You are on page 1of 3

Proverbios De Salomon

Para conocer sabiduría y disciplina; para comprender los dichos de inteligencia;
Nos habla claramente que para comprender sobre la inteligencia tenemos
que ser sabios y disciplinados, ante todo para llegar a tener una noción de
la inteligencia tenemos que actuar con mucha disciplina y pensar con
sabiduría para llegar a ser grandes, y no sólo eso sino también para
comprender la palabra INTELIGENCIA.

El sabio oirá y aumentará su saber, y el entendido adquirirá habilidades.
Es simplemente que la persona que es sabia, muy sabia, sabrá escuchar, y
por medio de ello aumentará su habilidad, sino que aprenderá a vivir
mejor. El sabio a través de escuchar a los demás podrá aumentar su nivel
de sabiduría, y la persona que cuente sus problemas al sabio podrá
aumentar sus habilidades, por medio del desahogo.

Escucha, hijo mío, la disciplina de tu padre, y no abandones la instrucción de tu
madre;
Cuando una persona sigue la disciplina y comportamiento de su padre
podrá vivir la vida con armonía, también porque cuando existe la
instrucción de una madre se puede llegar a vivir y ser muy sabio. Porque
los padres son la guía de un hijo, hasta que el hijo pueda tomar sus
propias decisiones, también porque los padres le enseñan a sus hijos solo
las cosas buenas.

Hallaremos riquezas de toda clase; llenaremos nuestras casas de ganancias;
Esto se consigue cuando se siguen las instrucciones de nuestros padres
durante la niñez, y se es sabio cuando grande, porque ganancias no
consiste básicamente en dinero, sino que también significa que se estará
lleno de bendición por parte de Dios, y que nuestra vida será muy
bendecida porque Dios estará con nosotros.

Porque sus pies corren al mal y se apresuran a derramar sangre.
Muchas veces las personas se alejan de Dios, y lo hacen porque les gusta
hacer el mal, y porque el Diablo los acechó mucho, esto quiere decir que
no les gusta ir con Dios, pero cuando el Diablo los llama siempre van
corriendo. A nadie le gusta ver el mal de los otros pero lo que se tiene que
hacer es estar siempre en la presencia de Dios.

¿Hasta cuándo, OH ingenuos, amaréis la ingenuidad? ¿Hasta cuándo los
burladores desearán el burlarse?
Siendo muy sincero no entiendo mucho pero, creo que se refiere que
muchas veces vemos el mal en los demás, pero después aparece un mal
peor en nuestras vidas y desearíamos no haber hecho el mal que hicimos
con otros, porque nos damos cuenta que la vida de vueltas y nosotros no
estamos a salvo en esta vida.

Yo también me reiré en vuestra calamidad. Me burlaré cuando os llegue lo que
teméis.
Como lo decía anteriormente y lo dice un dicho “EL QUE RÍE DE ÚLTIMO,
RÍE MEJOR” porque nosotros nos reímos de otras personas y lo peor de
todo es que nosotros estamos peor que los demás, así que para mejorar
nuestra vida tenemos que ver siempre nuestros errores para después
criticar a los demás, aunque no sea correcto el juzgar a las demás
personas.

No quisieron mi consejo y menospreciaron toda reprensión mía.
En la Biblia existen todo tipo de promesas de nuestro Padre Dios, pero por
cada promesa que el hace siempre nos da una condición, y a nosotros
como cristianos, nos gusta ver las promesas y nos gusta ver lo que nos
está dando, pero nunca cumplimos con sus reprensiones, siempre vamos
a él cuando lo necesitamos, y nunca le agradecemos.

Entonces comerán del fruto de su camino y se saciarán de sus propios consejos.
Cuando nosotros los cristianos aprendamos a seguir sus consejos, y sobre
todo a darle lo que él se merece, entonces nuestras vidas estarán
colmadas de bendiciones y podremos ser personas perfectas, así como su
hijo JESÚS. Y todo ello siempre acompañado de sabiduría que es un
elemento importante dentro de los Proverbios.

Si prestas oído a la sabiduría e inclinas tu corazón al entendimiento,
te guardará la sana iniciativa, y te preservará el entendimiento.
Hemos hablado mucho del don de la SABIDURÍA y del don del CONSEJO,
pero donde dejamos al entendimiento? Bien el entendimiento es un Don
muy importante para nuestras vidas, porque ya lo dice este proverbio que
si una persona inclina su corazón al entendimiento estará muy bien
guiado por la sanidad, y será un ser humano con mucha perfección.

Hará que andes por el camino de los buenos y guardes las sendas de los justos.
Hablando de los tres dones antes mencionados: SABIDURÍA, CONSEJO, Y
ENTENDIMIENTO, nos dice que al cumplir con estos tres importantes dones
iremos por el camino del bien, que es el camino de DIOS; y no solo eso
sino que también podremos guiar a otras personas por esos senderos,
porque bien lo dice en la palabra de Dios “UN CIEGO NO PUEDE GUIAR A
OTRO CIEGO”, y entonces estando con plenitud de DIOS, caminaremos por
los senderos buenos, los caminos del bien!

Porque los rectos habitarán la tierra, y los íntegros permanecerán en ella.
Habla que los rectos estarán en la tierra, TODOS somos rectos y por lo
tanto habitamos en la Tierra, pero conforme pasa el tiempo todos vamos
siendo objeto de pecado en la tierra; y bien lo dice los INTEGROS
permanecerán en ella, quiere decir que los que sepan guardar los
mandamientos de Dios, estarán en la Tierra por más tiempo del que los
que no son íntegros.

Bienaventurado el hombre que halla sabiduría y el que obtiene entendimiento;
Lo dice muy bien en este proverbio, es BIENAVENTURADO el que halla la
sabiduría y obtiene el entendimiento, pero por qué bienaventurado?
Simplemente porque estará colmado de bendiciones en todos los
aspectos de su vida, y no sólo por eso sino porque está persona será justa
y no solo eso sino será una persona INTEGRA, quiere decir que será una
de las personas que serán de guía para otras.

Con su conocimiento fueron divididos los océanos, y los cielos destilan rocío.
Cómo alcanzar la bendición de Dios
Hoy nos invita y nos da una muestra de conocer su amor, porque él lo creo
todo para nosotros, es una BENDICIÓN de Dios, porque todo lo que existe
en este mundo es porque Dios nos lo permite, no todo, pero la mayoría,
por lo menos lo que nos da la salud, porque Dios quiso que existieran
cosas malas en esta vida para que nos demos cuenta que el único camino
de salvación es el que Dios nos tiene preparado.