¡USTED NO IRÁ AL CIELO SINO AL REINO DE LOS CIELOS!

Por el Ing°.Mario A Olcese El Engaño de la Teología Tradicional: Millones de hermanos han sido aleccionados por sus lideres de que hay un premio para los creyentes, y ése es el cielo. La mayoría de los que profesan el evangelio ven el cielo como la meta final para sus vidas consagradas al Maestro, y lo vislumbran como un lugar de bienaventuranzas y de paz nunca antes concebidas o imaginadas por hombre alguno. Los creyentes tradicionales han creído en que sus antepasados difuntos, están ahora en el cielo como ánimas desencarnadas o ángeles que tocan el arpa todo el día y por la eternidad. No obstante, esta creencia tradicional contradice lo dicho por ahosh!a concerniente a que los muertos en el Mesías verán finalmente a "lohim y al Mesías en la resurrección del día os!rero. #eamos algunos pasa$es bíblicos que han sido ignorados o pasados por alto por los maestros y líderes religiosos de las iglesias en general, y que enfocan el asunto de manera muy distinta% La Verdad Sobre los Muertos y la Vida utura% 1 Juan 3:2: “Amados, ahora somos hijos de Elohim, y aún no se ha

manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que CUANDO ÉL SE MANIFIESTE, seremos semejantes a él, porque LE VEREMOS TAL COMO ÉL ES”.
!o"entario: "ste pasa$e ha sido pasado por alto por los cristianos en general, pues contradice la teología &cristiana' tradicional que dice que los cristianos verán al Mesías en el momento de su muerte, y no, en ocasi(n de la segunda venida del Mesías en gloria, como afirma Las )agradas "scrituras. *quí +uan es claro al decir que veremos al Mesías tal como él es ahora ,divino-# !nicamente cuando seamos seme"an!es a #l. . cuándo seremos seme$antes a él/ . cuándo le veremos tal como él es/ ."n nuestra muerte/ No0 "n nuestra resurrección$ cuando el Mesías divino vuelva nuevamente en persona a este mundo en el día postrero. #eamos otras pruebas bíblicas% 1 Juan 11:25% “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, %i%irá”.

1 !orintios 15:"2#"5,51#5$% “%sí es la resurrección de los muertos. &e siem'ra en corru(ción, resuci!ará en incorru(ción. &e siem'ra en des)onra, resuci!ará en *loria; se siem'ra en de'ilidad, resuci!ará en (oder. &e siem'ra cuer(o animal, resuci!ará cuer(o es(iritual. +e aquí, os di*o un misterio: ,o todos dormiremos; (ero !odos seremos !rans&ormados, en un momento, en un a'rir y cerrar de o-os, a la .inal trom(eta; (orque se tocar/ la trom(eta, y los muertos ser/n resuci!ados incorru !i'les, y nosotros seremos !rans&ormados. 0orque es necesario que esto corru(ti'le se vista de incorru(ción, y esto mortal se vista de inmor!alidad.” 1 1esalonicenses ":1$#12% “1am(oco queremos, )ermanos, que i*noréis acerca de los que duermen, (ara que no os entriste3c/is como los otros que no tienen es(eran3a. 0orque si creemos que Ya)os)4a murió y resucitó, así tam'ién !raerá 5lo)im con Ya)os)4a a los que durmieron en él. 0or lo cual os decimos esto en (ala'ra del 6aestro; que nosotros que vivimos, que )a'remos quedado )asta la venida del 6aestro, no recederemos a los (ue durmieron. 0orque el 6aestro mismo con vo3 de arc/n*el, y con trom(eta de 5lo)im, descenderá del cielo; y los muer!os en el )esías serán resuci!ados. 7ue*o nosotros los que vivimos, los que )ayamos quedado, seremos arre'a!ados "un!amen!e con ellos en las nu'es ara reci'ir al )aes!ro en el aire, y así estaremos siem(re con el 6aestro. 0or tanto, alentaos unos a los otros con estas (ala'ras” . "ste te2to de $ Tesalonicenses %:$&'$( es muy iluminador, y no obstante, muy poco leído o conocido. es que este te2to, y los otros citados arriba, contradicen abiertamente, y claramente, el postulado escatol(gico o teologal de la vida futura del cristianismo tradicional, el cual ense3a que los muertos en "l Mesías están a*ora disfrutando con el Maestro de la gloria celestial. *hora bien, adviértase que )haul ,4ablo-, el autor de estos versículos, dice que noso!ros reci'iremos al )esías, 5y no al revés0 Léalo por usted mismo ahora mismo en los versos citados de 6 7esalonicenses 8%69:6;. )i en verdad los muertos “vuelan” al cielo, .no sería l(gico que el Mesías los reciba a ellos en su morada celestial/ 4ero la verdad es lo opuesto, 5nosotros le recibiremos a él0 . por qué/ 4orque él volverá a las nubes de nuestra atm(sfera, y con voz de mando ordenará que los muertos creyentes resuciten y le den la bienvenida en el aire. "so lo dice 4ablo muy claramente en estos versículos de 6 7esalonicenses 8. *demás, 4ablo no dice que los

muertos fieles ###recién resucitados###irán con él al cielo, sino más bien, que estarán $untos siempre con él. 4ero% .<(nde/ "so lo veremos más adelante. *hora bien, si lo aceptado tradicionalmente fuera verdad% +,u# sen!ido odría !ener nues!ra &u!ura resurrección$ si los muer!os en la &e si-uen %i%os en el cielo. <efinitivamente hay cosas que no andan bien con la teología tradicional, que ense3a nuestra partida al cielo inmediatamente después de nuestra muerte. =sted no encontrará en Las )agradas "scrituras ning!n pasa$e que se nos asegure una estadía eterna en los cielos. >usque usted tan s(lo un te2to bíblico en donde supuestamente "l Mesías nos promete el cielo, y yo le aseguro que no lo encontrará. L)*aro y Marta: +os A"igos de ,a-os-.a% =sted recordará la historia del difunto amigo de ahosh!a llamado Lázaro. "sta historia de Lázaro es muy interesante, pues nos da una visi(n de la esperanza de los difuntos creyentes. La mayoría de los cristianos no se han puesto a refle2ionar sobre este acontecimiento que conmocion(, no s(lo a la familia de Lázaro, sino también a ahosh!a. =n resumen de lo sucedido seg!n está registrado en +uan 66%6:88 es como sigue% $.: Las hermanas de Lázaro mandan a avisar a ahosh!a que Lázaro está muy enfermo ,v.6:9-. /.: ahosh!a demor( dos días su llegada a la casa de Lázaro, y Lázaro muere ,v.?:68-. &.: @uando ahosh!a llega a la casa de Lázaro, éste ya estaba sepultado 8 días ,v.6A-. %.: Marta sale al encuentro de ahosh!a, y es confrontado por ella porque ahosh!a no había llegado a tiempo para sanar a Lázaro ,v.B6-. 0.: ahosh!a le promete a Marta que Lázaro resucitará ,v.B9-. 1.: Marta le responde que ella sabe que su hermano resucitará &en el día postrero' ,v.B8-. 2.: ahosh!a insiste que aquel que cree en él resucitará y no morirá eternamente ,v.BC,B?-. (.: ahosh!a afirma que Marta, y las demás personas que están de duelo, verán la gloria de "lohim con la resurrecci(n de Lázaro a pesar que éste ya olía mal ,v. 9D,8E-. 3.: "l Mesías ordena a Lázaro salir de su sepulcro ,v.89-. $4.:Lázaro resucita envuelto en vendas hasta su rostro ,v.88-.

