Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea

Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA) XXIV CONGRESO ARGENTINO DE PSIQUIATRÍA
17-20 de Abril, 2008 Mar del Plata

Presentación de la traducción al español de los “Estudios Psiquiátricos” de Henri Ey Biblioteca Gador en Psiquiatría

IMPORTANCIA CLINICA Y PSICOPATOLOGICA DE LOS ESTUDIOS DE HENRI EY EN LA PSIQUIATRIA CONTEMPORANEA

Información Científica Gador

1

que nació en los albores del siglo XX. por supuesto. para agregar un eslabón más a la histórica colección de Clásicos de la Psiquiatría. de los Estudios psiquiátricos de Henri Ey. les recomiendo una exhaustiva lectura porque son de una extraordinaria riqueza. La traducción al castellano de su famoso Tratado de Psiquiatría nos sirvió como base de estudio a muchísimos de nosotros. de un conocimiento de la psicopatología contemporánea. Uruguay. quienes lo consideran su maestro. El presentador de esta Conferencia es Profesor regular titular y Director del Departamento de Salud Mental de la Facultad de medicina de la Universidad de Buenos Aires. Esta conferencia sirve. Esta obra fue posible de entregar gracias a una confluencia de voluntades y de recursos: estuvimos comprometidos en ella la Asociación Franco-Argentina de Psiquiatría y Salud Mental. nos acompañó desde el principio. Casarotti es psiquiatra. se entusiasmó y quiso que los psiquiatras argentinos pudiéramos disponer de esta herramienta de trabajo. Impulsando esta idea.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea J. en la historia de la psicopatología del siglo XX. como él la designó. y fundamentalmente. como presentación del primer tomo. de la cual soy su director médico. Humberto Casarotti. una obra señera. como los intituló. nuestro gran amigo Amílcar Obregon. fundamental. fue el fundador y el animador permanente del Centro de Estudios e Investigación en Psiquiatría Henri Ey de Montevideo. 3 . que por primera vez vamos a tener a nuestra disposición en español. que estamos convencidos con Humberto. la utilizó para formar a muchas camadas de colegas uruguayos. Humberto. como de costumbre. fue el creador de la teoría órgano-dinamista. y de la historia de la psicopatología en general. En ésta obra que va a comentar Humberto Casarotti. es de una actualidad muy grande en la clínica contemporánea. una investigación detallada de diversos aspectos de la psicopatología y del conjunto de la clínica psiquiátrica que. Como ustedes saben el autor de la obra que presentamos. en Gador. Ey entrega a lo largo de una serie de Estudios. de la cual va a aparecer su segundo tomo en los próximos meses. No hace falta mucho tiempo de contacto con Humberto para llegar a la misma conclusión.C. médico neurólogo y médico legista. y falleció en 1977. fuera de lo habitual. en 1900. 1. creo que es un hombre de una erudición. STAGNARO1: Vamos a dar comienzo a la conferencia del Dr. contamos con el apoyo material de Laboratorios Gador. quien va a disertar sobre la”Importancia actual de la obra psiquiátrica de Henri Ey”. Tuvo a su cargo la traducción de esta obra de Ey. al mismo tiempo. El Dr. la Editorial Polemos. y he experimentado un profundo placer durante los momentos que nos hemos tomado para intercambiar ideas acerca de esos temas.

Información Científica Gador Henri Hey 4 .

agradecimiento que hago en la persona de Patrice Belzeaux presidente del CREHEY y de Louis Ey. GARRABÉ (Francia) E. TRADUCCIÓN Su historia CEIP H.uy 4. MENENDEZ (Francia) P. J. al Centro Francés de Investigación y de Reedición de la obra de Ey. del mismo modo que lo señalaba Ey cuando decía que dedicaba estos Estudios “a todos aquellos que confiándome el cuidado de ayudarlos a aprender psiquiatría me dieron la oportunidad de profundizar su estudio”4. BENDETOWICZ (Francia) 2. y naturalmente al Dr. Buenos Aires: Polemos. Inicialmente.com.. se organizó un equipo de lectores/correctores internacionales quienes a través de una colaboración muy activa dieron la forma final al material original.I. de los cuales varios son argentinos.T. En primer lugar. Médico psiquiatra. RECA (Francia) R. ha hecho posible el que podamos disponer hoy de esta traducción al español de los Estudios Psiquiátricos de Henri Ey. hcasaro@adinet. 11600. Los textos iniciales fueron completados progresivamente a lo largo de estos años y. Stagnaro.) D.As. sobrino de Henri Ey que siempre ha apoyado todo lo que tiene que ver con la obra del Maestro. Ey H. por haber decidido llevar a cabo en Polemos su edición. WILLINGTON (Córdoba) J.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea Importancia Clínica y psicopatológica de los Estudios de Henri Ey2 en la Psiquiatría Contemporánea Humberto Cassarotti3 Antes de iniciar mi presentación deseo hacer varios agradecimientos.Ey (Montevideo) (1982-1988) LECTORES / CORRECTORES J. Presidente Berro 2531.C STAGNARO (Bs. Vol. neurólogo y legista. decidida la publicación después del Congreso de APSA del año 2007. mi más sincero agradecimiento. Uruguay. Montevideo. tuvo por objetivo facilitar a los colegas que iniciaban su formación psiquiátrica la lectura de los textos de Ey. MAHIEU (Francia) E. que se inició en 1982. 3. 9. CLUSA (Barcelona) M. URIBE (Chile) M. WINTREBERT (Francia) A. Por último. p. Esta conferencia es presentada con las diapositivas utilizadas y con referencias bibliográficas destinadas a orientar al lector. MAHIEU (Córdoba) J.C. 5 .L. También. con su habitual disposición respecto a la cultura psiquiátrica. Esta traducción tiene una larga historia. al Laboratorio Gador que. Estudios Psiquiátricos. A ellos un especial agradecimiento. 2008. A todos ellos.

la intención que sostuvo el esfuerzo de esta traducción es la de incrementar la polifonía del saber psiquiátrico. Ey. haré una breve consideración sobre el significado antropológico de la hipótesis de trabajo psiquiátrica de H. LIV-LXXIII. • TOMO III: Resolución del problema de “la patología mental transitoria” (aguda). nº1. significado que hoy aparece como un referente necesario en una cultura aún fuertemente influenciada por el post-modernismo.Ey. Evans (R. en segundo lugar. la intención que sostuvo el esfuerzo de esta traducción es la de incrementar la polifonía del saber psiquiátrico. • TOMO II: De los “síntomas” al diagnóstico de las estructuras psicopatológicas. Belzeaux en su prefacio para la reedición francesa: Ubicación de los Estudios Psiquiátricos en la obra de H. Ey siempre busca presentar sus escritos del modo más acabado posible y lo hace de modo categórico. centrando la consideración de la obra de Ey en los Estudios Psiquiátricos analizaré el valor que para la psiquiatría actual pueden tener escritos 5. Esta “ubicación” es realizada por P. En esta presentación desarrollaré dos temas principales.. Necesidad antropológica actual de un cuerpo de doctrina psiquiátrica como el modelo órgano-dinámico de EY de hace sesenta años. volumen I: pp. El lector debe atender a este estilo para poder percibir los cambios evolutivos de su pensamiento. 2000. La obra de Ey presenta una dificultad que el lector debe tener en cuenta. Los “ESTUDIOS PSIQUIÁTRICOS” en la obra de Henri EY MANUAL de PSIQUIATRÍA (1960 – 1977) Previamente (1927 – 1942) • clínica • psicopatología (alucinación) • hipótesis de trabajo • esbozos antropológicos En primer lugar. Estudios Psiquiátricos.Información Científica Gador A diferencia de lo que aconteció en los EE. . UU. Les Cahiers Henri Ey. adonde se rechazó publicar la traducción al inglés del Manual de Psiquiatría de H.. 6 . Archives: 129-135. 6. Slingluff de la University Park Press de Baltimore concluyó su arbitraje diciendo: “I recommend that it would not be useful contribution to the English literature”5). Para analizar los Estudios Psiquiátricos es necesario ubicarlos en la obra de Ey6. Ey llevada a cabo por Ph.. DESARROLLO LOS “ESTUDIOS PSIQUIÁTRICOS” en la obra de Henri EY • TOMO I: Hipótesis de trabajo psiquiátrica. Luego.

