ORGANIZACIÓN DE UNA ESCUELA DE FUTBOL

de “ESCUELAS DE FUTBOL BASE. PLANIFICACION Y PROGRAMACION”
por Juan Expósito Bautista

CONSIDERACIONES GENERALES
La organización y gestión de una Escuela de Fútbol es una responsabilidad muy
importante para todos aquellos que forman parte de la misma. La forma en que se
organiza y gestiona va a determinar en gran medida la calidad tanto de la dirección
como de la formación que se ofrezca a los niños.
Entendiendo organización como la estructura de las relaciones que deben existir entre
las funciones, niveles y actividades de los elementos materiales y humanos de un
organismo social, con el fin de lograr su máxima eficiencia dentro de los planes y
objetivos propuestos. Yo dividiría al personal que integra una escuela de fútbol en tres
grupos: Personal de la Escuela, Niños y Padres, son tres grandes grupos sobre los que
van a girar todas las actividades de la escuela.
-El personal de la Escuela, estará integrada por todas aquellas personas que trabajan en
la Escuela, desde el Director Técnico, técnicos de los equipos, preparadores físicos,
psicólogo, cuidador del campo, etc. y que van a estar en constante interacción con los
niños y con los padres.
-Los niños son el elemento más importante de una Escuela, ya que la mayoría de las
actividades se organizan para ellos. Por ello, es tan importante conocer las
características psicoevolutivas según la edad, como conocer sus opiniones, sus
preocupaciones, intereses…
-Padres, elemento importante dentro de una Escuela de Fútbol. La relación padresmonitores no siempre es la más deseable, pero no podemos dejar de lado a este
colectivo, ya que son ellos los que animan a los niños a practicar el fútbol. Hay que
hacer entender a los padres de la importante labor que pueden hacer en la educación
integral de su hijo, una labor que no se puede limitar tan solo a animarles, sino, en la
medida de lo posible, a ser partícipes en la organización y participación de sus hijos en
el fútbol como veremos más adelante.
ORGANIGRAMA DE UNA ESCUELA DE FUTBOL
En este apartado trataremos de desglosar el organigrama de una escuela de fútbol,
sabiendo de las dificultades que siempre se presentan para llevar a cabo el organigrama
aquí expuesto. Siempre teniendo en cuenta, que a la hora de organizar el organigrama,
debemos saber, donde nos encontramos, es decir, el contexto del barrio, con qué
personal contamos…
JUNTA DIRECTIVA
La Junta Directiva es considerada como un órgano colegiado, cuyo principal propósito
es representar y gestionar cualquier sociedad, club o escuela. No nos vamos a detener

mucho en este punto, tan sólo mencionar qué cargos la componen y cuáles han de ser
sus funciones. Puede dar la impresión que la Junta Directiva aquí expuesta no difiere
mucho de la de cualquier club profesional, pero no es nuestra intención que sea similar.
Recordamos que, como marca la legislación vigente sobre sociedades deportivas, toda
sociedad deportiva ha de disponer de una Junta Directiva. En principio, las Escuelas de
Fútbol, como hemos reiterado en varias ocasiones, está compuesta por niños, y nuestra
intención es que las decisiones que se tomen a este nivel sea lo mayoritariamente
participativa o representativas para todos los estamentos sociales que integran el club, es
decir, que tanto técnicos, padres y alumnos tenga poder de decidir, discutir y administrar
de una forma consensuada la marcha de los niños a lo largo de todos los años que
pueden pasar éstos en la Escuela.
-Presidente. Su principal función es la de representar a la institución ante cualquier
órgano, ya sean públicos, como ayuntamiento, diputación, comunidad… o privados.
Además, presidirá todas y cada una de las reuniones tanto de la propia junta directiva
como las de las comisiones que integran el club.
-Vicepresidente. En un club cabe la posibilidad que existan varios vicepresidentes. Una
de las principales funciones es la de sustituir al presidente en cada uno de los actos
descritos anteriormente.
-Vocal. Igualmente que en la vicepresidencia, la junta directiva la pueden integrar varios
vocales.