)in duda la resurrecci(n de Lázaro sirvi( para demostrar que el "lohim de ahosh!a tenía el poder de resucitar a los muertos que estaban ya en descomposici(n. La presencia de un Lázaro revivido reforz( el testimonio de ahosh!a y la verdad de su persona como el unigénito Fi$o de "lohim. No obstante, este registro hist(rico demuestra que los primeros fieles creyentes, como Lázaro y sus dos hermanas María y Marta, eran creyentes en la resurrección de los muertos en el día postrero. Marta y María sabían que volverían a ver a su hermano en el día de la resurrección de los $ustos, y esa creencia, sin duda, les daba consolaci(n. *quí no encontraremos ninguna /es eran0a celes!ial1, o que Lázaro estaba gozando de las /'iena%en!uran0as celes!iales1, en la misma / resencia de Elo*im1 en el cielo. "n otras palabras% No vamos a encontrar a ahosh!a diciéndoles a los deudos algo así como% /No os a&li"áis$ ues Lá0aro 2a es!á en la resencia del )aes!ro -o0ando de las 'iena%en!uran0as celes!iales1 . Lo que él les di$o era que Lázaro resucitaría de su sepulcro. N(tese que tampoco ahosh!a di$o% /3a"a Lá0aro$ 2 re-resa a !u cuer o1$ sino más bien% /¡Lá0aro$ %en &uera!1. "sto es muy significativo, pues los muertos no están en el cielo, sino en sus sepulcrosG y esto concuerda con lo dicho por ahosh!a mismo en +uan C%B;,BD donde se lee% “,o os maravilléis de esto; (orque vendr/ )ora cuando todos los que es!án en sus se ulcros 8no en el cielo9 oir/n su vo3; y los que )icieron lo 'ueno, saldr/n a resurrección de vida; mas los que )icieron lo malo, a resurrección de condenación”. "2amínese bien lo dicho por ahosh!a en este pasa$e, pues de no hacerlo caeríamos en error. $.: ahosh!a dice que habrá resurrecci(n de buenos y de in$ustos. /.: ahosh!a afirma que los buenos resucitarán para recibir la vida eterna. &.: ahosh!a afirma que los malos no recibirán la vida sino la condenaci(n o la destrucci(n. )i los muertos en el Mesías siguen viviendo, y nunca mueren, .por qué ahosh!a afirma que los $ustos tendrán una resurrecci(n de vida/ "sto es sorprendente, pues desdice la creencia sobre la doctrina de la vida futura. Los Muertos no est)n Vi5os%

"ntonces, es claro que los muertos no siguen viviendo en otra esfera o dimensi(n, sino más bien, siguen inconscientes en sus tumbas, sin poder pensar, amar, odiar, maquinar cosas, pecar, etc. Los muertos están muertos y no vivos. <ecir que los muertos viven es como decir que el color oscuro es claro. "n "clesiastés D%C,6E leemos% “0orque los vivos sa'en que )an de morir; (ero los muertos nada sa'en, ni tienen m/s (a*a; (orque su memoria es (uesta en olvido. 1am'ién su amor y su odio &enecieron 2a; y nunca m/s tendr/n (arte en todo lo que se )ace de'a-o del sol... (orque en el se(ulcro, adonde vas, no )ay o'ra, ni tra'a-o, ni ciencia, ni sa'iduría.' el salmista <avid dice de los muertos, lo siguiente% “0ues sale su aliento, y vuelve a la tierra; 5n ese mismo día erecen sus ensamien!os” ,)almo 68?%8-. N(tese que los muertos no piensan. @omo di$o <escartes% /4ienso$ lue-o e5is!o1G en consecuencia, los que
no piensan:::5No e2isten05<e$an de e2istir0

La 6eco"7ensa Ser) en la Segunda Venida del Mesías% La !nica esperanza que tienen los hombres creyentes, es la resurrecci(n del día postrero, cuando los “no e:istentes” vengan a la &e:istencia” nuevamente. %sí lo entendió el (ro.eta ;aniel, cuando 5lo)im, al anunciarle su muerte, le dice: “Y t4 ir/s )asta el .in, y re(osar/s, y te le%an!arás (ara reci'ir tu )eredad al &in de los días” ,<aniel 6B%69-. *quí es claro que "lohim no le habl( a <aniel de una partida al cielo para estar con Hl, después de su muerte física. No0 lo que le di$o era que reposaría ,Imoriría- y que sería después levantado ,Iresucitado- para recibir su heredad o recompensa, al fin de los ,no 8sus9- días. "ntonces, la recompensa del fiel creyente se recibe s(lo después que el Mesías haya vuelto y transformado a los vivos, y resucitado a los muertos, con inmortalidad. 4ues bien, siendo que los fieles muertos no han recibido sus recompensas en el cielo, ni en ning!n otro lugar, pues están muertos% .Jué recibirán en la resurrecci(n/% $.' "l Keino de "lohim en la tierra ,Mateo BC%96,98-. /.: La vida eterna ,Mateo BC%8?-. &.: La gloria, honra y el poder ,@olosenses 9%8, 6 4edro C%8%.: * ahosh!a el Mesías mismo como nuestro hermano mayor ,6 7esalonicenses 8%6A-.

El E5angelio del 6eino de Elo-i"% Lo que Las )agradas "scrituras claramente ense3an es que el prop(sito final de la fe nazarena o la meta de la vida de los ungidos es &el 6eino de Elo-i":, o también llamado &el reino de ;no# /en1< los cielos'. )í, ahosh!a habl( muchísimo del LKeino de "lohimM o Lreino de los cielosM, lo cual ha hecho pensar a muchísimos eruditos en >iblia de que este es el tema central de toda a >iblia. Las )agradas "scrituras habla de la salvaci(n, la cual pocos han llegado a comprenderla en su verdadera dimensi(n. La mayoría de la cristiandad supone que la salvaci(n no es otra cosa que recibir el perd(n de nuestros pecados a fin de poder ganar el cielo. 4ero esta idea es totalmente a$ena a las "scrituras, Las )agradas "scrituras, como ya lo hemos probado. Lo que Las )agradas "scrituras ense3a es que el e%an-elio del Mesías tiene oder para salvar a quienes lo aceptan por la fe. "s decir, el que cree en el evangelio de ahosh!a el Mesías será salvo. "l ap(stol 4ablo es claro al decir que el evangelio es (oder de 5lo)im (ara salvación (ara todo aquel que lo cree, sea -udío o no -udío ,Komanos 6%6?-. Las )agradas "scrituras ense3a que s(lo hay un evangelio salvador ,Nálatas 6%?:6E-, y no muchos evangelios como los que se están propagando hoy. 4ero% .Jué significa evangelio/ "s sencillo, significa &=uenas nue5as: o >buenas noticias:. <e modo que el Mesías vino traernos buenas noticias que se traducirán en nuestra salvación si las creemos de todo coraz(n. *hora bien% .<e qué se tratan esas buenas noticias/ )i yo le digo a usted que le traigo buenas noticias, y no le digo de qué se tratan, .le servirá de algo/ 4or cierto que no. *sí que, como creyentes, averigOemos ahora mismo de qué se tratan esas buenas noticias de ahosh!a el Mesías. <e esa tarea depende nuestra salvaci(n eterna0 #eamos algunos te2tos cruciales%

6arcos 1:1,1",15% “0rinci(io del e%an-elio de Ya)os)4a el 6esías, +i-o de 5lo)im. ;es(ués que Juan .ue encarcelado, Ya)os)4a vino a <alilea (redicando el E%an-elio del Reino de Elo*im, diciendo: 5l tiem(o se )a cum(lido y el Reino de Elo*im se )a acercado, arre(entios, y creed en el e%an-elio”.

