
Estados Unidos están en e| |ugar 23, lng|aterra en
e| 41, A|emania en e| 35, España en e| 46 y Francia
en e| 62. Fuera de |os parámetros de |a Ie|icidad
10 http.//vvv.e|pais.com/articu|o/sociedad/busca/Ie|icidad/vayase/vivir/Dinamarca/
e|pporsoc/20060728e|pepusoc_1/Te0
55
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
quedaron |os paises "en conIicto" (euIemismo a|
canto) como lrak. White está convencido de que
"Los paises más pequeños tienen una tendencia a ser
más Ie|ices por que hay un sentido de co|ectividad
más Iuerte y además están |as cua|idades esteticas
de un pais", es una cosa de |o más |inda. dijo.
"Estamos sorprendidos a| ver que |os paises asiáticos
aparecieron en nive|es tan bajos, como China en e|
|ugar 82, Japon en e| 90 e lndia en e| 125. Estos
paises se cree que tienen un mayor sentido de
$.,'-$.". #*=,#-$/"; =* <&, *-)*0 $'/,0-$1".*),0 9"'
asociado con bienestar".
C9$-, 0, #&$." =" ,0("=." + .$#, <&, 0& ),#*=,##$2'
de datos sobre |o que e| entiende por "Ie|icidad" no
es una "ciencia exacta" y cree que sus mediciones
son conLab|es. inc|uso invo|ucra a otros estudios
desarro||ados con instrumentos de eva|uacion
aná|ogos que, acaso, terminarian por reso|ver |as
incognitas historicas sobre que Iactores inIuyen en
|a Ie|icidad. White seria muy Ie|iz si cada pais rea|iza
investigaciones bi-anua|es. En controversia con esta
"idea" EL PAlS.es
33
@ ;$.&'. @ 12/07/2006, dice
que. "Estamos acostumbrados a comparar paises
en terminos comercia|es o de riqueza bruta. A|gunas
naciones se ganan una reputacion por su musica,
|ogros deportivos, gastronomia o va|or turistico.
Este inIorme presenta un modo de medicion basado
en a|go más importante. e| exito o Iracaso de |os
paises a |a hora de proporcionar una buena vida a
sus ciudadanos a| tiempo que respeta |os recursos
33 http.//vvv.e|pais.com/articu|o/sociedad/pais/Ie|iz/eco|ogico/is|a/PaciLco/
e|pporsoc/20060712e|pepusoc_2/Te0
56
Fer nando Buen Abad Domi nguez
natura|es |imitados de |os que depende". Ésa es |a
base de| lndice de| P|aneta Fe|iz, desarro||ado por |a
organizacion británica Nev Economics Foundation.
e||os creen que e| pais más Ie|iz una is|a de| PaciLco
Sur, Vanuatu y que España ocupa e| puesto 85° de
|a Ie|icidad. Por cierto que Vanuatu, cuya capita| es
Port Vi|a, es una repub|ica cuya pob|acion asciende
a 208.869 habitantes hasta e| año 2006.
La Iormu|a para e| "P|aneta Fe|iz" se basa en una
Iormu|a no matemática. bienestar por esperanza
de vida, dividido entre, o por impacto eco|ogico.
E| resu|tado. Vanuatu |idera de |a |ista seguido de
Co|ombia y Costa Pica. En |os puestos de co|a,
Zimbabve, Svazi|andia y Burundi. Estados Unidos
ocupa e| |ugar 150°; Portuga|, e| 136° y Francia
e| 129°. "Por áreas geográLcas, entre |os paises
occidenta|es gana Ma|ta (53,3), seguida por Austria
(48,8) e ls|andia (48,4). Estados Unidos es e| peor
c|asiLcado (28,8). En AIrica, e| mejor es Tunez
(58,9), seguido de Santo Tome y Principe (57,9),
|as Seyche||es (56,1), Yemen (55) y Marruecos
(54,4). En Asia, Vietnam (61,2), Bhután (61,1) y
Sri Lanka (60,3). En Centroamerica y Suramerica,
Co|ombia (67,2), Costa Pica (66) y Panamá (63,5).
En e| Caribe y e| PaciLco Sur, por detrás de Vanuatu
aparecen Pepub|ica Dominicana (64,4) y Cuba
(61,9)". "E| orden en e| que aparecen |os paises
(&,., <&, #*'-)".$1" =" $'-&$#$2'; (,)* ,0* 0, .,>,
a que |os po|iticos se han perdido a| dejarse guiar por
mode|os matemáticos abstractos de una economia
que tiene poco que ver con e| mundo rea|", ha
.,#=")".* &'* ., =*0 .$),#-$/*0 ., =" *)1"'$:"#$2';
Andrev Simms, a |a agencia de noticias Peuters.
57
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Lógica del Humor y la Risa
Todo episodio de Humor revo|ucionario, con o
sin risa, tiene su |ogica. Es una |ogica antagonica
de |o so|emne, de |o rigido, de |o abso|uto y
de |o vacio. No depende de rictus a|guno ni de
situaciones absurdas o incomprensib|es, ni es
una catarsis distintiva de| genero humano con |a
que se santiguan |os maniqueos en a|gun binomio
extraterrestre y Iata| de penuria-humor. Por eso
estudiar|a tiene su chiste.
E| capita|ismo perdio e| juicio con una bendicion
por aqui otra por a||á y |os deIensores Ie|ices.
No hubo te|eIono que no descargara sus catarsis.
No hubo banco que no abortara e| Iruto de su
vientre Jesus. Sonaron |as campanas, repiqueteo
,= 0*=; 0, )&>*)$:")*' -*."0 ="0 =&'"0 ., -*."0
|as ga|axias. E| capita|ismo estaba perdiendo|e
juicio y |a sentencia bri||aba proIusamente por
0& "&0,'#$" 0*>), =" '*#9, ., 0&0 "&0,'#$"0
consuetudinarias. Muchos preguntaban a ciegas
donde estará e| señor Marx. Donde |o dejamos.
Unos mascu||ando do|or, impotencia, rabia... donde
estará e| señor Marx. Preguntaban ba|buceante.
Otros aun sabiendo preguntaban _donde estará e|
seños Marx? como si no conocieran |a respuesta.
Marx sabia que es |a risa.
"P*,01+('2, ',3/&,$4 51/ )&*.1%/ 1,$ .'(3*&('2,
./ +*( &$(-*( A$%'$+/( < (/ $%*8)$Q$ ./ &1'.*(
inarticu/adcs. Es inIeccicsa y aunque intermitente,
',%1&$>+/I #$ 3/,./,%'$ $ +*( $3$51/( ./ &'($
58
Fer nando Buen Abad Domi nguez
/( 1,$ ./ +$( %$&$%3/&=(3'%$( 51/ .'(3',-1/, $+
9*8>&/ ./ +*( $,'8$+/(4 51/ (/ 81/(3&$, ,*
sc/c inaccesib/es a /a µrcvccacicn de su ejemµ/c,
(',* ',81,/( $ +*( 8'%&*>'*( 51/ *&'-',$&'$8/,3/
)&*0*%$&*, +$ /,A/&8/.$.I ^' +$ &'($ )1/./
%*,3$-'$&(/ $ +*( $,'8$+/( 8/.'$,3/ ',*%1+$%'2,
$ )$&3'& ./ 1, (/& 918$,*4 /( 1, )&*>+/8$ 51/
nc ha sidc resue/tc exµerimenta/mente. E/ dcctcr
;/&'/ Z'3%9/++ (*(3'/,/ 51/ /+ %$&6%3/& ',A/%%'*(*
./ +$ &'($ (/ ./>/ $ +$ ',(3$,36,/$ A/&8/,3$%'2, ./
+$ ($+'0$ )1+0/&'7$.$4 < )*& +* 3$,3* ./('-,$ $ /(3$
.*+/,%'$ %*, /+ ,*8>&/ ./ "P*,01+('* ()$&-/,(:
E8>&*(/ X'/&%/
59
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Historia del Humor y de la Risa
"B*.* 3'/8)* )$($.* A1/ $,3/&'*&:I
A|gunos pensadores como Hipocrates (460-377
a.C.) y Aristote|es (384-322 a.C.) ya hacian |a
distincion entre "desorden de tristeza sin causa"
y "tristeza norma| con causa". Ha habido estudios
más o menos serios respecto a| humor por parte de
Aristote|es, Sigmund Freud, Arthur Schopenhauer o
Henri Bergson. P|aton aLrmaba que |a tragedia era e|
genero |iterario más parecido a |a verdad, mientras
"C$ 9$>'.*
/(31.'*( 86(
* 8/,*( (/&'*(
&/()/%3* $+
918*& )*& )$&3/
./ E&'(323/+/(4
^'-81,.
M&/1.4 E&391&
^%9*)/,9$1/& *
C/,&' X/&-(*,I:
60
Fer nando Buen Abad Domi nguez
que e| genero comico era e| menos parecido, y esa
Iue |a postura que sostuvo Socrates a| Lna| de|
diá|ogo conocido como e| Banquete.
A|gunos sostienen que e| concepto "humor" viene
de |a "teoria de |os cuatro humores" o humorismo
de| cuerpo tipiLcados por |a cu|tura medica desde
Hipocrates en |a Crecia c|ásica y que segun se sabia
regian con sus eIectos |os estados de ánimo. |a bi|is, |a
Iema, |a sangre y |a bi|is negra o atra bi|is. (bi|is negra,
bi|is, Iema y sangre) Segun aque||a c|asiLcacion e|
"sentido de| humor" seria una derivacion de| carácter
sanguineo.
TeoIrasto y otros e|aboraron una re|acion entre |os
humores y e| carácter de |as personas. Asi, aque||os
individuos con mucha sangre eran sociab|es, aque||os
con mucha Iema eran ca|mados, aque||os con mucha
bi|is eran co|ericos, y aque||os con mucha bi|is negra
eran me|anco|icos. La idea de |a persona|idad humana
basada en humores Iue una base para |as comedias
de Menandro y, más tarde, |as de P|auto.
Durante e| periodo neoc|ásico en Europa, |a teoria
humora| domino |a práctica de |a medicina, en
*#"0$*',0 ),0&=-"'.* ,' 0$-&"#$*',0 &' -"'-*
dramáticas. Prácticas tipicas de| sig|o XVlll
como e| sangrado o |a ap|icacion de ca|or eran e|
resu|tado de |a teoria de |os cuatro humores (en
estos casos, para tratar |os excesos de sangre y
de bi|is, respectivamente). Por otro |ado, debido a
que mucha gente pensaba que existia una cantidad
inLnita de humores en e| organismo, era comun |a
61
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
creencia de que |a perdida de Iuidos era una Iorma
de muerte.
E| capita|ismo perdio e| juicio. ¡Cue vivan |os novios!
Critaron unos cisnes Iacos sobre un |ago de o|vidos
Irescos. ¡Cue vivan |os novios! Critaba e| jurado
muerto de muerte natura| a| paso de| tiempo. ¡Cue
vivan |os novios! Critaban bien ca||aditos |os po|icias
amotinados detrás e| presupuesto mi|itar previsto
")" ,0-"0 9$(2-,0$0 ., 1&,))" * 0&>=,/"#$*',0
e| espiritu. Vino papá Noe|, vino |a ceniecienta,
vino Dona|d y Homero Simpson todos ce|ebraron
con champagne sus exitos comercia|es mientras
dec|araban entre eructos de caos y sombras
noticias sobre Timor, Chachenia, Kosovo. "_Si |es
va ma| por a|go será" decia una voceci||a de radio
o de te|evisor, transmitiendo ininterrumpidamente
desde e| interior de |a cabeza de |a inmensa mayoria
si|enciosa.
Aqui ratiLcamos e| sentido con que trabajamos |a
idea de Humor des-a|ienado que no es otro más que e|
permite aproximarnos a e| como Iorma enigmática de
|a inte|igencia socia| capaz de desentrañar, de manera
p|acentera y Iorta|ecedora, |as contradicciones y
paradojas más intimas de |as re|aciones socia|es y
que no pocas veces deriva en risa.
Expresa |a inconIormidad, ante una aberracion,
desgarramiento o agresion socia|, de |a personas,
de su menta|idad y costumbres. Se maniLesta de
maneras diversas por |as contradicciones en |a
Ia|ta de correspondencia entre |o nuevo y |o viejo,
62
Fer nando Buen Abad Domi nguez
entre e| contenido y |a Iorma, entre |os Lnes y |os
medios...
Y, especia|mente, expresa |as a|egrias. La a|egria
|iturgia de| triunIo es a|imento de| espiritu que
acompaña o hace Irente a| miedo y |a muerte... de
|a dominacion. En e| Humor inte|igente se da cita e|
ingenio contra |a so|emnidad de| exp|otador, de |a
tristeza, de |a desgracia de| espectácu|o |a miseria.
E| Humor des-a|ienado es una Iuerza contra e|
absurdo monstruoso de| capita|ismo, permite
no asimi|ar|o porque |as posibi|idades de| ridicu|o
son interminab|es y su imbeci|idad es un eco de
#),,'#$"0 *>0-$'"."0 + &'" ()$0$2' ., =" )$0" <&,
expresa |a suciedad de| mundo burgues.
El Humor des-alienado
produce placer y es una vía al
conocimiento.
Hay que insistir en que e| Humor y |a Pisa sean
abordados, por todas |as personas y especia|mente
por |os L|osoIos revo|ucionarios, que |os asuman con
toda seriedad no so|emne. No como pasatiempo,
no como desp|ante snob, no como anecdota de
sabios... su abordaje exige poder critico y un espiritu
|ibre en accion revo|ucionaria. Se trata de Iormar
una corriente mundia|.
Se trata de enIrentar, con una direccion correcta,
e| absurdo de| capita|ismo y toda su degeneracion
63
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
crimina| que se nos impone como sinonimo de "vida",
como sinonimo de "existencia", como si Iuese |a
unica a|ternativa Iata|mente, dramáticamente,
resignadamente. Se requieren L|osoIos contra e|
nihi|ismo que en sus histerias más nocivas cance|a
toda re|acion entre Humor, Pisa y pensamiento
|ibre. Se requieren L|osoIos capaces de entender
|a risa como trabajo L|osoLco bajo una concepcion
revo|ucionaria de| inte|ecto, (como debe ser) L|osoIos
que dejen de ser a|iados, concientes e inconcientes,
de |a paraIerna|ia y |a verborrea ap|astante con que
,'1"E"' 9"#$,'.* ("0") (*) #&=-"; 0">$" + 0,)$" 0&
ridicu|ez esco|ástica.
Fi|osoIos urgentes contra e| dogmatismo de |os
conceptos, contra e| o|or cadaverico que despide
e| capita|ismo y sus ideo|ogos sepu|tureros de |a
historia y de su motor |a |ucha de c|ases. Fi|osoIos
., =" "##$2' + ., =" #),"#$2'; #"("#,0 ., #*'-)$>&$)
para reordenar |os pasos para un programa de
-)"'0$#$2' #"(": ., '* *=/$.") =*0 1)"'.,0 .,>,),0
socia|es, e| Iorta|ecimiento de| espiritu, |a toma de
|a vida y de| cie|o por asa|to. Programa para no
o|vidarse de| Humor y de |a Pisa como condicion
humana como es |a |ucha de seres rientes, a pesar
de |os pesares, en todos |os tiempos y espacios.
Programa de Transición con Humor
Revolucionario
Partimos de| diagnostico genera|, e internaciona|ista,
., <&, =" .$),##$2' ),/*=&#$*'")$" .,= ()*=,-")$".*
enIrenta radica|mente (de raiz) uno de sus momentos
crucia|es desde que |as Iuerzas productivas de |a
64
Fer nando Buen Abad Domi nguez
humanidad cesaron de crecer. Casi nada de o que
se inventa sirve para producir riqueza materia| para
|os trabajadores. Todo |o contrario, |a a|ienacion se
precipita sobre |os niños, |os jovenes, |as Iami|ias
enteras de |a c|ase trabajadora. Las crisis de|
capita|ismo pesan sobre |as masas en Iorma de
mayor exp|otacion, endeudamiento, enIermedad y
represion sin Ireno.
Hay más desemp|eo, hay más hambrunas, hay peores
p|agas como e| narcotráLco y |a devastacion de |a
natura|eza... e| mundo se entristece cada dia más,
|a deso|acion y |a desesperanza abaten a muchos
jovenes y presenciamos una quiebra descontro|ada
de |os sistemas Lnancieros burgueses. Tenemos
ante nuestra vista, diariamente, en |os mass media
o|igarcas |a catástroIe economica y mi|itar creada
por |os imperia|ismos que reinician, desesperados,
sus renci||as por e| contro| de |os mercados. E|
capita|ismo no ve una sa|ida y conLrma su Iracaso
como a|ternativa para |a humanidad. La situacion
es muy seria.
E| capita|ismo perdio e| juicio. Fue un deta||e de
ma| gusto que no invitaran a| so|dado desconocido.
Por eso trajeron a| victimado conocido y perdieron
e| juicio. E| capita|ismo perdio e| juicio. "Con toda
razon" decian |os u|timos titu|ares de |os u|timos
diarios de |os u|timos dias. Con toda razon se perdio
e| juicio... si nadie supo deIender|o. A |o hecho...
pecho. Es que no habia deIensa ( sa|io a
deIenderse un deIensor). Es que no habia derecho
( sa|io a enderezar un derechista). Es que no habia
65
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
modo (sa|io a modiLcar un mode|o) Es que no habia
caso (sa|io a causa|izar un casero|ero)
Y todavia hay quines sostienen que no están
maduras |as condiciones para e| socia|ismo.
F&,." #=")* <&, 02=* #*' ,= "/"'#, ., =" ),/*=&#$2'
socia| en |o inmediato podrá |a humanidad sa|varse
de |a catástroIe inIerna| a que nos arrastra e|
capita|ismo en su derrumbe que, por cierto, no
.,(,'., ., ,==*0 0$'* .,= ()*=,-")$".*; <&, .,(,'.,
de |a vanguardia revo|ucionaria, su programa, su
direccion correcta, su mora| y su estado de ánimo
optimo Iorta|ecido y a|egre.
Y hay mucho que reso|ver para aLnar y poner
" 0"=/* ,0" .$),##$2' <&, 9" 0$.* "#,#9"." +
distorsionada por toda c|ase de pesimismos y
traiciones pequeñoburgueses como e| reIormismo,
e| burocratismo, e| sindica|erismo, e| sectarismo
y e| i|usionismo simbo|ico digitado por |a guerra
mediática trasnaciona| que agobia a |os trabajadores
con noticieros, pub|icidades, te|enove|as, pe|icu|as,
Pea|ty Shovs, estereotipaos etico-esteticos
decadentes... en Ln con toda c|ase de chatarra
Iarandu|era y a|ienante. Me|odramas, |ágrimas,
tragedias, sangrias audiovisua|es rea|es y Lcticias,
Iracaso, odio, desesperacion, abandono, engaño
e impunidad como va|ores de| discurso mediático
|as 24 horas de| dia y atraves de mi|es de cana|es,
visua|es, sonoros y combinados.
66
Fer nando Buen Abad Domi nguez
En todos |os paises e| pro|etariado vive agobiado
y acosado incesantemente entre 8$(( 8/.'$ +
bayonetas. E| panorama es muy triste y a| mismo
tiempo magniLco para e| ascenso de |a Iuerza
pro|etaria hacia su emancipacion deLnitiva. No hay
camino posib|e en |as condiciones imperantes de|
capita|ismo en descomposicion |a revo|ucion socia|ista
es |a unica sa|vacion para |os trabajadores.
E| capita|ismo perdio e| juicio. E| juez descargo e|
marti||azo de |as cosas deLnitivas, sobre |a mesa
de |o irremediab|e. Cosa Juzgada. Uno tras otro |os
dias de| capita|ismo pagarán |a sentencia pro|etaria
por todas |as oportunidades cance|adas. lrán a
cadena perpetua. Perdieron e| juicio hace años y
tendrán por testigos a |os mismos testigos de
cargo con que cargaron siempre. Cue cubran |os
gastos mientras expropiamos todo y desarmamos
|a cárce| de segundos, minutos, horas, dias, meses,
trimestres, semestres, años, |ustros, decadas,
sig|os, mi|enios. Despues de| Ia||o será oIrecido un
cocte| no mo|otov.
¿Qué hacer?
Bien podriamos, inc|uso con y desde |as |abores
L|osoLcas, acometer e| trabajo de agitacion,
()*("1"'." + *)1"'$:"#$2' (")" #*'-)$>&$) "= "0#,'0*
de |a conciencia que madura en |as |uchas de |os
trabajadores. Contribuir tambien a di|ucidar e| |ugar
de| Humor y |a Pisa en |a direccion revo|ucionaria de|
pro|etariado en |as condiciones objetivas imperantes
67
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
inc|uso para quienes trabajamos en |a produccion
L|osoLca. Abordar como materia prioritaria |a
),/*=&#$2' + ,= .,0"))*==* ., ="0 $.,"0 ',#,0")$"0 (")"
combatir toda conIusion y descorazonamiento. "Es
)&/%'(* $<1.$& $ +$ 8$($4 /, /+ )&*%/(* ./ +$ +1%9$4 $
/,%*,3&$& /+ )1/,3/ /,3&/ (1( &/'0',.'%$%'*,/( $%31$+/(
y e/ µrcgrama de /a revc/ucicn sccia/ista. Este µuente
./>/ %*,('(3'& /, 1, ('(3/8$ ./ &/'0',.'%$%'*,/(
3&$,('3*&'$(4 )$&3'/,.* ./ +$( %*,.'%'*,/( $%31$+/( <
./ +$ %*,%'/,%'$ $%31$+ ./ $8)+'$( %$)$( ./ +$ %+$(/
*>&/&$ $ 1,$ (*+$ < 8'(8$ %*,%+1('2,D +$ %*,51'(3$
./+ )*./& )*& /+ )&*+/3$&'$.*I: Leon Trotsky.
Poner en su |ugar revo|ucionario e| sentido de| Humor
de |os trabajadores que a| combatir |a a|ienacion
imperante encontrará muy rápido sus diIerencias y
deLniciones nuevas. Cue e| sentido de| Humor será
otro cuando |a conciencia y |a práctica transIormen |as
condiciones de miseria que reinan por todas partes.
E| Humor burgues dominante desp|ego su accion
"=$,'"'-, + -&/* $'#=&0* 0& ,-"(" ),/*=&#$*'")$"; (,)*
a| cesar e| desarro||o de |as Iuerzas productivas entro
en crisis tambien e| ánimo de |as c|ases oprimidas y
en medidas preocupantes e| Humor de |os dirigentes
que, entre otras de sus conIusiones, conIundieron |o
so|emne con |o serio. Una tarea centra| es impu|sar e|
Humor naciente en e| seno de |a revo|ucion mundia|.
Humor de |a mora| en |ucha emancipadora.
E| trabajo L|osoLco consecuente no puede ignorar
esta tarea. Es esencia| e|evar e| nive| de vida de |as
masas, Irenar de inmediato |a vorágine de |a usura,
e|evar e| ánimo y |a certeza de| triunIo en una c|ase
68
Fer nando Buen Abad Domi nguez
que cuenta con su organizacion, con su numero,
con |a razon abso|uta y con un programa correcto
para desterrar de su existencia |a inIacion de |os
especu|adores, |a vida enajenada, |as penurias de|
endeudamiento inLnito, |a desocupacion, |os pa|os de
po|icia y |os pa|os de |a ig|esias... e| trabajo L|osoLco
bien pudiera, contra |as manias academicistas,
cambiar sus paradigmas nemotecnicos que |o anc|an
" &' ,0-,),*-$(* ., ,)&.$#$2' .,#*)"-$/" + 0,#-")$"; .,
una gimnasia inuti| en e| trapecio de |a |ogica menos
uti| a |a transIormacion concreta de| mundo. Bien
pudieran |os trabajadores de |a L|osoIia ser so|idarios
eIectivos en |as hue|gas, en |os movimientos socia|es
de base y en todo esIuerzo revo|ucionario para
abordar, bajo sus más diversas aristas, e| prob|ema
de| Humor y |a Pisa emancipadores en horas en
que hace Ia|ta organizarse y combatir con |a mora|
y e| espiritu Iuertes concientes y entusiasmados.
Forta|ecer e| Humor emancipador no signiLca, no
imp|ica en modo a|guno, ser indiIerente a| do|or
ni a |as contrariedades inc|uso Iunebres que sue|e
imponer |a bata||a minuto a minuto. Lo vimos en e|
Octubre de |a Pusia revo|ucionaria.
69
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
¿Cómo será ese Humor
emancipador?
80 ',#,0")$" =" "&."#$" ),/*=&#$*'")$" .,0-)">"." .,
toda inhibicion y dueña de su humor transIomador.
Ta| Humor será |a suma de cuanta reivindicacion
seria exija e| pro|etariado inc|uso aque||a
reivindicacion progresiva de |a pequeña burguesia
capaz de |a auto-critica y más a||á de |os |imites de |a
propiedad capita|ista. Humor objetivo y estrategico,
espontáneo y |udico cuya Lna|idad primordia| sea |a
conquista de Iuerza inte|igentes para |a so|idaridad
+ =" *)1"'$:"#$2' .,= (*.,) ()*=,-")$".* (")" ),"=$:")
|a expropiacion de |a burguesia.
