You are on page 1of 10

La sociedad moderna y el pauperismo - Geremek Cap. II - La sociedad moderna y el pauperismo La periodización empleada en la historiografía se apoya en bases arbitrarias.

La historia universal caracteriza por la continuidad de procesos, la investigación micro histórica en cambio, tiene apoyo en una base de datos naturales (nacimiento, fundaciones, etc.). Cada subdivisión del tiempo aparece como un corte en un tejido vivo. e hecho la continuidad !ue observamos en los procesos de masas no significa !ue las vicisitudes colectivas no sufran una transformación. Cambian las relaciones interpersonales, los sistemas de convivencia, de conflicto, de cooperación, la sensibilidad colectiva, las formas de e"presión y de comunicación, #oción de $modernidad%  &endría validez si se limitase el campo de observación al 'mbito de la conciencia social, sobre todo por parte de las doctrinas económicas y del pensamiento sociológico. e hecho en el ( )*+ se produjo una toma de conciencia de los problemas sociales de dimensiones nuevas 1. La coyuntura social Los períodos de ,aja -dad .edia y la /0 -dad .oderna constituyen en la historia de -uropa, la 1poca de las mutaciones económicas y sociales m's diversas. -l historiador ve en ellas importantes asincronías y dispersiones espaciales, !ue apenas permiten dibujar un cuadro global. -n consecuencia las diferencias de las vías de desarrollo y de las posibilidades de progreso se advierten no solo en el contraste entre cada de las naciones o pueblos, sino tambi1n entre una región y otra, cuyas potencialidades est'n m's o menos determinadas por las condiciones naturales e históricas. Con relación a este periodo, la historia económica dispone de instrumentos de investigación poco precisos. -l movimiento de los precios y salarios da una orientación general sobe la producción y el intercambio de mercancías (y tambi1n de personas)2 la demografía histórica aporta los datos sobre los índices de doblamiento y sobre los desplazamientos migratorios2 en fin las informaciones acerca del curso de la monedad, el rumbo económico. (in embargo el objeto de estudio son las consecuencias sociales del desarrollo económico, las transformaciones en el seno de las estructuras colectivas y de las relaciones entre ri!ueza y pobreza, o sea, de la coyuntura social. -n la b3s!ueda de datos relativos a precios e índices de tendencia de evolución económica, los historiadores han observado !ue los precios no dejan de subir desde principios del ( )+++ hasta el segundo cuarto del ( )+*2 este aumento atestigua una e"pansión general de la vida económica. Los fenómenos conocidos como la crisis del ( )+* demuestran !ue en numerosos países occidentales se verifica, tanto en la economía rural como en la urbana, un giro tan prolongado y profundo !ue puede considerarse estructural La tesis demogr'fica es !ue tiene mayor aceptación para la crisis del ( )+*, ya !ue sostiene !ue el crecimiento de la población, !ue había sido el factor de la e"pansión económica anterior, alcanza el límite de las posibilidades tecnológicas. Las cosechas se mantenían en el mismo nivel mientras !ue la población seguía creciendo. -l aumento de precios de los productos agrícolas puede verse como uno de los mecanismos económicos a partir de la presión demogr'fica, y a otras condiciones clim'ticas. 4hora, la tesis, como dicen sus críticos, da una antes una descripción de los fenómenos antes !ue una interpretación, ya !ue hay !ue considerar la cuestión demogr'fica pero dentro del conte"to de la situación