1 7ucas ":"$% “0ero él les di-o: 5s necesario que tam'ién a otras ciudades anuncie el E%an-elio del Reino de Elo*im; (orque (ara esto )e sido enviado”. 1 6ateo 2":1"% “Y ser/ (redicado este E%an-elio del Reino en todo el mundo, (ara testimonio a todas las naciones; y entonces vendr/ el .in”. 7ucas =:2% & Y los envió a (redicar el Reino de Elo*im, y a sanar a los en.ermos”. 7ucas 2:1: “%conteció des(ués, que Ya)os)4a i'a (or todas las aldeas, (redicando y anunciando el E%an-elio del Reino de Elo*im, y los doce con él.” +ec)os 2:12: “0ero cuando creyeron a >eli(e, que anuncia'a el E%an-elio del Reino de Elo*im y el nom're de Ya)os)4a el 6esías, se 'auti3a'an )om'res y mu-eres”. +ec)os 1=:2: “Y entrando 0a'lo la sina*o*a )a'ló con denuedo (or es(acio de tres meses, discutiendo y (ersuadiendo acerca del Reino de Elo*im”. 1 +ec)os 2?:25: “Y a)ora, )e aquí, yo sé que nin*uno de vosotros, entre quienes )e (asado redicando el Reino de Elo*im, ver/ m/s mi rostro”. +ec)os 22:2$,$?,$1: “Y )a'iéndole se@alado un día, vinieron a él muc)os a la (osada, a los cuales les declara'a y les !es!i&ica'a el Reino de Elo*im desde la ma@ana )asta a tarde, (ersuadiéndoles acerca de Ya)os)4a, tanto (or la ley de 6oisés como (or los (ro.etas. Y (a'lo (ermaneció dos a@os enteros en una casa alquilada, y reci'ía a todos los que a él venían, redicando el Reino de Elo*im y ense@ando acerca del 6aestro Ya)os)4a el 6esías, a'iertamente y sin im(edimento”. 6 7ec*os 89:;;% “...5s necesario que a través de muc)as tri'ulaciones entremos en el Reino de Elo*im”. 1 7ucas =:A?% “Ya)os)4a le di-o: ;e-a que los muertos entierren a sus muertos; y t4 vé, y anuncia el Reino de Elo*im”. 1 1!orintios 15:5?% “0ero esto di*o, )ermanos: Bue la carne y la san*re no (ueden )eredar el Reino de Elo*im, ni la corru(ción )ereda a incorru(ción”. 1 Juan $:$,5% “Ces(ondió Ya)os)4a le di-o: ;e cierto, de cierto te di*o, que el que no naciere de nuevo no (uede %er el Reino de Elo*im. Ces(ondió Ya)os)4a: ;e cierto de cierto te di*o, el que no naciere de a*ua y del 5s(íritu, no (uede en!rar en el Reino de Elo*im”.

1 &antia*o 2:5% “+ermanos míos amados, oíd: D,o )a ele*ido 5lo)im a los (o'res de este mundo, (ara que sean ricos en .e y *erederos del reino que )a (rometido a los que le amanE”. 6arcos 12:$": “Ya)os)4a entonces, viendo que )a'ía res(ondido sa'iamente, le di-o: No es!ás le"os del Reino de Elo*im...” 1 6ateo 25:$1,$": “!uando el +i-o del +om're ven*a en su *loria, y todos los santos /n*eles con él, entonces se sentar/ en su trono de *loria. 5ntonces el rey dir/ a los de su derec)a: Fenid, 'enditos de mi 0adre, *eredad el reino re arado ara %oso!ros desde la &undación del mundo”. 1 Mateo ?%99: “6as 'uscad rimeramen!e el Reino de Elo*im y su -usticia, y todas estas cosas os ser/n a@adidas”. 1 1esalonicenses 1:5: “...(ara que seáis !enidos or di-nos del Reino de Elo*im, (or el cual asimismo (adecéis”. 2 0edro1:11: “0orque de esta manera os será o!or-ada am lia 2 -enerosa en!rada en el reino e!erno de nuestro &e@or y salvador Ya)os)4a el 6esías”. 1 </latas 5:1=,21: “Y mani.iestas son las o'ras de la carne: adulterio, .ornicación, inmundicia, lascivia...los que (ractican tales cosas no *eredarán el Reino de Elo*im”. +ec)os 1:$: “% quienes tam'ién, des(ués de )a'er (adecido, se (resentó vivo con muc)as (rue'as indu'ita'les, a(areciéndoseles durante cuarenta días, y )a'l/ndoles acerca del Reino de Elo*im”. 7ucas 1$:2=: “0orque vendr/n del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentar/n a la mesa en el Reino de Elo*im”. 7ucas 12:2": “%l ver Ya)os)4a que se )a'ía entristecido muc)o, di-o: G!u/n di.ícilmente en!rarán al Reino de Elo*im los que tienen rique3asH”. 7odas estas citas bíblicas nos prueban que el evangelio o &buenas noticias' tiene que ver con algo llamado el Reino de Elo*im. =sted encontrará esa frase en muchísimos te2tos bíblicos, como una promesa para los creyentes consagrados al Maestro. "s algo que se puede %er y en!rar, además es algo que el Mesías reinaugurará en su segunda venida con sus discípulos. *l reino no se le puede ingresar con este cuerpo mortal, ya que requiere antes su !rans&ormación cuando "l Mesías regrese. "l Keino es algo que %iene a la tierra, y un asunto que debemos 'uscar y edir diariamente. El 6eino de Elo-i" es el ?obierno del Mesías en la Tierra %

7ambién el Keino de "lohim tiene que ver con un -o'ierno en la tierra, pues en innumerables pasa$es a ahosh!a se le llama &0rínci(e de (a3', &+om're no'le', &Cey', &;eseado de todos los (ue'los', &&alvador', &6esías', &Jue3', etc. )í, ahosh!a vino predicar un nuevo *o'ierno mundial liderado por él y su leal congregaci(n de discipulos, pues también se nos revela que su gobierno será global, desde los ríos y mares más le$anos de la tierra. <ice el )almo AB%A,;% “>lorecer/ en sus días -usticia, y muc)edum're de (a3, )asta que no )aya luna. ;ominar/ de mar a mar, y desde el río )asta los con.ines de la tierra”. *sí es, ahosh!a ha prometido traer la $usticia y la paz a la tierra:::.c(mo/::: con su gobierno mundial o también llamado% >el 6eino del Mesías:. "n una ocasi(n ahosh!a fue interrogado por 4ilatos de la siguiente manera% “D7ue*o, eres t4 reyE Ces(ondió Ya)os)4a: 14 dices que yo soy rey. <o ara es!o *e nacido, y (ara esto )e venido al mundo, (ara dar testimonio a la verdad...” ,+uan 6;%9A-. *quí claramente ahosh!a reconoce que es rey, y que vino al mundo para dar testimonio de esa verdad. )in embargo poquito antes ahosh!a había dicho% “6i reino no es de aquí” ,v.9?-, o sea del presente mundo o era maligna del diablo. La Es7eran*a Mesi)nica% ahosh!a era esperado como el Mesías que gobernaría sobre Psrael y que depondría a la tiranía romana sobre La @asa de +udá. )í, el Mesías era esperado por La @asa de +udá como el libertador de la tiranía romana. "ste líder era aguardado como aquel que reanudaría la dinastía del rey <avid en +erusalém, la capital del Keino de "lohim. es que el reino davídico era el Keino de "lohim, el cual fue suspendido con el derrocamiento de su !ltimo rey $udío )edequías en 0(1 A!. Lo que los paisanos de ahosh!a no acababan de comprender es que la presencia del Mesías hace dos milenios tenía el prop(sito de llamar y de re arar a los herederos del reino, es decir, a sus elegidos o su i-lesia. ahosh!a vino a traer consuelo, y a salvar a los pecadores, para hacerlos dignos y aptos para su reino venidero de $usticia. Kecuerde +acobo ,)antiago- B%C, en donde )antiago ense3a que "lohim escogi( a los pobres de este mundo para convertirlos en reyes y co:gobernantes en el reino del Mesías. "n *pocalipsis B%B? se lee% “%l que venciere y *uardare mis o'ras

)asta el .in, yo le daré au!oridad so're las naciones”.

