Paripé adrede escrutinio – ¿Cómo te sientes, Bella? – preguntó Carlisle. Instintivamente me llevé la mano a mi garganta, y él asintió.

– Bien Carlisle, lo estoy sobrellevando. Ya nos ab!amos dispuesto en la sala principal, sentados en sillones de blanco mar"il, prepar#ndome para aprender todo lo $ue necesitaba saber de mi nueva vida. Carlisle comen%ó a contarme cómo ab!a sido su conversión y cómo ab!a sobrevivido en su agon!a. &ent! compasión por Carlisle. &i ab!a sido di"!cil para mi, no pod!a imaginar como abr!a sido para él. Continuó ablando sobre su estad!a con los 'ulturi, y la conversión de (d)ard. *e sorprendió $ue al buscarle con la mirada no lo aya encontrado. ¿+endr!a algo en contra m!o? (staba segura $ue s!. *e sorprend! al escuc ar los secretos m#s obscuros $ue guardaba ,asper, y su istoria con los neó"itos. (n ese momento -osalie y (mmett se nos unieron por el corredor. (l inmenso vampiro me dedicó una sonrisa, y yo ba.é el rostro. ¿/o estaba eno.ado conmigo? – ¿Bella? – le miré – Perdóname. /o $uise eno.arme sabes, pero no acostumbro a perder. Y menos contra alguien como t0. – /o te preocupes, (mmett. (spero $ue no agas lo mismo cuando te ven%a en la ma1ana. 2i%o una mueca de engreimiento para luego irse a sentar con -osalie en unos de los sillones m#s pró3imos. (mmett la tomaba por los ombros con una de sus inmensas manos, mientras $ue con la otra agarraba dulcemente la mu1eca de -osalie. &e ve!an tan bien .untos $ue me daba envidia. /o era para menos, Carlisle y (sme estaban ensimismados, al igual $ue ,asper y 4lice. &e $uedaron en ese estado unos cuantos minutos, asta $ue se dieron cuenta de mi escrutinio. -osalie me contó su istoria, y me emocioné de tal manera $ue "ui y le tomé la mano. (staba recordando a$uellos deplorables d!as $ue ab!a pasado con 5eorge, pero no estaba en condiciones de cont#rselo. (ra algo $ue guardar!a para cuando llegara mi turno. (lla notó mi a"licción y apretó mi mano como gesto de disculpa. – Bueno, Bella, nos encantar!a saber como era tu vida antes de todo esto. – me di.o Carlisle. – Claro, si t0 $uieres. /o le pude responder, mi mirada se en"ocó en un rostro despóticamente ermoso, $ue me miraba con la misma con"usión $ue antes. (d)ard se sentó en un sillón pró3imo, disponiéndose a escuc ar. – Claro. – suspiré – Cuando era pe$ue1a viv!a con mis padres, C arlie y -eneé. 6ramos una "amilia como todas, una "amilia normal y "eli%. 4 los trece a1os !bamos de camino a -ic land, donde viv!a una "amilia amiga. *i padre mane.aba el auto, y yo estaba en el asiento del copiloto, ya $ue mi madre se recostó en los asientos traseros. 7na mala maniobra i%o $ue mi padre parara en seco, pero tuvo $ue arrancar r#pidamente, pues otros autos ven!an a nuestras espaldas a toda velocidad. (n el intento desesperante de uir C arlie giró el auto y todos ca!mos por un barranco. (l coc e se und!a verticalmente un poco ladeado acia la i%$uierda, y yo era la 0nica con posibilidades de salir sin $uebrantar el e$uilibrio. *i padre rompió el vidrio y susurró un 8(staremos bien9. /o me de.é creer en sus palabras, pero sin embargo sal! por la ventana. 7nos ombres pudieron rescatarme a tiempo, pero mis padres nunca lograron salir. – observé la e3presión de todos los vampiros. *e en"o$ué instintivamente en (d)ard, $ue miraba con ira a su ermana 4lice, y ella se notaba a"ligida, con la mirada gac a, evitando la mirada encoleri%ada de su ermano. ,asper estaba e3cesivamente compungido, de seguro por todas las emociones presentes en la abitación, mirando precavidamente a (d)ard. (mmett parec!a ansioso, y -osalie inescrutable, aun$ue se le notaba una pi%ca