Nunca un Humor acartonado ni sometido a |as
|eyes uti|itarias que una vez signaron por ejemp|o
a| Arte con e| Pea|ismo Socia|ista. Nunca un Humor
70
Fer nando Buen Abad Domi nguez
"ingenioso" para denostar o Iacu|tar bur|a a|guna
contra |a c|ase más avasa||ada. Nunca un Humor
carente de |as más cuidadosas actitudes de respeto,
aun con juegos de sarcasmo no humi||ante, aun con
juegos de inte|igencia o picardia Iraterna, aun con
juegos de imaginacion popu|ar y comicidad so|idaria.
Nunca |a bur|a, nunca |a ma|edicencia humi||ante,
nunca |a repeticion de |o que ya nos co|ma y harta.
E| Humor decadente prohijado por un sistema de
va|ores decadente.
Humor cu|tivado por todas |as Iracciones de|
()*=,-")$".*; -*."0 0&0 #"("0 + 1)&(*0 #&+*
ingenio y ta|ento para identiLcar contradicciones,
">0&).*0 + ">,))"#$*',0 ., =" ,-"("; >$,' (&,.,'
impu|sar un movimiento revo|ucionario insuIado de
Humor, tambien, compañero de ideas poderosas.
Lo que distinguirá a este Humor será su capacidad
de sostener en |a |ucha e| aIecto so|idario y |a
conviccion de que todo somos uno en busqueda
de |a unidad en torno a un sueño programático y
de todos en union indiso|ub|e con |os objetivos de
|a revo|ucion. Se distinguirá por e| buen ánimo,
optimista y risueño con que se animen |o sa|udos,
|os himnos, |as proc|amas y |as reIriegas. Dia a dia.
E| capita|ismo en descomposicion somete a |a
mayoria de |os seres humanos a una vida triste.
Aunque a a|gunos |es cueste darse cuenta. E|
Humor deberá Iorjarse como un arma más de
),$/$'.$#"#$2' ),/*=&#$*'")$" #*'#),-"; '"#$*'"=;
|oca|, proIesiona|... contra |as ca|amidades
economicas Iundamenta|es, |a desocupacion y |a
carestia de |a vida y no so|o es contra e| secuestro
71
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
de |a cu|tura, contra e| si|enciamiento de |os ta|entos
artisticos, contra |o que impida |a |ibre expresion de
|a creatividad individua| y co|ectiva.
G, -)"-" ., =$>)")'*0 ., =" .,#".,'#$"; ., ="
desmora|izacion y de |a ruina. Se trata de| porvenir
de |a humanidad. Se tara de |iquidar toda esc|avitud
capita|ista inc|uso |a esc|avitud de |as costumbres
.,#".,'-,0; =" ,0#="/$-&. $'*#&="." (*) #$,)-"0
-)".$#$*',0 ,0#="/$:"'-,0; =" ,0#="/$-&. .,= ,0-".*
de ánimo.
E| capita|ismo perdio e| juicio. Este gran teatro de |a
crue|dad dejo de producir exitos a rabiar. No sabriamos
exp|icar como se hizo con |a crue|dad este de|irio. O
quizá si |o sabemos, |o supimos siempre. Derrocho
crue|dad que so|o se supera a si misma. La exhibieron
por todas partes. Fachada depredadora. No puede
hab|arse de e||a como una crue|dad "universa|",
generica, L|osoLca, metaIisica. No se debe hab|ar
de e||a en tono p|atonico, cartesiano ni kantiano.
80 =" #)&,=.". ,' (=,'*; #*' 0& =21$#"; 0& )":2';
su etica y estetica. Es |a crue|dad protagonizando
e| drama de un exterminio pensado y se|ectivo. Es
una crue|dad educada pacientemente, pensada con
cuidado y con esmero. Es una crue|dad eLciente y
eLcaz sin dudas, miedos o perdidas de tiempo. Es
|a crue|dad contra nosotros. Crue|dad vorágine a
dente||adas diarias en |a mesa, |a cama, e| trabajo, e|
descanso. La crue|dad mayuscu|a, inLnita teo|ogica,
divina. Teatro de operaciones donde se Iabrica una
mora| que ||evamos metida cada segundo, |a mora|
de |a crue|dad con sus enseñanzas bib|icas y sus
72
Fer nando Buen Abad Domi nguez
ganancias animicas. Crue|dad nuestra de cada dia,
rentab|e y omnipresente. Dadora de |a Ostia amarga
que tragamos entre |ágrimas derrotadas y rabiosas.
E| unico dios verdadero de este teatro asesino es |a
crue|dad que pagamos entre todos. Tiene temp|os
por todas partes. Teatro desLgurado y bizarro
donde tambien hay victimados que |o disIrutan.
Con e| juicio perdido.
E| Humor debe ser una energia indispensab|e de
|a |ucha emancipadora. No |a unica. Cuando |os
trabajadores organizados tengan |a necesidad
ha||arán |os modos y |os medios para tomar |a
direccion y asi extirparán de su conciencia aque||as
-)".$#$*',0 ., .*#$=$.". + ("0$/$.". <&, =, 9"'
hecho daños proIundos y con e||o darán ejemp|o a
todos |os trabajadores, su Humor Ierti| y creativo
inIigirá derrotas animicas a |a contrarrevo|ucion,
aumentará |a conLanza y combatirán con ánimo
$'/,'#$>=, " <&$,' 0, *(*'1" ,' 0& )&-" (")" ="
conquista de| poder. Ese Humor emancipador no
puede nacer sino de| movimiento de |as masas
que asciende conscientemente en una etapa
),/*=&#$*'")$".
No hay razon para no pedir a |os Fi|osoIos que
tomen e| trabajo de poner en su |ugar des-a|ienante
|as virtudes de| Humor, que se pronuncien gracias
a |a conLanza que depositen en |a humanidad
como un ta| Don Migue| de Cuijada, hombre
va|ioso como garbanzo de a |ibra, que caba|gaba
con dicharachos cuanta tierra exuberante, Ieroz o
promisoria se antojaba a |as patas de su caba||o y
73
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
su ansia de |ibertad. Dicen, y |o dicen muchos, que
a jinete y caba||o |es gusta moverse entre |a nieb|a
cerrada, que andan con su armadura desvencijada
des|umbrando |uciernagas a| a|ba añi|.
Cue andan como invisib|es, que todos saben que
están, que pocos |os han visto bien a bien. Dicen,
inc|uso que por |as tardes, a |as 5. 30 en punto
Don Cuijada se toma un descanso sobre |a hierba
más tierna, mientras bebe a sorbos |os primeros
Iu|gores de |as estre||as Iugaces. Entonces, dicen,
medita y p|anea bata||as nuevas porque, tambien
|o dicen, este hombre es de "armas tomar". Medita
y medita, dicen, sobre |as cosas de este mundo,
sobre |o grande y |o pequeño, e| bien e| ma|, |a
inmorta|idad de| cangrejo, |a justicia y |a injusticia...
pero sobre todo, dicen, medita mucho, sobre |os
enigmas y entuertos que |a risa desIase.
Medita, medita |argo y hondo como suspiro de
Pene|ope, como quien navega |a mar y va pensando
con su astro|abio, en |o proIundo de| oceano y
|a magniLcencia de |as estre||as que, dicen, este
hombre aLrma son |a sonrisa de| cie|o. Y tambien
dicen que a este Hida|go de corce| y armas, |e da
por ser marinero a| mismo tiempo. Un dia estaba
e| caba||ero don Cuijada haciendo esto de meditar,
cuando aparecio en sus pensamientos |a idea de
Iabricarse un sate|ite con Iorma de corazon que
pusiera en comunicacion su meditar con e| de
otros muchos meditadores. Y cuentan |os que |o
vieron que, en un santiamen, construyo su sate|ite
corazon que más bien parecia barco. Tardo más en
74
Fer nando Buen Abad Domi nguez
pensar|o y dibujar|o que en construir|o... |o hizo, si
señor, |o cuentan por |os caminos, |as tabernas,
|as pe|uquerias, |os corri||os, |as vias |ácteas. Era
magniLco, esp|endido o sea que hacia que |as
pa|abras se vo|vieran sonrisas y se Iueran vo|ando
como mariposas de |abio en |abio contagiando
cosqui||itas juguetonas de esas que produce |o
maravi||oso.
Y, dicen, que e| barco corazon sate|ite |e sa|io muy
bien, tan bien que e| Iamoso sate|ite barco corazon
rápidamente comenzo a ||eva y traer meditaciones y
sonrisas cargadas con ganas de accion. A| principio
meditaciones y sonrisas de |as 5.30 despues
meditaciones y risas de toda hora. E| barco sate|ite
corazon de| señor Cuijada tenia cañones que por
estribor, disparaban poemas inventados durante |as
meditaciones y por babor tenia ba||estas justicieras bien
acica|adas para e| oLcio aque| de desIacer entuertos.
Era don Cuijada ciertamente hombre dicharachero,
meditador y de armas tomar... que |e vamos a hacer,
era como toda |a gente.
Cue e| mascaron de proa iba risa y risa como encantado
con un p|acer añorado por |a humanidad desde
siempre. E| caso es que un dia don Cuijada decidio,
producto de sus meditaciones suyas y de todas |as
meditaciones sonrientes que, ||eva y trae, e| barco
ya habia reborujado magistra|mente, decia que e| ta|
Hida|go decidio abrir de par en par |os armarios de |a
historia. Se puso, cuentan, a buscar cuantas sonrisas,
risas y carcajadas |e Ia|taban a |a humanidad. Cuiso
saber por que Ia|taban, quiso saber si a|guien |as robo,
|as prohibio, |as ocu|to o que por causa de ca|amidades
insoportab|es |os humanos |as habrian o|vidado.
75
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Dicen que Iue impresionante, que aparecieron
cientos de espejos par|anchines, dicharacheros,
caba||erescos, de armas tomar marineros andantes y
con barcos sate|ite corazon todos. Sa|ieron Lesteros,
con ganas de jo|gorio pues, o sea emocionados.
G"=$,)*'; .$#,'; #*' 1"'"0 ., .$0(,)0") =" -)$0-,:"; .,
hacerse sate|ites barco corazon, nuevos cada uno y
nuevos en conjunto, que navegarian sobre mares de
sonrisas, risas, carcajadas. Dicen |os que |o vieron,
que e| don Cuijada escribio en sus cuadernos de
dibujo, donde dibujo e| sate|ite corazon barco, una
Irase enigmática y promisoria. "Caramba no cabe
duda que ni duda cabe"
Una secuela de contradicciones
tragicómicas
Ma| que |e pese a |a gente muy seria, es decir, de
cara dura, e| Humor y e| acto de sonreir es una
exquisitez de| espiritu pariente de |as caricias y |as
cosqui||as. No puede esta esc|avizado por |a miseria.
Sonreir, sinceramente, es un acto de i|uminacion.
Hace amab|es a |os agrios, simpáticos a |os odiosos
y pasaderos a |os insuIrib|es. Y hay casos diIici|es
en serio. Hay de Humores a humores y de Pisas a
risas.
E| Humor y |a Pisa que se precien de ser|o emergen
suavemente desde cierta proIundidad abisa|
desde |os amaneceres de |a conciencia. Emergen
eIervescentemente de |os huesos y |a sangre más
ancestra|es. No es como esas sonrisas >$,%$&'$(
pub|i-re|acionistas que disIrazan |a usura tras |a
dentadura de esc|avos eLcientes. No es ese rictus
76
Fer nando Buen Abad Domi nguez
hipocrita de| seductor, pagado de si, que en cua|quier
esquina, caIeteria u oLcina eructa |as aposti||as
inIectas en sus dotes de cazador.
Uno deberá sonreirá por |ibertad, a toda hora y
por cua|quier cosa que empuje hacia |o mejor. E|
Humor deberia ser se|ectivo y exigente. No cua|quier
zopenco |o ejerce no cua|quier bana|idad |a amerita.
80 #$,)-*; >$,' <&, =* ,0; <&, 9"+ 0,),0 0*')$,'-,0
de tiempo comp|eto. E| Humor |iberado tambien es
una Irontera. Una |inea divisoria un dinte| este|ar una
Ie|igresia y una coIradia revo|ucionarias. Es un a|go
que separa, que pone |imites, que escoge y que criba
|os Irutos sanos y |os podridos.
No son pocos |os motivos para reir sin parar dia y
noche. Para un humor que desnude |as aberraciones.
F&, -*.* =* <&, *#&)), ,0 -"' .,=$)"'-, + ">0&).*
como para morir de risa irremediab|emente,
concientemente y activamente. La cosa es seria. Uno
no puede no tomarse a risa |a vida, no a buer|a. Con
sus ca|amidades y sus bendiciones |a vida es cosa
seria. No podemos aceptar, ni incentivar |a risa sue|ta,
e| descontro| de |a gente riendo esc|avizadamente
como si todo Iuese un chiste. Hay de Humores a
humores y de risas a risas. E| capita|ismo perdio e|
juicio. Cada vez que aprieta e| hambre uno sabe que
es crue|dad. Cada vez que |a usura hace de |as suyas
uno sabe que es crue|dad. Cada vez que uno queda
a| margen de |a Ie|icidad uno sabe que es crue|dad.
Pero estamos aqui para deLnir |a Pisa, e| Humor y
|os chistes y todo |o que es amargo. _Y |a magia?
_Y |a suerte? _Y e| ingenio? _Y e| ta|ento? _Y |a
77
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
gracia? _Acaso no sabemos divertirnos, estamos
tan impedidos para una vida Ie|iz? _No sabemos otra
cosa que quejarnos y ||oriquear?
_Cuien puede tomarse en "serio", es decir con
=" 0,)$,.". ., =*0 ("-)*',0; ,= ,0(,)(,'-* ., ="
rutina diaria, |a mora|, |as buenas costumbres, e|
buen gusto, |os discursos de |os po|iticos siervos
de |a maquinaria de tristezas que nos acorra|a, |a
exp|otacion, |as guerras? _Cuien en su sano juicio
puede tomar en "serio" toda |a Iarsa montada para
justiLcar |a exp|otacion genera|izada, |a esc|avitud
y |a miseria? Por más absurda que sea cua|quier
situacion uno debe compadecerse de quien suIre...
no reirse de| que está en desgracia. Uno debe ser
so|idario y tomar con seriedad cada prob|ema.
Con Humor conciente y |ibre. Es mentira que nada
se gana con |a risa. Es mentira que |a risa crea
caos, desordena. Es mentira que |a risa es e|usiva,
anárquica, que disipa. Si es Pisa des-a|ienada.
E| Humor no se resigna a sus propias |eyes y una y otra
vez se rebe|a siempre en movimiento nunca ais|ado.
Es una tota|idad indivisib|e y menester de |os signos
como universo de unidades signiLcativas que hab|an
e| |enguaje dictado por e| pensamiento. E| Humor
posee e| mismo carácter comp|ejo e indivisib|e de|
resto de |os seres humanos, se expresa en e| sentido
o direccion signiLcativa más desconcertantes. La
conLanza historica ante e| humor es espontánea y
origina| arrastrada Iujos de imágenes y diá|ogos de
inte|igencias como recompensa de |a razon que se
abre paso en un poder e|ectrico de un Humor secreto.
78
Fer nando Buen Abad Domi nguez
La magniLcencia de| Humor nos dará poder de
atraccion y repu|sion. E| Humor crea es un imán. Su
operacion requiere de Iuerza interior y metodos de
encantamiento, Iuerza psiquica, busqueda interior.
Su seduccion ejerce sobre nosotros una tension
y una aLrmacion de| poder humano. E| Humor es
una concepcion de| mundo, una ida a |a Iraternidad
vertiginosa.
La tension de| Humor no consiste nada más
en su tentativa por crear sentido |atente. La
Iuncion predominante de| Humor proporciona una
expectacion, suscita e| sentido de a|go. E| Humor
,0 &'" .$),##$2'; &' 0,'-$.*; (*)<&, ,0 '*0*-)*0
mismos. E| Humor regresa a |o que es e| sentido
de un mundo paradojico que no cesa de negarse a
si mismo para reproducir ciertos mitos. E| Humor
era rito. E| Humor es drama inseparab|e de un
contenido concreto. E| Humor es vision de| mundo.
La historia misma es Humor de un dinamismo
creador de rea|idades en un sistema de contrarios,
a|ternantes y comp|ementarios. E| Humor rige |a
mora|, a|tera e| orden. Bien puede uno preguntarse
si e| Humor es una expresion de |as instituciones
socia|es primitivas, de| modo de produccion o de
otras causas o si podemos dar una respuesta a |os
prob|emas que nos impone por ser parte de nuestra
condicion. Pero cada sociedad posee un Humor
propio. cada Humor es una actitud, un sentido y un
imaginario particu|ar.
Asi, e| Humor universa| de que hab|an a|gunos
L|osoIos es una abstraccion que apenas si guarda
re|acion con e| Humor revo|ucionario. E| Humor
es sentido, actitud espontánea ante |a vida, no
79
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
está Iuera de nosotros es nosotros mismos,
expresándonos. Nada más distante de nuestra
concepcion cotidiana de| Humor que una rea|idad
Iotante discontinua como sucesion homogenea y
vacia que no puede ser un mode|o para nosotros.
E| Humor aspira siempre a suprimir |as distancias
entre humanos. E| Humor es actua|izacion que nos
||eva a| examen de| sentido.
E| Humor emancipador es irreverente, cáustico,
subversivo. _Por que cree usted que |a han
usurpado todos esos payasos mediáticos que |a
usan para hacer|a pasar por morbo Iáci|, por chiste
mediocre, por pornograIia |exica, por hi|aridad
decadente, por evasion Iunciona|? _Por que cree
usted que hasta |os po|iticos burgueses gustan de
hacer raiting permitiendo que se haga con e||os
chistes procaces y risotadas catárticas...? Hasta
parecen "democráticos", |ibera|es, >1/,$ *,.$. 80
mediáticamente correcto... y rentab|e.
Los trabajadores tienen sus tradiciones picarescas y
su derecho a reir siempre y cuando no se o|viden de
=" 0,)$,.". <&, 0, ),<&$,), (")" ="0 #*0"0 0,)$"0 .,
|a |ucha por |a vida digna, e| trabajo no exp|otado,
|a sa|ud socia|izada, |a a|imentacion de |os hijos
()*($*0 + ., -*.*0; ,= ),0(,-* (*) =" ,0(,#$, + ="
natura|eza, |a construccion de |a autoridad mora| de
|a democracias desde abajo... conquistas más a|tas
de| genero humano como e| Humor que da Iuerza
y que no debe manosearse su virtud a cambio de
risas pasajeras y evasivas.
80
Fer nando Buen Abad Domi nguez
No son graciosos |os estupidos que se creen muy
|istos. No son graciosos |os patanes. Nos son
graciosos |os "mosca muerta". No son graciosas
|as traiciones. No son graciosos |os insu|tos. No
son graciosos |os Iraudes. No son graciosos |os
demagogos.
Es Irecuente que |a erudicion tipo|ogica no me
produzca gracia. Siempre queda incomp|eta. Pero
hace Ia|ta una tipo|ogia genera| aun siendo o no
pretendo ser exhaustiva. Uno no pretende |o que
no puede. La tipo|ogia no basta para exp|icar |a
risa, e| humor y todos sus Ienomenos. Eso es en
serio. Y, a veces un poquito se vue|ve mucho.
Por ejemp|o Croucho Marx cump|ia sin saber|o, o
sea natura|mente, con todos |os requisitos más
exigentes de| Humor, |a risa y e| chiste inte|igentes.
Por cierto inte|igente no es sinonimo de inte|ectua|
ni viceversa. Croucho tenia en |a pie| mucho de eso
que |a gran mayoria tiene en e| corazon pero que no
deja sa|ir porque no sabe como, porque no quiere o
porque no puede.
Croucho transpiraba esa especie de sustancia
invisib|e que encanta, que hipnotiza que convence.
O sea, Humor bueno, buen humor. Asi sin saber|o,
como quien sabe sin aprender, o sea, natura|mente...
genia|mente. Ni risas Iáci|es, autocomp|acientes o
histericas (por ejemp|o). Sin manias inverosimi|es
impostadas para camuIar |a bur|a sobre |os deIectos
ajenos. Sin payasadas de paste|azo, maqui||ajes
pateticos o sop|amocos sistemáticos.
81
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Croucho andaba |ejos de jugar con recursos Iascistas.
Mas bien andaba como hurgando en |os terrenos de
una humanidad que toma |as "imperIecciones", |os
actos Ia||idos, |as contradicciones y |os equivocos
como |o que son, es decir, norma|es. Croucho
se equivocaba, ironizaba, cuestionaba. Sabia,
como debe saberse, o sea, viviendo, |o que hay
que saber de |a vida como para querer cambiar|a.
Sabia |o que es pasar hambre. Sabia |o que hay
<&, 0">,) (")" #*'-") &'" 9$0-*)$" ,' =" <&, &'*
siempre pueda reirse, inte|igentemente, de todo,
inc|uido uno mismo. Emancipado. Pero no basta
con "emancipaciones" individua|es.
_Como está nuestra Iorta|eza emociona|? _Cue
son |as emociones revo|ucionarias? Emocion
revo|ucionaria. Tonico viviLcante causada por "/+
$(%/,(* ./+ %*&$72, $ +$ %$>/7$I E 0/%/( 0'/,/
$%*8)$Q$.$ ./ 1,$ %*)'*($ ./(%$&-$ ./ %+*&1&*
de scdic disue/tc en agua, µrcveniente de /cs cjcs¨
A.Bierce.
_Acaso e| Humor y |a Pisa pueden ser emociones
revo|ucionarias? Si. La risa es un enigma en serio.
Ese es su chiste. Estamos enIermos de so|emnidad.
Por más que |a rea|idad se empeña en darnos pie para
so|tar carcajadas sonoras, a diestra y siniestra, nos
tomamos demasiado en serio toda esta payasada
exp|otadora y crimina|. Y no es para menos. No
sabemos que hacer. Y hasta para escribir uno se
pone serio. Hay como aLrma Octavio Paz una
"reIutacion de| universo por |a risa".
82
Fer nando Buen Abad Domi nguez
La Irescura, Iuerza y verdad con que e| Humor y
|a Pisa emancipadores nos a|imenta constituye un
suceso etico y estetico que merece ser repuesto
permanentemente para cuestionar todos |os
mode|os y esperpentos de| capita|ismo y |a cu|tura
de masas y merecen ser repuestos sobre todo como
una actitud ante |a vida maestra hasta |os u|timos
momentos contra |as condiciones descabe||adas en
que vivimos.
E| Humor es torrente de enigmas, promesas,
Iantasias y certezas que a|imenta con sus eIuvios
sabidurias inagotab|es. E| Humor se abre y se cierra
sa|vándonos necedades ideo|ogicas, ortopedicas e
instituciona|es. La tranza ideo|ogica es tan necia
como idiota. Desarticu|ar e| conocimiento en todas
sus esca|as; intoxicar con ignorancia cada pa|mo de
|a vida, sustituir |o terreno por |o divino y aLrmar
que ningun p|acer humano merece aprecio si no
interviene a|gun monigote metaIisico.
La nieb|a densa de engaños y demagogias
ma|versadoras que han tratado negar a| Humor a |o
=")1* ., =" 9$0-*)$"; '* 9" =*1)".* .,0-,))") -*.* ,=
aporte rebe|de que se promueve simbo|icamente en e|
goce estetico de| Humor. Cueda rebasada |a necedad
con una estetica que no admite ser seccionada y
que exige de| inte|ecto tanto como de| cuerpo. En
0,'-$.* #*'-)")$* ="0 ',#,.".,0 $.,*=21$#"0 <&, 9"'
impuesto a| Humor satanizaciones mu|timoda|es son
engendro de amores enIermos. lgnorancia soberbia
productivista. Expresion de Iunciona|ismos
83
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
A pesar de |as evidencias, hechos, hábitos,
tradiciones y saberes de| Humor, sobreviven
acusaciones exp|icitas e imp|icitas que entre otras,
suponen |a práctica de persecuciones inLnitas. En
e| Humor cabe e| inLerno de muchos. Ocu|tar es un
hábito cu|tura| que occidente aprendio a desarro||ar.
Es premisa en po|itica, ciencia, arte, L|osoIia,
re|igion. Constituye una constante en casi toda
Iorma de re|acion humana y es paradigma, inc|uso,
en e| conocimiento de |o propio Iisico e inte|ectua|.
E| Humor tiene un pape| pecu|iar en este contexto.
Siendo tanta reve|acion, es justamente victima
de |os ocu|tamientos más Ieroces. lnc|uso en |a
exhibicion mercanti| de| Humor reina un principio
de ocu|tamiento que hace rentab|e e| negocio de |o
prohibido.
E| miedo a| Humor tampoco es historia reciente,
constituye otro paradigma Ienomena| erigido sobre
|as bases de una ideo|ogia tan soberbia como pobre.
Somos como ciegos caminando sobre |a cuerda
Ioja de nuestras mentiras. E| miedo a| Humor reIeja
e| tamaño de |a negacion. Ocu|to en apo|ogias de
como en exageraciones exacerbadas de |o sub|ime.