1:313-356. guiado por el pensamiento de E. I Journées de Bonneval. porque cuando fue publicado por vez primera Ey tenía 60 años y ya había desarrollado lo nuclear de su pensamiento. y desde ese momento hasta 1954.Ey durante este largo período dirige la sección de Psiquiatría de la Enciclopedia Médico-Quirúrgica.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea Los “ESTUDIOS PSIQUIÁTRICOS” en la obra de Henri EY ESTUDIOS PSIQUIÁTRICOS (1948 – 1954) Posteriormente (1960 – 1973) • “el ser consciente” • alucinaciones • hipótesis de trabajo • antropología H. Doin. Imprimerie la Roche-sur-Yon. Essai d’application des principes de Jackson à une conception dynamique de la neuropsychiatrie (préface de H. junto a J. psychol. El Manual de Psiquiatría que fue un texto básico en la época. Chazaud y L. 5:443-558. méd. 1938). El Manual de Psiquiatría que fue un texto Como. Brisset). gesta el Primer Congreso Mundial de Psiquiatría. desde su primera publicación con P. Bleuler. porque cuando fue publicado por vez primera Ey tenía 60 años y ya había desarrollado lo nuclear de su pensamiento. aplicando a esta patología los conceptos de J. Jackson. A. 1943. fue rápidamente traducido al español por la casa Toray-Masson. Noël en Information Psychiatrique 1999. 31. Esta obra fue reeditada con diversas modificaciones en cinco oportunidades en vida de Ey (siendo la 5ª. y por última vez. edición la más utilizada en América Latina) y también posteriormente. Rouart J. lo que va a ampliar en una publicación de 19438 que sigue al primer coloquio sobre la “historia natural de la locura”9 . También presenta por primera vez. Encéphale. 7. Ey H. Paris. es el resultado del trabajo de un psiquiatra maduro. en esta presentación. H. Une conception organo-dynamiste de la psychiatrie. 1943. Ey realiza diversos trabajos clínicos y. que constituye el zócalo de su construcción psiquiátrica abarca dos fases: la primera. 1942. Ann. 31:2:96-123 8. Bernard y Ch. Reedición facsimilar: J. aborda la semiología psiquiátrica desde la perspectiva de la estructuración psicopatológica de los procesos somáticos de desorganización. 31:2:30-60. de lo que posteriormente llamará: “el orden corporal mental” o “cuerpo psíquico”. Cf. 24 p.. una concepción “órganodinamista” de la psiquiatría7.El período previo al Manual. Durante esta fase. 7 . he tomado el Manual como punto de referencia de un antes y un después en su obra. Publicado por primera vez en 1960 (conjuntamente con P. Esquisse du plan de l’histoire naturelle de la folie (notes recueillies par Jacques Delmont). lleva a cabo varios de sus famosos Coloquios de Bonneval. Ey H. Ey H. Bonnafé y P. vol 75. es el resultado del trabajo de un psiquiatra maduro. Guiraud. que se extiende desde 1927 hasta los años 19421945.Claude). Rouart. en 1989. por lo general. (Monographie de l’Encéphale. publica incansablemente en publicaciones periódicas. los lectores de habla hispana conocen de Ey su Manual de Psiquiatría. 2: 259-278 9. y cierra esta parte de su obra con la publicación de los Estudios Psiquiátricos. básico en la época.

Ey H. Dalbiez sobre el psicoanálisis11. Buenos Aires: Desclée de Brouwer. 1948.Psychiat. por un lado en diferenciar el método psicoanalítico de las teorizaciones psicoanalíticas. en la que afirma reiteradamente la necesidad de trabajar con una hipótesis que permita acceder a la enfermedad mental en su realidad. 1932. También se marca el objetivo psiquiátrico cuando se busca una aproximación A la enfermedad mental no se llega -dicecon modelos mecanicistas porque si bien la afección psíquica es una desorganización somática. Dalbiez sobre el psicoanálisis . Estudios Psiquiátricos.una parte muy importante de su obra. Dalbiez R. 12. 1935: 144-175 11. La vie spirituelle. Estudio nº 11: Impulsiones. ya esboza cuál es el sentido del aporte de su hipótesis a la reflexión antropológica. Vol. La notion d’automatisme en psychiatrie. 10. presenta un análisis de “la noción de `psicopatológico´ en relación con los problemas místicos”10. en la significación que para la psiquiatría implica el descubrimiento del inconsciente. que en la época reunía a destacados intelectuales católicos interesados por las cuestiones psicológicas. I. y por otro. A la enfermedad mental no se llega -dice. Ey H. En ambas publicaciones Ey distingue nítidamente entre los estados de salud mental y los de enfermedad mental y esboza desarrollos ulteriores donde va a afirmar la primacía del orden del “ser consciente” como organización real que hace que el hombre sea esencialmente un ser creador de valores y donde va a ir mostrando de qué modo la patología mental interfiere con ese poder. p. y por otro. El método psicoanalítico y la doctrina freudiana (2 tomos). y concuerda con este autor. no “está” en el sistema nervioso al modo como “están” las enfermedades neurológicas. La notion de “psychopathologique” dans ses rapports avec les problèmes mystiques. y concuerda con este autor. Ey H.con modelos mecanicistas porque si bien la afección psíquica es una desorganización somática.200. y sobre la base de la diferente estructuración psíquica de la vida mental normal y patológica. L´Évolut. Es al final de la segunda fase que van a ser publicados los Estudios Psiquiátricos En 1939 revisa críticamente la obra de R. en la significación que para la psiquiatría implica el descubrimiento del inconsciente. 8 . En 1935 Ey que colaboraba con el grupo de los Études Carmélitaines. con los cuales Ey concluye -pasada ya la mitad de su vida. En 1939 revisa críticamente la obra de R. Todo lo cual encontraba apoyo en su publicación de 1932 sobre el “automatismo”12 que Ey considera primordial diciendo que fue “el punto de partida” de todas sus concepciones13.Información Científica Gador En esta etapa de su trabajo. 4: 11-35 13. no “está” en el sistema nervioso al modo como “están” las enfermedades neurológicas. por un lado en diferenciar el método psicoanalítico de las teorizaciones psicoanalíticas. n2.

B. 1970:1-37 19. Berlin: Springer-Verlag. París: Masson. En 1975 Ey hace un comentario diciendo que mantuvo el sustantivo de “conciencia” a pesar de haber comprendido que este libro debió ser titulado “ser consciente”. París: Presses Universitaires des France. Nosography. 9 . 2è. y habiendo resuelto el problema de los estados patológicos agudos -que en 1910 E. Esta parte de su obra fue publicada en la Enciclopedia MédicoQuirúrgica15 y en la revista de la Évolution Psychiatrique durante la década de 1950. donde presenta -a propósito de la realidad 14. Ey H. El lector interesado puede ampliar este texto con: Le modèle organo-dynamique. Bleuler consideraba que “aún no se estaba en condiciones de aislar. Ey H. que en la reedición francesa y en nuestra traducción en español se encuentra en el volumen I. Traité des hallucinations. el Traité des hallucinations21. and Pathogenesis of mental Diseases. 1973. ya que la realidad de la enfermedad mental es ser una alteración organogenética. 1960). Presses Univ de France. 1963. 1960. Schizophrénie.1069-1342. (ed) Psychiatry and Philosophy. 16. Por otra parte completa la presentación de su hipótesis de trabajo20. París. Ey H. Manteniendo Ey lo que considera un título incorrecto (“la conciencia”) nos quiere mostrar la dificultad del problema. Esquisse d’une conception organo-dynamique de la structure. p. Ey junto a otros textos sobre esquizofrenia fue reeditada por J. lo que completa con su informe al IV Congreso Mundial de Psiquiatría en Madrid18 y en la segunda edición de “La Conciencia”19. (ed). Psychiatrie der Gegenwart. publica su obra magna. En 1973. Ey publica los tres tomos de los Estudios. 15. La conscience. El Inconsciente (VI Coloquio de Bonneval. Outline of an organo-dynamic Conception of the Structure.En el período que sigue a la publicación del Manual. La conscience. 20. Demencia Precoz. pero sobre todo la dificultad que implica para poder comprender la realidad de la enfermedad mental el modo cartesiano del pensar humano. El grupo de las esquizofrenias. éd. L´Évolut. mediante hipótesis psicogenéticas. París. Psychiat. 35. La dissolution de la conscience dans le sommeil et le rêve et ses rapports avec la psychopathologie (Esquisse d’une théorie de la relativité généralisée de la désorganisation de l’être conscient et des diverses maladies mentales). llevando a cabo el famoso Coloquio de Bonneval sobre el Inconsciente16 y publicando en 1963 La Conciencia17. Ey continúa el desarrollo de sus trabajos sobre el “ser consciente”. pp. Ey H. Garrabé: Ey H. 2è. Ey H. Masson. Esta parte de la obra de H. México: Siglo XXI. por un lado lo que fue señalado al inicio sobre el modo de escribir de Ey. Études cliniques et psychopathologiques. 21.219. En: Traité des hallucinations (VII partie). Ey H. es decir de la organización corporal. ya que incluso él mismo.. 17. definir y delimitar”14. 1970. y Des idées de Jackson à un modèle organo-dynamique en psychiatrie. 1996. Bleuler E. Toulouse: Privat. pero sobre todo la dificultad que implica para poder comprender la realidad de la enfermedad mental el modo cartesiano del pensar humano. In: Natanson M. 1975. Buenos Aires: Hormé.tome. Berlin: Springer-Verlag. 2 tomes. revue et augmentée. 1973. 18. 1. Este comentario muestra al lector. que había luchado toda su vida contra esa sustantivización. Le Plessis Robinson: Les empêcheurs de penser en rond. Todo esto es lo que presenta en el primer tomo de los Estudios. por un lado lo que fue señalado al inicio sobre el modo de escribir de Ey.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea Este comentario muestra al lector. es que puede completar sus estudios sobre la esquizofrenia iniciados en los años 30. 1963: 720-762. 1968. 1969: 111-161. sin embargo se reconoce como naturalmente atrapado por ella. que se expresa mentalmente. de la nosographie et de l’étiopathogénie des maladies mentales.