la intensificación del peso de las obligaciones y de los impuestos provoca la r'pida degradación de estas unidades e influye en la organización alimenticia de las familias campesinas. y hay muchas razones !ue esto se deba al alto índice de mortalidad. Las prestaciones de car'cter monetario gracias a la inflación disminuyen. con rendimiento mínimo e incapaces de soportar cual!uier infortunio. dando una situación !ue favorece una r'pida estratificación de la población rural (campesinos ricos). el origen de la crisis hay !ue situarlo en las condiciones del sistema feudal y en el modo de e"plotar los e"cedentes -n el siglo )+* se manifiestan claros signos de reducción en el crecimiento demogr'fico. y los pobres m's pobres. -s igualmente compleja la situación del mercado. -l fenómeno fundamental todavía sigue siendo el aumento del n0 de las pe!ue5as propiedades. los asalariados solo est'n dispuestos a trabajar a destajo. 6ero la gran mortandad no resuelve ninguna contradicción. y el hambre y las epidemias siguieron asolando -uropa.raudel. La penetración de las relaciones de mercado en el campo contribuía a una diferenciación campesina y el surgimiento de grupos acomodados. como consecuencia un fuerte fraccionamiento de la propiedad campesina. 4l movimiento de los precios no le sigue un movimiento de los salarios. =a !ue estas parecen pagar el coste de la coyuntura de a!uel tiempo y de la modernización del sistema mundial . -l mecanismo biológico de la alta mortalidad de las masas campesinas subalimentadas tiene sus raíces en las estructuras socioeconómicas. para evitar el ordenamiento o bien se niegan a trabajar. desde comienzo del ( )*+ aumentan todos los precios2 esto provoca el fenómeno de las dijera de los precios. a esta le siguen períodos de prosperidad. por el contrario en relación a los salarios solo se establecía el techo m'"imo. e todos modos cabe suponer !ue esas medidas frenaron el aumento de las pagas a los obreros y actuaron contra los mecanismos de oferta y la demanda de trabajo. o entrar en el ocio. !ue permanecen estables. Cuando las disposiciones establecen un techo para la retribución jornalera. La revolución de los precios cambia radicalmente el estado de cosas. y ante los precios bajos los (res no estaban interesado en e"plotar sus tierras. -l dato principal contin3a siendo la tendencia al estancamiento o al descenso de los productos agrícolas.social del período y como elemento de la estructura interna del incremento de la población medieval La e"pansión demogr'fica tuvo. 4sí pues. !ue dura hasta /:. 6or otro lado. -n consecuencia la e"tensión de las tierras se5oriales se restringe y los campesinos tiene mayores posibilidades de aumentar sus tenencias y mejora su posición socio política.<. por!ue como se podría esperar como resultado de la 6este #egra disminuyese la presión demogr'fica o desapareciera la contradicción entre crecimiento de la población y las posibilidades de alimentarla7 esto no se produjo. es como decía . pero se aplicaba a de diversa manera y su efectividad era limitada. -n el ( )+* la misma organización social de la economía feudal blo!ueaba el desarrollo. de e!uidad y recuperación. !ue no compensa al costo de vida ( y baja así el poder de compra). abierta a favor de los productos agrícolas. (ubsisten notables diferencias entre los modelos de desarrollo en las zonas de -uropa7 en 8ccidente prevalece la tendencia al crecimiento de la importancia de los poderes campesinos en la estructura general de campo. las monar!uías de la península reaccionan con una serie de decretos ante la situación social surgida despu1s de la 6este #egra. -l resultado de esto. ya !ue despu1s de la 6este #egra la situación se caracteriza sin duda por una restricción de la oferta de la mano de obra (siendo una situación favorable para !uienes vendían su mano de obra 9 edad de oro para algunos trabajadores) (in embargo la historia no est' llena de crisis. -l blo!ueo de las posibilidades de aumentar el rendimiento del trabajo y de la tierra tiene como consecuencia el freno al aumento de la población. 6or tanto en el plano social este siglo de e"pansión económica es el del descenso del nivel de vida de las masas. los ricos se hacen m's ricos.

