You are on page 1of 41

SARTRE

LA TRASCENDENCIA DEL EGO
INTRODUCCIÓN (por Silvie Le Bon) El ensayo sobre la trascendencia del e o es la pri!er obra de Sartre" Las dos #nicas p$blicaciones %$e la precedieron no p$eden& en e'ecto& ser consideradas co!o investi aciones 'ilos('icas propia!ente dic)as" Una es $n art*c$lo sobre la teor*a realista del derec)o de D$ $it& aparecida en +,-./ la otra tit$lada la leyenda de la verdad& donde Sartre e0pon*a s$s ideas ba1o la 'or!a de $n c$ento& apareci( en +,2+ en la revista Bi'$r" Con este ensayo Sartre ina$ $ra el traba1o de e0ploraci(n %$e c$l!inar3 en El Ser y la Nada" 4or otra parte la cronolo *a con'ir!a la inne able $nidad de s$s preoc$paciones 'ilos('icas de esta 5poca6 p$ede decirse %$e todas s$s obras de ese entonces '$eron& si no redactadas& por lo !enos concebidas al !is!o tie!po" El ensayo sobre la trascendencia del e o '$e escrito en +,27& en parte d$rante la per!anencia de Sartre en Berl*n& !ientras est$diaba la 'eno!enolo *a de 8$sserl" El Ser y la Nada contin#a in!ediata!ente y aparece en +,27" En esta #lti!a obra conserva e0pl*cita!ente s$s concl$siones del ensayo La trascendencia del e o& co!pletando y pro'$ndi9ando sin e!bar o la re'$taci(n del solipsis!o %$e consideraba ins$'iciente" Sartre rene ar3 de este ensayo de 1$vent$d sola!ente en $n p$nto& el c$al se enc$entra por otra parte !$y poco desarrollado6 se trata del re'erido al psicoan3lisis" 8a revisado total!ente s$ anti $a concepci(n :s$ rec)a9o; del inconsciente y de la co!prensi(n psicoanal*tica& y ya no de'ender3 s$s pasadas prevenciones en este do!inio" 4ero la teor*a de la estr$ct$ra de la conciencia& lo !is!o %$e la idea '$nda!ental del E o co!o ob1eto ps*%$ico trascendente& son sie!pre s$yas" Lo %$e !3s le i!portaba era %$e esta teor*a& y ella sola& a s$ entender& per!it*a escapar al solipsis!o& lo ps*%$ico& el E o& e0istiendo para el pr(1i!o y para !* de la !is!a !anera ob1etiva" <boliendo el solipsis!o& se evitaba las tra!pas del idealis!o y Sartre& en s$ concl$si(n& insist*a sobre el alcance pr3ctico (!oral y pol*tico) de s$ tesis" Lo publicó por primera vez en Búsqueda filosófica en 1936. Como producción filosófica estrictamente hablando previamente a este ensa o! lo único que se conoce es otro ensa o que se titula la le enda de la verdad que apareció en 1931. Con este ensa o es que "artre inau#ura el traba$o de investi#ación que finalizar% en &l "er la 'ada. &n realidad la producción sartreana es mucho m%s abundante en literatura! en teatro sobre todo! que en filosof(a. )oda la producción literaria de "artre est% atravesada por su filosof(a. *undamentalmente traba$ar la ruptura con el o cartesiano! caracter(stica de la filosof(a contempor%nea. &l ensa o lo escribió en 193+! en su estad(a en Berl(n a donde fue a estudiar fenomenolo#(a con ,usserl. -l adhiere a la fenomenolo#(a! pero "artre distin#ue en la obra de ,usserl dos etapas! "artre dice que adhiere a la primera. &sto tiene que ver con la concepción del o de ,usserl. ,a al#o que preocupa a "artre que de al#una manera atraviesa toda la obra es el solipsismo que de$o como saldo la filosof(a cartesiana! ese o que termina enclaustrado! solo! incomunicado! lo que procura "artre es superar el solipsismo! permitir que se pueda escapar al solipsismo del psiquismo. .or otro lado al eliminar el solipsismo tambi/n se elimina el idealismo! /l considera que el idealismo es mu tramposo. "e puede caracterizar la filosof(a de "artre como realista! que tiene consecuencias importantes en el %mbito pr%ctico. La Trascendencia del E o Bos%$e1o de $na descripci(n 'eno!enol( ica 1

4ara la !ayor parte de los 'il(so'os el E o es $n =)abitante> de la conciencia" <l $nos a'ir!an s$ presencia 'or!al en el seno de las =Erlebnisse> (vivencias)& co!o $n principio vac*o de $ni'icaci(n" Otros : psic(lo os en s$ !ayor parte; piensan desc$brir s$ presencia !aterial& co!o centro de los deseos y los actos& en cada !o!ento de n$estra vida ps*%$ica" ?$isi5ra!os !ostrar a%$* %$e el E o no est3 ni 'or!al!ente ni !aterial!ente en la conciencia6 est3 a'$era& en el !$ndo/ es $n ser del !$ndo& co!o el E o del otro"

El yo y el yo (!oi) &sta distinción no es f%cil de trasladar al espa0ol! no ha un equivalente. -l hace esta distinción a los efectos de mostrar que la vida ps(quica tiene aspectos que son los que se presentan a los dem%s! los que interactúan con los dem%s! que se muestran al mundo1 otros aspectos m%s (ntimos con m%s sentido de propiedad! aquellos aspectos que est%n m%s volcados hacia la interioridad son el moi. Comienza haciendo esta distinción con el fin para evitar caer en el solipsismo cartesiano. "artre procura investi#ar si es necesario que para que ha a actividad ps(quica ha a un o que sea el polo unificador de las vivencias. 2po %ndose en la fenomenolo#(a de ,usserl! que a su vez toma de Brentano! la idea de intencionalidad. "artre considera que en realidad la vida ps(quica se caracteriza por el movimiento! por el fluir permanente! el cambio permanente! que se debe a una conciencia que solamente es posible en la medida en que $ustamente este en permanente movimiento hacia al#o que no es ella misma! la intencionalidad de la conciencia se caracteriza como la permanente salida de la conciencia hacia lo que ella no es! toda conciencia para serlo tiene que ser conciencia de al#o de lo contrario no habr(a conciencia! no ha conciencia de nada! la conciencia de nada es imposible siempre necesita de un ob$eto intencionado. "i nosotros suponemos la e3istencia de una estructura ps(quica a formada de al#una manera acabada! a la manera de un o! ese o pienso es monol(tico! tanto que por m%s estrate#ias que 4escartes plantea para plantear hipótesis de que podr(a ese o monol(tico de$ar de serlo! hacerlo tambalear! la conclusión de la obra es la necesidad de sostener ese o a que el o sortea las pruebas! ese idealismo es lo único que se sostiene porque en definitiva todo lo que este m%s all% de ese o pienso puede ser puesto en duda! pero no puede ser puesto en duda el co#ito. &se o pensante es un o estructurado! tanto que posee caracter(sticas innatas a priori! entonces ha un o constituido con determinados atributos que pueden sin duda vivir sin necesidad del mundo e3terior! que el mundo e3terior e3ista o no e3ista es absolutamente intrascendente en l a medida que no afecta la e3istencia de mi o pensante que posee atributos que no dependen de nada e3terior. &stamos frente a un o mu definido! con sus propios atributos que parecer(a no carecer de nada! entonces qu/ es lo que de al#una manera incita al cambio! qu/ es lo que provoca la búsqueda de determinados ob$etivos a la vida ps(quica! la carencia. "i el o es un o que no carece de nada! qu/ $ustificar(a que tratara de buscar al#o! qu/ buscar(a si no le hace falta nada! la vida de la conciencia en la psicolo#(a cartesiana es una vida aferrada fundamentalmente al intelecto! para 4escartes todo es pensamiento! porque all( est% la certeza! todo lo que pueda provenir del mundo e3terior tiene que pasar por las pruebas que esa vida ps(quica le pone! la vida ps(quica en 4escartes no necesita cambios! por lo tanto no necesita moverse 5en el sentido de cambio6! no se requiere de nada que a no este! de all( el solipsismo el inconveniente. Lo que hace "artre es considerar de qu/ modo podemos liberar al o de esa prisión que adem%s lo a(sla lo somete permanentemente a trampas en la medida que el idealismo provoca la constitución de falsas creencias a que se prescinde absolutamente de todo lo que este m%s all% de ese o pensante. Lo que "artre reco#e es el concepto de intencionalidad de Brentano lue#o tomado por ,usserl de la conciencia toda conciencia es conciencia de al#o ese al#o es al#o que no es ella! entonces lo que hace en la primera parte de la )rascendencia del &#o es revisar al#unas interpretaciones que se han hecho de 7ant. "artre no se diri#e directamente a lo que 7ant ha a podido querer decir con respecto al o sino m%s bien a las interpretaciones que los neo8antianos han hecho del o 8antiano. 9 es estlo que titula como teor(a de la presencia formal del o. <) Teor*a de la presencia 'or!al del yo" Es necesario conceder a @ant %$e =el Ao 4ienso debe poder aco!paBar todas n$estras representaciones>" 4ero es necesario concl$ir de a)* %$e $n Ao& de )ec)o& )abita todos n$estros estados de conciencia y opera real!ente la s*ntesis s$pre!a de n$estra e0perienciaC 4arece %$e ser*a 'or9ar el pensa!iento de @ant" El 2

proble!a de la cr*tica es $n proble!a de derec)o& @ant no a'ir!a nada sobre la e0istencia de )ec)o del Ao pienso" 4or el contrario& parece %$e )a visto per'ecta!ente %$e )ay !o!entos de la conciencia sin =Ao>& p$esto %$e dice6 =Debe poder aco!paBar>" Se trata& en e'ecto& de deter!inar las condiciones de posibilidad de la e0periencia" Una de esas condiciones es %$e yo p$eda considerar sie!pre !i percepci(n o !i pensa!iento co!o !*os6 eso es todo" 4ero )ay $na tendencia peli rosa de la 'iloso'*a conte!por3nea :c$yas )$ellas se enc$entran en el neo;Dantis!o& el e!piriocriticis!o& y en $n intelect$alis!o co!o el de Broc)ard; %$e consiste en reali9ar las condiciones de posibilidad deter!inadas por la cr*tica" Es 5sta la tendencia %$e lleva a ciertos a$tores& por e1e!plo& a pre $ntarse %$5 p$ede ser la =conciencia trascendental>" Si se plantea la c$esti(n en estos t5r!inos& se est3 nat$ral!ente obli ado a concebir esta conciencia :%$e constit$ye n$estra conciencia e!p*rica; co!o $n inconsciente" "i le va a conceder la razón a 7ant en que el o pienso debe poder acompa0ar a las representaciones! se refiere a un o de derecho no a un o de hecho! el deber poder se refiere al deber ser no al ser! un o pienso deber(a poder acompa0ar todas las representaciones lo cual no implica afirmar que de hecho las acompa0a. .or eso lo que plantea a continuación! pero es necesario que un o de hecho habita todos nuestros estados de conciencia es la s(ntesis suprema de nuestra e3periencia. &l aceptar que un o pienso deber(a acompa0ar nuestras representaciones no implica que de hecho lo ha#a mucho menos que e3iste un o que habite todos los estados de conciencia. .odr(amos defender la idea de que en realidad no es necesaria la e3istencia de un o para que e3ista la conciencia que ha de hecho muchos estados de conciencia sin o. Considerar que la afirmación 8antiana es una afirmación de hecho no de derecho es ter#iversar el pensamiento 8antiano! "artre considera que se refirió a un o de derecho no de hecho. &se o de derecho se refiere a las condiciones de posibilidad de la e3periencia que puede ser una e3periencia de la conciencia acompa0ada por un o o puede ser una e3periencia de la conciencia sin o. La conciencia no requiere de un o como una condición de la e3periencia! puede ser una condición de la e3periencia pero no lo es necesariamente porque para que o sea condición de posibilidad de la e3periencia en la medida en que el o sea condición de posibilidad de la e3periencia esa e3periencia va a asumir una serie de caracter(sticas diferentes lo cual no si#nifica que no ha a e3periencia si no aparece ese o. La e3periencia de la conciencia est% dada! las condiciones en que esa e3periencia se da si dependen del acompa0amiento de un o porque la caracter(stica de pertenencia de las e3periencias la da la e3istencia del o! considerar que determinadas e3periencias o determinados estados me pertenecen! son m(os! sentido de propiedad o identidad de esos estados! la identificación como m(os. :ealizar las condiciones de posibilidad quiere decir que tanto el empiriocriticismo como el neo8antismo como Brochard lo que han hecho es transformar esas condiciones de posibilidad en condiciones de hecho! es decir! de la posibilidad o del deber ser planteado por 7ant se ha pasado al ser de hecho es decir no como condición de posibilidad sino como condición de hecho. La idea de que si se entienden las condiciones de posibilidad como condiciones de hecho! entonces o bien la conciencia est% permanentemente alertada de las e3periencias entonces como se e3plica que de ciertas e3periencias la conciencia ten#a noticias de otras no porque en realidad parecer(a que una m(nima parte de las e3periencias que tiene la conciencia son informadas a la conciencia! que la conciencia en realidad o la vida ps(quica pasa por muchas e3periencias de las cuales no parece tener conciencia! cómo se e3plica eso. "e e3plicar(a por el lado del psicoan%lisis por la e3istencia del inconsciencia! ha e3periencias que la conciencia no tiene información de ellas pero ha un inconsciente que se ha encar#ado de reco#erlas! si se acepta la posición psicoanal(tica. &so en definitiva! el considerar que e3iste un inconsciente adem%s de la conciencia supondr(a implicar lo que 7ant quiere decir cuando habla de conciencia trascendental! es decir una conciencia que es capaz de plantear condiciones de posibilidad de las e3periencias o sea de hacer posible las e3periencias pero que en realidad esas condiciones no provienen de la misma conciencia sino de un inconsciente que obli#a a la conciencia a pro ectarse en ese o trascendental del que habla 7ant. &l o trascendental de 7ant unifica. 7ant lo caracteriza como condición de posibilidad de la e3periencia! si est% en la conciencia entonces todas las e3periencias que tiene la conciencia le pertenecen! la conciencia seria ese polo unificador de las e3periencias ha e3periencias de las cuales la conciencia no tiene noticia. "i la conciencia no tiene noticia sobre muchas de las e3periencias entonces quiere decir que tiene que haber al#o m%s que la conciencia! el psicoan%lisis lo resuelve con el concepto de inconsciente. .or otro lado si de hecho ha un inconsciente! o un sector de la conciencia que podr(a ser unificadora de 3

esas e3periencias habr(a en cualquiera de los casos un obst%culo que no podr(a ser de nin#ún modo quitado para que la conciencia sea o conserve la caracter(stica fundamental que tiene que tener para ser! toda conciencia es conciencia de al#o ese al#o es al#o que ella no es. &sa intencionalidad se manifiesta con el constante salir de la conciencia hacia lo que ella no es! el constante movimiento. .ara que se d/ ese movimiento o trascender hacia lo que ella no es preciso que en la conciencia no ha a nada fi$o! nada que opaque la conciencia! la conciencia se caracteriza por ser un absoluto que carece de sustancia! no ha sustancia! la conciencia es intencionalidad pura porque el al#o es el predicado implica necesariamente que la conciencia este permanentemente trascendi/ndole de si hacia lo que ella no es. )enemos muchas e3periencias permanentemente pero de muchas de ellas no tenemos conciencia! muchos eventos ob$etos no se re#istran. ,a condiciones de posibilidad pero de hecho no todos esos hechos pasan a ser e3periencia. "i acept%ramos el modelo cartesiano de la mente eso no ser(a posible! la conciencia se reducir(a al o el o toma datos de absolutamente todo de lo que se presenta ante la conciencia! si consideramos el o trascendental 8antiano como un o de hecho como lo interpretaron los post8antianos entonces no habr(a en definitiva nin#ún tipo de posibilidad de que al#uno de esos hechos escapara a nuestra conciencia! tendr(amos conciencia de todo lo que sucede o nos rodea en la medida que la conciencia estar(a respaldada por un o que reco#er(a absolutamente todos los hechos acu0arlos como e3periencia! si fuera un o trascendental de hecho no de derecho! por eso /l interpreta que cuando 7ant habla de un o que deber(a poder acompa0ar a todas nuestras representaciones no se est% refiriendo a un o de hecho sino a un o de derecho! puede que si como puede que no siempre ha un o que acompa0e las representaciones. "i ha conciencia sin o esa conciencia sin o implica que en definitiva la conciencia no toma esas al#unas representaciones como propias! no las asume como pertenecientes a si. ;u/ pasa con esas representaciones! el psicoan%lisis plantea que el no tomar conciencia o sentido de pertenencia se debe a que ha un inconsciente que si las reco#e pero no se lo comunica a la conciencia! considerar que ha un inconsciente supone de todos modos considerar que ha una estructura a dada en la vida ps(quica que unifica las representaciones eso es lo que /l no acepta! "artre no lo acepta a que considerar que ha estructuras a priori implica que la vida ps(quica a est% hecha! estructurada eso es lo que le da la ri#idez a la concepción cartesiana de la mente porque en la concepción cartesiana de la mente ha un o que es inconmovible! un o pienso que est% dado a priori! si est% dado a priori entonces no ha posibilidad de construcción! a est% construido! en la medida que a est% construido tiene determinadas caracter(sticas! lo a priori no se puede modificar. "artre considera que si aceptamos eso aceptamos la e3istencia de un o dado a priori que tiene determinados atributos o bien aceptamos la posición freudiana de la e3istencia de un inconsciente que tambi/n est% dado a priori como en realidad se#ún la concepción psicoanal(tica de la mente lo que tenemos en principio es un inconsciente que a est% que tiene contenidos #en/ticos adem%s! se podr% modificar se#ún la posición psicoanal(tica al#unos aspectos de la personalidad que se van formando pero ha un núcleo innato que es inmóvil. Lo que "artre plantea es que eso no es cierto! que en realidad no ha un o a priori que no ha un inconsciente! a que si hubiera pasar(a lo que pasa con el modelo cartesiano! habr(a determinados contenidos en la vida ps(quica que ser(an a priori que no se podr(an poner en duda que en definitiva no se podr(an modificar se podr(a prescindir del mundo e3terior porque en realidad si esos contenidos a priori tienen las caracter(sticas que 4escartes les da claridad distinción evidencia! esos contenidos constituir(an como la #arant(a de la vida ps(quica! el mundo e3terior desempe0ar(a un rol secundario. 2ceptar que ha estructuras a priori implica aceptar que ha al#o que est% dado que no se puede modificar! sustancia. "i ha una sustancia consolidada que tiene determinados atributos que se autoabastece! entonces de acuerdo a la fenomenolo#(a no habr(a conciencia! porque si toda conciencia es conciencia de al#o es preciso que la conciencia se manifieste por su intencionalidad la intencionalidad siempre implica un movimiento un trascender de la conciencia misma hacia lo que ella no es. )oda conciencia es conciencia de al#o! de lo contrario sin el al#o no ha conciencia! no ha conciencia de nada toda conciencia es conciencia de al#o. .ara que el al#o sea la misma conciencia se requiere de un proceso! cuando la conciencia se considera como conciencia de si implica un considerarse al#o acabado! al#o que posee una sustancia acabada! eso tiene que ver con la mala fe. La mala fe es pretender ser lo que no se es! cuando la conciencia pretende ser al#o acabado! un en si! eso es un acto de mala fe. "i o creo que so un individuo con determinados atributos caracter(sticas o personalidad todo eso se resume en pretender ser un en si! o sea un ser acabado eso es mala fe. Cuando pretendemos que en la conciencia ha 4

&ste es el primer ar#umento. "i va a haber su$eto! no va a haber su$eto cartesiano! va a haber un su$eto que va a estar en el mundo.eide##er el pasa$e del das man al 4asein era un proceso individual! en tanto que en "artre la constitución del su$eto nunca puede ser individual! porque la construcción del su$eto va a ser el resultado de un proceso que comienza con esa conciencia de lo otro. Cada una de nuestras <conciencias=. La conciencia es un absoluto no sustancial. . La ruptura que propone "artre con el o cartesiano tiene que ver con otra de las caracter(sticas de la filosof(a contempor%nea es con la ruptura de la dicotom(a su$etivo ob$etivo! porque en la medida que no ha su$eto tampoco ha ob$eto. Si se concede entonces a @ant la c$esti(n de derec)o& la c$esti(n de )ec)o no %$eda por eso decidida" Conviene& p$es& plantearla a%$* con nitide96 el Ao 4ienso debe poder aco!paBar todas n$estras representaciones& Epero las aco!paBa de )ec)oC S$pon a!os& por otra parte& %$e $na cierta representaci(n < pase& de $n cierto estado en %$e el Ao 4ienso no la aco!paBa& a $n estado donde el Ao 4ienso la aco!paBa" EEl pasa1e le entraBar*a $n ca!bio de estr$ct$ra o la representaci(n per!anecer*a inca!biada en s$ 'ondoC Esta se $nda c$esti(n nos cond$ce a plantear $na tercera6 el Ao 4ienso debe poder aco!paBar todas n$estras representaciones/ Epero es necesario entender por eso %$e la $nidad de n$estras representaciones& directa o indirecta!ente& est3 reali9ada por el Ao 4ienso :o bien se debe co!prender %$e las representaciones de $na conciencia deben estar $nidas y artic$ladas de tal s$erte %$e $n =Ao 4ienso> de co!probaci(n sea sie!pre posible a prop(sito de ellasC Esta tercera c$esti(n se plantea& parece& sobre el plano del derec)o& y sobre este plano& abandonar*a la ortodo0ia Dantiana" 4ero se trata& en realidad& de $na c$esti(n de )ec)o %$e se 'or!$lar*a as*6 el Ao %$e encontra!os en n$estra conciencia& Ees posible por la $nidad sint5tica de n$estras representaciones& o bien es el %$e $ni'ica de )ec)o las representaciones entre ellasC Lo que hace ac% es una s(ntesis de ar#umentación! el o pienso debe poder acompa0ar las representaciones no implica necesariamente que las acompa0e. La conciencia trascendental no es otra cosa que un con$unto de condiciones necesarias para el pasa$e a lo que lue#o es la conciencia emp(rica. La conciencia trascendental para 5l es sola!ente el con1$nto de condiciones necesarias para la e0istencia de $na conciencia e!p*rica" En consec$encia& reali9ar el Ao trascendental& )acer de 5l el co!paBero inseparable de cada $na de n$estras =conciencias>& es 1$9 ar sobre el )ec)o y no sobre el derec)o& es colocarse en $n p$nto de vista radical!ente di'erente al de @ant" &so es lo que para 7ant considera "artre que es la conciencia trascendental.ara . &l caso de que las acompa0ara! supon#amos entonces que ha una representación a no acompa0ada por un o pienso! el pasa$e de esa representación acompa0ada por un o pienso! qu/ pasa con esa representación! es la misma> 4e ac% se deriva otro cuestionamiento! el hecho de que las representaciones requieran de una unidad! que es la unidad de la vida ps(quica! eso necesariamente implica necesariamente sostener que la unidad est% dada 5 .determinados contenidos estamos actuando de mala fe! eso es lo que ha que hacer vaciarla lle#ar a la comprensión de que la conciencia no las posee. "i la conciencia trascendental es un con$unto de condiciones necesarias para que e3ista la conciencia emp(rica o no puedo afirmar porque es contradictorio que ha un o de hecho porque entonces la conciencia emp(rica no tendr(a razón de ser a estar(a dada! habr(a como una conciencia que de hecho ser(a emp(rica no habr(a necesidad de una conciencia trascendental! lo que est% planteando es que en definitiva 7ant lo que ha es un o formal no un o de hecho! el o formal estar(a constituido por ese con$unto de condiciones necesarias para la constitución de la conciencia emp(rica podr(amos afirmar que a partir de la e3istencia de la conciencia emp(rica reci/n all( es posible la constitución de un o de hecho. &n realidad no ha una conciencia! lo que "artre quiere decir es que ha múltiples conciencias en la medida de que si tomamos ese postulado de que toda conciencia es conciencia de al#o ha múltiples al#os por lo tanto ha múltiples conciencias de al#o! conciencias como e3periencias salidas! trascendencias de la conciencia hacia un ob$eto intencionado! pero no ha un ob$eto intencionado ha múltiples ob$etos intencionados. 2dem%s est% ruptura lleva a la ruptura con el escepticismo! porque el escepticismo se da cuando est% esa separación entre el su$eto el ob$eto.

. "i interpretamos el o 8antiano como un o de derecho no de hecho ha representaciones que no est%n acompa0adas necesariamente por un o! qu/ pasa con esas representaciones si no est%n acompa0adas por un o pienso lue#o pasan a estar acompa0adas! porque /l considera que el o se constitu e despu/s! porque en realidad ha representaciones sin o eso es ser fiel a 7ant se#ún /l.usserl.or otro lado si es cierto que necesitamos una unidad de la vida ps(quica! las e3periencias tienen que ser a#rupadas como perteneciendo a al#uien! tiene que lle#ar un momento en que ha a al#o que pueda denominarse o! pero por qu/ tiene que estar previo a las e3periencias por qu/ no puede ser un o que se va a constitu endo a partir de las e3periencias.usserl a encontrar lo que en definitiva era para 7ant esa conciencia emp(rica que era resultado de la conciencia trascendental! . Como conclusión lo que para 7ant era la conciencia trascendental en .usserl se transforma en la epo$e! esa reducción fenomenoló#ica es lo que en 7ant se defin(a como conciencia trascendental.usserl es un hecho absoluto! pasó de ser conciencia trascendental a ser conciencia emp(rica! pasó de ser un con$unto de posibilidades a ser un hecho. &se o que podr(a acompa0ar las representaciones /l lo toma como anticipación a su posición. . La cosa despo$ada de accidentes! es necesario entender que la fenomenolo#(a es una ciencia de hecho! los problemas que trata son problemas de hecho.usserl! esta conciencia natural con la e3presión <conciencia intramundana= 6 . Lo que se encuentra es un o! un hecho. La representación sin el o es la posición de "artre. &se hecho absoluto es el o! lo que para 7ant era la conciencia emp(rica aqu( es el o! eso es lo que encuentra .usserl apresa la conciencia trascendental de 7ant por medio de la epo$e! . &n el primer . La aplicación de la epo$e conduce a .a priori o se podr(a considerar que es una unidad que se da a posteriori! ha un o pienso a priori que constitu e el polo unificador de las representaciones o no ha un o pienso a priori si ha un o a posteriori encar#ado de unificar las representaciones.usserl se encuentra con esa conciencia trascendental pero si encuentra la conciencia trascendental por medio de la epo$e lo que encuentra es la esencia de la conciencia trascendental! pero si encuentra la esencia lo que encuentra es la conciencia trascendental> Lo que encuentra . "e#ún 7ant se modifican las representaciones con el o pienso. Lo que denomina la cosa es la esencia! el noema. La epo$e es la puesta entre par/ntesis. Si abandona!os todas las interpretaciones !3s o !enos 'or9adas %$e los postDantianos )an dado al Ao 4ienso& y si %$isi5ra!os a#n resolver el proble!a de la e0istencia de )ec)o del Ao de la conciencia& nos encontrare!os con la 'eno!enolo *a de 8$sserl" La 'eno!enolo *a es $n est$dio cient*'ico y no cr*tico de la conciencia" S$ procedi!iento esencial es la int$ici(n" La int$ici(n& se #n 8$sserl& nos pone en presencia de la cosa" Es necesario entonces entender %$e la 'eno!enolo *a es $na ciencia de )ec)o y %$e los proble!as %$e pone son proble!as de )ec)o& co!o& por otra parte& se lo p$ede co!prender si se considera %$e 8$sserl la lla!a $na ciencia descriptiva" Los proble!as de la relaci(n del Ao a la conciencia son& p$es& proble!as e0istenciales" 8$sserl enc$entra y apresa la conciencia trascendental de @ant por inter!edio de la epo1e +" 4ero esta conciencia no es ya $n con1$nto de condiciones l( icas& es $n )ec)o absol$to" No es ta!poco $na )ip(stasis de derec)o& $n inconsciente 'lotando entre lo ideal y lo real" Es $na conciencia real accesible a cada $no de nosotros desde %$e opera!os la =red$cci(n>" 4ero es e0acta!ente ella la %$e constit$ye n$estra conciencia e!p*rica& esta conciencia =en el !$ndo>& esta conciencia con s$ =yo> (!oi) ps*%$ico y psico'*sico" ?ntuición procedimiento! la intuición nos pone en presencia de la cosa.usserl a 1 La epo$/! la reducción fenomenoló#ica! es la puesta entre par/ntesis de la actitud natural! que siempre es la marca de un realismo espont%neo1 tambi/n en "artre desi#na! despu/s de . "i se considera que ha un o de hecho no de derecho que acompa0a las representaciones se considera que ha un o a priori polo unificador de las vivencias! pero admitir eso ser(a considerar que ha una sustancia que la conciencia posee una sustancia que por tanto la conciencia no es un absoluto no sustancial. Los problemas de la relación del o a la conciencia son problemas e3istenciales! si son e3istenciales no son de car%cter #noseoló#ico o epistemoló#ico son de car%cter e3istencial! podemos afirmar la e3istencia de un o>! si lo podemos hacer qu/ relación #uarda con la conciencia. Ciencia descriptiva de esencias.usserl no ha su$eto a priori.usserl lo que encuentra es el o. &se o es un o en el mundo esa reducción fenomenoló#ica lleva a .

La posición de que si e3iste un o ps(quico unos psicof(sico no e3iste un o trascendental 5posición de "artre6.ue necesidad de considerar que ha un o a priori si se va a constituir un o ps(quico un o psicof(sico. 9o puedo aparecer como un en si para el otro! el otro aparece para mi como un en si! pero o no me puedo considerar un en si. 3 Las consecuencias enumeradas constitu en el fondo de la tesis que "artre va a defender en oposición con los últimos traba$os de . &l o ps(quico es el que mira hacia la conciencia! o el que se mira en la conciencia m%s bien! el o psicof(sico es el que habita en el cuerpo! de all( que el cuerpo tiene un tol absolutamente fundamental en esa constitución del o. 7 .usserl. &l o moi tiene un car%cter ps(quico es ese o moi el que le va a dar ese sentido de pertenencia de las e3periencias a la conciencia sin necesidad! una especie de refle$o. &ntendiendo bien que el 9o 5Be6 el 9o 5@oi6 no son sino uno! que constitu en el &#o! del cual sólo son dos fases. &l tr%nsito de una conciencia vac(a a la constitución de un su$eto implica una salida esas salidas emer#encias de la conciencia al mundo esa unificación de e3periencias que da lu#ar a la formación de ese su$eto o de esa personalidad que en realidad nunca est% acabada! siempre est% en proceso! considerar que est% acabada es un acto de mala fe! considerarse un en si cuando en realidad nunca se es en si.encontrar de al#una manera una conciencia emp(rica! porque es de al#una manera esa conciencia que ha dado lu#ar a la constitución de un o que le da a la conciencia la posibilidad de reunir todas las e3periencias! de all( que puede ser comparada con la conciencia emp(rica 8antiana. 2 "artre desi#na con el concepto de <9o= 5$e6 a la personalidad en su aspecto activo1 por <9o= 5@oi6 entiende la totalidad concreta psicoAf(sica de la misma personalidad. Cree!os& por n$estra parte& en la e0istencia de $na conciencia constit$yente" Se $i!os a 8$sserl en cada $na de las ad!irables descripciones en las %$e )a !ostrado a la conciencia trascendental constit$yendo el !$ndo y aprision3ndose en la conciencia e!p*rica& esta!os pers$adidos& co!o 5l& de %$e n$estro yo ps*%$ico y psico'*sico es $n ob1eto trascendente %$e debe caer ba1o el olpe de la epo1e" 4ero nos plantea!os la c$esti(n si $iente6 Eno es s$'iciente con el yo ps*%$ico y el yo psico'*sicoC EEs necesario %$e se lo d$pli%$e en $n Ao trascendental& estr$ct$ra de la conciencia absol$taC Se ve la consec$encia de la resp$esta" Si ella es ne ativa& res$lta6 +F) ?$e el ca!po trascendental se )ace i!personal& o& si se lo pre'iere& =prepersonal>& sin Ao" -F) ?$e el yo no aparece !3s %$e al nivel de la )$!anidad y %$e no es !3s %$e $na 'ase del Ao (Goi)& la 'ase activa"2F) ?$e el Ao 4ienso p$ede aco!paBar n$estras representaciones por%$e aparece sobre $n 'ondo de $nidad %$e no )a contrib$ido a crear y %$e es esta $nidad previa& la %$e& al contrario& lo )ace posible" 7F) ?$e ser*a l*cito pre $ntarse si la personalidad (a$n la personalidad abstracta de $n Ao) es $n aco!paBa!iento necesario de $na conciencia y si se p$ede concebir conciencias absol$ta!ente i!personales2" 8$sserl )e respondido a la c$esti(n" Desp$5s de )aber considerado %$e el Ao (Goi) era $na prod$cci(n sint5tica y trascendente de la conciencia )a retornado en Ideen& a la tesis cl3sica de $n Ao trascendental %$e estar*a co!o por detr3s de cada conciencia& %$e ser*a $na estr$ct$ra necesaria de esas conciencias& c$yas radiaciones recaer*a sobre cada 'en(!eno %$e se presentara en el ca!po de la atenci(n" <s*& la conciencia trascendental deviene ri $rosa!ente personal" EEra necesaria esta concepci(nC EEs co!patible con la de'inici(n %$e 8$sserl da de la concienciaC Se cree ordinaria!ente %$e la e0istencia de $n Ao trascendental se 1$sti'ica por la necesidad de $nidad y de individ$alidad de la conciencia" Co!o todas las percepciones y todos !is pensa!ientos se relacionan a ese n#cleo per!anente& !i conciencia %$eda $ni'icada/ por%$e yo p$edo decir !i conciencia y por%$e 4edro y 4ablo p$eden ta!bi5n )ablar de s$ conciencia& es %$e esas conciencias se distin $en entre ellas" El Ao es prod$ctor de interioridad" 4$es bien& es se $ro %$e la 'eno!enolo *a no tiene necesidad de rec$rrir a ese yo $ni'icador e individ$ali9ante" En e'ecto& la conciencia se de'ine por la intencionalidad" 4or la intencionalidad ella se trasciende a s* !is!a& se $ni'ica escap3ndose" Conciencia constitu ente en la medida que emer#e se trasciende a si misma que dar% lu#ar a la constitución de ese o unificador. &se o que tiene dos caras! una que mira hacia el mundo! otra que mira hacia la conciencia! un espe$o que podr(amos decir tiene dos caras! por eso habla del o ps(quico del psicof(sico. .

&se escaparse permanente es esa seria de intencionalidades o huidas de la conciencia hacia lo que no es ella. &n lu#ar de considerar que e3iste un o a 8 . La conciencia trascendental es la que se trasciende a si misma hacia los ob$etos una vez que aprisiona los ob$etos pasa a ser conciencia emp(rica. &s la unificación de las e3periencias lo que hace posible la constitución del o. 'o ha un o a priori! lo que ha es una conciencia que se trasciende a si misma. La conciencia no tiene nin#ún tipo de caracter(stica e3cepto ese movimiento. "artre no est% de acuerdo con esa vuelta al o! no lo considera necesario! no ve la necesidad de duplicar o triplicar esos o. La conciencia trascendental en la fenomenolo#(a es la que constitu e el mundo para lue#o transformarse en conciencia emp(rica.usserl en lo que respecta a ese proceso! esa tarea de la conciencia que implica un estudio cient(fico del mundo transformado en hechos u ob$etos a partir de la conciencia trascendental. &l o pienso se forma despu/s! ese o pienso puede acompa0ar nuestras representaciones porque aparece sobre un trasfondo de unidad que est% dado por el con$unto de las representaciones o e3periencias que el o no creó.&l o aparece al nivel de la humanidad quiere decir que aparece en el mundo. "i no escapa de su encierro muere! no ha conciencia de nada! el al#o se encuentra m%s all% de la conciencia. La se#unda etapa de la producción de . 2dhesión al primer . "i la conciencia se define por su movimiento! pos su trascendentalidad! no puede haber nin#una estructura porque cualquier tipo de estructura a priori que ha a quita la posibilidad de esa intencionalidad! si ha un o a priori detr%s a ha una especie de condicionamiento la intencionalidad requiere de una pura libertad. La conciencia es un absoluto no sustancial! una sub$etividad que no implica un su$eto constituido ni una personalidad! es intencionalidad pura. Como e3istencialista propone una e3istencia que implica una serie de posibilidades! se opta por ser una cosa u otra o creer que so al#o.usserl en ?deen vuelve a retomar la tesis cl%sica de un o trascendental.usserl rechazo al se#undo por su vuelta a la concepción del o trascendental que estar(a por detr%s de cada conciencia. La fase activa del o moi es una fase del o que interactúa en el mundo. "on las series de e3periencias las que se van unificando para dar lu#ar a la constitución de ese o. La $nidad de las !il conciencias activas por las c$ales )e a re ado& a re o y a re ar5 dos a dos para )acer c$atro& es el ob1eto trascendente =dos y dos son c$atro>" Sin la per!anencia de esta verdad eterna ser*a i!posible concebir $na $nidad real& y )abr*a tantas operaciones irred$ctibles co!o conciencias operatorias" Es posible %$e a%$ellos %$e creen %$e =dos y dos son c$atro> es el contenido de !i representaci(n& se vean obli ados a rec$rrir a $n principio trascendental y s$b1etivo de $ni'icaci(n& %$e ser*a entonces el Ao" 4ero& precisa!ente& 8$sserl no tiene necesidad" El ob1eto es trascendente a las conciencias %$e lo apresan y es en 5l %$e se enc$entra s$ $nidad" Se dir3 %$e& sin e!bar o& es necesario $n principio de $nidad en la d$raci(n para %$e el 'l$1o contin$o de las conciencias sea s$sceptible de poner ob1etos trascendentes '$era de 5l" Es necesario %$e las conciencias sean s*ntesis perpet$as de las conciencias pasadas y de la conciencia presente" Lo c$al es e0acto" 4ero es si ni'icativo %$e 8$sserl& %$ien )a est$diado en La conciencia interna del tie!po esta $ni'icaci(n s$b1etiva de las conciencias& no )aya rec$rrido 1a!3s a $n poder sint5tico del Ao" Es la conciencia la %$e se $ni'ica a si !is!a y concreta!ente por $n 1$e o de intencionalidades =transversales> %$e son retenciones concretas y reales de las conciencias pasadas" <s*& la conciencia reenv*a perpet$a!ente a s* !is!a/ decir =$na conciencia> es decir toda la conciencia& y esta propiedad sin $lar pertenece a la conciencia !is!a c$ales%$iera %$e sean& por otra parte& s$s relaciones con el Ao" 4arece %$e 8$sserl& en las Geditaciones Cartesianas& )a %$edado entera!ente 'iel a esta concepci(n de las conciencias %$e se $ni'ican en el tie!po" 4or otra parte& la individ$alidad de la conciencia proviene& evidente!ente& de la nat$rale9a de la conciencia" Cr(tica que plantea al se#undo . "i se pueden concebir conciencias absolutamente impersonales.usserl! "artre est% de acuerdo con la fenomenolo#(a de . &se con$unto de e3periencias es lo que hace posible la formación del o no al rev/s. &scap%ndose hacia lo que no es ella. 'o va a haber un su$eto enfrentado a un ob$eto! porque el su$eto va a ser ob$eto para la conciencia. &s una conciencia prepersonal! o sea! sin o. &l escaparse es el trascenderse hacia lo que la conciencia no es! su modo de e3istir es ese salir permanente hacia lo que no es ella. Lo que hace la conciencia es ser conciencia de lo que no es! o sea de lo otro! en principio lo único que ha es lo otro! no ha conciencia de conciencia! lo único que ha para la conciencia en primera instancia es lo otro! primer paso para la constitución de la personalidad del su$eto de la intencionalidad.

no es posicional& es decir& 9 . &l mundo no est% dado! se va a construir. . "artre platea que los neo8antianos han interpretado incorrectamente el o que deber(a poder acompa0ar las representaciones. La conciencia no p$ede estar li!itada (co!o la s$stancia de Spino9a) !3s %$e por ella !is!a" Ella constit$ye& p$es& $na totalidad sint5tica e individ$al entera!ente aislada de las otras totalidades del tie!po !is!o& y el Ao no p$ede ser& evidente!ente& !3s %$e $na e0presi(n (y no $na condici(n) de esa inco!$nicabilidad y de esa interioridad de las conciencias" Nosotros pode!os& p$es& responder sin vacilar6 la concepci(n 'eno!enol( ica de la conciencia convierte al rol $ni'icante e individ$ali9ante del Ao& en al o total!ente in#til" Es la conciencia& por el contrario& la %$e )ace posible la $nidad y la personalidad de !i Ao" El Ao trascendental no tiene& p$es& ra9(n de ser" "i hubiese al#o a priori la conciencia estar(a limitada para "artre la conciencia no puede estar limitada m%s que por ella misma. 'o ha un o trascendental! lo que ha es conciencia! sólo conciencia que se trasciende a si misma porque se caracteriza por la intencionalidad. &l o es el resultado de las diversas trascendencias o intencionalidades de la conciencia.priori! por qu/ no considerar m%s bien que ese fluir permanente de la conciencia es la que dar% lu#ar a la constitución del o! o sea no ha un polo unificador a priori de las intencionalidades sino m%s bien un polo unificador a posteriori que se constituir(a a partir de las diversas intencionalidades. La conciencia est% permanentemente escap%ndose de si misma! pero esas diversas salidas van dando lu#ar a la constitución de un polo que unifica que le da car%cter personal a esas e3periencias! de ese modo aparece el o o el su$eto. 4ecir que ha su$eto implica afirmar que ha un o a priori! si no ha su$eto tampoco ha ob$eto! lo que ha son conciencias que se caracterizan por la intencionalidad ob$etos intencionados que se enfrentan a las conciencias! de ese $ue#o dial/ctico va a sur#ir ese su$eto! ese o.usserl denomina conciencia emp(rica ser(a en el plateo de "artre ese o unificador de las diversas conciencias trascendentales.or eso es porque rompe con la dicotom(a sub$etivo ob$etivo! en principio no ha un problema #noseoló#ico! si no ha o no ha su$eto de conocimiento! ha conciencia. 4ero& por otra parte& ese Ao s$per'l$o es per1$dicial" Si e0istiera arrancar*a a la conciencia de s* !is!a& la dividir*a& se desli9ar*a en cada conciencia co!o $na l3!ina opaca" El Ao trascendental es la !$erte de la conciencia" En e'ecto& la e0istencia de la conciencia es $n absol$to& por%$e la conciencia es conciencia de si !is!a" Es decir& %$e el tipo de e0istencia de la conciencia es ser conciencia de si" A to!a conciencia de si en tanto %$e es conciencia de $n ob1eto trascendente" Todo es entonces claro y l#cido en la conciencia6 el ob1eto est3 'rente a ella con s$ opacidad caracter*stica& pero ella& ella es p$ra y si!ple!ente conciencia de ser conciencia de ese ob1eto& tal la ley de s$ e0istencia" Es necesario a re ar %$e esta conciencia de conciencia :'$era de los casos de conciencia re'le0iva en los %$e insistire!os en s$ !o!ento. &l mundo es una construcción de las conciencias! entonces la preocupación de "artre es fundamentalmente de car%cter ontoló#ico! la #noseolo#(a vendr% lue#o! lo que a "artre le preocupa es la construcción de esa ontolo#(a. &3presión de la unidad que lo#ran las diversas trascendencias de la conciencia! cada ob$eto intencionado va a dar lu#ar a que se va a constitu endo ese o que es el polo unificador. 'o tiene sentido un o trascendental! en principio no sólo que no tiene sentido! si hubiese un o trascendental entonces la conciencia no tendr(a la posibilidad de trascenderse a si misma! tendr(a una sustancia que la condicionar(a al estilo de las cate#or(as 8antianas! en las cate#or(as operan como a prioris en la construcción de ese o. Lo que se enfrenta a la conciencia es lo otro! cualquier ente es resultado de una construcción que nunca es individual sino colectiva! se da en ese $ue#o dial/ctico! si lle#a a haber personas o su$etos es porque estos son el resultado de esa dial/ctica de la conciencia hacia lo que ella no es. La conciencia en "artre necesariamente! forzosamente debe ser libre! cualquier sustancialidad que se le atribu a implica atribuirle una serie de condiciones que impiden ese fluir de la conciencia hacia lo que ella no es para constituir el mundo. &l o no puede ser una condición! si lo fuera estar(amos considerando que e3iste un o a priori que es condición de la e3periencia! al no haber un o a priori el o no es condición sino una e3presión. Lo que el primer . La relación dial/ctica con el pró$imo es lo que va a dar lu#ar a la constitución de los su$etos. La conciencia se trasciende a si misma hacia lo otro! pero lo otro es a su vez una conciencia que realiza el mismo movimiento.

<&s al#una cosa para la conciencia= no se est% refiriendo a un o pree3istente! sino de un o que se va a construir a posteriori 10 . &l ob$eto se presenta como un en si! al#o terminado. &l ob$eto puede ser una persona o lo que sea! ob$eto trascendente de la conciencia o intencionado de la conciencia! pero no ob$eto de conocimiento! no es una relación en el pClano #noseoló#ico sino en el ontoló#ico. Como se diri#e hacia ese ob$eto! ese ob$eto es el ob$eto intencionado el ser ob$eto intencionado lo convierte en un ob$eto que se posiciona frente a la conciencia. Conciencia de primer #rado es esa conciencia posicional de ob$eto intencionado.%$e la conciencia no es ella !is!a s$ ob1eto" S$ ob1eto est3 por nat$rale9a '$era de ella y es por eso %$e& por $n !is!o acto& lo pone y lo to!a" La conciencia no es conciencia de si hasta tanto no es conciencia de un ob$eto trascendente! impl(cito la primera instancia de ese proceso dial/ctico! la conciencia se escapa de si hacia un ob$eto trascendente! en tanto es conciencia del ob$eto trascendente se produce ese proceso que va a llevar a la toma de conciencia de si. La conciencia siempre es conciencia de al#o! de lo contrario no ha conciencia de nada! toda conciencia es conciencia de al#o! es una re#la de la fenomenolo#(a! en esa medida ese al#o puede asumir distintos status! ha distintos status de ese al#o. Conciencia posicional es lo mismo que conciencia t/tica. Ella !is!a no se conoce a si !is!a& sino co!o interioridad absol$ta" < $na se!e1ante conciencia la lla!are!os6 conciencia de pri!er rado o irre'le0iva" Nos pre $nta!os6 E)ay l$ ar para $n Ao en se!e1ante concienciaC La resp$esta es clara6 evidente!ente& no" En e'ecto& ese Ao no es ni $n ob1eto (p$esto %$e es interior por )ip(tesis) ni ta!poco de la conciencia& p$esto %$e es al $na cosa para la conciencia& no $na c$alidad trasl#cida de la conciencia& sino& de al $na !anera& $n )abitante" En e'ecto& El Ao con s$ personalidad& por !3s abstracto y 'or!al %$e se lo piense& es co!o $n centro de opacidad" Es al yo (!oi) concreto y psico'*sico lo %$e el p$nto es a las tres di!ensiones6 es $n Ao (Goi) in'inita!ente contractado" Si& p$es& se introd$ce esta opacidad en la conciencia& se destr$ye esa de'inici(n tan 'ec$nda %$e di!os de ella& se la osc$rece& ella no es !3s $na espontaneidad& y lleva en ella !is!a $n er!en de opacidad" 4ero& y al !is!o tie!po& ser*a preciso abandonar ese p$nto de vista pro'$ndo y ori inal %$e )ace de la conciencia $n absol$to no s$stancial" Una conciencia p$ra es $n absol$to si!ple!ente por%$e es conciencia de si !is!a" 4er!anece siendo& p$es& $n ='en(!eno> en el sentido !$y partic$lar en %$e =aparecer> y =ser> no )acen !3s %$e $no" Una conciencia es toda li ere9a& toda trasl$cide9" A es en esto %$e el Co ito de 8$sserl es tan di'erente del Co ito cartesiano" 4ero si el Ao es $na estr$ct$ra necesaria de la conciencia& ese Ao opaco %$eda elevado al !is!o tie!po al ran o de absol$to" A )e a%$* %$e estar*a!os en presencia de $na !(nada" Tal es& des raciada!ente& la orientaci(n del n$evo pensa!iento de 8$sserl (ver las Geditaciones Cartesianas)" La conciencia se )a v$elto !3s pesada& )a perdido ese car3cter %$e )ac*a de ella el e0istente absol$to a '$er9a de ine0istencia" Es pesada y ponderable" Todos los res$ltados de la 'eno!enolo *a entonces %$edar*an arr$inados si el Ao no es& al !is!o t*t$lo %$e el !$ndo& $n e0istente relativo& es decir& $n ob1eto para la conciencia" Lo que empieza a hacer es a cate#orizar los distintos #rados que ha de la conciencia. La conciencia queda totalmente absorbida por el ob$eto que se le presenta con determinados atributos. La conciencia es solamente conciencia de ser conciencia del ob$eto! no es conciencia refle3iva! no ha todav(a proceso de refle3ión! ha solamente un ob$eto que esta como aprisionando toda la intencionalidad de la conciencia. &n esa re#la de la fenomenolo#(a lo que encontramos es la forzosidad de que la conciencia se escape para ser conciencia porque de lo contrario si no ha conciencia de nada si no ha un al#o que se opon#a a la conciencia no habr(a conciencia. Dna conciencia que por su trascendencia le da posición! posiciona al ob$eto hacia el cual se diri#e su intencionalidad. 'o de si misma! la autorreferencia sólo dada por ese ob$eto de conciencia. 'o podemos identificar conciencia con refle3ión! ha conciencia refle3iva pero tambi/n ha otros #rados de conciencia. La misma conciencia que solamente es autoconciencia en el sentido de que remite a ese ob$eto de conciencia! conciencia de ser conciencia de ob$eto. La opacidad se refiere a la sustancialidad. "i fuera de si misma seria conciencia refle3iva! conciencia posicional del ob$eto. &n si es una sustancialidad.

&s en definitiva un fenómeno en el sentido de que "artre entiende fenómeno. &l o nunca va a ser un habitante de la conciencia sino que a partir del momento en que aparezca el o este va a ser un ob$eto para la conciencia. .usserl al cual "artre adhiere. *enómeno es todo lo que es! porque ser aparecer son lo mismo! es lo que aparece. -l introduce ac% el o moi! plantea <es al o moi concreto psicof(sico lo que el punto es a las tres dimensiones=! el o es al o moi como el punto es a las tres dimensiones! es un centro donde se contrasta toda las dimensiones de ese o! el 9o es lo que posteriormente va a denominar el e#o! el o moi es una de las fases o caras del e#o. &l plantea una conciencia es toda li#ereza en la medida que no ha sustancia! toda traslucidez en esto es en lo que se diferencia el Co#ito de . &n esta conciencia prerrefle3iva o irrefle3iva! en el sentido de que no refle3iona! no ha o.que va a ser una cosa para la conciencia i#ual que cualquier otra cosa para la conciencia! el o no va a habitar la conciencia va a ser al#o para la conciencia.u/ pasa con ese e#o que tiene esas dos fases! el o el o moi! en realidad no habita la conciencia! no pertenece a la conciencia porque si fuera as( no podr(amos definir a la conciencia como un absoluto no sustancial. La otra cara del e#o es el o! distin#ue en el e#o el o el o moi.usserl del Co#ito cartesiano.usserl el o no est% presente a priori entonces el co#ito del primer . &se es el . &l co#ito cartesiano comienza con la asunción de un o! o sea! o pienso un o que tiene adem%s una sustancialidad! por lo tanto so 1 en tanto que en el primer . &n primer lu#ar lo que ha entonces es una conciencia de primer #rado o conciencia irrefle3iva! en esa conciencia no ha lu#ar para un o.usserl ser(a inverso al de 4escartes1 no ser(a o pienso por lo tanto so sino so lue#o pienso! una vez que se constitu e el o entonces reci/n a partir de all( va a aparecer la refle3ión! en tanto no ha o no ha refle3ión pero para que se constitu a el o previamente es necesaria una conciencia carente de o. B) El Co ito co!o conciencia re'le0iva El =Ao 4ienso> Dantiano es $na condici(n de posibilidad" El Co ito de Descartes y de 8$sserl es $na co!probaci(n de )ec)o" Se )a )ablado de la =necesidad de )ec)o> del Co ito& e0presi(n %$e !e parece 1$sta" 4or%$e no se p$ede ne ar %$e el Co ito es personal" En el =Ao 4ienso> )ay $n Ao %$e piensa" <lcan9a!os a%$* al Ao en s$ p$re9a& y si se %$iere constr$ir $na =E olo *a> se debe partir del Co ito" El )ec)o de %$e p$ede servir de partida es 5ste6 cada ve9 %$e apresa!os n$estro pensa!iento& sea por $na int$ici(n in!ediata& sea por $na int$ici(n apoyada en la !e!oria& apresa!os $n Ao %$e es el Ao del pensa!iento apresado y %$e se da& por otra parte& co!o trascendiendo este pensa!iento y todos los otros pensa!ientos posibles" Si por e1e!plo %$iero recordar tal paisa1e percibido en el tren ayer& !e es posible )acer volver el rec$erdo de ese paisa1e en tanto %$e tal& pero ta!bi5n p$edo recordar %$e yo ve*a ese paisa1e" Esto es lo %$e 8$sserl& en La conciencia interna del tie!po& lla!a la posibilidad de re'le0ionar en el rec$erdo" Dic)o de otro !odo& p$edo sie!pre operar $na re!e!oraci(n c$al%$iera sobre el !odo personal y el Ao aparece en se $ida" Tal es la arant*a de )ec)o de la a'ir!aci(n de derec)o Dantiana" <s* se da %$e no )ay $na de !is conciencias %$e yo no aprese co!o provista de $n yo" 4ero es preciso recordar %$e todos los a$tores %$e )an descripto al Co ito lo )an dado co!o $na operaci(n re'le0iva& es decir& co!o $na operaci(n de se $ndo rado" Este Co ito es operado por $na conciencia diri ida sobre la conciencia& %$e to!a la conciencia co!o ob1eto" Entend3!onos6 la certid$!bre del Co ito es absol$ta& p$es& co!o lo dice 8$sserl& )ay $na $nidad indisol$ble de la conciencia re'le0ionante y de la conciencia re'le0ionada (al p$nto %$e la conciencia re'le0ionante no sabr*a e0istir sin la conciencia re'le0ionada)" Con todo& nosotros esta!os 'rente a $na s*ntesis de dos conciencias& de las c$ales la $na es la conciencia de la otra" <s*& el principio esencial de la 'eno!enolo *a& =toda conciencia es conciencia de al o>& per!anece salva $ardado" <)ora bien& !i conciencia re'le0ionante no se to!a ella !is!a por ob1eto c$ando yo reali9o el Co ito" Lo %$e ella a'ir!a concierne a la conciencia re'le0ionada" En tanto %$e !i conciencia re'le0ionante no es conciencia de si !is!a& es conciencia no. posicional" No deviene posicional !3s %$e ap$ntando a la conciencia re'le0ionada %$e& ella !is!a& no era conciencia posicional de si antes de ser re'le0ionada" <s*& la conciencia %$e dice =Ao pienso> no es precisa!ente a%$ella %$e piensa" O !3s bien6 no es s$ pensa!iento %$e pone por este acto t5tico" 8ay entonces cierto '$nda!ento para )acernos esta pre $nta6 si el Ao %$e piensa es co!#n a las dos conciencias s$perp$estas& o si 5l no es !3s bien el de la conciencia re'le0ionada" 11 .

-l considera que no se puede dudar que al#uien piense de hecho en la medida que el co#ito es personal! requiere de un o personal! en el o pienso ha un o que piensa. Cuando pasamos a la instancia de la conciencia refle3iva tambi/n ha conciencia porque ha conciencia de al#o ese al#o puede lle#ar a ser la propia conciencia! pero no es la misma conciencia! se produce un desdoblamiento de la conciencia en conciencia refle3ionante conciencia refle3ionada. .. &se o va a aparecer acompa0ando la conciencia intencional que hubo por lo tanto mi o se va a identificar con esa conciencia. 2c% comienza el proceso que "artre desarrolla para construir esa e#olo#(a! una e#olo#(a que no est% dada porque no ha un o a priori! la e#olo#(a es en definitiva la demostración de la constitución que ese o en el cual va a consistir lo que se llama personalidad o su$eto. La conciencia refle3ionante no refle3iona sobre si misma refle3iona sobre la conciencia que se convierte en ob$eto refle3ionado! el ob$eto t/tico! el ob$eto posicional! en lu#ar de ser un ob$eto pasa a ser la conciencia. La conciencia refle3ionante es conciencia porque es conciencia de al#o ese al#o es la conciencia refle3ionada.u/ pasa cuando ese ob$eto intencionado por la conciencia a no est% presente! mientras las cosas pasan la conciencia no refle3iona sobre si misma porque toda la conciencia estaba absorbida por el ob$eto intencionado! si recuerdo el episodio vo a recordar que era o.ara construir la e#olo#(a se debe partir del co#ito porque en realidad se refiere a un o! la e#olo#(a se va a constituir a partir de la refle3ión no antes! el o es condición de la refle3ión. 'o posicional de si misma! la conciencia refle3ionante es posicionante de la refle3ionada pero no de si misma.usserl ha un o pienso de hecho. &l e$emplo del recuerdo es un caso bastante claro donde es posible ver esta diferencia entre una conciencia sin o un o que est% fuera de la conciencia pero que se presenta en el momento en que trai#o el recuerdo. Cada vez que o apreso un pensamiento! un recuerdo! una de mis conciencias intencionales! apresar si#nifica reconocerlas como propias como personales. . &l o pienso pertenece a la conciencia refle3ionada no a la refle3ionante porque sino esta última ser(a refle3iva. Dna vez que la conciencia posiciona ese ob$eto se torna conciencia de conciencia de ob$eto lo cual es de al#una manera un avance mu peque0o hacia el sur#imiento de ese o. Euelve a retomar la condición de posibilidad del o pienso 8antiano! mientras que en 4escartes . . Cuando 7ant afirma que un o deber(a poder acompa0ar todas nuestras representaciones lo que plantea es un o de derecho no de hecho aqu( se dar(a la #arant(a la #arant(a de hecho del o de derecho 8antiano! los casos en que un o de hecho acompa0a nuestras representaciones. La salida de la conciencia no es una! son múltiples porque permanentemente la conciencia tiene ob$etos que se le imponen! permanente.a una conciencia refle3ionante que es la conciencia activa por decirlo de al#ún modo una conciencia refle3ionada que ser(a la pasiva es ob$eto de la refle3ión de la conciencia refle3ionante. La conciencia no es posicional de si hasta tanto se produce este desdoblamiento aparece la concia refle3ionante! porque ella transforma a la refle3ionada en conciencia posicional.asamos del #rado de la conciencia prerrefle3iva a la refle3iva. &n principio en la conciencia prerrefle3iva ha conciencia porque ha conciencia de al#o! lo cual no si#nifica que ha a refle3ión. &n primera instancia lo que ha es una conciencia intencional nada m%s que es conciencia posicional de lo otro! del ob$eto intencionado! ah( no ha o porque no ha refle3ión! es una conciencia de constatación al#o se enfrenta a la conciencia la conciencia toma cuenta de eso lo posiciona. Toda conciencia re'le0ionante es& en e'ecto& ella !is!a irre'le0iva& y es necesario $n acto n$evo y de tercer rado para ponerla" No )ay a%$*& por otra parte& reenv*o al in'inito& p$esto %$e $na conciencia de nin #n !odo tiene necesidad de $na conciencia re'le0ionante para ser conciencia de ella !is!a" Si!ple!ente %$e ella no se pone a si !is!a co!o s$ ob1eto" 7 4 .ara resumir! un an%lisis fenomenoló#ico de la conciencia discernir% tres #rados de concienciaF 12 . <2s(! la conciencia que dice <9o pienso= no es precisamente aquella que piensa=! porque en este desdoblamiento ha una conciencia que es refle3iva otra que no lo es! la conciencia refle3ionante no es refle3iva seria refle3iva si refle3ionara sobre si misma! la conciencia refle3ionante es irrefle3iva porque para que fuera refle3iva tendr(a que refle3ionar sobre si misma no lo hace! refle3iona sobre la conciencia refle3ionada. &n el momento en que aparece el o comienza el proceso de refle3ión! en primera instancia no puede haber refle3ión. "i el recuerdo se me presenta como personal all( aparece el o.

3I6 un tercer #rado! que es un acto t/tico en un se#undo #rado! por el cual la conciencia refle3ionante deviene posicional de si. La e3istencia que est% dada es la conciencia! en la medida que la conciencia no tiene sustancia no ha una esencia! no ha una sustancia que ella posea determinados atributos que la ha#an de cierta manera. La conciencia que se trasciende eli#e! en esas elecciones se va constru endo. La primera es la que lleva a cabo el acto de refle3ionar que! de al#una manera! podr(amos identificar con el 9o. &n cuanto a la autonom(a de la conciencia irrefle3iva! ella est% firmemente se0alada en la ?ntroducción a &l "er la 'ada. &sa realidad o lo que podemos denominar el mundo es una construcción humana! es decir! eso e3plica la tremenda car#a de responsabilidad que lleva el hombre. La realidad es lo que se aparece a la conciencia no es un mundo construido en mi mente! no ten#o ob$etos mentales! no ten#o ideas innata! no ten#o nada! ni siquiera un o! eso ha que construirlo. "i en la conciencia preArefle3iva ha un 9o! la conciencia no ser(a un absoluto no substancial! estar(a determinado! es necesario que sea un absoluto no substancial porque la conciencia es pura intencionalidad! es necesario que sea pura intencionalidad porque ha movimiento! porque la conciencia siempre es conciencia de al#o! si no! no es conciencia. 4icho de otra manera! al nivel del se#undo #rado ha actos irrefle3ivos de refle3ión. 9o 9o 5@oi6 constitu en el &#o! que no es de la conciencia! no est% en la 1I6 un primer #rado al nivel de la conciencia irrefle3iva! no posicional de si! porque es conciencia de si en tanto que conciencia de un ob$eto trascendente. &l ser conciencia de al#o no implica que sea conciencia de s(! por eso conclu e que es posible que ha conciencia sin 9o. Lo que es colectivo es el resultado de la elección. &l o moi es la fase! la cara del e#o m%s intima! que se mira a si mismo! en tanto que a la conciencia refle3ionante corresponder(a la otra cara del e#o que es el o que es m%s bien el aspecto mundano del o. La conciencia por e$emplo en el recuerdo puede distin#uir esa s dos caras del o! el o que acompa0a esas conciencias intencionales el o que se siente propietario de esas vivencias! que se identifica como el responsable de esas vivencias! son m(as! el moi hace alusión a esa propiedad del o! el o es como m%s impersonal en tanto que el o moi es m%s intimo personal. &n el o moi ha una tendencia a la interioridad que le da el sentido de pertenencia a la conciencia. Cada opción que el individuo eli#e implica dar a eso que eli$o un status! es al#o que forma parte del mundo en la medida que lo eli$o! cuando lo eli$o se de$a de lado otras opciones! eso vale m%s que otras cosas! contribu endo a construir un mundo con determinados ob$etos intencionados por la conciencia que considero m%s valiosos que otros. 'o ha un pensamiento fundante como en 4escartes! no ha un mundo pensado! no ha un criterio de verdad que constitu a en la evidencia! lo único que ha es conciencia vac(a! un absoluto no sustancial lo que se ha#a realidad va a ser una realidad que se presenta! que se aparece! es decir! la posición de "artre es e3ternalista realista. La intencionalidad se caracteriza en que toda conciencia es conciencia de al#o. &l co#ito sartreano es so despu/s pienso! no pienso lue#o so ! el lue#o cartesiano es consecuencialista! en tanto que el lue#o sartreano es temporal so despu/s pienso pero antes ten#o que ser al#o. 5pa# H+6 <E4ero no ser*a precisa!ente el acto re'le0ivo %$e )ar*a nacer al Ao (Goi) en la conciencia re'le0ionadaC Se e0plicar*a as* %$e todo pensa!iento apre)endido en la int$ici(n posee $n Ao& sin caer en las di'ic$ltades seBaladas en el cap*t$lo precedente"> &s el acto refle3ivo! la conciencia refle3iva hace nacer al 9o 5@oi6. La se#unda es la que es ob$eto de la refle3ión! ! por lo tanto! podr(amos identificarla con el 9o 5@oi6.E4ero no ser*a precisa!ente el acto re'le0ivo %$e )ar*a nacer al Ao (Goi) en la conciencia re'le0ionadaC . 51CAGA116 "artre lle#a a la conclusión de que ha una conciencia preArefle3iva! esto implica que ha una conciencia sin 9o. HI6 un se#undo #radoF la conciencia refle3ionante es noAposicional de si misma! pero posicional de la conciencia refle3iva. 13 . "artre entiende por conciencia refle3iva una de las instancias de la conciencia! es una conciencia que se desdobla en refle3ionante refle3ionada.rovisoriamente vamos a entender en la media en que la conciencia refle3iva es la conciencia refle3ionada que all( se da el o pienso a esa conciencia corresponder(a el o moi.

conciencia! el &#o est% en el mundo! "artre rompe con la dicotom(a su$eto J ob$eto! porque no ha un su$eto que se opon#a a un ob$eto! porque! lo que podr(amos llamar ob$eto! que es este &#o! no est% en la conciencia! el su$eto es al mismo tiempo su$eto ob$eto! es tan ob$eto como otros ob$etos! en la medida en que es pasible de refle3ión por parte de la conciencia! o sea! as( como ha conciencia de mesa! del otro! tambi/n se alcanzar% la conciencia de conciencia! es esta conciencia que se desdobla en refle3ionante refle3ionada.t5tico %$e se p$ede cons$ltar" 4ara eso basta con tratar de reconstit$ir el !o!ento co!pleto en %$e aparece esta conciencia irre'le0iva (lo c$al& por de'inici(n& es sie!pre posible)" 4or e1e!plo& )ace $n !o!ento yo estaba totale!ente absorto en !i lect$ra" Hoy a tratar de recordar las circ$nstancias de !i lect$ra& !i actit$d& las l*neas %$e le*a" Hoy de ese !odo a res$citar no sola!ente esos detalles e0teriores sino $n cierto espesor de conciencia irre'le0iva& p$esto %$e los ob1etos no )an podido ser percibidos !3s %$e por esta conciencia y %$e ellos le pertenecen relativos" No es necesario poner a esta conciencia co!o ob1eto de re'le0i(n& es necesario %$e yo diri1a !i atenci(n sobre los ob1etos res$citados& pero sin perderla de vista& $ardando con ella $na s$erte de co!plicidad e inventariando s$ contenido de !anera no.a# HK mitad6 =4ero toda conciencia irre'le0iva& siendo conciencia no. Cuando pasa el tiempo en que trascurre esa conciencia t/tica de novela! no sólo es posible traer el recuerdo sino que adviene sólo! all( ha conciencia de haber estado le endo la novela! esa conciencia esta refle3ionando sobre un acontecimiento que a pasó que! adem%s! ella era la prota#onista de ese acontecimiento! o sea! en el recuerdo aparece una conciencia que es t/tica de s(! la conciencia no confunde al prota#onista de esa lectura con otro! se identifica como la misma! por tanto! ha conciencia de conciencia! pero sin desaparecer el primer ob$eto posicionado! o sea! ha conciencia de conciencia de novela 5ob$eto posicionado6! pero ha aqu( una conciencia de car%cter refle3ivo.posicional" El res$ltado no es d$doso6 !ientras le*a ten*a conciencia del libro& de los )5roes de la novela& pero el Ao no )abitaba esa conciencia& ella era sola!ente conciencia del ob1eto y conciencia no. )/n#ase en cuenta que refle3ionar no es sólo recordar! es un e$emplo útil para mostrar el pasa$e de la conciencia no posicional de si a la posicional de si. 'o ha una partición del 9o! son dos fases o dos caras del &#o! una volcada hacia el e3terior otra volcada a la interioridad! una cara activa que es el 9o una cara intima que es el 9o 5@oi6.re'le0iva de $na conciencia por otra conciencia& no p$ede evidente!ente operarse !3s %$e por el rec$erdo y %$e en ella no )ay bene'icio para la certid$!bre absol$ta in)erente al acto re'le0ivo" Nos encontra!os entonces en presencia6 por $na parte& de $n acto cierto %$e !e per!ite a'ir!ar la presencia del Ao en la conciencia re'le0ionada/ y por otra parte de $n rec$erdo d$doso %$e tender*a a )acer creer %$e el Ao est3 a$sente de la conciencia irre'le0iva" 4arece %$e no tene!os derec)o de oponer esto a a%$ello" 4ero invito a %$e se considere %$e el rec$erdo de la conciencia irre'le0iva no se opone a los datos de la conciencia re'le0iva" Nadie pretende ne ar %$e el Ao 14 .posicional de s* !is!a" 4$edo )acer a)ora de esos res$ltados& to!ados at5tica!ente& el ob1eto de $na tesis y declarar6 no )ab*a Ao en la conciencia irre'le0iva"> "artre dice! en la conciencia de primer #rado ha conciencia de ob$eto! la conciencia est% totalmente sumer#ida o abarcada por el ob$eto! es conciencia t/tica o posicional de ese ob$eto! pero no ha conciencia simult%neamente de ob$eto 5novela6 conciencia de conciencia! en tanto se est% le endo la novela! no ha conciencia de que se est% le endo! ha conciencia de lo que dice lo que se est% le endo. "artre e3plica como es posible el paso de la conciencia preArefle3iva a la conciencia refle3iva! por ende a la posibilidad de encontrar el 9o! o que se constitu a ese 9o 5.ablito pide permiso para pasar $a$a6 5. Cuando decimos que nace el 9o 5@oi6 en la conciencia refle3ionada! lo que nace es la caracter(stica de identidad o mismidad de la persona.or tanto! no ha conciencia refle3iva.a# H6 mitad6 =Se !e %$err3 ob1etar %$e esta operaci(n& esta to!a no. . Ltro factor importante de esta instancia es el reconocimiento de la conciencia de que mientras se realizaba la lectura de la novela! no hab(a refle3ión! o sea! no hab(a conciencia refle3iva! es decir! /sta conciencia que refle3iona reconoce que en la instancia en que hubo conciencia de lectura de novela no hab(a conciencia de conciencia! no hab(a conciencia refle3iva! no hab(a conciencia t/tica de s( misma. "i mi conciencia actual lo#ra identificarse la conciencia pasada considerarse como una unidad! es #racias a ese 9o 5@oi6. @ientras no aparece el 9o 5@oi6 no ha un sentido de pertenencia! de mis actos! de mis vivencias1 esa mismidad o sentido de pertenencia aparece con el 9o 5@oi6.t5tica de s* !is!a& de1a $n rec$erdo no. 5.

Las cualidades est%n siempre en lo otro 5tranv(a! %rbol! el otro6. 5Eo a fumar un ci#arrillo se#uimos6 5pa# HM continuación6 =En e'ecto& entonces yo estoy s$!er ido en el !$ndo de los ob1etos& son ellos %$e constit$yen la $nidad de !is conciencias& %$e se presentan provistos de valores& de c$alidades atractivas y rep$lsivas& pero yo (!oi) )e desaparecido& !e )e ani)lado (an5anti) Iconvertido en nadaJ" No )ay l$ ar para !i a este nivel& y esto no proviene del a9ar& de $na 'alta de atenci(n !o!ent3nea& sino de las estr$ct$ras !is!as de la conciencia"> Lo que plantea en el an%lisis de este fenómeno es que! esto sumer#ido en un mundo de ob$etos que son esos ob$etos los que poseen cualidades caracter(sticas! determinados atributos! que son los que dan unidad a mi conciencia! porque! estos atributos son los que se me presentan! en tanto ha conciencia de ob$eto! la conciencia queda reducida a la nada! porque est% absolutamente ocupada! dominada o absorbida por ese ob$eto que posee determinadas cualidades! por eso es conciencia posicional de ob$eto intencionado! no conciencia posicional de s(.debiendo. La conciencia irrefle3iva es una conciencia sin 9o! el 9o aparece en la conciencia refle3iva! ha un recuerdo refle3ivo cuando me reconozco como prota#onista de ese recuerdo 5< o le(a la novela=6! pero! por otra parte! ha una naturaleza dudosa de ese recuerdo! porque! si bien desde la conciencia refle3iva me considero prota#onista de ese hecho! en el momento que aparece la conciencia de lectura de novela aparece una conciencia no refle3iva sin 9o! se produce un como un desdoblamiento de dos e3periencias diferentes! ha una e3periencia que es realizada por una e3periencia no t/tica de s(! ha una se#unda e3periencia! prota#onizada por una conciencia t/tica de s(! pero que es conciencia t/tica de s( como conciencia no refle3iva! porque! cuando aparece el recuerdo! aparece como el ob$eto de una conciencia no refle3iva! entonces ha una conciencia no refle3iva que refle3iona sobre una conciencia no refle3iva.ser. 5pa# HM mitad6 =4$esto %$e todos los rec$erdos no.alcan9ado& etc"&> el único ob$eto intencionado es esto! es imposible que ha a conciencia posicional de s(! que la conciencia refle3ione sobre las consecuencias de no alcanzarlo. -ste $ue#o dial/ctico de enfrentamiento de la conciencia a ob$etos intencionados que poseen determinadas cualidades! tiene consecuencias mu importantes desde el punto de vista pr%ctico! /tico pol(tico! porque las cualidades no est%n escondidas en el ob$eto! se muestran.re'le0ivo"> &n este pasa$e! "artre analiza el proceso que previamente mostró con el e$emplo del recuerdo. . Conclu e que no ha 9o en el plano irrefle3ivo pone un e$emploF 5pa# HM! a continuación6 =C$ando corro para to!ar $n trav*a& c$ando !iro la )ora& c$ando !e absorbo en la conte!placi(n de $n retrato& no )ay Ao" 8ay conciencia de tranv*a.aparece en $na conciencia re'le0iva" Se trata si!ple!ente de oponer el rec$erdo re'le0ivo de !i lect$ra (=yo le*a>)& %$e es& 5l ta!bi5n& de nat$rale9a d$dosa& a $n rec$erdo no. 15 . 9 nos remite a una conciencia sin 9o porque en las vivencias! dice /l! no puede haber un 9o! porque lo que ha es simplemente conciencia de ob$eto intencionado! de lo contrario! si hubiera un 9o caer(amos en el <9o de hecho= 8antiano que "artre no acepta! por tanto! esa vivencia estar(a contaminada por esos atributos o cate#or(as que le pondr(a a ese ob$eto de conciencia.a una dial/ctica! en tanto lo otro se presenta a la conciencia! 9o so lo otro para otras conciencias.ara "artre! ser es aparecer! lo que es! es lo que aparece! el aparecer es a la conciencia! por tanto! todo lo que el ob$eto posee o es! es lo que aparece a la conciencia! lo que aparece a la conciencia! condiciona mucho a la conciencia. .lantea tranv(aAdebiendoAserAalcanzado para se0alar que esos atributos o cualidades est%n es ese ob$eto de conciencia! la focalización de ese acto de conciencia no est% en la conciencia! est% en el ob$eto intencionado! no es que mi conciencia reconozca la necesidad de alcanzar ese tranv(a para lle#ar a 3 lu#ar! en realidad ese ob$eto se me presenta como pose endo determinadas cualidades.re'le0ivos de conciencia irre'le0iva !e !$estran $na conciencia sin Ao& p$esto %$e por otra parte las consideraciones te(ricas basadas en la int$ici(n de esencia de la conciencia nos )an obli ado a reconocer %$e el Ao no pod*a 'or!ar parte de la estr$ct$ra interna de las =Erlebnisse> (vivencias)& debe!os concl$ir6 no )ay Ao sobre el plano irre'le0ivo> 4ice el recuerdo noArefle3ivo! en tanto me remite a la conciencia noArefle3iva! o sea! a una conciencia sin 9o. . &n tanto la conciencia es conciencia refle3iva! /sta tiende a reconocer la e3istencia de un 9o que se considera como propietario de ese recuerdo! por otra parte! ese recuerdo trae una conciencia irrefle3iva! porque! en la medida que la conciencia recuerda el acto de leer la novela! aparece all( la conciencia irrefle3iva que estaba presente en ese momento. -sta es la conciencia irrefle3iva! sin 9o.

. "er es aparecer. &sta última aprehende o capta al 9o .ero en el recuerdo la conciencia es capaz de encontrar un 9o que acompa0ó esa vivencia! en realidad! cuado la conciencia recupera el recuerdo lo recupera como perteneci/ndome! ha un 9o que acompa0ó esas vivencias! que actuó! no porque lo decidiera! sino que actuó porque fue ese ob$eto con esas cualidades que se impuso que provocó su acción. &n el cartesiano la refle3ión conclu e en la e3istencia! ha una conciencia con 9o que constitu e esa unidad que me brinda la certeza de que so al#o1 pero en el sartreano e3iste conciencia! lue#o 5temporal6 aparece el 9o! porque primero ha conciencia sin 9o! no es posicional de s(! es posicional de ob$eto intencionado! por lo tanto no es conciencia refle3iva! por tanto! no ha una conciencia que piensa en primera instancia! no ha una conciencia acompa0ada por un 9o que piensa! no ha una identidad entre conciencia 9o! son cosas diferentes! la una puede no estar acompa0ada por la se#unda 5conciencia irrefle3iva6. &l Co#ito sartreano es al rev/s que el Co#ito cartesiano. Lo en s( se identifica con lo que se aparece a la conciencia! m%s all% de ello no puedo afirmar nada! porque lo desconozco! la conciencia no lo puede aprehender! 5no puedo hablar de una esencia6. -sta conciencia es anulada por las cualidades del ob$eto intencionado que se le imponen! la de$a sin posibilidades de que la conciencia se vuelva conciencia de s(! porque esta totalmente dominada por el ob$eto. Las cualidades nunca est%n en m(! siempre est%n en el otro! por esto "artre hace /nfasis en la responsabilidad. &l tranv(aAdebiendoAserAalcanzado es un en s(! no se puede separar! est% acabado! porque se me presenta as(. )en#o que ser responsable ante el resto del universo porque me presento! so ! con determinadas cualidades! de ese modo impresiono a las conciencias! por lo tanto! lo que sean mis cualidades! van a provocar el sur#imiento de determinados estados en consecuencia! de determinadas acciones que los otros van a realizar! pero la responsabilidad est% en m(. &l ob$eto provoca la anulación de la conciencia! las acciones son el resultado del impacto que provocan las cualidades en la conciencia! pero la conciencia se recupera en ese &#o que va a tener dos fases! la pasiva la activa. Lo en s( es lo que se presenta! acabado con cualidades. La conciencia que corre el tranv(a es la conciencia posicional de ob$eto intencionado que est% absorbida en su totalidad por el tranv(a. &ste es el 9o de derecho 8antiano! que puede acompa0ar a las vivencias pero no es forzoso que lo ha#a! puesto que en la conciencia irrefle3iva! ha vivencias pero no ha 9o.ienso! se pre#unta! Nlo que aprehende es una conciencia instant%nea! un 9o instant%neo! que se da en un momento concreto> &se 9o que se aprehende se presenta como al#o que trasciende ese momento o vivencia instant%nea! parece por esta permanencia que ese 9o es lo que le da unidad a las diversas conciencias. &n la activa el 9o actúa 5correr el tranv(a6. La conciencia refle3iva aparece como conciencia de conciencia de ob$eto! la conciencia de ob$eto es reco#ida por la conciencia refle3iva como perteneciente a! o propiedad de al#uien! $unto a esa vivencia ha una serie de vivencias m%s! se reconocen como pertenecientes a la misma conciencia! el sentido de unidad es producido por el 9o! que aparece dando unidad a las conciencias. 'o ha un 9o a priori que sea polo de unidad de las vivencias tal como planteaba 4escartes! sino al rev/s! ha diversas conciencias que se unifican en un 9o! no es el 9o el que da unidad anterior a las conciencias sino que son las diversas conciencias que se unifican dan como resultado ese 9o! ese polo de unidad! que es a posteriori.5pa# HG mitad6 =<)ora bien& nosotros nos pre $nta!os6 c$ando $na conciencia re'le0iva apre)ende al Ao 4ienso Eapre)ende acaso $na conciencia plena y concreta reco ida (ra!ass5e) en $n !o!ento real de la d$raci(n concretaC La resp$esta es clara6 el Ao no se da co!o $n !o!ento concreto& co!o $na estr$ct$ra perecedera de !i conciencia act$al/ a'ir!a por el contrario s$ per!anencia !3s all3 de esta conciencia y de todas las conciencias y si bien no se parece a $na verdad !ate!3tica :s$ tipo de e0istencia se acerca al de las verdades eternas !3s %$e al de la conciencia" Es evidente por )aber cre*do %$e el Ao y el pienso est3n sobre el !is!o plano& Descartes )a pasado desde el Co ito a la idea de s$stancia pensante"> 2qu( "artre analiza el fenómeno del paso de la conciencia irrefle3iva a la conciencia refle3iva. &n la conciencia refle3iva ha recuperación de vivencias o vivencias! pero unificadas en un 9o! que es a posteriori. &sto es dial/ctico! por lo tanto! el otro tiene i#ual nivel de 16 . &n la pasiva! cuando recuerdo la vivencia del tranv(a me identifico como el prota#onista de estos eventos! all( aparece un 9o 5@oi6! un 9o m%s (ntimo! que es capaz de convertirse en ob$eto de refle3ión en la medida en que la conciencia est% refle3ionando sobre ese hecho aparece un 9o que es ob$eto de refle3ión! aparece un ob$eto de conciencia! con determinadas caracter(sticas! que provocó en ese momento! determinadas acciones por parte m(a en la medida en que ese ob$eto pose(a determinadas caracter(sticas.

&ntre el aparecer 5con determinadas cualidades como al#o acabado6 el sur#imiento de estados ha un proceso! que lleva de la decodificación a la interpretación 5o encontrar el si#nificado6.ienso no es ob$eto de una evidencia necesaria! puesto que al decir 9o afirmamos mucho m%s de lo que sabemos. Dn $uicio apod(ctico es un $uicio tautoló#ico 5o anal(tico6! en la medida en que su$eto predicado dicen lo mismo. =Cierta!ente %$e es apresado 5se refiere al 9o6 por la re'le0i(n y %$e es ob1eto de $na evidencia"> L sea! el 9o es apresado por la refle3ión.ienso= pero no es de la misma naturaleza que la conciencia trascendental! porque /sta última es la conciencia que le impone al ob$eto sus atributos! en tanto que el 9o no le impone sus atributos a nada porque no e3iste en principio! el 9o . Lue#o critica al Hdo . &s un $uicio sint/tico! porque afirma mucho m%s! porque el predicado aumenta o ampl(a al su$eto! mientras que en el $uicio apod(ctico el predicado es id/ntico al su$eto. &n este caso si se a#re#a! porque dice! cuando decimos 9o afirmamos mucho m%s de lo que sabemos! =No es adec$ada 5esa evidencia6& p$esto %$e el Ao se presenta co!o $na realidad opaca c$yos contenidos ser*a preciso desarrollar" Es cierto %$e se presenta co!o la '$ente de la conciencia& pero eso !is!o deber*a 17 . &sto lo hace la conciencia refle3iva. . . 4ecodificamos s(mbolos de len#ua$e! en función esto encontramos lo que si#nifica ese s(mbolo! interpretamos! este s(mbolo si#nifica una cualidad! que puede ser! para uno! amable! para el otro! odiable. 5*umo un se#undo ci#arrillo que ser% el último6 La interpretación es del %mbito del len#ua$e 5retoma mitad pa# HG6 -l dice en ese p%rrafo que! el tipo de e3istencia de ese 9o no se limita a un momento concreto sino que se parece al de las verdades eternas1 lo que trata de se0alar es que ese 9o! no aparece solamente en esa instancia! sino que aparece como al#o que se desarrolla en el tiempo! que permanece es lo que va a dar unidad a las conciencias.usserl por caer en lo mismo. Cuando la conciencia eli$e! opta por lo que considera m%s valioso! lo que por al#una razón se presenta como m%s atractivo! esto se presenta al resto me hace responsable de los estados de %nimo que provoque.or eso considera que 4escartes identificó ese 9o con una sustancia pensante! por la permanencia le dio erróneamente a ese 9o una sustancialización. La refle3ionante es la que refle3iona! pero no sobre s( misma! sino sobre la refle3ionada 5que es refle3ionada por ser ob$eto de refle3ión de la refle3ionante6. =4ero se conoce el bene'icio introd$cido por 8$sserl& %$ien reconoce varios tipos de evidencia" A bien6 el Ao del Ao 4ienso no es ob1eto de $na evidencia ni apod*ctica 5necesaria6 ni adec$ada" No es apod*ctica p$esto %$e& al decir Ao& a'ir!a!os !$c)o !3s de lo %$e sabe!os> &l 9o del 9o .ienso! cuando aparece a trav/s de la conciencia refle3ionada. 5pa# H9 mitad6 =(K) toda trascendencia debe caer ba1o la epo1e& lo %$e nos evitar3 tal ve9 el escribir cap*t$los tan e!bara9osos co!o el par3 ra'o L+ de las Ideen (de 8$sserl)" 4$esto %$e el Ao se a'ir!a a s* !is!o co!o trascendente en el =Ao 4ienso>& no es de la !is!a nat$rale9a %$e la conciencia trascendental" SeBale!os por otra parte %$e no aparece a la re'le0i(n co!o la conciencia re'le0ionada/ se da a trav5s de la conciencia re'le0ionada">.ienso puede ser ob$eto de epo$e a posteriori! es un ob$eto para la conciencia como cualquier otro ob$eto! se puede realizar la epo$e de ese 9o .orque se manifiesta a trav/s de la conciencia refle3ionada. La filosof(a teórica de "artre tiene consecuencias en un plano pr%ctico. &l 9o se afirma a s( mismo como trascendente en el <9o . Cuando opto por al#o! como fumar! me presento ante los otros como fumadora! esa es una cualidad m(a! que como toda cualidad es resultado de una opción! porque en principio lo único que ha es conciencia 5no ha cualidad! no ha naturaleza! no ha esencia a priori6! es una construcción m(a a partir de las elecciones de la conciencia. )oda trascendencia debe caer ba$o la epo$e! o sea! absolutamente todo aquello que sea ob$eto intencional! cae ba$o la epo$e.a m%s de una resi#nificación o decodificación de s(mbolos! o sea! frente a determinadas cualidades! distintas conciencias decodifican de modo diferente esas cualidades! a pesar que sean las mismas 5aunque no se sabe que si las mismas6! la decodificación no es siempre la misma! no es i#ual en todos los casos! la conciencia lle#a a las cualidades una vez que decodificamos los s(mbolos! estos s(mbolos est%n dados a trav/s del len#ua$e! pero un len#ua$e que en el conte3to de la filosof(a de "artre es mu la3o! mu amplio! porque el no considera que el len#ua$e sea solamente el len#ua$e escrito o hablado! sino que pondera! sobre todo! el len#ua$e corporal el visual. .responsabilidad! por lo tanto! todos somos i#ualmente responsables de los estados de conciencia de las conductas que esos estados provocan. La conciencia se desdobla en refle3ionante refle3ionada! esa conciencia refle3ionada est% acompa0ada por un 9o.

4esde un planteo psicoló#ico es bastante razonable! como en el psicoan%lisis! donde el o se forma a posteriori. &l ob$eto de la conciencia refle3ionante no es ella misma! es la conciencia de ob$eto intencionado. :eci/n despu/s se pasar% a que se reconozca a s( misma! /sta es la instancia donde aparece la refle3ión! pero una refle3ión que todav(a no se independiza del ob$eto intencionado! una refle3ión cu o ob$eto no es la propia conciencia. 4e todas formas! "artre rechaza la e3istencia del inconciente! porque supone que ha a al#o! una sustancialización de la conciencia. L sea! en primer lu#ar habr(a una conciencia de ob$eto! que es irrefle3iva! lue#o habr(a una conciencia refle3iva de esa conciencia irrefle3iva! pero en desconocimiento de si es ella misma o no! porque el ob$eto es la conciencia de ob$eto! es refle3iva porque aparece como ob$eto la conciencia intencional de ob$eto! en tanto que en la primera! lo único que aparece es el ob$eto! por es se diferencian. 5 VER: “Dejala”.por eso !is!o& en aBa en lo in!ediato/ y no debi5ra!os de1arnos en aBar p$esto %$e sabe!os %$e nada& salvo la conciencia& p$ede ser la '$ente de la conciencia" 4or otro lado& si el Ao pertenece a la conciencia& )abr*a entonces dos Ao6 el Ao de la conciencia re'le0iva y el Ao de la conciencia re'le0ionada"> "artre se preocupa de que no cai#amos en la trampa del 9o fundante cartesiano! que ha llevado a la filosof(a moderna al solipsismo! con un 9o que funda toda la vida ps(quica! que es a priori. &l 9o . La necesidad de este se#undo paso! es que en /ste aparece el 9o! cuando se produce el desdoblamiento entre conciencia refle3ionante refle3ionada! all( 5en el recuerdo 3 e$6 ha conciencia de conciencia de ob$eto! pero cuando aparece esa conciencia de ob$eto! aparece al mismo tiempo ese sentido de pertenencia o unidad de esos acontecimientos que est%n apareciendo en el recuerdo! ese es el 9o que va acompa0ando esas vivencias o representaciones! pero esto no implica que la conciencia refle3iva se reconozca a s(! ha una identidad entre los recuerdos! pero no conmi#o como conciencia refle3iva! aun no. http://www. La conciencia de se#undo tipo! o sea la refle3ionante no se constata a s( misma a trav/s del recuerdo! no se reconoce a s( misma! en esta instancia! reconoce a la conciencia intencional de ob$eto intencionado. "artre rompe con la dicotom(a porque! en principio no ha su$eto! si no ha su$eto no ha ob$eto1 cuando ha a su$eto! no va a estar en la conciencia! sino que va a ser tambi/n un ob$eto! en la medida que est% en el mundo. Cuando realizamos la epo$e nos encontramos con el 9o! este puede hacernos la trampa de mostrarse como la fuente de esos estados de conciencia 5al rev/s de cómo es en realidad6! o sea! en lu#ar de que nosotros reconozcamos que #racias a esas diversas trascendencias o salidas de la conciencia! o escapes de la conciencia! de s( misma! esas intencionalidades es que se constitu e el 9o! cuando la conciencia refle3iona se encuentra con una conciencia refle3ionada aparece ese 9o! entonces ese 9o se muestra como si fuera el responsable de que ha a conciencia! cuando es al rev/s! ha 9o porque ha conciencia o diversas conciencias! porque! de lo contrario! si acept%ramos que e3iste un 9o en la conciencia refle3ionada deber(amos aceptar que ha otro 9o en la conciencia refle3ionante! por tanto habr(a dos 9o! porque el sentido de mismidad! o de identidad! o de pertenencia! esta tanto en la conciencia refle3ionante como en la conciencia refle3ionada eso lo da la unidad de las conciencias! esa unidad es dada por ese 9o que es a posteriori! pero deber(a haber dos 9o! uno de la conciencia refle3ionante otra de la refle3ionada. 7ant acepta un 9o a priori! cosa que /l no puede aceptar porque tend(a que aceptar que la conciencia a tiene determinadas caracter(sticas! determinada sustancialidad que por lo tanto no puede ser pura intencionalidad! puro movimientoK.yo t !e."o#/wat"h$%&'hE(E)e*+j. La necesidad de este se#undo paso! otro modo de e3presarlo! es para fundamentar que el 9o no es un ob$eto de la conciencia! sino que puede lle#ar a ser un ob$eto para la conciencia! pero es mundano! est% en el mundo! nunca va a estar en la conciencia.)acernos re'le0ionar6 en e'ecto& por ello aparece co!o velado& di'*cil de distin $ir a trav5s de la conciencia& co!o $n c3ntaro en el 'ondo del a $a& . &n el caso de 7ant! la e3istencia de un 9o a priori es necesaria porque las cate#or(as son a priori! pero ac% no ha cate#or(as a priori! ac% todo es a posteriori. 18 . &s lo mismo que dice 7ant pero en t/rminos a posterioriO "artre no acepta que ha a dos 9o! no acepta la duplicación del 9o! porque en realidad considera que es el &PL el polo unificador de las vivencias! que ha un 9o un 9o 5@oi6 no si#nifica que ha a dos 9o! son dos caras del &PL! en realidad es el &PL el que presenta esas dos fases.ienso no es su$eto.

a un acto irrefle3ivo! sin 9o! que se diri#e sobre una conciencia refle3ionada que pasa a ser el ob$eto de la conciencia refle3ionante 5o irrefle3iva de s(6! pero adem%s esa conciencia refle3ionada es conciencia de ob$eto intencionado 5silla! verdad matem%tica! etc.ablo. CeciF que es aApriori. 4eber(amos empezar ho conF =C) Teor*a de la presencia !aterial del Ao (Goi)>(p "2-) .abloF . 'o es < o ten#o conciencia de esta silla= porque el o ser(a la fuente de la conciencia! pero! en tanto que <ha conciencia de esta silla=! es que! en la medida en que ha a un ob$eto intencionado e la conciencia! esa misma conciencia intencional dar% lu#ar a la aparición de un 9o. Chotadas nom%s que a mi me son útiles! si les #usta la idea la e3tendemos a toda transcripción sino no. <)rascendencia del &#o= 5+ta Clase6 AAA *&C. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA Clase pasadaF se termino en las conclusiones.3CA316.ue esa conciencia a tiene condicionamientos.a un acto irrefle3ivo de refle3ión! sin 9o! este es el acto de la conciencia refle3ionante! es irrefle3ivo porque no se refle3iona a s( misma.3H6 =4ara @ant y para 8$sserl el Ao es $na estr$ct$ra 'or!al de la conciencia" 8e!os tratado de !ostrar %$e $n Ao no es n$nca p$ra!ente 'or!al (K)> a6 A N. Q1 5p#. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA 2claroF el s(mbolo <Q= lo utilizo como referencia para marcar el pasa$e le(do en clase1 le asi#no un número para ordenar los pasa$es! m%s o menos! se#ún conceptos vinculados. . =7to6 El Ao trascendente debe caer ba1o el olpe de la red$cci(n 'eno!enol( ica" El Co ito a'ir!a de!asiado" El contenido cierto del pse$do =Co ito> no es =yo ten o conciencia de esta silla>& sino =)ay conciencia de esta silla>"> &l 9o trascendente es tan ob$eto como cualquier otro ob$eto! por tanto tambi/n debe ser ob$eto de la reducción fenomenoló#ica.6.5continúa pa# 3C6 =MinD& el disc*p$lo de 8$sserl& conoce incl$sive )asta $n tercero& el Ao de la conciencia trascendental& liberado por la epo15" De a)* el proble!a de los tres Ao& c$yas di'ic$ltades !enciona no sin al $na co!placencia" 4ara nosotros ese proble!a es si!ple!ente insol$ble& p$esto %$e no es ad!isible %$e $na co!$nicaci(n se estable9ca entre el Ao re'le0ivo y el Ao re'le1o& si son ele!entos reales de la conciencia& ni sobre todo %$e se identi'i%$en 'inal!ente en $n Ao #nico" Co!o concl$si(n de este an3lisis !e parece %$e se p$eden )acer las si $ientes co!probaciones6 +ro6 El Ao es $n e0istente" 8ay $n tipo de e0istencia concreta& di'erente sin d$da del de las verdades !ate!3ticas& de las si ni'icaciones o de los seres espacio. &s ob$eto trascendente porque esta fuera de la conciencia! es del acto refle3ivo porque aparece en tanto la conciencia refle3ionante refle3iona sobre la otra conciencia que es la conciencia de ob$eto! en la medida en que aparece la conciencia de ob$eto! esta aparece acompa0ada por un 9o! que se muestra tramposo! porque se muestra como el #enerador de la conciencia! cuando es al rev/s.#. 19 .te!porales& pero no !enos real" Se da 5l !is!o co!o trascendente" -do6 Se entre a a $na int$ici(n de tipo espacial %$e lo apresa por detr3s de la conciencia re'le0ionada& de $na !anera sie!pre inadec$ada> ?nadecuada porque lo apresa como siendo apod(ctico fuente de la conciencia =2ro6 No aparece !3s %$e en ocasi(n de $n acto re'le0ivo" En ese caso la estr$ct$ra co!ple1a de la conciencia es la si $iente6 )ay $n acto irre'le0ivo de re'le0i(n& sin Ao& %$e se diri e sobre $na conciencia re'le0ionada" Esta se convierte en ob1eto de la conciencia re'le0ionante& 5est% recapitulando lo reci/n analizado! particularmente la pre#unta de @art(n que dio lu#ar al p%rrafo anterior a la cita6 sin de1ar en ca!bio de a'ir!ar s$ ob1eto propio ($na silla& $na verdad !ate!3tica& etc")" <l !is!o tie!po aparece $n ob1eto n$evo& ocasi(n de $na a'ir!aci(n de la conciencia re'le0iva %$e no est3& por consec$encia& ni en el !is!o plano %$e la conciencia irre'le0iva y %$e no est3& por consec$encia& ni en el !is!o plano %$e la conciencia irre'le0iva (por%$e 5sta es $n absol$to %$e no tienen necesidad de la conciencia re'le0iva para e0istir)& ni en el !is!o plano %$e el ob1eto de la conciencia irre'le0iva (silla& etc") Este ob1eto trascendente del acto re'le0ivo es el Ao" .2F 1MAGA11 AAA )ranscripciónF . "i quieren encontrar el s(mbolito m%#ico ha que ir a <insertar= J <s(mbolo= buscarlo ah(.u/ quiere decir que es una estructura *L:@2L de la conciencia> . 5.

emos tratado de mostrar %$e es sie!pre& a$n abstracta!ente concebido& $na contracci(n in'inita del Ao Goi !aterial" 4ero es i!prescindible& antes de se $ir adelante& %$e nos dese!barace!os de $na teor*a p$ra!ente psicol( ica en todas n$estras conciencias" Es la teor*a de los !oralistas de :a!or propio. . . 9 en la medida en que caen en esta identificación errónea no son capaces de distin#uir los actos refle3ivos de los irrefle3ivos1 o sea! todo acto conciente es considerado como un acto de refle3ión! cuando /l considera que no es as(1 que ha actos de conciencia irrefle3iva AAAA porque ha conciencia irrefle3iva. &ntonces! en esta cr(tica plantea que cuando el 9o busca un Lb$eto lo hace para satisfacer el deseo1 que en realidad el ob$eto es el medio para lo#rar esa satisfacción.o/ ""1. 20 . . El :retorno a !*.L! por eso es *ormal 5pero no de hecho6! porque est% constituido por las condiciones de posibilidad! son de posibilidad! pero no necesariamente ha una predeterminación como en el 9o cartesiano.e po21!le pa. b6 J &n lo que hab(amos a le(do el mostraba que cuando nosotros recuper%bamos por e$emplo el recuerdo hab(a un o que acompa0aba determinadas vivencias o representaciones! entonces en ese caso a no se tratar(a de un o formal como sabemos! sino de un o de hecho.#a /e e'12te3"1a 21e#p.e0le'1%o8 "08 el -e. Q1 5si#ue6 .336 =Ao ten o piedad de 4edro y lo socorro (K)> 2c% "artre empieza a plantear cómo se produce el proceso de nihilización de la conciencia.or lo tanto! esto muestra que la suposición de la ma or parte de la psicolo#(aF 6 + Nota del traductor: -o!. 5&sto a lo vimos dice marta6. &n realidad la solución para este tipo de perspectiva que /l critica es la de considerar que los actos considerados irrefle3ivos no pertenecen a la conciencia! sino que pertenecen al inconciente1 pero "artre no acepta la e3istencia del inconciente porque eso supondr(a aceptar que e3iste una sustancia que esta dada aApriori en la conciencia! que le da a la conciencia determinaciones aApriori! entonces no puede aceptar la e3istencia del inconciente.or su puesto que "artre rechaza la concepción de un 9o inconciente1 en la medida en que a sea conciente o inconciente eso constituir(a una sustancialización de la conciencia. Lo que e3plica aqu( es cómo a partir del aparecer del ob$eto la conciencia se nihiliza 5se transforma en nada! se neantiza6! porque en primera instancia lo único que ha es un ob$eto que posee determinadas cualidades1 por lo tanto ha un total dominio del ob$eto que posee cualidades sobre la conciencia. estar*a disi!$lado& de !il !aneras di'erentes& por deba1o de todos los senti!ientos" De $na !anera !$y eneral& el Ao Goi& en '$nci(n de este a!or %$e 5l se rinde& desear*a para s* !is!o todos los ob1etos %$e desea" La estr$ct$ra esencial de cada $no de !is actos ser*a $na . Q3 5p#.3.re!isi(n a !* !is!o. @artaF &s nada m%s como condiciones de posibilidad! es un 9L de 4&:&C. "altamos a p#. y la 9a/a8 :3t. QH 5p#.e la /o!le 0o.33. &ntonces plantea que ha un error de perspectiva en los psicólo#os porque consideran que la conciencia es siempre conciencia refle3iva! es decir! identifican conciencia con refle3ión." Se #n ellos el a!or de s* : y por consec$encia el Ao Goi.e. ser*a consec$tivo de toda !i conciencia>" N2 qu/ teor(a esta haciendo alusión aqu(> 2 la teor(a psicoanal(tica! es decir! ese o! que en definitiva! pasa por distintas instancias! ello! o superA o.a 3a "o3"1e3"1a y 4 e 5a. Dn superA o que se sobredimensiona! que pretende abarcarlo todo! ese af%n de posesión de que todo lo desea para s( mismo es t(pico de las pulsiones que provienen de las distintas instancias del aparato ps(quico1 pulsiones! emociones! deseos! pasiones! etc! que llevan a ese 9o a sustancializarse! incorporando el mundo e3terior en definitiva! es decir! est% presente la pretensión de e$ercer dominio sobre todo lo que est% fuera de /l! incorpor%ndolo.a3t16a la a to3o#7a /e lo p.@artaF Condicionamientos no.336 =De $na !anera eneral se )a ad!itido %$e el Ao Goi& si no est3 presente a la conciencia& est3 escondido detr3s de ella y %$e es el polo de atracci(n de todas n$estras representaciones y de todos n$estros deseos" El Ao Goi b$sca proc$rarse entonces el ob1eto para satis'acer s$ deseo" Dic)o de otro !odo6 es el deseo (o si se lo pre'iere el Ao Goi& deseante) el %$e se da co!o 'in& y el ob1eto deseado co!o !edio" Esta tesis interesa en la !edida %$e pone de relieve $n error !$y 'rec$ente en los psic(lo os6 la con'$si(n de la estr$ct$ra esencial de los actos re'le0ivos con la de los actos irre'le0ivos L" Se i nora %$e )ay sie!pre dos 'or!as posibles de e0istencia para $na conciencia/ y %$e cada ve9 %$e las conciencias observadas se dan co!o irre'le0ivas se les s$perpone $na estr$ct$ra re'le0iva& la %$e se pretende& at$rdida!ente& %$e per!anece inconciente>" "i#ue con cr(tica al psicoan%lisis1 porque cunado plantea Ao Goi& si no est3 presente a la conciencia& est3 escondido detr3s de ella se est% refiriendo a un 9o inconciente! en la medida en que para el psicoan%lisis no todo 9o es conciente.

.. 4iscusiónF . @artaF 'o entiendo lo de arbitrariedad.a6 de que la conciencia posee deseos! o me$or dicho! de que el 9o es un 9o deseante.a al#o as( como una imposición de la cualidad a mi conciencia donde se da al#o as( como una <obli#ación= a ele#ir.abloF )odav(a no lo#ro resolver como no termina ca endo en una especie de arbitrariedad la conciencia en su elección.ser. debiendo.abloF 2 mi me cuesta entender por el momento lo si#uiente! Ndesde dónde identifica la conciencia en . "artre cuando afirma que <ser es parecer=Oquiere indicar que en realidad en los ob$etos ha m%s de una cualidadO si no fuera as(! todos coincidir(amos en #ustos! preferencias! deseos.e$. b6 que los ob$etos deseados son el medio de satisfacer esos deseos. &ntonces! de al#una manera! Nel deseante est% predeterminado a desear una cosa no otra>. no es as(. &s de notar que ese mismo al#uien provoca distintos #ustos. Q3 =Ao ten o piedad de 4edro y lo socorro" 4ara !i conciencia $na sola cosa e0iste en ese !o!ento6 4edro... Lo que ha en primera instancia es solamente un ob$eto que posee determinadas cualidades..edro la cualidad de que debe ser socorrido>! porque se dice que es . .abloF "i#o pre#untando Npor qu/ es cierta cualidad la que se impone>! si es un acto de elecciónF Na razón de qu/ hace esa elección> @artaF &steeeeeO&n realidad. @artaF 'o necesariamente. se enc$entra en 4edro" <ct#a en !* co!o $na '$er9a" <rist(teles lo )ab*a dic)o6 es lo deseable %$e !$eve a lo deseante (""")>" &s decir! el ob$eto se me impone con esa cualidad1 2ristóteles lo hab(a dicho! es decir! ese ob$eto deseable mueve a la conciencia para que ella lo desee! pero no ha primero una conciencia que desea un ob$eto! sino que lo que ha primero es un ob$eto deseable que mueve a una conciencia. . .edro como tal el que tiene esa cualidad! pero entonces! toda conciencia que se relacione con . "i es pura intencionalidad lo que caracteriza a la conciencia es esa necesidad de escaparse de s(! esto es necesario porque de lo contrario no ha concienciaONpero es la conciencia la que eli#e hacia donde escapar>. &ntonces! lo único que ha es conciencia.edro que se presenta a la conciencia con ese atributo .entonces! la dirección que tome la conciencia es resultado de su propia libertad! puede optar por un ob$eto o por otroO esas elecciones son las que poco a poco van a ir determinando la constitución de ras#os de la personalidadOque no est%n dados aApriori! sino que se van constitu endo..edro deber(a necesariamente asistir a socorrerlo. )endr(amos que decir que 21 .eso tendr(a una e3plicación por el lado de la libertad.socorrido" Esta c$alidad de :debiendo ser socorrido..'o! ese es el tema! es que a la conciencia se aparecen distintos ob$etos con distintas cualidades! es la conciencia la que en el e$ercicio de su libertad total opta por un ob$eto o por otro! porque ha un abanico de posibilidades! de cualidades. L sea! no ha un enfrentamiento su$etoA ob$eto! no est% dada la dicotom(a sub$etivoAob$etiva. &s decir! que la conciencia sea conciencia de determinado ob$eto con determinadas cualidades! hace que en la conciencia aparezca un estado como por. @artaF 'o ha nin#una predeterminación! lo que ha es libertad! porque no ha nin#una condición aA priori. "e descarta esto! porque aqu( en primera instancia no ha 9o! mucho menos! deseos. "i> *edeF &ntonces! lo deseable puede ser deseable para uno! no as( para otro. la compasiónF .la conciencia es absolutamente libre! sin predeterminaciones.abloF @i pre#unta es Na razón de qu/ la conciencia identifica esa cualidad> @artaF 2 razón de que la conciencia es necesariamente intencional! toda conciencia es conciencia de al#o! sino no es nada.pero esto pensando en voz alta..:LELC2 en la conciencia el sur#imiento de un estado afectivoF la compasiónOpero esto no en todos los individuos! porque en realidad! la conciencia es atra(da por los ob$etos1 no es que la conciencia los busque! son los ob$etos los que se presentan a la conciencia! o a las conciencias m%s bien! las conciencias libremente optan por uno o por otro. Dna persona! un ob$eto! no posee una cualidad sólaO en realidadOes aquella cualidad que se presenta como <m%s impactante a la conciencia= la que provoca que aparezca un determinado <estado de la conciencia=! e$F deseo! hast(o! miedo! etc. La ausencia total de determinismosOlo que pasa es que cuando pensamos en la conciencia caemos en la asociación con al#ún tipo de sustanciaOnos cuesta entender la conciencia como pura intencionalidad.

!is!o& es conciencia t5tica de :debiendo ser./el.olla/a e3 El 2e.51"a /el /e2eo e2 /e2a. . Lue#o s( van a aparecer acciones! pero ah( se va a aparecer el 9o. @artaF @%s que captar! es un <de$arse invadir= por ese ob$eto. s$poniendo %$e no )aya escapado total!ente a los te(ricos del a!or propio.. La responsabilidad sobre el colectivoF el valor que le atribu(s a un ob$eto que ele#(s se lo estas mostrando al resto de los hombres1 no estas comprometiendo sólo tu futuro! sino tambi/n el de los dem%s. Las cosas no tienen valor de por s(! los valores son el resultado de las elecciones humanas! porque los hombres las car#an de valor al ele#irlas o se lo quitan al de$arlas. Q+ 5p#.abloF 4i#o arbitrariedad porque puede ser este un problema para "artre. BenniF La conciencia prerrefle3iva lo único que hace es captar los ob$etos que se me imponen. Lo cual no implica que no e3ista un momento como dice 7 + 9.sobre la que no ten#o nin#ún condicionamiento! las elecciones que ha#o no se basan sobre nin#ún principio. . ?nvasión porque la conciencia es como si desapareciera 5nihil6! como si all( sólo lo que hubiese es ob$eto. L sea que! no ha una preeminencia del ob$eto! sino del su$eto! pero en la medida en que para "artre no ha su$eto sino sólo conciencia impersonal aqu(! no puede haber preeminencia del su$eto en tanto no ha . &s que esos ob$etos se presentaron con m%s poder a la conciencia que otros. @artaF 'L! en el inicio! no ha nin#ún principioR! lo que llamamos principios! valores! normativas las construimos los hombres! lue#o s(! pero no al inicio. BenniF &l ob$eto se me impone! en ese momento la conciencia est% anulada! entonces la acción que o realizo frente a ese ob$eto Nse da en la conciencia prerefle3iva o en la refle3iva> @artaF &n el plano en que estamos aún no ha acción.u/ plantea aqu(> dice BenniF que vos cuando actuas lo haces en función de vos mismo no del ob$eto.. Las cualidades que poseen esos ob$etos van a desencadenar determinadas acciones1 o sea! no es que ha a un 9o que quiere actuar! sino que es al contrario! ha ob$etos que poseen cualidades que :&CL2@2' que se actúe en función de esas cualidades.3 0e3o#e3ol.3+6 =L$e o& este pri!er !o!ento del deseo. Cada vez que se eli#e se pondera lo que se eli#e por encima de otras alternativas.es el ob$eto el que determina la opción de la concienciaO5marta queda sin definirse.a una conciencia de compasión pero es impersonal! es decir! del mismo modo que cuando esto viendo la pared! pared es ob$eto con cualidades! pero o no esto siendo conciente! no esto haciendo un acto de refle3ión de lo que est% e3perimentando mi conciencia! por eso es posicional o t/tica de ob$eto! no de s(. . no es considerado por ellos (los psicoanalistas& dice !arta) co!o $n !o!ento co!pleto y a$t(no!o" 8an i!a inado por detr3s de 5l& otro estado %$e per!anece en la pen$!bra6 por e1e!plo& si socorro a 4edro es para )acer cesar el estado desa radable en %$e !e )a s$!ido la vista de s$s s$'ri!ientos" 4ero este estado desa radable no p$ede ser conocido co!o tal y no se p$ede tratar de s$pri!irlo sino !ediante $n acto de re'le0i(n> .porque lue#o se conduce a hablar de la libertad responsabilidad6. se enc$entra en 4edro" <ct#a en !* co!o $na '$er9a" <rist(teles lo )ab*a dic)o6 es lo deseable %$e !$eve a lo deseante" < este nivel el deseo .porque al considerar una libertad radical. Q3 =Esta c$alidad de :debiendo ser socorrido. La conciencia est% totalmente absorbida por el ob$eto que presenta determinadas cualidades. y conciencia no. y la 9a/a8 ::: <o#o8 p 213.ero el a#re#a tambi/n que es impersonal! no ha 9o @oi1 no ha un 9o que ten#a la capacidad de reconocer el sentimiento o la afección que est% sintiendo.. 22 . 2c% est% e3plicando qu/ es lo que va a desencadenar esas cosas que poseen cualidades. &sa elección tu a repercute en el resto! porque le estas otor#ando valor a al#o que de por s( no lo tiene.<: =a /e2".1p"1.t5tica de s* !is!o)/ es& ta!bi5n& i!personal (no )ay Ao Goi6& estoy 'rente al dolor de 4edro co!o 'rente al color de este tintero" 8ay $n !$ndo ob1etivo de cosas y de acciones& )ec)as o por )acer& y las acciones vienen a aplicarse co!o c$alidades sobre las cosas %$e las recla!an)">" Conciencia )/tica es lo mismo que conciencia posicionalF es conciencia t/tica de ob$eto deseable! o sea! no es conciencia t/tica de s( misma! no es conciencia posicional de s(. N.. es dado a la conciencia co!o centr*'$ o (se trasciende a s*. &ntonces respondo que se da en la prerefle3iva. "i#ue @arta lue#o de felicitar con pronunciaciones de asentimiento mediante repetidos <claro! claro! e3actamente! es eso mismo=F entonces si no ha refle3ión! o no ha conciencia de eso que se est% haciendo! de la acción! bueno se puede e3plicar se#ún el psicoan%lisis que ha un inconciente que desde la penumbra ordena a actuar de determinado modo para evitar el sufrimiento o sublimar emociones perturbadoras..

Lle#a a la conclusión de que la refle3ión supone una conciencia de se#undo #rado! o sea que el primer #rado es esa conciencia irrefle3iva1 la conciencia refle3iva es el se#undo #rado de la conciencia.e0le'1%o 2o!. QK 5p# 3+ 3K6 =En e'ecto& $n desa re a!iento sobre el plano irre'le0ivo se trasciende de la !is!a !anera %$e la conciencia irre'le0iva de piedad" Es la to!a int$itiva de $na c$alidad desa radable del ob1eto" A en la !edida en %$e p$ede ir aco!paBado de $n deseo& desea no s$pri!irse a .e 21e#p. L sea que no obedezca a (K) 4ero este estado desa radable no p$ede ser conocido co!o tal y no se p$ede tratar de s$pri!irlo sino !ediante $n acto de re'le0i(n>" &n tanto se est% e3perimentando un estado no es posible al mismo tiempo refle3ionar sobre ese estado! porque si ha refle3ión el estado es desplazado por la refle3ión. Q6 5p# 3K6 =Lle a!os entonces a la si $iente concl$si(n6 la conciencia irre'le0iva debe ser considerada co!o a$t(no!a". La emoción es una "transformación del mundo". no inconsciente sino consciente de si misma no téticamente. 9 + 9 /el <: -a.e28 e3 pa.e0le'1%o 4 e/a.3 /e la p. .51"a /e lo 1. Es $na totalidad %$e no tiene necesidad de ser co!pletada& y debe!os reconocer sin te!or %$e la c$alidad del deseo irre'le0ivo es la de trascenderse& apresando sobre el ob1eto& la c$alidad de deseable" Todo oc$rre co!o si vivi5ra!os en $n !$ndo en %$e los ob1etos al !is!o tie!po %$e s$s c$alidades de calor& olor& 'or!a& etc"& t$viesen las de rec)a9ante& atrayente& encantador& #til& etc"& y co!o si esas c$alidades '$eran '$er9as %$e e1ercen sobre nosotros ciertas acciones>" 2c% esta un poco la respuesta a la pre#unta que planteaba .orque la refle3ión implica un desdoblamiento de la conciencia. 2c% ha una cr(tica a 4escartes! en todo lo que plantea esta el /nfasis en mostrar queF lo irrefle3ivo es previo siempre a lo refle3ivo! la irrefle3ión es previa a la refle3ión.e0le'1%a8 4 e e3" e3t.a2 lte.t.al e3 2 2 o!.a/1"al /e el1#13a.> "o#o al5o "e3t.ero la euforia refle3ionada no es lo mismo que la euforia! est% mediatizada $ustamente por la refle3ión.propio s$ponen %$e lo re'le0ivo es pri!ero& ori inal y %$e est3 disi!$lado en el inconsciente" <penas )ay necesidad de recalcar lo abs$rdo de tal )ip(tesis" <$n si el inconsciente e0istiera& Ea %$i5n se )ar*a creer %$e oc$lta espontaneidades de 'or!a re'le0ivaC ELo irre'le0ivo no se de'ine co!o debiendo ser p$esto por $na concienciaC 4ero& por otra parte& Ec(!o ad!itir %$e lo re'le0ivo es pri!ero con respecto a lo irre'le0ivoC Sin d$da %$e se p$ede ad!itir %$e $na conciencia apare9ca in!ediata!ente co!o re'le0iva& en ciertos casos" 4ero a#n entonces lo irre'le0ivo tiene prioridad ontol( ica sobre lo re'le0ivo& p$esto %$e no )ay de nin $na !anera necesidad del ser re'le0ivo para e0istir y %$e la re'le0i(n s$pone la intervenci(n de $na conciencia de se $ndo rado> .. completa en s( misma. 9 que no es adecuado el Có#ito cartesiano 5se#ún @arta! pienso por lo tanto e3isto6 porque no es preciso refle3ionar para e3istir1 se puede e3istir sin refle3ionar! de hecho! la conciencia e3iste sin refle3ionar. po. &$emplo de @artaF esto en estado de euforia1 en tanto ha euforia lo que ha es eso! pero no refle3ión acerca de la euforia! puede haberla lue#o. .e/1"at1%a@8 e3 la Teoría de las emociones. Lo imaginario y El Ser y la Nada."artre! o una acción que sea independiente! autónoma determinadas determinaciones que est%n ocultos.ablo! cuando diceF < Todo oc$rre co!o si vivi5ra!os en $n !$ndo en %$e los ob1etos al !is!o tie!po %$e s$s c$alidades de calor& olor& 'or!a& etc"& t$viesen las de 8 + De la misma manera la emoción es una conducta irreflexiva. La e3istencia de la conciencia no est% marcada o no depende de la refle3ión.e 13212t1.. e3 La imaginación ?la 1#a5e3 e2 3a e%1/e3"1a a3+t1+p.ero en ese lue#o a no ha euforia. -l m%s adelante plantea la inversión del Có#ito cartesiano! pero lo que plantea ac% a es un adelanto1 en lu#ar de pienso lue#o e3isto ser(a e3isto despu/s pienso! ser(a uGn lue#o temporal no consecuencial como el Có#ito cartesiano.e e2ta a to3o#7a /e la "o3"1e3"1a 1. y su manera de ser téticamente consciente de sí misma consiste en trascenderse y aprehenderse sobre el mundo como una cualidad de las cosas.e lo . según el Esbozo de una teoría de las emociones. E2ta "o3"ep"1.s* !is!o.4 e ella "o32t1t ye el A31"o #e/1o . Lbviamente que la refle3ión es una propiedad de la conciencia! pero no es adecuado asociar conciencia a refle3ión. sino s$pri!ir el ob1eto desa radableN" No sirve para nada entonces el poner detr3s de la conciencia irre'le0iva de piedad $n estado desa radable del %$e se )ar3 la ca$sa pro'$nda del acto piadoso6 si esta conciencia de desa re a!iento no se v$elve sobre ella !is!a para ponerse por s* co!o estado desa radable& per!anecere!os entonces en lo i!personal y lo irre'le0ivo" <s* p$es& sin a#n darse c$enta& los te(ricos del a!or. to/o 1/eal12#o.1o. .t1" la. 23 .a 2 0 3/a#e3to e3 la 13te3"1o3al1/a/ e2e3"1al /e la2 "o3"1e3"1a2.1o. La refle3ión desplaza el estado all( s( ese estado es ob$eto de la refle3ión.1/a/ o3tol.> 2o!.

a los estados de conciencia. &s decir! en la medida en que un ob$eto posee diversas cualidades tambi/n posee diversos atributos que afectan a la conciencia de un modo u otro. Solamente en el caso de la reflexión puedo pensar "Yo odio a Pedro" "Yo tengo piedad de Pablo". la afectividad es puesta por ella misma como deseo. 'o ha otro modo! no ha posibilidad de no trascendencia de la conciencia de s( misma! de un no escapar. de(a de ser uramente conciencia t0tica de o'(eto ara asar a ser. etc”. temor.adida or esas ro iedades del o'(eto% A!ora 'ien . solamente comienzan a ser estados de conciencia ro iamente dic!os a artir de la re"le#i$n% &asta que no a arece la re"le#i$n esas son ro iedades del o'(eto. &ntonces! en tanto! aparezco frente al otro! en el otro lo que ha es conciencia t/tica o posicional de m(. &s decir! los ob$etos poseen determinadas cualidades1 poseen diversas cualidades! cualidades que estan acompa0adas a otro tipo de cualidades podr(amos decir! un se#undo tipo de cualidad! que es el que impacta a la concienciaF por e$F rechazante! útil. "in embar#o! lo que no ha que perder de vista! para no parcializar esta posición de "artre es que esto se trata de una relación dial/ctica! no es unidireccional! siempre es bidireccional! rec(procaF el otro se me presenta! pero sin embar#o! al otro o me presento.la conciencia es in. la ira. 9 por otra parte! esa elección no est% determinada por nada que proven#a de la conciencia! pero s( esta determinada por las cualidades del ob$eto que se presenta a la conciencia. .orque de lo contrario no podr(amos e3plicarnos que un mismo ob$eto provoque acciones o conductas tan diversas! Nqu/ es lo que hace eso>! bueno! lo que hace tambi/n est% en el ob$eto! o sea! no depende de la conciencia1 lo que determina la acción tambi/n proviene del ob$eto. ontrariamente a lo !ue se "a sostenido.rec)a9ante& atrayente& encantador& #til& etc>. QM 5p# 3K6 <En el caso de la reflexión. &ntonces! el car%cter de <. . &ntonces esa dial/ctica implica en definitiva la dial/ctica del amo el esclavo 5.e#el6! dónde ha una mutua dependenciaF el otro se me presenta como 2mo al e$ercer su dominio sobre m(! sobre la conciencia! la conciencia es la esclava dominada por el otro1 pero rec(procamente! el otro es esclavo de esta conciencia que e$erce el dominio sobre /l.en +racias a los otros% QM 5p# 3K6 <En el caso de la reflexión. )edro adem*s de de'iendo ser recorrido es rec!azante. es entonces sobre este plano !ue se coloca la vida ego#sta y 24 . O sea que en realidad lo que nosotros denominamos “estados de conciencia” como el deseo. no !a. &ntonces! Nen ese momento podemos hablar de una conciencia que es libre>! parecer(a que no! porque est% dominada por el otro1 pero el problema es que ha una <forzocidad= o una necesidad all(1 esa relación di#amos! es forzosa! por el hecho de que es el único modo en la conciencia sea conciencia. de !ec!o es el o'(eto el que "uerza mis estados emocionales% En de"initi. el temor. la afectividad es puesta por ella misma como deseo. &sto es comple$o! porque nos deber(amos cuestionar hasta qu/ punto la conciencia es libre1 porque la conciencia al no tener nin#ún tipo de sustancialización! nin#ún determinismo es absolutamente libre! pero Nhasta qu/ punto>! dado que est% permanentemente e3puesta a la invasión del ob$eto que posee cualidades la determina1 porque la determinación proviene de ese ob$eto que se aparece a la conciencia. orque all/ es osi'le trans"ormar la conciencia no t0tica de s/ misma en conciencia t0tica de s/ misma.edro #enera otra cualidad que afecta a la conciencia! la de ser despreciado. etc. y en ese caso solamente. Bueno! se podr(a decir que s( es libre porque no est% obli#ada a ele#ir un ob$eto determinado1 tiene libertad de ele#ir entre una #ama de ob$etos1 s(! es correcto pero no tiene libertad de no ele#irR! porque si no eli#e es la muerte de la conciencia. &s decir1 lo que vemos permanentemente es una prioridad! una supremac(a del ob$eto sobre la conciencia. a arecen o se constitu. "olución que propone @artaF es libre en la medida en que es pura intencionalidad! pero! no es libre porque no puede no ele#ir1 no ele#ir implica morir! porque no se da la conciencia de nada. el o'(eto no desa arece. estados de conciencia. y en ese caso solamente. cuando a arece la re"le#i$n s/. temor. etc.ero o(o.edro debiendo ser despreciado por e$emplo! es decir! esa situación de padecimiento de . “conciencia t0tica de conciencia de o'(eto”. que son ras+os que marcan la ersonalidad.edro debiendo ser socorrido= sea para al#unas conciencias el car%cter que afecta a esas conciencias! pero para otras el car%cter que puede afectarlas ser% el de .or eso en al#ún pasa$e del =e0istencialis!o es $n )$!anis!o> "artre dice como al pasar! <el no ele#ir tambi/n implica ele#ir=! eli$o no ele#ir. etcétera. 9 si tomamos al pró$imo como ob$eto! que es lo que trasciende m%s1 el otro e$erce un poder sobre la conciencia que en principio la domina totalmente! al punto de que la anulaF porque en la conciencia irrefle3iva lo único que ha es <conciencia t/tica o posicional del otro=. en el se+undo +rado. di+amos.

(a reflexión )envenena” el deseo”*+.3 0 3/a#e3tal e3 la .uelca so're s/ misma. a desear.iolentamente a los dem*s la . al+o desea'le no . Sobre el plano irreflexivo socorro a Pedro por!ue Pedro es "debiendo. el otro se me resenta actuando de un modo determinado.ado a la . sino que son el resultado de acciones del otro.a no a arece como lo deseante 4o sea como la ro iedad del o'(eto5. Pero si mi estado se transforma repentinamente en estado reflexivo. orque en realidad todo estado de *nimo de la conciencia es el resultado de ro iedades que est*n de ositadas en el otro% Esto lle.%e. . entonces tiende a a arecer la . E3 to/o "a2o lo ha"e 2 0.1. al+unos m*s que otros. riorizar a la conciencia en lu+ar de al r$(imo. es m*s. o sea.a no siem re dice 0l. "e a!u# !ue estoy en tren de mirarme actuar en el sentido en !ue se dice de alguien !ue se escuc"a "ablar. aquello que or al+una raz$n se !ace desea'le o atrae es lo que mo.es decir. es mi conciencia caritativa !ue se me aparece como debiendo ser perpetuada”. .ido o i+noro que si est* resente esa caracter/stica o ese estado de conciencia es +racias al otro% Si no !a.ela"1. or lo tanto es a'solutamente “ uro”% A!ora 'ien. somos res onsa'les de su determinaci$n.ariedad de si+nos que resenta el otro” tienen con res ecto a la conciencia determinado oder de dominio.3 al /e2eo 135e3 o.eta e+o/sta.enena el deseo2% Dado que en la conciencia irre"le#i.iliza al deseo% En conclusi$n6 en las relaciones con los r$(imos todos somos i+ualmente res onsa'les. .enena el deseo”% )orque el deseo arecer/a un estado mu.2o8 al 2 2t1t 1. de acuerdo a como actuamos es lo que +eneramos% Los *m'itos en los cuales nos mo. 1)or qu0 esto de que la re"le#i$n en.iolencia or e(em lo. es decir. el r$(imo se resenta con determinadas caracter/sticas. all/ a arece la re"le#i$n acerca de ese deseoentonces el deseo . en la medida en que la conciencia se .emos no est*n a9 riori determinados. contri'uimos a "ormar una sociedad con determinadas caracter/sticas o con otras% De all/ la car+a de res onsa'ilidad de la cual no esca a nadie% QG 5p# 366 <(a reflexión "envenena" el deseo.al+o desea'le orque el deseo en rinci io no es una ro iedad m/a.s Pedro !uien me atrae.en el plano irreflexivo !ue se sit$a la vida impersonal %lo !ue no !uiere decir !ue toda vida reflexiva es for&osamente ego#sta y toda vida irreflexiva for&osamente altruista'.no !a. est* de ositada en el otro. que si en el r$(imo no a arecieran ras+os de .emos accionar .o.estas caracter/sticas no son sim lemente ras+os. cuando a arece la re"le#i$n es la conciencia la que re"le#iona so're la conciencia de o'(eto. tal .a lo que redomina es siem re el r$(imo. 10 : 9 /el <: De la #12#a #a3e. "o3 2 /e2eo "o#o /e2ea!le a e2te o!jeto+/e2ea!le8 /e 13#e/1ato lo e3%e3e3a. acciones que se desarrollan en "unci$n de los estados de conciencia6 si . . lo desea'le es la ro iedad .o oseo. -o es m.socorrido".ez en los dem*s tam oco a arecer/a el sentimiento de . nin+3n ti o de modi"icaci$n o mani ulaci$n de esa cualidad que ro. ero +eneran en la conciencia la a arici$n de determinados estados% Entonces odr/amos ensar.olcada al r$(imo% )or eso dice “la re"le#i$n en. o en el o'(eto% Esto tiene muc!as untas. en el sentido de que es el resultado de una cualidad que est* en el o'(eto. entre esas ro iedades al+unas de ellas a arecen con m*s rele. . 25 .a el pe.ancia que otras. sino que a arece como un atri'uto que .ol. uro.a"1.iene del o'(eto. or ello todos somos res onsa'les de lo que estamos +enerando. re"iriendo determinadas cosas. etc. la que es una conciencia totalmente desinteresada.ser.iendo a esa relaci$n dial0ctica el lanteo de Sartre es interesante a los e"ectos de considerar que todos somos r$(imos.iolencia asa a estar incor orada a la conciencia% 8 recordar a Arist$teles. 3a alte.a no es conciencia t0tica del otro. ero en realidad se tiene a.iolencia. orque . .ida cotidiana con un e(em lo6 la mam* cruza la calle con su ni7a no or la ze'ra% Los atri'utos o actitudes del otro +eneran en m/ determinados estados de conciencia. lo que redomina es el altruismoen tanto que cunaod se asa a la conciencia re"le#i. me creo de tal modo oseedor de ese atri'uto que ol. esa “+ran .

emos que !a. =a . ot. una esencia re. Ideas I. =a /12t13"1..eta 2e.ia.3 %ol 3ta.lo que so.All/ es donde se corre el ries+o de erder de . esto si+ni"ica que EL OTRO .eal 3o e2 e3 27 #12#o nada real". < Co!en9a!os a entrever %$e el Ao y el Ao (Goi) no )acen !3s %$e $no>" 11 + =o2 tB. ara siem re% Los estado de conciencia son asa(eros. com rometiendo el "uturo de los dem*s.o.usserl utiliza este t/rmino para caracterizar la esencia de las cosas! aquello que 7ant denominaba 'oúmeno.endo. e2o. p.or eso 0l no !a'la de la conciencia sino de las conciencias% 1:u0 es la conciencia2.te8 el E2e3t1/oE 4 e ha!1ta e2a "o3"1e3"1a.. en la medida en que se est* ermanentemente actuando la esencia ermanentemente se est* constitu.qu0 im orta si so.a no tendr/an nin+una im ortancia. a odiar. eso es la muerte 4./1/o 2 2e3t1/o.l. :::.o e2te E2e3t1/o 3oe#>t1"oE 4 e pe. -e""1."ep"1."1!1/oE e2 el 3. cerrada orque eso su one que la conciencia .o no lo . 2qu( lo que se plantea es que una vez que se realiza ese pasa$e de estados irrefle3ivos a la refle3ión aparece el 9o @oi! o sea! la esencia o unidad de los estados ps(quicos. caritati.a #a3e.la esencia nunca est* a'solutamente constituida .ida todos mis actos ser*n caritati.o naturalmente so."e.te 2e ha"e /e ot.e3te2 a"to2 13te3"1o3ale2 4 e la a31#a3@ y8 po. eje#plo E>.B3te212E8 3o lo ha pe.u/ es ese 'o/ma> . si sosten+o que so. NL seaF cómo aparece el 9o @oi>! como 'o/ma! aparece en el < acto re'le0ivo y co!o correlato noe!3tico de $na intenci(n re'le0iva>" N.arias razones or las que no uedo a"irmar “so. orque eso si+ni"icar/a darle a la conciencia una sustancializaci$n. lo que !a.3 te.e212C %1e3e3 /e la 0e3o#e3olo57a /e D 22e.a no necesita trascenderse. en ese caso. so.a pa. (ho. 1 or qu02.o. -e /12t135 e el "o3j 3to /e lo2 ele#e3to2 reales /e la 273te212 "o32"1e3te ?la hylB y lo2 /10e.o no uedo sostener “so.!ol+e3+0lo.> /e3o#13a/a nóesis y el 2e3t1/o 4 e %1e3e a ha!1ta.eal1/a/ p274 1"a "o3".lo5o8 e3 e0e"to8 ha!1e3/o p e2to al # 3/o Ee3t. una esencia re.a el "o.te3e"e a "a/a "o3"1e3"1a .. 26 . Fo. 'ondadoso”% Q9 5p# 36A3M6 <<$n si pienso sola!ente %$e debo prose $ir !i acci(n por%$e Oeso est3 bienO& el bien c$ali'ica !i cond$cta& !i piedad& etc" La psicolo *a de La Roc)e'o$ca$ld reenc$entra s$ l$ ar" A sin e!bar o no es verdadera6 no es por !i c$lpa %$e !i vida re'le0iva envenena Opor esenciaO a !i vida espont3nea& y por otra parte la vida re'le0iva s$pone en eneral la vida espont3nea" <ntes de ser OenvenenadosO !is deseos )an sido p$ros/ es el p$nto de vista %$e )e to!ado sobre ellos %$e los )a envenenado" La psicolo *a de La Roc)e'o$ca$ld no es verdadera !3s %$e para los senti!ientos partic$lares %$e e0traen s$ ori en de la vida re'le0iva& es decir %$e se dan pri!ero co!o !is senti!ientos& en l$ ar de trascenderse pri!ero )acia $n ob1eto" De este !odo el e0a!en p$ra!ente psicol( ico de la conciencia Ointra!$ndanaO nos lleva a las !is!as concl$siones %$e n$estro est$dio 'eno!enol( ico6 el Ao (Goi) no debe ser b$scado en los estados irre'le0ivos de conciencia ni detr3s de ellos" El Ao (Goi) no aparece !3s %$e con el acto re'le0ivo y co!o correlato noe!3tico ++ de $na intenci(n re'le0iva" Co!en9a!os a entrever %$e el Ao y el Ao (Goi) no )acen !3s %$e $no" Intentare!os !ostrar %$e ese E o& del c$al el Ao y el Ao (Goi) no son !3s %$e dos 'ases& constit$ye la $nidad ideal (noe!3tica) e indirecta de la serie in'inita de n$estras conciencias re'le0ivas" El Ao es el E o co!o $nidad de las acciones" El Ao (Goi) es el E o co!o $nidad de los Estados y de las c$alidades" La distinci(n %$e se establece entre esos dos aspectos de $na !is!a realidad nos parece si!ple!ente '$ncional& por no decir ra!atical> % Lo que hace en este lar#o pasa$e es la descripción del m/todo fenomenoló#ico que /l est% aplicando. 'ondadoso si el r$(imos se a arezca como odia'les.ista que esa conciencia caritati. -a.3 4 e te35o e3 e2te #o#e3to. 1228 CEl 0e3o#e3. 4. orque recordemos que ermanentemente de'e !a'er relaci$n dial0ctica.. a esar de que sea odia'le . e+o/sta”.a8 "ap. Ve. Fe.no es que .+pe./1/o po. orque estar/a adem*s de com rometiendo mi "uturo. orque los dem*s . se lo de'o a los dem*s 4lo cual no si+ni"ica que de'a !acer res onsa'le a los dem*s de lo que so. orque no de'emos ol.ia. entonces el resto de mi . .1a#e3te 21#pl101"a/a e3 La imaginación.idar que en el conte#to de Sartre la conciencia eli+e5% 1:u0 quiere decir cuando sostiene “es mi conciencia caritativa !ue se me aparece como debiendo ser perpetuada”/ Se re"iere a que nin+3n estado de conciencia es er etuo.t. . caritati.a. es una e#istencia<que recede a la esencia% Esa esencia est* siem re en construcci$n.as/ que no !a.#13o2 C3oe#aC ?3oe#>t1"o@ y C3.e /a 3a #12#a /e0131"1.os% 8 no es as/.la nóema.a no9ser9a!/ dir/a &eide++er5 As/ . ero adem*s com rometer el "uturo% Es decir.3 "o3"1e3"1a+# 3/o ha pe. las sucesi.a.as es ontaneidades o intencionalidades. caritati.o.e pa.e#a /e la pe. in"initas a lo lar+o de toda la .a no es una creaci$n m/a. ero este su ondr/a la muerte de la conciencia.a a ser a'solutamente indi"erente a los e"ectos de la conciencia.ida% No !a.

2rataremos de examinar sucesivamente la constitución de los estados. C2.or qu/>! porque previamente a la aparición del &#o a ha una unidad de las conciencias.&n principio podr(amos decir que <. Q1 5p# 396 =El E o no es directa!ente la $nidad de las conciencias re'le0ivas" I porqueJ E0iste $na $nidad in!anente de esas conciencias& %$e es el 'l$1o de la Conciencia %$e se constit$ye 5l !is!o co!o $nidad de s* !is!o Py $na $nidad trascendente6 los estados y las acciones>. b6 como resultado de esa unidad inmanente aparece este &#o que es la unidad de estados acciones1 por eso no es la unidad 4irecta de las conciencias refle3ivas! sino que es una unidad ?ndirecta. 2hora bien! el &#o es <$na $nidad trascendente6Ide losJ los estados y las acciones>. . Q3 5p# 39A+C6 =<) Los EST<DOS co!o $nidades trascendentes de las conciencias" El estado aparece a la conciencia re'le0iva" Se da a ella y constituye el ob1eto de una intuición concreta. &n definitiva lo que .ue el &#o es resultado de las diversas conciencias intencionales. Este estado est. Es un polo trascendente de una unidad sintética. =E0iste $na $nidad in!anente de esas conciencias& %$e es el 'l$1o de la Conciencia>& Npor qu/ es una unidad>! porque el flu$o de la conciencia 5 a lo hab(amos visto6 no es el flu$o que se da una vez! sino que es permanente1 recordar que la conciencia est% permanentemente escap%ndose de s( misma! eso es lo que le da la Dnidad! esa es la unidad inmanente de las conciencias! $ustamente ese fluir permanente1 eso s( es 4irecto. &ntonces el 'o/ma ser(a en definitiva el &#o. de las acciones y de las cualidades. &sas conciencias se constitu en! se unifican di#amos! en primera instancia1 por eso dice < El E o no es directa!ente la $nidad de las conciencias re'le0ivas>1 es indirectamente.usserl identificaba como el ob$eto en s(F el 'o/ma! aqu( "artre lo encuentra en el &#o.u/ es el &#o>! es la personalidad. mi odio de Pedro es un estado !ue puedo apresar por la reflexión. 27 .S)DLL ?? CL'")?)DC?T' 4&L &PL.ob1eto de la actitud irreflexiva. es real. N. S# odio a Pedro. N.or eso lue#o plantea queF a6< El Ao es el E o co!o $nidad de las acciones>& el 9o es el que actúa! es el que da unidad a las acciones! esas acciones encuentran su polo unitario en el 9o. &s decir! el &#o es trascendente! Npor qu/>! porque no est% en la conciencia! no es inmanentemente a la conciencia1 el e#o es trascendenteF unidad de estados acciones. L sea! esa <unidad ideal= es el 'o/ma! aparece reci/n a partir de la conciencia refle3iva! porque es all( cuando aparece ese 9o ese 9o @oi.or eso es que el 9o el 9o @oi constitu en las dos caras o fases del &#o. . 9 se constitu e $ustamente como <polo trascendente= donde est%n unificados o reunidos los estados las acciones! fundamentalmente eso! estado acciones. .edro.erdo debiendo ser socorrido= constitu e el 'o/ma en la instancia de la conciencia irrefle3iva! pero cuando pasamos a la refle3ión aparece la otra cara! o el otro aspecto que es el estado de conciencia! e$F la caridad! #enerada por ese <debiendo ser socorrido= que est% en . presente ante la mirada de la conciencia reflexiva. &ntonces tenemosF a6 por un lado la unidad que es inmanente a la conciencia! que est% dada por ese constante fluir o espacaprse! trascender de la conciencia hacia lo que no es ella! hacia lo otro. 4Es preciso concluir por eso !ue es inmanente y cierto/ Efectivamente no”.ara aparecer depende primero de la unidad de las conciencias irrefle3ivas.ue aparece! que se constitu e! con la refle3ión. Solamente !ue ese polo no aparece m. Es unidad de unidades trascendentes y trascendente él mismo. &l &#o tiene dos aspectosF a6 el mundano! b6 el interior! el que se vuelca m%s a la interioridad. BenniF . como el polo. b6 &l 9o @oi es el otro polo unitario! pero de estados 5de la conciencia6 cualidades 5que en principio est%n en el ob$eto! pero que determinan cualidades en la conciencia6. NCu%l es la conclusión de este pasa$e> .s !ue en el mundo de la reflexión. QH 5p# 396 =El Ego es la unidad de los estados y de las acciones0facultativamente de las cualidades. y la aparición del Yo %3oi' como polo de esas trascendencias”. &l mundano es el 9o1 el que se vuelca a la interioridad es el 9o @oi.

a32". cesar#a de odiar. odio a Pedro desde "ace tiempo y pienso !ue lo odiaré siempre.7* 8eo a Pedro. presente ante la mirada de la conciencia reflexiva.a. &sto es lo que a vimos! por e$F la ira es un estado! pero la ira aparece cuando aparece la refle3ión1 hasta ese momento para la conciencia irrefle3iva lo que aparece es un <ob$eto odiable! irritante= por as( decirlo. Lo que es adecuado es plantear <siento en este momento odio por .a .or eso dice queF =el estado aparece a la conciencia re'le0iva> Te0to6 =El estado aparecer3 a la conciencia re'le0iva" Se da a ella y constit$ye el ob1eto de $na int$ici(n concreta" Si odio a 4edro& !i odio a 4edro es $n estado %$e p$edo apresar por la re'le0i(n>+-" 12 Sartre “La trascendencia del Ego” Parte II. L sea si o esto en el momento ofuscada! eno$ada! no esto refle3ionando acerca de mi estado. . es real”. 2hora bien! cuando aparece la refle3ión! entonces si se reconoce ese estado. En efecto. .Q=El estado aparece a la conciencia re'le0iva> . -o puedo enga:arme cuando digo9 siento en este momento una violenta repulsión por Pedro. G:9(=: “<. 4es esta experiencia de repulsión/ Evidentemente no”% Por otra parte. terminar aniquilando a la conciencia% Es decir. &$F si o me planteo <Ldio a . onsideremos una experiencia reflexiva de odio.a2"e3/e3"1a /el E5o” ?4ta Hla2e@ +++ GEHD(: 17+8+11 +++ <. (a reflexión tiene l#mites de derec"o y de "ec"o. siento como un sacudimiento profundo de repulsión y de cólera por su presencia %estoy ya sobre el plano reflexivo'9 la perturbación es conciencia.orque el reconocimiento de un estado solamente se da cuando refle3ionamos. U "artre nos dice aqu( que evitemos considerar como inmanentes los estados de conciencia a la conciencia! porque sino ser(an perpetuos. lo que Es es lo que A arece% En la medida en que ese estado se a arece a la conciencia re"le#i.3: Fa!lo. mi odio de Pedro %5' 4Es preciso concluir por eso !ue es inmanente y cierto/ Efectivamente no” quiere decir lo si+uiente6 1 or el !ec!o de que se resente a la conciencia re"le#i. ni creer !ue todo lo !ue la reflexión alcan&a es indubitable por!ue es alcan&ado por la reflexión.edro=. &l reconocimiento o el descubrimiento del estado no se da mientras se desarrolla ese estado! sino cuando se refle3iona acerca de ese estado. Pero el odio. . &n tanto estamos pasando o atravesando por un estado no estamos refle3ionando. no comprometer#a el porvenir.edro= esto cometiendo un #rave error porque esto considerando que el odio es inmanente a la conciencia que o odie en el pasado! lo odio en el presente lo vo a odiar en el futuro. Pero si otros ob1etos le aparecen a través de esta conciencia. &l estado aparece a la conciencia refle3iva. no podr#a ser una conciencia instant. es al+o real% Q+ 5p# +C6 <-o debemos "acer de la reflexión un poder misterioso e infalible. no "ay ra&ón para !ue esos ob1etos participen de los caracteres de la conciencia.nea de repulsión. no podr#a tampoco "ablar de odio. Pág. entonces. por este rec"a&o de comprometer el porvenir. que or lo tanto le . 1)or qu0 dice real2 )orque ara Sartre lo real es lo que Es. 2odo lo !ue afirma sobre esa conciencia es cierto y adecuado.or qu/ aparece a la conciencia refle3iva> . N. . es e"luir ermanente. no se da como tal. una instantaneidad. Es una conciencia !ue pone a una conciencia. Pero. im lica com rometer el "uturo% 6)Este estado est.o de'o concluir que ese estado es inmanente a la conciencia2% No. Si a$n la limitara a lo !ue es. precisamente. 39 28 . Clase 31VCGV11. . 'o podemos comprometer a la conciencia atribu /ndole estados permanentes. 3i odio.1p"1.ir#a9 "2engo repulsión por Pedro en este momento" y de tal manera.a lo e# licamos6 considerar ese estado como inmanente im lica retender dar a la conciencia una caracter/stica que es inmanente . &s imposible porque la conciencia esta ocupada por el estado. Constitución del ego.a a quitar esa es ontaneidad. UCuando dice <S# odio a Pedro.

&n el caso de la refle3ión la conciencia es el ob$eto intencional de la conciencia. &s decir! es en la conciencia refle3ionada que se muestra a la conciencia refle3ionante que reci/n all( la conciencia refle3ionante reconoce que ha una identidad. 'o debe e3istir nin#ún polo! nin#ún elemento que la deten#a! que le otor#ue un car%cter macizo como dice /l! porque entonces pierde lo que necesita la conciencia para ser! que es $ustamente esa libertad de trascenderse a s( misma! hacia lo que ella no es. &n "artre parecer(a que sale para fuera pero en realidad se rebota en s( mismo! porque la conciencia de que ten#o conciencia! nunca puede ser la m(a sino la del otro. ?ntervención ?F Lo que es dif(cil de entender es porque si la conciencia sale hacia el otro! en realidad o me vo a encontrar con mi o cuando me encuentre con el o del otro. 'o esto diciendo que la ma or parte de nuestros actos son actos irrefle3ivos! sino que la ma or parte de nuestros actos no son refle3ivos sobre la conciencia! es decir no ha refle3ión de la conciencia sobre s( misma! ha refle3ión acerca de los ob$etos intencionales.> 'o. . Eamos a poner un e$emploF cuando o lle#ue di$e esto cansada! Nen ese momento esto refle3ionando acerca de ese estado de cansancio! etc. L sea la conciencia refle3ionada oficia como cualquier otro ob$eto intencional! es ob$eto de la refle3ión. &ventualmente ese al#o puede ser la misma conciencia. Dna identidad! que ha al#o que pertenece a la conciencia! o que al menos puede identificar como propio en la conciencia ese es el o que aparece acompa0ando determinados procesos! determinadas e3periencias.or e$emplo o ten#o que encarar un traba$o refle3iono acerca de ese traba$o! esta toda la ener#(a depositada en eso! toda mi ener#(a de refle3ión esta depositada en ese ob$eto intencional. ?ntervenciónA N. &l hecho que lo utilicemos de ese modo no si#nifica que ten#amos conciencia. &ntonces! es como se la conciencia recibiera de lo otro! de lo que no es ella! para poder $ustamente lle#ar a cualificarse. . 2l < o= lo usamos todo el tiempo! N:efle3ionamos acerca de ese o> 'o! m%s bien lo usamos como una muletilla! un h%bito! una costumbre del len#ua$e. "e#uramente que si refle3ionamos acerca de las cosas que pensamos hacer! la mitad de las cosas no las har(amos! lo que predomina no es la conciencia refle3iva. La conciencia se escapa de s( misma hacia lo que no es de ese modo se va constitu endo ese e#o que no est% en la conciencia. &s ob$eto de esa trascendencia o intencionalidad de la conciencia. 4e all( la importancia del otro! de todos en función a todos.ero aún as( esa conciencia si#ue siendo conciencia intencional! porque es conciencia intencional de conciencia! o sea conciencia refle3ionante de conciencia refle3ionada. "i en al#ún momento lle#ar% a estar en la conciencia! ella perder(a la capacidad de trascenderse a s( misma! de salirse! de escaparse! ser(a la muerte de la conciencia! como dice "artre! porque toda conciencia es conciencia de al#o. 29 . 4e al#una manera lo que "artre nos quiere e3plicar es lo si#uiente! si los estados las acciones estuvieran en la conciencia entonces el polo unificador que constitu e el o! anular(a la conciencia por lo tanto la conciencia tendr(a determinada sustancialización! pero a hab(amos visto al principio! que de e3istir en la conciencia al#ún tipo de contenido! entonces la conciencia perder(a lo que hace que pueda e3istir! que es $ustamente que no ten#a nin#ún tipo de sustancia.&l en todo momento nos est% marcando! la distinción! la separación entre la conciencia esos estado acciones! que nunca est%n en la conciencia! que est%n en el e#o. . ?ntervención ?F &n cuanto a mi en determinado momento so irrefle3ivo! me parece que so de determinada manera pero es cuando me encuentro con el otro! como dice la hermen/utica! cuando dialo#o con el otro 5 est% el len#ua$e de por medio6 es cuando me encuentro con m( mismo. . &n tanto lo estamos utilizando en el len#ua$e coloquial por e$emplo! no si#nifica que estemos siendo realmente concientes de ese o. .ero no ha ! al mismo tiempo! un desdoblamiento de la conciencia en conciencia intencional conciencia intencionada! o conciencia refle3ionante conciencia refle3ionada.u/ quiere decir que le pertenece el yo pienso a la conciencia refle3ionada> Le pertenece en el sentido de que solamente en la instancia de la conciencia refle3ionada aparece el o pienso como acompa0ando la conciencia refle3ionada.orque o me conozco a m( mismo cuando conozco al otro. &sto es como una duplicación de la conciencia! porque la conciencia que refle3iona no es la conciencia refle3ionada.ero no es cuando conozco al otro! porque no es simult%neo.

?ntervención ?F . 9 el otro desaparece. 9 de all( es que "artre se0ale tanto la mirada el cuerpo! que tienen una importancia fundamental porque es realidad o me veo como me ve el otro para de$arme de ver como me ve el otro! la conciencia necesita recorre un lar#o camino! necesita convertirse en conciencia refle3ionada pero a sin la presencia de lo otro. Dn c(rculo como dice Cabanchi8. La presencia del otro es tan fuerte que "artre sostiene que o me veo como me ve el otro. 30 . &sto no es hermen/utica es fenomenolo#(a no es comparable. 40.ero cuando me encuentre con el otro! primero me vo a encontrar con el len#ua$e del otro! despu/s me vo a entender como refle3ión. Constitución del ego.ero siempre en relación al otro.e#el la conciencia dando vuelta sobre s( misma! en refle3ionada refle3ionante. ?ntervención ?F si ten#o conciencia de mi conciencia no sal( para fuera me quede en mi. Cuando esto atravesando el estado siento repulsión. Te0to6 =Si odio a 4edro& !i odio de 4edro es $n estado %$e p$edo apresar por la re'le0i(n" Este estado est3 presente ante la !irada de la conciencia re'le0iva& es real" EEs preciso concl$ir %$e es in!anente y ciertoC E'ectiva!ente no" No debe!os )acer de la re'le0i(n $n poder !isterioso e in'alible& ni creer %$e todo lo %$e la re'le0i(n alcan9a es ind$bitable por%$e es alcan9ado por la re'le0i(n" La re'le0i(n tiene l*!ites de derec)o y de )ec)o" Es $na conciencia %$e pone a $na conciencia" Todo lo %$e a'ir!a sobre esa conciencia es cierto y adec$ado" 4ero si otros ob1etos le aparecen a trav5s de 5sta conciencia& no )ay ra9(n para %$e estos ob1etos participen de los caracteres de la conciencia">+2 4iceF <Si odio a pedro! !i odio de 4edro es $n estado %$e p$edo apresar por la re'le0i(nO o sea en tanto esto pasando por un estado o no puedo conocer ese estado. 'o es un proceso tan simple como una salida de la conciencia al otro una vuelta! es una salida de la conciencia una trascendencia provocada por esa intencionalidad de la conciencia hacia el otro! que se presenta como al#o constituido definitivo! con cualidades acabado que se presenta e impacta a la conciencia como un ser acabado con determinado atributos entonces la presencia de ese ob$eto intencional que en este caso es el pró$imo provoca que la conciencia quede absolutamente atrapada en ese ob$eto! por eso se habla de nihilización de la conciencia. Pág. Lo enA s( es lo que est% acabado! terminado! que no carece de nada1 de este modo aparece el pró$imo a la conciencia ese pró$imo que posee determinados atributos o cualidades impacta a la conciencia de tal modo que al momento en que comience la conciencia a recuperarse porque hab(a quedado anulada convertida en nada! la recuperación de la conciencia pasa por la recuperación! en primer lu#ar! del otro o el pró$imo pero en tanto pró$imo. . 2l principio no aparece como pró$imo porque tendr(a que haber refle3ión al principio no hab(a. 9 despu/s podr/ lle#ar a ver cuales son los estados de refle3ión del otro. La conciencia queda convertida en nada lo que esta all( es ese pró$imo que es al#o macizo! un enAs(. ?ntervención ???F el problema es que en vez de tener una conciencia tipo ideas innatas la conciencia se va constru endo! entonces despu/s de ese proceso es que reci/n podes tener un o. &l hermeneuta no necesita del otro lo que hace es ponerse en el lu#ar del otro ac% esto es imposible no me puedo poner en el lu#ar del otro porque el otro es imprescindible para mi conciencia. Lo que veo es que en "artre se sale al mundo en ese proceso dial/ctico pero en realidad se termina volviendo termina como dir(a . 2hora s( aparece como pró$imo /ste previamente a le impuso a la conciencia sus cualidades cuando la conciencia se va a recuperando reconozca al pró$imo como tal tambi/n se va a reconocer a s( misma como s( misma pero no va a ser el conocimiento aut/ntico de s( mismo porque esta mediatizada por la presencia del otro. =Este estado est3 presente ante la !irada de la conciencia re'le0iva& es real" EEs preciso concl$ir %$e es in!anente y ciertoC E'ectiva!ente no" No debe!os )acer de la re'le0i(n $n poder !isterioso e in'alible>" La 13 Sartre “La trascendencia del Ego” Parte II.?ntervención ??F vos ten/s conciencia de tu conciencia.

Constitución del ego. 'o puede haber nada inmanente en ella porque todo lo que sea inmanente impide $ustamente esa salida de s( misma! no es inmanente pero si es real cierto. 31 . . Si $e6 =No debe!os )acer de la re'le0i(n $n poder !isterioso e in'alible& ni creer %$e todo lo %$e la re'le0i(n alcan9a es ind$bitable por%$e es alcan9ado por la re'le0i(n>" ?ntervenciónF N.edro se me presente como odiable va a #enerar en mi un estado de irritación! cuando piense en .or qu/ no puedo en#a0arme cuando di#oF siento en este !o!ento $na violenta rep$lsi(n por 4edroC". Cuando 7ant afirma que el o debe poder acompa0ar las representaciones el deber poder es de derecho no de hecho como lo entendieron los neo8antianos.edro esto actuando de mala fe! esto pretendiendo que posee un futuro esto 14 Sartre “La trascendencia del Ego” Parte II. &l hecho de que el estado de odio este presente se ha#a presente por la conciencia refle3iva que si se hace presente es real! tomando aquello que a hab(amos dicho de que ser es aparecer para "artre! si se aparece es real! es.edro me vo a irritar. Cuando nos equivocamos acerca de las cualidades de lo otros nos equivocamos pero con respecto a los estados nuestros #enerados por esas cualidades en la medida en que . N&se estado de irritación posee certeza> 4epende! porque si es provocado por una creencia que o ten#o acerca de . &s un o que puede acompa0ar pero no necesariamente siempre lo hace. La refle3ión tiene l(mites de derecho porque en realidad puede o debe poder refle3ionar o actuar en muchos casos pero no siempre lo hace. 9 dice queF <La re'le0i(n tiene l*!ites de derec)o y de )ec)o> Los limites de derecho. N. ?ntervenciónF sobre todo por esa confianza infalible que tenia 4escartes. 40. &n la medida que no ha ideas innatas que lo que la refle3ión tiene a su disposición para refle3ionar es resultado de la e3periencia entonces la refle3ión actúa sobre aquello que es resultado de la e3periencia pero que ha a refle3ión no nos ase#ura que lle#uemos a la verdad.or qu/ "artre puede afirmar esto acerca de la refle3ión no podr(a haberlo hecho 4escartes> La refle3ión tiene ase#urado previamente que va a lle#ar siempre a la verdad! porque la claridad distinción son ideas innatas! son a priori! es lo que le da la certeza.edro que no es verdadera entonces el estado de irritación tampoco es cierto. Pág.orque 4escartes cuando planteaF el pienso! lue#o e3isto! todo lo que pasa por ese pensamiento es indudable certero.uede ser una cr(tica directa a 4escartes> .refle3ión tiene l(mites. . Te0to6 =Considere!os $na e0periencia re'le0iva de odio" Heo a 4edro& siento co!o $n sac$di!iento pro'$ndo de rep$lsi(n y de c(lera por s$ presencia (estoy ya sobre el plano re'le0ivo)6 la pert$rbaci(n es conciencia" No p$edo en aBar!e c$ando di o6 siento en este !o!ento $na violenta rep$lsi(n por 4edro> +7" N. Los l(mites de la refle3ión para "artre ser(an lo que se aparece! es decir sobre lo que se aparece es le#(tima la refle3ión Eamos a la e3periencia refle3iva.u/ forma parte de la conciencia> 'o! que sea real no quiere decir que sea inmanente. "i! puede ser una critica al su$eto cartesiano.orque en este caso ha refle3ión" &l odio es un sentimiento la repulsión es un estado! la diferencia radica $ustamente en que la refle3ión puede aplicarse sobre estados pero no sobre sentimientos! porque los sentimientos perduran! entonces si o considero que odio a . "artre est% de acuerdo con el o de derecho no de hecho.u/ pasar(a si fuera inmanente> la conciencia no podr(a ser pura intencionalidad.ero! Npor eso debemos considerar que es inmanente> N. N.a ideas que son claras distintas que no pueden ponerse en duda de nin#ún modo! asumen como un poder misterioso e infalible. "i est% bien! es una cr(tica! porque en al#una medida "artre dice que la refle3ión es importante pero no infalible tambi/n nos puede llevar al error ac% esta la critica a 4escartes porque para 4escartes la refle3ión nunca nos puede llevar al error! la refle3ión nos conduce a la evidencia.

Dn sentimiento perdura en el tiempo entonces quiere decir que le esto quitando a la conciencia esa posibilidad de movilizarse. . ?ntervenciónF Nprimero o ten#o las creencias de una persona an(mico va acompa0ado de las creencias> despu/s el estado an(mico o el estado "i! el estado an(mico acompa0a las creencias.u/ certeza puedo tener o de eso> &s actuar de mala fe! es pretender ser lo que no se es. )e3toF =No p$edo en aBar!e c$ando di o6 siento en este !o!ento $na violenta rep$lsi(n por 4edro 4ero el odio& Ees esta e0periencia de rep$lsi(nC Evidente!ente no" 4or otra parte& no se da co!o tal" En e'ecto& odio a 4edro desde )ace tie!po y pienso %$e lo odiar5 sie!pre" Gi odio& entonces& no podr*a ser $na conciencia instant3nea de rep$lsi(n" Si a#n la li!itara a lo %$e es& $na instantaneidad& no podr*a ta!poco )ablar de odio" Dir*a6 =Ten o rep$lsi(n por 4edro en este !o!ento> y de tal !anera& no co!pro!eter*a el provenir" 4ero& precisa!ente& por este rec)a9o de co!pro!eter el porvenir& cesar*a de odiar" <)ora bien& !i odio se !e aparece al !is!o tie!po %$e !i e0periencia de rep$lsi(n" 4ero aparece a trav5s de esa e0periencia" Se da precisa!ente co!o no li!it3ndose a esa e0periencia" Se da en y por cada !ovi!iento de dis $sto& de rep$lsi(n y de c(lera& pero al !is!o tie!po no es nin $no de ellos/ se les escapa a'ir!ando s$ per!anencia" <'ir!a %$e ya aparec*a ayer c$ando pens5& con tanto '$ror& en 4edro& y %$e aparecer3 !aBana" 4or otra parte& opera por si !is!o $na distinci(n entre ser y aparecer& p$esto %$e se da co!o %$e si $e siendo a#n c$ando yo este absorto en otras preoc$paciones y %$e nin $na conciencia lo revele" Lo %$e parece s$'iciente para a'ir!ar %$e el odio no es de la conciencia" Desborda la instantaneidad de la conciencia y no se plie a a la ley absol$ta de la conciencia para la c$al no )ay distinci(n posible entre apariencia y el ser" El odio es p$es $n ob1eto trascendente" Cada vivencia lo revela todo entero& pero al !is!o tie!po no es !3s %$e $n per'il& $na proyecci(n de 5l" El odio es $na creencia para $n in'inidad de conciencias col5ricas o rep$ nadas& en el pasado y en el porvenir" Es la $nidad trascendente de esta in'inidad de conciencias" De este !odo& decir yo odio o yo a!o en ocasi(n de $na conciencia sin $lar de atracci(n o de rep$lsi(n es operar $n verdadero pasa1e al in'inito bastante an3lo o al %$e se opera c$ando percibi!os $n tintero o el a9$l del secante"> 4e acuerdo con "artre Ndónde se ubicar(an estos planteos> 'o en la conciencia! no son de la conciencia entoncesF Ndónde est%n> ?ntervenciónF &n el ob$eto trascendente.comprometiendo todo los tiempos. La duración a lo lar#o del tiempo! o sea! comprometerme con un sentimiento! con el odio con el amor! implica darle a mi conciencia un contenido que va a perdurar que va a comprometer el futuro. 4esde el momento que el odio esta instaurado ha al#o que esta de al#una manera interrumpiendo la posibilidad de cambio necesario para la conciencia. . "i nos comprometemos con sentimientos esta refle3ión permanente no ser(a posible.ara que pueda hablarse de sentimiento tiene que haber una presencia permanente de ese ob$eto intencional que esta #enere al#o m%s que un estado espont%neo! aún as( "artre considera que debemos hablar no de sentimientos sino de estado afectivos porque sostener que e3isten sentimientos implica sostener que e3iste al#o permanente! es decir mas all% de las circunstancias ha al#o que va a permanecer N. Las creencias van cambiando en la medida de la afección de ciertos estados afectivos. 9o no puedo estar toda mi vida repudiando a al#o! son estados que tienen una duración determinada! el odio el amor son sentimientos ellos si perduran en el tiempo. &l odio va a estar siempre all( va a mediar esa trascendencia a lo otro hacia lo que ella no es. "on trascendentes. 'in#ún sentimiento puede durar para toda la vida.arecer(a que ese sentimiento! como el odio! el amor es como un polo unitario de una serie de conciencias trascendentes o conciencias intencionales que lue#o se unifican dan lu#ar a esas creencias! a ese sentimiento que es un tipo de creencias! Na qui/n le suena esta postura> 32 .

N&l odio o el amor puede ser ob$eto de refle3ión> =El odio es $na creencia para $n in'inidad de conciencias col5ricas o rep$ nadas& en el pasado y en el porvenir" Es la $nidad trascendente de esta in'inidad de conciencias" De este !odo& decir yo odio o yo a!o en ocasi(n de $na conciencia sin $lar de atracci(n o de rep$lsi(n es operar $n verdadero pasa1e al in'inito (K)> La conciencia refle3iva si puede volver sobre cada una de la e3periencia de repulsión refle3ionarla pero no podemos refle3ionar sobre el odio porque es una s(ntesis es una masa. Cuando se confunden esos estados con sentimientos! por qu/ esa confusión! por el hecho de que en realidad solemos considerar que tenemos determinadas propiedades o cualidades que son inherentes a nosotros! es mu frecuente que di#amos pretendiendo que nos conocemos bueno o so bondadoso! o so mu rencoroso! etc. Lo que "artre nos dice es en realidad no somos de nin#ún modo porque afirmar que somos implica comprometer el pasado el futuro! es decir! implica darle una inmovilidad! una ri#idez! a la personalidad que impide que esta cambie lo cual es absurdo! artificial! de hecho las personalidades cambian. &n realidad o presumo que odio o que amo pero para que o pueda tener la certeza de eso debo ir a cada una de las e3periencias que lo provocaron que lue#o sintetizaron en el odio. &n realidad! lo que se refle3iona no es la creencia del odio o el amor por e$emplo! sino sobre determinadas vivencias que est%n acompa0adas por un o pero no es posible refle3ionar sobre el odio porque ser(a como refle3ionar sobre una masa de las creencias! o puedo refle3ionar sobre una creencia pero refle3ionar sobre una masa de creencias es imposible! el odio o el amor esta constituido por un con$unto de creencias que derivaron de diferentes intencionalidades. "i#uiendo la referencia de . )oda esa serie de estados an(micos! a sea de irritación o de furia se van unificando van dando lu#ar a esa creencia! a ese odio por e$emplo )e3toF <No es necesario !3s %$e lo derec)os de la re'le0i(n %$eden sin $lar!ente li!itados6 es cierto %$e !e 4edro !e rep$ na& pero es y %$edara sie!pre d$doso %$e lo odie>+R.&l e#o es quien unifica las creencias pero /ste no est% en la conciencia! sino fuera.ablito esta es la 6ta clase Lo que estaba mane$ando "artre era cuando nosotros e3perimentamos! o sea! percibimos al otro con determinadas cualidades! esas cualidades que est%n depositadas en el otro son las que provocan o desatan estados en la conciencia! estados que llevan a que ese o que se est% constitu endo realice determinados actos.or qu/ es dudoso que lo odie> . Capaz est% mu reiterativo pero lo que hice fue transcribir a marta literal para que lo modifiquen a su #usto. Constitución del ego. N. 5Clase del 1+A9A116 lo que est% entre W W son partes del te3to que marta se salteo! adem%s ha un espacio para marcarlo. Pág. 42 33 . Lo subra ado en el te3to fuente es lo que en el mismo aparece en cursiva. 'o ha propiedades o cualidades que permanezcan a lo lar#o del tiempo. &ntonces ese tipo de ad$udicaciones de propiedades o cualidades que hacemos hacia nosotros mismos es realmente un tipo de autoen#a0o! nos autoen#a0amos! no es que seamos o que ten#amos determinada cualidad! si podemos 15 Sartre “La trascendencia del Ego” Parte II.arecer(a que para "artre es posible tener conciencia sobre aquella conciencia refle3ionada! pero pretender tener certeza a cerca de esas creencias que son resultado de la unificación de determinados estados! es bastante dudoso al no estar en la conciencia sino afuera! tampoco puede ser ob$eto de la refle3ión! cuando la conciencia se desdobla se transforma en conciencia refle3ionante refle3ionada aparece el o como acompa0ando las vivencias.

&n la medida que para el e3istencialismo en realidad no ha nada que este previamente dado! todo lo que ha ! todo lo que sea la personalidad es resultado de nuestras opciones libres si nosotros nos atribuimos cualidades r(#idas! permanentes entonces no ha libertad para las opciones porque las opciones! lo que eli$amos va a estar contaminado por esas cualidades que son inherentes a nosotros. la otra& p$ra& si!ple!ente descriptiva& %$e desar!a a la conciencia irre'le0iva devolvi5ndole s$ instantaneidad" Esas dos re'le0iones )an apre)endido los !is!os datos ciertos& pero $na a'ir!a !3s de lo %$e sabe y se diri e a trav5s de la conciencia re'le0iva $n ob1eto sit$ado '$era de la conciencia"> 2c% distin#ue dos tipos de refle3ión! la pura la impura. &s cierto que . 'o es que no podamos sentir odio! si! pero el odio es una creencia. "artre dir(a que no ha posibilidad de coincidencia si ha verdadera refle3ión pura! porque en realidad la refle3ión pura se centra $ustamente en la vivencia en di#amos el estado tal cual se dio en esa vivencia! entonces all( o pon#o distancia ! est% establecida esa distancia necesaria para hacer una refle3ión pura que no lo est% en la refle3ión espont%nea.edro me repu#na pero es dudoso que lo odie. &s pura porque es el tipo de refle3ión que compromete el futuro! o afirmo o lo detesto lo vo a se#uir detestando! en tanto que si o reviso en la refle3ión pura ese estado puedo reconocer que fue un estado instant%neo! coinciden es que en realidad. "i o me arries#o a afirmar por e$emplo que o odio a fulanito o que amo a men#anito! o esto haciendo una pro ección al infinito de una creencia que est% constituida por la s(ntesis de varios estados! pero que de nin#una manera o puedo comprometer mi futuro sosteniendo que esa creencia va a ser permanente. 'o aparecemos con cualidades para nosotros! en realidad las cualidades siempre est%n en lo otro esas cualidades que est%n en lo otro son las que despiertan en nosotros determinados estados! entonces o no puedo decir odio a fulanito! m%s bien tendr(a que afirmar que fulanito me desa#rada me provoca repulsión asco! porque si o afirmo odio quiere decir que lo odie toda mi vida lo odio en el presente lo vo a odiar el resto de la vida. Los sentimientos son s(ntesis de una cantidad de vivencias de a#rado o de desa#rado que se van uniendo van centr%ndose en ese ob$eto que posee determinadas cualidades! ahora o no puedo afirmar que el amor es para toda la vida ni que el odio es para toda la vida! ni que el rencor es para toda la vida porque nada es para toda la vida! porque el su$eto ese el pró$imo puede tener ho tal 34 . . La refle3ión pura es la que se retrotrae a la creencia al estado que produ$o esa vivencia refle3iona sobre ese estado! all( si ha refle3ión pura.ura porque sobre lo que se refle3iona es sobre el estado! es impura cuando no ha refle3ión sobre el estado sino que ha refle3ión sobre las cualidades que posee en ob$eto que desencadenan determinados estados. <La re'le0i(n entonces& posee $n do!inio de certe9a y otro de d$bitabilidad& $na es'era de evidencias adec$adas y $na es'era de evidencias inadec$adas> &l dominio de certeza se refiere a esos estados! esas vivencias! la dubitabilidad se refiere a esa s(ntesis de estados que pueden producirse odio! amor! <La re'le0i(n p$ra se atiene a lo dado sin de!andar levantar pretensiones )acia el porvenir" Esto se p$ede co!prender c$ando al $ien& desp$5s de )aber dic)o ba1o el estado col5rico6 =Ao lo detesto>& se reto!a y dice6 =No es verdad& no lo detesto& di1e eso d$rante la c(lera>" Se ven a%$* dos re'le0iones6 $na i!p$ra y c(!plice& %$e opera $n pasa1e al in'inito sobre el ca!po y %$e constit$ye br$sca!ente el odio a trav5s de la =Erlebnis> co!o s$ ob1eto trascendente& .aparecer con cualidades para el otro! porque la relación es rec(proca es dial/ctica. <Esta a'ir!aci(n desborda K> 5p%# +H6 &l odio est% fuera de la conciencia porque no ha un o en la conciencia! esa creencia que es el odiar o el amar es s(ntesis de una cantidad de vivencias de rechazo o de atracción ubicadas en el o el o no est% en la conciencia. La pura se atiene a lo dado! o sea! a lo presente 5e$ de o lo detesto6. &l odio no es un estado! el odio es una creencia #enerada por la acumulación de estados desa#radables. 4onde est% presente el ob$eto con sus cualidades. 4urante el estado col/rico afirmo < o lo detesto= esa es una refle3ión impura cuando o me vuelvo a una introspección vuelvo sobre ese estado lo considero en si mismo all( o esto haciendo una refle3ión pura! esto realmente revisando! puede ser que coincida el resultado de la refle3ión impura con la pura. Creencia en el sentido de actitud proposicional referida a un con$unto de estados afectivos que de hecho nosotros vivimos! un con$unto de estados de repulsión hacia al#uien dar(a como resultado esa creencia del odio hacia al#uien.

&sta confusión ac% lo que hace es una cr(tica al psicoan%lisis freudiano! conduce al psicólo#o a dos tipos de erroresF por e$emplo si creo amar en verdad odio 5me en#a0o6 se saca la si#uiente conclusión que la introspección es en#a0osa a que se separa mi estado de sus apariciones por eso se hace una interpretación simbólica de lasa apariciones. &n tanto se ten#a claro que cuando se afirma que se ama a al#uien se hace teniendo claro que esa es la creencia que constitu e una s(ntesis de estados #enerados por las cualidades del otro nin#ún problema. Lo que es para el psicoan%lisis ortodo3o! lo que es que son las apariciones se transforman en simples s(mbolos de lo que el psicoan%lisis considera que es verdaderamente que ese sentimiento est% oculto en el inconsciente que por eso no aparece.tal cualidad tal vez ma0ana no las ten#a ! las ha a cambiado por otras entonces o no puedo comprometer mi futuro porque ni el otro va a ser el mismo ni o vo a ser la misma. . La creencia en filosof(a es una actitud proposicional favorable hacia al#o! o creo que amo a Buancito eso no si#nifica que o pueda afirmar que lo amar/ durante toda la vida. .'eno!enol( ica en eneral) es $na psicolo *a de lo inerte"S Lo que plantea ac% es que una vez que se medita sobre los resultados de la refle3ión se tiende a confundir muchas veces el sentido trascendente que tiene la vivencia con su matiz inmanente.ara el psicoan%lisis freudiano e3isten estados permanentes que 35 . 5&s raro o lo transcrib( te3tual6 (p3 " 72)Desde %$e se de1a el do!inio de la re'le0i(n p$ra o i!p$ra y se !edita sobre s$s res$ltados& e0iste la tentaci(n de con'$ndir el sentido trascendente de la =Erlebnis> con s$ !ati9 in!anente" Esta con'$si(n cond$ce al psic(lo o a dos tipos de errores" Co!o oc$rre a !en$do %$e !e en aBe con respecto a !is senti!ientos& si por e1e!plo creo a!ar y en verdad odio& se e0trae la si $iente concl$si(n6 %$e la introspecci(n es en aBosa" En este caso se separa de'initiva!ente !i estado de s$s apariciones/ se esti!a %$e es necesario $na interpretaci(n si!b(lica de todas las apariciones (consideradas co!o s*!bolos) para deter!inar el sentido y se s$pone $na relaci(n de ca$salidad entre el senti!iento y s$s apariciones6 )e a%$* entonces %$e el inconsciente reaparece" 4or otro lado& co!o yo s5& por el contrario& %$e !i introspecci(n es 1$sta& %$e no p$edo d$dar de !i conciencia de rep$lsi(n en tanto %$e la )e tenido& se transporta entonces esta certid$!bre sobre el senti!iento6 se concl$ye %$e el odio p$ede ser encerrado en la in!anencia y en la adec$aci(n de $na conciencia instant3nea" El odio es $n estado" A por ese t5r!ino )e tratado de e0presar el car3cter de pasividad %$e le es constit$tivo" Sin d$da se dir3 %$e el odio es $na '$er9a& $na i!p$lsi(n irresistible& etc" S4ero la corriente el5ctrica o la ca*da del a $a ta!bi5n son '$er9as te!ibles/ Eacaso %$ita al o a la pasividad y a la inercia de la nat$rale9aC EDe1an por tanto de recibir s$ ener *a desde a '$eraC La pasividad de $na cosa espacio.ara "artre ser es aparecer! por lo tanto si el estado aparece entonces el estado es! no es s(mbolo de nada! es en si! el estado es en si porque aparece pero en realidad lo que dice ac% es que en la medida en que se confunde se separa el estado de sus apariciones se considera que las apariciones son s(mbolos de al#o que es inmanente que es permanente que es el sentimiento! pero como no se lo puede ubicar el en plano conciente entonces se ubica en el inconsciente. La vivencia siempre es trascendente! el ori#en de la vivencia siempre es trascendente porque lo que ori#ina o provoca la vivencia es un ob$eto trascendente! es un ob$eto que trasciende a la conciencia! es un ob$eto intencional.ara "artre no e3iste el inconsciente. &l problema es considerar que ese amor es eterno. .te!poral se constit$ye a partir de s$ relatividad e0istencial" Una e0istencia relativa no p$ede ser !3s %$e pasiva p$esto %$e la !enor actividad la liberar*a de lo relativo y lo constit$ir*a en lo absol$to" Lo !is!o el odio6 e0istencia relativa a la conciencia re'le0iva& es inerte" A nat$ral!ente %$e )ablando de la inercia del odio no %$ere!os decir sino %$e aparece co!o tal a la conciencia" ENo se dice en e'ecto =Gi odio '$e despertado>& =S$ odio era co!batido por el violento deseo deK>& etc"C Las l$c)as del odio contra la !oral& la cens$ra& etc"& Eno )an sido 'i $radas co!o con'lictos de '$er9as '*sicas& )asta el p$nto %$e Bal9ac y la !ayor parte de los novelistas (a veces 4ro$st !is!o) aplican a los estados el principio de la independencia de las '$er9asC Toda la psicolo *a de los estados (y la psicolo *a no. &l ori#en de la vivencia siempre es trascendente! lo que pasa es que esa vivencia que tiene su ori#en en un ob$eto trascendente desencadena determinados estados en mi! en la conciencia! entonces dice /l se tiende a confundir muchas veces el sentido trascendente de la vivencia con su matiz inmanente.

"e actúa de ese modo porque se pretende que ese modo! se eli#e ese modo de actuar! en realidad es bastante duro porque desde el punto de vista de las consecuencias de los actos morales es duro en la medida que bueno un su$eto puede vivir eternamente actuando de mala fe en la medida de que actúa de mala fe va #enerando un mundo en el cual lo que es es lo que aparece es sustituido por lo que cree que es! es decir! quien actúa de mala fe cree ser de un modo que no es pero esa metamorfosis que se produce en el que actúa de mala fe implica tambi/n una metamorfosis de su entorno! o creo ser de un modo que no so ! pero al mismo tiempo creo que los otros que el mundo que me rodea es de un modo que no es. 'o ha lu#ar para la conducta acr%tica de la que hablaba 2ristóteles porque en las conductas acr%ticas el su$eto sabe como debe actuar pero lo hace de otro modo! sabe que tiene que hacer a sin embar#o hace b! para "artre eso no es posible! quien hace b en lu#ar de hacer a es porque eli#e b. &se volver hacia la vivencia de la refle3ión pura! la vivencia siempre implica al menos dos elementos! el ob$eto que posee determinadas cualidades el estado o los estados que desencadena! en 36 .al#unas veces afloran a la conciencia pero la ma or parte de las veces tienen su sede en el inconsciente las manifestaciones! lo que aparece como manifestaciones no es otra cosa que s(mbolos o con$unto de s(mbolos por eso la necesidad de interpretar del psicoan%lisis! interpreta determinado acto! determinada acción! tratando de buscar sus causas en al#o que est% oculto el inconsciente. Lo que dice "astre es que en realidad no ha inconsciente! por lo tanto no ha nada que este oculto! que lo que es es lo que aparece. 'o ha una causalidad oculta que provoque ese estado porque si la hubiera entonces tendr(amos que admitir que ha determinados contenidos en la conciencia que son permanentes entonces condicionar(an esa libertad que la conciencia tiene que forzosamente tener para salir de si misma! para escapar de si misma para lo#rar esas intencionalidades que van constitu endo a la conciencia. Lo que ha en ese su$eto es un con$unto de creencias que no son creencias verdaderas ni $ustificadas. . 'o se pueden construir criterios independientemente del pró$imo! el pró$imo es imprescindible no sólo para construir criterios. 9 si lo que di$e es lo equivocado! es lo erróneo! no es la me$or opción es porque cree que est% optando por lo me$or! eso es actuar de mala fe.or qu/ para "artre es tan importante el entender que ser es aparecer! que lo que es es lo que se aparece! porque "artre es un e3ternalista entonces lo real lo que es es lo que est% all( frente a los o$os! lo que aparece! lo que no aparece es producto de la ima#inación de una fantas(a es producto del su$eto que cree ser lo que no es que no cree ser lo que es que involucra dentro de esa creencia su entorno! el mundo. 9 en la medida que no ha lu#ar para el inconsciente no puedo $ustificar un acto consciente recurriendo a pulsiones inconscientes! o no puedo decir me equivoqu/ con tal cosa pero en realidad o no pretend(a hacer esto sino que fue de al#una manera el inconsciente que me llevó a realizar ese acto! un acto fallido por e$emplo. . &l concepto de mala fe vul#armente se entiende como actuar e3 profeso sabiendo que no se debe hacer al#o se le hace de todos modos! no es el sentido que le da "artre! no ha una intencionalidad. 'o ha modo de $ustificar los actos porque en realidad los actos no tienen otro responsable que la propia personalidad o la propia conciencia. "i lo que aparece es un determinado tipo de afecto! un determinado tipo de vivencia como puede ser la vivencia de rechazo o de ternura o de compasión etc eso que aparece eso es lo que es. Cómo s/ si actúo de buena o de mala fe! lo que es es lo que aparece eso podr(a ser un criterio! si o actúo en función de lo que aparece parecer(a que esto actuando de buena fe! porque "artre es un realista un e3ternalista lo que aparece es real no puedo dudar de ello el aparecer es la referencia para el ser! la evidencia del ser. Cómo s/ o si lo que creo que es es realmente como es! cómo s/ si no esto actuando de mala fe! porque parecer(a el nombra casos en otras obras de individuos que vivieron toda su vida viviendo de mala fe.ara "artre no ha nin#ún determinismo! para el psicoan%lisis freudiano si ha determinismo m%s de uno! de ori#en #en/tico! ambiental! educativo! afectivo! ha una cantidad de determinismos que de al#una manera constitu en fundamentaciones que son $ustificaciones de los actos del hombre! es decir desde el marco de la psicolo#(a freudiana el hombre no es libre porque est% marcado por determinismos! en tanto que para "artre el hombre es libre! es absolutamente libre en la medida que no ha nin#ún determinismo por lo tanto o no puedo desde el marco de la filosof(a sartreana $ustificar nin#ún acto acudiendo a causas que sean inmanentes a mi que me impida actuar de otro modo! o puedo actuar de distintos modos eso es una cuestión de opciones.ero ese su$eto en realidad es responsable en la medida en que las consecuencias de sus actos recaen en el resto del mundo! ahora por otro lado parecer(a que podemos quitarle una car#a de responsabilidad porque quien actúa de mala fe no lo hace sabiendo como debe actuar. &n los actos de mala fe ha una causa ha un efecto! quien actúa de mala fe cree que ese es el modo de actuar obtiene como resultado lo que pretende obtener. .

"i o pretendo ser terriblemente t(mida! inhibida! en realidad eso es pretender ser lo que no se es! nadie es t(mido permanentemente se pueden tener estados pero esos nunca son permanentes son espont%neos temporales! no so permanentemente en todas las situaciones i#ual de hecho en al#unos ambientes so de un modo en otros de otro porque lo que es lo que aparece lo que aparece tiene cualidades las cualidades no son i#uales por lo tanto los estados que despiertan no son i#uales! sino todo ser(a i#ual! todo el mundo tendr(a los mismos estados.or eso "artre insiste tanto en la mirada del otro porque la forma de no caer en la mala fe es que o constru a un criterio que no proviene de m( que proviene del otro! el otro me mira me devuelve tal como so ! lo que me devuelve el otro con su mirada o con su len#ua$e es lo que o so ! a veces lo que me devuelve el otro no me #usta! entonces prefiero de$ar de lado esa ima#en que me devuelve la mirada del otro construirme o una ima#en que no tiene que ver con la mirada del otro. &sto es reciproco! dial/ctico! qu/ pasa si o no acepto que so como me ve el otro constru o una ima#en que no tiene nada que ver con lo que so lo que esto haciendo es actuar en el sentido del rol del actor pero no lo ha#o concientemente! o me convenzo realmente de que so de ese modo qu/ es lo que le muestro al otro! le muestro lo que so o lo que creo ser. . &n realidad o no so como creo ni el mundo que me rodea es como creo! o no so t(mida permanentemente si puedo en determinados momentos tener o presentarme con determinadas cualidades pero eso no implica que o car#ue al otro con determinadas cualidades en la medida que el otro se puede presentar con esas cualidades pero eso no implica que sosten#a que el otro es de determinado modo! puede serlo en el momento pero eso no implica que lo sea permanentemente. &se poder que tiene la mirada del otro sobre mi puede #enerar estados de rechazo! el otro me est% mostrando vos sos as( tu vida es de este modo! la ma or(a de los filósofos sostienen que nadie sabe me$or lo que me pasa a m(! so o pienso que o mismo! se llama autoridad de la primera persona! pero aqu( en "artre eso no es tan se#uro! que en realidad o ten#a tanta autoridad que ten#a el privile#io de conocer me$or que nadie como so ! porque tal vez o creo tener el privile#io de conocer me$or que nadie como so pero se#ún "artre parecer(a que es el otro el que conoce en primera instancia como so que me devuelve ese conocimiento que o tomo o de$o rec(procamente tambi/n entonces parecer(a que la se#unda persona es la que tiene el privile#io de conocer antes que o mismo como so .realidad cuando nosotros estamos refle3ionando sobre esos dos elementos parecer(a que lo que es preciso es reconocer que son dos elementos que ha un elemento con cualidades que esas cualidades no nos pertenecen que frente a esas cualidades aparecen determinados estados que son #enerados por esas cualidades! o sea! el actuar de mala fe implicar(a volver tal vez en la refle3ión hacia la vivencia pero transformando en inmanente lo que es trascendente o sea! las cualidades que son trascendentes se las incorpora como si fueran inmanentes eso #enera la falsa creencia o sea ese creer que se es de determinado modo cuando se es de otro! pretender ser lo que no se es! actuar en función de esa pretensión. &l hombre es plenamente responsable de lo que eli#e! entonces parecer(a que la mala fe lo perdona todo! en realidad no lo perdona todo es m%s no lo perdona! todos tenemos la oportunidad de ser lo que 37 . &l problema es que el que considera que es de determinado modo constru e un universo adaptado a ese modo. &n la medida que o constru o esa ima#en que no es la adecuada en la medida que no es la ima#en que me devuelve la mirada del otro! por eso "artre dice que o me veo como me ve el otro cuando actúo de buena fe! cuando no pasa eso o constru o una ima#en falsa de mi! en la medida que constru o una ima#en falsa de mi tambi/n constru o una ima#en falsa del mundo. 9o creo que so t(mida por lo tanto cuando me enfrento a determinadas situaciones o actúo de determinado modo que da lu#ar a que los dem%s actúen de determinado modo tambi/n! si o me siento frustrada a ra(z de mis actos en realidad no me car#o a mi misma la responsabilidad de esa frustración sino que le car#o al otro la responsabilidad porque el otro aprovecha de que o so t(mida para imponerse! para atropellarme para no respetar mis cualidades aprovecharse de ese estado de atropello. &s bastante común creer que se es de determinado modo creer que el mundo es de determinado modo! entonces cuando de #olpe sucede al#o en el mundo que inevitablemente nos hace volver sobre eso que creemos que somos descubrimos que no somos como cre(amos all( viene el #ran problema de cómo lo#ramos readaptarnos o adaptarnos a un mundo que no es como cre(amos que era a una persona que no es lo que cre(amos que era! esto implicar(a muchas de las crisis que a nivel individual colectivo. "i en realidad tomamos poco en cuenta lo que el otro me devuelve podr(amos lle#ar a la conclusión de que no siempre o la ma or(a de los casos se actúe de mala fe que en realidad el actuar de mala fe implica actuar pretendiendo ser lo que no se es actuar en un mundo que se pretende que es como no es. La mirada del otro me condiciona a mi! /l tambi/n va a tener una ima#en falsa de mi.

&l o actúa 5no el o moi6 a partir de esos estados. . &l odio no es un sentimiento se tiende a confundir con al#o inmanente pero en realidad es un estado! por lo tanto es un estado temporal que resulta $ustamente de una e3periencia de desa#rado. &l otro modo de ser es el ser para si pero el ser para si es el resultado del ser para el otro o solamente alcanzo esa autoidentificación! ese modo de ser para si a partir del ser para el otro. La personalidad es el &#o! en el o moi estar(a la esencia de la personalidad! que es la parte m%s (ntima! que est% constituida por los estados afectivos que sur#en a partir de las cualidades que tiene el pró$imo! los estados afectivos son estados (ntimos cuando ha manifestaciones de esos estados no son los estados los que se manifiestan lo que se manifiestan son acciones. Llevando esto al plano social! es m%s al plano pol(tico! 5"artre fue muchos a0os afiliado al partido comunista lue#o se separó6! porque desde el punto de vista social este planteo que "artre hace con respecto a como el hombre puede e$ercer esa determinación en los dem%s en la medida que devuelve a los dem%s determinada ima#en que no es la ima#en real contribu e! es responsable a construir un ima#inario social que no necesariamente es la realidad.somos porque todos estamos enfrentados al otro el otro me devuelve lo que o so ! si o eso no lo tomo es responsabilidad m(a eso no me quita la responsabilidad de todo lo que o ha#a. &n la medida en que o eli$o un acto! o actuar de determinado modo lo ha#o porque o creo que eso es lo me$or para mi si creo que es lo me$or para mi tambi/n lo es para el resto de la humanidad. La fuente de la moral es el su$eto en la medida que o eli$o actuar de determinado modo! "artre considera que todos los hombres somos i#ualmente capaces de pensar! de alcanzar el conocimiento de que por lo tanto actuar libremente porque a se sabe que no se puede ser libre si no se conoce que el conocimiento es la condición para poder ser libre en el sentido de que el individuo decida libremente actuar de un modo u otro! esa posibilidad la tenemos todos. . . La concepción del mar3ismo es la del hombre que de al#una manera est% separado o ale$ado de la naturaleza que la forma de reinte#rarse a ella! de sentirse parte de ella es modificable mediante el traba$o! humaniz%ndola di#amos! es el rol que le cabe al hombre. &l odio es un estado pero tiende a confundirse con al#o inmanente como un sentimiento! el odio no es un sentimiento es un estado lo adecuado no es hablar de odio. &sos estados tuvieron su ori#en en el pró$imo! est% dado pro las cualidades que presenta el pró$imo! en cuanto la personalidad o el modo de ser.ero "artre no puede admitir eso porque si se admite que la infraestructura e$erce tal dominio sobre la superestructura en definitiva no ha responsabilidad del individuo respecto a como funciona porque en realidad no ha un individuo que ha a creado la infraestructura! est%! el hombre debe intervenir en esa infraestructura.orque el problema es que cuando ha determinismos se tiende a $ustificar m%s de lo que se debe! eso es lo que "artre considera! lo que "artre quiere decir es la infraestructura tiene importancia pero en realidad eso no impide que todos ten#amos un abanico de posibilidades! las posibilidades no son las mismas para todos pero eso no si#nifica que ha a individuos que no tienen posibilidades son diferentes pero siempre tenemos posibilidades de ele#ir porque de lo contrario podemos caer en la $ustificación facilista. . &so es lo que "artre no acepta. Las cosas no poseen valor! el valor se lo damos nosotros en la medida que los ele#imos.ara el mar3ismo las sociedades son se#ún sus relaciones de producción! ha medios modos relaciones de producción condicionan la teorización. &l otro modo de ser es el ser para el otro que en primera instancia es lo que ha ! en primera instancia so para el otro el otro a su vez e un ser para el otro por lo tanto ah( est% dada esa relación dial/ctica.ero la realidad si bien todo eso la responsabilidad que le cabe al hombre respecto al traba$o a su relación con la naturaleza con el mundo del traba$o es importante para "artre tambi/n! pero lo que pasa es que no puede haber determinismos! en realidad el hombre tiene que tener la car#a de responsabilidad que de hecho tiene. .a distintos modos de ser! el ser en si que es el ser acabado es un modo de ser pero no es el modo de ser que pretenda ser el hombre porque el hombre nunca es un ser acabado cuando se pretende ser un ser acabado se est% actuando de mala fe.ara el mar3ismo todo lo que sea construcción teórica es resultado de las condiciones o relaciones de producción! las condiciones materiales la infraestructura! ha un determinismo en el mar3ismo que "artre no aprueba. ('inal de 77) El estado se da de al #n !odo co!o inter!ediario entre el c$erpo (la =cosa>in!ediata) y la =Erlebnis>" Sola!ente %$e no se da co!o act$ando de la !is!a !anera del lado del c$erpo %$e del lado de la conciencia" Del lado del c$erpo s$ acci(n es 'ranca!ente ca$sal" Es ca$sa de !i !*!ica& ca$sa de !is 38 . "i el individuo opta por no matar porque dios condena ese acto el individuo actúa de mala fe! el optar por un acto siempre tiene como car#a de responsabilidad al su$eto! no ha e3cusas ni dios ni nada. .

. (p3 " 7R al 'inal)" B) Constit$ci(n de las acciones No tratare!os de establecer $na distinci(n entre la conciencia activa y la conciencia si!ple!ente espont3nea" Lo %$e nos parece& por otra parte& constit$ir $no de los proble!as !3s di'*ciles de la 'eno!enolo *a" Desear*a seBalar sola!ente %$e la acci(n concertada es& ante todo (de c$al%$ier nat$rale9a %$e sea la conciencia activa) $n trascendente" Esto es evidente para acciones& por e1e!plo& co!o =tocar el piano>& =cond$cir $n a$to!(vil>& =escribir>& por%$e esas acciones son =to!adas> en el !$ndo de las cosas" 4ero las acciones p$ra!ente ps*%$icas co!o d$dar& ra9onar& !editar& )acer $na )ip(tesis& deben ser concebidas ta!bi5n ellas co!o trascendencias" SLo %$e podr*a en aBar es %$e la acci(n no es sola!ente la $nidad noe!3tica de $na corriente de conciencias6 es ta!bi5n $na reali9aci(n concreta" 4ero es preciso no olvidar %$e la acci(n necesita tie!po para c$!plirse" Tiene artic$laciones& !o!entos" < esos !o!entos corresponden las conciencias concretas activas y la re'le0i(n %$e se diri e sobre las conciencias apre)ende la acci(n total en $na int$ici(n %$e la entre a co!o la $nidad trascendente de las conciencias activas"S En ese sentido se p$ede decir %$e la d$da espont3nea %$e !e invade c$ando entreveo $n ob1eto en la pen$!bra& es $na conciencia& pero la d$da !et(dica de Descartes dice6 =D$do& l$e o& soy>& Ese trata de la d$da espont3nea %$e la conciencia re'le0iva to!a en s$ instantaneidad.! pero en se#undo lu#ar el distin#ue acciones que son puramente ps(quicas como d$dar& ra9onar& !editar& )acer $na )ip(tesis& tambi/n son trascendencias dice /l! porque siempre est%n referidas a al#o que est% m%s all% de la conciencia.or eso plantea que en ese sentido se puede decir que la duda espont%nea que me invade cuando entreveo un ob$eto en la penumbra es una conciencia pero la duda metódica de 4escartes es una acción del se#undo tipo que planteó! de las acciones ps(quicas. =E4or %$5 )as sido tan desa radable con 4edroC> =4or%$e lo detesto>& ha determinadas acciones que realiza el cuerpo que son manifestaciones de ese estado que es intermediario entre la vivencia el cuerpo! el cuerpo vive ese estado lo manifiesta con determinadas acciones por e$emplo siendo desa#radable. .& o bien se trata 1$sta!ente de la e!presa de d$darC Esta a!bi Tedad& lo )e!os visto& p$ede ser la '$ente de raves errores" .ero no se evidencias como trascendentes. La d$da !et(dica de Descartes dice6 =D$do& l$e o& soy>& Ese trata de la d$da espont3nea %$e la conciencia re'le0iva to!a en s$ instantaneidad.& o bien se trata 1$sta!ente de la e!presa de d$darC Esta a!bi Tedad& lo )e!os visto& p$ede ser la '$ente de raves errores" 2l principio hab(a planteado que no se iba a meter a establecer la distinción entre la conciencia espont%nea la conciencia activa! pero lo que si hace es plantear que lo que se conoce como conciencia activa est% constituido por 39 .estos6 =E4or %$5 )as sido tan desa radable con 4edroC> =4or%$e lo detesto>" 4ero no es lo !is!o (salvo en las teor*as constr$idas a priori y en conceptos vac*os& co!o el 're$dis!o) del lado de la conciencia" En nin #n caso& en e'ecto& la re'le0i(n p$ede en aBarse sobre la espontaneidad de la conciencia re'le1a6 es el do!inio de la certid$!bre re'le0iva" S<de!3s la relaci(n entre el odio y la conciencia instant3nea de dis $sto est3 constr$ida de tal !anera para preparar a la ve9 las e0i encias del odio (ser pri!ero& ser ori en) y los datos ciertos de la re'le0i(n (espontaneidad)/ la conciencia de dis $sto aparece a la re'le0i(n co!o $na e!anaci(n espont3nea del odio" Nos encontra!os a%$*& por pri!era ve9& con esta noci(n de e!anaci(n& de especial i!portancia c$ando se %$iere $nir a los estados ps*%$icos inertes a las espontaneidades de la conciencia" La rep$lsi(n se da& de al $na !anera& co!o prod$ci5ndose a si !is!o en ocasi(n del odio y a costa del odio" El odio aparece a trav5s de ella co!o a%$ello de lo c$al e!ana" Reconoce!os con $sto %$e la relaci(n del odio a la =Erlebnis> partic$lar de rep$lsi(n& no es l( ico" Es $n la9o !3 ico& se $ra!ente" 4ero sola!ente )e!os %$erido describir/ e in!ediata!ente& en ca!bio& se ver3 %$e es necesario )ablar de las relaciones del yo a la conciencia en t5r!inos e0cl$siva!ente !3 icos"S Lue#o de haber planteado el odio es un estado el estado es un intermediario entre el cuerpo la vivencia! entre medio del cuerpo la vivencia porque el cuerpo es el que manifiesta ese estado.rimero! es evidente para acciones como tocar el piano! mane$ar un automóvil porque son acciones tomadas en el mundo de las cosas! la acción siempre es un trascendente! porque es al#o que se desarrolla en el mundo que lo realiza el cuerpo. .a acciones que de por si son evidentes como tocar el piano etc. Lo que es preciso es entender que es la refle3ión la que aprehende! capta como una unidad esas conciencias activas.

-l se plantea si cuando 4escartes afirma dudo lue#o so se trata de la duda espont%nea que la conciencia refle3iva toma en su instantaneidad o se trata de la empresa de dudar! antes di$o que la duda metódica de 4escartes es una acción! es decir un ob$eto trascendente de la conciencia refle3iva! entonces si la duda cartesiana es una acción! es un ob$eto trascendente de la conciencia refle3iva se trata de la duda espont%nea que la conciencia refle3iva toma en su instantaneidad o bien se trata de la empresa de dudar.acciones! acciones que siempre implican una trascendencia pero que al#unas son m%s evidentes que otras porque al#unas se muestran en el mundo en tanto que otras tambi/n son acciones pero son puramente ps(quicas como tener dudas! etc. 40 . "i nos retrotraemos a 4escartes el hace diversas afirmaciones con respecto a este tema entre las cosas que afirma es o sólo so una cosa que piensa! el sostener que es una cosa que piensa de al#una manera desde el marco sartreano implicar(a a sostener que se es al#o que se es un en si! no importa cómo es ese en si! porque 4escartes mismo lo plantea o pod(a decir que so un ser humano pero eso implicar(a m%s complicaciones porque tendr(a que definir lo que es un ser humano! entonces so sólo una cosa que piensa! bueno so una cosa adem%s ten#o un atributo! una cualidad que es el pensamiento! parecer(a que en realidad desde este marco sartreano la interpretación que deber(amos hacer de ese co#ito 5cartesiano6 es que se trata de un co#ito que alude a un ser permanente.a un determinismo clar(simo en la filosof(a cartesiana! o no puedo dudar que ten#o un pensamiento de que ha ideas que son innatas! ah( est% sentado el determinismo! las ideas innatas me condicionan en todo otro tipo de conocimiento de acción. La duda cartesiana es una duda espont%nea o se trata de una duda permanente! porque es bien diferente o las consecuencias que se desprender(an de esa afirmación cartesiana es bien distinta! vamos a suponer que se trata de una duda espont%nea! si se trata de una duda espont%nea entonces el ser es una evidencia espont%nea pienso por lo tanto so puede querer si#nificar en la medida que esto pensando cuando pienso esto siendo! o sólo ten#o certeza de que so cuando pienso! si se entiende como una empresa de dudar una acción que perdura a lo lar#o del tiempo entonces tambi/n perdura el ser! en la medida en que o siempre pienso entonces s/ que so . 5mu confuso6 . "i la afirmación cartesiana pienso lue#o so fuera producto de una conciencia espont%nea entonces podr(amos interpretarlo desde "artre como que lo que 4escartes nos est% diciendo es cuando pienso ten#o la evidencia de que so solamente cuando pienso pero el problema es que si nosotros pensamos en 4escartes en realidad 5a marta le suena a que6 que en realidad o creo que /l lo sostuvo en otras partes para 4escartes el pensamiento es inmanente so sólo una cosa que piensa entonces lo que sea no importa pero es al#o! es una cosa tiene un atributo que es el pensamiento entonces eso es afirmar un en si desde el marco sartreano un ser que tiene no importa qu/ otro atributos ha al#o que no se puede ne#ar que es el pensamiento no es que o ten#a evidencia de que so cuando pienso es que o no puedo dudar de la evidencia de mi ser en la medida que mi atributo es pensar so sólo una cosa que piensa entonces parecer(a que se trata como dice ac% de una empresa de dudar! dudo permanentemente en la medida que dudo esto pensando en la media en que esto pensando es que esto siendo es una empresa de dudar.

41 .