Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo

Samir Amin
El análisis que propongo está inscrito en una visión histórica general de la expansión del capitalismo, la cual no voy a desarrollar por razones de espacio (1). En esta visión, el capitalismo ha sido siempre, desde sus orígenes, un sistema polarizante por naturaleza, es decir, imperialista. Esta polarización es decir, la construcción concomitante de centros dominantes y peri!erias dominadas y su reproducción más pro!unda en cada etapa es propia del proceso de acumulación del capital operante a escala mundial, !undado so"re lo que yo he llamado #la ley del valor mundializada$. En esta teoría de la expansión mundial del capitalismo, las trans!ormaciones cualitativas de los sistemas de acumulación entre una !ase y otra de su historia construyen las !ormas sucesivas de la polarización asim%trica centros & peri!erias, es decir, del imperialismo concreto. El sistema mundial contemporáneo seguirá siendo, en consecuencia, imperialista (polarizante) para cualquier !uturo posi"le, en tanto la lógica !undamental de su despliegue siga estando dominada por las relaciones de producción capitalistas. Esta teoría asocia entonces a imperialismo con proceso de acumulación del capital a escala mundial, hecho que yo considero como una sola realidad con di!erentes dimensiones, de hecho indisocia"les. Ella se di!erencia entonces de la versión vulgarizada de la teoría leninista del #imperialismo como !ase superior del capitalismo$ (como si las !ases anteriores de la expansión mundializada del capitalismo no hu"ieran sido polarizantes) y de las teorías post modernistas contemporáneas que cali!ican a la nueva mundialización como #post imperialista$ .

1. Del conflicto permanente de los imperialismos al imperialismo colectivo. En su despliegue mundializado el imperialismo se con'ugó siempre en plural, desde sus orígenes en el siglo ()( hasta 1*+,. El con!licto entre los imperialismos, permanente y, a menudo, violento, ocupó, de esta manera, un lugar decisivo en la trans!ormación del

Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin

mundo a trav%s la lucha de clases, seg-n la cual se expresan las contradicciones !undamentales del capitalismo. .uchas sociales y con!lictos entre imperialismos se articula"an estrechamente y esta articulación es la que ha comandado la historia del capitalismo realmente existente. /o se0alo en este sentido que el análisis propuesto se separa ampliamente del de la #sucesión de hegemonías$. .a segunda guerra mundial provocó una trans!ormación mayor en lo concerniente a las !ormas del imperialismo1 la sustitución de un imperialismo colectivo, asociando al con'unto de los centros del sistema mundial capitalista (para simpli!icar, la $tríada$1 Estados 2nidos y su provincia exterior canadiense, Europa 3ccidental y central y 4apón), a la multiplicidad de imperialismos en con!licto permanente. Esta nueva !orma de la expansión imperialista pasó por di!erentes !ases en su desarrollo, pero está a-n presente. El rol hegemónico eventual de los Estados 2nidos, del cual ha"rá que precisar sus "ases y las !ormas de su articulación con el nuevo imperialismo colectivo, de"e ser situado en esta perspectiva. Estas cuestiones su"rayan pro"lemas, que son precisamente las que yo desearía tratar en este epílogo. .os Estados 2nidos o"tuvieron un "ene!icio gigantesco con la segunda guerra mundial, la cual arruinó a sus principales com"atientes Europa, 2nión 5ovi%tica, 6hina y 4apón. Ellos quedaron entonces en una posición que les permitía e'ercer su hegemonía económica, ya que concentra"an más de la mitad de la producción industrial del mundo de entonces y tenían la exclusividad de las nuevas tecnologías que dirigirían el desarrollo de la segunda mitad del siglo. 7demás, ellos tenían la exclusividad del arma nuclear la nueva arma #a"soluta$. Es por estas razones que yo no sit-o el corte que anuncia el !in de la guerra en /alta, como se dice a menudo (en /alta los Estados 2nidos a-n no tenían el arma) sino en 8ostdam (días despu%s de los "om"ardeos a 9iroshima y :agasa;i). En 8ostdam el tono americano cam"ió1 la decisión de la #guerra !ría$ !ue tomada por ellos. Esta do"le venta'a a"soluta resultó ser erosionada en un tiempo relativamente "reve (dos d%cadas) por la do"le recuperación, económica para Europa capitalista y 4apón, militar para la 2nión 5ovi%tica. <ecordaremos entonces que este repliegue relativo de la potencia de los Estados 2nidos alimentó a toda una %poca en que !loreció el discurso so"re el #declive americano$ e incluso crecieron hegemonías alternativas (Europa, 4apón, y más tarde 6hina = ). En este momento se sit-a el gaullismo. >e ?aulle considera"a que el o"'etivo de los Estados 2nidos despu%s de 1*+, ha"ía sido el control de todo el @ie'o Aundo (#Eurasia$). / que Bashington ha"ía logrado hacer avanzar sus peones destruyendo a Europa a la Europa verdadera, del 7tlántico a los 2rales, es decir, incluyendo a la #<usia 5ovi%tica$ como %l decía agitando el espectro de una #agresión$ de Aosc- en la cual %l no creía. 5us análisis eran, seg-n mi punto de vista, realistas y per!ectos. 8ero %l era casi el -nico en decir esto. .a contra estrategia que proponía !rente al #atlantismo$ promovido por Bashington, esta"a !undada en la reconciliación !ranco alemana, so"re la "ase de la cual la construcción de una #Europa no americana$ podría conce"irse, con el cuidado de mantener a ?ran Creta0a !uera del proyecto, ya que esta"a tildada, a 'usto título, de ser el 6a"allo de Droya del atlantismo. Europa entonces podría a"rirse hacia una reconciliación con <usia (sovi%tica). <econciliar y aproximar a los tres grandes pue"los europeos !ranceses, alemanes y rusos pondría un t%rmino de!initivo al proyecto americano de dominación del mundo. El con!licto interno del proyecto propio europeo puede entonces resumirse en la opción entre dos alternativas1 la Europa atlántica, proyecto americano, o la Europa (integrando en esta perspectiva a <usia) no atlántica. 8ero este con!licto a-n no está resuelto. .as evoluciones ulteriores el !in del gaullismo, la admisión de ?ran Creta0a en Europa, al crecimiento del Este, el derrum"e sovi%tico han !avorecido hasta el presente a lo que yo cali!ico como la

8ágina E de E+

!ueron los elementos que condu'eron a que la 3:2 !uera !undada so"re un nuevo principio que proclama"a el carácter ilegítimo de las guerras. la solidez del carácter colectivo del imperialismo de la tríada. El o"'etivo no era solamente #encerrar en un círculo a la 2<55$ (y a 6hina) sino tam"i%n disponer de los medios que harían de Bashington el due0o a"soluto de todas las regiones del planeta. "uscando #excusas$. >icho de otra manera. y del cual nunca se ha separado.. desarrollando una descon!ianza sistemática !rente a todo derecho supra nacional. extender a todo el 8laneta la >octrina Aonroe. /o vuelvo aquí a recordar lo que escri"í antes del derrum"e de la 2<55 acerca de la posición prioritaria que ocupa"a el Aedio 3riente en esta visión estrat%gica glo"al .os Estados 2nidos. . los imperialistas del pasado no se ha"ían comportado tampoco de manera di!erente y aquellos que "usquen atenuar las responsa"ilidades y los comportamientos criminales de la dirigencia de los Estados 2nidos en el momento actual. tal y como argument% anteriormente. ha conocido algunas vicisitudes. 7l día siguiente de la primera guerra mundial. 6once"ido en 8ostdam. Este proyecto. Esta evolución recon!orta. 9u"i%ramos deseado ver cam"iar la historia tal como parecía suceder despu%s de 1*+. El proyecto le ha dado siempre un rol decisivo a su dimensión militar. para ser puesto en práctica por una 'unta de extrema derecha que logró el poder por una suerte de golpe de Estado como consecuencia de elecciones dudosas. salvo en ciertos momentos coyunturales como el nuestro. Bilson preconiza"a volver a !undar la política internacional en principios di!erentes a los que. sino que además. a pesar de que. Este proyecto implica que #la so"eranía de los intereses nacionales de los Estados 2nidos$ sea colocada por encima de todos los otros principios que enmarcan a los comportamientos políticos considerados como medios #legítimos$. de"en considerar el mismo argumento el de los antecedentes históricos indiscuti"les. ha estado a punto del !racaso y no ha"ía podido ser llevado a ca"o con la coherencia y la violencia que %ste implica. Auy rápidamente los Estados 2nidos pusieron en marcha una estrategia militar glo"al. podríamos decir. e incluso de demencial. su puesta en marcha ha pasado por altas y "a'as. este proyecto se !undó so"re el monopolio nuclear. y de criminal por lo que implica.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin #supresión del proyecto europeo$ y su #do"le disolución en la mundialización económica neoli"eral y en la alineación política y militar con Bashington$ . 6iertamente. no nació de la ca"eza del 8residente Cush hi'o. consecuencia del derrum"e de la 2nión 5ovi%tica. además. no hicieron suyo este principio. el cual yo cali!icaría sin vacilaciones de desmesurado. F5e trata de una trans!ormación cualitativa #de!initiva$ (no coyuntural)G F)mplicará !orzosamente un #liderazgo$ de los Estados 2nidos de una u otra maneraG 7ntes de intentar responder a estas preguntas es necesario explicar con más precisión en qu% consiste el proyecto de los Estados 2nidos. repartiendo el 8laneta en regiones y delegando la responsa"ilidad del control de cada una de ellas a un #25 Ailitary 6ommand$. El con!licto entre los imperialismos y el desprecio del derecho internacional. 2. Este es el proyecto que la clase dirigente de los Estados 2nidos conci"e despu%s de 1*+. dados los horrores que las potencias !ascistas provocaron durante la segunda guerra mundial. El proyecto de la clase dirigente de los Estados Unidos: extender la doctrina Monroe a todo el planeta. han so"repasado ampliamente a sus precoces iniciadores. despu%s del 8ágina H de E+ . con toda evidencia. la cual e!ectivamente le da"a a los Estados 2nidos el #derecho$ exclusivo so"re el :uevo Aundo con!ormemente a los que ellos de!inían como sus #intereses nacionales$.