-Tesorero. Es la persona encargada de llevar las cuentas del club, efectuar pagos,
cobros…. Y reflejar todo ello en el libro de cuentas.
-Secretario. Se encarga de tomar acta de todas las reuniones de la junta directiva, de
expedir documentos….
En pocas palabras, estos son los cargos que integran una Junta Directiva. Ahora bien,
nuestra intención es que todos tomen parte en las decisiones del club y las reuniones
más importantes estén integradas por la propia Junta, la Comisión de Padres, el Director
Técnico y el Jefe de las instalaciones. Entre todos estos órganos deberán elaborar las
finalidades de la escuela, el horario de los entrenamientos de cada uno de los equipos,
elaborar un régimen interno en el que se recojan las normas de utilización de las
instalaciones, derechos y deberes de los alumnos, entrenadores y padres.
COMISION DE PADRES
Entramos en uno de los puntos más delicados de un club de deporte base y es que hay
mayoría de educadores o técnicos que se quejan por la poca participación de los padres
y en su defecto por el exceso de intromisión. Ni una ni otra cosa son buenas. Pero está
en nuestra mano, como dirigentes, técnicos o monitores cambiar esto. Es obvio que nos
encontramos ante un tema delicado, ya que nuestro trabajo es posible porque estos
padres llevan o dejan a sus hijos para que hagan deporte en nuestra escuela, pero a veces
los propios padres entorpecen la actividad de su hijo como veremos más adelante.
La creación de una comisión de padres, viene determinada a que creemos que pueden
desarrollar una labor importante dentro de una escuela o club de fútbol base. ¿No

participan en el ámbito escolar a través de las asociaciones de padres?. .¿Por qué no
pueden hacer lo mismo en un club, en el que también se busca el desarrollo integral de
su hijo?. Pues creemos que la creación de ese órgano puede ser muy importante para
involucrar a los padres en la formación de sus hijos y ayudar en diversas actividades al
club, ya sea para organizar cualquier evento o para recaudar fondos.
ADMINISTRACION
Es mucha la información y datos que hay que gestionar y administrar en una Escuela de
Fútbol y sobre todo si se dispone de varios equipos en cada categoría. Por ello, es
importante de disponer al menos de una persona que lleve toda esta gestión y que
disponga de un lugar físico para recibir a los padres, concertar citas, informar a los
equipos de los horarios y lugares tanto de los partidos como de los entrenamientos,
etc…
JEFE DE INSTALACIONES
Persona también importante y desde mi punto de vista, ayuda a la educación integral del
niño, ya que es una de las personas que educa al niño en el cuidado de las instalaciones
y el material. Las funciones de esta persona son variadas, desde cuidar todas las
instalaciones, como cortar el césped, regar, abonar, marcar el terreno de juego, mantener
limpios los vestuarios, hasta atender a las peticiones de los técnicos… También será el
encargado del almacén de material, de controlar los préstamos a los diferentes equipos
para los entrenamientos y de controlar las equitaciones de los diferentes equipos.
DIRECTOR TECNICO
La persona que ostente este cargo ha de ser una persona dinámica, abierta y ordenada en
su trabajo, ya que debe supervisar la mayoría de actividades.
Es la figura más importante, puesto que estará en contacto tanto con los técnicos durante
la puesta en práctica de la programación en los distintos equipos, como con la parte
administrativa o de gestión del club. Será quien junto a la junta directiva y comisión de
padres defina las principales finalidades de la escuela, para comenzar con la
planificación de la escuela y la programación de cada uno de los equipos.
Una de sus primeras funciones será la de realizar y formar el organigrama técnico del
club e informar a los padres de los objetivos y finalidades del mismo.
Será la persona encargada de diseñar el planning general anual de actividades de todo el
club, así como uno específico para cada equipo. Además elaborará la programación de
forma coordinada con cada uno de los técnicos y especialistas encargados de cada
equipo, con los cuales diseñará la metodología más adecuada según la categoría.
También supervisará todos los informes de control y evaluación.
