Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos

Carlos Figari

Módulo 4: Sujeto objeto y dominación: puntos de partida para entender la ciencia

El modelo clásico de ciencia en occidente es el modelo racionalista y positivo. Parte de una ontología del cosmos que supone siempre una realidad preexistente que marca una distinción como punto de partida y hermenéutica: la posición de observador y objeto y de la teoría y el hecho. La primera de estas premisas, la de observador y objeto, nos reconduce a una genealogía previa del sujeto (en verdad de la relación sujeto objeto). Es decir, a la configuración de un ser autodenominado como humano, con mayor o menor diferencia de otros seres no humanos sobrenaturales, con las diferentes especies de seres vivos y con los seres inanimados o cosas. Respecto a otros seres humanos la historia discutirá quienes son, desde cuándo y que relaciones tienen entre ellos y que relaciones tienen con el resto del mundo. En la interpretación de Max Weber, Durheim y otros, la humanización va de la mano de la posibilidad de abstracción. Es decir, de la posibilidad de simbolizar, de dar nombres a las cosas, de constituir un signo lingüístico que permita nombrar al mundo. Claro que quien nomina tiene el poder del mundo, o más bien es el verdadero creador del mundo, al que le da nombre (y por ende lo constituye en objeto real). Un primer estadio lo constituye el naturalismo pré-animista (la denominada "mentalidad primitiva" de Lévv-Bruhl o el "pensamiento salvaje" de Lévy-

Strauss). Se basa en la relación naturalista del hombre en relación con su medio. Cosa y significado no están entonces separados. El paso del naturalismo al simbolismo, en cambio, ya nos permite hablar de un hombre religioso. Un hombre con una creciente abstracción de los poderes sobrenaturales en relación a objetos concretos. El simbolismo permite así una forma de control sobre el objeto de la experiencia por medio de un acto de conocimiento:

Un animal o un hombre pre religioso pueden apenas resistir pasivamente a la experiencia del sufrimiento y de otras limitaciones impuestas por sus condiciones de existencia. El hombre religioso, al contrario, puede, a través de su capacidad de simbolización, de cierta forma trascender y dominar, consiguiendo, de ese modo, una libertad en relación a su propio medio imposible en el pasado (Robert Bellah, Religiöse Evolution)

La tradición clásica pre inaugurada con el pensamiento físico-naturalista en la Grecia antigua da cuenta de un mundo en que los hombres y los dioses luchaban con la angustia de las Moiras (destino) en un espacio común: el cosmos. que posee un principio de indeterminación y que el hombre en él no es más que uno de sus elementos. es ser harmónico con la fisis.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari La magia actúa como un ritual de cambio en un intento de convivir y por ende dominar la naturaleza. Cuya proyección al mundo sensible no es más que una señal de condenación a la contemplación. por el contario. . pero si eficaz y abstracta. El hombre consigue producir mediante diversos tipos de racionalizaciones modelos explicativos de los problemas que debe afrontar. La magia es una primera forma de racionalización para Max Weber. Aquí no está en el germen de la contemplación sino el de la dominación del mundo como modo posible de relación del hombre con él. 1971: 430). del ser absoluto y apela a la certeza de que la razón puede ejercer una multiplicidad de lógicas que explican el universo. Claro que no como nosotros: "Desde un punto de vista actual sobre la naturaleza nosotros distinguimos de una manera objetiva imputaciones causales justas o falsas. Entre los griegos la relación de las divinidades con los hombres está marcada por la relativa ausencia de distancia. denotando la existencia de una concepción del mundo monista. piensa ya en la posibilidad de construir un mundo cuya racionalidad sea el reflejo del ser total. Esta relación indica la existencia de una mera duplicación entre el mundo de las cosas y fenómenos y el mundo de los poderes sobrenaturales. Platón nos habla de un mundo en el que el hombre no es más que un rehén del mundo de las ideas. Estas últimas las consideramos como irracionales y los actos correspondientes como magia" (Weber. quien ve en ella una teoría no verdadera ni objetiva. una pregunta que se responde admitiendo que ese universo es no contingente. Claro que Aristóteles. en el que el único modo de relación posible parece ser la contemplación. ¿Qué es el mundo que está ahí? Sería la pregunta universal de los presocráticos. El sujeto aquí no es individuo. El único sujeto posible así es el que se reconoce limitado por un mundo que no le pertenece pero que lo orienta en su devenir sensible. el mundo dado. Ellos conviven con dioses cuasihumanos que incluso tienen residencia física en el Olimpo.

que el amo logra mediante el servidor. se funda en la separación respecto a la cosa. parte de una jerarquía de los conocimientos donde la episteme del filósofo (vía contemplativa o explicativa) se distingue claramente de la doxa del vulgo. que representa realmente algo sin representar algo real. es decir. premisa de la abstracción. en palabras de Marx. la separación del sujeto respecto al objeto. Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes de cada época. El lenguaje que usamos vehículo de comunicación y ámbito de sentido no escapa a esta regla. los hombres y sus relaciones prácticas como emanación directa de su comportamiento material. Dialéctica del Iluminismo) .Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari La distinción entre teoría y hecho por otro lado. O. es decir las abstracciones. (Adorno y Horkheimer. Desde este instante. Dicho de otra manera. Y este es el quid de la dominación del hombre por el hombre de la teoría crítica. La clase que tiene a su disposición los medios de producción material dispone de los medios de creación espiritual. se ha invertido lo real. puede ya la conciencia imaginarse realmente que es algo más y algo distinto que la conciencia de la práctica existente. Su proceso material de vida son sus modos de vida cuyo primer hito histórico es la producción de los medios de vida que garantizan la existencia de los individuos (su organización corpórea y con su entorno). nace de la arbitrariedad y de la jerarquía. la imposición de sentido al mundo es siempre ideológica. No menos material es entonces el lenguaje que junto con la conciencia nacen de la necesidad del intercambio con los demás hombres. Ya en la ideología alemana Marx deja claro que las formaciones nebulosas que se condensan en el cerebro de los hombres son sublimaciones necesarias de su proceso material de vida¨. Ha nacido la ideología. Claro que Marx reconoce que esa conciencia al estar mediada por el lenguaje no es conciencia pura sino mediada y el lenguaje se relaciona con la división del trabajo físico e intelectual. En su proceso histórico de vida lo real se ha perdido. Cada nueva clase que pasa a ocupar el dominio debe presentar sus propios intereses como los generales: a presentar esas ideas como las únicas racionales y dotadas de vigencia absoluta. que aparece invertido como en una cámara oscura.

la representación que de él nos da el testimonio de nuestros sentidos). en la interpretación de Kristeva existen otras dimensiones de lo real: el espacio. el lekton sustituyó lo corporal. también es el elemento propio de la comunicación social. La sociedad fonética es necesariamente la sociedad del sentido y de la representación". En tal esquema desaparece la cosa en sí. durante la ausencia de tal objeto o de tal hecho. con la realidad externa que simboliza. es lo que sustituye algo por alguien. no hay relación necesaria entre significante y significado. necesario para comunicarnos.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari La sociedad fonética La abstracción entonces es la premisa de formación de un concepto. depende de sus condiciones de producción o de la formación ideológica que lo sustenta. Este hecho para Kristeva. Esto nos es arbitrario o si lo es. Una sociedad sin lenguaje no existe como tampoco puede existir sin comunicación. este está constituido por el concepto o significado y por su correspondiente imagen acústica o significante (no es el sonido mismo sino la huella psíquica de ese sonido. 1992: 442 en Mignolo. Esto es. si bien es histórico no es necesario: "Al suplantar la cadena sonora a lo visual. Y sólo puede ser traducida en un discurso. 2003a: 123) Si el lenguaje es la materia del pensamiento. El signo o representamen dice Charles Pierce. Como sostiene Quijano. Siguiendo la definición clásica de signo de Saussure. Las cosas entonces están mediadas por el lenguaje. Cómo sabemos.<buey>) con la realidad que nombra y que lo que debe tenerse en cuenta es la relación del símbolo lingüístico en su totalidad. El signo según Saussure es arbitrario. Una representación racional constituye una expresión. el sentido se une así a lo fonético que lo exige y de lo que resulta inseparable. el volumen escénico y lo teatral como práctica dominados por lo visual que es denegado por el sonido. a través del sentido del concepto. Claro que agregará luego Benveniste que lo que es arbitrario es la relación de ese signo (significante/significado: [bwey]. a partir de esta opción se hizo impensable la idea de que un sujeto cognoscente fuera posible más allá del sujeto del conocimiento postulado por el propio concepto de racionalidad instaurado por la epistemología moderna (Quijano. los términos clásicos de un esquema comunicativo básicamente son tres: . Es decir. Por ello decimos que el signo significa in absentia. una mentalización de la práctica. El signo se dirige a alguien y evoca para aquél un objeto o un hecho. tal como venimos exponiendo una representación mental (universal) de la experiencia (particular) que se erige en un lenguaje.