. 8orque aunque la realidad de una amenaza de #invasión sovi%tica$ solo podía convencer a los d%"iles de espíritu. (I) y el apoyo que la 2nión 5ovi%tica y 6hina les dieron (cada uno a su manera). 8oco importa que las vicisitudes de la política interior de los Estados 2nidos hayan pospuesto la puesta en marcha de estos principios. son la expresión de esto. le ha"ían dado la so"eranía a los estados monárquicos y luego a las naciones más o menos democráticas. sino solicitado por las "urguesías de Europa y de 4apón. /o no creo que sea acepta"le encontrar excusas ante este retorno a la visión que los :azis ha"ían desarrollado en su momento al exigir la destrucción del 5>:. 8udi%ramos entonces creer que el carácter colectivo del nuevo imperialismo solo se de"ió a este !actor político. so"re todo en el Aedio 3riente.atina.a alineación del colectivo de la tríada "a'o el liderazgo americano parecía un hecho in-til para poder dominar las relaciones :orte 5ur de la %poca. ya que por e'emplo K. con tanto talento y elegancia como lo hizo @illepin ante el 6onse'o de 5eguridad. algo que intentar% explicar más adelante. 8redicar a !avor del derecho. pero tam"i%n en 7!rica y 7m%rica . 8ero este no !ue el caso. 8ágina + de E+ . no solamente aceptando la coexistencia pací!ica con un área vasta que se les escapa"a ampliamente (#el mundo socialista$). que el proyecto de los Estados 2nidos se desplegara con vigor. dado que ese carácter a"soluto esta"a cuestionado por el desastre hacia el cual ha"ía conducido a la civilización moderna. puesto en práctica por el ?rupo de los M y las instituciones a su servicio (3A6. "ase de la 6arta de las :aciones 2nidas. y que una vez que Europa y 4apón recuperaran su desarrollo "uscarían desem"arazarse de la tutela molesta e in-til de Bashington. hasta cierto punto al menos. nunca contó con la convicción ni con el apoyo de las clases dirigentes de los Estados 2nidos. F8or qu%G. tuvieron un rol decisivo en la de!inición del nuevo concepto de multi lateralismo y en la condena a las guerras que lo acompa0a"an. El go"ierno económico del mundo so"re la "ase de principios del neoli"eralismo. Kueron los Estados 2nidos quienes. Esta "ella iniciativa sostenida por los pue"los del mundo entero en aquel entonces y que representa"a e!ectivamente un salto cualitativo hacia el progreso de la civilización.a puesta en práctica de un proyecto pasa necesariamente por !ases sucesivas construidas por la realidad de las relaciones de !uerza particulares que la de!inen. a los cuales les pisa"an los talones sus primos adversarios comunistas. Canco Aundial y KA)) y los planes de rea'uste estructurales impuestos al Dercer Aundo. . su invocación le hacía "uenos servicios tanto a la derecha como a los social demócratas. :os queda comprender la idea de que el proyecto permanece al servicio de un imperialismo colectivo.as autoridades de Bashington siempre se sintieron mal dentro de la 3:2 y hoy proclaman "rutalmente lo que estuvieron o"ligadas a esconder hasta este momento1 ellas no aceptan incluso ni el concepto de un derecho internacional superior a lo que consideran ser las exigencias de la de!ensa de #sus intereses nacionales$. e incluso su sucesor Druman..Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin tratado de Bestphalie (1I+J). <oosevelt. lamenta"lemente hoy solo es una #mirada nostálgica hacia el pasado$ en vez de constituir un recordatorio so"re lo que de"e ser el !uturo. Ai explicación hace un llamado a recordar el crecimiento de los movimientos de li"eración nacional en 7sia y en 7!rica L la era de Candoung 1*. sino tam"i%n negociando los t%rminos de la participación de los países de 7sia y de 7!rica en el sistema mundial imperialista. 1*M. evidentemente. . Esta es la razón por la cual los :o 7lineados se encontraron con!rontados !rente a un #"loque occidental$ prácticamente sin !allas. de!endieron un pasado que creíamos so"repasado de!initivamente. En el plano político. en esa ocasión. En la inmediata post guerra el liderazgo americano no solamente !ue aceptado. El derrum"e de la 2nión 5ovi%tica y el desvanecimiento de los regímenes nacional populistas nacidos de las luchas de li"eración nacional posi"ilitaron. El imperialismo se vio entonces o"ligado a actuar.

por el resto. Europa está en tercer lugar dentro de esta visión glo"al que tienen los nuevos due0os del mundo. precisamente para hacerle !rente al desa!ío sovi%tico. El atlantismo incondicional de los unos (?ran Creta0a y los nuevos poderes serviles del Estado). aparentemente. los Estados 2nidos no tienen competencia seria. contri"uyen al desvanecimiento del proyecto europeo. durante las guerras del ?ol!o (1**1) y despu%s en la de /ugoslavia y 7sia 6entral (ENNE). . con esta !inalidad. la clase política alemana parece vacilante y puede estar dividida en cuanto a sus opciones estrat%gicas. 3. . 5imultáneamente parecen di"u'arse !racturas entre los Estados 2nidos y ciertos países europeos. tal y como les sucedió a 7lemania y 4apón. F8utin lo ha"rá comprendido y comienza <usia a salir de sus ilusionesG En segundo lugar 6hina. las #arenas movedizas del proyecto europeo$ (punto so"re el cual regresar%) y los intereses convergentes del capital dominante del imperialismo colectivo de la tríada. aceptando marginar a la 3:2 en "ene!icio de la 3D7:. . al menos hasta el momento. a un re!orzamiento del e'e 8arís L Cerlín Aosc-. El mundo de hoy es militarmente unipolar. en contrapunto. El imperialismo colectivo de la tríada y la hegemonía de los Estados Unidos: su articulaci n y sus contradicciones. cuya masa y %xito económico inquietan a los Estados 2nidos.a diplomacia de Bashington ha logrado mantener a 7lemania en su sitio y la reuni!icación y la conquista de Europa del Este han. . alineado en su con'unto "a'o los principios del li"eralismo. FEstas !racturas son solamente coyunturales y de alcance limitado o anuncian cam"ios duraderosG 9a"ría que analizar en toda su comple'idad las lógicas que 8ágina .a nueva coyuntura es di!erente.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin podemos constatar que en un primer momento Europeos y 4aponeses aceptaron alinearse con el proyecto de los Estados 2nidos. Ella olvida que Bashington tenía la necesidad de ayudar a estos dos adversarios de la segunda guerra mundial. (ENNH). .a clase dirigente de los Estados 2nidos proclama sin reticencia alguna que ella no #tolerará$ la reconstitución de ninguna potencia económica o militar capaz de cuestionar su monopolio de dominación del planeta y se ad'udica. 5in em"argo.a alternativa de un alineamiento atlántico la cual parece tener viento en popa llama. en lo que concierne a la gestión política de un sistema mundializado. cuyo o"'etivo estrat%gico es igualmente el de desmem"rar a este gran país . despu%s de ha"er #perdido la guerra$ ella podría #ganar la paz$. 8odemos regresar entonces a nuestra cuestión central1 naturaleza y solidaridad eventual del imperialismo colectivo de la tríada y las contradicciones y de"ilidades de su liderazgo por parte de los Estados 2nidos. En primer lugar <usia. Dres adversarios potenciales se vislum"ran.a clase dirigente rusa no parece ha"er comprendido esto hasta el momento. en principio al menos. aunque algunos signos indican un posi"le !in a partir de la guerra de )ra. de E+ . re!orzado esta alianza1 7lemania se ha envalentonado para retomar su tradición de #expansión hacia el Este$ (el papel de Cerlín en el desmem"ramiento de /ugoslavia dado el reconocimiento de la independencia de Eslovenia y 6roacia !ueron una expresión de esto y. cuyo desmem"ramiento constituye el o"'etivo estrat%gico mayor para los Estados 2nidos. el cual se convertiría en el pilar más sólido de un sistema europeo independiente de Bashington. Este primer momento no ha sido a-n so"repasado. 8ero con este caso la dirigencia norteamericana no parece inquieta. Ella parece ha"erse convencido que. 5u opción es entonces destruir de!initiva y completamente al adversario ruso derrotado. ha sido invitada a navegar en la silla de Bashington. el derecho de conducir #guerras preventivas$. mantenido en su estatus de #modo europeo del proyecto de los Estados 2nidos$.

por el contrario.a solidaridad de los segmentos dominantes del capital trasnacional con todos los integrantes de la tríada es real. casi ninguno de sus segmentos le ganaría a sus competidores en un mercado verdaderamente a"ierto como el que imaginan los economistas li"erales. . Que conciernen a la naturaleza de las evoluciones que an conducido acia la constitución del nuevo imperialismo colectivo !o sugiero aquí que la !ormación del nuevo imperialismo colectivo tiene su origen en la trans!ormación de las condiciones de la competencia. las !irmas trasnacionales. 6orea y otros países industrializados de 7sia y 7m%rica . que en el sistema de imperialismo colectivo los Estados 2nidos no tienen venta'as económicas decisivas. millares en 1**N. / son aquellos que logran este mercado quienes se imponen en sus terrenos nacionales respectivos.os Estados 2nidos se emplean.atina en lo que respecta a productos manu!acturados "anales.a sumisión ante la hegemonía que los Estados 2nidos pretenden será entonces algo inevita"le.os vencedores de los #match$ nacionales podían situarse en "uenas posiciones en el mercado mundial. lo que los ponía en desventa'a !rente a los Estados 2nidos). 7demás.NN en ENNE. ya que el sistema productivo de los Estados 2nidos está le'os de ser el #más e!iciente del mundo$. >e esta manera. los Estados 2nidos no ganarían la competencia si no recurrieran a Omedios #extra económicos$ que violan los propios principios del li"eralismo impuestos a sus competidoresP 8ágina I de E+ . y se expresa en su a!iliación al neoli"eralismo glo"alizado. . en la pare'a nacional & mundial los t%rminos de la casualidad se invirtieron1 antes la potencia nacional comanda"a la presencia mundial. . Que conciernen al lugar de los Estados "nidos en la economía mundial # a opinión general es que el potencial militar de los Estados 2nidos sólo constituye la cum"re del ice"erg que prolonga su superioridad so"re los países en todos los dominios.NN INN millones de #consumidores potenciales$.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin comandan el despliegue de la nueva !ase del imperialismo colectivo (las relaciones :orte 5ur en un lengua'e corriente) y los o"'etivos propios del proyecto de los Estados 2nidos. y que ha pasado de 1NN millares de dólares en 1*J* a . económico. el cual se agrava cada a0o. y !rente a Europa y al 6ono 5ur de 7m%rica . sean cuales sean. este d%!icit concierne a prácticamente todos los segmentos del sistema productivo. se tratase de los Estados 2nidos (mayor mercado nacional del mundo) o de los Estados europeos (a pesar de su talla modesta. /o considero. a 6hina. En este espíritu es que a"ordar% sucinta y sucesivamente cinco series de cuestiones. En la actualidad.a mundialización pro!unda es el primer marco de actividad de las grandes !irmas. . sea cual sea su nacionalidad. Eso no quiere decir que Bashington entienda que de"e #compartir equitativamente$ los provechos de su liderazgo. .os Estados 2nidos están vistos dentro de esta perspectiva como los de!ensores (militares si !uera necesario) de sus #intereses comunes$. hoy es al rev%s. pero es poco pro"a"le. tienen intereses comunes en la gestión del mercado mundial. Destimonio de ello es el d%!icit comercial de los Estados 2nidos. en avasallar a sus aliados y solo están dispuestos a consentirles a sus su"alternos de la tríada concesiones menores.atina en cuanto a la agricultura. Estos intereses se superponen a los con!lictos permanentes y mercantiles que de!inen a todas las !ormas de competencia propias del capitalismo. )ncluso el excedente del cual se "ene!icia"an los Estados 2nidos en el dominio de los "ienes de alta tecnologías.a competencia entre 7riane y los cohetes de la :asa y entre 7ir"us y Coeing testimonia acerca de la vulnera"ilidad de la venta'a americana. . político. la talla del mercado necesario para llegar hasta el primer ciclo de los matchs es cercana a los . 8or el contrario. las grandes !irmas li"ra"an sus "atallas competitivas por lo general en los mercados nacionales. FEste con!licto de intereses del capital dominante llegará hasta el punto de entra0ar una ruptura con la alianza atlánticaG :o es imposi"le. Krente a Europa y a 4apón en las producciones de alta tecnología. ha cedido su lugar a un d%!icit. >icho de otra manera. cultural. . 9ace algunas d%cadas. en contrapunto. que era de H.

