You are on page 1of 4

ANEXO 4: SISTEMAS DE INDIVIDUALIZACIÓN DE EJEMPLARES

Análisis genéti ! La identificación de individuos mediante el análisis genético es una de las técnicas de monitorización no invasivas mas utilizadas. Para utilizar este método se recoge material genético en el campo siguiendo un meticuloso protocolo para evitar posibles contaminaciones. Para la recolección de las muestras se utilizan guantes, mascarillas y pinzas estériles desechables. Los pelos se introducen en sobres de papel, mientras que de los excrementos se conservan unos tres gramos en tubos de plástico estériles que contienen silicagel. stos análisis se comenzaron a realizar por parte del profesor !aberlet responsable del equipo de "enética de Poblaciones y #iversidad del Laboratorio de colog$a %lpina de la &niversidad de 'oseph (ourier. l primer oso en ser identificado mediante análisis genético fue Papillon en )**+. "racias al tama,o inusualmente grande de sus huellas se pudo certificar que se trataba de ese e-emplar, antes incluso de poder ser genotipado. n )**. el mismo equipo de la universidad de L /% describió 0 microsatélites a partir de los cuales se pudieron identificar 1 23 machos y una hembra4 de los 5 e-emplares que se sab$a que compon$an la población en ese momento. Lo cual teniendo en cuenta la poca viabilidad genética de la población constituyeron unos buenos resultados. Extracción de ADN a partir de heces &na vez en el laboratorio las heces se deshidratan en un horno para mas tarde poder extraer el %#6 de las células epiteliales que se desprenden y que quedan adheridas al excremento al pasar por el intestino. Para la extracción con las heces se siguió el método de la s$lica propuesto por 7oom et al. 2)**84. &na vez extra$dos los microsatelites del %#6 se amplifican mediante una reacción denominada P/9, lo que permite estudiar este tipo de muestras con poco %#6 analizable. !ras realizar ese proceso se buscan particularidades en los microsatelites propias de cada e-emplar. Extracción de ADN a partir de pelos Para extraer %#6 de una muestra de pelo es recomendable que la muestra sea reciente y que el fol$culo capilar a:n este intacto en el pelo para obtener los me-ores resultados de extracción. 6ormalmente estos pelos se recogen en troncos contra los que se frotan los animales o en alambres de espino. Pero también se pueden utilizar ;estaciones de olor< que consisten en mallas desflecadas embebidas de trementina y clavadas en pinos, abetos y que-igos. La trementina atrae al oso, se rasca en ella y de-a pelos que se utilizaran en posteriores análisis. Los sobres con su contenido se conservan a temperatura ambiente y después se extrae el %#6 de las células epiteliales que quedan adheridas a la ra$z del pelo. xisten varios métodos para realizar este proceso bien con resina /helex descrito por =alsh et al. 2)**)4 o siguiendo el método tradicional de fenol>clororformo 2?ambroo@ et al., )*0*4.

Me"i i#n "e $%ell&s % excepción echa de particularidades del individuo, las huellas e incluso los rastros no valen para identificar e-emplares, pero si pueden valer para aportar información extra sobre determinada zona, o para dar una información básica de poblaciones con escasos efectivos. Las huellas de oso pardo son fácilmente discernibles de otros mam$feros ya que hasta los oseznos cuando salen de la osera, tienen una huella mas ancha que la de un te-ón adulto. %ntes de nada hay que tener en cuenta que los osos al igual que los humanos tienen dos huellas muy diferenciadas, un tipo se corresponde a las impresiones de las patas anteriores o ;manos< y otras las correspondientes a las impresiones de las patas posteriores o ;pies<. n las impresiones de los pies, las marcas de-adas por las u,as están más próximas a las impresiones de los dedos que en el caso de las manos. %l contrario que ocurre con las huellas humanas, su dedo y u,a correspondiente a nuestro pulgar es el mas corto y peque,o, lo que facilita saber si la huella es de una zarpa izquierda o derecha. n el rastro, además, las huellas suelen estar ligeramente inclinadas hacia el interior. n todo caso las huellas deben ser medidas de forma precisa y siguiendo un mismo protocolo para que aunque las huellas estén impresas en distintos sustratos los resultados sigan siendo validos. #e todas maneras aun siguiendo el protocolo concienzudamente hay que tomar estos datos con precaución ya que seg:n van creciendo los osos las medidas de sus huellas van variando. Las medidas que se toman son las siguientesA

Mano y pie derechos respectivamente. Medidas: “l” en verde, “A” en azul, “ ” en ro!o.

“l” "en verde# s la medida que nos va a indicar con mayor certeza a quien atribuir el rastro. ?e mide la longitud entre las dos almohadillas de los dedos de los extremos. > ntre )+ B )3 cmA un macho adulto > n torno a )8 cmA una hembra adulta >Cenos de )8 cmA un subadulto “A” "en azul# ?e mide la longitud entre el centro de la almohadilla del dedo corazón hasta el final de la u,a. “ ” "en ro!o# n el caso de la mano se mide la longitud entre la almohadilla carpiana y el centro de la almohadilla del dedo corazón. n el caso del pie se mide la longitud entre el centro de la almohadilla del dedo corazón hasta el final de la planta. $articularidades a tener en cuenta Day que tener en cuenta otras particularidades del rastro encontrado, como pueden ser anomal$as f$sicas de la huella que nos sirvan para discernir el individuoA u,as rotas, malformaciones en los dedos, incluso si están muy bien marcadas se podr$a intentar apreciar el dibu-o de los ;nervios< de las zarpas. Por otro lado siempre es interesante observar el rastro completo para poder ver la manera en la que camina el animalE si pisa siempre sobre sus propias huellas, o los rastros son ;limpios<, o lo que es lo mismo se aprecian siempre las manos y los pies sin interferencias entre ellas as$ como cualquier otra caracter$stica que le diferencie. Estaciones de huellas /onsisten en peque,as superficies de tierra rastrillada de entre ) y + metros cuadrados que pretend$an favorecer el hallazgo de huellas, aunque también es posible aportar arena fina al lugar y alisarla. stas estaciones normalmente se sit:an en recorridos fi-os dise,ados para cubrir las cabeceras y el sur de los valles uniformemente. Por e-emplo en %ragón se establecieron en )**1 seg:n la metodolog$a que se hab$a llevado a cabo en el 7earn +5 recorridos fi-os por el área osera tradicional y zonas adyacentes con una longitud de aproximadamente 0 @m cada uno. n el valle de %nsó hab$a 5, los mismos que en cho, 3 en %ragFés>'asa y 3 en %$sa. n cada valle, la mitad de los recorridos estaban en la cabecera y la otra mitad al sur de los pueblos. %un habiendo realizado un esfuerzo de campo considerable solo fue posible registrar un indicio de oso seguro en el Galle de Decho el +* de -ulio. Lo que denota la enorme dificultad de detección que implica seguir una población tan exigua como la estudiada.

'!t!t(&)*e! s una técnica cada vez mas empleada para realizar el seguimiento de la población de osos del Pirineo. l primero en utilizarla en la zona occidental fue el naturalista y escritor Hves ?alingue, mas tarde 'ean '. /amarra 2Iffice 6ational de la /hasse et de la (aune ?auvage4 y mas tarde por el aficionado francés Jabier Piro. /on la llegada de /amille a 6avarra, 'ose 'avier ?anz "orrino y 'es:s %znárez %naut, habitantes del Galle del 9oncal consiguieron inmortalizar con éxito a su nuevo vecino lo cual fue recompensado generosamente por las arcas forales ya que era la primera imagen que se tomaba de un oso en libertad en la comunidad. Cás tarde la propia guarder$a del "obierno (oral de 6avarra as$ como del "obierno de %ragón han realizado un control fotográfico que ha permitido conocer los movimientos de los :ltimos e-emplares por la vertiente sur del Pirineo. xisten varias técnicas para activar el mecanismo que activa la fototrampa o la videotrampa. • • • 9adarA el mecanismo se activa cuando los sensores de movimiento detectan al animal. PedalA se instala una plancha o pedal activadora del mecanismo deba-o de un tronco en el que se considere que puede rascarse alg:n e-emplar. Knfrarro-osA el mecanismo se activa con el paso del animal interrumpiendo el haz luminoso del infrarro-o.

n la actualidad, las cámaras mas utilizadas son las cámaras digitales que poco a poco han ido sustituyendo a las analógicas que son menos practicas ya que hay que sustituir el carrete cada cierto tiempo y no se pueden ver las instantáneas en tiempo real. n contra, las fototrampas digitales tienen tiempos de disparo mas ba-os, por lo que es mas dif$cil fotografiar animales que pasen muy deprisa o sean peque,os.

Modelo de c%mara de &ototrampeo utilizada por el 'o(ierno de Ara)ón n el Pirineo Iriental la técnica mas utilizada es el videotrampeo, debido a que se obtienen secuencias enteras que aportan mas datos sobre la identidad del e-emplar que una sola imagen, pero en la zona occidental no ha llegado a utilizarse este método.