en cierto sentido. no pueda decodificar. son representaciones de la realidad. en principio. emisor y receptor ya están configurados en el lenguaje. en principio. de lo que deducimos que hablar es hablarse. es decir conectarse o más bien fundirse con el Otro. Ciencia. como hemos visto postulaba Schutz y que Giddens llamó doble hermenéutica. que quizás sólo servirá para quienes manejen el mismo . Ambos. realidad y olvidos El lenguaje comunicativo y denotativo. El texto científico. Al pensarse el hombre se habla. que significa lo real y sobre esta base tanto las ciencias naturales como las ciencias humanas elaboran modelo.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari destinador o emisor. el destinatario-decodificador descodifica sólo en la medida en la que puede decir lo que oye. Salir de la cotidianeidad supone un esfuerzo específico en términos reflexivos. el mensaje y el destinatario. Asimismo. es aquel que representa. Si tales procesos que puedo identificar se producen siempre de la misma manera entonces puedo afirmar que son de la manera que postulo. como vimos. lo hace como un signo. El mensaje destinado al otro está. destinado en primer lugar al propio hablante. Tal reflexividad opera en cualquier persona pero lo hace sistemáticamente en el pensamiento filosófico y científico. Partimos siempre de la suposición de que real es la realidad que vivimos en nuestra cotidianeidad. cuantificarlo y hasta darle un nombre específico. sea explicativo o comprensivo. La ciencia es un tipo de conocimiento que trabaja sobre ese mismo conocimiento cotidiano. De allí que Kristeva concluya que la civilización del signo es la civilización del sujeto. trabaja siempre para crear una representación modelizante que le permita entender lo real de alguna manera específica y siempre interesada. Según Kristeva. No cuestionamos. mostrado su funcionamiento. La analogía y comparación nos permiten decir que algo es y darle un nombre. aquellos conocimientos que Giddens o Bourdieu denominan como prácticos. cada sujeto hablante es tanto destinador como destinatario de su propio mensaje ya que es capaz de emitir un mensaje decodificándolo al mismo tiempo y puesto también que no emite nada que. que es un diferente-semejante. puedo afirmar que existe de determinada manera incluso puedo clasificarlo. Se da un sentido que le permite comunicarse. Con ello supongo que he ejercido un proceso reflexivo sobre el fenómeno observado y. De alguna manera al igual que los procesos de abstracción la hermenéutica científica opera por analogía mediante comparaciones.

ha sido. Cualquier operación de atribución de significado siempre se enmarca en una determinada formación discursiva e ideológica. . El olvido número 2.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari código (lenguaje científico). La ilusión de ser origen y fuente de nuestro decir cuando apelamos a sentidos que nos anteceden y que también nos estructuran en tanto sujetos. El olvido número 1. es decir en una relación entre un significante y un significado) Esto es lo que distingue a la puerta de un pedazo de madera y a la madera de un tronco de árbol. jerarquizar y sobre todo legitimar determinada forma de ver el mundo. es y será necesaria a toda sociedad. la abstracción debe ser a su vez reificada. de conocer y por ende de ser (recordemos que no puedo conocer sino aquello que ya se sabe) Esto es válido tanto para las ciencias sociales como naturales. En esta operación ideológica se produce dos olvidos fundamentales. tal como los define Pecheux (en su lectura de Althusser). ¿Qué es sino el ADN? ¿Dónde reside sino en la mente de los científicos y los laboratorios?. escribe Marx. Es un olvido semi-consciente pues podemos recurrir a otras palabras o asociaciones de palabras para especificar el sentido de tal decir. Alguien ha debido llenar de mundo en palabras de Barthes. fundamental e indispensable a lo social (al intercambio). Una ciencia acrítica trabaja sobre estas realidades y es lo que llamo construcción ingenuocontrastiva del conocimiento científico. o sea. No hay nada natural que no sea interpretado (ya que para entrar a lo simbólico ha debido antes ser convertido en un signo. Alguien también nos ha hecho olvidar su origen. puesto que la explicación (la "abstracción" para Lenin una "fantasía) es el gramma. realizada por medio de determinado signo". Esto nos advierte que toda relación significante no es meramente arbitraria (en el sentido de Saussure) sino que es una arbitrariedad interesada. La actividad científica. La ciencia en este sentido es la encargada de legalizar. Cualquier proceso del denominado mundo natural ha debido ser leído en términos del lenguaje o de algún lenguaje. sostiene Kristeva. acreditamos que las palabras se corresponden con las cosas como una relación natural. es decir. el sentido del autoconvencimiento del yo en tanto yo fuente autónoma de mi decir. "En el intercambio real. o para decirlo con mayor propiedad ideológica. que operaría en el inconsciente proporcionándonos la evidencia del sujeto. simbolizada. que se refiere al campo de la enunciación se define por la asociación necesaria entre las palabras y las cosas.