). la adopción de una tasa de cam"io correcta. =) En este sentido. por el contrario. . por e'emplo.os economistas (convencionales) no disponen de herramientas analíticas que les permitan comprender toda la importancia del primero de estos o"'etivos. a lo cual podríamos a0adir la punción e'ercida en nom"re del servicio de la deuda impuesta a la casi totalidad de los países de la peri!eria del sistema mundial. porque reposó en trans!erencias de capital que implicaron la a!ectación de sus socios. pudiendo ser corregidas con.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin . que vive en el corto t%rmino. exportaciones de armas y "-squeda de rentas petroleras (que suponen el acuerdo de sus productores. En todos los segmentos del sistema productivo real. El virus li"eral tampoco explica todo. Ellas son estructurales. .o esencial del d%!icit americano está cu"ierto por los aportes en capitales que provienen de Europa y 4apón. 8ero sean cuales sean los da0os que ocasionarán a largo plazo. . . F:o los oímos repetir hasta el cansancio que en la #nueva economía$ las materias primas que "rinda el Dercer Aundo 8ágina M de E+ .a privatización a ultranza y el desmantelamiento de los servicios p-"licos sólo conseguirán reducir las venta'as comparativas de las cuales se "ene!icia a-n la #vie'a Europa$. le'os de sacar estas conclusiones que se imponen al constatar la insu!iciencia de la economía de los Estados 2nidos. El crecimiento de los a0os 6linton. del 5ur (países petroleros ricos y clases compradoras de todos los países del Dercer Aundo. 5in dudas. como la cali!ica Cush. . estas medidas o!recen al capital dominante. etc. o con la construcción de relaciones salario & productividad más !avora"les. cuentan entre las principales razones de la pro!unda crisis que atraviesa la sociedad de Estados 2nidos.os Estados 2nidos dependen para el 1NQ de su consumo industrial de "ienes cuya importación no está cu"ierta por exportaciones de productos nacionales$. #. la ocasión de provechos suplementarios. precisamente porque %ste escapa ampliamente de las reglas del mercado y se "ene!icia con el apoyo estatal. el crecimiento de los Estados 2nidos no ha sido me'or que el de Europa. Ellas no son ciertamente coyunturales. vanagloriado como el producto de un #li"eralismo$ al cual Europa se resistió desgraciadamente. con su consentimiento o a la !uerza. y el pre'uicio tenaz que !avorece sistemáticamente al #privado$ en detrimento del servicio p-"lico.os Estados 2nidos solo tienen venta'as comparativas esta"lecidas en el sector armamentista. en imitarlos. es !icticio y no generaliza"le.a economía norteamericana vive como parásito en detrimento de sus socios en el sistema mundial. aunque tenga algunas !unciones -tiles para el sistema. el li"eralismo de 6linton preparó "ien las condiciones que permitieron el despegue reaccionario y la victoria ulterior de Cush hi'o. #.as causas que originaron el de"ilitamiento del sistema productivo de los Estados 2nidos son comple'as. incluyendo a los más po"res). esta venta'a trae algunas otras para la es!era civil ()nternet es el e'emplo más conocido) pero es igualmente la causa de serias distorsiones que constituyen handicaps para muchos sectores productivos. El mundo produce. se es!uerzan.o medios puestos en práctica por Bashington para compensar sus de!iciencias son de naturaleza diversa1 violaciones unilaterales repetidas de los principios del li"eralismo.a venta'a$ de los Estados 2nidos es la de un depredador cuyo d%!icit está cu"ierto con el aporte de los otros. tal y como lo recuerda Emmanuel Dodd. como la de paralizar a la izquierda. . Que conciernen a los o$%etivos propios del pro&ecto de los Estados "nidos #a estrategia hegemónica de los Estados 2nidos se sit-a en el marco de un nuevo imperialismo colectivo. los Estados 2nidos (cuyo ahorro nacional es prácticamente nulo) consumen. uno de los motivos reales de las guerras de 7sia central y de )ra. >e"ería entonces extra0arnos que los europeos. El #milagro americano$ se alimentó exclusivamente del crecimiento de los gastos producidos por el agravamiento de las desigualdades sociales (servicios !inancieros y personales1 legiones de a"ogados y de policías privados. .a mediocridad de los sistemas de ense0anza general y de !ormación.

. el Aein Ramp! de la nueva administración de Bashington con!iesa que los Estados 2nidos se han tomado el derecho de apropiarse de todos los recursos naturales del 8laneta para satis!acer prioritariamente a sus consumidores. Evidentemente. .a carrera por las materias primas (petróleo en primer lugar. en las condiciones de la peri!eria. 8or e'emplo. será considera"le durante largo tiempo. hecho por el cual ninguna intervención !uerte en el Dercer Aundo puede ser conducida sin ellos.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin perderán su importancia y. En esta perspectiva. !rente a 6hina. un respeta"le n-mero de países del 5ur están llamados a convertirse en productores industriales cada vez más importantes.atina. 8or otra parte. En el plano del control glo"al de los recursos del planeta. el agua. so"re todo su dependencia petrolera del ?ol!o. en consecuencia. 7hora "ien. el monopolio militar y el peso que tiene la #cultura anglosa'ona$ a trav%s de la cual se expresa pre!erentemente la dominación ideológica del capitalismo. )mportadores de tecnologías. Domando militarmente el control de esta región con la guerra de )ra. el poder sovi%tico ha"ía comprendido esta vulnera"ilidad de Europa y de 4apón y ciertas intervenciones sovi%ticas en el Dercer Aundo ha"ían tenido el o"'etivo de recordarlo.os centros del sistema capitalista tienen necesidad de e'ercer su dominación en las peri!erias y de someter a sus pue"los a la disciplina !eroz que exige la satis!acción de sus prioridades.a puesta en práctica sistemática de estas tres venta'as aclara muchos aspectos de la política de los Estados 2nidos. las de!iciencias de Europa y de 4apón podrían ser compensadas con la hipótesis de un serio acercamiento Europa <usia (la #casa com-n$ de ?or"atchov). ellos están llamados a estar presentes en los equili"rios mundiales con un peso creciente. su estrategia o!ensiva !rente a 6orea aprovechándose de la #crisis !inanciera$ del país y. ma0ana. 7nteriormente.. le'os de ser este un !actor de esta"ilidad. 5o"re todo porque algunos recursos arriesgan su extinción. para conservar su hegemonía. y el sutil 'uego que "usca perpetuar las divisiones en Europa movilizando con esta !inalidad a su aliado incondicional "ritánico e impidiendo un acercamiento serio entre la 2nión Europea y <usia. de manera de llevarlos a negociar en otro terreno. :o se trata solamente de algunos países de 7sia del este (como 6orea). En este sentido. :o solamente porque los Estados 2nidos son la -nica potencia militar mundial. de capitales. internos e internacionales. sino de la inmensa 6hina y. será %ste cada vez más marginal en el sistema mundialG En contrapunto a este discurso ingenuo y vano. los Estados 2nidos han demostrado que esta"an per!ectamente concientes de la utilidad de este medio de presión !rente a sus aliados competidores. no solamente por el cáncer exponencial provocado por el derroche del consumo occidental. la dirigencia americana ha comprendido per!ectamente que. 8orque esta expansión no puede a"sor"er. sino tam"i%n por el desarrollo de la nueva industrialización de las peri!erias. sino porque Europa (ex 2<55 excluida) y 4apón están desprovistos de los recursos esenciales para la so"revivencia de sus economías. incluso aunque decrezca en t%rminos relativos. la aceleración de la expansión capitalista en el sur solo podrá ser la causa de con!lictos violentos. pero tam"i%n por otros recursos. tanto en sus mercados internos como en el mercado mundial. Esta es la razón por la cual el peligro de esta construcción en Eurasia !ue vivido por Bashington como una pesadilla. 8ágina J de E+ . los Estados 2nidos disponen de venta'as decisivas so"re Europa y 4apón. so"re todo los es!uerzos sistemáticos que Bashington realiza por el control militar del Aedio 3riente petrolero. de la )ndia y de los grandes países de 7m%rica . las peri!erias del sistema son #zonas de tempestad$. dispone de tres venta'as decisivas so"re sus competidores europeos y 'apon%s1 el control de los recursos naturales del glo"o terráqueo. pero tam"i%n competidores en la exportación. so"re todo) ya ha retomado toda su virulencia. . su dependencia en el dominio energ%tico. a la enorme !uerza de tra"a'o que se encuentra allí concentrada.

ante todo. 8ero hay tam"i%n #países potentes endeudados$ y que tienen todos los medios que les permitirían desvalorizar su deuda si lo consideraran necesario. 8orque se trata "ien de un tri"uto y no de un negocio de "uena renta"ilidad garantizada.a opción a !avor de esta respuesta ante el desa!ío implica un re equili"rio de las relaciones sociales a !avor de las clases tra"a'adoras. al ha"er hecho la hipótesis (la cual no tiene sentido) de que la #mundialización$ suprimirá a las naciones y que las grandezas económicas (ahorro e inversiones) no podrán ser administradas a nivel internacional. el contraste Estados 2nidos & Europa no opone !undamentalmente los intereses de los segmentos dominantes del capital de los di!erentes socios. e incluso los gastos militares (poni%ndole t%rmino a las #venta'as$ de los Estados 2nidos en este dominio). En otras pala"ras. ellos tienen tam"i%n una relación con!lictiva potencialmente seria. Que conciernen los pro$lemas teóricos que sugieren las re'le)iones precedentes # a complicidad & competencia entre los socios del imperialismo colectivo por el control del 5ur (saqueo de sus recursos naturales y sumisión de sus pue"los) puede ser analizada a 8ágina * de E+ . como las rusas y las chinas) de derecha y de la izquierda electoral son las propias víctimas de la alienación economicista que yo llamo el #virus li"eral$. En sentido inverso. una seria amenaza para el proyecto de Bashington. la inversión L en particular en las nuevas tecnologías (y !inanciar sus investigaciones). . 9ay países cali!icados como #países po"res endeudados$ que están o"ligados a asegurar el servicio de su deuda a cualquier precio. en ese sentido. a nivel mundial.a vulnera"ilidad de los Estados 2nidos constituye. 6on!lictos entre :aciones y luchas sociales se articulan de esta manera. inversiones y gastos militares) o conservar e invertir en ellos estos excedentes.a otra opinión consistiría para Europa (y el resto del mundo) en ponerle t%rmino a la tran!usión a !avor de los Estados 2nidos. 5e trata de un razonamiento tautológico que implica en sus propias premisas las conclusiones a las cuales queremos llegar1 'usti!icar y aceptar el !inanciamiento del d%!icit de los Estados 2nidos por parte de los otros porque. (t%rmino impropio del lengua'e de la economía convencional y que yo sustituiría por #sentenciarias$) para poder sacar un excedente de ahorro exporta"le. Aás a-n. los equipos #de sa"ios economistas$ que existen en las clases políticas europeas (y otras. 8orque la tran!usión exige la sumisión de los Europeos a las políticas #desin!lacionarias$. . Ello hace retardar los avances de Europa L siempre mediocres L de los L sostenidos arti!icialmente L de Estados 2nidos. . la movilización de este excedente para empleos locales en Europa permitiría relanzar simultáneamente el consumo (a trav%s de la reconstrucción de la dimensión social de la gestión económica desvastada por el virus li"eral).a superpotencia americana vive gracias a los !lu'os de capitales que alimentan el parasitismo de su economía y de su sociedad. de las di!erencias en las culturas políticas. El es resultado.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin Que conciernen a los con'lictos que oponen( en este marco( a los Estados "nidos de sus socios de la tríada Aunque los socios de la Dríada comparten intereses comunes en la gestión mundial del imperialismo colectivo en sus relaciones con el 5ur. . a trav%s de esta opinión se expresa el 'uicio político del gran capital trasnacional. el cual considera que las venta'as procuradas por la gestión del sistema mundializado por los Estados 2nidos por cuenta del imperialismo colectivo están por encima de sus inconvenientes1 el tri"uto a pagar a Bashington para asegurase la permanencia. F8or qu% tal ineptitud es aceptadaG 5in dudas. Europa en particular y el resto del mundo en general de"erán escoger entre una de las dos opciones estrat%gicas siguientes1 utilizar el #excedente$ de los capitales (#de ahorro$) de que disponen para !inanciar el d%!icit de los Estados 2nidos (de consumo. . .os excedentes podrían ser entonces utilizados en los lugares de origen y relanzar las economías.os economistas convencionales ignoran el pro"lema. Oencontraremos la igualdad entre ahorro e inversionesP.