E| prob|ema centra| es de orden ideo|ogico cuyo
mecanismo integra| produce represiones proIundas.
La Iuerza perturbadora de| Humor mas a||á de
satanizaciones, vu|garizaciones y ocu|tamientos,
de|ata con su situacion actua| e| |icuado postmoderno
y neo|ibera| de| poder que presenciamos.
"E/ humcr negrc estó en e/ //mite de muchas ccsas -
/(%&'>/ X&/3*,@4 %*8* +$ /(31)'./74 +$ '&*,=$ /(%T)3'%$4
84
Fer nando Buen Abad Domi nguez
+$ >&*8$ A&=0*+$ L+$ +'(3$ (/&=$ +$&-$O_ )/&* /( )*&
/G%/+/,%'$ /+ /,/8'-* 8*&3$+ ./+ (/,3'8/,3$+'(8*
./ $'&/ )/&)/31$8/,3/ ./(/()/&$.*:I E X&/3*,I
E| capita|ismo perdio e| juicio. E| juicio de |a historia
que danza con estragos bur|escos. E| juicio de |as
masas que sabrán narrar con re|atos comicos,
tambien, sus mejores triunIos. E| capita|ismo
perdio e| juicio por |a paternidad de |a comedia
des-a|ienante, e| derecho a criticar con Humor y
Pisa |ibres a |as "persona|idades" de un modo de
produccion que ha Iracasado como a|ternativa para
|a humanidad aunque a|guna vez Iuese estadio de
cambios revo|ucionarios. "#$ ',%*,-&1/,%'$ 51/
/(36 /, /+ %/,3&* ./ +$ 8$<*& )$&3/ ./ +*( %9'(3/(
/( $,6+*-$ $ +$ $.'0',$,7$ 51/ /(36 /, /+ %/,3&* ./
/a maycr/a de /cs µrcb/emas ñ/cscñccs¨. Jchn A.
S$1+*(
E| inicio de este proyecto de trabajo se situa en
|a evidencia y e| diagnostico de una crisis humana
con a|cances terrib|es. |a crisis de direccion
revo|ucionaria que entendemos como una crisis
de Humor en e| sentido que hemos ya introducido.
Sostenemos que |a caracteristica principa| de esta
#)$0$0 ,0; 0$' .&."; =" #"'#,="#$2' ., =" =$>,)-". .,
Humor en |os trabajadores y en |os revo|ucionarios
para criticar y para imaginar un mundo socia|ista y
distinto con un Hombre Nuevo. "E| humor permite
ver |a risa reivindica "So|o |os tontos viven |a vida
sin a|egria". Democrito.
85
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Nuestra revo|ucion debe ser abso|utamente c|ara
y dueña de |os recursos de| Humor más c|ásicos
como basamento de| Humor des-a|ienado que
crece, historica y dia|ecticamente, como avance
socia|ista de toda |a historia de |a comicidad humana
y de nuestros mejores estados de ánimo... |os más
creativos. Uno de |os programas más c|aros para
||evar a |a Humor |as intenciones de esta investigacion
es e| programa revo|ucionario de |os trabajadores
que a estas horas subsanan |os estragos cometidos
por quienes han Irenado o desviado |a direccion
revo|ucionaria hacia e| socia|ismo cientiLco.
E| Humor para a|gunos pensadores marxistas
ocupa como categoria un |ugar centra|. Marx
es uno. E| Humor es una actividad materia|,
práctica y, especiLca. Una actividad propiamente
transIormadora de |a natura|eza de |a sociedad y
de |a humanidad misma. E| Humor es una actividad
#*1'*0#$-$/" + ,0 ,' /,).".; "#-$/$.". -,2)$#*7
práctica, tiene un |ado rea| y otro subjetivo, |os
#&"=,0 0, ,'#&,'-)"' ,' &'" ),="#$2' ., &'$.".
mediante un ejercicio de abstraccion objetiva,
transIorma eIectivamente, rea| y materia|mente
tanto |a natura|eza, |a sociedad como a |os seres
humanos.
E| Humor es una actividad rea|, objetiva, pero a
su vez idea| y subjetiva, conciente que entraña
tambien cierta distension y re|ativa autonomia.
E| Humor es una actividad inte|ectua| o conjunto
de actos en virtud de |os cua|es un sujeto activo
(agente) modiLca una rea|idad dada, |a actividad
86
Fer nando Buen Abad Domi nguez
propiamente humana, o sea, E| Humor, so|o se da
cuando e| sujeto inicia |a transIormacion de| objeto
con un resu|tado idea| o Ln y termina con un resu|tado
o producto rea|. No importa que e| resu|tado idea|,
pensado no sea identico a| resu|tado rea|, objetivo,
en e| proceso de transIormacion tanto |o objetivo
como |o subjetivo se modiLcan. A| proponerse Lnes
humoristicos |a humanidad niega una rea|idad y a
su vez aLrma otra |a cua| crea. Los seres humanos
toman conciencia de| tiempo, pasado-presente-
Iuturo tambien gracias a| Humor que tiene como Ln
|a transIormacion rea|, objetiva de |a natura|eza, |a
sociedad y de| hombre mismo. TransIormacion que
responde a una determinada necesidad humana.
E| Humor como actividad productiva, objetiva y
subjetiva a| transIormar |a rea|idad crea un mundo de
objetos humanos o humanizados, es decir humaniza
|a rea|idad a |a vez que crea un mundo que ya no es
e| mundo de |a natura|eza si no es e| mundo de |a
especie humana. Se objetiva e| hombre por medio
de| Humor. Pero e| Humor a| crear un mundo de
objetos humanos tambien crea un mundo de objetos
en |os cua|es se reconoce, se aLrma. La humanidad
|ogra des-a|ienarse, de aLrmarse, reconoce que |a
existencia de| Humor que ha venido acompañado
historicamente de un no-Humor. En e| Humor a
humanidad se objetiva, se reconoce como ta|, se
aLrma, y a su vez se |ibera. La historia humana
es tambien |a historia de su sentido de| Humor.
Se distinguen varias Iormas de Humor, destaca e|
Humor productivo (e| trabajo), e| Humor artistico y
e| Humor revo|ucionario.
87
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Humor objetivo que se ejerce sobre una rea|idad
gracias a |a conciencia y mediante un proceso
objetivo que da |ugar a un producto o resu|tado
objetivo. Hay varios nive|es de Humor. e| Humor
creador y e| Humor reiterativo por un |ado y e| Humor
reIexivo y espontánea por otro. E| Humor creativo
corresponde a |o que es e| Humor propiamente
dicho, e| cua| tiene |as siguientes caracteristicas;
una unidad indiso|ub|e, en e| proceso práctico, de |o
interior y |o exterior, de |o subjetivo y objetivo; una
indeterminacion e imprevisibi|idad o sorpresa en e|
()*#,0* + ,= ),0&=-".*H &'" &'$.". , $)),(,-$>$=$.".
de| producto. E| Humor reiterativo parte de| humor
creativo, pero abso|utiza e| proceso, es un Humor
que se vue|ve imitativo. Ahora bien e| Humor es
$''*/"#$2' + -)".$#$2'; #),"#$2' + ),(,-$#$2';
e|ementos que a|ternan y a veces se entre|azan. Pero
e| Humor Iundamenta| es e| Humor creador. Actividad
rea|, objetiva, idea|, subjetiva y conciente.
"En |o que a mi concierne, más importantes
todavia para e| espiritu que e| encuentro de ciertas
disposiciones de cosas me parecen |as .'()*('%'*,/(
./ 1, /()=&'31 $,3/ %'/&3$( %*($(4 "= ),1$) ,0"0 .*0
suertes de disposiciones todas |as Iormas de |a
sensibi|idad" A Breton.
Los trabajadores deben ser autores y protagonistas
de su propia "comedia", de sus propios chistes, no
buIones, no victimas, no entretenimiento de c|ase.
No espectadores de su escarnio. Se trata de |iberar
e| ta|ento humoristico en un cauce revo|ucionario
88
Fer nando Buen Abad Domi nguez
donde hasta |a ironia sea Iraterna| y |a ironia sea
so|idaria. No es imposib|e. Uno |o ve en |as Iábricas
con hue|gas en desarro||o. Uno escucha |os chistes,
inc|uso duros que, en conLanza, a|gunos |anzan
" *-)*0 + &'* 0">, <&, .*'., 9"+ 0*=$.")$.".
de |ucha e| Humor reIuerza |a |ucha, conLrma
conLanzas y hermana personas. Ta| como |o quiere
e| socia|ismo. "#$ &'($ /( +$ .'(3$,%'$ 86( %*&3$
/,3&/ .*( )/&(*,$(:I Victor Borge
Veremos muy pronto cuadro y más cuadros de
revo|ucionarios en accion directa armados tambien
con Humor y Pisa inte|igente, como |o hace Chávez
en Venezue|a, como |o ha hecho Fide| en Cuba, como
|o hizo Lenin y |o hizo Trotsky... como |o hizo Marx.
Veremos en accion |a utopia sonriente insuIada de
potencia critica, Ieroz donde se requiere y amorosa
como se debe. Humor nuevo y senci||o, cercano
a |os temas trivia|es a |os debates po|iticos, a |a
mu|titud de opiniones. Humor critico como imagen
de nuestros pensamientos c|aramente dueño de su
poder inagotab|e.
Humor critico contra |os "inte|igentes"
Ia|aces, |os demagogos, |os reIormistas, |os
contrarrevo|ucionarios. Critico de |as artes poeticas
retrogradas, y critico tambien de |os pensamientos
anqui|osados, de |a o|igarquia, de| imperia|ismo...
"C/ ./%'.'.* &/=& < (/& A/+'7 )*&51/ $./86( /( >1/,*
)$&$ +$ ($+1.:I Francois Marie Arouet (Vo|taire)
Humor critico de| paciLsmo contemp|ativo, de |a
burocracia, de| pensamiento Light o superLcia|, de|
89
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
no ||egar a |as raices de |os prob|emas. lnvocamos
a un Humor naciente en p|ena crisis de direccion
),/*=&#$*'")$" + ,0 ',#,0")$* <&, 0&0 "(*)-,0 '*
esten carentes de Iondo ni de Iorma revo|ucionaria
y, tampoco abuse de "ingenio" que sirva de escudo
contra |a autocritica. Tenemos en e| humor una
herramienta critica que permite ver y reve|ar su
esencia es |a ruptura Iorma| con ingenio de| sentido
en e| sin sentido de |as paradojas, aporias, y
acertijos, |a po|isemia, y |as acepciones.
E| Humor des-a|ienado surgirá rea|mente con e|
"Hombre Nuevo", con |a sociedad socia|ista que
será capaz de representar, tambien, satiricamente
sus deIectos y sus avances su imagen de si y de|
mundo, su pasado y su Iuturo... Con e| surgimiento
., =" 0*#$,.". '&,/"; ,0 .,#$); #*' =" "(")$#$2' .,
una mora| socia| sin c|ases, e| Humor ascenderá como
una Iorma de cu|tura cuyas rea|izaciones prácticas
ayudarán a despeja todo miedo a| desarro||o, todo
Ireno a |a vida comunista y todo prejuicio sobre
|as potencia|idades p|enas de |a especie humana.
No es un idi|io, no es una ente|equia paradisiaca ni
extraterrestre. Es una perspectiva |ogica en todo
imaginario que con Humor se atreva a pensar como
0, (&,., /$/$) ,' &'" 0*#$,.". 0$' #="0,0 .*'., ="
humanidad se pertenezca a si y trabaje toda por e
bienestar de todos. A muchos |es cuesta siquiera
imaginar|o, no tienen e| Humor necesario... ni |a
audacia.
E| Humor dejará de ser coartada miserab|e |imitada
para |a sobrevivencia de| espiritu en |a redada
90
Fer nando Buen Abad Domi nguez
grotesca de| capita|ismo que secuestra todo. Será
/"=*) #*'0#$,'-, (")" 9"#,); #*' 0,1&)$.". (=,'";
más rico nuestro desarro||o co|ectivo. Ni más ni
menos.
Es Ia|so que a mayor seguridad en |a vida materia|
menos necesidad se tenga de| Humor. Todo |
contrario. E| Humor desa|ineado dejará de ser reIugio
#="'.,0-$'* (")" 0,) '*-" ,0,'#$"= ., =" /$." ,'
desarro||o p|eno ya sin c|ases y ya sin amos.
La direccion revo|ucionaria de |a humanidad necesita
reIrescarse con Humor inte|igente. Humor dirigente
y penetrante de nuestras capacidades prácticas.
Humor |uminoso, verdadero, con p|eno derecho a|
nacimiento y a |a superacion permanente de sus
contradicciones reIejo de nuestra identidad. Humor
para reimos de |as incongruencias, reIejo de |a
igua|dad entre |os seres humanos, |a interaccion
entre identidades, |o serio y |o comico, de nuestros
modos de vida, de nuestra natura|eza humana. para
romper |a Iorma de pensar habitua|, con exp|osion de
ingenio su |ocura |as suti|ezas para disIrutar...
Fe|izmente e| Humor es ese territorio rea| y surrea|ista
canto de espiritus que hace Iuir sus nectares sobre |o
cotidiano. E| Humor energia revo|ucionaria. Entre |as
muchas ca|amidades conIabu|adas contra e| Humor
hay que inventariar a| reduccionismo, a| Iaci|ismo,
a| oscurantismo, a| instituciona|ismo ceremonioso,
a |a Irigidez burocrática, a| miedo cu|pigeno, a|
cientiLcismo psicoproL|áctico, a| oscurantismo
i|uminista. E| capita|ismo destruye tambien |as
Iuerzas productivas de| Humor.
91
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Esta constatacion remite a una concepcion de|
Humor como aventura donde cada acontecimiento
de |a rea|idad tiene |a potencia|idad de ciertas miradas
todavia en ciertos seres. Los recorridos por e| Humor
parecen ser condicion necesaria para |a aproximacion,
a veces obsesiva, a una ventana Iuente inspiradora
de |o extraordinario y e| a|iento de |ibertad. E| Humor
es un genio |ibre, a|go asi como uno de esos espiritus
que permiten vis|umbrar |a |ibertad.
E| Humor se mueve Iuera de |os |imites |a carga
simbo|ica de |a razon. Aunque remite a cierto ámbito
de |o demencia| en tanto reve|a un a|ejamiento de|
campo de una raciona|idad como una manera de
comportarse basada unicamente en |a intuicion más
pura, en |a |ibertad como arrastrada por e| torbe||ino
de |a vida.
La intuicion de| Humor determina tambien |a nocion
de amor. E| Humor propone sentido de unicidad
e improbabi|idad. Estos rasgos perturbadores
derivados de| principio intuitivo de| Humor no so|o
aIectan a |a inspiracion creadora, sostienen a |a
inspiracion como un juego, una Iuerza imantadora
de |o momentáneo.
E| Humor imp|ica |a idea de |a e|ucubracion de |a
invencion de historias bajo e| manto de |a ocurrencia
inmediata, equiva|e a dejar a| descubierto |os
mecanismos de| inconsciente. A||i, nada |ejos de |a
raciona|idad, se mueven |os hi|os de| Humor, de |a
vincu|acion entre |a inspiracion creadora y |a a|usion.

92
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Bajo esta idea de| Humor e| surrea|ismo bretoniano
aporta directrices de| pensamiento coherente con
=" =&#9" ),/*=&#$*'")$" $'.$0*=&>=, .,= "0#,'0* .,
|a conciencia donde e| Humor podrian convertirse
en ventanas mediante |as cua|es se vo|viera posib|e
poner a| descubierto aque||as magniLcencias y
universos revo|ucionarios que nos habitan.
Contra e| Humor des-a|ienado obran designios
$.,*=21$#*0 ., &'" 9$0-*)$" ., -)$0-,:"0 <&, 0,
encaramo en |a historia para traicionar|o todo.
Logica de| suIrimiento para esc|avizar instintos y
vidas. Logica de |a barbarie que ha dejado dividendos
monstruosos. un Humor a|ienado y a|ienante.
Pero e| Humor es concreto L|osoIa| y con
reve|aciones promisorias que orientan |a vida. E|
Humor es psicosomático, se nota, es acto amp|iador
de |as rea|idades que contiene. Acto de natura|eza
y cu|tura tejidas con sus propios paradigmas.
En e| Humor se excitan |os Iundamentos humanos
más Irancamente revo|ucionarios, |as Iusiones y
correspondencias, |as ana|ogias y divergencias
consustancia|es de| juego. de| hecho |udico. Es un
hab|a de |a |ibertad en una de sus moda|idades más
seductoras. E| Humor sue|ta chispazos incendiarios
sobre |as Iantasias y |as emociones. "En /a vida
(2+* /( .'-,* ./ /G'(3'& +* 51/ /( %$)$7 ./ $&./&:
Arque|es Ve|a.
E| Humor es un ca|dero de brujas donde hierven
cuerpos y a|mas entre vocab|os de |enguajes
93
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
nuevos. Todo Humor oIrece imágenes espontáneas
ante |as cua|es |a razon reconoce otras Iuerzas
que tienen por cometido reprimir sus Iacu|tades.
Uno sabe tarde o temprano que e| Humor es un
,0-".* ., ),"=$.". ">0*=&-" ),0&=-".* ., ,0-".*0
contradictorios. E| Humor demuestra que en |a
humanidad habitan ciertas capacidades creadoras
que pueden ser deve|adas mediante |enguajes
comp|ejos que habitan, aunque se |es reprima,
muy en |a superLcie de |o cotidiano. Todo |o que
rodea e| Humor es materia| inIamab|e. E| Humor
requiere una guerra de guerri||as semioticas, no
didáctica, no panIetaria, no ingenua. Pide derrocar
|os poderes inquisitivos de |as jerarquias mora|es,
.,0., =" #$,'#$" 9"0-" =" 0&>#*'#$,'#$"; G& ("(,=
transIormador y |iberador supone estrategias que
ningun regimen paterna|ista es capaz de enIrentar
porque |e teme. Los |enguajes de Humor se
.$0-$,'.,' + #*'-)",' ,' 0"=-*0 + "0"=-*0 <&, '* 0,
arderán con discriminaciones.
Esa espontaneidad que tiene e| Humor se aprecia
siguiendo e| acercamiento repentino e inso|ito de
ciertos arrebatos convu|sivos como |a be||eza de
cierta chispa incendiaria despotica y anhe|ada. Es
un instante que procede de cierta mistica concreta
y azarosa, Iu|gor interior que escribe |as Iábu|as
misticas de |os instintos entre mora|ejas epicas de
p|acer dia|ectico. E| Humor no es un Ln, sino un
medio; un medio para encender |a |uz interior sobre
un punto donde no es posib|e que cierto raciona|ismo
uti|itario imponga su |ogica absurda.
94
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Todo Humor se comporta como enjambre e|ectrico
en tinieb|as o a p|eno so|, tiene raices de abismo,
de temb|or y catac|ismo. A veces e| Humor tiene
un aspecto severo, y, sin embargo, suave con una
intensidad de mutacion y de ruptura |igada a |a
indiIerencia. E| Humor es tambien una penetracion
|irica y teoretica intimamente conectada con |as
Iuerzas más ignotas de |a creatividad y |a necesidad
de reordenar mundos interiores y exteriores
maravi||osos.
E| Humor es portáti|. Asi e| Humor hace brotar de una
conciencia inLnitamente sensib|e una justiLcacion
objetiva, desde |a carne hasta |as emociones,
basada en |as correspondencias concretas. Nadie
se baña en e| mismo Humor dos veces. Fe|izmente
e| Humor tiene su propia estrategia para descubrir
|a vida misma, su ca|idad y dignidad. Fe|izmente
Humor eres y a| Humor vo|verás y, si todo marcha
bien, e| Humor encontrará en |as conciencias |o que
|os pájaros buscan en e| aire.
95
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Algunos Ejemplos de Humores
muy Diversos:
96
Fer nando Buen Abad Domi nguez
El marxismo no utópico o nunca
digas adiós
Doña muerte pretendio dar por terminada |a historia
de |a inte|igencia más irreverente, anárquica y
de|irante de |a cinematograIia estadounidense, e|
19 de agosto de 1977, ||evándose a Croucho Marx,
artiLce y comp|ice de| humor que zarandeo |a |ogica
proL|áctica y mora|ista de| pub|ico yanqui. Croucho
y sus hermanos, Chico, Harpo y Zepo, descargaron
metra||as de imágenes surrea|istas para hacer
esta||ar con carcajadas |a tension be|igerante que su
epoca insta|o en |a vida. Construida con esIuerzos
incuestionab|es, |a carrera de |os hermanos Marx,
se abrio paso en |a maraña historica de |as dos
guerras. Pisaron carpas, Ierias y teatruchos para
rescatar sueños y esperanzas de |as emboscadas
que |a miseria y e| sistema tendian. Capaces de
#"0$ #&"=<&$,) +*%1&$, |os Marx a|imentaron |a de
a|canzar Iama y riqueza, a Iuerza de esca|ar con su
vision de|irante de |a rea|idad, e| abismo mediocre
en e| que se mecia Ho||ivood. Y |o |ograron.
E| proceso que Iormo a |os Marx y permitio concretar
sus ambiciones parecia en aque| tiempo e| unico
posib|e. Habia que cursar e| trámite de privaciones
<&, =" ),"=$.". .$0(&0* (")" ,0-*0 .,0#,'.$,'-,0
de inmigrantes, empeñados en seducirnos. En
todo caso, e| trámite no Iue so|o eso, tambien Iue
escue|a que puso en contacto e| interes artistico de
|os Marx con e| sentimiento estetico de |a pob|acion
que podia pagar un rato de diversion en un teatro
barato. Ahi tambien se Iormaron otros.
97
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
En |a epoca de |as vacas gordas comenzo a rondar
en |a cabeza de |os Marx |a idea de dar e| paso
deLnitivo hacia e| estre||ato. A instancias de Chico,
quien preguntaba cada vez que podia "_por que no
actuamos en Broadvay?", ocurrio |a respuesta .
- Mira Chico, no somos |o bastante buenos.
En Broadvay no triunIariamos. Somos actores de
variedades. E| pub|ico de Broadvay exige c|ase y
eso es a|go que no tenemos.
- _C|ase? _Cue tienen |os de Broadvay que
no tengamos nosotros?- pregunto Chico quien
aIortunadamente nunca padecio Ia|ta de conLanza
en si mismo.
- Bueno- insinue, están Ed Wynn, Wi||ie
Hovard, Edie Cantor, A| Johnson, C|ark y Mc
Co|ough, Frank Tinney, Montgomery y Stone...y
otras cuantas Lguras bastante conocidas.
- ¡Tonterias!- interrumpio Chico-. No son
mejores que nosotros. Todos e||os trabajaron en
variedades. Si e||os han podido dar e| sa|to, _por
que nosotros no?" (Croucho Marx)
Y |o dieron. La comicidad Ieroz y disparatada que
Lna|mente ||evo a |os Marx a| ce|u|oide en 1929,
abreva directamente de |a vida misma, ca|cada
cinematográLcamente. Lo descabe||ado de sus
situaciones escenicas y e| tono inso|ente e ironico de
su humor, no son distintos a |os de su cotidianeidad
diIici|, Iorjadora de |os cuatro hermanos más
Iamosos de| cine.
98
Fer nando Buen Abad Domi nguez
La L|mograIia de |os Marx desde "Coconouts" de
Pobert F|orey y Joseph Stan|ey (1929), "Anima|
Crackers" de Victor Herman (1930), "Money
Bussines" de Norman Mc Leod y "Duck Soup"
de Leo Mc Carey, hasta "Copacabana" (1947) o
"Skidoo" (1969) contiene |a propuesta |ucida que
una vision especia|mente critica dejo impresa en
una industria que no vo|verá a ver producciones
simi|ares, a pesar de a|gunos intentos soterrados
rayanos en |a imitacion.
E| humor de |os Marx tiene una raiz que a|imenta su
obra con |a estetica popu|ar. De| contacto cu|tura|
de una pob|acion inmigrante dispuesta a encontrar
su proyecto de identidad en medio de rupturas
existencia|es, |os Marx asumen e|ementos que se
integran a una estructura |udica, que poco a poco
amp|iLco e| destino de sus discursos.
La premisa de| humor en |os Marx es |a de
aventuras juguetonas Iacu|tadas para |a
transgresion permanente de Iormu|ismos para e|
comportamiento socia|. Humor que no se producia
para pub|icos inte|ectua|izados. Pe|atos de actitudes
dec|aradamente desarticu|adoras opuestas siempre
con |os contextos. Puptura de so|emnidades
Iorzadas a| ridicu|o como estrategia constante
"))$'#*'".*)" ., ,0-,),*-$(*0 + #*'/$##$*',0
convenciona|es. Proceso que se acumu|a en e|
,0(,#-".*) (")" <&,>)") -,'0$*',0 + .,)$/") ,'
carcajadas no ajenas a un cierto nerviosismo suti|.