Esa exterioridad es ínsita a un sistema diferencial binario por el cual la identificación de uno implica la supresión de otro. etc. como un saber sistemático y comunicable. cuando negamos nuestra subjetividad para desencarnándonos asumir la posición objetiva (la posición del sujeto científico en tanto universal) nos convertimos en objeto del conocimiento que nada ve. de una categoría que implica a toda la historia cognoscitiva en toda Europa. al igual que la separación cuerpo/mente. Esta es una de las formas primarias de la violencia epistémica colonial. ni en Europa Occidental en particular.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari Consideraciones finales La díada clásica del conocimiento supone una relación sujeto/objeto. Por eso mismo la relación cognitiva sujeto-objeto es una ficción reguladora (regulative Fiktion). en consecuencia. raza. a su vez. además. . la posición sujeto/objeto). tal como la enuncia Nietzche. En otros términos. Un yo y otro que es externo a mi (de hecho no podría reconocerme a mí mismo sin esa exterioridad) pero ambos somos internos a un sistema significante que fija nuestras respectivas posiciones. Es decir. En nombre de la objetividad me fuerzo a acoplar al otro en el lenguaje al continuar dándole o al darle un nombre para eclipsarlo. lo que denominará su objeto de investigación. heredera del cogito cartesiano. pero presente además en cualquier relación de subordinación (género. Claro que la coimplicancia antagónica supone. Traduzco la realidad al lenguaje científico y la encajo en alguna categoría posible. Una relación de antagonismo sostiene tal diferenciación donde la presencia del Otro impide que sea yo mismo. desde cierta objetividad solo puedo aprehender al otro en base a una serie predeterminada de procedimientos al mismo tiempo que lo convierto en un código para poder comunicarlo.no se refiere a todos los modos de conocer de todos los europeos y en todas las épocas. sino a una específica racionalidad o perspectiva de conocimiento que se hace mundialmente hegemónica colonizando y sobreponiéndose a todas las demás. Así. clase. incluso en el campo de la investigación (ergo. como dice Haraway.). En una segunda operación el sujeto devenido en objeto construye. La civilización del signo denominada como Eurocentrismo para Quijano significa el modo de conocer moderno: No se trata. que el Otro tampoco pueda constituirse por completo: su ser objetivo es un símbolo de mi no ser (Laclau y Mouffe. 2006).

19) Superar esta dualidad y resituar la cuestión implica entender que la relación de conocimiento con pretensiones objetivas es siempre objeto-objeto o. Y por ahora quiero dejarlos con esto para ir retomando varias de estas cuestiones en las próximas semanas. y a sus respectivos saberes concretos. En orden a cumplir los plazos del seminario a veces no logro hacerlo. (Mis disculpas por no terminar de editar el texto con su respectiva bibliografía. tanto en Europa como en el resto del mundo (Quijano.Epistemologías críticas y metodología de investigación: tópicos teóricos y prácticos Carlos Figari previas o diferentes. Gracias) . mejor aún: Objeto-objeto. 1992: 218. es decir instituida por el antagonismo. pero si alguien quiere alguna referencia concreta se la envío.