c) Ey H. al afirmar la realidad de la patología mental forma parte del sistema represor del Estado. manifestación en el plano mental de una desorganización corporal del “cuerpo mental”. y que subyace en toda su obra a partir de la publicación del Manual. del “loco” sano que puede hacer lo que quiere. L’anti-antipsychiatrie ou les progrés de la science psychiatrique. es decir. Hasta ese momento los debates de Ey podría decirse que eran “internos” a la psiquiatría. de que la enfermedad mental sólo es una creación llevada a cabo por los psiquiatras se sostiene que la psiquiatría. drama existencial de disminución de libertad. A diferencia del “loco” de Erasmo. en Francia y en el mundo entero sucede algo que cuestiona la existencia de la psiquiatría: se deja de considerar a la enfermedad mental -su objeto de estudio y de praxis. 1. Cf. Manual de Derecho Penal Parte General. Y no puede hacerlo. 1976. Para completar el trabajo que Ey debió llevar a cabo. Psychiatrie (5). A partir de la década de los ´60. Y esta desorganización se manifiesta en su coexistencia porque toda enfermedad mental implica 22. Real y pobre locura de la enfermedad mental. Encyclopédie Médico-Chirurgicale. 2-1955). a) Ey H. de la aceptación de la existencia real de la enfermedad mental. cuyo elogio ya había hecho Erasmo. insiste en la necesidad de distinguir entre la “locura” de la humanidad y la “locura real que es la enfermedad mental”. sino porque vive realmente la dramática situación de sufrir una desorganización de su organización somática. Défense et illustration de la psychiatrie. A partir de entonces. y que subyace en toda su obra a partir de la publicación del Manual. Quienes hemos tenido actividad pericial hemos experimentado sostenidamente la dificultad del trabajo como perito por el halo anti-psiquiátrico que envuelve a los magistrados24. 23. apunta a una defensa de la “locura”. 10 . Zaffaroni E. Aunque M. 37. En respuesta a una carta personal dirigida a Ey a propósito del Tratado. 1972: 49-67. Foucault. 1998. 37800 A10. no por una alienación externa. La thérapeutique psychiatrique (Généralités). Aunque este planteo tiene diversas fuentes uno de sus pilares fundacionales fue la tesis de M. como “autor de la segunda edición de los estudios psiquiátricos modernos” porque. Sobre la afirmación apriorística Para completar el trabajo que Ey debió llevar a cabo. L´Évolut. que consiste precisamente en la imposibilidad de poder vivir la otra “locura”. sin embargo en sus desarrollos va a ir confundiendo esa “locura” con la locura real.. Buenos Aires: Ediar.todo su trabajo psiquiátrico así como su concepción antropológica. b) Ey H. es necesario hacer referencia al movimiento antipsiquiátrico fundado sobre la idea de la irrealidad de la enfermedad mental23.R. la primera edición había sido la obra de E.contesta en que “está de acuerdo en que es un libro sagrado. es necesario hacer referencia al movimiento antipsiquiátrico fundado sobre la idea de la irrealidad de la enfermedad mental. (1e éd.como un fenómeno natural. 6ª. 24. pero no por el carácter divino de su autor sino por el carácter divino del objeto que trata: la realidad”. afirmando que el ser conciente que es virtualmente alucinatorio está estructurado de modo anti-alucinatorio22. Ey que percibe la amenaza que para la psiquiatría implica esta negación de la realidad de la enfermedad mental. 1977. edición. según Ey. Foucault sobre la “Historia de la locura en la época clásica” publicada en 1961. a una defensa de “la chispa” propia de la “especie humana”. el loco por alteración de la infraestructura mental no puede hacer lo que quiere. París: Masson.Información Científica Gador de los fenómenos alucinatorios. porque tanto los modelos mecanicistas como psicogenetistas partían de hecho. Bleuler. Psychiat.

. Barcelona: Salvat. que fue tan brillante y exitosa 25. En estos En el Estudio nº 1.. aunque “pasaron”. 1978 Estudios es posible encontrar contenidos “transeúntes” que incluso. contenidos “transeúntes” que pasaron a las bibliotecas para no volver. Pasando ahora a considerar el valor de los Estudios Psiquiátricos escritos hace 60 años. TOMO I Hipótesis de trabajo psiquiátrica Alegato “por la psiquiatría” (1) Ritmo mecano-dinamista. Lain-Entralgo P. Historia de la medicina.p. 11 . y por último contenidos “invariantes” que siguen ofreciendo las herramientas conceptuales para repensar y renovar la teoría y la práctica psiquiátrica en este siglo que se inicia. Lain Entralgo25 refiriéndose a la evolución de la medicina. (2) Modelo (hipótesis de trabajo) “órgano-dinámico” (3-7) • Diferencia cualitativa entre las estructuras mentales patológicas y normales. • Somatosis de estructura mental • hiato órgano – psíquico (écart) • Articulación de los campos de conciencia y de la trayectoria de la personalidad Dormir / soñar (8) Dice que en sus diferentes ciclos históricos es posible encontrar en la medicina.Ey. Los “ESTUDIOS PSIQUIÁTRICOS” de Henri EY • lo que queda para las bibliotecas • lo que abre perspectivas • lo que perdura P. También aquí hay contenidos “progredientes” que sostienen las “audacias terapéuticas” actuales. Lain Entralgo. insiste en la necesidad de distinguir entre la “locura” de la humanidad y la “locura real que es la enfermedad mental”. 1981.678.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea Ey que percibe la amenaza que para la psiquiatría implica esta negación de la realidad de la enfermedad mental. Ey se pregunta ¿qué ha pasado con la psiquiatría francesa. Estos conceptos pueden aplicarse al contenido de los Estudios Psiquiátricos de H. recordemos lo que decía P. Dificultades que son específicas de esta rama de la medicina por la naturaleza de la enfermedad mental. que constituye un verdadero alegato por la psiquiatría. grados variables de “separación” de los otros. contenidos “progredientes” que abren nuevas perspectivas y contenidos “invariantes” que son incorporados perdurando bajo lo cambiante del saber y del hacer médico. tienen su interés por ser muestra e índice de las dificultades que implicó el desarrollo objetivo de la psiquiatría y que siempre implica su aprendizaje.

ubica el Estudio nº 4. Ey señala que “en general las teorías mecanicistas aplicadas a la medicina interna. En el Estudio nº 2 considerando lo que llama el ritmo mecano-dinamista de la historia de la medicina.Hay una diferencia cualitativa entre las estructuras mentales patológicas y las normales. ubicando a la psiquiatría en las ciencias médicas. frente al grado de desarrollo técnico logrado en las neurociencias. puede decirse que su hipótesis de trabajo se fundamenta en los siguientes principios conceptuales: 1. Hoy. ha logrado los porcentajes más altos de mejoría dentro de la medicina. Esta afirmación que no era aplicable a la patología psiquiátrica de la década de los ´50 del siglo pasado. se ha hecho evidente la necesidad impostergable de una hipótesis que no sea ecléctica sino que integre. de acuerdo a la realidad de la enfermedad mental. Como centro de la presentación de su modelo. aunque “pasaron”. En los cinco Estudios siguientes Ey presenta su hipótesis de trabajo “organo-dinamista”. más clínicas y más terapéuticas”. y se pregunta ¿no será que a los psiquiatras lo que nos falta es psiquiatría? Entendiendo por psiquiatría no los conocimientos prácticos y clínicos suficientes para ejercer de modo honorable la profesión. tienen su interés por ser muestra e índice de las dificultades que implicó el desarrollo objetivo de la psiquiatría y que siempre implica su aprendizaje. sino un cuerpo de doctrina que. y es un punto a destacar. Pero. en la obra de G. Dificultades que son específicas de esta rama de la medicina por la naturaleza de la enfermedad mental. y por último contenidos “invariantes” que siguen ofreciendo las herramientas conceptuales para repensar y renovar la teoría y la práctica psiquiátrica en este siglo que se inicia. posibilite armonizar las observaciones y asegurar un vigoroso sistema de asistencia psiquiátrica. requiere “un soplo dinamista” que nuevamente vitalice la relación con el paciente. También aquí hay contenidos “progredientes” que sostienen las “audacias terapéuticas” actuales. donde reflexiona sobre la posición de la psiquiatría en la medicina.Información Científica Gador En estos Estudios es posible encontrar contenidos “transeúntes” que incluso. En resumen. parecen haber sido más empíricas. especialmente con el paciente mental. lo que hace precisando el concepto de “enfermedad mental”.Las enfermedades mentales son 12 . hoy sin duda puede ser aplicada a los desarrollos técnicos y terapéuticos logrados mediante los cuales la psiquiatría. desde su nacimiento en el siglo XVIII? Y analizando “las causas de esta decadencia” dice que una de las causas proviene de los psiquiatras mismos. Pero también sucede que el encuadre mecanicista tiende a agotarse y el empobrecimiento que su aplicación indiscriminada determina. 2. insiste en la necesidad de una aproximación hipocrática a la persona enferma. De Clérambault) y también el modelo psicogenetista freudiano. analizando previamente el modelo mecanicista (haciendo una dura crítica de este paradigma. los diversos conocimientos haciendo posible trabajar de modo responsable. por ejemplo en la patología aguda.