Ese rompimiento conceptua| provocado por |os
99
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Marx Iractura |o espacia| y |o tempora| para abrirse
a |a descarga de un conjunto emociona| que a| paso
de |a pe|icu|a muerde anzue|os en proIundidades
de| oceano subconsciente. E| humor de |os Marx,
asociado Irecuentemente con e| surrea|ismo, penetra
,' =" /,-" ., "0*#$"#$*',0 + ()*+,##$*',0 #"." /,:
más proIundas, a Iuerza de jugar con repertorios
de simbo|os en |os que e| auditorio se descubre
a si mismo y se sorprende comp|ice, urgido de
experiencias simi|ares a |as que contemp|a.
Existe un componente onirico tramado por |os Marx
para hacer de |as suyas en un discurso que enIrenta
|a rea|idad con recursos siempre inagotab|es e
$',0(,)".*0 <&, ),/"=$."' ,= ()*(20$-* ., )&(-&)"0
constantes, encadenadoras de carcajadas nuevas.
Es ese humor e| que |ogro distender en e| pub|ico
|a tirantez producida por |a historia, humor que
,'#*'-)2 ),0*'"'#$" (,)-$','-, ,' "&.$,'#$"0 <&,
aprendieron a amp|iLcar un mode|o inedito de
apreciacion estetica, contundente e irredento, que
puso en jaque va|ores empeñados en engañar a
|a vida. E| humor socarron de |os Marx a|canza a
ser virtuoso tambien en su capacidad de maniobra
tecnica en un arte cinematográLco ba|buceante. E|
espectador acepta rotos o modiLcados todos |os
esquemas para prestarse a| juego p|aneado por
estos cuatro hermanos de |a |ocura. En "Sopa de
Canso" |os Marx dirigen una guerra desde un cuarto
en e| que ocurren simu|táneamente proyecciones
y detonaciones conceptua|es y, por momentos,
100
Fer nando Buen Abad Domi nguez
tambien sub|imina|es. En ese contexto aparece
Croucho para impartir ordenes no sin antes marcar
|as tarjetas que contro|an |as asistencias.
La comicidad de |os Marx no o|vida a| amor que
es ingrediente permanente en su L|mograIia. Su
tratamiento es recursivo y cump|e a menudo
Iunciones ba|sámicas, tranqui|izantes de apetitos
desordenados. E| amor irrumpe con su dosis
de Iorma|idad bizarra para dar|e una categoria
particu|ar a| juego simbo|ico que cursa Iebri| ante |a
conciencia atonita de| espectador ya cautivo. Es un
humor capaz de traducir |as necesidades humanas
Iundamenta|es en imágenes convergentes con |a
insubordinacion de |a razon ante |os mandatos de
un mode|o socia| provechoso para unos cuantos.
E| marxismo no utopico de |os hermanos Marx
percibio tambien |a presencia de un Iantasma que
recorria su pais y cu|tura dando de comer a |a historia
bocadi||os de carne humana para comp|etar |a dieta
de| exterminio en este sig|o. Signo y tambien simbo|o,
Croucho traspaso |os umbra|es de su tiempo, de |a
|ogica y de |as convenciones, para asumir un mito
que |o puso a sa|vo de| ágora de |os snobs. Croucho
estab|ecio |as premisas para sa|varse de |as ataduras
Iorma|es que viciaron a| cine de todos |os tiempos.
Croucho Iundio en su imagen tiempos y espacios,
0"=/*#*'.&#-* #*'-)" =" *>/$,.". #)*'*=21$#" <&,
devasta paradigmas. Croucho contrapuso textos
y subtextos para nutrir su personaje con vida rea|
y Lcticia sin contradicciones. Croucho genero su
101
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
antisigno y antisimbo|o para abrir una antiheroicidad
y rebe|dia estetica ineditas.
Cuizá por eso Croucho se a|eja |ento pero Lrme de
|a memoria co|ectiva, victima de una ce|ada que e|
star system |e tendio apropiándose de una parte
suya para vender|o en tarjetitas posta|es, anecdotas,
|ibritos y anteojos de p|ástico con nariz y bigotes
descomuna|es. O ta| vez sea mejor pensar que su
o|vido es un chiste ironico más, ideado por |os Marx
para hacer|e a| Iuturo una ma|a pasada.
Ho||ivood entrego a Croucho en 1974 un Oscar
por e| conjunto de su obra. Hipocresia rabiosa de
un anima| inc|emente dispuesto a destruir cua|quier
inte|igencia. En ese mismo año se reestreno "Anima|
Crackers", que durante casi veinte años en|ato |a
censura.
La Irescura, Iuerza y verdad con que Croucho y
sus hermanos ||enaron |a panta||a constituye un
suceso etico y estetico que merece ser repuesto
permanentemente para cuestionar todos |os
mode|os y esperpentos de| star system y |a cu|tura
de masas, y merece ser repuesta sobre todo |a
actitud ante |a vida de estos cuatro maestros de |a
risa, mantenida hasta |os u|timos momentos y en
condiciones descabe||adas.
Hacia e| Lna| de su vida Ju|ius (nombre rea| de
Croucho) paso momentos |argos hab|ando y pensando
en torno a |a vejez y a |a muerte, preocupado por
e| deterioro de |a vida y por un cierto miedo a |a
102
Fer nando Buen Abad Domi nguez
pobreza estacionado en su espiritu durante muchos
años. L|ena de contrastes, |a vida de Croucho |e
oIrecio panes re||enos de crema a seis por quince
centavos y sumas exorbitantes, resu|tado de sus
andanzas en Wa|| Street. Amores, sinsabores,
p|aceres y do|ores siempre con tendencia a |os
extremos donde |as |ocuras se exa|tan. Pe|icu|a
que de L|marse seria identica a todas |as rea|izadas
por |os Marx.
"Creo que |a mejor manera de resumir|o es mediante
e| re|ato de |o que ocurrio no hace mucho tiempo.
Estaba paseando por State Street de Chicago,
cuando una pareja de mediana edad se acerco y
empezo a dar vue|tas a mi a|rededor; pasaron ante
mi dos o tres veces examinándome como si yo
Iuese un ser u|traterreno. Fina|mente, |a señora,
vaci|ante, se acerco y me pregunto . - _Es usted,
verdad? _Es Croucho?
Entonces e||a me toco timidamente en e| brazo
y dijo. - Por Iavor, no se muera. Siga viviendo
siempre.
_Cuien podria pedir más?"
(Citas de| |ibro "Croucho y yo" de Croucho Marx,
Cuadernos lnLmos. Tusquets Editores)
103
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Asir la risa
Seguramente |a risa seguirá interrogándonos con sus
enigmas y provocaciones porque este querer saber,
amar saber sobre e||a, pertenece benditamente
a| repertorio majestuoso de |as inquietudes más
proIundas con que a|imentamos ciertos amores por
|a vida. Eso tiene su chiste.
Como paradigma de si, |a risa nos desnuda con |a
104
Fer nando Buen Abad Domi nguez
,=*#&,'#$" ., 0&0 )$#-&0 + #*'/&=0$*',0 (")" <&,
miremos Ironta|mente todas |as Iuentes nutricias
que nos dan identidades particu|ares o co|ectivas.
Dime de que y como te ries y te dire quien eres.
Con |a risa penetramos a esos nichos reservados
para e| abandono de| espiritu en busca de causas
primigenias, de sentido y de Iuturo. La risa actua|iza
e| humor sin agotar|o porque se |e despega una
distancia suLciente que da espacio a reIejos
#"0$ esµej/necs. La risa nos vue|ve |os ojos sobre
ámbitos de |a identidad y de |a singu|aridad que
somos y pone a prueba Irecuentemente nuestra
capacidad para reirnos de nosotros mismos. La
risa actua|iza a| humor, |o exa|ta y |o potencia,
nos Iuerza a un abandono de esa conciencia que
ya admitio |a Iractura de una rea|idad Iragi|izada a
punta de carcajadas.
La risa nos abstrae de |a maraña cerrada con que
tejemos |a seriedad de |as instituciones socia|es y/o
#&=-&)"=,0; (")" (*',) ,' .&." =" ,0-)&#-&)" ., -*.*
aque||o que |o raciona| nos impone como norma. La
risa penetra e| prob|ema de |as causas primeras y
,= .$0#&)0* (*) ,= (),1&'-"); (")" ">)$) >*<&,-,0
por donde se L|tren e| azar, |o inentendib|e, |o
irraciona| y |o irreverente. La risa disipa y re|aja. La
risa de|ata.
Peimos ta| vez por supervivencia. Con |a risa
Iotamos sobre aguas turbu|entas que sue|en ser
pe|igrosas para |a sa|ud de |a conciencia. Todo |o
que amarga a |a vida merece tandas generosisimas
105
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
de risa |oca que inventamos siempre abierta o
c|andestinamente.
De| remanente semántico que cada quien condensa
en e| ánimo de sus modos para cursar |a vida, su
mora|, su etica o su estetica, emerge e| genero
de risa que tomará direcciones muy inca|cu|ab|es.
Unas se proyectan, otras se introyectan. No todos
|o resisten. Existe una especie de |ey no escrita que
ob|iga a reir poco o ma| a quienes tienen deudas
con |os derechos humanos ajenos.
No hay una risa tipo, como no hay causas unicas.
8= .,0"))*==* ., =*0 $'.$/$.&*0; ., =" ,0(,#$, + .,
sus modos organizaciona|es, cuenta con e| aporte
especiLco de |a risa como ingrediente estructurado,
en corre|ato mu|timoda| con sistemas perceptivos
., =" ),"=$.". + ., =" $)),"=$.".; 9"0-" 9*+ (*#*
estudiados y muy manoseados por cientiLcismos
muy esquemáticos.
E| ser, e| modo de ser y |a razon de ser se L|tran
siempre en |a risa. Pasan una prueba boomerang
que sue|e perder e| contro| sobre sus Iuerzas
()*($"0 + .,-*'" ,' (")"=,=* .,(20$-*0 .,
energias muy diversas, a|gunas de e||as reprimidas
pertinazmente.
Cue |a risa haya sido satanizada historicamente con
soLsmas de toda indo|e, se debe inc|uso a| pe|igro
que siempre representa so|tar una carcajada en
momentos para |os cua|es cierta autoridad exige
so|emnidades. Pero sin duda, |o más pe|igroso o
106
Fer nando Buen Abad Domi nguez
"-,'-"-*)$* <&, &'" >&,'" )$0" (&,., ()*.&#$);
proviene de ese eIecto cuestionador que so|o
"=1&'"0 %$&$( .1&$( pueden Lngir no entender.
En muy pocas cu|turas se conoce |a risa de |as
deidades. La risa se omite y eso hace sospechar
cosas de discursos que tambien mueven a risa pero
de otro tipo. La risa tiene mucho de sabroso. es su
estetica, si |a ocu|tan se antoja más.
Tanto tiene |a risa de amu|eto y son tantos sus
enigmas-reve|acion, que de e||a emerge un reino
de|irante e inexp|orado particu|armente de|icioso
por promisorio. La risa contiene Iuerzas capaces
de actua|izar |o que simbo|izan para poner en
pe|igro |a estabi|idad de |o dogmático, |o norma| y
|o aceptado. Licua energias de indo|e insospechada
y arremete contra |os reg|amentos más tediosos
de esas rea|idades o ca|amidades tan Iuriosamente
instituciona|izadas para amaestrar espiritus. La
)$0" ,0 (,=$1)*0" (")" ,= 0-"-& <&* (*)<&, .,0"-"
en |a humanidad entusiasmos diversos, capaces
., (*-,'#$") /$-"=$.".,0 *0#$="'-,0 ,'-), =* ),"=
y |o Iantástico, sobre puentes de cotidianeidad
potenciadores de| ánimo más jugueton. Con |a
so|emnidad, |a seriedad y |os desp|antes dramáticos
<&, =" #&=-&)" *##$.,'-"= "(&'-"=" ,' -*."0 0&0
estrategias de adoctrinamiento, vivimos una caceria
de brujas incesante en contra de| reir, su natura|eza
y sus eIectos. La risa ha sido perseguida porque
re|aja |a discip|ina de una ideo|ogia que tiene por
ba|uartes e| do|or, e| suIrimiento y |as cu|pas. Lo que
suena a p|acer suena a pecado. Nada se escatima
107
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
para suprimir o contro|ar |a risa, inc|uyendo |a
ma|versacion con Iormas humoristicas cuya mora|eja
pertinaz es |a estetica de| insu|to, |a denigracion de|
projimo y e| manoseo misogino. Todo esto pasa
por simpático, |a cu|tura de masas |o propaga, hay
"'&'#$"'-,0 + =" (*>="#$2' 0, -)"1" ,= ,0(,)(,'-*
de un humor retrogrado que se camuIa con pie| de
cordero.
Entre |os eIuvios |iberadores de |a risa, sus
sinrazones o rebe|iones espiritua|es y e| me|odrama
de| |ogos occidenta|izado, media un repertorio casi
inabarcab|e de matices, contrastes y consecuencias
enIáticamente acentuados por |a historia, y por
|a hoy tambien satanizada |ucha de c|ases. No
es |o mismo |a risa de |a opu|encia que |a risa de|
vu|go, como no han sido igua|es |a educacion, |a
a|imentacion y |a distribucion de |a riqueza.
Para perseguir y acorra|ar a |a risa se han puesto
sobre |a mesa de |as cu|turas |os argumentos más
estramboticos, y propiamente dicho risib|es. Dios
.,>, 8/$&(/ de |a risa Irente a |as maromas menta|es
que echan sus muy diversos representantes para
justiLcar tanto suIrimiento inIigido a |as sociedades
y convencer|as de aceptar|o seriamente.
"Nada hay, sea dicho, que un humor inte|igente no
pueda reso|ver en carcajadas, ni siquiera |a nada...La
risa como una de |as más Iastuosas prodiga|idades
humanas y hasta |os |imites de| desenIreno, está
a| borde de |a nada, nos |a oIrece como garantia."
Pierre Piobb
108
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Peir abre, expande, exa|ta. Transporta en
#*'/&=0$*',0 (")$,'-,0 ., =* $'0-$'-$/*; .,0#*'#$,)-*0
y esc|arecimientos de| conocimiento, sacudido
con esca|oIrios de| absurdo exp|icito e imp|icito
en |a cotidianeidad. E| genio popu|ar se apropia de
cuanto acontecimiento desL|a ante |a vida y oIrece
interpretaciones preñadas, muy Irecuentemente,
#*' .*0$0 ., $)),/,),'#$" <&, ,/$.,'#$"' 1)".*0
muy diversos de| ánimo imperante. lnc|uso ante
|o trágico y ante |a muerte sobrevive y se escurre
copiosamente ese a|go, que unas veces abierto y
otras no, hace chistes de todo.
Segun se mire, segun due|a o segun nos invo|ucre,
e| reir de |as cirscunstancias se jerarquiza, se acepta
o niega, porque |os parámetros son movedizos y
tambien materia de humor. La risa da esperanzas
ineditas porque deja jugar a |as inte|igencias con
juguetes para|izadores de| raciocinio so|emne.
Formu|a reencuentros irreconci|iab|es con e| |ogos
sedentario para encender contagios y epidemias
socarronamente inexp|icab|es. La risa crea sus
sectas y Ie|igresias donde |a humanidad, más
temprano que tarde, Lnca identidades. Eso |o teme
e| autoritarismo y |o envidia. Por eso |o tergiversa.
Sa|ta a |a vista tanto humor invo|untario producido
por |a Iarsa de| progreso. Hay como aLrma Octavio
Paz una "reIutacion de| universo por |a risa".
La estetica de |a risa exige, para e| disIrute de sus
#2.$1*0; &'" #"("#$.". ., (=&)"=$.". + "(,)-&)"
nada Irecuentes en muchos perL|es de nuestras
organizaciones socia|es. La risa se sustancia en su
diversidad. lgua|a e| pensar y e| sentir sintetizándo|os
109
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
en un sistema de rupturas y reencarnaciones que |a
inte|igencia procura como a|imento de su evo|ucion.
La estetica de |a risa promovio y promueve categorias
dinámicas que no so|o trasponen sus tipo|ogias y
taxonomias caprichosamente. L|ega a integrar |o
economico con |o superestructura|, |os conIunde y
nos oIrece siempre, razones nuevas para reir con
pretextos distintos. En e||o se Iundamenta una
tipo|ogia de |a risa cuyo eIecto-garantia es que
mueve a risa inmediatamente.
Como todo amu|eto |a risa es un Ietiche que renueva
sus mitos y |eyendas segun se use o venere a| ca|or
de |o cotidiano. Tiene poderes indesciIrab|es y se
adapta a |as necesidades. Toda |a indeIension ante
|a ava|ancha de| humor pato|ogico que se anida en |a
perversion masmediera, todo e| daño que ya se hizo
en |as sociedades con esa estetica de| kitch sketch
y toda |a paraIerna|ia de |a risotada mercadotecnia,
no han podido inhibir |a magia proIunda de |a risa
redentora, amu|eto irreverente y |iberador.
La risa es un enigma en seric. Ese es e/ chisteI

111
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Arcano CanIinñas
Todos somos un poco CantinIas. A| margen de
|as anecdotas regiona|es, unos más, otros menos,
practicamos historica y cinematográLcamente eso
<&, A")$* A*),'* (*-,'#$2 (")" ),-)"-") ., #&,)(*
entero e| espiritu popu|ar |atinoamericano de nuestro
112
Fer nando Buen Abad Domi nguez
sig|o. Par|anchines, sabe|otodo y enamoradisos,
#"("#,0 ., #&)0") #&"=<&$,) "/,'-&)" (")" 0*)-,")
|os designios de |a miseria y e| subdesarro||o.
Pobres pero ingeniosos, audaces, irreverentes y
|enguaraces. ArtiLces de| si|ogismo acomodaticio
o enredoso, que imita ma| y con Irecuencia, |os
usos eruditos, tarde o temprano cuestionados
en |a tragicomedia patetica de |as desigua|dades
educativas y economicas. CantinIas |e puso carne
y hueso a un genio popu|ar Iraguado en |a astucia
de |a sobrevivencia. Carne y hueso de| do|or socia|
temp|ado a punta de marti||azos esc|avizantes.
Carne y sangre |umpen pro|etaria, irredenta e
inte|igentisima, dueña de armas singu|ares a |a
hora de ganar espacios Iundamenta|es Irente a|
desamparo y |a exp|otacion. CantinIas actor y
CantinIas personaje a|guna vez Iueron uno y e|
mismo. Despues a|go se quebro hacia |a traicion. Con
una Irecuencia rea|mente indeseab|e a|gunos criticos
escogen de CantinIas e| anecdotario Iraseo|ogico
más Irivo|o e intranscendente. Se aLrma que su
sentido de| humor devenia de| manejo jugueton con
que conseguia envo|ver a sus inter|ocutores, y se
cita como deta||e de comp|emento cierta habi|idad
sui generis que CantinIas tuvo para bai|ar. Muy
pocas veces se hab|a de| portento critico con que
CantinIas (en su epoca primera) desnudaba |a
estructura socia|, cu|tura|, economica y po|itica
de Mexico. Era despiadado. Un sentido de c|ase
poderosisimo permitio a Mario Moreno entender su
origen y su pape| como actor pub|ico y privado. Nada
hay de ingenuo en su obra, ni siquiera en e| u|timo
tramo de esta, en |a que Mario Moreno abandona a
113
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
su CantinIas a cambio de personajes demagogos,
mora|istas y gobierneros. CantinIas murio mucho
antes. Uno tiene |a tendencia a quedarse con e|
primer CantinIas. Con e| de "Agui|a o So|", con e|
de "Ahi está e| deta||e", con e| de "Asi es mi tierra".
E| CantinIas que dia|ogo cara a cara con su pub|ico
en |os teatros de carpa popu|ares. E| CantinIas
que trabajo para abrirse un |ugar entre todos |os
actores, que como e|, miraban en e| escenario un
|ugar para espantar e| hambre y proteger |os sueños
de |a devastacion y miseria socia|. CantinIas uno
+ -*.*0; .,0"))"(".*; /"1">&'.*; >&0#"/$."0;
hedonista y aventurero. CantinIas America |atina,
mismo genio. CantinIas a|canza con sus juegos
/,)>"=,0 ,= 9*)$:*'-, -*-"= ., =" *)1"'$:"#$2'
po|itica, economica y cu|tura| de America. Hace de
|as suyas con |a |engua y nos oIrece un desaIio
critico que no exc|uye a |a historia. Toma |a pa|abra
(su pa|abra) como recurso inmediato que debate
entre e| caos y e| orden |as demandas imperativas
de supervivencia. Es un orador estrambotico que se
expresa con huracanes de poesia desordenada, ante
|os ojos de |a correccion sintáctica. Es dia|oguista
de un espiritu rebe|de atrapado en |as redes de
cierta pa|abreria acartonada, |ega|izada, dominante
y exc|uyente. Es antiheroe que cata|iza con humor,
a ratos amargo, todas |as contradicciones de una
|eyenda expansiva y dominante, que desde |os Peyes
de Casti||a, se empeña en amaestrar e| pensamiento
amaestrando |a |engua. CantinIas es expresion de
|o inexpresab|e, resu|tado de histerizar e| pape| de|
|enguaje como Dios que desde e| principio crea
todo con e| verbo. CantinIas es un irreverente
114
Fer nando Buen Abad Domi nguez
de |a correccion, es artiLce de respuestas que
saben apropiarse |os instrumentos cu|tura|es de
dominacion para recomponer un discurso de|irante,
enternecedor y contagioso por irredento. Y eso |o
mato. Muy chistoso, muy comercia|, muy de |as
Lbras popu|ares más hondas...pero muy pe|igroso.
lmagen extraordinariamente comp|eja y seductora
que acabo traicionada por su autor. Traicionada
por |a industria cinematográLca mexicana y
norteamericana, que vieron en e|, un personaje
de |a esc|avitud, uti| para vaciar sobre e| todos
|os escarnios. Siempre e| esc|avo, inIerior, sin
educacion, es b|anco magniLco para |a oIensa que
hace reir. Todas |as risas que CantinIas nos arranca,
todas |as Ie|icidades que nos procura su seduccion
inte|igente, toda |a magia de su primera epoca,
se convierten en mueca desencantada cuando |o
escuchamos demagogo, gobiernero, mora|ista y
negociante de taqui||a. CantinIas gigante de|icioso
de| humor irreverente murio sepu|tado en |a estupidez
de su propia c|audicacion. Uno |o ||ora por perdida
mu|tip|e cuando |a risa no omite |a critica. Ahi está
e| deta||e.
115
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Apodística según Salmón o humor
nominal
Todos |os a|ias, sobrenombres o apodos son, a su
modo, acento de virtudes, ca|amidades, envidias o
deIectos. Con más o menos ingenio |os sobrenombres
,0#&.)$E"' #$,)-"0 #"("0 ., =" ),"=$.". (")"
.,0,'-)"E") ,0* <&,; "= 1*=(, ., &'" ("=">)"; ),0"=-"
o estigmatiza una parte (o e| todo) de |a persona|idad.
Magia |exica a veces inte|igentisima. Caricatura
en pa|abras. Entre gustos y disgustos e| hábito de
co|gar sobrenombres pendu|a sus designios a| ca|or
de cierta necesidad bizarra empeñada en reve|ar
sustancias aIectivas que de|atan pecu|iarmente e|
campo de |os modos expresivos. Desde |o cariñoso
hasta |o soez. Los apodos sirven para inc|uir y para
exc|uir, para inhibir o exa|tar, para seducir u odiar.
Un a|ias es Iundamenta|mente portador de cargas
emociona|es potentes que a sabiendas o no, victimas,
victimarios y testigos comparten en comp|icidades,
unas veces divertidas, otras no tanto. Hay apodos
de anto|ogia y |os hay de necro|ogia. En e| arte
de |os apodos cabe |a estimacion amistosa más
so|idaria, |a ca|umnia vejatoria más perversa y |a
crue|dad pub|ica más pe|igrosa. Los apodos de|atan
#*)),="-*0 , $'-,)0-$#$*0 ., #$,)-"0 ),="#$*',0 0*#$"=,0
determinadas por marcos educativos, economicos
y cu|tura|es. Hay apodos inLnitamente cándidos, |os
hay amorosos, provocadores, y de|irantes a| |ado de
otros inc|ementes y devastadores. Son emociones
tarde o temprano. No existen |imites para asignar
apodos. Emergen de| reino anima|, vegeta| o minera|.
Se combinan y recrean en todas |as esca|as y perL|es
116
Fer nando Buen Abad Domi nguez
socia|es. De|atan |a intimidad de un ingenio popu|ar
caprichoso que puede osci|ar entre |o sub|ime y e|
ma| gusto más representativos de |a educacion, |os
prejuicios, e| status y |a aspiracion de c|ase.