La @ongregaci(n de discípulos del Mesías ha sido llamada para cumplir con el plan maestro de "lohim para la transformaci(n de la sociedad humana que se encuentra en decadencia absoluta. <ice )an +uan en *pocalipsis C%6E% “Y nos )as )ec)o (ara nuestro

5lo)im reyes y sacerdotes, y reinaremos so're la !ierra”.
4ues bien, n(tese que Los discípulos están llamados a reinar con "l Mesías sobre la tierra, y no desde el cielo, como algunos a!n creen erradamente. "l Keino del Mesías será en la tierra, no en el cielo, y durará mil a3os o die3 si*los corridos. <ice Po$anán ,+uanen *pocalipsis BE%?% “...y reinar/n con él mil a=os”. *demás, en *pocalipsis 9%B6 hay más informaci(n de la herencia de la iglesia. +uan escribe lo siguiente: “%l que venciere, le daré que se siente conmi*o en mi !rono, así como yo )e vencido, y me )e sentado con mi 0adre en su trono”. El Trono del Mesías y su @bicaciAn% )iendo que el Mesías tiene su trono propio el cual compartirá con su amada @ongregaci(n, es l(gico preguntarse% .Jué es ese trono, y d(nde estará/. "l trono del Mesías es el trono de Da%id su adre. "n Lucas 6%96:99 el /n*el <a'riel le dice a 6aría, la madre de Ya)os)4a, lo si*uiente: “Y a)ora, conce'ir/s en tu vientre, y dar/s a lu3 un )i-o, y llamar/s su nom're Ya)os)4a. 5ste ser/ *rande, y ser/ llamado +i-o del %ltísimo; y Y+I+ 5lo)im le dar/ el !rono de Da%id su adre; y reinar/ so're la casa de >aco' (ara siem(re, y su reino no tendr/ .in'. "ste anuncio del ángel Nabriel no es creído en su forma literal, y más bien ha sido &espiritualizado' o &alegorizado' por algunos. 4ero lo cierto es que el Mesías tomará el trono de su ancestro <avid, y lo hará suyo, como el legítimo heredero al trono hebreo en Psrael ,Ila casa de +acob-. "s por eso que Matitiáhu FaLeví ,Mateo el levita- comienza su escrito diciendo% “7i'ro de la *enealo*ía de Ya)os)4a el 6esías, *i"o de Da%id, )i-o de %'ra)am” ,Mateo 6%6-. )í, el reino de <avid, y el de sus descendientes, era el 6eino de Elo-i", cuya capital estaba localizada en la amada BerusalC" ,6 @r(nicas B;%C-. "sa dinastía suspendida desde C;? *@ será reanudada con ahosh!a el Mesías, el hi$o de <avid. "fectivamente, ahosh!a restaurará el reino de su ancestro <avid cuando regrese en gloria desde el cielo ,Lucas 6D%66,6BG <aniel A%69,68% Mateo BC%96,98G Fechos 6%9,?,A-. 7ambién ahosh!a admite que +erusalém es la ciudad escogida y amada del gran rey del Keino de "lohim ,Mateo C%99:9C-. )í, ahosh!a llama a +erusalém% La ciudad del gran rey. esto va en

concordancia con los dicho por +eremías en el capítulo 9 y verso 6A de su libro% “...llamar/n a >erusal#m$ !rono de <7?7...”. "ste hecho profético, de una +erusalém como el centro del mundo de ma3ana, es significativo. Foy las naciones árabes quieren retomar +erusalém, desde que esta ciudad pas( a manos de La @asa de +udá en Mayo de 6D8;. <espués de dos milenios de destierro y diáspora del pueblo $udío, éstos han recuperado su territorio de la promesa. en +unio de 6D?A, en la guerra de los seis días, la amada ciudad capital de <avid, +erusalém, es reconquistada. "sto vino como cumplimiento de la profecía de ahosh!a dada en Lucas B6%B8, que dice% “...y ser/n llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalém ser/ )ollada (or los *entiles, )asta que los tiem(os de los *entiles se cum(lan”. )í, las naciones e2tran$eras ,romanos, árabes, turcos, e ingleses-, pisotearon +erusalém durante el destierro los $udíos, hasta que en la segunda mitad del siglo QQ esta amada ciudad pas( a manos de ellos. Los Pueblos ser)n 6egidos con Vara de Dierro% @uando "l Mesías y su iglesia comiencen a gobernar este mundo, lo harán con mano firme y con autoridad de "lohim . )í, Las )agradas "scrituras hablan que el Mesías regirá con vara de hierro, y esto supone que no será un gobierno débil o defectuoso . <ice *pocalipsis 6B%C% “Y ella dio a lu3 a un )i-o varón que re*ir/ con %ara de *ierro a !odas las naciones@@@1 Muchos pueblos de la tierra han sido tratados duramente por sus gobernantes impíos y ateos, los cuales no han logrado durar o ganarse el afecto permanente de sus simpatizantes. es que ellos mismos no han tenido la sa'iduría que viene de lo alto para corregir los males de la sociedad humana. Muchos han gobernado a espaldas de "lohim, y s(lo han buscado su beneficio econ(mico y de los que los rodean y adulan. No obstante, el gobierno del Mesías y de sus discípulos, transformada en divina, y llena del "spíritu )anto, sabrá solucionar los males más comunes de la sociedad humana, como son los crímenes, las in$usticias, las e2plotaciones, las miserias, los vicios, las enfermedades, la poluci(n, el hambre, las plagas, etc. "stas son buenas noticias en verdad. "ntonces se cumplirá la profecía de B 4edro 9%69,68 que dice% “,osotros es(eramos se*4n sus (romesas, nuevos cielos y nue%a !ierra donde mora la "us!icia1. )í, &una nueva tierra de $usticia' ,no “el cielo”- es nuestra esperanza, pues ahosh!a mismo lo di$o% /Los mansos *eredarán la !ierra' ,Mateo C%C-.

La Tierra Ser) un Paraíso% "lohim cre( a la primera pare$a humana y la puso en un $ardín hermoso, o también llamado parque, o &(araíso edénico'. *dán y "va podrían disfrutar de los frutos de los árboles y de los productos de la tierra sin tener que sufrir para ganárselos. La maldici(n no era algo conocido para ellos, sino las bendiciones del @reador. )í, la tierra será un verdadero paraíso de "lohim, pues dice Psaías C6%9% “!iertamente consolar/ Y+I+ a &ión; consolar/ todas sus soledades, y cam'iar/ su desierto en araíso, y su soledad en *uer!o de Y+I+; se )allar/ en ella ale*ría y *o3o, ala'an3a y voces de canto”. )in duda "lohim prepar( todo para los humanos, dándoles aire puro, animales d(ciles, frutos sanos y sin plagas, agua pura y sin la contaminaci(n por los desechos químicos o bacteriol(gicos, una tierra fértil, etc. lo más importante a!n es que ellos no fueron creados para morir, sino para vivir eternamente. )u desgracia se origin( por su desobediencia y rebeli(n hacia "lohim y sus leyes. La salud, la paz, la felicidad, y la longevidad serán restauradas, y los animales no serán violentos ni amenazadores. Los e$ércitos del mundo habrán desaparecido de la faz de la tierra, así como los idiomas, las fronteras, las clases sociales, la pobreza, las enfermedades, las plagas, las contaminaciones, los vicios, la deforestaci(n, los desiertos, las sequías, la e2plotaci(n, los desamparados, los co$os, los ciegos, los mancos, los paralíticos, los que sufren de enfermedades mentales, los ena$enados, los retardados, los atormentados, los angustiados, los resentidos, etc. "n el )almo 66C%6? leemos algo que es muy significativo e iluminador% &7os cielos son los cielos de Y+I+; 2 *a dado la !ierra a los *i"os de los *om'res'. *quí hay un plan de "lohim. Los cielos son para "lohim, y la tierra para los hombres. "l prop(sito de "lohim es que la tierra sea habitada por los hombres que el cre( ,Psaías 8C%6B-. 4ero también es cierto que "lohim se opone firmemente a los hombres que están destruyendo su creaci(n, a través de la falsa ciencia, que ha originado la contaminaci(n del agua, aire, alimentos, etc ,*pocalipsis 66%6;-. @n +i5ino >Eue5o Orden Mundial: con ?ente 6ecta% "n el )almo 9A encontramos hermosos versículos que nos hablan de una tierra &nueva' en donde las cosas malas del pasado habrán desaparecido por completo. #eamos algunos pasa$es% #erso D% &0orque los mali*nos ser/n destruidos, (ero los que es(eran en Y+I+, ellos *eredarán la !ierra1.