asper. como un polic!a lleva un preso.or<s.inalmente mi autoestima se desmoronó. la necesitaba a ora. no $ueriendo aumentar su en"ado.era de punta roma y la incrusté en mi mu1eca i%$uierda. *e llenaba de lu. ni tampoco gritaba. aun$ue sab!a $ue en alguna parte de sus o. a tal punto de ser insoportable. nunca pudo ver la m#scara $ue ocultaba mis verdaderos sentimientos. pero yo no pro"er!a ning0n sonido. y yo solo $uer!a llorar y lamentar la pérdida. del $ue por in"ortunio sal! ilesa. observ#ndome como lo i%o durante el d!a. pero no lo su"iciente. == (ntonces llegó mi primer intento de suicidio. y yo solo $uer!a tener presente el recuerdo de mis padres. tom#ndome por las mu1ecas. == (l segundo intento "ue muc o m#s "#cil. pero yo los aceptaba por cordialidad. y re!r en caso de ser necesario. /unca sal!a de la casa.aba caer en el piso. 7na ola de calma me alivió. pod!a sentir la ira "loreciendo ba. *e ven!an a la mente recuerdos de mi in"ancia. (scuc é cómo 5eorge se desabroc aba el cinto y lo de. era una pe$ue1a molestia $ue no impedir!a $ue le sa$ue la cabe%a a . indignado. &ent!a $ue no $uedaba nada de m! en este cuerpo vac!o y sin vida. me encerraba tanto en ella como en m! misma. 5eorge me daba todo lo $ue $uer!a. Yo no ac!a nada para pararle. antes de $ue la sangre evacuara de mis venas. == 7n d!a estaba en mi abitación dormitando. no de. pero yo "ui m#s r#pida. sent!a $ue morir era la 0nica salida. (lla era tan cerrada a mostrar sus emociones. se dispuso delante de m! con una mirada de precaución. sent!a $ue mi vida no ten!a sentido. – se carca. abriendo la puerta de un golpe y aciendo a1icos un cuadro $ue estaba cerca. 5eorge me empe%ó a pegar violentamente. +anto (sme como Carlisle me miraban con dul%ura. Pero (d)ard "ue m#s r#pido. :a sangre sal!a a borbotones. sol!a entretenerle con una $ue otra sonrisa. este vampiro me sacaba de las casillas. Yo le sonre!. Pero por desgracia una mucama me vio yaciendo en mi cama.de triste%a. pero él no se daba cuenta.asper estuvo en "rente m!o antes de $ue pudiera parpadear. Pero él no era perceptivo. con 5eorge solo era un intercambio de palabras. y le pagaba suicid#ndome.os. Pero la plata no ace la "elicidad.asper en cuanto me soltara de su agarre. era un ombre muy ocupado. 4garré una ti. /o pod!a pensar en otra cosa $ue no sea sangre. y me sobresalté cuando 5eorge entró e3altado. al norte de +acoma. *e dec!a $ue no agradec!a lo $ue le daba. y lo ten!a todo. &e giró sobre m! para $uedar a mis espaldas. y me llevó en volandas asta su o"icina. (staba $ue ec aba c ispas. (staba demasiado débil. . *e depositó bruscamente en el escritorio. era otro d!a $ue ten!a $ue soportar. para luego continuar con mi derec a. – &alvo el :amborg ini. /os mudamos a . – (ntonces me mandaron a vivir con 5eorge. y a menudo se sal!a de sus casillas. – una repentina se$uedad subió directo a mi garganta. y se o"reció a cuidarme. él entrecerraba los o. Yo siempre me manten!a callada y distante.os. *e tomó de los ombros.ando entrar a nadie y desde1ando a cual$uiera $ue se me acer$ue. 5eorge se cabreó conmigo. nunca me gustaron los regalos ni las cosas innecesarias. Continuó por des acerse de sus pantalones. *e re! entre dientes. Inmediatamente supe $ue no se trataba de otro d!a cual$uiera. 5eorge no se daba cuenta. :as olas de calma no ac!an mella en m!. . /o ablaba con nadie. pero eso nunca alcan%aba y él se dio cuenta de mi depresión.#bamos a todas partes del mundo. – 6l era un amigo de la "amilia.a. (n verdad él no lo entend!a. ¿Cómo es posible $ue esté sedienta si oy me ab!a alimentado? *iré a .os reinaba el aciago. 'iv!amos en una mansión. Y eso me ayudó bastante. . y yo me tuve $ue morder el labio in"erior con e3tremada "uer%a para no pro"erir gritos.eó (mmett. – continué. pero el dolor se i%o m#s grave. – 'ia. y pensaba $ue con unos golpes m#s por "in me morir!a. y me amaba como si "uera su i. y toda ira $ue estaba conteniendo desapareció en cuanto lo tuve en"rente.o mi piel de granito.