A|Iredo Sa|mon, psiquiatra, se propuso cata|ogar
y revisar apodos de Iutbo|istas. Por a|guna razon
dominan |os anima|es. tigres, águi|as, perros,
burros, piojos...Iauna de|irante que se mezc|a
en e| escenario dramático de una cancha para
protagonizar, además de |o obvio, otro juego Lnisimo
de enjambres aIectivos. No Ia|ta "e| dientes", "e|
ojitos", "e| principe", "e| pe|usa", ni todos aque||os
que suti|mente o no, denotan y connotan genita|es
o anatomias diversas. Hay apodos de ocio y |os hay
de oLcio. En ciertos circu|os po|iciacos o mi|itares
se usan sobrenombres reIeridos a dragones,
cobras etc. como distintivo codiLcado para Lnes
de disuasion y miedo. A|gunos grupos se auto
"(*."' (")" #),") $.,'-$.".,0 (*-,'-,0 " =" 9*)" .,
protagonizar competencias de orden diverso. Por
eso equipos de rugby se ||aman "Pumas" y equipos
mercanti|es de ||aman "Tigres de Oriente".
8'-), =* ,0-)&,'.*0* + =* $))"#$*'"= ,= "(*.* /$*=,'-"
|a semántica y |as convenciones cu|tura|es para
revertir integra|mente una institucion conceptua|.
Bajo ciertas circunstancias |o into|erab|e se
convierte en orgu||o. Ser "Cana||a" o "Leproso",
"Ca||ina" o "Bostero", se admite o rechaza
gracias a| toque de|icadisimo de |a intencion,
e| modo y |as circunstancias. No es |o mismo e|
apodo pronunciado por un amigo que por uno no
tanto. Hay apodos que trascienden |a historia y |a
117
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
geograIia. Los hay i|ustres y detestab|es. No es |o
mismo ser un "che" cua|quiera que ser "EL Che",
no es |o mismo ser un insurrecto inadaptado que
ser un "Marcos". No es |o mismo a| menos para
e| sistema de comunicacion comp|eja que e| apodo
propone como reticu|a Ienomena| en |a constitucion
de |a cu|tura. Hace Ia|ta una semiotica de| apodo. A
pocos comunico|ogos |es importa. Para |os sistemas
y subsistemas exp|icitos e imp|icitos en |a creacion y
uso de apodos, existen Iuentes extraordinarias que
'* ),1"-,"' 0& 1,',)*0$.". #*'#,(-&"=; 0& (*)-,'-*
estetico ni su magnanimidad emotiva. Para gusto
o disgusto. Unas veces deprimentes, detestab|es
y vu|gares. Otras desmedidamente apo|ogeticos,
amorosos e historicos y en medio todas |as gamas
de combinaciones que van de |a obviedad más
torpe a |a irraciona|idad más de|irante. De| kitch a |a
poesia. De este L|on de expresiones humanan deriva
una |iteratura interminab|e que escrita o no, marca
para siempre epocas y temperamentos socia|es. No
se practica e| arte de| apodo de manera igua| en
Argentina que en Mexico. No es |o mismo e| apodo
de |os yanquis que e| de |os ing|eses. Tampoco es
|o mismo tener apodo que tener seudonimo, ni es |o
mismo discernir e| a|ma con un buen sobrenombre
que denostar|a. Existe un intercambio decidido
uni|atera|mente suLcientemente provocador como
para pensar a| apodo con más deta||e. Muchisimos
anima|es ||evan nombres o apodos puestos por |os
humanos y muchos humanos ||evan apodos tomados
de |os anima|es. _Es deuda o revancha?. Sabemos
que e| asunto es de identidad...es persona|.
119
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Objeto que no objeto
Un ejemµ/c de humcr ccnvertidc en cbjetc
No hay |ibro objeto si no hay humor. Entre cajas,
cajitas, tab|as, IotograIias, texti|es, etc. |os |ibros
objeto de Juan Jose Dias lnIante hacen ma|abares
de equi|ibrista invisib|e. Son chistes objetua|es.
Objetivos. Cruzan sobre cuerdas Lnisimas cierta
estetica de atajos con sonrisas comp|ices. No poco
interrogantes.
Carcajada
(*%$&&*,$ <
3&$,()$&/,3/
(*>&/ /+ '8)/&'*
de /cs cbjetcs y
+*( A/3'%9/(I
120
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Hay un puente inevitab|e entre este Iabricante de
|ibros objeto y su perspectiva de| humor. Puentes de
L|osoIias, esti|os y generos, puentes coincidencia.
Por ejemp|o Marce| Duchamp. "E| humor y |a risa
- no necesariamente |a bur|a derogatoria - son mis
instrumentos preIeridos. Esto puede derivar de mi
L|osoIia habitua| que me inc|ina a no tomarme e|
mundo demasiado en serio, por miedo a morir de
aburrimiento". Nadie a sa|vo.
Todos |os objetos son |ibro. Cueda demostrado,
asi sea provisiona|mente, con |a obra de Juan Jose
Dias lnIante que e| |ibro es artiLcio co|eccionista
de páginas, capaz de justiLcarse en una o varias
coartadas ordenadoras. Cue página es mucho más
que pape| con tinta o en b|anco. Cue ambos son
recorte, recuadro, ventana Iorma| o conceptua|,
sobre cierta rea|idad psiquica o de cua|quier orden.
Libro coartada objeto y viceversa. Examen a su modo
de etica y estetica. Astucia de imagen. Carcajada
socarrona y transparente sobre e| imperio de |os
objetos y |os Ietiches.
E| |ibro objeto será divertido o no será. En e| |ibro
objeto hay una predisposicion antiso|emne que se
|as ingenia para hi|vanar so|uciones en una poesia
mu|tigenerica e intragenerica. De |a comedia a |a
tragedia sin omitir |os anti. E| |ibro objeto no es
anti|ibro. O no todos |o son. Ni por su deLnicion ni
por |as condiciones de su produccion. Es |udismo
comunicaciona| interceptado a carcajadas en
e| drama de |a cu|tura. Y no hay materia| que se
),0$0-" " &'" >&,'" $.," .$0(&,0-" " '* #"'*'$:")0,
entre verdades abso|utas o pedanterias de artista
121
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Iarandu|ero. En eso se Iunda ese apetito de
co|eccion que despierta |a obra de Dias lnIante.
No hay |ibro objeto si no hay transparencia de
terminos. Todas |as imágenes sugeridas por |os
|ibros objeto de Dias inIante, se transIorman en |a
medida que se avanza o se retrocede en re|acion
con e| espacio y e| tiempo. Un tanto como si se
encarnaran más a||á de |a anecdota, sobre un
campo de apropiacion intima en |a memoria y e|
conocimiento. E||o obedece a |a intencion reve|adora
impresa tras|ucidamente sobre cada |ibro. E|
equi|ibrio de |os Iuntivos deja ver e| yacimiento de
|os objetivos. Cuando Ia||a ta| principio de equi|ibrio
arbitrario e| objeto y e| concepto se enturbian hasta
reso|ver a|guna coartada nueva o su extincion. Cue
tambien es previsib|e. A veces deseab|e.

E| |ibro objeto para ser|o tiene que ser costoso. E|
juego no es Iáci| ni Iaci|ista. A|go debe quebrarse
sin miramientos, a|go intocab|e, inombrab|e e
ino|vidab|e. A|go irrecuperab|e recuperado por
un casi azar dia|ectico que permite vo|ver a ver
sin mirar |o que de| |ibro objeto siempre es más
importante, y que Irecuentemente no está en e|.
En ese diá|ogo permanente, casi bai|e de disIraces,
e| pensamiento de Dias lnIante desarro||a objetos,
mezc|a de go|pes toscos y tajos de esti|ete aLnado.
Se rompe cierto espejo de |a |ogica para invocar
siete años de |ecturas reIrescadas, dia|ectica entre
e| caos y e| orden discursivo siempre dispuestos a
echarse una maroma de página. Ese es e| destino
de |a obra.
122
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Un |ibro objeto es siempre parte de una c|ave. Parte
de un mapa. Parte de un rompecabezas, de una
tota|idad siempre incomp|eta. E| |ibro objeto no es
objeto de cu|to...ni de cu|tos. Es en e| sentido más
promisorio de| termino una reve|acion. Un juego.
"...e| objeto sirve eIectivamente para a|guna cosa,
pero sirve tambien para comunicar inIormaciones.
todo eso podriamos resumir|o en una Irase diciendo
que siempre hay un sentido que desborda e| uso de|
objeto" Po|and Barthes.
Hay en e| |ibro objeto de Dias lnIante, ta| cua| debe
0,); &' ()$'#$($* ., -,)#,)" $.,'-$.". *0#$="-*)$"
y espira|. E| ha||azgo de |a idea sobre |a imagen
genera interrogatorios a |a materia. A punta de
ideas aL|adas se cince|a |a Iorma hasta que se
redibuja |a identidad primera de| concepto y de|
materia|. Se continua asi durante a|gun tiempo
hasta que e| proyecto sue|ta sus primeros jugos. Se
deja reposar una o varias noches. Luego se da una
segunda reordenacion, un tanto critica si se desea,
hasta que está en su punto. Cuando ni idea ni Iorma
0,"' ),#*'*#$>=,0 ,' /$)-&. ., &'" .*>=, * -)$(=,
inIuencia de Iuntivos...cuando sea imposib|e seguir
||amando por su nombre a ninguno de |os materia|es
*)$1$'"=,0; * <&, ,= 02=* 9,#9* ., ()*'&'#$") 0&
nombre produzca risa...o que de p|ano ocasione
actos Ia||idos y asociacion invo|untaria de ideas...
entonces se saca de| horno se deja enIriar se |e
agrega a|gun titu|o más o menos ocioso y e| juego
está |isto. Nadie puede detener e| ascenso dia|ectico
espira|ineo de un |ibro objeto bien condimentado.
Eso |o sabe Dias lnIante.
123
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
No existe ob|igacion a|guna para que e| |ibro objeto
deje de ser azar y se convierta en arte. "E| artista
'* #)," ,' ,= 0,'-$.* -)".$#$*'"=; 0$'* <&, ,=$1,
entre |os objetos de| universo industria| o (en menor
medida) natura|"
E| |ibro objeto reina en e| campo de |a arbitrariedad
inmediata. "Ahora bien este es un punto de
importancia capita|, e| examen de dicha arbitrariedad
ha demostrado que esta tiende vio|entamente a
negar su propio carácter arbitrario." Breton.
Cua|quier arteIacto ob|igado a ser |ibro objeto se
convierte en una máquina de especu|acion. E|
objeto que quiebra sus |ecturas convenciona|es
vue|ve sobre si para rearmarse y mu|tip|icarse
semánticamente. Se repite en un espejo que se
repite en un espejo que... E| objeto y e| concepto en
sus rupturas y reconci|iaciones novedosas, rearman
sus va|ores esteticos, hasta entonces ignorados por
e||os mismos.
Tampoco hay |ibro objeto si no hay poesia. Lo
demás es char|ataneria de| desván, metaIisica de
ropavejero o de| mercado de pu|gas. No por e||o
menos promisorios o potencia|es.
La inmensa mayoria de |os |ibros objeto no Iueron
hechos para que e| entendimiento |os digiera. Fueron
hechos para crear sus propios no-entendimientos.
Son a su modo un anti agrupado en su necesidad
de no repetirse en Iormatos convenciona|es. lnc|uso
son anti e||os mismos.
124
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Habita en cada |ibro objeto un sentido de uti|idad
"(=":"." <&, 0, ),")-$#&=" ,' 0&0 #*'-)".$##$*',0
gracias a ciertas estratagemas comunicaciona|es
siempre en revision y actua|izacion. Sin ta|
ap|azamiento uti|itario e| |ibro objeto deviene en
anecdota que se agota en e| mero chiste. En |a
obra de Dias lnIante ese ap|azamiento uti|itario
acompañado de desp|azamientos semánticos se
vue|ve indomab|e para rebasar cua|quier juicio
simp|ista. Ni bueno ni ma|o, ni mejor ni peor. Un |ibro
objeto no deja espacio para adjetivos Iunciona|es ni
decorativismos |ogicos. En todo caso |a uti|idad de|
|ibro objeto esta marcada por su antiuti|idad. Su no
conveniencia...su a esteticidad y sus incomodidades.
Y so|o asi cump|e sus cometidos |udicos.
E| numero no hace a |a obra. Hay |ibros objeto unicos
(*) .,#$0$2' .,= "&-*); (*) "##$.,'-,; (*) ',#,0$.".
o por cua|idad. Los hay en ediciones cortas y |os hay
de repeticion más o menos numerosa. lnc|uso en |a
circunstancia de su repeticion |os |ibros objeto de Dias
lnIante están preñados por cierta intenciona|idad que no
es ajena a |as busquedas de su autor en e| campo de |as
estrategias comunicaciona|es. Juan Jose Dias lnIante es
Iundamenta|mente indagador jugueton de un misterio
asentado en |os procesos de comunicacion. A veces
mejor que otras, |ogra dar en e| centro de| enigma y
sa|e a |a superLcie Iotando gracias a su obra. Sus |ibros
objeto son extensiones de ese juego que se propone
incansab|emente inquietar a| autor y a su pub|ico con
desaIios nuevos siempre. No siempre atinados. A ratos
cierta parte de su trabajo se trenza en un debate intimo
que no termina por reso|verse. Un tanto pub|icista,
125
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
otro tanto tecno|ogicista. A ratos empresario y a ratos
inIante terrib|e. Este u|timo sin duda e| más potente en
e| aporte cuando de |ibros objeto se trata.
En esa cua|idad |udica de inIante terrib|e, va y viene
entre |as mejores promesas poeticas de su obra. Hay
ta| potencia juguetona dispuesta a conjugar |enguajes
conceptua|es y Iorma|es que en cua|quier momento
irrumpe |a poesia para atraparnos deLnitivamente. Pasa
con su |ibros Irecuentemente. Uno |os mira una vez, |os
escudriña comp|icemente y |os pone a |a vista en ese
espacio de re|ieve virtua| dado por |a imposibi|idad de
Iormar|os convenciona|memnte. De pronto una mañana
&'" -")., * &'" '*#9, #&"=<&$,)" ,= =$>)* 0, .$0(*', "
),(),0,'-") &'" #*"-)"." '&,/" (,.$." * ."." (*) ,=
contexto. Una especie de sorpresa retoñada entre |as
sorpresas anteriores crea una re|ectura que ya |ejana
de su autor se emparenta con e| dia|ecticamente hasta
convencernos de que hicimos una adquisicion acertada
en |a comp|icidad juguetona y en e| ha||azgo poetico.
Es cierto tambien que detrás de cada |ibro objeto de Dias
lnIante hay un proyecto semio|ogico. Es cierto que en
sus objetos |ibro desarro||an una |ogica de |a inIormacion,
una aventura estructura| y una semiosis no separab|es
., #$,)-" $'/,0-$1"#$2' "0*#$"." " =" (),*#&("#$2' (*)
estudiar |a manera en que damos sentido a |as cosas.
"En esta direccion, pues, vemos que se produce
incesantemente una especie de huida de| objeto hacia |o
inLnitamente subjetivo y por e||o mismo, precisamente,
en e| Iondo, todas estas obras tienden a mostrar que
e| objeto desarro||a para e| hombre una especie de
absurdo, y que tiene en cierta manera e| sentido de un
no-sentido..." Po|and Barthes.
126
Fer nando Buen Abad Domi nguez
La aventura |udica sobre e| |ibro objeto no ratiLca ni
prueba e| ejercicio de contro|es abso|utos sobre sus
signiLcados. E| |ibro objeto se resguarda gracias a un
principio pragmático de obra abierta opuesto a toda
posibi|idad manipu|adora de inIormacion. En todo
caso e| |ibro objeto es |o contrario a |a mora|eja de |as
posturas dominantes que en comunicacion sugieren
e| direccionamiento abso|uto de |os mensajes. De |a
pub|icidad a| arte.
Ese es e| chiste objetua|...e| chiste de un azar objetivo
que gracias a| objeto y sus en|aces aventureros con |a
Iorma detona en e| sujeto |a |uz espira| y exponencia| de
|a poesia, de |a mejor poesia, de |a que no es paraIerna|ia
decorativa, de |a que se aproxima a |a vida. Poesia que
nos cambia para siempre, poesia contra |a mentira,
contra |o viejo, contra |o decadente, contra |a perversion.
Poesia de amor |oco. Y eso uno nunca |o objeta.
127
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Mover el bote. El baile y el sentido del
humor
Hay a|go en |a danza de|iciosamente subversivo. A|go
que trepa centriIugo y se adueña de| cuerpo. Especie
de coartada mágica con vocacion de rito. Memoria
dinámica de ciertas pu|siones que hierven en e| pero| de
|as caderas, |os pies... |os hombros. Cuien bai|a hace
sacerdocio de| espacio. La vida misma.
La danza no es otra cosa que |a sensibi|idad de| tiempo.
Emanacion de p|aceres que es imagen de |a Ierti|idad
tarde o temprano.
Bai|amos siempre para e| cu|tivo de a|go. Para ordenar
nuestra intimidad entre certezas o incertidumbres. So|os
o acompañados, a|gunos más inhibidos que otros.
SoLsticados, cursis o desgarbados. Misticos, mediáticos,
guapachosos, cascabe|eros o cosqui||eantes. Lo que
bai|amos hab|a por nosotros, nos desnuda, corporiza |a
tota|idad de nuestras ideas y nos interroga. Cuerámos|o
o no. Bai|amos desde siempre para cu|tivar |a tierra, |a
vanidad... |a comunidad. Tecnica y espiritu. Un poco
de primitivo otro tanto de civi|izado. Mezc|a pe|igrosa
(dijeron a|gunos).
!"+ &'" =&#9" ., #="0,0 ,'#")'"." ,' =" 9$0-*)$"
de| bai|ongo. "Los ricos tambien bai|an". Lucha
ideo|ogica, economica y po|itica. Y es que cuando
se trata de que e| cuerpo exprese, sobrevienen |os
sobresa|tos. Buena parte de |as "reg|as" de bai|e
$'/,'-"."0 " =* =")1* ., =" 9$0-*)$"; 0*' *#&)),'#$"0
128
Fer nando Buen Abad Domi nguez
con mora|eja estetica para dominar a |a bestia
sensua| y hedonista que nos mueve a| bai|e. Y eso
invo|ucra muchisimas intenciones de todo orden.
E|egancias, reLnamientos, vestuarios, maqui||ajes,
orquestaciones y demás paraIerna|ia, contribuyen,
y contribuyeron siempre, a proIundizar |a ineIab|e
diIerencia c|asista entre ce|ebracion y pachanga. Lo
pe|igroso es que en medio está e| cuerpo con sus
deseos y sus energias... apetente de comunidad,
exteriorizacion, |iberacion y comunicacion divertida,
reconIortante... Iorta|ecedora de |as emociones.
Demasiado pe|igroso para cua|quier sistema de
esc|avitud.
A| danzar (a cierto danzar) se |e impone toda suerte
de rigideces esti|isticas, mora|es, pub|icitarias. La
inmensa mayoria de |os bai|adores (o bai|arines pues)
reproduce estereotipos genera|mente subordinados
por |a industria musica| de |a epoca. Eso inc|uye
a |o c|ásico y a |a quebradita. Estereotipos para
|os pasos reLnados y para |os acrobáticos. Desde
e| "|ago de |os cisnes" hasta "Lebre de| sábado
por |a noche". Estereotipos para rendir cu|to a |a
superLcie, a |a Iorma y a |a apariencia vaciando e|
contenido |udico, poetico y po|itico de| bai|e que es
popu|ar, comunitario por antonomasia.
Danzas e|egantes son, norma|mente, euIemismos
de represion. Todo cuanto denota o connota
sensua|idad y sexua|idad en e| bai|e se encierra en
tergiversaciones de |a expresion corpora|. lgua| que
|a mora| judeocristiana. De |a cintura para arriba
es espiritua| |a cosa... de |a cintura para abajo |a
129
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
carne dicta sus designios de| pecado. Y aunque |a
Iormu|a es Irancamente estupida por maniquea, |o
cierto es que tiene adeptos muy creativos en todo
e| mundo. La verdad proIunda de |a danza se ha
quedado arrinconada y amenazada.
Arrinconada primero entre deLniciones de
,0(,#$"=$0-"0 (")" <&$,',0 =" ."':" ,0 #"0$
exc|usivamente coreograIia para espectácu|os cu|tos.
Amenazada con Iundamenta|ismos popu|acheros
propietarios de disqueras, radiodiIusoras, sa|ones
de bai|e, discoteques, grupos bai|anteros, ido|os. Y
|a sociedad entera a bai|ar, a| son que |e toquen.
(Mientras pague)
Bai|an |os que se |o proponen y |os que no. Hay
mi|es de coreograIias socia|es invo|untarias. Unas
más odiosas que otras. Hay coreograIia en e|
Iutbo|, en e| metro, en |a a|ameda. Hay coreograIia
en |as casas de interes socia| y en |as casas de |as
|omas. Los cuerpos se desp|azan sobre un espacio
determinado para expresar sus tramas emociona|es
en una estrategia dramática que rebasa |os muros
de |a Iarándu|a. lnc|uida |a inte|ectua|. La historia
inyecta su guion descarnado para hacerse coreograIia
crue| de| neo|ibera|ismo sa|vaje. Los cuerpos se
expresan, es decir, |a expresion corpora| se adueña
de |as ca||es y vemos, aunque no observemos,
e| peso de| cansancio en |os hombros de quienes
pagan impuestos para |a deso|acion corrupta de
un sistema decadente. Vemos a |os bai|arines
cotidianos bai|ar a| son de |a crisis. Ahi van con
e| peso en |os hombros que no es so|o cansancio,
es desesperanza, es depresion. No son todos por
130
Fer nando Buen Abad Domi nguez
suerte, dicen a|gunos para ponerse a sa|vo... pero
son muchos. E| cuerpo agarrotado entre tensiones
muscu|ares y tensiones economicas. Agarrotado
entre ca|ambres desnutridos y ca|ambres de quiebres
psico|ogicos. E| cuerpo en p|eno agobiado por |as
inhibiciones y amaestrado con cumbias, tropica|es,
norteñas, rancheras. E| temp|o de| cuerpo invadido
por |os mercaderes mediáticos. Saquen |os Iuetes.
Danza socia| que tambien se |as ingenia para
subvertir e| orden de |os Iactores. Porque hay otra
danza que tambien IortiLca y reconci|ia. Escasa y
todo, incipiente en sus revue|tas, está y se expande
desde |a interioridad mágica para transIormar, asi
0," (*) &' $'0-"'-,; ,= ,0(,)(,'-* ., =" ),"=$.".
neo|ibera|... y de pronto, escampar un nicho de
goces donde e| cuerpo hace de |as suyas. Cira, gana
e| espacio, se desdob|a, sa|ta. Tiempo, espacio,
ritmo. MagniLcencia donde |a danza propia, |a
intima, Iorece en |as caderas y |os hombros. Trance
|udico de| bai|e interior ca||ado potente. Cue no
necesita pub|ico, ap|ausos, carte|eras ni cronicas
periodisticas. Danza intima, diá|ogo p|eno, de|icioso,
con uno mismo y con otro. No importa si sa|io bien
e| pasito tun tun... no importa |o que |e importa a|
canon. lmporta e| trance, e| proceso no e| producto.
E| |enguaje de| cuerpo en |ibertad. Y si Iuese con
musica menos chaIa... cuánto mejor.
D =" (*-,'#$" 0*#$"=$:"'-, ., =" ."':" #*)),0(*'.,
siempre una reconci|iacion proIunda con |a
intimidad.
131
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Lo sabian Tintan, Pesortes, CantinIas y Martha
Craham, lsadora. Lo saben A|icia A|onso y |os
soneros huastecos o veracruzanos. Y |o bai|ado
nadie nos |o quita.
Pero cuidado con |as Ia|siLcaciones de |as obras
dancisticas. Esta postmodernidad no ha dejado
titere con cabeza. Son sospechosas |as "Danzas
de| venado" tanto como |os jarabes de Ama|ia, si
so|o sirven para hacerse|a de tos a |os turistas. Son
0*0(,#9*0"0 ="0 ."':"0 ., #*'#9,)*0 ,' ,= :2#"=*
y en e| museo de antropo|ogia, si han de servir para
|a demagogia po|itica de |os que ahora, sin cump|ir
|os acuerdos, resu|taron beneIactores de |os indios
y de "La Fami|ia". Son sospechosos |os Iestiva|es,
muestras y encuentros, si han de servir so|o para
,= ),/,'-2' #*' #")1* "= 1*>$,)'*H 0$ 9"' ., 0,)/$)
para |a vanidad de |os que nunca hacen nada (pero
ponen su Lrma en |os inIormes de actividades);
0$ 9"' ., 0,)/$) (")" ,= )$-* #*#-,=,)*; ,= =$1&, .,
ga|anas y ga|anes, e| o|vido de| pub|ico y |a industria
hote|era... si han de servir, en suma, para |o que
casi siempre han servido. (_Hace Ia|ta decir nada, o
ponemos poco, por |as dudas?
G*' 0*0(,#9*0*0 =*0 1)&(*0 ., ."':" <&,
rinden cu|to a |a expresion corpora| (de e||os).
Cue se conIorman con becas, que suspenden |a
$'/,0-$1"#$2' + =" .$/&=1"#$2'; <&, =,0 ,'#"'-" ="
tecnica por |a tecnica misma. Cue se duermen en
0&0 ="&),=,0 /,'#$.*0 (*) =" $',)#$" ., >&)*#)"#$"0
universitarias, gubernamenta|es y privadas. Son
sospechosos de poseer armas revo|ucionarias
132
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Iantásticas y no usar|as como se debe, es decir, en
|a construccion de una rea|idad distinta.