tres o"servaciones que me parecen esenciales. no es #menos$ imperialista que los precedentes. ocupa una posición de importancia particular en la geoestrategia & geopolítica del imperialismo y. 5egunda o"servación1 yo propongo una lectura de la historia del capitalismo. en sus centros. las grandes revoluciones hechas en nom"re del socialismo (<usia y 6hina). 8rimara o"servación1 el sistema mundial contemporáneo. exclusiva y propia. en el sentido en que considera que las trans!ormaciones que se operan en el corazón del sistema. comandan de manera decisiva L y casi exclusiva L la evolución glo"al del sistema. otras lecturas de esta misma historia. /o creo que las reacciones de los pue"los de las peri!erias ante el despliegue imperialista no de"en ser su"estimadas.os períodos de #hegemonía$ aparente han sido siempre muy "reves y la hegemonía en cuestión es algo muy relativo. En realidad. so"re todo las que se articulan alrededor de la #sucesión de hegemonías$. porque la historia del imperialismo me parece que ha sido construida más por los con!lictos de los imperialismos que por el tipo de #orden$ que las hegemonías sucesivas hayan impuesto. promovido por la mayor potencia industrial de su %poca L ?ran Creta0a L solo !ue e!ectivo durante dos d%cadas (1JIN L 1JJN) a las cuales le sucedió un siglo (entre 1JJN y 1*JN) caracterizado por el con!licto entre los imperialistas y por la !uerte desconexión de los llamados países socialistas (a partir de la revolución rusa de 1*1M. /o propongo. porque ella es #occidentaloc%ntrica$. por supuesto.). anclada en la distinción entre las di!erentes !ases del imperialismo (relaciones centros & peri!erias). El Medio "riente en el sistema imperialista 1. !. El momento actual de reuni!icación del mercado mundial (la #li"re empresa$) inaugurado por el neoli"eralismo a partir de 1*JN. con sus antiguas extensiones hacia el 6a-caso y el 7sia central ex sovi%ticas. Este solo ha podido ser puesto en práctica en "reves momentos de la historia.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin partir de diversos ángulos de visiones di!erentes. la reconquista de la independencia de los países asiáticos y a!ricanos. el cual yo cali!ico como imperialista colectivo. y despu%s la de 6hina) y la más modesta de los países del nacional populismo (era de Candoung para 7sia y 7!rica entre 1*. en consecuencia. su posición geográ!ica en el 8ágina 1N de E+ . Dercera o"servación1 mundialización no es sinónimo de #uni!icación$ del sistema económico por medio de la #apertura desregulada de los mercados$. /o har%. y 1*M. 8orque ellas provocaron la independencia de 7m%rica. mundializado desde sus orígenes. en el proyecto hegemónico de los Estados 2nidos. t%rmino con el cual lo cali!iqu% desde 1**N. y porque yo no creo que podamos rendir cuentas de la historia del capitalismo mundial sin tener en cuenta los #a'ustes$ que estas trans!ormaciones le han impuesto al propio capitalismo central. este proyecto ha estado casi siempre o"ligado a a'ustarse ante exigencias que no !orman parte de su lógica interna. en este sentido. >e entrada y en lo esencial. Existen. la #li"ertad de empresa$ hoy) L sólo ha sido un proyecto del capital dominante.. 7demás. se ha extendido al con'unto del planeta con el derrum"e sovi%tico. El #li"re intercam"io$. Esta L en sus !ormas históricas sucesivas (#la li"ertad de comercio$ en el ayer. El Aedio 3riente. singularmente. . El le de"e esta posición a tres !actores1 su riqueza petrolera. una crítica a las !ormulaciones ideológicas del #dis!raz$ que alimenta este discurso dominante #a la moda$. /o tengo algunas reservas con respecto a esta -ltima lectura. El no es un #)mperio$ de naturaleza #post capitalista$. El caos que %ste ha generado testimonia su carácter de #utopía permanente del capital$.

porque instalándose en ella los Estados 2nidos. 6hina y la )ndia a un chanta'e permanente nacido de las intervenciones militares si !uera necesario. es decir. un lugar importante en la estrategia de encerrar militarmente a la potencia sovi%tica. El expansionismo colonial de )srael constituye un desa!ío real. en Candoung por el con'unto de los movimientos de li"eración de los pue"los de 7sia y de 7!rica que tenían el viento a su !avor. una zona considerada como de primera prioridad (al igual que el 6ari"e).os es!uerzos desplegados con continuidad y constancia por Bashington desde 1*+. en el centro del @ie'o Aundo. y someter a <usia. dependiente en sus recursos energ%ticos.ín. uno de sus aliados más !ieles. Este proyecto ára"e tenía la am"ición de imponerle a las 8otencias el reconocimiento de la independencia del mundo ára"e.. el a"astecimiento de petróleo. El control de la región permite entonces. y más tarde la caída del 5hah de )rán. aliados pre!erenciales de Bashington. Este !ue el sentido que tuvo el #no alineamiento$ !ormulado en 1*. Durquía e )srael. a la misma distancia de 8arís. El vacío creado por esta deriva le a"rió la vía al )slam político y a las autocracias oscurantistas del ?ol!o. . . una zona donde los Estados 2nidos se han otorgado el #derecho$ de intervención militar. Europa se ha mantenido !uera de la región. )srael es el -nico país del mundo que rechaza reconocer !ronteras de!initivas (y por ello no tiene el derecho de ser 8ágina 11 de E+ . los europeos contin-an en su con'unto navegando en la región sentados en el asiento de Bashington.a página de esta %poca !ue tornada. en asegurarse el control político de la región.os sovi%ticos comprendieron rápidamente que aportándole su apoyo a este proyecto mantendrían en 'aque los planes agresivos de Bashington. e!ectivamente. .os Estados 2nidos operan en el Aedio 3riente en estrecha cola"oración con sus aliados !ieles e incondicionales. podrían simultáneamente avasallar a Europa. . <ecordemos el !racaso de la tentativa de asociar la región a la 3D7: a trav%s del 8acto de Cagdad. El acceso al petróleo relativamente "arato es vital para la economía de la tríada dominante y el me'or medio de ver este acceso garantizado consiste. E.. situada en el !lanco sur de la 2<55. produciendo coyunturas que permitieron intervenciones exteriores (incluidas las militares) que los regímenes en plaza no lograron contener L ni incluso desalentar L de"ido a la !alta de legitimidad ante sus pue"los. el control de este lugar de paso o"ligatorio le dio al 6ali!a el privilegio de sacar los mayores "ene!icios de la mundialización de la %poca (1+). es decir. 5ingapur y 4ohannes"urgo.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin corazón del @ie'o Aundo y el hecho de que constituye en la actualidad el #vientre$ del sistema mundial. para asegurarse el control de la región L excluyendo a los "ritánicos y a los !ranceses L no ha"ían sido hasta el momento coronados por el %xito. de entrada porque el proyecto nacional populista del mundo ára"e rápidamente agotó su potencial de trans!ormación y porque los poderes nacionalistas se convirtieron en dictaduras sin programa. "ien entendido.a razón era simplemente que el proyecto de populismo nacionalista ára"e (e iraní) entra"a en con!licto con los o"'etivos de la hegemonía americana. >espu%s de la segunda guerra mundial.a región se convirtió en uno de los vientres del sistema glo"al. 7 pesar de los signos de irritación evidentes despu%s de la guerra de )ra. O/ despu%s de 1**N ellos no se privan de estoP . por este hecho. aceptando que los Estados 2nidos de!iendan solos los intereses vitales glo"ales de la tríada. la región. / la región no perdió su importancia a pesar del derrum"e del adversario sovi%tico.a región constituía L y constituye L en el mapa geomilitar americano que cu"re al planeta entero. En otros tiempos. la extensión de la doctrina Aonroe hacia el @ie'o Aundo. 8e. . lo cual constituye el o"'etivo del proyecto hegemónico de los Estados 2nidos. 8ero la región le de"e su importancia tam"i%n a su posición geográ!ica. ocupa"a. .

hecho necesario para continuar con el derroche asociado a la acumulación capitalista.. Aás allá de esta #idea estrat%gica$ propia de 5adate L de la cual los eventos su"siguientes dieron cuenta de su inconsistencia L la opinión p-"lica ára"e permaneció ampliamente incapaz de comprender la dinámica de la expansión capitalista mundial.a guerra de 1*IM. y no comprender que desean. En los territorios conquistados en 1*IM )srael puso en práctica un sistema de apartheid inspirado en el de 7!rica del 5ur. F:o oímos decir y repetir que #los occidentales comprenderían a la larga que su propio inter%s era el de mantener "uenas relaciones con los dos cientos millones de ára"es L sus vecinos inmediatos L y no sacri!icar estas relaciones por el apoyo incondicional a )srael$G Esto signi!ica implícitamente pensar que los #3ccidentales$ en cuestión (es decir. si se deseara. rico y potente.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin miem"ro de las :aciones 2nidas). encontrarían rápidamente los medios para so"reponerse a su #comple'o$ y neutralizar al #lo""y 'udío$. plani!icada en acuerdo con Bashington desde 1*I.a opción escogida por los go"iernos ára"es L con excepción de 5iria y del . 5a"emos que la opinión #se !a"rica$ tam"i%n. 8orque un mundo ára"e modernizado. :o sería entonces nada di!ícil hacer entrar a )srael en razones y crear las condiciones para una paz verdadera. )srael sería incapaz de resistir mucho tiempo medidas (incluso moderadas) de "loque. reintegrarse al campo occidental y que. y a 6u"a.í"ano. gracias a esto. a )ra. ni tampoco de la ha"ilidad del #lo""y 'udío$ para explotar ese sentimiento. 7riel 8ágina 1E de E+ . <echazando en la actualidad a"iertamente los t%rminos del #contrato de 3slo$. / en este punto es que los intereses del capital dominante mundial se concilian con los del sionismo. . 5i las potencias occidentales pensaran que sus intereses no esta"an en con'ugación con el expansionismo colonial sionista. )srael considera que tiene el #derecho$ de conquistar nuevas áreas por la expansión de su colonización y de tratar a los pue"los que las ha"itan desde hace miles de a0os como 8ieles <o'as. 7l día siguiente de la derrota en 1*IM. 8ero no se desea. )srael es el -nico país que declara a"iertamente no estimarse concernido por las resoluciones de la 3:2. de suscri"ir el plan americano de pretendida #paz de!initiva$. o"ligarlos a reposicionarse "a'o las órdenes americanas y a"rir tierras nuevas para la colonización sionista. 7l igual que los Estados 2nidos en el siglo ()(. la cual los condu'o a las negociaciones de Aadrid y de 3slo (1**H).os poderes políticos de los países de la tríada. ya que no soy de aquellos que creen ingenuamente que la opinión p-"lica en los países democráticos se impone ante los poderes. tal y como el que las potencias occidentales le han impuesto a /ugoslavia. cuestionaría el acceso garantizado de los países occidentales al saqueo de sus recursos petroleros. /o lo supongo así. mantenerlos en la impotencia y que para ello les resulta -til el apoyo a )srael. . el capital dominante) desean un mundo ára"e modernizado y desarrollado. podrían o"tener de Bashington la concesión de que e'erciera una presión su!iciente so"re )srael para hacerlo entrar en razones. romper su alianza con la 2nión 5ovi%tica. perseguía diversos o"'etivos1 amortiguar el derrum"e de los regímenes nacional populistas. no desean que exista un mundo ára"e moderno y potente. por el contrario. responsa"les del antisemitismo y del crimen nazi. no podía dar resultados di!erentes que los que dio1 envalentonar a )srael en hacer avanzar sus peones en su proyecto expansionista. 5adate declara"a que ya que los Estados 2nidos tenían en sus manos el #*NQ de las cartas$ (esta !ue su propia expresión) ha"ía que romper con la 2<55. los cuales son !ieles sirvientes del capital trasnacional dominante.a alianza entre las potencias occidentales e )srael está !undada entonces en la solidez de sus intereses comunes. y a-n menos de identi!icar sus contradicciones y de"ilidades verdaderas. . . Esta alianza no es ni el producto de un sentimiento de culpa"ilidad de los europeos.