2Las enfermedades mentales son de dormir. Aquí lleva a cabo la primera aplicación de su hipótesis. 3. Analizando el fenómeno del dormir/soñar lleva a cabo un rápido repaso de las diferentes estructuras mentales patológicas. En resumen.Entre la somatosis y su manifestación mental existe un hiato que es “llenado” por la actividad mental del sujeto-paciente.La patología devela que el psiquismo es la articulación de dos estructuras psíquicas: el campo de conciencia actual y la trayectoria de la personalidad. puede decirse que su hipótesis de trabajo se fundamenta en los siguientes principios conceptuales: 1.Entre la somatosis y su manifestación mental existe un hiato que es “llenado” por la actividad mental del sujeto-paciente. a veces por alteración de la estructura del campo actual de la conciencia y otras por desorganización de la trayectoria de la personalidad. En el tomo II.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea somatosis de estructura mental. afirmando claramente la relevancia del hecho lo que existe son las formas regresivas de vida mental patológica 13 . Ey considera diversos “aspectos semiológicos” y en los títulos de cada uno de estos estudios sigue la tradición de hacerlo refiriéndose a los “síntomas” que centran la semiología en cuestión. ya que el sueño como forma de vida mental sólo aparece cuando lo hace posible la regresión que sufre la conciencia en ese estado. aquello que generalmente es el somatosis de estructura mental. 3.La patología devela que el psiquismo es la articulación de dos estructuras psíquicas: el campo de conciencia actual y la trayectoria de la personalidad. 4. TOMO II Los “síntomas” sólo son “perspectivas” semiológicas • Trastornos de memoria (9) • Catatonía (10) • Impulsiones (11) • Exhibicionismo (12) • Perversidad y perversiones (13) • Suicidio patológico (14) • Ansiedad mórbida (15) • Delirio de las negaciones (16) • Hipocondría (17) • Celos mórbidos (18) • Megalomanía (19) Ey cierra el tomo I de esta obra con el magistral estudio sobre el fenómeno del dormir/soñar como “hecho primordial” de la psicopatología. afirmando que esta patología es como una prolongación del sueño en la vida vigil. 4.Hay una diferencia cualitativa entre las estructuras mentales patológicas y las normales.

hipocondría. Baltimore: Johns Hopkins University Press. reafirma estos conceptos señalando lo 26. y fue el telón de fondo de la obra de Ey a lo largo de toda su vida.26. porque lo que existe en la realidad son las formas regresivas esquizofrénicas de la personalidad.LanteriLaura27 constituyó el segundo paradigma de la psiquiatría. señala reiteradamente que. padecen sin embargo el mismo proceso de enfermedad. TOMO II De los “síntomas” al diagnóstico de las estructuras psicopatológicas Dos diagnósticos: de la estructura psicopatológica de la somatosis Descubrimiento del “objeto” de estudio y transformación de la semiología La psiquiatría es el lenguaje para las estructuras psicopatológicas Este cambio de objeto de la semiología psiquiátrica fue correlativo a un cambio de metodología de abordaje. Los sistemas de diagnóstico y de codificación de mayor uso en la psiquiatría actual. Cuando posteriormente haga una nueva presentación de su hipótesis psiquiátrica (cf. por el hecho de ser sumatorias no “conjuntivas” (a + b + c) sino “disyuntivas” (a. o psicótica. 1998) se afirma que pacientes con sumatorias diferentes. es decir sus diferentes formas de estructuración patológica. Cambridge: Cambridge Univ. se percibe que lo que se diagnostica es “otra cosa” que la sumatoria de síntomas. que reconocido por Kahlbaum fue iniciado por Kraepelin en relación a la demencia precoz. En la actualidad el grupo de Cambridge. 1996. etc. Paris: Du Temps.Bleuler. ya que con esa metodología “algorítmica probablística” (cf. orientado por G. megalomanía. provocan una regresión. ó c). Essai sur les paradigmes de la psychiatrie moderne. como lo dice G. Iluminado por el pensamiento de E. que se presentan “catatónicamente” (con los “síntomas” que se ha acordado llamar “catatónicos”). A medida que el lector penetra en el contenido real de cada uno de estos Estudios. Lo mismo debe decirse de la angustia. Cuando se percibe que las sumatorias que presentan. es decir. procesos somáticos que desorganizando su vida mental. esbozan esta aproximación. Berrios28. El “síndrome catatónico” por ejemplo no existe.Press. McHugh PR. los “síntomas” sólo son “perspectivas semiológicas” o puntos de vista desde los cuales se inicia el descubrimiento de aquello que constituye realmente la patología mental. The perspectives of psychiatry (2nd ed). Minkowski afirma que el análisis estructural de los fenotipos psicopatológicos es el único camino para poder diagnosticar las formas regresivas que la vida mental adopta cuando sufre la acción de factores que desorganizan el “cuerpo mental”.18) afirmará que sólo es en este sentido que la palabra “síndrome” puede ser utilizada en psiquiatría. Ese pasar de “sumatorias de síntomas” a “estructuras psicopatológicas”. u obsesiva. Lantéri-Laura G. Bleuler. 27. en realidad. y resuelto por E. Bleuler y E. a pesar de su empobrecimiento psicopatológico. En la línea de E. comprende qué es lo que constituye lo nuclear de lo que Ey ofrece en esta parte de la obra. The history of mental symptoms. ref. Berrios GE. etc. que sólo existe como angustia de la estructura fóbica.Información Científica Gador motivo de consulta (trastornos de memoria. quien abrió el dominio de la psiquiatría al análisis estreuctural. E.). 1998. La realidad es que existen personas que sufren una enfermedad. 28. 14 . o formas regresivas confusionales de la conciencia actual. ó b. y que la semiología es poder identificar esa regresión a través de las “sumatorias” estructurales. Slavney PR.

y que la semiología es poder identificar esa regresión a través de las “sumatorias” estructurales. por ejemplo. Esto le permite a Ey afirmar. La patología mental es mental en su estructura fenotípica y somática en su causalidad. primero el de la estructura psicopatológica y luego el del proceso somático generador. es decir.Lanteri-Laura constituyó el segundo paradigma de la psiquiatría. procesos somáticos que desorganizando su vida mental. desde el punto de vista genético. titativamente diferentes en cuanto a las dimensiones mentales. por ejemplo. a una lectura psicológica de la realidad patológica. los trabajos de A. Es que entre la acción También en este segundo tomo Ey va a presentar sistemáticamente lo que constituye otro de los pilares de su obra y que ya señalara en 1936: la necesidad de proceder en psiquiatría con dos diagnósticos. que lo que puede ser investigado genéticamente son las somatosis y no los fenotipos clínicos. La realidad es que existen personas que sufren una enfermedad. como lo dice G. y cuan- 15 . y fue el telón de fondo de la obra de Ey a lo largo de toda su vida.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea que anteriormente había expresado E. provocan una regresión. Weinberger como “fenotipos intermedios”29. primero el de la estructura psicopatológica y luego el del proceso somático generador. MeyerLindenberg y D. Minkowski cuando señalaba que se había evolucionado desde una lectura patológica de lo que se imaginaba era el psiquismo. Por eso las estructuras patológicas son cualitativamente diferentes en cuanto a la organización somática. También en este segundo tomo Ey va a presentar sistemáticamente lo que constituye otro de los pilares de su obra y que ya señalara en 1936: la necesidad de proceder en psiquiatría con dos diagnósticos. Esta idea de que los genes sean un factor causal que determinen somatosis de “nivel intermedio” (sistemas neuronales afectados por variantes génicas) es a lo que parecen referirse hoy. TOMO II De estructuras psicopatológicas ¿síndromes? Formas de vida mental regresiva ruptura de la “coexistencia” enfermedad de la “realidad” (de las relaciones del sujeto con su mundo) análisis estructural que permite “percibir” (DSM-IV-TR) efectos de la somatosis (-) obrar del sujeto (+) agudo (transitorio) / crónico (persistente) Ese pasar de “sumatorias de síntomas” a “estructuras psicopatológicas”.

