You are on page 1of 14

DEPÓSITOS DE TIPO SKARN

Generalidades

El término skarn fue introducido por petrólogos metamórficos suecos para designar rocas metamórficas regionales o de contacto constituidas por silicatos de Ca, Mg y Fe derivados de un protolito de calizas y dolomitas en las cuales se ha introducido metasomáticamente grandes cantidades de Si, Al, Fe y Mg. De modo que se entiende por skarn rocas que contienen minerales calcosilicatados, tales como por ejemplo: diópsido, wollastonita, granate andradita y actinolita. Estas comúnmente ocurren en aureolas metamórficas de contacto en torno a plutones que intruyen secuencias calcáreas.

A este tipo de rocas metamórficas se asocia un variado grupo de depósitos minerales extremadamente irregulares, los que pueden formar lenguas de mena que se extienden a lo largo de cualquier estructura planar (estratificación, diaclasas, fallas, etc.) y su distribución dentro de la aureola de contacto de un intrusivo es a menudo caprichosa. Los cuerpos de mena pueden terminar abruptamente con cambios en la estructura. Los depósitos de tipo skarn han sido denominados también: - metamórficos hidrotermales - metamórficos ígneos - metamórficos de contacto - pirometasomáticos (Lindgren, 1922) Sin embargo, el término SKARN es ampliamente utilizado y es adecuado para referirse a este tipo de depósitos relacionados a aureolas de contacto de intrusiones dentro de secuencias calcáreas (calizas, dolomitas). Estas últimas roacas formadas por calcita o dolomita (CaCO3 y CaMg(CO3)2) se convierten en mármoles, rocas córneas calcosilicatadas (hornfels) y/o skarns por el efecto del metamorfismo de contacto.

La producción principal de depósitos de tipo skarn incluye: Fe, Cu, W, C (grafito), Zn, Pb, Mo, Sn, U, Au., granate, talco y wollastonita. En Chile la mayor parte de los skarns son cupríferos y actualmente se explotan en el distrito de Cabildo (Cordillera de la Costa de la V Región) donde se presenta mineralización de sulfuros de cobre dentro de niveles calcáreos skarnificados de la Formación Lo Prado del Cretácico Inferior en las

vecindades del contacto con intrusivos albianos. También existen skarn cupríferos en el distrito La Campana (V Región), San Antonio y Panulcillo (IV Región) todos en niveles calcáreos de secuencias del Cretácico Inferior. En la XI Región de Aysén existe el yacimiento El Toqui que corresponde a un skarn de Zn-Pb-(Au) también en rocas calcáreas del Cretacico Inferior skarnificadas, este yacimiento es el único productor de Zn en Chile.

Los minerales calcosilicatados diópsido (clinopiroxeno), andradita (granate cálcico) y wollastonita (piroxenoide) son los dominantes en skarn mineralizados e indican, junto con otras evidencias, que el rango de formación de skarn es en general de 400º-600ºC. Aunque los skarn de Zn-Pb se forman a temperaturas más bajas, en términos generales en el proceso de formación de skarn están involucradas altas temperaturas. La presión es variable y estos depósitos se forman de 1 a varios Km de profundidad.

Los skarns de USA están asociados a pórfidos cupríferos, consecuentemente son relativamentesomeros. En este caso específico los sistemas de skarn son en realidad una extensión de los pórfidos, pero con rocas de caja diferentes (ricas en calcio). Aunque en los skarns no se desarrolla presenta alteración fílica, primero se forma el skarn y luego se mineraliza involucrando también el colapso del sistema magmático-hidrotermal y la mezcla con aguas meteóricas. Aunque existen ricos yacimientos de tipo skarn, la mayoría de los skarns no contienen mineralización económica.