El Director Técnico se reunirá de forma periódica, si es posible una vez a la semana,
después de disputar la jornada y antes de comenzar el siguiente entrenamiento con la
Comisión Técnica y la Comisión de Especialistas para realizar posibles reajustes o para
subsanar cualquier problema que puede surgir. Sería recomendable realizar tres
reuniones obligatorias, una cada final de trimestre, para realizar y revisar informes sobre
cada uno de los jugadores. Asimismo, el Director Técnico coordinará y fomentará la

formación de los técnicos a su cargo, con la realización y asistencia a cursos de reciclaje
y congresos de diversa índole relacionados con el fútbol.
También será quien dirija la escuela de padres, que estará orientada a la reeducación de
éstos ante el deporte base, es decir, se les darán pautas a los padres para que la práctica
deportiva de su hijo mejore de forma cualitativa.
COMISION DE TECNICOS
Comisión compuesta por cada uno de los técnicos o monitores del club. Estas
comisiones están divididas según el tipo de fútbol que se práctica, como son fútbol-11,
fútbol-7 y mini-fútbol. Éste será un órgano en el que los técnicos se deberán coordinar y
en el que expondrán diversas cuestiones que vayan surgiendo tras la puesta en marcha
de la programación.
A nivel particular, cada entrenador, dentro de su equipo de fútbol, deberá supervisar
diversas cuestiones como es el cumplimiento del régimen interno de la escuela,
confeccionar la plantilla, cumplir con el planning anual, poner en práctica la
programación, realizar convocatorias y alineaciones, realizar el seguimiento a los
futbolistas lesionados y diseñar el trabajo de éstos; así como preparar y dirigir las
sesiones de entrenamiento con la metodología adecuada, dirigir al equipo en los
encuentros de competición y controlar la evaluación de cada jugador y la ausencia de
éstos a los entrenamientos. El técnico ha de coordinarse con el Director Técnico y con
los diferentes especialistas (preparador físico, preparador de porteros, psicólogo,
fisioterapeuta o delegado de equipo).
Serán competencias de los técnicos, entrenadores o monitores conocer el deporte del
fútbol en profundidad, las características de cada uno de los jugadores de su plantilla, el
nivel de desarrollo psicoevolutivo y las dificultades específicas que presentan cada una
de las posiciones de los jugadores en el campo. Otra de las cosas que ha de cumplir es
que se considere más educador que entrenador, que no sólo sepa dirigir, sino que
también enseñar.
COMISION DE ESPECIALISTAS
Aunque estas personas o especialistas suelen trabajar y participar en todo momento
dentro de los equipos, hemos decidido estructurarlos en una comisión, porque en
ocasiones, no es necesario que estén en la reunión de técnicos, cuando estos hablen de
diversas cuestiones en los que ellos no participan o no son de su competencia. En esta
comisión vamos a encontrar:
-Entrenador de porteros. Es una figura emergente en los últimos años y es que el
proceso de enseñanza-aprendizaje de este puesto estaba hasta hace bien poco muy
descuidado. En el mini fútbol, pre-benjamines y benjamines sería bueno que todos los
integrantes de la plantilla ocuparan ese puesto de forma periódica. La preparación del
alumno en esta posición comenzaría en alevines.
Esta persona tendrá como principales funciones diseñar la formación del portero a lo
largo de todas las etapas o categorías con el establecimiento de objetivos y contenidos
como son: el de dotar al portero de un conocimiento progresivo de la teoría y práctica
del juego en ese puesto, valorar las acciones técnico-tácticas específicas del portero,
ayudar a que conozcan todas las opciones que se pueden dar. En coordinación con el

preparador físico, se diseñará la preparación física específica de los porteros y se
realizarán informes y evaluaciones de los porteros a su cargo.
-Preparador físico. Será el encargado de diseñar el acondicionamiento físico de cada
uno de los equipos, adaptando los esfuerzos a cada nivel psicoevolutivo. Concretará con
los técnicos los métodos y sistemas de entrenamiento a poner en práctica para el
desarrollo de la resistencia, velocidad, fuerzas, flexibilidad y coordinación. Y diseñará
el trabajo físico a realizar a los jugadores durante el proceso de recuperación, en
coordinación con el entrenador y el equipo de salud.