y la e"pansión del asentimiento es su resultado. introducen po!uísimos cambios en las relaciones fundamentales7 la tierra sigue siendo la base del sistema social en -uropa.ajos. &odavía e"isten algunas lagunas en el conocimiento sobre la evolución precisa de las curvas demogr'ficas en cada país europeo. ya !ue el alza se daría entre /:. Las zonas de desarrollo y los mecanismos de depauperación La evolución general del período resulta forzosamente es!uem'tica e imprecisa sea por las carencias de la investigación o lo incompleto de la documentación.>na e"plicación admisible de este fenómeno es la gran afluencia de dinero del continente americano. 4l estudiar las líneas generales de la evolución social en -uropa nos tropezamos con el problema de las crisis del hambre. Arancia. siendo el fruto de procesos m's generales y no de individualidad7 del nivel de desarrollo económico. no est' en condiciones de absorber el e"cedente demogr'fico. la crisis del ( )+* estaba ligada a la disminución de las rentas feudales. Los se5ores tenían dos salidas (vías de desarrollo europeo)7 la vía de la comercialización de las relaciones con los campesinos y de la modernización de sus e"plotaciones o el desarrollo e"tensivo de los poderes con el empleo de mano de obra en un r1gimen de servidumbre. en efecto la inflación del ( )*+ deriva de las contradicciones estructurales internas. -n la 1poca preindustrial el aspecto dominante es la escasez de la demanda por parte de los empleadores. +talia septentrional. +nglaterra.<?@< y por tanto con independencia de los metales preciosos de 4m1rica. -n el ( )*++ las tendencias a largo plazo de la coyuntura económica cambian7 el crecimiento de los precios frena. La e"pansión político militar y las e"pediciones e"traeuropeas del ( )*+ fueron precisamente la consecuencia de la incapacidad de la sociedad feudal para absorber el crecimiento demogr'fico. por otra parte en los potenciales trabajadores se entrev1 la aversión o la incapacidad de trabajar en ls nuevas condiciones sociales y culturales. 43n corriendo el riesgo de simplificación puede decirse !ue el norte y el oeste constituyen los puntos privilegiados del desarrollo económico en la historia premoderna y moderna de -uropa. ya propias del ( )*7 se produce una especie de concentración económica y se profundizan las opciones precedentes. -l medioevo conoció la calamidad del hambre como un . Los procesos de protoindustrialización. a causa de la caída del valor de las rentas de las grandes e"plotaciones agrarias. 4nderson destaca acertadamente !ue las 3ltimas investigaciones sobre estas crisis han hecho comprender a los historiadores el dinamismo del modo de producción feudal. en los !ue algunos historiadores ven una pe!ue5a revolución industrial. en el ( )*+++ consolida y desarrolla la diversidad de tendencia. La sociedad rural. cuyas causas pueden ser de doble naturaleza7 o el e"ceso de la oferta de las prestaciones o la insuficiencia de las demandas. -n t1rminos generales. y !ue la tendencia evolutiva general subsiguiente es conservadora y lleva a la formación de un sistema aristocr'tico. del estado del mercado y de las relaciones mercantiles. aun!ue el nivel de los precios agrarios se mantiene alto con relación a los salarios. las dos vías se presentan como una alternativa2 ambos modelos coe"isten dentro de cada país y cada región. Castilla). 2. -n este panorama de la coyuntura le est' reservado un puesto preeminente a las depresiones y a la crisis concentradas en los ( )+* y )*++. 4lemania meridional. pero la propia cronología no admite esta interpretación. -n el ( )* en el momento de la salida de la crisis. La segunda crisis general. 6. -l incremento de la población motivaba la presencia de un mayor n3mero de personas en el mercado de trabajo y el aumento de los desocupados y de los miserables (6aíses . en la cual no se ha verificado la mutación de las estructuras principales. 6oblación y desarrollo demogr'fico se presentan como un problema de la desocupación.