#erso 66% &0ero los mansos *eredarán la !ierra , y se recrear/n con a'undancia de a0'. #erso BB% &0orque los 'enditos de él *eredarán la !ierra; y los malditos de él ser/n destruidos”. #erso BD% &Los $ustos *eredarán la !ierra, y %i%irán ara siem re so're ella'. "l hi$o del rey <avid, )alom(n, di$o% 4roverbios B%B6% “0orque los rectos )a'itar/n la tierra, y los er&ec!os ermanecerán en ella”. 4roverbios 6E%9E% &El "us!o no será remo%ido "amás G pero

los impíos no habitarán la tierra'.
Notemos que el sabio )alom(n afirma que los rectos, $ustos y perfectos *a'i!arán la !ierra, y no serán removidos de ella. "sto es muy interesante, dado que la teología tradicional ha ense3ado lo contrario, diciendo que los hombres $ustos y rectos serán removidos de la tierra al cielo para vivir como angelitos alados, y tocando un arpa celestial. 4ero, .quiénes son los perfectos/ Las )agradas "scrituras responde a esta pregunta muy directamente. "n una ocasi(n ahosh!a les di$o a sus discípulos% “&ed, (ues, vosotros er&ec!os, como vuestro 0adre que est/ en los cielos es (er.ecto” ,Mateo C%8;-. *un ahosh!a el Mesías, el Fi$o de "lohim, hará de la tierra su habitaci(n, pues él mismo es el más grande $usto de todos los tiempos. <icen Las )agradas "scrituras que ahosh!a era un hombre $usto en Mateo BA%6D,B8G Lucas B9%8AG Fechos A%CBG BB%68. 7ambién se afirma que los creyentes fieles son $ustos, y en consecuencia, son ellos los que heredarán la nueva tierra de $usticia en el reino del Mesías ,Komanos 9%B?G C%6D-. El 6eino de Elo-i" es =)sica"ente 7ara los +es7oseídos del Mundo% "s l(gico suponer que los ricos no se interesen por un mundo de $usticia y de prosperidad para todos, ya que ellos tienen todo lo que algunos quisieran tener ahora. "llos no tienen mayor necesidad material o espiritual, pues se creen los amos y se3ores del mundo. <ice )antiago B%C que “5lo)im esco*ió a los o'res de es!e mundo (ara que sean ricos en .e, y *erederos del reino que )a (rometido a los que le aman”. 7ambién encontramos la sentencia de ahosh!a el Mesías para los ricos de este mundo% “G!u/n di&ícilmen!e entrar/n al Reino de Elo*im los que tienen

ri(ue0asH” ,Lucas 6;%B8-. <e modo que aquí tenemos que el reino o gobierno del Mesías, en la era venidera, estará compuesto mayormente por personas que hoy no tienen casi nada, y que no han recibido, probablemente, una educaci(n formal en un colegio, o en alguna universidad. Kecordemos que los discípulos del Mesías estaban constituidos por gente iletrada, o del vulgo, pero que aceptaron la esperanza del reino o gobierno del Mesías como un ni3o acepta una promesa o un regalo. <ice ahosh!a% “;e cierto os di*o, que el que no reci'e el Reino de Elo*im como un ni=o, no en!rará en él.” ,Lucas 6;%6A-. Foy las naciones ricas e2plotan a las pobres otorgándoles préstamos que se les hacen imposibles de pagar. Hstas s(lo pueden pagar parte de los intereses, que de hecho ya son altos. Los gobernantes no tienen la posibilidad de lograr el contentamiento de sus gobernados, pues tienen que destinar la mayor parte de sus ingresos al pago de la deuda e2terna. )iempre habrá inconformidad e insatisfacci(n dentro de cualquier naci(n del mundo donde pesa la deuda e2terna. @n MensaFe Poco Po7ular% "l mensa$e del Mesías sobre un reino en la tierra, con un rey que viene del cielo para regir el mundo desde +erusalém, no es creído tan fácilmente. es que después de haberse ense3ado por siglos una doctrina totalmente distinta, y fuera de este mundo, a las personas se les hace difícil aceptar una doctrina que concentra las esperanzas mesiánicas en la tierra. 4ara esas personas, nuestra propuesta mesiánica sabe a &$udaísmo' y no a &cristianismo ortodo2o'. 4ero los tales se olvidan que el Mesías era un +udío, e igualmente todos sus ap(stoles. La primera iglesia en +erusalém era $udía, y aun las "scrituras Febreas que se usaban y se usan a!n hoy son precisamente eso:::Febreas. Pncluso Los "scritos Mesiánicos ,N.7.- fueron escritos mayormente por Febreos. La Sal5aciAn Viene de los Budíos% )í, los &antisemitas cristianos' debieran recordar lo dicho por el mismísimo ahosh!a, su )e3or y Maestro% “Fosotros ador/is lo que no sa'éis; nosotros adoramos lo que sa'emos; or(ue la sal%ación %iene de los "udíos ” ,+uan 8%BB-. "sta es una crucial declaraci(n de nuestro )e3or ahosh!a el Mesías que ha sido ignorada por muchos. *lgunos cristianos, por muchísimos siglos, han mantenido una posici(n antisemita, o anti$udía, persiguiendo y

matando a miles de +udíos en "uropa y cerrando los o$os ante la barbarie Nazi de la )egunda Nuerra Mundial. *lgunos ahora piden perd(n por su ignorancia pasada contra los $udíos, aunque en la práctica no llegan a entender que al pueblo Febreo "lohim le ha prometido la tierra santa, y no a los árabes ,Nénesis 6B%9, 69%6CG6C%6;G B6%6E-. "stos a través de sus representantes, están impulsado hacer de +erusalém una ciudad dividida o internacionali3ada para que sea gobernada por árabes y $udíos por igual, ignorando así las 4alabras de "lohim sobre el asunto. "n Komanos 66%6,B el Febreo 4ablo afirma que "lohim no ha rechazado a su pueblo al cual conoci( primero. "stas son sus palabras% “;i*o, (ues: D)a desec)ado 5lo)im a su (ue'loE En nin-una manera. 0orque tam'ién yo soy israelita, de la descendencia de %'ra)am, de la tri'u de Jen-amín. ,o a desec)ado 5lo)im a su (ue'lo, al cual desde antes conoció...” *demás, él mismo afirm(% “Bue son israelitas, de los cuales son 8no /eran19 la ado(ción, la *loria, el (acto, la (romul*ación de la ley, el culto y las romesas” ,Komanos D%8-. 4or otro lado, 4ablo sostiene que el actual estado de incredulidad hacia el Mesías de los $udíos tiene como fin el ingreso de los no $udíos al pueblo de "lohim. Los que desecharon a ahosh!a son reemplazados por gentiles o no $udíos, y de ese modo el pueblo de "lohim es un pueblo mi2to de creyentes que han aceptado el evangelio salvador del Mesías. No obstante, el ap(stol 4ablo sigue afirmando que el ár'ol de oli%o$ que representa al pueblo Febreo, y su rica sa%ia, que representa los pactos y promesas de "lohim, &nutren' a los gentiles y no al revés ,Komanos 66%6A:BC-. Las promesas hebreas serán también compartidas por los creyentes que no son $udíos, porque han creído en el Mesías y en su >uena Noticia ,"vangelio- del Keino. Leer también "fesios B%66: 6D para hallar más luz sobre este tema profundo. o espero que el
"spíritu )anto pueda guiar al lector de este estudio para que comprenda el plan de "lohim.

)i, el pueblo Febreo o llamado también +udío o israelita, tiene una preferencia o predilecci(n de parte de "lohim. 4ablo vuelve a decir% “%sí que en cuanto al evan*elio, son enemi*os a causa de vosotros; (ero en cuanto a la elección, son amados or causa de los adres” ,Komanos 66%B;-. .Juiénes son los padres/ La respuesta es que son los patriarcas *braham, Psaac y +acob, y también <avid. * *braham, "lohim le di$o que él sería bendici(n para toda la humanidad ,Nénesis 6B%6-:::.@(mo/ * través de su simiente o descendencia. )í, *braham procrearía un hi$o, el cual, a

su vez, procrearía a otro hasta llegar a ahosh!a el Mesías, el hi$o de la promesa final. * *braham "lohim le promete, además, darle una tierra, la cual sería la sede de su reino::: el reino milenario de Elo*im ,Nénesis 69%6CG6C%6;G 6 @r(nicas B;%C-. )í, "lohim le di$o a *braham que tendría un hi$o especial que sería para la 'endición del mundo entero. "ste hi$o sería un gobernante o soberano mundial que traería la $usticia y la paz nunca antes vistas por hombre alguno. "s por eso que Mateo comienza su evangelio diciendo que el Mesías es hi$o de *braham e hi$o de <avid, pues de ambos desciende. N(tese que desciende de un rey:::5<avid0 "so quiere decir que el Mesías es de lina$e real, un hombre noble, un príncipe heredero del trono de <avid, por ahora suspendido. *sí como +ordania tiene un rey o una monarquía real, así también lo tendrá Psrael cuando regrese del cielo el heredero del trono de <avid, el Maestro ahosh!a el Mesías ,Léase Mateo BC%96,98-. )i, Psrael será nuevamente un estado monárquico con "l Mesías a la cabeza de su reino restaurado.
@sted Puede ser @n DiFo de Abra-a"% )i usted se hace $udío espiritual por medio de convertirse en un )i-o ado(tivo de %'ra)am por la fe en ahosh!a el Mesías, usted será un protagonista en el gobierno mundial y milenario del Mesías. "ste es su potencial como un hi$o de "lohim y el prop(sito de su vida en el Mesías. <ice 4ablo en Nálatas 9%6?,BD% “%)ora 'ien, a %'ra)am .ueron )ec)as las (romesas, 2 a su simien!e. ,o dice: Y a las simientes como si )a'lase de muc)os, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es El )esías . Y si vosotros sois del 6esías, ciertamente lina-e de %'ra)am sois, y *erederos se*4n la (romesa”. también 4ablo dice% “&a'ed, (or tanto, que los que son de .e, éstos son *i"os de A'ra*am. ;e modo que los de la .e son 'endecidos con el creyente %'ra)am” ,Nálatas 9%A,D-. )í, usted puede ser un hi$o de *braham, y ser bendecido con él de las promesas de "lohim. Kecuerde que "lohim le prometi( a *braham lo siguiente% “0orque !oda la !ierra que ves, la daré a ti y a !u descendencia (ara siem(re” 8<énesis 1$:159. como ya vimos en Nálatas 9%6?,BD, la descendencia principal y singular es "l Mesías . 4or tanto *braham y "l Mesías heredarán el mundo. 7ambién dice 4ablo de ahosh!a% “0orque no (or la ley .ue dada a %'ra)am o a su descendencia la (romesa de que sería *eredero del mundo, sino (or la -usticia de la .e” ,Komanos 8%69-. No obstante, si usted es un discípulo del Mesías, y cree en el mensa$e del "vangelio del Keino, usted es constituido inmediatamente en otro *i"o de A'ra*am, y también en *i"o de Elo*im y con iguales derechos que el Mesías para heredar las promesas de la *erencia del mundo. <ice 4ablo al respecto% “Y si *i"os, tam'ién *erederos; )erederos de 5lo)im y co*erederos con 5l 6esías , si es que (adecemos -untamente con él, (ara que -untamente con él seamos -lori&icados” ,#.K.#6D?E- ,Kom ;%6A-.

)i amigos, ni ahosh!a, ni nosotros, viviremos en el cielo con ahosh!a. Lo que Las )agradas "scrituras en verdad ense3an es que viviremos en esta tierra hecha nueva, con "l Mesías y los salvos, es decir% Los que han creído en el Mesías y en su "vangelio ,R >uena Noticia- del Keino, y han hecho de éstos, el ob$eto o la raz(n de su e2istencia. "l Mesías y su iglesia están llamados a regir el venidero mundo de $usticia, cuando se reinaugure el gobierno o Keino de "lohim en la tierra, al regreso del Mesías a la tierra con gloria y poder desde los cielos. "ste es el destino final de los elegidos de "lohim:::5No una estada eterna en el cielo0. El !ielo no Gue la Pro"esa del Mesías% "n +uan capítulo 69, y verso 99, ahosh!a fue claro al decirles a sus discípulos% “+i-itos, a4n estaré con vosotros un (oco. 6e 'uscaréis; (ero como di-e a los -udíos, así os di*o a vosotros a)ora: % donde 2o %o2, vosotros no od#is ir”. 5)orprendente0 ahosh!a fue claro al decirnos que nosotros no podemos ir al cielo donde él regresaba. "ntonces, si no podemos ir al cielo% .d(nde iremos o estaremos con ahosh!a/ La respuesta la da ahosh!a en el siguiente capítulo ,el 68- y verso 9% “Y si me .uere y os (re(arare lu*ar, vendré otra ve3, y os tomaré a mi mismo, (ara que donde <O ESTO<, ustedes tam'ién estéis”. N(tese que ahosh!a es claro al decir que nosotros estaremos en el mismo lugar donde él está cuando (ronuncia la (romesa. *hora bien, ahosh!a no estaba en el cielo, sino en la tierra prometida. <e modo que la frase% &para que <RN<" R ")7R ' no es el cielo, sino la tierra. es en la tierra prometida donde él va a estar con nosotros:::5no en el cielo0 Muchos creyentes no se han puesto a meditar seriamente en lo dicho por ahosh!a en +uan 68%9. *demás, ahosh!a va al cielo para prepararnos un lugar .qué lugar es ése/.)e contradice "l Mesías / <e ning!n modo0 *hora regresemos a los vers. 6 y B de +uan 68, para adquirir más luz y entendimiento del lu*ar que ahosh!a nos está preparando en el cielo. <icen los versículos 6 y B así% “,o se tur'e vuestro cora3ón; creed en 5lo)im, creed en mí. 5n la casa de mi 4adre muc)as moradas )ay; si así no .uera, yo os lo )u'iera dic)o; voy, (ues, a (re(arar lu-ar (ara vosotros”. Las )agradas "scrituras no se contradicen, y menos "l Mesías . <e modo que tenemos que armonizar las "scrituras escudri3ando cada palabra del te2to. "n primer término, ahosh!a dice que él estaba por regresar al cielo en donde se halla algo. "se algo es% K7a

casa de su 0adreL. )í, ahosh!a regres( a la casa de )u 4adre que está localizada en el cielo. @omo toda casa o mansi(n, ésta tiene necesariamente a(osentos o )a'itaciones para los hi$os del 4adre, y los invitados. Rbviamente, "lohim, como 4adre de familia, tiene su propia habitaci(n, y también un gran sal(n donde tiene su trono. *hora bien, esto parece increíble, pero recordemos que ahosh!a mismo di$o que el !em lo de >erusal#m, al cual se le había convertido en un mercado de ladrones, era la casa de su 4adre. Lea por favor lea +uan B%6?. *quí ahosh!a dice, al momento que e2pulsaba a los mercaderes del templo% “...y no )a*/is de la casa de mi 4adre casa de mercado1. *hora note que al templo de +erusalém, ahosh!a lo llama% /la casa de mi 4adre1. )í, el templo de +erusalém era la casa de "lohim el 4adre. 5)orprendente0 =n "lohim con su propia casa en la tierra. Los Psraelitas adoraban al 4adre en ese templo, aunque no tenían acceso al santísimo, donde moraba él por medio de su "spíritu. )(lo el )umo )acerdote tenía acceso a él, no el pueblo. @on ese templo, los Psraelitas sentían la presencia de "lohim en sus vidas, y lo &veían' cerca de ellos. 4ero en +uan 68%B, ahosh!a habla de que en el cielo hay otra casa de "lohim 4adre. "sa casa tiene moradas, así como el templo Psraelita las tenía. *demás, esa casa celestial tiene las características del templo en +erusalém de los tiempos de ahosh!a, con lugares sagrados, y aposentos para los diferentes servidores. *!n ese templo o casa celestial tiene un lugar llamado el )antísimo, donde mora "lohim. "sta verdad de un templo, casa o edificio celestial se de$a ver en Febreos D%B8. 4ablo dice% “0orque no entró 5l 6esías en el santuario )ec)o de mano AIBURA DEL CERDADERO, sino al cielo mismo (ara (resentarse a)ora (or nosotros a 5lo)im” . N(tese que en el cielo hay un santuario #"K<*<"KR, el cual tuvo uno peque3o ,como .i*ura- en la tierra de Psrael. *sí como el )umo )acerdote entraba en el santuario terrenal para ofrecer sacrificios por los pecados de los israelitasG así "l Mesías , como )umo )acerdote, se ofreci( a si mismo por los pecados del mundo, y tiene todo el derecho de estar ante la presencia de )u 4adre "lohim, y de abrirnos el paso a nosotros hacia el trono de la gracia igualmente. *hora somos parte de la familia de "lohim como hi$os suyos, y con el derecho de estar frente a él y de morar en su casa o santuario verdadero, el cual es más amplio. <ice 4ablo en Febreos D%66% “5stando ya (resente 5l 6esías , sumo sacerdote de

los 'ienes venideros, or el más am lio 2 más er&ec!o !a'ernáculo, no )ec)o de manos, es decir, no de esta creación” . El Santuario =aFar) a la Tierra% Fe aquí el punto crucial% Nosotros no iremos al cielo para entrar al santuario o tabernáculo verdadero, .4or qué/ 54orque éste ba$ará a la tierra, y "lohim estará con los hombres0 "sta es una verdad ignorada por las iglesias tradicionales que han vivido a espaldas de las "scrituras )agradas. #eamos algunos te2tos% “Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalém, descender del cielo de 5lo)im, dis(uesta como una es(osa ataviada (ara su marido. Y oí una vo3 del cielo que decía: +e aquí el !a'ernáculo de Elo*im con los *om'res$ 2 #l morará con ellos; y ellos ser/n su (ue'lo, y Elo*im mismo es!ará con ellos como su Elo*im1. *poc. B6%9 N(tese que se habla de que este tabernáculo está estrechamente relacionado con una ciudad celestial ,.la casa del 4adre/-, y que desciende a la tierra para que "lohim more con los hombres. 4or eso, no es de e2tra3ar que *braham, el padre de la fe, esperara por esta ciudad o tabernáculo de "lohim para que "lohim reine entre los hombres finalmente. <ice 4ablo de *braham, nuestro padre de la fe, lo siguiente% “0or la .e %'ra)am, siendo llamado, o'edeció (ara salir al lu*ar que )a'ía de reci'ir como )erencia; y salió sin sa'er a dónde i'a. 0or la .e )a'itó como e:tran-ero en la tierra (rometida, morando en tiendas con Msaac y Jaco', co)erederos de la misma (romesa; or(ue es era'a la ciudad (ue !iene &undamen!os$ cu2o ar(ui!ec!o 2 cons!ruc!or es Elo*im” ,Febreos 66%;:6E-. 4or eso 4ablo pudo decir con confianza% “0orque no tenemos aquí ciudad (ermanente, sino (ue 'uscamos la or%enir” ,Febreos 69%68-. "s claro, entonces, que hay un futuro promisorio para nuestro planeta, cuando "lohim y sus ángeles ,los verdaderos e2traterrenosradiquen en nuestro mundo para transformar el orden de cosas presente que es diab(lico. @ontrario a lo predicado por las religiones de hoy, ahosh!a sí volverá a pisar este mismo planeta para transformarlo. Kecordemos la promesa de los dos ángeles, cuando ahosh!a ascendía al cielo% “...varones *alileos, D(orqué est/is mirando al cieloE este mismo Ya)os)4a, que )a sido tomado de vosotros al cielo, así vendr/ como lo )a'éis visto r al cielo” ,Fechos 6%66-.

4or eso 4ablo el "misario pudo decirle a 7ito con verdad sobre este e2traordinario suceso% “%*uardando la es eran0a 'iena%en!urada y la de nuestro *ran 5lo)im y salvador Ya)os)4a el 6esías” ,7ito B%69-. 7ambién le di$o a 7imoteo : “0a'lo, a(óstol de Ya)os)4a el 6esías (or mandato de 5lo)im nuestro &alvador, y del 6aestro Ya)os)4a el 6esías nues!ra es eran0a” ,6 7imoteo 6.6-. 7ambién 4ablo e2pres( confiadamente lo siguiente al $oven 7imoteo% “1e encare3co delante de 5lo)im y del 6aestro Ya)os)4a el 6esías, que -u3*ar/ a los vivos y a los muertos en su mani.estación y en su reino...0orque yo ya estoy (ara ser sacri.icado, y el tiem(o de mi (artida est/ cercano. +e (eleado la 'uena 'atalla, )e *uardado la carrera, )e *uardado la .e. 0or lo dem/s, me est/ *uardada la corona de -usticia, el cual me dar/ Y+I+, -ue3 -usto, en aquel día; y no sólo a mí, sino tam'ién a todos los que aman su %enida” ,B 7imoteo 8%6,?:;-. El SigniGicado de La ?loria% )him(n Sefá ,4edro- di$o% “6as el 5lo)im de toda *racia, que nos llamó a su -loria e!erna en Ya)os)4a el 6esías, des(ués de que )ay/is (adecido un (oco de tiem(o, él mismo os (er.eccione, a.irme, .ortale3ca, y esta'le3ca” ,6 4edro C%6E-. )haul ,4ablo- también dice lo mismo cuando escribi(% & Y os encar*/'amos que anduvieseis como es di*no de 5lo)im, que os llamó a su reino 2 -loria” ,6 7esalonicenses B%6B-. "n otros pasa$es, la palabra &reino' es intercambiable con la palabra &gloria', como se puede descubrir comparando Mateo BE%B6 y Marcos 6E%9A. Mateo BE%B6 dice% &Nl le di-o: DBué quieresE 5lla le di-o: Ordena que en !u reino se sienten estos dos )i-os míos, el uno a tu derec)a, y el otro a tu i3quierda'. Marcos 6E%9A dice% “5llos le di-eron; !oncédenos que en !u -loria nos sentemos el uno a tu derec)a, y el otro a tu i3quierda '. "ntonces la gloria 7ro"etida a los creyentes Gieles no es otra cosa Hue 7artici7ar co"o 7rotagonistas en el reino del Mesías. "sta glorificaci(n no puede suceder antes de que aparezca el Mesías en el mundo por segunda vez, pues dice 4edro% “Y cuando a(are3ca el 0rínci(e de los (astores, vosotros reci'iréis la corona incorru(ti'le de -loria”. también 4ablo dice% “0ues ten*o (or cierto que las a.licciones del tiem(o (resente no son

com(ara'les con la -loria %enidera que en nosotros )a de mani.estarse” ,Komanos ;%6;-. <e modo que )haul ,4ablo- y )him(n Sefá ,4edro-, dos grandes "misarios ,o ap(stoles- del Maestro, esperaban su gloria futura cuando "l Mesías apareciese en el mundo a resucitarlos en el día final del mundo. La In"ortalidad de los !reyentes% No hay gloria sin inmortalidad, ni inmortalidad sin gloria. 4ablo establece muy claramente esta verdad al decir% “5l cual (a*ar/ a cada uno con.orme a sus o'ras: vida eterna a los que, (erseverando en 'ien )acer 'uscan -loria, y )onra, e inmor!alidad” ,Komanos B%?,A-. Notemos que si la gloria es a!n futura, también lo es la inmortalidad. "sto significaría que ning!n hombre tiene un alma inmortal inherentemente en él. si esta conclusi(n es razonable, entonces ning!n difunto parte al cielo, o al infierno, o en el me$or de los casos, al purgatorio, a través de sus supuestas &almas inmortales'. N(tese que 4ablo dice que estamos en la b!squeda de la inmortalidad, lo cual claramente implica que no la tenemos ahora. *demás, ya hemos visto que la vida eterna se recibirá cuando "l Mesías regrese por se*unda ve3, y no antes. ;ice Ya)os)4a al res(ecto: “!uando el +i-o del +om're ven*a en su *loria, y todos los santos /n*eles con él, entonces se sentar/ en su trono de *loria...e ir/n éstos 8“las ca'ras”9 al casti*o eterno, 2 los "us!os a la %ida e!erna” ,Mateo BC% 96,9B, 8?-. )i los $ustos difuntos están ahora en el cielo como &almas inmortales', .qué sentido tendría que estos difuntos reciban la vida eterna si ya la tienen al momento de &ascender al cielo' en ocasi(n de sus muertes/ La Eaturale*a +i5ina% <ice 4edro sobre nuestra futura naturaleza divina, así% “!omo todas las cosas que (ertenecen a la vida y a la (iedad...nos )a dado (reciosas y *randísimas (romesas, (ara que (or ellas lle*aseis a ser ar!ici an!es de la na!urale0a di%ina ...(orque de esta manera os será o!or-ada am lia 2 -enerosa en!rada en el reino e!erno de nuestro se@or y salvador Ya)os)4a el 6esías' , B 4edro 6% 9,8,C,?,66-. N(tese que entrar al reino venidero es adquirir la naturaleza divina, lo que también significa% Pnmortalidad. es que los

mortales no pueden entrar al reino, pues tienen que adquirir la naturaleza divina en la resurrecci(n:::5no en la muerte0 ,ver 6 @orintios 6C% C9-. La Sal5aciAn Venidera y inal% La mayoría de cristianos supone que ya son salvos desde su conversi(n, ignorando que a!n queda una !ltima y final salvaci(n cuando "l Mesías vuelva a la tierra. <ice 4ablo en Febreos D%B;% “%sí tam'ién 5l 6esías .ue o.recido una sola ve3 (ara llevar los (ecados de muc)os; y a(arecer/ (or se*unda ve3, sin relación con el (ecado, ara sal%ar a los (ue le es eran ”. <e igual parecer es 4edro, cuando dice en 6 4edro 6%C% “Bue sois *uardados (or el (oder de 5lo)im mediante la .e, (ara alcan3ar la sal%ación (ue es!á re arada ara ser mani&es!ada en el !iem o os!rero1 . 4ero, .qué significa esa salvaci(n del tiempo postrero/ La respuesta se de$a encontrar en el diálogo del $oven rico con ahosh!a en Mateo 6D%6?,B9,BC, donde se lee% “5ntonces, vino uno y le di-o: 6aestro 'ueno, Dqué 'ien )aré (ara tener la %ida e!ernaE...Ya)os)4a le di-o: &i quieres ser (er.ecto, anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los (o'res...oyendo el -oven esta (ala'ra, se .ue triste, (orque tenía muc)as (osesiones. 5ntonces Ya)os)4a di-o a sus discí(ulos: ;e cierto os di*o que di.ícilmente entrar/ un rico en el reino de los cielos... sus discí(ulos oyendo esto, se asom'raron de *ran manera, diciendo: Dquién, (ues, (odr/ ser sal%oE”. N(tese lo interesante de este diálogo. *quí hay tres puntos importantes, que son% &vida eterna', &reino de los cielos', y &salvo'. "s decir, que la salvaci(n no es otra cosa que D!ener la %ida e!erna en el Reino de Elo*imE. otro te2to que relaciona la salvaci(n con el reino venidero es *pocalipsis 6B%6E, que dice% “5ntonces oí una *ran vo3 en el cielo que decía: %)ora )a venido la sal%ación, el oder$ 2 el reino de nues!ro Elo*im”. "stas evidencias bíblicas son más que suficientes para demostrarnos que la salvaci(n es participar en el reino de nuestro "lohim. =n reino que “no es de este mundo” ,+uan 6;%9?-, sino del “venidero” ,Lucas 6;%BD,9E-. La Es7eran*a de BosC de Ari"atea%

Fablemos ahora de +osé de *rimatea. .Jué importancia tiene este hombre que sepult( a ahosh!a/ <ice el te2to de Marcos 6C%89 lo siguiente% “José de %rimatea, miem'ro no'le del concilio, que !am'i#n es era'a el Reino de Elo*im , vino y entró osadamente a 0ilato, y (idió el cuer(o de Ya)os)4a”. Matitiahu FaLeví ,Mateo el levita- dice de +osé de *rimatea, así en ,Mateo BA%CA-% “!uando lle*ó la noc)e, vino un )om're rico de %rimatea, ciudad de Judea, que tam'ién )a'ía sido discí ulo de <a*os*Fa...”. Lucas habla de +osé de *rimatea, así en ,Lucas B9%CE-% “+a'ía un varón llamado José, de %rimatea, ciudad de Judea, el cual era miem'ro del concilio, %arón 'ueno 2 "us!o'. *quí vemos lo que esperaba un discípulo de ahosh!a% 5"l Keino de "lohim0 n(tese que dice que él & tam'ién es(era'a el Ceino de 5lo)im' , lo que quiere decir que él no era el !nico discípulo que crey( y esper( el Keino de "lohim. "sta es la prueba de lo que un verdadero creyente fiel esper( en el primer siglo de la "ra @om!n% 5"l Keino de "lohim0 Satan)s y el E5angelio del 6eino% @omo es de esperarse, el diablo no está nada contento con las buenas noticias del Keino de "lohim. la raz(n es que el Keino de "lohim es el fin del reino del diablo en este mundo malo. La táctica del diablo es obscurecer la mente y la raz(n del potencial creyente, para que no le brille la luz del evangelio. <ice así 4ablo% “5n los cuales el 5lo)im de este si*lo ce-ó el en!endimien!o de los incr#dulos, (ara que no les res(lande3ca la lu3 del e%an-elio de la *loria del 6esías, el cual es la ima*en de 5lo)im” ,B @orintios 8%8-. el mismísimo )e3or ahosh!a el Mesías también di$o al respecto% “Y los de -unto al camino son los que oyen, y lue*o viene el dia'lo 2 (ui!a de su cora0ón la ala'ra$ ara (ue no crean 2 se sal%en” ,Lucas ;%6B-. @omo di$imos antes, a muchas personas incrédulas les parece que el "vangelio del Keino es una completa locura, o una fantasía de mentes hiperactivas. 4ero esas personas no se dan cuenta de que ellas están cegadas por una fuerza mayor y más sutil llamada el diablo o )atanás. )in duda alguna, aquellas personas que tercamente rechazan el "vangelio del Keino de la gloria del Mesías, están poniendo seriamente en $uego su salvaci(n eterna. )u destino será la perdici(n eterna $unto con el diablo y sus demonios.

Los que aman la verdad del Mesías deben cerciorarse si en verdad Las )agradas "scrituras ense3an “una (artida de nuestras almas inmortales al cielo cuando morimos”. 7ener esperanzas que no se encuentran en Las )agradas "scrituras pueden traernos trágicas consecuencias en nuestras vidas futuras. @ualquiera que ense3a otro evangelio diferente de aquel ense3ado por ahosh!a está desviando de la luz a los hombres. TTTTTTTTTTT.
Edición mesiánica: Yanco Alexis Coronado 5768 yancoalexis@gmail.com