Las secuencias de rocas calcáreas o dolomíticas impuras originan rocas córneas calcosilicatadas o skarnoides, las que pueden distinguirse por sus relaciones de terreno, excepto cuando hay reacción entre capas de silicatos y de carbonatos de secuencias sedimentarias (skarn de reacción). El metamorfismo de contacto afecta a las rocas de caja, pero es frecuente que la intrusión también sufra efectos metasomáticos. Esto resulta en una zonación de endoskarn (minerales calcosilicatados dentro del intrusivo) y exoskarn (skarn en las rocas calcáreas). El endoskarn ocurre principalmente en la periferia de los plutones intrusivos donde el flujo de fluidos fue hacia adentro del plutón o paralelo al contacto de éste, pero usualmente están ausentes en las cúpulas de intrusiones con mineralización de tipo pórfido debido a que domina el flujo ascendente de los fluidos provenientes del plutón.

La formación de depósitos de tipo skarn involucra esencialmente tres etapas: 1) Metamorfismo isoquímico: recristalización metamórfica y cambios mineralógicos reflejando el protolito y circulación de fluidos a alta temperatura formando minerales calcosilicatados. Incluye además el desarrollo de: mármol, rocas córneas, cuarcitas, skarn de reacción, skarnoides, talco y wollastonita hacia la periferia. 2) Etapas múltiples de metasomatismo: cristalización del magma y liberación de una fase fluida produciendo skarn metasomático. Se forman principalmente minerales anhidros por acción de fluidos de derivación magmática a temperaturas de 400º-800ºC. Usualmente en esta etapa ocurre o comienza la mineralización. 3) Alteración retrógrada: enfriamiento del plutón y circulación de aguas de temperatura más baja, posiblemente meteóricas, oxigenadas, causando alteración retrógrada de los minerales calcosilicatados metamórficos y metasomáticos. En esta etapa se forman nuevos minerales hidratados de temperatura más baja, a partir de los minerales anhidros formados previamente. Incluyen: epidota, actinolita, clorita y otras fases minerales hidratadas, típicamente con control estructural y sobreimpuestos a la secuencia de progrado (fallas, contactos estratigráficos o intrusivos). En algunos casos la mineralización se extiende también a esta etapa de retrogrado. En los skarns distales las etapas 1 y 2 están ausentes y se froman principalmente depósitos de Zn-Pb en el rango de temperatura de 210º-350ºC. Cabe destacar que el desarrollo de skarn depende de la profundidad de formación. A niveles más someros el skarn metasomático tiene amplia extensión lateral pudiendo sobrepasar la aureola metamórfica, mientras en profundidad es relativamente pequeño comparado con la aureola de metamorfismo. Por su parte, la alteración retrógrada es más extensa a niveles más someros (ya sea un skarn más somero o partes superiores de un sistema de tipo skarn), puesto que está controlada por la circulación de fluidos y la participación de aguas meteóricas en la fase tardía del sistema. La mayor parte de los skarns están ligados genéticamente a rocas ígneas, de modo que un modelo que permita explicar su ocurrencia y la variedad de metales asociados, debe ser petrogenético y así es el modelo de Meinert (1993), Special Paper 40, Geological Society of Canada. No se detallan aquí las consideraciones del modelo de Meinert, pero de acuerdo a él los tipos de metales asociados a skarns dependen principalmente de la fuente de los magmas y del marco tectónico de la región. Por su parte, los factores relevantes que controlan la evolución hidrotermal de los sistemas de tipo skarn son: - Presión (profundidad de formación)