pero más evidente es aún que quien habla o no. 29. Hoy se reconoce claramente que los genes orientan el desarrollo. Intermediate phenotypes and genetic mechanisms of psychiatric disorders. Dos géneros de patología mental. Weinberger D. Base. 16 . cuya realidad es develada por la patología Es que entre la acción de los genes con las estructuras nerviosas que determinan y las estructuras mentales patológicas. o piedra angular de la semiología. lo mismo que ambas patologías tienen la posibilidad de sufrir “anastomosis” (una patología aguda infiltrarse provocando alteraciones de la organización axiológica personal y un trastorno persistente. Y que esa incorporación se lleva a cabo en la forma de dos estructuras que articuladas constituyen el psiquismo. Ey sostiene que en la enfermedad el que sufre. pero que el desarrollo depende esencialmente del sujeto en relación con su medio. La idea que Ey tenía era que los trastornos de la organización de la personalidad.Información Científica Gador de los genes con las estructuras nerviosas que determinan y las estructuras mentales patológicas. pero que el desarrollo depende esencialmente del sujeto en relación con su medio. a todos los trastornos del carácter (únicos a los que hoy se aplica la denominación de “trastornos de personalidad”) y también a las formas de retraso del desarrollo así como a los síndromes de demencia. mental: el campo de conciencia inactual (patología mental aguda o transitoria) y trayectoria axiológica de la personalidad (patología mental crónica o persistente o de una temporalidad “inactual”). existe un hiato “órgano-clínico” que el sujeto llena con su causalidad propia. Nature. y estos dependen de aquella. ser la condición de vulnerabilidad de episodios agudos). existe un hiato “órgano-clínico” que el sujeto llena con su causalidad propia. que el que se adapta o no al entorno de modo más inteligente. es ese Yo que inicia su desarrollo embrionario desde que nacemos y que ese desarrollo de mi psiquismo se in-corpora como una nueva y personal forma de causalidad. Por supuesto que si no me desarrollo en un medio humano no aprendí a hablar. diferentes a los tipos agudo/crónico del resto de la patología ya que lo que se altera en cada género es una estructuración diferente de la vida mental. En un futuro próximo es probable que estas ideas de Ey lleven a una remodelación de los actuales eje I y II del sistema de codificación de los diagnósticos psiquiátricos. Hoy se reconoce claramente que los genes orientan el desarrollo. es claro que si no fui a la escuela no pude actualizar al máximo mi potencialidad intelectual. en último término siempre soy yo. debían incluir además de las psicosis crónicas y neurosis. operacionalmente). Meyer-Lindenberg A. 2006. y solución de la mayor parte de los problemas que aún presenta hoy la praxis psiquiátrica. 7:818-826. Naturalmente que ambas estructuras mentales mantienen entre sí diferente tipo de relaciones (la personalidad depende genéticamente de los campos de conciencia.

Entendiendo que todas las psicosis agudas se unifican en el hecho de ser “desestructuraciones del campo de conciencia actual” pasa a estudiarlas en los siguientes cuatro estudios de acuerdo a los tres niveles en que se ofrecen a la observación. La primera. Madrid. sus crisis. En el Estudio nº 20 considera a las psicosis como realidades clínicas que siempre han planteado y plantean dificultades a los sistemas de clasificación. psicosis delirante aguda y confusión mental) analizando primeramente su semiología tradicional. sus estados crepusculares.Ey. constituida por episodios de patología más superficial. En los Estudios nº 25 y nº 26 considera dos formas evolutivas periódicas de estas “locuras breves”. Madrid: Triacastela. caracterizada por sus paroxismos. sus estados de automatismos más o menos degradados constituye para Ey el prototipo de enfermedad mental evolutiva en base a psicosis agudas (cuyos episodios por ser generalmente más profundos. La lectura del Estudio nº 27. Ey H. es inseparable del Estudio 30. Ey señala que estos episodios agudos de patología mental están presentes en todas las clasificaciones pero sin poder darles una ubicación satisfactoria. evolutivas y etiológicas. Madrid. En cada uno de estos estudios presenta los distintos niveles de desestructuración (manía.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea TOMO III Las PSICOSIS AGUDAS • • • • • • • • como problema para las clasificaciones (20) manía (21) melancolía (depresión) (22) psicosis delirantes agudas (23) confusión mental (24) psicosis maníaco-depresiva (25) epilepsia (26) estructura y desestructuración de conciencia (27) (+ Estudio de los delirios. La segunda. Reeditado. tienen menos tendencia a infiltrarse en la personalidad). 1998 (con prefacios de J.Casarotti: La aportación de Ey al diagnóstico de la psicosis delirante). 1950) Los diferentes Estudios del tomo III constituyen los capítulos de un libro organizado con el objetivo de resolver el problema de los estados agudos que como hemos dicho Bleuler había visualizado y que Ey encaró y resolvió. En un futuro próximo es probable que estas ideas de Ey lleven a una remodelación de los actuales eje I y II del sistema de codificación de los diagnósticos psiquiátricos. donde analiza la estructura y la desestructuración de la conciencia. Editorial Paz Montalvo. la “psicosis maníaco-depresiva” (actualmente los trastornos bipolares). 1950. 17 . depresión. y de H. cuya superficialidad explica su mayor posibilidad de “transformarse” en trastornos de la organización de la personalidad. Garrabé: Evocación de H. luego su análisis estructural y finalmente sus formas clínicas semiológicas. Estudios sobre los delirios. la epilepsia. 115p.

Ey conceptúa que toda la patología mental es exógena en el sentido de que siempre es un factor externo al organismo el que lo desorganiza. Estos cuadros fueron llamados “endógenos” precisamente porque en la semiología predomina el factor “acción del sujeto”. De este tomo III es necesario destacar: 1. y también que toda patología mental es endógena cuando se entiende que es “psicogénica” o sea. 4. En los cuadros agudos el factor desorganizante es evidente y en los trastornos persistentes. Realidades que fundamentan el carácter médico y psicológico del saber y de la praxis psiquiátrica. resalta la organización mental que el paciente ha desarrollado. que aunque involuntaria siempre es intencional. El sujeto está limitado por el proceso. 2. TOMO III Resolución del problema de “la patología mental aguda” • su unidad (3 niveles) • su evolutividad • sus anastomosis con los trastornos de la “personalidad” (otro eje II) No “trastornos”.Que analiza cuáles son las características específicas de la evolutividad de lo agudo. Y eso es precisamente lo que el análisis estructural devela: la existencia de un déficit. cuando se lo considera. anastomosis que comprendida y aceptada en su realidad. no es una cuestión neurológica.Información Científica Gador sobre los Delirios30 y naturalmente de todas sus otras publicaciones posteriores sobre el modo de ser consciente. sino la altera- 18 . cambiaría esencialmente el concepto y la frecuencia de la comorbilidad.Que quiebra con la tradicional división entre exógeno y endógeno. porque lo que la define es el trastorno del juicio y no la amnesia.Que la consideración de los trastornos agudos pone de manifiesto que la etiología final de toda enfermedad mental es siempre la desorganización del “cuerpo psíquico”. Esto es relevante en el momento actual. lo que Ey llama la anastomosis de los trastornos agudos con los trastornos de personalidad. reacción que será tanto más importante cuanto menor sea el déficit. que el fenotipo con el que se presenta depende esencialmente del factor causal “endógeno” que es la actividad mental del propio paciente. sigue siendo el autor inconsciente de su conducta. sino desestructuración del campo de conciencia. pero continúa decidiendo. Ruptura con la tradición exógenoendógeno. pero un déficit que debe ser reconocido en la reacción del sujeto. La demencia por ejemplo. 3. por ejemplo respecto al hecho de poder afirmar la existencia de un déficit intelectual que incapacita al paciente en sus capacidades civiles. Lo que fundamenta esta capacidad no es un “déficit cognitivo”. la amnesia sólo es un déficit funcional donde el psiquiatrasemiólogo tiene que reconocer las formas “malignas” es decir aquellas donde la amnesia es expresión de la pérdida del juicio. o sea de la realidad de su organización.Que plantea la relación.

por otro trastorno mental.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea ción en la capacidad de enjuiciar racionalmente la realidad. La actividad mental es la posibilidad. p. p. p.5) responde claramente que “la psiquiatría es una ciencia de la naturaleza” (cf ref. la psiquiatría tiene como objeto las desorganizaciones somáticas que alterando la humanidad del hombre. y esto sólo puede ser el resultado de una semiología psiquiátrica31.5) responde claramente que “la psiquiatría es una ciencia de la naturaleza” (cf ref. de lenguaje. ya que una enfermedad de Alzheimer incapacita sólo cuando el paciente presenta un síndrome de demencia. tampoco por tener psiquismo. se manifiestan mentalmente.21. dice Ey. alterado en su coexistencia. IMPORTANCIA del pensamiento de Henri EY SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA • Organicidad (somatosis) • El sujeto “agente” de su patología Cuando Ey se pregunta si “la psiquiatría ¿es una ciencia del hombre o una ciencia de la naturaleza?” (cf ref. Esto se ve confirmado cuando se analiza la “sumatoria” de síntomas que exige el DSM-IV para el diagnóstico del sindrome de demencia. sus autodeterminaciones. etc. El orden de realidad en que el hombre existe es el de la coexistencia. Cuando Ey se pregunta si “la psiquiatría ¿es una ciencia del hombre o una ciencia de la naturaleza?” (cf ref. Por otra parte afirma explícitamente que la psicología “no es ciencia de la naturaleza”. Max Scheler dice que “el lugar del hombre en el cosmos” es que existe espiritualmente.19. Por un lado. la condición necesaria para el hombre de poder existir espiritualmente… porque así como teniendo estómago no existe gástricamente.1437) “que debe moverse en la órbita de la biología y de la medicina y no de la psicosociología”. no existe cardíacamente.1437) “que debe moverse en la órbita de la biología y de la medicina y no de la psicosociología”. p. 19 .) el diagnóstico de demencia requiere que esa sumatoria de déficits no esté determinada. a juicio del psiquiatra. Después de comprobar la presencia de diversos déficits (de memoria. y también es en ese nivel que se manifiesta el desorden somático que es la enfermedad mental. de funciones gnósicas y práxicas.Ey.19. debe poder reencontrar en el vínculo terapéutico su 31. PSIQUIATRÍA: rama de la medicina cuya especificidad es ser un saber y una praxis “psíquica” • La psiquiatría es ciencia de la naturaleza • La psicología es ciencia antropológica Pasemos ahora al segundo punto planteado: la necesidad antropológica actual de un cuerpo de doctrina psiquiátrica como la hipótesis de trabajo “órgano-dinámica” de H. ya que el hombre no existe psíquicamente. y es en ese nivel existencial que expresa su autonomía.21. la ciencia psicológica apunta a un objeto de saber que en los estados de normalidad mental es un objeto abstracto. o teniendo corazón. existe psíquicamente. El paciente psiquiátrico. Por otro.