-Psicólogo. Uno de los principales contenidos de la psicología deportiva es el estudio de
las distintas variables psicológicas que pueden influir en el rendimiento físico y
deportivo de los deportistas. Este conjunto de variables son la motivación, el estrés, la
auto-confianza, el nivel de activación, la atención, la agresividad, la comunicación
interpersonal y la cohesión de equipo; cuya interacción nos dará el grado de autoconfianza de los deportistas, valorando, por un lado, la percepción de la situación
ambiental, y por otro, la percepción de los recursos del propio deportista.
Son en tres grandes campos en los que va a incidir el psicólogo en la preparación del
futbolista, la preparación, práctica y evaluación.
El psicólogo al inicio de la temporada ha de establecer los objetivos en colaboración con
el entrenador y preparador físico. A continuación, ha de presentarse al grupo o grupos a
los que vaya a atender esa temporada y aprovechar este primer contacto con los
futbolistas, para explicar un poco en que consiste la psicología del deporte, las
aportaciones que puede hacer ésta a su formación en las primeras etapas y rendimiento
en las últimas y presentarle, de forma general, el plan de trabajo para el equipo.
Respecto a las labores de evaluación, el psicólogo concretará una reunión individual con
cada niño para recabar diferentes informaciones (datos personales, datos académicos,
preocupaciones y expectativas de éste ante el deporte o el fútbol), para ya, más adelante,
realizar evaluaciones específicas sobre motivación, autoconfianza, concentración,…
Respecto a los contenidos a trabajar por el psicólogo, se van a dividir en cuatro ámbitos
de atención. Trabajará contenidos con el jugador de forma individual, tales como la
orientación personal, deportiva y académica. Contribuirá a la mejora de los aspectos
técnico-tácticos, así como a la de aspectos psicológicos como la motivación, el estrés,
la auto-confianza, el nivel de activación, la atención, la agresividad, la comunicación
interpersonal y la cohesión de equipo. Además intervendrá en aquellos casos en los que
el niño presente falta de adherencia al entrenamiento buscando las causas e intentando
solucionarlas con las estrategias adecuadas.
El segundo nivel de actuación corresponderá al trabajo en grupo, es decir, con todos los
componentes del equipo, diseñará instrumentos y actividades encaminadas a desarrollar
la cohesión de equipo, la motivación del grupo, etc.
El tercer nivel de actuación corresponde al trabajo con el entrenador. El psicólogo
asesorará al entrenador en la metodología a utilizar en cada caso, en las relaciones y
trato que ha de mantener con los jugadores y técnicas de comunicación, y en el

desarrollo de habilidades sociales para mejorar las relaciones con sus jugadores y con
los padres de estos.
El cuarto nivel, será el asesoramiento de los padres de futbolistas en la escuela de padres
con charlas formativas, muy positivas para que contribuyan al desarrollo de sus hijos.
-Área salud. Es importante disponer en las propias instalaciones de una persona titulada
que se encargue de esta área y que esté presente siempre que se realice actividad física
en las instalaciones de la escuela. Esta persona, ya sea ATS, Fisioterapeuta o médico, se
encargará primero de la prevención a través de la educación en los hábitos de la salud
por parte de los chicos y segundo de la formación de los padres en diversos aspectos
como pueden ser la alimentación, el tiempo de descanso…
ESCUELA DE PADRES
Pensamos que la escuela de padres puede ser una buena iniciativa por parte de las
escuelas o clubes para la mejora de la relación padre-entrenador y padre-hijo, ya que es
bastante frecuente que los entrenadores de los niños se quejen del comportamiento de
los padres, llegando a perderse la comunicación entre ambos e incluso a interponerse
entre ambos colectivos la indiferencia. Esto no es bueno, puesto que el principal
perjudicado no es otro que el niño. En una Escuela de Fútbol se puede encontrar varios
perfiles tipo de padres:
-Padre desinteresado. Son padres que no acuden o acompañan a su hijo a la actividad,
no lleva a su hijo a las instalaciones ni lo recoge, y no participa en ninguna de las
actividades ni reuniones organizadas por la escuela. Lo primero que habría que
averiguar cuales son las causas de su ausencia.
-Padre excesivamente crítico. Suele ser aquella persona que corrige, reprende y regaña
constantemente a su hijo. Casi nunca están satisfechos con lo que el niño realiza en el
terreno de juego y suelen ser padres que relacionan el éxito o el fracaso del niño como
suyos. Esta actitud perjudica al niño, ya que éste presiente que nada de lo que hace le
gusta a su padre y puede crearle estrés y ansiedad. Hay que tratar de cambiarles siempre
tratando de buscar los aspectos positivos en todas las acciones o situaciones.
-Padres vociferantes. Son los que no cesan de gritar, parecen peleados con el mundo que
les rodea, gritan a sus hijos, a los compañeros, a los adversarios, al árbitro, al
entrenador, hasta tal punto que el hijo, que está en el terreno de juego, siente en ese
momento una gran vergüenza, lo que le hace perder la concentración. A estos padres se
les podría dar una función, por ejemplo, desde la grada, el entrenador le facilita una hoja
para que haga una serie de anotaciones del partido, anotación de faltas, saques del
portero, lo que sea, aunque los datos obtenidos al entrenador no le valga para nada, pero
si vale para mantener a esa persona ocupada y distraída.
-Entrenadores en la banda. Estos padres ya no sólo no se conforman con indicar y
dirigir a su hijo, sino que se permiten la libertad de dirigir a todo el equipo desde la
grada, lo que puede provocar un cruce de informaciones entre las que da el padre y las
que da el entrenador, que en su mayoría serán distintas, provocando algún desajuste al
equipo. Para tratar de solucionar esto, hay que indicarle a los jugadores que sólo

atiendan a la indicación del entrenador y para corregir la actitud del padre es hablar en
privado con él y si es necesario ofrecerle cualquier función.
-Padres sobreprotectores. Suelen tener terror con las acciones que se pueden producir en
un partido y ese terror, en ocasiones, se lo suelen transmitir a los niños sobre todo en
edades tempranas, de forma que el día que su hijo juega con un equipo duro no lo deja
asistir al partido. Con estos padres se tratará de explicar en qué consiste el fútbol, que
las propias reglas protegen al jugador y una buena programación del entrenamiento
reducirá la posibilidad de lesiones.
-Padres académicos. Llamamos así a aquellos padres que tras recibir las notas al final de
cada trimestre, y siendo éstas no todo lo buenas que desean, castigan al niño con
quitarle la práctica del fútbol. Hay que tratar de explicar al padre que en el seno del
club, los resultados académicos son unas de las prioridades de la escuela y que quitarle
la práctica deportiva puede repercutir negativamente en el rendimiento escolar.
Por todo ello, creemos que es competencia de la Escuela de Fútbol el tratar de dar
solución a estos comportamientos. Manteniendo una reunión con todos los padres al
inicio de la temporada servirá para explicar las finalidades de la escuela, presentar a las
personas que estarán con los niños como entrenadores, preparador físico, psicólogo, etc,
e incluso, si es necesario, explicar las funciones que realizan cada uno dentro de la
escuela, exponer los objetivos del deporte base y repartir el planning anual de la escuela,
con el calendario, horario y duración del entrenamiento, las normas de régimen interno,
etc. Hacerles ver también el compromiso que se espera de ellos y cuales son los roles
que se esperan que cumplan a lo largo de la temporada.
Creemos que la creación de esta sección en una escuela o club va a contribuir a mejorar
las relaciones antes mencionadas, transmitir conocimientos y estrategias a los padres
para una mejor práctica deportiva de su hijo y mayor participación en la buena imagen
de la escuela.
Las personas encargadas de la Escuela de Padres serán el Director Técnico y el
Psicólogo, aunque todos los componentes de la escuela de fútbol tendrán presencia en
ésta con charlas y coloquios, cuya temporalización sería óptima, al menos, de una vez al
mes.