asper. y muc o menos a (d)ard. – le retó . asta $ue entendió a $ue me re"er!a. "alta poco para el amanecer. menos mal $ue 4lice pudo verlo a tiempo. y yo no podr!a oponerme. di. (stabas a punto de sacarle un bra%o a . *e ab!an sacado el . /o $uer!a demostrar debilidad. y creo $ue a Bella le debes un :amborg ini. – propuso . Bella. – le gru1ó. – Bella@ – susurró.ar!a $ue se gaste una "ortuna en uno de esos costosos coc es. eres totalmente absurda. – él me sonrió y cuando pude desistir de mirar el radiante dorado de sus o.asper.asper $ue todav!a no me soltaba mis mu1ecas. Parpadeé. – B¿Dué?C – gru1!. ermanita. – y sonó casi como si me lo estuviera pidiendo. estaba desolada. (d)ard. – Yo solo pensaba $ue soy un peligro.os y mantuve su mirada. (d)ard no me de.asper me agarró nuevamente. &onaba tan bien cuando emit!a mi nombre. Bella. – repuso con su vo% de terciopelo. no como la primera ve% $ue le contemplé. Puedes $ued#rtelo t0. – di. y la pe$ue1a duendecillo por delante. – yo le miré. iremos a ca%ar. y se esparc!a por todo mi antebra%o. – 7na neó"ita nunca ca%a sola. con"undido. – ¿Por $ué sonr!es? – me preguntó. – Bella. pero tal ve% con este nuevo cuerpo pod!a mantenerme inescrutable. – Podr!a acerlo sola.es. para luego $uitarla r#pidamente. – (d)ard. Por lo menos en este momento no $uer!a matar a (mmett. *e giré para ver a .– :o siento. &ab!a $ue no era buena mintiendo. Y yo inmediatamente asent!.a acerlo. – Bella. . Y mi cora%ón ubiera dado un vuelco de estar vivo. – musitó (d)ard. – susurró . y a ora estar pidiendo $ue con"!e en él? – Aime. – B(mmett. &i ab!a alguien $ue sab!a de esto era .ara por m#s tiempo. compraré el :amborg ini de Bella. ¿Pod!a alguien odiarme tanto como para no dirigirme la palabra.uicio y me era imposible contener mis emociones. ( inmediatamente sus ermanos estuvieron dispuestos como la otra ve%> los dos ombres a mis "lancos. – /o os $uiero molestar.as se . ¿+ienes alg0n trastorno de personalidad m0ltiple? – él me miró. – (st# bien. Yo le miré. ten!a ganas de estrellarlo contra alg0n #rbol. *is ce. y $ue nunca ubiera pensado en m! de esa "orma. 6l me tomó la mano. – y le sonrió con malicia.ar!as todo m#s "#cil si no trataras de estorbarla. – Bella. (n ese lapso de tiempo pude sentir como una corriente eléctrica surg!a al contacto. – Como $uieras. me de. – ¿(st#s seguro. nunca le ar!a da1o a (d)ard. /o pude evitar sonre!r. – yo le miré.asper. /o de.asper. – /o te eno. todav!a sosteniendo mis mu1ecas. desa"iante. prométeme $ue no lo comprar#s. Con"!a en m!. . – &abes.o en un tono divertido. (mmett. – (n verdad no me importa el :amborg ini. – /o ay problema. – (mmett. (mmett. Bella. por lo menos cuando "ui umana. – repuso . si $uieres. (d)ard se ab!a dirigido a m! por primera ve% en mi e3istencia. /o pod!a pensar en otra cosa. – Yo voy. – B/o puedes acer eso. y de repente sent! alivio. completamente en"urru1ada. él perdió una apuesta. (mmettC B/o lo ar#sC +odos me miraron desconcertados. (d)ard? ¿? $uieres $ue@? – C#llate. aun$ue tratara de burlarse de m!. pude contemplar a su "amilia carca. ubiera deseado $ue la de. – 4lice.asper. tirando olas de tran$uilidad en mi dirección. – Aebe pagar las consecuencias. – lamenté. &uspiré.asper.untaron asta "ormar una sola l!nea. tom#ndome desprevenida.e#ndose.os. :e miré a los o. y lo ar!a tan "#cilmente@ Aescarté esa posibilidad. – mascullé.iste $ue lo robar!asC – :o siento.