(II) Porque el “fenómeno psiquiátrico”.. El encuadre que Ey hace de la psiquiatría en relación al saber antropológico le permite proponernos algunos planteos que aparecen relevantes desde el punto de vista de la persona humana... lo que significa que la psiquiatría tiene la clave para devolver a la medicina el nivel antropológico en que debe realizarse. que es la condición necesaria pero no suficiente de la libertad personal.591 20 . Estudio nº 26: p... 1954) “..Información Científica Gador nivel existencial normal. J.. Ey afirma que “el fenómeno psiquiátrico está en la intersección del mundo de la naturaleza y de la naturaleza del hombre”32. Mezzich en el acto inaugural. “se encuentra en la intersección del mundo de la naturaleza y de la naturaleza del hombre” (Étude 26: 591. aparece como un instrumento útil para que el psiquiatra pueda encarar esa dialéctica que la enfermedad mental plantea: ser una desorganización de la 32. “el algo en tercera persona” que “un alguien padece en primera persona”. Ey sostiene que en psiquiatría nos encontramos “en las antípodas de la patología externa”. Hoy -como lo reiteraba el Dr. El “modelo órgano-dinámico” de H. psiquiá- Por otra parte. Ey respondiendo a esa realidad.esa tarea se ha convertido en una necesidad a cubrir para que los pacientes. Por un lado. En consecuencia.. logrando reorganizar su infraestructura psíquica (por la aplicación de diversos tratamientos según el tipo de alteración). necesidad antropológica actual de un cuerpo de doctrina psiquiátrica: modelo órgano-dinámico de EY (de los hechos – coherente – heurístico) El encuadre que Ey hace de la psiquiatría en relación al saber antropológico le permite proponernos algunos planteos que aparecen relevantes desde el punto de vista de la persona humana. Ey respondiendo a esa realidad. tricos y no psiquiátricos. la psiquiatría debe diagnosticar y tratar la disolución del psiquismo. 1963) . El “modelo órganodinámico” de H. y en el centro antropológico de la patología” (Esquisse. Ey H.. aparece como un instrumento útil para que el psiquiatra pueda encarar esa dialéctica que la enfermedad mental plantea: ser una desorganización de la infraestructura corporal psíquica.estamos en las antípodas de la patología externa. puedan vivir en el contexto de una medicina fuertemente mecanicista. E..: 739.

sino crisis existenciales. para el psiquiatra mismo. que es la condición necesaria pero no suficiente de la libertad personal. el psiquiatra debe. E. la hipótesis de Ey encierra una especial importancia para la antropología. pero que son patológicas. Los hechos psiquiátricos que nos exigen salirnos del eclecticismo que subyace a ese “modelo”. sino básicamente porque de ese modo. Dado que. creador de valores. lisa y llanamente. que todo paciente plantea. y lo negativo aquí es que el escepticismo. No a una aproximación puramente psicofarmacológica (al “hombre neuronal”) y no a una alternativa puramente psicodinámica (al “hombre cultural”). un filósofo en los años ´50 decía que en filosofía ser escéptico es ser derrotista y Kurt Goldstein afirmaba que es derrotista todo saber y toda praxis que no concuerde con los fenómenos de la vida. En segundo lugar. Aunque el estado actual evolutivo de la psiquiatría exige liberarse del llamado “modelo bio-psico-social” sin embargo la mayor parte de los psiquiatras se mueven dentro de ese esquema de pensamiento que sólo es un sincretismo de acciones. Y no sólo porque con esas alternativas no se accede realmente a la enfermedad mental.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea infraestructura corporal psíquica. siempre nuevos. porque la vida siempre es positiva. como por su coherencia y carácter heurístico constituye actualmente una necesidad en relación a tres aspectos: Necesidad antropológica • por el paciente (concepción de su enfermedad mental y de su atención) • por el psiquiatra (hipótesis de trabajo: no escéptica. es decir determinadas por una somatosis. Para la cultura. responsable de su obrar) En primer lugar para el paciente. que le diga “no” a alternativas que no pueden encarar su realidad. tanto por derivarse de los hechos objetivos. Solamente el pensamiento del hombre puede introducir lo negativo. Por último. por otro vuelve dogmático al que lo practica. Aunque el estado actual evolutivo de la psiquiatría exige liberarse del llamado “modelo bio-psico-social” sin embargo la mayor parte de los psiquiatras se mueven dentro de ese esquema de pensamiento que sólo es un sincretismo de acciones. encuentran en la hipótesis eyiana una perspectiva desde la cual poder dar solución a los problemas. En ese sentido su hipótesis de trabajo. En suma. Gilson. las crisis del trastorno bipolar no son crisis como lo son las crisis de urticaria. trabajar por su paciente con una hipótesis de la enfermedad mental y de su atención que responda a la realidad de los hechos. por ejemplo. no se accede a la persona que el paciente es. para el medio 21 . no ecléctica = dogmática ) • por la antropología (el hombre: ser libre. que por un lado parcializa la realidad.

los psiquiatras debemos trabajar: a) con una psiquiatría que afirme que la enfermedad mental existe. como la historia de parte del siglo pasado lo mostró. porque de lo contrario. indirectamente afirma que el hombre psíquicamente no enfermo es libre. que por un lado parcializa la realidad. escape a su control. y que esa alteración disminuyéndolo en su autonomía hace que su conducta. a explicar conductas humanas normales como no responsables). propios y externos. por otro vuelve dogmático al que lo practica. a su “fiat”. que su realidad es ser una desorganización somática que altera al hombre en su coexistencia. y por otro. cuando al ser presionado por las ideologías debió afirmar que “la enfermedad mental existe” porque en realidad existe como desorganización real del cuerpo. Para la cultura. que su realidad es ser una desorganización somática que altera al hombre en su coexistencia. a negar la existencia de la enfermedad confundiendo la pobre locura que es la patología mental con la “rica locura” de Erasmo. un organon que le posibilite resolver los problemas psiquiátricos. tendiendo. como Galileo. para el medio humano. y b) con una psiquiatría que por diferenciar claramente la salud mental de la enfermedad mental. la distinción señalada debe ser planteada explícitamente y sin ambigüedades.Información Científica Gador Solamente el pensamiento del hombre puede introducir lo negativo. a su “fiat”. y que esa alteración disminuyéndolo en su autonomía hace que su conducta. y lo negativo aquí es que el escepticismo. Y frente al desarrollo neurocientífico que Ey en parte vivió y que proféticamente vislumbró. o sea que es creador de valores para bien o para mal y que en consecuencia es responsable (sabiendo que la responsabilidad es una tarea a asumir en la fragilidad de la naturaleza humana). en grados diversos. que a diario le 22 . a “psiquiatrizar” a toda la humanidad (es decir. o sea que es creador de valores para bien o para mal y que en consecuencia es responsable (sabiendo que la responsabilidad es una tarea a asumir en la fragilidad de la naturaleza humana). por la complejidad de la realidad de la enfermedad mental. En esa situación Ey afirmaba que el psiquiatra del siglo XX tuvo que proceder afirma que el hombre psíquicamente no enfermo es libre. Ey entiende que. en grados diversos. más allá de que se lo afirme o no. decía que el psiquiatra del siglo XXI deberá ser como Newton. se oscila contradictoriamente. escape a su control. es decir hacer que su hipótesis de trabajo sea un verdadero sistema. los psiquiatras debemos trabajar: a) con una psiquiatría que afirme que la enfermedad mental existe. mental de la indirectamente humano. b) con una psiquiatría que por diferenciar claramente enfermedad la salud mental. por un lado.