Son sospechosos |os criticos que viven de |a ca|umnia
periodistico Iarandu|era a| ca|or de acostones y
tráLco de inIuencias. Sospechosos de hab|ar bien
sobre |o que no entienden y hab|ar ma| sobre |o
que no es su comp|ice. Sospechosos de vender
impunemente su ignorancia tuerta y rentab|e en e|
pais de |os ciegos.
La danza está en otra parte. No en |a añoranza
reaccionaria de| rescatismo antropo|ogista. No en
|os cenácu|os snobistas de| ecenarismo esteticista.
No en e| tutu. Tampoco en |a borrachera tropicosa
y burbujeante. O quizá este ahi agazapada
esperando e| momento para asa|tarnos y sacudir
-*." =" ,0-)&#-&)" ., ,0-, ,0(,)(,'-* <&, $'9$>, ="
expresion corpora| y e| bai|e.
Lo saben por ejemp|o |os tangueros y |os
."':*',)*0; <&, ,'-), 1$)*0 + "(),-*',0 0, #")1"'
tantos misterios. Cue de tarde en tarde se juntan,
en a|gun sa|on, a ve|ar armas en espera de| asa|to
Ienomena| que mueve en e| dos por cuatro cataratas
de pá|pitos dueños de| espacio y de| tiempo. Lo
saben quienes ensayan una y otra vez regateándo|e
a| vacio ese instante himno de |o eIimero en |as
vue|tas de |os cuerpos. Lo saben |os que hicieron
Lestas de aque||as, Iestiva|es de aque||os, romances
de aque||os.
E| bai|arin tiene siempre a|go de oIrendante. A|go
., 0"#,).*-, <&, (*', ,= #&,)(*7#*)":2' (")" &'
133
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
sacriLcio suyo y nuestro que no termina en |ágrimas
o en me|odrama. Desde |a "Danza de |os viejitos"
hasta e| cha cha cha, e| rap y e| s|am. SacriLcio
dicho sin sub|imaciones metaIisicas a |a hora en
<&, 0$1&,' 0$' ),0*=/,)0, =*0 .,),#9*0 =">*)"=,0
de |a mayoria de |os bai|arines y bai|arinas. Cue
siguen en suspenso |as coberturas medicas, |a
proIesiona|izacion y |os apoyos a |a investigacion
artistica. Cuando Ia|tan Ioros, ta||eres, escue|as,
c|ubes, diIusion y expansion |iberadora de |a danza.
Porque además de mover e| cuerpo con |ibertad
hay que mover|o desde |as ideas para que |as ideas
tambien se muevan. Cosa por cierto menos aburrida
que muchas po|iticas cu|tura|es go|ondrinas. Con
un poco de gracia y otra cosita.
Eso que en |a danza es Iundamento, potencia
y acto para |a expresion corpora|, deviene de
una reconci|iacion intima. Peducto inexcusab|e
desde donde se construyen todas |as imágenes
dancisticas. Porque |a danza es imagen en acto de
sintesis que se devue|ve asi misma espectros de
imágenes emanadas de| movimiento y e| ritmo. E|
bai|arin hace de su cuerpo escenario donde bai|an
'&,0-)*0 ()*($*0 .,0,*0 ,= )$-* .,= ., ),1),0*
hacia nuestro propio cuerpo. E| bai|arin hace con
e| espacio diá|ogos de imágenes que juegan con |a
rea|idad e| juego ancestra| de reinventar (recrear)
e| mundo... e| universo. Todo |o de adentro
exteriorizado entre instantes secuenciados tras
esa armonia caprichosa que husmea su esti|o en
e| devenir de sus ritos propios. Toma tiempo y
vidas enteras. Ocupa |a tota|idad de |a vo|untad y
de |as energias. Ocupa |a tota|idad de |a apuesta y
134
Fer nando Buen Abad Domi nguez
se |anza sobre |a intimidad de |os demás tras una
dia|ectica Iantástica donde se reparan |as heridas
de |as reIriegas diarias y se repotencian |as mejores
prendas de |a Ie|icidad posib|e. La danza tiene
secretos bien Lncados en esos territorios. Años de
reIriegas. Ca||os, ampo||as, torceduras, sudores,
raspones... contracturas (_cuánto más?) para ha||ar
e| instante... |os instantes que se hacen historia
tota|izante. A|quimia de |o eIimero vue|to oro.
La danza es romance con |o que es Ierti|. Enamoramiento
inmediato de |os cuerpos con sus pu|saciones
Iundamenta|es. Narrativa de |a vida desentrañada
desde |os muscu|os, |a pie|, |os movimientos. E|
cuerpo todo con sus partes ensamb|adas sobre |a
accion. Conmocion en grupo sobre una espira| que
siempre toca a| individuo sin repetir|o. La vida de
nuevo, descargando sobre |a rea|idad esas imágenes
poderosas e inexp|icab|es que cada cua| se ||eva tras |a
coreograIia magniLca de a|guien que, conectado con
zonas de emociona|idad sa|vaje, vue|ve armado entre
movimientos, matices, carreras, sa|tos, inc|inaciones
y extensiones bien pegaditas a |a |ibertad y a| p|acer.
Y uno no puede... (no debe) quedarse como tab|a.
Para |os inhibidos y para |os no tanto. La danza es |a
coordenada humana de| espacio. Hay que mover e|
bote... despues de todo e| cuerpo es |a prenda más
intima que nos queda.
135
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
México y la risa militante.
E/ Chamucc
Cada rea|izacion nueva, en |a gráLca de| humor
po|itico, actua|iza y potencia |os desaIios de siempre.
|a into|erancia, |a censura y un tejido inIame de
maniobras represivas para ahogar a como de |ugar
e| poderio critico de| dibujo cargado con humor
digniLcante. E| poderio de| humor critico inyectado
en dibujos con tintas rebe|des. Por si Iuese poco a|
trabajito de hacer sobrevivir una pub|icacion critica
136
Fer nando Buen Abad Domi nguez
hay que sumar e| trabajito de ganar en ca|idad y
cantidad so|idaridad, Lde|idad y compromiso de |os
compradores. Actua|es y potencia|es. Un quebradero
., #">,:" (")" 0"=.") ="0 #&,'-"0 #*' =*0 "#),,.*),0
y con |a historia.
Todo comprador de una revista como "E| Chamuco"
ha de practicar e| oLcio consciente de saborear a
cuatro manos, a| menos, cada página. Saborear
e| poderio imaginativo de quien dibuja y escribe,
0">*),") ,= -"=,'-* ., <&$,' .$0,E" ="0 1"=,)"0 + ="0
(*)-"."0; 0">*),") ,= $'1,'$* (")" .$0-)$>&$) #"."
ejemp|ar, a como se pueda y hasta donde se pueda,
y saborear e| ta|ento de sacar|e jugo a unos cuantos
(,0*0 ),#"&.".*0 (")" ),$'$#$") ,= #$)#&$-* /$)-&*0*
(imaginacion, produccion y distribucion) de| humor
gráLco para pensar y movi|izarse. Nada Iáci| para
nadie.
En un pais como Mexico carcomido por e|
Iraude, p|agado por instituciones desvencijadas y
esc|eroticas, p|agado de parásitos empresaria|es,
gobernado a punta de ba|as y represion, inIestado por
|a corrupcion, |a miseria y |a barbarie... una revista de
humor critico suena a viento Ireso, a reIugio, a reposo
y a|imento para deIender e| cerebro de |as andanadas
a|ienantes que prohijan |os poderes enemigos de |os
pueb|os. En un pais como Mexico, ejemp|o c|aro de
|os estragos que causa e| capita|ismo neo-|ibera|, con
su TLC, sus privatizaciones, sus remesas mensua|es
y su muro Ironterizo... una revista como E| Chamuco
debiera ser un emb|ema revo|ucionario, una trinchera
una barricada de todos. Hay que comprar|a por más
de una razon urgente.
137
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Hay una tradicion y herencia muy ricas en e|
humor critico mexicano. Especia|mente e| de |os
dibujantes, historietistas, moneros o cartoneros que
1"'"' ,0("#$*0 " (&=0* ,' #&"'-* =&1") 0, (*', "
modo. Uno puede rastrear diariamente |os medios
de comunicacion, donde todavia |a critica resiste y
=&#9" ,' ="0 #*'.$#$*',0 "#-&"=,0; '"." 0,'#$=="0;
y puede encontrar |a presencia pertinaz de| humor
critico más poderoso y de |os dibujantes... pero en
"E| Chamuco" uno se encuentra a |a mayoria de
e||os, reunidos, compendiados y potenciados. O |o
que es |o mismo un banquete de inte|igencia rebe|de
en estado de be|igerancia poetica vestida de humor
y dibujos. Eso no debe pagarse con indiIerencia.
Bien pudieran, por ejemp|o, |as Iuerzas po|iticas
mejor organizadas y más combativas impu|sar a|
"Chamuco" con compras masivas para todos sus
adherentes. Bien pudiera |os sindicatos más dignos
invertir en "Chamucos" a| por mayor. Bien pudieran,
tambien, |os movimientos socia|es sumarse a |a
promocion y disIrute co|ectivo de "E| Chamuco"
comprando muchos. Bien pudieremos todos comprar
uno o varios "Chamucos" para |a dama, para e|
caba||ero, para |a casa y para rega|ar... seria una
tarea con recompensas magniLcas en p|an de hacer
deIensa rigurosa y cá|ida de| trabajo honesto que
|ucha hombro a hombro con |os trabajadores y contra
|as ca|amidades de| capita|ismo... y de paso ||enar e|
mundo con humor inte|igente y revo|ucionario que
tanta Ia|ta hace en esas horas.
http.//vvv.e|chamucovirtua|.b|ogspot.com/
138
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Fenomenología (imprecisa)
del “Lambiscón”
Para mirar con humor hasta |o más odioso
"No |o se de cierto pero..."
Lambiscon. Dicese en genera|, de aque||os que
en |a busqueda, o conquista, de un beneLcio
(casi siempre re|acionado con bienes, servicios o
dinero) descienden su capacidad de critica hasta
e| nive| de cero. Cue histerizan vo|untariamente
su vocabu|ario y conducta reIerencia| con ha|agos
a quemarropa, |isonja oportunista, obsecuencia
vo|untarista donde reina una mora| de repti|.
Dicese tambien de| habito estereotipado con que
mi|itan ciertos Iuncionarios que, a| asumir sus
cargos nuevos, ejercen apresuradamente e| arte de|
|ambiscon, en todo ocasion de sa|udo, discurso u
oIrenda a sus jeIes. Dicese inc|uso de| esti|o que
muchos gerentes practican con avidez para cuidar,
pro|ongar o aLanzar sus puestos. En Ln, dicese
de todo aque| gesto (primo hermano de |a auto-
humi||acion) a| que recurren, unos por ob|igacion y
otros por p|acer, a diestra y siniestra. Herencias de
|a estetica burguesa.
Lambiscones hay por todas partes, son ya ingrediente
inventariado de muchos paisajes cotidianos. Van
y vienen con su ineIab|e proc|ividad a| zarandeo
de |os egos para hacer que caiga e| Iruto de |os
Iavores c|andestinos, unas veces vacuos y otras
no tanto. Los |ambiscones proc|aman sus metodos
como coartada perIecta y como doctrina de uso,
139
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
|a creen eLcaz y eLciente, |a creen necesaria y |a
creen ejemp|ar. Eso encanta a |os jeIes. Un sequito
de |ambiscones bien entrenados sue|e ser |a envidia
de muchas oLcinas. En a|gunos paises "|ejanos"
aun hay jeIes que se intercambian |ambiscones
como otrora se intercambiaban |os esc|avos. Eso
da satisIaccion a |os jeIes. P|enitud de autoritarios.
Los |ambiscones son maestros de cierto empirismo
muy de moda en nuestros dias y muy conveniente
para |os devaneos de |a mayor parte de |os
burocartismos. Se sabe de grandes |ambiscones que
dejaron su hue||a en |as páginas historicas de| tráLco
de inIuencias, de| reino de |as ca|umnias contra ÷
inc|uso- otros |ambiscones, de| ascenso vertiginoso
a cargos insospechados. Hay |ambiscones para
todos |os gustos y todos |os disgustos. _Hace Ia|ta
poner sus nombres?
Un |ambiscon proIesiona| es primeramente un
mercenario de |a sa|iva. Va por e| mundo diariamente
÷discip|inadamente- cortejando oidos seduciendo
vanidades... no para ni un minuto. Lambisconea a
destajo, a unos y a otros, para bien o para ma|. E|
|ambiscon proIesiona| se |ambisconea ÷inc|uso- a
si mismo y no tiene pudor a|guno en |ambisconear
" #&"=<&$,)"; "= ":"); ,' 0& (),0,'#$" * " .$0-"'#$";
por e| so|o hecho de auto-rega|arse |isonjas
persona|izadas. Arte de conLrmarse en su ta|ento
agudo, en e| arte conspicuo de |ambisconear a quien
convenga como modus vivendi. Todo |ambiscon
que se precie es se|ectivo por antonomasia. So|o
se |ambisconea a quien se puede sacar a|go de
provecho. Esa es |a etica rigurosa de todo |ambiscon
140
Fer nando Buen Abad Domi nguez
que, con cierta experiencia, pretende que no se |e
note. E| arte mayor de| |ambiscon radica en ha||ar
su presa y |ambisconear|a mientras sirva. Hay, de
seguro, un tráLco secreto de presas usadas por e|
gremio de |os |ambiscones, se intercambian por
Iavores y se cotizan con va|or mercado.
`T,/&* < ,?8/&*
E| |ambiscon precoz es proc|ive a |a ma|edicencia
contra quienes |os detectan con Iaci|idad. A|
|ambiscon |e gusta ser notado pero bajo cierta
discrecion, no to|era demasiadas |uces, su ser es
|a opacidad y su "ca|do de cu|tivo" son ciertas
sombras rinconeras muy Irecuentas en |as sa|as de
espera de |os jeIes. Por sus habi|idades pub|icitarias
e| |ambiscon es presa Iáci| de |os servicios de
$'-,=$1,'#$"; <&, 0&,=,' &0")=* #*'-)" 0& /*=&'-". ,
inc|uso sin que se entere, para diIundir, trasIundir
o reIundir e| prestigio de a|guien, individua|mente o
en grupo. Porque e| |ambiscon es un chismoso de |a
vanidad, un |egu|eyo de| amor propio, un |enguaraz
de| ego enamorado de ese oLcio añejo que consiste
en hacerse |a vida Iáci| gracias a |ambisconear a
quien se deje. lnc|uso a quien no. Y a muchos |es
Iunciona tan bien que pasan a ||amarse "po|iticos",
pasan a ser jeIes o pasan a creer que acumu|ar poder
radica so|o en |a ecuacion. "yo te |ambisconeo, tu
me |ambisconeas, e| nos |ambisconea...."
Lambiscones hay de todo tipo, una c|asiLcacion
exhaustiva, aun en proceso de e|aboracion, puede
remontar 250 especies con Iaci|idad. Pero |os hay con
141
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
caracteristicas muy pecu|iares en cada escenario de|
mercado de |as vanidades. Se |es ve con Irecuencia
en oLcinas de gobierno, de empresas, bancos,
ig|esias, universidades... se |os ve con trajes de
marca o vestidos deportivamente, se |os ve en |os
supermercados o en |os parques recreativos. Van a|
cine, a| teatro, |een Best Se||ers y hacen cua|quier
cosa por sostener una char|a "amistosa" y "cu|ta"
que pueda servir|es para |a |isonja a quemarropa,
para e| escarceo sa|ivoso de |os ha|agos Iáci|es...
en Ln son maestros de |a inL|tracion y cua|quier
pretexto |es sirve como Caba||o de Troya preñado
con ha|agos y en p|eno desIonde. Frecuentemente
desmedidos, inmerecidos, gratuitos. No sabemos
cuántos son exactamente, cuántos habitan por
ki|ometro cuadrado, como se reproducen ni como
se retroa|imentan... pero de que |os hay, ¡|os hay!
_Los has visto?
1Fenomeno|ogia. 1 I. Estudio de |os Ienomenos. 2
Fi|. En |a obra de Hege|, dia|ectica de| espiritu que
presenta |a evo|ucion de |a conciencia humana hasta
||egar a| saber abso|uto. 3 Fi|. En |a obra de Husser|,
metodo descriptivo, Iundado en |a intuicion, que se
()*(*', .,0#&>)$) ="0 ,0-)&#-&)"0 -)"0#,'.,'-"=,0
de |a conciencia y |as esencias.
142
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Algunas diferencias serias
entre jugar y ser juguete
Las Iuerzas |udicas de| Surrea|ismo y e| humor
poetico
Andre Breton ondeo con Iuerzas |udicas |as banderas
de| Surrea|ismo. Fuerzas humanas ineIab|es, p|enas
de p|aceres enigmáticos, que, con sus precipitados
y sus consecuencias inuti|es, animan insurrecciones
surrea|istas a diestra y siniestra. Fuerzas irreductib|es
que una y otra vez rompen e| cerco de |a razon con
su "rebe|dia" divertida. Poder |udico en movimiento
y cambio incesante. Breton proIeso Ie abso|uta
en esas Iuerzas |udicas porque nos rescatan de|
marasmo so|emne de |a "vida rea|", de |a vida
norma| (normada) que entre cánones y estatutos,
exp|otacion, miseria y muerte, nos quiere muy
"serios". Breton supo que |as Iuerzas |udicas, con
sus impasses reIrescantes, activan e| contenido
proIundo de esperanzas, a|egrias, certezas y
sueños. Supo que con |a potencia de ta|es Iuerzas
|a humanidad podrá impu|sar permanentemente sus
sa|tos cua|itativos más queridos, Iundamenta|es y
vita|es... |as revo|uciones mismas.
Breton identiLco |os estados contradictorios que
suscita, en trance de juego, |a Iuerza |udica. ldentiLco
|as Iuerzas |udicas como tension dia|ectica de |a
conciencia que con imaginacion aguda y creatividad
emocionada emprende |uchas revo|ucionarias para
imaginar un mundo mejor y caminar hacia e| entre
ga|erias de imaginarios que se mu|tip|ican hasta e|
inLnito. Es |a sensacion arrobadora de |as Iuerzas
143
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
|udicas propias de |a creatividad más irreverente.
que se comportan como si |as ideas "cayeran de|
cie|o". Son |a recompensa de |a jornada. Con sus
escarceos |udicos |a conciencia trae desde sus
proIundidades más socia|es una sustancia que
'* #,0" ., .") 0,'-$.* " #&"'-* *#&)), " .$,0-)"
y sinistra. |as Iuerzas |udicas se actua|izan y se
apoderan de| mundo rea| y juegan con e|, para
que tambien sea juego, esta vez amab|e, vivib|e.
TransIormab|e. "Cambiar |a vida" dijo Pimbaud,
"transIormar e| mundo" exigio Marx. Para |os
surrea|istas estas dos consignas son una so|a".
Jugar es necesario, cu|tura|, po|itico y economico
no siempre ni necesariamente creativo. Es
una economia de| deseo sui generis. Es parte
Iundamenta| de| ser y modo de ser humano. No
se trata de una actividad exc|usivamente humana
y puede considerárse|e como necesaria en e| orden
de |as necesidades orgánicas Iundamenta|es.
Necesariamente |a actividad |udica humana debe
ser matizada con todos |os paradigmas que sirven
para demarcar |as variedades posib|es que en
materia conceptua| como práctica ocurren y han
ocurrido durante e| desarro||o de un Ienomeno. Es
decir Ludico no es un concepto o actividad que
pueda prescindir de adjetivos como si se tratara
., &' &'$/,)0"= ">0*=&-* $'-*#".* (*) =" 9$0-*)$"; ="
ideo|ogia o |as |uchas de c|ases.
Nosotros no sabemos como es exactamente esa
Iuerza |udica, ni cuá| es su residencia neuro|ogica.
Pero se trata de una Iuerza humana mayormente
144
Fer nando Buen Abad Domi nguez
menospreciada hasta |a ||egada de| Surrea|ismo.
Ese poder de |as Iuerzas |udicas pertenece a
una tota|idad socia| y natura| indivisib|e. Es una
unidad signiLcativa a ratos "sa|vaje" a ratos
dirigib|e. aunque no siempre rigurosa y univoca.
Poder nada simp|e ni autosuLciente; toda Iuerza
|udica es productora de signiLcados en juegos.
No es |o mismo poder |udico que juego}1J , uno
es cua|idad humana, necesidad dinámica acaso,
e| otro es reso|ucion Iorma|, expresion accidenta|,
concrecion determinada. Cracias a| aporte de Breton
comenzamos a saber, aun |imitadamente, como
operan sus impu|sos y reIejos, sus respuestas a
estimu|os cuyas reacciones son diversas, historicas
y mayormente rebe|des.
Breton dedico mucho tiempo a medir y pesar |as
Iuerzas |udicas, se entrego a ese trabajo con una
conLanza esca|oIriante. Aprecio especia|mente ese
carácter espontáneo y creador con que anima |a vida,
|as pa|abras, |os bai|es, |as artes, |as Lestas. que
son expresiones objetivas como e| universo. E| poder
|udico movi|iza un "mundo" de Iujo y reIujo, union
+ 0,(")"#$2'; $'0($)"#$2' + ,0($)"#$2'; .,0-)&##$2'
y creacion. Unos juegos se atraen, se repe|en y
otros acaso se corresponden. Para e| surrea|ismo
quien juega expresa episodios de p|aceres que
constituyen sentido o direccion signiLcativa a su
ser para si y para |os demás. Esta propiedad de|
poder |udico que se transIorma en juegos. y nos
de|ata. Breton a|canzo a ver |a zona más a|ta de |a
Iuerza |udica en e| juego poetico como acto vivo,
concreto, origina|, recreándose perpetuamente.
Unidad, coherencia, orden de un sentido supremo,
e| sentido de| amor |oco.
145
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Para |os surrea|istas, coherentes, |as Iuerzas |udicas
no necesitan pasar por |os aná|isis raciona|istas para
probar su verdad y magniLcencia viva, pero saben a
#$,'#$" #$,)-" <&, ,' &'" 0*#$,.". .$/$.$." ,' #="0,0
hasta e| menor trance |udico, por incontro|ab|e o
$'-)"0#,'.,'-, <&, ("),:#"; ,0 0&0#,(-$>=, ., 0,)
&0".* (")" =" "=$,'"#$2' + (*) ,0* ,'-,'.$,)*'
como urgente instruir a| surrea|ismo inc|uso como
un programa que, a| identiLcar donde acaban y
empiezan |as Iorta|ezas |udicas y |os poderes de|
juego, emprende con e||as una guerra contra toda
avanzada domesticadora de| stab|ishment. Esta vez
jugar será oportunidad para exa|tarnos con nuestras
intemperies, para dejar de ser "juguetes" de un
cierto juego que se adueña de nosotros, de nuestro
trabajo y de nuestra riqueza.
"Mediante diversas experiencias, concebidas bajo
|a Iormu|a de juegos de sociedad, cuyo carácter
sedante, cuando no recreativo, en nada disminuye e|
a|cance de| experimento, ta|es como |a creacion de
textos surrea|istas, obtenidos simu|táneamente por
varias personas dedicadas a escribir, en |a misma
,0-"'#$"; ., -"= " -"= 9*)"; + #*=">*)"#$*',0 <&,
deben conducir a |a Iormacion de una Irase o un
dibujo, en |as que cada co|aborador ha contribuido
con un so|o e|emento ( sujeto, verbo o predicado
- cabeza, vientre o piernas)... creemos haber dado
=&1") " <&, "("),:#" &'" #&)$*0" (*0$>$=$.". .,=
pensamiento, posibi|idad que bien podemos ||amar
de contribucion en comun. De esta manera, siempre
0, ,0-">=,#,' ),="#$*',0 0*)(),'.,'-,0; 0, (*','
de maniLesto ana|ogias notab|es, a menudo hace su
146
Fer nando Buen Abad Domi nguez
aparicion un Iactor inexp|icab|e de irreIutabi|idad, y,
en todo caso, estas experiencias constituyen uno
de |os más extraordinarios |ugares de encuentro"
Andre Breton
Tambien es bueno subrayar e| mensaje critico insta|ado
por |os surrea|istas a traves de todas |as invenciones
tecnicas que aportaron desde 1919. (Escritura
Automática, metodo paranoico critico, co||age,
Irottage, deco||age, |ectura de nubes, manchas,
traba|enguas, bib|iomancias, |o uno en |o otro, humor
negro, ready made, invencion de diccionarios, etc.)
Pusieron a descubierto |a necesidad de recuperar
para toda experiencia expresiva |ibertades,
autonomias e irreverencias de todo orden y ante
toda obra que pretenda honestamente conmover
medios y modos de intercambio emociona|-estetico.