- Estado de oxidación del magma (fugacidad de oxígeno) - Grado de diferenciación del magma (cristalización fraccionada) - Tiempo de separación del fluido (fase volátil del magma respecto a la cristalización del plutón) Los depósitos minerales de tipo Skarn son yacimientos de reemplazo metasomático caracterizados por la presencia de minerales calcosilicatados faneríticos de grano grueso, de Ca, Fe, Mg y Mn. Reemplazan selectivamente a rocas carbonatadas y pueden asociarse con mineralización metálica de W, Cu, Zn, Pb, Sn, Fe-Ca y menor Au-Ag. Características generales: alteración del tipo reemplazo selectivo por minerales calcosilicatados (ej. Piroxenos – diópsido, espinela, hedenbergita, johansenita, wollastonita; granates – andradita, grossularita, almandino - espesartina; anfibolas – hornblenda, tremolita-actinolita; scheelita, smectita (arcilla), clorita, epidota, talco, siderita, calcita, opalina). La mineralogía de alteración aparece típicamente zonada, existiendo casi siempre una superposición de alteración prograda por minerales de alteración retrograda. Los minerales típicos de alteración tipo skarn aparecen en Meinert (1993). La roca huésped es típicamente calcárea, caliza, dolomita o rocas sedimentarias clásticas calcáreas (ej. limolita calcárea). Los depósitos de tipo Skarn son variados, comprendiendo quizás la mayor familia de tipos de depósitos, pudiendo subclasificarse estos de diversas formas. La subclasificación más usada es por mena, reconociéndose entre otros, skarn de Sn, skarn de W, skarn de Cu y skarns de Zn- Pb. Estos son detallados brevemente a continuación. Para información detallada y extensa sobre skarns se refiere al lector a Einaudi et al. (1981) y a la página web www.wsu.edu:8080/~meinert/skarnHP.htm publicada por Meinert.

Skarn de Sn Estos yacimientos ocurren asociados a granitos típicamente alcalinos (tipo “S”) en ambientes intrusivos intracontinentales (ej. Bolivia). Se les asocia mineralización de Sn conjuntamente con trazas de F, Rb, Li, Be, W y Mo. Estos yacimientos poseen bajos contenidos de sulfuros y altos contenidos de óxidos en la mena. Estos yacimientos son de pequeño volumen y baja ley, máximo 30 Mt con 0.1 – 0.4% Sn. Son de escasa o nula importancia económica.

Skarn de W Estos yacimientos ocurren en ambientes de margen continental, relacionados a magmas de subducción calcoalcalinos del tipo “I” de composición

granodiorítica y cuarzomonzonítica, emplazados en secuencias de rocas calcáreas – lutíticas. Los minerales calcosilicatados típicos son granates, piroxenos, scheelita y wollastonita. Estos minerales son los de mayor temperatura dentro de los minerales de skarn. La alteración tipo skarn ocurre en el contacto inmediato entre el intrusivo y la roca huésped calcárea, tanto a nivel de exoskarn como endoskarn. En general estos yacimientos están asociados a intrusivos relativamente profundos, bien cristalizados y textura fanerítica granular. Pueden gradar a skarn de Cu, o presentarse en contacto inmediato, con muy pequeño desarrollo en skarns de Cu.

Skarn de Cu También están asociados a ambientes de margen continental, relacionados a magmas calcoalcalinos del tipo “I”, específicamente stocks y pórfidos granodiorítico/ dacíticos y cuarzo monzoníticos. Skarns de Cu cálcicos se hallan próximos o en contacto con el cuerpo intrusivo. Tienen un alto contenido de granates y una alta razón granate/piroxeno. También se observa un alto contenido de magnetita – hematita, indicando un ambiente oxidante. Los sulfuros típicos son pirita, calcopirita y menor bornita y esfalerita, indicando un moderado grado de sulfuración. Estos yacimientos pueden estar asociados a pórfido cupríferos o bien a pórfidos estériles. En el caso de skarns relacionados a pórfidos de cobre, estos pueden alcanzar grandes volúmenes (50 a 500 Mt para el caso de pórfidos cupríferos epizonales emplazados en rocas carbonatadas). Estos depósitos se forman a temperaturas entre 500° y 300° C. Scheelita aparece a veces en contacto entre roca huésped e intrusivo (Ca(WO4,MO4); mineral de alta temperatura). En el caso de skarn de Cu asociado a pórfidos esériles, estos tienden a ser de pequeño volumen, 1 a 50 Mt. En el caso de skarn de Cu asociado a un sistema del tipo pórfido cuprífero, existe relación entre los eventos de alteración metasomática de skarn y la evolución de alteración del pórfido. La alteración prograda del skarn se relaciona con la alteración potásica y está zonada con respecto al núcleo potásico.

Los granates son más andradíticos a más grosularíticos desde el contacto hacia afuera. Los piroxenos desde diópsido a hedenbergita a wollastonita, desde el contacto hacia afuera. La razón granate/ piroxeno disminuye desde el contacto hacia afuera. En las etapas más avanzadas de la evolución del sistema de pórfido cuprífero, ocurre el colapso del sistema hidrotermal, dándose alteración fílica en el pórfido, y alteración retrograda

en el skarn. Esta alteración retrograda se superpone a la prograda, siendo muy destructiva. Se caracteriza por tremolita-actinolita, smectita, siderita, calcita, talco, epidota, clorita, con óxidos y/o sulfuros de fierro. La figura 33 muestra diagramas ternarios composicionales para minerales de skarn progrados. Estos diagramas son útiles para la subclasificación de skarns. Los vértices representa variaciones composicionales para granates y piroxenos, Ca-Mg (Grosularita- Diopsido), Ca-Fe (Almandino, Hedenbergita) y Mn (Almandino-Espesartina, Johansenita). En estos diagramas la composición de minerales calcosilicatados progrados para skarn de cobre se ubica principalmente entre los vértices Ca-Mg y Ca-Fe.

Skarn de Zn-Pb Corresponden a cuerpos mineralizados de reemplazo metasomático de posición y relación con respecto a un intrusivo variable, pero siempre distales. Estos yacimientos ocurren en márgenes continentales de subducción relacionados al menos como fuente de fluidos hidrotermales a intrusivos granodioríticos y cuarzo monzonitas calcoalcalinas del tipo “I”. A diferencia de los skarns de cobre, la mineralogía skarn prograda está dominada por piroxenos (razón granate/ piroxeno bajo) de composición Ca-Fe y Mn (piroxenos hedenbergita – johansenita; granates andradita – almandinospesartina). Esta composición es apreciada en la figura, diagrama composicional, donde muestra la distribución composicional de estos minerales de skarn distal. Las leyes típicas de Zn varían entre 6 y 12%, menor Pb (razón Zn/Pb 1/1 a 2/1) y menor Cu. En algunos casos se ha reportado contenidos de 1 a 9 oz. de Ag y 1 a 2 g/t Au. Estos yacimientos ocurren distales a los contactos intrusivos, generalmente a lo largo de contactos litológicos y/o estructurales. No se observa una aureola de metamorfismo centrada en el skarn, pero si una zonación de granates a piroxenos desde un alimentador hacia afuera. Los sulfuros están asociados con los piroxenos.

La alteración retrograda está caracterizada por ilvaita (Mn), anfibolas (actinolitatremolita) y clorita. Estos yacimientos están hospedados en rocas carbonatadas ya sea relacionados a granodioritas (desde batolitos profundos hasta stocks y diques epizonales) o en otros casos sin ninguna relación a intrusivos visibles. De acuerdo a su posición y relación con intrusivos existe una subclasificación de skarns de Zn-Pb (Einaudi et al., 1981).

i) Cercanos a batolitos, de ambiente profundo. Estos tienden a ser pequeños, bajo en Mn y ricos en hedenbergita, con mineralización de sulfuros en el skarn, con bajo desarrollo de reemplazo en la roca calcárea huésped. ii) Cercanos a stocks epizonales con amplio desarrollo de skarn (350° y 500°C). Estos son ricos en Mn, domina johansenita. Los sulfuros están relacionados con los piroxenos. iii) Distales a fuente ígnea. Estos son ricos en Mn, domina la johansenita. Normalmente existe un cuerpo alimentador y una zonación de minerales de skarn desde ella, desde granates a piroxenos hasta caliza fresca. Los fluidos hidrotermales están fuertemente controlados por canales de permeabilidad. iv) Vetas de carbonatos con minerales de Mn calcosilicatados (no son skarn en estricto rigor). Corresponden a vetas de cuarzo-carbonatos (calcita, siderita, rodocrosita, etc.) con trazas de minerales calcosilicatados. Ocurren a temperaturas bajo los 300° C y son distales a su fuente. Bajo contenido de sulfuros y de escasa relevancia económica.

Representan el límite más distal a mineralización del tipo skarn. Cabe destacar que el volumen de mineralización/ alteración de un skarn en general estará controlado por el volumen de fluido hidrotermal exsuelto desde su fuente magmática y de la distancia de transporte. Por otra parte, el potencial de mineralización será dependiente de la profundidad y porcentaje de cristalización del magma relacionado (Fig. 30), siendo de mayor potencial aquellos skarns de carácter epizonal.

La figura 33 muestra diagramas ternarios composicionales para minerales de skarn progrados. Estos diagramas son utiles para la subclasificación de skarns. Los vértices representa variaciones composicionales para granates y piroxenos, Ca-Mg (GrosularitaDiopsido), Ca-Fe Johansenita). (Almandino, Hedenbergita) y Mn (Almandino-Espesartina,

En estos diagramas la composición de minerales calcosilicatados progrados para skarn de cobre se ubica principalmente entre los vertices Ca-Mg y Ca-Fe. Figura 32. Evolución de alteración prograda Figura 33. Diagramas ternarios composicionales y retrograda en sistema de skarn de contacto de mineralogía calcosilicatada prograda en skarns y comparación con evolución de alteración y campos composicionales para distintos tipos de en pórfido asociado (tomado de Meinert, 1993) skarn (tomado de Einauidi et al., 1981).

Figura 32. Evolución de alteración prograda y retrograda en sistema de skarn de contacto y comparación con evolución de alteración en pórfido asociado (tomado de einert, 1993)

Figura 33. Diagramas ternarios composicionales de mineralogía calcosilicatada prograda en skarns y campos composicionales para distintos tipos de skarn (tomado de Einauidi et al., 1981).

Depósitos de skarn de Cu

Ambiente geológico Situación geotectónica: Los depósitos de skarn de Cu se presentan en arcos magmáticos a lo largo de márgenes continentales convergentes. Ambiente de deposición: Su ambiente de deposición son intrusiones emplazadas en rocas carbonatadas. Edad: Los skarn de Cu pueden tener edades del Paleozoico superior al Cenozoico. Depósitos asociados: Los depósitos asociados a los skarn de Cu son los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn y los pórfidos de Cu.

Características geológicas Rocas encajonantes favorables: Las rocas favorables para contener los skarn de Cu son stocks, diques y pipes de brecha de composición granodiorítica a

cuarzomonzonítica emplazados en rocas carbonatadas. La textura de rocas ígneas es granítica a porfirítica, la de las rocas carbonatadas granoblástica a hornfélsica. Control de la mineralización: La mineralización se encuentra dentro de rocas carbonatadas, las cuales se hallan cerca de rocas intrusivas. Forma de la mineralización: La mineralización se presenta en cuerpos irregulares y/o tabulares. La textura de la mineralización es granoblástica gruesa con sulfuros intersticiales. Mineralogía: La paragénesis de los skarn de Cu es la siguiente: calcopirita + pirita ± hematita ± magnetita ± bornita ± pirrotita. También pueden estar presentes molibdenita, bismutinita, esfalerita, galena, arsenopirita, enargita, cobaltita, tennantita y tetrahedrita. El Au y la Ag pueden encontrarse como subproductos importantes. Características de la alteración: La alteración se presenta en el centro con diópsido + andratita, en la zona exterior con wollastonita ± tremolita y en las zonas periféricas en forma de mármol. Las rocas ígneas pueden contener epídota + piroxeno + granates. Una alteración retrógrada con actinolita, clorita y minerales de arcilla puede estar presente. Efectos de la meteorización: La meteorización da lugar a la formación de sombreros de fierro con carbonatos y silicatos de cobre. Características geoquímicas y geofísicas: Los skarn de Cu se caracterizan por una zona central con los elementos Cu-Au-Ag que va graduando a una zona exterior con Au-Ag y una zona periférica con Pb-Zn-Ag. En algunos depósitos se observan

anomalías de Co-As-Sb-Bi. Los skarn de Cu siempre demuestran una anomalía magnética.

Tonelaje y Ley La estimación de tonelaje y ley se basa en el análisis de 64 depósitos y arroja los siguientes resultados: · Tonelaje: la mediana estadística de depósitos es de 0.56 Millones de toneladas, el 10 % superior de depósitos contienen ³ 9.2 Millones de toneladas. · Ley: la mediana estadística de depósitos es de 1.7 % Cu, el 10 % superior de depósitos contienen ³ 4 % Cu, ³ 36 g/t Ag y ³ 2.8 g/t Au.

Guías para la exploración de depósitos de este tipo Basándose en mapas geológicos y fotos aéreas se deben seleccionar áreas con rocas carbonatadas intruidas por rocas ígneas félsicas. Considerando que la magnetita puede formar un componente considerable del depósito, estudios magnéticos

aerotransportados pueden ser usados para delinear zonas de skarn. Los trabajos de campo deben comprender la cartografía geológica detallada (búsqueda de calco-silicatos en guijarros y cantos) y el muestreo y análisis de minerales pesados (granates, piroxenos). Basándose en las anomalías aeromagnéticas, los resultados de la cartografía geológica y la distribución de calco-silicatos, granates y piroxenos se deben establecer los sitios de trincheras, de pozos o de sondajes de perforación.

Depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn

Ambiente geológico Situación geotectónica: Los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn se presentan en arcos magmáticos a lo largo de márgenes continentales convergentes. Ambiente de deposición: Su ambiente de depósicion son intrusiones subvolcánicas emplazadas en rocas carbonatadas y/o reemplazamiento en rocas carbonatadas por soluciones que migran de intrusiones subvolcánicas. Edad: Los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn se formaron mayormente durante el Mesozoico y Cenozoico. Depósitos asociados: Los depósitos asociados a los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn son los skarn de Cu.

Características geológicas Rocas encajonantes favorables: Las rocas favorables para contener los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn son rocas sedimentarias, principalmente calizas, dolomitas y lutitas intruidas por stocks y diques de composición diorítica a granodiorítica. La textura de rocas ígneas es porfirítica, la de las rocas sedimentarias granoblástica a hornfélsica. Control de la mineralización: La mineralización está controlada por fracturas, fallas, zonas brechadas, capas susceptibles, canales de solución o cavernas. Los depósitos pueden encontrarse lejos (cientos de metros) del intrusivo. Forma de la mineralización: La mineralización se presenta en cuerpos irregulares, vetas y mantos. La textura de la mineralización es granoblástica con sulfuros masivos, intersticiales y porosos. Mineralogía: La paragénesis de los depósitos de skarn y de reemplazamiento de Pb-Zn es la siguiente: esfalerita + galena + calcopirita ± pirrotita ± arsenopirita ± tetrahedrita/tennantita ± proustita ± pirargirita ± enargita ± bournonita ± jamesonita. Los minerales de cuarzo, pirita, marcasita, fluorita y baritina son abundantes. La Ag puede ser un subproducto importante. El Au es raro. Características de la alteración: La alteración se presenta con hedenbergita de Mn ± antradita ± grosularia ± espesartita ± rodonita. Además se observa una alteración retrógrada con actinolita de Mn ± ilvaita de Mn ± clorita ± rodocrosita. Las calizas se hallan dolomitizadas y silicificadas; las lutitas y las rocas ígneas se hallan cloritizadas y argilizadas. Frecuentemente se observa piritización. Efectos de la meteorización: La meterorización da lugar a la formación de sombreros de fierro y masas de ocre con cerusita, anglesita y hemimorfita. Características geoquímicas: Los depósitos de skarn y de reemplazamiento se caracterizan por anomalías de Pb, Zn, Mn, Ag, Cu, As, Ba y F. Localmente se observa anomalías de Au, Sb y Bi.

Tonelaje y Ley La estimación de tonelaje y ley se basa en el análisis de 86 depósitos y arroja los siguientes resultados: · Tonelaje: la mediana estadística de depósitos es de 1.6 Millones de toneladas, el 10 % superior de depósitos contienen ³ 13 Millones de toneladas.

· Ley: la mediana estadística de depósitos es de 4.9 % Zn, 4.2 % Pb y 104 g/t Ag, el 10 % superior de depósitos contienen ³ 16 % Zn, ³ 14.3 % Pb, ³ 490 g/t Ag y ³ 1.1 % Cu.

Guías para la exploración de depósitos de este tipo Basándose en mapas geológicos y fotos aéreas se deben seleccionar áreas con rocas carbonatadas intruidas por rocas subvolcánicas félsicas. Los trabajos de campo deben comprender la cartografía geológica detallada (búsqueda de calco-silicatos en guijarros y cantos, zonas fracturadas, dolomitizadas y silicificadas). El muestreo y análisis de minerales pesados (granates, piroxenos) y la prospección geofísica (geomagnética y polarización inducida) pueden ayudar a localizar cuerpos mineralizados. Los resultados del cartografiado geológico, la distribución de calco-silicatos, granates y piroxenos y la prospección geofísica deberían ayudar a establecer los sitios de trincheras, de pozos o de sondajes de perforación.

Modelo generalizado de los depósitos de Skarn de Cu y Pb-Zn (Según Meinert et at., 1980)

Depósitos de Skarn: se forman por la conversión de rocas carbonatadas a silicatos de calcio y magnesio con contenido de metales al lado o cerca de intrusivos graníticos. Las intrusiones pueden hospedar depósitos tipo pórfidos o ser estériles. Las asociaciones de silicatos de prógrado, principalmente granate y piroxena en sistemas cálcicos, son normalmente deficientes en metales, mientras que las etapas retrógradas tardías introducen la mayor parte de los metales junto con asociaciones hidratadas conteniendo minerales como actinolita, biotita, muscovita, clorita, talco y carbonatos (Einaudi et al., 1981). Todos los metales concentrados por fluidos magmáticos están localizados por combinaciones de litologías favorables y fallas. Consecuentemente son comúnmente estratoligados, pero parcialmente tipo veta o controlados por fracturas.

Depósitos de Reemplazo de Carbonatos: Se generan donde rocas carbonatadas interactúan con fluidos magmáticos diluidos, más allá del frente de skarn, y las calizas huéspedes o mármoles son reemplazados directamente por sulfuros masivos o semimasivos. Depósitos de Sn y Zn-Pb-Ag son comunes en depósitos de reemplazo de carbonatos, los cuales pueden ocurrir como extensiones distales de cuerpos de skarn (Einaudi et al., 1981). Mantos estratoligados interconectados con chimeneas subverticales son configuraciones típicas de los depósitos de reemplazo de carbonatos. Los intrusivos fuentes normalmente no ocurren dentro de 500 m de los depósitos de reemplazo de carbonatos, aunque diques de pórfidos usualmente ocupan las fallas controladoras de la mineralización. Los depósitos auríferos del distrito Agua de la Falda (mina Agua de l Falda y depósito Jerónimo) en la III Región de Chile corresponderían a depósitos de reemplazo de carbonatos (Gale, 2000).