!uente casi exclusiva de entradas para sus !amilias. dada la violenta represión de los israelitas (uso de armas de !uego contra ni0os. ella expresa"a la irrupción en la escena de las clases populares. pero no logró ni resta"lecer su poder policial e!icaz ni el de las clases medias palestinas. despu%s de dos a0os de expansión. >e regreso en 8alestina. el K>. .a 7utoridad a"sor"ió en sus nuevas estructuras a la mayor parte de los 6he"a" que ha"ían coordinado la )nti!ada. el 8artido comunista) se volcaron inmediatamente en la )nti!ada y se ganaron. cierre de la #línea verde$ a los tra"a'adores palestinos.8. En tanto que esta primera )nti!ada da"a.í"ano por parte del e'%rcito israelí (1*JE) parecía no tener los medios L desde su le'ano exilio en D-nez L para cuestionarse la anexión sionista.os acuerdos de 3slo imaginaron la trans!ormación de los territorios ocupados en uno o varios Cantustanes.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin 5haron demuestra solamente lo que de"íamos ha"er comprendido antes L que no se trata"a de un proyecto de #paz de!initiva$. Este "loqueo. ser la correa de transmisión del orden sionista. cediendo el lugar a una nueva expresión de lucha1 9amas. . el sistema de apartheid puesto en marcha despu%s de 1*IM dio la impresión de ser capaz de lograr sus !ines. la 3. de"ilita las oportunidades de renovación ára"e y permite el despliegue del capital dominante y de la estrategia hegemónica de los Estados 2nidos. con!inados en los campos de re!ugiados. sin em"argo. hicieron su aparición en 1*JN. . de!initivamente integrados en el espacio israelí. constituye un potente motivo que le permite a los sistemas ára"es autocráticos perpetuarse. .8. Estos acuerdos permitieron el retorno de la 3.a primera )nti!ada estalló en diciem"re de 1*JM. conduciendo a Aadrid (1**1). devoto de su 'e!e /asser 7ra!at. En este marco.8. la simpatía de la mayor parte de sus 6he"a".8 a los territorios ocupados y su trans!ormación en una #7utoridad 8alestina$ (1**+). El lazo está anudado1 la alianza israelo americana sirve per!ectamente para los intereses de am"os socios. y singularmente de sus segmentos más po"res.8 (Kath. constituido en 1*JJ. no sin algunas am"igSedades. El estado de guerra permanente que )srael 'unto a las potencias occidentales que sostienen su proyecto le imponen a la región. la 7utoridad 8alestina sólo de"ía ser un !also Estado L como el de los Cantustanes L y de hecho. etc. 8or el contrario. despu%s de los acuerdos de 3slo llamados de paz (1**H). sino de comenzar una nueva etapa de la expansión colonial sionista.a )nti!ada "oicoteó el poder israelí a trav%s de la organización de una deso"ediencia cívica sistemática. Explosión de apariencia #espontánea$. en una posición am"igua1 Faceptaría las !unciones que )srael.a )nti!ada !ue provocada por 'óvenes. por ello.a 7utoridad permaneció. . la )nti!ada llama"a a un retorno en masa de las !uerzas políticas en el exilio. En un primer momento. Ella logró legitimidad por la consulta electoral de 1**I. )srael reaccionó con "rutalidad. en la cual los palestinos participaron en masa (JNQ) en tanto que 7ra!at se hizo ple"iscitar como 8residente de esta 7utoridad.os 9ermanos Ausulmanes. los Estados 2nidos y Europa le atri"uían L la de #go"ierno de un Cantustán$ o se alinearía con el pue"lo palestino que rechaza"a someterseG 8ágina 1H de E+ . ale'ada de la región despu%s de la invasión del . la escena esta"a montada para una #negociación$ de la cual los Estados 2nidos tomaron la iniciativa. . a pesar de algunas acciones del 4ihad islámico.8 convertida en 7utoridad logró esta"lecer su orden. la gestión miedosa de la cotidianidad en los territorios ocupados por parte de los nota"les y de la "urguesía comerciante parecía aceptada por el pue"lo palestino. ante una evolución democrática posi"le. inicialmente no organizados en las redes !ormales de la 3. signos de agotamiento.). . el K8.a 3. . la constitución de nuevas !ormas locales de organización y la adhesión de las clases medias a la lucha de li"eración desatada. so"repasados dada su d%"il actividad durante los a0os precedentes.

de los cuales. en el cual los países del ?ol!o ha"rían aportado el capital. El pro"lema es entonces sa"er qu% tipo de r%gimen político de"e ser impuesto para que sea capaz de sostener este proyecto. sin o"stáculos capaces de hacerles dar marcha atrás hasta este momento. el pue"lo palestino dispone ahora de un verdadero movimiento de li"eración nacional.. los europeos reconocían que la gestión de %stos era de responsa"ilidad exclusiva de Bashington. H.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin 6omo el pue"lo palestino rechazó el proyecto de Cantustán. 8royecto intr%pido. para ir hacia delante. lleno de ha"ladurías sin seguimiento. de apariencia (sino de realidad) #unánime$ y homog%neo. Krente al despliegue del proyecto de los Estados 2nidos.a provocación de las Aesquitas. se proponía #reconciliar a los países ára"es con )srael$.a arrogancia de 8ágina 1+ de E+ . El contraste entre la audacia temeraria del proyecto americano y la de"ilidad del de Europa son "ellos indicadores de que el atlantismo realmente existente ignora el #sharing$ (compartir responsa"ilidades y asociación en la toma de decisiones.a erosión de los regímenes de nacional populismo y la desaparición del apoyo sovi%tico "rindaron a los Estados 2nidos la ocasión de poner en práctica su #proyecto$ para la región. el proyecto se en!renta"a al rechazo de 5iria. El control del Aedio 3riente es ciertamente una pieza maestra del proyecto de hegemonía mundial de Bashington. El discurso propagandístico de Bashington ha"la de #democracias$. . a"atir a estos tres regímenes. igualmente. sa"en entenderse para llevar a ca"o la lucha de con'unto. Bashington solo se emplea en sustituir autocracias nacidas del populismo so"repasado por autocracias oscurantistas pretendidas #islámicas$ (o"ligado por el respeto de la especi!icidad cultural de las #comunidades$). >e hecho. sin em"argo. Diene componentes que conservan su personalidad propia. pero que. 6on sus especi!icidades. sus ideologías incluso. Dony Clair. . que se considera el a"ogado de la construcción de un mundo #unipolar$. la cual está en curso en la actualidad. %l ha"ía dictado los t%rminos. y los otros países la mano de o"ra "arata. En esta perspectiva es que la reconciliación con la autocracia arcaica del sistema será "uscada. )ra. esto ya está hecho en )ra. sus militantes y sus clientelas. los europeos inventaron su propio proyecto. puesta en marcha por el criminal de guerra 5haron en 1**J (pero con el apoyo del go"ierno tra"a'ista que le "rindó los medios de asalto) y la elección triun!al de este propio criminal al !rente del go"ierno de )srael (con la cola"oración de los #colom"es$ contra 5imon 8eres en este go"ierno) !ueron la causa de la segunda )nti!ada. cree poder 'usti!icar esta opción porque el atlantismo que se le permitiría estaría !undado en el #sharing$. . reservándole a )srael el control tecnológico y las !unciones de intermediario o"ligado.ogrará %sta li"erar al pue"lo palestino de la perspectiva de sumisión plani!icada por el apartheid sionistaG >emasiado pronto para decirlo. F. permaneciendo como la -nica opción posi"le.a alianza renovada con un )slam político llamado #moderado$ (es decir. En todo caso. "autizado como #sociedad euro mediterránea$. . aparentemente. para sustituirlos por el empleo de la violencia militar pura y simple. 7hora "ien. 7ceptado por los países del ?ol!o y Egipto. e )rán. 9a"ía entonces que. capaz de dominar la situación con la su!iciente e!icacia para prohi"ir las derivas #terroristas$ L las dirigidas contra los Estados 2nidos y solo contra ellos. pero que. poniendo en condiciones iguales a los Estados 2nidos y a Europa). F6ómo entonces los Estados 2nidos imaginan asegurar el controlG 9ace ya una decena de a0os Bashington ha"ía tomado la iniciativa de avanzar en el curioso proyecto de un #mercado com-n del Aedio 3riente$. 7 la vez que excluían a los países del ?ol!o del #diálogo euro mediterráneo$. sus visiones de !uturo. por supuesto) constituye el e'e de la opción política de Bashington. :o es del estilo #partido -nico$. )srael decidió denunciar los acuerdos de 3slo.

#. ya sea por una verdadera ruptura que ponga t%rmino al atlantismo. 9a sido sustituido por un proyecto noratlántico (o eventualmente de la tríada) "a'o el comando americano. su participación en la larga marcha #más allá del capitalismo$. 5olamente si las luchas sociales y políticas lograran modi!icar el contenido de estos "loques e imponer nuevos compromisos históricos entre el capital y el tra"a'o será que Europa podrá tomar alguna distancia !rente a Bashington. que ha"ía dicho en su momento que los nazis #no sa"ían donde detenerse$. parece. su do"le disolución económica (las venta'as de la unión económica europea se disuelven dentro de la mundialización económica) y política (la autonomía política y militar europea desaparecen). oponiendo al mundo #atlántico unipolar$ (que comprende "ien. permitiendo. $as arenas movedi%as del proyecto europeo &odos los go"ernantes de los Estados europeos hasta el presente se han aliado a la tesis del li"eralismo. F8odrán ellas lograrloG /o lo dudo mucho. en sus relaciones con el Este y con el 5ur. . pero tam"i%n los de 7lemania. aunque sirva simplemente como medio para enga0ar a la opinión europea. la de )ra. en primer lugar el de Krancia. <usia y 6hina. estos go"iernos no han cuestionado su !iel alineamiento ante las exigencias del li"eralismo.as guerras #made in 257$ han ciertamente despertado las opiniones p-"licas L en toda Europa contra la -ltima. !altaría a-n que Europa logre salir de las arenas movedizas so"re las cuales res"ala. es el o"'etivo de ciertas !racciones de las clases políticas europeas preocupadas por preservar las posiciones exclusivas del gran capital. ya sea a trav%s de la sumisión ante las exigencias de Bashington. anuncia el !in del atlantismoG 8ara que esta posi"ilidad se convierta en realidad. :o o"stante. el renacer de un eventual proyecto europeo. 6onciliar la adhesión al li"eralismo con la a!irmación de una autonomía política de Europa. las clases populares en Europa Fserán capaces de so"reponerse ante la crisis que en!rentanG /o lo creo posi"le.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin Bashington desmiente cada día más esta esperanza ilusa. . se aplica a la 'unta que go"ierna a los Estados 2nidos. / las #esperanzas$ que Clair intenta reanimar se parecen a las que Aussolini coloca"a en su capacidad de #clamar$ 9itlerP FEs posi"le otra opinión europeaG F5e di"u'a %staG FEl discurso de 6hirac. en otro camino di!erente al trazado por las exigencias exclusivas del imperialismo colectivo. que la hegemonía unilateral de los Estados 2nidos reduce al proyecto europeo a ser solo el modo europeo del proyecto de Bashington) !rente a la construcción de un mundo #multipolar$. precisamente por las razones que hacen que la cultura política de ciertos países europeos al menos sea di!erente de la de los Estados 8ágina 1. ning-n proyecto europeo.a conclusión política más importante que yo saco de este análisis es que Europa no podrá salir del atlantismo mientras que las alianzas políticas que de!inen sus "loques de poder permanezcan centradas en el capital trasnacional dominante. de E+ . o de los Estados que la constituyen. /a no existe. en este momento. L e incluso a ciertos go"iernos. de esta manera. Europa será de izquierda (el t%rmino izquierda es tomado aquí muy en serio) o no será Europa. en consecuencia. >icho de otra manera. El realismo del propósito de 5talin. En estas condiciones Europa podría L de"ería incluso L comprometerse igualmente en el plano internacional. Esta alianza de los Estados europeos no signi!ica otra cosa que el !in del proyecto europeo. En contrapunto. amortiguando. Esta contradicción mayor de"erá ser so"repasada de una manera o de otra.