En último término. un sistema de pensamiento que convierta en derecho. decía que el psiquiatra del siglo XXI deberá ser como Newton. en profundidad. Ahora nos queda leer la obra. es necesario conocerla íntimamente. pero creo que para hacer su trabajo le agrega algo que también tenía Henri Ey: una pasión por la clínica. En último término. J.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea plantean los adelantos técnicos. una pasión por el saber. una pasión por comprender y ayudar a sus pacientes. propios y externos. un sistema de pensamiento que convierta en derecho. que a diario le plantean los adelantos técnicos. y esto Humberto Casarotti lo ha garantizado. como la de Henri Ey. Muchas gracias Y frente al desarrollo neurocientífico que Ey en parte vivió y que proféticamente vislumbró. el peso que la psiquiatría ya tiene de hecho en la medicina y en la cultura. el peso que la psiquiatría ya tiene de hecho en la medicina y en la cultura. es decir hacer que su hipótesis de trabajo sea un verdadero sistema. 23 . STAGNARO: Para poder traducir una obra compleja y medulosa. un organon que le posibilite resolver los problemas psiquiátricos.C.

donde la energía de los psiquiatras se desanima y se ago-ta en circuito cerrado. puso fuera de su campo de acción a estos seres perturbadores e inquietantes que con su ronroneo inoportuno y estéril amenazan su tranquilidad. alrededor del respeto de la libertad individual. una vez creado el asilo destinado a recogerlo y a tratarlo. geométrico y superficial que intuitivo. 24 . I. Pero. No obstante. una vez “matado el títere”. G. la primera en lograrlo y en prestigio. como ciencia y como obra de asistencia. en el plano de la asistencia. Y por los “locos” no se tuvo ningún otro interés sino el deber de atender. Estudio Nº 1. agudo y profundo. Lo habitual es que fuera de nuestras fronteras se culpe de esta crisis al estilo de pensamiento francés que sería más racionalista. una vez definido el alienado como un ser peligroso y que hay que internar. pp. 2008). Nada es más falso. la psiquiatría francesa declinó después de un desarrollo brillante. que la psiquiatría inició su vuelo moderno. Habiendo la sociedad en el mismo movimiento apagado su conciencia colectiva y afianzado su seguridad. En primer lugar. es el desinterés casi total de los poderes públicos y de la opinión pública en relación a los problemas sociales de la psiquiatría. por Henri Ey. Por eso es que no sorprende que la ley de 1838 haya sido la primera ley de asistencia. Este es el secreto de tantas vocaciones psiquiátricas que he visto quebrarse o extinguirse en la indiferencia y en la apatía. I.Información Científica Gador LA “LOCURA” Y LOS VALORES HUMANOS1 La psiquiatría francesa. después de la Revolución Francesa. del mismo modo que sus reglas prácticas gravitan. Esto no debería sorprender a quien ve claramente que los conceptos que constituyen el fundamento de nuestra ciencia se agrupan y se determinan en el plano filosófico y social en relación al problema crucial de la libertad. deben ser aprehendidas en sus raíces. más 1. Las causas de esta decadencia. la tensión que entre nosotros sufren muchos espíritus bien intencionados demuestra tanto una profunda aspiración que ha quedado insatisfecha como capacidades desaprovechadas. una vez definido por esta ley (o por lo menos por el uso de sus disposiciones que rápidamente se hizo tradicional). DE CLÉRAMBAULT (para mencionar solamente a los desaparecidos). t. en errores del pensamiento. Por el contrario. sufrió en el último siglo un crepúsculo del cual nuestros grandes maestros no lograron salvarla: MAGNAN. Buenos Aires: Editorial Polemos. RÉGIS. ya que la alienación mental tiene para la sociedad y en la sociedad una resonancia tal que se impone como fenómeno médico-social de primera magnitud. Esto puede y debe llamar la atención. Y sin embargo fue entre nosotros. A modo de ilustración. transcribimos aquí el Estudio Nº 1 en el que se reprodujo la alocución pronunciada. en la Facultad de Medicina de París durante las “Jornadas Psiquiátricas” de marzo de 1945 (Ey H. y constituye el aspecto de la patología que requiere la atención más inmediata de los gobiernos. pudo parecer que el problema estaba definitivamente resuelto. una vez admitido lo perdido. Estudios Psiquiátricos Vol. 13-19. SÉGLAS.

Otras veces reducida totalmente a las afecciones orgánicas cerebrales. la que sin llegarse al extremo de ejecutarla. La mayor parte de ellos ignora todo. ¿Quién se animaría a interesarse por esas pobres máquinas. De hecho la formación médica francesa excluye la enseñanza de la psiquiatría (con excepción de algunos breves pasajes que no son obligatorios para todos). etc. entre los hospitales y los asilos.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea o menos mal. integra la formación médica. que el cuerpo médico manifiesta en relación al hecho psicopatológico. ¡qué lástima! de la propaganda político-sanitaria. Me parece que las razones de tal separación son consecuencia de la confusión del concepto de enfermedad mental. que también tendría sus privilegiados y sus sacrificados? Si el criterio que debe medir el interés que hay que dar a esos flagelos sociales es el de la importancia numérica. a su costosa existencia.. ¡la psicosis pierde toda existencia. dado que somos 300 especialistas para atender alrededor de trescientos mil pacientes con patología mental. tan extrañamente tercos en su insistencia a persistir en su ser y a veces en su reproducción? Por lo general el remedio es la muerte. A veces la psicosis es considerada una enfermedad “no orgánica” (¡“ya que es psíquica”!) e ingresa en el dominio fantasmático del “psiquismo puro”. No creo equivocarme mucho diciendo que sólo el 3% o 4% de los estudiantes de medicina han sido puestos en condiciones tales de enseñanza o sencillamente de información. llega incluso a dividir al cuerpo médico psiquiátrico en dos partes que son desiguales. esas experiencias pusieron en evidencia el poco compromiso por la asistencia psiquiátrica. ¿es tan evidente que las curaciones y las recuperaciones sociales en nuestros pacientes son menos frecuentes (cuando alcanzan un mínimo de 30 a 35%) que en enfermedades que. Un médico siempre afirma con facilidad y a veces incluso con paradójica satisfacción que no entiende nada de psiquiatría. se desea para acortar su infortunio. mientras que por el contrario en algunos países extranjeros. ¿hace falta recordar que por las afecciones mentales alrededor de medio millón de familias son más o menos afectadas por la inquietud y la desdicha? Y si el criterio práctico es el de la recuperación social. y por la piedad en relación a estas miserias tan tocantes. porque en base a una mayor plasticidad de la patología psiquiátrica infantil es posible fundamentar mayores expectativas. entre la Salpétrière y Sainte-Anne. Esta es una de las banalidades cotidianas a las que estamos acostumbrados. temas sin cesar renovados y tal vez eternos. valorada claramente como un trampolín muy mediocre. la psiquiatría todo objeto y el psiquiatra ¡toda importancia! El psiquiatra asemejado más o menos inconscientemente al alienado 25 . lucha contra las enfermedades venéreas. de modo más constante. Si algunas experiencias del pasado nos mostraron el partido que se podía obtener por una explotación demagógica de la miseria humana bien orquestada alrededor de algunos “slogans”: lucha contra el alcoholismo. humorales que la determinan y confundida con ellas. de la imaginación y para decirlo todo. Es decir que en los dos casos. motivan la preocupación del estado y de la piedad pública? Sin embargo apenas una excepción es permitida para una parte de la asistencia psiquiátrica: la que se aplica a la infancia anormal. tanto de nuestra ciencia como de nuestra carrera. lucha contra la tuberculosis. se convierte en “una enfermedad como las otras” y nada más. pero es necesario que no sea exclusiva. ¿Habría que pensar que es necesario establecer una jerarquía en la miseria. Las razones de tan profundo divorcio ente medicina y psiquiatría. como para que en determinado momento se hubiesen podido plantear la cuestión de su eventual vocación psiquiátrica. de la nada. Es cierto que esta elección se explica y se justifica. viscerales. Una segunda causa de la crisis psiquiátrica es el desconocimiento cuando no el desdén. por esos peligrosos explosivos.