é a todos detr#s. esperando la se1al de ata$ue. no a una neó"ita. tratando de encontrar un rastro de alg0n animal. (3$uisito. tratar!a de acerlo r#pidamente. (staba e3asperada. &onre!. Pude divisar en la le. temblando eu"óricamente mientras l#grimas pesarosas ca!an de sus me. . asta $ue supo por $ué me ab!a aga%apado. *e precipité asta un claro. &a$ué mis dientes "uera y los in$ué en su cuello. y me establec! al lado de mi primera presa. . – musité.an!a a (d)ard. *e giré.er de pelo color bronce. no me importaba $uien. tan ermoso $ue dol!a. como acen los ladrones cuando los pillan cometiendo un delito. pero yo "ui m#s r#pida y le tapé la boca. $uer!a encontrar a mi presa antes $ue los dem#s me la $uitaran. recordando como le ab!a gru1ido en el camino. /ing0n vampiro podr!a ganarme. asta $ue $uedé completamente satis"ec a. incrédulo. – ¿Bella? – me llamó .(d)ard suspiró. pero a ora ten!a otra pre"erenciaE matar a esta desa"ortunada c ica. y vi a una ni1a pe$ue1a. 6l estaba delante de m!. :ev#ntate. donde varios umanos estaban durmiendo en una tienda de campa1a. 6l me miró. 4spiré el dulce aroma de los #rboles. ya ab!a visto muc o espect#culo y no pod!a seguir viva. llenos de angustia. tan distante de los $ue ab!a probado. *e agac é inc#ndome sobre mis rodillas.e lamentando. y su cora%ón golpeteaba "renéticamente. ocultando sus inmensos o. 6l retrocedió. &a$ué los dientes "uera y un gru1ido salió de mi pec o. m#s $ue los otros Cullen. *e lamenté.ui camino a la siguiente presa. +endr!a $ue matarla. mi instinto asesino podr!a matar por la sangre. *e paré en seco y mis instintos se dispusieron al m#3imo. – masculló entre dientes. /os adentramos en el denso bos$ue. (lla se tapó con su mata de pelo casta1o su pe$ue1o rostro. – :o siento tanto. y yo sal! corriendo asta donde ab!a captado el "renético edor. (ra verdaderamente r#pido.ado en sus o. y $uise morir yo antes $ue matar a la pe$ue1a. Pude percibir el edor de un vampiro. (ran tres. 5iré sobre mi misma. Pude escuc ar el apacible bombeo de sus cora%ones. la pon%o1a se me ca!a a borbotones por la comisura de mis labios. no a m!. Percib! un aroma delicioso y limpio. – siseé. una mu. tal como (d)ard. pero tendr!a $ue avasallarse. $uer!a a esta ni1a. y no de.os marrones. sab!a $ue no pod!an escuc arme. &u sangre era la m#s deleitosa $ue ab!a probado. – Bella. ni1ita. /o $uer!a $ue su"rieran una muerte dolorosa. corriendo aceleradamente por el campo. (l ombre luc aba por pro"erir gritos. 4caricié su cabello casta1o. 4vancé caminando con deliberada lentitud. y de repente pude ver re"le. – :o siento. y ped!a a gritos $ue beba esa sangre. (lla me recordaba a m! de pe$ue1a. y r#pidamente de. y de repente todo lo $ue iba a acer no tuvo sentido. :a garganta se me llenó de pon%o1a. 7na respiración entrecortada se abr!a paso a mi derec a. y me puse en posición de ata$ue. – Bella "ue nuestra culpa.os los m!os.ar!a $ue le agan da1o. -ealicé el mismo proceso. y mis instintos asesinos estaban al tope. *e lamenté. *e adentré a urtadillas en a$uella tienda.asper. :evantó las manos. me preguntaba si podr!a ganarle en una competencia. el dolor y la angustia de aber perdido a sus padres. no@ – otro gru1ido. – di. de unos F a1os. Bella. *e $uedé mirando su cabello por una "racción de segundo. pero no me importaba.illas. 4lguien vendr!a. alguien $ue ya conoc!a. no m#s del $ue le e cometido. te emos llevado por un camino e$uivocado. – /o te me acer$ues. mientras ten!a óptimos recuerdos de cuando era ni1a. – 'amos.

7na ola de alegr!a llenó el ambiente. no cuando me recordaba de pe$ue1a y los constantes sonro. /o me miraba. ten!a la cabe%a gac a y se agarraba sutilmente el tabi$ue de la nari%. – /i lo pienses. – /o podemos matarla.os $ue inundaban mi rostro cuando contaba con mi "amilia.ó y emitió una sonrisa. +odo daba vueltas. el impulso asesino era avasallador. – ¿Dué aremos con ella? – preguntó (mmett. &ab!a $ue no se re"er!a a m!. tomé a la ni1a de la mano y ella emitió pe$ue1os tirones para $ue la soltara. . 4lice. – sollocé. $uien se sonro. 2ice caso omiso a su pretensión.:e ice caso. todas las miradas se centraron en la ni1ita.asper con aversión. pero "ue el de (d)ard el $ue me llamó la atención. y los cuatro vampiros miramos a . y me encaminé para de. :os tres vampiros restantes me miraban con desaprobación y angustia.ar a$uella maldita tienda. pero no pod!a matarla.