está la crisis económica de la opción li"eral. que rechaza la progresión de los poderes políticos L e incluso económicos L supranacionales. 8or otra parte.os que de!ienden la opción li"eral. El despliegue del proyecto aglutinó a las principales adversidades que ha"ían marcado durante siglo y medio la historia europea1 los tres países mayores del continente L Krancia.. Dodas estas evoluciones son. Este -ltimo vira'e ha lanzado a las sociedades europeas hacia una crisis multidimensional. el propio despliegue de este proyecto L de origen dudoso L ha modi!icado progresivamente datos importantes del pro"lema y de sus desa!íos. Europa del 3este logró terminar con su retraso económico y tecnológico con respecto a los Estados 2nidos. 9ay ciertamente otros. 2na crisis agravada por la alineación de los países de Europa ante las exigencias económicas de su líder norteamericano. pero ciertamente están llamados a re!orzarse. hu"o el intento de una crisis política L el rechazo de alinearse. y están llenas de un potencial a-n más positivo. Kinalmente. es decir. F6ómo los pue"los y los Estados europeos le harán !rente a este triple desa!íoG . el enemigo sovi%tico ya no está. pero de un li"eralismo temperado hasta los a0os JN por la dimensión social tenida en cuenta por y a trav%s del #compromiso histórico socialdemócrata$. El #proyecto europeo$ nació como el modo europeo del proyecto atlántico de los Estados 2nidos. con la Oexcepción evidente de los del capital trasnacionalP L 2na opción popular de izquierda. <e!orzarse de entrada en una de dos opciones !undamentalmente di!erentes1 L 2na opción #populista$ de derecha. ciudadana. su simpatía por esta posición de principios. . proyecto !rente al cual los "urgueses europeos L a la vez de"ilitados y temerosos !rente a sus propias clases o"reras L se adhirieron prácticamente sin condiciones. 7lemania y <usia L se reconciliaron. 8ágina 1I de E+ . . una Europa política practicante de #otras relaciones$ (amistosas. que o"liga"a al capital a a'ustarse ante las demandas de 'usticia social expresadas por las clases tra"a'adoras. los #no europeos$. Europa consintiendo hasta ahora en !inanciar el d%!icit de %ste -ltimo en detrimento de sus propios intereses. !uera de la alineación americana. .os que desearían (y luchan por) una #Europa social$. pero desearían una Europa política independiente.a opinión p-"lica general en toda Europa ha expresado. seg-n mi punto de vista. <usia y 6hina. >espu%s el despliegue continuó en un marco social nuevo. "a'o la opción de los Estados 2nidos en la guerra sin !in contra el 5ur.a condición es evidentemente que %stas se li"eren del virus del li"eralismo. >e entrada. 5in em"argo. conce"ido al día siguiente de la segunda guerra mundial. y simultáneamente. un capitalismo temperado por un nuevo compromiso social capital & tra"a'o que opere a escala europea. la cual se acentuó con el crecimiento de las resistencias y de las luchas de las clases populares contra las consecuencias !atales de la opción li"eral.os que de!ienden la opción li"eral y aceptan el liderazgo de los Estados 2nidos. 6iertamente. sin condiciones al menos. democrática y social. casi sin condiciones. en el sentido de que no piensan que sean posi"les ni desea"les ninguna de las tres opciones pro L europeas. positivas. nacional. L .os europeos se dividen en tres con'untos di!erentes1 L . completamente anti social. L . democráticas y pací!icas) con el 5ur. inspirado por un li"eralismo #a la americana$. este despliegue se inscri"e en "ases económicas inspiradas en los principios del li"eralismo. durante el Korum 5ocial Europeo (Klorencia ENNE) y en la ocasión de la guerra contra )ra.uego hu"o la crisis social. y podría producirse un renacimiento de la izquierda. Estos son a-n minoritarios. dentro del espíritu de la #guerra !ría$ puesta en marcha por Bashington.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin 2nidos.

por e'emplo. sino mundializado. sin em"argo. ni siquiera desea"le. Estas tres o cuatro potencias tienen todos los medios. serán conducidos a salir de la sumisión !rente a la lógica de proyecto unilateral del capital (el li"eralismo) y a "uscar alianzas de izquierda (las -nicas que pudieran darle !uerza a su proyecto de independencia !rente a Bashington). En este sentido. 7znar y Cerlusconi constituyen los prototipos de estos aliados de Bashington. 8ágina 1M de E+ . por supuesto) en tanto que se sometería de hecho !rente a las exigencias de un li"eralismo no especí!icamente #europeo$. el cual se contentaría con retóricas nacionalistas demagógicas (movilizando. En este sentido. es llevado lógicamente a sostener la primera de estas tres opciones. incluyendo de derecha L aunque sean en principio los de!ensores de los intereses del capital dominante L rechazan alinearse a los Estados 2nidos como ayer lo hicieron !rente a 9itler. el tema de los emigrados. no conci"e otros aliados que los su"ordinados alineados sin condiciones. tal como es.a estrategia del capital dominante puede acomodarse en un #anti europeismo de derecha$. FExpresa ella las am"iciones de un capital su!icientemente potente para ser capaz de emanciparse de la tutela de los Estados 2nidosG 8regunta a la cual yo no tengo respuesta posi"le. . re!orzados por sus tradiciones de capacidades militares. Dal y como lo !ue la gran alianza anti nazi. creo que la segunda opción es di!ícil de mantener. !rente a los cuales los Estados 2nidos palidecen. solo !avorece sistemáticamente la opción del primer grupo pro americano. es la de los aliados !rente a un adversario norteamericano que constituye el enemigo principal de toda la humanidad. prolongada hasta 8e. . pero intuitivamente diría que es poco pro"a"le. . Esta opción. Esta es la razón por la cual segmentos importantes de la clase política. /o digo claramente política con el o"'etivo de darle el pluralismo internacional y todas las !unciones que de"erían tener en la 3:2. /o "rindaría aquí una primera prioridad a la construcción de una alianza política y estrat%gica 8arís L Cerlín L Aosc-. la de los go"iernos europeos más importantes L Krancia y 7lemania. en el sentido de construir !uerzas militares a la altura del desa!ío americano. El desa!ío americano y sus am"iciones criminales lo imponen. y desarrollar paralelamente otros e'es de alianzas. 5i esta alianza toma !orma. si ellos persisten en su opción. / estrat%gica. F. está dispuesta.as clases políticas serviles de Europa del Este lo son igualmente. porque este marco. reunida detrás de la "andera estrellada.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin F5o"re cuáles !uerzas se apoya cada una de estas tendencias y cuáles son sus oportunidades de %xito respectivasG El capital dominante es li"eral por naturaleza.ín y >elhi si !uera posi"le. a #sacri!icar al proyecto europeo$ L o al menos a disipar toda ilusión al respecto L usando el desprecio por sus orígenes1 ser el modo europeo del proyecto atlantista. 3tra estrategia es posi"le1 la de de'ar el proyecto europeo un tiempo #dormir$en su estadío actual de desarrollo.o seráG . Dony Clair representa la expresión más coherente de lo que yo he cali!icado como #el imperialismo colectivo de la tríada$. al igual que 9itler. Fde"erá ella operar exclusivamente en el marco europeo si todos son incapaces de renunciar a la prioridad "rindada a este marcoG /o no lo creo.a alianza entre los con'untos dos y tres no es imposi"le. 8ero Cush. si !uera necesario.a clase política. tecnológicos y !inancieros. sin em"argo. /o digo claramente aliados porque estoy persuadido de que. F9a"ría entonces que hacer estallar a Europa y renunciar de!initivamente a su proyectoG /o no lo creo tampoco necesario. Ella es. 5i hay un 6hurchil posi"le en Europa este sería 6hirac.

están cargados de un coe!iciente de prioridades relativas !uertemente di!erente de un país al otro. en parte. los precios del petróleo !ueron rea'ustados y la Europa comunitaria. D-nez y en el . 8aralelamente.+ y. al menos en Aarruecos.as di!erentes potencias europeas tuvieron hasta 1*+. envalentonada por las clases dirigentes locales.I. despu%s de la derrota en la aventura de agresión tripartita de 1*. 9ay que pro"arlo. >espu%s de la 5egunda ?uerra Aundial. Europa no ha "rindado ning-n signo de ir en este sentido. 5eamos pacientes. descu"rió que tenía #intereses$ en la región. Espa0oles y Kranceses. Krancia. del :oreste 7tlántico americano y del 4apón central. '. . de 5iria. esto tomará "astante tiempo. la inercia europea. . se sucedió un vira'e violento y. ni com-n. políticas mediterráneas propias a cada una de ellas. a menudo con!lictivas.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin 8orque estas am"iciones son desmesuradas. 8ero este despertar no suscitó de su parte ninguna iniciativa de importancia. aceptó !inalmente la independencia de 7rgelia en 1*IE. Durcos. <ecordemos que. :o ha"rá progreso posi"le alguno de un proyecto europeo en tanto que la estrategia de los Estados 2nidos no sea desviada de su rum"o. países de 7!rica L se orientarán o no hacia una representación de su seguridad que se di!erencie de la que está dirigida por la primacía de la salvaguarda de la hegemonía mundial americana. eliminada desde 1*+.a respuesta que los europeos le darán al desa!ío de los Estados 2nidos en la región será uno de los test decisivos que tendrá el propio proyecto europeo. a"andonó su in!luencia en los países costeros del ?ol!o. 8ara los del norte de Europa L 7lemania y ?ran Creta0a L el peligro del caos en los países situados al 5ur del Aediterráneo no resulta tener la misma gravedad que para los )talianos. que tenían sus posesiones coloniales en la región.í"ano. despu%s de la guerra israelo L ára"e de 1*MH. )raníes. Esta estrategia reconciliaría a los #pro europeos$ con los grupos dos y tres y con los #no europeos$ de izquierda. la construcción europea no sustituyó el retiro de las potencias coloniales por una política com-n operante en este sentido. 2na de las razones que podría explicar. los Estados de Europa 3ccidental no tuvieron prácticamente ninguna política mediterránea ni ára"e. por e'emplo. es que los socios de la 2nión Europea. más allá de la que implica"a el alineamiento implicado por los Estados 2nidos. a !inales de los a0os IN.a razón pura de"ería hacerlos evolucionar en esta dirección. ?ran Creta0a y Krancia. que integraría incluso pro"a"lemente a una ?ran Creta0a li"erada de su sumisión !rente a los Estados 2nidos y a una Europa del Este desprendida de su cultura servil. li"raron "atallas para conservar sus venta'as. 8ero hasta el momento. Europa frente a su propio (ur )ra*e y mediterr)neo El Aundo 7ra"e y el Aedio 3riente ocupan un lugar decisivo en el proyecto hegemónico de los Estados 2nidos. Ella crearía condiciones !avora"les para retomar más tarde un proyecto europeo. pero conservó cierta nostalgia de su in!luencia en Aaghre" y en el . aunque no son demasiado divergentes. sorprendida en sus sue0os. . 8ágina 1J de E+ .. ni particular. En este marco. . 6onstituir un !rente anti hegemónico tiene en la actualidad la misma prioridad que en el pasado lo !ue constituir una alianza anti nazi. 7ra"es.a !achada mediterránea no es central en las polarizaciones industriales del capitalismo desarrollado1 las !achadas del Aar del :orte. ?ran Creta0a renunció a Egipto y a 5udán en 1*. El pro"lema consiste en sa"er si los coste0os del Aediterráneo y sus prolongamientos LEuropeos. tienen una densidad sin medida com-n.í"ano.