una producción puramente psíquica y se pierden en una “logomaquia” sin objeto. o bien derivan naturalmente de lo que precede. vencidos por la imposibilidad de dominar los problemas que la dura exigencia de los hechos plantea insidiosamente a sus reflexiones. Pero se quiera o no. hipótesis que armonicen y preparen las observaciones y la psiquiatría no puede no tomarlas en cuenta sin condenarse a su debilidad actual. Otras veces reducen la psicosis solo a sus determinantes cerebrales o humorales a los que únicamente consideran. más adecuado para divertir que para ser estimado. la separación absoluta del “mundo de la extensión” y del “mundo del pensamiento” haya sido trasladada y concretada en ese foso profundo y nefasto que en el pensamiento de tantos médicos. A veces consideran la psicosis como un desarrollo puramente psicogenético. que se les escapa porque se apartan sistemáticamente de ella. si por teorías se entienden abstracciones sin referencia a la clínica. Los remedios a aportar a tal estado de cosas. Una tercera causa de la decadencia de la psiquiatría francesa proviene de los psiquiatras mismos. abandonándose a un diletantismo escéptico. separa la medicina de la psiquiatría (idea que fácilmente proporcionan y luego reprochan a los psiquiatras). Sin embargo. del micrótomo o del microscopio. por cierto. en lo que tiene que ver con la posición exacta de la psiquiatría en relación a las ciencias médicas en general y a la neurología en particular. Sólo esto es lo que le dará en el marco de las ciencias biológicas y médicas. por un gusto paradójico por el “hara-kiri”. o bien (este caso. es 26 . Me basta con decir que desde mi punto de vista los principios esenciales de un plan de reformas en este campo son: la clarificación y la diversificación de la asistencia psiquiátrica arrancada de la adherencia a su único objeto actual: el alienado internado. adoptan muy frecuentemente la actitud que acabo de denunciar. única capaz de asegurar un vigoroso sistema de asistencia. o bien dependen. Algunos. muy adecuado para asegurar su tranquilidad. Pido que se tome cuidadosa nota de esto. En nuestro país no gustan mucho las teorías y en cierto sentido se tiene razón. Sin embargo su exposición exigiría tales discusiones técnicas que más me arrepentiría de exponerlo aquí. vicia la enseñanza de la psiquiatría y la eficacia de la asistencia a los psicópatas. que es incapaz de captar la sustancia de los trastornos. aquí hay un peligroso malentendido que. Muchos. ¿No será que a los psiquiatras lo que nos falta es LA PSIQUIATRÍA? Por esto entiendo un cuerpo de doctrina y no por supuesto los conocimientos prácticos y clínicos suficientes para ejercer de modo honorable nuestra profesión. o bien se refugian (y son los más numerosos) en trabajos especiales llevados a cabo minuciosamente como lo testimonian nues1 tras sociedades científicas. La psiquiatría debe imponerse por la consistencia de sus conocimientos y de su aparato teórico.Información Científica Gador es mirado como un malabarista de las palabras a quien a veces se le reconoce cierto talento psíquico. se suscitarían muchas reacciones y protestas si uno arriesgase a decirles que su actitud nihilista en relación a la psiquiatría tiene su origen en la antigua concepción cartesiana de las relaciones de lo físico y de lo moral . para toda ciencia son indispensables teorías científicas. Entre los médicos y especialmente entre los neurólogos que están acostumbrados a pensar así. que de no hacerlo. o dogmas que no se toleraría que fuesen discutidos. la creación de una nueva legislación que se aplique a la amplitud más humana y variada del objeto de la asistencia. refugiándose en una psiquiatría del bisturí. en nuestro país más que en otras partes. de la elaboración de una psiquiatría teórica. en nuestro país. creo que es lo que explica que. su valor científico decisivo y lo que definitivamente le asegurará su prestigio. es excepcional) convierten su impotencia en principio metodológico.

“incurables” y “peligrosos” (aparte de que en la práctica esa organización haría explotar rápidamente lo absurdo e incoherente de dicha combinación) agravaría aún más los inconvenientes del sistema actual que precisamente no supo o no pudo dar satisfacción en un mismo organismo jurídico-administrativo. colonias agrícolas. es necesario que la psiquiatría procure su contacto bienhechor en toda la exten- sión y en la variedad de su objeto. la “locura”. o bien condenarse a querer o a dejar a todos los alienados en libertad. o bien a aplastar a todos los psicópatas bajo el peso de la ley de 1. lleno de vacío. trastabillante contra la red implacable de las obligaciones lógicas y sociales. la del miedo y la de la piedad se interfieren y se mezclan en la aprehensión del problema humano que plantea la alienación mental. investido del enigmático asesinato que de modo extraño sube hasta su mano. diezmado y caído. si todos los hombres no poseyesen instin- 27 . y otra que agrupa a los “restos” llamados a la vez “crónicos”. se manifieste resueltamente “antropológica”. El remedio administrativo que parece tentar a ciertas mentalidades. El problema de la “locura”. ni todos seres dementes. especie de monstruo. Ambas imágenes. de modo tal que la internación no constituya ni la única solución asistencial ni tampoco la más frecuente. poseerlo y destruir totalmente en él la humanidad. No ver en la serie más que uno de estos extremos es. Sin embargo.Importancia Clínica y Psicopatológica de los Estudios de Henri Ey en la Psiquiatría Contemporánea decir. Percibimos a nuestro paciente como un haz de fuerzas tendidas hasta la amenaza en la feroz concentración de su ser hostil e irritado. forma genérica de todas las psicosis y neurosis. Pero. Es necesario. una que responde a la mezcla oscura de conceptos como “curabilidad. como una máquina. entre estas dos imágenes extremas de la intuición primitiva debemos ubicar cien imágenes que las entremezclan. según se ofrece a nuestra sagacidad en su generalidad y en su multiplicidad. Permitidme ahora algunas breves reflexiones sobre el valor humano de una psiquiatría no solamente médica y biológica sino de una psiquiatría que. como cautivo de la transparencia perdida de su lenguaje y ebrio del soñar que ha explotado en él. servicios de curas libres. para estar a la altura y a la medida de su objeto. para los técnicos modernos. no sea sino una fase. y esto es más fácil pensarlo que realizarlo y legalizarlo. no debería constituir una alienación sustancial. Pero como nuestros pacientes no son todos seres peligrosos. Hubo un tiempo (quizá no superado por todos) en el que todo psicópata era considerado con el alienado. de asistencia y de profilaxis psiquiátricas. que consiste en establecer dos categorías artificiales de pacientes. la “locura”. Hagamos referencia a las intuiciones concretas esenciales del problema. bajo la forma psicótica o neurótica con que se presenta. servicios de readaptación social y de ubicación familiar. más atentos a los movimientos de la vida psíquica de nuestros pacientes. sea apreciado de manera exacta. El psicópata provoca a la vez lástima y terror. hasta este momento única pieza del tablero. a todas las formas y grados de psicopatía. ni necesaria ni suficiente de un ciclo de asistencia más flexible y más variado que comprenda servicios de observación. La enfermedad mental. a la diversidad de exigencias naturales del hecho psiquiátrico. sería ininteligible. una formación mecánica heterogénea a la naturaleza humana.838. dubitativo. agudeza y benignidad”. la necesidad de un cuerpo único y jerarquizado de los médicos especialistas para todos los establecimientos públicos de curación. a sus “imágenes de Épinal”. al paciente considerado bajo su aspecto genérico. Para captar bien las exigencias del problema práctico de la psiquiatría es necesario que su objeto. parecía apoderarse de su ser. es necesario que el servicio cerrado. Pero volvamos nuevamente al objeto de nuestras reflexiones. O vemos al embargado por el vértigo.

entre nosotros. una superficie de contacto humano. Y esto la asistencia psiquiátrica no debe olvidarlo. No se confundan. los sortilegios y los encantamientos de su infancia y de sus sueños. que está en potencia en todos los hombres. equiparlos a la medida de los grandes progresos terapéuticos logrados desde hace 30 años. sin que la administración y la ley hayan reconocido y consagrado sus iniciativas. un grito que conmueve e hiere. ridículamente restringido en Francia. las finanzas privadas y públicas se beneficiarían de un movimiento de readaptación social y del incremento del esfuerzo terapéutico que se produciría. En último término sin ninguna duda. sino que más bien orienta a considerar con la profunda identidad de materia. Finalmente esas reformas exigirán medios materiales poderosos. construirlos. la diversidad esencial de la estructura del hombre normal y del paciente. ampliarlo y hacerlo circular a través de un sistema suficientemente variado que posibilite a cada paciente acercarse lo más posible a la vida social. supieron adquirir tanto mérito en las primeras iniciativas del Espíritu en ayuda del Espíritu. Es decir que es inmanente a la naturaleza humana. Así es que. al formular aquí ideas que en su mayor parte pertenecen a toda la escuela psiquiátrica francesa. permitidme agregar que. sino por supuesto también el deseo de todos los psiquiatras que ofrecemos al país nuestra experiencia y nuestra voluntad. a saber: que todos los hombres serían “locos”. que esto no significa retomar desde nuestro punto de vista esa absurdidez que tan a menu-do se asigna al psiquiatra y que sería la negación misma de la psiquiatría. La “locura” solo rompe el recipiente de estos vapores inconscientes. Tales reformas. entiendo expresar no sólo el deseo impaciente de nuestros noveles colegas.Información Científica Gador tos y pasiones que continuamente se oponen a su unidad. si no tuviesen memoria ni imaginación por la que son atraídos a evadirse del presente y de lo real. También exigen mucha reflexión y preparación para que no sean una improvisación demasiado precipitada. en los dos sentidos de la palabra. 28 . exigen sin embargo el entusiasmo y la insistencia que deben caracterizar a la renovación psiquiátrica que todos esperamos. pensando siempre en igualar a quienes. Desde hace largo tiempo los esfuerzos de los médicos han respondido a esta exigencia del paciente. Al terminar. Especialmente será necesario reforzar el cuerpo de los médicos especialistas encargados de todos los servicios de esta asistencia. aunque no constituyen nada más que lo que desde hace mucho tiempo desean la mayor parte de los psiquiatras. para muchos pacientes se ha constituido en el interior del asilo un nuevo mundo. una profundidad de resonancia. Será necesario instalar establecimientos. como un eco del drama más auténticamente humano. un acento. Hay que incrementar este esfuerzo. la de ser tratado con el máximo de consideraciones debido al máximo de humanidad que aún puede representar. si no contuviesen. a pesar de su enfermedad. una neosociedad. También este paciente es para nosotros.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful