You are on page 1of 2

Definiciones Autoficción 1 Rubio, 2013

UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN / DOCTORADO EN LITERATURA LATINOAMERICANA / TRAYECTOS AUTOFICCIONALES DEL YO POÉTICO Y DEL YO NARRATIVO / PROF. CECILIA RUBIO ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------/ DEFINICIONES DE VINCENT COLONNA. APUNTE DE CLASE. FUENTE: COLONNA, V. (2004). AUTOFICTION & AUTRES MYTHOMANIES LITTÉRAIRES. PARIS: TRISTRAM. Cómo citar estas definiciones: Colonna, 2004, p. xxx. Trad. de Cecilia Rubio. AUTOFICCIÓN FANTÁSTICA (p. 75): Definición. El escritor está en el centro del texto como en una autobiografía (es el héroe), pero transfigura su existencia y su identidad, en una historia irreal, indiferente a la verosimilitud. El doble proyectado deviene un personaje fuera de la norma, un puro héroe de ficción, del cual a nadie se le ocurriría la idea de sacar una imagen del autor. A diferencia de la postura biográfica, la fantástica no se limita a acomodar la existencia, sino que la inventa. La distancia entre la vida y el texto escrito es irreductible; la confusión, imposible; es la ficción de sí total. La aproximación con la pintura es aclaradora. En el Renacimiento existe un tipo de retrato llamado in figura, en el cual el pintor se desliza en la tela prestándole sus rasgos a una figura religiosa o histórica. El doble del pintor se distingue a menudo por su mirada, sacada del espacio del cuadro, orientada hacia el observador. (...) AUTOFICCIÓN BIOGRÁFICA (p. 93): Definición. También aquí el escritor es el héroe de su historia, el pivote alrededor del cual se ordena la materia narrativa, pero [en esta modalidad] inventa su existencia a partir de datos reales, permanece lo más cerca posible de la verosimilitud y acredita su texto con una verdad al menos subjetiva, cuando no es más que eso. Algunos contemporáneos (Doubrovsky, Angot) reivindican una verdad literal y dicen poder probar datos, hechos y nombres. Otros dejan la realidad fenoménica (el personaje es un bebé que lleva el apellido del autor) pero permanecen verosímiles, evitan lo fantástico; hacen de tal manera que el lector comprenda que se trata de una “mentira-verdad”, de una distorsión al servicio de la verdad (…). Un núcleo narrativo elemental es exhibido como verídico y como el eje del libro, siguiendo el modelo de algunos precedentes históricos: a los 75 años Goethe hablaba aún de su héroe Werther -zócalo de una gloria conquistada a los 25 años, que se suicida, sin embargo, al final de la novela- como de “una criatura nutrida de su propio corazón”.

a menudo delante de un caballete y pincel en mano. 135) Definición. El avatar del escritor es un recitador. un enunciador exterior al sujeto. de su maquinaria y de sus emociones. El realismo del texto.. devienen aquí un elemento secundario. 119) Definición: Reposando sobre un reflejo del autor o del libro en el libro. puede no ser más que una silueta. lo importante es que viene a ubicarse en un rincón (o esquina) de su obra. hay que pensar en el procedimiento del "cuadro dentro del cuadro". paralela a la historia. En esta postura.) AUTOFICCIÓN INTRUSIVA (AUTORIAL) (p. Hasta la era de los ordenadores. como lo haría un espejo. 2013 AUTOFICCIÓN ESPECULAR (p. el intérprete del autor no pertenece la intriga propiamente dicha. en el que el pintor se representa en un ángulo de la tela. Es por esta razón que esta postura está ausente de la obra de Luciano. al margen de la intriga. (. enlaza dos episodios o se separa en una digresión. en síntesis. un "narrador-autor". su presencia.Definiciones Autoficción 2 Rubio. la que refleja. En esta "intrusión del autor" (Georges Blin).. . si es realmente una. de su vértigo también: el término "especular" parece entonces indicado para nombrar esta postura del reflejo. Para continuar el paralelo con la pintura. la transformación del escritor no tiene lugar por mediación de un personaje. alguien que narra o un comentador. es el aval de los hechos relatados o los contradice. llevando a la existencia una "voz" solitaria y sin cuerpo. el narrador arenga a su lector. el espejo fue una imagen del trabajo de la escritura. esta orientación de la fabulación de sí no deja de recordar la metáfora del espejo. y el autor ya no se encuentra forzosamente en el centro del libro. ya que supone un narrador en tercera persona. entonces. su verosimilitud. como si estuviera pintando la escena que estamos contemplando.