Aporte metodo|ogico para revo|ucionar a| espiritu e
independizar|o de |as ideo|ogias artisticas cu|tura|es
o academicas manuIacturadas por empresarios
usuIructuarios de cierto saber. Dedicatoria tarde
o temprano que contiene dinamita inte|igente ante
|os muros sordos de cuanta cupu|a individua|ista o
pandi||era se piense dueña de verdades artisticas
so|emnes, ma|humoradas, severas, |ogicas y
recetab|es como paisajismo |avaconciencias,
|avado|ares o |avacerebros.
Nadie puede substraerse a| poder mágico de| juego.
En e| programa surrea|ista para |a transIormacion
deLnitiva de |a vida, e| poder |udico está ||amado a
producir episodios de|iciosos de rebe|dia. Fuerzas
|udicas contra toda a|ienacion, contra e| concepto
147
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
burgues de "juego", tambien. Fuerzas |udicas para
que nos aparezca |a a|egria en su estado natura|
y nos de ánimo para Iorta|ecer |a unidad socia|
nueva más genuina y nuestra. Nadie es Ie|iz en
so|edad aunque disIrute estar, a|gunas veces, so|o.
E| poder |udico posee e| mismo carácter comp|ejo
e indivisib|e de |a vida socia|. Todo juego es una
tota|idad dia|ectica abierta a si misma. es episodio
o conjunto de episodios que Iorman parte dinámica
de todo. |a humanidad entera.
Todo aque| que cu|tiva sus Iuerzas |udicas sabe
que ha||azgos des|umbrantes atesora en su
espontaneidad. E| juego comprende estados de
exa|tacion de |a conciencia con sus ascensos más
divertidos. Aque| que juega }2J es viajero en un Iuir
de imágenes que son puro existir, reunion de |a
conciencia con sus objetos y sujetos. Un mundo se
abre y se muestra posib|e. vo|vemos a |a rebe|dia.
A|go se vue|ve posib|e. Uno siente que cambiar |a
),"=$.". '* ,0 $'"=#"':">=,; 0, -)"'0("),'-"' ="0
ideas. Pensamientos y Irases dan |a nota justa,
|a vibracion revo|ucionaria más intima, una onda
|uminosa se repite y amp|ia como gota que cae en |os
yacimientos de| entusiasmo, todo posee |a misma
virtud |iberadora. Lo |udico tiene simi|itudes con |o
onirico en tanto que oIrece un orden especiLco sobre
un escenario de deseos y no siempre es p|acentero.
D&' #&"'.* 0, $'-,)(*'1" &'" (*0$>$=$.". #),"-$/"
como resu|tado de un juego repetitivo.
Breton comprendio que esas Iuerzas |udicas, dueñas
de un poder e|ectrico, esta||an y hacen temb|ar a|
148
Fer nando Buen Abad Domi nguez
orden estab|ecido. Producen Ie|icidad a |a especie
humana. "Pesu|ta muy diIici| pronunciarse con
respecto a |a Irase inmediata siguiente; esta Irase
(")-$#$("; 0$' .&."; ., '&,0-)" "#-$/$.". #*'0#$,'-,
y de |a otra, a| mismo tiempo, si es que reconocemos
que e| hecho de haber escrito |a primera produce
un minimo de percepcion. Pero eso, poco ha de
importaros; ahi es donde radica, en su mayor parte,
e| interes de| juego surrea|ista. No cabe |a menor
duda de que |a puntuacion siempre se opone a
|a continuidad abso|uta de| Iuir de que estamos
hab|ando, pese a que parece tan necesaria como |a
distribucion de |os nudos en una cuerda vibrante.
Seguid escribiendo cuanto queráis. ConLad en |a
natura|eza inagotab|e de| murmu||o. Si e| si|encio
amenaza, debido a que habeis cometido una Ia|ta,
Ia|ta que podemos ||amar «Ia|ta de inatencion»,
interrumpid sin |a menor vaci|acion |a Irase
demasiado c|ara."
De esas Iuerzas |udicas se nutre un repertorio
enorme de ideas y actos humanos. En e| interior
de |as Iuerzas |udicas un orden rige aLnidades y
repu|siones. Atienden a ciertos principios creadores
en un continuo de Iuerzas de atraccion y repu|sion.
Es su dia|ectica. Las re|aciones socia|es consisten,
,' >&,'" (")-,; ,' ,0-" /*=&'-")$" &-$=$:"#$2' .,=
juego como agente de seduccion. Jugar no es
distinto a un conjuro contra |a mediocridad y p|anicie
de ciertos trances de vida. La Iuerza |udica es muy
semejante a |a magia, ta| como |a concibio Breton.
Y |a cu|tivan poetas, L|osoIos, tecnicos y sabios.
adictos a |os remansos de ese encantamiento que
nos permite jugar.
149
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Jugar es una práctica sacri|ega, una aLrmacion de|
poder humano. La Iuerza |udica tambien imp|ica una
busqueda interior no so|ipsista. No es psicoaná|isis,
es un viaje para provocar |a aparicion de |os e|ixires
de| juego. Produce una expectacion que cuando
Ia||a se vue|ve shock. Una ruptura. Pero cuando
e| juego se extiende incendia una esperanza diIici|
de nominar. Engendra en nosotros cierta tension
que so|o se ca|ma cuando ocurre eso esperado, no
cua|quier cosa, a menos que sea parte de| juego.
Nos hace aguardar activamente. Como deLne
Breton |a "expectativa" de| Amor |oco.
Sentimos en e| juego un ir hacia a|go, no una evasion
de contenido sino un hacer presente e| movimiento
y su tiempo. La Iuerza |udica no está Iuera de
nosotros, no es un Dios griego. una entidad
extraterrestre. Es Iuerza dinámica que ocurre en
'*0*-)*0 ,' &'" .$),##$2'; &' 0,'-$.*; <&, 0, ),"=$:"
y que no es esa "|ocura abstracta" con devaneos
a|ienantes que tanto aprecia e| capita|ismo. E| juego
genuino posee sentido siempre Iuera de si porque
no cesa de aLrmarse dia|ecticamente en |o socia|.
G, #)," + 0, ),"#-$/"; (,)* #"." ),(,-$#$2' ,0 &'
ascenso y negacion de |o abso|uto. Cuando e| juego
se desp|iega a|go pasa. nosotros mismos.
Breton cu|tivo, por ejemp|o |a escritura automática,
aque||o que ocurre a| poeta que juega apoyado en
pa|abras que Iuyen con e| magnetismo de| azar. Las
pa|abras ocurren y eso es todo, surgen de| juego
y no son distintas a e|. Es e| espacio de ciertos
"ritua|es" de |a coherencia donde es imposib|e
150
Fer nando Buen Abad Domi nguez
disociar a| juego de su sentido. En e| juego hay
un tiempo que evidencia |o que somos, que está
Iuera de nosotros. vertemos en e| juego sentido y
contenido ideo|ogicos inseparab|es. E| juego es una
especie de procedimiento mágico con una Lna|idad
inmediata. Hay juego en sentido |itera| cuando se
es capaz de producir |o que |a humanidad desea. |a
|ibertad misma.
Nadie juega inocentemente, e| juego contiene en
germen una ceremonia ritua|. E| juego actua|iza a|
mito |o encarna y |o repite. e| heroe juega todas sus
posibi|idades y sus imposibi|idades para vencer e
iniciar un cic|o nuevo. E| juego y su representacion
son inseparab|es, encuentran su drama y ceremonia
patente en un contenido concreto. E| juego es
vision de| mundo. Es Iuente recurrente de nuestras
creaciones. Acaso |as civi|izaciones no sean otra
cosa que e| desarro||o de un juego añoso. E| juego de
ascender. E| juego de |a conciencia emancipada.
"Todavia vivimos bajo e| imperio de |a |ogica, y
precisamente a eso queria ||egar. Sin embargo, en
nuestros dias, |os procedimientos |ogicos tan so|o
se ap|ican a |a reso|ucion de prob|emas de interes
secundario. La parte de raciona|ismo abso|uto
que todavia so|amente puede ap|icarse a hechos
estrechamente |igados a nuestra experiencia.
Contrariamente, |as Lna|idades de orden puramente
|ogico quedan Iuera de su a|cance. Hue|ga decir
que |a propia experiencia se ha visto sometida a
ciertas |imitaciones. La experiencia está conLnada
en una jau|a, en cuyo interior da vue|tas y vue|tas
151
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
sobre si misma, y de |a que cada vez es más
diIici| hacer|a sa|ir. La |ogica tambien, se basa
en |a uti|idad inmediata, y queda protegida por e|
sentido comun. So pretexto de civi|izacion, con
|a excusa de| progreso, se ha ||egado a desterrar
de| reino de| espiritu cuanto pueda c|asiLcarse,
con razon o sin e||a, de supersticion o quimera;
se han ||egado a proscribir todos aque||os modos
de investigacion que no se conIormen con |os
imperantes. A| parecer, tan so|o a| azar se debe que
recientemente se haya descubierto una parte de|
mundo inte|ectua|, que, a mi juicio, es, con mucho,
|a más importante y que se pretendia re|egar a|
o|vido. A este respecto, debemos reconocer que
|os descubrimientos de Freud han sido de decisiva
importancia. Con base en dichos descubrimientos,
comienza a| Ln a perL|arse una corriente de opinion,
a cuyo Iavor podrá e| exp|orador avanzar y ||evar
sus investigaciones a más |ejanos territorios, a|
quedar autorizado a dejar de |imitarse unicamente
a |as rea|idades más someras. Cuizá haya ||egado
e| momento en que |a imaginacion este proxima a
vo|ver a ejercer |os derechos que |e corresponden.
Si |as proIundidades de nuestro espiritu ocu|tan
extrañas Iuerzas capaces de aumentar aque||as
que se advierten en |a superLcie, o de |uchar
victoriosamente contra e||as, es de| mayor interes
captar estas Iuerzas, captar|as ante todo para, a
continuacion, someter|as a| dominio de nuestra
razon, si es que resu|ta procedente". A.B.
Nuestra cu|tura está impregnada de juegos,
a|gunos macabros. lnc|uso en e| repertorio de
nuestros juegos está presente |a |ucha de c|ases
y no pocos márgenes de |as Iuerzas |udicas han
152
Fer nando Buen Abad Domi nguez
0$.* .,1,',)".*0 (*) =" 0*#$,.". >&)1&,0" (")"
servirse de e||as en experiencias odiosas. En Las
Vegas hay ejemp|os de sobra. Desde |a |ogica y
|a re|igion y hasta en |a po|itica y |a medicina hay
e|ementos de tesis, antitesis, sintesis; comedia,
drama, tragedia; inLerno, purgatorio, cie|o; juegos
que todos jugamos en |as instituciones socia|es de|
sistema de produccion.
Cada juego es una actitud constante y distinta,
además de particu|ar a| tiempo que socia|. Es una
vision concreta de| mundo que movi|iza imágenes,
poemas y obras de todo tipo, con sentido, actitud
espontánea, tempora|idad concreta; vida humana
que mueve |as estre||as y |as a|mas en una dia|ectica
imposib|e de reducir con simp|ismos sobre |os
juegos sin que a| mismo tiempo se evapore e|
contenido de cada uno de e||os. Las Iuerzas |udicas
se insuIan, en |a Iuncion de| juego se aprecia con
mayor c|aridad gracias a su carácter discontinuo
origina|. La repeticion de un juego más exactamente
su recreacion mu|tip|icada suIre una transmutacion.
deja de ser sucesion homogenea y vacia para
conservarse como unidad de| todo. Un todo orgánico
y dueño de mi|es de mi|es de Iormas.
Jugar está intimamente re|acionado con |a produccion
creativa y con todas sus determinaciones socia|es
pero, no abso|utamente, no Iata|mente. E| juego está
siempre vincu|ado a una |ogica y a reg|as diversas
con ap|icacion variab|e. No hay juegos inuti|es sin
intenciones o intereses. Sea en |a edad que sea. En
todos sus espectros taxonomicos o tipo|ogicos, e|
153
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
juego constituye una necesidad y como ta| no puede
no ser. Su so|a exigencia deviene en |a busqueda
de satisIactores no importa cuánto cueste a un
uti|itarista deLnir|os. La actividad |udica que tiene
-,))$-*)$*0 ,' =" #*'#$,'#$" + ,' ,= $'#*'0#$,'-,;
tironeándose siempre todas |as experiencias de|
sujeto, individua|es y co|ectivas, se adueña, entre
otros, de todos |os campos de |a expresion con una
muy poderosa intenciona|idad hedonista. Y no so|o.
"Habria mucho más que añadir sobre este tema,
pero tan so|o me he propuesto tocar|o |igeramente y
., ("0"."; +" <&, 0, -)"-" ., "=1* <&, ),<&$,), &'"
exposicion muy |arga y mucho más rigurosa; más
ade|ante vo|vere a ocuparme de e|. En |a presente
ocasion, he escrito con e| proposito de hacer justicia
a |o maravi||oso, de situar en su justo contexto
este odio hacia |o maravi||oso que ciertos hombres
padecen, este ridicu|o que a|gunos pretenden
atribuir a |o maravi||oso. Digámos|o c|aramente. |o
maravi||oso es siempre be||o, todo |o maravi||oso,
sea |o que Iuere, es be||o, e inc|uso debemos decir
que so|amente |o maravi||oso es be||o".
Ningun trance |udico sustituye a| tiempo ni a|
espacio... eso es materia|mente imposib|e. La
actividad |udica modiLca |a percepcion sobre e|
tiempo y e| espacio y eso es muy distinto, pero |o
hace gracias a |as Iuerzas |udicas, actua|izadoras
de| deseo, que consiguen dar a tiempo y espacio
un carácter conceptua| integrador, no a|ienante y
no obstacu|izador de |os p|aceres. Cuando ocurren.
Sin que eso imp|ique |inea|mente |a procuracion
de experiencias creadoras. Es que jugar no
154
Fer nando Buen Abad Domi nguez
necesariamente es sinonimo de crear aunque sue|an
aparecer juntos.
E| juego es tambien una actividad de interrogacion
critica y no so|o, como en a|gunos ejemp|os, tangente
disruptiva con |a rea|idad. Esas interrogaciones,
>"0, $'.$0*=&>=, ., =" "##$2' #),".*)"; -$,',' ,'
e| trance de| juego una mu|tip|icidad de imágenes
de| pensamiento que interviene a una rea|idad
concreta con su produccion creadora. Se trata de
interrogaciones de genero mayormente p|acentero
por cuanto actua|izan deseos donde |a Lna|idad
de jugar no está en e| juego mismo sino en |a
actua|izacion de| poder |udico en su sentido más
interventor y transIormador de |a rea|idad.
lnterrogacion de genero particu|ar y con vocacion
práctica hacia experiencias Iantásticas, imaginativas
y a veces maravi||osas. Pero jamás irrea|es como |o
pretenden a|gunos idea|ismos. No hay juegos sin
reg|as. E| juego es socia| tambien. lnterrogaciones
dinámicas y dia|ecticas de| desarro||o humano
raciona| e irraciona|. A| mismo tiempo a veces. No
hay juego desvincu|ado de |a produccion. Todo
juego es en a|guna medida campo de entrenamiento,
patio de armas para a|guna actividad productiva. Su
',#,0$.". >$*=21$#" + (0$#*=21$#" )".$#" ,' ,0-*;
por más que a|gunos acentos románticos pretendan
desvincu|ar |a actividad |udica humana de| trabajo.
Aqui se unen |a produccion creativa y e| juego. La
#),"-$/$.". '* ,0 &' ()$/$=,1$* ., <&$,',0 -$,','
tiempo |ibre y condiciones de opu|encia. Es una
155
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
necesidad humana Iundamenta| en un mundo
concreto. En e| juego cada uno se muestra ta| como
rea|mente es. Ludico no es sinonimo ob|igatorio de
divertido. Es Ia|so que en |a actividad |udica se exija
una predominancia de |a rea|idad interna sobre |a
externa. La gente que practica actividades de a|ta
exigencia en espacios abiertos hace depender su
"jugar" de| conjunto de e|ementos externos.
No todo juego es p|acentero o desemboca en risas
o a|egria. Especia|mente en |os juegos a|tamente
comercia|izados por |a |ogica de |a Iarándu|a
burguesa, porque |os jugadores sue|en suIrir en
pub|ico condiciones no pocas veces humi||antes.
No está sobre |a mesa e| ejercicio |ibre de |a
Iuerza |udica sino e| ejercicio de |a competencia
por |a competencia (o por e| dinero). Es e| caso
de |a "agonica" en e| box, por ejemp|o. No todos
|os juegos suscitan Iexibi|idad de ideas y no
necesariamente juego imp|ica omision de intereses
uti|itarios. Hay juegos cuya operacion es tan rigida
<&, ="0 (*0$>$=$.".,0 0, ),0-)$'1,' " =" ),(,-$#$2' .,
opciones |imitadas, como e| caso de| ajedrez. Hay
juegos que no se escogen |ibre y espontáneamente
y no siempre |os jugadores determinan y contro|an
e| desarro||o de| juego. Hay que ver |o que pasa con
jugadores sometidos a dispositivos e|ectronicos o
digita|es que |uego de cierto tiempo pierden contro|
de su vo|untad y son "manejados" por |as opciones
predispuestas por e| dispositivo. Como e| P|ay
Station.
156
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Lo |udico es una necesidad historicamente
determinada no una capacidad que dependa so|o
de| uso. La suspension de satisIactores a |as
necesidades |udicas produce daños severos en
individuos y sociedades enteras. E| vicio por deIecto
es propio de |os amargos y |os duros, que no se dejan
ab|andar por e| p|acer de| jugar. E| juego tambien es
una Iorma especiLca de |a conciencia socia| y de |a
actividad humana, que reIeja |a rea|idad a traves de
expresiones muy diversas es igua|mente uno de |os
procedimientos más importantes de intervencion
creativa sobre |a rea|idad misma.
Breton supo |o urgente que es rechazar toda
interpretacion idea|ista de| juego que |o e|eva a
jerarquias Ietichistas como si se tratase de una
determinacion extraterrestre o vivencias puramente
subconscientes. Como Iorma que reIeja e| ser
socia|, e| juego tiene mucho de comun con |os demás
Ienomenos de |a vida espiritua| de |a sociedad, eso
inc|uye a |a ciencia, |a tecnica, |a ideo|ogia po|itica, |a
mora|. Pero e| juego posee particu|aridades. E| objeto
especiLco de| juego está constituido Iuertemente
por |as actitudes creativas Irente a |a rea|idad; su
objetivo estriba en |a transIormacion de| mundo.
E||o exp|ica por que en e| centro de toda actividad
|udica está siempre e| desarro||o de habi|idades
humanas muy diversas y casi siempre sintesis de
su sobre vivencia. La produccion creativa ree|abora
ideas y objetos, especiLcamente imágenes, que
Iorman una unidad dia|ectica de intervencion de |o
0,'0*)$"= + =* =21$#*; ., =* #*'#),-* + =* ">0-)"#-*;
de |o individua| y |o genera|, de| Ienomeno y |a
157
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
esencia. Las imágenes que son producidas en e|
proceso creador son igua|mente satisIactores de
necesidades |udicas susceptib|es de proporcionar
a |a humanidad p|aceres que |a enriquecen
espiritua|mente a| mismo tiempo que contribuyen a
desarro||ar so|uciones concretas.
"Lo maravi||oso no siempre es igua| en todas |as
epocas; |o maravi||oso participa oscuramente de
#$,)-" #="0, ., ),/,="#$2' 1,',)"= ., =" <&, -"'
so|o percibimos |os deta||es. estos son |as ruinas
románticas, e| maniqui moderno, o cua|quier otro
simbo|o susceptib|e de conmover |a sensibi|idad
humana durante cierto tiempo." A.B.
A traves de |a actividad |udica se reve|a tambien un
poder cognoscitivo que ejerce una accion ideo|ogica
y educativa muy poderosa. Para bien o para ma|. E|
juego posee un carácter objetivo que ha contribuido
a| desarro||o de actividades como |a |iteratura,
pintura, escu|tura, musica, teatro, cine.
La historia de |os juegos es |a historia de como se
ha ido proIundizando |a actividad creativa sobre |a
rea|idad, de como se ha amp|iado y enriquecido e|
conocimiento y como este ha ido transIormando
cada vez más e| mundo. E| progreso de| juego se
ha||a indiso|ub|emente |igado a| desarro||o de |a
sociedad, a |os cambios de |a estructura de c|ase
de |a misma. Aunque |a |inea genera| de| desarro||o
de| juego es |a que seña|a de que modo se hacen
más proIundos |os medios de| reIejo creativo de |a
rea|idad, ta| evo|ucion no es regu|ar.
158
Fer nando Buen Abad Domi nguez
En e| mundo grecorromano, e| juego a|canzo un
nive| importante e inIuyo en cierto sentido de|
respeto a |as normas. En cambio e| Capita|ismo,
más desarro||ado que e| esc|avismo, es hosti|
a| juego porque |o considera inuti|, es decir no
rentab|e y disipador, re|ajante de |a discip|ina en |a
cadena de produccion. E| juego y |a creatividad son
perseguidos dado que impu|san de manera genera|
|os mejores estados de| espiritu. En este caso, e|
juego avanzo unido a| periodo de Iormacion de|
capita|ismo cuando |a burguesia todavia era una
c|ase revo|ucionaria, para someter|o a una cu|tura
de| espectácu|o Iarandu|ero. Asi |o caracteristico
de |a actividad |udica contemporánea propiamente
burguesa estriba en un espiritu decadente ideo|ogico.
competir por competir o competir por dinero.
Con e| "Cadáver Exquisito" }3J, por ejemp|o se
inaugura un sistema jugueton que aporta a |a
escritura, |a p|ástica y |as artes en genera|, pistas
., #*'-"#-* >"0"."0 ,' "0*#$"#$*',0 ., $.,"0 +
en corre|aciones de |a sintesis. Emerge |a certeza
., <&, =" $'-,=$1,'#$" 0, ="0 ")),1=" (")" 0*0-,',)
comp|icidades pecu|iares con otras inte|igencias,
apoyándose en aventuras aparentemente azarosas.
Nadie |o sabe, pero parece no importar demasiado.
La magia ocurre para quitar|e |o so|emne a oLcios
que no deben despegarse de |o |udico.
Breton vio una manera de escribir, bajo e| impu|so
de un "dictado automático" que brota de| misterio
de| juego como ensamb|e de pa|abras, juego
consciente. Produccion de| momento maravi||oso
159
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
abierto desmesuradamente hasta ||enar e| universo
apasionante de ese juego partida de ajedrez contra
e| inLnito, momento que hace transIormar |a rea|idad
cotidiana, en banquetes esca|oIriantes de |o maravi||oso
con casua|idades causa|es. Se trata de| juego. Nada
más, nada menos. No hay |imites. Se demuestra
que |a inte|igencia podrá reso|ver con independencia
enigmas semánticos, sintácticos y pragmáticos con
sus detonadores Iantásticos hasta estab|ecer, con
Irecuencias pasmosas, conexiones impensadas con
un mundo mejor. Es un juego muy serio.
Con no pocos simp|ismos reduccionistas y
exc|uyentes, a|gunos aná|isis raciona|istas intentan
exp|icaciones sobre |as Iuentes y eIectos de|
"Cadáver Exquisito". Ni |ingüistas, semio|ogos,
epistemo|ogos o estetas terminan por di|ucidar que
designios pecu|iares Iacu|tan a esos conjuntos de
pa|abras, trazos, objetos o imágenes, dispuestos
caprichosamente sobre cua|quier soporte para que,
con una vo|untad aparentemente propia, articu|en
proposiciones exp|osivas. A|go, para a|gunos
incomodo por inexp|icab|e, ocurre durante |a práctica
de| "Cadáver Exquisito". No basta con aLrmar que e|
apetito voraz de| pensamiento requiere a toda costa
semantizar cuanto pretexto se ponga enIrente. En
todo caso para e| "Cadáver Exquisito" e| campo
semántico convenciona| tendrá importancia re|ativa
mientras sean |o innombrado y |o desconocido,
en e| estado actua| de| conocimiento, manjares
promisorios de| juego.
"Corresponderá a| surrea|ismo tomar conciencia de
160
Fer nando Buen Abad Domi nguez
|a natura|eza exacta de esas Iuerzas y, superando |as
vaci|aciones que aun podian Irenar a determinados
grandes poetas que |o precedieron, exigir, tanto
para |a Poesia como para cua|quier otra actividad
verdaderamente desinteresada de| espiritu, esa
|ibertad tota|, incondiciona|, comprometiendose a
no desmerecer|a jamás" Breton
No sirven |os cánones, |os reg|amentos, ni |os
estatutos esteticos para desentrañar |as Iunciones
creativas de| "Cadáver Exquisito". Es precisamente
e| hecho |udico, anárquico y sorpresivo de |a
espontaneidad junto a |a seduccion no premeditada
|o que potencia cada incursion a| juguete ideado
por |os surrea|istas. No sirven |os psico|ogismos,
|os mora|ismos ni |as L|osoIias de supermercados
|ibrescos. En su promesa impredecib|e e imperturbab|e
e| "Cadáver Exquisito" se reserva e| privi|egio
e|ectivo de sus apariciones más espectacu|ares.
Nadie contro|a e| Ienomeno. Por eso conserva
misterios y promesas, por e||o sigue practicándose
desde discip|inas diversas, por eso está a sa|vo de
bastardeos mercachiIes y desp|antes g|amorosos
de vedette esnob. Es un juego vivo.