derivada de las fliuctuaciones económicas y las crisis alimenticias. el sistema de las dependencias personales. la miseria parece constituir un fenómeno end1mico. -n las regiones europeas !ue detentaban la primacía del desarrollo. de una de las salidas antes descritas. o entre presupuesto alimenticio y la cosecha. La miseria estructural se manifestaba en la presencia de grandes grupos !ue se veían empujados a solicitar la caridad. Las crisis alimenticias coinciden con una impresionante aparición de pordioseros. el cierra de las puertas de las casas y ciudades. al igual !ue los de enri!uecimientos. la . a pesar de !ue las fuentes lo sit3en cerca de la crisis del ( )+*. la amenaza. -l pauperismo ad!uiere otra dimensión cuando es el resultado de las transformaciones de las estructuras rurales. no pertenecen de forma e"clusiva a un sistema social o a un modo de producción. La primera de las crisis fue de /BCD?CE mala cosecha. -l 3ltimo cuarto del ( )*+. no solo por!ue se agudiza la polarización campesina. La dimensión del pauperismo Los procesos de empobrecimiento de los hombres. o mejor fisiológica. rimpían el marco de dicha política. fenómeno !ue era tolerado por el sistema. !ue revelan la gran cantidad de pobres y de personas sin trabajo en la mayor parte de los países europeos ( tmb motivado por los intereses de los empleadores !ue trataban de tomar medidas contra las altas retribuciones y la carencia de la mano de obra). La estructura de la crisis de tipo antiguo ponía en marcha mecanismos de contracción de las posibilidades de compra y de la demanda de mano de obra. procesos !ue suponen los procesos de primeras acumulaciones capitalistas. no hallando otras respuestas !ue el miedo. -n estos países sobrevivir' el modelo de la pobreza estructural2 esto significa !ue en el campo se consolida la miseria end1mica. es decir. La vida de las grandes masas se mantenía en el límite de la subsistencia y en consecuencia bastaba una pe!ue5a mutación en la fr'gil relación entre rentas y precios. 3. La miseria coyuntural. sino por!ue a los se5ores feudales ya no est'n interesados en aceptar la autonomía económica de sus aparceros. 6recisamente en torno a /FB< nacen las ordenanzas municipales contra los vagabundos. de pe!ue5o alcance. incluso en los períodos de prosperidad rural y de aumento de la producción del grano. como en la sociológica. 4 diferencia de las ciudades.. -n los países en donde hay una re?feudalización hay m's vagabundos antes !ue pauperes. la mutación en el sentido capitalista. confirman la intensidad creciente de las escaseces y su espantoso alcance7 golpean a todas las masas populares -n las sociedades !ue nos ocupan. determinando la primera forma de acumulación -n el ( )*+ los procesos de acumulación en el campo revisten un car'cter distinto. pero !ue constituyó el principal estímulo para una toma de conciencia del problema de la miseria y de la asistencia a los pobres. en el 'mbito de las estructuras de las familias. sino tambi1n la depauperación de una buena parte de la población del campo .peligro constante. la polarización de la sociedad campesina y la e"propiación de los campesinos no solo desencadenaban los procesos de acumulación del G. mendigos y vagabundos en los caminos y en las calles de las ciudades. en el campo el pauperismo estaba integrado en la vida cotidiana. ya !ue la haraganería se entrelaza con el desplazamiento y corta por tanto. para !ue aparezcan una multitud de pordioseros. tanto en su dimensión física. ya !ue eran el objeto de inter1s de la política social de las autoridades y de las organismos especializados. La situación ha cambiado7 en la mentalidad social la e"istencia de mendicantes como masa de no trabajadores parece da5ina y disfuncional y por otro lado la depauperación constituye la condición para el desarrollo del capitalismo. La coyuntura social del tardomedioevo y de la edad moderna est' determinada por algo m's7 la tendencia a la depauperación. -l pauperismo tardomedieval no tiene las características de un producto coyuntural. no había ni pan ni trabajo. 6ara las capas pobres por lo tanto. ligada s u papel en la formación de un nuevo sistema7 el capitalismo.

y la mayor o menor intensidad depende de la fuerza del derecho de los campesinos sobre la posesión de la tierra y de la resistencia campesina. por abajo se complicaba (el F@H de los campesinos en +nglaterra estaban por debajo) 4 trav1s del registro de los impuestos se puede ver cu'n pauperizadas estaban las masas. -l fraccionamiento de tierras ad!uiere dimensiones dram'ticas en el ( )*+. se desarrolla el proceso de e"pulsión del campo de los campesinos. #o obstante este progreso estaba condicionado por un descenso inicial del nivel de vida de la mayor parte de la población campesina. siendo la causa de la proletarización de una parte de la población campesina  de B a . -l modelo relativamente destacado es el ingl1s !ue proporcionó a . -l fenómeno de los cercamientos (enclousures) no constituye una peculiaridad inglesa. 6ara comprender la complejidad de las transformaciones sociales de la 1poca moderna. es m's. 6ara finales del ( )*++ cerca de las I de las tierras estaban en manos de grandes aristócratas. es decir a sus funciones administrativas. ya !ue los pobres son entendidos como categoría aparte por!ue est'n e"entos del pago de las tasas. ya !ue se trataba de someter al mercado de mano de obra a una rígida reglamentación para soportar tensiones entre la relación entre la oferta y la demanda y evitar el recalentamiento de los mecanismos económicos. 6ero tambi1n en la ciudad se producen procesos internos de pauperización 7 el antiguo artesanado ya no podía competir ni asegurarse un lugar en el mercado y caían en el nivel de los asalariados. dando un aumento en el n3mero de familias !ue no pueden asegurar su e"istencia con el trabajo agrícola como si lo hacían antes.consecuencia de esto se produce la apropiación de un tercio de las tierras comunales. -n otras palabras la población debía soportar un doble peso7 una mayor e"plotación feudal. !ue obstaculizaba el progreso tecnológico y las iniciativas del tipo de los farmers y por otro. permitiendo en +nglaterra !ue escapen a las primeras crisis de la -dad . de los pastos y los bos!ues utilizados antes por los campesinos. (in embargo estas familias no abandonan voluntariamente el campo. la población urbana constituye solo una pe!ue5a parte y las ciudades deben su prosperidad al hecho de ser los centros del poder político y de la burocracia. -n otros países el proceso de transformación del sistema rural esta notablemente diluido en el tiempo y es menos uniforme. -n la situación social de la ciudad así como en el campo las raíces a del pauperismo hay !ue buscarlas en la descomposición de las estructuras medievales. .ar" las bases para formular la tesis sobre el papel particular de la opresión en la moderna transformación del sistema rural. +ncluso la Corona se hizo eco de la preocupación del estado de las cosas. un creciente drenaje fiscal por parte del estado absolutista. hect'reas representa una e"istencia económica autónoma. adem's transformaban las tierras cultivables en pastos por los beneficios de la cría de ganado. -n la sociedad industrial el campo ocupaba la mayor parte de la escena social. sienten un profundo arraigo a su profundo modo de vida.oderna. conviene tener en cuenta la distinción entre la ciudad y el campo. creando así estímulos para las inversiones en la tierra y para el desarrollo tecnológico. e manera paralela al proceso económico de e"clusión de los pe!ue5os productores rurales de su actividad anterior. -n el ()* se produce el cercamiento de los campos y terrenos comunales sin solicitar acuerdo a a!uellos !ue lo usufructuaban. editando estatutos reales !ue ponen trabas a los fenómenos del cercamiento de los campos. -l origen propio y aut1ntico del pauperismo est' en el campo2 incluso en lo !ue se refiere a la ciudad tambi1n se trata de emigrantes del campo. (in embargo el autor dice !ue es necesario e"presar algunas objeciones al modelo ingl1s de transformación rural. así como por el alejamiento de una gran masa de población campesina de la agricultura2 ambos fenómenos coloca a la depauperación entre los procesos de formación del capitalismo. por mísero !ue sea. al conservarse las viejas estructuras de poder se frenaba el desarrollo de la gran propiedad de tipo ingl1s.

-n /B/. -ste 3ltimo rasgo no debe ser infravalorado2 ahora bien.La nueva política social Los decisivos años veinte del !"I Los archivos del ( )*+ muestran el pauperismo como un fenómeno de vida urbana. 4 luz lo ! se ha dicho antes el hecho de !ue los verdaderos orígenes de este fenómeno estuvieran vinculados con las transformaciones de las estructuras agrarias. la definición de miseria resulte arbitraria7 estos grupos pueden conseguir medios de subsistencia.) en -spa5a (C<?C/. en tanto a!uel se manifestaba de manera plena en las ciudades. (e ha demostrado tambi1n !ue el ritmo de los procesos depauperación en -uropa 8ccidental estaba determinado por las crisis alimenticias. a /LBFB pone de manifiesto el conflicto entre el incremento demogr'fico y la penuria de alimentos. +ncluso los antiguos centros se van a ver desbordados por el dinamismo de la evolución industrial. por otra parte. las parro!uias obligan a trabajar y se adoptan medidas para limpiar la ciudad de miserables y vagabundos son castigados con azotes. -n la ciudad la desocupación es la !ue provoca la superación del umbral de la miseria. pero Jcómo crearse condiciones a gran escala para absorber a todosK -l ritmo de crecimiento de la ciudad y el din'mico desarrollo de la producción en el ( )*+ parecen indicar !ue esto est' a punto de suceder. en el mercado urbano. !ue perpetuaba una autoridad teológica y doctrinal de gran peso en el mundo cristiano. III .) y en una serie de revueltas campesinas y urbanas en +nglaterra. distribuciones de los víveres. el rasgo fundamental del primer desarrollo capitalista es la e"plotación del bajo nivel de los salarios. constituye solo una paradoja aparente.ajos #arís$ in%uietudes morales y miedo -l problema de los pobres estaba bajo tutela del 6arlamento.&al evz en este conte"to. >na secuencia de malos auspicios viene acompa5ada por inmediatas decisiones adoptadas en relación a los pobres y !ue se diferencian en algunos aspectos7 a finales del ( )* se organizaban albergues para los pobres. La mala cosecha de /BC/?CC reviste dimensiones europeas. en las guerras y en las agitaciones campesinas en 4lemania (/BCB?C. de un signo dram'tico pues la agricultura ya no puede controlar el incremento demogr'fico y por!ue su transformación est' ligada a altos costes sociales. C. da5o !ue se ve agravado por las malas cosechas !ue ya se venían registr'ndose a lo largo del decenio. esde comienzos del ( )*+ se desarrollaban en 6arís discusiones e iniciativas sobre la reorganización de la administración hospitalaria. Arancia y los 6aíses . mientras !ue el tesoro regio se ocupaba de financiar. -ste aspecto tambi1n imprime un sello en la evolución coyuntural de cada sello. Las ciudades entre el )* y )*+ no han conseguido crear estructuras de adaptación capaces de disciplinar el aflujo masivo de personas privadas de cualificaciones profesionales y no habituadas a la vida urbana. tampoco carecía de importancia la >niversidad. la haraganería se convierte en un fenómeno de masas y se intensifica la ola de medidas represivas para con los pobres (e trata en definitiva de una crisis a escala europea. -l impulso !ue mueve a las reservas de la mano de obra no solo es la miseria sino la esperanza de ganancias m's elevadas. -l alcance de la crisis social de a!uellos a5os se refleja tambi1n en las rebeliones populares. #o obstante hay !ue contemplar la desocupación seg3n las categorías de la vida económica de la 1poca7 como las crisis alimenticias ( ! e"pulsan del campo a una gran cantidad de gente) Cap. se adoptan medidas resolutivas contra los vagabundos . La escasez de los a5os /BC.?C.

en donde el azote principal Nla cone"ión entre hambre y epidemia? pone al desnudo las deficiencas de la vida urbana7 la falta de trabajo y la depauperación de los artesanos. (pres$ po)reza ur)ana y re*orma 4 diferencia del resto de las ciudades. encontrar trabajo a los desempleados y crear un fondo com3n  6ero las medidas son flojas y no tienen proporción con el problema. el temor frente a las masas de miserables. los !ue no los hagan ser'n capturados y entregados a las autoridades municipales !ue serían empleados en labores p3blicas. -n el F<. la operatividad de las medidas venecianas de desvaneció. CB< en F meses). (e preparan cuatro hospicios para llevar a los pobres. haciendo !ue el n0 de pobres no disminuya  si bien se termina organizando la $Mran oficina para los pobres% ( se los empadronaba y se les daba un lugar y oficios). ya para el CC impera en la ciudad y el terror llega a la psicosis. y el hambre empuja a las poblaciones del campo a la ciudad2 *enecia se enfrenta a ellos como ante una calamidad. La clave de la disputa es la interpretación del imperativo cristiano de ayudar a los pobres. y se va delineando la idea de cerrar el acceso a la ciudad a los forasteros pobres. . en donde se manifiesta el miedo a reunir a todos los pobres en un mismo lugar. pero los a5os veinte someten a una dura prueba a las ciudades de todo el país y a centros como =pr1s. y deciden e"pulsar a los sanos dejando solamente a los enfermos (adem's hay !ue agregar la tremenda mortalidad dentro de los hospicios. pero los pobres se rebelan ante la reclusión. La epidemia es un favor importante en la toma de conciencia acerca del peligro !ue representa para el inter1s com3n la aglomeración de pobres. asistencia organizada para los verdaderos pobres. se puede ver como el miedo condicionaba esta política social. Los !ue sean sorprendidos mendigando serían llevados a prisión. -n /BCB el 6arlamento renueva el debate.y mendicantes. en ese a5o el 6arlamento decide !ue todos los vagabundos deben abandonar la ciudad. así como las representaciones teatrales. >na ve debilitada la crisis. represión de vagabundos y creación de una caja com3n7 la ciudad asume la responsabilidad de la asistencia social. pero el hambre. influyendo así en la posterior legislación social. no tenía un gran conglomerado. sin embargo conserva su importancia entre las ciudades de Alandes y los 6aíses . La amenizas de epidemia lleva a la adopción de medidas de aislamiento de los pobres. la peste y la guerra la devastan. >n a5o despu1s de la epidemia si bien el gobierno intenta darle asistencia a los pobres tmb intenta no favorecer el parisitarismo. diferentes órdenes se oponen a tales medidas critic'ndolas. -n /B/E estalla una nueva epidemia y se prohíben las asambleas p3blicas. se diferencian entre los 3tiles y los !ue no pueden hacer anda y se reglamentan sus acciones2 pero no se lleva a cabo una reorganización de las instituciones de caridad. en donde ser'n alimentados hasta la pró"ima cosecha. pero en realidad el hecho !ue les molesta es !ue se les sacaría de sus ingresos para tales reformas. -n los hospicios empieza a ser chico el lugar.ajos. La política social introducida en el CB es conocida7 prohibición de mendigar. "enecia$ &i'iene social y represión &iene a principios del ( )*+ un período de desarrollo vigoroso. pero ya hacía tiempo !ue las instituciones de vigilancia sanitarias se venían desarrollando. se producen actos de violencia contra los guardias y los mendicantes no desaparecen de las calles de la ciudad. =a en la 1poca medieval se habían desarrollado instituciones para la asistencia de los pobres. -n los a5os /BC@?CE las penurias y las epidemias son ciclos recurrentes.

La reorganización de la asistencia a los pobres y del sistema hospitalario se producía de modo gradual en cada ciudad. esa dimensión constituye una parte integrante de la ideología del -stado moderno en el siglo !ue formula en concepto y la doctrina de la $razón del -stado% . tanto de la refle"ión doctrinal de la +glesia como de la pr'ctica legislativa). La reforma se vincula a la razón de -stado. Las iniciativas represivas contra los mendicantes y los vagabundos hacían mella en los sentimientos de solidaridad de la comunidad local y de los estrato populares2 la prohibición de mendigar y de ofrecer limosna. si los situamos en una dimensión de universalidad. así como en las disputas ideológicas y en la vasta literatura pol1mica. pero casi en la mayoría los principales resultados de las reformas dependían del poder local. (e puede llegar a la conclusión de !ue a finales de ( )*+ se agota la gran $controversia sobre la misericordia%. ejemplo de esto es el programa de ayudas a los pobres y la e"clusión de los vagabundos !ue desarrolla . sino !ue contin3a en el siglo siguiente. siguiendo el rastro de las sucesivas reacciones ante el drama de la coyuntura. -ste aspecto concreto p3blico estatal de la problem'tica de reforma de la asistencia social se clarifica posteriormente. pero tambi1n de instituciones locales? en la dificultad de llevar a la pr'ctica la nueva política.Las re*ormas de la caridad Las decisiones de ese segundo decenio del ( )*+ en el sentido de reorganizar la asistencia a los pobres pueden considerarse como el punto de partida de una nueva política social. peligrosa para los intereses de la +glesia. el cual configura su aparato represivo precisamente en la lucha contra la haraganería y contra los peligros sociales de la miseria. 6ero la obra de la reforma de la caridad deja de tener el car'cter de herejía municipal. (e toma el ejemplo de Ou'n para ver como la cuestión de los pobres es objeto de constantes temores. 4 algunas ciudades de les concedía m's autonomía !ue a otras (-j7 -n -spa5a las autoridades locales son las !ue tiene el poder). -l entrelazamiento de la problem'tica represiva con la reorganización de la asistencia social y la necesidad de asegurar un poder ejecutivo a los programas de las autoridades ciudadanas re!uerían la adopción de decisiones por parte del poder estatal. en donde se toman medidas e"tremamente severas7 la horca es un componente estable entre lo medios !ue garantizan el funcionamiento de la asistencia social Controversias acerca de la caridad+ de la crítica ciudadana a la razón de .stado etr's de la reforma institucional de las organizaciones de caridad hemos identificado profundos procesos de transformación de las acciones colectivas. de ofrecer un donativo de caridad y de afirmar la propia posición material y social. -n ning3n caso cabe afirmar !ue la moderna política social fuese aceptada por la comunidad local ni !ue el modelo de comportamiento respecto a la miseria. al igual !ue la cuestión de la actitud hacia los mendicantes. tanto en la pr'ctica de la asistencia social como en la literatura religiosa y 1tica. &odo esto encontraba su e"presión ?en las discusiones políticas a escala de gobierno central y de asambleas de representante. al trabajo y al inter1s p3blico fuese homog1nea. de realizar un postulado de la solidaridad humana.artín Lutero (!ue tiene orígenes en la tradición medieval. a las prerrogativas y a la ideología del -stado moderno. -sto no significa en absoluto !ue !uede cerrada. La actitud hacia los pobres era objeto de una pol1mica importante en la 1poca de la reforma (ver pgCE).

llega el turno de los locos y mendicantes. /ospital mayor$ la 0'ran reclusión1 en 2rancia Las e"periencias sociales de las ciudades francesas a lo largo del ( )*+. sino !ue terminaba siendo una carga en su presupuesto. . cuya realidad estaba muy lejos de la utopía humanista. de ahí la organización de 1sta. el reglamento interno.l tra)a-o nutre. hasta se llegaron a organizar con fines delictivos. llevaban a unir el aislamiento de los pobres con la obligación a trabajar. La procesión romana =a durante los 3ltimos siglos de la -dad . 4 causa de esto se llegó a proponer crear otra ciudad para los mendicantes (increíble !ue se convierta en una línea de política social evidente) 2. La $gran reclusión% de los mendicantes de los siglos )*+ y )*++ constituye la culminación de la nueva política social. 4 lo largo del ( )*+++ se produce un cambio sustancial en la política social !ue determina la desaparición de esta institución. #o obstante esta reforma se realizaba 3nicamente a trav1s de sucesivas y variadas e"periencias sociales. las normas de disciplina o el aspecto e"terior). (-l autor agrega !ue la combinación de c'rcel R trabajo da como resultado la f'brica. urante la revolución Arancesa (<EPDE) la multitud de 6arís invadió las prisiones linchando a unos y liberando a otros. . . la mutación de las actitudes sociales respecto a la miseria tropieza con la afirmación del -stado . Los proyectos de aislamiento de los pobres solo encuentran una realización coherente bajo la forma de $hospitales generales% en el ( )*++. espu1s de la segregación forzada de los leprosos y posteriormente de los apestados. -l enorme desarrollo de congregaciones caritativas en el territorio italiano lleva a una nueva actitud7 la asistencia a los pobres re!uiere reordenar y reorganizar y crea la necesidad de fundar instituciones especializadas. el tra)a-o casti'a La concentración de los mendicantes y la reclusión de los pobres. así como los proyectos de política social formulados en a!uel período.oderno. -ste microcosmos de concentración fue tratado claramente como una obra de caridad. est'n vinculadas a una afirmación demostrativa del ethos del trabajo en los países !ue emprender el desarrollo capitalista y a la vez. impulsadas por las corrientes contrarreformistas. a la evolución de la doctrina penal moderna. realizada en los hospitales durante el ( )*++ pasa a ser objeto de una e"tendida crítica en el siglo siguiente.oro.Cap. la -uropa moderna la había utilizado como instrumento de realización de la política social en relación con los mendicantes. La unión de represión y caridad. etc. tambi1n ingreso en los Qospitales Menerales !ue tenían el mismo car'cter t1trico !ue cien a5os atr's. -l trabajo !ue en ellos se llevaba a cabo no solo !ue no rendía ning3n ingreso.edia se ponen en pr'ctica en toda la península it'lica algunas iniciativas de centralización de los hospitales y de la asistencia a los pobres. 1. -sta alternativa de castigo y de educación de los pobres a trav1s del trabajo proviene de la reforma de la caridad !ue se produce en a!uel tiempo7 sus ideas fundamentales se pueden encontrar en *ives. La abundancia de limosnas y de instituciones caritativas en Ooma favorecía de manera evidente el desarrollo de la mendicidad y atraía a mendicantes de todas partes. 3. +* ? 6risiones para los pobres 4ntes de !ue la prisión llegase a ser un medio a gran escala para el castigo e los delincuentes. -n Concilio de &rento se prestó gran atención a esto y se decretó7 la intervención de los poderes eclesi'sticos en la caridad y la legitimación católica del movimiento de reforma de asistencia social.