tanto de la derecha clásica como de la izquierda socialista.as posiciones de Krancia son más matizadas. 8ero el gaullismo no so"revivió a su !undador y. >urante la primera d%cada de la postguerra. tanto en el plano político como en el de la integración económica. las !uerzas políticas !rancesas. al igual que conce"ía. >e"ilitada por su división y su estatus. 5in em"argo. a t%rmino. . clasi!icado entre los vencedores de la 5egunda ?uerra Aundial. en 8arís estuvieron un poco sorprendidos e inquietos =) y en la invitación con presiones hecha a ?ran Creta0a para unirse a la 6EE (olvidando que 8ágina 1* de E+ . 8aís a la vez atlántico y mediterráneo. . la asociación de la 2<55 con la construcción europea (#la Europa del 7tlántico hasta los 2rales$)..Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin concerniente al pro"lema palestino. 7lemania no tiene tampoco política ára"e ni mediterránea especí!ica y no "uscará pro"a"lemente desarrollar ninguna en un !uturo visi"le. En esta -ltima perspectiva de ?aulle conce"ía una Europa capaz de ser autónoma !rente a los Estados 2nidos. sino que. por el contrario. tanto en este dominio como en otros. En un primer momento. En este dominio. aceptando tener un per!il político "a'o en el asiento simultáneo y am"iguo de los Estados 2nidos y la Europa de la 6EE. pero estos progresos no !ueron consolidados y más "ien se erosionaron durante los a0os JN para !inalmente desaparecer con la alineación 'unto a Bashington que se adoptó durante la 6risis del ?ol!o. tal y como lo demostró la actitud de los Estados 2nidos durante la agresión tripartita contra Egipto en 1*. en este caso. vegetativa y !inalmente inconsistente. en el plano militar. la reuni!icación de 7lemania y su reconquista de la plena so"eranía internacional no modi!icaron este comportamiento. Krancia no renunció a expresarse como potencia. que so"repasa ampliamente las circunstancias coyunturales y que re!uerza considera"lemente la sumisión de Europa ante las exigencias de la estrategia americana. no adquirieron el apoyo de Bashington. reduciendo la importancia relativa de una estrategia europea com-n. la <K7 consagró todos sus es!uerzos a su desarrollo económico. tal y como parece sugerirlo la actitud de Cerlín !rente a la ?uerra de )ra. la opción ha sido el alineamiento incondicional con los Estados 2nidos. 5u visión de la construcción europea se estrechó hasta la sola dimensión de un #mercado com-n$ entre Krancia y 7lemania Kederal (hasta el momento en que la uni!icación alemana se realizó. acentuaron sus expresiones. 5e trata. . de una opción histórica !undamental. a la larga. li"erales y social demócratas) escogieron "rindar la prioridad a la expansión del capitalismo germánico en Europa central y oriental. sino tam"i%n en el plano político e incluso. conducir un proceso de descolonización que permitiera sustituirlo por un neocolonialismo !rente a las !órmulas vie'as y so"repasadas y compensar las de"ilidades intrínsecas a todo país medio como Krancia a trav%s de la integración europea. no solamente en el plano económico y !inanciero. 8or razones di!erentes. como en otros de la sociedad "ritánica en todas sus expresiones políticas (6onservadores y Dra"a'istas). a partir de 1*IJ.a política mediterránea y ára"e de Krancia era simplemente retrógrada.a razón es que las !uerzas políticas dominantes (conservadoras. >e ?aulle rompió simultáneamente con las ilusiones paleocoloniales y proamericanas. los sucesivos go"iernos !ranceses trataron de preservar las posiciones coloniales de sus países a trav%s de posiciones atlantistas anticomunistas y antisovi%ticas. 7lgunos progresos en la dirección de una autonomía !rente a los Estados 2nidos !ueron vistos en los a0os MN. El conci"ió el triple proyecto am"icioso de modernizar la economía !rancesa. Es por ello que las percepciones europeas concernientes al !uturo de las relaciones Europa L Aundo 7ra"e e )raní de"en ser estudiadas a partir de análisis propios a cada uno de los Estados europeos. Tuedaría por sa"er si esta tendencia se ha invertido en la actualidad. ?ran Creta0a no tiene ninguna política mediterránea ni ára"e que le resulte especí!ica. Europa se quedó. regresaron progresivamente a sus actitudes anteriores. heredero de un )mperio colonial.I. culminando con la 6um"re de @enecia (1*JN).

con ?ran Creta0a y Krancia L o con aquellos que podían contestar las posiciones anglo !rancesas.i"erales.a corriente #mittel$ europea tiene sus raíces en al siglo ()( italiano y en el corte :orte 5ur que no ha logrado mitigar la unidad italiana. 2na opción paralela de Espa0a la aislaría a-n más del concierto europeo. :aturalmente. en esa ocasión y con !uerza. se expresa. . 6roacia constituye en la actualidad un o"'etivo inmediato. en asociación estrecha con 7lemania. es decir. re!uerza en la actualidad este universalismo. ecologistas y tercermundistas. 8ágina EN de E+ . El paso hacia la izquierda de una parte de la )glesia 6atólica. sería necesario que se lograra una convergencia entre este proyecto y las ideas universalistas. )talia vaciló entre la alianza con los due0os del Aediterráneo L es decir. y las masas populares de 7!rica del :orte a!irmaron.i"eración de 7m%rica . 5in em"argo. )talia se vio o"ligada a inscri"ir sus am"iciones mediterráneas "a'o la tutela europea en una o"ligada alianza con otras potencias del área. reduci%ndola a su más "a'o denominador com-n. más decisivas que ella. En este marco. sin preocuparse del marco de estrategia política en el cual se inscri"en. asociando a )talia a aperturas económicas que se inscri"an en una perspectiva de re!orzar su autonomía y la de sus socios ára"es. En el plano político. por esta razón. que se e'erce en )talia en una visión que implica un per!il político exterior "a'o dentro de la tutela de los Estados 2nidos. y algunos socialistas). un país muy sensi"le !rente a los pro"lemas mediterráneos. su solidaridad con Aaghre". de una política que !uera más allá de la simple de!ensa de los intereses mercantiles inmediatos. >esde que se logró su unidad a mitad del siglo pasado con la caída de Aussolini en 1*+H. 8orque entre los cristianos demócratas existe la presión del universalismo de la tradición católica. del cual encontramos versiones laicas en los movimientos paci!istas. ante la intervención israelo norteamericana. que %sta tenga e!icacia y autonomía. aunque en una visión más ideológica a-n. hecho totalmente previsi"le. Es en este marco que hay que colocar el discurso mediterráneo. lo que conllevó a romper la perspectiva de un acercamiento unitario ára"e y a"andonar a Aashre. ha dominado la acción y las opciones de los go"iernos italianos desde 1*+M. . esta opción implicaría que )talia continuara la tradición de "a'o per!il internacional.a corriente mediterránea. Esto no signi!ica que ella tenga una política real mediterránea y ára"e y mucho menos. "a'o la in!luencia de la Deología de la . este cam"io implica"a el a"andono de toda política ára"e digna del nom"re propio de Krancia. que a-n es d%"il. es decir. )talia es. la 6risis del ?ol!o le dio un !uerte golpe a este proyecto. a pesar del aporte que el universalismo podría aportarle. que llama a asociar a los países del Aaghre" al carro europeo (de la misma manera en que se asoció a Durquía hoy en crisis). El atlantismo. dada la simpatía que mostraron por este proyecto. que las de los numerosos go"iernos italianos y occidentales en general. posiciones más retrógradas !rente a los pue"los ára"es (so"re todo en el pro"lema palestino) y del Dercer Aundo. en ciertos sectores de la "urguesía laica (los <epu"licanos y los .Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin )nglaterra sería el 6a"allo de Droya de los americanos en Europa). so"re todo de una parte de la izquierda italiana. 7lemania. %sta sugiere "rindar la prioridad a la expansión económica de )talia hacia el este europeo.atina. 8or ello resulta signi!icativo que el 8apa haya tomado. a menudo. 7!iliada a los intereses del gran capital milan%s. en una versión #levantina$1 se trata de #hacer negocios$ aquí o allá. las clases dirigentes del Aaghre" son responsa"les. El es igualmente dominante. Cien entendido. y que se mantenga so"re todo marginal en sus relaciones con el 5ur del Aediterráneo. por su posición geográ!ica incluso. 5in dudas. comunista y cristiana. 8ara tomar otra consistencia. Krancia se comportó o"'etivamente tanto en el mundo ára"e como en 7!rica 5u"sahariana como una !uerza suplementaria de apoyo a la estrategia de hegemonía americana. Aucho tiempo marginal en su desarrollo capitalista. más no"le.

en e!ecto. expresa claramente esta opción. los Estados 2nidos ha"rían. >espu%s. En la tradición espa0ola. procedieron a una reorganización de las !uerzas espa0olas para com"atir un #!rente sur$ eventual y se comprometieron en un programa de modernización del e'%rcito de tierra. sin tener la más mínima preocupación por su carácter !ascista. la ca"eza del puente europeo principal de la <apid >eployment Korce americana (la cual tuvo un papel decisivo en la ?uerra del ?ol!o). sustituyendo el 5ur por el Este para la de!ensa del 3ccidente. a la cual se oponía la mayoría de la opinión espa0ola. podemos dudar de la propia realidad de estas intervenciones.os Estados 2nidos !or'aron su alianza con estos dos países inmediatamente despu%s de la 5egunda ?uerra Aundial. cali!icados por los analistas como un #movimiento hacia el sur$. Este está acompa0ado en Espa0a por un nuevo discurso que pone en evidencia a un #enemigo hipot%tico que viene del 5ur$. los Estados 2nidos y sus aliados europeos apoyaron sin reservas a 8ortugal hasta el !inal de su !racasada guerra colonial . incluso la adhesión !ormal de Espa0a a la 3D7: (en mayo de 1*JE) !ue o"'eto de un verdadero chanta'e electoral que de'ó entrever que la participación de la 6EE exigía esta adhesión. al parecer. En contrapartida. en el marco de la reorientación de las estrategias occidentales en previsión de intervenciones en el Dercer Aundo.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin . 6uriosamente.a derecha italiana. 8or el contrario. El alineamiento atlantista re!orzado de Aadrid se tradu'o en cam"ios radicales en la organización de las !uerzas armadas espa0olas. exigido por Bashington y la 3D7:. reuni!icada "a'o la dirección de Cerlusconi en el poder. >esde hace tiempo la 8enínsula )"%rica constituye la primera escala del e'e Bashington L Del 7viv. El cam"io en las !uerzas armadas espa0olas es entonces el signo de una determinación de Espa0a de tener un rol activo en el seno de la 3D7:. El comportamiento de las !uerzas de policía durante la reunión del ?J en ?%nova ('ulio de ENN1). 8or el contrario. nunca ha"ían servido hasta las operaciones dirigidas 8ágina E1 de E+ . el e'%rcito espa0ol permaneció siendo r-stico y. el alineamiento de Aadrid "a'o las posiciones de Bashington ha sido sin reserva. muy popular dentro de los círculos católicos del e'%rcito.os go"iernos socialistas y despu%s de derecha. cuya identi!icación no de'a lugar a ninguna duda. intervenido para #moderar$ las reivindicaciones marroquíes e incluso para intentar convencer a ?ran Creta0a acerca de ?i"raltar. . en e!ecto.ondres. el e'%rcito esta"a diseminado so"re todo el territorio del país. este discurso de los medios democráticos (y socialistas) espa0oles recuerda la vie'a tradición de la <econquista. tal y como !ueron los casos de Krancia. 6once"ido además L despu%s de Kranco de una manera evidente L como una !uerza de policía interior más que como una !uerza dirigida contra el exterior. Espa0a y 8ortugal ocupan un lugar importante en la geoestrategia de hegemonía mundial de los Estados 2nidos. Este cam"io.a evolución democrática de Espa0a despu%s de la muerte de Kranco no !ue la ocasión de un cuestionamiento de la integración del país al sistema militar americano. permitiendo admitir a 8ortugal dentro de la 3D7: y de esta"lecer en suelo espa0ol "ases americanas de primera importancia. En este sentido. es una de las numerosas mani!estaciones de la nueva estrategia hegemónica americana. a pesar de la marcada atención que le "rinda"a el poder supremo de Aadrid a los cuerpos de generales y o!iciales. igualmente. ?ran Creta0a y 7lemania. El 8entágono considera. . no ha"ía sido o"'eto de una verdadera modernización. ha optado por inscri"irse "a'o la tutela del e'e atlántico de Bashington L . En contrapartida. que el e'e 7zores L 6anarias L ?i"raltar L Caleares es esencial para la vigilancia del 7tlántico :orte y 5ur y el cuidado de la entrada al Aediterráneo. de la aviación y de la marina. completada con las "ases de 5icilia (que. incluso el anticomunismo de las dictaduras de 5alazar y de Kranco sirvió "ien a la causa hegemónica de los Estados 2nidos.

los occidentales estuvieron o"ligados a apoyar contra este movimiento popular a regímenes represivos sucesivos y. a"andonó a su suerte a la resistencia griega.. despu%s de ha"er puesto t%rmino a su neutralidad !rente a la 7lemania hitleriana.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin contra el Aundo 7ra"e1 . 8ero en la actualidad. a una dictadura de coroneles !ascistas. las clases dirigentes de este país proclamen la parte europea de la :ueva Durquía. !inalmente.urdos. ha"ía li"erado al país y conquistado por ello el apoyo popular mayoritario. 7!rica y el Dercer Aundo. Aientras existió.o Bashington L con la -nica excepción de /ugoslavia desde 1*+J y de 7l"ania a partir de 1*IN L le ha"ía colocado una sordina a las querellas nacionalistas locales que hicieron de los Calcanes el traspatio europeo. en este país al igual que en /ugoslavia y 7l"ania. seg-n el cual la 3D7: protegería al #mundo li"re$ contra el #5atán$ totalitario.menistán y 3uz"e. tocando a la puerta de una 2nión Europea que no la desea. >e esta manera. de hecho. En contrapartida. suspendida en el aire y sin puntos de apoyo serios. esta opción occidental vacía el discurso #euro L ára"e$ de todo contenido serio.a a!iliación o"ligada de los Estados de la región ante Aosc. 8or otra parte. y relegada despu%s al museo de la historia. .i"ia. acogió a las "ases americanas más próximas de la 2<55. en el plano económico. . la descomposición de la 2<55 podría constituir una invitación para que el poder de 7n. el capital espa0ol. por estas razones. invitados a participar en la modernización de 6atalu0a. sin em"argo.ara tome la dirección de un "loque turco que. Evidentemente. "om"ardeo israelí a D-nez. Ella estuvo o"ligada y !orzada por la intervención "ritánica de 1*+J a alinearse con los Estados 2nidos. de la cual ella rechaza reconocer hasta su propia existencia. :o hay lugar a dudas que la sociedad turca permanece siendo del Dercer Aundo. aunque despu%s de 7tatur.ara gracias al apoyo decidido de Bashington. que pretende activar una política de amistad en dirección de 7m%rica . Espa0a rechaza capitalizar su posición mediterránea en "ene!icio de una nueva política europea en dirección al mundo ára"e. )rán siempre expresó sus reales temores hacia una evolución de este tipo. .iang. ?recia no se alistó en el campo sovi%tico. la 2<55.istán. como todos sa"emos.atina y el Aundo 7ra"e. y tomar distancia ante las exigencias de la hegemonía americana. la cual no solamente cuestionaría el estatus del 7zer"aid'án meridional iraní sino tam"i%n la seguridad de su amplia !rontera asiática septentrional con Dur. ha más "ien dirigido sus movimientos en un sentido inverso. heredero de la tradición !ranquista. desde 7zer"aid'án hasta 5in. . a las exigencias de sus proclamaciones de principios. las !acilidades acordadas por Aarruecos. la línea de con!rontación Este 3este pasa"a a trav%s de los Calcanes. a pesar de su sistema político poco democrático.o mismo resulta para una eventual opción pan L turaniana. curiosamente.emalistas.a nueva Espa0a democrática. ha conllevado a hacer vacilar la toma de esta opción hasta el presente. domine el 7sia 6entral. miem"ro de la 3D7:. Durquía.as reivindicaciones sovi%ticas so"re el 6áucaso !ormuladas por 5talin a partir de la victoria !ueron rechazadas por 7n. dirigida por el 8artido 6omunista que. haci%ndole pagar al 3ccidente los servicios que podría "rindarle en esta regiónG 8arece ser que el pro"lema de los . El retorno de 8ágina EE de E+ . ha colocado sus esperanzas principales de expansión en el desarrollo de acuerdos con 7lemania y 4apón. Durquía se colocó en el campo occidental desde 1*+. sin ver en ello una contradicción importante con su discurso. Aás a-n que )talia. etc. sugerida al día siguiente de la 8rimera ?uerra Aundial por ciertos medios . Fdeseará Durquía reintegrar su pasado y tener un rol activo en el Aedio 3riente. El ?o"ierno de derecha dirigido por 7znar ha con!irmado este alineamiento atlantista de Aadrid. En con!ormidad con los 7cuerdos de /alta.a idea !rancesa de un grupo mediterráneo en el seno de la 2nión Europea queda. 7liada !iel de los Estados 2nidos y de sus socios europeos. .) y.

parece ha"er desatado una evolución irreversi"le incluso a nivel de las mentalidades. !rente a la Europa de la 3D7:. a pesar de que esta diplomacia ha"ía indiscuti"lemente marcado puntos en 7sia. 7l"ania. El acercamiento iniciado por Rroutchev y continuado por sus sucesores.H. . . 5in em"argo. al igual que en el caso de Espa0a. dándole al país un peso !uera de proporción con respecto a su tama0o. la agresión turca a"ierta (operación 7tila) y la creación posterior de una #<ep-"lica Durca de 6hipre$. por la victoria electoral de 8aso.os analistas del pensamiento geoestrat%gico de la %poca se0alan curiosamente que este pensamiento era poco sensi"le ante la dimensión mediterránea de su país. donde sus llamados a ampliar el !rente de neutralistas nunca encontró ecos !avora"les. unir a la candidatura griega con la 6EE. por democrática que %sta sea. 9ungría. Kinlandia y 7ustria hu"ieran podido "uscar iniciativas positivas comunes que se separaran del espíritu de la ?uerra Kría. durante un tiempo. está muy por encima de ?recia. . particularmente a partir de la 6on!erencia de Candoung (1*. así como el de"ilitamiento de los regímenes del 8acto de @arsovia a partir de los a0os IN y so"re todo en los MN. cuestionar la !idelidad de este país con la 3D7:. 5in em"argo. potencia militar regional considera"le. Aás tarde la ?recia de 8aso. 8orque en primer lugar. reconociendo el rol positivo del neutralismo de Dito en la arena mundial.a /ugoslavia de Dito.a Europa comunitaria vino entonces al apoyo de Bashington para. en 1*J1. Tuizás el a"andono de )talia despu%s de la 5egunda ?uerra Aundial de sus visados tradicionales y la solución encontrada en 1*. y mantenerla en su participación dentro de la alianza atlántica. aislada durante los a0os 1*+J L 1*. )ncluso aunque la dictadura griega haya tenido una determinada responsa"ilidad en la tragedia chipriota de 1*M+. !ueron la causa de este #olvido histórico$. ya !uera por el hecho de su propia li"eración y de la opción escogida por los pue"los de /ugoslavia y de 7l"ania.+ ante el di!ícil pro"lema de Drieste. desde el norte hasta el sur del continente. ella patinó en Europa.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin ?recia a la democracia. dirigi%ndose. garantizó. adulando las aspiraciones del pue"lo griego a la modernidad y al europeismo. en 7!rica y en 7m%rica . que le valió su amistad con el Dercer Aundo. <umania y Culgaria) entró en 1*+. en !ranca violación del estatus de la isla. arriesga"a. quedando durante todo el tiempo en la posición de pariente po"re de la construcción comunitaria.a opción de 8apandreu de unirse a pesar de todo. en esas condiciones. sino pro"a"lemente tam"i%n acordadas con los servicios del 8entágono. 5uecia.a diplomacia yugoslava pudo entonces desplegarse en las arenas internacionales. intentó ampliar el campo neutral europeo desem"ocando esta idea en 1*JE en la proposición de cooperación para la desnuclearización de los Calcanes. Esta integración en la 6EE !ue ampliamente discutida por parte de la opinión griega de la %poca. ha"ía logrado con %xito una estrategia de construcción de un !rente de #no alineados$. 8ero.a !idelidad de 7tenas ante el occidente euro L americano no le ha valido un apoyo real en su con!licto con Durquía. a ciertos países 8ágina EH de E+ . no solamente han sido aceptadas. entre el ostracismo de Aoscy el anticomunismo occidental.atina. so"re todo. para los Estados 2nidos. la amistad con Durquía. /ugoslavia vivió despu%s como un Estado preocupado ante todo por los pro"lemas de equili"rio de sus relaciones regionales y. entre dos pactos militares adversos.. despu%s de algunas vacilaciones y a pesar de la opción de principios tercermundistas y neutralistas de 8aso. . por el del equili"rio mundial entre las superpotencias. !rente a los cuales Europa cede una vez más. simultáneamente. "a'o la %gida de Aosc-. los nuevos socios europeos de ?recia no le han o!recido gran cosa a este país. <esulta evidente que. . la seguridad yugoslava. que ha"ía cesado de sentirse como el o"'eto de cualquier con!licto regional. . ya !uera por el hecho de la ocupación militar sovi%tica y la aceptación de los socios de /alta. ella ha"ía logrado capitalizar a su "ene!icio la do"le atracción nordista y danu"iana de 6roacia y Eslovenia y la rusa y "alcánica de 5er"ia..). El con'unto de la región de los Calcanes L >anu"io (/ugoslavia.

y encuentra en esta nueva contradicción una de las principales razones del !racaso pro"a"le del proyecto de los Estados 2nidos. $i*ros &auro http:--. pero que apunta ya hacia <usia y 7sia). . <umania y Culgaria) o a neutros (/ugoslavia y 7l"ania).. el cual la propia 2nión Europea rea!irmó L y acelerando en consecuencia el estallido de /ugoslavia y la guerra civil.. el cual he cali!icado por esta razón como )mperio del 6aos desde el derrum"e de la 2nión 5ovi%tica en 1**1. 6roatas y Ausulmanes coexistan en la peque0a /ugoslavia que resulta ser Cosnia.os otros países ("alcánicos y del >anu"io) ayer implicados de una u otra manera en el con!licto Este 3este.os Estados 2nidos estarán entonces llamados sustituir el derecho internacional por el recurso a las guerras permanentes (proceso que ha comenzado en el Aedio 3riente. Faceptarán esta deriva que los colocará en posiciones su"alternasG . contin-an alineados "a'o la estrategia de hegemonía americana !rente al Dercer Aundo. +onclusiones: El . y luego el derrum"e de la legitimidad de los regímenes L la cual esta"a !undada so"re un determinado desarrollo.ar 8ágina E+ de E+ . han cesado de ser agentes activos en el permanente con!licto :orte 5ur.. los europeos intentaron de imponer en Cosnia Ola coexistencia de las comunidades de las cuales ellos ha"ían sermoneado la separaciónP F5i es posi"le que los 5er"ios. y singularmente !rente a los países ára"es y de la región del Aar <o'o L ?ol!o. sino tam"i%n para que 7lemania retomara la iniciativa en la región. tirando le0a so"re el !uego L a trav%s del reconocimiento de la independencia de Eslovenia y de 6roacia. .com. 6uriosamente.mperio del caos y la guerra permanente El proyecto de dominación de los Estados 2nidos L la extensión de la doctrina Aonroe a todo el planeta L es desmesurado. sean cuales hayan sido sus límites y sus aspectos negativos L hizo estallar la unidad de la clase dirigente. .$i*ros&auro.os Estados europeos.a tesis que yo he desarrollado coloca el acento no tanto en los con!lictos de intereses del capital dominante como en la di!erencia que separa las culturas políticas de Europa y la que caracteriza a la !ormación histórica de los Estados 2nidos. deslizándose por la pendiente !ascista (la #ley patriótica$ ya le ha dado poderes a su policía !rente a los extran'eros L #aliens$L que resultan ser similares de los que !ue dotada la ?estapo) . . en el ayer !ieles partidarios de los Estados 2nidos en el con!licto Este 3este. Este proyecto.a erosión. . Estas proposiciones tampoco encontraron eco alguno. el e'e de los Calcanes L 6áucaso L 7sia 6entral prolonga al Aedio 3riente. una estrategia de este tipo no hu"iera tenido ning-n %xito.as condiciones esta"an dadas no solamente para permitir la o!ensiva del capitalismo salva'e sostenido por los Estados 2nidos y la 2nión Europea. >e los análisis propuestos anteriormente y que conciernen las opciones político estrat%gicas de los países de la <ivera :orte del Aediterráneo yo saco una importante conclusión1 la mayor parte de estos países. las cuales no aceptarán someterse. por qu% no hu"ieran podido coexistir en la gran /ugoslaviaG Evidentemente.a descomposición de Europa suroriental a partir de 1*J* cam"ió todo el pro"lema. estará !atalmente con!rontado al crecimiento de las resistencias crecientes de las naciones del @ie'o Aundo.Epílogo: Geopólitica Del Imperialismo Contemporáneo Samir Amin miem"ros de las dos alianzas (Durquía. lo que le permitió a los Estados 2nidos Ointervenir en pleno corazón de EuropaP En la estrategia de Bashington. cuyas !racciones intentaron !undar su legitimidad "a'o el nacionalismo. y se han convertido en o"'etos pasivos ante el expansionismo occidental. socios en el sistema del imperialismo colectivo de la tríada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful