You are on page 1of 1

44

deVerano | Entrevista

MARTES 23 DE JULIO DE 2013 ELPROGRESO

Nosotros, los actores, le llamamos vacaciones a estar en paro. Si le preguntas a cualquier actor, tener el verano ocupado es una alegría»

Camila Bossa.

CAMILA BOSSA
ACTRIZ

«EL FUTURO vA A SER DIFÍCIL, PERO ESPERO QUE APRENDAMOS DE LOS ERRORES»
Camila Bossa (Bogotá, 1973) lleva un año recorriendo Galicia con la obra de teatro ‘Malos hábitos’, en la que interpreta a una monja de clausura inocente y surrealista.
▶ TEXTO: REBECA SÁNCHEZ

Empezó en el teatro, pero su rostro se hizo conocido en televisión. ¿Qué medio prefiere? Me gustan tanto el uno como el otro porque en los dos estás actuando. Lo que pasa es que es diferente tener al público en directo o no. Ha ganado el premio Mestre Mateo en varias ocasiones. ¿Cúal le hizo más ilusión? Todas. Pero, si hay que elegir, quizás la primera que me dieron por ‘El año de la garrapata’ de Jorge Coira. No me lo esperaba, fue toda una sopresa. Nunca había subido a recoger un premio. Por su papel en el corto ‘A xinecóloga’ recibió un premio del Festival 13 de Nueva York. ¿Sabe mejor el reconocimiento cuando llega de fuera? El director se gastó todo su dinero y se esforzó para que el corto llegara a todas partes. Me hizo ilusión porque el corto llegó muy lejos y porque lo vio gente de allí. Los premios dan siempre mucha ilusión, vengan de donde vengan, sea de tu pueblo o de Nueva York. Su madre es la actriz Pilar Pereira, ¿de tal palo tal astilla? No fue nada de eso. Empecé muy tarde, realmente. Nunca me había llamado ser actriz ni me veía con posibilidades. Fue muy poco a poco, empecé en el teatro universitario, luego hice cortos. No fue porque mi madre fuese actriz que yo me hice actriz, para nada. Nació en Bogotá. ¿Guarda algún recuerdo de sus veranos en Colombia? Muchísimos. Nosotros vivíamos en Bogotá, pero los veranos los pasábamos en casa de mis abuelos, en Cartagena de Indias, que es una ciudad alucinante. Tiene playa y clima caribeño. Entonces, para mí, los recuerdos de Navidades y vacaciones de verano son en bañador con mis abuelos y mis primos. Con Iolanda Muiños recorre Galicia con la obra ‘Malos Hábitos. ¿En qué estado está actualmente el teatro gallego? Está grave porque se han perdido cosas logradas hace muchos años, como las ayudas a la producción y a la distribución. Tampoco hay una red abierta para que podamos exponer nuestro trabajo; tienes que o pagar una cuota por actuar en un teatro o ir a taquilla. El problema es que una compañía no puede vivir de la taquilla porque no puede hacer un espectáculo grande. Por eso estamos haciendo todos espectáculos tan pequeños. Una ayuda siempre es necesaria si queremos hacer obras más grandes, con muchos personajes y escenografía.

La obra se ha representado en varios bares. ¿Es un reto para el actor enfrentarse al público en ese tipo de locales? Es importante el tema de que la gente pague una entrada. Luego está que haya una educación, una cultura de ver espectáculos; el hecho de que la gente esté con una cerveza no afecta. Además ‘Malos hábitos’ es una comedia y se adapta bien a cualquier sitio. ¿Tiene actuaciones durante el verano o piensa tomar vacaciones? Los actores le llamamos vacaciones a estar en el paro. Para un actor tener el verano ocupado es una alegría. Vacaciones voy a tener porque no tengo tanto trabajo, tenemos actuaciones en verano y estamos pendientes de mover la obra. A Lugo aún no hemos ido, pero tenemos muchas ganas. ¿Han pensado en traducir la obra y moverla por España? Sí, andamos con esa idea en la cabeza porque nos lo dice mucha gente. El problema es el tiempo y el dinero que necesitas invertir. ¿Tiene algún mal hábito? Todo el mundo tiene uno (ríe). En verano, cañitas, alguna tapita, helados... pero tampoco me preocupo por ahora porque me cuido. Tal vez debería hacer un poco de ejercicio porque me gusta mucho dormir. Estudió historia del arte en la USC, ¿alguna obra de arte favorita? Es difícil elegir. No soy nada de una cosa sola pero me gusta mucho la arquitectura, soy muy de mirar para arriba. Cuando viajo me gusta descubrir cosas: una ventana, un tejado, una torre. Siempre estoy mirándolo todo, en eso soy muy curiosa. ¿Guarda buenos recuerdos de sus años en la universidad? Empecé en la Complutense de Madrid y en tercero vine para Santiago. Recuerdo que tuve muy buenos compañeros y algunos profesores que me encantaban por eso que siempre asistía a sus clases. Recuerdo esas tardes de estudio eternas que al final pasabas remoloneando; tomando un café, fumando y charlando. Dicen que los actores nunca se jubilan. ¿Cómo ve su futuro profesional? Lo veo negro. Mi pregunta es: ¿alguien se dará cuenta de que con tanto recorte no vamos a durar mucho como especie? Creo que el futuro va a ser difícil, aunque espero que aprendamos de los errores y que, cuando veamos que por este camino vamos a la pobreza, surjan mentes privilegiadas que cambien la estrategia. No podemos dejar que vayan a peor la cultura, la sanidad, la educación...

Related Interests