Anida en e| "Cadáver Exquisito" un secreto irreve|ab|e,
una conIabu|acion extraordinaria que gratiLca
incansab|emente a sus adictos o adeptos. Secreto
enervado con i|uminaciones mágicas simi|ares a |as
de |a hechiceria y e| rito sagrado sintetizados. En e|
hecho co|ectivo de| "Cadáver Exquisito" comu|gan
vo|untades que aportan su oIrenda persona| para
un p|acer de conjunto expectante siempre de|
161
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
mi|agro. Misa magnetica que atrae todos |os po|os
desde |a signiLcacion hasta |a representacion,
desde |a sinrazon hasta |a poesia, preñándo|as con
sorpresas, irraciona|idades y humor. E| "Cadáver
Exquisito" transIorma, antagoniza, produce vertigo
y tira a| aire |a moneda de |as emociones que se
reacomodan obedientes a sus |eyes de gravedad
propias. Es un juego.
Pierden quienes se |o toman a |o so|emne, |os que
por inercias desca|iLcantes conva|idan metodo|ogias
de creacion acartonadas en |as ideo|ogias de
mercadeo estetico, |os que en rigor de ciertas
academias deudoras de| raciona|ismo se o|vidaron
de que |as artes, para no morir envenenadas por
e| decorativismo han de mantenerse irreductib|es y
convu|sivas. Pierden además |os que por ignorancias,
miedos o purismos no se dan a |a experimentacion
Iacu|tada portentosamente por e| invento genia| de|
Cadáver Exquisito.
La vigencia de| "Cadáver Exquisito", conIesada o
no, es notoria en |a produccion artistica actua|. En
=" ,'0,E"':" ., =" =$-,)"-&)" + ., *-)"0 .$0#$(=$'"0
se |o usa como ejercicio básico, como juego, con
ponderaciones diIerenciadas segun gustos. Lo uti|izan
#$',"0-"0; ,0#&=-*),0; ")<&$-,#-*0; .$0,E".*),0;
dibujantes... _Habrán imaginado |os surrea|istas e|
a|cance generado por su invento aparentemente
inocente? "En |a ca||e Chateau se inventa e| juego
de| Cadáver Exquisito a| que se unirán regu|armente
Morise, Man Pay, Miro y Breton. "...E| Cadáver
Exquisito tiene, si nos acordamos bien -y si nos
162
Fer nando Buen Abad Domi nguez
atrevemos a decir|o asi- su nacimiento hacia 1925
,' =" "'-$1&" #"0" .,0-)&$." .,0., ,'-*'#,0; ., ="
ca||e Chateau..." Andre Breton. _Será una c|ave de
|a juventud creativa eterna? Juego en serio.
!"#$%
}1J Johan Huizinga en "Homo |udens" aLrma. "E|
juego es una accion o una actividad vo|untaria,
rea|izada en ciertos |imites Ljos de tiempo y
|ugar, segun una reg|a |ibremente consentida pero
abso|utamente imperiosa, provista de un Ln en
si, acompañada de una sensacion de tension y de
jubi|o, y de |a conciencia de ser otro modo que en
|a vida rea|. E| juego es e| origen de |a cu|tura". "...
no se trata... de| |ugar que a| juego corresponda
entre |as demás maniIestaciones de |a cu|tura, sino
en que grado |a cu|tura misma oIrece un carácter
de juego." "Nosotros jugamos y sabemos que
jugamos; somos, por tanto, a|go más que meros
seres de razon, puesto que e| juego es irraciona|."
Jean Duvignaud. "|as regiones |udricas invaden
|a existencia, empezando por |a divagacion, e|
sueño, |a ensoñacion, |a convivia|idad, |a Lesta y
|as innumerab|es especu|aciones de |o imaginario".
Poger Cai||ois. "La Iuncion propia de| juego es e|
juego mismo. Es una caracteristica propia de| juego
e| no crear ninguna riqueza, ninguna obra". Schi||er.
"Cuede bien entendido que e| hombre so|o juega
en cuanto es p|enamente ta|, y so|o es hombre
comp|eto cuando juega. E| juego no es un escape
de |a vida; constituye parte integrante de esta y
permite a todos entendernos mejor y comprender
nuestras vidas".
163
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
}2J C|asiLcacion de| juego segun Cai||ois. ACON.
juego de competencia. Los antagonistas con re|ativa
igua|dad buscan desarro||ar sus habi|idades. ALEA.
No se trata de vencer a| adversario sino a| destino. La
vo|untad renuncia y se abandona a| azar. MlMlCPY.
juego de i|usion o imitacion, mimesis, simu|acion y
disIraz. lLlNX. juego basado en buscar vertigos.
}3J Juego de pape|es p|egados que consiste en
hacer componer una Irase o un dibujo por varias
personas, sin que ninguna de e||as este enterada
de |a co|aboracion o co|aboraciones anteriores. E|
ejemp|o ya c|ásico que dio nombre a| juego y que
Iue |a primera Irase asi obtenida, es e| siguiente.
E| Cadáver - Exquisito - beberá - e| vino - nuevo."
Diccionario de| Surrea|ismo. Andre Breton.
"No será e| miedo a |a |ocura |o que nos ob|igue a
bajar |as banderas de |a lmaginacion"
165
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Risas y sonrisas de Karl Marx
'#($ ()%$ *% +"%),-*... /"0#($ -$ $-)*0$/)10
"No podemos abordar e| humor comunista o rojo sin
subrayar su suba|ternidad Irente a su contraparte
cu|tura|, |a trágica seriedad de su tradicion po|itica.
Un desencuentro entre |o serio y |o no serio se aLrmo
en |a vida po|itica de |as organizaciones marxistas
de |a segunda y |a tercera lnternaciona|. Lo serio
como modo de expresion se vo|vio hegemonico en e|
seno de |a cu|tura po|itica de |a izquierda socia|ista,
no obstante |a tradicion |egada por e| propio Marx
sobre |a Iuerza de |a ironia, e| humor y |a sátira
po|itica".1
166
Fer nando Buen Abad Domi nguez
_Tienen sentido de| humor |os marxistas?. ni todos,
ni siempre.
"|a historia se repite primero como tragedia y
despues como comedia". Marx
F&, =" )$0" 0, /&,=/" &'" ()"#-$#" .,07"=$,'"'-,;
<&, "+&., " (,1") 0"=-*0 #&"=$-"-$/*0 ., ="
conciencia, que combata |os miedos, |as angustias
y |as depresiones... que ayude a derrotar |as
ma|edicencias de |a miseria y |a barbarie y, en Ln,
que haga bri||ar |a a|egria y |a inte|igencia, tiene su
chiste. Entre |os eIuvios |iberadores de cierta risa,
insuIada con rebe|iones de |a conciencia, puede
sucumbir rápidamente e| "|ogos" burgues. E| sentido
de| humor era un rasgo caracteristico de Marx y
|o ejercio con inc|emencia toda vez que se puso a
modo a|gun Irente de |a teoria o de |a práctica.
Se trata de un arma poderosa en |a |ucha de
#="0,0 <&, (&,., (),0-") 0,)/$#$*0 $'/"=&">=,0 (")"
ganar |a guerra simbo|ica (y no so|o) gracias a un
repertorio, casi inabarcab|e, de matices, contrastes y
#*'0,#&,'#$"0 #&"=$-"-$/"0 ,' =" #*'#$,'#$" ., #="0,
y en e| Iorta|ecimiento de |a mora| revo|ucionaria. No
es |o mismo |o que mueve a risa a |a burguesia que
|a risa de| pro|etariado, como no han sido igua|es
|a educacion, |a a|imentacion, |a ca|idad de |a vida
ni |a distribucion de |a riqueza. Marx |o sabia. "E|
modo de produccion de |a vida materia| condiciona
|os procesos de |a vida socia|, po|itica y espiritua|
en genera|. No es |a conciencia de| hombre |a que
determina su ser, sino, por e| contrario, e| ser socia|
es |o que determina su conciencia."
167
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Sabia por ejemp|o que |a risa ayuda a desnudar, con
|a e|ocuencia de sus rictus y convu|siones, e| Iardo
0, ">0&).*0 "1*>$"'-,0 <&, ,'.&),#,' '&,0-)*0
rostros y desvencijan, con ma| humor, |as cejas y
e| arco de |os |abios. Sabia que |a risa inte|igente
actua|iza |o mejor de| sentido de| humor sin agotar|o,
|o exa|ta y |o potencia, para Iracturar |a medu|a |a
so|emnidad burguesa a punta de carcajadas. Dime
de que te ries y te dire quien eres. La risa sue|e no
ser estudiada por |os L|osoIos pareciera que |a risa
juega un pape| importante en |a vida pero no en e|
pensar "serio".
Es Ia|so que Marx no tuviese sentido de| humor.
"Hege| dice en a|guna parte que todos |os grandes
hechos y personajes de |a historia universa|
aparecen, como si dijeramos, dos veces. Pero se
o|vido de agregar. una vez como tragedia y |a otra
como Iarsa." (E| 18 brumario de Luis Bonaparte,
1851-52)
Marx tuvo un sentido de| humor especia| ||eno de
ironias. Contra todo pesimismo o abatimiento. Para
desa|inearse |a humanidad, penso Marx, necesita
terminar con |a propiedad privada. So|o que esa
propiedad privada ÷|as herramientas que producen
riqueza y |a riqueza misma- convertidas en Dios de
un sistema economico, parecen intocab|es. Para
#$,)-* 1)".* ., =" #*'#$,'#$" "=$,'"." '* ,0 (*0$>=,
/,); 9" 0$.* $'/$0$>$=$:".* ,= 9,#9* ., <&, =" )$<&,:";
|as cosas, |as producen |os trabajadores que son sus
dueños verdaderos. Dicho de manera simp|ista. La
risa rebe|de es una Iuerza des-a|ienante magniLca
168
Fer nando Buen Abad Domi nguez
para demo|er ese Dios y hacer visib|es |os medios y
modos con que |a humanidad puede devo|verse |a
riqueza que produce su trabajo y, con e||o, ayudarse
a reencontrar e| camino de su desarro||o, esta vez
sin patrones, sin amos, sin que otros |e inventen su
destino. "E| obrero tiene más necesidad de respeto
que de pan."
Cierta risa, que no se deja estereotipar, nos rescata
de |as marañas de |a so|emnidad, orada sus "causas
primeras" y tambien |os discursos de |as vidas
burocratizadas. Hace boquetes por donde |a vida
misma se reIresca. La risa de|ata. Peimos ta| vez
por supervivencia. Cracias a cierta risa c|ariLcante
sobrevivimos contra |o que amarga a |a vida porque
eso mismo merece tandas generosisimas de risa
|oca. La risa |ucida condensa modos para remontar
|a mora|, |a etica o |a estetica burguesa que es uno
de sus ca|dos de cu|tivo. Cue |a risa haya sido
satanizada, con no poca Irecuencia, entre soLsmas
de toda indo|e, se debe inc|uso a cierto grado de
(,=$1)* <&, ,0 #"(": ., 1,',)") " <&$,',0 0&,=-"'
una carcajada irreverente. Sin duda, a|go de |o más
(,=$1)*0* * "-,'-"-*)$* ,0 <&, -"= )$0" ()*.&:#"
eIectos revo|ucionarios.
En muy pocas cu|turas se conoce |a risa de
|as deidades. La risa sue|e omitirse y eso hace
sospechar cosas de ciertos discursos hegemonicos
que tambien, por su parte, mueven a risa -pero de
otro tipo-. La risa tiene mucho de sabroso, eso es
169
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
parte de su estetica, si |a ocu|tan sue|o antojarse
más. Hay risas que son amu|eto de un reino de|irante
e inexp|orado, de|icioso y promisorio que contiene
Iuerzas capaces de actua|izarse como simbo|os para
poner en pe|igro |a estabi|idad de |o dogmático, |o
"norma|" y |o "aceptado". Es una risa que ama|gama
energias de indo|e insospechada para que |a
humanidad arremeta contra |os reg|amentos más
tediosos de esas ca|amidades instituciona|izadas
Iuriosamente para amaestrar espiritus.
Marx sabia que hay cierta risa pe|igrosa para e| statu
quo porque desata en |a humanidad entusiasmos
diversos capaces de potenciar vita|idades de ánimo
jugueton. Pisa contra |a so|emnidad, |a seriedad y
esa dramaturgia burguesa que, muy seriamente,
impone sus modos de produccion mientras saquea
a |os trabajadores entre sonrisitas patrona|es de
satisIaccion. C|aro que hay quienes se dedican a
producir un tipo de "humor" a| servicio de ridicu|izar
y herir con cinismo, terror y crue|dad. E| humor no es
una so|ucion mágica sino una habi|idad asociada a|
equi|ibrio y |a Iorta|eza emociona| de |os individuos,
sus grupos y sus c|ases. Y hay que poner a juicio
critico todo |o que nos mueva a reir con base en
insu|tos, vejaciones, discriminacion y vio|encia.
Vivimos una caceria incesante en contra de| reir
|ibre, su natura|eza y sus eIectos. La risa |iberadora
ha sido perseguida porque re|aja |a "discip|ina" de
una ideo|ogia a|ienante que tiene por ba|uartes e|
do|or, e| suIrimiento y |as cu|pas. Lo que suena a
p|acer de |os sometidos suena a pecado.
170
Fer nando Buen Abad Domi nguez
Nada se escatima para suprimir o contro|ar |a risa
rebe|de, inc|uyendo |a ma|versacion de |a propia risa,
con Iormas estereotipadas cuya mora|eja pertinaz
es |a estetica de| insu|to, |a denigracion de| projimo
y e| manoseo misogino. Entre otras babosadas.
Todo esto se hace pasar por "simpático" y |a
cu|tura de masas burguesa ha hecho de esto un
orgu||o que propaga desvergonzadamente. Hasta
9"+ "'&'#$"'-,0 * ("-)*#$'".*),0 <&, $'/$,)-,'
sumas impudicas de dinero "chistoso" para que
|os "consumidores" se traguen e| esperpento de un
humor retrogrado que se camuIa con pie| de cordero
y que so|o divierte a patron. No es |o mismo jugar
que ser juguete. Marx |o entendio muy bien.
Marx aporta siempre, sin obviedad, su sentido
de| humor ironico indispensab|e que deja ver a|
capita|ismo como esperpento absurdo y tragicomico
Iabricante de tristezas enormes. Los trabajadores
son tambien un generador de humor irreverente,
a veces cinico, que sue|e expresar con amp|itud
e| arco comp|eto de |os estragos a|ienantes, su
penetracion y extension, Irecuentemente ironizando
con |a rea|idad que mata de hambre y a pa|os.
Como si Iuese una c|ave narrativa |a táctica de|
humor ironico en Marx se hace indispensab|e hasta
para ma|decid, sugerir y socavar c|andestinamente,
|as instituciones mora|es y economicas burguesas
incendiándo|as con gaso|ina ironica que contrasta
con |a severidad cientiLca de sus tratados. lnc|uso
cuando Marx debia conseguir ingresos para |a
manutencion de su Iami|ia, aprovechaba para
no dejar prenda inmacu|ada. Su humor corrosivo
171
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
siempre ha ||amado |a atencion. Marx se reia hasta
de |o sagrado, gracias a un humor que desnuda |a
sordidez de| capita|ismo sentido de| humor rep|eto
de rigor etico.
Se trata de un humor vo|untario, no pocas veces
azaroso, que propende a poner en evidencia |os medios
y modos absurdos de |a vida burguesa. Desnudar e|
ridicu|o historico de una crue|dad concreta con un
humor concreto, instintivo, ta|adrante, demo|edor
Iortuito y vo|untario. prácticamente una revo|ucion
emociona| inmisericorde. Marx esta más Iurioso y
serio sin ser so|emne su sentido de| humor ironico
1,'$"= ),<&$,), ., &'" "#-$-&. $)),/,),'-, (")"
causar risa. Es asi, en genera|, e| humor de Marx
<&, -$,', ,0-"-&-*0 ., =&#9" $)),#*'#$=$">=,0 #*' ="0
cosmovisiones de| humor burgues. Lucha que imp|ica
|a a|teracion |ogica, metodo|ogica y psico|ogica
., )*=,0 ,0-)&#-&)"=,0 + 0&(,)7,0-)&#-&)"=,0 + ="
derogacion de toda autoridad mora|, Iisica o po|itica
burguesas. "Como ocurre con ciertos sucesos
grabados por Francisco de Coya y Lucientes en una
epoca de España descrita con su habitua| ironia por
Car|os Marx, cuando seña|aba que ese pais estaba
dividido en dos partes, una que producia ideas sin
actos y otra que producia actos sin ideas."2
_Cue capacidad de humor y risa tiene una c|ase
socia| que masacra a mi|es de personas inocentes?
Para perseguir y acorra|ar a |a risa se han acuarte|ado
|os argumentos más estramboticos y, propiamente
dicho, risib|es. Dios debe mearse de |a risa Irente a
172
Fer nando Buen Abad Domi nguez
|as maromas menta|es que echan sus muy diversos
representantes para justiLcar tanto suIrimiento
inIigido a |as c|ases trabajadores para convencer|as
de aceptar, muy seriamente, su suerte de esc|avas.
"Nada hay, sea dicho, que un humor inte|igente no
pueda reso|ver en carcajadas, ni siquiera |a nada...La
risa como una de |as más Iastuosas prodiga|idades
humanas y hasta |os |imites de| desenIreno, está
a| borde de |a nada, nos |a oIrece como garantia."
Pierre Piobb
Peir des-a|ienantemente abre, expande, exa|ta e|
humor. Transporta en convu|siones |iberadoras
(parientes de |o instintivo) esc|arecimientos que
sacuden e| absurdo exp|icito e imp|icito en |a
cotidianeidad burguesa. E| genio, e ingenio, popu|ar
se apropia de cuanto acontecimiento desL|a ante
si para oIrece|e boIetadas de su humor en |ucha
preñadas, muy Irecuentemente, con dosis de
reve|acion que evidencian grados muy diversos de|
ánimo imperante y de |a maduracion de| combate.
lnc|uso ante |o trágico y ante |a muerte sobrevive y
se escurre copiosamente ese a|go, que unas veces
abierto y otras no, hace chistes de todo. Y como
se |ibera e| espiritu y como renueva sus Iuerzas
rebe|des. Marx |o supo y Chap|in, en una epoca,
tambien.
Segun se mire, segun due|a o segun nos invo|ucre, e|
reir de |as circunstancias cobra jerarquias pecu|iares
porque |os parámetros son movedizos y tambien
materia de| humor. La risa rebe|de da esperanzas
ineditas porque deja jugar a |as inte|igencias con
173
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
juguetes demo|edores de| raciocinio opresor.
Formu|a conIrontaciones irreconci|iab|es con
e| "|ogos" sedentario de| patron para encender
contagios y epidemias de risas que hermanan a una
c|ase en pie de guerra permanente. La risa rebe|de
Ie|igresias donde |a humanidad, más temprano que
tarde, Lnca sus mejores identidades. |as de |a |ucha.
Eso |o teme e| capita|ismo y |o envidia por eso |o
secuestra y |o ma|versa con payasadas vu|gares y
tonteria a rauda|es. Por eso |o tergiversa.
La risa exige, para e| disIrute de sus codigos más
),>,=.,0; =" 0&0-"'#$" ., 0& .$/,)0$.". $'-,1)"."
dia|ecticamente. E| pensar y e| sentir sintetizados
en un sistema de rupturas y revo|uciones que |a
inte|igencia procura como a|imento para e| ascenso
de |a conciencia. La risa promueve categorias
dinámicas que no so|o trasponen sus tipo|ogias
y taxonomias sino que integra |o economico con
|o superestructura|, |os conIunde y |os Iunde
con razones nuevas para reir con pretextos
distintos. En e||o se Iundamenta una tipo|ogia de
|a risa cuyo eIecto-garantia es que mueve a risa
inmediatamente.
Como todo ejercicio de inte|igencia |a risa rebe|de
renueva |os mitos y |as |eyendas. Tiene poderes
$'"1*-">=,0 + 0, "."(-" " ="0 ',#,0$.".,0
dia|ecticamente. Toda |a perversion Iabricada
por |os comerciantes de| humor pato|ogico y que
se anida en |os mass media mercanti|es, todo e|
."E* "=$,'"'-, <&, 0, .$0,E" #*'-)" =*0 (&,>=*0
con |a estetica de| kitch sketch para todo... más |a
174
Fer nando Buen Abad Domi nguez
paraIerna|ia de |a risotada mercadotecnica, no han
podido inhibir |a magia proIunda de |a risa rebe|de,
enigma en serio. Ese es e| chiste.
_Tomarse |a mi|itancia a |o trágico?
Cue estará pasando con e| ingenio de |os |uchadores
revo|ucionarios. La c|ase trabajadora esta necesitada
de |a risa |iberadora, de| humor y no de| cinismo.
Hace Ia|ta mi|itancia revo|ucionaria bien armada con
a|gunos generos de| humor y |a risa... |a Iuerza de |a
caricatura que desnuda |o grotesco y |o ridicu|o de
|a rea|idad |acerante y de |a simbo|ica a|ienante de|
enemigo de c|ase. La burguesia degenera e| genio
Iestivo popu|ar porque es su enemigo tambien.
Censura |a risa po|itica, |a gestua|idad irreverente, |a
cancion bur|esca y e| carnava| porque son eLcacia
simbo|ica de |a |ucha de c|ases y transgresion de|
humor a todas horas |ucha ideo|ogico-po|itica. No
0*' (*#*0 =*0 #"'"=="0 * =*0 $1'*)"'-,0 <&, 0&,=-*0
de cuerpo aLrman que |os marxistas no tienen
sentido de| humor. _Será eso un chiste? "Una de |as
caracteristicas más excepciona|es de LD (Trotsky)
era su maravi||oso sentido de| humor."3 Estaban
Vo|kov
Dia|ectica de| humor._Todo ha de ser pachanga?
No hay humor imperecedero ni |o verdaderamente
serio es cosa de chiste. |a chacota a u|tranza no es
humor des-a|ienante sino a|ienacion pertrechada de
estupidez. E| humor es más amp|io de |o que creemos
y no se agota con chistes y risotadas. E| universo
comp|ejo de| humor es reaccion socia| que tiene
en |a risa una de sus expresiones contradictorias.
175
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
No se puede crear un Ietichismo de| humor que |o
vue|va Dios griego o "Ienomeno meteoro|ogico".
La dia|ectica de| humor quiebra todo estatismo
|udico y humoristico, nos presenta un humor en
movimiento. Siempre que ape|a a sus propias |eyes
para conIrontar |a historia y |as penurias humanas
ape|a a |a risa en e| combate contra |a barbarie, |a
sinrazon y |a vio|encia Iascista. Contra |as miserias
de |a a|ienacion e| humor de Marx va a |as Iuerzas
emociona|es y a |a potencia|idad po|itica. "La mayor
parte de |a cháchara que emana de banqueros,
po|iticos, actores, industria|es y otros que cazan
dinero, está escrita por pobres diab|os desnutridos
que mantienen juntos cuerpo y a|ma emborronando
cuarti||as con baratijas para mayor g|oria de tipejos
pretenciosos. Nos guste o no, esta es |a epoca en
que vivimos." Croucho
Lugar de| humor a estas horas.
No se puede reir sin haber roto a| menos |os estatutos
básicos de |a resignacion y |a esc|avitud. Marx
sabia que |a vida puede ser divertida y magniLca
pero que se ha vue|to horrib|e para muchos seres
humanos victimados por |as |eyes de |a acumu|acion
capita|ista que es una mezc|a perversa de espanto,
desgracia y Iea|dad. C|aro que e| capita|ismo ha
creado su propia idea de humor y juego, su propio
sentido burgues de |a "a|egria" y |a "Ie|icidad"...
sus coartadas |iterarias para esconder |os cadáveres
que Iabrica. E| capita|ismo no es una broma trágica
de Dios contra sus "hijos", no se |e ve |a gracia por
ninguna parte. Peir puede ser un hecho |iberador no
176
Fer nando Buen Abad Domi nguez
(")" "',0-,0$") =" #*'#$,'#$" 0*>), =" ),"=$.". 0$'*
para Iorta|ecer|a en e| proceso revo|ucionario de
transIormar a| mundo por otra parte unica posibi|idad
de ||egar a conocer |a verdadera sonrisa humana
desa|ineándose permanentemente. "Tiemb|en, si
<&$,),'; ="0 #="0,0 1*>,)'"'-,0; "'-, =" (,)0(,#-$/"
de una revo|ucion comunista. Los pro|etarios, con
e||a, no tienen nada que perder, como no sea sus
cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que
ganar." (ManiLesto de| Partido Comunista, 1848)
1 http.//memoria.com.mx/node/686
2 http.//vvv.|atinoamerica-on|ine.inIo/
cu|t05/arti05.29.roca_rendon.htm|
3 http.//vvv.jornada.unam.mx/2004/08/21/
15an1cu|.php?origen=cu|tura.php&Iy=2
179
Fi l osof í a del Humor y l a Ri sa
Ìndice grañco del ProyecIo