You are on page 1of 2

Cambio climático para dummies

Que el mundo se acaba, que se derriten los polos, que el efecto invernadero, que las subidas
de temperatura. El cambio climático está de moda y aunque lamentablemente es una
realidad, para la gente del común y corriente, de los que cogemos bus todos los días,
usamos aire acondicionado (a veces) y comemos carne de res casi todos los almuerzos
parecería que el tema es tan abrumador que definitivamente no podemos hacer algo para
aliviarle la carga al planeta. Pero si. Si podemos. El cambio climático es una variación de
temperatura del planeta que afecta a todos los que viven en ella. Y cuando se habla de
variación de temperatura el planeta si que nos ha dado sorpresas. Esta no es la primera, ni
será la última vez, que el clima enloquezca. Pero como estamos aquí y ahora, estos son
algunos tips para reducir nuestro efecto en el cambio climático:

1. Es importante mantener la presión de las llantas del carro, por que una mayor fricción
debido a una baja calibración hace que el motor trabaje más, produciendo más CO2 que va
a la atmósfera.

2. Tanquear de noche reduce la evaporación de la gasolina, reduciendo la cantidad de gases
que se emanan.

3. Utilice diferentes medios de transporte. Lamentablemente nuestros automóviles son
causantes del efecto invernadero y del cambio climático, así que por lo menos una vez a la
semana no utilice su automóvil sino otros medios de transporte, como el servicio público,
montar en bicicleta, caminar…

4. Si definitivamente necesita usar su carro, trate de llevar a sus vecinos, pues esto reduce el
número de autos produciendo gases, a la vez que puede hacer que conozca nuevas personas.

5. Reduzca el consumo de carne de res. El gas liberado de los excrementos de las vacas van
a parar a la atmósfera, así que reduciendo su consumo se alivia en parte el dolor del planeta.
Prefiera siempre ser vegetariano, pero si definitivamente no puede intente serlo una vez a la
semana.

6. Reduzca el consumo de importados e intente comprar todo lo que necesita de fuentes
locales, así ayuda a la economía nacional y reduce el impacto por transporte de productos
de otras latitudes. ¿Se imagina cuanto combustible quemó el barco que trajo la deliciosa
salsa soya de China que tiene en su alacena?

7. Utilice bombillas fluorescentes a cambio de las tradicionales incandescentes pues se
reduce su consumo y ahorra energía. Aunque la mayoría de la energía que consumimos en
Colombia proviene de hidroeléctricas, algunas fuentes son de carbón lo que aumenta su
emisión de CO2 a la atmósfera.

8. Utilice productos reciclados, reciclables, recargables, reutilizables, etc. Evite el plástico y
prefiera el vidrio.

9. Cierre las llaves de agua cuando se enjabone o se afeite.
10. Báñese en compañía. Reduce la cantidad de agua y energía usada y es un gran relajante
en estos convulsionados tiempos.

Hay muchísimas formas más de reducir nuestro impacto en el planeta, pero la principal sin
duda alguna es darle esa media vuelta al tornillo de nuestro cerebro y empezar a poner
nuestro grano de arena. Esto no es una tarea solo de los gobiernos, ni de los organismos de
control, ni del ministerio, es una tarea conjunta para disminuir nuestro impacto en el
cambio climático. Ustedes deciden.